Issuu on Google+

POR UN COMPROMISO CON LA CALIDAD DE VIDA Y LA EQUIDAD D. DESARROLLO URBANO Y CALIDAD DE VIDA PROPUESTA VIVIENDA DIGNA – AHORRO DE ENERGÍA El consumo más alto de energía eléctrica que se realiza después del industrial es el de los hogares. Los individuos en nuestra búsqueda del confort hacemos cada día más consumo de energía eléctrica al utilizar aparatos eléctricos, conocidos como electrodomésticos, en donde encontramos desde cuchillos eléctricos, abridores de latas eléctricos, hornos de microondas, estufas eléctricas, etc., y desde luego la cada vez mayor utilización de equipos para el acondicionamiento del clima al interior de las viviendas, pasando éstos desde el más sencillo abanico eléctrico hasta el más sofisticado equipo para el enfriamiento de aire o calentamiento también. Y este se debe principalmente al aumento gradual de la temperatura hacía arriba como hacía abajo, dependiendo de la ubicación geográfica de cada localidad, y por los efectos del clima cambiante que hoy registra temperaturas que van tanto en aumento como en disminución en forma irregular y creciente, provocada por los diferentes factores que están propiciando el llamado “cambio climático”, del cual una de sus principales características son los cambios crecientes de temperatura. Pues bien, esto nos afecta, y nos afecta cuando queremos un confortable lugar donde resguardarnos del clima, del que se trate.

Ing. Manuel Díaz Carvajal

1


Ubicándonos en nuestro contexto geográfico por coordenadas de latitud y longitud terrestre, son dos los factores atmosféricos que más nos impactan para tener mejores condiciones de ambiente al interior de las viviendas, la temperatura y la humedad. Es cierto que para lograr una sensación de confort en un clima caluroso como el nuestro con un simple abanico resulta agradable permanecer al interior de la vivienda. Pero qué pasa cuando esta vivienda está mal ubicada en posición a la insolación diaria y diseño de su construcción. Si se han considerado las condiciones ambientales más extremas en donde se construirán las viviendas y se realiza la edificación de las mismas dándole una orientación a la habitación en función del movimiento del sol y de los vientos dominantes, de la temperatura y humedad, estaremos ciertos que con ventiladores pequeños se podrían alcanzar niveles aceptables de confort. Pero si esto no se da, tendremos que utilizar ventiladores, ahora nombrados ciclones para tratar de mover el aire caliente y húmedo del interior de las viviendas, sin lograr un aceptable confort al interior de las habitaciones. Y en esta época las viviendas en mayor número de construcciones son las denominadas de “interés social” construidas solo en Quintana Roo por miles al año. Lo que llama la atención de estas viviendas además del número son los espacios reducidos donde se construyen y las también mínimas dimensiones de altura, ancho y largo de los espacios interiores. Desde luego que la orientación de la vivienda es en función del diseño urbano autorizado por las autoridades municipales o estatal Ing. Manuel Díaz Carvajal

2


correspondiente, y en donde podemos ver que aproximadamente un 40% de las viviendas se construyen con orientación al poniente, captando éstas la mayor insolación diaria. La propuesta es sencilla, DISEÑO URBANO HABITACIONAL para dar una mayor a la radiación solar a la vivienda, es decir, orientar el diseño urbano de viviendas procurando la menor cantidad de insolación de paredes y techos. Altura de techos de viviendas de al menos 3 metros, paredes de espesor de mayor capacidad aislante (bloques más anchos, concretos con agregados aislantes, etc.) sobre todo los expuestos a mayor radiación solar. Al igual que para los techos, reglamentado el diseño de cornisas o alerones que además de mejor el impacto del calor sobre las paredes ayudan a prevenir la humedad en tiempo de lluvias. Ventanas de mayor dimensión para permitir mayor flujo de aire al interior de la vivienda y mejorar la distribución del mismo, ventanas útiles en un 100% de su espacio, no únicamente el 50%, utilizando cristales de características polarizantes o traslucidos, no claros o transparentes. Y desde luego regularizar la construcción con materiales de mayor aislamiento térmico para paredes y techo de las viviendas. Como podemos ver son unas cuantas condiciones para mejorar condiciones del hábitat en viviendas de cualquier categoría. Y los ahorros de energía son de más del 20% de la facturación, porque hasta los refrigeradores están en mejor transferencia de calor para enfriar sus productos. Ing. Manuel Díaz Carvajal

3


Desde luego se instalaran menos abanicos y aires acondicionados los cuales no solo consumen mayores cantidades de energía sino también tienen sus productos nocivos al ambiente. En conclusión se debe legislar y normar con reglamentos federales, estatales y municipales el diseño de casas habitación de cualquier tipo con dimensiones de altura de techos de al menos 3 metros, del aislante y grosor de paredes y techos, de obligar a construir alerones en techos y paredes, ventanas más grandes de mayores dimensiones proporcionalmente a la habitación procurando mejorar la calidad de vida de sus habitantes, bajar el consumo de energía eléctrica, apoyando así la economía familiar, protegiendo al ambiente y contribuyendo al desarrollo de la nación. GRACIAS ATENTAMENTE ING. MANUEL DÍAZ CARVAJAL SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN DEL COMITÉ DIRECTIVO ESTATAL DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL

Ing. Manuel Díaz Carvajal

4


VIVIENDA DIGNA_AHORRO DE ENERGIA