Issuu on Google+

LA PARTICIPACIÓN SOCIAL EN EL DESARROLLO SUSTENTABLE Por. Alba Herrera Rivas Durante los últimos años, Tamaulipas ha sido un dañado por la violencia

y

la

inseguridad,

a

lo

cual

se

le

han

sumado

problemas económicos y aquellos que pudieran parecer estar fuera de nuestras manos: los desastres naturales como efectos del cambio climático. Algunos han buscado en la migración la solución a ciertos problemas, pero no hay que olvidar que planeta para vivir solo tenemos uno, y no podemos huir de él. Otros seguimos aquí, luchando desde el corazón por recuperar nuestros espacios públicos, por conservar nuestros recursos naturales,

para

dejar

nuestro

entorno

mejor

de

como

lo

encontramos. Ni el buen gobierno, ni la legislación ambiental solos pueden resolver los problemas vinculados

a los recursos naturales

si no es con la participación integral de la sociedad. Son las redes sociales las que deben fortalecerse con lazos de confianza y diálogo entre las instituciones públicas para lograr

un

desarrollo

sustentable

que

asegure

sus

tres

pilares: el ecológico, el social y el económico. El Nuevo Gobierno, debe fomentar las bases para la acción social sustentable, proveer de las herramientas necesarias para que la sociedad se exprese y actúe.


¿En este sentido qué herramientas podemos esperar por parte del Buen Gobierno? -Capacitación ambiental

a

en

desarrollo

las

de

organizaciones

proyectos de

la

de

mejoramiento

sociedad

civil

y

a

grupos ciudadanos. De esta manera, propiciamos que las acciones no se queden en buenas intenciones, sino que tengan rumbo, puesto que sabemos que hay planes que fracasan, pero no queremos fracasar por no hacer planes. -Foros de integración de clubes ambientales. Mediante estos espacios, se propician lazos de integración y sinergia entre ciudadanos promuevan naturales,

activos el

que

buscan

aprovechamiento

la

educación

concretar

sustentable

ambiental,

proyectos de

el

los

que

recursos

desarrollo

de

tecnologías de desarrollo limpio, el reaprovechamiento de los residuos,

así

como

acciones

de

mitigación

del

cambio

climático. -Apertura de espacios públicos para la educación ambiental y el

voluntariado.

Algunas

organizaciones

solo

necesitan

un

espacio el cual aprovechar para llevar a cabo acciones de conservación y de educación hacia los niños y jóvenes. -Creación

de

fondos

para

la

operación

de

proyectos

de

mejoramiento ambiental dirigidos por grupos ciudadanos. La capacidad operativa del gobierno es limitada. Debemos migrar


hacia

devolver

a

los

ciudadanos

los

recursos

para

la

operación de proyectos, pues lo que se construye entre todos, se cuida mejor. -La integración de los Consejos Escolares de Participación Social en proyectos de mejoramiento ambiental, pues es a través de las organizaciones vinculadas a la educación donde encontramos desarrollo

una de

fuerte

una

oportunidad

sociedad

que

para

crezca

fortalecer

con

miras

al

a

la

sustentabilidad. -Destacar a la ética ambiental como un eje fundamental de las políticas públicas, teniendo como base a grupos ciudadanos organizados para su propaganda y difusión. -Editar

y

difundir

publicaciones

de

apoyo

que

guíen

las

acciones de aquellos ciudadanos que trabajan en el ámbito de la educación ambiental no formal. Cada

día

consciente

la

sociedad

de

su

tamaulipeca

entorno.

se

vuelve

Tamaulipas

está

más

activa

y

despertando,

Tamaulipas está empezando a actuar y debemos seguir sentando las bases para dejarlo crecer.


13Educación y Salud Ambiental - Lic. Alba Herrera Rivas