Issuu on Google+

AngĂŠlica Arias Ortiz


«Escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido. 3 Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá. Habacuc 2:2-3


Tテコ, SEテ前R, eres mi porciテウn y mi copa; eres tテコ quien ha afirmado mi suerte. Salmo 16:5


«Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.» Juan 15:5



Galeria de mi vida