Page 107

Capítulo 8 Amor donde había miedos Convivir con niños que nos temen puede resultar más manejable y cómodo. Aparentemente nos permite vivir más tranquilos, pero no en espíritu. Pues en el fondo sabemos que estamos con ellos para alcanzar otra manera más luminosa de caminar juntos. También sabemos que un niño crecerá más (sobre todo en su interior) alejado de sustos y miedos. Los miedos no son necesarios ni aconsejables en la vida de nadie. Tan sólo deberíamos mostrarles los peligros reales, sin exagerar y mucho menos adornándolo de personajes siniestros e irreales. Guardamos memoria del miedo para preservar nuestro cuerpo, por ejemplo de ser atropellado por un coche, pero se trata de un miedo que dura el tiempo inmediato de la experiencia misma, como el de la liebre al saber de un depredador cerca. Pero del mismo modo que la liebre no se pasa una sola noche de su vida en su madriguera temiendo por el depredador, nuestros niños pueden pasar su infancia sin temer peligro alguno más allá del inmediato.

www.DespertarEnLaLuz.com

Profile for Angel González

Pintará los Soles de su Camino - Cristina Romero Miralles  

Un libro para las Almas de l@s niñ@s, que son, que fuimos, que serán

Pintará los Soles de su Camino - Cristina Romero Miralles  

Un libro para las Almas de l@s niñ@s, que son, que fuimos, que serán

Profile for angelga
Advertisement