Page 1

Las mujeres de ayer y hoy

1


ÍNDICE 1. INTRODUCCIÓN ------------------------------------------------------------ 3  OBJETIVOS ---------------------------------------------------------------3  DESARROLLO HISTÓRICO ---------------------------------------------3  IMÁGENES ---------------------------------------------------------------3 2. ENTREVISTAS -------------------------------------------------------------- 12          

3.

CASO 1 -------------------------------------------------------------------12 CASO 2 ------------------------------------------------------------------ 15 CASO 3 ------------------------------------------------------------------ 18 CASO 4 ------------------------------------------------------------------ 23 CASO 5 ------------------------------------------------------------------ 27 CASO 6 ------------------------------------------------------------------ 30 CASO 7 ------------------------------------------------------------------ 33 CASO 8 ------------------------------------------------------------------ 36 CASO 9 ------------------------------------------------------------------ 38 CASO 10 ---------------------------------------------------------------- 42 CONCLUSIONES ------------------------------------------------------ 45

INTRODUCCION 2


El trabajo que planteamos se centra en la transformación del sistema sanitario en España, viendo tres etapas fundamentales; Dictadura, Transición y Democracia. El objetivo principal es ver como ha evolucionado la sanidad pero también como ha ido consolidándose en la sociedad, profundizando en la educación sanitaria que paulatinamente ha ido tomando importancia y adaptándose a las condiciones socio-culturales.

T

enemos que tener en cuenta para entender el estudio el contexto histórico de las tres etapas. La dictadura de Franco comprendió desde 1939 a 1975, casi 40 años que marcó profundamente la vida de los españoles. Dicha etapa empezó después de una guerra, la Guerra Civil Española (1936-1939), que dejó consigo numerosas muertes, daños económicos, en las infraestructuras, hambre, pobreza y, en general, una población sumida en la desgracia que contaba con muy poco para abastecerse. Estamos hablando de una postguerra que dejó unas condiciones pésimas para el mantenimiento de un órgano tan importante como es la sanidad. Pero ésta tampoco tenia una distribución equitativa para la población antes del enfrentamiento bélico. El 14 de diciembre de 1942 se constituye el Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE) bajo la tutela del Instituto Nacional de Previsión (INP) y dependiente del Ministerio de Trabajo como un sistema preparado para cubrir los riesgos sanitarios de los trabajadores que estuvieran afiliados (estaban obligados por el empresario) a través de una cuota vinculada al trabajo. Este seguro marcaba unos límites tanto en asistencia médica como en la farmacéutica, que se realizaban a través de los consultorios de la Obra Dieciocho de Julio y organizados por el INP. Los recursos del S.O.E. estaban constituidos por la aportación del Estado, como subvenciones, donativos, legados y rentas de bienes propios del mismo S.O.E: las rentas de los trabajadores y las cuotas de los empresarios, a partes iguales, siendo responsable de su pago el propio empresario al descontar a cada trabajador a su cargo la parte que le corresponde al abonar sus haberes. Dado que la atención a la salud de la sociedad ha ido siempre detrás de la evolución de sus necesidades, sin alcanzarlas nunca, por una constante

inadaptación de las estructuras sanitarias en cada época, pocos profesionales que no cubrían las expectativas del Gobierno. Era una ley bastante progresista hablando de un sistema autoritario, que marcaría un origen y una guía para las posteriores reformas en la sanidad. En estos momentos debemos entender que la clase española estaba bien diferenciada según el nivel económico de cada familia, y que la medicina popular estaba presente día a día en la casa de los ciudadanos, pasando generación tras generación y sin perder la fuerza en la que la gente creía y cree. Debemos destacar otras medidas que se tomaron para organizar y establecer una especie de seguridad social del momento: -

-

-

En 1938, en plena Guerra Civil en el bando Nacional, se crea el Fuero del Trabajo, que puede considerarse el cimiento sobre el que se harían las futuras regulaciones sanitarias En 1945 en el Fuero de los Españoles se da un cuadro más amplio a los seguros sociales En 1963 aparece la ley de Bases de la Seguridad Social cuyo objetivo principal 3


-

era la implantación de un modelo unitario e integrado de protección social, con una base financiera de reparto, gestión pública y participación del Estado en la financiación. A pesar de esta definición de principios, muchos de los cuales se plasmaron en la Ley General de la Seguridad Social de 1966, con vigencia de 1 de enero de 1967, lo cierto es que aún pervivían antiguos sistemas de cotización alejados de los salarios reales de trabajadores, ausencia de revalorizaciones periódicas y la tendencia a la unidad no se plasmó al pervivir multitud de organismos superpuestos. En 1972 la Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora intentó corregir los problemas financieros existentes, si bien, agravó los mismos al incrementar la acción protectora, sin establecer los correspondientes recursos que le dieron cobertura financiera.

La transición corresponde al período de tiempo de 1975- 1979 (consolidándose en 1982), acabando con el comienzo del partido PSOE. Hasta entonces había estado en el gobierno de Adolfo Suárez con UPD, establecido poco después de la muerte de Franco para llevar a cabo la transición. Fue una época de cambios tanto a nivel económico como socio-cultural, abriendo puertas al pluralismo político y a nuevas formas de pensamiento. A partir de 1975 se promueven desde la Jefatura de Sanidad las mejoras de la atención primaria. Se crean así, entre 1975 y 1978, con subvenciones del Estado y mantenimiento de los ayuntamientos. Esta orientación hacia la Atención primaria y a la gestión participada de los centros se refuerza por la tendencia internacional de la conferencia OMS-UNICEF en Alma Ata

(octubre de 1978). La transición política de España, 1975-1979, repercute en la sanidad en el ámbito organizativo y en el político. En el organizativo la dispersión e incoordinación de organismos con responsabilidad en materia de salud a nivel del Estado, característico en el inicio de la década, condiciona la integración de todas las piezas del sistema sanitario en el Ministerio de Sanidad (1977, primer ministro D. Enrique Sánchez de León), lo que da origen al nacimiento de las delegaciones territoriales y a la supresión de la Jefatura de Sanidad (1979). Algunas leyes que se establecieron: 1.

La asistencia sanitaria a los internos penitenciarios a que se refieren los artículos 3ºy 4º de la Ley 1/1979, de 26 de septiembre , y disposiciones concordantes. 2. La asistencia sanitaria a mutilados civiles y militares como consecuencia de acciones de guerra o defensa del orden público y la seguridad ciudadana. 3. El Gobierno, mediante Real Decreto, a propuesta conjunta de los Ministerios Interesados, dispondrá: a) La participación en el Sistema Nacional de Salud del Instituto Nacional de Toxicología, Medicina Forense, Servicios Médicos del Registro Civil y Sanidad Penitenciaria. b) La participación y colaboración de los Hospitales Militares y Servicios Sanitarios de las Fuerzas Armadas en el Sistema Nacional de Salud, y su armonización con lo previsto en los artículos 195 y 196 de la Ley 85/1978, para garantizar, dentro de sus posibilidades, su apoyo al Sistema Nacional de Sanidad. c) La plena integración en el Sistema Nacional de Salud de los Hospitales Clínicos o Universitarios y las 4


peculiaridades derivadas de sus funciones de enseñanza, formación e investigación. d) La participación en el Sistema Nacional de Salud de los Laboratorios de Aduanas y del control de las exportaciones e importaciones.

En 1978 se aprueba la constitución por referéndum, donde la población veía en ella una esperanza a ir a mejor en el futuro. En cuanto a la sanidad, encontramos principalmente el artículo 43, que nos dice textualmente: 1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud. 2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto. 3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo, facilitarán la adecuada utilización del ocio. Con esto se pretendía conseguir una igualdad social a la hora de recibir atención médica, independientemente del nivel social. Y en el artículo 41 se regulaba la Seguridad Social: Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.

sanitaria de los funcionarios del Estado (MUFACE, ISFAS y MUGEJU). También se implantó el MIR como sistema de acceso a la profesión médica

Estando ya en plena democracia, el 14 de Abril de 1986 aparece la nueva Ley General de Sanidad (BOE 101/1986). La ley reconoce a todos los ciudadanos españoles y extranjeros que tengan establecida su residencia en territorio nacional, el derecho a protección de la salud y a la atención sanitaria de los mismos. Por ello, establece que el sistema sanitario debe modificar el plano organizativo y descentralizarlo proporcionando mayores competencias a las Comunidades Autónomas y Corporaciones locales o ayuntamientos a través de la institucionalización.. También se establece un principio de igualdad y una participación ciudadana en la administración sanitaria. A partir de aquí en nuestro trabajo vamos a presentar 10 entrevistas a mujeres que han vivido las tres etapas y abarcaremos el tema de la sanidad actual con el objetivo de ver cual es la crítica y si se establece un buen servicio al ciudadano. La muestra son mujeres debido a que en la gran mayoria eran ellas las que llevaban a cabo el control y el mantenimiento de la salud en su familia.

En esta etapa además, entre 1975 y 1978 se crearon los regímenes de protección social y

5


IMAGENES

Tarjeta de abastecimiento, 1945.

Tras la Guerra Civil española (1936-1939), a los españoles todavía les quedaba por soportar una dura posguerra agravada por la autarquía y el aislamiento internacional del régimen franquista. Hasta 1953, la cartilla de racionamiento fue la salvación de muchos españoles para no morir de hambre, pero también permitió el enriquecimiento de algunos con el mercado negro o “estraperlo” que se originó al margen.

Material quirúrgico que se empleaba en los quirófanos durante el franquismo.

6


Cartilla de Ahorros de la década de los 50, cuando se crearon los primeros bancos. Las mujeres no tenían derecho a ella, hasta 1970, que se decidió eliminar dicha norma.

El Instituto Nacional de Previsión (INP) (España) fue creado por Antonio Maura y promulgado por Alfonso XIII por la Ley del 27 de febrero de 1908. Fue la primera institución oficial encargada de la Seguridad Social y de la asistencia sanitaria en España. El SOE queda a cargo del INP, como entidad aseguradora única, y entre las prestaciones del Seguro, estaba la asistencia sanitaria en caso de enfermedad y maternidad, e indemnización económica por la pérdida de retribución derivada de las situaciones anteriores.

Antigua cartilla emitida por el Instituto Nacional de Previsión del Ministerio de Sanidad y Seguridad Social.

7


Sanitario antituberculoso, 1950. Como este, habías muchos más debido a la gran frecuencia de casos con pacientes tuberculosos.

La publicación "VIDA", una hoja mensual de los jóvenes y aspirantes de Acción Católica de Chinchón, del que se editaron sólo seis números, de enero a junio de 1950. Algún día os contaré algo más sobre esta publicación, que un grupo de jóvenes de Chinchón se atrevieron a publicar en aquellos años, tan poco propensos a estas aventuras editoriales.

8


Durante la Guerra Civil, los enfermos del Hospital del Hospital Provincial, fueron trasladados al “sanatorio de Almagro”. Con este documento, el director del Hospital Subalterno demanda fármacos para abastecer a las farmacias que se quedaban sin reservas y los enfermos tendrían que dejar de recibir su tratamiento.

El 15 de diciembre de 1976 se convocó un Referéndum como un primer paso hacia la democracia. Los ciudadanos respaldaron la Ley para la Reforma Política en un 94,2%, pero los el porcentaje de los que votaron fue menor 77,4%. Finalmente la reforma se aprobó y se dio paso a la democracia.

9


Nota que determina las normas que debían seguir los padres que inscribían a sus hijos en el dispensario de higiene infantil.

Dado a la gran mortalidad infantil, el dispensario de higiene infantil era una serie de actos higiénicos que se debía seguir con el fin de rebajar dicha tasa de mortalidad por enfermedad y mantener la salud de los niños. Idea que comienza en 1946 con la publicación de Concepto Moderno de un Dispensario de Higiene Infantil, por la Dirección General de Sanidad.

10


Se trata de la típica foto que encontraríamos en un hospital de acabada la guerra, como característica principal es una sala grande en la que se ubicaban muchos enfermos y donde las enfermeras eran la persona que realmente estaba día a día con los pacientes

Vemos en la imagen un maletín de médico y fuera alguno de los objetos que llevaba consigo cuando iban pasando consulta. El material es poco higiénico y lo utilizaba varias veces, trayendo consigo enfermedades como la hepatitis

11


Entrevistas CASO 1 Mujer de 70 años, nacida en 1942. Vivió en una casa de campo cerca del pueblo de Villacarrillo, Jaén. Sus padres fueron agricultores de la oliva. Eran cuatro hermanos de los cuales ninguno pudo recibir ninguna educación ya que el colegio más cerca que tenían era a tres kilómetros y para ello, tenían que coger un barco que cruzara el río Guadalquivir (5 ptas cada uno) pero su economía no se lo podía permitir. A los 25 años se trasladó a la ciudad de Valencia, donde se casó y tuvo tres hijos. Sus trabajos tenían salarios mínimos. ¿Usted o alguien de su familia ha sufrido alguna enfermedad grave? ¿Lo pudieron solucionar? ¿Los médicos fueron competentes con su trabajo? Cuando yo aún era muy pequeña, unos 4 años, mi padre cayó enfermo. Estuvo en casa una temporada porque allí en el campo no había ningún médico al que se pudiera acudir. Como no se curaba, tuvieron que ir a Villacarrillo al médico para que le mirasen lo que le pasaba. Uno de los síntomas fue que se puso amarillo, entonces los médicos pensaron que se trataba de un caso de paludismo o que también era conocido como las “calenturas maltas” y le dieron un tratamiento para eso, unas pastillas amarillas muy pequeñas de quinina. Pero el tratamiento que le dieron no funcionaba y de amarillo, pasó a un color más pálido porque decían que se estaba quedando sin sangre. Los médicos no pudieron curarle y murió a los 53 años. Al final descubrieron que tenía hepatitis que no supieron identificar. ¿Para ir al médico tenías que pagar? ¿Y los medicamentos eran gratis? En ese momento no sé si pagaban las consultas al médico, pero lo que sí que se es que las medicinas sí que se pagaban, y eran muy caras.

En 1942 se formuló la ley de un Seguro obligatorio para los trabajadores, ¿vuestra familia no estaba cubierta en ese seguro? No, nuestra familia no estaba cubierta bajo ningún seguro. Vivíamos en el campo porque mis padres eran agricultores, no trabajadores. En principio, nosotros no íbamos al médico porque antes te ponías poco enferma. Podías constiparte y estar varios días en la cama con fiebre, pero lo que no se podía era ir al médico porque no había en esa zona. Para ver a alguien te tenías que ir al pueblo que estaba a algunos kilómetros. Si no acudían al médico, ¿tenían algunos remedios caseros para curar algún tipo de dolor? No, bueno, el remedio casero era quedarse en cama mientras la persona tuviese fiebre y darle cosas calientes como caldo, infusiones de poleo… pero ya te digo, antes era muy difícil caer enferma. Lo que sí que hacíamos era curar el empacho. Esto era cuando tenías una infección en el estómago porque alguna comida te había sentado mal. Para curarlo utilizábamos apio, lo picábamos con el mortero y lo dejábamos formando una pasta de apio. Luego la persona que tenía el empacho se ponía tumbada con un trapo encima del estómago y encima, se ponía la 12


pasta de apio. Se dejaba descansar a la persona durante media hora y el efecto que tenía era expulsar todo lo que tenía en el estómago bien yendo al servicio o provocando un vómito. Luego, también había plantas de “llavoretes” o “matalauras”, que en castellano creo que se llaman “anisitos” y servían para eliminar los gases de la tripa. ¿Es usted creyente? ¿Cree que enfermedad es un castigo de Dios?

la

Sí, yo creo en Dios pero nunca voy a la iglesia. Los enfermos se ponen enfermos porque antes había menos cuidado que ahora… pero antes se ponía la gente menos enferma también. ¿Ha acudido usted a algún curandero? No, a curanderos tampoco he ido. O bueno, una vez llevé a mi hija, (cuando ya estaba en la ciudad) a una masajista porque no comía. La llevé a la mujer para que viese si mi hija tenía algo malo en la tripa pero me dijo que no.

prueba para esa enfermedad porque era contagiosa. Afortunadamente ninguno la había contraído. ¿Cómo fue el cambio del medio rural a la ciudad en cuanto al acceso a la sanidad? ¿Teníais seguridad social? Cuando nos fuimos a Valencia a vivir, tampoco estábamos cubiertos por la seguridad social porque aun no habíamos trabajado. Luego mi marido se puso a trabajar y ya le dieron de alta en la seguridad social para toda la familia. Luego el cayó enfermo de poliomilitis y tuvo que dejar de trabajar. Entonces luego nos quitaron de la seguridad social. Pero mi madre, tenía una cartilla de pobre de Caritas y la atendían en el Hospital Virgen de los Desamparados [Caritas es una entidad que pertenece a la Iglesia católica instituida por la Conferencia Episcopal]. Ese hospital era para los que no tenían nada o poco dinero. Allí atendían a los más pobre sin tener que pagar nada. Pero yo como estaba casada con mi marido, no teníamos esa cartilla.

¿Hubo algún otro caso en el que tuvisteis que ir al médico? ¿Fue una buena atención? ¿Pudieron diagnosticar la enfermedad?

Cuando cayó enfermo su marido, ¿recibieron algún tipo de ayuda por parte de la seguridad social?

Como ya he dicho, cuando cogíamos la gripe o algún constipado nos quedábamos en casa hasta que bajara la fiebre, pero hubo una vez, cuando tenía 6 años, que mi hermana cayó muy enferma por unas fiebres. Ahí sí que tuvimos que ir al médico porque la fiebre no le bajaba. Nos dijeron que tenía tuberculosis y como era infecciosa, el médico nos hizo unas pruebas para esa enfermedad pero afortunadamente no la teníamos ninguno más. Cuando le dieron la medicación, al resto de los hermanos nos hicieron una

No, todo lo contrario. Dijeron que mi marido no había cotizado lo suficiente para poder recibir atención médica y nos dijeron que debíamos a la Fe 353.000 pesetas. Nosotros no teníamos tanto dinero y tuvimos que hablar con un abogado para que no nos embargaran la casa ni algunas tierras que teníamos en Villacarrillo. Entonces el abogado nos dijo que pidiera en el restaurante el alta de la seguridad social a mi nombre en vez de mi marido y era yo quien empezaba a cotizar para la seguridad social. Lo que sí que daban eran 50 pesetas

13


por cada niño que tenía, como tuve tres, me daban todos los meses 150 pesetas extra. ¿Cómo y cuánto pagaba por la seguridad social? La seguridad social se pagaba por puntos, para que el seguro este nos pudiera cubrir, tenía que pagar 50 puntos, que en aquella época se llamaban así. Pero eran 50 pesetas creo. De las ayudas por tener tres hijos ya solo me quedaban 100 pesetas, y junto con mi sueldo, en total nos quedarían unas 200 pesetas para pasar todo el mes, en comida, agua y cualquier otra cosa. ¿El nacimiento de sus hijos fue en casa o en el hospital? Los dos hijos mayores nacieron en casa, pero la tercera ya me obligaron a ir al hospital (sobre los años 70) porque ya no te arreglaban los papeles de los niños ni venía tampoco la comadrona a casa. En eso es en lo único que no tuve ningún problema. Los embarazos fueron bastante bien. ¿Durante los años de enfermedad de su marido, hubo algún cambio en la seguridad social? En principio no, mi marido estuvo casi 9 años enfermo, y durante esos 9 años estuve yo a cargo de la seguridad social de mi familia. Después de este tiempo, él se hizo socio de la ONCE y empezó a vender cupones. Desde allí, le arreglaban los papeles para que fuese de nuevo él quien pagara la seguridad social y por eso dejamos de pagar los 50 puntos que me pedían a mi. Para ir acabando, ¿notó usted algún cambio en la sanidad durante la transición del franquismo a la democracia? Bueno, no recuerdo muy bien, porque nosotros seguíamos afiliados a la ONCE y

recibíamos atención médica gracias a ellos. Pero cuando mi marido falleció, ya nos pasamos a la seguridad social. En la que he estado hasta ahora y me han atendido sin ningún problema. Hace unos 20 o 25 años, me operaron de las rodillas y desde ahí que no puedo trabajar porque mis rodillas no pueden soportar mucho esfuerzo. Sin embargo, como solo coticé durante 9 años (antes de que mi marido se afiliase a la ONCE) actualmente no recibo ninguna pensión por invalidez. ¿Qué opina de la sanidad actual comparada con la que estaba instalada en el franquismo? Bueno ahora la medicina ha cambiado mucho, se ha vuelto mucho mejor por todos los avances científicos y médicos y no puedes comparar con lo que antes tenían los médicos. Con Franco nosotros no teníamos buena atención de los médicos porque mis padres eran agricultores y como mi marido se puso enfermo y dejó de pagar la seguridad social… Bueno, sí que iba al médico pero las medicinas las teníamos que pagar, y los puntos y a veces era un poco difícil. Luego ya cuando entró en la ONCE tuvimos seguridad social hasta que murió. Ahora, los médicos están más preparados y hay más especialistas para tratar las enfermedades. Ahora si que puedes ir al médico siempre, y creo que siempre que necesitaba ir al médico me atendían. ¿Y de la ley del aborto? Creo que no haría falta si las personas fueran más responsables con lo que hacen pero antes de tener un hijo que del que no te puedas hacer cargo, entonces para que no sufra es mejor abortar. Está mal pero si lo tuviera en esas condiciones, sería peor para el niño después. 14


CASO 2 Mujer Nacida en 1926, vivió la mayor parte de su vida en un pueblo llamado Alcublas un municipio de la Comunidad Valenciana. En medio rural vivió la mayor parte de la época del franquismo. Posteriormente, en los últimos años de la dictadura de Franco, se mudó a Valencia.

¿Eran una familia numerosa? No para nada toda mi familia hemos tenido siempre pocos hijos, éramos dos hermanos únicamente. En mi familia el que tenía más de dos hijos era un extraordinario. ¿Tuvieron algún económica?

tipo

de

necesidad

No, en ningún momento tuvimos necesidades económicas porque teníamos tierras y obteníamos beneficios de ellas. ¿Fue la escuela? ¿Era pública o privada? Fui a la escuela hasta los 14 años era pública y estaba en el mismo pueblo. ¿Qué tipo de enseñanza recibían? ¿Le enseñaron algún tipo de norma de higiene o métodos anticonceptivos? En la escuela no nos enseñaban mucho. Lo normal era que la mayoría de las cosas nos las enseñaran los padres o hermanos. Sabíamos sumar, restar y multiplicar pero no llegaban a enseñarnos a dividir. Más que enseñar a estudiar nos enseñaban las faenas del campo solo pocos de los del pueblo (los más listos salían con más conocimientos y yo siempre fui de las que se escondían para que no le preguntasen. No nos enseñaban ningún tipo de norma de higiene ni para no quedarnos embarazadas.

¿Cómo vivió la época de Franquismo? ¿En la época del franquismo padeció alguna enfermedad? Cuando Franco estaba en el pueblo fuimos a esperar a sus soldados porque pensábamos que traían comida. Durante todo el franquismo viví en el mismo lugar y no conocí lo que estaba pasando en las capitales. Como en el pueblo no teníamos la información ni de una radio no sabíamos nada de lo que estaba pasando en la capital solo los que iban a los bares donde si que había televisión se enteraban un poco más de lo que estaba pasando. No tuvimos muchas enfermedades pero cuando nos poníamos enfermos íbamos al médico del pueblo. ¿Cómo funcionaba el sistema de sanidad del pueblo? ¿Tuvieron algún problema para acudir al médico por el hecho de tener que pagar? En el pueblo había un medico y al había que pagarle mensualmente. De esta forma al mes nos llegaba un recibo y pagábamos. De esta forma accedíamos a los servicios de este médico. Los que queríamos además también teníamos un medico particular (y los que podíamos). No, no tuvimos ningún problema aunque no íbamos al médico por cosas poco importantes.

15


Cuando eran cosas de mayor gravedad normalmente nos mandaban a la capital. ¿Y posteriormente padecieron alguna enfermedad? ¿Tuvo algún problema para ir al médico por el hecho de ser de pago? Cuando llegue a Valencia el barrio estaba muy desolado, yo no había conocido lo que había pasado anteriormente y además tampoco teníamos acceso a médicos. Cuando nos poníamos enfermos íbamos a la cruz roja que estaba en el centro.

Fue lo que mejor hizo, es lo único que hizo. La gente por tanto iba más al médico. Pero solo tenían acceso los trabajadores. ¿Y cuando comenzó la democracia noto algún cambio respecto al sistema sanitario? Si, había más médicos a nuestra disposición. Cuando ya estaba la democracia la seguridad social fue mas o menos similar y ofrecían mas o menos lo s mismos servicios. Fue evolucionando y dando una mayor cobertura. ¿Es creyente? ¿Y en la ciencia? No, solo creo en los médicos. En la ciencia creo más que en la Iglesia, para mi los médicos son los mas inteligentes.

Respecto a los sanitarios de la época de franquismo ¿Piensas que eran competentes? Mi hija se constipó le pusieron penicilina y al tener poco tiempo murió, había pocos recursos pero en la época de franco comenzaban a verse avances en la ciencia. Pienso que eran buenos pero que todavía no había muchos adelantos. En valencia no había médicos accesibles porque no había seguridad social, existía la cruz roja en el centro y allí acudías. Luego en Valencia en la cruz Roja llevaban a cabo muy buen servicio. ¿Respecto a la seguridad social que aprobó Franco que opina?

Mi hija tubo un problema de bebe y me aconsejaron meterla en agua fría y calienta y una vez se me quedo inmóvil mi hija. El medico me aconsejo meterla en agua, cuando el medico se fue no metimos a mi niña y al siguiente día me pregunto y le dije que no había cumplido sus ordenes. Le explique lo que había pasado el día anterior cuando se puso mejor el medico dijo que la llevase la “Cova Santa” porque ella te ha curado. Yo al medico le respondí que la iba a llevar porque lo había dicho pero no porque pensara que ese lugar de culto la había curado porque y creo que quien realmente la ha curado es usted con sus cuidados. Quien diga lo contrario miente. Lo que un médico no lo cure nadie lo hará. ¿Cree en la enfermedad como castigo de Dios? Eso es un cuento no hay que créelo. Conozco casos que dicen que el señor lo es todo. Les pregunto: ¿Quién es ese Dios que

16


está dejando que gente se muera de hambre? Me gusta ir a misa porque creo en las personas pero con 86 años todavía no he visto a Dios cuando lo voy a ver. ¿Ha acudido alguna vez a curanderos? He acudido a muchos en valencia, Teruel y mas sitios pero tengo el mismo mal que tenia entonces porque acudía por artrosis y no me podían poner remedio. Íbamos por intentarlo pero no creíamos mucho en ello. En una ocasión acudí a una mujer curandera y ella me dijo que no podía ponerme remedio. Siempre he creído más en los médicos. ¿Qué opina de los ginecólogos? ¿Ha acudido? Si, me trataban en la cruz roja y en la facultad de Medicina, durante una época en la que acudía con frecuencia en intervalos de 2 meses. ¿Los médicos de la época eran buenos? ¿Cree que alguno era mejor que otro? A los que yo acudí eran buenos pero en el caso de que no lo hubiesen sido nos hubiésemos tenido que conformar porque lo único con lo que contábamos. Los médicos de la época además siempre eran los mismos. Trabajaban durante muchos años y muchas veces la profesión se transmitía a los hijos. Cirujanos no había en el pueblo pero no los teníamos mal vistos aunque puede influir mucho el hecho de que tampoco hemos tenido necesidad de operaciones nunca. ¿Está a favor de la ley del aborto?

Claro que si, el error más grande es tener más de 1-2 hijos porque si son esos son una alegría pero 5 o 6 es una ruina. Pero tampoco hay que abortar porque si ya que hay remedios para impedir quedarte embarazada, antes no había nada y la gente tampoco tenía mucho problema. ¿Escuchaste en algún medio de comunicación alguna campaña informado sobre el sistema de la seguridad social? Se informaba a la gente y se notaba que no había desavenencias entre los que lo promovían. Se escuchaba información sobre que iban a dar más cobertura pero sobre todo se notaba que se juntaban para notar las bases y las modificaciones. Y respecto a la medicina popular. ¿Conocía algún remedio? En mi casa no hemos sido mucho de eso. En una ocasión me aconsejaron tomar boldo que era para la garganta y para el constipado pero eso me lo aconsejo el médico. Recuerdo una herboristería que había en la calle Sagunto y acudía allí. ¿Cómo vivió la Transición? Se vieron avances muy buenos dio vida a España un cambio muy bueno. La gente no sabía mucho antes y por tanto al no estar el personal tan ilustrado no hubo demasiado revuelo. ¿Qué opina de la sanidad actual? La Transición y democracia fueron momento con mucha importancia ya que a pesar de ser partidos con ideologías diferentes lograron establecer las bases de un sistema común. En la actualidad los

17


mismos que antes se juntaron lo han estropeado todo y vamos a peor.

CASO 3 Mujer nacida el 17 de diciembre de 1923, nacida en Portalrubio de Guadamejud, en Cuenca. Labradores de siempre, padre y marido. Vivía en medio rural y a las 47 años se mudo a Valencia porque sus hijos sino no tendrían salida, más que eran 4 chicas y 1 chico y no podrían seguir labrando. No ha tenido contacto con personal sanitario en la familia .

Yo he estado 47 años viviendo en medio rural, y después a otro pueblo cerca de la ciudad.

No, si tenías que ir al médico, le tenías que pagar con trigo, a lo mejor una fanega. En el mes de agosto iba con un caballo por las casas, y tenía un mozo que le hacía la labranza.

¿A que se dedicaba?

¿Casos de enfermedades en la casa?

Era ama de la casa, me dedicaba a todo: a lavar, a fregar, a guisar, a hacerles los vestidos, jersey, los pantalones, a sollar, a coger olivas, si pones eso van a decir esta mujer… (risas)

A mi hermano, cuando era joven, cogió tuberculosis. Mi madre me trajo aquí a Portalrubio, como era un mal contagioso, teníamos unos ahorrillos, dice mi madre me voy a Madrid a cuidarlo, porque estaban los chicos de mi hermana, estaba yo… y se tiró 23 meses cuidando allí a mi hermano, se gastó todo. Cuando nos casamos no teníamos ni un duro, hasta para el vestido tuvo que darme mi marido 5 duros porque no tenia bastante, mi madre no tenia… claro.

¿Donde ha vivido?

¿Cuantos eran en casa? Cuando más hemos estado 9, 5 hijos, el marido y la mujer más las dos abuelas. ¿En clases daban charlas de sanidad? ¿Cuando iba a la escuela? Pues no, cuando iba a la escuela te daban el libro gordo de petete y con eso tenías para todos los años que estabas, no cambiaba. Comprabas el lapicero y ya está. ¿Escuela privada o pública? Escuela pública, solo de chicas, donde estaba el ayuntamiento antes (del pueblo donde vivía) ¿Tenían seguridad social?

¿Ella donde vivía allí? Porque no podría vivir en el hospital… Pues el día lo pasaba con las monjas, le cosía los calcetines a las monjas, le daba de comer. Por la noche pagaba en una casa, iba a coser una chica joven que se ve que era muy buena y dijo que había allí una mujer que lo estaba pasando mal, cuidando a su hijo tuberculoso allí en Vista Alegre, que se llamaba así el hospital. Y dijo que si podían 18


darle de comer allí en el hospital y muchas veces le daban un trozo de carne, siempre le ayudaba a subir las escaleras… ¿Allí solo estaban las monjas o había otro personal? No no, habían enfermeros, médicos, mi madre con lo que mas trataba era con las monjas, más que enfermeras lo que estaba eran las monjas, no te creas que… eran muy buena gente ¿Más casos en la familia? También con mi hija, Tomasa, que le dio una coz la mula y la llevamos al médico en Tinajas (el pueblo de al lado) y lo vio el practicante (como un ATS de la época) la vio y dijo que él no se atrevía a coserla , que le iba a dejar la cara algo desastroso y dice cógela la llevas a Cuenca y la dejan bien, pues a Portalrubio otra vez… y allí fue Antonio que me dijo que no me podía acercar a Cuenca, que era el que me había llevado a Tinajas. Allí solo era el cura el que tenía coche, y nada hablamos con él y ahora mismo nos dijo que nos llevaba. Cogió el coche y fuimos a cuenca, y dos o tres hospitales estaban medio cerrados, como era domingo decían que no abrían y dice pues vamos a tener que llevarla a San Julián digo pues que vamos a hacerle, tendremos que curarle, no iba a ir con el ojo medio destrozado, le dieron puntos por el ojo, por el párpado, no sé como no le saltó el ojo… fuimos a San Julián y allí sí, me dice una monja: ¿señora tiene usted algún seguro? Y digo no, (- que antes habían seguros?) sí, a lo mejor gente que tenía seguros pero nosotros no (- ¿no conocían las leyes que habían durante el franquismo?) no allí no conocíamos las leyes, luego a última hora el que tenía médico por si tenía que hacer alguna cosa del médico era el cabeza de familia, que si le pasaba algo a él podía ir a

un hospital sin pagar, a mi me costó en aquella época no sé si 2500 pesetas para curarle el ojo, vendimos el trigo. Cada noche 500 pesetas, por aquella época carísimo. (¿eran todo hospitales privados?) había unos que le decían dispensorios que era como un “hospitalete” con un médico o dos donde hacían gratis. A mi hija Socorro la lleve a un dispensario cuando estaba con la cabeza tan mal, no le sacaron lo que tenía, que estaba a lo mejor bebiendo del botijo, y se caía para atrás y el botijo roto, se ve que la cabeza… como tuvo meningitis no se quedó bien, la curaron, el médico, el practicante se portó muy bien, no sé si nos vacunarían o no yo creo que no. Ya se puso mejor, pero no se curó bien porque le daban mareos, cuando se fue a servir a Madrid estuvo con las monjas, porque ese año fue muy malo, recogimos 13 fanegas solo. Llamaron a un médico y le dijo que tenía la misma enfermedad que su hija, que su hija se murió porque no había el medicamento para curarla pero que a ella si, tú no sabes la penicilina que le compramos para curarla… y un frasco que parecían “cagarrutas” que no había cuando su hija, pero ahora sí, ya no se caía, mira como esta ahora… el practicante nos dijo que la penicilina le hacia la sangre agua sin embargo se curo, todos los cuartos que sacábamos de la cosecha eran para males Otra vez cayó la Arcangel (otra hija) mala con la hepatitis, eso que se pone amarilla, y me dice el médico le va a costar cara la enfermedad de su hija porque necesita mucho alimento y mucho tiempo para curarse, y le dije: ¿que le vamos a hacer? La tenemos que curar pues luego todo lo bueno para ella, las otras no querían comer porque decían que la otra comía a lo mejor un muslo entero, una pierna, tenía que comer. Me decían la otras yo de eso no quiero, no te parece lo que sufre una madre 19


cuando un hijo esta así y le pusimos una cama en el comedor (- ¿y te dijeron de que se trataba la enfermedad o el médico no te decía nada de lo que pasaba?) el hígado que se pone un poco mal y te pones amarilla… si te decía algunas veces tu hija tiene un catarro en el pecho, o tu hija tiene malo el pulmón (- te informaba de lo que te pasaba?) de lo que sabía porque era un médico de todo, los médicos de los pueblos eran médicos de todo y como casi no te llevaban al hospital casi nunca , pues la gente se moría (-¿no te mandaban al especialista por así decirlo?) no, nada nada ¿Allí en el pueblo había algún curandero? ¿Que vendiera hierbas o algo? No, ni allí ni aquí. Remedios naturales o caseros sí, manzanilla, bicarbonato… ¿Se lo pensaban mucho para ir al médico? Algunas veces, venía el médico a mi casa y me decía - eh que te faltan medicinas que no estas bien- porque habías gastado lo que habías comprado y ya no tenías dinero para más, una vez tenía un tratamiento de dolor y me lo terminé y cuando me lo terminé el médico lo supo y vino a mi casa y me dijo eh que te hace falta otro tratamiento (¿dolores de que? Dolores de piernas, de cuerpo) no podías, iba y claro tenías que comprarlo, y como valía 20 pues tenías que pedir dinero porque no tenías. Allí a una tía que tenía. Allí todas las medicinas, habían que comprarlas y al médico pagarle en dinero, que el médico del pueblo se caso en Cuenca y se fue a vivir a Chillaron Y después con el cambio de la sanidad, con la seguridad social ¿Cómo se enteraron? Mira, no, hijos eras pagaban apuntarse

muy sencillo. Cuando tenías 3 familia numerosa y entonces te muy poco, pero tenía que el marido al sindicato, que al

principio tenías que pagar 5pesetas que cada vez iba subiendo más la cuota, pero sino no pagaba los puntos a los muchachos, (¿qué puntos?) que pagaban por cada muchacho no sé si 50 pesetas, allí en Portalrubio. Aquí ya no éramos familia numerosa, porque las chicas ya eran mayores de edad (la Socorro y la Arcangel), aunque bueno otros 3 si que eran menores, creo que también nos pagaban aquí. Aquí ya como mi marido tenía seguro entrabamos todos en el seguro, ya lo tenía cuando se fue, como estaba trabajando ya le hicieron la tarjeta. Al venir aquí nada más llegar, cogí al muchacho, mi hijo Luis, que se rompió el brazo, teníamos que ir a Benetússer y de allí nos mandaron a Monteolivete, una mujer que nunca había estado a Valencia… risas. Cogí el autobús que me llevaba a Valencia y de ahí en taxi al hospital, menos mal que llevaba dinero, cuando llegué me dijeron: mire ya se ha pasado la hora, esto esta cerrado coge usted paso y vaya al hospital, mismamente a la Fe, y otro taxi para allá. Cogieron al muchacho y estuvieron un rato, se lo escayolaron mi marido desesperado… (¿Pero si tenías contratado el seguro con un hospital daba igual al que fueras?) Entonces ya con el seguro, teníamos ya la tarjeta con toda la familia y claro lo curaron allí. Salió una mujer que nos enseñó el camino para volver. Al mismo tiempo vimos que nos estaban buscando. Y ya nos venimos. ¿Y la imagen del médico allí en el pueblo? Era muy bien visto: el cura, el médico y el secretario, así le paso a la madre de la Violeta que se caso con el secretario que era 15 años mayor… risas. En tiempos de guerra que eran los amos, pues harían lo que quisieran… ¿Y ahora los médicos como crees que se ven? 20


Los médicos aquí igual con la seguridad social ¿Y cual crees que es mas respetado el especialista, el de cabecera, el cirujano…? A mi el que me trato muy bien era uno que le llamaban Francisco Bosch, que estaba yo muy mal de dolores, gastamos mucho, medicinas que costaban caras. Me sacaban mis hijas de la cama, y me asentaban y me daban hasta de comer. Pastillas y pastillas y ya fui a dispensario que habían dos o tres en Cuenca, y te veían los especialistas gratis, uno de esos y me sacaron unas pastillas que me dijo que con esto tenía que curarme enseguida, que es verdad, ya no me acuerdo si me las dieron gratis o me las tuve que comprar y eran rojillas y fui a mejor, es que se me hinchaban las manos, las rodillas… (-¿y que te dijeron que tenias?) reumas, que dicen que fui a sacarme una muela a Cuenca y se conoce que se infectó y no le sentó bien al cuerpo y se quedó medio paralizado y dicen que si le hubiera llegado al corazón me hubiera quedado muerta… (¿al que te hizo eso de la muela no le podías haber denunciado o algo?) ¿que le vas a denunciar? si entonces eran ellos los que mandaban, eran todos… médicos curas gobierno… los mandamases. Date cuenta; caí mala en agosto hasta marzo del año siguiente, sobre 1960 porque ya en el 75 o 76 murió Franco ¿Y con la muerte de Franco como cambio la sanidad con la transición? Se notó porque mucha gente que no estaba trabajando, que la que no trabajaba no tenia seguridad social, tenía que pagar. Fue cuando se puso Felipe a mandar cuando puso a muchísimos en la seguridad social, más de 20 millones en España es que habían muchísimos sin seguridad social. (- ¿y la gente lo aceptó? La gente que sí que tenia

seguridad porque pagaba sus impuestos quiero decir) hombre claro, es una cosa que como se va a morir una persona porque no trabaje… ahora lo tienen peor creo, con eso de los médicos, que si no trabajas no sé, que lo quiere cambiar, esas modificaciones que quieren hacer, no se como la harán ¿Que piensa sobre el aborto? Entonces estaba prohibido, me parece que fue Zapatero el que lo hizo, (- no, con Felipe consiguieron que si era por violación o había peligro para la madre pudieran abortar las mujeres) pero ahora para quien quisiera, hombre si una persona sale como un monstruo más vale que lo quiten, pero si es un niño que sale sano y salvo es un crimen… (- hombre pero si es una madre que no puede cuidarlo y lo tienen que criar sus padres…) pues sale adelante con los padres, lo peor para mi es abortar una persona que este bien si es ya de unos meses, cuando está formado, es un crimen una persona que va a salir, con 5 meses que esté embarazada una mujer es hasta peligroso para ella. Antes se lo intentaban hacer ellas solas y se morían, o con ayuda de otras yo no sé cómo, otras se iban a Paris, las ricas que tenían dinero se iban a Paris, claro claro, allí como estaba libre, le costaría bastante dinero, eran privadas. Allí salieron 3 o 4 con muchachos en Portalrubio, estaban muy mal vistas, les dejaba el novio y ya no se volvían a juntar (¿Tenían ayuda esas mujeres? ¿Podían trabajar o conseguir dinero?) allí? Para trabajar como no fuese para servir o segar pero otra cosa,(- ¿la gente de alrededor le daba de comer o algo?) mira con decirte que cualquier pobre de ahora come mejor que comían los ricos de entonces… allí era raro si guisabas arroz con carne o conejo, nosotros sí porque teníamos muchos conejos, estaba harta de sollar conejos… no comprabas carne y los muchachos estaban 21


bien alimentados. Se pasó mal, había gente que no tenía para comer, pero cada uno con lo suyo propio ya tenía bastante como para ayudar a los demás. ¿Del derecho de ahora de los médicos que tienen a abstenerse de hacer algo en contra de lo que piensen, qué opinas? Hombre ahora más vale que si no tienes confianza con un médico que no estés… (-¿por?) porque todo lo que te vaya a decir tú te piensas que no lo tienes, más vale que no vayas. (no, pero quiero decir, de a lo mejor de lo de abortar o lo de la pastilla del día de después se pueden abstener) claro que se pueden abstener… yo si tuviera una hija o una nieta no le diría que abortara… (Claro, pero un medico como servicio a la población tendría que estar dispuesto o no?) Eso depende también, es que tienen mucho compromiso los médicos, ahora cualquier cosa que tienes que hacerte tienes que firmar, ahora no firmas y te mueres la culpa es del médico y así como ha sido al gusto del otro. Y claro por ejemplo antes pagaban más o menos todos por el médico, y tendría que ser en condición de lo que tuvieran, el rico pagar más que el pobre que el pobre ya tiene suficiente con comer y pasar el día. Que después que el médico que había sabia un poco de cada y si te colocaba el brazo roto, a lo mejor después te salía mal, torcido. Y si no podía pagar alguien, ¿le dejaban morir?

de parto, nació el chico, saco el brazo, se conoce que metió el médico la mano y dice que dio un chillo (chillido) cuando metió la mano, no sé que lo que le arrancaría y se fue al otro mundo con la mano del chico fuera. Si es ahora lo cogen y lo llevan a un hospital, lo que sea. Pero entonces… yo parí los 5 en la cama, iba a lo mejor el practicante, con mi hermana o con mi madre… En el pueblo se pasaba mal, porque por ejemplo, la Basi (otra hija) se puso muy mala con fiebres y no estaba ni el practicante ni el médico, y allí nosotros poniéndole pañetes en la cabeza ¿Y las medicinas qué? ¿Las teníais cerca? En Huete, un pueblo de los alrededores, a 20 minutos en coche ahora. Mira mi padre tenía una hija que tenía la llaga (que preguntándole es como conocían a la difteria allí en el pueblo, porque se ponía una telilla en la garganta que asfixiaba muy rápidamente) fue a llamar al médico, cuando vino le recetó una inyección cuando vino de comprarla ya se había muerto, y más casos como dos hijas del tío Nicolás (su cuñado) tenían la llaga y por lo visto tenía el médico la inyección pero no quiso echársela porque tenía otra con un caso de llaga que era más amigo de él y se la puso. Y entonces en tiempo de la guerra no había, dicen que la chica se comió los dedos, se estaba ahogando una chica de 8 o 9 años que tenía…

Hombre en el pueblo no se si visitarían a los que no pagaban, en los hospitales como no pagaras no pasabas para eso estaban los dispensarios eran como una habitación, una clínicas mala, que lo hacían para la gente pobre que si no tenían donde ir les visitaran. Con decirte que una vecina mía que estaba 22


CASO 4 Una señora de 78 años de edad se ofreció con mucho gusto a ser entrevistada para nuestro trabajo sobre la evolución de la sanidad desde el franquismo hasta la actualidad, nacida en Puerto de Sagunto el año 1934. Su padre trabajaba en la fábrica de Altos hornos de este pueblo y su madre estaba desempleada, se ocupaba de tareas domésticas y de los cuatro niños que tenía. De niños, ¿pudisteis ir al colegio? ¿Era un colegio privado o público? Sí que fuimos al colegio. Estuvimos yendo al colegio hasta los 14 años. A partir de esa edad, había que continuar los estudios en otro centro, en la ciudad y poca gente se lo podía permitir. El colegio al que iba, era un colegio de monjas (solo para niñas) y era una especie de colegio privado porque, aunque los alumnos no pagábamos, solo podían ir a clase los hijos de los obreros (que trabajaban en la fábrica de Altos Hornos). ¿En el colegio recibían algún tipo de educación sanitaria? Es decir, algunas indicaciones para mantener una buena salud, alguna orientación sobre la sexualidad… No, en esos tiempos se daban las materias básicas para aprender a leer, escribir, matemáticas… y religión. Entonces, ¿es usted religiosa? Bueno, no puedo decir que no sea religiosa. Creo en Dios pero no soy practicante porque no voy a misa los domingos. Durante el periodo en que gobernó Franco, nos obligaban a ir a misa todos los domingos a que nos firmaran unos papeles que confirmaban la asistencia. Pero, cuando dejaron de controlar eso, cuando se marchó Franco del poder, dejé de acudir a las misas de la iglesia. Y cuando alguien enfermaba ¿creía que era por una especie de castigo, porque se lo

merecía, o porque simplemente tenía que pasar? Y cuando alguien se curaba, ¿pensaba que se trataba de un milagro o que la ciencia médica lo había curado? Para nada, la gente enfermaba porque es normal enfermar de vez en cuando, aunque sí que es verdad que la gente se ponía mala menos frecuentemente que ahora. Son cosas de la naturaleza. Cuando la gente acudía al médico y mejoraba, lo hacía gracias a las indicaciones y consejos de los médicos. La gente solía hacer caso de lo que ellos decían. Después del colegio, ¿a qué se dedicó usted? Pues después del colegio me apunté en un taller como aprendiz de costurera y aprendí a coser bien. Estuve unos años trabajando de costurera pero después, cuando instalaron el tren por el pueblo, era vendedora de billetes de tren. En cuanto al estado de salud de su familia, ¿qué me podría decir? ¿Sufrió alguien alguna enfermedad grave? Por desgracia sí, mi hermana pequeña nació con un problema en el corazón, porque le creció más de lo que debía o no recuerdo muy bien. Como no habían tantos recursos como antes, ni se podía operar un órgano tan complicado, a los 10 años de edad, finalmente falleció. ¿Pero fueron atendidos por un médico especialista? ¿Dónde tenían que acudir?

23


Aquí en el pueblo no habían médicos especialistas, solo eran médicos de familia que generalmente, si los llamabas acudían a casa nuestra, nos chequeaban y nos mandaban algún medicamento. Aunque algunas veces, los pacientes también podíamos ir a su casa porque no habían consultorios médicos. Fue a partir de los años 50 cuando inauguraron en el pueblo un centro de salud. Pero para ir al especialista teníamos que ir a Valencia donde estaban los grandes hospitales. Para ir al centro de salud de su pueblo, ¿se debía pagar algún gasto por los servicios o era público? El centro de salud estaba financiado por los Altos Hornos, así que los gastos de mi familia cuando iba al médico estaban cubiertos. No teníamos que pagar nada porque en el seguro que tenía mi padre como trabajador, estábamos incluidos todos.

¿Y las familias que no trabajaban en los Altos Hornos, entonces tenían que pagar para ir al médico? En el Puerto de Sagunto, la gente que no trabajaba en Altos Hornos generalmente trabajaba en la huerta, pero creo que fue en el año 44 cuando se instaló la seguridad social y la gente tampoco pagaba, pero tampoco podían ser atendidos por el centro financiado por la fábrica. Creo que había otro centro de salud para los de sanidad

pública y eran atendidos de la misma forma, de todas formas tampoco me hagas mucho caso porque como nunca acudía ahí, no sé cómo estaba eso. ¿Acudía a algún curandero? ¿O utilizaba hierbas medicinales o remedios caseros para curar algún malestar? No, la verdad es que hierbas no he tomado. Ni tampoco iba a curanderos. Bueno en cualquier caso, cuando te dolía la tripa podías tomarte algún poleo-menta, una manzanilla… pero si no se te pasaba acudías al médico. Yo recuerdo que una vez me dolía mucho el estómago y directamente fui al médico. Sufrí de úlcera y eso con unas hierbas no se me hubiera curado. ¿Usted ha tenido hijos? ¿Y dónde tuvo que dar a luz? ¿Había suficientes recursos y conocimientos para ello? He tenido tres hijos. Bueno, me quedé embarazada cuatro veces pero desgraciadamente uno de ellos falleció a los pocos días de su nacimiento. Los partos eran en casa menos el de mi última hija que ya nació en el centro de salud porque a la comadrona ya no la dejaban venir a mi casa. Pero los primeros embarazos, cuando rompí aguas, llamé a la comadrona y ella enseguida acudía a mi casa. Allí preparábamos la cama para poder dar a luz, y cuando el bebé estaba ya fuera de la tripa, limpio y en buen estado, se iba y yo me quedaba en casa reposando varios días. No tuve muchas complicaciones pero en un parto un parto, tuve una hemorragia después de que la comadrona se hubiese ido. Llamamos de nuevo al médico y ellos mismos me llevaron al hospital. Y una urgencia como esta sí que la pudieron solucionar correctamente, así que, en cuanto a recursos, no me puedo quejar.

24


Lo único fue lo de mi hermana con el corazón. Ahí el conocimiento y la tecnología no estaba tan avanzada como ahora y los médicos no pudieron solucionar nada. Creo que ya le he dicho que no hacían operaciones tan complicadas como trasplantes o baipases como ahora. ¿Estaba a gusto del trato que recibía antes de los médicos? ¿Y ahora, qué opina de sus médicos? Sí, el médico de familia lo tuvimos durante 20 años o así y ya había mucha confianza entre nosotros. Siempre nos atendió bien y estaba muy contenta con ella. Pero más adelante me cambiaron el médico de cabecera varias veces, eso era una cosa que no me gustaba nada porque parecía que le tenías que explicar todos tus problemas de nuevo y no había la misma confianza al contarle algún problema. Ahora, también creo que los médicos hacen bien su trabajo, lo que pasa es que desde que abrieron un nuevo centro médico, me han vuelto a cambiar de médico de cabecera cuando con el que estaba, estaba muy a gusto. Supongo que ahora, como ya soy mayor y voy más al médico, ya cogeré mas confianza con él si no me lo vuelven a cambiar. Otra cosa que he notado son las pastillas. Creo que los medicamentos de antes eran mejores, más específicos que los de ahora y creo que me iban mejor. Ahora creo que los medicamentos los hacen más genéricos y no me sientan tan bien. Por ejemplo, como yo sufro de tensión antes me daban unas pastillas que me iban bien pero las pastillas que me da ahora el especialista, no sé, parece que me van peor.

Dejando a un lado el régimen franquista, ¿se notó algún cambio en la transición del franquismo a la democracia en cuanto a la sanidad? Pues como la seguridad social se implantó hacia los años 44, creo que no. Desde ahí la sanidad no ha sufrido ningún cambio. Lo que si que se ha notado es que la medicina ha evolucionado mucho estos últimos años y que cada vez hay más tecnología y más avances médicos. Pero el funcionamiento del sistema es más o menos el mismo. Cuando ibas al médico te atendían de igual forma. Bueno, antes en el franquismo, los medicamentos sí que es verdad que eran gratis, te los daban directamente allí en la consulta o en las farmacias. Pero en la democracia se tenía que pagar un tanto por ciento del total. Pero ahora, como estoy jubilada, tampoco pago nada. Los jubilados no hace falta que paguemos medicamentos.

¿Cuál es su opinión general de la sanidad de antes? ¿Y la actual? En asuntos sanitarios no me he podido quejar, creo que lo único bueno que se sacó del franquismo es que la sanidad era muy buena y siempre que se podía, se recibía atención médica. Afortunadamente, antes la gente no enfermaba tanto porque si surgieran problemas como los cánceres de hoy en día, la gente hubiera muerto más. 25


Hasta ahora, todo el sistema sanitario creo que ha estado bien organizado, porque pienso que, afortunadamente, España es uno de los pocos países que ha tenido la salud garantizada mínimamente con los servicios que presta el estado. Pero ahora, con esto de la crisis ya veremos si sigue igual… Porque ahora, si se aprueban las nuevas reformas puede que haya que pagar un tanto por ciento para ir al médico. A lo que más hay que temer ahora es al futuro porque no sabemos cómo evolucionará. Pero lo mejor de la medicina de ahora son las nuevas tecnologías, y la precisión que tienen en diagnosticar una enfermedad o realizar una operación porque antes, por ejemplo operaban de apendicitis a mucha gente sufriera o no de esos dolores, sin embargo ahora esto no ocurre. Solo se realiza operación en casos necesarios. ¿Qué opina de la ley del aborto? ¿Está de acuerdo o no? Pues bueno, sí. No sé qué decir pero creo que está bien porque cada una es libre de hacer lo que quiera.

26


CASO 5 Mujer nacida en 1945, no ha trabajo en el sistema sanitario. Trabaja en la lavandería de un hospital desde los en Valencia, pero nación en Puerto de Sagunto. Ha estudiado hasta los años. ¿Durante la época de Franco tenía seguridad social? Hombre si, como tú, estás toda la vida trabajando y automáticamente ya te dan de alta, de toda la vida ¿Era familia numerosa? Si bueno, somos 5 hermanos y mi padre y mi madre en total éramos 7 ¿Y le hacían alguna ayuda por ello? No, bueno… nos hacían algún descuento en el autobús pero nada, muy poquillo. Íbamos de Puerto a Valencia y nos hacían algún descuento. ¿Hasta cuando estudió y se puso ya a trabajar? Hasta los 14 años, como todo el mundo, me parece que ahora son 16 o 18. Pero de toda la vida ha sido hasta los 14. ¿Y a nivel de promoción y educación sanitaria en el colegio? Había más educación que ahora, ahora no hay educación por parte de los alumnos y la culpa la tiene el gobierno, le ha quitado a los padres los derechos de pegarle a los hijos cuando haga falta y los hijos se han aprovechado, pero eso no viene de Franco eso viene del gobierno, pero no de este, sino de los anteriores y ahí ha estado el fallo, no culpemos a Franco. En tiempos de Franco las cosas iban mejor. Si los profesores castigan, sus motivos tienen, la culpa no la tiene el caudillo

¿Y charlas de higiene? Si nuestra higiene teníamos, en el colegio nos daban charlas y teníamos clases de corte confección. Dábamos lo que la mujer tenía que aprender. La libertad, vamos a ver no por vosotras, no es libertad es libertinaje, darse besos por ahí, enseñar el culo la mujer ¿Y en esas clases que se daba? Pues más o menos lo de ahora pero con más educación, al profesor se le respetaba. Ahora lo que hay es libertinaje y está todo mal hecho. La culpa no la tiene en tiempos de Franco, que es el gobierno, han dado manga ancha a la juventud, y claro ellos se han aprovechado. Pues si el profesor te tenía que castigar me parece muy bien, castigos normales, cara a la pared, con los brazos en cruz ¿Ha ido alguna vez de algún curandero? No, porque gracias a Dios yo nunca he tenido anginas, he ido siempre al médico. Yo he ido al médico para eso están los médicos. Si tiene que haber curanderos y toda esa gente, pero primero el medico. ¿Confiaba en los médicos? No bueno, no te puedes fiar porque también han sido estudiantes, son hombres y no son dioses y también se pueden equivocar. Si bueno he ido a un curandero, hace muchos años, tenia empacho pero quitando eso ya no.

27


¿Y cómo fue? El empacho, me hizo una frotas, porque hay médicos que esas cosas no las creen y existen, pero eso se cree y está ahí ¿Y cómo la encontró? En el pueblo donde vivo, antiguamente había una señora mayor que era curandera ¿Tenia alguna limitación para ir al médico, tipo ginecólogo? No yo, siempre he ido al ginecólogo, pero si es mujer mejor. Yo en mi época iba mas en la mujer que al hombre, yo pienso de otra manera, la juventud piensa de otra manera a la que pienso yo. Si es una mujer pues tienes más confianza le hablas mas, si es un hombre pues si no tengo mas remedio pues también voy al hombre no pasa nada.

Hombre, pues está mal. Tienen que arreglarla muchísimo está mal, las cosas como son. Yo no veo normal que si vienes de Francia te empadrones y tengas los mismos derechos, entre comillas, que yo. Por el simple hecho de empadronarte. Vamos a ver, tú eres hija de Dios como yo y todos tenemos derecho a un médico pero tú ya vas con la mente de decir ya, voy a España, me empadrono allí y tengo las mismas condiciones que si fuera de aquí. ¿Cree que tendían que regular eso?

¿Y las nuevas leyes de sanidad, por ejemplo la ley del aborto? Yo si estoy de acuerdo con eso, si tiene libertad para irse a la cama con cualquiera también lo tiene para quitarse el aborto si quiere ¿Usted ve la enfermedad como un castigo de Dios? No, eso no existe, eso ya pasó a la historia, castigo de Dios no

Entonces lo que no veo normal que venga una persona extranjera con idea que no, me espero, me empadrono en España y me opero en España. Si ha de pasar que pase en España. Pero que no vaya en con esa mentalidad de hacer. Si tienes allí seguridad social pues respeta lo tuyo. Pero eso no en tiempos de Franco, eso ha sido culpa del gobierno, pero no el de ahora, el de antes.

¿Es usted creyente? Mujer yo estoy bautizada pero no voy a misa, no creo en los curas solo en la iglesia, si quiero algo de la iglesia me meto cuando no está el cura y ya está, porque el cura puede ser mi padre por ejemplo.

¿Y cómo cree que esta la sanidad ahora?

¿Y los medicamentos los tenía que pagar? Toda la vida se ha pagado el medicamento. La que no ha pagado el medicamento es la viuda que no lo ha pagado nunca y los jubilados. Pero toda la vida se ha pagado, excepto en un tiempo. Pero luego empezamos a pagar el medicamento, que lo veo muy bien, los que estamos trabajando. 28


Pero las viudas y los jubilados no pagaban porque la pensión le queda muy baja y no se porque, pero es así. Se queda muy baja.

Lo veo mal, pero como castigo algo hay que hacer. Por la culpa de otros, lo pagamos todos.

No estoy de acuerdo con el abuso del medicamento, que también había antes. Tenían que haberlo controlado antes, no ahora. Perola culpa es de los otros gobiernos. Por ejemplo tengo una amiga que le hace falta una medicación y quiere utilizar mi tarjeta para sacarle gratis la medicación. Pero no, eso no es así. Yo no lo veo normal, yo nunca lo he hecho. Ha habido mucho abuso. Desde que están los ordenadores está más controlado. Y claro, luego eso a la gente le afectara en el estómago. Y más a las personas mayores. La hija le decía, como tu no hagas nada, sácame la medicación para el niño.

Pero ahora la viuda, también trabaja ¿cree que es necesario dejarle la medicación gratis también? Hombre ella es viuda por parte del marido, y ella está trabajando porque tiene que trabajar. Pero ella recibe los medicamentos porque está viuda por parte del marido. No tiene por qué pero la ley es así. Pero también tiene que pagar hacienda por parte de la declaración del marido y por parte de ella. No declara solamente su nómina sino que tiene que hacer la suya y la de su marido.

¿Cómo ve que pongan las recetas a un euro?

29


CASO 6 Mujer de 84 años, nacida en 1927. Durante su infancia residía en un pequeño pueblo de la Comunidad Valenciana, Alcocer de Planes. Desde los 9 años a ejercido de madre y ama de casa y no se formó en ninguna escuela. De clase baja, cuando se casó con su marido, hombre de un nivel social más alto, se mudó a un pueblo más grande, Benigánim, donde tuvo 3 hijos y más facilidades económicas. ¿En que año nació? En el 27, el día… no me acuerdo, tengo 84 años. Entonces… ¿Qué edad tenía cuando se produjo la Guerra Civil? Pues era muy pequeña, tendría unos 12 o menos años. Yo recuerdo que unas personas de aquí que no son familia, vinieron llorando a Alcocer de Planes, a mi pueblecito, donde yo he vivido siempre, preguntaban por el Padre Andrés. Pobrecitos… el primer año de guerra yo tendría 11 años, mi madre murió el último año de guerra. En aquel entonces, ¿Usted estudiaba? Yo no, cuando murió mi madre yo me encargué de mi padre y de mi hermano haciendo las comidas, remendando pantalones cuando iban al huerto y se los rompían, todas las tareas de casa. Entonces el dinero que entraba en casa era de los hombres, ¿no? Si. En aquella época, enfermedad en casa?

¿Había

alguna

La única que estaba enferma era mi madre, que murió de la vesícula. Como no se operaban, se ve que le reventó y murió. Se murió a los dos días de darle un cólico.

Pero, ¿No iba al médico a hacerse revisiones? Entonces solo estaban disponibles los médicos de cabecera, hacían dos rayas en un papel y ya está. No sabían como solucionar el tema. No es como ahora, que con dos inyecciones ya te pones bien. ¿Había muchas limitaciones a la hora de ir al médico o conseguir recursos médicos? No, no me acuerdo… pero no. Pero en aquella época vivíamos de lo que recolectábamos en el huerto y de los animales que criábamos, realmente no teníamos dinero como tal. Pero a la hora de ir al médico, ¿Cómo costeabais las visitas? ¿Tenías seguridad social? Entonces el médico venía a casa a verte, y no había que pagarle nada. Una vez me casé, yo solo he ido por la privada, nunca por seguridad social. Cuando era pequeña, ¿Fue al colegio? Que va… yo fui a unas clases hace unos pocos años para que me enseñaran a escribir y a leer, en aquel entonces tenía que ejercer el papel de madre para mi familia y no podía ir a la escuela. Si se firmar y escribir es por mi fuerza de voluntad. Mis amigas se iban al pueblo de Muro a coser, y yo me quedaba llorando en casa porque toda la vida me hubiera gustado ser modista. Pero no podía porque tenía que

30


arreglar a mi padre y mi hermano, hacer la casa… era imposible. Entonces, dado tu situación en aquel entonces, ¿Nunca te han enseñado nada de educación sexual ni métodos anticonceptivos? No, ni hablar. Tenías que tener hijos. Ay señor…. (suspiro) Cuando entró la democracia, ¿Usted noto el cambió? Claro que lo note… claro… ¿En que año fue la democracia? En el año 1975. Pues en ese entonces yo ya estaba casada y vivía aquí, en Benigánim. ¿Y noto un cambió en la sanidad? Claro y bien grande. Estas mejor atendida y hay más medicamentos. Aun seguía viniendo el médico a casa, yo no iba a los hospitales. ¿Cómo ve usted la ley del aborto? Pues para mi si están sanas y jóvenes no lo veo bien. Ahora, si vienen malformados y la madre tiene riego de morir, aborto. Había una mujer en el pueblo que en el parto de su 5 hijo murió, y los dejó a todos huérfanos. E incluso después el marido se volvió a casar y tuvo dos hijos más con la segunda mujer.

La nueva ley del aborto dice que una menor puede abortar siempre y cuando vaya acompañada de un tutor legal, en el caso contrario no podría hacerlo. ¿Usted lo ve bien? Yo creo que si. ¿Alguna vez has acudido a un curandero o persona con “manos milagrosas”? Ni pensarlo, yo nunca he creído es esas tonterías. Nosotros solo teníamos devoción por Dios e íbamos de misa a casa y de casa a misa. Pero, ¿Usted conoce algún método de la medicina popular? Yo no, ni pensarlo. No quiero ni verlos. ¿Por qué tiene usted está visión tan negativa? ¿Alguna mala experiencia quizás? Cuando era pequeña y sufría de amígdalas, me hicieron dos tonterías en la garganta para quitármelo, pero hasta que no me reventaron y me dieron penicilina, no me curé.

31


Entiendo… ¿Usted es creyente por lo que me ha dicho antes no? Si, mucho. Dios es Dios, él es él y punto. Ya hay muchas cosas en el mundo hechas pero Dios es Dios. ¿Piensas que la enfermedad es un castigo de Dios? No. Dios no castiga. Y, ¿Cree en los milagros?

¿Cómo vivió usted la transición?

Pues mira, si. Si que creo en los milagros. Mucho.

Bien, todo fue a mejor.

¿Se le ha cumplido alguna vez alguno respecto a la salud? A mi personalmente no. Pero pedir una cosa para otras personas y cumplirse si. La salud la sigo pidiendo día a día para todos mis familiares y toda la gente que lo pasa mal. Pienso “señor, que no se ponga nadie enfermo”. Porque creo en él y noto alivio en él.

¿Qué médico le merece más respeto? Hoy en día el de cabecera ¿El de cabecera? ¿Por qué? Porque yo siempre voy al médico de cabecera a Don Vicente Valor y también tengo a mi hijo, que cuando tengo algo viene y me ve y me dice que tengo que hacer. Entonces voy al de cabecera para que me haga análisis o lo que sea. Y estoy contenta con el y de mi hijo más. De todas formas todos los médicos son importantes, pero para mi el que más es mi hijo (el médico de cabecera).

32


CASO 7 Mujer de 87 años nacida en Calahorra municipio de la Rioja de familia de clase social baja vivió en medio rural hasta los 23 años cuando se mudo a un pueblo de la comunidad valenciana y posteriormente a la capital. ¿Dónde has vivido y donde vives en la actualidad? He vivido en Calahorra durante la infancia y juventud temprana. En Calahorra a los dieciocho trabajaba en una fábrica y vivía en un jardín cercano a la zona de trabajo. En Calahorra tuve problemas con su jefe y también me cambie de casa viviendo inicialmente en una zona próxima al lugar de trabajo y luego en una zona más céntrica. Luego me case y como estaban sus padres y hermanos en valencia primero vino mi marido a Valencia con mi hijo y después vine yo(no había habitación en ese momento). Inicialmente en Valencia vivió en un pueblo y posteriormente ya vino hacia la capital. ¿Eran una familia numerosa? Éramos cuatro hermanos y mis padres aunque una hermana murió cuando yo era muy pequeña.

¿En que trabajaba? ¿Y su familia? Trabaje en varias fábricas de envasado hasta que me case. Cuando mi marido no quería que trabajara y en ocasiones le ayudaba a él en la venta de pescado. Mi madre venia conmigo a la fábrica y mis hermanos trabajaban en un fábrica de ladrillos. ¿Tuvieron alguna necesidad económica? Trabajábamos todos y había poco dinero porque se ganaba poco comparado con el trabajábamos. Las condiciones económicas en la época de Franco eran buenas, después de la guerra mejoro la situación económica en el pueblo. ¿Qué piensas de los médicos de la época? Eran buenos confiaba en ellos aunque eran de pago pero no supieron encontrar la causa de mi enfermedad.

¿Fuiste a la escuela? ¿Era pública o privada?

Me dieron de vida tres días y en una de las ocasiones que acudí al médico me dieron insulina y me fastidiaron los ojos.

Fui a una escuela pública hasta el comienzo de la guerra civil y solo aprendí a sumar.

¿Cree en los curanderos? ¿Ha tenido alguna experiencia personal?

¿Quién le enseño las normas de higiene y de métodos anticonceptivos?

A los 23 años, empecé a encontrarme mal y los médicos no encontraban solución así que en ocasiones acudí a curanderos, gracias a ellas salí adelante.

Me lo enseño mi familia y de métodos anticonceptivos nada no nos explicaban ni lo que pasaba cuando te venía la menstruación.

Una curandera me dijo si este “Si usted hace lo que yo le diga este Dios no la mata”. 33


He acudido a curanderos y en la actualidad en ocasiones acudo.

Tras la muerte de franco se notaron cambios a mejor se ganaba más dinero.

Cuando estaba mala y los médicos no encontraban solución, escuche el caso de una curandera donde fui y ella me ayudo a curarme.

¿Qué opinas de la seguridad social que implanto Franco? Lo vi bien aunque no todos podíamos acudir solo los trabajadores.

Luego con el tiempo seguí yendo a la hija de la misma mujer pero ella a veces tenía algún problema porque tenía que esconderse de su marido para verme.

¿Recuerdas promoción en la televisión del sistema de seguridad social en la televisión?

¿Cómo vivió el franquismo?

No lo recuerdo aunque no veía mucho la tele.

Tuvimos contacto directo con tropas de la guerra pero no nos hicieron nada. Vimos entrar los tanques y después hicimos amistad con unos soldados italianos. A mi madre la llamaban mama pero cuando se fueron ya no volvimos a saber más de ellos.

Tras la muerte de Franco y ya en la época de la Democracia la sanidad mejoro. ¿Fuiste al ginecólogo?

Mi hermano fue a la guerra. ¿Tenias dificultad para ir al médico en alguna ocasión? Durante la época del franquismo no acudía al médico con normalidad porque tampoco me ponía mucho enferma. Pero cuando íbamos eran cosas importantes. Ya en Valencia, no tuvimos necesidades porque mi marido ganaba bastante dinero vendiendo pescado. Las matronas también estaban de pago, si alguien no tenía dinero no podía por tanto recibir la asistencia al parto. ¿Qué opinas de los médicos de antes? Eran buenos aunque en la actualidad son mejores porque Durante el gobierno de Franco racionaban todos los alimentos.

¿Qué opinas de la evolución de la sanidad tras la muerte de Franco?

se

Fui una vez porque pensaba que estaba en estado pero no volví. No hacía mucho asunto como no me daban solución me dijeron que tenía liquido en la matriz. Cáncer de mama me di cuenta mientras pintaba me di un golpe. ¿Aconsejarías ir al ginecólogo en la actualidad? Es muy importante para no tener problemas a los que puedes llegar demasiado tarde. Antes pienso que tampoco se promovía que se fuese. ¿Qué opinas de la sanidad actual? Tiempo tienen pero a veces no de forma rápida debido a las listas de espera.

34


Me salió un bulto en el brazo me dijeron que era un quiste y lo iba a tener toda la vida. Las piernas me daban corrientes y fui a la Cecilia. En ambos casos he tenido mucha suerte. ¿Qué opinas de la ley del aborto? No lo veo bien, pienso que están matando una vida y que la gente abusa de ello. Si no quieres quedarte ten cuidado. Que maten a un ser es muy malo. En el caso de una violación también conozco casos en los que han tenido a sus hijos porque es un ser.

¿Eres creyente? Mucho aunque veo que parte de la iglesia no actúa adecuadamente pero tengo claro que Dios es el que manda. ¿Piensas que dios puede castigar con una enfermedad? No, para mi dios es bueno y me ha ayudado a estar aquí aunque lo pase muy mal. ¿Crees en los milagros? En los milagros también creo, mira el milagro del niño que le dio un infarto al conductor y el niño salvo a sus compañeros. ¿Y en la ciencia y en sus avances?

No soy amiga del aborto a no ser que se vea perjudicada la madre. Debería haber castigo. Si lo has hecho que salga.

En los avances de la medicina también creo mucho.

¿Qué médicos piensas que tienen un mayor prestigio?

Lo vi bien porque Franco había hecho mucho mal con su sistema. Vi que íbamos a avanzar.

Para mí todos son importantes, conozco un caso de un médico muy bueno era médico de cabecera y se llamaba Fornes. Todos son buenos aunque pueden tener fallos por el hecho de ser seres humanos. ¿Qué opinas de la medicina popular? ¿Conoces algún remedio? Si es así ¿Cómo lo conociste?

¿Cómo se vivió la transición?

¿Qué opinas de la sanidad actual? El trato de los médicos es mejor ahora por los numerosos avances que hay. En la actualidad mi hermana se hubiese salvado (fue a la fabrica por necesidad de dinero)

Uso habitualmente infusiones y conozco una combinación buena para los dolores de estomago: Manzanilla, poleo, cantahueso, rabo de gato, tomillo. Confió totalmente en este remedio y sé que funciona Lo de las hierbas me lo dijeron mis vecinas de valencia en mi pueblo como lo es aquí.

35


CASO 8 Mujer de 80 años Vivió en Feria un municipio de Badajoz hasta la edad de 10 años (1942) que se trasladó a Valencia donde ha estado viviendo hasta la actualidad. Por motivos familiares y por la guerra no pudo acceder nunca a una educación en una escuela. ¿A que se dedicaba? ¿En que trabajaban sus familiares? (Posición social)

¿En el colegio recibían educación sanitaria: higiene, métodos anticonceptivos, etc?

Trabajaba sirviendo en una casa de Valencia durante la época del franquismo. Tenía dos hermanas que eran amas de casa y estaban casadas. Otro hermano trabajaba en una refinería. Una hermana trabajaba limpiando y dos cuñados trabajaban en la Campsa y en una barbería.

No fui al colegio y las normas de higiene en parte me las enseñó mi familia. Respecto a los métodos anticonceptivos la familia no comentaba nada al respecto estábamos desprotegidos al respecto.

¿Pertenece a una familia numerosa? ¿Cuántos eran? Si, éramos cinco hermanos contándome. ¿Padecieron alguna enfermedad en aquella época? ¿Cómo la vivieron? ¿Podían costearse entonces todos los recursos necesarios para sanarse? ¿Había muchas limitaciones para ello? ¿Ayudas?

Con el inicio de la democracia, ¿Noto algún cambio respecto al sistema sanitario? Note cambios a mejor respecto al acceso a la sanidad. Con la democracia se noto mucho en todos los aspectos incluido el económico. ¿Recuerda campañas que promoviesen información sobre el sistema de la seguridad social?

Fuimos al médico en numerosas ocasiones y requeríamos por tanto de dinero que en ocasiones no teníamos.

Recuerdo alguna campaña pero tampoco recuerdo que me aportasen los medios de comunicación mucha información al respecto

Cuando era pequeña, íbamos al médico del pueblo pero cuando teníamos enfermedades más graves acudíamos al médico de la capital en Badajoz.

En parte, en la prensa y radio sí que escuchábamos algo pero sobre todo la información más detallada que recibir fue por medio de mis vecinos.

Durante el franquismo, íbamos también al médico pero en algunas ocasiones no podíamos costearnos ni los servicios ni los tratamientos. En ocasiones entre los hermanos nos ayudábamos económicamente.

¿Qué recuerda del Franquismo?

Con la implantación del sistema de la seguridad social y sobre todo con el final del franquismo podíamos acudir con mayor facilidad al médico.

Fue la peor época de mi vida y en ella perdí a mi madre cuando yo tan solo tenía 3 años. No conocí tampoco demasiada información hasta la época en la que murió que yo ya estaba casada y mi suegro me contaba cosas al respecto.

36


¿Cómo eran los sanitarios de entonces? ¿Piensa usted que eran competentes con su trabajo? Recuerdo que los médicos eran bueno pero pienso que tuve suerte. ¿Qué opina de la seguridad social que implanto Franco?: Lo vi bien, recuerdo que accedí a él gracias que mi marido trabajaba y estaba en su seguro pero por ejemplo en el caso de mi padre que no trabajaba lo llevábamos a un medico de pago. ¿Qué médicos han sido los más respetables para usted? ¿Alguna especialidad la ve más importante que otra? Para mí siempre los médicos más respetables han sido mi médico de cabecera llamado Fornes. Pero he acudido en otras ocasiones a especialistas de trauma, digestivo, y ginecólogo y me han atendido todos muy bien siempre. ¿Ha acudido alguna vez a algún curandero? ¿Cree usted en las “manos milagrosas”? ¿Alguna experiencia personal? Si he acudido a curanderos pero creo que hay mucha mentira respecto a ellos. En los milagros creo. .¿Tenía limitaciones personales a la hora de ir al médico? ¿Acudía al ginecólogo cuando creía que lo necesitaba? En ocasiones no podíamos acudir al médico porque no teníamos medios suficientes mi hermana que estaba embarazada se desangro porque no pudimos pagar a la matrona.

A los ginecólogos he ido en pocas ocasiones. Una vez fui al ginecólogo por un dolor de cabeza y no me gusto como me atendió así que posteriormente he acudido a ellos sobre todo para tener a mis hijos. ¿Cómo ve usted la nueva ley del aborto? ¿Está de acuerdo? No estoy de acuerdo con la ley del aborto solo lo veo necesario cuando la madre corre algún peligro. ¿Conoce la medicina popular? Si es que si, ¿Cuál? ¿Como la aprendió? He hecho uso de plantas medicinales. Estos conocimiento me los transmitieron mis vecinas que sabían de otras que se lo habían contado anteriormente. ¿Usted es creyente? ¿Piensa que la enfermedad es un castigo de Dios? ¿Cree en los milagros? ¿Cree en la ciencia? Soy muy creyente pero no pienso en ningún momento que la enfermedad sea un castigo de Dios. Confío mucho en la ciencia y creo que en los avances que están descubriendo está la clave para detectar enfermedades. Es una gran mejora la que se está haciendo ya que antes la gente moría y muchas veces nunca llegabas a saber seguro porque habían muerto. ¿Cómo vivió la transición? (económica, social y moralmente) Recuerdo que fue una situación polémica y algún momento vi entre los dos bandos enfrentamientos. ¿Qué opina de la sanidad actual? Pienso que los médicos son mejores porque tienen más medios para diagnosticar

37


CASO 9 Mujer nacida en 1925, nació en Cullera (Valencia) donde pasó su infancia. Cuando se casó, emigró con su marido a Francia donde tuvo a su primera hija. Su objetivo era tener unas mejores condiciones de vida, ya que en España la situación era crítica. ¿En que año nació? En el 1925 ¿Dónde vivé cuando era pequeña?

No, las típicas de los niños: sarampión, constipados… Y en aquella época, ¿Cómo funcionaban las visitas al médico?

Vivía en Cullera hasta que tuve a mi primera hija, cuando llevaba 9 años casada con mi marido, que me fui a Francia a vivir durante 5 años. Luego volví otra vez a Cullera.

Íbamos a casa del médico, pasaba consulta en su casa.

¿Por qué se fueron a Francia?

No, teníamos cartilla del seguro. Pero en aquella época no había ambulatorios y hospitales como ahora, las visitas al médico se hacían directamente en su casa. Ahora es mucho mejor, si tienes algo serio te derivan al especialista. Antes te ni especialistas ni nada, solo te llevaban a Valencia al hospital cuando estabas medio muerto. Es cierto, mismo médico de cabecera ejercía de ginecólogo, cardiólogo, urólogo… de todo.

Para mejorar la vida porque el la época franquista España estaba muy mal, los sueldos eran muy bajos y apenas teníamos para comer y el trabajo allí estaba mucho mejor. ¿Fuiste al colegio? Si, estuve allí hasta los 18 años y luego me puse a trabajar como modista. Mi marido trabajaba en el campo de su padre. También he trabajado en un almacén de cítricos. ¿Erais familia numerosa? Era hija única. Mi madre era bordadora, trabajaba para la casa Singer y daba clases en casa a las chicas jóvenes y mi padre trabaja en una empresa de tartanas, carros tirados por caballos y eso, y también tenía un restaurante, una “fonda”. Teníamos dinero no podíamos quejarnos. Una vez ya me casé, en mi casa teníamos una economía diferente, era otra historia. ¿Durante el franquismo tuvo alguno enfermedad?

Y, ¿le pagabais algo?

Entonces a la hora de diagnosticar una enfermedad no daban nada claro ¿no? Exacto. En aquella época preguntabas “¿De que se ha muerto?” y te decían “de una agonía fea” y au (risas) y nadie sabía de que te habías muerto. En Francia, ¿Acudió alguna vez al médico? Si, una vez, para hacerme una cesaría. Y la comparación en cuanto atención sanitaria, ¿lo notó? Si, estaba más adelantada la medicina. Alomejor en el tema de medicamentos la cosa estaba tajo parejo, pero en cuanto personal médico, condiciones hospitalarias y todo eso, parecía que estaban más avanzados que aquí en España. 38


¿Allí te derivaban al especialista cuando era pertinente?

A mi hija le fue bien, pero en cambió a mi me decepcionó.

Si, allí no se daba la misma situación que aquí. Y allí en aquella época no parías en casa, te llevaban en ambulancia al hospital por medidas de seguridad. Los médicos no iban a las casas. Por lo menos en mi época, cuando tuve a mi primera hija.

¿Usted conoce la medicina popular? ¿Algún remedio casero?

¿Había limitaciones en cuanto recursos/métodos sanitarios?

a

Cuando mi segunda hija era pequeña, padecía de meningitis. Las medicinas que le ponían era muy caras, y yo pagaba un tanto por cien elevado por ellas aparte de lo que me cubría la seguridad social. Cuando era más joven, ¿Le dieron orientación en cuanto a precauciones y métodos para no quedarse embarazada? ¿Clases de educación sexual quizá?

Si, para el empacho. Se llamaba pasar la cinta. Con un pañuelo te medían desde el brazo de la curandera hasta el estómago y rezaban una oración, cuando acababan repetían la operación varias veces y cuando acababan todas las oraciones, el pañuelo se quedaba más corto que el brazo y ya esta. Y ya te quitaban el empacho. A mí nunca me lo han hecho, lo he visto hacer y de todas formas tampoco me lo creo mucho. ¿Es usted creyente? Si. Mucho. Entonces, ¿Usted piensa en la enfermedad como un castigo de Dios?

Que va, ni pensarlo. Entonces no. Pero yo a mis hijas siempre les he hablado del tema, para que no hicieran ninguna tontería y tuvieran cabeza en ello.

No. Yo siempre he pensado que es el destino de las personas, que está escrito así. Cuando uno nace tiene escrito todo lo que va a vivir.

¿Alguna vez ha acudido a algún curandero?

¿Esta de acuerdo con la ley del aborto?

Si, una vez fui a un curandero por una fractura en el tobillo y me tiré tres días con el pie morado que si no me voy corriendo al médico y me lo escayolan, la cama me hubiera volado. Desde entonces nunca más he vuelto.

No. Si se diera el caso de que el feto viene mal o la madre puede sufrir algún riesgo si, lo admito. Los admito porque mi hija, tuvo una niña que nació con una enfermedad terminal llamada leucodistrofia metacromática tipo B, que es una enfermedad en a cual la niña tiene falta de una enzima la cual es indispensable para la producción de mielina de las neuronas. Esto se dio porque tanto mi hija como mi yerno eran portadores de dicha enfermedad. Mi nieta falleció a los 6 años. Cuando se volvió a quedar embarazada mi hija, le hicieron una amniocentesis para descartar que la niña viniera también enferma. Afortunadamente salió totalmente sana, pero si hubiera vuelvo a ocurrir lo mismo

En cambio una vez mi hija pequeña, sufría de epicondilitis en el codo derecho y acudió al “Doctor Infierno”, un curandero muy reconocido en el pueblo de su marido. Sus amigas le aconsejaron ir y ella fue para probar suerte. Me dijo que se lo estuvo mirando, le toco por todo el codo, le puso tres pegatinas y esta es la hora desde hace 12 años que no ha vuelto a tener ningún dolor más en el codo.

39


que con la primera, habría aceptado sin duda el aborto. También una sobrina mía, francesa, abortó porque no quería tenerlo y allí pudo hacerlo, ya que era legal. Pero no comentamos nada sobre ello, preferimos no meternos en eso. Ella era libre de hacer lo que quisiera. ¿Cree usted en la ciencia? ¿o se guía más por los milagros?

Sin embargo cuando era más mayor, la operaron en Valencia de apendicitis y ya todo normal. La anestesiaron y la cosa fue muy bien. Cuando volvieron de Francia, ¿ya se instauró la democracia? Que va aun no. Pero de todas formas el cambió no era muy espectacular, aunque allí en Francia había mucha más libertad de expresión y pensamiento.

Sin duda alguna, creo en la ciencia. Yo me fío cien por cien de los médicos. De hecho yo soy diabética y siempre he hecho caso a los médico y únicamente me he guiado por lo que ellos han creído conveniente para mi, no me he aferrado a la idea de que ocurra un milagro.

¿Y en cuanto a la sanidad?

¿Ha tenido alguna enfermedad más?

¿Conoce más popular?

Tengo fastidiada la circulación, por ello tengo todas las piernas llenas de varices. Y también, hace unos años me operaron de cataratas, que eran consecuencia de la diabetes. ¿Cuál es el médico que le merece a usted más respeto? ¡Oh! Don Vicente Grau, que me asistió en casa mis dos partos. Era un médico de familia, pero hacía de todo. Era el típico médico de pueblo. Cuando mi hija era pequeña, con 2 añitos, tenía amígdalas. La llevé a la consulta del médico. Cogí a mi hija por detrás cuando el médico la sentó en una silla para sujetarla, el médico le puso una sábana blanca, le abrió la boca con un separador y se las arrancó de cuajo, a lo bestia. Ni anestesia local, ni total, ni nada de nada. Nunca se me olvidará la imagen de ver a mi hija gritando, pataleando y sangrado a chorro por la boca.

En sanidad también era mucho mejor allí. Estabas mucho mejor atendida que aquí, en España. Además, estaban mucho más avanzados. Habían hospitales, ambulatorios… eso en Cullera no se veía. remedios

de

medicina

Antes, cuando los niños eran pequeños e iban un poco estreñidos, como no habían supositorios de glicerina, les ponían el tallo de un geranio con aceite de oliva por el culo (risas). Lo aguantaban un poco y hacía su efecto. También, contaban en aquella época que las mujeres que querían abortar, se metían ramilletes de perejil por la vagina. Se ve que era tóxico. No se si alguien lo habrá hecho y tampoco se si funcionará. Además, bajaban las escaleras a culazos, para ver si así podían matar al feto. También, cuando a alguien le dolía el pecho y la garganta, se hervía arroz, se ponía en un paño enrollado y te lo ponían sobre la zona afectada, porque decían que te hacía el moco fluido para expectorar. ¿Recuerda de algún caso en su familia que tuviera alguna enfermedad?

40


En aquel entonces, a la tía María le cogían ataques y le llamaban “el mal”. “le ha cogido el mal, le ha cogido el mal” decían. Y el mal no sabían que era y resulta que la pobre mujer había sido epiléptica toda la vida (risas). Cuando le cogía “el mal” se pensaban que estaba poseída por un demonio.

Si, iba al médico y le ponían una inyección. Des esta forma se le pasaba, hasta que le volvía a coger. Pero claro en aquel entonces tampoco conocían mucho y con el avance de la ciencia descubrieron lo que tenia en realidad.

¿Y no iba al médico?

41


CASO 10 Mujer nacida en 1932, Madrid. Hija de una familia numerosa, ha vivido los peores años de España durante la Guerra Civil. A los 27 años se marchó a Londres en busca de una vida mejor. Y en su vejez, decidió mudarse con su marido a Gandía (Valencia), cuando ya estaba instaurada la democracia. ¿En que año nació? En el 32, tengo 80 años. ¿Dónde vivía cuando era pequeña? En Madrid, en el mismo Madrid. Vivía por Franco Rodríguez, por el estrecho. Luego a los 27 me casé por poderes y me fui a Londres porque mi marido ya estaba allí. ¿Fue a la escuela cuando era pequeña? Pues no mucho, muy poquito. Éramos 4 hermanos, mi padre estaba muy mal porque fue al Frente y cuando vino de allí cogió las palúdicas, una enfermedad de fiebres y se murió a los 50 años. Nos fue al médico, porque no había nada, ya hace tantos años. Pero le dio las fiebres esas, le daba temblores… muy malo. Y mi madre se quedo viuda con 45 años con 4 hijos. Yo era la pequeña y sigo siéndolo. Mi hermano se colocó un poquillo a trabajar, era el mayor; mi hermana la pobrecilla se cayó y no pudo trabajar porque la tuvieron que escayolar. Los médicos estaban fatal, y tuvo que estar con una escayola que le iba desde los pies hasta el abdomen y me madre tenia que llevarla al hospital cargada en la espalda, porque no podía pagar el transporte, no podía, no había dinero. La llevaba a cuestas hasta allí para que la cambiaran la escayola o la miraran. Luego tengo otra hermana que vive en Madrid, que yo le sigo a ella, solo nos llevamos un año. Esa se colocó en un laboratorio pero no mucho tiempo. Entonces yo no hacía nada porque era la pequeña, cuando lo de la guerra yo tenia… espérate… 6 años me parece. Y claro no

teníamos para comer, estaba fatal. Pasaban los milicianos y nosotros íbamos a pedirle que nos dieran algo, porque claro mi madre no podía más. Se iba a fregar portales y le daban algo porque no teníamos para nada. Venia mi abuelo para cuidarnos, el padre de mi madre, y mi madre se iba asistir a las casas y con lo poquito que traía comíamos, fatal… ¿A tu hermana le dieron medicamento para el dolor?

algún

Uy, es que mi hermana se ve que también tuvo algo de cáncer, la operaron y lo paso y ya no tuvo nada, esta muy bien. Pero toma 9 o 10 pastillas. Tiene además dolorcillos en la espalda, porque dice que tiene las vertebras unidas y cuando se le juntan le duele mucho. Entonces le dan una pastilla, se echa en la cama y descansa. Y el marido tiene problemas de corazón y le dan también una pastillita. También van bastante al medico por seguridad social y están contentos. Van todos los meses. Yo no, yo no me fio. Y a la hora de asistir al médico, ¿Lo pagabais o ibais por seguridad social? No no no, nosotros no pagábamos nada, si no teníamos dinero, seria de la seguridad social. ¿Ibais al hospital o asistía el médico a su casa en caso de una urgencia médica? Pues la única que iba al hospital era mi hermana y eso y las demás no íbamos, estábamos bien. Y así fue la vida poquito a 42


poco, fuimos creciendo y la hermana de Madrid, que es la única que tengo viva, se echó novio. Como no se pudo colocar porque el trabajo estaba fatal, se fueron a Caracas a trabajar, estuvieron allí pocos años. Yo a los 26 años estaba colocada en el hotel Kapitol de facturista, y no se ni como las hacia porque no recuerdo casi haber ido al colegio, pero como se murió mi padre teníamos que colocarnos. Entonces un amigo de mi madre le dijo “la hija pequeña que vaya a al hotel y haga las facturas de las comidas” y tenían que ayudarme a hacer las cosas. Y allí conocí a mi novio, que era mi marido, y se fue a Londres porque aquí la vida estaba fatal. Y como se fue de soltero, nos casamos por poderes y me fui con el allí, donde tuvimos a mi hijo Michael, un chicarrón (suspiro). Nos fuimos allí estuvimos muy bien muy contento. ¿Y la sanidad como estaba allí en aquel entonces? Muy bien, mucho mejor que aquí. En aquel entonces yo no me acuerdo de la de aquí realmente, pero allí tampoco es muy que digamos…. Pero ahora en España la sanidad es mucho mejor que en Inglaterra. Y a la hora de asistir un parto, ¿Ibais al hospital o daban a luz en casa? En casa, mi madre los tenía en casa como si fueran conejos. Yo a Michael lo tuve en un hospital en Inglaterra pero, ¿ves que diferente la cosa? No dejaban pasar al marido, que aquí en España si que se puede pero bueno, me trataron muy bien. Luego he tenido mucha suerte en Inglaterra, porque gracias a Dios, tocaré madera, pero siempre hemos estado bien, sin enfermedades. Éramos jóvenes, trabajábamos, comíamos lo que queríamos, como ganábamos dinero los dos y eso, todo

muy bien. Pero luego ya Paco, mi marido, quiso venirse para España porque como Michael se casó me dijo mi marido “¿Qué hacemos aquí tu y yo solos?” Así que nada, nos vinimos para aquí. ¿Y como vio aquí la sanidad después de residir en Inglaterra? No hemos tenido necesidad de ir al medico, pero yo he tenido muy mala suerte con Paco. Estábamos en la playa, se fue al servicio y me dijo “mama, he echado un poquito de sangre en el orín” y yo le dije” bah, eso no es nada”, y él me dijo “no mama, que me duele, que me duele por aquí (señala la vejiga)”. Así que fuimos al hospital, y allí se murió, cuando después de la visita al medico fue al servicio a orinar y se lo encontraron allí mismo muerto, sentado en el váter. Fue la única vez que yo he tenido a Paco enfermo. Luego no le ayudaron. Me encontré tan sola y como venia de una vida en Inglaterra, que es muy diferente a la de aquí, ni tuve valor de pedir la autopsia. Le dio un infarto al corazón por “causas naturales” me dijeron, pero yo sigo pensando que algo tendría. No le atendieron lo suficiente. Yo pienso que lo taparon. Yo gracias a Dios no tuve nada, solo una operación que me hicieron de cataratas. Estando yo en clases de ingles, me di cuenta de que no leía muy bien con gafas y fui al medico y me dijeron que tenían que operarme. No te creas tú que me han dejado muy bien, pero bueno, al menos puedo ver mejor. Y como paso lo de paco, le cogí un miedo a los hospitales y decidí ir por lo particular. Además, en el hospital me dijeron que me daban cita en quirófano para dentro de 6 meses, ¿Cómo iba yo a esperar tanto? También una vez fui al médico y le dije que me dolía el brazo derecho y me contesto “eso es artrosis”, y ni siquiera me toco ni nada. Me hacen todos

43


lo años una analítica, me dicen que estoy bien, y nada, así estamos. Ah, también con 23 años me operaron de las amígdalas, pero eso fue antes de marcharme a Inglaterra. ¿Conoces algún método de medicina popular? Pues no, porque ya te digo, yo tomo medicinas para la tensión porque la tengo descompensada: una pastillita y media, y desde que se fue Paco, una para dormir. Eso es todo lo que tomo. Yo no conozco nada de eso Y ¿Has acudido alguna vez a algún curandero? No, eso a mi no me gusta, nunca he ido ni iré. Y ¿Qué piensa de la ley del aborto? A no, que no, que no… no me gusta. Yo no quiero nada de eso, porque además te voy a decir una cosa. La mujer de mi hijo Michael, en aquel entonces u novia, se quedó embarazada y lo deshicieron, porque Michael le dijo que si no lo deshacía no seguía con ella. Porque eso era antes de casarse, y ella se quería quedar embarazada para engancharlo. El aborto no me gusta, soy creyente pero tampoco me como la iglesia. Pienso que es matar a una persona, y como lo he vivido con mi hijo, pues con mas razón aun.

grande, porque antes se vivía muy mal, y yo nunca me he enterado cuando estaban con el periodo. Ni mi madre, no nos decían nada, y luego te pegas un susto la primera vez que lo ves y dices “¡Pero bueno! ¿Qué ha pasado aquí?” Y mi madre me dijo “pues que ya eres mujer”. Y ya esta. ¿Visitabais al ginecólogo? Allí nada, ni pensarlo. Ahora esta mucho mejor que en aquellos años, donde estaba fatal todo. Y mi madre nos tuvo a todos en casa, y tuvo un aborto que casi se muere, pero no porque lo hiciera mal sino porque le venia mal. Se la llevaron al medico de urgencia, despidiéndose de nosotros. Entonces estaba muy mal. Ahora hay muchas cosas para no ponerse embarazada que en aquel entonces. Yo tenía mucho miedo. No es como ahora, que vais por ahí y os dais besos, os acostáis en la misma cama… en aquel entonces no. Incluso cuando mi marido se me acercaba a mi, le aparataba por miedo, era horrible. Pero ahora la vida es diferente. Y ¿Cómo ve la sanidad ahora? Totalmente diferente que antes, es como darle la vuelta a una tortilla, no tiene nada que ver. Los médicos de España son muy buenos, mucho mejores que los de Londres. Es una pena que se vaya mucha gente para el extranjero llevándose lo mejorcito de España.

¿De pequeña no te dieron ningún tipo de educación sexual en cuanto a métodos preventivos y eso? Uuuh ni pensarlo. Nada de nada. Nada de eso. No, además como yo era la pequeña, me acuerdo que dormía con mi hermana la mayor (la de la escayola) en una cama 44


CONCLUSIONES Para concluir el artículo, haremos un análisis general de las entrevistas, estudiando las variables que pueden influir en la forma de pensar de las mujeres. Para ello, estudiaremos las preguntas más importantes, donde podemos encontrar las principales diferencias entre las respuestas. El 100% de las mujeres entrevistadas son creyentes, es lógico ya que España, cuando ellas nacieron y a lo largo de sus vidas era profundamente católica, con una tradición de ir a misa y obligación a parte de miedo y costumbre de ir. Aunque vemos que algunas no van a misa o no creen en los curas no dudan ni un momento de la existencia de Dios. Por otra parte la visión del enfermo como castigo de Dios está en nuestras entrevistadas, del todo obsoleta, y dejan ese pensamiento para la historia. Creyendo que el enfermo es debido a las condiciones tercermundistas en las que se encontraba sumergida España. Nuestras entrevistadas en general creen en los milagros (menos 1/10) ello podría ser debido a su educación como cristianas, cuyo fundamento principal en la historia católica es el milagro de la resurrección. Todas ellas durante el franquismo tenían seguridad social ya que eran de familias trabajadoras y con ello ya la tenían asegurada. Algunas de ellas vivieron parte de su juventud sin, porque aun no se había establecido y tenían que pagar de sus cosechas las visitas al médico. Esta seguridad social se acababa inmediatamente si ya no estabas trabajando, es así que una de nuestras entrevistadas se quedó sin seguridad social por la invalidez de su marido.

LEY DEL ABORTO

SI NO

SI: 4 NO:6

Aunque la mayoría dice que no al aborto no es un no rotundo, ya que dan paso a situaciones especiales en las que si que ven bien abortar, tanto si es un peligro para la madre como para el hijo. La mayoría de ellas responsabiliza a las madres por quedarse embarazadas tachándolas de que tienen un comportamiento demasiado liberal que les conduce a su situación. Las mujeres que están a favor dan como argumentos que cada uno es libre para elegir lo que quiera y otra en concreto defiende que tener un par de hijos es una bendición pero que para una familia que no pueda permitírselo más hijos es una “ruina” Vemos que la opinión y conocimiento de la medicina popular esta equilibrado entre las mujeres entrevistadas. Entre las que han afirmado que alguna vez han recurrido a remedios caseros, vemos diversidad de causas, ya sea porque un tratamiento médico no daba resultado tras su seguimiento, o porque tradicionalmente han transmitido conocimientos de remedios caseros que usaban y siguen usando en la actualidad. Por otra parte, las que han negado conocer o practicar dicha “medicina”, dicen no creer en sus resultados, afirmando que la enfermedad 45


solo se cura con lo que el médico crea pertinente. Hay opiniones diversas acerca de la visión de los curanderos. Más del 50% han confesado haber acudido alguna vez a alguno, de las cuales se han observado dos conclusiones principalmente: -

-

Las que han acudido y han visto resultado en ello, siguen acudiendo a ellos o recomendándolos a sus familiares. Las que han acudido pero no han visto resultado alguno, que se muestran totalmente escépticas tras su experiencia.

Por otra parte, encontramos a las mujeres que afirman rotundamente que lo que predica un curandero es una estafa, y que por ello nunca han querido ponerse en sus manos, depositando toda su confianza en el médico.

VISITA A UN CURANDERO

SI NO

SI: 4 NO:6 El lugar de residencia es una variable significativa para analizar en qué lugares era más frecuente contraer enfermedades infecciosas graves. Es decir, si vivían en una zona rural donde predominaban los campos y la agricultura, los pueblos o las ciudades. Tres de las ocho entrevistadas se criaron en un medio rural, donde la economía principal era la agricultura. A su

vez, dos de esas tres familias tuvieron algún familiar que sufrió enfermedades infecciosas graves como la tuberculosis o hepatitis. En el caso de tuberculosis, los enfermos se pudieron curar, pero hepatitis en el caso de un hombre (contado por un testimonio de la entrevistada 1), no se pudo salvar por los pocos conocimientos que tenían los médicos en aquella época. Cinco de las señoras que vivían en una zona rural o en pueblos pequeños, decidieron trasladarse a la ciudad para intentar incrementar los ingresos económicos con nuevas oportunidades. Las otras 5 de familias de clase obrera que vivían en pueblos, no presentan casos de enfermedad grave. Pasaron por enfermedades donde se aumentaba un poco la fiebre por anginas o por constipados, pero nunca duraban más de 1 semana en cama, reposando y tomando comidas y líquidos calientes. En cuanto al acceso de la sanidad pública, tenían más ventajas las familias que pertenecían a la clase obrera y trabajaban en la fábrica, porque estaban cubiertos un seguro obligatorio de trabajadores y acudían a una consulta “privada” como ocurre los dos empleados de los Altos hornos. El centro de salud del Puerto de Sagunto, solo recibía gente de los miembros de familias que trabajaban en esas fábricas. Sin embargo, este sistema sanitario las familias más pobres, ya que cuatro de las mujeres entrevistadas no tenía seguridad social y cada vez que iban al médico debían costearse ellos mismos los gastos de la sanidad para curarse sus enfermedades. Eso suponía un gran gasto económico que a veces no podían pagar, hay un caso de endeudamiento con la sanidad pública (entrevista 1) y obliga a la familia a contratar a un abogado para evitar dicho pagamiento. En zona rural, también habían 46


menos recursos que en la ciudad, la sanidad era más general porque para casos más graves, siempre mandaban a los enfermos a la ciudad donde habían más recursos y es donde estaban los especialistas.

ninguna de las entrevistadas ha comentado que tuviese problemas con ninguna de las especialidades disponibles. En algunos de los casos solo disponían de un medico en el pueblo y no conocían otra especialidad.

En cuanto a recursos como los medicamentos, todos los testimonios coinciden en que se debían pagar, excepto dos de las entrevistas que aseguran que durante una temporada en la época de Franco, se podían conseguir gratis, que no pagaban por la medicación si no que te la daba el médico o farmacéutico porque iba a cargo del seguro médico (en los dos empleados de Altos hornos).

En relación al servicio de los ginecólogos hemos observado dos tendencias diferenciadas:

Seis de diez mujeres pudieron ir a la escuela a aprender las materias básicas como leer, escribir, sumar o restar, pero en cuanto a temas relacionados con la higiene personal, métodos anticonceptivos y salud, no recibieron ninguna educación. Las otras tres restantes, no pudieron ir a la escuela porque tenían que quedarse en casa ayudando a hacer las tareas. En general las entrevistadas nos han comentado que tenían plena confianza en los médicos a los que acudían ya que eran las únicas personas que podían ayudarlas, independiente del nivel social al que pertenecían o la zona de residencia, nos han comentado que muchas veces no les diagnosticaban correctamente porque no tenían los medios de los que disponemos ahora pero aun así, confiaban en ellos. En uno de los casos estudiados, no confiaba en los médicos porque consideraba que por el hecho de ser seres humanos podían tener limitaciones a la hora de establecer diagnósticos correctos. Respecto al médico en el que mayor confianza depositaba y que les merecía más respeto era el médico de cabecera, pero

Algunas mujeres acudían al ginecólogo pero preferían que este fuese mujer porque les aportaba más confianza. En otros casos hemos observado que las mujeres no solían acudir al ginecólogo excepto cuando requerían sus servicios en el parto y por tanto tenían más confianza en las matronas que en ellos.

Muchas de las mujeres han comentado que no iban al ginecólogo porque no era común en la época pero sí que comentan que en la actualidad debemos de ir para prevenir posibles enfermedades. En general las conclusiones que sacamos es que hay un sector más crítico con la situación del sistema sanitario español por las listas de espera que no acaban y que están impacientes. También hay una posición que lo acepta tal y como es y lo agradece porque ha vivido tiempos muy malos que no quieren que se repitan, y viven ahora a espera de los recortes que se apliquen como consecuencia de la crisis, y una entrevistada que no le gusta el sistema.

Por último, todas las señoras menos una, coincide en que el paso del franquismo a la democracia mejoró la situación sanitaria de España porque había mayor cobertura de médicos y la sanidad pública empezó a responsabilizarse de más gente 47


aumentando el número de personas que se daban de alta en la seguridad social. Aunque tres de ellas dicen que no se afirman que cada vez, la gente podía acudir al médico a través de la sanidad pública. y

le

echa

la

culpa

al

acuerdan mucho del cambio porque ya tenían su cobertura asegurada, sí que

gobierno.

.

Durante la historia, la sanidad ha sido motivo de lucha y evolución, condicionada por la situación económica y social que se vivía durante la época del franquismo. La desigualdad ha sido siempre el plato del día en cuanto a asistencia primaria y obtención de recursos sanitarios. Gracias a la democracia, se ha instaurado un modelo más igualitario, donde todas las personas pueden acceder a la sanidad sin discriminación social, y la restauración del modelo de Seguridad Social, ha ido favoreciendo a una mejor atención médica. En la actualidad, España esta sumida en una gran crisis económica, en el que el Gobierno se ha visto obligado a realizar multitud de recortes en el sector sanitario. Un paso atrás en un pilar básico de la sociedad, derecho que no debería ser tocado y que cuando todo vuelva a la normalidad esperemos que siga siendo universal, totalmente gratuito.

48


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. BERNABEU-MESTRE, J., CABALLERO PÉREZ, P., GALIANA SÁNCHEZ, M.E. y NOLASCO BONMATÍ, A., (13-15 Septiembre 2005). Niveles de vida y salud en la España del primer Franquismo: Las desigualdades en la mortalidad infantil [pdf]. URL: http://www.usc.es/estaticos/congresos/histec05/a1_bernabeu_caballero_galiana_nolas co.pdf 2. BORONA VILAR C. (2002). La organización para el desarrollo de la salud pública en la Valencia republicana. La medicina ante el nuevo milenio: una perspectiva histórica (pgs. 479-490) .Albacete: Editorial De la Universidad de Castilla-La Mancha.. 3. CERVERA SOTO, S. La sanidad en un siglo de la historia de España (1898-1998). Cien años después. (n.d/2012). URL: http://www.cfnavarra.es/salud/anales/textos/index22_2.html 4. LEY 14/1986, de 25 de Abril, General de sanidad (BOE 101/1986 DE 29-04-1986) [pdf] URL: http://www.msps.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/transparencia/Ley_14_86_G RAL_SANIDAD_1.pdf 5. MARSET CAMPOS P., SÁEZ GÓMEZ J.M. Y MARTÍNEZ NAVARRO F. (1995). La salud pública durante el Franquismo. Dynamis. Acta Hisp. Med. Sci. Hist. Illus., 15. (211-250). 6. ROBLES GONZÁLEZ, E., FERNANDO GARCÍA, B. Y BERNABEU MESTRE J. (1996). La transición sanitaria en España desde 1900 a 1990 (págs. 221-230). Rev. Esp Salud Pública 1996 70 (2). 7. RUBIA VILA F. (2010). Libro blanco sobre el sistema sanitario español. Academia europea de ciencias y artes.

REALIZADO POR:    

Margarita Fernández Polo –L4 Alba Llario Angel –L4 Carolina Ding Lin –L4 Raquel Martínez Ors –L4

49


las mujeres de ayer y hoy  

trabajo hecho por Alba Llario, Raquel Martínez, Carol Ding y Marga Fernández

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you