Issuu on Google+

H谩bitos de alimentaci贸n y estilos de vida saludable


H谩bitos de alimentaci贸n y estilos de vida saludable


Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Diego Andrés Molano Aponte Director General Adriana Maria Gonzalez Maxcyclak Subdirectora General Andrea Bibiana Garcia Amado Coordinadora Proyecto Ciudades Pròsperas Coordinación editorial Isabel Cristina Quiroga Gómez Jefe Oficina Asesora de Comunicaciones Grupo Comunicación Externa Edición Marzo de 2013

4


Hábitos de alimentación y estilos de vida saludable

a Organización Mundial de la Salud señala LEnfermedades que uno de los factores de riesgo de las No Transmisibles -ETN llamadas también crónicas, es la dieta mal sana que sumado a otros factores como no hacer ejercicio incrementa la prevalencia de ETN como aumento de la presión arterial, mayor glucemia, alteraciones del perfil de lípidos sanguíneos y sobrepeso. Desde el proyecto Ciudades Prósperas se impulsan acciones de promoción orientadas a que los niños, niñas y adolescentes mantengan un peso saludable a partir del consumo de alimentos con poco contenido de grasas saturadas, ácidos grasos tipo trans, azúcares libres y sal. De forma complementaria, se promueve la actividad física por los beneficios que reporta para la salud física, social y mental y por la contribución que genera en la protección de niños, niñas y adolescentes. La salud se construye de una manera personal y colectiva. Desde una perspectiva personal, debemos aprender y perpetuar hábitos que nos lleven a tener una vida más saludable. Desde temprana edad se deben fomentar prácticas saludables que sean reforzadas en la familia, el colegio y la sociedad en general, porque en esta etapa se tienden a imitar modelos que pueden permanecer hasta la edad adulta. Todos los esfuerzos que motiven la adopción de hábitos y estilos de vida saludable generarán pequeños cambios que sumados se reflejarán en un sociedad más saludable. En la ejecución de la segunda etapa de Ciudades Prósperas, las administraciones municipales, en el desarrollo de este eje de acción, deberán adelantar acciones que evidencien avances en la implementación y fortalecimiento de: Tiendas Escolares Participación de niños, niñas y adolescentes en eventos que promuevan la actividad física Realización de campañas para la promoción de estilos de vida saludable.

5


Tiendas escolares Se debe promover cambios en la oferta y disponibilidad de alimentos en las tiendas escolares. Se recomienda:

Fruta entera en la tienda escolar. Disponer diariamente de la fruta de cosecha de la región.

Disminuir la oferta de bebidas

Oferta de preparaciones con

azucaradas como: gaseosas,

fruta sin adición de azúcares y

refrescos, productos envasados.

salsas, como: salpicón, ensalada

Promoción de la Estrategia 5 al

de frutas, fruta picada, jugos, helados de fruta natural.

6

día, que consiste en fomentar el consumo de la ración mínima

Disposición de dispensadores de

diaria de frutas y hortalizas fres-

agua segura para el consumo de

cas recomendada por la comu-

niños, niñas, adolescentes y la

nidad científica y médica en una

comunidad educativa.

dieta saludable.


Actividad Física a actividad física (AF) es una inversión vital; crear y mantener una comunidad activa puede ayudar a reversar problemas de salud y a reducir los gastos económicos de la inactividad en términos de costos al sistema de salud.

L

Un estudio realizado en los Estados Unidos mostró que las personas físicamente activas tienen menos costos médicos directos y que el incremento de AF en la población inactiva puede llegar a ahorrar billones al sistema de salud (Pratt, Macera & Wang, 2000). La promoción de la actividad Física también aumenta el nivel de participación en la comunidad, lo que contribuye a la cohesión social, revitalización de los vecindarios y un incremento del sentido de pertenencia en su entorno.

Ventajas de la actividad física: Permite compartir y tener más amigos.

Ayuda a ejercitar la memoria e inteligencia.

Se aprende a conocer el cuerpo, las habilidades y limitaciones.

Permite disfrutar de la naturaleza y de la vida al aire libre.

Favorece el crecimiento, desarrollo y la prevención de enfermedades.

Permite emplear el tiempo libre en mejorar el estado físico.

Aumenta el consumo de energía.

Es fundamental para mejorar la salud física y mental de las personas.

7


Los juegos, que son una manera de realizar actividad física, son importantes porque permiten: Compartir con los padres, amigos y amigas Aumentar la fuerza, mejorar y aumentar la flexibilidad Mejorar y aumentar la resistencia al esfuerzo físico Mejorar la concentración, ser más perceptivo, ser más hábil Aprender de los compañeros Aprender valores como la cooperación, la honestidad, la justicia, el respeto y la capacidad de superación

Por su salud y bienestar: Realizar juegos apropiados al sexo, cultura y edad de los escolares. Caminar o trotar por sitios seguros y preferiblemente acompañado. Practicar actividad física de fuerza como

tracciones,

saltos,

etc.,

para que huesos y músculos permanezcan más fuertes y tener una buena postura.

8

Realizar juegos de resistencia, como fútbol, basquetbol, bicicleta, patineta, patines, para que su corazón y pulmones sean más sanos y tengan más energía. Realizar juegos de destreza y habilidades con balones, cuerdas, bastones, neumáticos y práctica de juegos de acrobacia con pelotas, bolos, etc.


Favorecer deportes y actividades físicas acordes con tradiciones locales y regionales. Al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada con una frecuencia casi diaria reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes, así como de los cánceres de colon y de mama.

Estilos de vida saludable para los estudiantes Los niños, niñas y adolescentes deben acumular mínimo 60 minutos diarios de actividad física a través del juego, caminando, saltando, corriendo, montando bicicleta, entre otros. Promover la práctica de juegos tradicionales en los períodos de receso durante la jornada escolar, por ejemplo: golosa, la ‘yeba’, escondidas, yermis, quemados, caucho, saltar lazo, entre otros. Organizar y promover caminatas ecológicas en las que puedan participar niños, niñas, adolescentes, profesores y sus familias. Se sugiere realizar 1 en cada semestre.

9


Implementar escuelas de formación deportiva en horario extraescolar, con el apoyo del Instituto Municipal de Deportes y Coldeportes, adicional a la asignatura de educación física del currículo. Implementar jornadas de maratón de aeróbicos o baile, una vez al mes, promoviendo la participación de todos los niños, niñas, adolescentes y profesores.

Para cambiar los hábitos alimentarios y de actividad física serán necesarios los esfuerzos combinados de muchas partes interesadas, públicas y privadas, se necesita la combinación de acciones racionales y eficaces a nivel regional y local, así como un atento seguimiento y evaluación de sus repercusiones.

10


Campañas Educativas a comunicación educativa es el fundamento central del eje “Hábitos de alimentación y Estilos de vida saludable” del proyecto Ciudades Prósperas de los niños, niñas y adolescentes. Es la apuesta por mejorar los conocimientos e influir en las buenas prácticas de la comunidad educativa y sus familias.

L

En este propósito, se proponen campañas de sensibilización e información pública alrededor de comportamientos priorizados, por ejemplo: actividad física, promoción del consumo de frutas y verduras, reducción del consumo de sal, entre otros. Para la realización de las campañas se sugiere aprovechar momentos establecidos en las comunidades alrededor de fechas destacadas como aniversarios, festividades típicas, y dar relevancia a la Semana de los hábitos y Estilos de Vida Saludable1, definida en la Ley 1355 de 2009; y el Día Mundial de la Alimentación2, promulgado por la FAO desde 1945. Las campañas aumentan su efectividad cuando están acompañadas por intervenciones en otros componentes como grupos de soporte y autoayuda, consejería en actividad física, actividades de detección del riesgo, educación en lugares de trabajo, colegios o servicios de salud en la comunidad, actividades en contextos barriales tales como eventos en la comunidad y la utilización de senderos peatonales.

1. Semana de los hábitos de vida saludable. Semana del 24 de septiembre 2. Día mundial de la alimentación. 16 de octubre.

11


Hábitos Saludables El mejoramiento de los hábitos alimentarios es un compromiso de toda la sociedad y no solo de cada uno de los individuos que la componen. Por consiguiente, requiere un enfoque poblacional, multisectorial, multidisciplinar y adaptado a las circunstancias culturales.

Las recomendaciones, tanto poblacionales como individuales, deben consistir en: Lograr un equilibrio calórico y peso saludables. Reducir la ingesta calórica procedente de las grasas, cambiar las grasas saturadas por las insaturadas y eliminar los ácidos grasos trans. Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos. Reducir la ingesta de azúcares simples. Reducir el consumo de sal (sodio), cualquiera que sea su fuente, y garantizar que la sal consumida esté yodada.

12


Realizar actividad Física. Control del tabaquismo. No al consumo de alcohol y sustancias psicoactivas Llevar una vida en paz y armonía Consumir agua potable Una sexualidad segura, responsable y con amor.

Todos somos responsables de nuestra salud y en cierta forma de la salud de los otros. Por lo tanto, la invitación es a que generemos en nosotros comportamientos sanos para que tengamos una vida saludable y una mejor calidad de vida. Los hábitos alimentarios inadecuados y la inactividad física son importantes factores de riesgo de enfermedades crónicas.

13


14


H谩bitos de alimentaci贸n y estilos de vida saludable


Cartilla habitos de alimentación