Page 1


Índice.  

Editorial Artículos

página 3

Adultos bienvenidos a la humorada

página 4

De lo moralizante a lo escatológico

página 7

Críticas

Más literatura, más cultura

página 10

Metaficción, variable que complejiza la comprensión

página 11

Historias predecibles que provocan insatisfacción.

Página 12

 

Tráiler Bibliografía

página 13 página 14

2


Editorial.

¡Bienvenidos! Revista AlaLuz tiene por objetivo servir de herramienta para todo público que quiera conocer y reflexionar en torno a como la literatura se ha manifestado con temáticas y estructuras acorde a la época y destinatario determinado, pues se entiende que la literatura es una construcción social y cultural que trata de responder a las necesidades de los lectores en coordenadas espacialestemporales establecidas (Colmer, 1999). De acuerdo a lo anterior, es que en esta revista podrán conocer como la literatura ha sido una herramienta potente para criticar el mundo en que vivimos y para poner sobre la mesa temas contingentes que durante mucho tiempo han sido silenciados (Guerrero, 2008) y evadidos por considerarse vulneradores de buenas costumbres. Para esto, los destinatarios de esta revista conocerán como el humor y lo carnavalesco se transforma en herramientas subversivas de la literatura infantil y juvenil. También queridos lectores podrán conocer como ha ocurrido un “desprendimiento de una literatura didáctica y de formación moral hacia el descubrimiento de formas más cercanas y lúdica” (Hanan, 2011) poniendo en dialogo d obras que nos permiten vislumbrar este fenómeno que surge para responde a las sociedad postindustriales. Para todo lo anterior se pondrá a disposición de ustedes artículos que sustentan el análisis a través de diversas líneas teóricas y críticas en las que se plasmaran apreciaciones en base a algún elemento de la obra. Están todos muy cordialmente invitados a leer y a disfrutar de esta revista que te los llevara a viajar en un mundo que la literatura pone a nuestra disposición.

3


Artículo: “Adultos, bienvenidos a su humorada”. Durante la década de los setenta la LIJ comienza a reivindicarse incorporando una variedad de temáticas contingentes a la época, que entre otras cosas contrarrestan partida a la ideología de sumisión a las jerarquías y convenciones sociales que imperaba en la literatura tradicional (Colmer, 1999). Desde esta perspectiva, es que en este artículo se pondrán en diálogo dos obras de Roald Dahl: Los Cretinos y Matilda, pues estas reflejan claramente como la literatura actual provoca este quiebre de los lineamentos asimétricos entre adultos-niños y la ruptura de esta especie de carcasa impuesta por la literatura tradicional que protegía y hacia incuestionable el mundo y estilo de vida de los adultos. Es por ello, que el propósito de este artículo es vislumbrar como es que a través del humor se cuestiona el mundo y actuar de estos últimos. Por un lado, Los Cretinos nos cuenta el vivir cotidiano de un matrimonio compuesto por el Señor y la Señora Cretino. Estos personajes parecieran no agradarse ni soportarse entre ellos, ya que durante el transcurso de la historia se realizan constantes bromas desagradables que los lleva a vivir en un constante y evidente conflicto. Sin embargo, no solo se desagradan entre ellos, sino que también no les gusta para nada los niños y los monos, siendo estos últimos maltratados por el Señor Cretino. Esta situación llevara a los animales a preparar una gran venganza junto a la ayuda del Pájaro Gordinflón para poner en su lugar a esta odiosa y mugrienta pareja. Durante el transcurso de esta obra, el actuar absurdo de los personajes es indiscutible. En una ocasión, a modo de venganza la Señora Cretino le prepara un plato de espaguetis a los que le incorpora gusanos. Al momento de servírselos a su marido, este se da cuenta de que sus fideos se están moviendo, que tienen un sabor amargo y que son demasiados escurridizos. Aun así, se los termina comiendo todos. A partir de esta situación, se puede observar como Dahl utiliza el actuar despropósito de los personajes para poner en tela de juicio como un adulto considerado como un individuo capaz de actuar racionalmente bajo lineamientos que no escapen ni en lo más mínimo del actuar lógico se ve sumergido en una situación tan absurda e irracional, provocando un desmoronamiento total de la rígida e intachable imagen que el adulto suele proyectar y presumir antes los niños. En otra situación, esta pareja es víctima de una broma realizada por los animales que sufrieron sus maltratos. Estos últimos, pusieron todas las cosas pegadas en el techo para dar la impresión de que la casa estaba al revés y provocando así, que estos personajes quedaran pegados de cabeza en el suelo. En esta circunstancia es cuando el lector ve como unas personas ya maduras son burlados por unos simples animales que para nuestra sociedad son cognitivamente inferiores a los humanos, creando así una humorada que ridiculiza a este matrimonio de personas que debiesen ser lo suficientemente inteligentes para zafar de aquellas situaciones. Sin embargo, nos encontramos frente a individuos que parecieran no tener ni el más mínimo grado de inteligencia.

4


En ambas situaciones descritas, para Dahl el uso de frases y situaciones disparatadas en estos personajes que provocan la hilaridad en el lector es un recurso que invita a burlar y disputar el actuar del mundo adulto (Martín, 2004). Por otro lado, Matilda nos narra la historia de una niña de tan solo cinco años de edad que posee impresionantes habilidades cognitivas y maravillosos poderes, situación que sus ignorantes e estúpidos padres son incapaces de ver, ya que estos se encuentran sumamente embobados por su estilo de vida y sus quehaceres. Matilda vive a diario la despreocupación hacia ella por parte de su madre, la despreciable forma en que su padre la trata y el despotismo de la profesora y directora Trunchbull. Sin embargo, esta niña es bastante astuta y sabe actuar usando la inteligencia para ponerlos en su lugar enfrentándolos a determinadas situaciones. Sin embargo no todo es tan malo, pues finalmente esta niña forma un fuerte lazo con su profesora Honey, con quien por circunstancias de la vida termina viviendo. Los Wormwood, padres de Matilda, son más bien un matrimonio que vive desligados completamente de su labor de padres y que son un fiel reflejo de las sociedades postindustriales, en el sentido de que nos muestran su sistema de vida superficial, basada en el consumo, inmerso en el mundo de las masas y las lógicas de mercado (Colmer, 1999). Mrs. Wormwood, un día en el que sacaba cuentas junto a su hijo luego de un afortunado día de negocios, trato de embustera y tramposa a Matilda por que no creyó que ella hubiese podido calcular grandes cifras de números mentalmente y menos que haya llegado al resultado correcto. Esta situación la indigno así que decidió darle un buen castigo a su padre. Realizo algunas maniobras que terminaron con el pelo de Mrs. Wormwood rubio platino. En esta situación, el autor de la obra nuevamente plasma un escenario cómico en el que el adulto es burlado por una astuta niña, dejando en evidencia la torpeza de este padre que presume constantemente su supuesta gran inteligencia. De esta manera se hace evidente que a través del humor es posible hacer tambalear los presupuestos establecidos que la sociedad ha entendido y aceptado respecto al debido comportamiento de un adulto (Guerrero, 2008). La Trunchbull es un personaje totalmente autoritario, amenazador y maltratador. Ella suele tener el control de todas las situaciones, es quien tiene la última palabra y la que ejerce toda su furia sin ni siquiera tener motivos en contra de los niños. En una circunstancia, la Trunchbull se ve sobrepasada por una salamandra que fue puesta en su jarro de agua por una niña llamada Lavender, quien anhelaba hacer un acto heroico a través de una mala broma para esta odiada directora. Ante esta especie de bicho, la Trunchbull comenzó a gritar, temblar y sin ni siquiera pensarlo se subió arriba de una silla. Esta situación, provoca una respuesta en el lector: la risa, pues el autor posiciona a este malvado personaje en una situación completamente incomoda y ridícula, pero que provoca risa y placer en el lector, asiendo así uso del humor para cuestionar el vivir de estos individuos presentes en nuestro mundo actual (Martín, 2004).

5


El personaje anteriormente mencionado y descrito, es objeto seguro para criticar a través de la LIJ, ya que la crítica a las conductas adultas incluye el cuestionar el ejercicio despótico del poder o cualquier forma de poder autoritario (Colmer, 1999). Como pudimos observar a lo largo de este artículo en el que se analizaron dos grande obras del contemporáneo autor Roal Dahl, el uso del humor ha sido una herramienta de la nueva LIJ para apelar en el lector una postura crítica frente a temas contingentes, en este caso, el actuar adulto. Por un lado, en Los Cretinos el autor se sirve de un humor absurdo que hace actuar a los personajes de forma irracional y sin sentido, y por otro, en Matilda los adultos son constantemente sometidos a situaciones en las que son burlados por los niños. Este tipo de literatura hace una llamada ese niño imaginativo, interrogante y rebelde que se vuelve un “lector cómplice de lo sugerido, de lo que está oculto entre las líneas del relato” (Guerrero, 2008). En definitiva “las críticas al mundo adulto tiene altas cuotas de humor y crítica social” (Ow, 2011, p.333), pues en ambas narraciones aparecen personajes adultos sometidos a insólitas, ridículas y disparatadas situaciones que desmoronan el mundo aparentemente sano y estable de estos últimos, dando así paso a “la risa y la promoción de una visión de mundo y de hombre a la vez crítica y alternativa del objeto o sujeto humorado” (Ow, 2011, p.346). Para terminar, se dejara sobre la mesa el reflexionar acerca de cuál será el espacio que como futuros docentes le daremos al humor a través de la LIJ, pues siempre está el peligro de caer en lo tradicional, en lo ya conocido, donde uno se puede explayar sin mayor preocupación. Ante este riesgo real, para evitar ese vértigo que produce lo desconocido, es fundamental conocer y manejar a cabalidad que es el humor, como se relaciona con el desarrollo cognitivo de los niños, como utilizarlo y como involucrar a los alumnos en literatura contemporánea que nos invita a dar un paseo sobre una divertida atmosfera de humor que nos hará vislumbrar el mundo desde otra perspectiva.

6


Artículo: “De lo moralizante a lo escatológico” Existe un gran abismo entre la LIJ tradicional y la LIJ actual, ya que tanto las temáticas, los objetivos, la estilística, los supuestos de sociedad y el concepto de lector toman una dirección opuesta en ambas literaturas. Hoy en día, sabemos que la literatura infantil y juvenil transformo y modernizo la representación de mundo para responder a las necesidades de una sociedad postindustrial que apela a necesidades determinadas y acorde a la época (Colmer, 1990). Bajo este lineamiento, es que este artículo tiene como propósito analizar a través del contraste entre dos obras con temáticas totalmente opuestas el desplazamiento de una literatura moralizante a una literatura carnavalesca, de manera tal poder visualizar y comprender como en ambas se apela a un destinatario opuesto. Por un lado, La familia Guácatela nos cuenta la historia de un matrimonio feliz y que se ama, pero en el que ambos personajes tanto Toxina como Roñoso son sucios, flojos y aprovechadores. Toxina, está continuamente preparando unos asquerosos platos de comidas a su marido, hechos de ingredientes como por ejemplo puré de orejas con espinillas y puntos negros. No trabajan, reúnen dinero a través de un falso email que finalmente, por circunstancias de la vida los hace reunirse con un científico que quería mostrarle al mundo la forma de vivir que ellos tenían. Sin embargo no lo logra conseguir y finalmente este frustrado se vuelve integrante de la familia. En una ocasión, al matrimonio se le ocurre la idea de espantar a sus vecinos de su propia casa de una forma muy particular, pues sus punes serán sus aliados. “Entonces vino el reventón. Los Guácatela descargaron todo el gas que tenían en sus panzas infladas de un solo estallido” (La familia Guácatela, 2002). En esta situación, podemos observar como el autor se sirve de un lenguaje para plasmar una situación liberada de las normas de conducta para disfrutar el manejo de figurar las necesidades fisiológicas (Guerrero, 2008). Es entonces desde esta perspectiva, que lo escatológico descendente, en este caso los peos, se conviertan en un tema presente en la literatura para ser tratado por los lectores infantiles, dando espacio a un acercamiento natural por parte estos hacia este tópico. A lo largo de la historia, el lector es testigo de los malos hábitos de aseo de estos excéntricos personajes. En una ocasión, se hace la siguiente descripción del señor Roñoso: “(…) le salen pelos de la nariz que ahora están convertidos en unos gruesos mostachos. Por ser chascón y no bañarse pronto le salieron piojos (…) la picazón desapareció. Vinieron las garrapatas y se comieron a los piojos (…) las garrapatas se incrustaron en su cráneo.” (La familia Guácatela, 2012). En esta situación nuevamente se hace alusión propiamente tal a lo humano, a lo corporal y sucio. Es un personaje que no cumple con las convenciones de cuidado personal que se propagan en nuestra sociedad, es más bien un hombre que transgrede hasta la más mínima convención de limpieza. Esta narración viene acompañada de una gran cuota de humor, volviendo así la lectura “en una actividad activa y más participativa en un lector que se vuelve cómplice de lo sugerido” (Guerrero, 2008, p.2). Es más, este humor se presenta en contra de todo discurso convencional, pues la visión 7


que nos devela esta novela tiene un carácter burlesco de los presupuestos comunes que hay en nuestra sociedad. En definitiva, la obra nos brinda la posibilidad de disfrutar de una lectura llena de humor y con temáticas poco habladas, condición que nos permite un acercamiento fluido a lo no convencional. Por otro lado, el cuento George Washington y el cerezo nos cuenta la historia de un niño llamado George que movido por el entusiasmo de tener una hacha nueva y reluciente cortó el preciado cerezo de su padre. El padre al darse cuenta de que su cerezo estaba muerto, le preguntó muy furioso a su hijo si sabía quien había cortado el árbol, George con valor le responde que fue él. Finalmente, el padre lo felicita por decir la verdad recalcando que prefiere un hijo honesto que un huerto lleno de cerezos. En contraste con la novela anterior, este cuento recae netamente en la literatura tradicional con fines moralizantes, pues lo que se quiere transmitir a través de esta historia es la importancia de decir la verdad. Es decir, se busca que el niño entienda que debe ser como George, un chico que sabe que mentir es malo por lo que a pesar de su error y las posibles consecuencias de su actuar decide ser honesto. Este cuento trae consigo un mensaje que busca que “los lectores comprendan la forma en que deben actuar y comportarse, y saber distinguir entre los bueno y lo malo” (Ayuso, 2013, p.16). Cuando George dice la verdad, su padre lo envía a la habitación para luego ir a conversar con él. En esta situación, George se muestra cabizbajo y avergonzado y decide pedirle perdón a su padre. Al leer el entre líneas de esta situación del cuento, se evidencia que se refleja al niño como bondadoso e inocente por naturaleza y como un individuo vinculado a la normatividad social y cultural que pretende disciplinarlo y controlarlo (Guerrero, 2008 p.7). Se entiende que este cuento gira en torno a una temática conservadora que tiene por objetivo socializar al lector a través de la transmisión de valores con el propósito de influenciar en el individuo y convencerlo de que aquellas actitudes son las deseables, correctas, adecuadas y las que espera la sociedad. A partir de todo lo anterior podemos ver como la lectura para los niños y jóvenes puede tomar dos caminos: puede ser un medio para el ejercicio de la liberación, imaginación, goce y diversión o puede ser una actividad “controlada y manejada para modelar la mente y ejercer un cierto control sobre ella” (Guerrero, 2008, p.13). Del mismo modo, también es evidente que el concepto de lector que existe en el entre líneas de aquellas obras son muy distintos. Por un lado, en La familia Guacatela el autor se dirige a un destinatario de mente abierta capaz de acercarse de manera natural a los temas no tratados, censurados y considerados inadecuados para de esta forma ampliar su visión de mundo y ser capaz de manera critica el mundo y sociedad actual. Por otro lado, en George Washington y el cerezo se dirigen a un lector que capta el mensaje del texto de la historia sin inquietudes ni cuestionamientos, pues este debe de ser un destinatario que respeta y comparte las convenciones de la sociedad. 8


En resumen, la LIJ actual y la LIJ tradicional persiguen objetivos y propósitos distintos, situación que pudimos apreciar en el desplazamiento de lo moral a lo escatológico a través del análisis de dos obras. Por un lado, La familia Guacatela es una novela que trata sin pudores temas relacionados con lo corporal, específicamente, la suciedad, hediondez, y hasta situaciones que despiertan asco en el lector. Por otro lado, en George Washington y el cerezo vimos como a través del cuento se busca formar al individuo en valores para que satisfaga las expectativas de la sociedad. Respecto a lo visto a lo largo de este articulo, creo que como futuros docentes debemos poner al tanto a los alumnos de estas dos tendencias de la literatura para que logren formar su propia opinión acerca de cómo la literatura puede formar individuos con formas de pensar distintas. Para ello, debemos estar claros y conscientes de lo que le proponemos leer a los alumnos y cuidar de no caer en lo convencional o tradicional, pues la temática del libro a proponer puede ser un elemento motivador o completamente desmotivador.

9


Crítica: “Más Literatura, más cultura” Título: Mil Grullas Autor: Elsa Borneman Datos de la edición: 2011, Alfaguara. Para ampliar nuestro bagaje cultural conociendo diversas culturas y acontecimientos pasados no es necesario recurrir a manuales o enciclopedias, pues la literatura también es un medio que nos permite conocer lo que hay más allá de las coordenadas temporales-espaciales en las que nos encontramos inmersos. Tal es el caso del cuento Mil Grullas que nos narra una inocente historia de amor de dos chicos que viven en Hiroshima y en pleno periodo de guerra. Naomi, la eterna enamorada de Toshiro se enferma de leucemia a causa y posteriormente del lanzamiento de la bomba atómica en su ciudad. Toshiro, no pierde las esperanzas de que Naomi se recupere, pues las grullas de papel mantuvieron viva la esperanza hasta los últimos días de vida de Naomi. La temática de este cuento permite conocer una de las grandes consecuencias que trajo consigo un potente acontecimiento histórico: “el lanzamiento de la bomba atómica”, lo que provoca en el lector un efecto de concienciación sobre uno de los grandes coste de aquella guerra, pero además, lo invita a situarse en un contexto histórico que quizás desconocía. Esto último, invita al destinatario a conocer las vivencias de personas de otro país en un momento histórico determinado. La dimensión cultural también se ve reflejada en el relato, pues las grullas de papel son un elemento característico de Japón, país que le asigna un especial y determinado significado que en la historia se hace evidente. Este cuento además, posee una estructura sintáctica accesible para los lectores infantiles, pues se organiza en torno a oraciones simples que convierten la lectura en un proceso fluido que permite mantener la atención al argumento. Es más, cabe mencionar que incluso desde la estructura sintáctica el lector se puede nutrir de elementos culturales, ya que en la narración se incorporan palabras japonesas con sus respectivos significados para nombrar determinados elementos. Si bien en el libro se menciona que la edad recomendada para el lector es a partir de los diez años, no veo el obstáculo que se le podría presentar a un lector que le gusta leer y conocer otras historias o culturas a través de la literatura. Es por ello que dejo la invitación a leer este cuento a todo lector que vea y sienta la lectura como un disfrute y goce, pero que por sobre todo vea la literatura como una puerta de entrada a mundos e historias desconocidas que nos permiten ampliar y enriquecer nuestro bagaje cultural. Esta historia es parte de un recopilado de doce cuentos, y tiene alrededor de trece ediciones y siendo en la década del novena la primera publicación. Elsa Bornemann tiene un notable reconocimiento internacional y es una de las escritoras más destacadas de literatura infantil en lengua castellana, llegando a convertirse en la autora preferida por niños y jóvenes. En definitiva este cuento nos permite adentrarnos en un lugar y época del cual podemos conocer y ampliar nuestra visión de mundo a través del goce de leer. Es por ello que quedan abiertamente invitados a disfrutar de una lectura enriquecedora. 10


Crítica: “Metaficción, variable que complejiza la comprensión” Título: Maritrini quiere ser escritora Autor: Luis Cabrera Edición: 2007, Alfaguara. Ilustrador: Carmen Cardemil El quiebre de los cánones de la estructura narrativa tradicional es producto de la variable metaficcional que se puede manifestar de diversas maneras en una novela y provocar ciertos quiebres cognitivos que pueden complejizar la construcción de sentido. Esta variable la podemos presenciar en la novela “Maritrini quiere ser escritora” la que nos cuenta la historia de una niña que tras la determinada decisión de ser escritora se ve involucrada en algunos aprietos. Se decide escribir una novela de recetas de cocina de su abuela y a medida que las redacta nos va relatando su vida familiar y cotidiana. En esta narración, se nos presenta constantemente elementos que quiebran las expectativas del lector durante el proceso de lectura, pues la protagonista quien es a la vez la narradora de la historia realiza intervenciones que interrumpen la continuidad del argumento. Estas interrupciones provocan que el lector que se encuentra sumergido en la lectura se encuentre dentro y fuera de la ficción. Además, al ir transcurriendo hacia el final de la obra la variante ficcional se presenta de un modo tal que el lector se desconcierta a tal medida que la comprensión y el sentido de la obra se vuelve un gran desafío, pues la estructura narrativa provoca una desfamiliarización con el cómo se narra una historia. Sin embargo cabe mencionar, que la estructura sintáctica en la obra se vuelve un elemento facilitador de la lectura, ya que se compone de oraciones de fácil comprensión y que permiten la lectura fluida. Este libro está dirigido a un lector capaz de de enfrentarse a una historia que vulnera la narrativa tradicional y que por ende le gustan los desafíos. Creo que a partir de los doce años es una edad pertinente para poder enfrentarse a la complejidad de la metaficción, pues un lector que carece de las herramientas necesarias para desenvolverse adecuadamente en la lectura se puede ver frustrado. En definitiva, la metaficción es un elemento de la literatura que nos hace una invitación a conocer más allá de las formas tradicionales de narrar una obra y que por sobre todo apela a un lector capaz de sobrellevar las situaciones que nos hacen tambalear, dudar y muchas veces confundir. Este libro fue publicado en el año 2002 y su autor es un reconocido y multifacético escritor que ha recibido varios reconocimientos. Ha sido un libro considerado como uno de los que no puede no ser leído por los lectores infantiles y juveniles. Están todos invitados a leer y conocer esta obra para disfrutar y comprender como es que la metaficción vulnera la narrativa tradicional y como nos complica a la hora de construir un significado.

11


Crítica: “Historias predecibles que provocan insatisfacción”. Título: “El nuevo” Autor: Elsa Borneman Datos de la edición: 2011, Alfaguara. La nueva literatura infantil y juvenil además se ser un medio de goce y placer, también puede ser un elemento desafiante para aquel lector activo y ávido. Sin embargo, muchas obras pasan por alto esto último, convirtiéndose así en obras desmotivadoras. Tal es el caso del cuento de amor llamado “El nuevo”, que trata de un grupo de amigo de tres chicos: Federico, Leonardo y Cristina. Todo transcurría bien hasta que los dos amigos Federico y Leonardo se dan cuenta que ya no ven a Cristina solo como una amiga, sino que en realidad sienten una gran atracción por ella. Esta situación los hace enfadar y pelear, quedando incluso como enemigos pues ambos trataban de llamar la atención de Cristina. Sin embargo, esta última se termina enamorando del chico nuevo de su curso. Finalmente, los amigos peleados al ver que Cristina estaba con otro chico se terminan reconciliando. Esta historia cae totalmente en lo predecible, pues en la medida en que se comienza a leer que esta historia tratara de amor y en la que los protagonistas son este grupo de amigos, las expectativas del destinatario que comienzan a florecer en el transcurso de la obra se cumplen una por una, pues es una temática ya sabida y típica, provocando que el proceso de lectura se vuelve poco llamativo. El actuar de los personajes, sus actitudes y pensamientos también es imaginable, pues el argumento de esta obra pareciera no dar para más. Ante esta situación, la lectura pareciera no responder a las necesidades de los lectores de hoy que están ávidos de una lectura llamativa y desafiante, pues esto los motiva y los involucra en la historia misma. Es entonces muy probable que el lector quede insatisfecho con la lectura de este cuento y con deseos de haber leído un final distinto en el que el actuar de los personajes hubiera sido sorprendente o inesperado. El destinatario ideal de este libro puede ser de cualquier edad, siempre y cuando sepa leer. Sin embargo, debe ser alguien que no le gusten los desafíos y que prefiere las lecturas con temáticas y personajes tradicionales. En definitiva, es un lector que se sienta a leer y que de antemano, solo con la lectura de las dos primeras páginas ya se ha imaginado el conflicto y desenlace de la historia. Esta historia es parte de un libro de doce cuentos que fue publicado en la década del noventa. Su autora es Elsa Bornemann, escritora muy reconocida internacionalmente y que se ha ganado el favoritismo de los lectores. Sin embargo, su libro No somos irrompibles (12 cuentos de chicos enamorados) en su momento fue objeto de duras criticas. Si eres un lector que le gusta los retos y enfrentar situaciones inesperadas, te recomiendo buscar otras opciones, pues te aseguro que al llegar a la tercera página dejarás el libro en su lugar.

12


Trรกiler

http://youtu.be/xY0lCPkGLCE

13


Bibliografía. Colmer, T (1999). La literatura infantil y juvenil actual. En introducción a la literatura juvenil infantil y juvenil actual. (pp.107-158). Madrid: Síntesis. Guerreo, L. (2008). La neo-subversión en la literatura infantil y juvenil, ecos de la postmodernidad. Universidad Iberoamericana. Departamento de Letras. Hanán, F (2011). ¿Literatura infantil latinoamericana? Peonza, 96 ,4-14 Martín, P. (2004). El humor a través del lenguaje: Nonsense en la literatura infantil de Roald Dahl. Universidad de Extremadura. Departamento de inglés Ow, M. (2011). Tengo un secreto. Cuestionamientos del mundo adulto en álbumes ilustrados. . .

14

Revista literaria lista Nº1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you