Page 78

La inoportuna caída le provocó una fractura en su pierna y un mes de inmovilidad. Al corriente de su desafortunada situación, su madre proyectó una estrategia para auxiliarle durante su convalecencia. -Le diré a Nieves que pase por tu casa a echarte una mano, así de paso justificará su sueldo. No sé por qué me da que las temporadas que pasamos en Benidorm se toca el higo. Ricardo se negó a que su madre le organizara la vida desde su retiro jubilar, pero de nada le sirvió. En poco más de una hora tenía a la asistenta de sus padres franqueando la entrada de su casa con la propia llave. Eso me pasa por darle una copia a mi madre, pensó Ricardo. En su momento lo había hecho en previsión de que acudiera a regarle las plantas y echar un vistazo cuando él se iba de vacaciones, un caso que nunca se había llegado a producir, dado que su padres viajaban más que él a cuenta del Imserso. Nieves resultó ser una mujer menuda con aspecto de andar por la treintena, a pesar de su modo adolescente de vestir. No terminaba de imaginársela aguantando a su madre. Le saludó efusivamente y sin solicitar ninguna indicación, se puso al mando de la casa, a pesar de que Ricardo le aclaró que no era necesaria su presencia. -Tu mamá me ha dado una misión y tengo que cumplirla. Comenzó por trastear en la cocina. Ricardo, tumbado en el sofá del salón, escuchaba perfectamente los ruidos de cacerolas y la puerta de la nevera abrirse y cerrarse. Y completando el coro, lo que debía ser el tintineo de esas pulseras de colores que lucía en la muñeca izquierda. Se le hacía un nudo en la garganta con cada uno de esos golpes, angustiado por la poca delicadeza de la asistenta. Era consciente de que, con tal ímpetu, las botellas que estaban situadas en la cara interna de la puerta del refrigerador terminarían moviéndose y, en el peor de los casos, cayendo al suelo. Ricardo tomó aire e insistió.

Profile for Angela Beato

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Advertisement