Page 75

Rumanía y abrazarles. Mierda de vida. La descripción de la ropa coincide. Mariana ha debido contarle a aquel policía cómo iba vestido esta mañana, cómo para no saberlo, es ella siempre quien me prepara la ropa para el trabajo. Que alguien llame a la obra, no puedo perder el empleo. Que pase a verle. Gracias a Dios. Más verde, la chaqueta verde de Mariana que se aproxima temblorosa a mi cama y llora desconsolada al verme. Me toma de la mano. Quiero abrazarla, gritarle que la quiero, pero no puedo, sólo soy capaz de llorar. Constantin. Ese si es mi nombre, ella lo conoce bien. No, es Eduardo, mi hijo. La mujer de negro se ha colocado al otro lado de mi cama y agarra mi mano libre, reclamando su maternidad. Sólo la suelta un instante, para rebuscar dentro de su bolso y sacar una foto. Es mi Eduardo, y se la muestra a todos los presentes, también a mí. Es el rostro sonriente de un chico joven, moreno, como yo, de ojos castaños, como los míos, pero estoy seguro que no soy yo, al menos no me reconozco. Déjalo, Inés, no insistas, debemos aceptarlo. El marido la abraza y la arrastra con dificultad hacia la puerta. El doctor y el policía se quedan en la puerta viendo cómo se alejan. Su hijo está en la lista de fallecidos del Gregorio Marañón. Ya lo sabían, pero la mujer se resiste a asumir la pérdida. Han estado peregrinando por distintos hospitales buscando algún joven herido en el atentado y a quien nadie hubiera reclamado. A pesar del tono confidencial que utiliza el policía para compartir aquella información con el doctor, resulta inevitable que le escuche. Mariana me abraza suavemente, como intentando no romperme, y mis ojos se vuelven a ahogar en lágrimas.

Profile for Angela Beato

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Advertisement