Page 43

frente a mí, desnuda, se me había quedado grabada en la mente, de tal manera que cuando a los pocos minutos se abrió la puerta del ascensor y apareció vestida, me costó reconocerla. -Ha sido mi regalo de despedida. Espero que te haya gustado -dijo mirándome fijamente mientras encendía un cigarrillo. Aunque lo deseaba fui incapaz de hacer ni un solo gesto para detenerla. Permanecí de pie, a la entrada de la portería, callado, supongo que con cara de idiota, viendo cómo se alejaba para no volver jamás. El ruido de la puerta del ascensor me hizo girar la cabeza. Era don Manuel. Me miró callado, supongo que también con cara de idiota.

Profile for Angela Beato

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Advertisement