Page 35

utilizar sin demasiado problema mis sostenes", pensó asombrada. De repente cayó en la cuenta de que el aspecto físico de su marido se había deteriorado notablemente desde el día en que se enamoró de él, tanto que parecía otra persona, si no fuera porque en ese momento paseaba ufano la única seña de identidad que un día la enloqueciera. Pero, ¿cómo? ¿Por qué de improviso, sin juegos previos, sin ayuda externa, Modesto competía en cantidad y calidad con los astros del cine para adultos? ¿Tendría una amante y eso le daba cargo de conciencia? Si en los últimos años no había destacado por su interés hacia las prácticas de alcoba, ¿por qué razón entonces, esa tarde, se mostraba tan fogoso? ¿Los penes pueden llegar a estallar por un exceso de excitación? Las preguntas se arremolinaban en la cabeza de Lucinda. -Tengo que preparar la cena, Modesto -concluyó tratando de zanjar la cuestión y aprovechó el desconcierto que estas palabras provocaron en su pareja para escabullirse precipitadamente de la habitación. -Pero, cariño, la cena puede esperar -voceó el marido siguiéndola desnudo por las escaleras. Lucinda no le contestó. Siguió su camino hasta la cocina, con la sensación de que alguien a su espalda le apuntaba con un arma, y encendió la televisión de 14 pulgadas situada al extremo de la barra. Comenzaba el informativo. La presentadora contaba con todo lujo de detalles la aparición de un bebé abandonado en un contenedor. Unos basureros lo habían encontrado retozando entre tetra-briks y páginas amarillas anticuadas. Por lo visto llevaba en su boca un preservativo usado que la criatura había empleado a modo de chupete. Lucinda sintió una arcada y apagó la tele. -Cariño, no tienes nada que temer. Esta mañana he comprado protección -expuso Modesto en tono confidencial.

Profile for Angela Beato

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Advertisement