Page 18

Un día me vi obligado a cancelar su visita a causa de un compromiso, así que yo mismo marqué uno de los teléfonos que Lara había estampado en la ficha médica. Me contestó una voz masculina. -Hola, ¿está Lara?- conseguí preguntar después de la sorpresa inicial. -¿Quién la llama? -preguntó el hombre desconfiado. -Soy su psiquiatra. -¿Su qué? El instinto me hizo colgar el teléfono inmediatamente. Algo no marchaba. Opté por hacer un segundo intento con el número de la revista para la que Lara realizaba sus reportajes fotográficos. -Lo siento, pero aquí no trabaja nadie con ese nombre. La situación me intrigaba tanto que decidí anular la reunión y situarme ante mi consulta escondido en el coche a la espera de que mi misteriosa paciente apareciera. Lara llegó puntual, a las seis y media como todos los martes y con el mismo rostro risueño que lucía cada tarde desde la primera vez que la vi, un gesto que se tornó sombrío cuando la observé saliendo del edificio. Incomprensiblemente me salté todas las normas de la ética profesional y la aceché a una distancia prudencial. Permaneció media hora sentada en un banco de Plaza de España, mirando las palomas. Luego reanudó su camino hasta entrar en un portal de la calle Leganitos. Me fascinó hallar en mi interior una vocación detectivesca, hasta entonces desconocida, que me impulsó a aproximar la nariz al portero automático con el afán de descubrir alguna conexión con ella. Pérez, Pino, Fernández, Pensión Soledad..., ningún letrero aportaba nada que me ayudara a despejar mis incógnitas. En algún momento tendría que salir, así que me armé de paciencia y esperé tomando un café en el bar de enfrente.

Profile for Angela Beato

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Juegos de artificio. 20 relatos inflamables  

20 historias independientes en las que se cruzan el drama y la comedia, con protagonistas imperfectos que sufren, dudan, aman, mienten, te e...

Advertisement