Issuu on Google+


Subsistema nacional de trasplantes Redes de hospitales procuradores

Los hospitales que conforman el SNT forman una red para la obtención de órganos y tejidos y para la realización de trasplantes. Esta red tiene varios niveles de enlace: El primero es el conjunto de hospitales pertenecientes a una misma institución de salud que a través de los comités internos definen la distribución de los órganos y tejidos hacia los hospitales a los que envían a sus pacientes para que reciban un trasplante (sistema de referencia). Así se organiza con claridad la red de hospitales de cada institución social, pública y privada. Estas redes pueden interactuar también entre sí para la distribución de órganos, aunque en consideración a que la aportación de los recursos físicos y económicos para la obtención de órganos y tejidos la hace cada institución, se privilegia antes que nada a los hospitales que pertenecen a la misma. El segundo nivel inicia cuando no es posible identificar a un receptor en la red institucional y se abren los canales hacia las otras redes. Para ello se consideran primero las redes de otras instituciones similares. Por ejemplo si en la red de hospitales del IMSS no hay un receptor adecuado, la distribución se dirige hacia la red de hospitales del ISSSTE o de la Secretaría de Salud, de acuerdo con los acuerdos establecidos previamente por los comités internos. Las redes de hospitales procuradores del sector privado realizan el mismo procedimiento: primero se distribuyen los órganos y tejidos en las unidades médicas de la misma institución. De no haber receptor adecuado se dirigen hacia otra red de hospitales privados con los que se tenga un convenio. El proyecto de las redes de hospitales procuradores forma parte del Programa de Acción Específico del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), institución rectora del SNT, que desde 2005 ha venido impulsando, en primer término la profesionalización de personal de salud que coordine los procesos de donación en los hospitales a través del Diplomado universitario para la formación de coordinadores de donación, en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México. En segundo término, el Cenatra realiza desde 2007, una serie de visitas a los hospitales con licencia para donación y trasplante con el fin de supervisar el adecuado funcionamiento de los comités internos de trasplantes. Durante estas visitas se promueve la creación de las redes de hospitales procuradores. El proyecto de ampliar las redes de hospitales procuradores, parte de la idea de que los hospitales que cuentan con programas de trasplante no pueden ser autosuficientes en la obtención de órganos o tejidos para satisfacer la creciente demanda de trasplantes.


Consejo nacional de trasplantes En la Ley General de Salud se establece que tanto el Centro Nacional de Trasplantes como los Centros Estatales deberán coordinar sus actividades de promoción y fomento de la cultura de la donación con apoyo del Consejo Nacional de Trasplantes (Artículo 339 de la ley) .Este organismo fue creado en enero de 1999 como una comisión intersecretarial de la administración pública federal con objeto de “Promover el diseño, instrumentación y operación del Sistema Nacional de Trasplantes, así como de los subsistemas que lo integren”. En su Reglamento Interno se describen con precisión su integración y funciones.

Consejo interno del cenatra Es la Instancia encargada de coadyuvar en el seguimiento al cumplimiento del programa y evaluación del Centro Nacional de Trasplantes. El Consejo Interno del Centro Nacional de Trasplantes, con fundamento en los artículos 36 y 37 del Reglamento Interior de la Secretaría de Salud y Tercero, fracción II del Acuerdo que establece la Integración y Funciones de! Consejo Interno del Centro Nacional de Trasplantes de la Secretaría de Salud, emitido el 28 de mayo de 2009


Consejos estatales de trasplantes Las entidades de la República Mexicana se integran al Sistema Nacional de Trasplantes a través de la creación de los consejos estatales de trasplantes. Cada Coetra es un órgano colegiado encargado de proponer y apoyar en las acciones en materia de trasplantes que realizan las instituciones de salud de los sectores público, social y privado.

Centros estatales de trasplantes Es la representación establecida por los gobiernos de las entidades federativas encargada de atender los lineamientos emitidos por el Centro Nacional de Trasplantes.


Organizaciones civiles En México las organizaciones civiles o no gubernamentales (ong) cubren una gran variedad de temas y ámbitos que definen su trabajo y desarrollo. Dichos temas están relacionados con investigación, desarrollo económico, desarrollo humano, cultura, derechos humanos, transferencia tecnológica, ecología, ayuda humanitaria, salud pública, entre otros. En el tema de donación y los trasplantes existe un registro de organizaciones civiles. Su papel es de gran importancia ya que ofrecen programas de apoyo a pacientes y sus familias mediante la provisión de recursos materiales, económicos ó de asesorías y apoyos psicológicos, legales, sociales y de educación para la salud, que les permiten manejar con mayor éxito el trasplante y su tratamiento. El Cenatra reconoce la labor de todas estas organizaciones y considera fundamental mantener un vínculo entre la sociedad y las instituciones, que favorezca la orientación del trabajo conjunto en el marco del conocimiento científico y dentro de una actuación ética y legal. En esta sección usted puede encontrar la información de los programas de apoyo que otorgan las organizaciones civiles en materia de donación y trasplantes. Aquellas organizaciones que cuenten con programas de apoyo a la ciudadanía en diferentes materias relacionadas con la donación y los trasplantes, y que estén interesadas en incorporarse a la presente base de datos pueden hacer llegar la información pertinente al correo electrónico: cenatra@salud.gob.mx Como un servicio de orientación el Centro Nacional de Trasplantes le ofrece a continuación una relación de diferentes organizaciones de la sociedad civil con actividades altruistas de apoyo a diferentes tipos de trasplantes. El Centro Nacional de Trasplantes no se hace responsable del cumplimiento de esas acciones.


Vínculos internacionales •

Red Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante

Sociedad de Trasplante de América Latina y el Caribe

Organización Nacional de Trasplantes

Grupo Punta Cana

European Transplant Coordinators Organisation


Donación

Tipos de donación La muerte en un individuo se puede reconocer porque el corazón deja de funcionar (paro cardiorespiratorio) o por muerte encefálica (el tallo cerebral deja de recibir sangre). La mayoría de las personas fallecen debido a un paro cardio-respiratorio, independientemente de la enfermedad que cause el cese de las funciones del corazón. En estos casos sólo se pueden donar tejidos como las córneas. En el caso de las personas que fallecen por muerte encefálica se pueden donar sus órganos (corazón, riñones, hígado, pulmones, páncreas, etcétera) y tejidos. No todas las personas que fallecen pueden ser donadoras de órganos. Se requiere una evaluación médica de las condiciones del cuerpo y de cada órgano en específico.


Procesos de donación Donación en vida

En algunos casos una persona puede donar algún órgano o porción de órgano sin que afecte su salud. A esto se le llama donación en vida. Por ejemplo, se puede donar un riñón gracias a que el ser humano posee dos y es posible llevar una vida normal con uno solo. El riesgo de la cirugía de extracción de un riñón es mínimo. Este procedimiento requiere de una evaluación médica del posible donador vivo. Los estudios que se realizan se conocen como protocolo de evaluación. Su propósito hacer una revisión sistemática para descartar cualquier riesgo sanitario para el propio donador y para el receptor. Es común que cuando a una persona se le diagnostica la necesidad de un trasplante de riñón se consulte a su familia para saber si alguien tiene la disposición de donarle. También es posible que alguna persona que no tenga parentesco por lazos civiles, consanguíneos o por afinidad decida ser donador. Para esto se deben cumplir los requisitos legales que se mencionan líneas abajo. En otros casos se puede donar una porción de hígado sobre todo en el caso de padres que les donan a sus hijos. Menos frecuentemente es la donación de un pulmón. De acuerdo con el artículo 333 de la Ley General de Salud, para realizar un trasplante de vivo deben cumplirse los siguientes requisitos por parte del donante: Ser mayor de edad y estar en pleno uso de sus facultades mentales. Donar un órgano o una parte de él siempre que su función pueda ser compensada por el organismo de forma adecuada y suficientemente segura. Tener compatibilidad aceptable con el receptor. Recibir la información completa sobre los riesgos de la operación y las consecuencias de la extracción del órgano, de parte de un médico distinto de los que intervendrán en el trasplante. Otorgar su consentimiento de forma expresa, es decir, en un documento. Cuando el donador no esté relacionado por algún parentesco se deberá cumplir con los siguientes requisitos establecidos en la Ley General de Salud: Obtener la resolución favorable del comité de trasplantes del hospital, previa evaluación médica, clínica y psicológica. El interesado en donar debe otorgar su consentimiento expreso ante un notario público y manifestar que recibió información completa sobre el carácter altruista, libre y consciente de la donación, sin que medie remuneración alguna.


Procesos de donación Donación de personas fallecidas Cuando una persona fallece por paro cardio-respiratorio o muerte encefálica y se cuenta con el consentimiento de su familia para la donación, se trata de una donación cadavérica.

En el caso de la muerte encefálica:

Se establece la causa del fallecimiento y se diagnostica clínicamente la muerte encefálica mediante un estudio de gabinete que demuestre en forma documental la ausencia de flujo encefálico arterial. Puede ser, por ejemplo, con un electroencefalograma o con otra tecnología con que cuente el hospital.

Se elabora el certificado de pérdida de la vida por el médico tratante. A partir de aquí es fundamental la rapidez del proceso pues en la muerte encefálica el corazón continúa latiendo durante algún tiempo, lo que permite que los órganos se conserven en funcionamiento. De presentarse el paro cardiaco disminuye la posibilidad de donar algunos órganos.

El probable donador es evaluado por el coordinador de donación para determinar si el fallecido es candidato o no para la donación de órganos. Si es adecuado se procede al siguiente paso.

Se platica con la familia sobre la muerte encefálica y se le solicita la donación. Cuando la respuesta es positiva se avisa al comité interno de coordinación para la donación. En caso de que el hospital realice trasplantes, los órganos y tejidos serán para sus propios pacientes. Si no los realizan, la distribución se hará hacia otros hospitales previamente definidos por el comité interno.

Se redactan los documentos administrativos que respaldan el proceso de donación. En los casos en los que la pérdida de la vida esté relacionado con una investigación judicial se notifica al Ministerio Público para que informe si tiene alguna objeción para la extracción de los órganos, ya que podrían estar relacionados con la investigación de un delito.

Se convoca a los equipos médicos de trasplante para que realicen la extracción de los órganos y tejidos. Cada equipo de trasplante firma la recepción del órgano que extrajo.

El comité interno del hospital donador da seguimiento a los trasplantes. Tanto el hospital generador como los hospitales que acudieron a tomar los órganos y tejidos están obligados a registrar los datos del donador y los receptores en el Sistema Informático del Registro Nacional de Trasplantes.

Una vez concluido el proceso se entrega el cadáver a la familia o se pone a disposición del Ministerio Público si así lo requiere.


Procesos de donación En el caso de paro cardio-respiratorio:

El coordinador de donación evalúa al probable donador, en caso de ser candidato continúa el proceso.

Se explica a la familia la posibilidad de donación. En casos de que acepte se informa al comité interno de coordinación para la donación. Si el hospital realiza trasplantes, los órganos y tejidos serán para sus propios pacientes. Si no los realiza, la distribución se hará hacia otros hospitales previamente definidos por el comité interno.

Se redactan los documentos administrativos que respaldan el proceso de donación. En los casos en los que la pérdida de la vida esté relacionado con una investigación judicial se notifica al Ministerio Público para que informe si tiene alguna objeción para la extracción de los órganos, ya que podrían estar relacionados con la investigación de un delito.

Se convoca a los equipos médicos de trasplante para que realicen la extracción de los órganos y tejidos. Cada equipo de trasplante firma la recepción del órgano que extrajo.

El comité interno del hospital donador da seguimiento a los trasplantes. Tanto el hospital generador como los hospitales que acudieron a tomar los órganos y tejidos están obligados a registrar los datos del donador y los receptores en el Sistema Informático del Registro Nacional de Trasplantes.

Una vez concluido el proceso se entrega el cadáver a la familia o se pone a disposición del Ministerio Público si así lo requiere.

La donación de órganos es un proceso médico complejo y está sujeto a supervisión y verificación de diferentes autoridades. La ley prohíbe la extracción de órganos en establecimientos que no cuenten con la licencia sanitaria, por ello que no se realizan procesos de donación en servicio médico forense, hospitales que no cuenten con licencia, funerarias, casas particulares, la calle o cualquier otro lugar. Si el personal del hospital requiere apoyo para la distribución de los órganos y tejidos obtenidos, solicita apoyo al Cenatra para que proporcione los datos de hospitales que realicen trasplante para que comité interno de coordinación para la donación en uso de sus atribuciones legales decida a cuáles serán enviados los órganos o tejidos.


Limitantes médicas y legales para la donación Las limitantes médicas y legales serán analizadas en cada caso en particular por el comité interno de trasplantes de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Salud, reglamento, lineamientos y protocolos de donación y trasplante vigentes. Para evaluar si existen limitantes médicas, los profesionales de la salud realizaran una minuciosa valoración medica, bioética y legal del donador para determinar que no haya un riesgo sanitario para los posibles receptores, así como asegurar que el órgano y/o tejido se encuentre en condiciones de cubrir la necesidad del paciente. Las limitantes legales las establece la Ley General de Salud en los artículos 326 y 332:

Los menores de edad no pueden donar en vida excepto cuando se trate de trasplantes de médula ósea, para lo cual se requerirá el consentimiento expreso de los padres o representantes legales, únicamente podrán ser donadores cuando han perdido la vida con el consentimiento expreso de los representantes legales del menor.

Los incapaces mentales y otras personas sujetas a interdicción no podrán ser donadores ni en vida ni después de su muerte, Los incapaces surgen como consecuencia de un estado nosológico, adquirido o congénito, afectando a alguna parte del organismo, con repercusiones más o menos amplias, en detrimento de las mismas.

Las mujeres embarazadas en vida sólo podrán donar en caso de que el receptor estuviere en peligro de muerte y siempre que no implique riesgo para la madre ni para el producto de la concepción.


¿Cómo puede usted ser donador? En México la Ley General de Salud establece que todos los ciudadanos mexicanos son donadores de órganos (donador tácito). Sin embargo, la ley también reconoce el derecho de un ciudadano a no ser donador. Es decir, el camino está abierto para tomar cualquiera de las dos decisiones. Ahora bien, si usted decide ser donador debe informarlo a su familia o a sus seres queridos. Esto es importante ya que cuando una persona pierde la vida y sus familiares están enterados de su decisión de ser donador, les es más fácil tomar la decisión para autorizar la donación. Abordar el tema de la donación de órganos con la familia no es sencillo. Por lo general, a nadie le gusta hablar sobre la muerte, es por ello que el Centro Nacional de Trasplantes creó una tarjeta de donador, que usted puede obtener en este mismo portal. Una vez que usted obtenga su tarjeta de donación puede comentarlo con su familia y explicarles por qué tomó la decisión de ser donador, puede intercambiar su tarjeta con los miembros de su familia para que apoyen su decisión.


Tarjeta de donador

Deseo obtener mi tarjeta de donador voluntario

Si desea obtener el documento oficial de donación que no puede ser revocado por ningún tercero siga el enlace: • Registrese, para solicitar el documento oficial de donador Si usted desea manifestar su negativa de donación de órganos y/o tejidos, puede descargar el siguiente documento. También en este caso es importante que se lo informe a su familia.


Trasplantes Un trasplante consiste en transferir un órgano o un tejido de un individuo a otro para reemplazar su función. De acuerdo con la relación genética entre el donador y el receptor los trasplantes pueden ser:

Autotrasplantes o autoinjertos; en los cuales se utiliza un tejido del propio individuo, es decir, donador y receptor son la misma persona.• Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

Isotrasplantes; entre gemelos idénticos o univitelinos, es decir, cuando donador y receptor son genéticamente idénticos.

Homotrasplantes o alotrasplantes; en el que el donador y el receptor pertenecen a la misma especie, pero genéticamente son diferentes.

Heterotrasplantes o xenotrasplantes; entre sujetos de diferentes especies

La persona que recibe los beneficios del trasplante, se denomina receptor, mientras que la persona de la cual procede el órgano o tejido se denomina donante (cuando ha perdido la vida) o donador (cuando dona en vida). En la Ley General de Salud , estos conceptos se definen de la siguiente manera: Donador o disponente, al que tácita o expresamente consiente la disposición en vida o para después de su muerte, de su cuerpo, o de sus órganos, tejidos y células, conforme a lo dispuesto por esta Ley y demás disposiciones jurídicas aplicables. Trasplante, a la transferencia de un órgano, tejido o células de una parte del cuerpo a otra, o de un individuo a otro y que se integren al organismo


El proceso de trasplante Evaluación médica

El proceso inicia cuando el médico diagnostica un padecimiento que ha afectado gravemente un órgano o tejido específico de un paciente, quien es enviado al especialista que corresponda para determinar si existen razones médicas para que el problema pudiera ser tratado mediante un trasplante. Los casos mas frecuente son la insuficiencia renal crónica, algunos tipos de insuficiencia cardiaca, padecimientos que afectan la forma y transparencia de las córneas en los ojos, y en otros casos insuficiencia en el hígado o pulmón, etcétera. El paciente debe ser sometido a un protocolo de evaluación para definir si reúne las condiciones necesarias para el trasplante ya que no cualquier enfermedad puede ser atendida mediante un trasplante. El protocolo de evaluación consiste en una serie de exámenes médicos que permiten determinar las condiciones específicas del paciente y la utilidad o no del trasplante. Cuando el paciente no sea candidato a recibir un trasplante es remitido con su médico tratante, acompañado de una nota médica explicativa para continuar su tratamiento previo o alguna otra alternativa. Los casos aceptados son puestos a consideración del comité interno de trasplantes del hospital para que avale la decisión tomada por los médicos especialistas. En este caso es fundamental que la decisión final quede asentada tanto en el expediente del paciente como en un acta de sesión del comité

Ingreso al Registro Nacional de Trasplantes Una vez que el paciente es aceptado para recibir un trasplante, el responsable del programa en el hospital deberá ingresar los datos del paciente a la base de datos electrónica del Centro Nacional de Trasplantes en donde se registra a todos los pacientes que requieren un trasplante. El paciente deberá recibir de su médico un comprobante del ingreso de sus datos en la base. El Registro Nacional de Trasplantes tiene dos propósitos, por un lado permite conocer el número de pacientes que requieren recibir un trasplante y qué tipo de enfermedades se resuelven mediante esta terapéutica, cuáles se presentan con mayor frecuencia y en qué instituciones y entidades federativas se tiene mayor demanda. Esta información permite planear la asignación de recursos y el fortalecimiento de los programas de salud.


El proceso de trasplante Por otro lado, la antigüedad o tiempo de espera de un paciente en la base de datos es uno de los criterios que se utilizan para la asignación de órganos y tejidos. Los otros criterios son de orden médico y se refieren a la urgencia ante la inminente pérdida de vida, a la oportunidad del trasplante, los beneficios esperados, la compatibilidad entre el órgano donado y el receptor y otros criterios de índole médica. Es importante recalcar que el tiempo de registro en la base de datos es el último criterio se considera para la asignación de un órgano entre un grupo de enfermos. Así lo establece la Ley General de Salud. Es necesario que todo paciente que requiera un trasplante, sea ingresado a la base de datos incluso en el caso de los pacientes que tengan la posibilidad de recibir una donación de una persona viva o de un banco de tejidos. También es necesario que el paciente firme una carta de consentimiento informado en la que autoriza a los médicos para llevar a cabo el trasplante, lo que garantiza que tenga información adecuada sobre el procedimiento al que será sometido.

¿De dónde provienen los órganos para trasplante?

Los órganos y tejidos para trasplante pueden tener dos orígenes:

De un donador vivo se pueden obtener: un riñón, un segmento o lóbulo del hígado, un segmento o lóbulo de pulmón, sangre o precursores de la misma. De un donador que ha perdido la vida, dependiendo de las circunstancias de su muerte, se pueden obtener órganos y tejidos. En caso de paro cardiaco se pueden obtener únicamente tejidos como las córneas y en algunos casos hueso y válvulas del corazón. En caso de muerte encefálica se pueden obtener además de los tejidos mencionados arriba, los siguientes órganos: corazón, ambos pulmones, ambos riñones e hígado. Para obtener los órganos o tejidos, en cualquiera de los casos de pérdida de la vida, es indispensable la autorización de la familia para la donación.


El proceso de trasplante Cuando los órganos provienen de un donador vivo

Cuando un paciente en espera de un trasplante cuenta con alguien que esté dispuesto a donarle, se tienen que reunir los requisitos que establece la ley. El proceso para el donador es el siguiente: Debe ser mayor de edad y estar en pleno uso de las facultades mentales. Debe tener compatibilidad aceptable con el receptor. Puede donar un órgano o una parte de él siempre que su función pueda ser compensada por su organismo de forma adecuada. Es sometido a una evaluación integral que permite asegurar que se encuentra en condiciones médicas, sociales y psicológicas adecuadas para la donación y que su acción es altruista, voluntaria y sin ánimo de lucro. Cuando el donador no tenga ningún parentesco con el receptor deberá expresar que el consentimiento es altruista, libre, consciente y sin que medie remuneración alguna, ante un notario público. Debe firmar una carta de consentimiento informado en la que acepta tener información suficiente y autoriza a los médicos a realizar la cirugía para extraer el órgano. Completado el estudio, la decisión es avalada por el comité interno de trasplantes y documentada en el expediente clínico del donante, en el del receptor y en las actas del comité. En hospitales de tipo social, la atención médica y quirúrgica es gratuita. En hospitales de tipo público y privado la atención médica y quirúrgica tienen un costo. Los pacientes que optan por atenderse en hospitales privados deben estar conscientes de que la cirugía del donador vivo tiene un costo, independientemente de que el órgano haya sido donado en forma gratuita.


El proceso de trasplante Cuando los órganos provienen de un donador cadavérico La ley establece que los órganos o tejidos deberán obtenerse preferentemente de personas que hayan perdido la vida. Cada año un mayor número de hospitales cuentan con personal médico y paramédico responsable del proceso de donación de órganos. Ellos son los coordinadores de la donación y su trabajo consiste en proponer a las familias la alternativa de la donación cuando han perdido a un ser querido. También se encargan de coordinar el proceso médico, clínico y logístico de la donación. Las coordinaciones de donación son estructuras médicas independientes que trabajan en paralelo con los servicios de trasplante. Las actividades que realizan, sus integrantes y funciones son diferentes en cada área. En la medida en que una institución asigne un mayor número de recursos humanos, financieros y técnicos para hacer posible la donación cadavérica entre la población que atiende, mayores posibilidades tendrá para resolver la demanda de pacientes en espera de recibir un trasplante.

¿Qué tipo de trasplantes existen y qué hospitales se pueden llevar a cabo?

En México se realizan trasplantes de córnea, médula ósea (progenitores de la sangre), hueso, válvulas cardiacas, riñón, hígado, corazón y pulmón. Existen más de 400 hospitales distribuidos en todo el sector salud (sociales, públicos y privados) que llevan a cabo diferentes tipos de trasplante. Para que un hospital pueda realizar trasplantes se requiere que tenga un permiso otorgado por la Secretaría de Salud para esa actividad, además de contar con el personal médico capacitado e identificado. La mayoría de los hospitales que realizan trasplantes se encuentran en las capitales de las entidades federativas y en las ciudades más grandes del país. La capacidad técnica de sus cirujanos y los programas de trasplante se distingue por su gran calidad. En México se hacen trasplantes desde 1963 y se han realizado alrededor de 40 mil.


¿Qué tiempo transcurre desde el registro en la base de datos hasta que un paciente recibe el trasplante? El tiempo varía dependiendo de varios factores. En primer lugar se debe considerar el órgano o tejido a trasplantar. En segundo lugar si el enfermo cuenta con algún donador vivo que esté dispuesto y sea compatible. En tercer lugar, depende de la institución médica y el grado de actividad que desarrolle para la obtención de órganos, así como de su demanda de trasplantes. El órgano que más se requiere para trasplante es el riñón, seguido de córnea, mientras que el número de pacientes que requieren trasplantes de hígado, corazón y pulmón es mucho menor. En el caso del riñón y córnea el tiempo promedio de espera es entre 24 y 30 meses. En el caso de hígado y corazón los tiempos de espera pueden ser mucho más largos.

El proceso de asignación de un órgano o tejido Para la asignación de un órgano o un tejido a un paciente, el comité interno de trasplante se rige por lo establecido en la ley General de Salud: Artículo 336. Para la asignación de órganos y tejidos de donador no vivo, se tomará en cuenta la gravedad del receptor, la oportunidad del trasplante, los beneficios esperados, la compatibilidad con el receptor y los demás criterios médicos aceptados, así como la ubicación hospitalaria e institucional del donador. Cuando no exista urgencia o razón médica para asignar preferentemente un órgano o tejido, ésta se sujetará estrictamente a las bases de datos hospitalarias, institucionales, estatales y nacional que se integrarán con los datos de los pacientes registrados en el Centro Nacional de Trasplantes.


Revista