Page 1

“No es de extrañar que el Estado, considere a la Universidad Tecnológica como asesor técnico en proyectos de ingeniería y desarrollo de Panamá; somos el laboratorio oficial que ha puesto en marcha la mayoría de los trabajos de infraestructura en el país”. Ing. Luis Barahona primeros profesores en impartir clases en el hoy Campus Metropolitano Víctor Levi Sasso, sobre un tabique de madera, un tablero improvisado y una silla. Se pedía asistencia a los estudiantes que quisieran llegar hasta allí, soportando calor, humedad y los mosquitos. “Pero queríamos que la Universidad tomara posesión de los terrenos… En ese momento me sentí parte de la historia”.

del equipo (cuidado, reparación y distribución) y dictando clases. A él le asignaron la labor, junto con los asistentes de Topografía, de medir todas las propuestas de posibles terrenos para la UTP. Se plantearon sitios tan diversos como Tocumen y Arraiján. Recuerda que siempre que había una propuesta él y su equipo corrían a medir el terreno con la esperanza de que fuera el terreno bueno. Cuando los enviaron a realizar la mensura en el actual Campus, aún la carretera no estaba construida.

La Ing. Myriam González Boutet, actual vicerrectora administrativa, ha recordado con cariño y admiración al Dr. Víctor Levi Sasso, así como las conversaciones y reuniones para la creación de la Universidad Tecnológica de Panamá. Aunque no ocupaba cargo directivo en aquella época, ella y otros eran instructores dentro del campo docente y asistían permanentemente a la Asamblea. “Cómo olvidar aquellas luchas por el campus, la lucha por las 60 hectáreas, por la construcción de la infraestructura, no sólo en la Sede Central, sino también a nivel regional: eso es lo que hace que esta Universidad sea distinta, cada uno de nosotros vivió y luchó por su creación y por los recursos que tenemos actualmente”.

Cuenta Silgado que junto con los ingenieros Luis Muñoz y Everardo Meza, estuvieron calculando toda una noche y, al día siguiente, cuando se entregó el plano, le dijeron que había un error de 300 metros. Tuvieron entonces que volver a calcular moviendo los linderos del terreno hacia la Tumba Muerto. Era un asunto crítico, porque lo querían para el día siguiente y de eso dependía que aprobaran el lote para la Universidad Tecnológica. Con candidez y orgullo, Silgado confiesa que los topógrafos trabajaron sin descanso. Tenían miedo de que el gobierno se arrepintiera de ceder las hectáreas a la UTP.

Cuando se creó la Universidad Tecnológica de Panamá, el Prof. Carlos Silgado trabajaba en el departamento de Topografía como responsable

Felizmente, no hubo arrepentimiento. Todo lo contrario. En 1986 el Presidente de la República de Panamá, Eric Arturo Del Valle, le asignó las 60 - 34 -

Page 034  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you