Issuu on Google+

Los mega-proyectos arquitectónicos de Shimizu Corporation para un mundo del mañana mejor, o eso espero. No sé lo que nos deparará el futuro. Hay días que me levanto optimista y fresca como una rosa dispuesta a limpiar el planeta yo sola, y otros que más valdría no haberme despertado. Pero imagino que ocurre igual a todo el mundo que está en este mundo. Las personas que postulan futuros posibles subrayan la importancia de los futuros alternativos, en vez del futuro monolítico o único, y los límites de la predicción y la probabilidad frente a la creación de futuros posibles o preferibles

El siguiente mega-proyecto se llama:

Flota Verde.

El proyecto Green Float (Flota Verde) de Shumizu pretende construir auténticas ciudades "botánicas" que flotan como gigantescas hojas de nenúfar en el Pacífico ecuatorial, donde abunda la luz del sol y los efectos de los tífones es mínimo. Cada Isla flotante contaría con una torre central de 1.000 metros. La sección inferior de la torre serviría como una zona industrial con oficinas y fábricas que emplearían a 10.000 trabajadores, mientras que la parte superior funcionaría como zona residencial para 30.000 personas. Otros 10.000 residentes vivirían a nivel del suelo, en casas de baja altura cerca de la playa.


El típico paisaje de una de estas islas verdes flotantes se compondría de bosques, praderas, ríos, embalses (sin una puñetera autopista ni aparcamiento masivo). Una porción de tierra se destinaría a la agricultura y algunas de las playas poco profundas se usarían para el cultivo de mariscos, por lo que las islas tendrían un 100 % de autosuficiencia alimentaria. La eco-amigables ciudades verdes flotantes se basarían en una variedad de fuentes de energía natural, incluyendo las olas, la energía eólica y solar, así como la conversión de la energía térmica oceánica.

Las Islas Verdes Flotantes se construirían sobre una base flotante de tubos hexagonales que cada uno pesaría 7.000 toneladas y medírían 20 metros de ancho y 50 metros de profundidad. El material primario estructural para la base en forma de panal, así como para los edificios de la isla, serían de una aleación de magnesio. El agua de mar - que se compone de 0,13 % de magnesio en peso - es una rica fuente de magnesio. Una tonelada de material puede ser extraído de 770 toneladas de agua de mar.


El siguiente mega-proyecto es:

La Mega Ciudad Pirámide Esta propuesta de Shimizu, Pyramid, ha sido diseñada como una ciudad autónoma para un millón de personas.

La Mega-Ciudad Pirámide tiene 2.000 metros de altura y consiste en un conjunto de rascacielos suspendidos en un esqueleto de 350 metros, hecho de materiales ligeros como el carbono y la fibra de vidrio.

Los rascacielos dentro de la Pirámide MegaCiudad están destinados a residencias, oficinas, instituciones de investigación, centros comerciales y de entretenimiento, y otras instalaciones. Los ejes de conexión, que miden desde 10 hasta 16 metros de diámetro, contienen las arterias de la ciudad, escaleras eléctricas y sistemas de comunicación, así como una red de trenes y andenes móviles. La hiperestructura propuesta tendría una base de aproximadamente 8 kilómetros cuadrados, y contaría con una construcción al aire libre que permitiría que la luz del sol penetrara en el interior. Una red de fibra óptica transportaría la luz solar a las áreas mal iluminadas. La construcción de la mega ciudad se realizaría con la ayuda de un ejército


de robots y sistemas automatizados de montaje, así como como el uso de piezas y materiales normalizados.

Y la siguiente mega proyecto se llama:

"Space Hotel" Shimizu no ha querido pasar por alto los problemas que traerán consigo la masificación del turismo espacial y la compañía ha elaborado planes para un hotel espacial en órbita terrestre baja (no apunta la compañía el número de estrellas del hotel). El hotel, que se alimentará exclusivamente de energía solar, contará con un área recreativa de microgravedad, donde los huéspedes podrán disfrutar de deportes, restaurantes, y mirando a la Tierra y a las estrellas. Las 64 habitaciones y las 40 salas de profesores se encontrarán en un anillo de 140 metros de diámetro. El anillo girará a una velocidad de 3 rpm para


producir una gravedad artificial de 0,7 g en las habitaciones. A 240 metros, el hueco del ascensor conectará las instalaciones del hotel con el puerto de acoplamiento.

Y continuamos con el mega proyecto:

"Base Lunar" Para el viajero más aventurero y que prefiera ir fuera del planeta Tierra, Shimizu ha elaborado un proyecto para las bases lunares: La propuesta de Shimizu cuenta con un diseño modular de las unidades de enclavamiento hexagonales que se pueden organizar tanto horizontal como verticalmente. Los módulos se construirán con hormigón hecho de tierra y roca lunar. Para la construcción de las bases se utilizarían Robots tele-dirigidos y sistemas de montaje automatizados.

El siguiente plan de Shimizu es el:

"Plan Urbano Geo-Grid" El Urban Geo-Grid Plan para la Tierra pretende reducir la congestión urbana y mejorar la eficiencia global de Tokio mediante la colocación de una variedad de funciones para el subterráneo de la ciudad. El plan, que cubriría un áerea que se extiende desde el centro de Tokio a la Península de Boso en el lado opuesto de la bahía de Tokio, consistiría en una extensa red subterránea llamados "red de puntos" y "red de estaciones". Las redes de puntos incorporarían instalaciones comunitarias, como tiendas, salas de exposiciones, casas de baños públicos, mientras que la red de estaciones a mayor escala incorporaría


edificios de oficinas, hoteles, centros comerciales y estaciones de tren. Una extensa red de transporte subterráneo conectaría la red de puntos y las estaciones. El movimiento de todas estas instalaciones subterráneas liberaría una enorme cantidad de espacio a nivel de calle que podría ser reservado para parques.

El siguiente y último mega proyecto es el:

Desierto Aqua-Net Plan Este proyecto busca hacer habitable el desierto mediante la construcción de una red de lagos y canales. (A que al final terminaré creyendo en los Reyes Magos.)

El plan implica la creación de lagos artificiales en las zonas bajas del desierto. Las islas serían construidas en medio de los lagos, los cuales estarían llenos con agua de mar canalizada a través de canales interiores. Los canales que comunican los lagos formarían una extensa red de agua. Situado a 150 kilómetros de distancia unos de otros, los lagos artificiales tendrían unas medidas de 30 kilómetros de diámetro y de 20 a 30 metros de profundidad. Los canales que correrían entre los lagos medirían 50 metros de ancho y 10 metros de profundidad.


Los lagos reducirían las temperaturas y aumentaría la humedad en las zonas circundantes, creando un ambiente confortable y suave. Los mariscos y los recursos de la biomasa (como las algas y las algas marinas) se podrían cultivar en los lagos de agua salada, y los canales se podrían utilizar para transportar personas y mercancías entre las ciudades construidas en las islas artificiales. Shimizu Corporation tiene su sede en Tokio y actualmente es un contratista internacional que cotiza en la bolsa de Tokio. Cuenta con una red que abarca Asia, Europa, América del Norte, Oriente Medio y África, pero lo más importante, su principal valor, aquello que la convierte en una organización única y duradera, es que cuenta con un importante equipo de personas capaces de soñar y todo cuanto ha hecho grande al ser humano ha comenzado con un sueño.


mega construciones