Issuu on Google+

BIBLIOTECA NACIONAL

I

/1""1"11111111I"11I1""""1 1 0081f076 2


~

MATEO

~IART IN IC

Inscripción

BEROS

10 698

Registro de la Propiedad Intelectual

lntemational Standard Book Number (l.S B.N J 956- 7189-07-2

Reservados todos los derechos 510 la eutorización escrita del mular de la propiedad Intelectual o de los repositorios correspondientes. la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio

Queda prohibida.

o procedimiento. Incluidos la reproqraña y el tratamiento mío-meneo

Tirada de esta edición 500 ejemplares

IMPRESO EN CHILE Impresos VANIC Lrda Zona franca. Punta Arenas. Magallanes 1999


MATEO

MARTI NI C

(C A ]R.-1["' (O)(Gr ]R.- A ]F ][ A

l\\t1[ A (Gr A ]L lL A N ][ (C A J[

5 2: 3) =

J[

'9 Lj~ 5

EDICIONES DE LA UNIVERSIDAD DE MAGALLANES

1999


(Estrecho de Magallanes y Tierra del Fuego) Joan Oliva. 1614


CONT1E N1[D O

Prólogo

.

O RIGEN Y EVOLUCION DEL CONOCIMIE!'ITOGEOGRAFlCO AUSTRAL y SU EXPRESiÓN CARTOG RÁFICA Siglo XVI Origen y formación del conocimiento geográfico La Casa de Contratación de Sevilla y la cartografía náuti ca Protocartografía La toponimia original y sus variaciones en el tiempo iniciaL Las navegaciones exploratorias durante la segunda mitad del siglo La producción cartográfica de la segunda mitad de la centuria décimosexta

3

. . . .

12 16 24

.

28 53

Siglo XVII Desarrollo del conocimiento geográfico del período La cartografía originada durante el siglo

. .

75 94

Siglo XVIII Viajes y exploraciones del período La cartografía derivada de las expediciones hidrográfi ca mayores y men ores La Tierra Magallá nica de l Reino de Chile

.. . ..

.

Siglo XIX . Las exploraciones hidrográficas Las expediciones hidrográficas británicas (1 26-1834 ) . Expedición del capitán Philip Parker King (1826-1830) ·· . Expedición del capitán Henry Foster{1 2 ·1 29 ) . .. Expedición del comandante Robert Fitz Roy (1 2-1834) Las postreras expediciones del período (1837-1839) . La cartografía derivada de las exploraciones hidrográfi ca durante la primera . mitad del siglo y otros antecedentes . Las exploraciones hidrográficas de la segunda mitad del siglo XIX. La car tografía derivada de las expediciones hidrográficas de la segu nda mitad del siglo XIX .. . . Los recon ocim ient os y las exp loraciones por el interior delterntono magallán ico . La car togra fía derivad a de las explorac iones y viajes por el interior . de l terr itorio sudpatagó nico y fuegu ino La cues tión de limites e ntre Ch ile y la República Argentina . Origen y desarrollo de la cartografía derivada ················ .

lOS 11

122 132 132 132

140 140 144

145 146 148

ISO

167 171


Siglo XX El adelanto del conocimiento geografico durant e el period o 1901-1945 .

La cartografía derivada ..................

174

CARTOGRAFIA MAGAUANlCA. CATALOGO 1522-1945 Introducció n............... Sección 1: La Región MagaUanica en los mapas antiguos del mund o .................................. Sección 11: La Región Maqallánica en los mapas antigu os y mod ernos de América............... Sección II1: La Región Magallánicaen los mapas del Reino de Chile y países vecinos Sección IV: La Región Magallánica en los mapas de Patago nia ......................................... Sección V: La Región Magall ánica en los mapas de Chile y Argentina ................................ Sección VI: La Región Magallánica en los mapas gen erales de Chile moderno (1 1 en ad elante )...................................................................................................... Sección VII : La Región Maqall énica en los mapas de Argentina Sección VIII: La Región Magall ánica propiamente tal (general y sectorial )............... ...........

229 233 237

INDICE ONOMASTICO............................................................................. .................

313

INDICE GEOGRAFICO

325

BIBLlOGRAFIA.........

.

187 19 1 197

208 2 12 22 1

339


lP lR..OlLOGrO

L a Regió n Magallá nica desde la época de su hallazgo pa ra la geografia y para la historia a l concl uir el primer quinto del siglo XVI. pasó a con stituir un objetivo recurrente en la representación cartográfica de las tierras y ma res conocidos. de diverso grad o de importancia . y que se ha mantenido de manera ininterrumpida hasta nuestros días. en una secuencia productiva que no tiene parangón con las de otras regiones del país chileno y que se acerca o asem eja a la registrada para otras partes del orbe . Contribuyeron a ello las característicasftsiográficas que son propias de un territorio quebrado y archipielágico. pa rte de l cua l está sometido a co ntingencias climáticas desfa vora bles. circunsta ncias que desde un principio impusieron un proceso de conocimiento que superó en complejidad. tiempo y técnica al reque rido para otros lugares del planeta. Esto pennite valorizar a la cartografía magallánica como una materia de importancia histórica y cultural en la evolución del gén ero en el país . fuente . al propio tiempo. para diversos estudios especializados. La tarea de búsqueda . ide nt ificación y estudio de las distintas piezas tenidas a la vista pe rm itió dar forma a esta ob ra que se ha estructurado en dos partes: un ensayo en el que se trata acerca del origen y evolución del co nocimiento geográftco austral y de su correspondiente expresión cartográftca. que se presenta con juntamente con una selección de aq uellos mapas. cartas y planos que se han estimado como de mayor relevancia ilustrativa respecto de la evo lución de la cartografía ; y. un catálogo en el q ue se ha n incluido las piezas ca rtográ ftcas que obje tiva y subjetivamente se refieren a la Región Magalláni ca que fueran prod ucidas d ura nte el lap so transcurrido entre 1522 y 1945. El desarrollodel proyecto que dio origen a la present e obra signific óun esfuerzo de búsqueda e invest igación intenso. laborioso y prolongado que pud o de sarrollarse gracias al apoyo financiero del Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología (Proyecto N° 19709 7-1997 ) y al respaldo académico de la Universidad de Magalla nes. Los repositorios utilizados para los efectos de la investigación han sido los siguientes: a l co n visita persona l: Mapo teca del Instituto de la Pataqonia , Universidad de lagallanes: Biblioteca del Museo Region al de Magallan es; Museo Regio nal «Mayo rino Borgatello-: Colección VladimirCovacevich y Biblioteca de Mateo Martinic B.,todos de Punta Arenas. Biblioteca Nacional. Fondo "J osé Toribio Medi na »: Ma poteca , Instituto Geográftco Militar; Mapoteca . Dirección de Fronteras y Limites del Estado : Archivo de l Ministerio de Rela cion es Exterio res: Biblioteca Academia Diplomáti ca "And rés Bello»; Biblioteca Central Universidad de Chile y Co lección Jos é Miguel Barros , tod os de Santiago: Archivo Ca rtográfico del Se rvicio de Hidrogra fía y Oceanografía de la Armada de Chile. de Valpareíso. Map Room y Depart a men t of Manuscripts, The British Library, Londres : Map Room . The Royal Geographlcal Society, Londres; Library, Departa ment of Manuscripts. ational Maritime Museum. Greenwich; Cambridge University Library, Map Room , Cambri dge, Inglaterra ; Kartenzaal Universiteitsbibliothek. Universidad de Amsterd am : Algem een Ríjksarch íef. La Ha ya . Hola nda ; Service Histo riq ue de la Marine, Víncennes; Se rvice Histo riq ue de I'Armée de Terre , Vincenn es; Biblio theq ue Nationale. Departament de Cart es et Plan s. Par ís, Fra ncia ; Sección Car togra fía, Museo aval; Departamento de la nuscritos, Biblioteca a-


cional, Biblioteca del Palacio Rea l; Cartoteca. Servicio Geográfico del Ejército y Cartoteca, Se rvicio Histórico Militar. todos de Madrid. España; Museo Ma ritimo de Barcelona. Biblioteca Nacional de Ca taluña e Instituto Cartográfico de Cataluña. Barcelona; Biblioteca. Departamento de Historia , Universidad de Barcelona. España ; Kartographisches Archiv, Justus A:!rthes Verlag, Gotha, y Co lección Oswald DreyerEimbcke, Wolhtorf. Alema nia; Museo de l Fin del Mun do. Ushuaia, Arge ntina . b) con co nsulta : Th e Ubrary ofCongress. Washington . EE.UU. de América ; Archivo de Ind ias. Sev illa;American Geographical Society, Nueva York;National GeographicSociety, Washingto n; Biblioteca de l Palacio Real. Turín, Italia ; Archivode Símancas, España; Biblioteca Lau renzia na . Florencia ; Biblioteca Apostólica Vatican a. Rom a ; Biblioteca de los Marqueses de Castiglioru, Ma ntua . Italia; The Hispa nic Society of Ame rice. Nueva York; Ibero-Amerikanisches lnstitut, Berlín; Rijksuniversite it. Leiden; Naturgeografiska Institucionen, Stockholms Universitet y Bíblíoteque Munlcipale .Lyon. Durante el transcurso de la investigación tuvimos la colaboración de muchas personas. de cuyos nombres dejamos constancia como expresión de agradecimiento: en Chile . Sra. Ruth P érez, Biblioteca. Museo Regional de Magallanes. Punta Arenas; Sr. Gonzalo Catalán , Fondo Bibliográfico -J osé Toribio Medina •. Biblioteca Nacional. Santiago; Sres . Manuel Ama ya e Ivo Kovacic, Mapoteca , Instituto Geográfico Militar. Santiago; Sra. Karin Schmutzer. Archivo Ministerio de Relaciones Exteriores. Santiago; Sra . María Odette Amigo. Biblioteca. Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Esta do. Santiago; Sra . Gladys Sanhueza, Biblioteca. Universidad de Chile. Santiago, y Sr. Ra imundo Re inoso. Mapoteca y Archivo Servicio de Hidrografía y Oceanografía de la Armada de Chile . Valparaíso; en el extranjero. Dr. Christian Dornburg, Programleiter Wissenschaft. Klett-Perthes, Justus Perthes Verlag Gotha GmbH. y Dra. Jutta Siegert. Gotha ; Dr. Miguel He rná ndez. Universidad de Barcelon a ; Sr. Alfredo Prieto , Universidad de Cambridge; Dres. Tony Campbell y Prett Dolva, The British Libra ry, Map Room y Departrnent of Manuscrípts, Londres; Mr. Francis Herbert, The Royal Geographical Society. Londres ; Dr. Colin McEwan . Museum of Mankind, Londres; Dres . Clive Powel y Brian Thynne. Greenwich Maritime Museurn , The Library Manuscripts Department; Dr. J .W.H . Werner, Universiteitsblibliothek. Universiteit van Amsterdam . Amsterdam; Sres. M.M. Brandt y Victor van der Bergh. A1gemeine Ríjksarchief, La Haya; Dr. Olivier Loiseaux. Biblioteque Nationale. Departament de Cartes et Plans . París; Dra . María Luisa Martín-Merás, Sección Cartografía. Museo Naval ; Sra. María del Carmen Morales . Biblioteca del Palacio Real ; Coronel Sr. Angel Paladiní, Cartoteca H istórica . Servicio Cartográfico del Ejército; Coronel Sr. José Luis Provenza Guin y Subteniente Sr. Fernando Carretero. Cartoteca. Servicio Histórico Militar. Madrid; Ingeniero Sr. Oanilo Martíc , Nueva York; Dr. Peter Floore, Amsterdam; Pbro. Eduardo Tampe S.J ., Roma y Dr. Paul Gallez, Bahía Blanca . Una mención especial merecen el señor Oswald Dreye r-Eimbcke, de Wo hltorl. Alemania. y el señor José Miguel Ba rros. de Santiago de Chile. por pe rmitirme la revisión de sus co rrespondientes rnapotecas, y el segundo. además. por su interés y colaboración e n la búsqueda de ma ter ial bibliográfico; el señor Günther J üllich, de Mu nich , Alemania. cuya amabilidad e interés pe r mitieron hacer eficaz nuestro trabajo en ese país ; el Dr. Ornar Ortíz-Troncoso, por su va riada coope ración durante el transcurso del proyecto; y la Dra. Dominique Legoupil, cuya disponibilidad y generosa colaboración en múltiples ~ntidos facilitaron nuestra tarea en Fra ncia . Y finalmente. los señores Rodrigo Cárdenas .y Enza Oyarzún. de Punta Arenas. quienes con gran dedicación trabajaron respectivamente en la digitalizaci ón y edición de la obra. .. Para unos y otros va nuestro reconocimiento puesto que su ayuda permitió que la invest íqacion se desarrollara satisfactoriamente Y. por tanto. que se cumplieran a cabalidad sus objetivos.

EL AUTOR

2


O RlIGIE N Y IEVOILUClION DIE1L CO N O C J[ o/1{J[IE llO GIEOG1R..A1FJ[OO A USllRA1L y su lEX IPIR IESJ[ O N C A RllOG R A 1FJ[C A SIGLO XVI Origen y formación del conocimiento geográfico C ua ndo los viajes y la intuición de Amerigo Vespucci e n los comienzos del siglo XVI llevaron a los cos mógrafos espa ño les a la co nvicción de ser el continente hacía poco descubierto por Cristóbal Colón un territorio vastísimo distinto del continente as iático. del cual hasta entonces se creía qu e formaba pa rte . y. tras el avistamiento en 151 3 del gran océan o o mar del Sur por Vasco Núñez de Balboa desde las alturas de Darién . se fue imponiendo como una necesidad ineludible la búsqueda de un paso que a través de este mundo nuevo co nd ujera cruzando el gran mar occident al hasta las riquísimas y codiciadas tierras de la Especiería . obje tivo político y econó mico de tanto afán como hasta en tonces se hab ía desplegado y habría de desplegarse en el futuro. De ta l ma ner a. tras los primeros sucesivos emprendimient os que llevaron a buscar infructuosamente el ansiado paso. se conoció en España el pro yecto del hidalgo portugués Femando de Magalha is. cuyas a rgumentaciones científicas y técnicas pa recieron con vincentes y le permitieron finalme nte co nseguir la autorización rea l pa ra explorar por el sud occidente en procura de ta n caro objetivo. Desd e 15 17 Ypor los siguientes dos años se pasó pues de la formula ción de la propuesta náutica a la laboriosa organización y apresto de la co rrespondiente expedición qu e. al fin. pudo zarpar en demanda de lo d escon ocido el 20 de setiembre de 151 9 desde el puerto de Sevilla. Se iniciaba así la emp resa exp loratoria más aventurera qu e homb re alguno había emprendido por ma r ha sta en tonces y qu e ha br ía de culminar. al ca bo de incontab les ava tares. tres años despu és co n el retorn o d e la única nave -la carabela Victoria - de las cinco qu e integraron originalmente la flota ma gallánica . luego de descubrirse el paso interoceánico a través del nuevo continente. cruzarse el vasto océa no Pacífico. enco ntra rse las Filipinas y otras tierras del Oriente. arribar e a las islas de la Espe cias y finalment e co mpletarse la primera circunnavegación de l globo. Se había cumplid o de ese mod o una haza ña portentosa de enormes y va riadas consecuencias para el conocimie nto geográfico de Occiden te respec to de la verdadera magnitud del planeta y de la co nformación y distribución de lierras y mares. circunstancia que impondría una empresa exploratoria co mplementaria co ntinuada q ue tomaría cas i cua tro siglos y que tendría su correspondient e correlato en la tarea de expresar grá fica y documenta lment e el co nocimiento pa ulatiname nte adqui rido. Se impo ne . pu es. una d escripción pa rticularizada. aunque somera. de lo qu e fuera tal haza ña ná utica y científicaqu e permiti rá ad entram os e n la consideración de sus consecuencias cartográficas a lo largo del tie mpo . El 18 de oc tubre de 1520 al levar anclas la flota maga llánica en el estua rio del río


1 [Estrecho de Magallanes) Sector del Plamsfeno denominado Fbdrón Real de Tun"n , autor desconocid o. 1523 ARCHl\IO P,o,u.oo RfAL. TUfUN

Santa Cruz a donde había llegado poco más de un mes antes desde el puerto de San Julián de ingrata memoria -donde había tenido lugar una prolongada invernada- para zarpa r con rumbo al igno to sur. Magalhais se encontraba sin saberlo en el umbral de su estupendo ha llazgo geog ráfico. De tal modo. singlando lentamente hacia el meridión las naves avanzaron costeando el litoralde poco atractivo aspecto y se llegó al fin al ansiado momento histórico. En electo, a pa rtir del 2 1 de octubre, lecha en que tuvo inicio el descubrimiento de l paso interoceánico con el hallazgo de su boca oriental ocu rrido al supe rarse pasados los 52 ° de latitud, la punta extrema de la tierra que por ese lado seña la un quiebre en la línea costera continental. acon tecimiento así recordado por el contramaestre de la nao capitana Trinidad : . ... y alli vimos una ube rta como bahia y liene a la entrada. a mano de recha. una pu nta de arena muy baja y el cabo que descu brimos


O R IG I'N Y FO R I\I A CI O N DEI . C O N'JCII\I II NI OGEOGRA H

o

antes de esta punt a se llam a el Cabo de las Vírgenes [...J y dentro de esta bahía hallamos un estrecho que tendrá un a legua de ancho...,,' , se inició el pau latino conocimiento del gran canal en la medida que se fue avan zando en su navegación. Magalhais penetró con caute la en el amplio saco marino que se abría a su vista y lo primero que dete rminó fue env iar a tierra a un hombre para que desde una altura de la costa avizorara ha cia el fondo de aquel golfo para saber si tenia alguna penetración que insinua ra una continuidad de aguas hacia el interior del con tinente. La distancia a la qu e el vigía debió encontra rse de la boca de la Primera Angostura (apro ximadamente 60 kilómetros ) y su posición relativa respecto de la misma le impidieron ver dicho accidente , con seguridad semi oculto por la tierra de la punta Anegada. Así, retomó a la Trinidad para informar que nada se veía . No habiend o quedado conform e con la observación, el almirante dispuso que las carabe las Concepcíón y San Antonio zarparan a explorar el fond o del gran saco de mar que parecía prolongarse hacía el oeste , ésta costeando por el norte y aqu élla po r el rumbo meridional. qued and o sus capita nes advertidos de regresar al térm ino de cinco días. La capitana y la Victoria siguieron aguas adentro para fondear en la poco abrigada ensenada de Posesión. Aquella noche del2 1 de octubre estas carabelas debieron soportar un fortísimo tempora l que las obligó a mantenerse a la gira durante treinta y seis horas. Asíel viento patagónico del oeste, amo y señor de aquellas aguas y tierras , recibía a estos intrusos que se atrevían a invadir sus dominios. y ese castigo pa saría a ser con el correr del tiempo una sue rte de bautizo eólico que deberian soportar la ma yoría de las na ves al iniciar la na vegación del Estrecho en la estación primaveral. Entre tanto las na os exploradoras, también castigadas por el ventarrón. pasaron por trances azarosos. La Concepción encontr ó un reparo al socaire de una extensa punta que configurapor el sur la bo ca del gran saco marin o (punta Catalina) dond e aguardó qu e pasara la galema. tras lo cual su capitán Juan Rodrígu ez Serran o exploró cu idad osam ente la costa austral que se extiende hasta un notorio prom ontori o ha cia el noro este (cabo Orang e). A su turno, la San Ant onio fue arrastrada por la torm enta hacia el suro este y su gent e deb ió esforzarse mani obrando para evitar que el barco fuera

.~,

..

2 . (Estrecho de Maqallanes ] Sector Mapamundi de Vesconte de Maiollo . 152 7. BU: ll JOTECA A M8ROSW'\A, M lI.AN

Diario del Piloto Franci sco Alb o. en Co lecció n d e Do cum en tos Inéd itos paro fa Historia de Chile . tomo Santiago, 1888.

5

1.

pág 21.


C ..\RTf)(iRAnt\ ~ 1...-\ G t\ U ...AN ICA

-----

T ERA In I~.\ TH00 ES:

",.

...... I

f

Esttecho de t-.\agaIlanesJSector del Planisferio denorruna- 4 (Estrecho de Meqellenes! Sedar del Plen afeno denomina do Carta Uml.leTSCJ1 en que se contiene todo lo q ue del mundo do Carta Universal en que se contiene tod o lo que del mundo se ha descubierto hasta agora . Diego Ribero. 1529 Rep rod uc- se ha descubierto hasta agora, Diego Ribero. 1529 Reproducción facsimilar de K Kretsehmer. 1892 oon facsimilar de K Kretschmet. 1892

J

B I8l.JO'I'IC,\

APosrot..a.A

T HURlNGISCHL l..A/'iDE5BlBUOTHEK. WUMAR

V ATlCANA

lanzado hacia la costa : finalmente. gobernando hacia el noroeste se encontró un paso en el fondo d e la supuesta gran bahía (Primera Angostura ). La nao penetró por él accediendo a un amplio espej o de agu as (bahías Felipe-Santiago-San Gregario ). consiguiendo ponerse a resguardo junto a la costa meridion al. Amainada la borrasca. la San Antonio prosigui ó avante hacia el ponient e . supe rando una segunda escotadura litoralpara desembocar en un mar ancho cuyo término no podía apr eciarse . Es posible que en este lugar el capitán Alvarode Mezquita decidiera retornar considerando haber explorado lo suficiente. En algún punto del trayecto entre las angosturas. o probablemente en la vecindad de la segunda . debió encontrarse con la Concepción. que también había conseguido franquear el primer pa so. participándose ambos capitanes las informaciones obtenidas. Enton ces Serrano y Mezquita debi eron convenir en que «aquello - sí podía ser el estrecho buscado. En lugar de enangostarse se ensanchaba y sus aguas eran tan saladas en el interior como en el comienzo de la penetración , y profundas. además. como lo demostraba el escandallo en incesante trabajo : tales aguas. concluyeron , no podían ser las de un río como sucediera en más baja latitud al explorar -el mar . de Salís . En circunstancia tan auspici osa juzgaron conveniente dar cuenta a Magalhais sin mayor tardanza. pues ya se había exced ido el tiempo concedido para el cumplimiento de la comisión exploratoria. Enterado de la auspiciosa novedad , celebraciones de por medio. Fernando de Magalhais dia entonces orden de seguir la derrota de las naves exploradoras pues aquel brazo de ma r pa recía ser el estrecho que tantos afanes había significado. Navegando canal adentro la flota fondeó en la misma bahía donde había buscado refugio la San Antonio el21 de octubre (bahía Felipe). Allí, la nave capitana envió un bote a la costa para obtener información respecto de los habitantes cuyos fuegos habían visto durante las noches como

6


U I{IGEN y IO Rl't I\ CI O N DEI _CONOCIMIENT O G,:O(JRAHC O

senas inequívocas de presencia humana . A pa rtir de e nto nces esas llanu ras esteparias pasaron a llam ar se tierra de los Fuegos. Los marin ero s no e nco ntra ro n a ning ún ser vivient e, pu es de seg uro los indigen as se habían ocu ltado a la vista extra ña . Luego de esta b reve recalada en la costa fuegui na . las naos cruzaron la Segunda Angostura penetrando e n una «ba hía mu y grande- al decir de Albo. y que es el co mienzo del actual Paso Ancho. Finalmente anclaron entre una isla mayor (Isabel) y la tierra firme de Patago nia . que pu do ser alg una cale ta de la costa de la península de Brun swick, situada en tre las bahías Peckett y Pelica no. A medida que hab ían ido avanzando el contramaestre Albo iba arrurnbando la cos" ta y señalando las instrucciones de navegación, en lo que habría de ser el principio de la primera carta y del primer derrotero del Estrecho. Habiendo pernoc tado en el lugar . a la mañar , ~., ••, i(. na siguie nte se reanudó la tra ~ I vesía po r una mar amplia q ue 5 (Estrecho de Magallanes) Sec tor del Planisferi o de autor desconocido. ca 15..10 BIl8UOTt.CA A PO:STúl.JCA VAnCANA se meja ba u n lago ma rino qu e , según avanzaban. co nfirmaba pe rtenecer a l estrec ho buscado, en cuyo curso las tripulaciones pod ían apreciar el ca mbio del paisaje , más a trac tivo po r la banda de estribor. debido al carácter montuoso qu e iban asumiendo las tierras cos teras. Corría el l o de noviembre de 1520. d ía de tod os los bienventurados del santoral cristiano. por eso e l b razo de mar se bautizaría como Canal de tod os los Santos. Prosiguien do la navegación los exp loradores advirtieron una tierra llana que avanzaba ca na l adentro desde elsur dividie ndo aguas hacia el es te y el oes te (pun ta San Va le ntin oisla Da wso n), generando dos vías una de las cuales era forzoso e legir. En la encrucijada surg ió la duda sob re qué rumbo seguir. lo qu e se resolvió lla mán dose a junta de capita nes y pilotos por e l a lmiran te. Contando con el par ecer may oritar io de aqu éllos (solamente se o puso el pilot o Esteban Gómez que opinó que con lo visto bastaba y qu e deb ía darse la vuelta a España), Magalhais resolvió prosegu ir la derrota dividiendo la flota en dos partida s. Una formada por la Co ncepción y laSan Ant onio . a las q ue e nvió a reconocer la gran abertura del sureste y sus prolongaciones para ve r si por alli seguia e l Estrecho, e n tant o que é l con la Trinidad y la Victoriaad elantarían e n el rumbo qu e traían, apegados a la costa d el oeste. En e l tran scurso de la co misión el piloto Esteban G órnez, concertándose con otros o ficia les y tripu lantes de laSan Ant onio, hizo apr esar al cap itán Alvaro de Mezquita. asumió el mand o en su reemplazo y dispu so el retorn o a Europ a . Mien tras ta nto Se rrano con la Concepción llevó a buen térmi no la exp loració n enco mendada . Recorr ió las aguas de la actual bahía Inútil y del canal Whiteside

7


C A RT O G RAF I/\ I\IAGAU

N IC A

. del fiordo del Almirantaz go' para .compro bar que y ta I vez de I corruenzo . no perten ecían al d estrecho .

propiamente tal. procurando de paso avistar a la desap arecida San Antomo. de cuyo rumb o y estmo no se teman noticias. . d El almirante entre tanto había tomad o la que resultaría ser buen a ruta prog resan o hacia elsur. en moderadas singladuras, al cabo de las cuales pud o recalar en pa rajes como bahí~. Buen a . el puerto de Sa n J uan de la Posesión o ba hía del Aguila . Inspirad o. M~galh al s no se co nfundi ó en ese incógnito mar interior y ordenó gobemar hacia elsuroes te. Desde este u l~l mo pu nto cuya latitud corresponde a la del cabo Sa n Isidro. el rumbo lo llevó hasta el morro q ue da ter ml?o al ternt on o contine ntal en aq uella parte y que es el cabo Froward. Allí tiene luga r la brusca in flexi ón que a ltera el curso de l Estrecho hacia el noroeste . Las dos carabelas tomaron pues por ese rum bo enfrenta ndo el extremo de la tierra firme americana . Casi en los 54° de latitud dieron con un pue rto amplio y seguro . co n aguas qu e a la sazón abundaban en sardinas . razón por la que fue llam ado puerto o bahía de las So rdinos, que ha sido identificado como la actual bahía Fortescue . Allí dura nte unos días se de tuvieron las naves para dar descanso a las tripulaciones y para renova r la provisión de agua y de otros recursos necesarios para el viaje. Magalhaisaprovechó el tiempo para despachar en plan de exp loración a una chalupa de la nave capitana cuyos tripulantes debían cerciorarse si el canal proseguía y si desembocaba en o tro mar. Teniendo en consideración la aseveración de Pigafetta de q ue los exploradores volvieron al tercer día. la chalupa navegó hasta sobrepasar la actual isla Carlos 111, arribando a su extre mo noroccident al o a la contigua bahía de los Caballeros (bahía Ridders) en la isla Sa nta Inés. a cuya vera se alza un monte de 335 metros de altura (cerro El Morrión) con buena visibilidad, limpia y am plia, sobre el Paso Largo, anunciada vía de salida del Estrecho. Es probab le que desde aquella cima el artilleroflamen co Roldán de Argote, que integraba la partida . avizorara hacia el noroeste el curso que se abría. ganándose pa ra la posteridad bien merecida fama por tal circunstancia . Aunque conmovido por la estupenda noticia. el almirante se enco ntraba inquieto por la tardanza que se advertía en el arribo de las otras dos naves . De ese modo, después de seis días de reposo se ordenó levar anclas y desandar el trayecto realizado, en busca de laSo n Anto nio y la Co ncepción. A poco navegar se encontraron con esta última carabela. cuyo capitán informó a Magalhais de la desaparición de la nao confiada a Mezquita. Para la búsqueda. Magalhais volvió a dividir a su ya menguada armada : la Victoria recibió la orden de zarpar hacia la boca por donde habían entrado al canal de Todos los Santos. con encargo de dejar señales en los puntos prominentes de la primera bahía, la de Posesión, Debía n levan tar una bandera con una carta de instrucciones al pie y dos cruces, una en la misma bahía y otra en la pequeña isla donde habían observado lobos y pájaros, que debemos identificar como el actual islote Santa Marta. Magalhais, entre tanto. con la Trinidad y la Concepción , buscó por el canal donde debía haber penetrado la Son Antonio. explorando las aguas entre la costa oriental de la isla Dawson y la costa fueguina al sur del cabo Nariz. Fue en vano pues no se halló el me nor rastro de la nave de Mezquita. Temiéndose un siniestrose recurrió al astrólogo Andrés de San Martín, cuya ciencia bien podía ayudar a resolver el misterio de la desaparición . Así San Martín. cosa notable. luego de cons ultar a las estrellas manifestó que la embarcación había huido a España llevando a su capitá n encadenado. La Trinidad y la Concepción retorna ron entonces hasta la proximidad del río o puerto de las Sar d inas en donde aguardaron a la Victoria que no demoró en reunírse les. Entonces la flotilla singló avante el Estrecho aprovechando la información de la chalupa exploradora hasta llegar a la encrucijada q ue es el paso Tortuoso.recalando hacia el 20 de noviembre en algún pu nto de l extremo norocciden talde la isla Ca rlos 111. En este lugar, el capitán general fue presa de graves dudas en cuan to al curso futuro de la expedición, p:eocupado como estaba por la pérdida de la segunda nave (y con ella de una preciosa reserva de v íveres) y por la demora ocas ionada por su búsqueda. En la incertid umbre el día 2 1 co nvocó a consejo de capitanes, pilotos y maestres a quienes exp uso la situación . En la opo rtunidad y luego de haberse consultado unos con ~tr~s, habló el piloto y astró logo Andrés de Sa n Mart ín exponiendo su parecer de prcsegu ir con la expedicí ón aprovecha ndo que restaba lo mejor del tiempo de lvera no. Oída esta op inión

8


O R ICI;NY FOR M ,\CION D I] .C( JNOCl M II ·

I O G EOGRA I.lCO

6 . (América del Sur) Sector del Mapamundi de Battista Agnese. ca 154 0 . B IBl..JOl't.CA

NACJOrW... MAofuo

q ue sin duda era coincidente con su propio deseo, Magalhais juró ante sus capitan es. pilotos y maestres seguir adelante , y al afec to impartió las órdenes necesarias. Realizados todos los aprestos del caso, qu e incluyó la aguada y provisión de leña combustible, y tal vez algun otro recurso alimentario de los que abundaba el país. entre los días 25 y 26 la armada descubridora levó ancla s en medio de fiestas de bombardas. tomando el rumbo «no roeste un cuarto al oeste- que la llevó derecho. primero por el Paso Largo y luego por el Paso del Mar, a través de un sobrecogedor y sombrío esce nario natural. siguiendo el curs o que marcaban los ba teles que exploraban la incógnita vía . según lo afirmaría más tarde Ginés de Mafra , has ta dar el 28 de noviembre de 1520 con el término del canal interoceá nico. dejand o a la izquierda el cabo que el almirante llamó Deseado o Fermoso y a la derecha el de la Victoria. De esa manera finalizaba la navegación descubridora del Estrecho desarrollada con idas y venidas du rante cinco semanas. Pese a las contrariedades hab ía sido un viaje breve y aun felizpues las fuerzas de la naturaleza . los vien tos tremendos de la región occidenta l. hab ían estado asom brosa men te qu ietos como si hubiesen temido enfrentar a ese gen io de la obstinación que fuera el aud az navegante po rtugués. Al penetrar en el mar del Sur ·el Sinus Magnus tolomaico-. qu e llam ó Pacífico por la quietud que encontró en sus aguas. Magalhais debió tener en el satisfactorio suceso un consolador reparo para su espíritu. luego de tan tas co ntrariedades soportadas durante los últimos meses. Parte de la esforzada emp resa qu e se había propuesto realizar quedaba cumplida. para honra suya y gloria de Espa ña. con el d escubr imiento del paso a través de l con tine nte americano. Ello bastaba y bastaría para destacarlo entre los más afortunados naut as de tod os los tiempos . Así. además. las tierras circu nda ntes qu e orillaban el gran ca na l. la Patagonia y la Tierra de los Fuegos se habían incorporado. siquiera como noción primigenia y de bulto. a la historia geo grá fica merid ion al. La hazaña de Magallan es, vers ión castellanizada de la forma original lusita na del apellido. fue segu ida por nuevos emprend imientos dirigidos tanto aldominio de las tierras de la Especiería. inicialmente, co mo al de las region es del meridión ame ricano desp ués. navegaciones que conllevaron la inten ción de mejorar progresivam ent e la noción del ámbito geográfico austral. Así e ntonces. y por un la pso de cua tro lustros se sucedieron las expediciones encab ezadas por Fran cisco Garcia J ofré de Loayza (1526), que lleva ba como segundo al mando a Juan Seba stián Elcan o, el a fortunado piloto q ue hab ía concluido felizmente la empresa magallánica y que esta vez

9


C A RTO ll R A FlA l\ 1ACi r\ L1 ..A

IC r\_ _

(Estrecho de MagaUanes) Sector del Mapa mundI de Battista Agnese. 1536.1 541 BllitJOTl CA v M IbEO Cvco. VU'-;[ CIA

10


8. Estrecho de Magollanes . Alon so de Santa Cruz. 1540

con ocería una suerte completamente adversa; por Joao Affonso a fines de la década del veinte; por Sim ón de Alcazaba (153 5), Leó n Pancaldo (1538) Ypor Francisco de Ca margo (1540)'. cuya suerte fue va riada y distinta . acometidas y castigadas com o fueron por la fuerza de los elementos naturales del austr o. Desd e el punt o de vista de la contribuci ón de antecedentes para el progreso del naciente conocimient o geográfico austral y de su primera expr esión cartogr áfica estas expediciones tuvieron resultados paupérrim os y desalentadores. La encabezada por J ofré de Loayza resultó finalmente un completo fracas o. tant o que el único sobreviviente. Andrés de Urdan eta . retom aría a España en 1537. esto es. doce añ os despu és de comenzada . aportando alguna tardía informa ción. De esta quizála mas rescatable hub o de ser la referida a la derivación austral del ca pitán Fran cisco de Hoces en 1526. arrastrado por las tormentas desde la boca oriental del Estrecho hasta lo que llamó -elaca bam iento de la tierra- (probablement e la latitud 56° ), expresió n un tanto misteriosa qu e no tend ría explicación de momento y que no hallaría eco en la cartografía fundaci onal de la Región Magallánica . En cuan to a las expediciones de Alcazaba y de Pancald o, las mismas nada entregarían y sólo el viaje de las naves del obispo de Plasencia (Ca margo) co ntribuirían con nue vas noticias geográfica s. De tal man era para la primera etapa del conocimiento geográfico únicam ente quedaría la expedi ción magallánica como fuente fundamenta l informativa. Esto en lo que se refiere a las navega ciones oficialmente au torizadas y registradas. pues ex iste cons tancia de la realización coe tá nea de a lo menos otras cuatro expediciones clandestinas sobre cuyo acontecer poco y nada se sabe", Como hubiera sido, de lo avistad o y registrad o por unas y otras y q ue de cua lq uier man era llegar ía al co nocimient o del ambi ente interesado se nutriría el naciente acervo informativo so bre la geog rafía de la Región Magallánica. Pero. fuera de toda duda y no obstante que exiguo. el grueso de este ace rvo se de bería a lviaje descubridor de Fernando de Magallanes. 2

En todos estos casos la fecha corresponde al arribo a la Región M agallánica

3

Cfr. del aut or Historia d e la Región Magallánica . vol . l. pág . 154 (Sa ntieqo. 199 2 ). De esta misma obra S4..' ha extractado la inform a ción preced ent e referida al viaje descubridor de Ma gallanes

11


C.r\RTCXi RA Fl .r\ l\ 1r-\GALLAN IC /_\

_

La Casa de Contratación de Sevilla y la cartografía náutica

o

l ·nformac iones aportadas por los sob revivien tes de la exped ición magallánica . e_as I haría cargo una entidad creada especialmente en los inicios de l siglo (1503) , el curso de vanos anos se . d I R · d Es la:Casa de Contratación de Sevilla, verdadero ministerio de asuntos ultramannos e emo e pana . 'Ti ' la res ñsabilidad sobre todo cuanto concernia a los negooos del Nuevo Mund o y otras tierras d:~~bierta~n el Mar del Sur. con las empresas marítimas y de conquista y con el comercIo. Pero .. tenia la responsabilidad técnico-científica de instrui r, capacitar y exam mar a los p ilotos en la s asirmsrno . . 'f ortadas por artes de la navegación de altura. y pa ra recoger a su tiempo todas la s noncias geogr.a ica s ap I vegan tes en sus distintas expe d iciones y pe rmitir, de esa manera. la elabo rac lon de ca rtas o ma pas os na o ficíales ñde d iqnos. Estos ú ltimos aspectos habían sido expresamente definidos en la real cédula de 150 que habia creado el ca rgo de Pilo to Mayor (d e signá nd o se para el efecto a Ame rigo Vespucci o Amé rico Vespucio) y señalado explicita me nte sus competencias y resp on sabilid a des, particularmente en lo toca nte a la cartografía : «... nos es fe cha relación que hay muchos padrones de cartas de diversos maestros que han puesto é asentado las tierras e islas de las Ind ias á Nos pe rtenecientes qu e p or nu estro ma ndado nu e vam ente han sido descubiertas. los cua les están e ntre sí mu y dife rent es los un os de los otros , así en la derrota como en el asentamie nto de las tierras , lo cual p uede causa r muchos inconvenientes : é po rque haya orden en todo. es nu estra m erced y ma ndam os qu e se haga un pad rón ge ne ra l é po rq ue se haga mas cierto, mandamos a los nuestros 9 Mondo Nouo e Ocecoc Pacifico . Bertista Agnese . 1542 oficiales de la Casa de Co ntrataB1Bl.JOTECA NAOa'-W... MADRlo ción de Sevilla, q ue hagan jun tar todos nuestros pilotos. los mas hábiles que se hallaran en la tierra á la sazón, é e n p resencia de vos el dicho p iloto Amérigo Despuchi , nuest ro piloto mayor; se o rdene é haga un pad ró n de todas las tierras e islasde las Indias q ue hasta hoy se han descubierto perten ecientes á nuestros reinos é se ñoríos 1...]el cual se llama el .Podrón Reoi», po r el cual todos los pilotos se hayan de regir y go be rnar y este e n poder de los dichos nuestros oficiales y de vos el d icho piloto mayor e qu e ningund piloto use de otro ningund padró n sino del que fuera sacado por él [... ). Asimism o, mandamos a tod os los pilotos de nu estro s rein os y se ño ríos que de aqu í e n adelante fueran a las dichas tierras las Indias, descubi ertas o p or descobrir, qu e hallando nuevas tierras ó islas ó bajos ó nu evos pu ertos ó cualquier otra cosa qu e sea din a de pon ella en nota en el dicho padrón real, qu e e n viniendo á Castilla vayan á dar relación a vos [...) é a los oficiales de la Casa de Co ntratación de Sevilla porque todo se asie nte e n su lugar e n e l d icho pad rón real. a fin de qu e

12


LA

ASA

D E C O NTI{A~A

IO N D E S E V IL L A y LA C A R I OGRA FIA

,,.

".

".

i-:;;" ~, ~ _ -

~ !. <;)

.1

AlJnC A

". O.J

MAGALLANIA: Expediciones descubridoras

~ y exploradoras por el oriente 1501-1540 '''~ ,- -~""r "\ ,·,;~icl~ -r \ro ~ ~~ "O

'!..'~. -- h .r1 T

'S.

ª ¡~

~~\ f j., !~-;' i I ! ;i

;I . !!: i I !~

'o"

I :'

",J'

.. : :

~e::t ! : ,

j I •

I :¡! ~ ~ ~

Uf¡ 1/: 1; ' I I

ii f j

!t

jU

B:i / f /;:i / i \,.t'e~'~:~'~~/;'~¡ / \.. ",.~• ;·~}í· ,I _ .

M ag s ll afl &S

8 ,lIst. )'

ba ut,za ,.

T" u,. (1.

D¡clem tml

?

"~O

:'

4 Alcazaba se DIrIge "fCllubut

Ma9dU. ". s aescubre

el Estrec fl O r Chile por el

<D g~~~~~~~~~~E JOAO CID

DESE MBARCO

@

CA.MINATA DE AREYZAGA

DE M AGALl ANES

1520 1526

@) MA XIM A

PENETR ACI ON CE

ALCAZABA 1535

<ID ~:~::G~ll~O

NA.O

CE

sur


CA RTOG RA I ~,\ MAGAL.LA

los navegantes sean máscablos y enseñados en la navegación . - .

J A

.

• . . . .•

Posteriormente. en 1527. se consideró necesario reitera r esta ultima disposici ón con el fin de contar de manera permanente con la posibilidad de actua lizar el pad rón real: así. se ordenó. ' ...que todos los p ilotos á cuyo cargo f uese el regim ie.nto de cualqui.er na vío. q ue en .todas Ó. en cua lesquier partes de las Ind ias navegaran . sean oblig ados a esCri bir el VIaje q ue hICIeran dIOpo r dIO. desde el pue rto Ó lugar que sea. hasta ser en la ciudad de S evilla ó d~ S~nto Domi~go en la isla españ~/a. en la cua l scritu ra ha de venir pues to y no tado el cami no qu e cada d IOhICIer en . ya qu e rumb os, u qu e tIerras, isias o baxos. toparon. Y qué tanto corrieron po r ellos, y có mo corría la costa y en qu é d istan cia ó altura estaban....'.

Se trataba. pues. de una norma de carácter reiterado y por cierto de vigencia indefinida que mucho tendría que ver con el progresivo adelanto de la geografía litoral de las tierras conocidas o exploradas. y en el caso. de capital importancia para el conocimiento de la realidad física de Maqallania . Si bien en un momento tanto las responsabilidades de formación de pilotos, como la de fabricaciónde instrumentos náuticos y elaboración de cartas de marear se centralizaron en la persona del piloto mayor. con el correr del tiempo se advirtió la necesidad de dividir las correspondientes tareas asignando a distintos responsables su ejecución. Así. por una parte surgió el cargo de la enseñanza y examinación de la parte náutica teórica y por otra el pues to de cosmógrafo, enca rgado de la co nstrucción del padrón real y de las cartas de navegación y la fabricació n de instru mentos de navegació n, En lo que a esta segu nda parte toca. qu e es la que co ncierne al estudio , no obsta nte que el primer nombra miento oficialque se conoce es elde Diego Ribero, compete nte cartógrafo de o rigen portugués, en 1523. ya antes, a pa rtirde 1518 se hab ía designad o para d icho importante puesto a Nuño García de Toreno. quien ejerció las funciones hasta el nom bram iento de aqué l. Posteriorm ente , se sucedieron en el cargo Alonso de Chávez, 1528, Diego Gutiérrez, en 1534 . Pedro Mexía , en 1537 y Alo nso de Santa Cruz. en el mismo año, los tres últimos actu ando simultáneamente, con lo qu e se co mp letó el periodo durante el cual se elabo ró la cartografía inicial o protocartografía de la Regió n Magallán ica , bajo el estricto control de la Casa de Contratación de Sevilla. Trabajada con especial prolijidad, ninguna producción ca rtográfica de aquel tiempo superaba a la calidad del padrón real y sus copias eran rea lizadas po r el piloto mayor y posteriorm ente por los cosmógrafos de la Casa de Contratación , debidamen te comprobadas y selladas par a fe de autenticidad y fidelidad. En lo técnico. merece señalarse que la influencia tolomaica que llevaban los mapas portulanos en boga desapareció con la actividad de los expertos de la ent idad . Surgió en tonces la ca rta cuadrada y en cuya construcción no interesa ban resab ios estilísticos como nud os de ara ña y rosas de los vientos, aunque siguieron representándose. Aparecieron entonces co mo novedad los grados de longitud y latitud, y también las sondas: la legua qu e se empleó pa ra las esca las fue , por regla general , la de 17 112 por grado. Es del caso agregar que la información originalme nte recibida en la Casa de Co ntrat a ción venía en forma de apuntes o esquicios realizados co mún me nte sobre papel durante los viajes, los que se entregaban a los maestros de hacer cartas que con feccionab an el padr ó n real sobre perg ami no (pielcurtida de camero), circunstancia que permitía ulteriores mod ificaciones o enmenda duras, mediante el raspado, toda vez que se podía mejorar la información co n nuevos antecedent es. Posteriormente el pergan;'ino fue sustituido por el papel de marca . Las copias del pa drón real era n guarda das celosamen te y su numer? se hallaba restringido estrictame nte de acuerdo a la ca ntidad de pilotos qu e na vegaba n entre .Espana y el Nuevo Mund o y demás tierras ha cia poco descubiertas . Ello explica, co n el natural detenoro por causa del uso y el mero tra nscurso de l tiempo, el rarísimo número de eje mplares qu e ha llegado hasta nuestros días. . ._ Procede señalar que en un comienzo, hasta los años 30 del siglo de qu e se trata la inform ació n cartográfica asi- e Ia b ora d a tuvo una amplia divulgaci ón en los ambientes y circulas 4

5

Real cédula d. 6 'd.I agosto d. 1508 . transcri . Imente por Ricardo . &po _I 'S nscnta parcia Cerezo Martínez en Lo Cartografía Nóullca noaen os .gosXlV,XVyX\ll, Madrid ,I 994 , pág. I38 . Id págs . 190 Y 191.

14


lO. J?oyawne de Ginganton.Terre Austro/e. Gutllaume Le Testu. 1555B,BUOT1iEOUESERVICE HISTOfUQUf N l'i\RMu: ()[ TEIft , VINCfN'~

15


C A RT (Xj R A I =1 /\ I\ IAGALI . A N I A

cosmográficos eu ropeos interesados y pe rmitió nutrir la crecien~e prod~cción d e mapas del mundo. Ello hasta que el surgimiento de la actividad corsana y d e la pira te na obhgo a ma~ te ner el sec reto so bre las rutas hacia las Ind ias y sob re el acceso a los esta blecim ientos co lonia les espanoles en e l Nuevo Mun do. Pero. pero como lo indica Ricard o Cer ezo Ma rtinez. ni aún así la infor mación fue he rmé tica y m uchos cartógrafos y cosmógrafos afectos a la Co rona de Espa ña pu d iero n te ner.acceso,a las noticias la~on osa ­ me nte acumuladas por la Ca sa de Co ntratación . De ese mod o se exp lica la r ápida d ivulgac ión d e lo descubierto en el sur de América y su exp resión en los mapas qu e fueron multiplicándose según co rría el tiempo.

_ .. Así. pues. tal como reza ba la ordenanza real. al arr iba r a Espana los sob reviv ientes d e la expedición magallánica se a presuraron en dar cuenta de lo avistado y descubierto d ura nte su tra nscurso. para que de tal manera se tuviese exac ta noticia de ello y se asentara en el padrón real para uso y provecho de los futuros navegantes.

Protocartografía (1522-1550) A ún antes de la llegada de la carabela Victoria en setiembre de 1522 , dieciséis meses antes , esto es, en mayo de 152 110 habían hecho los desertores de la nao San A nton io , q uie nes pudie ro n aportar las noticias sobre lo encontrado por Fern an do de Ma gallan es hasta el tiempo de su perm an en cia en el Estrecho. De esa manera . la información pudo ser recogida en el a mbiente d e los cos mógrafos y ser prestamente aprovechada por uno de ellos, el portugués Pedro Re inel. quien en su mapamundi que a la sazón tenia en preparación expresó tal noción extendiendo el trazado de la costa sud oriental americana hasta los 52° de latitud -aunque sin representar el paso interoceánico, el que sólo parece ser insinuado hasta la mitad de su curso por una bahía profunda- pero sí dejando constancia sob re dic ha porción continental de que Hesto terra descobrió Fe rnand o de Mogollones . Esta pieza es la ca rta de p royección polar de 1522 que fuera encontrada recién hacia 1938 en e l mu seo Top Kap i Sa ra yu de Estambul. e n donde se conserva. La misma noticia fue utilizada el año siguiente. 1523, por Juan Vespucio en su mapamundi. Allíeste cosmógrafo registró igualmente la pronunciada derivación hacia el suroeste de la co sta continental de Sudarn értca. haciéndola rematar por los 50° en una gran bahía que nombró Caua de Sto. Anton io. por la carabela homónima . Con todo , el primer mapa que. al parecer, habría represen tad o al estrec ho recié n desc ubierto fue el burdo bosquejo realizado por Anton io Pigafetta , quie n navegara co mo supe rnumerario e n la flota de Magallanes y deviniera el cronista de la memorable expedición. Este d ibujo, confeccionado hacia 1522 a poco de llegar con los demás sobrevivientes en la nao Victoria, estuvo destinado a complemen tar una relación privada del viaje que , sin embargo de tal condición, no tardó en ser co nocida y divulgada a través de sucesivas copias manuscritas a contar de 1524 . bajo el título de No tizie de/ Mundo Nouo co n le figuri de paese scopertí descritte da Antonio Pigafetta, uicen tino, Cau ag /iero di Rod i. El esquicio -que más no es- represe nta e n forma eleme ntal y co n pobr e aproximación a la pa rte a ustral del contine nte americano con un estrec ho rectilíne o co n algun as inflexiones representativas de las angosturas y de la ba hía Inútil como aspectos grá ficos más co nsp icuos , y a l qu e lla ma Streto lbtagomco. ._

No obstante que el conocimiento d e esta pieza co me nzó en la realid ad co n la circu la .

cron del manuscrito a partir de 1524 , damos por va ledera la informa ció n co nsignada por Wieder en

1 9246 e~ cuan to a la fecha de su elabo ració n, 1522, suponiendo qu e el mapa pudo se r pr eparad o co n antelaci ón para Ilustrar las relac ion as verba les de lo acont ecido e n el viaje, que Pigafetta iniciara a poco de su ambo. Existe co nstancia de otra carta co nfeccio nad a e n 1522 y qu e cab e traer a co nsigna-

------6

~;2~el5 uon Mahu en de Cardes docr de Suaa!

van Mogolhaes naar Zuid -Amerika e n Jopon , tom o 11 . pág . 78, La Haya

16


"RUI OCA RI O G RA Fl A

]\l\are.1I1uct端pmo1gall,ocs.

11 {l.Jundusnouus Diego

Homen .

155~

17


C A R I OGR A I: I A t\ 1AGA I .LANIC J\

ción. Se trata de l mapam undi cuyo autor f~e Nuño Garcia de Toreno (o Torr e ño ). a la sazon cosmógra fo de la Casa de Contratació n. que se conserva en la Biblioteca Real de Tunn y al que le fue cortada la parte referida al Nuevo Mundo. Esta circunstancia Yla íncertid umbre respecto del mes del año mencionado en que fue hecha la carta. han generado especulaciones sobre si pudo o no contener en la parte faltante la mención al reciente descubrimiento austral de Magallanes. Al parecer asi habr ía ocurrido. según Puente y Olea. pues al ser fechada en Valladolid. ciudad donde se encontraba Carlos Val tiempo del regreso de Elcano a España y a la cual este concurrió para dar cuenta al monarca sobre lo acontecido a la expedición de Magallanes. es posible que el emperador haya tenido a la vista todos los mapas que hubieran podido ser de interés . a cargo de un maestro de cartas de confianza (inclusive el propio Garcia de Toreno) y haberse tomado nota por tanto en la ocasión acerca del hallazgodel Estrecho y otros descubrimientos. lo que le habría permitido elaborar poco después una carta conteniendo todas las tras- 12. Estreitade Mogo/ha es. An ómmo-Bart clomeu Velho. ca. 1560 . cendentes novedades. Pero. no existiendo la mentada parte amputada y habiendo dudas sobre si en verdad la carta pudo contener la parte americana. como lo ha señalado Martín Merás' .lo expresado no pasa de ser una especulación. A propósito . al mismo Elcano se debería un mapa poco divulgado. en realidad un croquis sencilloque muestra la costa sudoriental sudamericana desde la línea del trópico de Capricornio (río de la Cananea) hasta el estrecho descubierto por Magallanes . en el que se advierten detalles de configuración sorprendentemente modernos. como por ejemplo la futura isla Dawson situada en el interiorde la parte centraly cuya condición de tal sólo habría sido advertida más tarde por Juan Ladrillero. Una copia de este mapa obra en la Biblioteca Nacional de Montevideo y para su descripción hemos tenido a la vista la reproducción de un calco efectuado bajo la supervisión de Buenaventura Caviglia y del historiador argentino Guillermo Furlong". Pero. fuera de cualquier duda. debiera aceptarse a la llamada Carta Universalo Padrón Realde Turín. construida en 1523 . como el primer mapa en forma en que se consignó la existencia del estrecho de Maga1Janes y con él de sus tierras aledañas. vale decir. la representación geográfica inicial de la Magallania (Mapa 1). Esta notable pieza. hecha sobre pergamino iluminado. depositada en el archivo del Palacio Real. muestra en un dibujo sencillo pero notoriamente aproximado el trazado del Estrecho con sus rumbos y particularidades más significativas y se la tiene como copia del primer padrón real que registrarael descubrimiento de Fernando de Magallanes del paso entre los mares del Norte y del Sur en el extremo continental de América . carta que debió haber sido construida o a fines de 1522 o en los comienzos de 1523. La autoría del mapa de Turín fue atribuida a Juan Vespucio. pero esto ha sido negado por algunos autores . Por nuestra parte no creemos improbable que en su ejecución interviniera la mano de Diego Ribero. si es que la pieza en verdad fue cons truida en los comienzos de 1523 época en que éste recibiera el nombramiento de maestre de hacer cartas de navegar e instrumentos. Luisa Martin Meras, Cortogra/ia Man"tima Hispana, Madrid . 1994 . pago 87 Bella Romancero de/lopónimo fueguin o , Buenos Aires. 1978 . páq 3 7

7

Mana

8

Cfr. Juan E.

IR


13 Estrello do Mogolhois . Fernando Vaz. Dourad o, 1568 F . - <:AsA r<

~

MAoRlo

Del pa drón rea l debió derivar también una pieza de autor descon ocido denominada Cartade Navegación de Castilla hasta los Malucos o Padrón nuevamente halladopor losque vinieronde /0 Especiería. elaborada hacia 1524 y que se contó entre los documentos tenidos a la vista por los participantes en las J untas de Badajoz y Elvas en las que españoles y portugueses discutieron acerca de la posición y del dominio de las islas de las Ma lucas. según lo aseverara Marlin Fernández de Navarrete'' Con temporáneo debió ser el globo de Johann Sch 6ner de 1523-24. la primera pieza cartográfica no hispana que recogió el hallazgo austral de Magallanes y con la que se complementó una pequeña obra que trataba sobre los descubrimientos hechos por el ilustre lusitano. El siguiente mapa en orden cronológico que contiene el estrecho de Magallanes es la Cartade Navegare Universa/issima et Di/igentissima atribuida a Diego Ribero y que fuera donada por el emperador Carlos V al marqués Baltasa r de Castiglioni. embajador del papa Clemente VII ante la Corona de España. Es una pieza con un dibujo de trazo limpio. nítido y sobrio. que recoge de manera evide nte la inform a ción cartográfica de l padrón real y que la asemeja a otras que el autor hará en los años venideros. En 1525 Nuño García de Toreno confeccionó un nuevo mapa del mundo que se conserva en la Biblioteca Lauren ziana de Florencia . en la que la representación del estrecho de Magallanes se a par ta del pa trón conocido y lo muestra con un rumbo o curso notoriamente diferente al verdade ro. a unque conservando otros eleme ntos geográficosdefinitorios. La pieza. conocida como CartaUniversal de Sa lviati. hecha sobre pergamin o y bien coloreada es tenida como característica del arte cartográfico de Gar cía de Toreno, reputado como hábil iluminador y decorador de cartas. El a ño siguiente. 1526. Ju an Vespucio entregó su CartaUniversal. confeccionada en pergamin o y colorea da. en dond e el trazad o de l Estrecho se desnaturaliza. haciéndose semi rectilíneo y 9

En este mapa el estrecho de Magallancs es mencionado como estrecho de los Malucos .

19


14 fbtagonum Juan Martmez. 1572

con inflexionescosteras más suaves y al que se bautiza como estrecho de Sonrcnron , denominación que recuerda la contenida en el mapamundi anterior del mismo cosmógrafo. y que por lo peregrina no seria seguida por otros autores . El año 1527 registraría la aparición de cuatro nuevas cartas manuscritas que interesan para la cartografía magallánica . De una solamente se conoce el nombre. Map amundi en Seys Pliegos y al fin Occidente del Mundo. pues se halla extraviada desde largo tiempo. habiendo pe rtenecido a la biblioteca de Hernando Colón . Las otras tres son el mapamundi de Vesconte de Ma iollo, el mapa O rbis Universalis Descriptio. de Robert Thorne (comerciante inglés radica do e n Sev illa que informó sobre los descubrimientos 'lustrales españoles a su monarca) y la Ca rta Unive rsal e n qu e se contiene todo lo q ue del mundo se ha descubie rto fasto co ro. de Diego Ribero (Vid. Ca tálogo. Secc ión 1). Las tres. obviamente. están inspiradas en el padrón real. pero la correspondiente figuración es distinta : sa tisfactoria. aunque simple en detalles en Maiollo: burda y casi elemental con más aspecto de croq uis que de mapa elabora do en el de Thorne y ciertamente mejor en la de Ribero. en la que se brinda una buena imagen de la realidad percibida por el descubridor y con una nutrida toponimia para la época y el estado de conocimiento primordial que se tenía sobre la Región Magallánica . Mencionando tan sólo al Globo Dorado de Porís (De Vergulde Globel . de autor desconocido (1528). que salvo la primera mención del More Magellanicum como concepto geográfico novedoso. nada agrega a lo previamente representado. se arriba al año 1529 en que se construyeron dos pieza s manuscritas ciertamente sobresalientes en la pro tocartografía austral. Se trata de las cartas de idén tico nombre. Carta Universal en que se co ntiene todo lo q ue de l mund o se ha desc ubie rto hasta agora . ambas debidas al eximio maestro lusitano Diego Ribero. tenidas. en su dob le versión. como el prime r mapa científicodel mundo. según el erudi to español Carlos Sanz . Se mejantes en el trazado de l todavía ape nas conocido contorno litoral fretano y de sus tierras adyacentes. expresa ndo una buena figuración geográfica de lo conocido. su top onimia . siendo más nutrida. es ligeram ente diferent e entre amba s p iezas en lo tocante a la denomin ación de las tierras litorales hacia el norte y el sur del Estrecho co mo se verá más adelante. La representación del gran ca na l interoceán ico. ajustada a la prim igenia del pa dró n rea l. muestra en nota ble esbozo las dos primeras angosturas. las islas que se ubican en e l com ienzo de l Pa so

20


P Ra IOCA KI ( X, RA n A

15 . Am erica del Sur. Jua n Martfn ez. 1572.

Ancho. la amplia boca de la ba hía Inútil (lagode los estrechos). la pen etra ción profunda hacia el sur por e l costado occide ntal de la isla Dawson , que insinúa el amplio sen o inicial y la penetración del canal Magd alen a . luego el qui e bre de rumbo q ue adopta el curso fretan o hacia su pa rte central y la alargada sección occide ntal del paso con la figura ció n de algunas islas. Vale decir, una expresión cartográfica muy adecua da para lo qu e era e l todavía limitado e impreciso conocimiento de la época. (Mapas 3 y 4). Estas ca rtas manuscritas so bre pergamino e iluminad as que se conserva n en la Biblioteca Apostólica Vatican a y e n la Th urin gisch e La nd esbibliothek de Weimar, merecen ser consideradas co mo las p iezas clásicas de la prime ra época en la rep rese ntación ca rtográfica de l ca nal magallánico. Entre 1529 y 1530 se co nfeccionaro n otros dos map as que interesan a la materia y que se gua rdan en la Biblioteca Apostólica Vatican a . Uno es el map amundi de Girolamo de Verrazano y otro un planisferio de autor desconocido (Borgia no Lat. 11 ), co mo el a nterior y dos precedentes inspirados indirectamente en el padrón real , y más en el segu ndo caso en algun a de las piezas de Ribero, aunque con ligeras modificaciones debi d as a la falta d e prolijidad de l d ibujan te. probab le mente italiano (Mapa 5) . De cualquier modo éste es un a trac tivo mapa qu e sigue la sobria línea re presen ta tiva propia de tod os los mapa s construidos hasta e l fin de la tercera década de la ce nturia . En efecto. la mayor parte de estas piezas se distinguen por su limpieza repr esent ativa , cuidados a me nte d ibujadas y sob riamente orna me ntadas. aspecto en que los eleme ntos decorati vos son comúnme nte algunas cara belas. rosas de los vientos, astrolabios y cuadrantes y, ocas io nalme nte escudos qu e dan fe de los d on ata rios de las ca rtas o banderas qu e manifiesta n las co rrespo nd ie ntes jurisdiccion es hispanas y lusitanas e n los te rritorios descubiertos. Igualme nte notabl e por su calidad represent at iva del pas o magalláni co es la Carta de Am érica y Filipinas de 1532 , atribuida por unos a Alon so de Chávezy por otros a Diego Ribero, y que se halla depositada e n la Herzog August Biblioth ek. Wolfen buttel. Esta secue ncia de mapas manuscritos registra una interrupción con la aparición en 1531 del primer mapa impreso e n qu e figura la Ma gallania : Nova et integraOrbisDescnptio. del maestro francés O rontius Finna eu s. mapamundi en proyección doble cord iforme que tiene la particularidad de ser ~I


/

16 Cartadel extremo sur de América y estrecho de Magallanesl Juan de Oliva, 1580 .

la primera pieza del género en que se muestra delineada la tierra me ridional del estrecho de Magalla nes. hasta entonces apenas insinuada con breve trazo por el oriente y el occide nte. co nforma ndo un descomunal continente que cubre todo el polo austral del globo y al que se denomina Terra Austra/is Recenter inventased nondun plene ccJgnita. representación que dará origen a toda una secuencia de mapas en que se reproducirá esa exagerada concepción geográfica . Esta deformada figuración de la tierra transfretana fue poco después seguida por extravagantes representaciones en que la mitad meridional de Sudamérica asumía una forma enangostada cual mang o de martíllo-. en la que ni siquiera se incluye el propio estrecho de Magalla nes. co mo ocurriera con los mapas de igual nombre Typus Cosmographicus Universalis de Simón Grynnaeus o Griner (1532 ). editor de Finnaeus. y de J oaquín Vadian o. en 1534 . con lo que parecía abrirs e una compuerta a la libre imaginación representativa que con la fuerza de la reproducción impre sa par ecía impo nerse a la racionalidad que había domi nad o a los mapas manuscritos elaborados hasta entonces. y que . ciertamente. haría escuela a lo largo del resto del siglo XVI. Como ejemplo adicional basta recordar al Planisferiode Guiltaume Brouscon (1543) con su deformada representación de América . que muestra una colosal proyección continental hacia el oeste . para entender ese delirio figurativo. Harían excepción a esta deformación antojadiza de la geografía austral aprovechando su condición de poco conocida. los primeros mapas que representaron aisladamente a América del Sur. como fueron las cartas tituladas Mondo Nvovo . de autor desconocido. e incluidas en las obras Decadas de Orbe Novo e Historia de L Ind ie Occidentali de Pedro Mártyr de Anglería. En ambas el estrecho magallánico figura siguiendo la pauta establecida por el pad rón real a partir de 1523 . Elcurso del tiempo pareció difuminar la información geográfica origina l y dio origen a figuraciones deformadas y simplificadas del estrecho de Maga lla nes. de las que un a bue na muestra sería el mapa de América (Die Nüw Welt) de Sebastián Munste r (154 0 ), e n que el paso interoceánico se muestra como un canal que corre rectilíneo de orien te a occide nte con ape nas unas burd as aprox imac iones de su desarrollocostero que sólo vagamente recuerda n el trazad o originaldel padr ón real. Clara men te se trataba de un estilo cartográficodeficiente y regresivo que pa recía impo nerse según se mu ltiplicaba n los mapas del mundo con el correr del tiemp o.


Aun aquellos mapas que conservaban una fide lidad siquiera aproximada al modelo original. parecían 1'reflejar esa laxitud expresiva. Tal el caso de los mapas maL nuscritos de Battista Agnese Mapa mundi y Mondo Novo e Oceano Pacifico . construidos entre 1540 y 1542. en que el trazado de las costas australes de América -presentadas de forma discontinuada. esto es. con la Tierra Magallánica aislada- parece seguir más el dibujo basto e impreciso común de las antiguas cartas portulanas que el propio y más prolijo de los mapas producidos por encargo de la Casa de Contratación. pero conservando al fin trazos de sus líneas informativas geográficas fundamentales. Elaño 1540 importa en el historial cartográfico ma ga llánico por cuanto fue en tonces que el cosmógrafo y :':-:_'" ' . maestro de hacer cartas de la :-: ~. ..:.: -::- .... Casa de Contratación . Alonso de Sa nta Cruz. elaboró sus mapas destinados a ilustrarsu 17 Terra Austrafis Bene Cognita Frenos Fletcher. ca. 1580. obra Islario de todas las islas M\p K46783 THI: BRm;.H l..JBAARo. . \....oNDREs. del Mundo. uno de los cuales. el mapa >N. tiene el mérito de ser la primera carta parti cular del estrecho de Magallan es y a esca la mayor que se conoce (Mapa ). En este mapa ev ide nteme nte el aut or tuvo e n cuen ta toda la información que se había reunido sobre e l Estrecho y sus tierras co ntiguas. co mo era n. además de la original de la expedición magallánica acumulada a través de va rios añ os 10 las deb idas a Urdaneta. único sobreviviente de la expedición de Loa yza, y las más recientes de la expedici ón de Fran cisco de Ca margo. Así entonces. el mapa de qu e se trata reún e muy bien tod o el conocimiento de que se d isponí a sob re la Magallan ia : el Estrecho con su gran inflexión centra l señalado ra delcambio de orientación en su curso ; las islas de la primera parte de su cue rpo de aguas. las e nsena das profundas del lago de /05 estrechos y d e la bahía grande. la repr esentación preliminar del archipié lago occidental y de la infinidad de ca nales qu e se abr en al curso fretan o. las mont a ñas del interior hacia el norte. por fin. La única

f· .

/

10 Hacia 1528 se contaban a lo menos, con una docena de fuentes y documentos oriqmales : Derrotero de Francisco Albo. Diario de Andrés de San M artín. Relación de Elcano, D iario de Juan Serrano. información de un piloto genoves. probablem ente León Pan ca Ido. informac iones de Ginés de Matra. M artin de Loza o Lópezde Ayamonte y dos an ónimos po rtugueses. y el Di ario de Piqaíett e . Ad em ás con las relaciones de M aximiliano Transilvano y de Pedro Martyr de Angleria . ambas basadas en decla rectc nes de tripulantes de la nao V/Ctona fbr fin. aunque no disponible de inmediato pa ra los españoles. estab a la carta de Antonio de Bnro. go~rnador de las Molucas. con míorrnaciones de los documentos to mado s a la Trinidad y de la interroqacrón de Josprisioneros hechos por los portugueses


Puerto y CIudad del Rey Don Felipe. Pedro Ser-mento de Gamboa. 1584 BIBl.XJTU:A

DEl.

lNsTmJTo oc FRA."ICJA. PARIS

representación equivocada es la de rivación exagerada hacia el este y noreste qu e se da al litoral oriental de la Tierra o isla del Estrecho de Maga l/a nes. como se denomina a la Tierr a del Fuego. Pero. así y todo. aquello evidencia un adelanto nota ble en la representación cartográfica de la Región Magallánica al promediar la centuria décimo sexta . Nada más por entonces daría lugar a su perfeccionamiento. que requería forzosamente de nuevas y más cuidadosas expediciones exploratorias. Así. el mapa de Santa Cruz vino a poner el apropiado co lofón a la serie iniciada en 1522 y que conforma en propiedad la protocanografía magallánica. entendida como el esfuerzo de navegantes y cosmógrafos para entregar la primera imagen geográfica sobre el territorio meridional de América . La misma . por otra parte , señala el comienzo de la cartografía nacional chilena.

L a toponim ia original y sus variaciones en el tiempo inicial E n este recuen to es de interés deten erse a co nside ra r el origen y la evo lución de los topón imos que aco mpañaron la expresión ca rtográfica fund acional de los tres eleme ntos geográficos qu e históricamente expresan a la Región Magalláni ca : el estrecho de Ma gallanes. la Pata goni a y la Tierr a de l Fuego Según lo ac redita Pigafetta . al e nco ntrarse la e ntrada del Estrech o el 2 1 de oc tub re de 1520 . este fue den ominado Estrecho de las On ce Mil Vírgen es por co rresponde r la fecha a tal festividad del santoral cristiano. a unque el mismo cronista posteriorm ent e lo llamará Estrecho Patagón ico e n su

24


' I O I 'ON IM I A UR IGI NAL y

sus VA R IA

,

IO N !'.." EN EL ' IlEM I'O IN ICI AL

r

1

1./ '\

19 Parte termi nal de América (sector del Planisferio Drake-Mellon ) Francis Drake . ca 1586 .

esquicio ilustrativo de la narración del viaje . El propio Magailanes. navegand o ya canal ad entro le dio el nombre de Todos los Santos. topónimo que recogería más tard e el padrón real de Turín y otros map as posteriores au nque co n variaciones: Strictum Omnium Sanctorum (Tho me) y Delestrecho de todos sanctas (Caballo). En otras de las cartas primigenias la den ominación es asignada a una sección o tramo interior del Estrecho. pasada su inflexión austral. con las explicables alteracio nes lingüísticas: Canal de todos sanctas o canal de tod os sros (Ribero): Toussainctz (ma pa mu ndi Harleia n): Canalis omniu sonctor (Finnae us): Todos Santos (Ulpius): canolis omniu sanct orum (Vope lius) y canal de todos stons (Cabotto) . Sin embargo. a partir del primero de los mapas de Ribero que lo men ciona como Estrecho de Femoo de Mogolhoes. en la grafía original portuguesa . comenzaría a afirmarse esta forma toponímica en los mapas. Y. otra vez. en sus diversas variaciones ortográ ficas o linguísticas : estrecho de Femon de Mogelloes o de [e rnam de mogollones (Ribero): Str etto donde pasao [emam de magallones port ogese per ondo re in le iso/e Mo/uchi de la spesarie de Re de Sponia (Maiollo]: Str icto de Magellan (Globo Vergulde) ; Destroict de Magallian (mapamundi Harleian): Stretto da Magellan (Finnaeus ):Fretum a(n)tarticu(m) siue Magellaniw m (Mercator);Fretllln Magaliani (Ptolemaeus Munsler): Estroitde Maguellan (Desliens]: Fretum Fbthagonicum sil/e Mogellaniw m (Merca tor); estrecho de magallanes (Sa nta Cruz); Freti Mogellanici (Ulpius ): Magellani strietum (Vope lius): Destroict de Magellon (Descelie rs); Stretto de Ferando Mogalhanes (Gas taldil ; estreito de magl/olhaes (atlas po rtugués a nónimo C.ISSO. Florencia ). en fin. Cu riosas y por lo ta nto ocasionales fueron ad em ás de la de Pigafetta citada . o tras denominaciones tales como el est recho de Santa nton . estrecho de los Malu cos y estrecho del Perú . El Estrecho en su cu rso registró inicialmente una secuencia de nombr es. varios de los cuales manti en en vigencia ha sta el present e. Así en el litoral sep tentrional elcabo de las Vírgenes (e. de las onze mili uirgines. C. de las xj uirgines o C. de xi uuirgines . de Ribero; e. das 11000 Virgines. de Mercat o r: c. de onzemil uirgines. de Cabotto. y C. des Vierges. de Desceliers). pa ra señala r el ter mino de la cos ta conti ne ntal patag ónica y el inicio virtua l del Estrecho. Luego. canal ade ntro. la ba/lIa de la

25


.. y

.1 ,

6

»» '1

20 Les{,les Menues Andre Thevet ca 1556-15 7

Viaoria . topónimo tempranamente abandonado. expresivo tal vez de la recalada en el lugar de la nao Viaoria durante su infructuosa b úsqueda de la desertora San Antonio. y que tanto podría corresponder a la actual bahía Posesión . pero también a alguna de las siguientes hacia el oeste. Santiago y San Gregorio. pasada la Primera Angostura En seguida la bahía del Norte (del Nort por Ribero y de l Nord por Desceliers ). nombre igualmente perdido tempranamente y que podría corresponder a las ya mencionadas bahías Santiago y San Gregorio o mas hacia el occidente. al puerto de Peckett. Por este sector Santa Cruz sitúa en su mapa del Estrecho a la b. del /s/eo. a la que debiera identificarse como el cuerpo de agua que se extiende entre la costa de la península de Brunswick y la isla Isa bel. paraje donde al parecer ocurrió la primera pemoetación de la flota magallánica en el interior del gran canal. una vez iniciada su penetración definitiva. A continuación . ya avanzando hacia el sur por el curso Iretano, se situaba la Testa de Vahena (écabeza de ballenaf] del mapamundi Harleian y del planisferio de Desceliers. peregrino y desaparecido topónimo que podría identificarse con el ulterior morro de Santa Agueda de Sarmiento. por su forma característica de cabeza de cetáceo. En algunos mapas este nombre cede lugar al del puerto de las Sa rdinas (Harleian. Ulpius. Desceliers). situado en verdad más hacia el noroeste y que recuerda e l pa raje en que se detuv iera Magalla nes con las ca rabe las Trinidad y Victoria par a da r descanso a su ge nte mientras aguarda ba a las naos Co ncepc ión y S an Ant onio qu e ex ploraban u no de los gra ndes brazo s marinos meridionales hallados durant e la navegación descubridora. Este pu erto ha querido ser ide ntificado por la posteridad con la ba hía Co rdes de los ho landeses o Fortescu e de Narborough. denom inación que perduraría.

26


"I ( )1'( );'\.11]\11/\ O I{ ICi l

A I # y SUS VI'\ R Ii\CI (J~I ~" I

(-.I#TI E."II"'( ) IN IC IAL

Más ade lante, el cosmógrafo Ribero sitúa la denominación ríos, significativa sin dud de la multiplicidad de bocas de ca na les qu e se ab ren en esa pa rte del curso freta no. a La top on imia origina l co ncluía e n este sector con el archipiélago del cabo Desead o (am arel de cap deslaca , arch,pe l o arcipe l de cap desiado , según Desceliers). temprana expresión para el islario noroccidental del Estrecho. -' ---.,actual archipiélago de la Rema I " Adelaida. En la costa transfretana de oriente a occide nte. la secuenci~ se inicia con la tierra o tierras de los humos. así consignada por Ribero, o sierras de los humos. para Santa Cruz. denominación impuesta deb ido al primer avistamiento hecho por el descubridor sobre una presunta presencia meligena .Su frecue ncia de mención fue altem ada excepcionalmente por lasinexplicables designaciones Serras de ulalas (globo Verguld e) o baya honda 'l .; (Ca bo tto]. Luego aparece el tan mentado lago de los estrechos, expresión primigenia a nuestro Juicio ": - ,. para singularizar el gran espejo de agu as conformado por la inmensa /""."" ./1...; . I bahía Inútil, paso de los Boquerones de por medio : sigue en los mapas de Ribero el topón imo tíerra de 2 1 (Parte aus tral de Am érica ). Sebasn án Lepes . ca 1581 los fuegos para el distrito inmediato SERvJao DE C ARTOCiRAF\A". M USEO N VAl.., MADfm al litora l. nombre llamado a perdurar y qu e con el tiempo de no minará a toda la inmensidad insular austral. La sec ue ncia continuaba en a lgunos mapas con el raro topónimo tierra de sier, según Finnaeus , o de se r pa ra Deslien s, y de l sier pa ra Vopelius, de significac ión desconocida, y luego con el más co mú n de sierras neuadas de Ribero (serra deuad as para Finnaeus , serra de uadas, según Vopelius y sierra neiuada para Ga staldi ). primer top ónimo expresivo del co njunto monta ñoso que enmarca por el sur y qu e co nforma el paisaje natur al característico de esta sección del Estrecho. Antes todavía , en algun os mapas, a pa rece la mención p . esco ndido , tal vez una denom ina ción primera para el seno Magdalena o par a algun a ocu lta ensena da del mismo . Ca mpa na de Rold ón , po r Ribero (cumpania derolda l. según Caballo o campaña de Rold ón para Gast aldi), es el siguiente topónimo en dirección al noroeste qu e recuerda al artillero famoso qu e avistaría el pa so largo del Estrecho. de enhiesta y conspicua cima. hoy en d ía trastrocado por elcerro El Morrión , su verdade ra posición geográfica original al oeste del puerto de las Sard inas, punto desde el cual parti era aquél e n su exploració n hacia eloccide nte pa ra ver por dónde seguía el curso del cana l. En seguid a se con signaba la den om ina ción islas ne uad as. por la característica figuración paisajística de las tierras d e aquel sector fretan o, media ndo en a lgu nos mapa el topónimo R., por río, o pa rto de sardinas, ex presió n a sociada co n el nombre del puert o fam oso de la costa opuesta ya me nciona do. Se conclu ía co n la denominación ca bo Deseado de Pigafetta y Ribero, con sus va riantes Ca. de seado. según Fínnaeus. le cap des ire, por Mercator, C. de Scado por Vopelius y C. deliado para Gastaldi, designación aún vigente expresiva de l vivo anhelo deldescubridor lusitano por hallar el térm ino del gran cana l interoceánico, no obstante qu e ha sido preterida por la del inmediat o ca bo Pilar en el frecuente uso náu tico contempor áneo. Con estos nombres se completa la secuencia topon ímica original del estrecho de Maga-

..

. ..

'2 7


C . \ R I OG RA t"lA

;\1 t\(' ''\Ll...t\N~

_

- - : 'nes du rante las primeras tres décadas de su historia cartográ fica. . _ Las denominacIones corres po n dientes a los territorios contiguos al gran canal fueron. para el septentrional. Regrone R:Jtagona. según Pigafetta YTierra de laco;,quista del Estrecho de Mogollones segun Alonso de Santa Cruz. sin que n~nguno de estos topónimos acabara impomendose por entonces. Para la parte meridIonal o transfretana se impusieron los no mbres de ~ Magaillan por Joao Affonso Y Guillaume Brousco n . el de Terra Firrnarum por Robert Thorne. el de Tierra o isladel Estrecho de Mogollones por Alonso de Santa Cruz. o el de Terra austra/is recente r mvent a sed nondum plena cognita. en el mapa de Finnaeus Yen el anónimo de Stuttgart. circa 1544-1552 . Mención particular corresponde por último para la única referencia toponímica hecha por Fernando d e Maga lIanes en la costa occidental americana hacia los 47°: Terra do Oizembre. por la época de su avistamiento. Yque solamente se contiene en el padrón real de Turín. Ello Z2 HemisphoenL' ccnrru Mendlem Cnsuenus Sgrothenus. 15 importa porque se trata del primer nombre SER' m:~ MUSEO I " 'ol.. f'.1Aofuo asignado a un sector de la futura costa occidental chilena y que corresponde probablemente a la península de Tres Mo~tes que integra la mayor de Taitao. al nort e del golfo de Penas . En la costa atlántica opuesta. los topo mrnos que ~elteradamente figuraron en los primeros mapas fueron los de R. de la Cruz. b. de Santiago. actual bah la Grande . y R. de S . i/ijonse. que debe ser identificado con el río Gallegos .

Las navegaciones exploratorias durante la segunda mitad del siglo T ras un lapso de más de una década contada desde la llegada al Estrecho de las naves del obispo de Plasencia. durante el cual barco alguno surcó las aguas australes. recién en 1553 arribó una nueva expedición a la Magallania, esta vez desde el Pacifico,da ndo inicio a un lab orioso ciclo que se prolongaría por los siguientes cinco años y al cabo del cual junto con desarrollarse una impo rtante tarea exploratoria . se obtendría igualmente una noción cabal acerca de las tremendas dificultades q ue tal faena implicaba dado lo bravío del mundo geográfico meridional. circunstancia que haria de la misma una emp resa ímproba y prolongada que llenaría de hecho los siguientes cuatro siglos. dem andando en su transcurso increíbles sacrificiosy esfuerzos. Una motivación politica era esta vez la razón de esa presen cia. Ocurría qu e por e ntonces. desde 1540 . elcapitán Pedro de Vald ivia se hallaba e mpeñado en la co nquista de un vas to territor io situado al sur del afamado Perú y al que siguiendo a los dichos de sus habita ntes naturales. no tard ó e n conocérsele como Chilio Chile. Pues bien. no obsta nte qu e e n 1547 el Presiden te Pacificador del Perú

28


NAV I:(, AC IONE.'i E..X . I~ I _O RA" IO H. IAS ( JURA

n : I_A

SEGU NDA M rlA ll [)1 :I ~ S ICiI _(} X VI

Licenciado Pedro de la Gasca le había otorgado una jurisdicción ir R. O J' e V A r R. pro visoria sobre una dilatada por -./] ción de territorio que corría desde el grado 27 en la costa americana occidental has ta el 4 1. el conquista dor Valdivia quiso agregar a su dominio inicial todo el resto del continen te qu e se extendía desde el deslinde austral que le fuera asignado hasta el estrecho de Magallanes. y mientras ad elantaba en la conquis ta y en las consiguientes fundaciones. escribíaal rey de España solicitando que se le confirmara lo otorgado y qu e se le hiciese merced de extender la con cesión hasta aquel paso de mar y aún a llende el mismo hacia el meridión . a lo qu e acce dió el mon arca recién en setiemb re de 1554 " . sin que el beneficia rio llegara a e nterarse por 23 . (Estrecho de M agal1a nesl Pa rte del mapa Koarr van de Westkusl van lurd ca usa d e infortu nado destino al Amerika, Thomas Cavendish , 1588 . morir a mano s de los aborigenes qu e se resistían a la conquista hispana . Pero Valdivia en tanto aguardab a la respues ta real y segu ro de lo favorable de la misma . det enninó dar co mienzo a la exploració n del territorio aus tral que quería añadir a su jurisdicción. ord enando se aprestara una expe d ición para tal efecto. cuya responsabilidad fue entregada al capitán Francisco de Ulloa. Así. en octubre de 1553 zarparo n tres naves con rumbo al desconoc ido sur por donde más de tres d écad as ant es hab ía navega do e n co ntrario el descubridor Fernando de Magallanes. Transpuesto el golfo de F\!nas los exploradores se asomaron a la Tierra Magallámca recibiend o de ella una impresión inicial poco grata por lo ab rupto del litoralarchipielágico y por la rudeza del clima. qu e se mostró particularmente inclemente. tanto que a poco andar losbarcos se separaron y prosiguieron las exploraciones por separado en procu ra de la entrada occidental del estrecho de Magallanes. Ulloa co n la capit an a y el be rgantín se sumió en el laberinto de islas y canales del occ ide nte magall áni co y tentando por aquí y po r a llá en cuanta entrada le pareci ó conducía hacia su objetivo. sufriendo el pe sad o cas tigo de los elemen tos naturales que averiaron la nave mayor. no consiguió finalment e pasar más ad ela nte de la latitud 5 1°. Visto lo infructuoso de su esfuerzo, Ulloa decid 10 retornar hacia el no rte. llevand o co nsigo la primera nocion de aquel país maritimo de pesad illaque es el islario occídental d e la Magalla nia . La otra nave qu e había integrad o la escuadrilla hasta el momento de la separa ción. el bergantín qu e se hallaba al mando del piloto Hernando Ga llego. había proseguido entre tanto con la derrota hacia el sur yend o por la costa exterior y hacia los53° se encontró con «unas corrientesgrandes que nos llevaro n las aguas muy recio por lo tierra y nos po recio estor cerco del Estrecboé" . En efecto. el8 de

e

J

1 J Real cé d ula de 2lJ d e setiembre de 1554 que co nfirmó la concesi ón d e la Provincia de la Nueva Extremadu ra o de Chile <l Pedro th' V.,ldlVld de sde el grado 27 de latitud hastc el estrecho de Magalianes, con una emphtud de cíen lt!'9uas desde 1<1 cos ta del Pacifico. lo que sigmficab<1 que en el temtcno au stral y dado la anchura men or que alh nene el contmen re. la junsdicción me ucion od o se exte mha e ntre ambos OCl-·.lIlO:S . justo en el com ienzo onental tust ónco de la Reqrón Mdga Jld' Olea Ca be dejar co nsta ncia qu e en rigor 1,1 primera conc e sión sobre 1.'1 temt o rio au stral ben eficio il Fran cisco de C.l m il rgo -Pnnnncia del E. strccho (lS36l - pero li! m ISJl1<l hcbfa caducado al fracasar 1<1 correspo ndie nte expedición de con q uis ta 12 Jo......· Ml gud I3.mos, Expedi ci ón al estrecho de M.1g.1Ilanes 1..' 11 J55 3 : Ge rómmo de Vivar y Hem ando Gillll'go. Ana/ e... del 11l ~lrtu ro eJe Jo

lhto yonio , vol 12 pag 38 , Pu nta A'.... nas . 1'1SJ

2')


C , \ R fOCiR A I:-I , \ l\l t\GALI ,.A NIC

diciembre los exp loradores estaba n justo en la boca occide nta ldel gran ca nal. lo qu e comp;obarán tomando la altura del solque les dio 52°. hecho lo cua lla nave conducida por la corriente penetro por el brazo de mar. navegand o ese día treinta y cinco leguas de su curso. esto es. hasta prácticam ente la totahdad del Paso Largo. •En a CTOS dos días-relata Ga llego- pasamos de la cordillera qu e tie:¡e el Estrecho [la ca~3ena mon tañosa que remata en el cabo Froward ] hasta dar en la tierra llana que esta a la Mar del Norte . . . Visto su favorabl e curso. e l piloto decidió continuar avant e ha sta a lca nzar efectiva me nte la entra da oriental del estrecho de Magallanes. Se navegó al pa recer sin dificultad es y se llegó ha sta la boca misma. en cuya costa borea lse observó una cruz en ramada. qu e no era otra que aquella levantada en 1526 por los nau fraga s de la Sancti Spiritus de Loa yza y ad vertida posteriorm ent e por la ge~te de Alcazaba y Ca margo « Y de aqu í visto tod o esto. acorde dar la vue lta por ca usa de que no tenram os comida-oconcluiría su relación e l ilustre piloto. quien de ese mod o daba cumplimiento a l e nca rgo q ue Valdivia le hiciera a Fran cisco de Ulloa . Provecho adi cion a l de esa exitosa travesía exp lora toria se tuvo co n la s obse rvac iones recogidas por Gallego. referidas a las características qu e permit ían conocer mejor e l cu rso del canal interoceánico v noticias sob re los habitantes que poblaban sus márgenes. de los qu e ca pturó a lgunos para que en la Nueva Extre madura se los pudiera conocer y para que informaran respecto de la s pa rticularidades del país fretano. Al salir del Estrecho. además. Ga llego pa saba a se r no só lo el primero en haberlo navegado de occidente a oriente. sino asimismo en viaje redon do. En el regreso. al entrar al Pacífico. el bergantín fue arrastrado por un venta rrón ha cia e l sur. hasta los 55°. oportunidad que. no obstante lo aza roso de la circunsta ncia. hubo de dar a los ma rinos un nuevo barrunto de la posi ble discon tinuidad de la tierra meridional del Estrecho. Un giro favorable en la dirección de los vientos permitió que la nave a lcanzara un pu erto de a brigo ha cia los 53° 30' S. que se nombró de San Alejo y desde donde el 6 de enero de 1554 se e mprendió el retorno definitivo. anribándose con felicidad a Valdivia luego de una semana de navegación. Allí Gallego y compañeros se enteraron del alzamiento indígena y de la muerte del gobernador Pedro de Va ldivia . ucesos que con razon mantenían alborotado al reino de Chile. Con aquella exploración doble . sin embargo de su diversa fortuna . se había conseguido una primera e importante aproximación a la realidad geográfica austral. apreciándose cuán dificil. intrincada y bravía era la misma en su parte occidental para los navegantes. FallecidosValdivia y su sucesor designado. el capitá n J erónim o de A1derete.l a go be rnación de las Provincias de Chile o Nueva Extremad ura recayó e n Ga rcía Hurtad o de Mendoza (l557 ), qu ien a poco de hacerse cargo de la misma dispuso que se realizara una nueva expedición a la región del estrecho de Magallanes. tanto para adelantar en su conocimiento cuanto para tomar posesión de la misma en su nombre. De esa manera se originó la expedición que compuesta de tres naves. la San Luis . capitana . la San Sebastión y un bergantín de nombre desconocido. fue puesta al man do de un ma rino experto. el capitán Juan .Ladrillero. y zarpó del puerto de Valdivia en novie mb re de 1557 . Le acompañaban como pilotos Fra ncisco Co rtes Ojea y Herna ndo Gallego. a mbos co n probada ve tera nía e n ag uas australes . Arribados al umbral noroccidental de Ma gallania . el a rchipié lago de Gu a yan eco un temporal fortí~imo zarandeó a las naves separando a las dos mayores (el be rga ntín hab ía nau íraqado frente a la penmsula Tres Montes ). las que desde entonces exploraron con va riada suer te e l laberinto de ISlas y canales. Corresponde, pues '.~atarlas como dos comisiones exploratorias d iferentes qu e en verda d lo fueron. y con,razon. pues excepción hecha de la posterior exp loración de Pedro Sa rmiento de Ga mboa en ISSO,debenan transcurrir casi tres siglos antes que otros navegantes rea lizaran una tarea ex ploratoria tan exhaustiva del islario occide ntal de Magallanes. Proced e pu es. po r tra tarse de las prim era s exploraciones en forma considerarlas con a lgún detenimiento " . Co rtés Ojea co n la nao S an Sebastión. luego de a gua rda r e l retorn o de la ca pita na . 13 Id pag 3 14

~~:Ipa;;:~~~ s :en nos ceñlmo5lgualmente a lo expuesto en nuestra obra Citada Histono de Ja Reglon Mogol/ónlca , 30


¡i\C I ON I :..~

Ni\V H

E X P L( )I{ I\TOI{li\S 1}

1{i\N"1 1:. I

.... 1'.( i U N IJ A Mfl A D 1>1:::.1 . S I< 'I J >XVI

,,.

Gallo de San J OfQe

(í)

~

En es te pun to ~ se separ¡lto n ~ las naifes de • ladrillero

y ~ ~

COr/f!5 dI' Olf'll

9 XII '557

\

H~rwncJo G.II~o I f'9Ó.1 A,.ldM lCOa n QIC,embrecJa')S,3

r con

5U

pn mpt

""0'".:1 comf)Jel6 el por e¡ ES"fl:fJO

'f'.'. ,.ooncJo

@G.Ut'9'o<l'llua ... 105 /(. .. l!'5 ~ .r en IS53

~I ss-

1

.

I D."goRammu

''''

,,.

".

.,.

determinó pro segui r la derrota y exp loració n e n busca de la boca occiden talde lestrecho de Maga lla nes. Lo hizo inicialme nte costeando e l arc hipiélago ha sta llegar a un abra litoral situada entre los grados 50 Y 5 1, q ue tant o pud o ser e l estrecho Trinidad co mo el ca na l Concepción, ya la que tal vez debi ó confundir co n la e ntrada del es lrec ho de Magalla nes . Pe netró por e lla e n plan de exploracion con di recci ón al este


_---:: --=-- -

C /\ I{ H X' R , \ F l t\ l\l t\GAt .Lr\ N IC t\

24 Chicc

SILlE'

--~ --':"_-"T""~lW'!~

fblogonioo er Austro/LS Terra. Ccmehus \Alytfliel. ca 1597 Foto:> Jose TORIBlO MEDi'<A. Ba

.J(m :CA

N~

SArm,r.c,o

por unas treinta leguas. Como las noticias sobre esta navegación son poco precisas. la determinación del rumbo seguido ha originado dos hipótesis de trayecto: según la primera Cortés Ojea habría cruz~do el piélago hasta descubrir el fiordo Eyre. De acuerdo con la segunda (entrada por el canal Concepcl? n). lo descubiert o habria sido el fiordo Peel y sus brazos tributarios (Amalia . Calvo y Asia), mterp retac ion que se ajusta más a la descripción que dejara el piloto hispano. En este caso no proced e hablar de d escubrimiento pues parte al menos de aquella área había sido conocida por vez prime ra dura nte el viaje de Ulloa. o debieron parar allí las singladuras exploratorias de la San S ebastián. siendo seguro que busca ra distintos pasos en medio de ese maremágnum de islas. islotes y pe nínsulas . a través de un escenario sorprendente y siempre cambiante. aunque sin mayor provec ho para el objetivo de la expedición. soportándose el castigo de vientos huracanados y la incleme ncia de una lluvia torturante qu e no daba tregua . tanto que hubo tiemp o e n qu e los tripulant es no pudi eron ha cer fuego par a coci na r su alimento. En ese buscar a ciegas se llegó has ta el archipiélago de la Reina Adelaida . o sea. a las inmediaciones de la boca occidental del Estrecho. Habiendo ordenado Cortés Ojea qu e se observara desde un cerro elevado en procura de aquel an helado avistamien to. nad a se cons iguió pues un horizonte de islas de todo tamaño se interponía ocultando su obje tivo. Se ha afirmado qu e desde e ntonces da ta ría la creencia de haberse obstruido esa entrada. que difundirían los expe dicionarios a su retom o y de la que se haría eco el poeta Alonso de Ercilla y Zúñiga e n su poe ma La Arau can a . Al fin. luego de unos dos meses de navegación y zarandeo. Cortés Ojea llegó co n su buque en muy mal estado ha sta un puert o del estrecho Trinidad . en la vecinda d de la boca del ca na l Picton, Allíel piloto orde nó desarm ar el barco y con sus restos se construyó una e mba rcació n de men or porte que se baut izóSan Salvador. Con ella decidió Cortés Ojea zarpar de regreso cua ndo prom ediaba el invierno de 1558. saliendo al océan o por el canal Picton y a rribá ndose a Valdivia el IO de octubre al

32


NAVEGAC IONES E-XPLORA IOR IAS DURANTE LA SEG U NDA MrrAD D EL S IG LO XV I

fRETU M MA GElL AN lCU M O/JI..,na Grmt.tnj", j '~ .... ..'Jiยก lrl'nu F:..rn:u r.fL l'lt

25 Fretum Magellonicum . Pieter Keer. 159

26 Exquisita & magno

OliQllol mentium

periculo lustrala el iam reteda FretiMagellanrCl Facies.. Jodocus Hondius . 1606

33


CA K I D<...~ RA Fl A 1\1/\

,ALI .AN ICA

27 Fretum Magellani. Jodocus Hond tus. 1607.

cabo de honrosas aunque infructuosas jornadas de exploración en consideración al obje tivo previsto. En cuanto al capitán Ladrillero. al que se daba por definitiva me nte perd ido por sus compañeros de la San Sebastián . viéndose solitario co n su na ve al cabo del temporal que provocara la sepa ración ordenó zarpar hacia el sur. penetrando por el canal Fallos para sa lir por él al Pacífico ha cia los 49" S y proseguir a la vista de la costa hasta la en trada del canal Conce pción . Va ria nd o en to nces el rumbo al E. fue a dar en curso casi rectilíneo hasta el fondo de l fiordo Eyre. en el limite del d istrito altoandino del Hielo Patagónico Sur. Devolviéndose sobre parte de su rumbo. dio con el largo ca nal hoy llamado Messier al que siguió hasta su término sep tentrional en el golfo de Pen as. Esta zigzagueante derrota debe explicarseúnicamente por razón de búsqueda de la nao de Cortés Ojea . con cuyos errabundos trayectos es posible que se cruzara más de una vez sin llegar a verse unos y otros. En segu ida . infatigable . Ladrillero puso nuevamente rumbo al sur. esta vez probablem ent e por e l litoral exterior de l a rchipiélago y fue a surgír en el puerto que bautizó de San Lázaro y que corresponde a la e ntrada de l estrecho Nelson. Penetró y se internó explorando un canal tras otro. y en ese singlar inacabable llegó hasta el fina l del canal Unión. donde advirtió carac terísticas orográficas e hidrográficas qu e debiero n record arle la noción que tenía sob re la «vuelta de l estrecho de Magallan es»y qu e le movieron a seguir explora ndo hacia el interior hasta cruzar la barre ra a ndina . Fue a dar. so rprendido. a un distrito mar ítimo qu e de pr imera debió confirmarle su sospecha inicial de ser tal vez aque l curso el buscado Estrecho. Pe ro luego de explorar en vano en busca de una continuac ión marítima hacia el este e n ese abanico de ca nales y fiordos que se ab re en el golfo Almirante Montt , trayecto qu e la top onim ia náu tica grafica e n parte de modo elocuente: seno Fbca Esperanw. bah ía Desengaño, fiordo Obstrucción y fiordo Ultima Esperanza, dispuso el regreso a la bah ía de Sa n Lázaro. El ilustre marino con esas ajetreadas singladuras acababa de revelar para el conocimiento geográfico el admirable distrito de Ultima Esperan za . único qu e e n tal carácte r tiene desa rrolloen la vertiente oriental de los And es. Tantas idas y venidas en un medi o natural inclem ent e. qu e habrían bastad o pa ra

34


NAVEGA C ION I ~<;

EX I' LORA'IOR IAS DURAl'nTI LA SEG UNDA MrfAD DEL S IG LO XVI

colmar la paciencia de un nauta vetera no, parecieron no perturbar el ánimo de l tenaz capitán explorador, e mpecinado en dar con esa inhallable entrad a occide nta ldel estrecho de Magallanes, propósito principal de su misión . Una vez qu e laSan Luis retom ó al litoral del Pacifico, puso rumbo al SSEs iguiendo su inflexión gen era l, pero por ignorada causa sobrepasó la entrada del Estrecho y continuó al meridión. Advertid o del curso errado qu e segu ía, Ladrillero tent ó penetrar po r en tre un dédalo de islas (bahía Otwa y) y na vegó ad entr o hasta enco ntra r un pu erto seguro que nombró de Nuestra Señora de los Rem edios. Allí, necesitados los cuerpos y esp íritus de un restaurador reposo y el buque de una conveniente recorrida, permanecieron los españoles por cuatro meses , entre el22 de marzo y el 22 de julio de 1558. circun stan cia que explica suficienteme nte e l sugere nte top ónim o. Esta invernada , en un pa raje que de seg uro no es de los más favorables para tal efecto de entre cuantos pueden encontrarse en el territorio occid ental magallánico, no ha dejad o de llamar la atenci ón de a lgunos historiadores. Sólo el grado de agotami ent o físico y de ten sión aním ica en qu e debieron hallarse esos navegantes esforzados después de tant os meses de voltejeo, justifica aqu ella deten ción prolon gada como algo impostergable . Repu esta la ge nte y co mpuesta en lo indispensable la embarcación, Ladrillero ordenó navegar ade la nte por el ac tual ca na l Abra , rumbo qu e le permitió acceder finalmente al Paso Largo del Estrecho . La S an Luis siguió e ntonces a pegada a l litoral sur con rumbo SE; sin embargo al enfrentar . Ia vue lta del Estrecho - (\a gran inflexión ce ntra l), e n vez de doblar en curso seguro mantuvo el rumbo que llevaba , lo qu e no s persuad e sobre las intencion es explora torias a mplias que inspiraban la navegación ; es evide nte qu e el insigne marin o pro curaba acumu lar el máximo de información posible sobre una geografía cuyo car ácter end iablado y revuelto co nformaba una sorpresa constante. Pasado el seno Magdalena pudo de scubrirse el desfiladero mar ítimo con formado por los canales Gabriel y Cascada que separan la isla Dawso n de la península fueguina Brecknock. y luego el extenso fiordo del Almirantazgo en el corazón mismo de la Tierra de l Fuego. Devolvién dose , Ladrillero exploró el sur de Dawson y en seguida pasó por e l actual ca nal Whiteside navegando en derechur a al nort e po r el Paso Ancho del Estrecho ; siguió por la Segunda Angostura y alcan zó el 9 de ag osto de 1558 el saco ma rino que se forma entre aquélla y la prime ra . Durante estas singladuras , co mo e n el tra nscurso d e las anteriores, el notabl e marin o fue tomando debid a nota de las parti cular idades geográficas de los luga res descubiertos o explorados , y fue prep ar a nd o co n ac uciosid ad un derrotero pa ra uso de futuros navegantes, sin de jar de observar con a tenta mirada a los habitant es co n los que por doquier se iba topando. En e l lugar indicado, la San Luis se detu vo ese día frente a la costa septentrional, en un p unto situa do a cua tro leguas de la Mar del Norte, segú n la estimación del propio Ladrillero, esto es, del acceso oriental a la Primera Angostura, lo qu e lleva a situa rlo e n la proximidad de punta Barranca . Allí se baj ó a tierra para realizar, con la so lem nidad qu e el caso requ ería . la posesión del territorio para la Go be rnació n d e las Provincias de Chile , de acuerd o con las instrucciones oportunamente recibidas,

28 Tijpus Freti Magellan icj qu od Gioryius S pilbergius cum cJosse lustrauit. Jon s van Spilberqen. 1614~1619

35


C A RTOG RA FI',\

f\:.:'~":.:G~"-.:\:.:L:.: I..J_\_N_I_C_"

--------

29. Honc Freu Magua/amó Descriptionem Nooom . G. De Mere. 1617

_

S [JlVIQODE C ARTOGRAf1A MU5EO N AVAl . MADRID

labr ándose para memoria el acta testimonial de rigor. , . . Con este suceso trascendente se ratificaba e l titulo preced ent e qu e asegurab a la j unsdicción de la gobernación chilena sobre los territorios australes del contine nte .a me ricano. Ju an Ladnllero había dado de tal manera cumplida satisfacción al sosten ido a nhe lo del vistonano fundad or Ped ro de Valdivia.

Concluida la ceremonia posesoria y reembarcados los qu e hab ían sido sus prota gonistas y testigos, laSan Luis levó anclas y navegó la Primera Angostura y e n segu ida parte de l saco oriental por el que se origina la abertura continental y donde se entre mezclan las aguas freta.nas con. las del Atl ántico. Realizada aquella necesaria travesía. el meritísimo capitán juzgó que su cometido pod ía darse por bien terminado y ordenó .10 vueltapara ira dar razón de lo hecho mediante Dios y su be ndita Madre». En el viaje de retomo Ladrillero continuó elaborando la descripción y derrotero del Estrecho,consignando rumbos . accidentes o puntos de referencia notables, tenederos, recursos , tiempos, épocas propicias para la navegación , etc. • Para que los que por él hubiesen de ire venir [...] y paraque losnavegantestenganclaridad por donde se dirijan ." . Arribada la San Luis a la proximidad de la isla Carlos 1lI, bien por causa fortuita o por razón de un incontenible af án exploratorio, en vez de seguir por el Paso Tortuoso derivó hacia el NNO , penetró por el actual canal Jerónimo y descubrió el mar interior de Otway . Retomada la ru ta y al promediar el curso del Paso Largo. una nueva penetración hacia el norte condujo al hallazgo del golfo de Xaultegüa . del canal Gajardo y de otro extenso espejo de aguas interior, el mar de Skyring. Vuelto al Estrecho. Ladrillero dio por definitivamente terminada su colosal aventura n áutica, saliendo con felicidad al Pacífico a principios de marzo de 1559 . Dura nte el trayecto hacia Valdiviala meritoria San Luis (50 toneladas) debió soportar el postrer castigo de los elementos, arribando casi desarbolada a aquel puerto. Es fama, inclusive. que consiguió hacerlo con una tripulación diezmada y exhausta, lo que da un carácter heroico a la empresa de Ladrillero. Tiempo después el gobernador Hurtad o de Men doza se dirigió a l rey Felipe 11 par a participar el cumplimiento de la instrucción superior de marras, expresa ndo que «conocie ndo lo mucho que para el/o [el real servicio]impo rtaba que se descubriese elEstrecho de Magal/anes. como su majestad 10avía man dad o envié á hacerel dicho descubrimient o y navegación con un capitán de mu cha plática y experiencia.y con dos navíos y un vergantín y lo descubrió hastapasar el Mar del Norte y truxo relación de como se pod ía navegar con mucha facilidad...»'", Así, a través de este p árrafo ava ro, qu e no trasunt a su magnitud , complejidad y dificultades, el pod eroso monarca pudo enterarse de la aventura exploratoria protag on izada por oscuros súbdi15 Viaje aJEstrecho de Mogollones, folio 48, Archivo de Simancas (en copia existente en el Archivo Nacional, Santiago) . 16 Reloclón de lo que se ha hecho en la recuperación de Chile y descubrimiento de l estrecho de Mogollones . folio 289. vol 98 , Archivo Gay- Mo rla V icuña (Archivo Nacional. Santiago) .

36


NAVEGAC ION I ::""i E .X . I )l _ORA: I "OR IAS

o

JI

~

:,"'"" "\. ~

Jf

f ~

r

I

t

30 (Ca rta de la Reglón Meqalléníca ) Pedro de Letre. 161

tos encabezados por un vetera no magn ifico y ten az. qu e habia tenido por teatro geográfico el sur del Nuevo Mundo. Ladrillero y compañeros habían d esarr ollado en verdad . del mod o sucintamente ex, pu esto. uno d e los ca pitulos más honr osos en la empresa del conoci miento de la geografía america na. Dejando de lad o las d ificultades qu e debi eron superarse por la escasez de recursos. la contrariedad de los eleme ntos naturales y por la circunstancia de navegarse por ma res en buena pa rte ignotos. se decuplicó cua ndo men os la inform ación qu e se poseia previament e . El enriquec ido acervo comp rendió aspectos geográficos, hid rográficos, náut icos. na turalistas y etnográficos qu e se resum ieron en un documento no ta ble: Descripción y Derrotero del Estrecho de Mogollones. Pero el resultad o docum en tal de aquella memorable expedición tuvo un parad ojal destino: el a rchivo secreto de España . y co n ello. po r largo tiempo. el desconocimiento virtual de los co nte mporá neos y la posteridad . Por cierto. cuando los oficiales de la Ca sa de Con tratación recibieron y conocieron aq uel acabado tra bajo que da ba cuenta sobre el ámbito merid ion al americano y que proporciona ba señas precisas de có mo navega r co n seguridad sus mares. entendieron que se trataba de una información valiosa qu e deb ia ser vedada a l co nocimien to de nacion es extrañas. máxime si enemigas como eran los reinos de Inglaterra y Francia , a fin de precav er cualquier penetración perturbadora en aquellas remotas tierra s y aguas del Pacífico suro rien tal, deve nidas e n coto exclusivo de la corona hispa na . Si aquellos pudi eron preocup arse co n la inform ación que tenían entre man os, cua nto más debiero n estarlo los co nsejeros de Ind ias una vez qu e la misma llegó a su co nocimiento. Por tanto. la lápida del secreto de Estado impediría por más de dos siglos y medio que se extrajera provecho de tan notables como esforzadas singlad uras para el ade lan to del co nocimiento geográ fico en su expresión ca rtográfica. Sola mente por excepció n. vía alguna filtración . se tendr ia alguna noticia importa nte. como fuera aquella que permitió e nmendar el errado trazado qu e por entonces los cartógrafos hacían de la costa occide ntal americana ,

37


CA RTOG Rt\ FIA l\ t /\ G A IJ...AN ICA

31 (Carta de la Regi贸n Magall谩 nica. TIerra del f"\.lego y Estrecho de Le Maire ). Antonio Moren o. 1618 . OU'AHTAMI'NTO

38

oc MA."UiCRlTO!:i. BII~ N ....clONAl. MAoH JD


32 . Quarteroncillo fabricado del reconocim iento que de los Estrechos de Mogollones y San Vicente se hizo por orden de Su Magestad y Junta de Guerra de Indias. etc . Diego Ramirez de Arellano. 1619 OEPMT""'L~ m: f\.~. 8IBt...oru:A NACJa'W.. f\.

ajustándoselo a sus ve rdaderos rumb os geográficos. según se verá más adelante. Luego de este viaje memorabl e corrieron veinte años antes que otro navegant e tomara a aparecer por las a guas del meridión. Este hubo de ser el corsario inglés Francis Drake al mand o de una esc ua drilla de cuatro na ves, quien pe netró el2 1 de agosto de 157 por la boca oriental del estrecho de Magallanes e n demanda del Pa cifico. El trayecto resultó afortunado. amén de breve tanto que Drake lo realizó e n só lo 16 d ías, es dec ir, toda una proeza náutica que tardaria siglos en ser igualada o superada por nav es del mismo gé ne ro. Del ráp ido trayecto a lo largo de l Estrecho hay dos sucesos en los que va le la pena det en erse: un o. la recalad a en la s islas de los pingüi nos . cuya área maritima reconoció Drake con cierta d eten ción . dando e l nombre d e Isabe l a la isla mayor del grupo. y Real. Pelicano y de la Reina a los pasos qu e se a bren e ntre a quélla y los islotes de los pájaros a los que llamó Jorge y Bartolomé.

39


C A H:J{..)Gl{AI=1,.\ ;'\ 1 /\ G"\L1~AN I CI\

-----

El viaje se mostró tan auspicioso hasta la p uerta occidental del Estrecho que Dra ke se propuso levantar sobre el cabo Pilar un monumento recordatorio del suceso histórico -la primera llega da de naves de su bandera a l Pacifico a través del fa moso paso-opero no le fue pos ible po rque el vien to comenzó a soplar con tal fuerza que le imp idió el desem barco. A partir de entonces la potencia de la na turaleza aus tra l mos tró todo su rigor y pasó a castigar a las naves corsarias. reduci das a la sazó n a tres. la Golden Hind (an tigua Pelikan ). Marygold y Elizabeth. de modo tan duro que prá ctica ment e no les d io tregua durant e cas i dos meses. Anduvieron así los buques voltejeando a locada me nte océano ade ntro a merced de la s olas. cosa de tres semanas en un mar tormentoso como nunca lo habían ima ginado los ingleses. Avistándose . los barcos derivaron tan al suroeste que alcanzaron a un punto situado a 82 ° oeste y 57 ° sur. es decir muy lejos de la costa americana. El 2 de setiembre. aproximadamente por esa posición . se perdió para siempre la Marygold. mientras las otras dos naves fueron arrastradas hacia el noroeste hasta la proximidad del litoral patagónico en los 51 °. Aquí los barcos perdieron la conserva el día de octubre apartándose definitivamente (ba hía de la separación de losAmigos) consiguiendo laElizabeth enderezar hacia el estrecho de Magallanes por donde finalmente se abriría paso en incidencias náuticas que no viene al caso recordar y que le permitirían regresar a Ingla terra . La Golden Hind entre tanto reanudaba el voltejeo. en parte por mar abierto. circunstancia que de paso sirvió para poner a prueba su sorprendente solidez y capacidad marinera. y la resistencia de su brava tripulación. Esta nueva derivación meridional le permitió a Drake advertir que la tierra del sur del Estrecho derivaba hacia el sureste y que carecía de la continuidad que los geógrafos hasta entonces le atrib uían. y que el sup ues to conti ne nte austra l era . a lo menos por ese lado. una invención . Fue el resultado trasce nden te de un viaje que hasta ese momento carecía de mayor relevancia para el conocimiento geográfico y que sería objeto de variada interpretación por parte de la posteridad. Por fin. hacia fines de octubre la Golden Hind consiguió refugiarse en un puerto. en una isladel litoralsudoccidental fueguino cuya ubicación precisa es materia de discusión entre los historiadores navales. pero que bien podría haber sido la isla Hornos. Esta reparadora detención pudo servir al notable marino inglés para confirmar su hallazgo de un vasto espacio oceánico en el sur de América. Al cabo de algunos días de descanso que tanto lo necesitaban los azarandados tripu la ntes. la sólida nave capitana Golden Hind zarpaba ell o de noviembre con rumbo noroeste en un trayecto que habría de ser menos movido que el bravo zigzaguear precedente. rumbo de la costa de Chile central y camino de la fama corsaria que habría de ser consagratoria para su atrevido comandante. facilidad con que el capitán inglés parecía haber navegado po r el rumbo austral y penetrado al Pacífico y la consiguiente notoria vulnerabilidad que ma nifesta ro n los es tab lecim ientos esp~ñoles de la desguam,;cida costa . provocaron -con toda razó n- revu elo y a larma e n Esp a ña y en Amenca . Como se dlspon ía de alguna información sobre la co mpos ición origina l de la flotilla de Drak e ya estese le viera actuar en solitario. se temió q ue de trás viniese n otros na víos a los q ue se co ns ide ró necesano tratar de ubicar y detener SI era posible . Tod o aquello hizo pensar al virrey del Perú Fra ncisco de Toledo que era convemente envl~r al sur. en plan de exploración y vigilancia. a lcapitán Pedro Sarmiento de Gamboa que era . lejos. el mas capacitado marino que había en los reinos a mericanos del Pa cifico . de la Es ~e tal modo. el1 1 de octubre de 1579 partieron rumbo al sur las naos Nuestra Señora d I per~nZQI y an FranCISCO. Al mando de la primera nave y de la expedición iba Sarmien to y a ca rgo .e a segun a e capitán Juan de,ViUalobos. Las instrucciones que portaba aquél indica ban con minuciosidad I~s .teleso a las que debla ~ujetar su navegación y los d istintos cometidos que debía poner en ejecuci ón. es como I,a observaci ón y anotación cuidadosa de corrientes . de rrotas y accidentes ea á-

~~:b~~v:~~;::s~~~:c:: :I~t~~~s en I~s cartas de marea r. y los bautizos. si ca reciese n de n~m~e,

la a prec iación acuciosa del ' d cac~nbde cruces en SItiOS VISibles. para qu e sirviera n de hitos; de de fensa y. natur almente se iea~;de~:~: ~eltantes y recurs? s; de sus posibilidades de población y nombr e de su Majestad . Todo esto or q tomara posesion de ~as tierra s y aguas reconocidas e n ob ligaban a cautelar mejor el real dorni supues to. ba!? la co nslde rac lon de las nuevas circunstancias qu e da la explorac ión Sa rmiento deb ía dmlo en preEs vlslo~ de nueva s mcursron es corsarias. Una vez cumplí'. d . mglfse a pana para pon e pa rticularidades del viaje y las medid ' . d r e n con ocirruent o e l so be ra no la s I as mas atma as para la d efen sa del es trec ho d e Magallan e s.

40


NAV EGAC I ON I ~<; EX I'LORA rOR IA S D URA N ll, LA SEGUNDA MrrAD DEL S IG LO XVI

33 . Descr ipt ion de nou veou passage vers fe zud du desrrotcr de M agellan decouuert er pcsse en ron 1616 por

Gu illaume Sc houten de Hoorn Hollondois. Autor holandés desconocido. ca. 1619.

34 Co rte du Desrrcrct troue é el passe par lacq fe Maire au dela d u des troict de Mogollones uers le Zvdess . Autor

holandés descon ocido, ca. 1619

41


CARTOGRAFlA ~ 1.t\GALI ..A N ICA

Las instrucciones del virrey asimismo prescribían a Sarmiento realizar una navegaci ón directa por la costa exterior hasta alcanzar la latitud de la boca occidenta l del Estrecho. para desde allí iniciarel trayecto exploratorio. Talcircunstancia pareció qu e se daba a los navegant es el 17 de novr ern breo hallándose entonces en 49 y medio grados de latitud austral. una vez que enfrentaron la notona abra litoral que conforma el ampl io cana! que se nombr ó de la Santisima Trinidad . Debe tenerse presente qu e el acceso occide ntal del estrecho de Magallanes a esas alturas del siglo continuaba siendo cosa ardua para los navegantes. vista la excesiva reserva con qu e se mane jaban por las autoridades metropolitanas las noticiasapo rtadas por las exploraciones preceden tes. Así se explica que la comisión enco me nda da a Sarmienta tuviera tambi én el carácter de «descubridora », como bien lo recordaría despu és él mismo al dar principio a su famosa Relación . Se dio comienzo de esa man era a una pen etración explora toria qu e llevó a las naves por el canal Trinidadadentr o. para seguir. fonde os de por medio. costeando la isla qu e se llam ó Madre de Dios. y proseguir por el canal Concepción. hasta ba hía Salvación pa ra reto rnar a l norte y dobla r por el canal Inocentes. Fueron navegados suces ivamen te los ca na les Sar miento y Unión . hasta el Ancón Sin Salida : desp ués los de la Victoria . Virtudes y San Esteban. en su mayor part e aguas recorrid as a ntaño por Ulloa. Cortés Ojea y Ladrillero. La faena exp lorato ria se pro longó por dos meses or igina ndo un trabajo hidrográfico y descriptivo tan prolijo que la posteridad le daría un a mplio recon ocimiento. Esta primera fase de actividad concluyó en puerto Bermejo (grupo Madre de Dios). en donde Sarmiento hizo una junta con el capitán Villalobosy los pilotos Hernando Lamero. Antó n Pablos y Hernando Alonso. para conocer su opinión respecto de lo que debía hacerse en adelante. visto lo infructuoso de la exploración desa rrollada hasta entonces. en atención a! objetivo principa l de la misma . Así. oído el parecer de estos oficiales expertos y considerado el juicio que él mismo se había form ado sobre lasituación geográfica. Sarmiento decidió continuar buscando la abe rtura del Estrecho navegando litoral afuera. sabedor del riesgo que conllevaba esa operación "po r ser la mar de esta tie rra /0 más tormentosa y de más pesados vientos que se puede imaginar en /0 que se navega del mundo,,". Para ello fue menester que el capitán general persuadiera a ViJlalobos y a Lam ero ace rca de la necesidad de ir las dos naves en la empresa y no sólo una. quedando la otra aguardando en puerto Bermejo. como éstos sugerian.

Zarparon el 2 1 de enero de 1580 rumbo al suroes te para tomar mar anc ha y una vez allí debieron soportar una grandísima borrasca. Esta tempestad separó al San Francisco de la nave ,:"pitana . haciéndolo derivar por el océano hasta los 56°. con lo que estos navegantes repetían la expenencia de otros anteriores en lo tocante a la noción de ser mar abie rto la zona geográfica e n aquella elevada latitud Sin costa a la vista por donde se observase. Desde allí el capitán Villalobos retornó procurando reconocer la boca del Estrecho. pero no dando con la misma dispu so finalmente proseguir con la derrota hacia Chile y el Perú. Sarmiento. a su vez . surcando por una mar tan soberbia llegó a salvo el día 22 de enero a un puerto de la costa sur del Estrecho. q ue nomb ró de la Misericord ia "po r {aqu e N ues tro Seño r Dios tuvo con nosotros en salvamos de tantos peligros como los que posamos en esta tormenta...." En este puerto. donde permanecieron varios días. tuvo lugar la primera posesión en tierras del Estrecho . . EI2 de febrero zarparon en procu ra de un puerto más ab rigado. yendo a a dar al de /0 Cande/ano . donde tomaron contacto con los aborígenes y efectuaron una segunda posesión. Había n Sidotantas.las penunas de los tripulantes que se produjo un desa liento general. seguido de inquie tan tes murmuraCIonesY.del ab ierto deseo de no continua r con la navegación . Sa rmiento usando de elocuencia y am~n~~ logro Imponerse y devolvió la tranquilidad a oficiales y tripulan tes. De esta manera se ~~:~~n ~ ~a!err;ta que fue llevando al barco de recalada en recalad a en sucesivos recon ocimient os que l n an o .nuevos puertos. tenederos y ensenadas. islas y cabos. Se trazaron rumbos se calcu la. íorm á '. ron a turas astronom lcas. se anotaron numerosas observ acio n d l dero relevamiento hidrográfico del l I es e va oro con o rmandose aSIun verdeInés Riesco CI l ' gran cana entre as costas de las ac tuales islas Desolación Sa nta . y arence . y a pemnsula de Brunswick. que la posteridad náutica le recon ocería egradecida 17 Vio¡es 01 álrecho de Mogollones 1579.1584 IR Id . lomo l. pags 75 y 79 Buenos Alfe s. 1950

42


NA\ 'ECACION I,,'; EX PLORA' IOR IAS DURANTE LA SECO

----------

, S'

NDA M ITAD DEL S IG L O XV I

,,. n

~

' S'

"

Golfo de San Jorge

J.

/

"

/

~i

ti

'1

~ /

,,.

¡

t

~,

~/

/

.::,r:fi/

~o~'¡

.°1 I

o

.::,....

.¡,l:il ,/

Exp lO'flc lontls

~~<

al' S.rmu!!nto.

i/.;;:/ J, / ,,/

f

~ -== , _ '/

_...-

~:,::I:::C'. el " "

,,,1;<

.... /f A tldntlCO por los

Vle"'05 M a yo 1584

S.rm'PfIIO COnC/l.Iv • •'

... .

v.al. Y S. dmge. Esp."'. 1580

pllmer

C IIJdad del Nombre de JeSlJ5

53"0) Sepa racIón de

IIJ$

neves oe D'a ~ ti y Wm te r

" /1·158 4

53'

ss'

co nservando los nombres que impusiera el ilustre capitán. En su laboriosa exploración la Nuestra Señora de la Esperanza fue reconociendo el gran codo del Estrecho en su sector más meridional avistánd ose y nombrándose numerosísimos montes. canales bahías y cabos. Por fin. la nave llegó junto a la punta que se den ominó de Santona o Sant a Ana . el 12 de febrero. En esta recalad a que se aprovechó para renovar agua y leña . yen extraer madera para


\ RT()GR,\J:t A J\tA G AI .I .J\ N IC ,'

------------

.r

1~~7í- _

_ ->~L.......o..

__

2-_

35 Reconocirmerao de los Estrechosde Mogollones y San Vicente mandado hacer por Su Mogestad en el Real Consejo de Indl(lS, etc Pedro Teix eira Ealbernas. 1621

reparaciones. se realizó la cuarta posesión del Estrecho. Este acto. con el ceremonial de rigor. concluyó con la erección de una gran cruz sobre la mayor altura de la punta. a cuyo pie se dejó una carta con noticias del hecho e indicando que el canal había recibido el nombre de Estrecho de lo Madre de Dios . Una vez reparada la Nuestra Señora de lo Esperanzo levó anclas el día 14 enfila ndo hacia la isla de Son Pablo. la actual Dawson. para proseguir el reconocimiento de su costa occidental. Pasado el cabo de San Valentín siguió rumbo al norte apegada al litoral fueguino hasta alcanzar una prolongación notoria que Sarmiento denominó de lo Gente Grande. pues no bien se acercó la nave a la costa. aparecieron algunos indígenas que los españoles aprecia ron como muy corpu lentos y diferentes a los observados hasta entonces . visto lo cual el capitán envió un bote a tierra a cargo del piloto Herna ndo

44


NAVEGAC ION I ~<¡ E X I'LORAI O R IAS D URA NI1; LA SEGU N D A Mn A D DEL SIGL O XVI

36 (Ca rta de l Estrecho de Maqa llanes y Tierra del Fuego). Autor holandés desconocido ca 1620 .

Alonso pa ra trabar relación co n ellos. Tras este suceso Sarmi ent o continuó a lo largo de la costa noroccidental fueguina, descubriend o y reco nociendo la ba hía Ge nte Grande y otros accidentes de la vecindad . Después de pasar el ca bo de San Si mó n, el capitán y o tros bajaron a tierra y desde lo alto de una barranca con excelente vista so bre el en torno marítimo -terrestre . observaron las características del litoral y rea lizaron un buen núm ero de mediciones y dete rminaciones. Prosiguiendo el recon ocimiento. Sarmi ento bautizó la ensenada situada a l nort e del cabo deSan Ant on io de Padua. accidente este que había avistad o desde la punta de Sa nta Ana . y la llamó Santa Catalina. pero confundió a la isla Isabel con una prolonga ción de la tierra firme y la llamó punta de S an S ilvestre . top ónim o q ue se conserva hoy en el cabo terminal nororientalde la referid a isla . Cont inuó adelan te con la nave y con un batel de la misma como embarcación explorad ora . Se d irigió a la costa del no rte recon ocien do y nombrando el Ancó n de Santa S usana. la punta y bahía de San Gregario . punto este recon ocido perso nalmente por Sarmi ento. qu e navegó en el batel acompañado por el vicario. el piloto Alon so y algunos arcabuceros y marineros. Allí tocaron tierra. efectuaron o bse rvaciones y tuvo lugar la quinta posesión del trayecto fretano. dejando de su paso como testimon io «una cruz peq ueña. porq ue no hubo m adera para más. por ser tierra pelada y sin selva ni arboledas »19, e n un a ajustada descripción de l país estepario del orien te magalláni co. Prosigu iendo co n la exp loración los navegantes siguieron por el litoral norte del Estrecho , no mbra ndo entre o tras a la ba hía de Sa n Felipe . a las puntas Delgada. Barranca. Baja y An egada. estas última s e n la Primera Angostura . y a ba hía Lom as. fuera de ella. Al navegar la ang ostura. armiento co nside ró qu e aquel era el paraje más ap ro piad o pa ra establecer fortalezas de vigilancia y de control del Estrecho. cuya construcción recom endaría posteriorme nte a l rey. De tal mod o. so nda ndo y registrando además cuanto da to de importa ncia podía servir para la náutica y el mejor co noci miento geográfico. el eximio marino salió del que había nombrado 19 Id.

""g 115 -15


3" Sector de mapa El Pcafico Hessel Gemtsz. 1622

estrecho de la Madre de Diosel24 de febrero de 1580. Así concluyó. desp ués de treinta y cuatro días de navegación. el tercer viaje del Estrecho desde occidente a oriente. de fecund os resultados pa ra el conocirmento del canal . complementándose la tarea precedente del esforzado Ladrille ro. Hab ía n de pasar docientos cincuenta años antes que los conocimientos geográficos aportados por este capi tán y por Sarmiento de Gamboa fueran superados en forma sustancial. Tras esta navegación exploratoria y exceptuando la siguiente del mismo Sarmiento. esto es. la correspondiente a su segundo viaje entre 1583 y 1584 pa ra fun da r los estab lecimientos hispanos destinados tanto a poblar como a defender el Estrecho y que conclui ría en trág ico fracaso, y que ademas resultó irrelevante desde el punto de vista del conocimiento geográ fico,cabe hacer mención a una siguiente penetración inglesa realizada por otro corsario, Thomas Cavend ish . Este genti lhombre que buscaba emular las hazañas y fortuna de su afamado compatriota Drake, ingresó al Estrecho con tres naves el6 de febrero de 1587 El viaje de este corsario por el gran canal hab ría pasado sin ma yor relevan cia si no hubiese sido por el hallazgo de los sobrevivientes de las fundaciones de Pedro Sa rmie nto. Buscan d o capear un vendaval que lanzó a una de las naves fuera de l Estrecho, Cave nd ish fond eó al a brigo de la costa fueguina. algo alsureste de la Primera Angostura. frente a la bahía Posesión . Allíobse rvó fuegos en la costa norte y al e nviar un bote a averigua r por su origen, los emisarios encontraron va rios hombres qu e dijeron ser parte de un grupo de veintidos únicos supervivientes de las malograd as funda cion es hispáni cas. de los que solamente uno llegó a emba rcarse co n los ingleses. Por el la posteridad se e ntera ría sobre los tristísimos acontecimientos del Estrecho tras la forzada partida de Sarmi ent o de Gamboa . Cuando regresó la nave perdida , la flotilla inglesa continuó Estrecho ad entro, recalando en la islade los pájaros y en el paraje dond e Sa rmiento había establecido su segu nda pobla ción . Allí se

46


N AV Ec; ¡\CIONE."i E XPLOR A IOR I A S IJ URA NTE L A S EGUN IJA j\¡lITAD DEL S ICiLOXV I

- - - - -------

38 . Freti Magellan lci

oc noui

Freti vulgo Le Maire exadissimo deJineatio . Preter

Keer. 1628-ca 1645.

aprovechó la estadía para ex traer cuatro piezas de artillería que habían guarnecido la Ciudad del Rey Don Felipe y trasladarlas a bo rdo. Como expresión de la penosa impresión de miseria y desola ción que le había causado el lugar. Cavendish le asignó el fatídico nombre de Por!Fomine . Desde ese lugar el corsario prosiguió con su navegación hacia el sur. dánd ole el nombre de Froword al cabo que hace el morro terminal del continente. Recaló posteriormente e n la bah ía de los Moluscos. que debemos identificar con la actual Fortescue. legando al puerto interior de la misma el no mbre de una de sus naves. Gol/ont. Luego exploró las bahías que nombróElizobeth y York. sitio este en qu e los co rsa rios tuvieron un enc ue ntro sangriento con los indígenas. En seguida recalaro n en un pue rto descon ocido don de descansaron algún tiempo. Cavendish salió finalmente del Estrecho con sus tres ba rcos el 24 de fe brero de 158 7. llevándose del mismo una sorprendente noción acerca de sus exactos rumbos y proporciones. particularidades que consignaría en posteriores mapas . aspecto este de interés sobre el que se volverá más adelante. Igualand o a Drake, el audaz gentilhombre consiguió realizar un viaje circunnavegatorio de l globo no men os exitoso q ue el de aquél. Por cierto . ambos lo fueron no sólo en fortu na. por la ca ntidad y valor de las presas ha bidas, sino tambi én po r cuanto ambos capitanes habían logrado superar las dificultad es natu rales pa ra la navega ción , propias del end iablado clima de la región austral americana , qu e se reputa ban poco men os q ue insuperables. teniendo en cuenta lo que se había conocido de las anteriores expe riencias españolas. a mén de la desventaja evidente de no contar con información náutica y geográ fica suficiente. Los viajes a ustra les de uno y otro fueron imitados poco después por un tercer corsario. J ohn Childley. qu ien a rmó una expedición de cinco naves con las que puso rumbo al Estrecho en agosto de 1589. Sólo una de ellas, la Delight. al mando de Andrew Merrick logró embocar el canal de Magallanes el día de añ o nuevo de 1590. Pero este barco no tuvo mejo r sue rte que los que habían quedado en el trayecto oceá nico. Perd ió algu nos tripulant es frente a las islas de los pingüinos y otros en manos de los indios en puerto Famine. Deb ió soportar ade más una tormenta tan sostenida que le impidió. después de d iez intentos, pasar el cabo Froward, siendo rechaza do con tal violencia que temió perder la nave .

47


Cansado de tan inútil esfuerzo. con el barco ma ltratado y hab iendo perdido 38 hombres y tres a nclas. Merrick decidió regresar a Europa llevando a bordo al último sobrev iviente de la aven tura poblado ra de Sarmiento de Gamboa. Elfracaso de esta expedición pareció no impres ionar a Cavendish quien. con fiado en su buena estrella. organizó una nueva armada de cinco naves para reeditar lo que las relaciones de la época habían llamado «admirable y prospero»primer viaje. Mas la fortuna esquiva no hizo de este n~evo intento una cosa semejante . Habiendo partido el corsario desde Plymouth en agosto de 1591 . llego el S de abril de 1592 a la entrada oriental del estrecho de Magallanes. yendo a fondear luego en puerto Famine. El temprano invierno austral mostró su rigor y por causa del frío. hambre y otras miserias murieron muchos tripulantes. Preocupado por escapar de la angustiosa situación. Cavend ish intentó salir rápido del Estrecho. pero habiendo alca nzado cas i su entrada occiden tal fue rechazado por vien tos fortisimosque lo impulsaron muy adentro. Buscó de nuevo la salida. sin éxito.y desa lentado dio la vue lta y emprendió el retomo a Europa . Una nave de la flota de Cavendish , la pequeña Dainty. al mando del capitán John Davis y una pinaza se separaron del resto de la escuadrilla en puerto Deseado y trataron pese a las contingencias adversas. de volver al Estrecho para alcanzar las costas de Chile central en plan de corso. E11 de agosto embocaron el paso que navegaron con rapidez hasta las cercanías del cabo Pilar. En ese punto los vientos les impidieron pasar hacia el Pacífico. Hicieron tres intentos y en el tercero se perdió la pinaza . Elcapitán Davis renunció entonces a su plan . saliendo finalmente del estrecho de Magallanes a fines de octubre . Con perseverancia digna de mejores propósitos. un nuevo capitán Richard Hawkins, armó una nueva expedición de corso contra los españoles. que llegó al Estrecho en enero de 1594 . Su navegación fue más feliz que las anteriores. pudiendo alcanzar el mar del Sur después de cuarenta días de permanencia en aguas de Magallanes. que incluyó como hecho novedoso para el adelanto del conocimiento geográfico la penetración descubridora y exploratoria de parte del archipiélago fueguino al sur del cabo Froward.lo que le permitió advertir a Hawkins que no se trataba de una masa terrestre compacta como hasta entonces se creía por la generalidad. Elloconduce a suponer una probable navegación por los actuales canales Magdalena y Cockburn. hasta alcanzar por el suroeste el mar abierto. hecho lo cual el inglés retomó al Estrecho. Con Hawkins terminó la serie de navegaciones del paso interoceá nico q ue señalaron el ciclo corsario br~tánico y.aún el fin de la presencia inglesa en aguas austra les por un largo lapso. La misma se volvería a manifestar tres cuartos de siglo después. pero con objetivos más pacíficos. . El siglo XVI habría de concluir en lo tocante a viajes exploratorios con las primeras travestas holandesas por los mares del meridión de Améríca. presencia que requiere de una explicación previa para entender a cabalidad la razón de la misma . . . La progresiva declinación del imperio español. que se hizo manifiesta en las postrimenas del siglo.y.el reacomodo de la situación política en Europa y en el mundo. puso térm ino de facto a la confrontaci ón con Inglate rra . lo que significó el fin de las ca mpañas de corso y con ello la co nclusión del desasosiego en que vivian I~s colonias y estab lecimientos ame ricanos. en especial los del Pacífico. h bí id . Pero no hab~la de ser para largo. pues en contemporaneidad con aq ue llos sucesos a la I o emergiendo el podeno de las rebeldes provincias holandesas. unidas ahora en un jove n estado de ed'lendente vigor. que se propuso tomar parte en el reparto de las riquezas de aquellas regiones del fuerad, reveladas por lo~ descubrimientos y exploraciones acaecidos durante la centuria. aunque ello espalando a espanoles y portugueses. como efectivamente sucedería. nl I I~ forma elegida inicialmente por los holandeses. sin embargo. fue la de l tra to mercan1 59~ .Ia no exc u ra po r cierto la even tualidad de accio nes de gue rra. Así. pa ulatina me nte a pa rtir de : a ~resenCla comercial batava en las Indias Orient ales se fue haciend o ca da vez m ás activa y agresiva , e mane;::rbcula~ en centros pr~uctores de especias tales como Amboina, Ternat e y Tidore . y aun flo tas I ge .~nslgulent.e estimul óla participación de muchos mercaderes que armaron barcos que desde h =;é:~oPla h::J: clclo de esa actividad tan lucrativa como era el comercio de las espec ias. centrosconsumidoresdasl se " a a en manos holand esas en lo tocante a la etapa final. de distribución en los e contine nte europeo.

48


N AV EGAC IONES EXPLORATORI A S D U RA N"I1; L A SEGUNDA MITAD DEI.. SIGLO XVI

'I I

• D L L

39 Freti M ogella nici oc nov i Freli vulgo Le Maire exactissima deli neat io. Guiljelmus Blaeu. ,1,,~~

5ERVJU H5roRIouE DEL I"\N"IU. IX

_. -

~,...

. •r. _

........ ~ ..

--

Io_

NORTE

E L

40 .

-

--

Proviflciae sitae ad

Fretum

M ogol/anis ¡hmque

Fretvm

Le

49

M

erre.

Jeen de La et. 1638

T ERRE..

VINaN<ES


Ci\ R IDG RA R A l\lAGALl

N ICA

Como, de cualquier modo, los portugueses procuraron defender su imperio colonialy por ende el monopolio en la extracción y comercio inicial de las especias. la intrus~ón holandesa se VIO dificultada por la inseguridad sobreviniente en la ruta tradicional de acc~ al Oriente, via cabo de Buena Esperan za . Fue precisamente esta circunsta ncia. unida a la ex istenc ra de privilegios en favor de algunas compañías, lo que llevó a comerciantes de Rotterd am a constituir ~uevas enti~~des que ~ 'SPU­ sieran de sus propias rutas de acceso a los países orientales. Surgieron aSI la Companra Maqall ánica, fundada por el rico posadero Oliverio van Noort, y la form ada por un grupo de hombres Igualmente aca udalados, Comp añía de Pieter Verhagen . Ambos pusieron entonces sus rmras e~ el remoto pa so descu bierto por Magallanes y comenzaron a preparar se ndas expediciones, que tendn an como pnm er objetivo su conocimiento y la determinación de una ruta marítima a seguir rumbo del pon iente para acceder al levante. La primera en estar lista fue la flota de la compañía de Verhage n, que zarpó desde Goeree en junio de 1598, bajo el mando de Jacob Mahu , Sus seis naves entraron el6 de ab ri!de 1599 a la boca oriental del Estrecho. llevando como almirante a Simón de Cordes, pues Mah u hab la muerto durante el viaje. Entre los capitanes y pilotos venian su hermano Baltasar de Cardes, Sebald de Weerdt, Jan Outghersz y DirckGerritsz. Elingreso de los buques fue lento y laborioso y recién el día S llegaron a la isla Marta y a su vecina Magdalena donde, siguiendo la tradición, se abastecieron de aves para mejorar la magra dieta. La ab undante fauna llamó la atención de los holandeses, pasa ndo dichas islas a constituir un hito importante en el trayecto de l Estrecho. que sería cuidadosamente registrado en las cartas geográ ficas. Continuando la navegac ión, el día 11 de abril los ba rcos fondearon en la bah ía que veinte años antes Sarmiento había llamado San ta Catalina. Tras una corta exploració n por tierras de la comarca . se prosiguió con la derrota yendo las naves apegadas a la costa, de bahía en bahía, en cuidadoso reconocimiento. Elpiloto Jan Outghersz de la nave La Fe, aprovechó pa ra levantar la primera carta completa del Estrecho y el derrotero que serviría casi po r dos siglos como excelen te referencia para la navegación. El día 19 llegaron a un puerto de la sección occidental que llama ron bahia Verde, que posteriormente rebautizarían Cardes y que no es otra que la actual Fortescue. Se inició allí una prolongada invernada forzosaque duraría hasta el 23 de agosto en medio de penurias y contrariedades sin cuento que diezmaron a las tripulaciones y durante la cual los holandeses intentarían repetidamente zarpar hacia el occidente, aunque sin suerte. Tan riguroso fue el padecimiento y tan costoso el precio de la forzada invernada que su recuerdo seguiría por largo tiempo a los sobrevivientes de la expedición. El relato de esta amarga experiencia confirmó más tarde, en Europa. la ma la fama que habían ganado las tierras del Estrecho con la triste y lamentable aventura colonizadora de los españoles. Habiendo encontrado finalmente tiempo prop icio, los barcos de Ca rdes navegaron sin dificultad alcanza ndo al cabo de dos jornadas hasta un puerto de l litoral sur de l Estrecho, sob re la cos ta de la islade Santa Inés. En el lugar de recalada , que recibió por nombre R idders Bay , o sea ba hía de los Caballeros, que aún se conserva, ocurrió un hecho singular, casi pintoresco. Allí el almira nte S imón de Cordes expuso a sus capitanes la necesidad de recordar pa ra la posteridad el paso de la primera flota holandesa por tan difíciles lugares, luego de soportar increíbles trabajos y penurias. Fue así como los capitanes y pilotos a~rdaron establecer una hermandad u orden de caballería , juramentándose para no hacer nada. cualesquiera que fuesen las circunstancias, en contra de sú honor y en perjuicio de la lejana patna o del Viajemismo. prometiendo asimismo combatir a los españoles doquiera se les encontrase. Esta orden fue constituida en tierra. en la mencionada bahía, con las ceremonias de estilo, y se le dio el nombre de Hermandad del León Desencadenado. Desde.a11í una y otra vez los ho landeses intentaron d irigirse hacia el occiden te y múltiples percances los detuvieron . Hasta comienzos de setiembre las naves soportaron juntas los co ntratiempos, hasta que un mal día los elementos natura les las sepa raron en dos grupos, cua tro para un lado y do s po r otro. Las desgracias que las habían afligido con tinuaron aume ntando el núm ero de bajas entre los tn~ulantes hasta enterarse doscie ntos homb res mue rtos en el Estrecho, es decir, dos quint os de la do taclan de la flota al mom ento de entrar al gran canal. Por fin las cua tro naves con el almirante Cardes lograron salirde l Estrecho. Tres de ellas llegaron a la costa central de Chile y la cuarta embarcación fue arrastrada por las tormentas ta n al sur,

50


NAVEGACIONES E X P L O RAT O R IAS D URA

11; LA SEGUNDA MITAD D EL S IG LOXV I

I

• I

\\ \ Il

J)

1. J.

•• I

I I I

I

• I

·, · I

I I

I

I

, I

4 1. Freti Moge llonici oc noui Freti vulgo Le Moire exOdissima delineatio . lodocus Hondius. 1635 FONDO J<N TOOI8lO . BlBUOTECA N

. ......

, ~

I

42. Tab u/a Magellanica Guiljelmus Blaeu. 1635

FONDO JO!'-E To RlBlO MEDlNA. BIBUOTt:CAN Ac IONAL.

51

~


_ _ _ _ _ _C_,_\ I_{:_n :.X l RA Fl.r\ I\ 1AGAU .....\ NI C_"

_

"'./'

~;o---~

.,

• • •,

.,

Jo

.H

~J,J 4

J

.3~

J" ,rJ,J

43 Tabula GeogmphlOJRegn i Ch Ile Alonso de Ovalle. 1646

que se arribuiría después a su capitán Dirck Gerritsz haberse aproximado a las costas antárticas. En realidad no pasó de los 56 ó 57 grados de latitud austral. lo suficiente para tener una nueva evidencia de la ausencia de tierras por aquel lado. En cuanto a las otras dos . La Fe y La Lealtad. se perdieron en el laberinto de islas e islotesde la región occidental del estrecho de Magallan es y sin po der da r con la boca misma acabaron po r separarse . La primera . al mando del capitán Sebald de Weerdt . luego de increíbles esfuerzos consiguió salir del ato lladero en el mes de diciembre. con siderando su capitá n qu e ya era suficiente y por tanto preferible volver a Europ a . a ntes qu e insistir en el reen cuentr o con el resto de los buques de la flota. En el viaje de regreso se enco ntró en la costa de la pen ínsula de Brun swick con las naves de van Noort que acababan de ingresa r al Estrecho. recibiend o así un oportuno aux ilio de víveres . La expedición de Cardes puso de relieve el tem ple de los marinos holan deses y señal ó el rumbo por el cual otros compatriotas se aventuraron después con mejo r sue rte. Menos de dos meses después que la flota de Mahu y Cardes die ra a la vela desde Goeree. la compañía rival. la Magallánica. hacía zarpar una armada de cinco ba rcos con rumbo al estrecho de Magallanes al mando de Oliverio van Noort. con propósitos idénticos a los de su predecesora. Entró al canal el 24 de noviembre de 1599 sin mayores contingencias y fue a surgir junto a la costa fueguina de la Primera Angostura . don de una partida de dese mbarco sostuvo con los sélknam. los aborígen es natura les de la isla gran de de Tierra del Fuego. el encue ntro más sa ngriento de que hubiera mem oria hasta entonces en tierras meridionales: unos cuarenta natural es qu ed aro n sob re el campo. Así se ma nifestó la índole despiadada del comanda nte holandés de la qu e daría eloc ue ntes pruebas en el resto del viaje. Tras la recalada en las islas de los pingüino s. ya tradicional para los navegantes fretan os. van Noort navegó ad elant e sin contrati empos y pud o salir fácilmente del Estrecho para ir a predar más tarde sobre las costas de Chile central. Los viajes de Card es y va n Noo rt, el primero en espec ial. dem ostraron qu e la ruta a las

52


I'RUDUC Cl O N

A I{ I OGRA F1CA DE I.A S LGUN DA M n AD D U

A

J '

C I' ' 'I J

A

R IA DEC IMOS EXTA

Mol u~as por M agall~nes . aunque más corta que la a fricana ' . pe nalid ades qu e de b lan sufrir las tripula ciones y I ." era cierta rnents nesgosa po r las muc has los bravíos e lemento s naturales' de allí la Pé rdidPordos caStl~OS que sopo rtaban los ba rcos po r causa de .. d i ' . ' a e Interes en ella que no t d é d . suspe ns ion e os Viajes por esa vía durante tres lustros De es . . ar o en a vernrse por la un p rovech oso resultad o para la ca rtogra fía a u t i ' las d?s e~pedlclones der ivaría sin embargo . s ra , como se vera mas adelante Tan extensa referencia a los primeros viaies de I .. . .. . . imp orta en ve rdad para ent ender cuá n dificultosas f Jl exp oracion por la Regla n Magalla mca . d sd ueron as co ndicIones de va . d ' t . . na o carac er que se co njugaron e e un principio para hacer del conocí . t ca rtog rá fica . una tarea parti cularment e ard l b nrnen o geograflco y de su derivación la elaboración ua , a onosa y prolongada como en d di f .. siéndolo por los siguientes tres siglos, como una ca ract . . . v~r a o. ue y seguma geografía de la Ma ga lla nia . enst íca propia de la brav ía y casi Indom eñable

En efe cto. la región en sus part es occ ide nta l centr I . ve rdadero pandem ónium de islas islotes roca s pernnsulas.j a ~tustral se revelana como un e ntrecr uza dos casi hasta e l infinito: e n medio de ¡as condi as. pa sos · go ° ls, bahías ., ca na les. y fiordos . ib les de i clones am b lenta es y climáticas mas ruda s y b cam . en ganar una mala fama inclusive 11 les' de Imaginar. De allí que e l territori o no tar d ana . . ia nte s pOSI Siniestra , qu e enana d e tem or a los navegantes los qu e procura ' ít . . distr i .. , . '. . . nan eVI ar su pa so por aq uel ominoso istr ito ma n hmo. AsI se explica cua n difícil debi ó resultar su recono crrmento . . á lent o el y por en dee cu cuan progres? qu e pudo obtenerse e n e l tiem po hasta conseguirse una visión ciertam ent e sa tisfactoria. La geoqrañ a intrin cad a y la naturaleza salvaje harían de la faena de tr d rt ' f' , d if It . bl d aza o ca ogra ICO una tarea azas I ICU osa y va na .e que emoraría largo tiempo en alcan zar los estándares de fidelidad exi idos or el a de la nto d el co noc trruento cientifico. g p

La produ cción cartográfica de la segunda mitad de la centuria décimosexta

L

a elaboració n de mapas durante la segu nda mitad del siglo XVI creció de ma nera espectac ular. Fa vo re cida por la dema nda de un público interesado cad a vez má s amplio, la prod ucción ca rtográfica tanto manuscrita como impresa se mu ltiplicó en prop orciones impensadas tiempo antes . La avi dez por el co no cim iento geográfico era cada vez ma yor en Europa. en la medida que se divulgaba n las rela cion es sobre los descubri mie ntos que abarcaban la mitad del globo. La imprenta en part icula r fue un factor de difusi ón qu e permitió sat isfacer con facilidad y men or costo la creciente demanda'" De alh que progresivamente la producció n de mapas impresos se fuera impon iendo a la elabo ración manuscri ta que continuará sin embargo subsistie ndo por largo tiemp o aunque. como es evide nte. con un pa ulatino menor alcance informativo dado el ámbito restringid o de sus destinatarios. En lo qu e se refiere a la Regió n Maga llá nica . mat eria de nuestro interés. es posib le ver ificar su evolución durante esta época a través de las representaciones conocidas para la parte contine nta l mer id ion a l de Am érica, para la parte transfretana -la Terra Australis Incognita- y para el propio estrecho de Maga lla nes . No se crea . por otra parte. que esta evolución tuvo un sentido progresivo apuntado ha cia la mejor fid elida d d e la ima gen geográfica : por el contrari o. el arte cartográfico mostró entonces co mo lo mostrarl a e n el futuro - avances y retrocesos, a veces inexplicables en considerac ión a las informa cion es teóri cam en te disponibles pero prá ctica me nte de lenta difusión en el ambiente de los maestr os ca rtó gra fos , d e b ido e n pa rte al ocu lta miento o a la reserva intencionada que se hizo de las not icias por razones política s por part e de gobiernos co mo elespañolo el inglés. De a llíque puede entenderse que , en oc as iones. la au sen cia de da tos fuera suplida por la fant asía imaginativa . Es la razón por la cua l la evo lució n ca rtog rá fica aparezca con caracteres co ntrad ictorios. 20 Los primeros mapas sehabían hecho sobrebloques de madera. labrando e~ m~terial de.~an€ra que el ,d ibujo sobresaliera en re lieve . al qu e se le aplicaba la tinta para co nseguir la impresión. Esta tecmca se utilizó hasta aproxu~adamente .1540, epoca en qu e se descubrió que era mejor emplear planchas de cobre sobre las que se grababa el dibujo y perrruna una reproducción mas fina y rápida.

53


V••J:''''' M.~

I

I 1\ \ARE NO STRAL€ 44 Corto portlcoJore dello Sr-ero di Mogel1ono e di Ma/re. Robert Dudley. 1646.

En lo tocante a la imagen de la sección meridional de América la circunstancia antedicha conforma una característica de la época. Por una parte estaba la tradición cartográfica desde los años veinte del siglo que mostraba una terminación aguzada . con la aproximación progresiva de las costas atlántica y pacífica. especialmente a partir de la latitud del trópico de Capricornio. respondiendo a las derivaciones comprobadas por las mediciones diferentes hechas para la longitud meridiana conforme se subia en latitud. Asíse advierte en numerosos mapas de la mitad del siglo. aunque con variaciones interpretativas que muestran derivaciones litorales más O menos abiertas. Pero también se encuentran algunas cartas que exhiben una imagen diferente . semejando el continente un gigantesco cuadrilátero. con una acusada prolongación angular sudoccidental hacia los 45° de latitud. en una costa que se desviaba veinte grados de longitud desde la boca del Estrecho. dando a la tierra magallánica continental una amplitud este-oeste ciertamente desmesurada .

54


45. Tabula Magellanica Joannes Janssomu s. 1652 00

55

JOS[ T0RlBI0

BnUOTECA NAOONAL. ~


e

\H: n

x I R ,\!

1 \ l\ I \(, ,\LL ·\N I ..\

Eemplos de esta deformada vision continental son el planisfe~io de Gera rdo Mercator. impr:so de 1569. e~ que <eda a conocer por vez primera la proyección por el mventada: el mapa de ~~en~ai ~e 1I~0

rrulano, debido a Juan Martinez. manuscrito de 15 7. y el mapa de Am érico y de ar e ur e hs. igualmente impreso. de 1598 A e ta misma sene pertenece en parte. en una situa, di 1 I . f . de Sancho Gutierrez manuscrito de 1551. con una doble costa. una la . . .. dí I clan rnterme la. e p ams eno . ongma " 1exagera ' d a qu e se comenta y otra . mas ajustada a la visten enangostada tra VISlon . I rciona .que . fuera el producto de una corrección posterior una vez que se conocieron -o filtraron- a gunas nouc ias .. . .. . . . . sobre las exploraCionesde Juan Ladrillero. A este respecto. mas interesante es la distinta figuraclon de l a condici ón archlpl.elaglca OCCIdental de lagallanes. al norte y al sur del estrecho homónimo. pues van desde el dibujo sirnb ólico de merid io nal de Aménca. I la a lo largo de la costa como sucede en la carta de la extremidad . h I . , a Igunas le manuscnta de Juan de Oliva (1580) Yen el mapa mencionado de Juan Martínez. asta a pieza Impresa del afamado maestro Abraham Ortelius. denominada Mans Pacifici (1589). en la que de modo notano se consigna la multiplicidadde islascon la mención gráfica de las mismas acompañada con la topomml.ca de Archipeloqus msu/arum. que es. quila. la primera imagen del gran islario OCCIdental de Magallama. De trazado parecido es la posterior carta de Pieter Keer (petrus Kaerius) Fretum Mage llanicum (1598) . Tanto una como la otra. entre varias más. son el fruto a su vez de las informaciones obtenidas de las e.pediciones españolas de los años 50 y 70 del siglo. y de las inglesas desde Drake en ade lante. . Todavía. en mapas anteriores. se tiene la figuración clara e indu bitab le de un conjunto numeroso de islasen el sector suroeste del estrecho de Magallanes. que se cont iene en las cartas manuscritas de los portugueses Bartolomeu Velho. Lázaro Luis. Diego Homem y Ferna ndo Vaz Dour ado real izadas entre 1561 y 1570 y que no pueden ser interpretadas inicialmente como prod ucto de la imag inación y luego como copias repetidas. sino como el resultado de l dominio de informaciones aproxi madas sobre la fisiografíadel territorio meridional del Estrecho. debidas con seguridad al conocimiento de las noticias pertinentes aportadas por la relación de Juan Ladrillero. Contemporáneas e igualmente ilustrativas son dos curiosas y poco conocidas cartas elaboradas por el francés André Thevet hacia 1586- 7. tituladas Les is/es menues y Petit arcipe/age et is/e de Calis que integran el atlas Grand Insu/aíre que se conserva en la Biblioteca Nacional de París. Aquélla muestra la primera representación particular del complejo archipiélago que se sitúa inmediatamente al norte de la boca occidental del estrecho de Magallanes y que posteriormente sería designado con el nombre de la Reina Adelaida. Estas menciones tan de talladas mueven a pensar si las mismas corresponden a noticias derivadas de las exploraciones de Ladrillero y de Sarmiento 0 _ tal vez en una conjetura valida. de alguna desconocida incursión exploratoria desarrollada durante época indeterminada de la tercera década del siglo sobre distintos sectores del territorio magallánico. a propósito de otra informacion geografica que se comentará más adelante. En lo que se refiere al estrecho de Magallanes. la tendencia del período que se considera señala en la mayona de los mapas una desnaturalización. por deformaci ón, de la satisfactoria representación inicialdel padrón real de los años 20 y 30 del siglo. de lo que una muestra cabal es la carta ya mencionada del extremo austral de América de Juan Martínez (1580). de tipo portulano. con sus recortadas costas redondeadas que un tanto vagamente recuerdan los perfiles litorales más elaborados de Ribero y García de Toreno (Mapas 14 y 15). . Laexcepción ciertamen te notable en tanto que impo rtante contribución a la exp resión geografica son los dos mapas preparados por Thomas Cave nd ish luego de su paso por el gra n canal. En ambos mapas. que se estima dat an de 158 . los rumbos y características físiográfícas d istintivos del estrecho de Magallanes significan un adelanto evide nte con relación a las cartas primigen ias y preanuncian el perfeccionamien to qu e vendrá con los ma pas holandeses de las primeras décadas d el siglo XVII. Así, se observa en lo general qu e el Estrecho varía la fonn a de ..v» abierta que habí a mostrad o hasta e ntonces (mapas de la primera época) y asum e aquella más ajustada a su realidad qu e la asem eja al signo de la raizcuadrada. Seobservan asimismo el muy ap roximad o trazo del acceso oriental . de las dos ang osturas y del espe!o de aguas entre ambas. del paso Ancho co n sus islas. del preciso rumb o norte -sur de la costa de la pemnsula de Brunswick. de la dobl e entrada qu e configura la isla Dawson , de la gran inflexión central y del brusco cambio de orientación del curso fretan o, del pa so Tortu oso y de la e ntrada del ca nal

~rnando de

56


PI{()D U

AR IOGRA I 1 C A ~GU N DA M rJAD DELACEN l URIA DEC IMOSE.XTA

1",

\

Q..

\

47 . La Terre el les Isles Mogelloniqu es . Guillaume Sanson , 1668

J erón imo y del curso de los pasos Largo y del Mar. incluyend o una modesta representación del archipiélago bor ea l. Las correspondientes cartas se conservan una . en los Archivos acionales de Hola nda. La Haya . y o tra en la Biblioteca Nacional Central de Rorencia (Mapa 23 ). En cuanto a los primeros planos sectoriales del canal interoceán ico, de esta misma época (1580 a 1584 ) da tan los ma pas debidos o atrib uidos a Pedro Sarmi ent o de Ga mboa . proba blement e part e de las va rias cartas qu e debieron co nfeccionarse tanto durante la exped ición exploratoria de 1579-80 . co mo durante el segu ndo viaje. So n estos el plano de la Ciudad del Rey Don Felipe (la segunda y principal d e las fund acion es hecha s en el litorald el Estrecho ). qu e comprende parte de la costa oriental d e la península de Brun swick e ntre las ba hías de San Juan de la Posesión y de San Bias o Buena (punta Askew ), qu e fuera d escubi erta hace a lgu nos años po r el historiador Jos é Miguel Barros e n la Biblioteca del Instituto de Fran cia , París. do nde se conserva (Ma pa 1 ): y la carta correspondi ente a la part e oriental del estrecho de Magallan es. qu e se guarda en el Museo Naval de Madrid y cuya aut oría por Sarm iento ha sido pu esta e n duda por Ju lio Guillén y Tat o. quien fuera el primero en darla a co noce r a com ienzos de los añ os 40 d e es te siglo, En la misma linea productiva q ue las an teriores , esto es. en la basada e n experiencias directas d e navegación . se inscriben los mapas y pla nos elaborados durante las primeras expediciones holandesas a las qu e se ha hecho referencia precedente . El cartógrafo fue en este caso Jan Outqhersz, de Enchu ysen . piloto del navío t'Gh e/oov e o Het G eloof (Lo Fe ). bajo el comando de Sebald de Weerdt, que integraba la armada d e Mahu y Cardes cuya azarosa perm a nencia en el Estrecho se prolongó. según es sabido. por nueve me ses durante 1599 . tiempo qu e el laborioso piloto holandés e mpleó con provecho en la preparación de trabajos cart ográficos. Una de estas piezas fue la nombrad a Fretvm Magellann icvm . que es propiamente una carta del Estrecho -co n segurid ad la primera co n tal carác ter- presentada en sen tido inverso al normal , o sea co n el sur ha cia la parte supe rior del ma pa . yen la que el curso del canal no muestra su pronun ciada

57


C A R I (XI R.-\ I ;'"] ¡\ !\ 1A G t\LI ....\ N IC A

48. The fand 01 fbtogona. ere. The draughl 01 Magellan StrollS, ere. John Narborough. 1670. MAP ROOM. MAP 3():lOB THE BRJT1SHU BRAR'l' . Lo."IDRES

inflexión natural NEiSOiS ISO sino que se aprecia relativamente rectilíneo. La tierra pa tagó nica se denomina Americae Pars y la transfretana como Terraedel Foga Fbrs imp lícitamente incluida en el concepto geográficoentonces en boga del gran continen te aus tral. Se destacan en la carta los siguientes accidentes geográficos de oriente a occiden te: Marre del Non, Pinguische Inseln (Islas de los Pingüinos. actuales Martay Magdalena). Mossel Bay (Bahía de los Moluscos. actual San Nicolás).Cap Fruart (Cabo Froward ). Ca rdes Bay. Riders Bay. Bes/aten Bay (Puerto Churruca) y Felsen Bay. las tres últimas sobr e la que se insinúa como costa archipielágica meridional. Finalmente el océano Pacífico se muestra curiosa mente como More Mediterana. El mapa incluye a manera de viñetas. las figuras de cuatro indígenas. dos hombres y dos mujeres. El mérito de este mapa estriba en que podría tratarse de la primera carta parti cular conocida del estrecho de Magallanes. excepción hecha del mapa de Alonso de San ta Cruz ya men cionado . El mismo fue incluido en ellibroPeregrinationum in ludiam Orientalet ludiam Occidentales. edi ción alemana de Theodore de Bry. en Frankfurt (1601 ) y basado en el viaje de Sebald d e Weerdt por el estrecho de Magallanesen 1599. En la Biblioteca Nacional de París hemos visto otra carta mu y sem ejante a la descrita y de gran tamaño. Fretum Magellani . confeccionada probablemente hacia la misma época por un autor holandés desconocido y que pudo haberse inspirado en el mapa de Ou tghersz. si es que él mismo no fue el autor. La segunda pieza es la que se denomina Nueva. completa descripción del peligroso Estrecho de Mogollones. en la cual de millaa milla. de bahía a bahía para /0 utilidad de los navegantes y pilotos fueron cuidadosamente reproducidas las experiencias y descritas las travesías por lan Outgherszoon de Enchuysen. Se trata de un mapa y de rrotero que constituye el primer trabajo cartográfi co de carácter hidrográfico que se hizo sobre el estrecho de Magallan es y al mismo tiem po la prime ra ca rta d eta llada y completa del mismo que se llegó a imprimir y que según el especialista Ee. Wied er. de Leiden. sirvió por dos sigloscomo base casi única para la na vegación de l paso interoceánico. El trabajo fue pub licado en Amsterdam. proba blemente alrededor de 1600-01 . Estas circuns tancias permiten considerar al no table piloto de Enchuysen. conjunta me nte con Juan Ladrillero y Ped ro Sa rmiento de Ga mboa qu e lo a ntecedieron. entre los fundad ores o iniciadores del relevam iento hidrográfico del paso maga llánico. correspondiendo al holand és el mérito de ser el primero en dar expresión ca rtográfica al trab ajo. El derrotero contiene ade más de vistas de recalad a . d iez ca rto nes o cua rtero nes (portulanos) que señala n particularidad es del litoral con indicaciones de so ndajes. bancos de a rena.

SR


~1 )tJCCl ON C A R I OGRA Fl C A 1)1; LA S EGUN DA M rl i\D I >ELA C E r-rT"UR I A D ECIMOSEX T A

l'

T

o

1\1

, --

(, <

49 A Map 01 lhe S lraights 01 Magellan. etc, John Narborough. 1670. Om\RrMENT Of MA.'4USCRiPTS.

MAP Ano 5414 T HE BRI1lSHUBRAR'r . LoNDRES

fondeaderos y vistas de costa en su lugar. y qu e incluyen el rumbo geog ráfico del sector y la escala del mapa . Estos diez ca rtones abarcan la extensión total del Estrecho dividiéndo lo en los siguientes sectores: cabo Dun geness a Primera Angostura . Primera Angostu ra a islas de los Pingüinos. islasde los Pingüinos a la Tercera Angostur a (pas o del Hambre ): Tercera Angostura a cabo Froward, cabo Froward a bahía Cord as. bah ía Cord es a ca bo Mau ricio (Quad): ca bo Mauricio al actua l seno Córdova. seno Córdova a Besloten Baeij: Clip pe Baeij a l actua l puerto Misericord ia y desde este punto al cabo Pila r. En síntesis. un va lioso trabaj o qu e representa ba para la époc a un gran ade lanto para el conocimiento geográfico y la navegación del estrech o de Magallanes. Pero. induda blemente . las representacion es ca rtográficas más notables para esta época correspo nde n a la part e tran sfretan a de la Magallania . iniciada en la Tierra de los Fuegos y prolongada en la Terra Australis Incognita . La visió n de la tierra meridional una vez qu e su no ticia llegó a conocimiento de los cosmó gra fos. vino a brinda r lo q ue pa recía ser una confirmación de la sostenida hipótesisde los geógrafos de la a ntigüedad greco -latina -retornada y revivida por hom bres doctos de los últimos siglos- en cuanto a qu e la co nformació n física del plane ta. en su co ncepción esférica. suponía una distribución uniform e y eq uilibrada de masas terrestres y oceán icas de mod o tal que el resultado fuera un apropiado balance e ntre una s y otras . Así. seg ún lo ha bía e nunciado el geógrafo Macrobio en el sigloV de nuestra era al teorizar sobre la existencia de una gra n tierra austra l independiente de la africana. se corroboraban las primeras sugerencias en tal sentido formuladas por Claudio Tolomeo e n su mapa universaldel siglo11. De ese modo. co n el red escubrimien to d e los maestros de la a ntigüedad clásica. cobró nueva vigen cia la vieja tesis qu e se ma nifestó apropiadamente e n los primeros mapas conocidos que expresa ron a su tiempo la suma del co nocimiento qu e ten ían geógrafos. cosmógra fos y fil ósofos. tales co mo los ma pas d el mundo inspirad os en Macrobio y co nfeccionados y difundidos entre los siglos XIy Xv. Estos. vale se ñalarlo. mostraba n un hipotético gra n continente austra l dividido en tres a mpliaszonas

59


50 Tabladel Procedrmíenro del vIajede una fragata y un patache ingles al Estrecho de Magaflanes . Auto r inglés

desconocido . 1671 ARcHJvo oc h OlAS. SEVlL1.A

llamadas clímatas , orientadas desde el ecuador al polo antártico y definidas como Perusta o zona cálida. Temperata Antipodium y Frígida. No obstante el hallazgo colombino del Nuevo Mundo . a raíz del cual la vieja hipótesis cobró expresión cartográfica en forma de una sugerente prolongaci ón sudoriental del continente qu e por entonces comenzaba a denominarse América (mapas de Cantino. 1502; de Piri Reís, en 151 3 y de Lopo Homem en 1519. entre otros). no tardó en aparecer una expresión más atrevida si cabe como lo fue la contenida en los mapas de Johann Schóner de los años 151 5 y 1520. en los que se muestra un vasto continente austral denominado Brasílie Regio y separado de América por un hipoté tico estrecho rnaritimo a la altura de los 40° de latitud meridion al. Es que , como lo ha escrito el historiador Dan iel Boorstin ,

60


5 1. Tabula Magellanica . Amoldus Montenus-John Ogilby, 1671. MAPoTECA INSTmITO DE U. PATAGON lA.. UNlVERSlDAD DE ~ES . PumA ARmAs

52 . Tractus Atlstrali or Americae Merยกdio"alis. etc.

61


tal concepción correspondía a «una ilusión acariciada precisamente porque no podía ser refutada y respondía al amor universal por la simetría . " . Ocurrido el descubrimiento magallánico. la certid umbre de su costa austral devino ciertam ente sugerente para quienes adherían o aceptaban sin remilgos la teoría macrobiana y que parecieron conformar la gran ma yoría según transcurría el tiempo. no obs tante que otros . los menos. parecieron ser más cautelosos en ese respecto . Así entonces ambas posturas pasaron a tener una apropiada expresión cartográfica. La producción de mapas que siguió a la noticia del hallazgo del estrecho en la zona meridiona l americana se manifest ó inicialment e en esta segunda postura. más racional si cabe. en cuant o expresaba o pretendía expresar la realidad o verdad de lo efectiva me nte descubierto. Tales los casos de las cartas de Nuño García de Toreno. de Diego Ribero y de Juan Vespuc ío, ya mencionadas, y de otras confeccionadas por o inspiradas en los trabajos de la Casa de Co ntra tación de Sev illa. Pero ante esta prudencia inicial. no tardó en arremeter una sue rte de pos ición contra na : la de afirmar con más voluntad que conocimientos reales la pretensión de existencia de un gran continente austral a partir de su presunta orilla conoci da. la bore a l de la TIerra del Fuego. El primer ma pa en asu mir esta pos tura par ece hab er sido el de Robert Th orn e, igua lmente citado. que en 152 7 dibujó un map a universal sobre la base de los últimos descubrimient os geográficos . para ser envia do a su rey Enriqu e VIII de Inglate rra . y en el qu e bajo el rótul o de Terra Firmarum se insinúa abie rtamente la imaginaria e no rme d ime nsión de la tierra mer idional. ta l y co mo sucedió con otro ma pa conte mpo ráneo. el universal de Fran cisco Mon acus, a unque en este caso con la indicación de que se trataba de un con tine nte tod avía no descubierto. Pero el mito qu e as í comenz aba a cobrar forma pa reció adquirir pat ent e de ce rtid umbre co n el mapa universa l de Orantia Finnaeu s. ya 21 Los rfescubndores, pág. 276 . Barcelona , 1986

62


I ' ROI ) U C C I< )N CAl{I 'OGRA f=-JCA I)E LA SI :( iUN IJA M rJJ\ l) I)E LA C E f'fl

R I A 1)( :C1i\10 SI X I J\

mencionado . En esta pieza cartográfica sorprend ente se mostraba con contornos definidos un continente vastísimo en torno al po lo sur. naciendo en el estrecho magallánico. al que se nombraba Terra Australis recent er invent a sed nondu m plene cognita. Luego. sobre esta huella así abierta. seguiría una produ cción copiosa de mapas del mundo en que se reafirmaría una y otra vez la que parecía ser fuerza incontrastable del mito. De ese modo aparecieron el nuevo globo de J ohan n Schón er de 1533. en el que el continente au stral apa rece por vez primera con el topónim o de Regio Patalis y el globo anónimo de París de 1535 En 1538 Gerardo Mercator. entonces un joven maestro camino de la fama cartográfica. publicó en Lova ina otro mapa universal en qu e se contenía una representación semejante . bajo la afirmac ión rotunda de TeTras hic esse certum est. au nque morigerado en lo tocante a sus limites. Sed quantas qu ibusque limitibus finitas incertum . Tras estas piezas men cionamos otras como el globo de Gaspar Vopelius (1542). el map a unive rsal de Giovanni Battista Agnese . ap arecido al promediar el siglo XVI . el globo llamado de Nan cy tambi én co ntemporáneo; la carta mar ina de Jacopo Gastaldi (1548) y su mapa universal de 1562 ; el mapamundi de Michele Trarnezini, de 1554 . y el de Jeróni mo Girava de 1556. Igualmente el mapa universal de Gerardo Mercator. grabado en 1569 y semejante al fechado en 1574 Ypublicado por Hugo Favolius y Ph illipus Ga llaeus en la obra The atri Orbis Terrarum Enchiridion aparecida en Amberes en 1585 . En este ma pamundi las dimen siones del continente austral son descomunales y su enorme extensión pa recía coincidi r con la descripción que de la presunta Austrialia hab ía hecho por entonces Pedr o Fern án dez de Quiro s, na vegant e po rtugués al servicio de Espa ña . quien incansable e infructuosamente buscaría el gran con tinente austral. Oll Cabe men cio nar. además. otras dos piezas contemporáneas como fue ra n el mapa de Christianus Sqrothenus. de 1588 . en el que la Terra Austra lis asume un tamaño semejante al del trazad o por Finnaeus medio siglo a ntes; y el anónimo de 1580 rotulado Chica Sive Patagonica el A vstralis Te rra. que muestra leves alteraciones en el borde oriental del con tinent e rneridionalluego de los recientes hallazgos produ cidos en la costa de Nueva Guin ea . La serie gráfica del mito conseguiría con todo su má xima y más sos tenida expresión en los mapas universales de l maestro cartógrafo holandés Abraham Ortelius, iniciada en 1570 co n su divulgad o planisferio Typvs Orbis Terrarum. del qu e hizo nu eve ed iciones hasta 54 Detroit de M agellan Alam Man neso n Mallet. 1683 1584 y luego. co n algun as Iige -

6J


C A RTl lG RA F1/\ ~l AG ALI ..A N ICA

_

--------

,lb 1

(,1 1T ,

u

."

S

r I.-". ,11

• po

I

I

r

l'

55 Stroígh<s 01 Mogellon William Ha ck.

1

.J. .

I ' /1 j

1685

ras modificaciones.otras dieciséisentre 1587 y 1624 . Esta carta de amplísima difusió n entre cosmógrafos y navegantes presentaba la TerraAustralis No ndum Cog nita con una dimensión que cubría nada menos que un tercio del globo terráqueo . En la vastisima extensión continental meridional el mapa ostentaba en la parte hoy ocupada por Australia la leyenda Hanc continentem avstralem nonnvulli Magellan icam Regionem ab eius inventora noncupant. Semejante presen tación de l continente austral mostraba otra pieza del gran maestro car tógrafo holandés titulada Ame rica S ive Nov i Orbis Nova Descriptio . que tuvo veinticinco ediciones entre 1570 y 1624 . Su fama y producción generaron una sue rte de modelo cartográfico seguido cercanamente -o copiado a veces- por otros especialistas tales como Francois Belleforest (1575). J uan Martínez (15 2). Giovanni Battista Mazza (1584) y por Rumoldus Mercator, autor este de l plan isferio Orbis Terra e Compe ndioso Descriptio editado varias veces entre 1587 y 1607 ; igualmente por Petru s Plancius (plan isferio. 1592 a 1645 ). Theod ore de Bry (Ame ricae Pars desde 1596 a 1624 ) y Arnold us Rorentius van Langren en su mapa Americae , con diez ediciones entre 1590 y 164 5, y por Jodocus Hondius en su planisferio de 159 7. Inclusive se editó un mapa muy pa rticular como fuera el planisferio del holandés Comelis de Jode . en dos hemisferios, uno de los cuales muestra la inmensidad del continen-

64


I'ROI)UCC I ON CA RI OGRAI ~ CA I )EI A

S I ,GUND A M rrAD DE l A C ENIUR I A DEC IMOSr:XTA

56 Mapa del Estrecho de Mogollones y del nue vo de Mayre. etc. Autor español desconocido, 1690. MUSEO ~VAL MAo!uD

te supuesto bajo el rótulo Hem ispheriu Ab Aequinoctialis Linea ad Circulu Poli Antartici. A tant o pudo llegar la imaginación de los cartógrafos que, en el caso de la región fueguina integrant e del mítico continente y en inmediata proximidad del Estrecho se dibujaron accidentes ab solutamente ficticios, a uno y otro lado de la misma, tales como el río Dulcissimo, la islade Cressalina y los ca bos di Maestro y Di Bon S igna/e , entre varios otros topón imos fabulados. Por cierto tan fecu nda produ cció n no cierra la serie que nos ocup a la que todavía se ma ntendrá si bien disminuida durante el siglo XVIIy los comienzos del XVIII en una reiterada prueba de vigencia del mito de la Tierra Austral. aunque ya con alteraciones significativas que serán el producto de nuevos hallazgos y exp loraciones geográficas , según habrá de verse opo rtunamente . Es justo men cion ar qu e en med io de ese trabajo car tográfico en apoyo del mito, la tend en cia opues ta qu e de no mina mos «de la prudencia. no había dejado de manifestarse, si bien con men os fecundidad e inten sidad qu e aque lla. De tal mod o, siquiera como excepciones, pueden mencionarse el pla nisferio de Sebasti án Ca botto, piloto mayor de la Casa de Contrata ción (1554) y el de Bartolo meu Velho de 156 1; el mapamundi de Pedro de Med ina , editado en laSu ma de Cosmographia en el mismo añ o; el planisferio náutico de Domi ngo Teixeira (1573), el planisferio llamado Portugués de Pedro de Lern os, trazad o hacia 1590 , la carta general de López de Velasco de 1570, publicada en 1601 en la Descripción de las Indias Occidentales , de Anto nio de Herrera , y el Mapa de laRegión Magallánica , de Sebastián Lop es (ca . 1581 ), piezas qu e ponen de man ifiesto que la cordura también imperaba en los cán o nes de la cartografía de la época. Pero como la cart ografía se deb e ese ncialmen te ..al ser de la rea lidad . y no «al querer se r de la imaginació n», paulatinamente come nzaro n a sucede rse los indicios que a la larga iban a impo ner un cambi o en el concepto geográfico hasta entonc es predominante en lo referido al descomunal contin ent e au stral. Estos indicios se dieron primeram ente en forma de avistamientos que mas fueron el fruto de la casualidad qu e de accion es exp lorato rias programadas, pero así y todo fueron y senan de

65


Cr \ K IDCiR ¡-\I-1 A ~ l f\ (j A LLt\ N IC,\

It ,b , 1,,, e

-- / -

, .</

/ I - /

J

,. ....-:

/L

57

~1apa del Estrecho de

Magallanes y de l Nue vo de Mayre. etc Autor español desconocid o. 1690 .

alguna utilidad para la ciencia geográfica . El primero de ellos fue la famosa derivación de Francisco de Hoces. cuya nave. como se ha visto. integraba la flota del comendador García Jofré de Loayza . quien en 1526 fue arrastrado por una tormenta desde la boca oriental del Estrecho tan al sureste que al retornar afirmó haber llegado al acabamiento de la tierra-oaserto que hoy en día entendemos como una señal clara de haber comprobado la discontinuidad fueguina. Esta circunstancia fortuita pudo quizá se mb rar la primera du da en tre los cosmógrafos. a lo menos en cuanto al curso sudorie nta l que podía seguir la preten did a cos ta conti nental de la Terra Australis. Corrió el tiempo y esta vez fue por el lad o occide nta l en do nde se produjo un nuevo avistamiento. ahora sensacional y mejor documentado. Fue en 15 78 . cuando el corsario Francis Drake . el primer hombre de su nación que había osado penetrar en el Pacífico. verdadero santuario -more c/ousum- del Imperio Español. debió soportar con su marinera nave Golden H ind los embates de mares y vientos del oeste magallánico. ocasión en la que derivó hasta una isla que aquélllamóElizobeth y qu e estimó estar situada en los 57° de latitud. esto es. lo suficiente como para constatar asombrado que allí concluía el continente americano y que más al sur sólo había mar abierto. No obstante el secretismo qu e rodeó a los resultados geográficos de su audaz empresa náutica durante la década que siguió a su retomo a Inglaterra. no pudo evitarse que trascendiera el sensacional descubrimiento y que los cartógrafos comenzaran a difundirlo. La primera pieza conocida que daba cuenta de l no table ha llazgo fue el mapa construido personalmente por Drake -que tenía al pa recer un especial talento co mo dibujante y pintor- y que le fue obsequiado a la Reina Isabel a poco de l arribo de aquél en 1580 . doc ume nto qu e fue tan a preciado por la soberana que lo hizo colgar e n una galería inmediata a su cámara privad a de l palacio de Whiteh all. junto a otros mapas del mundo en tonces conocido . Este valioso mapa se perd ería un siglo despu és en el Incendio que destruiría a la ma nsión real. Allí estuvo entre ta nto. a la vista de cua ntos accedían a la cámara regia como una prueba manifiesta de la capacidad náutica y descubrido ra de los ma rinos

66


PR OI JU C CION CA KT OGRA F ICA D E I .A SEG

N D A M n ,\ D !lE L A CEN" IU R IA D I,C1MOS llXr;\

ingleses de la época isabe lina . Esta pieza original . bellamente coloreada. sirvió con seguridad de modelo para otras varias copias manuscritas que se hicieron posteriormente y qu e. salvo una . se han perdid o hace ya largo tiempo. Se trata en primer lugar del mapa con feccionad o hacia 1583 y que fuera donado por Drake a Ed m u nd Gr indel , ar zobi sp o d e Canterbu ry. y luego de otro con struido hacia 1585 para ser obsequiado al rey Enriqu e de Navarra. futuro Enriqu e IV de Fra ncia . En el tiemp o que medió entre la ejecución de una y otra pieDEL zas. ha cia 1582 -83 . se con oció el prime r mapa impreso so bre el viaje de Drake . Es la carta elaborada por Nicola va n Sype y publicada en Amberes. Este mapa de nominado La H e rd ike (Heroike) En te nprinse [aic t par le seigne ur Draeck . que se conserva en el Museo Britá nico. muestra a Sudamérica re matando la tierra continental en fo rm a redondeada (Terra Ginantin = Gigan tum ). guarnecida al meridión por un conjunto más bien escaso de islas entr e las qu e se muestra la Elizabeth. con indicaci ón de la ruta seguida po r ~:;::"'!-.""~ ...._ las naves del corsario. Importa destacar q ue el mapa lleva al pie la leyenda Carte ueuee et corige par le dict S eigne ur drack. alusión precisa a la intervención ~ NI que cupo al na vegant e en la inspiración 58 (Parte de América del Sur-Mitad occidental] Vicenzo Coroneüi. 1689 y supervisi ón de la elab oraci ón . Corriendo 1586-87.es posible que se co nocie ran en simultaneidad otras nuevas muestras cartográficas sobre el viaje de que se tra ta . Dos de ellas debieron corresponder a los croquis que acompañaban el diario del capellán Fran cis Retc he r divulgad o por esa época . e trata de dos dibujos de similary burdo trazado. posiblement e copias deficientes de bocetos elaborados por Drake duran te el viaje. y que muestran la parte merid ion al de Sudamérica . desde el río de la Plata al sur. y en el que el remate archipielágicose presenta clarisimo , a firmado por la leyenda Yerra Au stralis bene cognita. en irónica referencia a la cartografia de la époc a qu e prese ntaba a la parte austral como tierra incognita o nund um cognita. Estos dibujos se co nse rva n en la British Library (Mapa 17). Más interesa nte. ilustrativa y valiosa es. por cierto. otra carta manu scrita de ese tiempo. qu e ha lograd o conservarse hasta el presente y que de acuerdo con estudios especializados parece haberse basado igualment e en el map a original de 1580 donad o a la reina Isabel.Se trata del conocido como Mapa Drake-Mellon , enco ntrado en 1970 y que se conserva en elVale Center for BritishArt, Paul Mellan Collection . En esta pieza . Sudamérica . cuya parte extrema austral se presenta integra bajo el nombre de Chili, el términ o co ntine ntal es redondeado como en el mapa de van Sype, con un antemural de islas

67


59 Mapa de Demostraaon de las Tierras y Ystas de la ReglonAustralMagaflanica Francisco de Seixas y Lovere. 1690 T HE l..I8P..aJrl Of

co-oese, W ASHINCiTCN'ó

siqnificativodel archipiélago fueguino. donde destaca al final muy notoria la isla Elizabetha . sobre la que campea una bandera inglesa y hasta la que alcanza el pun teado que identifica e l trayecto realizado por la Golden Hind . Esmás . como para reafirmar un dibujo así de explícito sobre el descubrimiento de la insularidad fueguina. inmediatamente debajo del mismo hay una ca rtela donde se ha escrito en latín la leyenda Cum omnes fe re hanc partem auscralem continence esse pute nt p ro certo seriant insulas esse earua australissiman ELlZAB ETHAM dictam esse a Francisco Draco ciusde inben to re (Como tod os saben esro parte austral del continence tiene muchas islas y la más austral de e llasfue llamada ELlZABETH por Francisco Drake su descubridor) (Mapa 19 ). o cabe la menor duda que el autor del mapa tenía una convicción absoluta sobre el hallazgo geográfico que había dete rminado la adve rtencia de la insularidad fuegu ina . Si alguna critica puede hacerse a este mapa. como al de van Sype. es lo reducido e insignificanteque se presenta el archipiélago fueguino. conside rando su realidad . Por eso es más aproximada la expresión geog ráfica qu e del mismo se hace en el siguiente mapa en conside ración. el de América labrado por Philip Galle e incluido e n la obra De Orb e Novo editada en París en 1587 po r Richard Hakluyt. No sólo e l archipiélago magalláni co adquie re proporciones más ajustadas, sino que ade más el contine nte asum e una forma terminal ag uzada mu cho más aproxima da a su verdade ra conformació n qu e la present ad a en a nteriores ca rtas . En este map a corre una leyenda al sudoeste del archipiélago fueguino que expresa taxativam ente /ns. Reginae Elizab eta 157 9 abAng/is. En el añ o 1589 se publicaron tres map as, do s impresos sobre pap el y un tercero grabado en la medalla conmemorativa acuñada en hom enaj e al antigu o corsario y qu e tuvo una amplia difusión en la Inglaterra de la época . Los dos primeros se deb en a la mano del e xperto cartóg ra fo

68


.VI -\GEI ,. r-

• ..' · I

_

L-\ '

~ ' <:I n J~ "~"" ~.

r ...... III .

"1'

w,¡¡, .¿,

,.... ..i "_"'~""', fI " .I ... I""

/ d< Fo u ~u < 'fUl oW"l.I J,.. '"rr..

u.

lPoI1_

.',

.....1 I L-. 1 '.

S

,. •

" ,.J" .

'" .""JI. ..1

'Y

l "'''V

L

11

.... _

If." f"

"

i ..

In T' ,",-,j,

vooJ/ _.

'. . .

:o.M. '1 h.

.

.~v 1

h ...

..

,-,

'

"'"

1n"OT::1 " . n , _

II JUlIU

_

h _,...,_. .1....

t

1, /

1/

Ir

......

J.l oud\

...

1,

:,.'Ot,<,

..,....Jl... H Lfl'~ 't'l. ~ d.c.hCl'

..

A

I n "" bu","

.

1.. _l bl..

J

Y<Z_~

~:lo1J\1 be'¡)

lrrrlu

ClIJ ..'tI¡C.I,.-h.d

-" 60. Cort e du Détroit de Magellan . Johan de la Gudbaudier e, 1697

holan d és Jodocus Ho nd ius: uno, Typus Orbis Terrarum. que como en el de Galle,alque se le asemeja en las forma s co ntine nta les, muestra el ar chip iélago austra l y en el mismo se des taca In. Regine Elizab.: y otro , Americae Nouissima Descrip tio . e n qu e se repiten las características descritas . El mapamundi co ntenido en el medallón fue grabado por Michael Merca tor, miembro de la afamada fam ilia vinculada al arte ca rtográ fico y en el mismo se muestran los con tinentes según se los conocía entonces y se puntea e l recorrido circunnavegatorio de Drake que. en lo que interesa. incluye la parte co rrespo ndiente a su derivación a ustra l y la consabida leyenda In R Elizobeto 15 79 ob Anglis. El siguie nte ma pa qu e recogió el descubrimiento de que se trata fue otro de Jodocus Hond ius, el planisferio ed itado probabl emente en Amsterdam en 1595 y conocido como Droke Broadside Mop y que se guarda en Th e British Library. Com o en los precedentem ente descritos las form as geográficas y el trayecto nav egatorio son clarament e expresados, agregá ndose la mención E/izobetho junto a la no toria isla terminal del arc hipié lago fueguino. El du odécimo mapa a considera r y el último conocido para la serie anglo-holandesa es el planisf erio co nstru ido e n 1599 por Edward Wright e incluido en la edición de 1599-1600 dePrincipo/ Nouigotions de Richa rd Ha kluyl. En éste las form as contine ntales están algo burdamen te dibujadas y en lo q ue respecta a Sudamé rica , esta retorna a la forma terminal redondeada, sin me nción del trayecto seguido por Drake . pero co n la indicación de la isla e n que rema ta elcontinente, aquí bajo el nombre de Qu een s lIond . Todavía pod em os agregar otras tres piezas de la cartografía un iversa l qu e resultan interesant es para el efec to. Una es el plan isferio Uniuersol/e descrittione di tutto il Mondo . obra de G iuseppe Rosaccio y qu e se ed itó e n 1597, e n el que se muestra la Tierra del Fuego como una isla . con otra menor oriental (¿de los Estad os?) sepa rada por un estrecho y bajo la misma elNouum More Austrole. clara expresión d e una noción informa tiva que podría hab er estado originada. si no en el viaje de Drake.

69

\\


_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _C _ , \_R_ '_DG _. _'_R A .n A

f\. 1 /\ G"LI~\.N _ _IC _- _'\

61 Corte du DetrOlI de Magellon Autor francés desconocido. ca 1699 -1700 .

-

__

S ERVIU H 15TORIOUE DE L'ARMtt DE TERRE. V lNCrnN ES

en otra desconocida expedición de la época. y que verdaderamente resulta sugerente por cuan to permi te colegir cuánto de la realidad geográfica meridional estaba en el conoc imiento de los cosmógrafos de entonces. Dosejemplos de este mapa se conservan respectivamente en The Newberry Libra ry de Chicago yen la Houghton Library. Harvard , Las otras dos corresponden a dos mapas del mismo género que datan de 1602 : Orbis Yerrae Novissima Descriptio y Nova Universi orbis Descrip tio debidas a Jodocus Hondius y Jean Le Clerc. y que se conservan en The BritishLibrary. Londres . Ambas evidentemente derivan su información geográfica austral de la expedición de Francis Drake y. por tanto. muestran a la Tierra del Fuego como un archipiélago donde destaca notoriamente la insula Regina Elizabeta . De manera deliberada. alterando el orden cronológico seguido en la presentación de los mapas . hemos dejado para el final una pieza singular e interesante construida por el prestigioso cartógrafo español Joan Martinez. Se trata de un mapa de América del Sur dibujado sobre pergamino e incluido e n su At/as Marítimo de 1591 . Pues bien. en él se muestra el término continental de América con el estrecho de Magallanes y allende el mismo una grande y compacta isla de Tierra del Fuego (que no se identifica como tal). guarnecida hacia el oeste por algunas contadas islas menores. presentación geográfica que difiere en forma. tamaño y rumbos geográficos de las descritas anteriormente. Lo más notable del mapa es que aquella isla fueguina está visiblemente sepa rada de una gran tierra austral por un brazo de mar muy amplio. junto al cual se ha estampado la leyenda Canal descubieno por nugnos de Si/ua piloto ponuges de franco drache. Se trata ciertamente de una aseveración sorprendente. que de primera evidencia una fuente informativa distinta a la anteriormente conocida (la inglesa). esto es. se trata del propio Nuño da Silva. quien rectificando. o precisando mejor sus dichos expuestos ante el virrey de México en 1579 habna reivindicado para sí el descubrimiento de la insularidad fueguina. informando posteriormente al cartógrafo sobre ello. Notable . además. porque con tan rotunda afirmación aleja cualquier duda sobre la circunstancia geográfica que interesa . Este interesante mapa que da al descubrimiento de Drake una nueva perspectiva para su consideración . es citado por W Ruge como depositado en la Biblioteca del Estado de Prusia. información dada a conocer por Ee. Wieder en 1924 22 . Esta. que sin exagerar puede ser calificada como abundancia cartográ fica. desarrollada 22 De Rel5van Monu en de Cardes door de Strccr van Mogalhanes naarZuid·Amerika en Jopon 1598 -1600. Martinu s Nijh off

S-Grovenhoge. 1924 .

70


I'R ( >1>U C C ION CA R I OGR A H C A D E I

J' sr,,,

N~A II.JrIA O D E L A

CE

IU R IA DECl II.IOSEX·I A

Píeter van der Aa,

en tre 1580 Y1602 hubo de ser conocida de cualquier man era por un público especializado a lo largo de d icho lap so y pudo permi tir formar una opinión favora ble acerca del hecho geográfico informado: la insular idad fuegu ina . y con ella la existencia de un segundo paso interoceánico en el sur americano. que . estimamos. pud o ser suficiente para ganar definitivam ente una convicciónentre loscartógrafosy navegan. tes d e fines d el siglo XVI y los comienzos del XVII. pero. al parecer. no habría ocurrido así y el ambiente cosmográfico y ná utico continuaría dominado por la noción de la gran tierra meridional del estrecho de Magallanes ap oyado por un verdadero alud cartográf ico com o era el que po r la época se daba . Respo nd iendo igualmente a la representación imaginada del gran continente austral a partir d el Estrecho. el marino y cart ógrafo francés Guillaum e Le Testu con feccionó en 1555 un atlas denominado Cosmogrophie universelle selon les Nov igoteurs tont oncíens que modemes . que se conserva en la Biblio teca d el Servicio Histórico del Ejército. en Vincenn es. siete de cuyos folioso tablas se refieren a la Regió n Magallá nica . De ellos. dos en particular. los mar cad os XL y Xl.I, bajo el nombre común de Ro youme de G ingonton ·Terre A ustrole. muestran en este último sector correspondiente a la tierra fueguina u n gran canal qu e la cruza d esd e el nores te al suroeste y que es presentado en una de sus bocas como Riviere qu i poss e en lo m e r du su y e n la opuesta como Rivie re qui passe en la mer oceane (Mapa lO) Este sorpr end ente trazado ha llevado a ver en él a una representacion del canal Beagle. a nticipada casi e n tres siglos a su descubrimiento reconocido. Es del caso preguntarse si esta figuración respondi ó a un vuelo de imaginación del cartóg ra fo q ue la trazó . o bien nos enco ntra mos ant e u na representación de un descubrimiento hecho por un misterioso explorador de med iados de la centuria décimosexta . Ello nos conduce a pensar en que si durante aq uella é poca. a ntes de 15 55 . pud o ten er oc urrencia otra de las expedicion es clandestinas d escon ocid as para los espa ño les. en el caso una empresa exploratoria llevada a cabo por alguna inc óqnita nav e francesa por ag uas de Magallan es. No es aventurad a tal posibilidad desde que es sabido que los franceses se hallaban por e nto nces temporalm ent e esta blecidos e n la costa de Brasil. desde dond e perfectament e pud o hab erse o rganizado una incursió n exploratoria hacia las costas meridionales del continent e -y hay indicios vagos de ello- y alca nzado así hasta la Magallania en plan de reconOCImiento de lo ha sta e ntonces celosame nte gua rdado por los espa ñoles.

71


l I

",,'

~\'J\~ ~.;. ~ ~io/ "

- I -L H IH :

I

\

'-

1 -~

e

r-:

-, ~-

UL

",

~ "'L:'!

63 Derrorr de Magellan. Autor francés desco nocido. ca. 1700 -10. OEPARTNENT OF MA."-\.ISCRlP'TS. MAl' Aoo 3 1357 THE BRmsH UB RARY. LoNORE5

En efecto. antecedentes e investigaciones an tiguos y recientes permiten afirma r q ue probablemente durante los años finales de la tercera década del siglo XVI llegó a Magalla nes un a expedición portuguesa de la que habría formado pa rte el piloto J oa o Alfonso. Pues bien , este mar ino se radicó posteriormente en Francia donde dio a cono cer en sendas publ icacion es aparecidas en 154 5 y 1559 noticias que llevan a concluir con fundam ento que efectivamente el mismo navegó por el estrecho de Magallanes e inclusive por aguas aledañas. en pa rticular las qu e bañan la costa o riental fuegui na , lo que le habría permitido comprobar la discontinuida d del litoral hacia los 55°. preanunciand o la pos ibilidad de otro paso entre los mares del Norte y del Sur. Tal y otras informacion es pasaron despu és al conocimiento de los cartógrafos norma ndos quienes la recogieron de variada man era en sus ma pas , como puede verse en aquellos representativos de la pa rte meridional de Sudamérica originales de Jean Rotz (1542 ) y Nicolás Vallard (154 7). o en los mapam un dis an ónim o de Lyon (ca . 1540-45 ) y de Guillaume Brouscon (1543 ). entre otros. De ese modo, conjeturamos . la incógnita embarcac ión. en el caso de hab er sido una sola. habria navega do el Estrecho y saliendo por él habría alcan zado hasta los 55° de latitud y de tal manera habría avistado y recorrido el canal au stral que un e las aguas del Atlántico sur con las del Pacíficosur. información que de alguna forma pud o llegar a oídos de Le Testu y recib ir de tal sue rte la mención cartográfica. Es tan sólo una conjetura que estimamos válida para explicar la curiosa y rara representación geográfica de que se trata . En este respecto. cabe referirse a la opinión de J osé Miguel Barros, quien . ocup ándose del asunto. ha postulado como valedero el descubrimiento anticipado del canal Beagle . atribu yénd oselo a la nave Incógnito que integraba la expedición dirigida por Francisco de Camargo"' . En esta hipótesis. el descubr imiento del canal au stral habría tenido ocurrencia dur ant e el curso de la derivación ha cia el sur que habría sufrido aquella nave . circun stancia qu e la habría hecho llegar hasta una alta latitud por la costa oriental fueguina. hasta dar co n la boca del mentado canal . cuyo curso habría sido seguido hasta su desembocadura en el mar del Sur. De allí habría derivado a su 23 El canal Beagle . éun descubrimient o del siglo XVI? Aetas JI1 Reun ión Historia A ntó rtico Americana, Pun ta Arena s. 19 9 6 .

72


I'RO D U C CI U N C A lO OGRA FIC A DI , LA S EG U . _ '. D A Mrl A IH'E I.A C ' NJUI< IA D EC IMOS EXTA

vez la información so bre «el río . q ue unía a los dos océ a no . . recogida por Le Testu . s qu e . ya esta dicho, de alguna manera sería Es posible . inclusive . qu e la noticia de l rnt . . más de lo imaginad o y de ese modo 11 aqu e rrusrno avistam íant o hubie ra trascendido egara co ntempo raneame nt . f I . e a otros carto gra os. Es el caso. supuesta mente. del portugués Andr ea s Ho mem q . • ui en e n su p amsfen o Unive s b 'I" ter rarvrn o rbís descriptio . confeccionado en 1559 . r a ac navega J 15 tOtIV5 . . . presen ta una tierra me ridional d I tr h d M lIa ne s d isco ntinuad a o sea a mod o d . I . d e es ec o e aga" e IS a separ an ose sus porcion b I I es orea y au stra por un ca nal interoceán ico, a unq ue es ta vez co rriendo del noroeste h . I d . aCla e su este En fin la mat . d . tur a s a pasion antes co n viso s d e verosimilitud si es qu e d d d ' , ena a pa ra co nje, e ver a se acepta el pre-descubrirniento del ca na l Beagle . . La s citadas no fuero n las ún icas mencio nes cartográficas del asible descubrimi pues mas tarde , en 158 7 otro autor vinc ulado ind udablemente con los maes:os d D' lento, d I e ieppe, e piloto Pa sto ret, inspirado e n los m apas de Le Testu al que sigue . I . . . muy e cerca en e trazado cartográfico preparo un va um en manuscnto titulad o Cortes Marines donde se 'Incluye tr d I h de II P bi n cua o cartas e estrec o e len , en la parte tran sfretan a q ue denomina "'erre Ma ga anes. ues . u A vst ro11e se muestra en tod as e II as un ca na. l semejante .. .al presenta . do por Le Testu . . corriendo desde Ios 60" a los 690 en la a iImpe rfecta determ inaci ón de latitud de la epoca . acompanad o de la mencí ón top omrruca . . R"unere qUI. passe a 1o mer . ocea rte . Cabe conje tura r a es te respecto si se trat ó sólo de una mera copia . o, como en los casos a nte nores, fue Igua lmente el fruto de una inform ació n recibida de terceros . . .. Como hubiera sido. el hech o es que al parece r entre los años 50 y 80 del siglo XV] habl a un a no cion de .un ca nal int eroceánico ha cia el sur de la actual Tierra de l Fuego. que . sin embargo. la posten dad cartogr áfica no recogeria . El atlas de Pastoret se co nserva en Departamento de Manuscritos de Th e British Library. No fue es te accid ent e el único del género en ser consignado en los mapas de la época. pues ya al p romedi ar la centuria Nicolás Deslien s había hecho mención de otro canal situado más al nort e y qu e intercomunicaba al estre ch o de Magalla nes con el mar del arte. que sabemos inexistente en tiem po s h istóri co s, pe ro cuyo o rigen se ha debi do sin duda a las características naturales del istmo fuegu ino conformado por tierras bajas y dep resio nes lagunares que constituyen la demostración geológica de l an tigu o paso de un gra n glaciar, qu e proced iend o del estrecho a través de la bahía Inútil descargaba su frente sobre la bahía de San Sebastián . De alli que , en apariencia . observado desde el ma r el conjunto da la sensación e nga ñosa de un pas o maritimo. Taldebió ocurrir con alguno de los primeros navegantes y o riginarse p or co nsecuencia el mito del ca nal de Sa n Sebastián que tendría gran acogida entre los car tógrafos y qu e tardaría más de dos siglos en ser supe rado. hasta bien entrado el siglo XIX. Además de Deslie ns, e ntre o tros a u tores q ue co nsigna n a l supues to canal están Bartolom eu Velho, en su mapamundi de 15 61 . y And ré Thev et e n su ma pa de América de 1575 . La men ción se hace recurrent e en distintos mapas de la década final del siglo, entre los q ue co rrespo nde men cion ar a la carta de la Regió n Magallá nica d e Sebastián Lo pes (ca . 1581 ) y e l mapa Fretum M agellanicum de Pieter Keer (159 8 ). La menci ón de los ma pas de Le Testu y Pastoret, pa rticula rme nte. nos introd uce en el tema de la qu e denominamos ca rtog rafía fantás tica por cuan to en el diseño de los mismos, como, es pecia lmente e n su o rna me ntació n el ca rtógrafo parece dar rien da suelta a su fantas ía imaginativa. En genera l. co mo tenden cia del siglo, la ejecución de las car las geográfica s evo lucion a desd e un dibu jo sencillo y sobrio hacia ex presiones cada vez más exo rnadas e incluso recar gadas de elem e ntos ex tracartográficos, qu e te nía por eviden te prop ósito hac er más atra ctivo el diseñ o y co n ello agregar valor de costo a las p ieza s. De a llí qu e proliferaran los dibujantes y grab adores de ca rtas con más de art istas qu e d e técni cos, es d eci r más preocu pados del o rna to qu e de la fidelidad geográfica de los mapas, y por cie rto los ilumin a dor es en e l ca so de las pieza s ma nuscritas. de cuya habilidad pictórica pod ia depender la ca lidad d e l mapa qu e se o frecía a qui en es podía n adquirirl os . Los ma pas impresos, despro~istos de colo r no por e llo d eja ron de incluir elem en tos exo rna tivos, de cua lqUIermodo para hacer!os mas '~tere. sa ntes, a lo qu e se a gregó desp ués e l co lo rea rlos para co mpletar su cap~cidad de a tracc ión . Esta últim a circu ns ta ncia daria o rigen a un a especialidad pictórica en qu e destacanan notables ma estros u oficiales . qu e co m pe tiría n po r ha cer más llam a tiva s sus presentaci~nes . Característica de es ta tendencia ca rtogra fica fue la den om Inada «escuela no rmanda»,

7J


C A RTOG R A FI A MAGAlJ.AN1CA

debido a que en la región costera de l norte de Francia do ~d e se ubica la Nor rnandia . particu larme nte en la ciudad de Dieppe. se asen taron a pa rtir de la cua rta decada del siqlo XVI algunos.pilotos y maestros cosmógrafos emigrados de Portugal. aprovechando la vinculación mercantilque existia entr~ esta clud.ad y Lisboa -como fuera el caso de Joao Affon so, más conoc ido co mo J an A1fon ce- , mO~lvandose aSI e l surgimiento de una interesante prod ucció n local de mapas manuscritos qu e no tardan~n e n alcanza r renombre universal. A esta escuela deben adscribirse cartógrafos tales como Pierre Descellers, Jean Rotz. Guillaume Le Testu, Nicolás Desliens. Nicolás Vallard, André Thevet y el piloto Pastoret, entre vanos.. Con éstos la frondosidad decorativa llegó a su cl ímax y. en el caso de la car toqreffa referida a Magallanes, la misma recibió su cuota de grifos y otros seres mitológicos , de gigan tes, animales, plantas y escenas exóticos, y tamb ién de ed ificaciones (pob lados, ma nsiones. forta lezas. cas tillos), amén de naves , escudos, banderas y estandartes, sin olvidar los nudos de araña. rosas de los vientos , estelas y cartelas. además de guardas con exquisitas decoraciones y viñetas, en fin, bajo las cuales, repetimos , se mostraba y casi se ocultaba en ocasiones, representaciones geográficas sorprendentes por lo irreales e inexactas. Con un énfasis decorativo menor, pero no por ello menos a trac tivas, estuvieron las creaciones de los maestros cartógrafos de la escue la hispan a Sa ncho y Diego G utiérrez, J oa n o Ju a n Martinez. Juan Riczoy la dinastía de los Oliva : y de la lusitana, And reas y Diogo Ho me m, Bartolomeu Velho. Fernando Vaz Dourado y Domingos y Luis Teixeira entre varios más que produjeron notables cartas de la geografía universal y americana, algunas de las cuales se han mencionado. De entre los italianos de la época estuvieron cartógrafos como Giovanni Battista Agnese, Jacopo Gastaldi, Antonio Vanosino di Varese y Giovanni Battista Mazza, con creaciones igualmente interesantes para la materia que nos ocupa. De los maestros del arte cartográfico impreso sobresalen los más proliferos del siglo como los notables flamencos Abraham Ortels u Ortelius y Gerardo Kremer o Mercator por la latinización de sus apellidos, cuyas obras de amplísima difusión dominaron hacia el fin del siglo el mercado informativo geográfico. Hacia las postrimerías del siglo se hacen notar igualmente autores como Cornelis d e Jode. Amoldus Florentiusvan Langren . Jodocus Hon dius, Petrus Kaerius (Pieter Keer), Co rnel ius Wytfliet y Petrus Plancius. anticipando el predominio productivo de los cartógrafos de la escuela flamenco holandesa que se hará presente durante buena parte del siglo siguiente. Para conduir esta consideración agregamos que otra característica de la obra cartográfica del siglo, en especial de su segunda mitad , es la generalización de la producción de mapas . Tras el monopolio inicialde hispanos y lusitanos, no demoraron en irrumpir los italianos , franceses , flamencos , alemanes e ingleses universalizando la producción de mapas, que así pasaron a constituir artículos de un uso cada vez más creciente y difundido. Toda persona que se preciara de ilustrada, fuera de la nobleza O de la burguesía , disponía por la época de obras cartográficas, especialmente de los cotizados atlas, a los que se valorizaba tanto , si no más , que a los libros de viajes . Tener mapas, en cualquiera de sus formas, llegó a conformar una expresión de cultura y distinción intelectual. . Finalmente , se reitera el progresivo predomi nio qu e se advie rte en la medida que avanzaba el SIglo XVI de la carta impresa por sobre la manuscrita, no obstante lo cual el a rte ma nual proseguirá a~vo en los trabajos del género hasta bien entrado el siglo XVIII, como p roducto final , aunque haci éndose cada vez menos común y sin llegar a pe rderse del todo por conformar la base msuslt~mble en la e~aboración de cartas geográficas, manteniendo su vige ncia a pesar de los avances tecnolóqicos de la tecmca Impresora , para servir a secto res cada vez más restringidos de usuarios. . . De la manera cons iderada llega a su t érm ino el siglo XVI, el de los d escubrimie nto s geogra.ficosmas notables y sensacionales, exceptuado el de Co lón en las postri merías del a nter ior, que pennl~eron duplicar la superficie terrestre y marítima conocida antes. Durante su tra nscu rso la ciencia geograflca y su expresión práctica el a rte ca rtográfico ava nzaron notoria mente co n e l abando no d e la antigua car;a portula na y la. ~dopción de la ca rta plana, co nsiguiéndose ex presa r gráficamente una m.eJornoción de la realidad física del planeta , en la medid a qu e la misma fue paulatinament e perfeccionandose con el aporte de navegantes y exploradores. En lo tocan te a la Regió n Ma ga llá nica , como se ha visto, el curso de la centuria hizo

74


I )ESA I{ I{OI .LO DEI . CONO=.I ~I~l n GI 'JX;I{A I 'lCO [)U I{AN"Il; EL SIG LO XV II

posi?le -en la med ida .que ade lantaron los conocimientos geográlicos- los primeros intentos de represen'1 taci . Ib tacion d e su Image n fisíca , desd e los simples bosquejos iniciales hasta 1 as mam es acrones mas e a ora d as, aunque co n va riada lidelidad.

SIGLO XVII

Desarrollo del conocimiento geográfico durante el período T ras los viajes de Cord es y van Noort los holandeses parecieron desen tenderse del estrec ho de Magal1anes, del qu e volviero n a acordarse cuando vieron peligrar la seguridad del tráfico mercantil trad icion al e ntre la metróp olis y los establecimientos de las Indias Orientales. La reaetualización d e su interés po r la región meridi onal am erican a no debió centrarse únicamente en el uso del Estrecho co mo vía d e paso a las islas de las espec ias, sino que también pudo relerirse a la preocupación de los Pa íses Bajos por desc ub rir nue vas tierras al sur de dicho canal como parte de su polilica de expansión globa l, circunstancia qu e podía brindar la posibilidadde obtener bases de apoyo para sus flotas. Constan al efecto recom endacion es exp resas de algunos hombres públicos. Se orga nizó entonces en 1614, una flota para viajar al Oriente por la vía de Magallanes. Compuesta d e se is naves , la misma zarpó de Texel en agosto al mando del almirante Joris van Spi lberg en , e ntra ndo al Estrecho e n abril de l a ño siquientz. Sin registrar mayores incidencias las naves arribaron a bahía Ca rdes, recalada qu e se aprovec hó para dar descanso a las tripulaciones y para hacer una recorrid a de los barcos; tambi én para faenas habitua les como la de aguada y provisión de leña, así co mo pa ra colecta r la ind ispensabl e «corteza de Winrer» para combatir el escorbuto . Cumplidos estos trabajos y a pres tos, Spilb ergen dispu so la reanudación de la navegación , que se hizo nuevamente sin tropi ezos, circunstancia que debió favorecer las observaciones respecto de las condiciones naturales de la sección occ ide ntal. y asim ismo pa ra reconocer fondeaderos. advertir bocas de canales que sugerían pa sos alternativos d e salida hacia el Pacífico, por la banda del norte , y para levantar cartas del Estrecho y jalon ar su paso con nuevos top ónimos. De esa man era culminó el viaje, saliendo los barcos el6 de mayo de 1615. Esta leliz traves ía sería la postrera de los holandeses por esta parte del territoriomagallánico. pues diversas circunsta ncias política s y eco nó micas se conjugarían para que por trecientos años no se volviera a ver en aguas fretanas la bandera tricolor de los Países Bajos. Para entonces, y aunque el paso del Estrecho no fuera utilizado.el mismo, como el del cabo de Buena Esperanza, habían sido reservados por los Estados Generales de Hola nda para el uso exclusivo de la Compañ ía de las Ind ias Orientales , que había surgido poderosa en lo que Iba del sIglo y q ue tenía la p retensión y el pod er pa ra monopolizar el tráfico de las especias . Esta circunsta ncia provocó ma lestar entre los mercaderes independientes por lo que se . . . . .. demoro' en saberse de la creación de otra campa· juzgo era una pre ferenci a irritante y, como reacoon no . ran ñía dispu esta a bus car nue vas rutas pa ra alcanzar las islasde las espeClasy que por lo tanto no queda " 1 . Es tid d Compañía Austral fue fundada por Isaac Le cubiertas po r el mencionado pnvi eglo. ta nueva en la . ' d 11 Ma ire, rico co merc iante de Amsterdam , qu ien había sido antaño uno de los promotores e aque a I d Am é d de compa ñía monopólica . enca . . on Las posibilidad es de un paso alternativo tanto se daban por ~ norte e .' h de Anián au nque Sin éxito. como po r el extremo de sd e hacia tiempo se buscaba el mlsten oso estrec o . d Le 'M . 'en probable mente se hallaba hac: la que d irigió su mira a aire qui , ' . ' sur d e I nuevo co ntine nte, area acia I . h bía originado Así tiene explicación al tanto d e la d erivación de Drake y de la cartografía qUe~i~i:~smUae s: ~rganizaba para el efecto, Wille m el seguro rumbo qu e el r~sponsable nautico de la e~~ la boca ~riental del estrecho de Magallanes. Sc ho ute n, dar ía a su nav ío al sobrepasar la latitud . ' ndi na de la lama de eficiencia qu e tenía por Luego de una CUidadosa preparaCl~:;,c~ toZante a la calidad de los barcos- el 14 de puesta por un navío de buen porte, el la é poc a la actividad ná utica holand esa -en especia d '11 ju nio de 161 5 parti ó del puer to de Texel una e~~u~a~d~ c;; Schouten, a quien acompañaba como Eendracht , y u na nav e men or. el Hoorn , bajo

75


64 Terre Mogellomque Hubert laillot. 1694

supervisor Jacobus Le Maire. hijo del promotor de la empresa. a cargo de la parte propiamente mercantil de la expedición . Seis meses después las naves arribaron a pueno Deseado en la costa oriental de Patagonia para una breve estadia destinada a carenar los cascos y revisión de aparejos y velamen. lugar donde un incendio destruyó al Hoom . Superado este incidente lamentable. nada excepcional perturbó la travesía reiniciada avanzado enero de 1616. El dia 23 el Eendracht superó la latitud de la entrada del Estrecho y adelantó franqueando la TIerra de los Fuegos. en lo que era la primera incursión deliberada rumbo a lo desconocido. 0 que según parecía no lo era tanto. El 24 . al mediodía Schouten calculó la latitud que resultó ser de 54 46' sur. encontrándose a la vista de una amplia abra que interrumpía la continuidad de la línea costera. Al día siguiente los holandeses cruzaban con felicidad el paso existente entre la Tierra del Fuego, a cuya porción inmediata denominaron Tierra de Mauricio. por el príncipe de Orange-Nassau . estatuder de la República. y una desconocida hacia el oriente que fue bautizada como Tierra de los Estados . El paso encontrado recibió el nombre de Le Maire . en homenaje al lejano mercader inspirador de la expedici ón . Cuatro días después. el 29 de enero. luego de duras y azotadas singladuras en cuyo curso las brumas debieron ocultar las tierras archipielágicas del confín fueguino, permitiendo avistar únicamente los islotes Bameuelt , así llamados en homenaje del canciller Johann van Oldenbarnevelt. Schouten y compañeros descubrieron el cabo guarnecido por bravío mar que con su peñón enhiesto señala la terminación insular de América. Lo bautizaron con el nombre de Hoom. por la pequeña ciudad donde había germinado la iniciativa y se había organizado la compañía y la expedición . denominación que el uso hispano deformaría por incorrecta traducción en Hornos. Willem Schouten pasó a ser así el que de modo incuestionado revelaría a la ciencia geográfica la realidad del territorio más meridional del continente. Si más no descubrió fue debido a que su nave, sorprendida el día 26 por una fuerte tormenta, fue empujada hacia el oriente. lejos de la tierra. para derivar después el27 hacia el suroeste y el28 al oeste, rumbo que acercó al navío hacia los islotes Barnevelt mientras la niebla velaba otras costas. para en seguida torcer violentamente al sur y permitir finalmente, por la banda de estribor, el avista miento descubridor del remate austral de América , justa-

76


65 Ibrt;e du Detroil de Magellan , De Labat, 1699 . . . . . . . . . . . .• ",(

u

• • • • • •·,, -:

•• . . • ••

"' Jii~i

.

.

66

. SLíMCE H ISTORIQll t Dl lA MARlNt:, VlNCfNNES


C A R f OG RA H A ~ lAGt\ I ~LANICA

67. Plan du DetraiE de Mageflan. autor desconocido. 1699·1701.

S ERVICE H LSTORJQUE DE LAMARiNE. V INCENNES.

mente al mediodía de la memorable jomada del 29 de enero de 1616. Retomado a Europa luego de sufrirdiversos azares a manos de sus propios com pa triotas en las Indias Orientales. Schouten pudo dar cuenta del hallazgo del que había sido principal protagonista -que no había hecho más que con firmar el precede nte av istamiento de Drake- . noticia qu e se divulgó con gran rapidez y que. naturalmente. llegó a oídos de los espa ñoles. La corte hispana y las oficinasreales. en particular la Casa de Contratación de Sevilla . se conmocionaron. pu es se advirtió qu e con ese descubrimiento se perdía de finitivame nte el control qu e se creía ten er sobre el sur del Nuevo Mundo. El rey Felipe 111 dispuso entonces la organ ización de una expe dición destinad a a verificar el hallazgo holandés . Para conducirla fueron elegidos dos marin os expertos. los hermanos Bartolom é y Gonzalo Nodal, llevando aq uél el comando supe rior: con ellos iban los pilotos flamen cos Jan de Witte. que había viajado con Schouten . y Valentín J an ssen. y como piloto may or Diego Ramírez de Arellan o, quien además era un cosmógrafo de gran competenci a . Las dos naves que compo nían la expedición. Nuestra Señora del Buen Su ceso y Nu estra Señora de Atocha. zarparon de Lisboa en setiembre de 1618. En enero habían alcan zado sin problemas la costa pata gónica (puerto Desead o) y luego de reco noce r los estuarios de los ríos Sa nta Cruz y Gallegos. la entrada oriental del estrecho de Magallan es y la bah ía de San Sebastián -que tomaron equivocadamente como boca de canal- cruzaron el paso de Le Maire, ren ominado de San Vícent e . y fueron a fondear en la bah ía que se llamó del Buen Suceso por razón del favorabl e curso de los acont ecimientos. Reiniciada la travesía y debiend o enfrentar vientos y corrientes contrarios de gran fuerza. avistaron el 12 de febrero el cabo de Hoorn , que fue nombrado de San l/defonso. y prosiguieron la derrota hacia el suroeste. lo que les permitió descubrir la más meridional tierra pericontin ental americana: el pequeño archipiélago rocoso bautizado de Diego Ramírez . en hom enaj e al piloto. Derivaron toda vía hasta los 58° 30' de latitud y despu és pu sieron rumb o al norte lo qu e llevó a los Nodal a costear a la distancia la Tierra del Fuego. a la que se apro ximaron justamente en la vecindad de la entrada occidental del estrecho de Magallanes. Consiguieron embo carlo con facilidad y navegarlo sin contratiempos, ha ciendo detenciones en distintos lugares. Salieron del gran canal el 13 de marzo de 1619 habiendo

78


DESAI<I{OI.l -OIJI" . CON OCI t-lI ENI O G EOG _ _ _ _ __ __ ~~~CO I )URAN ll ; I,L S I G LO X V Il

- - - -- -

68 Corte de la portie la plus sud de I'Ametique , Duplessis. 1699·1701 SEJMCE HlSTOflKJUE DE LA MARN V

'e

completado la primera circunnavegación de la Tierra del Fuego. en uno de los viajes más felices y provechosos de cua ntos hasta entonces hab ían tenid o por teatro las aguas meridionales. Con el mismo, de paso. quedaría de manifiesto la pérdida de importancia estratégica que hasta en tonces se habla a tribuido al ca na l de Magallanes. Con el viaje de los Nodal se cerraba el siglo del descubrimiento en la Magallania El bu lto de l territorio au stral hab ía sido definido en sus contornos. siquiera en forma aproximada , durante los memorables episodios de 152 0. 1554 -58 , 1578- OY 1616-19 . A partir de en tonces sería menester desp eja r de bruma los deta lles. materia de laboriosa exploración en la qu e se tardaría todavía dos y media centurias. y a un así incomp letam ente. Aquel memorable viaje fue un breve intermedio hispan o. porque a poco and ar la pujante repúb lica de los Estad os Holandeses, con el alto patrocinio del príncipe Mauricio de OrangeNassau . comenzó a orga nizar una imp ortante flota qu e debía rehacer la ruta de Schouten. Se trataba de una expedici ón de signo diferente al de cua ntas hab ían salido hasta en tonces de puertos holandeses No había esta vez un interés geográfico ni mercantil. sino un propósito abiertament e militar: incursionar sobre las costas america nas occ identales en plan de conquista del Perú. una de las fuentes generatrices de la riqueza hispa na o, a lo menos. proc urar el establecimiento de factorías o puntos fortificadosen la cos ta de Chile. Ello era posible por la terminación de la tregua pactada entre España y Holanda. que había estado vige nte entre 1609 y 1621. El importante objetivo determinó la magn itud de los ap restos. La flota se conformo con once barcos. la ma yoría de ellos de gran porte. tripulada por 1.037 hombres de mar y 600 soldados. y a rmada co n 29 4 cañones. Al za rpar en ma yo de 1623 desde el puerto de Goeree, al mando del almirant e Jacobu s L Hermite pasaba a ser la armada más form idable hasta entonces dirigida ~acia el sur del Nuevo Mundo en plan bélico. Iba. además, un grupo de expertos oficiales. pilotos y cosmografos, de los mejores con qu e contaba entonces la próspera repú blica bátava. . Demorada por diversas razon es la exped ición llegó a la vista del estrecho ~e Maire el 19 de febr ero de 1624 . Días despu és se iniciaba la exp loración descubridora de la geografla suda nental 79


t\RTO(:-;Rt\ I -lt\ t\ t/:..:\.G :...:.. ,,\.:..I._I :...:.. J_\_N_I_C_,\

- - -- - - - - - -

11

69 TerraMoge1fonlca Rcbert Morden. 1700

_

fueguina . que permit ió a I.: Hermite el hallazgo de la isla que llevaría su nombre. en el grupo del Cabo de Hornos. el paso occidental de este archipiélago ~ue le permitió acceder a la gran bah ía o golfo que se llamó Nossou , partes de la costa de las grandes islas Host e y Navarino y otras . Esta primera navega ción exploratoria. harto prolija para su tiemp o y su condición primigenia. pe rmitió definir los rasgos má s salientes de esa parte del litoral fueguin o y mejorar de modo considerabl e las noticias apo rtadas por Sch out en y los Nod al. enriqueciéndose con nuevos nombres holandeses la top onimia origina l del área : ba hías Va/enrin (co sta sur fue guina ). Schapenham y Orange (litoral de la península Ha rdy, isla Host e ): Windh ond (isla Navarino); pas o Goere e (entre las islas Na varin o y Lenno x). e isla s Vauverlandt. Terhalten y Ev out . Ha brían de pasar dos siglos a ntes qu e se supe rara de maner a sus ta ncia l el tra bajo exploratorio de I.:Herm ite en lo referido a esta po rción de la Regió n Ma -

gallánica. Tras completarse un mes de pe rmanencia en esas aguas interiores . la flota salió a las oceánicas adyacentes derivando hasta los 5 o de latitud. Un giro favorable en la direcció n del viento a contar dell de marzo permitió su alejamiento hacia el norte . rumbo de las islas de Ju an Fernán dez. Elciclo neerlandés en la historia marítima del territorio aus tral hu bo de ten er fin co n la exped ici ón que al mando del general Hendrik Brouwer debía realizar la con quista de las costas de Chile y formar un establecimiento holandés (1642 ). Este navegante permaneció en el área descubierta por I.: Hermite en plan de reconocimiento y de relación con sus habitantes. que se extendió hacia el este . lo que le permitió descubrir la condición insular de la tierra de los Estados. a la que los geógrafos insistían en mantener como la porci ón septentrional de la Terra Australis. contrib uyendo a la superación definitiva de lo rmticoen la geografía meridional. Con este viaje llegaron a su término las expediciones de los marinos holandeses . Sus valiosos aporres a la geografía de la Magallania fueron recogidos por los eximios maestros cartógrafos de su misma nacionalidad y su toponimia que ha superado el paso de los siglos conforma un homenaje de recuerdo permanente para los osados descubridores y exploradores. o quedaron únicamente en eso aquellas travesías memorables. pues dejaron otro fruto de gran provecho: una suma de relacione s y derroteros q ue en pocos años pasaron a ser del dommio público. porque la república holandesa . al revés del reino hispano. no hizo misterio de tan to caudal informativocomo fue el obtenido en esas sucesivas experiencias náut icas y permitió con liberalidad la divulgación de tales noticias. Así la progresiva seguridad en la na vegación austral fue uno de los mayores beneficios de los viajes bátavos . La expedic ión de Brouwer junto con cerrar el ciclo holandés. prolong ad o por medi o iglo.seña ló el fin del período riesgoso y heroico de los descubrimientos geográficos. Para entonces la experiencia e información acumuladas y el ade lanto progresivo en la construcción naval. como el perfeccionamie nto científico y mecánico de l instrumental de ayuda a la navegación de altura . com en zaban a hacer más seguros los trayectos marilimos. incluso en region es naturalmente bravía s como la meridion al

RO


D ESA R ROI J..O DEL CONOCIMI EN f O G EOG RAI~CO [)U RANrE r~ _ SIG LO XVll

70 . Plan du Detroit de Magel/on, autor desconocido. ca 1700

am erican a . A los viajes reseñados siguieron otras navegaciones durante el curso del siglo. la gran mayor ía de ellas por aguas exteriores magallánicas, utilizando el paso de Le Maire y dando la vuelta por el cabo de Horn os, y po r lo ta nto intrascend entes para el conocimiento geográfico, excepción hecha de las realizadas por el ca pitá n Fra ncisco de Seixas y Lovera , sobre las cua les volveremos más adelante. Así se arr iba a 1670 época en que tuvo ocurrencia el que hemos denominado primer viaje científico por el estrech o de Magallanes, propiamente un relevamien to hidrográfico semejante al rea lizado por Outghersz y Ladr illero en la centuria a nterior. El con texto en qu e tuvo ocu rrencia el viaje permite entender que el mismo habría tenido una doble mo tivación : una , ostensible, referida al desarrollo del comercio entre Inglaterra y las costas del Pa cífico suroriental, y otra encubierta, la ocupació n de una part e de la región aus tral chilena y la fund ación de un a colonia de esa nación en el estrecho de Maqallanes'" . Cua lesquiera qu e hubiesen sido las motivaciones de la expedición, el 26 de setiembre de 1669 se hacía a la vela una escuadri lla al mand o del capitán John Narborough, integrada por el navío S weepstokes y el pingue 8a tche/our, desde el puerto fluvial de Deptford y con destino al estrecho de Magallan es. En e l primero de estos buqu es revistab an dos oficiales que secu nda rían eficazmente a Narb orough en su labor explora toria, el capitán Joh n Wood y el teniente Nathanael Peckett. Los barcos zarparon aprovisio nados para catorce meses de navegación en viaje redond o. Con tra lo previsto sólo al cabo de poco más de un año de navega ción , la capitana pudo penetrar e n el Estrecho el2 1 de octubre de 1670 , siendo de tal modo el primer barco de su bandera en hacerlo despu és de tres cua rtos de siglo. El pingue auxiliar se había separado del Sw eepstakes al principio del viaje , deb ido a una torm ent a , y aunque su capitán debía aguardarlo en el puerto de San Julián , según instrucciones, el reencuentro no se realizó por cua nto el oficial a cargo dispuso el retorno a 24 Para mayor información sob re el particular v éase nuestra obra citada Historio del Estrecho de Magaflanes. vo l J. págs

238 y 239

SI


c ..\ RlDGI

\F1A l\IAGAI _LANICA

Inglaterra. Esta circunstancia debió de terminar una alteración en los planes de la exped ición. tal vez porque el Botcbelour transportaba la mayor par te del cargamento. .. . '. De acuerdo con las referencias cartográficas. la naveqacron por el Estrecho dIO ocas to n a laboriosassingladuras. pues duran te las mismas se desarrollaron gran cantidad de observaciones : obre hidrografía. aspectos del litoraly conformación d~ las costas y paisajes hacia el mtenor: ~escnpcton de los recursos naturales y de los habitantes de la reg ión. y de las condiciones del chma: además de sondajes y medición de corrientes. faena especial que estuvo a cargo de la chalupa Hope . La pnmera Jornada la concluyó arborough fondeado al amparo del actual cabo Dirección y la segunda al pa recer al socaire del cabo San Gregorio. mientras que la tercera tuvo lugar en el litoral de la isla Isabel. En este punto el navegante bajó a tierra. donde sostuvo un amistoso encuentro con los indios canoeros. de los ~ue dejó una cuidadosa como interesante descripción de su aspecto físico.atuendo. adornos. armas e índole. y otras características ántropo y etnográficas . Las siguientes singladuras llevaron a Narborough hasta bahía Laredo. bahía Catalina donde avistó y bautizó la punta Arenosa. Sondy Point (30 de octubre )- y a la ba hía que nombró Fresh Water (Agua Fresca) por la abundancia y calidad de este elemento. De tal modo. recalando con regularidad a lo largo de distintos fondeaderos de la costa patagónica del gran canal. Narborough avanzó registrando cuanto podía se r de interés para la navegación y para las ciencias. Asíconoció la amplia bahía que Sa rmien to llamara de Sa n J uan de la Posesión y que aquél tomó por el Port Famine de Cavendish. y de cuya comarca dejó una desc ripción muy completa. así como de sus recursos. Es posible que desde este lugar Narborough haya cruzado el canal para reconocer la costa opuesta . que se corresponde con el litoral occide ntal de la actua l isla Dawso n, no pudiendo observar rastros de prese ncia humana. pero sí ad mirar las bulliciosas calitas a ustrales que nombró «periquitos•. designando con tal denominación al amplio saco de la actual ba hía Lomas. cuya costa tomó por parte de la Tierra del Fuego propiamente tal. Singlando avan te. el 4 de noviemb re de 1670 Narborough arribó a la bahía que llamó Woods por su segundo. y que se abre sobre la costa sudoccidental de la península de Brunswick: y luego a los puertos que en seguidilla se abren en aquel histórico litoral. don de antes recalaron casi todos los navegantes del Estrecho a contar de Magallanes . cuyas características trasladó por su propia mano a la carta que iba elaborando coetáneamente. Este sector del gran canal es el q ue pasó a recibir la mayor parte de los topónimos impuestos por el capitán inglés. También en estos lugares. como en otros anteriores, arborough descendió a tierra para tomar conocimiento personal de las características de las correspondientes comarcas y apreciar la variedad y cuantía de sus recursos naturales y minerales. de todo lo cual dejaria constancia en su relación. Desde el punto de vista náutico esta parte del Estrecho mereció especial preocupación de Narborough, pues aqu í el canal alcanza su mayor estrechura. Talvez si en tre tantas contribuciones. en este sector radica la más relevante por su importancia en la hidrografía fretana . Los nombres Inglés lEngilshl y Tortuoso(Crooked) para los pasajes más difíciles darían fe para la posteridad respecto de la cuidadosa exploración del notable marino. Luego de tan acuciosa navegación . a mediados de noviembre Narborough singlaba con SU buque por el bien nombrado Paso Largo (Long Reachl. deja ndo a babor la hosca tierra rocosa que fue llamada Desolación del S ur. De tal modo y luego de concluir el derrotero. el capitán daba fin con toda felicidad a la larga navegación del canal de Magallanes, saliendo al Pacífico el2G de nov iemb re de 167 0 . Dura nte su transcurso había realizado actos de posesión en las costas de l Estrecho, como previamente lo había hecho en puerto Deseado, litoral oriental de Patagonia . . . Luego de su recorrido po r el Estrecho. Narborough singló hacia el norte po r la costa de Chile,arnba ndo al puert o de Valdivia a fines de diciembr e. Allítuvo ocurrencia un suceso qu e afectaría la continuida d y objetivos del viaje: el desembarco de alguno s hombres de la tripulació n los qu e fueron retenido . . . di ' .. e a autondad militar de la plaza que co nside ró sospec hosa la llegada del . . s ~r diISpOSIClon ~a~o inqlés. ~arborough tuvo en ello una se ñal ominosa de lo qu e podía espe rarse si mant enía el CUrso e uiabz razan por la que co nsideró más prud ente no seguir ad elant e y olvidar el prop ósito político qu e Io gura a.

82


M

E

".

.' r

. I /

- ,

.

.

l'

71. Corte du fbr oguoy, du Ch ili, du Del; 't de Moge ffon &c. AA.

r.z rn:TROIT DE ,\[A G E LL A ;\"

, :(~;::~: %"1: ~1,1 ·~ ~ ';,,1: ~'':;~~I' ~~·(~(t;;,"!.,/,~.~tJ~;";~'~;:'"!.

,r'I" " ~ JT .In,,' " " ,,' ¡'O'''I u'mm,. 1.11'("1 J,.rru, " J/ J ,. ¡ Z ..tI'/" ,."r .J i ,), • 1 1/( 1/1".1 v" ,.n,,,r"'''J / .1' F,, ·Jlnu,. / . lf.l'( r:/I U1.I'<I' "',jl/"U '/'" '1y.u 1"'''' l., I"" '''' l"rr J' t.I ,1,f.'" u ¡, '1' ';j~r"¡'rtJul,/I"'/I< I

7,:/"/ J" .,,,, I"rf

18 1I..." o ; ·J,"1" , ... ,1 ,

.tI'"

er 11" 1/''''111'''.1,

72 Le Delroil de Magellan, Nicolás de Fer, 1705 .

{<1 I'(~'W'

~~~~~~~~~~~;

SAN'TlAGO


CA RTCXi RAFI/ \ ~ 1 r\GA LLA

IC A

Así las cosas. el inglés dio la vuelta y de terminó volver a Europa. reínqresand o al Estrechoel6de enero de 1671. El reconocimiento que con entera propiedad pasó a hacerse se centro en id d d I d otero como en la investigación de los recursos del territorio fretano. en algunos Ia segun a e err 11' . . dí los ríosBatchelory Segars (San Juan). y en nuevos tratos con los JO Igenas. ego a su puntos ta Ies ca mo 1" IAtlé b d antico rurn o e término el 14 de febrero cuando elS weepstakes dobló la punta Dungeness y sa 10 a la lejana patria.

Tenía término de tal manera el tercer doble recorrido completo que navegante alguno había realizado hasta entonces. Y provechoso por cierto. como que en una permanencia como nad ie la había tenido antes en el Estrecho (dos meses y medio entre los dos viajes) . salvo Sarmiento'. John 'arborough pudo realizar un trabajo muy satisfactorio para la época en sus aspectos geograflcos. hidrográficos. climáticos, etnográficos y naturalistas. Frutos especiales serí~n el preciado derrotero que facilitaría la navegación por el Estrecho en el futuro: la primera descripci ón moderna de los recursos naturales del territorio magallánico y. por fin. la cartografía producto del viaje. La expedición de John arborough debió alcanzar alguna resonancia a su retorno a Inglaterra (no obstante el fracaso de lo que pudo ser su motivo principal) y po~ tanto llegar a oídos ~el conde de Malina. embajador de Espa ña an te la corte del rey Carlos 11. Este debla preocuparse con raza n pues la expedición al fin y al cabo se había desarrollado sobre territorios cuya jurisdicción correspondía a la Corona Católica. Consiguió entonces de alguna ma nera informarse sobre los propósitos que habían inspirado el viaje y también procurarse un mapa manuscrito que mostraba e l extremo sur de Amé rica y que abarcaba toda la extensión de océano a océano. que por la época detentaba la Capitanía General de Chile. Este mapa debe ser repu tado como construido sobre la base de los da tos aportados por e l navegante(Mapa 50) . Es posible así. que una vez enterado el monarca hispano. se instruyera a l virrey del Perú para precaverse de cualquier otra eventual incursión de semejante ca rácter. Esta prevención debió recibirse cuando las autoridades de l Perú y de Chi le se hallab a n preocupadas por aquel viaje y por la eventual continuidad de la presencia europea en el Estrecho. tardía y malamente informadas como se hallaban por las noticias que habían corrido de boca en boca a lo largo del piélago austral. Receloso por tal circunstancia el gobernador de Chiloé Francisco Gallardo dispuso el envío de una expedición para reconocer la costa entre la isla de ese nombre y el estrecho de Magallanes. El encargado de la comisión fue el sargento mayor Jerónimo Diez de Mendoza . quien zarpó al sur en febrero de 1674 llegando al parecer únicamente hasta las islas Guavaneco, sin obtener una información útil que confirmara el rumor . De regreso llevó consigo a un cacique chono quien interrogado por la autoridad. sorprendió describiendo puntualmente una población de ingleses en el Estrecho. La sorprendente nueva fue puesta de inmediato en conocimiento del gobernador de Chile Juan Enríquez por el gobernador Gallardo. quien. además. se apresuró en organizar una nueva expedición que fue confiada a su hijo Bartolomé Díaz Gallardo. Con este iba como guía el informante indígena. El conjunto expedicionario estuvo formado por una treintena de soldados y algunos indios amigos y se embarcó en siete piraguas (emba rca ciones costeras menores). las que zarparon hacia el sur en octubre de 1674 . Avanzando por los canales. Gallardo recabó mayores noticias sobre el presunto establecimiento europeo pero las que obtuvo no hicieron más que confundir la situación dada la imprecisión de los indígenas. Persuadido de que el rumor podría proceder de la existencia probable de algún grupo de náufragos más que de colonos ingleses dispuso el retorno a Chiloé sin haber pasado del IOICIO boreal de la Magallania . Entre tan to. el virrey del Perú impuesto de las inquietan tes no ticias dispuso e l e nvío de . ., una expedici ón en forma pa ra pesq uisar sob re aquella que pa recía segura prese ncia extraña en las cos tas del estrecho de Magallan es. Para ello se a rmó el navío Nuest ra Señora del Rosar io y Animas del Purga torio y se fabricar~n dos na~es menores que. desa rmad a s. fueron pues tas a bo rdo de aq uél. El man do sUP':nor se en trego al ca pitan Antonio de Vea. a q uien sec un da ba Pa scu al de lria rte , tan expe rto co mo aquel en lo tocant~ a navega~i~n . El plan previsto co nsideraba una do ble acc ión ex plora to ria. por e l Intenor del archipi élago pa tagó nico y por el litora l oceánico. que deb ía co nfluir e n la en trada de l es trecho de Magallanes. debe supo nerse para iniciar en conjun to su navegación indagatoria ha cia e l o riente . La expedición zarpó del Ca llao e l 2 1 de setiembre de 16 75 a rriba ndo a Ch iloé m es y

84


1 )1 ~<; A R ROI J D DI 'L C<_)N( lCl "lI EN I O GEC lGRAFlCODURA Nlli l J-S IG I D X V II

--------

J'f

CH I LI 'l'HE GltEAT

" SOU T H 1....r4... L

~~~~~.P T~_. e-

~'

'i" . i::.JA ;~~...

1 J".¿ A.~.~I J,.~ •

SE A

L •••

~.:'~:~~"4

O"

.... ,.

./

..,._.1_.

{~~~ - . "..

I

!'._

~ . f":f

• .o'""._

~--­ a....l-~

.... "' ..

..

..

~ ~

n

~~. .~ T

.~~ •

I

73 . Chili. Mogellons l ond ond Tierra del Fuego &c. Herman Moll. 1709

J "- ~ 6 _t (.., , ~ ........ _h.._

/

/

"

':l .

.9.>.....1...- S

M "d' 1 aut or desconocido. 1713. 74 . Corte Reduite de í'ext remi te de l 'Am~~~Notl;'Dl.ro~ I.'T~. B IlJIJOTti[ (Jll[ N ATlONAlí .

X5

PARt'>


C ¡\ RTO G R r\FIA ~' 1AGAI .L."'N I CA

medio después con poca fortuna. pues el navío varó a la vista de l pue rto de. ~hacao. Tras o rdenar que,se le aliviara del cargamento para fa cilitar el reflotamie nto y posterior rep ara cio n fa en a s q ue encomendo a Iriarte . Vea se apresuró en armar las barcas y en co ntra tar a lgunas piraguas para llevar adelante co n esa flotillala tarea exploratoria . Estando todo a punto el28 de novie mbre partie:on desde Carelmapu las do s barcas y nueve piraguas. Iba con ellas Bart olo mé Díaz Ga llardo. como prach~o en la ruta . . El rumbo previs to los llevó por las islas de los cho nos, a rnba ndose al Istm o de Ofqu i dos semanas después. Allí Vea divid ió su continge nte dejando parte de l m ismo a cargo de las barcas y tomando consigo algunas piraguas que condujo desarmadas por el istm o. emprendió ~on el res to de la gente la exploración austral. Cruzó sin problemas el go lfo de Penas y alcanzando el archip i élago Guayaneco se adentró en el islario noroccidental de la Regió n Ma ga llá nica . siguiendo el cu rso del actual canal Messier. Costeando la gran isla que lla mó S an Esteban . actual We llington . Antonio de Ve a sobrepasó la isla Saumarez. que bifurca la ruta interior. y llegó posiblemente hasta el término de l canal Anch o (Wide ). en los 50° sur. Los malos tiempos y el mar tormentoso forzaron la suspensión de la travesía. no sin antes dejarse constancia de la navegación mediante un testimonio escrito. que fue depositado en un lugar de la costa de la isla San Esteban . Cumplido el acto testimonial. e l jefe expedicionario dispuso el regreso. llevándose la noción de ser el recorrido un territorio salvaje y áspero para la vida hum ana . En cuanto a la materia que había originado el viaje. sólo pudo obtenerse de los indios da tos imprecisos y co nfusos respecto de la presencia de gente extraña. lo que llevó al capitán Antonio de Vea a pensar q ue ta les not icias no pasaban de ser fantasías que se les relataban a los españoles con el fin d e agradarlos. Lue go de reunirse con los hombres que habían quedado en Ofqui, Vea arribó sin novedad a C hacao el 28 d e enero de 1676. Entre tanto Pascual lria rte . que se había demorado más de la cuenta en la reparación del nav ío varado. pudo conseguir otro en su reemplazo. la Sa ntísima Trinidad , nave con la q ue se aprestó para realizar su parte del trayecto exploratorio. Consiguió zarpar sólo dos semanas antes del a rribo de la flotillade Antonio de Vea . dirigiéndose al meridión por el litor a l oceán ico. La navegación. relativamente tranquila. permitió hacer reconocimientos y un desembarco hacia los 48 ° 19' (costa de la isla Campana ) y luego proseguir hacia el sur, llegando el 7 de febrero a la vista de los islotes Evangelistas. h ito geográfico que señala la entrada occidental del estrecho de Ma galla nes. Iriarte , al parecer siguiendo las instrucciones genera les de la expedició n , dispuso la fijación en tierra de una placa de bronce destinada a renovar, para ojos extranjeros, la a ntigua posesión de España sobre el territorio. Comisionó para ello al capi tán Jua n Ba utista de Ech a va rría . a ca rgo de un grupo de 17 hombres que integraba su propio hijo. el alférez Antonio de lria rte , y un indio chono con el qu e se esperaba «hace r lenguas» con los aborígenes que p udieran e ncontra rse. Con el tiempo y la mar propicios. la embarcación q ue lle va ba a l grupo se dirigió ha cia una de las islas de la entrada para colocar el testimonio de jurisdicción, m ientras que la Santísima Trinidadse mantenía girando en su espera . Sería en vano, pues el bote no regr esó , ni se vio en aq uel día ni en los siguientes señal alguna de sus tripu lantes. Entr e ta nto se de sat ó u na tempesta d fortísima que maltr~tó al navío. sin que por elJo lriarte cejara e n la búsqueda de sus hombres, qu e par e cían perdidos para siempre. Fue inútil el riesgoso esfuerzo: transcurri dos nueve días de l infa usto hech o , sin qu e amainara la tormenta. se decidió el retomo a Chiloé . Con un suceso así de lamentable co ncluyó este v iaje, e l ú nico qu e e n lo q ue ib a del . SIglo. de manera comprobada. a lcanzó tan e levada latitud procedie ndo desde e l nor te (C hiloé) . Au nqu e estaba muy leJOS de ~ompararse con las no tab les singladuras del siglo pre ced ente , la doble expedición Vea-Inart,; fue la mas Imp or ta nte de la época tanto por los me dios d e que d ispuso , cua nto p or la penetraci ón ~ustral ~eal~da . circunsta ncia q ue pe rmi tió o bte ne r el mejor co noc im iento so b re la intrincada geograha e rchípíel áqica de la Magalla nia occidental , co mo se co mprueba p or lo s mapa s e laborados y que acom~anaron al mforme elevado posteriorme nte a l virrey del Perú a cerca d e los resultados d e la empresa ma rítima . '. . Los viajes re~lizados a MagalJa nes en lo qu e iba co rrido d el siglo habían te nid o, tod os, motivaciones bien defi~ldas, bien fuera por ca usas de reco noc im iento geográ fico, políticas o m er cantil es, pero durante las dos d écad as finales se registraría n nu eva s y ocasiona les incu rsion es m arítim a s ahor a d e distin to sesgo. po r cua nto fuero n e nte ra mente cas ua les , siendo casi una circunstancia co m ú n e l qu e

86


1 )1 ~" A R R O LLO I) I ;L CO N OC I M II N I O C ¡ EOG RA I 'l C

73'

<%",,:. (

JI ))

~ ~=~~,

",

o

D U RANIl,. ELS IG LO XVII

'"

\..\

= «0

"\

\.

~

:~g :k MAGAL~A.NIA: Exploraciones y

",*,~~.

descubnrYllentos fines siglo XVI fmes siglo XVII

~~. ' "

'. 51' 51'

Na veg a CIone s

r

Juan Gafe/a Tao, 1620, Me/chof Vene g8s y O'(OS mIsioneros ca

J620-30 Ol e go d e Vera, 1679 Ror1f1go Navarro, 1641

Jeróm mo MontemaYOf. '6*60 Juan Ve/al quez ca 1662·67 Barto/amé O/al GII/ ltudo. 16 74 Ant on io d e Vea. 1675

".

o ~;a~e:~i/;t:~~~~~O~','~~~~lIflO para los nave98n,es

® ~:';: ff:59~1J'/

o

;e~~ toBa~:

~;,~'~~:s~: las naves P"alas

\.

y corS/JflOS I, ecuenum

e l ES/fecho haclIJ 168(}90 D em'/fclón

\

\.

~~~~zs~~:'otlJ de

'"

~

aUS'fa/(;;..··~- ....

?

".

71'

recalasen más por razón de alguna eme rge ncia o necesidad de reparo que por interés en el conocimiento de la región .

Prota gonistas principales de estas navega cion es en gene ral intrascendentes para el conocimient o geográfico fueron los filibusteros Ybucan eros du rante sus viajes de retomo de las costas ~7


C A RTCXJ R,\ FIA l\ I A GA I .l ....\ NIC A

--_---=..::..:~----------

I"q' ."

-

r

75 Parte austral de América del Sur. John Senex , ¿¡ 719? M.o.PoTttA L'61TTUTO G EOGFWlCO r-.ta..rrAR, SANTlAGO

centroamericanas en donde habían estado predando sobre los establecimientos españoles y abordando naves que hacían el preciado tráfico de oro y plata desde el Perú a Panamá; y. del mismo modo. la actividad de algunos contrabandistas. en este caso en viajes de ida y retomo. Así se tienen noticias del paso de filibusteros como los ingleses William Dampier. Edward Davis. Ambrose Cowley y John Eaton entre otros varios que navegaron . aparentemente. por las costas exteriores de Magallanes utilizando los pasos del Cabo de Hornos y del estrecho de Le Maire . Lasexce¡xiones en este tráfico intrascendente corrieron por cuenta de Bartolomé Sharp, quien en 1682 de regreso de sus correrías por la costa norte de Chile y sur del Perú . intentó penetrar por el estrecho de Magallanes. infructuosamente. deambular durante el cual recaló en una isla que llamó Duque de York . contigua por el sur a la isla Madre de Dios. donde efectuó algunos levantamientos geográficos limitados que no dejarían de tener resonancia entre los españoles, de los que derivaría sin embargo una profusa cartografía manuscrita. según habrá de verse . También la de su compatriota John Strong, contrabandista. que en 1689 cruzó por el estrecho de Magallanes en demanda de las costas del Pacifico.paso que se recordaría para la historia de las ciencias naturales de la región pues en su transcurso el cirujano de su nave Wellfare. George Handisyd. efectuó recolecciones sobre las que se fundaría el estudio botánico de la flora austral. Más interesante aún. por sus consecuencias ulteriores. fue ro n las andanzas de dos filibusteros franceses , unos tales Masse rtie y de la Ma rre , que utilizaron el estrecho de Magalla nes co mo vía de ingreso al y de retorno del Pacífico. Pues bien. en 169 4 al pasar de regreso uno de lo s barcos su frió un siniestro que los forzó a detenerse en puerto Ga llant (Fortesc ue) por espacio de o nce meses. tiem po que demoraron en la construcción de una embarcación con los restos de la nave da ñad a , en un im p ro visado astillero del lugar. Allí. en pa rticular, J oh a n de la Gui lba udie re, co ntra maestre, consigu ió hacer relación con los indígenas ca noeros de la co marca, los kaw éska r, y en ten de rse de a lgún mod o con ellos formándose así una idea sob re las distintas pa rcialidades de aborígenes qu e habitab an esa pa rte del te rrito rio Insular e inclusive consiguió participar en a lgunas de sus incursion es po r ag uas interiores, info rmándo se sobre las características geográficas del co mplejo e ntorno, especialme nte so bre los distinto s ca na les qu e

88


\

~

f

.\ \

Il

L

\)

t

O

I(

I

:-.;

IJ

1)

p.

-,.. -'---~ _

76 . Port ie la plus meridional e de I'A menq ue. o u se rrooue Le Chi/¡. Fbroguay el fes Terres

detroits de Magellon et de Le Mc ire, Nicolás de FeT. 1720 FOI'OJ J05ET0R:I8K)

1'0

~fagetlamques •

8la.x:1rtCA

auec les

iomeux N11A(,

accedían al Pacífico. no ticias q ue recogería y vertiría posteriormente en un par de curiosos y singulares map as man uscritos que lle vó consigo de regreso a Francia. conjuntamente con una relación pormenorizada sobre las inciden cias del viaje y de la prolon gada e inédita estadía en el territorio Una vez allí. el arribo de los filibusteros no debió pasar inadvertido. puesto que pronto Massertie y Gui lbaudiere cons iguieron trabar relación con algunos altos oficiales de la marina real. y con comercian tes y armadores. a los cua les enteraron sobre sus aventureras travesías. pon iend o a su disposició n sus esc ritos. derroteros y ma pas. y acabaron por interesarlos en la noved osa empresa de una acción marítima gala de cierta envergadura sobre las costas de Chile meridional. El encue ntro se dio en circunstancias por demás favorables pues por la época el reino de Fran cia manifestab a un interés creciente por su expansión mercantil y marítima. en part icular sobre los territorios de l Nuevo Mundo. cuya inspiración se había debido en gran medida aJean Baptiste Colbert , el hábil min istro de Luis XlV. De hech o. tal interés se había expresado años antes. cuando se otorgó a la Com pa ñía de las Indias Orientales . creada en 1664 . el privilegio real para ejercer el comercio. entre o tros luga res. desde el estrecho de Maga llanes y el de Le Ma ire en todos los mares del sur. Con secuencia directa de aquella relación fue la determinación ad optada por Je an Baptiste de Genn es. qui en orga nizó una exped ición integrada por seis navíos de la armada real. cuyo objeto era el de pred ar sobre las po blacio nes de la s costas de Chile y Perú . Zarpada la expe dición desde el pue rto de La Rochela el3 de junio de 1695. sólo tresde los barcos qu e la form aba n lograron llegar a la boca o riental del estrecho de Magallanes. cuya penetración iniciaron el 11 de febrero de 1696 . para arriba r a puerto Ga llant días después. Desde allí Genn es intent ó una y otra vez proseguir la travesía hacia el oeste. pero los elemen tos naturales francamente adv ersos lo impidieron . Al fin. contrariado tras casi dos meses de va nos intentos. decidió saliral Atlántico y luego regresar a Europa . frustrán dose po r completo los prop ósitos de lucro que habían dado origen a la empresa. Retornado el señor de Genn es a Francia en abril de 1697. se encontró con que el interés

89


C A R IDGR A F1,\ :-..tt\ ("jAI ~LA

--------

le A

-----

tas ch 'llenas lelos de amenguar se mantenia vigente. pero las circunstancias de la por Ias remo tas cos . " ' d R ' k liti in t macional eran distintas a las de dos años antes, Aho ra . despues del tratado e YSWIC po I ica Ine l ' iti d bi (169 l. los reinos de España y de Francia se encontraban en paz y cua qu rer empresa man una e la llevar objetivos puramente mercantiles, En este contexto surgió la Compañía del Ma r de l Sur fundada por Jean Jourdan. comerciante de París, y por oel Danycan. armador de Saint Ma lo. en cuya gestación debe verse la inspiración del antiguo filibustero Guilbaud íere, y que pasó a llevar el apelativo de Real luego que LUIS XN le otorgara el correspondiente privilegio de comercio. , " . ., Los planes de la misma contemplaban en pnmer terrmno una expedici ón a Magalla nes para establecer allí una factoría y población. Pud o de ese modo adquirirse e iniciarse el aprest~ de u~a flota de siete navíos. que habría de tripularse con 6 9 hombres de mar. pero en la que ademas debla embarcarse una fuerza militar considerable y algunos artesanos y colonos destinados a poblar la colonia que se planeaba fundar en las costas del estrecho de Ma ga lla nes. con lo que el total subía largo del JTlillar de personas. Era. por cierto. un proyecto ambicioso en su e nvergadura y objetivos, cuya ,responsa b Ilid ad se ofreció al fracasado señor de Gennes, quien habría de contar con la colaboraclan de otros dos gentilhombres. el señor Jacques de Bea uches ne Gouin y el señor de Te rville . La pla na mayor de la expedición incluía entre otros a los ingenieros Dup lessis y De Labat y además a los a ntiguos filibuste ros de la Marre y de la Guilbaudíe re, aquél co mo segundo en el co ma ndo d e una de las na ves y éste co mo asistente del capitán general de la expedición , a ma nera de guías. dada su anterior ex pe riencia magallá nica. Sin embargo del pro misorio co mienzo. pront o faltó e l capital suficiente para co m p leta r el abastecimiento de los bar cos y para pa ga r la gente d estin ad a a tripularl os. No pud iéndose co nse gu irlo a tiempo ni en monto suficiente. los directo res de la co mpañía d etermina ron ve nder tres naves par a satisfacer adecuadamente el equipamiento de las restantes. Esta circuns ta ncia . de difícil tra nsc urso. y otros asuntos enojosos en el manejo de la situación. llevaron a Ge nnes a pr ese nta r su renuncia al comando expedicionario. responsabilidad que pasó a encomendarse a Bea uc hes ne. La realidad financiera atemperó el entusiasmo y a fectó los objetivos de la empresa. que se redujeron a aspectos menos sustanciales. fundame nta lmente a la exploración d e partes de la costa fretana . teniendo en vista el posible establecimiento de factorías. y al conocimien to de los rec ursos del país . Al fin todo estuvo a punto y el 17 de diciembre de 169 8 la flo tilla de Bea uchesn e se hacia a la vela . Con escasa suerte inicial. pues dos de las naves no pudieron continuar el viaje, Así continuaron únicamente el Phélypeaux. nave capitana. y el Comte de Maurepos. Al cabo de una prolongada navegación de siete meses las naves arribaron a la entrada o riental del estrecho de Maga lla nes. ingresando al mismo el 24 de junio de 169 9 . Luego de una travesía que no resultó fácil por la contrariedad climática los barcos fondearon al cabo de doce días en la bahia de San J uan de la Posesió n . En este lugar se inició el reconocimiento hidro y biogeográfico del territorio e n con sid eració n a los propósitos previstos . tarea en la que se distinguieron los ingenieros Duplessis y De Labat. Pro siguiendo después hacia el oeste. doblando el vértice fretano que es el cabo Froward, los franceses fueron a dar a pue rto Galla nt, la rada interior de Fort escu e . el antiguo refugio de Ma sse rtie , de la Marre y Guilbaudiere. Un corto trecho avante y en med io del Estrech o está situada u na isla de regul~ t~año. la que Bea uchesne nombró Lu is el G ra nde y e n la q ue d esembar có e n un pue rto q ue lIa~o o.el!ln. para tomar poses ió n de ella e l 7 de se tiembre, co ns ide rá ndol a por sus ca rac terís ticas y ubicaci ónel luga r a pro piado para fundar el futu ro esta blecimiento d e la Real Compañía del Mar d el S u r. . Aprem iados para continua r la travesía e n a tención a las co nd iciones rigu rosa s d el invie rno y la pnmavera australes, cuyas co nsec ue ncias se ad vertian tant o e n las penurias qu e debí an sufrir los tripulant~ como e n las d ificultades qu e e nfrenta ba n las na ves para avanzar, los fran ceses d ebi eron ag uarda r todavía cuatr o meses antes de lograr desembocar en el Pacifico, lo qu e recién con siguier on e l 2 1 d e enero de 1700. Aprovechar on la forzada permanencia para realizar una d etenida ex ploració n del á rea CIrcunveCIna: tanto por ellado patagónico como por e lfueguino. que permiti ó a los exped iciona rios obtene r un C()noclmlento preliminar satisfactori o sobre la hidr ografía co rna rca na , e n especi a l de pu erto s y pa sos rnantim os qu e fueron bautizados co n den ominacion es galas , qu e sin e mba rgo no habrían d e perdurar a l

90


77. Corte reduite de l'E.uremité de I'A me riq ue Merid io nole dans la portie du Sud, Amedée Frezier, 1732

AM ..poíYSTRAITS

oí MAGELL.AN &:. "

DEL SEA

I

J l1,

F LG ~

_lfiúJ '[/ ~ 'Wlr1J" UZft

78. A Map 01 ve Sncus 01 Magd/an &0.. H ermen Moll. 1733

91


C A RT CXJRA I =1 A l\ 1i\GALlJ\

79 IMa pa de la Patogonla y Tierra del Fuegol. J .B

D"Anvllle. 1748

92

IC A


___

1 ~ '<;¡\ R RnI L~NOC I M II NI O G I DG R¡\H CO I )

R A NI1; EL S IG I .o X VII

- - - -- --- - - - -

80. A Chort 01 the ext reme part oi South Americo. Ernmanuel Bowen. 1750.

man ten erse en reserva parte de las cartas náut icas levant ad as durante el viaje. Fue esta una bra va expe riencia de na vegació n y permanencia que habría de con lar pa ra los plan es futuros de la compañía. si de verdad se qu ería perseverar en los objetivos iniciales. Con me nos problemas náu ticos a med ida que bajaban en latitud . aunque con algunas incidencias de carácter político e n el pu ert o de Valdivia . las na ves de Beauchesne siguiero n la costa de Chilepropio y alcanzaron las del Perú. do nd e finalme nte pu diero n realizarse transacci on es mercan tiles sa tisfactorias. aunque siernpre e n medi o de d ificultades de distinto gra do debido al rechazo de las autoridades hispanas. al cabo de las cua les se disp uso el retomo a Europa . Este se hizo por la vía del cabo de Hornos. pues se erró la entrada occidental del Estrecho. arribá ndos e al puerto de partida a com ienzos de agosto de 1701 . Al apreciar los resu ltados de esta expedición, quedan de manifiesto dos hechos significativos : un o de ca rácter náutico y otro económico. Aq uel co nstituyó la primera travesía de naves francesas por el estrecho de Maga lla nes. efectuada bajo co ndiciones severísimas de clima y en una estación nada propicia: asimismo la ulterio r navegación a lo largo de Chile y Perú. nunca antes realizada por un ba rco baj o bandera ga la. En lo eco nó mico, el fruto no fue escas o. como que las transacciones mercantiles rindieron una elevada suma par a la época. que resu ltó suficiente para cubrir el crecido costo que habla tenido la empresa expe dicionaria. Pero ad emás con ello se había conseguido descubrir un mercado ciertamente promet edor para las manufactura s fran cesas. lo q ue perm itía traer de retorn o metales preciosos. con lo qu e se alentó la s es pe ra nzas de cua ntos propugnaban el comercio libre en la Francia del esplendor borb óni co, alentan do de ese mod o la rea lización de nuevas exped icio nes hacia elsud occidente amer icano durante el siguiente cua rto de siglo. De los correspo nd ientes viajes quedaría al fin como fruto una abundante ca rtog ra fía de la Regió n Magallá nica . como habr á de verse más ad elant e.

93


\ \11 Hllll I I

Corte Reduite de la portie la plus meridionafe de l 'Amerique , Rigobert

Bonne . ¿1753?

La cartografía originada durante el siglo S i hay algo que distingue al siglo XVIIen la materia de q ue se trata, es precisamente la gran actividad desarrollada por los talleres de los Pa íses Bajos durante esta centuria en lo tocante a la producción y edición de mapas del mundo. De hecho. desde el siglo anterior la zona no roccidental de Europa comprendida entre Norrnandía y Flandes había concentrado gran parte de esta act ividad en centros como Dieppe , Amberes y Amsterdam: pero con el advenimie nto del siglo XVII y la ev iden te prosperidad mercantil de la eme rgente repúbl ica de los Estados Gen erales de Holanda, qu e parecía cubrir todas las áreas de la manifestación artística e ind ustrial, se fue ha ciendo nota r la prepo nderancia de los maestros . artistas y comerciantes de esta última ciudad hasta hacer de ella el centro pr incipal de la actividad cartográfica impresa . La primera mitad del siglo en particular fue el tiempo dorado de prest igiosas casas grabadoras e impresoras tales como las de las familias Ho ndius, Janssonius y B1aeu, y, por ende , para la producción cartográfica de los Países Bajos que señoreó el mercado europeo de la especialidad . La primera de las familias nombradas debe ser tenida como la heredera mercantil de la prestigiosa familia Mercator y fue fundada por Joost van Ho ndt , co nocido generalmente bajo la forma lannizeda Jodocus Hondius (1563- 1612): fue continuado por su hijo Hendrik o Henricus (1597-165 1) Y por su yemo Jan Janszoon más conocido como Jan Janssonius (hacia 1588 -1661 l, qu ien acrecentó aún más su prestigio. Estefue sucedido a su muerte, aunque con menos éxito, por sus yernos Johan Waesberger y EJizée Weyerstraet, quienes acabaron vendiendo la mayo r parte de las placas grabadas qu e co nforma ban el acervo de la casa a editores ingleses. La segunda fa milia fue fund ad a por Willem J an szoon Blaeu (1571-1638), qu ien adquirió los de rechos de edición del a fama do ca rtógra fo Ortelius: en la ac tividad colaboraron sus hijos Jan (1596- 1673) y Corne lis (hac ia 161O-164 8 l. Los Blaeu llegaron a ser los má s calificados produc tores del siglo en el ramo, ha biendo sido des ignado Wille m en 1633 fabrica nte oficial de mapas de la poderosa Compañía de las Indias Or ienta les.

94


LA CA lnOGRA I ~A ORIGI N ADA D URA N"Il , ELS IGLO XVII

"

~--

Uv

x¡.r XX JI

XXIJJ

82 . Corto Espherico del Remate de 10América M eridional, autor español desconocido. 1764

Otros prod uctores contemporáneos conn otad os fueron los talleres creados por Jacob Floris van Lan gren y ma ntenidos por su hijo Amold Floris (15 0-1644). por Pieter Plancius y Pieter van der Keer o Keere (157 1-hacia 1646 ). ya nombrados antes. por C1aes Janszoon Víscher(15 7-1637)Ypor Corn elis Dan ckaerts (1603- 1656 ). Durante la segunda mitad de la centuria se hicieron notar además de los sucesores de B1aeu y Janssonius. Frederik de Witt (16 16-169 ). Gerardo Valk (1650- 1726) y Pieter Schenk (1660- 17 1 ). entre otros. Así en tonces. no es de extrañar que en lo que se refiere a la cartografía de la Región Magallán ica los map as de tal procedencia predominaran sobre los de otro origen. En efecto. de acuerdo con el ma terial doc umen tal registrado. de las cartas relacionadas con este sujeto del conocimiento aproximadamente dos tercios de lo editado fue ho landés . lo que de suyo revela la importancia que en la correspond ient e produ cción se dio a la tierra austral de América . Contribuyó directa mente a ello la presencia bátava en los mares meridionales y la informaci ón geog ráfica que pudo obtenerse de ella y que por cierto no fue menor. según se ha visto. lo cua l permiti ó ac tua lizar y mejo rar la oferta de mapas sobre esta part e del mundo. De tal modo el acucioso trabajo de Jan Outgh ersz. debidamente revisado. sirvió de ba se para la elaboración de nuevos mapas -de hecho los primeros propia mente exclusivos de la Region Maga llánica que se pusieron en circulación- . que entregaron una image n geográfica más acabada y aproximada a la realidad natural. notoriamente más moderna si cabe en comparación con piezas precedentem ente co noc idas . Así el a famado fabricante y ed itor de mapas Jod ocus Hondius publicaba entre 1606 y 1607 tres interesant es mapas. uno bajo el nombre de Fretum Magallan i o Magellanicwn Yotrosdos bajo la denominación co mún de Exquisita & Magno aliquot mentium periculo lustrata et iam retecta Freti Magellanici Facies. todos evide nteme nte inspirados en las cartas elaboradas por el píloto de la nave La Fe. Lo nota ble del caso es qu e la imagen qu e se entregaba del estrecho de Magallanes era de una notable ap roximación en rumb os a la real. qu e recorda ba la ade lantada en 158 por Cavendish. en una versión de admirab le perfección para su tiemp o y qu e ma rca un hito en la historia cartográfica magallánica. en el caso del estrec ho de Magallan es su acciden te caracterizador. En ella. estand o todos los elem~ntos Constitutivos de las piezas conocidas de Ou tghersz. se los mejora y rectificaen sus rumbos geograficos

95


A RTOGRA F1/\ !\ tA G ALI..A N ICA

Cortedu DetroiC de Mogellon ouec les RoUles de Lo Boudeuse el de LEtoile. Lou is A. de Bougainville , 1766.

acercándolos notoriamente a los cursos reales . El trazado guarda gran semejanza en los accidentes y formas fisiográficosdefinitorios conocidos para la costa norte o patagónica del Estrecho. no así para la opuesta o fueguina. donde se aprecian gruesos errores de diseño y omisiones especialmente en el sector centro-oriental. Esta circunstancia se explica por el hec ho de qu e las navega cion es se había n hecho y se hacían apegadas al litoral septentrional. con un conocimiento muy inferior para el opuesto. que así tardará un par de siglosen mejorarse y trazarse adecuadamente por consecuencia. Esta imagen será repetida en los mapas posteriores de Joris va n Spilbergen. fruto a su vez de nuevos reconocimientos . y de Pierre Bert, y aun perfeccionada en notorio grado en las cartas de Keere.FretiMagellanid oc novi freti vulgo Le Maire exactissima delineatio (1628 ). en las cartas homónimas deJodocus Hondius (1630y 1635)y de Janssonius y Blaeu (1630 )y en las celebérrimas piezas de ambos maestros tituladas Tabula Magellanica qua Tierrae del Fuego cum celeberrimis fretis a F. Mage llano et /. Le Maire deteetis exactissima et accurantissima descriptio exhibetur aparecidas entre 163 5 y 1652. ver daderamente insuperables para su época y que señalan cuán adelantado estaba el conocimiento del paso magallánico por los navegantes y cosmógrafos holandeses. La fecundidad productiva de los editores de esa nacionalidad se encargaría de dar la máxima difusión a estos mapas en sucesivas ed iciones. al punto que los mismos llegarían a ser los más conocidos y característicos de la Región Magallá nica a lo largo del tiempo. destacando de tal manera la capacidad holandesa de la época tanto en la calidad informativa. como en la maestría de ejecución y ornamentación de las distintas piezas (Mapas 38 a 42 ). Igualmente notable es el hecho de que este conocimiento refleja cabalmente (mapas de Hond ius. Blaeu y Janssonius de 1630-1631) la acertada noción del archip iélago sudoccidental fueguino en una manera tal de detalle que no será superada ni repetida en dos siglos por otros cartógrafos. Con ello la producción de que se trata marca el punto álgido del progreso alcanzado en la elaboración de mapas del estrecho de Magallanes. aspecto que igualmente no conocerá superación por larguísimo tiempo. En lo que se refiere a la imagen de bulto de la Región Magallá nica . esto es . a la que da cuenta de la idea que se poseía sob re el contorno litoral ex terior o periferia magallán ica , esta vino a quedar de terminada para entonces por el acon tecimiento de l hallazgo de l cabo de Hornos y subsiguiente noción de la insularidad fueguina al cabo de los viajes de Schouten (16 16) y de los hermanos Nodal (161 19). Lo singular del caso es que este hecho daría origen a diversas tenden cias interpretativas

96


LA

A R IOG RAAA O R IG INADA DURA!'nl;EI . S IGLO X V II

que har ía n escuela en la producción cartográfica del siglo y aun más allá del mismo. hasta tanto que nuevos descubrimientos Yexploraciones contribuyeran a aclarar a lgunos erróneos conceptos o ap reciacione s geográficos. de modo par ticular en lo que se refiere al remat e meridional del contin ente y a su verdade ra situació n en lo tocante a sus precisas coorde nadas geográ ficas. Así. e l primer mapa que registró el reciente hallazgo del paso al sur del cabo de Hoom o de Hornos. que fuera pub licado hacia 1619 (Descripción del nue vo pasaje hacia el sur del estrecho de Mogollones , descubierto y pa sado el año 1616 por Guillermo Sch outen de H oo m ) y cuya autoría debe ser atribu ida a este cap itán , comprende desde el grado 5 10 al 60 0 de latitud sur y presenta a la Tierra de l Fuego como una 'v masa compacta. con costas par ejas y sin accidentes notables. salvo dos exage radas prolongaciones . una ha cia el este en forma de península qu e se denom ina Maurít jus de Nassau, y otra hacia el sur rema tando en el cabo de Hoorn, corrido en general tres grad os ha cia el occide nte y otros dos hacia el meridión originando de tal forma un aguzado remate continental> . Este exagerado trazado sería seguido po r otros autores holandeses. fran- 84 . A Chart 01 the S outhern Part 01 Soulh Arnerico with the !rack 01 the Cenrurion. etc . J. Gíbson . 1767 ceses e ingleses . y de tal mod o, co n ligeras atenuaciones haría escue la prolon gada por más de un siglo. hast a qu e un descub rimiento posterior permitiera fijarla exacta posición delcabo terminal de América y. por co nsecue ncia, la corrección correspondiente en los mapas (Mapa 33 ). La segunda versión qu e interesa surge con el mapa elaborado por el cosmógrafo y piloto español Diego Ramírez de Arellano. Quarteron cillo fabricado del reconocimiento que de los estrechos de Mogollones se hizo por orde n de Su Majestad y Ju nta de Guerra de Indias (16 19), en que se muestra una Tierra del Fuego (que curiosa mente se redenomina Isla de Xativa ). igualmente compacta. elongada y enangostada exage rada me nte hacia el sudeste, asumiendo una forma «esca rpinada », con una costa sudoccidental que corre con ligera curvatura desde el cabo Pilar al de Homos. Esta versión que puede denom inarse hispana fue recogida a lo largo del siglo por autores portugueses como Pedro Teixeira (162 1) yJoao Teixeira (1626 ). por Antonio de Vea (167 6) y por el a nónimo español de 1690. entre otros (Mapa 32) . La tercera versión interpretativa es el mapa referido al hallazgodel cabo de Hornos. en qu e se a tribuye el descubrimiento a Jacques Le Maire. Carta del Estrecho descubierto y pasado por Jaq. Le Maire más allá de l Estrecho de Mogollones , y qu e apareció contemporánea mente con el mapa en que este hecho geográfico se atribuye a Wille m Schout en (Mapa 34). Como éste, muestra una Tierra del Fuego compacta, con costas par eja s orientadas ha cia el sureste en una posición relativamente intenne 25 Las coo rde nadas aproxima das reales del cabo de H ornos son 55° 58 ' de latitud sur y 6 -,0 1 ' de longitud oeste.

97


CA RTOG RA F1,\ lI.l,\GALLAN IC ,'

85. Mapa Monümo del Estrecho de Mogollones. Juan de la Cruz Cano y Olmedilla. 1769 . FONDO

JoseTORJ 81OMm lNA. B1BUOTECA N ACiONAl . S ANTIAGO.

dia entre las dos versiones ante riores. vale decir. con trazados menos exage rados para el cabo de Hornos, que igualmente figura desplazado hacia el suroeste, y para la pen ínsula terminal sudorienta l (Tierra de Mauricio de Nassau) . Esta versión fue iniciada con el mapa de Antoni o Moren o (16 18) y seg u ida por e l de Pedro de Letre. confeccionada contemporáneamente, y por el mapa atribuido a Ja n de Witte (Juan Blanco) (1619) . Tanto la primera como la tercera versiones parecen haberse inspirado en la car ta elaborada probablemente durante el transcurso del viaje descubridor del cabo de Horn os, esto es , en el ma pa de autor desconocido de 1616 Kaartie van Zuid -A meri ka, de S traat van Magellaan . S traa! Le Ma ire, de Westkust van Zuid-Amerika tot aan Ba/divia. en que aparece traza da una derivación litoral oriental de la Tierra del Fuego apreciablemente correcta y una costa occide ntal-sudoccide nta l en blanco, hecho expre sivo de la gran distancia a la que pasaron de la misma los ho landeses, circunsta ncia qu e les imp idió formarse una idea acerca de la conformación y rumbo litorales. Por ello deb ió recurr irse ulterior men te a la información complementaria obtenida po r los hermanos Noda l para comp letar siquie ra aprox imadamente el perímetro litoral fueguino . Hay que co nsiderar todavía una cuarta versión , qu e es la qu e se ap recia en e l traza do costero fueguino de los mapas de Hon dius, Blaeu y Ja nssonius ed itados entre 1630 y 1635 , todos de igual nombre : Freti Magellanici ac no vifreti vulgo Le Maire exact issima delineatio y que , sensibleme nte, no fue seguida posteriormente en otros map as de estos últimos au tores . Pu es bien, en lo que interesa . la costa fueguina asume una razonable declinación hacia el sudes te qu e se correspo nde aproxima da me nte con el verdadero rumbo geográfico r:Ie la costa exterior de l archipiélago fueguin o, a de más de mos tra r el detalle de la gran bahía Nassa u explorada por el almiran te I.:Herm ite y señalar sus carac terísticas má s salientes pero todavía insuficienteme nte determinadas. Esta represe ntació n, qu e es la más ajustada y cabal pa ra el conoc imiento obten ido hasta en to nces, no hizo escue la sin emba rgo a\ no ser seguida por otros autores y deberá pasa r de tal modo un tiempo prolon gad o an tes de vo lver a ten erse una repr esen-

98


LA CA IUCX, RA FlA O R IG IN A D A IJ U RA

11,E L S IG LO XV II

-D R TJ f. OI 7 ' :n~: .AfAfl.F.Lf.-AK

';'"'JI" ¿ t:,. b u..,- '7 ~~

1,

"'7"'- :ft/~. _, I- .A :r I .. A

J .

86 Detroil de Mogellon, Dom Pernetty, 1770.

tación cartográfica más ajustada a la realidad na tural. Viene al caso me ncionar aquí una pieza curiosa de la cartografía holandesa de la época como es el mapa del Pacífico de Hessel Gerritsz (1622). que en la Tierra del Fuego muestra de una ma nera que no deja lugar a dudas un canal que la corta en su sector sudoriental uniendo el Atlántico con el Pa cifico sur. Esta repres entación tan clara y precisa co nduce a preguntarse nuevamente si el ca nal intero ceá nico que dos siglos después sería de scubierto por los ingleses y nombrado Beagle. pudo ser avistado previamente por otros navegantes (Mapa 3 7). En tal posibilidad la cuestión qu e surge es po r qué el hecho . de haber sido efectivo. no tuvo más reconocimiento cartográfico ya que no podr ía atribuirse a la mera imaginación del cartógrafo una me nción geográfica tan precisa . cuest ión para la qu e no hallam os cierta mente una respuesta satisfactoria . Esta interesante pieza se guarda en el Departam ent o de Cartas y Planos de la Biblioteca Nacional de Pa rís. En donde la repr esentación cartográfica no fue ni con mucho la más acertad a sino por el contrario harto deficiente , fue en el sector archipielágico situado al norocciden te del Estrecho. teatro de las memorables andanzas exploratorias de Ladrillero, Cortés Ojea y Sarmiento. Allí. por diferentes razones, habí a resultado difícil. sino imposible, hacer un trazad o siquiera apr oximado a l bulto del gran archipiélago que se extiende entre el golfo de Penas y el estrecho de Magallanes. De allíque , en reemplazo de la infonnación fidedigna qu e pennanecia oculta o se hallaba perdida , la libertad imaginativa de los cartógrafos ha cia lo suyo y se veía en distintos mapas las interpr eta cion es mas an tojadizas. tal como suced ió con la figu ració n de la isla Madre de Dios y de su entorno nororiental y orien tal conformad os respectiva mente por el estrecho Trinidad y por el canal Conc epción que confluyen hacia el noreste en una penetra ción angular hacia el interior por los 50 ° 10' sur, dejando a aqu ella tierra insular hac ia el oeste. Así, sólo aquella isla era comúnmente identificada, y junt o a ella o mejor anteponié ndose a la misma hacia el océano se mostraba una miríada de pequeñas islas cuyo descubrimiento se atribuía a Pedro

99


Sarmiento. Una y otras llenaban el espacio litoral a ngu lar qu e se mo stra ba entre lo s 49 ° y los 53 ° denominado Ancón Sin Salida. tal y como se observa en el mapa Tabu la Geogr aphi ca Regni Chile y sus variantes del padre Alonso de Ovalle (1646). primera carta general del territor io genuinamente chilena. que muestra la vastedad del Reino de Chile según el entendimiento de la época. en una visión deformada por el ensanche desproporcionado terminal del continente. la escasa prolijidad del trazad o fretano y lo deformado de la TIerra del Fuego. lo que no obstó para que el mismo sirviera de modelo a autores com o Nicolás Sanson d 'Abbeville, entre varios otros de aquel tíernpo> (Mapa 43 ). Pero no todos los mapas llenaban aquel espacio cos tero de la forma vista . En algunas piezas del siglo. como el mapa citado de Pedro Teixeira (162 1). en la carta manuscrita de Antonio d e Vea. de 1676 . y en los mapas anónimos españoles de circo 1660-65 y el de 1690 ya mencionado. y qu e evidentemente están inspirados en el primero. se muestra una gran abra en la costa que configura una estrechura continental hacia los 5 10 sur y que se halla cerrada hacia el oeste por una cadena de pequeñas islas que dejan un vasto espacio vacío hacia el interior . circunstancia que expresa cabalmente el desconocimiento del cartógrafo respecto de la realidad física del gran archipiélago pa tagónico. por falta de información fidedigna y esta a su vez por el ocultamiento de noticias precedentes y por la discontinuidad de las exploraciones. Contribuía a este desconocimiento la creencia común de ser -co mo lo e ra n entoncesmares de dificil navegación los aledaños al islario magallánico. tal co mo lo p revenía en 1690 un navegan te de experiencia el capitán Fra ncisco de Seixas y Lovera : «los qu e hu vieren de navegar del Ma r del Su r. desde el Estrecho de Mogollones. hasta las del Perú, co n Escuad ra han de solicitar e l aparta rse de ellas, porq ue desd e d ich a Boca Occidenta l del Estrecho, hasta la isla de C hiloé, hay un Archip iélago d e más de 300 islas tendidas a la vista de aquella Costa. con mu chas estrechuras y Pasages, qu e de necesid ad han de alterar las corrientes y tener mu chos baxos ... ,;n. Esta necesaria preven ción expresa clara me nte el 26 Lee fuentes que a su vez inspiraron al padre Ovalle en la ejecución de su afamado mapa fueron las cartas holande sas precedentes conocidas y el desconocido mapa cuya autoria se atribuye a fray G regario de León .

27 DescrIpcIón Geogrophlca y Derro tero de la Región Austral Magallónlca, Madrid. 1690, pág . 68 Lo de stacado es nuestro

100


LA

CA lnO"; RAI ~A OR IG IN A I}A I } U R A N"I E IJ . S IGLO XV II

desconocimien to en que por entonces se estaba respecto del litoral noroccidental de Magallania por obra de la política secretista de la corona española que había hecho des apa recer los informesde Ladrillero y de Sarmiento. y por la falta de nuevas exploraciones satisfactorias . A mayor abundamiento cabe citar por analogía lo que casi un siglo después. en 1772. otro hidrógrafo español escribiría respecto de un sedar más accesible y navegable como era el archipiélago de las Guaitecas : vNo se describe el inmenso Archipiélago de las Guaitecas . compren hendido en este Seno. porque su compuesto es de una multitud de islas de diferente magnitud y seria figurarlo a fantasía y dar erradas sus posidones. Pide un dilatado y prolijo reconocimiento pe . saber de jixo el núme ro de ellas. su figura. Puertos y Canaleso"". De esa manera este distrito archipielágico del territoriomagallánico permanecería incógnito y solamente al cabo de casi un siglo y medio con las exploraciones británicas de la tercera década del sigloXIX comenzaría a revelar los misteríos de su intrincada geografía marítima. Pasada la mitad de la 88. Tierras Patagónicas y Tierra del Fuego, Alexo 8erlinguero. 1771 centuria la actividad editora cartográSEJIVICK> DE C ARTOGRAF1A, M USEO N ",v AL., MAoJuo fica holandesa comenzó a decaer por razó n de div ersas circunsta ncias que no es del caso analizar. originándose una dispersión en el arte y técnica co rrespo ndientes qu e durant e casi un siglo habían reconocido tal preeminencia . A partir de entonces surgiero n nu evos ce ntros de act ividad en Inglaterra y especialmente en París. gracias al apoyo brindado por el Estado fran cés -geó grafos de l Rey- a los talleres y profesionales del ramo . Entre estos pront o destacó Nicolás San s ón. origina rio de Abb eville en Pica rdía (1600- 1667), quien fundaría una verdadera dinastía de ca rtógrafos-editores al estilo de lo acontecido con las familias Blaeu y Janssonius en Hola nda . integrada po r sus hijos Guillaume y Adr ien. po r su sobrino Pierre Duval (1619-1683), sus nietos Pierre Moullard -Sa nso n y Gilles Ro bert de Vaugond y y su bisnieto Robert de Vaugondy. Otros ma estros qu e interesan para la histo ria ca rtográ fica magallánica de este tiempo son A1exis-Hubert laillot (1632 -171 2 ). Nicolás de Fer (1646 -1720) y Guillaume De Li sie (1675- 1726); con ellos. como con los an teriores. la producción de map as impresos se tecnifica . haciéndose además más sobria en su diseño o rnamen tal. el qu e. en gene ral. que da relega do a las guardas marginales y a las cartelas denominadoras de las correspond ientes piezas. La prod ucción inglesa de map as del mundo era todavía escasa durante la segunda mitad del siglo y entre los au tores desta ca n Ma ses Pitt y J oh n Ogilby.par te de cuyos trabajos se realizaro n a base de las planc has de cobre ad quiridas a antigu os maestros holand eses o bien redibujadas FIo_ . . .

~

-~

.-

Ca rta Geographica de la Ysla de Chiloe y su Archipielago de las GtAarteca5. Provincia la más Austrol dessa Amenro. 1772. stn ex presión de autor. Madrid . Museo Naval , Ms SO-A·3 .

101


CA H: l t)G I~A I;I t\ J\l i\CiA LI .i\NIC

<' 11 \ R I ¡.; "

T 111 -\ 1.

...~ t J 11 _ \ ." ti

1:

n 1t'

r.\L"I ~\ , ' D':~'

\

1 • :=; 1:1. ,

" ')fulotr 7." II'I,f'U .1,.., t n (" lu n J <'r n ur.J

l

()

"

"'~"::.';';·'¡::::::'~~~~IN~~~~~· ."" lf D ·..-\ fl. ' i-: U I e \

Chane der Falklands Inse/n. Stock. 1772

de las mismas . mereciendo citarse entre otros mapas la afamada TabulaMagellanica de 1671 . editada por Montanus-Ogilby. inspirada en el modelo homónimo de J an Janssonius . Ta mbié n John Tho rn to n, que redibujóe imprimiólosmapas trazados originalmente po rJohn Narborough durante su VIaje explora tono por el estrecho de Magallanes en 167 0-71. De la vasta obra de Nicolás Sanson una parte estuvo referida a la ca rtografía magallánica. con mapas tales como Le Paraguay. Le Chili. La Terre et les lsles Magellaniques (1656), además con los tres referidos a Chile inspirados en el mapa del padre Ovalle (1657-83), como con sus mapas de América del Sur (1650 y 1679 ) Ysu afamado Destroitde Magellan, Terre et lsles Magellaniques (1657 ), que reconoce la influencia holandesa precedente (Mapa 46) . Se meja nte es el ma pa de su hijo Guillermo , La Terre et les Isles Magellaniques tirée des relations les plus recentes (1668) (Mapa 47 ). Es con aquel autor y sus sucesores que la Regió n Magallánica adquiere personalidad toponímica bajo la denominación genérica de Toerra Magallánica para la macro región continental, excediendo incluso los lindes boreales históricamente aceptados. y de Patagones para la zona próxima al Estrecho, e n ta nto qu e la Tierra del Fuego y su archipiélago fueron por él den o minad as Islas Magallánicas, iniciando un estilo d e denominación que haría escuela y sería seguido por un siglo y me dio por otros ca rtógra fos e uropeos. En la producción cartográfica impresa próxima al fin d el siglo merece men ció n igua lmente el maestro veneciano Vicenzo María Coronelli (165 0 -17 18 ), fundador de la primera academia de geografía. la Sociedad de los Argonautas, autor especializado en globos terráqueos, al que se le conocen tres excelentes mapas de América del Sur (1689) , en los que la Regió n Magallá nica se enc ue ntra bien dibujada siguiendo cercanamen te el mod elo de Nicolás San so n d'Abb eville. Con todo el au ge que tuvo du rante el siglo la producció n d e cartas impr esas, par a la historia cartográfica magallánica el tercio final del siglo XVIIse hace notar por la a bu ndancia de cartas manuscritas aparecidas en su decurso. Los trabajos cartográ ficos ma nuscritos a unq ue en número decrecient e ha bían es tado presentes a lo largo de tod a la centuria. caracterizando espec ialme nte la producción hispan a de los años 20 y 30 y la lusitana de los 30 y 40 , d ond e desta caron maestros como los miembros d e la familia Teixeira , con sus cartas de América del Sur en don de la Magallania a pa rece co n un trazad o basto y poco prolijo, tal vez debido a la esca la menor d e los map as qu e impedí a un mayor de talle, a u nque no puede descartarse la impericia del d ibujante a cargo. 10 2


"1 ¡

.'

".f':.-"

~ a.- ._

90. Sectoraustral del Mapa Geographico de /0 Am érica Meridional, Juan de la Cruz Cano y Olmedilla. 1775. r-tAroTECA

bstmrr o GEOGRAFlCO

~

AA

s.vm...c.o

Pero. se reitera . es du rant e el transcurs o final del siglo que se acumulan las piezas man uscritas qu e interesa n a la Región Magallánica . El ciclo se inicia con los map as que fueron el fruto del viaje exp lora torio de Jo hn Narborough : The land of Patagona . etc. The draught of Magel1an Straits drawe n by Captaín [ohn Na rbrough . anno 16 70 , en board his Maiestis shipp S weepstakes. as [ pased and repased the Straits :A ma p of the Straights of Magel1an drawn by Copr. John Narbrough. who commanded his Majest ies S híp the Sweepstakes through the said straights. and coasted the sho re in boates in anno 16 70 . j or d isco ve ry the reof; y Th e land of Patagon ia The draught of Magel1an St raits. drawn by Captain Jo hn Narb orough , anno 16 70 . Estas tres piezas. de grand es dimensiones. están exclusivamente referidas al estrecho de Magallanes. como lo expresan sus den ominaci on es descriptivas. Conforma n en conjunto un trabajo prolijo y de tallado qu e refleja a su vez la cuidadosa lab or hidrográfica y las observaciones naturali stas y etnog ráficas realizadas durante el viaje . y se hallan ricamente omame ntadas. Sin ser lo mejor qu e podía haberse esperado. los mapas rep resentan un cierto adela nto sobre las ca rtas holandesas del gran ca na l. en especial en lo referido a la costa del sur del Estrecho. aun que . con todo. son toda vía pobres en el d ibujo e insuficientes en informaci ón geográfica e n lo referido al sector nororiental que. según se ve. no fue debida men te relevad o hidrográfi cam ent e. En tod o caso son buenos map as que reflejan ca ba lme nte el trab ajo realizado du rant e la primera exped ición propiamente cientifica que conociera el Estrecho des de su descubrimiento. Estas interesant es piezas se conservan en The British Ubra ry (Sala de Ma pas y Dep artamento de Ma nuscritos) (Ma pa s 48 y 49 ). Basad os e n estos ma pas. John Thort on . Samuel Sm ith y Benjam in Wallford. y con el co ncurso de dibujantes co mo el mismo Thornto n, John Seller. 1. Sturt y otros. publicaron entre 1670 y 1700 versio nes simplificadas del ma pa de Narborough que constituyeron a su tiempo nuevas contribuciones a ma yor esca la co n la repr esen tación del accide nte geográfico caracterizado r de la Región Magallánica . Por otra pa rte . el pa so de filibusteros ingleses como Bartolomé Sharp y Basil Ringrose por las costas a ustrales del co ntine nte dejó una a bunda nte producci ón manuscrita recogida en sendos waggon ers. ela bo rados a su retorn o y co nocidos entre 1682 y 1690. Estos fueron Sh arp's S Ollth Sea IOJ


C A RTOG RA FI

/

--..1

d 91 A Chcrt oI Magelfanio

with

Falkland's ístoods. autor desconocido . 1775 .

Waggoner'''. debido a William Hack y conservado en la Map Room de The British Librar y, Lon dres: Ringrose South Sea Waggoner. William Hack Chartsof Pacific Cocs r, q ue se gua rdan en el Departamen to de Manuscritosde The British Library (Mapa 55): y. finalmente. A Journal Kept by Captn. Bartholomew Sharp of passages in goingoverland lo the So uth S easSpa nish So uth Sea Waggoner. tambié n de William Hack. y que se conserva en el Museo Marítimo de Greenwich . En estas obras manuscritas. bellamente iluminadas. se incluyen una decena de planos del sector costero occidental que a la sazón era el menos conocido de la geografía litora l magallánica . como es el comprendido entre el golfo de Penas y la boca occidental del estrecho de Maga lla nes. Allí recaló BartolornéSharp en 1682. descubriendo la isla que llamó Duke ofYork. circunstancia que originó la cantidad aludida de cartas menores que dan a conocer algunas particularidades de la costa aledaña . Los trazados correspondientes son en general burdos y poco prolijos. como lo son más todavía las cinco piezas referidas al estrecho de Magallanes y a la región entera. en su mayoría dibujadas por William Hack y también. una. por Basil Ringrose. representaciones tomadas probablemente de deficientes mapas españoles precedentes y que expresan un retroceso mani fiesto en la imagen geográfica de la Región Magallánica al concluir el siglo XVII. Igualmente tosco e imperfecto. con mucho de fabulado. es el mapa manuscrito de Magallania elaborado en 1690 por el piloto español Francisco de Seixas y Lovera . para acompañar a su derrotero ya mencionado y. particularmente. para despertar la atención de las autoridades hispanas sobre las incursiones ocasionales y la posible presencia de extranjeros -ingleses- en las costas magallánicas. La carta de que se trata se denomina Mapa de demostración de las tierras y yslas de la Región Ausrral Magallánica y se halla depositada en la Biblioteca del Congreso. Washingto n, incluido en el Atlas de Joao Teixeira de 1630 (Mapa 59). Pero la incursión que resultó de consecuencias para la car tografía magallánica . en especial para la fretana. fue la de los filibusteros franceses, de la que deriva ron las primeras expediciones oficialesfrancesas de Gennes y de Beauchesne-Gouin en las postrimerías del siglo XVII. Fruto de las mismas fue medio centenar de piezas ma nusc ritas referidas tanto al estre cho de Magallanes como a planos particu lares de l mismo que , no obstante las imperfeccion es q ue se 29

Palabra SIgnifIcativa de "Derrotero". que por corrupción deriva del apellido del cosmógrafo holandés Waghenaer. autor de una obra descriptiva sobre viaje s marítimos que tuvo amplia difusión en Inglaterra .

104


_ _ _ _ _ I .A CA R I l X; RA F IA ORI GI N ADA DURA

lE ELS lr, LO X V II

92 . Carla Reducyda del Es-

trecho de Mogollones desde el ca Branco en fa costapatagónico hasel CO de las Vlrgenes , y desde este hasta losde Pilares y Vietona, extre -

ta

mas occi de ntales del Estrecho de Mogollones Jose Díaz Portalij 1789 S ERV1ClO DE CAR'TOGfVJ'tA

MUSEO N,wAl

~

RJO

co nsta tan e n los primeros, deb en se r tenidas e n su co njunto co mo un apo rte notable para el mejor co nocimiento del gran canal. e n particular de su secc ión occiden tal que era hasta entonces la men os estud iada . Esta tarea , básicamente hidrográfica. fue debida como se ha me ncionado antes a los ingenieros De Labat y Duplessis qu e acompañaron a Beauchesne-Gouin dura nte su viaje de 1699. Ella conforma e l apropiad o funda me nto para toda la subsiguiente cartografía impresa qu e se editó durante el curso de las dos primeras décadas del siglo XVIII. Con todas las deficiencias propias de un trazado a veces burdo. son ciertamente interesa ntes las piezas a tribuidas a Johan de la Guilbaudiere, Corte y Plan dll Detroitde Magel/an, elaboradas hacia 169 7, y más todavía los planos del Estrecho confeccionados en 1699 y 1700 por De Labat y Duplessís, presentados en forma completa y parcial izada (Ma pas 60. 61. 62, 63 y 65 a 68 y 70). De los va rios plan o s sectoriales de l occidente fretano ca be men cionar los referidos a Cap QlIad . Baye Jallrdan, Rade nux lsles. Boye Trompellse, Boye Vanol/es, Boye San Fond, Boye St. Martin.Rade Oll Bancs.Boye Chartier, Boye Francoise , AJrt Galant, AJrt Famine, Boye de Cordes. Boye de laNatiuité. Boye Douphine. isle Louis Le Grand, Boye Elizabeth . Rade de laRiuiere dll Massocre,Boye Mon all fbin , Boye St. Fmncois, AJrtPhilippeOlL'( y AJrtHeureux, q ue re prese ntan otras tantas muestras de la acuciosa laboriosidad gala, con una top onim ia q ue sin embargo fue superada por la actividad posterior de otros navegant es.

105


e ..\RrOGRA I:'1 /\

I\ IAG,\ IJ .J\.N ICA

Del modo reseñado el siglo XVII ex hibe al llegar a su término un conocimiento geográficode la Región Magallánica notoriamente acrecentado y depurado. a través de una evo lución productiva de mapas ciertamente variada y rica. a unque no de prog reso lineal. sino co n a ltos y bajos. ava nces y retrocesos. propios de la diferente maestr ía y calidad interpretati va de los cartógrafos y dibu jantes ejecutores. La revisión cartográfica del siglo en lo referido a la Región Maga llá nica debe necesariamente concluir con una nueva mención a lo acontecido con la representación de la Terra Austra lis Incognita como el gran continente austral que campeaba en los mapas d el mundo con los que se abriera la centuria. Elgolpe de gracia al mito. en cuan to a la vinculación fueg uina. v ino a darse en 161 6 y 161 con lasnavegaciones de los holandeses Schouten y LeMaire. y de los españoles Gonza lo y Bartolomé de odal. quienes de manera indubitable demostraron la verdad irrefutable : América concluía en un archipiélago y más allá de él. hacia el sur. sólo se advertía mar abierto. Si por esta parte así había adelantado el conocimiento de la realidad geográfica. no lo había hecho menos del lado opuesto. por el extremo occidental de l Pacifico y del Ind ico. Allí se ha bía n sucedido los descubrimientos de numerosas islas. entre ellas la grande de Nueva Gr inea, gracias a l afán exploratorio de muchos capitanes hispanos y portugueses. entre ellos el infortunado Pedro Fernández de Quiros, incansable buscador de la Austrialia del Espíritu Santo. y también por este lado del mun do los holandeses hicieron su propia determinante ta rea en 164 2 con el culminante periplo de Abel Ta sma n, quien probaría para la ciencia geográfica que la enorme Nueva Holan d ia o Tierra de Van Die me n. hoy Australia . no integraba el supuesto gran conti nente austral. descubrimiento que la técnica cartográfica se demoró en recoger. C a s i co n temporáneamente . en la Reg ió n Magallá nica . otro marino holandés el almirante Hendrik Brouwer. en 164 2 circundó la Tierra de los Estados. avis tada o rigina lmente por sus co mpatriotas Sc houten y Le Maire. de mos trando defini tivamente que por esta pa rte del globo también había relación de continuidad con el mítico conti-

93 . Ca rta Esférica de la porte sur de la América Me rid io nal en la qual se ha colocado el Estrecho de Mogollones . Antonio de Córdoba . 1788. S UMCIO

rx C ARTOGkA1lA.

t-1lN. o N AVAl.., MADRID

106


C A IH O <, R A I-1A OR IG IN ADA D URA N"n, ELS IG LO X V II

nente austral. confirmando de esa man era la opinión de varios navegantes que habían seguido en plan mercantil la ruta abiert a por éstos en 1616, Pero, aunque en retirad a , po r retracción geográfica puesto que cada uno de estos descubrimientos no hab ía hech o más qu e desgajar trozos mayores o menores a su supuesta enormidad, el mito de la Terra Australis tod avía se mant end ría y tardaría un largo siglo y más hasta su completa extinción . Si los hallazgos comentados había n dado un fuerte embate a la persistencia del mito. no deja de ser notabl e cómo -de l lado magallánico al menos- sus sostenedores cartográficos se las ingen iaron para mant enerlo vigente. Desde luego, el descubrimiento del estrecho Le Maire. previo al primer cruce de oriente a occid ente por el mar au stral que perm itió establecer definitivamente la insularidad fueguina, dejó hacia el orient e la nueva Tierra de los Estados a la que se insistióen ver como parte de la Terra Australis, de la qu e entonces aqu ella aparecía ser su extrema prolongación noroccidental. Pero si el hallazgo precedente de Drake había sido puesto en duda y recogido excepcionalme nte por la cartografía no pasó -o no debió pasar-l o mismo con el de los holandeses en cuanto a su inmediato o pront o recon ocimien to por los fabrican tes y ed itores de mapas. máxime luego del viaje circunfueg uino de los herman os Nodal en 16 1 -19. En este respecto la fuerza del mito se manifestó de manera diversa . Así. en la producción holandesa q ue por entonces dom inaba el mercado europeo del género, el nuevo y definitivodescubrimient o del sur de América recog ido por muchos aut ores, fue ignorado por otros que insistieron en reimprimir anti gua s cartas que . como está visto, ya estaban atrasadas en cuanto al adelanto del conocimient o geo grá fico. Tales son los casos de los planisferios de Ortelius, edición de 1624 . y de Petrus Planciu s (O rbis Te rrarum Typu s de integro multis in loeis emmendatisl. en este caso en sus ediciones de 1623 , 163 8 Y1645; Yde los mapas de America Pors de Theodore de Bry. ediciones de 1623 y 1624, Yde van Langren e n sus edicion es correspond ientes a 1619, 1623, 1638 Y1645 . Por lo visto costaba superar

-----=:.::

~t

94 Corte des Derrous de Magellon e r de Le M Olft"

r-t.

de Leborde . 1790 fON

107

. .. . 1

~

,

-=

r

t:

JOS[ TORlBlO r.!f1)FOA BlBt..xm:CA

. """""


,t\ RTOG R .·\ 1-1 A ~ 1 .t\GA U .•ANICA

------

.

I ran tierra austral q ue surgía a l me ridión de l es trecho de Magalla nes. . . I . bl rratico J od ocus Hond ius e n las ed iciones d e su p lani sferio de la fuerza del rruto de a g . d . En cua nto a varia e y e . I s hil os de Drake. prim ero. y d e Schout en y Le Ma ire , esp ues y l'sg Nundum Cognit a -como lo har é toda la ca rtog ra fía oficial 1602 a 1633 vuel.vea cdonlsl~ar °A atr al 11 . 1 d incula a Am érica e a rerra us al la Maga ama a. a esVI. Ia a co ntar d e 1620 -. a ñadiend o en la e xtensísima costa qu e hace co rrer desde espano d G I1 . . I descubiertas en 1570 por el nav egant e Herna n o a ego. segu n aSIse Nueva Gu .mea un rosan.o d e ISas se ña la en el mapa. . bli d h . I t Su hijo Hen ricus. en ca mbio. e n su mapa Polus Anlarcl/c~s pu ica o ac re a cuar a déca da del siglo XVII. junto co n recoger esta última circunsta ncia geogra flca y a l parecer el periplo d b idor de Tasma n. da mu estra s de gran cau tela al reducir y mostrar en form a discont inu ad a el contorno de la Terra Australis Incognita . señal sugere nte de dubi tació n en cua nto ~ su supuesta fue~a. La segunda tende ncia rep resentativa que se ha mencionado a ntes. e n la q ue d ebena inclu irse tambi én a Hen ricus Hondius. esta apro piada me nte repr esent ada por los mapas Univ ersales y de l Pac ífico manuscritos de o atribuidos al maes tro lusitano Joao Teixe ira Ealbe rnas. aparecidos e n 1630 y 163 2 . Yla Corte Uniuerselle H idrographique. manuscrita de 1634 . debida al francés Jean Guerard en los que singu larmente se conserva la vinculación americana con la Ter ra Australis prolo nga?a en la Ti err~ de los Estados como ya se ha me ncionado. d ándosele a lgra n co ntinen te meridion al la vastisima extens ión pnme ra me nte consignada por Ortelius. . . Las referidas serian. sin embargo. de las últimas en recoger con alguna porfia la plenitud del mito. pues la revisión de las cartas posteriores a 1650 demuestra que se ira. abandonando o morigeran do su representación gra fica. en lo q ue debe tenerse como una resp uesta evide nte a lo infructuoso que venia resultando el hallazgo del gran continente austral.

Siglo XVIII Viajes y exploraciones del período

L

presencia de naves mercantes francesas en las aguas australes iniciada a fines del siglo anterior por de Gennes y Beauchesne Gou in se pro longó por el cuarto de siglo siguie nte a 1700 con travesías por lo general irrelevantes pa ra el conocimiento geográfico. excepción hecha de la cumplida por la tartana Sainte Barbre que en 1713 permitió descubrir el canal que hace posible el acceso desde el Pacifico sur al estrecho de Magallanes y que desde entonces lleva su nombre (canal Bárbara), y el hallazgo de la bah ía San Francisco junto al cabo de Horn os en 17 15 . hec ho po r el capitán Joaquin D'Arquistade en el navio homónimo. y que en realidad correspondia al acceso sudoccidental de la bahía assau. hallazgo que a juzgar por la copiosa cartografía derivada alcanzó resonancia en círculo s n áuticos y geográficos . Luego. tras un prolongado lapso apenas interrumpida por e l ocasional paso de la goleta Speedwell en 1742 por el estrecho de Magallanes.llevando a bordo a parte de los náufragos de la fragata Wager siniestrada sobre la isla del mismo nombre en el grupo Guayaneco. y que supera la mita d del siglo XVIII para el que no hay antecedentes sobre nuevas navegaciones por aguas interiores rnagall énicas. el tercio final del periodo habrá de registra r en cuanto se refiere a la reg ión una decena de expediciones de distinta impo rtancia. aunque todas concurrentes a la obtención de un mayor. más completo y profundo conocimiento sobre el territorio. sus recursos y sus habitantes. Fueron los viajes propiamente ciennficos que respondieron a un esfuerzo de potencias navales como Ingla terra . Francia y España para mejorar la información geografica globa l. contándose, co mo se con taba. con mejores barcos e instru mentos científicos para hacer más seguras las navegaciones y más provechosos lo s resultados de las exploraciones . Como cab ía esperarlo. las tie rras del Nuevo Mun do pasaron a co ntarse en tre lo s obje tivos geográficos prioritarios de ese trasce nden te esfuerzo. de man era part icular sus region es más rem otas

)08


V IAJE.'; Y E.X I'L O RACIONES D EL SIG LO XVIII

r.

,-

.

l'

.1

)

~.

~- --

_. -

;-~"7':'_ ~

.. . . .

....._--- - -

==:=.~--=-==.. "-"-_

-r-.

. _~-

..... s;

....-.....-

~§7~~=-~=

.,.:

'".,

u 95 Corta Esférico d e los costos de la Améri ca Meridional desd e el paralelo 36° de latitud sur hasta el Cabo de Hornos. autor español des conocido. 1798

109


e \R I"CXlRAFI ,\

~ 1"-\(1 A LI..I\.

le ,\

. l tri . l meridió n. En este ' caso no obstante la importante ta rea . explorator ia desarrollada hacta e septen on ye en más de dos siglos desde el primer avista mien to. mucho era lo que se Ignoraba y no poco lo que dándose por sab ido. deb ía desbrozarse de mitos y falsed ades. . Con car ácter precursor en estos viajes cien tíficos debe me ncion arse el paso de los capitanes Jo rge Juan y Antonio de UJloa en 1 74~ po r las ag uas exteriores de Magalla nes. desde. el Pacificoal Atlá ntico. Sin emba rgo del caracter penfenco y ocas iona l de su trayec to. Ju~ n.y Ulloa p ud ieron hacer algunas observaciones geog ráficas y náu tica s referidas al territor io archi p iel ágico occ iden tal. cuya complejidad adv irtieron. y sobre las que deja ron constancia en su N ueva y Co rrecta Ca rta de l Mar Pacifico o del Sur. Esta pieza recogió asimismo algunos hallazgos recientes de navegantes franceses referidos a la Tierra del Fuego sud y sudoccidental. pero co n todo. no represento un adelanto sus tancial para el conocimiento de la realidad geográfica del territorio magallánico. . En este ambiente de preocupación científica. estimulado por la paz de 1763 que habría de traer un prolongado sosiego a Europa. Gran Bretaña decidió emprender el reconocimiento del estrecho de Magallanes. sus tierras yaguas aledañas. al amparo de las nuevas luces de la ciencia. y averiguar su importancia para navegación. Por supuesto. ese no era el único objetivo . Ha bía otro. menos altruista pero más provechoso para el interés de A1bión. como era el de ganar posiciones ventajosas en el Nuevo Mu nd o en conformidad con sus antiguos designios politico-geográficos. Alcabo de distintos avatares. el gobierno de Su Majestad Británica hab ía determinado establecer una colonia en las islas Falkla nds o Malvinas . reivindicando para ello su hallazgo por Hawkins en 1593 y su primera posesión por Cow ley en 1684 . Para este cometido el Almirantazgo seleccionó al comodoro Jo hn Byron. com pete nte marino vetera no de aguas patagónicas. Este zarpó del T ámesis con dos buenos barcos. el Dolphin y el Tomar. en jun io de 1764 . arribando a la boca oriental del Estrecho el 19 de diciembre. Las tareas de reconocimiento lo llevaron a fondear entre punta Dungeness y punta Wreck. en cuyas cercanías advirtió un gran grupo de patagones con los que sostuvo un amistoso encuentro que se haría famoso. Aguas adentro. recaló en la bahía Posesión. isla Isabel y Sandy Point, paraje que encontró muy atractivo y rico en recursos. para continuar finalmente hasta puerto del Hambre. en el que permaneci ó algunos días. regresando luego al oriente para salir al Atlántico el de enero de 1765. Se dirigió entonces a las Malvinas, procediendo a la toma de posesión de la isla occidental. fundando un establecimiento de su nación en puerto Egmont. com o expresión de soberanía . Cumplido el trascendente enca rgo. Byro n retornó a las aguas de Magallan es. Te nie ndo como base a Farnine, los ingleses desarrollaron entonces un trabajo intenso. releva ndo va rios puertos d e la sección occidental del Estrecho. mejo rando así la información hidrográfica d ispo nible sobre la ruta transfretana para ulteriores navegaciones. Esta faen a fue co mplementada co n el corres po ndien te leva ntamiento cartográfico. Asimismo se recogieron an tecedentes climá ticos y nueva inform ación de carácter etnográfico. Luego de tan provechosa labor. Byron prosiguió su viaje hacia el Pacífico. convencido de la practicabilidad de la ruta del estrecho de Magallanes como vía transoce ánica y así lo reco me nda ría al Almirantazgo a su regreso a Inglaterra . Byro n fue el primer navegante en dos siglos. en opinar en tal sentido, En la misma época en que éste reingresaba al Estrecho se produjo la e ntrada de la fragata francesa LAigle el mando del experto marino Luis Anto nio de Bouga inville. Desp ués de recala r en San Greqorío y Famine . fo~deó en la bahía que des ignó con el no mbre de la nave (bahía del Aguila ). donde se ocupo en la extracci ón de madera du ra nte dos semanas. al ca bo de las cuales levó an clas con des tino a la colon ia que los franceses habían fundado e n las Malvina s. . Al año sigu iente. en abri l. sus capita nes Duclos-Gu yot y de la Gir auda ís, retorn aro n para cumplir una faen a similar co n los buques LAigle y LEtoi/e. ocupá ndose e n ella ha sta junio. Habiend o cumplido con la comisión oficial de restituir la colonia de las Malvinas (pu erto Soledad. en la isla mayor oriental ). BougainvilJe regresó al estrecho de Magallanes e n diciembre de 1767 con las fragatas LEtoile y La Boudeuse . para efectuar un relevam iento científico enco me nda do por el rmrusteno de Marina Tales operaci d .. y Santi.ag o. .Isla Isab el. • • 1, racion es I o co n uj' eron a Ias b a hílas PosesIon

110


V IAJES Y EX PLORACIONI ~'; DEI . SIG LO X V III

".

'"

sr-

MAGALLANIA: Viajes y exploraciones fines siglo XVII y siglo XVIII

.. Golt o de San Jorge

s,'

51'

Q) Tomade pos es IOn Ifancesa 1699

Cabo d8 Hornos • I DIego Ram/fez

'"

'"

7]'

cabo Negro. a una bahía que llamar on Duelos (¿San Bias o ba hía Buena?) y a numeros os surgideros de la costa firm e hasta Fortescue. desde dond e hizo explorar el litoral insular fueguino que enfrenta aqu el pu ert o. Mien tra s los pilotos ha cían sus tareas de levant amiento hid rográ fico Yde trazado de cartas . el

I II


C A R I·CXi R A I :t t\

---------

li\G r_'_I..I_.J _'_N _IC_. ,_'

_

I I

1

;... ,-..

"="

I

-c

J ..

I

--

~

-

-- -~-~~

...,.I

96 Buenos Ayres Ch/ti el fbIDgonie . Chamoian sculp. 1811

naturalista De Commerson tenía a su cargo la herborización y el médico Verro n rea lizaba las observacio nes astronómicas . meteorológicas y etnográficas. Aunque estimables. esos trabajos no fueron comparables a los de Byron. pero resultaron útiles como información complementaria. Tal como el comodoro inglés. el capuan Bougainville estimó que el Estrecho . pese a sus dificultades climáticas. era una vía de navegación mejor que la del cabo de Hornos y con mayores recursos. Mientras este oficialdespués de su primera incursión permanecía retenido por sus obligaciones en las Islas Malvinas. arribaba al Estrecho el 17 de diciembre de 1766 una nueva expedición inglesa bajo la dirección de los capitanes Samuel Wallis y Phillip Carteret. Su misión era la de continuar con los estudios desarrollados por Byron La naturaleza de la Patagonia austral se mostró inclemente co n las naves Inglesas. En puerto del Hambre recios temporales casi las hiciero n zozobrar . dificultando seria mente los trabajos científicos. Luego. siguiendo hacia el oes te. los bu ques alcanzaron hasta puerto Misericordia. donde una violenta tempestad los separó. prosiguiendo desde allí cada uno por su cuenta. Esas circunstancias climáticas. mas el sobrecogedor y a veces ingrato aspecto físico del distrito fretano occidental. debieron Influir sin duda en la ma la impresión que los expedicionarios se llevaron del mismo y aun de todo el territorio. al que se ap reció salvaje. inhabi tab le y frío. El juicio descriptivo de Wallisfue lapidario : « .. la tier ra q ue se presenta a la vista se asemeja más a las ruinas de un mundo que a la habitación de se res animados ,,:<l Sin embargo de la contrariedad de la na turaleza. las obse rvac iones desarrollad as por los mannos ingleses permitieron una descripción harto pro lija. hasta dond e les fue posible . de las cos tas occiden tales del gran canal de Magallan es. Co n estos tra bajos y los preced ent es de Byron fue posible mejorar sustancialmente la cartografía d el Estrecho trazad a un siglo ant es por Narb orough . 30 Citado por DIegoBarros Aranaen Orígenes de Chile. lomo 11 . p ág 83. Santiago. 1934

11 2


V I AJ I~<; y EX PL O RA IONr~<; DEL S IGLO XV III

"

.-...

97. fbt ago nia , John Arrowsrnith , 1 MM>om:A

INSTTTlJTO G EOGRAFlCO MILITAR, SANT1AGO

Tras es ta seguidilla de viajes fretanos. se hizo presente por los mares de la periferia sudfu eguina el capitán James Cook. quien daba inicio a una importante empresa exploratoria por distintos mares del mundo. q ue le tom aría varios años y le alcanzaría una merecida celebridad sólo compa rable a la de Fernando d e Magallan es. En efecto. a principios de 1769 arribó a la costa oriental de la Tierra de l Fuego con su navío Endeav our. llevando co nsigo a u n calificado grupo de científicos e ntre los que destacaban los naturali stas J ohn Banks . inglés. y Daniel So lander. sueco . Cook exploró entonces el área sudoccidental d el co mplejo insular fuegu ino. desde bahía Buen Suceso hasta el cabo de Horn os. lo que le permiti ó el d escubrim ien to de la isla que lIamóNueva y el desarrollo de interesantes trabajos botánicos y etnográficos . Retorn ó al área fuegu ina a fines de 1774 . esta vez con el navío Reso/utiony acompañado por los naturalistas J ohann Reinh old y Georg Forster. Proced ía de l Pacificosur y occidental. vasta zo na donde había real izado interesan tes y provec hosas travesías. Aproximá ndose al continente americano. recorri ó el litoral exterior desde el cabo Pilar hacia el sur contorneando el gran archipiélago fueguino. lo que le permiti ó definir sus rum bos precisos, descubrir accidentes como la isla Recalada(Landfall) . la amplia bahía que merecidam ent e lleva su nombre y el vecino seno Navidad (Christmas SOllnd). como parte de l más deten ido trabaj o exploratorio hidro y fisiográfico hasta e ntonces realizado en ese extenso y bravío litoral. La exploració n desarr ollad a a lo largo de dos semanas pennitió además hacer un estudio de determinación de latitudes y lon gitudes de la costa fueguina . y obtener nuevos registros botán icos y observacion es etnográficas. El interesante ciclo exploratorio científico de la Región Magallá nica prosiguió una d éca-

11.3


CA I~ n:X' R. \ H \ l\t r\( iALI .J\

Je r\

1)

e

I -,-

1

A 'eu Charr oj lhe Eos: & Wesr Coosts o/ Soulh Americe. ere. J W. Nene . 1 22 MAPOTECA IN5TTT1JTO G EOGRAflOOM U TAR. SANTlAGO

da después. otra vezen el Estrecho. con el notable trabajo de la expedición hidrográfica española dirigida por el destacado marino y geógrafo Antonio de Córdoba Lazo de la Vega . Estuvo secundado por los tenientesde fragata DionisiaAlcaláGaliana y Alejandro Belmonte. expertos en observaciones astronóm icas. quienes se manifestarían como colaboradores muy eficaces. Descontando las ventajas prácticas para la ciencia y la navegación se esperaba que esta expedición aportase •... 0 la Geografía e H id rografía con el conocimie nto seg uro de es tas re m otas comarcas de los dominios del Rey. de que eran tan e ncontradas las noticias, presentando cada viage ro un Plano del Estrecho á su modo con diversos nombres. según la situació n de angustias o espe ranzas en que encontraba al bautizar sus peligros: hechos los más sin un proyecto fo rmado. y só lo co n el inte resa nte desvelo de perder de vista lo más presto posible tan ho rrendas region es : pu es a unq ue S armi ent o y los Nodales q ue las visitaron de prop ósito, hayan dex ado descripciones mucho m ás circunstanciadas qu e las de los &1rangeros. po r la incuria de aquellos tie mpos se han perd ido sus planos. con lo qu e aquellas quedan ininteligibles en mucha pa rte. y en todas no tan exactas co mo deb en se r á ca usa de los co rtos auxilios que les suministró su siglo: variedad y confusión qu e era necesario aclarar y fixa r de una vez para qu e se juntase la gloria del descubrimiento de este anh elad o tránsito al Pacifico con la de reconoce rle y describirle completamente»31 . Se eligió un buen barco de la flota real. la fragata Santa María de la Cabeza cuyas condiciones marineras queda rían probad as dur ante el viaje. Fue dotad o con el mejor instrume ntal existente en el momento : relojes para la medición astron ómica . quintantes y sexta ntes ingleses. y otros elementos similares. ad emás de toda la informaci ón escrita qu e se pud o reu nir. originada e n los viajes 31 Re/oclondel u'nmc uioge al Estrechode Mogollones de lo fragata de S ,M Sorne Maria de lo Cabeza, en los años 1785 y 1786, etc etc Introd ucción. péq. uj, Madrid, 1787

114


V I AJ r ~.,

y

' ' =~~~N~E=s路~r~)I~,r.:. S~'IG= =I.:O:XV=:II=~;;~~::i

EX I~_ORACIO'

(11\)(1

.

99 ehan01 a pcrt 01 South Amenco .

P Parker King. 1831

_ I 1,)


anteriores al Estrecho. . . . La expedición zarpó de Cádiz el 9 de octubre de 1785 y entro el 22 de diciembre al ~trecho. Después de varias recaladas en la costa septentrional llegó a Puerto Gallant donde permanecio durante 39 días. Allí se dispusieron exploraciones hacia el sector centro,occldental del gran canal. Tras una frucufera tarea de casi tres meses. Antonio de Córdoba regresó a España. .. . Losresultados de esta comisión fueron de verdadero provecho. Los trabajos hidrogréficos rmitieron elaborar una carta del estrecho de Magallanes con un completo derrotero descriptivo además una treintena de planos del sector occidental y una carta geográfica del extremo meridional americano desde los 47° sur al cabo de Homos. y por último una voluminosa relación comprensiva de los diversos aspectos del viaje. En otro aspecto. Córdoba efectuó interesantes observaciones sobre los recursos naturales y los habitantes del Estrecho. con quienes mantuvo trato. tanto con los canoeros como con los cazadores esteparios. Por último. respecto a la navegación por el canal interoceánico. el juicio de Córdoba fue discordante de los de Byron y Bougainville. pues estimó que « ... sería una temeridad elegirlo para paso del S. a todo buque. y con mucha más razón á los mercantes. que siendo de peores calidades. no tan bien acondicionados. y con tanta menor tripulación sería quasi cierta la desgracia total de la mayor porteo'" Aunque los resultados hidrográficos de la expedición habían sido importantes fueron juzgados insuficientes por las autoridades marítimas hispanas. por lo que se dispuso una nueva comisión para completarlos. En esta nueva expedición Córdoba contó con la colaboración del capitán Fernando de Miera y dos oficiales hidrógrafos de reputación. Cosme de Churruca y Ciriaco de Cevallos. Los buques que la componían. los paquebotes Santa Casilda y Santa Eulalia arribaron al Estrecho el19 de diciembre de 17 Yfondearon en la bahía de Fortescue elegida como base para los trabajos hidrográficos del sector occidental del gran canal. Estos fueron tan prolijos y completos como podía esperarse de la pericia de los marinos españoles. quienes relevaron y reconocieron las costas del Estrecho desde Fortescue hasta el cabo Pilar Después de obtener un caudal de informaciones náuticas y científicas finalizaron la comisión a mediados de febrero de 17 9 . Con las expediciones españolas el conocimiento geográfico del Estrecho se incrementó de manera sustancial y la información obtenida fue considerada casi insuperable por las potencias marítimas durante tres décadas Así. uno de los mejores hidrógrafos de todos los tiempos. el capitán Robert Fitz Roy . calificó la Relación de Antonio de Córdoba como el trabajo «más completo y probablemente el único bueno de la navegación del Estrecho de Magallanes»3'. En cuanto a la navegación del gran canal. la segunda expedición de Antonio de Córdoba no hizo sino ratificar su conclusión anterior: era preferible el paso del cabo de Homos al del Estrecho . pues su clima adverso rechazaba el tráfico de naves por sus aguas. Deesta maneta el estrecho de Magallanes tomó a quedar en el olvido de los navegantes a parnrde 17 9. debiendo transcurrir largotiempo hasta que algún barco lo surcara ya bien entrado el siglo XIX. El ciclo de los viajes científicos importantes concluyó con la expedición del capitán d e navio Antonio Malaspina. que seria la postrera gran empresa española de reconocimiento geográfico en aguas del sur americano. Su origen estuvo en una ambiciosa propuesta hecha por el mismo marino al rey Carlos 1\1. destinada a obtener un conocimiento lo más completo posible sobre los dominios americanos de la Corona . En lo tocante a la Región Magallánica y tras el acabado trabajo de Antonio de Córdoba en el Estrecho. Malaspina consideró la necesidad de adelantar en el conocimiento de la periferia austral. Acoqido su plan. el 30 de julio de 1789. zarparon las naves que integraban la expedición : las corbetas DescubIerto: a cargo del propio Malaspina. yAtrevida. puesta al comando de José Bustamante y Guerra. otro oficial de experiencia digno émulo de su calificado jefe . Con ellos iba un grupo de especialistas que llevaban la responsabilidad de realizar estudios astronómicos y naturalistas. En diciembre del mismo año las naves comenzaron a operar en el área partiendo por la

re

32 Id Pág 161

33

'c-rec e n de los VIajes de feuonramlenlo de 105buques de S M. -Adventure_y -Beog/e_ en los años 1826 o 1836 pag 33 Buenos AIres. 1933 . ' .

11 6


100 Falkland Islands and !bragania . J Rapkm. 1851

costa patagóni ca cen tra l ha sta puer to Deseado. desde donde pusieron rumbo a las islas Malvinas . otro de los objetivos geográficos del viaje. Comp letada pa rte de la exploración prevista. Malaspinay Bustamante se dirigieron a las costas del co ntine nte, a rriba ndo a fines de diciembre al cabo Vírgenes, Desde allí las corbetas fueron subi endo e n latitud , en navegación exp loratoria del litoral fueguino hasta el cabo de Horn os, para lueg o proseguir por el Pacífico, a unq ue a gran distancia del con tinente sudamericano. Cuatro años después retomaron los exped icionarios, luego de haber cumplido en otros mares una extensa , laboriosa y ponderable labor hidrográfica y científica . La travesía fue nueva mente epicontinental. en trayecto semejante aunque inverso al de 1789 , a gregá ndose en su transcurso información adicional a la obtenida du ran te el primer viaje. El resultado de estas expediciones científicas se tuvo en un caudal de antecedentes que significó un adelanto notabl e resp ecto del cono cimiento que an tes de 1760 se disponía sobre el universo geográfico magallánico. La geografía e n su más ampli a ace pción, la etnografía y las ciencias naturales fueron los campos qu e mostraron má s avan ce . Todavía , en aspec tos especializados como el de la hidrografía y la cartografía , se consigui ó una produc ción de ma pas generales. cartas sectoriales y planos de de talle com o nunca ant es se habla co nocido . Esta s navegacion es ma yores fueron complementadas por otras labores hidrográficas menores realizadas tant o por agua s atlánti cas, como por ma res archipielágicos encomendados. respectivamente, por aut oridades espa ño las de Buen os Aires y de Chílo é. y des tinadas a ob tener un mayor conocimien to en asp ectos de d etalle litoral. En el primer caso, estos estuvieron referidos a sectores del estrecho de Le Ma ire e isla de los Estad os y costas contiguas hasta el ca bo de Horn os. En el segundo, se trató de tra vesías destinadas a conseguir ma yor información sobre el dédalo de ca nalesdel sector situado inmediatament e a l sur de las islas Guayaneco. Entre varias comisiones que tuvieron ocurrencia y no todas exitosas en lo toca nte a l objetivo, merec e menci onarse la dirigida por el piloto Francisco Hipólito Machado y Riego, con la go leta Nuestro Señora de Monserrote , quien navegó por el canal Fallos descubriendo e l canalqu e nombró Castillo. alcan zand o en su pe netración austra l hasta una latitud próxima al golfo Ladrillero (1768) . El indispensable cono cimiento de lco mplejo archipelágico de la Patagonia OCCI-

117


C A I{"rOG RA r:lA l\ l t\ G t\ I _L..t\ N ICA

dental al sur del golfo de Amas permanecería por más de un siglo co mo la gran tarea pe nd iente de las exploraciones hidrográficasen aguas maga llánicas.

La cartografía derivada de las expediciones hidrográficas ma yores Ymenores S i el siglo XVII estuvo señalado por la preponderancia holandesa en la p~oducción de mapas. el siguiente en camb io muestra un claro predominio con los mapas de origen frances . En e~eclo. de sobre cuatro centenares de mapas referidos a la Regió n Magallá nica y regIstrados para este perlado. un tercio corresponde a cartas y planos de factura francesa. cabal expresión a su vez del interés con que en Francia se miró a la geografía maga llánica. particularmente en el primer cuarto de siglo durante el cual tuvo vigencia el intenso tráfico mercantil de naves de esa bandera po r las vías del estrecho de Le Maire. principalmente. y en menor grado. por el de Magallanes. En la producción manuscrita correspondiente se hizo no tar además de los ingenieros De Labat y Duplessis,otro ingeniero geógrafo. Lademain Godalles. autor de varias interesantes cartas del estrecho de Magallanes y de la Región Magallánica que se conservan en los depósitos del Servicio Histórico de la Marina. Vincennes. y del Departamento de Cartas y Planos de la Biblioteca Nacional. París (Mapas 65 a 6 . 70. 74). En la producción impresa abundaron los mapas confeccionados por Amadeo Frezier. Nicolás de Fer.Jean BeJlin.Guillaume De Llsle. Jean Baptiste Bourgignon D'Anville. He nry Chatelain, Rigobert Bonne y Robert de Vaugondy. padre e hijo. entre otros varios. siendo especialmente notables las piezas elaboradas por De L:Isle y D'Anville. por este en part icular. dada la influencia que tuvo sobre otros autores contemporáneos pasada la mitad de la centuria (Mapas 71. 72. 76. 77) . La cartografía francesa tan to manuscrita como impresa recogió en buena medida las novedades que se dieron con los hallazgos del canal Bárbara y de la bahía de San Francisco . suceso este que como se ha visto llamó la atención de los geógrafos de su tiempo y mereció la consiguiente mención en mapas y planos. no obstante que como igualmente se ha señalado se trató tan só lo del avistamiento y navegación de la parte occidental y sudoccidental de la bahía Nassau , accediéndose a la misma por el paso existente entre la isla Hennite y el falso cabo de Hornos. De igual modo se advierte una tendencia a la rectificación del curso litoral sudoccidental fueguino. como consecuencia de la comprobación del error de latitud atribuido originalmente por Schouten a la posición del cabo de Hornos. y de que en general era un sector todavía insuficientemente conocido po r lo riesgosa que resultaba su navegación en proximidad de la costa. y cuyas características gene rales quedarían mejor de finidas so lamente tras las exploraciones del capitán James Cook en 1774 . La producción cartográfica inglesa siendo importan te es inferior en número de piezas a la francesa y en ella destacan los trabajos de cartógrafos como Jo hn Senex, Rob e rt Sayer. Emmanuel Bowen. Robert Morden. ThomasJefferys. Thomas Kitchin y especialmente los de l holandés rad icado en Inglaterra. Hennann Moll.autor de varias cartas de interés para la cartografía magallánica. Es de notar en este aspecto el surgimiento hacia fines de l siglo de casas editoras especializadas. cua l ha bía oc urrido durante el siglo anterior en Holanda y Francia . siendo la primera y más afamada la fundada por Aa ro n Arrowsmith (1750-1823) . cuya actividad sería exitosamente proseguida por sus descend ientes . La cartografía de origen hispa no. a su tiemp o. que numéricamente cas i empareja a la francesa se hace no tar por la gran cantidad de piezas man uscritas. e n su mayoría fruto de los tra bajos hidrográficos dirigidos por Antonio de Córdoba entre 1785 y 1789 y qu e se refiere n ta nto a plan os sectoriales del estrecho de Magallan es. como a mapas generales de la Región Magalláni ca . Ca rtógra fos relevantes en la España bor bónica fueron To más López de Vargas Machu ca . J uan de la Cruz Ca no y Olmedilla y Agustín Ibáñez (Mapas 85. 90). Pero tambi én me rece n me nció n los a nó nimos o ficiales dibujan tes de mapas que integraron las dotacion es de las distintas naves ex ploradoras. cuyas ex pe rtas manos trazaron cuidadosa y prolijame nte los detalles recogidos por los hidrógrafos. enriqueciendo de tal manera el acervo cartográfico.particularm ent e el fretan o, con piezas interesant es y valiosas .

11 8


C A IU CXJ RA I 'lA D ERI V A D A D E LA S r:.x PI, D IC O N I'-<;III D RO G RA n C A S M A Y ORES Y

IJ

e

M ENOR[~<;

.JI L1

~ª-E~;:~~ ":'...-..-:':'~""=-~--

\ 101.

En menor grado de importancia para el caso que interesa . están los mapas elaborados en Hola nda y otros países com o Alemania . Portugal y la Rep ública de Venecia . El escaso número de piezas holan desas refleja cabalmente la decad en cia de la correspondiente producción. donde el único cartógra fo q ue se ha ce notar en los com ienzos de l siglo es el maestro de Leiden. Pieter van der Aa (16591733 ). au tor de va rias interesantes piezas referida s a la Región Magallá nica. En la sec ue ncia produ ctiva ca rtográfica del siglo destaca. como se ha considerado. la gra n ca ntidad de plan os sectoria les del estrecho de Magallanes -a lo menos un cuarto del total registrado para e l pe ríodo-ofruto de la acuciosa tarea exploratoria de franceses. ingleses y españoles y que tanto permitió mejora r en su co nocimiento. Luego están las cartas generales del mismo canal y que en su variable representación muestran una tend en cia clara al perfeccionamiento de la imagen geográfica . cuya s expresiones tipificadoras son la Chart 01the Strait01Magel/an /rom the Cape Virgin Maryto Cape Victory o n the coast 01Patagonia. de W. Tothill (17 65 ) y Draughr01Magel/an, wirh inser 01UprigheBay. Monday Bay, Do/phin Bay, ls/and Bay, Goodluck Bay, Pisspor Bay and Chance Bay de J . Kendall(1765). ambos mapa s prod ucto del primer recorrido de J ohn Byron y que se hallan depositados en el ational Maritime Museum, Gre enwich . Más lo es todavía la Carta Redu cida del Estrechode Magal/anes -insuperable para su tiem po- construida por Anto nio de Córd oba y sus oficiales y pilotos durante la permanencia en el Estrech o e n 1785-6 y pu blicada en 1788 . cuyo origina l se conserva en el Museo aval de Madrid No o bstan te su imperfecto dibujo, alejad o de la realidad física segú n la información disponible por entonces , merece también men ció n el Mapa Marítimo del Estrecho de Magal/anes. del geógrafo realJuan de la Cruz Ca no y Olmed illa . q ue. sin emba rgo de ello. es una ca rta interesant e por cuanto ofrece una noved osa imagen del a rchipiélago occiden tal fueguin o y una nutrida top on imia explicativa de carácter propiam ente geográ fico e histórico. Este mapa fue posterior mente reeditado en inglés (1775) Yen aleman (1789 ) (Mapa 85 ). .. Po r fin se cue ntan las ca rtas ge ne rales en qu e se muestra la totalidad de la Regla n Magalláni ca , tal co mo la hem os definido para los efectos de este estudio. En este respec to, los mapas de la primera época recogieron de modo preferente la

11 9


va riada infonnación registrada e n asp ectos sec toriales y gen erales du rant e e l extenso ciclo de los viajes franceses . Entre las piezas nota bles de l tiemp o se cue ntan el he rmoso ma pa Fbrtie la plus m eridi.onale de IAmerique. ou se trouve le Chili, le Fbraguay. e t les Terres Magellaniques ave c les fameux detroits d e Magellan et de Le Moire. del maestro Nicolás d e Fe r (París. 1720). y Co rte du Fbraguay. du C hilí, du détroit de Moqellan. etc. de Guillaume De Llsle (Amste rda m. 1740). pieza tan afama da co mo su a utor. que consigna la pertenencia chilena de la Tierra Magallá nica . menci ón recogida contemporán ea y posterionne nre por otros mapas. según habrá de ve rse a co ntinuac ión. De esta carta se co noc iero n reedi cion es v reproducciones en varios pa íses europeos. . La prod ucción cartográfica del segu ndo period o del siglo. o sea. d esd e 1770 e n ade lante. mostró por cierto un progreso notorio en la re presentació n de la fison om ía conti nent al. hart o ce rcana a la Imagen real en lo referido a la definición peri férica y proporciones. co mo qu e recogió la inform a ció n obtenida en las impo rtan tes expedi ciones cien tíficas inmedia ta me nte an teriores o contempo ráneas. En esa línea repr esentativa co rresponde ubicar a los va rios mapas qu e fue ron e l resu ltado de las expediciones de Anton io de Córdoba . ta les co mo la Ca rta Esph énca de la p arte su r d e la América Me ridional en la cual se ha colocado el Estrecho de Mogollones por el resu ltad o d e la ultima expedidón y los demós pu ntos segu n las mejores noticias de los viageros antiguos y m od ernos qu e los han recorrido (Mad rid. 17 ); o los mapas de l estrec ho de Ma gallan es y de la cos ta d e Pa tago nia ha sta puerto Deseado (1789) que se conservan en el Archivo de Simancas. la Ca rta Redu cida de el Estrecho de Mogollonesformado por las islasdel Fuego. Contiene la porte de la Cos ta Fbtagónica desd e el Cabo de las Barreras Blancas hasta el de las Virgenes y varias vistas de tierras en perspectiva. para el perfecto cono cimIento de ambas costas . de Anto nio de Córdo ba . 1786 y. fina lmen te. la Ca rta Redvcyda d el Estrech o de Mogollonesdesde el C" Blanco en la Costa Patagónica hasta el C' de las Vírgenes. y desd e este hasta los de Pilares ~ Victoria. extremos occidenrales del Estrecho de Mogollones (17 9). que fuera levantado y arreglado astronómicamenre por los comandantes. oficiales y pilotos de la fraga ta Santa Ma ria de la Cabeza en los años 1785 y 17 6. Yde las corbetas Sa nta Casildo y Sa nta Eu laliaen tre diciembre de 1788 y febrero de 17 9. y delineado por José Díaz Portalíj (Ma pas 92. 93. 95) . Estas y otras piezas qu e se guardan en el Servicio de Cartografía del Museo 'ava l de Madrid. expresan de manera elo cuente el resultado del fecundo trabajo de las empresas hidrográficas hispanas correspondientes al ciclo científico del siglo XVIII. En camb io arra pieza conocida para este período. el Mapa Geogróphico de la Am érica Mendional. publicad o en 1775 por Juan de la Cruz Cano y Olmedilla muestra un retroceso en el dibuj o de los contornos. rumbos y proporciones del territorio austral americano. circunstancia q ue es compensa. da con una notable riqueza informativa propia del género. adicionada con notic ias de valor histórico y po l ítico. lo que hace de esta carta un documento excepcional en lo concerniente a su importancia. qu e as: se rescata para la posteridad (Ma pa 90). .

Pero sin duda alguna la expresión más cabal del progres o informa tivo geográfico ob te-

nido en el curso de las exploraciones científicas se obtuvo con la e laboración de la Ca rta Esférica de la Americo Meridional desde el paralelo 36° hasta el Cabo de Ho rnos. publicada en Madrid en 1798. y e n

la que .la fisonom ía continenral se mostraba asombrosamente próxima a la realidad . en cuanto a rum o bos. dimensiones y proporciones. amplitud y otros (Mapa 95) . Particularment e a precia ble. con todo lo insuficiente que todavía era en tal respecto. se advertía el progreso en la representación de la costa OCCidental.de Magallanes desde el golfo de Pe nas hasta el Estrecho. En ello podía verse q ue los campe . rentes oficiales de la Real Armada que lo habían construido. supieron a provechar también las informa. clones obten idas en las expedicio nes men ores e mpren d idas desd e Chiloé hacia e lsur durant e e l curso del mismo siglo. antecedente procurado durante la reca lada de las naves de Aleja nd ro Malaspin a en esa isla en 1790 y 1794 Así pues. de. la m an era vista . se ce rrab a co n manifiesto pro vech o e l siglo XVIII e n lo toca nte.al ade la nto de l co noc rrme nto geog rá fico de la Regió n Ma gallá n ica y a su apropiada ex pres ión

cartogr áñca,

I~ O


A I {HX,R"'~ A

DERI VADA D E I .A S EX I' E D ICONE.<; I IIOROGR AHC ,\ S M AYO R ES y M EN O R ES , ,. , , ,, ,, I I III , . I, II Ii ,,,, ,,, 'U:~ III I... , II I " " ,,, ,

-',

'"

~ ,.

•••

~'~""

r

» . . . .f u

)}

J~. ':,.

r -

, , '"..

'f.

--

"

102 . So uth Americe. Fbtagonia. Keith Johnston. ca 1870

121

.. "'t.


C A RT OGR A HJ \ t\ tA GA IJ _A N IC /\

lOO. Expedinc n Pertuiset o la Terrede Feu. E. Pertuiset. 1877.

La Tierra Magallánica del Reino de Chile S e ha visto precedentemente que al tiempo de solicitar y obtener el conquistador Pedro de Valdiviala ampliación de su jurisdicción hasta el estrecho de Magallanes, el territor io comprendido entre el grado 41 sur y el Estrecho quedó incorporado a partir de 1554 al dom inio territoria l de la Capitanía General. Gobemación o Reino de Chile, el que quedó así con formado como una masa cua drangular compacta que corría desde el grado 27° has ta el d icho Estrecho con un a a mp litud de cien leguas españolas med idas hacia el oriente desde la costa del océano Pacifico. Los avatares propios de la conquista y de l tiempo que inmediatamen te la siguió hasta 1600. en especial la resistencia opuesta por los natu rales . hiciero n q ue se aco tara aque l vas to territorio con los lindes de lo efectivamente ocu pado y fundado, de ma ne ra tal qu e hacia fines de l siglo XVI comenzaron a conocerse o individualizarse tres componentes diferencia dos , a sabe r, el Chile p ropio . al que después se le lIamaria también antiguo. con formado po r la sección situada al occide nte de los Andes desde el grado 27° hasta el archipiélago de Chiloé : la región de Cuyo , ubicada al orie nte de los Ande s, con límiteaustral en el río Diamante: y por fin la tercera secció n situada en gene ral al sur y suroriente de las anteriores. que eran las efectivamen te ocupadas por los españoles. co nocida' en los prime ros mapas como Patagonum Regio. Patagones o simplemente Patagonum , denom inación altern ad a con la de Chica Regio o Ch ica a secas. territorio pob lado exclusivame nte por distintos pu eblos abor ígenes y q ue salvo ocasionales pene traciones y asent am ientos hispáni cos en su sector norocccident al, permanecer ía libre hasta el período final del dominio espa ñol en América. Interesa destaca r que desde muy tempran o la cartografia designa a las tierras inmediatas al Estrecho (el actual Magallan es contine ntal oriental) con el nombre de Gigantum Regio o TIerra de Gigantes en la forma castellana que tam bién recon oce Sarmiento (1580) al dejar consta ncia en su mapa de la sección oriental del estrecho de Magallan es qu e la región de l norte es tierra llana de gente grande , mientras Cruz Ca no y Olmedilla dos siglos despu és (1769), la llam a Países de los gigantes Patagon es , siguiendo así a Coronelli que una centuria antes había consignado Paese de Gigant i o Terra de Patagon i

122


_--------L A'n- EKRA - -J\<-I _ A G A U .AN I ' A D EL REINO D E Cl IILE

como top ó nimos par a la part e má s mer idional del continente Ello no b te . I ,. R ' G" ' . o s o para que en ocasiones e top 0nl mo eglo Iga ntum se a? lIcara ta mbién a la totalidad de la actual Patagonia. . Es c~n los ca rtografos franceses Nicolás San son d'Abbeville (1650 ), Píerre du Val(1655) YGUlller~o Sanson d Ab~evllle (1668) ,que comienza a generalizar se un cambio de denominación de la vasta reglo n. que otros geog rafosy ca rtogra fos tant o de la misma nacionalidad , como ingleses y españ oles . del síquíente y d ivulgan ampliamente . Ellos pasan a de nominar . -r' e a Ia . siglo . acogen , ,er re ,·" ,age1/an/qu actu al Pataqon ia atribuy éndole un a extensión geográfica que superaba en mu cho a los términ os ternt oriales ~trlbU ldos o ng lnalme nte a la región propia me nte magallánica . para la qu e. por co nsecue ncia se reservo la a nted de Pa ís de Patagones Juan de la Cruz Ca no y 01me dill , . icha den . ominación . " I a e n su gra n map a d e Am~nca Merid ion al d e 1775 y e l ca rtografo español Agustin Ibá ñez a su turno (1800) en su ca rta de Amen ca d e l Su r. da n e~ nombre.de Chile Mod ern o a la parte central de la Patagon ia . para distingUIrla ~el Chile an llguo . el nuc1eo trad icional de l Re ino. precisa referencia a la jurisdicción chilena en la banda o rien ta l d e I~s And es ha sta el mar Atlánti co y el estrecho de Magalla nes. , . Reci én con el andar del siglo XIX. recobra fuerza el término Tierra de los Patagones. ah ora smgular~do y Sim plificado, en Patagon ia y se le extiende a la vasta jurisdicción de las antiguas Tierras Mage ll áníca s. den ominaci ón que e ntonces pasan a designar sectorial mente a las comarcas aledañas al Estrecho. Asi e l co ntine nte to rn a en contenido y viceversa La sostenida acogida y subsigu iente vigencia cartográficas que tuviera la(s) Tierra(s) Magallá nica (s) jus tifica una consideración part icular acerca de sus dimensiones y los términos atribuidos a la (s) mism a (s) d urante los siglos XVII y XVIII. In icia nd o la consideración po r el secto r noroccidental de la Tierra Magallá nica . esto es. por la parte fronteriza co n las Provincias de Chiloé y Trap an a nda . la cartografía entrega distintas versiones las q ue e n lo fund a me ntal debieron der ivar de los an tecedentes que los maestros cartógrafos pudieron procurarse , De partida es necesar ia una po nderación apropiada de la fuente cartográfica , que ha sido det ermina nte para e l estudio. teni en d o en cuenta su an tigüedad y el grado de conocimiento de la geogra fía para la co rrespondie nte época. de la que la misma ha resultado ser tradicionalmente una ex pres ión más o men os ajustada, Así. y no obsta nte q ue prop or cio na n pruebas indiscutibles de la división territorial produ cida en temprana é po ca , los mapas del prim er per iodo que interesa y que se publicaron durante el último tercio del siglo XVI tie ne n a nu estro ju icio u n va lor sólo relativo. Tales los entregados por Ortelius. entre 15 70 y 1584 ; por de Bry. a partir de 1592: por de J ode (1593) . Pla ncius (1592-94). La ngren (1596 co n sucesiva s ed iciones hasta 164 5 ). por Wytf1iet (15 9 7), por Keer (159 ). por Vrient (1599) y ya muy tard ío. por Da ncka erts, e n 1660 . Tod os estos ma pas señalan la delimitación entre Chile propio y la Región de los Patagones o Ma gallánica sigu iendo e l curso d e un ex tenso río. originado muy al no rte de l área que interesa y fluye nd o por e l bo rd e oriental de los Andes para salir al mar en un pun to inde terminado del litoral. inc1usive d el interior de C hiloé . Sabemos q ue ta l rio nunca ex istió y exp licamos su expresión cartográfica refiriéndola al co no cimiento ha rto precario qu e por la époc a pudo ten erse , tanto respec to de algunos fiordos, que bien pudi e ron se r to mad os por los prim eros con oced ores del terr ito rio austral chileno como estuarios de ríos gigantesco s (e l sen o d e Relo nca ví por e l rumbo -S qu e trae y por sus vastas dimensiones. pudo sugerir razonableme nte a a lgun os una pe rten en cia a un curso mu y ca udaloso qu e venia de la cordillera de los And es). cuanto respecto d e bocas de ca na les. no suficient em ent e exploradas. o de estuarios de algunos de lo s grandes rios pa tagónicos o ccide ntales que se vierten e n las a guas interio res de Chiloé . Asim ismo es impr ecisa la ca rtografía por la imperfecta determinación .la titud inal que contiene y, e n el caso . po r la situació n qu e se asignó a la desembocadura del mítico curso fluvial dellmlt~tono de territorio e n las ca rtas q ue d e ese mod o lo indi ca n, circun stancia qu e no ayuda a la Ide ntlficaClon del 0 presunt o acci de nte . p ues la misma es situada e n un ran go que va desde los 42 has ta los ~8° S. La men or latitud se men cion a dando por supu esto qu e Plan cius. el cartografo que la cons igna ra . a l hace r la referencia a l go lfo de los Coron ados. hubi ese tenid o en mente la ubicación actu~1 qu e se o to rga a es te acciden te hid rográfico. Si tal no hubiese sido. y no es improbable, el rango debena

123


,)Y, (

oER ROlERODEu ESPEO ICIO N

1" \'1'. \ ( ,( ) \" L\ K

"

,

-"

104 Derroterode lo Espedlclon a la fbtagomo. A Berrrend. 1 77 S E:RVICIO H JOROGRAFIA , 0:EA."'IOGAAFVo A.fl.o.w>A

oc CHIU.

VAl.PAfVJSO

reducirse hasta los 43° por el traslado a dicha latitud del golfo indicado. pero ahora ubicado hacia el interior. entre la isla de Chiloé y la tierra firme. según la reiterada mención en cartas de la época . En procura de una definición para la ubicación del accidente fluvial determinante recurrimos a la toponimia asignada al mismo . Dejando de lado la extraña denominación Orafes. d e mitológica reminiscencia. el topónimo que pasó a sustituirlo. AJlominos. podría guardar alguna rela ción con Francisco Palomino. que fuera compañero de Juan Ladrillero en su pe riplo austral de 1557, 15 59 . Taltrayecto de Ladrillero. lo sabemos. se rea lizó costeando el litoral exterior ha sta los o S. vale decir hasta el inicio del archipiélago patagónico de l sur del go lfo de Penas. Ahora bien . si la observación hidrográficaprimera que pudo servir de fuente a los ca rtógrafos europeos hubo de referirse a alguna abra amplia y notable en la costa . existen dos posibilidades; una . la gran bo ca del golfo de Corcovado. en los43° 30'. y otra . la tod avía mayor correspondiente al afamado golfo de Pe nas. entr e los 47 ° y los 47° 40 ' Como ocurre que Ladrillero navegó hacia el merid ión bo rdeando en esta pa rte el continente. donde precisamen te se ab ren en modo suces ivo el golfo de San Esteban (hacia e l N.E. ). el fiordo Jesuitas y el paso Boca de Ca na les -observación desc ubridora qu e bien pudo hacer Fran cisco Palomino. ame ritando la nornineci ón- cua lquie ra de estas abe rturas litorales pudo insinua r una pe rtenen· cía a un eno rme presunto curso fluvial. Opta mos por la segunda pos ib ilida d y. por co nsec ue ncia tendríam os así qu e en esta interpretaci ón el inicio de l más a ntiguo deslinde co nocido en tre e l Chile prop io y la Tierra Magallán ica

124


_ _ _'_.A TII :R Ri\ :'<.l A G A L L l \

IC /\ I JE.I_R E I O DECI I ILE

pud o fijar se en un abra que semejaba un estuari o de un posible gr - h ' I 470 ' lat itud austral. an no, acta os y minuto s de I ' 1 S i la definición limítrofe entr e ambos territorios hecha ' h b d b por os pnmeros mapas que a la . expedición de Ladrillero y las qu e Ie siquieron " Ihil co nsigna ro n . u o d e asarse . ,en. ... en e area e I c ense . co mo ex pres ione s ,~ acCl on !unsd,cclonal . un mejor conocimiento ob tenido de nuevas noticias ermitió p preCIsar. por reducci ón, los terminas meridionales del Chile propio, , De tal manera . cabalmente. la ca rtogra fía de la primera mitad de l siglo XVII (Jo docus Ho nd ius en 160 6 . Jonghe en 164 0 y H~nncus Hondius en 1643 ) da por inicio fronterizo la boca del fio. rd. o de Relo ncaví, circunstancia geografl ca q ue por cierto corresponde a la rea lid d d e I a IcanceJuns" _ _ I a . d íccion al e fect ivo que t:ma para esa ep oca la gobernación de Chiloé sobre su distrito provinc ial. Esta te nde nc Ia expres iva sena abandonada al prom ediar el siglo XVIIy reaparecería un siglo después aunque e n for ma ocasional y con mayor continuidad en los mapas de comienzos del siglo XIX , Al adelantar el siqlo XVIIla decisión jurisdiccional de las autoridades de Chiloé comenzó a mamfesta rse de manera progresiva a través de viajes misionales, de expediciones encaminadas a dar co n la fabulo sa Ciu~ad de los Césares o bien de co misiones destinadas a averiguar sob re presun tos as entamie ntos extranos en las costas au strales tod as las cua les tuvieron po r tea tro geográfico los archi piélagos qu e se extie nden al surde Chiloé . e inclusive al sur de l go lfo de Penas has ta la Región Magallá mea . y qu e permitieron co nseguir una apr eciab le mayor informa ción sobre las particularidades geográficas, naturales y humanas de dichas tierra s insular es y aun de la tierra firme contigua. Y no sólo en cuanto a tales reg iones se refería, sino ad em ás respecto del territorio continental del orien te de la isla de Ch ilo é , co mo d el d istrito lacustre de ultra cordillera .la Provincia de Nahu elhuapi, desc ubierta por Juan Fe rn á nd ez en 1621. y sobre la que el padre Nicolás Mascardi ha bría de realizar en tre 167 0 y 1673 una mem orabl e la bor evangelizadora . qu e sellaría con su martirio en manos de los payas. tarea que habría de lleva r ad elante el padre J osé de Zúñiga e n 169 6 . Estas y otras varias exped iciones y entradas tuvieron lugar dura nte la segunda mitad del siglo XVII. Nuevamente la cartografía contemporán ea consignaría el perfeccionamiento del conocimient o geográfico. y. de algún modo. el ad elant o registrad o en el plan jurísdiccional. Como buena parte del mism o se hizo a través del esfu erzo mision al de los jesuitas de Ca stro. historiadores de la Compañia de J e sús como los padres Diego de Ros ales y Alonso de Ova lle recogerían prestamente las noticias se ña ladas y a su tiempo servirian de fuent e para ca rtógra fos de ren ombre como icolás Sans on . Sin embargo del va ria do caudal informa tivo que pu do tenerse. las noticias. habnan de ad ole ce r tod a vía de precisi ón geográfica y devendrían co nfusas. por lo que tal circunstancia tendna su reflejo cartográfico. En efecto. iniciando la nueva tenden cia. el mism o Nicolá s Sanson señaló en su mapa de 1650 la división entre Chile propio y la Tierra Magallánica corriendo de este a oeste por los 43°. saliendo a l m a r (golfo de Corcovado) frente a las islas Guaitecas . Despu és. en un nuevo mapa publicado e n 1656 (inspi rado en la obra y carta del Padre Ovalle), precisó e l deslind e interte rritorial haciéndolo coincidir con e l curso del río Gallegos o de Diego Gallego, per o al que se le asignó como latitud aproximada la de 4 6° 30' sur. Oc urre que este río, al que por su importancia y ubicación relativa en el ma pa de que se trata conside ra mos ser el actual Pa lena . en la realidad desemboca hacia los 43° 45'. De allíque hemos de to ma r co mo hech o definitorio el accidente geográfico y no su errada latitud . Sem eja nte delimitacion la ut ilizó e n los sigu ientes mapas de 16 70. 16 79 Y 1683. predicamento que fue segu ido por otros au~ores como Gu illermo Sa ns ón . Pierre du Va l y Pie te r van der Aa. y otros posteriores a lo largo de l Siglo XVIII , Se ex ceptúan de es ta tenden cia los ca rtógr a fos q ue tras ladan el límite e ntre el Chile prop io y la Tierra Magall áni ca a lgo má s ha cia el norte . a l río Si n Fondo. y a lqu e podría tenérsel o por el actual Corcovado. no obs ta nte qu e se le sitúa e n los 4 6° S . En es ta varia nte se ubican las cartas de Otten (d 700 ?). De LIsie (1740), Vaugon d y (1750) y Za tta (1785). qui e nes tien en como precursor al mapa de Bertíus (1630 ). Asimismo hace n exce pción los qu e am plía n la jurísdicción del Ch ile propio hacia elsur. ha sta e l río de los Cho nos , al q ue juzga mos podría tom a rse po r los ac tua les fiordo y río Aísén, en los.45° 1S' ve rda deros. Corr esp onden 'a esa tendencia mapas del siglo XVIIIcomo los de Fer (1705). De LIsie (170S), Bowe n (1760) y probablem e nte Agustín Ibá riez (hac ia 1S00). . ' . Finalme nte es del ca so men cion ar otras excepciones como son las delimItaCiones da -

125


105 Mapa de Mogol/ones. Rufino de Elizalde. 1078

das por el Padre CoroneUi(1689). quien sitúa el deslinde sobre el curso del río SantaCatalina. y al que d a porlatitud el grado 50 S. y el ya mencionado Nicolás de Fer, en 1717 . que también lo refiere al mism o paralelo . y que por carecer de susten tación no vale la pena considerar. Esdel caso señalar que a lo largo de tod o el siglo XVIIIse desarrollaron a lo menos un a treintena de viajes. comisiones y exploraciones de la más variada índo le. que culminarían con las not a bles expediciones emprendidas por José de Moraleda entre 1793 y 1795 . que contribuyeron a afirmar la autoridad jurisdiccionaldel gobernador de Chiloé sobre su vasto en torno hacia elsur. el orien te y el norte . En lo que respecta a las comisiones australes. las mismas alca nzaron a voluntad una y otra vez la península de Taitao y aun la sob repasaron llegan do hasta las tierras de Guayaneco. de l otro lado d el golfo de Penas. De lo expuesto puede concluirse que la jurisdicción de la autor idad chiloe nse se exten dió comúnmente hasta los Chonos y Taitao. y única mente de ma nera exce pcional hasta e l comienzo d e la Región Magallánica. en la zona de las islas Guayaneco y canales adyacentes . En cuanto a la continuidad de la línea de separación entre el Ch ile propio y la Tierr a Magallánica. por el lado del noroccidente de ésta y hacia el norte. queda claro de la documentación cartográfica revisada que la misma siguió el encadenamiento andino y por lo común dejando del lad o occidental a la Provincia de ahuelhuapi y otras comarcas preandinas orientales hacia el septentrión . teatros de las empresas misioneras de jesuitas y franciscanos . como de diversas acciones jurisdiccionales de las autoridades de la frontera araucana sobre los pe huenches y otras pa rcialidades aborígenes . La diferenciació n ca rtográfica sin embargo dice relación con el punto en que la traza separatoria de territoriosderiva hacia el NE. esto es. cuan do Chile propio y la Tierra Magallá nica pierden contigüidad . Hay dos variantes qu e conce ntran la ma yor part e de la ca rtografía revisada. Una . qu e señ ala la conjunción delimitatoria entre Chile propio. Cuyo y la Tierra Magallá nica . e n un punto de la cord illera de los Andes. situado entre las latitudes 34° y 38 °. En esta va riante se hallan principalment e los ma pas de Nicolás Sanson. Otra . que es la qu e seña la como término boreal de la separación en tre la Tierra Maga -

1:::!6


LA TIERRA M A G ALLA N I A DEL R EI NO D E CHlUó

lIánica y Chile propio. la latitud del Volcán Qu echu cabi. situado hacia los 420 Est t .. od ' d . d' . bi . e opo mmo p na correspon, er In Istlnta:n en te len con el volcán Calbuco o el mon te Tronador. bien con el Yates o el Hornoplre~ . q ue se sitúan en la vecindad de aquella latitud. Ejemplifican esta variante o tendencia dellmltato~'a los ,ma pas qu e bajo el rótulo Corte de Paraguay, du Chili, Detroit de Magellan & Terre de Feu dan s 1 Amen qu e Mend lona /e. aparecieron bajo sucesivas ediciones a contar de 1712. , Flnal~ente ha de mencionarse el mapa de Nicolás de Fer de 1720. referido a la parte ma s a ustral ?e Sudam~nca, y.qu e constituye una excepción a las variantes consignadas. Esta carta prolon ga el limite co mun a Chile y Ch icuito (Cuyo) tan al Surcomo la latitud 43°. hasta un volcán que nombra de Bonne Esperan ce . Si el mismo hubo de corresponder. como cabe espera rlo.con una cumbre co ns?icua d~1 respectivo sector andino. es menester trasladar entonces tal referencia hacia el oeste y así podn a co incid ir qu tza co n el noton o mon te Corcovado. bien Conel volcán Minchimávida. hacia el norte. o con el Yanteles. algo más al sur. Atribuimos a esta carta el mérito de ajustarse más que otras . en esta part e de la fro ntera territorial. a una probable realidad basada en el comprobado ejerciciojurisdiccional sobre los distritos ultram o ntan os orientales. Qu edaría de este mod o definida la frontera geográfica histórica. sudoriental para uno y no roccidenta l par a la otra . e ntre Chile propiamente tal y la Tierra Magallánica. La misma debería excluir de la d ep e nd encia d e esta última gran región . por ajenas . las comarcas de Nahuelhuapi y las de más al norte . al este de la Cordillera. qu e en su conjun to forman la Neuquenia . De igual modo podría concluirse seña lando qu e habida cue nta de los antecedentes documentales revisados que corresponden con la tradición . el límite histórico e ntre la Tierra Magallánica y Chilo é. o lo que es lo mismo. Chile propio en su parte a ustra l. ha bría que situarlo por la parte de la costa del Pacifico. hacia los 47°. esto es. poco más al sur de l ca bo Tres Mo ntes en la penín sula de Taitao, o. si se prefiere. en el golfo de Penas. La fuerza de la tradició n tendría comprobación a nuestro juicio en la disp osici ón legal de 1848 . qu e dio form a admini strativa al territorio marítimo de la República, y que precisamente señaló la lat itud del ca bo Tres Mo ntes pa ra separar las jurisdicciones de Chiloé y Magallanes. Esta misma circunsta ncia d eb ió se rvir tal vez como an tecedente años después. para definir la separación políticoadmi nistrativa entre la Provincia de Uanquihue y el antiguo Territorio de Colonización de Magallanes. y qu e se trazó siguiendo el paralelo 47° sur. No obstante ello. y como postrera secuela de la histórica división colonial. los geógrafos mod ern os. e ncabezados por el ilustre Hans Steffen , han convenido en señalar el inicio geográfico de la Patago nia bien en el fiordo de Relo ncaví. bien en el fiordo Comau. para seguir en uno u otro caso por los cursos q ue e n ellos desaguan hasta su nacimiento en la Cordillera . y prosegu ir por su encadenamiento hacia el norte hasta alcanzar la latitud de las fuentes del río Neuquén. inicio boreal oriental comúnmente aceptado para el terr itorio norpatagónico. Cuestión más ardua es. de otra parte. la determinación de la amplitud occidenteoriente qu e llegó a tener el Reino de Chile o. para el caso que interesa . la Tierra Maqallánica en su co nce pción geográfica de máxi ma extensión , Es un asunto nunca aclarado a satisfacci ón. a nuestro juicio. La ma teria comprende dos aspectos: en primer lugar la equivalencia actual pa ra la legu a es pañola del siglo XVI: y en segundo si la jurisdicción chilena se extendió más allá de la línea demarcatoria imaginar ia señ a lado ra de la amplitud . . . En cuanto a lo primero. es sabido que en la con cesión original de Valdivia (1547). la determ ina ción rea l dada por mano de Pedro de la Gasee. fijó un ancho entra r~do de la mar a la tlerr~ hueste les te cien leguas. Tal disposición . sobre la base de la cuidadosa investigadon del historiador Carlos . Mari a Vicuña . hub o d e ratificarse var ias veces durante los años de la conquista . . Ahor a bien es de interés de terminar cuál pudo ser la equivalenCIaen nuestro sistema , . . . h h han métrico pa ra la a ntigua med ida hispan a de lon gitud . Al respecto las interpretaciones ec as no podid o ser más va riadas. En efecto. Tom ás Tha yer Ojeda entre otros acepta como valor para la ~eg~: cas tella na el de 5.569 metros" : e n tant o qu e Se rgio Villalob os y otros historiadores actuales afirma q 34 Obse rvaciones acerca del viaje de don Cerera Hurtado de Mendoza a las provincias de los Coronados y Ancud Reviste C hilena de Historia y Geog rafla. número 11, paqs . 323·3 8 1 Santia go. 1913

1 ~7


CARTOGRAAA M A G A UJ\NI

\

se trataba de la legua de 17 112 por grado. vale decir la equivalente a 6.349 ,2 1 metro . Con ello tendríamos para la primera concesión de Valdivia una extensión a lo ancho del continente no inferior a 557 kilómetros. ni superior a 635 kilómetros. Dentro de este aspecto. una segunda cuestión está en si la ampliación que en 1554 se le hiciera a Valdiviamantuvo la misma anchura que tenía originalmente la Nueva Extremadura o Provincias de Chile. Entendemos que así debió ser. puesto que el énfas is del con quistador estuvo siempre en que la ampliación se le hiciera en el sentido norte-s ur, esto es. hasta el estrecho de Magalla nes. y desde que ni aquél ni la real cédula otorgatoria señalaron modificación respec to de la am plitud, cabe concluir que en este particular se mantuvo la extensión dada en la primera concesión . O sea cien leguas . De aquí que no encontramos suficiente base de apoyo en quienes han afirmado que en el silencio de la disposi ción real. la extensión de 1554 debe ser entendida como corriendo de mar a mar aun más allá de las cien leguas fijadas. Si para aclarar la duda se toma como referencia indubitable la máxima extensión qu e en el ancho pudo alcanzar la Provincia de Cuyo (y que se ciñó estrictamente a las cien leguas) . pues hub o de ser confrontada con la jurisdicción contigua de Córdoba y Buenos Aires. lo que ha sido debidamente estudiado por distintos autores y geógrafos. entre ellos por Cruz Cano y Olmedilla . tenemos que tal medida bien puede contribuir a dilucidar la cuestión. Así entonces, conociendo el término histórico oriental de Cuyo (poco al este de San Luis. en proximidad a la ubicación de la actual ciudad de Mercedes). y aplicando la distancia correspondiente entre este punto y la costa del Pacífico. en un mapa actual sobre una escala determinada. obtenemos una longitud aproximada de 560 kilómetros . Ello hace verosímily por lo tanto aceptable el cálculo de Thayer Ojeda como el que pudo corresponder a la noción común durante el siglo XVI para la legua caste llana. como patrón de medida lineal. Por consecuencia. la proyección de ambas estimaciones. mínima y máxima de ampli tud meridiana . señala distintos trayectos en el sentido norte -sur por territorio pampeano y patagónico. con diferentes salidas al océano Atlántico teniendo en cuenta el enangostamiento progresivo del continente. Asípara el fin que interesa. en el caso de la primera estimación. el traslado hacia el sur de la distancia ya determinada. en paralelo siguiendo las inflexiones de la costa pacífica . permite com probar que tal línea de amplitud tocaría el Atlántico en el fondo del golfo de San Jorge y. definitivamente. penetraría en él al suroeste de la bahía de San Julián , propiamente en la bahía Grande. De este mod o se comprende perfectamente la descripción y mapa de Andrés Baleato de 1793 . En la otra estimación. la línea en su rumbo norte-sur penetraría en el océano mas hacia el oriente. en las inmediaciones del cabo Aristízába l, sobre la costa norte de l golfo de San Jorge (aproxi madamente en 45° 15' sur y 66° 30' oeste) . cortando y deja ndo hacia el occiden te el fondo del golfo. para reintemarse en el continente a la altura de la bahía Lángara (aprox ima da me nte 46° 40' sur y 67° lOS' oeste). Seguiría en seguida las inflexiones correspondien tes a la costa op ues ta, las q ue virtua lmen te encerrarían toda la curva continental de Deseado. pa ra salir de finitivamente a l océano en el cabo Vigía (aproximadamente en 48° 35' sur y 66° 50' oeste) . Esta segunda trayectoria demarcatoria correspondería en grado de notable semejanza con la descripción de la parte oriental del Reino de Chile que en 1744 hicieron los oficiales Rea les de Santiago, pues entre el río de los Leones por ellos mencionado (la!. 44 ° ) y el cabo Aristizábal hay una relativa corta distancia, considerando comparativamente la información geográfica de esa época y la actual. Con respecto a esta materia -el ancho de cien leguas- la cartografía informante no es escasa . toda ella correspondiente al siglo XVIII. y concurre más bien en apoyo de la primera trayecto ria descrita. esto es, la de una am plitud menor a la estimada por algunos historiado res chilenos actuales. De esta clrcu~tancia podría inferirse que tal consignación de anchura geog rá fica pu do se r el fruto de una cornprension cabal respecto de la extensión histórica occide nte-oriente origina l del Reino de C hile. . . Su pnmera expresión se tiene en el mapa publicado en 1748 por el señor D'Anville yen el Siguiente de 1758 de Tomas López de Vargas Machu ca , en los que se advierte nítida una línea fron te35 Histona del Pueblo Chileno

128


~.J\ ~ ::J{~\ I A ( ' AI .l .J\ '1(· \ I ) I .I. H.I· l i'O ( ) l lI <-" t UL! :

riza norte-sur qu e a partir del gra do 40 se o rie nte ha cia el O hasta el grad o 46 y continua ha .a el sur~ste conservando una eq uid ista ncia aproximada Con respe cto a la costa de l Pacifico saliend o al oceano Atl ántico en la behia Grande . hacia lo 5 10 de latitud ( lapa 79 ) rnejante son las demarca ciones o~entales del Rem o de.C~t1e co ntenidas e n las cartas pubhcadas por Covens , . Mortier (175 7) v el m.smo D Anvtlle en nueva edic i ón (1779): ta rnb, n en la francesa de au tor d nocido (17 O), en las d Moit~ey Y Zatta (178:5) Ye n la de Baleat o (17931 qu e hem os ten ido a la VI ta Podna asirrularse a e ta ve rsion la carta de Lán gara (179 ), que si bien no indica dehm itacion in mua la ju risd icci ón de Ch ile ha cia el occidente, por la fonna e n qu e se ubica el topó nimo politice ( lapa 95) En co n ec ue ncia. es razo nable conve nir que la e. tensi ón del Reino de Chíl entr meridianos . fue siempre de cien legua en toda su longura . desde Cuyo hasta el trecho d lagailan s. y ~ue c~alqul~ra qu e sea la mterpr eta cio n qu e se de a tal exten ion. queda a 1101 100 de terrmnado que mas a ll~ del term mo oriental de la demarcacion del Re ino y de la Tierra lagalla nica . hub una vast a extenSlon de te.rrtton o cos tero del Atlántico nun ca co mprendida en u jurisdicci ón ni tampoco en la del go?erno d el Río de la Plata . En ello concordamos con Jai me Eyzagu.rre en que hubo una region litoral mas o menos ex te nsa sobre la qu e no se atribuyó dominio pa rticular alguno antes del cuarto flllal del siglo XVIII. Este territ orio. por a lgunos den omin ad o simpleme nte Cos ta Desierta de la Poragonia . fue efectivamente e nte ndido co mo vaca nte por la Corona Espa ñola y. de acuerdo con las IIlV suqacion de Morla Vicuña . ob jet o d e asign a ció n tem pra na En efecto. ya en 1557 el rey de España capitulo con él ca ba llero va lenciano Jaime Ra squin . co ncedi éndole el go b ierno de las po blaciones 'l ile fllndase sob re doscient a s legu a s d e costa al sur del río de la Plata , contadas en derechur a al estrecho de Magallanes. Aunque Ra squ in no hizo efectiva su e mpr esa pob ladora . qu ed o e n claro que la misma en sucxtensiou litoral no llegó a comprometer la jurisdic ción oriental chilena. y qu e el territorio sobre la que la nusrna había d e tener ocurrencia se ma ntuvo disp onib le . y lo es tuvo ha sta 177 e n qu e e l rey de Espa ña , a la sazon Carla - 111 . preocupado pOI la s incursio ne s qu e sobre tan ex tenso litora l suda tlantico ha bían comenzado a rea lizar loqueros nOI1<' a me ricanos e ingleses , qu e con el tiempo pudi esen servir de base para acciones posesorias a lo menos por part e d e Gran Breta ña . determin ó es tab lecer alguna po blac iones. cuya fundación v superintendencia se co nfió a l Virreinato de Buen os Aires. Los punto elegidos para tales estab lecimien tos fueron la desembo ca dura del río egro (Fuerte de uestra e ñor a del Carmen ], istmo de la pe nínsula Valdes (Fuerte de ~dn J osé ), estuario del río Desea do (Fuerte an Carlos) y bahla de a n J ulie n (Colonia Floridablancal. en don d e se ub ica ro n las correspondie ntes poblacion es entre 1779 y 17 O. Al co ns ide ra r estas fundaciones. teniendo a la vista las distintas interpretaci one -dad, a la am plitud del Re ino de Chile , ten emos que no habna cuesti ón respecto de ninguna de ellas Podn.i , e n el caso de la ma yor ex te nsión entendida (63 5 kilómetros). ún icame nte haber dudas en lo tocante a la Co lonia Flor id ab la nca . pe ro a un así estim am os que la inclusi ón de es te establecin1lento en la ubicacion co noci da (bahía d e San Juli án ) podría en tenderse en tal lugar por razón de una insuficiente nocion para la é poca sobre la rea l an chura de l co ntine nte e n esa parte austral. Al proceder de la man era se ña lada. la Cor ona debi ó a ctuar teniendo por seguro que lo ha cía so bre te rritor io vacante y no hub o por lo tant o mengua jurisdiccional en perjuicio de Chile Esto se infier e ad em á s de las instru ccion es e nvia das a l virrey d e Bue nos Aires po r e l monarca. con re pecto di es ta b lecimie nto q ue debía formarse junto a la ba hía in Fo ndo (go lfo de San Ma na s), y que ímalrnennse haría a la ve ra del río egro. ce rca de su desem bocad ura . Precisa me nte. en el document o real se 36 Cuando don Adolfo lban ez se de se mpe ñó en tre U\7 1 y 18 74 como nuni stro de Rl'I<lC1011l.'~ Exteno n' lid Ph'''ldt'IlI,,· Feder ico Errázuri z Echcur ren . e nco me ndó il 10$ \l g l.'l1ft..'S diplomáticos chilenos \' 11 Europa q ue buscor.ur en :m:I~'~o:-IY b . 'IVIl" par 1 afirmar lo.. d erec hos de Chrl, en el I y cart og ru fileo s que pu .(IIl.~l rn ~l:~ ~ 1rlioteca s an tecedentes doc ume ntales " ), luc n 1lI10 lit' f<1I~'" l'lll.ng.ldllS, disputa q ue o la saz ón mantenía con Arqc ntina sobre (,1 (\OI11I1UO de 1.\ :<1 1,' 90111<1 Fti,., udo .ca tolouor 147 P h..'Z," qll" Gaspnr (!Ie-I Río. hizo une revisión l.'X h"'lIStlVil) en los. fondo: ~d Museo B~II':~~I~I~1 ~~no de ehll;, v "11 ono 27 l'~" favorecían le tesis chilena De ellas. en 30 1". r .1IdgOI~t.l " IM rl' (~ fon,n .lIld~ I ~r un trozado el", "UI .1 nOl11' gUdrd.lIIdo un tcrrito no apare ce tarnbrcn bajo ta l pcrt cn cu cta . pe ro su de slinde O ll l nt.~ slg~. B ~ 1 Flc m ,o) V h.''old el ll<nl,It.,j¡1 cierto paralelo COIl Id C05 1,l del Pacífico. par ncnd o desde l., boca lid 110 <'J.:l1l'"9m (c<lb? lW I I

46° S, y de ri va en segui da hacia el inter ior deJco n fin en te tom and o Id dlrl'CC10n NNL

I ~ l)


¡-

1" jrOE

PATA C O ~' ,A

€: AC

I O N

C M I L E t>o A

AR

J

E:

.

T

I

N

1IIIIIn

1'1"", 1"1'''Il....n.

A

~

R[JI ON ClNTRAL MAO ALLAN ICA

ORIENT A L

A

R

L_ _ _ ------::-...-_-_------::....--_-=---=------------106 Plano Topogrofiro de la Rejión Central Magallanica. A Berrrand. 1885. MAPoTECA INSTlTllTO oc ~ PATAGONIA.

-

-

-

-

--' ,

U l\'lVERS1DAOoc MAGAllANES. Pu NTA ARmAs.

reconoce que tal ríase interna por cerca de trecientas leguasdel reino de Ctúle" , con lo que explícitamente se da por reconocida la jurisdicción oriental de aquél. pero implícitamente se le excluye de la corre spondiente a la sección inferior del curso fluvial y a su respectiva zona tributaria . Lo que . de otra parte. no tiene explicación plausible es la extensión de la jurisdicción oriental chilena y magallánica hasta los lindes australes de Buenos Aires. Sobre este particular no hay. que sepamos. más documentación que la cartográfica. lo que amerita una consideración particular. Con un temprano inicio. a mediados del siglo XVII. buena parte de la cartografía referida a Sudamérica consignará durante el siguiente siglo y medio una extensión enorme hacia el noreste de la Tierra Magallánica . Cabe al punto preguntarse sobre qué base pud ieron proceder de tal manera los cartógrafos europeos. Esposible que al deslindar por el sur la jurisdicción bonaerense se haya querido señal ar. como se hab ía hecho en otros casos parecidos. el termino de una autoridad efectiva . como de hech o lo fue para el caso la de los gobernantes del Plata . que por dos siglos a lo menos no consiguieron penetrar en el extenso pais pampeano donde imperaban los indígenas libres. Al proceder así. se dejó la parte no dominada comprendida de hecho en el territori o para el que se conocía una jurisdicción nominal . como era la Tierra Magallánica . ignorando la porci ón territorial no asignada por el monarca. Ahora bien . como aquella vastísima región integraba el Reino de Chile. ergo. la jurisdicción del mismo pudo hacerse extensiva tan al este como los confines atlánticos de Buenos Aires. 3 7 Citado por Eyzagulrre en Lairomem chileno-argentina. pag 25. Santiago. 1962

130


LA ' 11EH.RA 1\l A ClAI.I ..A NI C A 1)1 ~ L IU :I N O I )l ~ C I IIU ~

De, hecho Thomas Falkner . . ' . consi.Igna en su o bra que «e l terr itor io que se extiende e ntre Bu enos Arres y el no SaladIllo (es) el termrn o y lImite de los do . . - 1 1 • • 3M P mtn ros espono es por a porte del sur de esto provrncla» . or otra parte. en el mapa que se adjunta al libro. basado en el de Thomas Kitchin se ha lla cons ignada so bre la la titud 35 °. desde la Cordillera hasta el curso del río Saladillo un trazado pu nteado. a modoAh de frontera . baja . t he year 1740 . ' , el cual. corre la frase Indian Bounda ry agreed upon 10 incidente en genera I lirni ora. bien , esa línea debidamente considerada . es prectícarnente comer d con entr e el Reino. de, Chile y las tierras de Buenos A'tres con tenid I d I . la traza De irn ítatoria " eru as en os mapas e SigloXVIII.. e ello inferirnos qu e se a tnbuyo la condición de frontera jurisdiccional de jure, a una circunsran cia admmlstratlva-mlhtar,.elacuerdo con los aborígenes. lo que a nuestro juicio no corresponde. Cabe co nsigna r qu e el tratado men cionado fue acordado por la parte hispana. por el gobernad~r Domingo Ort izde ~osas . siguiend o el uso común en los dominios americanos de España. estipulaclon que nunca co nllevo la re nun cia a la jurisdicción sobre territorios no del todo dominados. Semejantes fueron lo~ distinto s acu erdos que a su tiempo y turno establecieron las autoridades de Chile con los mapuches. AsI . SI en este caso las fronteras acordad as no tenían otro objetivo que una restricción jUrisdiCCIonal en aras de la mejor convivencia y la paz. sin supone r siquiera ni remotamente la pérdida de la misma . por anal ogía ha de co nsiderarse otro tanto respecto del acuerdo de 1740 sobre las fronteras a ustrales de Buenos Aires a qu e se ha hecho referencia . Juzgando. en con secuencia . qu e no podía haber en esta parte delcontinente territorios sin jurisdicción conocida. los cart ógrafos habría n optado por otorgarla al reino vecino. Chile. Tal es la hipót esis qu e for mu lamos, bu scand o interpretar el porqué de una atribución jurisdiccio na len favor de Chile sobre el País de las Pampas. que no fluye de ningún documento conocido. y que es por cierto equívoca . En definitiva . hem os de concluir sobre este punt o. que el límite oriental del Reino de Chile y por consiguiente de la Tierra Magallá nica hub o de ajustarse a la extensión originalmente conferida a Valdivia y sucesores en las reales cédu las constitutivas del dom inio. y que. comprendiendo un vasto territorio al oriente de los Andes. no habría sobrepasado los términos actuales aproximados de referencia en su trayect o norte-sur la línea del meridian o 6 .saliendo a l Atlá ntico por dos pun tos. el golfo de San Jorge y definitivament e al sur del pa ra lelo 49° 50 '. De este mod o se explican las disposicion es rea les de 177 sobre la costa patagómca. hasta la bahía de San Julián. las fundacio nes realizadas y el ejercicio jurisdiccional correspondiente de Bue nos Aires hasta el tiemp o de la Indep e nde ncia . En lo qu e d ice relación co n la frontera sept entrional de la Tierra Magallá nica. la misma quedó señalada e n la ca rtografía considerada por un trazad o arb itrario. cuyo ra ngo de traslación acomodaticia corría e ntre los 34° y los 3 0. De acu erd o con los títulos constitutivos de la jurisdicción de Men doza en 156 1. sa be mos sin e mba rgo qu e sus términos austral es bien definidos originalmente alcanzaban sólo hasta el río Diamante. Por lo tanto ese límite. nun ca alterad o. conformó la separación jurídica e histórica entre los terr itorios de Cuyo y la Tierra Maga llá nica . Sobre esta vastísima región geográfica. así deslindada por sus sector es nororiental. septentri ona l y oriental. la Capitanía General de Chile mantuvo una jurísdicción de plen o der echo afirmada ade más en reiterados hechos. de modo ininterrumpido desde 1554 hasta los tiempos de la independen cia de Españ a . Esa jurisdic ción se expresó e n num erosa s accion es y preocupaciones de carácter administrat ivo. misional. militar y científico a lo largo de tres y med io siglos. que si bien no llegaron a permitir e l estab lecimiento de una presencia permanente y activa e n el territorio. salvo períodos excepcionales e n la región de Na huel huapi. contribu yeron a crear y mant ener la noción de pertenencia que habría de leg arse co mo trad ició n a l siglo XIX.Sería este co ncepto el qu e recogería du rante casi dos Siglos y.de va riada man e ra la cartografía universal y que se reafirmaría una y otra vez con la apropiada rotulaci ón expresiva de do minio en la forma de topónimos políticos como Chi/i . Reino de Chile. Chile. Chile N,uevo. M od ern o o Exterior, o bien bajo la leyen da comp lementaria del nombr e geográfico Tierra Magalla mca . que los Españoles comp renden bajo el nornb re general de Chile (Mapas 71. 75. 76). ' U

38 Descripción de la flJtagon ia V d e las partes co ntiguas de America de l Sur , pag oSO.Buenos Aires. 1974

!JI


C.t\R reXiRA I-l t\ l\ lAGALLAN ICA

SIGLO XIX

Las exploraciones hidrográficas E n el estudio del adelanto del conocimiento geográfico de la Región Magallánica sobre la base de la evoluci ón de su expresión cartográfica. el siglo XIXse destaca porque en su transcurso se registro un esfuerzo de carácter continuado y sistemático emprendido.por distintas naciones con el objetivo de mejorar ustancialmente la noción que exist ía sobre su ñsíoqraña y en particular sobre la hidroqra ña meridional con miras a obtener como beneficio directo una mayor segundad en la naveqacion de las aguas australes. ., , . Pero. inicialmente . fue una circunstancia económica. la explotaci ón de los otandos qu e habitaban en los litorales exteriores de la Magallania . la razón primera de una presencia extraña qu e se hizo recurrente a lo largo de un cuarto de siglo. Los foqueros norteamericanos fueron los iniciadores de la actividad cinegética y qui enes la mantuvieron por largo tiempo. pero a contar de la tercera década del siglo pasaron a compartirla con los cazadores ingleses. en un principio unos y otros sobre los litorales de la isla de los Estados y los próximos al cabo de Hornos. pero después. poco a poco. comenzaron a penetrar y recorrer el laberint o de las islas fueguinas y patagónicas occidentales. que hasta entonces había conformado en el hecho un territorio vedado para los navegantes. Es seguro que sus embarcaciones (schooners . sloops, barcas y bergantines). resultaron ser muy marineras y sus tripulantes unos veteranos avezados. unas y otros por tanto más adaptados para enfrentar las contingencias de los mares merid ionales. Así se explica su movilidad a lo largo del litoral y por aguas interiores. que pudo ser cada vez más confiada y segura . Aunque los principales apostaderos de otáridos estaban situados en los lugar es más expuestos del frente oceánico. diversas razones y circunstancias condujeron a los cazadores hacia el interior. Bien fuera por la necesidad de buscar refugio durante los frecuentes temporales que azotan esa parte del territorio marítimo. bien por la búsqueda de nuevos apostaderos o de recursos varios co mo carne de animales silvestres. vegetales comestibles. corteza de Winter para combatir el escorbuto. agua y leña combustible: por la necesidad de reparación o carena de sus embarcaciones. o de mero descanso. o quizá por afán aventurero. en los hechos. esos navegantes iniciaron en algún momento de los comi en zos del siglo XIXla penetración náutica frecuente y voluntaria por distritos archipielágicos sobre los qu e únicamente por equivocación o por extrema necesidad lo habían realizado otros como Hawkins en 1594 . que derivó hacia el sur desde el estrecho de Magallanes penetrando probablemente por el canal Magd a lena : o el capitán Marcant , en 1713. que accedió al Estrecho pasando por desconocidos canales qu e separan a las islas Santa Inés. C1arence y otras menores: o como el desertor Bulkeley. en 1742. que se vio perdido y sin rumbo en el archipiélago de la Reina Adelaida. todos casos excepcionales. tal como pudo ocurrir en época indeterminada con otros extraviados y desconocidos nautas. Esa circulación permitió una progresiva familiarización de los cazadores con el ambiente natural . propia de un deambular hasta entonces privativo de los habitantes autóctonos. al punto qu e en,la práctica aquellos llegaron a dominar los secretos de la intrincada geografía marítima magallánica . Mas tarde. cuando los hidrógrafos británicos iniciaron y desarrollaron sus célebres campañas. los foque ros o loberos. con los que se encontraron una y otra vez fueron sus inapreciables informantes.

Las expediciones hidrográfica s británicas (1826- 1834 ) Exp edición del capitán Philip Parker King (1826- 1830)

.

Al

co ncluir la seg unda década del siglo XIX. Europa se recup erab a d espu és de un cuarto de Siglo de gue rras qu e habían alterad o los esquemas del pod er politico y eco nó mico d el co ntinente y mos traba a Inglaterr a como la gran pote ncia ganadora y co lonia l. Tal circuns ta ncia induj o a l Alrni-

132


L

\

.. ;

... ~

5

JO

8

I

107 Chile y Argentina . J ustus Penh es. Gotha. 1881 路188 7

133

11

12


___________ c

R ID<"'iR..\ F1A l\ lAt'jr\ LI ..A

IC_,_'

_

rantazgo a garantizar la navegac ión entre la me.trópoliy lo~ remotos do minios y factorías de ultramar. en especial en aquellos lugares aún no bien conoc idos ge~aficamente . . . . .. Fue así que hacia 1825 se determmo efectuar el reconOCimiento hidroqráfico de los territoriosaustrales de América. esencialmente la región del estrecho de Mag,alla nes y canales a~yacen ' tes. Se díspuso de tal forma la organización de una expedición que cumplina durante vanos anos una impresionante labor por su magnitud y seriedad. . . . El Almirantazgo designó como jefe de la misma a uno de sus mejores oficiales. el comandante Philip Parker King. marino probado y experto hidrógrafo. Puso a su mando dos ~uenos buques. la corbeta Adventure y el bergantín Beagle . seleccionando para las tareas de naveqacton a un grupo bien calificadode oficialesy hombres de ciencia . " . Es justo recordar los nombres de estos navegantes que aSI quedarían ligados a una proeza náutica sin precedentes en los anales marítimos del sur. En el rol de la Adventure figuraban T. Graves. teniente y ayudante hidrógrafo : J . Cooke . teniente. H. Ainsworth. master . R.H. Sholl , J .c. Wickharn.J .F Brand y G. Harrison. pilotos: J . Tarn, cirujano y G. Rowlett. contador. El rol del Beagle incluía a PringleStokes. comandante e hidrógrafo: E. Hawes, teniente . w.G . Skyring. teniente y ayudan-te de hidrógrafo. .5. Flinn, master: J . Kirke.piloto y J.L. Stokes. guardiamarina. Este cuadro de oficia lesse mantuvo durante los dos primeros años de actividades y a partir de 1828. luego de algunas baja s. entre otras la del distinguido comandante Stokes , se incorporaron el capitán Robert Fitz Roy y los oficia lesJ Kempe y M. Murray. La escuadri lla zarpó de Plymo uth el 22 de mayo de 1826 entrando al estrecho de Magallanesel19 de diciembre. Sucesivas recaladas condujeron a las naves desde Posesión a San Gregario. isla Isabel.bahía Agua Fresca. hasta la bahía de San Juan (puerto de l Hambre ). lugar elegido como base de operaciones y puerto de fondeo de la nave capitana. Una vezestablecidas en tierra las co nstrucciones e instalaciones de apoyo y ma estran za . Kingdispuso que el Beagle asumiera el reconocimiento de la parte occidental del Estrecho. ma s allá del cabo Froward. La chalupaHope. perteneciente a laAdventure y al mando del teniente Grav es. recibió el encargo de explorar el vca na l- de San Sebastián y penetrar al SE del cabo de San Valentin. po r do nde antañ o surcaran las naves de Magallanes y Ladrillero . El propi o King asumi ó la resp onsabilidad de levantar el litoralentre Famine y bahía del Aguila. Estos trabajos permitieron el red escubrimi ent o de la gran islaque después se llamó Dawson y de la enorme penetración marina que configura el se no o fio rdo del Almirantazgo. Además se hallaron algunos otros importantes fiordos qu e acced en a d icho sen o !Brookes.fbny yAinsworth) y se hizo el relevamient o de numerosos sectores litorales en ambos lados del Estrecho. Sensiblemente . en esta etapa la expedición sufrió las primeras bajas por accident es. entre ellas la del capacitado oficial Ainsworth. El Beagle por su parte cumplió faenas en la parte oeste. sufriend o desde un comienzo el rigor del tiempo que lo obligó a luchar duramente en cada singladura. Pese a las dificultad es. Stoke s tomando como base a Fortescue y puerto Misericordia . recon oció sectores de la parte más peligrosa y menos conocida del canal. en una faena que puso de relieve su gran capacidad profesi onal y la de sus oficialesSkyring y Rinn . Las operaciones hidrográficas de cada grupo fueron complementadas co n valiosas co lecciones de flora y fauna a cargo de los cirujanos Tarn y Bowen y del botánico J . Anderson . Los estudios de meteorología fueron realizados en puerto del Hambre por el piloto Harrison . Por último se efectuar on observaciones etnográficas aprovechando los frecuentes contactos con los indígenas. Al terminar esta fecunda campaña la flotilla abandonó su bas e el día 7 de mar zo de 1 27. dirigiéndose a Río de Janeiro en plan de invernada. para dar descanso a las tripulaciones y recorrer las naves . .. Con ~a expe riencia de esta primera eta pa. el capitán King obtuvo del comando de la Estación Naval de l Atlántico, la autorización para adquirir un pe queño barco aux iliar con el fin de hacer más expedito el levantamiento en aguas poco profund as . . , EllO de enero de,1828, la flotilla integrad a ahora ade más por la goletaA de laide. cuyo m~?do se confi ó a Gra~es. pe netro al Estrecho y fon deó en Posesió n. Desde esta bahía elBeag le prosigula hacia la pa rte OCCide ntal para explorar el laberinto archipielágico existente entre el Estrecho y el

134


\

108. Carta de lo estremidad merid ional de Su d Amé rica construida para señalar el límite entre Chile i 10República Al'jentina

Carlos Soza Brune. 1890. M.•.POTt.CA DtRf:~

l\CJClNAI.. DE FRONITRAS 'V

l..JMm:s DEl. Esooo. SANT'IAGO

golfo de Penas; mientras. laAd venture y la Adelaide recalaban en San Grega rio. En este lugar los ingleses sos tuvieron en ambas campañas un trato amistoso y un intercambio provechoso con los aónikenk . Cuando los buques fondearon en su base de puerto del Ham bre. King comprobó que los indíge nas canoeros. los kawéskar. habían destruido algunas instalaciones y elementos allídejados . Se pro cedi ó a su reh a bilitació n en tanto que se desarbolaba laAd venture . pues la intención era invernar en el lugar . A su vez la Adelaide . que haría todo el peso de la tarea hidrográfica. fue convenientemente preparad a pa ra ta l efec to. Su primer co metido. pendiente desde la campaña ant erior. fue explorar el misterioso «ca na l d e San Seb asti án». descub riéndose a l fin que no era sino una ampl ísima y profunda bahía que por lo poco seg ura y escasa de fondeaderos se lIamó /nútil. De esta manera se puso término a uno de los más sos tenidos mitos geográficos a ustra les. Luego la Adelaide operó sobre los intrincados litorales del sector ce ntra l sur del Estrecho. en una fatigosa y fecunda tarea que dur ó hasta el 18 de junio. en que volvió a p uerto del Ha mbre . Aq uí las cos as no ha bía n andado bien. La crude za del invierno la apari ción del escorbuto y a lgu na s muertes accidentales se co nfabularon para afectar la moral de los residentes. Como el ca pitá n King. pese a todo. estaba d ecidido a conti nuar en el paraje. dispuso como estratagema para levantar el á nimo de sus hombres. el ap arejami ento de laA dventure. consiguiendo elefecto deseado sólo mom entán eam ente. pues los ma rineros alver qu e los prepa rativos dem oraban más de lo habitual volvieron a d esm oralizar se. Así las cosas. arribada laAdelaide . recibió la orden de seguir al encuentro de los aónikenk para adquirir de ellos provisión de carne de guanaco. Pero la situación no mejoró en puerto del

1..15


C A I{"n"XI lv\ Fl ,\ t\ 1 AGA I ~LA N I

A

Hambre. sino que se agravó con nuevos enfermos. Fue entonces cuando el jefe de la expedición adoptó la determinación de "preparar el buq ue a son de mar». dispo sición ma rinera que no bien hubo salido de labios del contramaestre "cuando ya tod o fue vida. ene rgía y conte nto » según consignó con sentimiento el capitán King. añadiendo que todos menos él veían con júbilo la perspectiva del próximo zarpe:" . El27 de junio hizosu aparición el Beagle . de vuelta de su prolongado crucero por las aguas del occidente patagónico. Ha bía explorado en rudísima faena la costa exterior desde el Estrecho hasta el cab o Tres Montes. relevando el litoral del golfo de Penas . la boca del canal Trinidad y otros puntos. Pero tan agobiadora labor había tenido sus consecuencias . Elexcesivo trabajo. los padecimien tos por cau sa del clima y otras contrariedades afectaron de tal modo al comandante Stokes . que cayó en un agudo estado de depresión. cercano al extravío. De este mod o su arribo no hizo sino aumentar el desáni mo. El regreso de laAdelaide con más de dos millibras de carne de guanaco ayud ó a recobrar el ánimo durante algunos días . ...=:':::l . • pero al cabo de una semana los enfermos aumentaron por lo cual y en vista del retardo en partir. las tripulaciones com enzaron a desesperarse. Para colmo. ell o de agosto se supo qu e el comandante Stokes había aten tado contra su vida . Inútiles fueron los esfuerzos para obtener su recuperació n. pues en la mañana del día 12 moría en medio de la consternación general. Sepultado Stokes junt o al campamento y designado el tenient e Skyring como nuevo jefe del Beagle. se reanudaron los preparativos de zarpe . el que finalmente se produjo el 16 de ago s109 Demarcoaon de límites co n la Republlco Argentina. Plano de la to. Luego de recalar en Agua Fresca. Tres línea diUlsoria de Tierra del Fuego, 1895 Brazos. isla Isabel y hacer la ya habitual MAPotu:A OIRUXJQN N.-.c:lONAJ.. ce FROmUlAS pa rada en Sa n Gregario. la flotilla abany tnons oe, EstADO. SNmAr..o donó el Estrecho el 24 de aquel mes, des pués de casi ocho meses de laboriosa perman encia en sus aguas . Se dirigió al Brasil para un rep arador 39 Narrociónde los viajes de levantamiento de los buques de SM -Aduenture. V -Beag/e_ e n /0 5 años 1826 o 1836 . pág. 188 . Buenos Aires. 1933

136


EXI'LORACIONI~<; III D ROG RA I'l C AS BRrrA NI C A S

descanso. tan necesar io a sus oficiales y tripulaciones. Una nueva serie de ope racion es se inició en el otoño de 1829. al reingresar al Estrecho S G . e l Beagle , ah ora al mando del co ma nda nte Robert FitzRoy y laAd I 'd 1i b h' O . e 01 e. ras tocar en an regon o y fondear e n a la azy pa ra su releva miento. los dos buques arribaron a Famine el 14 de ab ril.A partir de entonces se exploraro n I,evant aron diversos sectores de las costas meridional y septentrional. con un breve Interval o qu e p ermiti ó explorar el canal J erónimo aguas ade tr d bri I I . d O Sky . n o y re escu nr os vastos agos marinos e tway y n nq, Las n~ves se juntaron de nuevo el9 de junio en Fortescue . Luego de un breve descan~o Fitz Roy encomendo a los tementes Skyring y Graves la exploración de los canales que desde la bah ía Ta ma r se abr,en hacia el norte . Mientras tanto él mismo. con su nave. proseguía los relevadmlent os e n el sector mas o ccid ental del Estrecho. quedando convenido reunirse en el puerto de Ancu . . La Adelaide fue debidame~te aprovisionada y equipada para su misión y su plana de oficiales fue reforzada co n Skyring. que asurruo la Jefatura de la campaña hidrográfica. con el guardiamarina James Kirke . el co ntra maestre Alex Millar y el cirujano Benjamin Bynoe , quien además de su tarea espe cífica debí a de sempeñarse co mo colector naturalista . . Partiendo des~e el cabo Upright y reconociendo la bahía Bea ufort y los senos Helado y Ventisquero, Skyring abandono las aguas del Estrecho iniciando el recorrido hacia el norte por el canal que llamó Sm yth . siguiendo a men ud o las singladuras de Sarmiento de Gamboa cuya memoria iban recordando. Esta co misión ha bía tenido o rigen en los a ntecedentes aportados al comando operacional británico por caza do res ingleses y norteamericanos qu e deambulaban por aguas del Estrecho y de los ca na les fueguin os y pat agóni cos, respe cto de rutas practica bles de navegación entre el Estrecho y los ca na les situados al nort e del mismo hasta el golfo de Penas. De allíque aunque ajena propiamente a la tarea hidrográfica en el Estrecho. la co misión de la Ad elaide tendría gran trascendencia. pues sus expío raciones demostrar ían las ve ntajas de una ruta interior de navegación segura y tranquila . que evitarían las difíciles singladuras de l extremo más occiden tal delgran canal . De este modo la exploración hidrográfica de Skyring hu bo d e ser la ca usa directa d e la pos terior reanudación del tráfico marítimo por el estrecho de Magallanes. Entre tan to King ha bía zarpado con la Ad venture. poniendo rumbo al extremo austral de la Tierra del Fuego. al qu e arribó a comienzos de abr il luego de algunas escalas en la costa oriental de la Patag onia . Perman eció en el área por dos meses haciendo un reconocimiento parcial del archipiélago del Cabo d e Horn os, cumplido el cual la corbeta se dirigió a Valparaíso. puerto elegido para el descanso que merecía la esforzada tripula ción y para la necesaria recorrida del buque. En plan semejante permanecieron por va rios meses en Ancud el Beagle y la Adelaide . A fines de 182 9 se inició la cuarta ca mpaña de operaciones hidrográficas con la salida del Beagle . d esd e el puert o d e San Ca rlos d e Ancu d . Las instrucciones que había recibido el ca pitá n Fitz Roy de parte de l jefe expedicionario prescribían la exploración de la costa meridional fueguina . entre el seno Año Nu evo y la bah ía Nassau. pero en la rea lidad su cometido se extendió considerablemente. de sde la boca occidental del estrecho d e Magallanes hasta el litoral sudoriental de la islagrande de Tierra del Fuego. La na ve pasó frent e a la entrad a del Estrecho el 24 de noviembre y continu ó por la costa exteri or hacia el sur. hacien do el relevamiento de uno de los tramos litorales menos conocidos y más temidos por los navegan tes. que desde los tiempos de Narborou gh se conocía como Desolación del

y

Sur .

Al cab o d e esa faena qu e tom ó dos meses. elBeagle cont inuó costeando en sucesivos trabajos sobre el litoral ex terior y los ca nales y en tradas ad yacent es. qu e permitieron conoce r la complejida d de esa pa rte del piélago fuegu ino. Mientras los explorado res desar rollaban sus distintas operaciones, una y o tra vez se en contraron co n los indígenas ka w éskar perte necientes a la parcialidad más austral de '.' ese grupo étnico y luego. d esd e el se no Navidad . co n los indios yáma na .. Uegado el mes d e marzo. el trab ajo prosigu ió con intensidad leva nta ndose la.costa que ' N I se penetró el primer d ía de ab .' ril.I med ia en tre aquel accidente y el acc eso sur a Ia ba h 13 assa u, a a qu e Desd e aquí se rea lizó una de las eta pas más pro vec hosas del viaje. pues en su desarrollo se recomo e . . to prelimina r del mismo n ose e I co nocirruen área descubie rta por L:Hermit e dos siglos a ntes, co mpletaind

137


.

-....- ·· 0

con las correspo ndientes co rrecciones y nuevos hallazgos. entre otros los de los ca nale s r t U [lii.·l" DES . MlIrroy y Beog/e. un o y otro rnn-1.... ,~: ~:~.d.1 .. cnre u ...... debidos al master Matthew ss ~......• Murray. Al co ncluir el mes de mayo. FitzRoy puso términ o a un a ca mpa ña por cierto satisfactoria por sus trabajos. observac iones y descubrimientos. Luego de alguna s operaciones complementari as en la costa sud oriental de Tierra de l Fuego. se emprendió el viaje con destino a Mo ntevideo y Río de Janeiro. Si laborioso y proficuo había sido el crucero del Beog/e. no lo fue menos la campaña emprendida por la Ade/oíde entre el golfo de Penas y el Estrecho. Las operaciones hidrográficas en aguas magallánicas se iniciaron el19 de enero de 1830. cuando el teniente Skyring llegó con su goleta a las islas Guayaneco. e n un viaje pro longado que lo llevó ha cia el sur por el complejo de canalesy fiordos. donde habían su110 Ka" e de> Feuetkmdes Ono Nordenskjold. 1 97 JUS1U5 l'ERTH61WmJ-; . GOTHA. cumbido tantos esfuerzo s exploratorios en los tres siglos anteriores . en un trayecto complementario de aquel rea lizado en sent ido inverso dur ant e el invierno del año anterior. La extensa travesía permitió recorrer los canales Messier y Brazo Ancho. y descubrir -a veces se trató de redescubrimientos de antiguos hallazgos hispanos- entre otros los fiordos Eyre. Falc ón. San Andrés y Peel. La faena exploratoria y sus trabajos complementarios fueron tan intensos y ajetreados qu e tuvieron al borde del agotamiento al meritorio Skyring. Como ya se había hecho una norma en el transcurso de esta expedición . las operaciones hidrográficas fueron acompañadas de observaciones sobre la naturaleza de los distritos recorridos y sobre las características y costumbres de los aborígenes. en el caso de los kawéskar. Al comenzar abril la Ade/oíde navegaba por el Ancón Sin Salida y tras descubrir y explorar el profundo fiordo. mal llamado «ca nal»de las Montañas. siguió por un brazo lateral a su boca y penetró hacia el noreste para realizar uno de los hallazgos más impo rta ntes de la cam paña: el redescubrimiento del complejo marítimo trasandino de Ultima Espe ranza. que fuera av istado por vez primera 273 años antes por el insigne J ua n Ladrillero. Una vez traspu esta la cordillera de los Andes. Skyring y J ames Kirkereconocieron algu nos brazos del extenso mar interior. entre ellos los fiord os Ob strucción y Ultima Esperan za. realizand o ca ntida d de observaciones y otorgando den omin acion es a distintos accide ntes. en una faen a exploratoria particu lar qu e demoró tres semanas. El 24 de abr il la Ade/oíde abandonaba las aguas de Ultima Espe ranza y cuatro días después entraba al Estrecho por la ba hía Beau fort. com pletando la primera travesía norte-s ur entre el I ART F.

_

13R

_.-

Hl • •


EX PLORAC ION ES IIIDR( )(, R AI1C A S BRnA NIC A S

". MAGALLANIA: Actividades maritimas 1800 · 1840

.,.

Gallo

de San JOf ge

Entre

'826

y 1834

"-. /os cafHtanes Parl.AtrKlflg y Flzt Roy llevarona c:.abo el mayor trabajO /liO'rografico realIzado/lasta en/oncesen aguas magaDarncas

<D

Pu.r'o

AJ et'C4l,,'es r 100.'05 rNDr." e, '''''ICODO/eI EsrffIC/lo 7~O

Famme

e ase á6

,, ...,, ii:,

operaC1onf1S d~

Parlle rK mg (1826--' 830J y lugar d 6 conmemO/acl()n

los pllm610S w8pores por el E strecno

d~1 paso

de

18·1;(·18 40

~l ~,

:, s

; -~~

E_pea /clone s

~:1

/

de caza de IoDos por nott"am"rlcsnos e mgl.ses 1800-7840

,,,"los

E""'"

ts-

golfo de Pe nas y el gran ca na l de Magallanes a lo largo de los canales patagónicos, precursora de la futura ruta de l tráfico mercante a partir de la segund a mitad del siglo XIX. La goleta prosiguió sus singladuras por e l Estrecho teniendo por destino a puerto del Hambre, lugar previsto para el encuentro

139


C ..\RTCXJRAFIA l\IAG A I _I......\.

IC A

con la Adventure. lo que efectivamente ocurrió el 4 de mayo. Esta nave hab ía llegado al Estrecho.el31 de marzo y había empleado el tiempo que med iaba entre una y otra fechas en trabajos hid rogr éfico s puntuales en su sección occidental. compartidos ocasionalmente con encuentros y algunas incidencias con los indígenas. Pocos días después las naves inglesas partían navegando en conserva hacia Río de Janeiro para seguir después a Plym outh. Al trasponer la punta Dungeness y enfilar hacia el norte Philip Parker King ponía término a la campaña exploratoria más extensa. geográfica y cronológicamente. emprendida en tres siglos en aguas magallánicas. El trabajo cumplido con responsabilidad y acuciosidad que honra a cuantos participaron en la expedición. en particular a los distinguidos jefes y oficiales , había tenido una magnitud colosal. tanto que se requerirían años sólo para hacer el procesamiento de los millares de datos geográficos reunidos. en las oficinas técnicas del Almirantazgo Britá nico. De tal modo su contribución al adelanto del conocimiento de la geografía marítima magallánica. sería a lo menos semejante en importancia al de las hazañas descubridoras y exploratorias del remoto pasado, protagonizadas por Ferna nd o de Maga lla nes y Juan Ladrillero.

Expedición del capitán Henry Foster (1828 -1829) En tanto el capitán King y sus oficiales progresaban en su laboriosa tarea hidrográfica. en octubre de 1828 a rribaba a las aguas fueguinas la go leta Chantic!eer a l ma nd o del capi tán He nry Foster. Este marino . hombre de gran me recimien to profes iona l y cienti fico. traía e l encargo específico de la Rea l Sociedad Geográfica de Londres . de precisa r la form a de l plan eta a través de ex perime ntos y observaciones sobre las va riaciones de la lon gitud de oscilacio nes de l pé ndul o. Par a este efecto. Foster estableció un observatorio en pu erto Cook, isla de los Estados. circu nstancia q ue aprovechó para hacer un de tenido relevamiento de l lito ral. Co ncluidas la s observaciones y demás trabajos. la Cha ntic!ee r se dirigió al archipiélago del Cabo de Hornos en donde permaneció por a lgunos meses completando su estudio científico. tras lo cual retorn ó a Ingla te rra .

Expedición del comandante Robert Fitz Roy (1832 -1834) Sin embargo de lo provechosa que había sido la expedición de Ph ilip Pa rke r King. en 1833 el Almirantazgo decidió complementar el trabajo hid rográfico realizado, con nuevos levantamientos en particular en secciones del estrecho de Magallanes y los litorales orien tal y austral de la Tie rra del Fuego Esta segunda expedición se confió al mando del hábil y experimentado comandante FlIZ Roy. designándose para acompañarlo un conjunto de buenos oficiales. entre los que se contaban el teniente John L. Stokes , piloto e hidrógrafo ayudante Arthur Me llersh y Philip G . King. guardiamarinas. todos veteranos de la primera expedición. Se puso a disposición de Fitz Roy el bien probado Beagle . meritorio barco digno de la empresa trasce ndente que se iniciaba . En su tripulación de 74 hombres. de comandante a grumete, se incluían algunos supernumerarios como el joven naturalista Charles Darwin y el dibujante Augustus Earle. La inclusión de Darwin había sido bien meditada por Fitz Roy. Año s a ntes . en 1830 . mientras realizaba operaciones en la vecind ad de la desembocadura del ca nal Bár bar a y an te la s manifestaciones de riqueza y variedad qu e ap recia ba en la na turaleza se había prom etido firm em e nte qu e «si otra vez salie ra de Inglaterra en exp ed ición análoga, trata ría de lle var una persona calificada pa ra exami nar la tIerra mientras mis oficiales y yo nos oc upa ríamos de hidrografía»4o. Ahor a se le ha bía d ado al talentoso marin o la opo rtunidad de cumplir aquella laudable prom esa . La elecció n hech a e n la persona de Darwin y su ulterior tarea profesional prob ar ían lo ilustrad a y provechosa qu e fue su suge rencia, como qu e e n esa expe riencia se fundaría una co nce pció n qu e revoluci on aría la cien cia biológica uni versal. El Beagle zarp ó e l 2 7 de ene ro d e 183 2 , pero só lo al pr om edi ar diciembre e ntra ba a la 40

op CII

pág 480 , tomo

JI.

140


EXPLORAC IONES III DROG RAI ~

11

,~ .

1

AS B1UI A NIC A S

1

PLANO T11111\ 1fI

I" .-nl OO'- 1,",1 1 \

t,Ill T\ -\f H mll 10\ 1111 11 \

' . l.

PAT4CONI A I TII]RA DIl.

rutce •

I

/"

) ~:

",

".

j}.

".

.... ' ___7 '....

-.. ......._._

-' o

---

.......-

.....·w.. •

., -.- . . ... .

....

/

'lo

111 Plano d e los trabajo efectuados por la Quin ta Sub-Com isión Chilena en fa Patagonia i Tierra del Fuego . ca 1897· 1898 M......'OITCA [)R.lcc JON N ACIONAl DE FRONTUtAS v Lserrs 00. EsTADo. SNffiAGO

141


C .r\ RT ( )(i R A I :I ..-\ l\ 1AGAU ..A N ICA

------

Regió n Maga llá nica. aproximándose a l litora l fueg uino. prime r ~bje tivode la exped ición. Previa me nte había efectuado recaladas en distintos puntos de la cos ta pa tago mca oriental; . Tras una recalada en la bahia Bue n Suceso. que POSIbilito a Filz Roy un amisto so encuentro con los indígenas haus h, la nave puso rumbo al cabo de Horno s y costa sudoccidental de la isla Hoste. en cuyas aguas debió soportar un temporal bravísim~. La s C?nd lCIOnes adversas de m ar y clima obligaron al retomo hacia el noreste . Entonces el bergantm cruzo la parte Orienta l de la bah ía Nassau para navegar costeando el sector del levante de la isla Navarino y penetrar en el canal Beagle qu e fue seguido hasta la boca del Murra y. Este canal franqueó el acceso a la bahía d~ Wu laia . centr~ natura l de concentración de los yámanas. en donde fueron desembarcados los aboríqenes que hablan Sido llevados a Europa en el viaje anterior. Cumplido este trámite. el Beagle retornó al canal ho mó n imo y se dio principio a la exploración de toda la .secci ón occidental de este in:'portante brazo de mar y sus tributarios . completándose desde el interior y con nuevos hallazgos geograficos el reconocírruent o practicado en 1 O por el litoral oceánico. De regreso al oriente y tras una nueva recalada en Wula ia , se emprendió el levantam iento de la costa meridional de avarino y sectores orie ntales de la intrincada isla Hoste, entre otros el fiordo Ponsonby. la bahía Tekenika y sus inmediaciones. En seguida se tra slad ó a las islas Wollaston y nuevamente al litoral de Navarino . poniéndose térmi no a la s operaciones hidrográfica s al cabo de poco más de dos meses de esforzado trabajo. en co nd iciones de ma r no sie mp re fa vo ra bles. Fitz Roy se dirigió entonces a las Malvina s. a rch ipié lago en qu e pe rma neció vari a s semanas. durante las cuales la tripulación pudo reponerse un ta nto de la fatigosa fa en a p recedent e . Desde allí el Beag/e zarpó hacia Mo ntevideo para efectuar una reco rrida ge ne ral y pa ra d ar d escanso e n debida fonna a la gente. Tras algunas operaciones de reco nocim ient o e n la cos ta nort e de la Patagoni a o riental . el6 de diciembre de 1833 los británicos zarparon ha cia el su r e n lo qu e sería la ca mpaña final de tra bajos hidrográficos en aguas magallánicas. Una vez aquí el Beagle re alizó a lgu nas recaladas en sec tores d el estre cho de Magallanes para el desarrollo de labores puntuales o complementa rias d e tar e a s a nteriore s. cumplidas las cuales Fitz Roy dispuso navegar hacia e l sur de la Tierra del Fuego . Se arribó así el 25 d e febrero de 1834 a la isla Hennite y se inició una tarea de levantamiento en distintos sectores del archipié lago fueguin o no cubiertos en operaciones anteriores. a la que se dio fin en un par de semanas. dirigi éndose entonces el Beagle a las Malvinas. Luego de breve permanencia en este archipiélago. el bergantín na vegó ha cia el estuario del rio Santa Cruz para efectuar una faena de reparación del casco que se hallaba afectado por un percance sufrido durante el crucero fueguino. pues era indispensable enfrent ar en la mejor condi ción una próxima y prolongada navegación por aguas del Pa cífico . Reparado a satisfacción el casco del Beagle el 12 de mayo se levó anclas y se puso rumbo al estrech o de Magallanes. yéndose a fondear a puerto Famine hasta donde llegó laAdventure . lueg o de una prolongada estadía de trabajos h idrográficos en el archipiélago malvinero. Los buques permanecieron allí haciendo los aprestos para el zarpe definitivo que tuvo ocurrencia el 9 de junio d e 1 4 . La travesía final por aguas magallánicas se hizo por una ru ta inusual descubierta antaño p or los loberos. es to es . por los canales Magdalena y Cockbum. Al día siguiente las naves inglesas enfilaba n ha cia el norte por aguas del Pacífico. dando fin a la expedición en lo que se refería a la Regió n Ma ga llá nica . Los objetivos previstos una década a ntes al disponerse la organización de l primer viaje . se habían cumplido a completa satisfacción. Una labor pro longa da . cie rta me nte ímproba por la s fatiga s y sacrificios de va riado orden que demandó a cuantos intervinieron en a mbas exped iciones. y que permitió poner de relieve la gra n compete ncia profesion al de los mejores marinos de la época. e ntregó re sulta dos co ndig nos en cantidad . ca lidad y serie da d a la ma gnitu d y cos to de l es fuerzo d em andad o . Cu a nto se habí a realizado en los siglos a nteriores e n el ad elanto de l co noci m ient o geográfico au nque valioso. restab a incompl et o e n mu chos as pec tos gru eso s y de det alle . Por ello. e n una Justa valor~ción sin a lcanza r la perfección . qu e recié n se lograría mu y a vanzado e l siglo XX. las ex p edi cie nes bntamca s de 1826-30 y 1832-34 hicieron un a co ntrib ució n inm en sa . d e un grado tal qu e -co n entera propi edad - la co mpleja ge ografía marítim a magall áni ca pudo se r co no cida y d ominada só lo a partir de I~ co nclusión d e los memorables trabajos hidrográficos. Basta comparar. para el ca so. e l m ap a de la Reglan Magallánica originado e n las exploracio nes de Antoni o d e Córdob a y otros marin os españa-

142


r~'( I'I.oRI\C ION I :S I II I)ROG RI\ I ~ CAS B1UI A N ICAS

I~

les publicad o en las po strimer ías del siglo XVIII . COn las cartas generales del Sur de América entregadas a contar de 183 1 por la Oficina Hidrográfica del Almirantazgo Británi co, para verificar el impresionan te progreso e n la represe? tación de la real conformación geograflca meridional, (Mapas 93 , 95 y 99) .

Ese ad elant o se expresó en la producción cartográfica.en mapas gene rales y planos sectoriales y de detalle, que recogió y divulgó el paciente trabajo de los hidrógrafos y que hizo insustituible su uso para la navegación austra l. primera actividad beneficiaria de ese esfuerzo náutico y técnico. Este. no sólo posibilitó del modo considerado las operaciones marínmas en condiciones de mayor seguridad. sino que permitió poner fin a la incógnita secular que existiarespecto del piélago magallánico. y con ello franqueó nuevas rutas al trafico por vías interiores y, de paso. reabrió el estrecho de v Maga lla nes a la navegación interoceánica. Cabe además una apreciación particular sobre la segunda expedición . Esta. diferencia de la ant erior, mostró un carácter más científico. El caudal de informaciones naturalistas y etnográficas que se obtu vo 112 . Ma pa que muestra las pretensiones argentinas en el sur de la Patagonia en su transcurso fue impresionante tanandina . Année Ca rtographique . 1898 to que sobre el mismo y su posterior elaboración se fundaron los estudios mod ernos so bre Geología . Mineralogía , Pa leo ntología y Zoo logía y sobre la vida abo rigen de la Región Magallá nica . Ape nas tres años después de co ncluido el pe riplo delBeagle se d io a la publicidad una obra vo luminosa qu e concentró los resultados del notabl e trabajo. bajo muchos aspectos todavía con ca rácter de prelimina r: NaTTaciónde los viajes de levantamie nto de los buques de S.M. «Adventure. y . Beagl en los añ os 18 2 6 a 183 6 (Lond res. 1839). En este trabajo. clásico en e l género descriptivo geográfico y natura lista de la lite ratura magallánica concurrieron las plumas magi strales de Robert Fitz Roy. como narrador. y de Charles Darwin, co mo expo sitor científico. Co n su aparición se inició una producci ón biblio grá fica sobre la materia qu e alcanza a nu estros d ías. circuns tancia que por sí misma explica la den sidad y riqueza infonnativa de las memorables exped iciones . Con dicha ob ra fundam ental y ve raz -no obstan te algunas apreciaciones del joven naturalista qu e pro vo ca ría n controversia-oque informaba sobr e la vida y la naturaleza. y con la nutrida cartografía qu e pa só a brind a r seguridad crecien te a la navegación , la noción que los contemporáneos pudi eron te ner o a dq uirir sobr e su realidad , esfumó de man era prácticam ente definitiva el halo de misterio qu e envolvía desde siglos al territori o magallánico. Este devino as í más acces ible a las gentes ilustrada s a través de esas versiones fidedignas y a la larga fue pred ispo niendo ánimos hacia acciones condu -

I-U


CA l{ rCX ,l{¡\ll,\ ;\t t\G /\IJ-I\ NIC ¡\

centes a un conocim iento más profundo y. al fin. a su ocupación. Asi.Ia trascendencia de las expediciones y estudios desarrollados por los británicos a lo largo de una década . fue mucho más allá de lo qu e pudier on prever sus inspiradores y ejecutores. Esas meritorias acciones virtualmente colocaro n a la Región Magallánica en el umbral de un nuevo tiempo histórico.

Las postreras exploraciones del período (1837- 1839)

L

actividad exploratoria de la primera mitad del siglo XIXculminaría co n la presencia fugaz. aunque relevante. de dos comisiones científicas. una francesa y otra norteam ericana. Poco más de tres años despu és de l a lejamiento de los ingleses. el 12 de d iciembre de 1837 . penetraban al estrecho de Magallanes las corbetas LAstrolabe y La Ze l ée.al ma ndo de Jules Cesar Dumont D'Urville, uno de los oficiales más prestigiosos con que contaba la arm ada real de Francia . Estos buques venían sólo de paso. pues su destino eran los mares y costas a ntárticos. No obstante. sus técnicos y cienhficos cumplieron una interesante labor duran te la breve penn anencia. Repitiendo singladuras ya conocidas. Dumont D'Urvílle cond ujo a sus barcos Estrecho adentro hasta el tradicio nal fond ead ero de la bahía San J uan de la Posesión . La estadía fue aprovec hada para rea lizar obse rvaciones sobre la naturaleza. sus recursos y clima. los que estuvieron a cargo de los cirujanos Jacques Bernard Homb ron y Hon ore Ja cquinot. El ingenie ro hidrógrafo Cl érnen t Adrien Vicendo n Dumoulin efectuó con algunos oficiales levan tamientos e n el litoral de la península de Brunswick. Desde Fa mine los france ses recorrieron el litoral de la porción má s aus tral de Pata gonia . alca nzando hasta Fortescue. pa ra regresar en seguida ha cia el sector oriental del Estrecho. deteniendo se en la bahía de Peckett. Desde el punt o de vista propiamente geográfico y excep ción hec ha de a lgunos interesa ntes planos la expedición francesa no aportó algo novedoso . pero fue provechosa pa ra el mejor co nocimien to de la naturaleza por los re gistros desarrollad os y por el material de valor científico recolectado. Ta mbién aportó antecedentes de interés etnográfico con las observaciones practicadas en tre los aón ikenk de la bahía de Peckett . La actividad exploratori a por pa rte de naves norteamericanas en las ag uas au strales fue cierta me nte exce pcional y la misma hub o de dar se en 1839 con 113 Plano Jeneml de lo zona oeste poro los remates de 1899, Enrique G Evara y F Schnejder, 1899 elarribo de la denom inada Expe dición E,plorad ora de los Estados Unidos . coman dada por el comodo ro Charles Wilkes. Esta

l -l-l


C A IU O G RA FIA D1,RIVA D A D E LA S EXPL O RACIONES H IDROGRA R C A S

ha bía te n id o co mo pr ecur sor a a la flotilla dirigida por James Ei hts u ' , a ntárticos entre 1828 y 183 1, aunqu e en verdad ocupá ndose mfsdeia ~vego por mares fuegumos y nes, sin e mbargo d e lo cua l pud ieron desarr olla rse algun as tareas de es de lobos que de exp loraciomiento d e la zona ma gallá nica a ustral. casa importancia pa ra el conociUn o d. e .los tobjeti vos funda me nta les de la expedición de W'lk ferí b . I es se re ena a tra ajos de "' exp 1o rac ron y re conocrrmen o en a guas a ntá rticas por lo que su I b lo é debí . li . d i ' ' a or en e genero eb ía ser necesanamen te im ita a en o que se re fen a al sue lo chileno. No obstante ello se real' I . pun tua les de provech o. IZaron a gunos trabajos . Así e l buque insignia Vincenn es desarrolló faenas hidrográficas desde el Falso Cabo de Hornos (Isla Hoste ) ha sta la Isla Nu eva , con el fin de completar las cart . l '" . . . feccí El as mg esas que teman insuficieneras e imp cione a su turno exploró con detenirniento e I arc hini i s. bar co Sea Gull ' . rpieélago Wo IIasten, . a r ecla deseubne;,do a Isla Boy/y y o tros a cciden tes h idrográficos. Otra nave . el Re/ief . debía de sar rollar una explorac lon de m ayor e nverga dura en tre bahía Orange y el estrecho de Magallane s, vía canal Cockbum sit:ro un a tormenta prolon gad a qu e la cas tigó severamente impidió al fin el cumplimiento de este prop óSIO.

. . Adem ás de lo me~cionado, los oficiales del comodoro Wilkes pud ieron desarr ollar algunas lim ita da s obse rvac iones de ca rac ter naturalista y etn ográfico qu e. con otros ant ecedentes referidos a I;; ; a fuero n pub hcados en el tomo primero de la narraci ón de la expe dición, publicado en Rladelfia en

La cartografía derivada de las exploraciones hidrográficas dura nte la prim era mitad del siglo y otros antecedentes E n la histo ria cartográfica magallánica el siglo XIX se hace nota r por la fecundidad productiva , Contribu ye n a ello tanto e l desarrollo de las exploraciones que incremen tan el conocimiento geográ fico en un gra do nota ble de perfeccionamiento. cuanto la evolución registrada en la técnica de gra bado d e mapas con la sus titución de la antigua talla dulce de los siglos a nteriores y su reemplazo suce sivo por la lito grafí a , la ga lvanoplastia. la foto litogra fía y el heliograbado, y con el progreso tecnológico de la imp re sió n . Ad em á s con el establecimiento de oficina s técnicas especializadas (hidrográ fica s, topográfica s ). ge ne ra lmente oficiales o estatales, y de importantes empresas editoras. todo lo cual facilitó el crec ie nt e m ejoramiento de las car tas y su más amplia y expedita difusió n. Por otra par te , en lo que habrá de se r u na ca rac te rística propia del tiempo, los mapas asumen un a sob rieda d tota l en lo tocant e a l dibujo y la represe nta ción de l suje to geográfico. mu y lejos de la exuber a ncia ornamental de otrora . De la s p iezas q ue en general basaban su información e n los a ntecedentes recogid os o co mp ila d os ha sta 1800, con a lgunos a ditamentos posteriores y qu e revela n el estado del conocimiento geográfico au stral par a el períod o inmediatamente anterior al de las exploraciones hidrográficas británicas de 1826-1836, cor responde me ncionar, entre otros , el mapa titulado Out/ines of the Physical Oivisions of South A mer ica de lineado e imp reso por J ohn Arrowsmith, en Londres (1 11), con segunda edición en 1822 (Ma pa 97); e l ma paA New Chart of the East & West Coasts of S outh Amer ica. edita do por la casa J .w. Nori e d e Londres, e n 1822 (Ma pa 98 ); y la Carte Gen erole de IAmerique Meridionale en delL': grandes fe uilles publi ca d a e n 1825 po r J .F We iss. ingeniero geógrafo del rey de Baviera . Se reitera que si b ien los m ism os, co mo o tros conte mporáneos. se observan notablemente mejora dos co n relación a los ma pa s co noci dos para el fin del siglo XVIIIy los comienzos del XIX, todavía incluían notorias imperfeccio ne s d e trazado e n lo refe rid o a la Ma galla nia . En es te se ntido e l a de lan to se hizo evidente con la aparici ón en 1831 de la ChorlofPa re of So uth America surveyed by orde rs of the R. Hon ble. The Lords Commissioners of the Admiralty und er the directioll of Capt. P P King R,N. d urillg the yea rs 1826 -1830 . publicado por J ohn Murray pa~a e l Journ a/ of the Royal Geographical S ociety y qu e incorporaba todas las novedades obtenidas durante a prim era expe d ición inglesa ; y, es pecialme nte, co n la pub licación en 1839 de la primera carta general qU~ fUera e l fruto inm ed iat o de ta les o pe racio nes a su concl usión en 1836: S outh Amenco from ongll1O

145


CARTOGRA RA M A G AU

N ICA

documents inc1uding the suruey by the officers 01 HM.S. .Aduenture» and -Beaqle», ed itada por la prestigiosa casa de John Arrowsmith . Esta notable pieza presentaba e n recuadro y a men or esca la un exce lente mapa del extrem o meridional desde el grado 30 hasta el cabo de Hornos. que debe ser tenid o como el prim er mapa moderno d e la Patagonia y co n ma yor propi edad d e la Regió,n Magallá n ica . Contemporáneam ente . a partir de 1831. el Departamento Hidrogr éfico de l Almirant az. go Británico inició la entrega de sucesivas cartas secto riales y planos gen erales de la Reg ión Magalláni ca qu e eran el fruto debidament e procesado del trabajo de levantamien to efectuado durante los años an teriores. en una labor ed itora qu e virtua lme nte no co noce ría repo so y qu e sería proseguid a durante tres décadas a lo men os. De entre las va rias de cenas d e mapas qu e interesa n a nu estr o estud io co rres po nd e men cionar los titulados Chart 01 a part 01 the Southem Coosr 01TIerra del Fuego surueyed in H M . sloop Beagle 182 9-1830 (183 1); Char! 01a par! 01S outh America. TIerra del Fuego and the Strait 01Magalhaens (183 1):The Slrait 01 Magalhaens com mo nly called Magellan surueye d in His Majesty's Ships Aduent ure and Beagle by Captain Phillip Porker King RNPR.S. & Capta in Rob ert Fitz Roy RN 1826 -30 (1832 34 ): The S outh-Eastem Par! 01 TIerra del Fuego with Stat en lslond. Cap e Hom and Diego Ram irez Islands, surueyed etc. etc. (184 1) y S outh America. TIerra del Fuego. by the officers 01HM.S. Beagle 1830 (1841 ). Estos map as de ta nto interés para la na vegación e n las ag uas au strales co menzaron a ser reproducidos a partir de 1838 por el Depó sito Gen eral de la Marin a . París. y de 1860 por la Dirección de Hidrogra fía , Madrid . con lo que su uso se generalizó más todavía . Pero al mismo tiemp o estos map as ingleses pasa ron a se r u tilizados como base infor mativa pa ra otras cartas so bre la Patag oni a en gen eral y so b re la Región Magall áni ca e n particula r. qu e fueron impresas en Europa . en Alemania especi a lme nte. y e n Esta d os Unidos. para se r incluid as e n revistas de geografía y libros . o bien para circular sepa rada me nte. Entr e los más imp orta ntes ed itores de mapas de la época cabe mencionar a la casa de J ustus Perthes Verla g. de G otha, q ue se ha ría famosa por la calidad de sus tra bajos. Así. al prom ed iar el siglo. los usuarios na turales como e ra n los na vegantes y e l púb lico interesado. estimulado por la actividad d e las socie dades geográfica s. dispo nía n d e una razonable o ferta cartográfica para informarse so bre la geografía mar ítima de la Región Magallán ica . Esta . vale reiterarlo. mostraba en su rep resentación gráfica cuá nto había adelantado el con ocimiento general del territorio aus tral americano. Las exactas y reales proporciones de tierras y aguas. la indicación de los numerosos nuevos hec hos geográficos e ncontrados. especialmente en la zona del archipiélago occidental qu e por tant o tiempo se había resistido al ojo es cru tador d el ex plorad or. representaban un avance notable so bre cuanto se sa bía con anterior idad . No obs ta nte lo mu ch o qu e faltaba por explorar y determinar en ése y en o tros distritos. lo ad elantado en tre 1826 y 1834 Ycon el trabajo técnico subsigu iente en las oficinas del De partam e nto Hidr ográ fico de l Alm ira ntazgo Britá n ico hab ía sido importantísimo. A estas altu ras del siglo y a cuatro d esde el d escubr imie nto d el te rrito rio se había develado gran parte de su forma y preciso s con to rnos y se poseía , por co nsec ue ncia . una image n algo más que de bu lto sob re e l mismo. que a poco a nda r habr ía de ser mejorada progresivamen te e n sus detalles . En síntes is. en tan solo tres lustros . entre 1826 y 1841 con la producción de mapa s ingleses hab íaquedado establecida la cartografía moderna básica de la Regió n Magallá n ica . qu e con sucesivas reediciones, obtendría una difusión sin prece dentes en lo s medios ná utico y geográ fico.

Las exploraciones hidrográficas de la segunda mitad del siglo XIX

.

.

Al

cabo de un cua rto de siglo del me mor a ble trab ajo hidrográfico dir igido por los c:aPltanes Kingy Fitz Roy. el Almira ntazgo Britá nico disp uso en 1866 un nu evo ciclo de operaciones cuyo umco objeto era el de completar el releva mien to de antaño. en lo que se refería al estrec ho d e Magalla nes

146


I" XI'L O I{A Cl U N E.S I II()I{ (X, I{A I'l C A S D I , ... _ " .,......... ~ -..- - - - - - _ ~ ..=-~'~A

M nA[) DELS IGLOX~

_

y al sis te ma d e canales patagónicos po r los cuales transcuma la que desde hacia un cuarto de siglo era ruta habitual de navegación entre aquél y el golfode Penas. labor técnica que estaba motivada d irectam e nte por el próximo iniciodel tráficomercan te regular entre Europa y las cos tas del Pacifico a través de esas aguas .

114 Mapa que muestra las pretensiones de Chile y Argentina en la Pataqonta andina . Ann ée Cartographique , 1900

La comisión hidrográfica fue encomendada al comandante Richard C. Mayne. competente marino a cuyas órdenes se puso la corbeta Nossau Los trabajos correspondientes se iniciaron con el arribo al Estrecho a fines de dici embre de 1866 . prolongándose por los tres años siguientes en una secuencia labo riosa de viajes y tareas sobre el área determinada y que inclusive se extendieron hasta la península de Taitao y el archipiélag o de los Chonos . Esta expedición desarrolló de ese modo un trabajo hidrográfico notabl e y el cartográficocomplementario. pero asumió además un carácter propiamente científico co n los estudios desarrollados por el naturalista Robert O. Cunningham. embarcado para el efecto en la Nossau, que hicieron posible un adelanto importante en el conocimiento de la historia natural de la Región Magallá nica . qu e sería conocido a travésde una obra clásica. Notes on the Natural History

01the Strait 01Mage /lan and West Coast 01Patagonia. La pro vechosa tar ea hidrográfica cumplida por el comandante Richa rd C. Mayne fue co mplementada posteriormente co n aquella desarr ollada en 1 79- Opor los comandantes sir George Nares y J.F.L. Ma clca r, co n el H.M.5 . A/ert. y en 1882-84 por w.J.L. Wha rto n, al mando del H.M.5 . Svlu ia, quie nes realizaron importantes trabajos de levantamiento en el d istritoarchipielágico comprendido e ntre el es trec ho de Magalla nes y el golfo de Penas . dond e aún queda ba mucho por hacer debido a la complejidad del territ or io maríti mo . Allí. ad emás. o peraro n en tarea s exploratorias sectorialmente más red ucida s la co rbe ta Magenta (1867) , capitán Arminjon , y la co rbeta Caracciolo de la Real Ma rina Italian a . a l ma nd o del capitán Carla de Amezag a (1 2 ) Yel cruce ro Albatross de la Ma rina Imperial Alemana bajo la dirección del capitán Plüdema nn (1 83 -84 ), en este caso de preferencia sobre las aguas situadas a l oeste d e la isla Wellington . zona hasta e nto nces virtualment e de scon ocida . Tam bién lo hicie-

147


e

\RTCXlRAFIA i\ 1..\( iAl.l..AN IC A

ron de manera pun tua l las naves de la Armad a de Fran cia LAstree (1868). Voud roil (1875). Chosseur (1 79) YLe Vologe (1 l. y la nave britán ica Opal en 1879. aportando cada una lo suyo para el mejor conocimiento del todavía inextricable laberinto insular. Igua lme nte merece rnenc ron la labor de relevamiento cumplida por la fragata Ro manche en aguas australes de la Tierra del Fuego en 1882-83 con ocas ion de las actividades de la Misión Científica Francesa dirigida por el capitán Louis Martial. Sin embargo. una tarea más trascendente que virtualmente no conocería término sino al cabo de varias décadas la cumplieron naves de la Armada de Ch ile por encargo de la Oficina H idrográ fica de Chile creada en 1875. A sus competentes oficiales les correspondió e n e l hech o ha cer el relevo de los calificados hidrografos britanicos. desarrollando duran te e l ultimo cuarto de siglo una labor ciertamente proficua para el conocimiento geográfico a lo largo del distrito occidental (especialmente en el archipié lago de la Reina Adelaida formado por una minada de islas que en los mapas todavía se mostraba como una incógnita tierra compacta). como en sectores de los mares interiores del norte del estrecho d e Magallanes ( kyring y Otway) que daban forma a la Tierra del Rey Guillermo IV tenida a la sazón como un distrito peninsular de la Patagonia; en aguas del fiordo del Almirantazgo y de canales tributarios australes del Estrecho. y en el distrito conformado por el canal Beagle y sus tierras aledañas. entre otras varias zonas geográficas msuficientemente reconocidas. En esta labor de provechoso relevamiento hidrográfico participaron inicialmente las corberas Chocobuco (1 75 y 1 79) y Mogol/enes (1 77-79) al mando de oficiales distinguidos como los capiranes de fragara Enrique Simpson. Osear Víel y Juan Jase Latorre. La tarea hidrográfica chilena interrumpida temporalmente por la guerra del Pacífico fue reínic iada en 1885 por el capitán Ramó n Serrano Montaner con el vapor Toro y proseguida con la misma nave. con la Mogol/ones y el escampavía Huemul durante los años que siguieron has ta 1900. por há b iles oficia les hidrógrafos como Salustio Valdés. Baldomero Pacheco Corvalán. Arturo Wilson. Robe rto Maldonado y Rod o lfo Michell entre vari os otros jefes y oficiales que desplegaron su actividad sobre diversos sectores del extenso arco insular co mprendido entre el golfo de Penas y las islas australes hasta el cabo de Ho rn o s. De tal manera se fue mejorando cada vez más el conocimiento de la geografía marítima de Magallanes en una tarea azás laboriosa e incesante que haría de los marinos chilenos los condignos herederos de los exce lentes hidrógrafos británicos.

La cartografía derivada de las exploracio nes hidrográficas de la segunda mitad de l siglo XIX T a nta actividad como la cumplida e ntre 1867 y 1900 tuvo co mo directa consecuencia una notable producción de mapas que vino a enriquecer el ya importante acervo cartográfico magallánico . Entre las muchas piezas de interés para la historia cartográfica procede señalar en primer término a las de origen británico, entre otras Harbo urs ond Anchoroges in Mogel/on Stroit (186 ); South America EOSI Ent rance o/ Mogel/on Strai t from C. Virgins to the First Norrows (1869) ; South Americo. West Coast. Potogonio. Cho nnels between Gul/ o/ Trinidad ond G ul/ o/ Pen as (1870-79) ; South A merica. West Coast. Patogonio. Cho nnels between Mogel/on Stra it and Gul/ o/Trinidad: South America West Enlrance o/ Mogel/an S troit S my th Ch onn el from ils S outh Entran ce to Fortun e Bay (1883) y South America. Mogel/an S trait. Second No rrows to Cape Pillar (I 870 ). e n un a se lección un ta nto arbitraria destinad,a a mostrar la calidoscópica variedad de cartas náuticas impresas por estos años por la Oficina Hidrográfica del Almirantazgo Britá nico. Co mo había ocurrido anteriormente las oficinas hidrográficas francesa y española no demoraron e~ reed itar la mayor pa rte de los planos británicos orig inados en las últimas exploraciones. así como tambi én ed itaro n nuevos map a s e laborados p or sus propios hidr ógrafos tanto recient e s como a ntíquos. Sirvan como eje mplo. e n el último caso. lo s planos A m érica Meridional. Ca rta de la parte OCCIde ntal del Estrecho de Magal/ones según los trabajos de Córdoba e n 1785 a 1789 y de King y Fitz Ro y en 1826 0 1834 (1866) y Ame rica Meridional. Carta del Estrecho de Magal/ones qu e com prende desde la A ngostura de Sa n Simón hasta Cab o Pilares . según los trabajos ingleses mós recient es (1877).

14R


1'--

I

115 Territorio de Colo nización de Mogollones . A Fagalde. 1900

En esta sec uen cia co rrespo nde men cionar asimismo a algunas de las primeras cartas chilenas qu e se publi ca ro n: Plano aproximado de Puerto S impson . descubie rto por el comandante de la corbeta Chacabuco el22 de febre ro de 1 75 en su exploración buscando el pasa de la Angostura Inglesa: Estrecho de Magal/anes. Agu as de Sky ring (1877); Costa Oeste de Potagonia. Canal Bannen (1 79 ); Canales al oeste de la Potagon ia. Croquis de algun os ca nales estudiados por las oficiales de lacorbeta Chacabuco al mando del Capitán de Fragata Viel en enero y febrero de 18 79 (1 O); Canales Occidentales de Potagonia. Isla Wel/ingron-Canal Wide. Plano del Abra Antrim i del tramo de costaentre ésta y el Abra Gage levantado de orde n del comandante de la corbeta Chacabuco Capitán de Fragata Sr. Oscor Viel por el Teniente 2 ° S eñor Lu is A. Goñ i y el Guardia Mar ina S eñor Antonio ~ Marazzi 18 79 (1880); Canales Occidentales de Potagonia. Puertas en el CanalSannienta Parlas Oficia/es de laCorbeta Chacabuco en ene ro de 18 79 (1880 ); Y Estrecho de Magal/anes. Aguas de Sk yring. Trabajos de los Oficiales de /0 corbeta Magal/a nes a l mando del Capitán J.J. Latorre 1 77-1 79 (1 O). De los mapas italianos cabe citar entre va rios los nom brados Chile-Canales de Patagonia. Canal oeste Bahía Caracciololevantado por el Comandante D. Cario de Amezaga i Oficiales de la Corbeta Ita liana .Caracciolo. e n 1882 y Chile-Canales de Potagonia. Isla Hanover. Caleta Rayo levantada por el Comandante D. Carla de Am ezaga e n 18 2 . cuyas publ icacio nes originales se hicieron en el Anua rio Hidrográfico de la Marina de Chile. to mo VIII (l 2 ). Entre los que fueron el fruto del trabajo de releva mie nto germano debe n ser citados los planos Stuler Ocean. Die West Potagonischen GelVasser

o.

ZlVischen Golf von Trinidad und Golf von Peñas nach den Vermessungen S .M. Krelltzer Albatrass Commandant Korv.Cap!n. Plüdemann im Jahre 1883-84 (1 5) YStil/er Oceal1 DieWest-Potagonischen GelViisser Zwischen Golf von Trinidad & Golf von Penas (1885). pub licad os por la Oficina Hidrográfica de l Nmira ntazgo Alemán y qu e incluyen num erosos pla nos de puertos y bah ías. Es del caso señalar que con este trabajo de hidrografía desapareció la hasta entonces aceptada imagen de una grande y compac.'. ta isla Wellington para dar paso a su subdi visión en varias otras men ores. Entre los mapas chilen os posteriores a 1885 ca be me ncionar entre otros vanosAmenca Meridiona/. Costas de Chile. Canales de Potagon ia. Canal Fal/as i sus adyacentes. Plano prellmlllarlevan149


CA (~TCX.' RA I 1A I\ IAGALI .AN ICA

todo sobr e la marcha del buque por la Comisión Esploradora del Canal Fa/los o bordo del Vopo~ Toro. bajo la dirección del Cap . GOde Fragata Don Ram ón Serrano M. .e n 1885 (1886): Esploracl~n del A;chipiélogo de la Reino Adelaido e n Diciembre de 1894 por el Copiton de ~~ogoto On. A. WIlson I PIloto 2" Dn. José Bertrón a bordo del Escampa vía Toro (1896) y CroqUISde lo Re]lon de lo Potogol1loestudIado po r lo Comisió n Esplorad ora del Canal iRía Bok er 1898. por R Miche lle n 1898 . .. . Por cierto. au nq ue los mapas náuticos hacen el grueso de la producci ón cartogra fica de la segunda mitad del siglo. proced e dejar co nsta ncia de la aparición del primer mapa tem~tico. e n el caso etnografico. y deb ido a l exp lorado r italian o Giacom o Bove :Tierra del Fuego. O,stnbuClon ~e los Rozos Fueguinos. pub licado en 1883 simultánea me nte en espa ño l y en italian o. y qu e co nformo un o de los resultados cartográficos de la expedició n científica ítalo -arqen tina a la Tierr a de l Fuego e n 1883 . que incluyó algunos med iocres planos hidrográficos. . .. Como ocurriera hacia la prirnere mitad del siglo. las num e rosas revistas geog r áficas europeas se encargaro n de reeditar va rias de las ca rtas náut icas pu blicadas po r I~s oficinas hidrográficas gubernamentales. contrib uyendo una vez más a la mayor d ifusión de la geograha a ustral.

Los reconocimientos y las exp loraciones por el interior del territorio magallánico H asta pro med iar la década de 1840 la noción q ue se poseía en genera l sobre el territorio magallánico se refería exclusivamente a la zona ma rítima debido a que desde la época del descubrimiento únicamente habían tenido ocurrencia. como se ha visto. distin tas exp loracio nes y viajes de reconocimiento con ocasionales y puntuales recaladas en sectores costeros. permaneciendo el inte rior del territorio como una gran incógnita geográfica. La situación en tal respecto comenzaría a cambiar a partir de 184 3 con la instalació n en la costa oriental de la península de Brunswick (Patagonia) del primer establecimiento poblacion al civilizado de carácter permanente. Se trató de la fundación hecha por el gobierno de la República de Chile a partir del21 de setiembre de 1843 en la punta de Santa Ana para expresar su jurisdicción sobre los territorios meridionales de América. de acuerdo con los ya antiguos títulos históricos sobre los mismos por parte de la Gobernación o Reino de Chile . Ubicada originalmente la fundación en el paraje indicado. en 1848 e l estab lecimi e nto fue mudado medio centenar de kilómetros hacia el norte. junto a las orillas del río del Carbón e n la vecindad de la punta Arenosa de Narborough y Byron . Aquí cobró forma un pequeño poblado qu e no obstante los propósitos tenidos en vista al tiempo de su creación fue utilizado más como un establ ecímiento penal que como bas e de penetración co lo nizado ra. razón por la que , avatares de por medio. hacia 1 6 era todavia un minúsculo encla ve civilizado fronterizo de un vas tísimo entorno salvaje. virtualmente desconocido e inconquistado. Lo poco que se conocía a llende sus lindes se refería ún icamente al territorio costero recorrido ocasionalmente por comisiones militares en búsqueda de penad os escapados del establecimiento hacia el estuario del rio Santa Cruz -fron tera nororiental factua l d el terr itorio magallánico- circunstancia esta que permitía tener alguna noción ace rca de las características fisiográficas. en todo caso muy limitadas " . Fue a contar de 1868. una vez que arribaron los primeros co lonos propiamente tales merced a las facilidades dispuestas po r el gobierno de l Preside nte José Joaqu ín P érez, que comenzó a gestarse un proceso incipiente de expansión territorial hacia las comarcas vecinas de Pu nta Are nas y con ello el mejor conocimiento geográ fico. Así. se hicieron concesiones prediales en parajes litorales com o Río de los Ciervos. Leñadura y Tres Brazos por el sur. y Ba rra nco Amarillo y Chabunco, por el nor te . A

41 Para mayor informa ción sobre los antecedentes y circunsta ncias de la ocupación chilena. así co mo del desenvolvimi ento de los esta~leclm ienlos de Fuerte Bulnes (punta Santa Ana ) y de Punta Aren as. recom endam os ver nuestra ob ra Historia ~~~~ Reglon magallánica. Segunda Parle ..Ocupa ción Nac ional y Colonización (1841 .1 905), secciones I a IV, Santiago,

150


lo

"

\

.

"

·1

t¡ /

,o

.1

f.

\

I

(

D

I

lO

(J

ti!:

116. Plano Topogrófico de 10 hijuelación de los terrenos fiscales en el Territorio de Mogollones. A Donoso . 1902 . MAPoTECA

L'iSTTTUTO

DE. lJ\ PATAGO~IA. u ~ DE

NES PuNTA

ARmAs

mediados de 18 73 , ant e la inmin encia de la llegada de inmigrantes europeos . el gobernador Osear Viel decidi ó habi litar los campos de Agua Fresca . que se ad vertían apt os para la cria nza de ganado bovino. con el objeto de formar a llí una colonia agrícola que nombr ó "Preside nte Errázuriz», en homenaje al primer man da ta rio de la Rep ública . De ese mod o la actividad colonizadora se extendía hacia 1875 sobre una fra nja litoral discon tinua d e la penín sula de Brunswick. que no alcanzaba a 50 kilómetros a lo largo. centrada e n Punt a Arenas y sus alreded ores. incluido el valle del río de las tinas don de ya se explotaban los ma ntos de lignito descubi ert os hacia med iados del siglo. y e n los para jes mencionados . Poco. es cierto. dada la inmen sidad del territorio y el tiempo que tenía de vigencia el establecimiento. pero era el principio de un pro ceso qu e ant es de un lustro cobraría dinamismo. Las primeras explo tacion es. harto modestas en sus comienzos, estuvieron referidas a la produ cción agrícola , crianza d e an imales ma yores y menores. y explotación del bosque para la extracción d e leña co mbustible. durm ient es para ferrocarriles y madera para la construcción, todo lo cual. a su tiempo. sirvió para incentiva r el incipien te co me rcio colonial de exporta ción. Esa prim era fase expa nsiva cobró una nueva expresión caracterizadora a contar de 18 70 , co mo fue la penetración en el país tehuelche O aónikenk meridional. esto es. en el vasto territorio qu e ent on ces se extendía sobre la vertiente oriental an dina desde el ignoto pie de monte cordillerano hasta las costas del Atlá ntico y desde el río Sa nta Cruz al estrecho de Magallanes. Si la primera expresión expa nsiva ha bía significado y significaba sede ntariedad y arraig o. la segunda era de signo opuesto. esencialmente nómada . Sus agentes fueron un puñado de hombr es a udaces guiados más por el afán aventurero qu e po r el propio del lucro : cazadores y traficant es. a quienes ca bría el mérito histórico de abrir el terr itorio continental. anticip ándose al establecimiento colonizador y al conocimiento geográfico científico. Para en tender la razón mo tivadora debemos situarnos en el pequeño poblado del Estrecho, colmado literalmente de habitantes. para los qu e fue necesario encontrar actividad de provecho. Muchos la hallaron dentr o de Sll S lindes merced a SllS conoci mientos. recursos o ingenio; otros en cambio ad virtie ron las posibilidad es qu e o frecía el territorio virgen circundante, en especia l hacia el n?rte. De en tre los co ntados rub ros de interés econ ómico motivad ores estaba n la captu ra de animales vacunos alzados y, pa rticularm ente, el negocio de pieles y o tros produ ctos silvestres, la única actividad que enton-

151


ces tenía carácter de tradicional y que ha bía sido man tenida por los ind íge nas aónikenk a través de sus visitas a Punta Arenas" . Con las nuevas circunstancias qu e pa saron a darse e n esta colonia luego del inicio del tráfico merca nte regular interoceánico a pa rtir de 186 7. la dem anda de productos silvestres sub ió e n tal grado que aquéllos no pudieron darle satisfa:ción . Fue natural en tonc.es que ~e pensara en salir de los limites urbanos en busca de las tolderías indigenas para comerciar alll sus art ículos, o bien en plan de caza de animales pellferos y plumíferos (avestruces). o. incluso. combinando una y otras activida des" . Acicateadicional hubo de ser para algunos el atractivo irresistible de lo desconocido. el ansia por conocer tierras y paisajes distintos y d istantes. en recorr idos ave ntureros por cuanto podían te ne r de riesgo sos y sacrificados. pero al fin de cualquier manera grat ificantes. Asíentonces comenzaron a salir de Punta Arenas hacia las pampas, denom inació n con la que por la época se conocia el territorio estepario. muchos traficantes en cierne qu e pronto adquiriría n experiencia al punto que sólo durante 1 70 se contaron sobre trescientas partidas que incursionaron por el interiormagallánico. Algunos de esos aventureros acabaron por aficionarse a la vida libre y errante y se establecieron solitarios y semisedentarios tierra adentro. como aconteció con el español José Ma nza no. que se radicó con su rancho en la vecindad de la laguna Blanca , o el inglés Guillermo Greenwood , que eligió para morar un paraje en el valle superior del río Gallegos, sobre su margen no rte, próximo a los caracrensucos morros basálticos que señorean la comarca: o el chileno Silvestre Alquinta, quien leva ntó su cabaña en un estrecho y pastoso valle tributario en la margen izquierda del curso medio del Gallegos. Consiguieron permanecer allí por largo tiempo. inclusive por años, hermanados con la naturaleza, viviendo a gusto y acumulando productos de caza que de vez en cuando lleva ba n hasta Punta Arenas para su venta. para regresar aprovisionados a sus querencias" . Otros , que no tuvieron la virtud de la quietud. se movieron incansables por perd idos andumales conformando una especie única de pioneros: los baqueanos, personajes esforzados característicos de las tierras de frontera de la civilización. Entre cuantos asumieron tan peculiar ocupació n corresponde mencionar al que sería el arquetipo: Santiago Zamo ra. cuyos hechos y correrías llega ro n a ser legendarios. Los baqueanos revelaron el misterio de ignotos distritos interiores de la Patagonia austral oriental. Su conocimiento fue previo y necesario a la exploración científica posterior. Casi tod a la precordillera oriental desde el mar de Skyring hasta el lago San Martín distante de Punta Arenas más de qu inientos kilómetros al norte . fue descubierta y reco rrida por ellos hasta donde pudieron alcanzar con sus cabalgaduras o bien a pie . Desde los va lles y llan uras de los ríos Canelo y Grande, comarca qu e llamaron Vaquería del Sur, en la vertiente occidental de la pe nínsu la de Bru nswick, pasando por las tierras de Skyring y RíoVerde -lo Vaquería del Norte, siguiendo por el poniente hasta la cordillera Pinto y los cordones serranos del Penitente , comprendiendo todos los campos al oriente y norte de la lagu na Blanca. accidente igualmente descubierto por ellos, has ta el valle del río Ga llegos: y hacia el septentrión los valles y la cuenca lacustre interior de Ultima Esperanza , ba utizada como Región de los Bagu ales . y los lagos Santa Cruz (Argentino) y «d el Misterio». y aú n allende el río hom óni mo hasta los lagos Viedm a y San Martín, y. en la zona esteparia, la costa y las mesetas cen trales , todo fue reco nocido y co rrido por esos recios solitarios. Tan intenso recorre r llegó inclusive a formar huellas o rastrilladas co nocidas ..com o senderos de los baqueanos», que pa ra la Vaqu ería del Su r partían desde Chabunco po r el poso del Avestruz hacia el pon iente ; para el norte la senda co rría por el oriente d e la laguna Blan ca cruza ndo « la 42 Cfr del autor Los Aónrkenk, historia y culturo . Punta Arenas 1995 .

43 Debe tenerse presente que entonces los campos conun emal es orientales de la Magallania albergaban una cuantiosa

?€

poblacló." espeo.essil~estre~, cuyo número en lo Que a guanacos se refiere fue calculado en centena res de mil es y hasta en un millón y medio de individuos por los primeros exploradores cientí ficos (Rogers, 18 7 9 ). La s área s que co nce ntraban ~ayor abundanci~ de animales eran las lla nuras costeras de l Estrecho situadas al norte de las bahías Peckett. Oazy. San regona y Posesión. los pastosos campos del valle del Baunsm o de los Gcenecos-). y los valles de los nos Gallegos y Covle.

44

{Dmarna rquero) y d el norte de la laguna Blanca (..M ap a

Los_co~tempor~neos no tardaron.en hacer referencia toponímica a esa presencia Carpa de Manzano. n o Don Canadon AlqUlnla . que la tradici ón afirmaría ha sta co nsegu ir su homologación por la cartograHa territorial

152

Gu ilfermo .


¡UóCO N OCI MI E NTO S y r~X I' LO RACIONbS PO R EL 1i'fIl, R IO R DEL' IER IUIOR IOM AGALLAN IC O

",.

L.

\ TERRITORIO DE MAGALLANES: Ocupación y asentamiento precolonizador·exploracio nes

".

1843·1879

Golfo de San Jorge

CD POSESION C H ILE N A 2 H X·1B-43

® ~~~~~~rzRES' OE NT E )' @

OISTFlITO MO NTAf.l O SQ.LA CUSTR E INTERIOR ULT IMA ESPE RANZA

\o~~~";,l1'

SE ND AS DE INDIGEN A $ Y TRAFICA NTES

@ 5-

..

~\\./

~~

~g~I~~~~O~~C~~~R:;E N AS

/. O.IOS

ESf."N

DESOE FINES DE LA DECADA DE 1860

® ~;~g~~~I~I~~~ ~~I~~~~J~~~'::~~CENOS 1861·18

ev

". 153

er-


CA R1"'(XJRA FIA

1A G ALL..\ NI C.t\

mapa de los Guanacos»,así nombrada por la abundancia de tales cuadrúpedos. y desde allí cruzaba el Gallegos por el paso de los Robles y atravesando los llanos de los Morros remontaba la cordIllera Chi ca (meseta Latorre) y alcanzaba los valles y cañadas de los Baguales y el lago Santa Cruz. al pre mlsn;o de la cordillera de los Andes. Por el oriente del territorio la ruta de los baqueanos y cazadores stquio casi siempre los viejos senderos indios que pasaban por antiguos p~raderos tales como Tres Chornll os. Dinamarquero YCiaike, y seguía a través de las formaciones volc~mcas de la Portada . rumbo del valle inferior del Gallegos. Desde aquí la senda principal pasaba por Guer Aike y. siguiendo otros paradero s indígenas. alcanzaba a Pavón y Los Misioneros. parajes ubicados en el curso inferior y en el estuano del río Santa Cruz. respectivamente. La enumeración precedente basta por sí sola para destacar el aporte de estos oscu ros peones del progreso. pues al sendero de los baqueanos. a la rastrillada de sus tropillas: seguiría con el andar del tiempo la huella estable de las carretas colonizadoras. origen a su vez de los pnmeros caminos sudpatagónicos. . Elreconocimiento permitió nominar cantidad de lugares. los cuales se Incorporaron a la toponimia común . Asílos nombres de Mina Rica. Río Pescado. Palomares. Laguna BI~nca. Tres Chorr i1I0s. lomajes de las Leoneras. río y laguna del Zurdo . pampa de los Terromontos. no Turbio, lagun a Travesía. arroyo Don Guillermo. sierra y río Baguales. lago del Toro. río de las Chinas. río Vizca chas. entre tantos otros se deben a los baqueanos. Ellosdescubrieron y dieron a conocer terrenos de pastoreo y aguadas. manifestaci on es minerales y otros recursos de la tierra. pero . sobre todo. devinieron auxiliares e informantes inestimabl es de los exploradores científicos. Tal fue la notable contribución de esos audaces andariegos so litarios a la conquista pacífica y al conocimiento geográfico original del territorio continental me ridional . en un a empresa singular y genuinamente pionera. Cabe. ahora. conocer siquiera en forma sucinta lo que fueron las principales expl ora ciones cientificassobre la sección meridional de la Patagonia y la isla grande de Tierra del Fuego durante el lapso comprendido entre 1 69 y 1900. Entendemos por exploraciones científicas a los viajes motiva dos por el interés de aumentar el conocimiento geográfico y que dejaron como fruto relaciones y map as sobre los territorios recorridos contribuyendo de tal forma a la cartografía original de los mismos. El iniciador del ciclo fue un oficial retirado de la Real Marina Británica. el capit á n George Ch . Musters. quien inspirado por su espíritu aventurero concibió la realización de un viaje transpatagónico entre las colonias de Punta Arenas. junto al estrecho de Magallanes. y de Carmen de Patagones a la vera del río egro. separadas entre sí por dos millares de kilómetros de territorio compl etamente desconocido para los civilizados. Fue así como en abril de 1869 arribó a la colonia chilena del Estrecho procedente desde las islasMalvinas determinado a dar inició a su increíble travesía . Realizados los preparativos y contratado un baqueano para que le sirviera de guía . Musters se unió de todos modos a una partida militar que se dirigía hasta el estuario del río Santa Cruz. distante a 400 kilómetros de Punta Arenas en plan de captura de algunos penados que se habían fugado. Tal distancia fue realizada en ocho días de cabalgata a través de territorios de carácter estepario que permitió a Musters conocer las particularidades fisiográficas determinantes: llanuras alternadas con serranías y mesetas y formacion es de tipo volcánico. y dos o tres cursos de agua de alguna importancia. así como informarse sobre las cadenas de montañas que corrían por el interior. Estas circunstancias geográficas advertidas u observadas en un recorrido realizado en general sobre la senda indígena aónikenk y las correspondientes impresiones acerca del paisaje, los recursos e informaciones generales y particulares sobre la vida. costumbres y carácter de los aborígenes con los que se encontró durante el viaje y con los cua les proseguiría la segunda etapa desde la isla Pavó n, en el río Santa Cruz. hacia el nor te, quedarían plasmadas en una interesantísima y amena relación de viaje que tituló At home with Patagoni ans. publicada en Lo ndres en 1871 y que con razón sobrada es considerada una de las obras clásicas de la litera tura geográfica patagónica . . Exceptuados los viajes realizados en 1877 y 187 8 por los explora do res argentinos FranCISCO P. Moreno y Ramó n Lista . respec tivame nte. en sentido inve rso entre la isla Pavón y Punta Arenas . SiguIendo en general la ruta practicad a anteriormente por Geo rge Musters,l as exploraciones mas ímpor tantes de este tiempo fueron las llevad as a cabo por el teniente Ju an Tom ás Rogers. de la Armada de

154


I{ EC O N OCll\ lI E N I O S Y EX P LO RA CIONES I'OR EL INJ ERIOR D EL lERRflO R IOMA G A LJA N ICO

117 Parle del M apa de la Rejlon Al/ stral de Chile Proumetas de Llanquihue. Cretoé, Terntono de Mogollones. AliENAs

Agustin To rreet ba . 1904

MAf'OTK A INSTmJTO [)[ LA ?ATAGOi\'lA.

155

UNJVERSl{Wl oc MAGAU.AI'<ES.

PuNTA


_ _ _ _ _ _ _ _C _ A_I~_"I_r_"K_o_R_ ..-\ FlA J\1t\Gr\LL ..\

IC ,_\

_

""

"

"

,.

,' -

~

,

...- .

~

<,

.... :.

".

,

.-

-c

If"

11

Mogollones Senos Skyring i Orwoy I Canales Adyo cenres. Instituto HIdrográfico de la Armada de Chile. 1906

Chiledurante noviembre y diciembre de 1 77 y entre enero y marzo de 1 79 abarcando la extensa región interiorsituada entre las aguas del mar de Skyring y península de Brunswick por el sur y el río Santa Cruz y lago Argentino por el norte. El curso del Santa Cruz había sido recorrido durante 1877 por Moreno. en una memorable expedición que le condujo aguas arriba , acompañado por el teniente Carlos M. Moyan a. de la Armada Argentina. hasta su nacimiento en el lago entonces conocido como Santa Cruz y que Moreno rebautiz óArqennno. Luego de un breve recorrido por las márgenes del lago. Moreno y compañero incursionaron hacia el norte descubriendo el río que bautizaron Leona. que resultó ser el desagüe del lago avistado por Antonio de Viedma en 17 2. Poco después y siempre siguiendo al septentrión Moreno y Moyana hicieron un nuevo hallazgo para la ciencia geográfica : el importante depósito lacustre andino que fue bautizado San Marün. el mismo a cuyas orillas arribara años antes el baqueano Santi ago Zamora . Luego los exploradores retornaron aliaga Argentino. que navegaron en parte hasta descub rir el llamado canal de los Témpanos . hecho lo cual se emprendió el regreso a la isla Pavón . Se había puesto término de ese modo a una de las expediciones más fructíferas par a el conocimiento que registraría la historia geográfica austral. cuyas incidencias . así com o las observacion es y vivencias de su pro tagonista principal quedarían consignadas en un libro que pasaría a ser otro de los clásicos de la literatura geográfica meridional. Viaje a la Patagonia Austra l 18 76 -18 77 . Con la penetración de Moreno se completaba por entonces. de modo ciertamente fidedigno. el conocimiento preliminar del territorio fluvial del Santa Cruz y de parte de l distrito de sus fuentes. No obsta nte tal carácte r, se tuvo un resultado qu e serviría de acicate a las pretensiones argenti nas de soberanía como fue el de la comprobación de existencia de la Patagonia andi na . región bella y rica en recursos, de l tod o distinta al mo nó tono y á rido territorio estepa rio. De esa manera , para 187 7 única me nte penna necer ía en la incógn ita geog ráfica una parte del vasto flanco occide nta l y sudocci den tal del territorio magallánico histórico. en su vert iente andina oriental. ade más del distrito centra l de l mismo. zonas hasta e ntonces librada s a las correría s precursoras de los baqu eanos y uno qu e otro viajero ave ntu rero.

156


IU:CO N O CI MI F

10 5 Y E X P LO RAClO:-lES POR E I . I

Il ' RIO R D ELTI:.R Rn O R lO MAGAU~'NICO

En se tiembre de ese año la co mandancia general de la Ma rina de Chil . . d . d I b' d S . le. Slgulen o instru CCIon e s e go tern o e ant íago, co mun icó al ca pitán de fragata Juan José Latorre. comandante de la co~beta Mogollones ' . ~ la sazó n de es tación en aguas del Estrecho. que se había dispu esto la reah za clon d~ u na ex pe d ici ón ex plora tona d e «los valles o rientales de los Andes [...] hasta encontrar la ma rgen de l no Sa .nta C ruz. fIjar los lagos. he rborizar y fijar astronómicamente los pu ntas más importan tes de aquellas rejro nes» , . La co misión correspo nd iente . qu e se encomendó al teniente Juan Tomás Rogers. debía ad emas "hace r cru zadas e n zlg zag so bre la rejió n situada al S . del río Santa Cruz . a fin de alcanzar un co no cim iento cabal de aq uella rejión . sus cam pos . su veje tación i su impo rtancia relativa », y. por fin. .Ievantar u n plan o d el recorri d o y rea lizar co lecciones de historia natural. aspecto este que quedó a cargo de Ennque Iba r S Ierra . ay ud a nte del Museo Nacional de H istor ia Natural de Santiago' '- De tal man era qu ed ó en unciado el objetivo genera l de la primera expedición que debía cruza r longitudina lme nte el terr itori o sudpata gónico desde el mar de Skyring hasta el lago Argent ino. Rog e rs dio comienzo al viaje el 11 de noviembre de 1877 . aco mp añado po r lb a r, un guardiamarina . dos marineros y por los indispensables baqueanos. Santiago Zamora y Fran cisco Jara La march a . inicia d a en la rada de Las Mina s los llevó por ca mpos boscosos paulatiname nte ab iertos hasta el ca bezo su r de la lagu na Bla nca . en la zona esteparia. y desd e allí en derechu ra ha cia el norte al va lle de l Gall eg os. distrito en que se hizo un reconocimiento más detenido. compre ndie ndo par te del valle su perior ha sta las Llanura s de Dia na en Ultima Esperanza . En seguida se prosigu ió ha cia el norte. conociéndose la s fue nte s au stra les y boreales del río Coyle y e l valle sup erior del río Vizca chas, q ue se vierte ha cia el occi de nte. d escen d ién d ose fina lme nte al gran valle del Santa Cruz por el cañadón del río Bote . Los ex pe d icionarios re monta ro n aquel curso has ta su o rigen y costea ron el lago qu e Rogers. igno ra nte d e l viaje precedente de Mo reno. nombró Santa Cru z según el uso de los baquea nos. alcanzando ha sta e l par aje donde hoy se sitúa la ciudad de Calafate. y qu e el explorador llamó Malogro. por habers e in te rrumpido allí forzosamente la ex pedició n a ra íz de los luctuosos sucesos de Punta Arenas (motín de los a rtilleros ). sobre los qu e fue informa do po r un men sajero. El regreso a la colonia se hizo por una ruta m á s oriental que la seguida anteriormente. a fin de to mar conocimiento de las características del di strito inte rio r exis ten te entre los ríos Santa Cru z y Ga llegos. Aunque esta interrumpida lab or ex plora toria en tregó resu ltados de interés para las ciencias ge ográ fica s y naturales. se dispuso sin e mba rgo la rea liza ció n de una nueva campaña . a cargo del mism o Rogers. para completar los objetivos qu e inclu ían as pe ctos de hid rografía que importaba dilucidar en vista d el eventual cu rso q ue podía tomar la controversia tenitoria ltrabada entre Chile y Argentina por el dom inio d e la Pat a gon ia y la Tierra de l Fuego. Esta segunda expe dici ón comenzó en Punta Arenas el 4 de e ner o d e 18 79 y su tra yecto ha sta e l lago Argentino fue en la prác tica semejante al de la primera . a rribándose e l 2 7 a Ma logro. El día 3 1 se inició la exploración ha cia e l oes te siguiendo un ru mbo próximo a la ribera del lag o. que a la jornada sigu iente se apartó hacia el SO para arribar a una importante cuenca donde se adi vinaba otro espejo de agua de propor ciones: e l "la go del M isterio - , cuya existencia conocian de a nte ma no por lo s datos en tregados por Zamora . Avanzar o n e n es a dirección Rogers y com~añeros en exc u rsió n ex p loratoria . observando el pai sa je cad a vez más a tractivo. las caractensncas geologlcas y los re cur sos de la comarca. para retornar al fin del d ía al campam ent o del río Centinela. . .. El 2 d e feb rero se emprendió la marcha directam ent e aliaga del Miste rio, aloj ándose la partida e n la s orillas de un río que Rog ers bautizó Zam ora en hom enaje a su valioso baqueano (actual no Mitre ). El día 4 luego de una jornada de forzado des canso po r razón del clima adverso. se reanudo la exp lora ció n pudien do avistarse desde una elevación e l supuesto lago del Misterio. que no era otro que la lagun a Rica observada una década antes por J .H. Gardiner, y. e n la realidad . los brazos Sur y Rico del lago Argentino di visánd ose a de más un glaciar a l fondo de un abra de la cord illera de los Andes. Estlmuladsd° s . I h . d 1i1 metros de altura De e por el interés qu e tal visión desperta ba ,remon taron e cerro a sta poc o mas e n . den ósit a llá Rogers pudo co ntempla r a sus a nc has el gran espejo de agua. pero deb ió cavilar so bre SIese eposr o 45 J.J La torre , Espedtc tón

.

a la parte austral de Pata qc nia por el teniente

V. pág . 56 . Santiago. 187 9 . 1.57

20

- J Tomas R09'!r5 A HM e . volumen senor uan


ARTOGRAHA MA GALI..AN IC I\

era otro lago o. como parecía ser. tan sólo una vasta prolongación del lago Santa Cruz. uniénd ose ambos . por un canal que se podía ad ivinar al pie occ ide nta l la sierra desd~ donde se obse rva ba . El día 15 los explorado res avanzar on por la on lla d el lago descubi ert o, e n medi o de gran des dificultades impuesta s por la vege tació n y la top ografía . A~ ca bo ~e cinco hora s de bra va marc~ a pu d ieron contemp lar por fin el magnífico glaciar que desprend ía los tempan a s av istados d esd e d l~ s a ntes, siendo probablement e los prime ros se res hum an os qu e lograban ta~ pr ivilegio .de la geogr~f'a . Rogers sin duda impresiona do a nte a que lla mar avilla de I~ naturaleza patago~lca. llamo FranClsco Vldol al so be rbio glaciar (hoy Francisco P Moren o ). e n hom en aje al distinguid o hidr ógrafo. co ma ndante Fra ncisco Vidal Go rmaz. d irector fund ador de la Oficina Hidrográfica de la Marin a de Chile, y gra nd e y constante impulsor de las actividad es geográfica y cie ntífica. _ . . Establecido el alojamient o d e aqu ella jorn ada junto a una pequ ena bah ía SItuada a tres horas de marcha más ad elant e. d esd e a llí se a rribó al día siguien te hasta el fre nte mism o d el glacia r. Pudo verificarse así feh acient em ent e que el lago d el Misterio y e l Santa Cruz co nformaban un so lo gra n depósito lacustre tributa rio del Atlánti co, u nid os por e l an gosto ca na l q ue tran scur ría a.1pie de lo s :xpedicionarios . Se seña laba de tal form a el pr ime r hallazgo imp ortante de la expe d ición . La pe n msula formada po r los brazos del lago recibió el no mb re de Mogollones . e n recu e rdo de la co rbe ta a cuya dotación pe rtenecía e ljefe y dos de los integra ntes de la co m isión. Eldía 7 se retomó al cam pa me nto ge ne ral de Malogr o. sitio donde hom bres y bestias se dieron un merecido descanso hasta el 11. En es ta jo rna da Rogers excursionó nu evam en te haci a e l suroeste hasta la ense nada En cina (Brazo S ur) y e nco ntró el lago Ro ca a vistado a ntes por J. H . Ga rd iner. La jornada siguien te, luego de ha berse pernoctado en la vecin da d del brazo Sur se retomó co n direcció n al río Zamora y desde allí a Malogro. E1 21 de febrero Rogers dispu so el regreso de finitivo, poni éndose as í térm ino a la exploración preliminar de la parte meridional del lag o Argentino, ta rea qu e tan provech osa ha b ía resu ltado para la cienc ia geográfica . El 22 los expediciona rios empre nd iero n la mar ch a con rumbo SSE, fald ea nd o la parte oriental de la sierra Baguales . El 26 fueron a aca mp ar jun te a l río Vizcach as cuyo amplio va lle da a cceso al interior de Ultima Esperanza. Finalmen te e l 28 de febre ro d e 1879 el ten iente Rogers iniciaba la penetración descubridora de l espec tacular distrito lacus tre prean di no de aque lla regió n , hasta entonces dominio de los indígenas aó nikenk y de los ba queanos. Recorrió en primer lugar el llam ad o va lle d e los Baguales a lcanzando hasta las prim eras estribaciones da la sierra homónima . volvie nd o luego hacia el sur pa ra to mar después rumb o al occid en te en derechura hacia el notable macizo mo ntañ oso de l Paine , dan do co n un caudaloso río que se llamó Blanco por el color lechoso de sus aguas glaciales y que correspo nde al ac tual Pain e . No pudiendo vadea rlo por lo impetuoso de su corriente, los explo radores siguieron su curso hacia el oeste y suroeste descubriéndose dos lagos que Rogers llam ó Serpiente y An gosto (actua les Sarm iento y No rdenskjold ], cuyas márgenes costearon en pa rte hasta do nde les pe rm itieron las dificultades op ues tas por el escabroso terreno litoral. llegando a avistar desde lo alto de u na lom a lo qu e el ex p lorador creyó ser continuació n del lago Angosto, pero que en la realida d correspo ndía co n un o d istinto, e l actual Peh o e. La parti da expedicionaria se hallaba entonces en el co razón de esta joya inco mparab le d e la nat u raleza a ustral qu e hoy en día es el parq ue nacional "Torres de l Pa ine ». Ca be imagin ar cuá l debi ó se r su impr esión ante un despliegue escénico espectacular sin du d a inesperado para tod os. En este lugar Roger s calculó qu e el desagüe de los lagos avista dos debía prod ucirse hacia los ca na les del Pacífico, posiblem ente al fio rd o Peel. que estimó debía encontra rse a relativa corta dista ncia . Una vez de regreso. p udo av istar se y descubrirse el mayor depósito de l d istrito, lago del Toro. realizánd ose ade más otras va rias ob servaciones de utilidad sobre las con diciones natu rales de los terren os recorrid os. Esta explo ració n de la parte interior de Ultima Espe ra nza a brió d e hech o tod o un territorio para la ciencia geográfica , libran d o a l co noci mie nto un á rea de admirabl e belleza , privilegiada en la Patagonia. Pud o ad em ás de termina rse con ella la ind ep end en cia hidrográfica d e la regió n qu e a poco andar adquiriría gran imp ortancia a prop ósito de la cues tión d e so be ra nía . . . Los explorado res pe rmaneciero n e n e l distrito a nd ino hasta el d ía 20 d e ma rzo y a l Siguiente se emprend ió e l retorn o definitivo sigu iéndose la rut a del Vizcacha s hasta las fuent es de l río

158


R I,CON<X : IM IENI ( lS y EX P LO RACION ES PO R EL IN"IH{IOR D EL"ll óRIUI O RIO M AG A U .A

JeO

...

··

.,,-,,.-

• o" :

J

~~ ~

t

I

"

o

'-'

I

I

,I :' :'.,,1 1

1

119

. . . . ..

,- ......

Ma~ ~d trazado arbitral de

1902 en Ultima Esperanza

159


C"' R' n:)(il~"' F IA ~lA G AU -J'\ N I C.l'\

--------- ---

Coyle: de allícruzando la cordillera Latorre, elvado o paso de los Robles sobre el río Gallegos. el orient e de la laquna Blanca. laguna de los Palos. el Despuntadero (Cabeza de l Mar). Cabo Negro y Chabunco. lugar del último campamento. arribándose el31 de marzo a Punta Arenas luego de una mentona faen a exploratoria por el sudoccidente de la Pataqon ia oriental. . . . .. Sin duda que a l concluir la segunda de sus exped iciones J uan Tomas Rogers merecio descansar satisfecho. pues su contribución al conocimiento de la geografía sud patagónica había sido realmente apreciable en magnitud. como lo entendería el ambiente científico luego de las sucesi vas publicaciones de sus diarios de viaje. así como de la memoria de l naturalista Enrique lba r, en los tom os V y VIdel Anuario Hid rográfico de {aMarina de Chile (1879 y 188 0).. . . Los hechos geográficos salientes de ambas exp loraciones pueden resum irse aSI: a ) primer reconocimiento general de la precordillera orienta lde la Patagonia meridional entre el mar de Skyring y el lago Argentino y del que darían fe para la posteridad los numerosos topónimos que se con serva n hasta el presente (morros Philippi, Gay y Domeyko: cordillera o meseta Letorre , sierra Baguales y sierra de las Vízcachas: ríos Turbio y Vizcachas. península Magallanes. entre otros) ; b) reconocimiento de la sección sur del lago Argentino con el descubrimiento de los aspectos fundamenta les de su cuen ca hidrográfica austral; c) descubrimiento y exploración preliminar del distrito interior de Ultima Esperanza ; d) comprobación de la independencia entre la divisoria continental de aguas y IP línea de las altas cumbres andinas en la región vecina al fiordo de Ultima Esperanza. circunstancia que habría de ten er grande importancia para el curso de la disputa jurisdiccio nal entre Chile y Argentina : y e) determinació n preliminar de la independencia hidrográfica de las cuencas del Atlántico y de l Pa cífico en la Patagoni a meridional interior. Una consecuencia interesante además de lo expuesto y referida a la primera expedici ó n de Rogers. fue que. con los datos por la misma sum inistrados. el ingeniero Alejandro Bertrand pu do construir la primera carta particularizada. aunque elemental. de la Patago nia austral . a la que ha de reputarse como el hito inicial de la cartografía moderna del sur de Santa Cruz (Mapa 104 ). Con tales resultados Juan Tom ás Rogers entregó a la geografía una contribución co mparable con la de Francisco P. Moreno. si no superior. respecto del área cubie rta po r las exploraciones. Mientras el marino chileno realizaba sus dos expediciones había n te nido ocurrencia coetánea dos travesías de viajeros cuyos posteriores relatos ta mbié n contribuirían a mejorar la noci ón que se iba teniendo sobre el interior sudpatagónico. En noviembre de 1877 J ulius Beerbohm acompaña do por algunos cazadores cruzó desde la bahía de San J uliá n el sector estepario comprendido entre la misma y la colonia de Punta Arenas. en una ruta ya conocida por el paso de anteriores exploradores. Dejó para la posteridad un interesante libro. Wanderings in Patagonia (Londres. 18 78 ). Durante en ero y febrero de 1879 tuvo ocurrencia el viaje protagonizado po r lad y Florence Dixie y un grupo de aristócrat as ingleses. acompañados por baqueanos. quienes realizaron lo que en propiedad debe ser calificado como el primer viaje turístico por la Patago nia austral. alcanzando hasta el interior de l distr ito orográfi co lacustre del Paine. descubriendo de paso la laguna qu e denominaron Azul. Las impresiones de viaje quedaron plasmadas en un atractivo libro denominado Across Patagonia (Lond res. 1880 ). En julio de 1881 hubo de concluir la ya antigua dispu ta por el do minio de la Pa tago nia trabada entre Chile y Argentina . segú n se verá . med iante un ac ue rdo qu e en ge neral atr ibuyó a esta república la mayor parte de la Patagonia orien tal y la parte oriental de la isla gra nde de la Tierra del Fuego. ya Chile la Patagon ia occide ntal y un pequ eño sector de la orien tal en la reg ión de l estrec ho de Magallanes y el resto de la Tierra de l Fuego. Esta circunsta ncia pe rmitió a l Go bierno de Chile d ispon er libremen te de un amplio territorio pa ra fines de colonización pas toril. de term iná ndose para el efecto la realización de una expedición de reconoci miento geográfico que fue enco me nda da a los inge nieros Alejandro Bertrand y Aníbal Contr eras , que debía recorrer la Región Cen tral Magallánica . principalment e la ento nces denominada Patagon ia Chilena Oriental y o tros sectores del territorio magalláni co. La expedición se inició desde Punt a Aren as el2 0 de enero de 1885 . yendo Bertra nd y Contr~ras acom pañados por un baquean o y un cocinero . El rumb o inicial los llevó por la part e nort e de la pe nínsula de Brunswick ha cia el canal Fitz Roy y tierras de Río Verd e . Cruzar on luego la Vaquería del Norte remontando las estriba ciones que vierten las aguas haci a el mar de Skyring y siguiendo por las altura s serranas q ue se desarrollan ha cia el norte descubriendo los brazos principales de los sistemas

160


RE CONOClI' ll EN I OS Y EX P LORACIONES PO R EL IN m Rl O R DEL, T,J{Rn ORlO M A G ALI .A NIC O

....

.

o'路:.

:1

-

. - .. :..=.:.:::.....:=. -

.

..

..~ ' .~... . I de Jeografia i Mi nas de la Direcci 贸n de Obras 120 Parle del M opa Escolar de Chile, Inspecci贸n Genera . P煤biica s, 1911

TECA I1'6TTTUTO

161

GEOGAAflCO M lITAR. SAN'TlAGO


C A R:T ( ) ( "i R,\ I =tt\ !\IAGALLA N ICA

hidrográficos que se vierten hacia el sur (río Pérez) y hacia el ,norte. e n este caso el com plejo del río Penitente, tributario principal al qu e estimaron ser ongen del no Ga llegos, Alcan za ron de tal manera. 0 realizando innumerables ope raciones trigon ométricas. hasta el paralelo 52 cuya linea co nformaba parte del acuerdo limitrofe chileno-argentino Ysiguiéndo lo en general hacia el oriente por un breve trecho. para variar el rumbo hacia el sur en d irección a Pun ta Arena s pasan do po r la zona occ idental de la laguna Blanca . reconoc iendo las estribaciones preco rdilleranas corres po nd ientes, Esta prime ra cam paña COn cluyó el 12 de febrero. Tras un breve desca nso el d ía 19 se inició una segu nda campaña que los co ndujo esta vez siguiendo la costa orientalde la pení nsula de Brunswick has ta el vado de Cabeza de l Ma r y tomando un rumbo general NNE que los llevó por las estribaciones serranas (lomajes de las Leoneras) por los valles de los nos Dinamarquero y Ciaike hasta alcanzar la fronte ra. Desd e allí ex ploraron la zona volcánica aledaña hasta la cima de l cono conocido como Mo nte Aymo nd . siguie ndo después por los terrenos próximos al litoral del estrecho de Magallanes hasta el cabo Vírgenes. El regreso se hizo reconociendo todos los terrenos llanos vecinos a la costa con buena vista hacia las estribaciones de los cerros de San Gregario. cruzando más tarde las llanuras australes del valle del Bautismo has ta el istmo de Brunswick. desde donde se siguió hacia Punta Arenas. Con esta segu nda expedición se completó una visión general y. en sedares. de detalle. sobre las condiciones oro-hidrográficas del territorio. efectuándose una completa operación trigonométrica de los sectores recorridos. Concluida esta fase ellO de marzo de 188 5. dos días después los ingen ieros Bertra nd y Contreras se embarcaron en la corbeta Abtoo con destino a la isla Dawso n parte de cuya península septentrional recorrieron durante los días 12 y 13. para proseguir después el 14 a la costa norte de la Tierra del Fuego. desembarcando en la bahía Porvenir para seguir hacia el interior por las estribaciones de la sierra Boquerón efectuando un reconocimiento general sobre las distintas vertientes de esta formaci ón orográfica completando el reconocimiento de la zona septentrional occidental de la isla grande efectuado años antes por Ramón Serrano Montaner. Alcabo de seis días de permanencia en el sec tor fuegu ino. el día 20 los expedicionarios se embarcaron nuevamente en laAbtoo para iniciar la quinta y última campa ña. esta vez sobre la parte central de la península de Brunswick. partiendo desde la bahía de Agua Fresca por donde se penetra hacia el interior boscoso. alcanzándose la divisoria continental de aguas y des cubriéndose lossistemas hidrográficos más importantes que se vierten bien al estrecho de Magallanes. bie n al mar de Otway. Cruzada de parte a parte la península. la exploración continuó por los terrenos de la Vaquería del Sur y serranía de Mina Rica hasta llegar a Chabunco. desde donde se prosiguió hasta Punt a Arenas. a la que se arribó finalmente el30 de marzo. poniéndose término al cabo de cuarenta días a una provechosa serie de campañas de exploraciones. descubrimientos y reconocimientos que permitió disponer de información geográfica actualizada y moderna sobre una importante porción del territorio oriental magallánico. Fruto de la misma fue una interesante Memoria sobre la Rejión Central de las Tierras Magallánicas . que fue presentada al Ministro de Colonización y que fue publicada en el volumen XI de l AnuarioHidrográfico de laMarinade Chile (Santiago . 1886). acompañada de un excelente mapa al cual se hará posterior referencia . En febrero de 1893 la Gobernación del Territorio de Maga llanes dispuso la realización de una comisión exploratoria limitada que encomendó al capitán de ejército Ramiro Silva y al tenient e 10 de la Armada de Chile Baldomero Pacheco Corvalán. Su objetivo general era el reconocimiento de l estado de la colonización en la zona de la cuenca de la laguna Blanca. pero al mismo tiemp o la exploración del sector nororiental de la misma hasta la frontera internacional. que no había sido cubi erto por la expedición Bertrand-Contreras. Fue así como se descubrió el valle y cuenca de l río Gallegos Chico. con lo que al fin se tuvo una idea general cabal sobre toda la Patagonia orien tal chilena. Mientras así había ido ocurriendo con el conocimiento geográfico y an tes que el mismo se completara. había comenzado a registrarse la ocupación pau latina de todo el territor io estepario SItuadoen general al norte y nororiente de Punta Arenas. a part ir de 18 78 . en un proceso expansivo qu e fue cubnendo por oleadas en primer término el frente litoral del estrecho de Magalla nes y costa del canal FitzRoy. para extenderse luego por las costas de los mares de Otway y Skyrinq, ocupándose las zona s del Istmo de Brunswick y los campos de las Vaquerías del Sur y del Norte . Para el inicio de los años de 1890

162


R1,C O N OCI M I ENTO S y EX PL O RACIONES PO R E L l N"lloRI O R D EL'n"I U <.rrO RI O M A G A L L A N1CO

". - -j

' J ~

::

..:

::;

_. ---

-. ....

._....-.......-

7"

1~

121. Pj1a nz e ngeog rap hische Karte uon

1:

'

VI ,

1~' ...,·"'.. I,

.

t.

ráñco de la Pataqon ia). C. Skottsberg.

1911 . '

Süda~::~~(~~~~:~AT" GONIA' U NMRSf[\I\D Dí r-tAc.\l1..IoNES. PuNTA ARfNA5

16.1


C ..\ RrO G R AI 路"IA

122 Mapa orogr谩fico de la Pataqorua C. Skortsberq, 1911

164

;'\.I A G AI ~I _'\ NI CA


I{I: C U N CX::-IM I I'.NI O S Y

1 ,",'( I'I -ORAClUN f ~S I' OR E L

INf E RI OR D EL ' n óK H rJ O RI O M A G A Ll¿ \N IC O

la expansión prosiguió por los terrenos de la cuenca de la laguna Blanca y valle del Bautismo. continuando despu és con los restantes hasta la frontera internacional y la precordillera oriental . los qu e fueron ocupados hacia fines de l siglo. En el distrito de Ultima Esperanza la ocupación colonizadora se inició en 1894 en el sector lito ral de Puerto Consuelo y en las zonas del interior. completándose paulatinamente la ocupación d el resto de los terrenos aptos para la explotación pastoril durante el curso de la década y los prim ero s añ os del siglo XX. En muchos casos es ta actividad económica requiri ó del concurso de agrio mensores gen erándose por co nsec ue ncia una primera cartografía espe cializada a la qu e se hará ulterior referencia . En la Tierr a de l Fuego la situación de conocimiento geográfi co del territorio de la isla grande y d e su oc upación económica fue un tanto distinta qu e e n Patag onia . Desde luego. en lo que se refiere a su ex ploración. la misma se inició entre diciembre de 187 3 y e nero de 1874 con la incursión aventurera del fra ncés Eugenio Pertuiset que se desarrolló por el sector noroccidental de la isla grande . partie ndo desde la bahía Gente Grande. y que se extendió por sectores del interior para cruzar después la sierra Boquerón y costea r la gran bahía Inútil hasta su ex tremo sudoccidental. sin que de la misma resultara gran provecho para el conocimiento geográfico. Más importante fue desde todo pun to de vista la exp loración practicada durante } los meses de enero y febrero de I 1 79 por el teniente de la Armada de Chile. Ra mó n Serrano Montanee La misma fue motivada por el interés del gobiern o chileno de disponer de la más completa información sobre la calidad de los territorios en d isputa con Argentina . En el lapso 10 dicado Serrano y compañeros llevaron a cabo un recorrid o exploratorio por el d istr ito norcentral fueguino . Avanzaron desde la bahía Gente Grande con rumbo general SE hacia la sierra Balmaceda . descubriendo en el trayecto el río que el jefe de la partida bautizó como del Oro. por las manifestaciones rmnerales qu e presentaba por doquiera . Tomaron luego el rumbo sur alcanzando los altos de Boque rón y cruzá ndolos descendie:on hasta la costa de la bahía In útil. Prosiguieron en seguida por el htoral. llegan do al amp lio va ~le del . ,¡ I - I Douison. Au tor desconocido. 123 Plano de pert en en cms pe troliíeras en o /5 a oc MAGAlJ..AN E:S, Pu NTA t\Rf.NA.... istmo fueguino y desde alli mar-

l,

~ .

MA POn c II INSTmJTO DL U\ P ATAGONlA. U NIVERSl[W)

165


C ¡\ RT O G R A Fl A 1\1A G A L L...\ N IC¡\

charo n ava nzando con rumbo sureste hacia el distrito de los bosqu es. Alcanzaron así la q ue fue la máx ima pe netració n austra l. el grado 54 de latitud . El pro~resi vo mal esta do de las ca ba lgad uras que deb ieron marchar por terrenos minados por roedo res obligó a los expe~ lc lonanos a d ev~lverse h a cl ~ el norte. lo que hicieron dirigiéndose primero hasta la vecmdad de la ba h ía de Sa n Se bas tlan,.en el Atl án. tico. para cruzar finalmente la sección norte de la isla con rumbo al cabo San VIcente en ba hía Lee, lugar donde fueron recogidos los expedicionarios por la corbe ta Mogol/ones . Esta exploración entregó las primeras informacio nes verdaderamente provechosas para el conocimiento del interiorfueguino.Serrano observó cuidadosamente y describió después el territorio en cuanto a su orografía. vegetación. animales y recursos de agua. aspectos geo lógicos y mineralógicos. Conduyó la relación que preparó de su expedición estima ndo la bo ndad de los campos fueguinos para la crianza ovejera. en la parte norcentral. y pa ra el ganado mayor en el d istrito de los bosq ues: del mismo modo como consideró practicable el laboreo de oro en los ríos descubiertos en la zona septentrional. En cuanto a los aborígenes. los tan poco conocidos sélknam. a los que observó con regularidad durante el trayecto exploratorio. pudo comprobar su carácter pacífico y aún amistoso. excepción hecha de un ataque a la caballada de la expedición. Al ilustrar de esa manera al gobiemo nacional Ramón Serrano abría de hecho la etapa de la ocupación colonizadora de un territorio absolutamente virgen. suceso trascendente que en efecto se comenzaría a registrar antes de dos años. una vez divulgados los hallazgos auríferos. En efecto, esta evidencia despertó el interés de Jorge Porter. antiguo oficial de marina. quien a fines de 1880 realizó una excursión por la parte noroccidental de la isla grande fueguina en plan de prospección más detenida de manifestaciones minerales. Este viaje exploratorio del que apenas si quedaría memoria. le permitió a Porter dar con nuevos placeres en varios ríos y arroyos que descienden de los cerros de Boquerón. Todavía más. rem ontando su curso pudo comprobar que la circa se hallaba en la parte superior de la sierra . Desde las altur as avistó hacia el NNO una escotadura litoral que después comprobó era una bahía abrigada. accident e que bautizó Porvenir, tal vez queriendo significar el optimismo con que miraba el futuro de la comarca , una vez puesta en explotación la riqueza mineral que encerraba. Porter complementó su hallazgo co n el relevamiento hidrográfico preliminar de la bahía y con la construcción del primer plano de la misma y su contomo. antecedentes que pronto serían utilizados por las embarcaciones que arribarían al lugar, y q ue en 1883 fueron publicados por la Oficina Hidrográfica de la Marina de Chile . Los terrenos pastoriles de la isla grande de Tierra del Fuego fueron librados a la colon ización. al revés de lo acontecido en la Patagonia. mediante extensas concesiones fundiarias hechas a sociedades ganaderas y a personas naturales con el compromiso de constituirlas para su explotación . lo que efectivamente ocurrió a partir de 1885 de manera tal que para el fin del siglo estaban ocupad os todos los terrenos esteparios y de parque con ganado ovino , base fundamental de la riqueza económ ica de la Tierra del Fuego. como de todo el territorio magallánico. La última gran exploración del siglo XIX tuvo ocurrencia durante 1895-97 con las actividades de la Expedición Sueca a las Tierras Magallánicas dirigida por el Dr. atto Nordenskjóld y qu e debe ser considerada. con entera propiedad. como la primera de carácter verdaderamente científico por el número y variedad de especialistas en distintas disciplinas que estuvo involucrado en la misma . Su s exploraciones y relevamientos se extendieron virtualmente por todo el territorio magallánico cubri end o distritos terrestres como la península de Brunswick, la Patagonia oriental chilena. Ultima Esperanza y las zonas norte y central de Tierra del Fuego. además de incursiones por la zona sur de l territorio argentino de Santa Cruz, y navegaciones por el estrecho de Magallanes y canales hasta Ultima Esperanza. a la isla Dawson y al fiordo del Almirantazgo. y por el canal Beagle hasta la parte aus tral de la isla grande de Tierra del Fuego. Los estudios correspondientes fueron de gran importancia para el mejor conocimiento geográfico y científico y dados a conocer en una interesante obra con el complemento de un notabl e mapa de la Región Magallá nica .

166


C A R I O G RA F IA I l E L A S I " XI'L O R A CIO N ES PO R E L IN T E RI O R D EL'I ER RrIU RI O

- - P 1 A lJn nr I nt' r"p" on t' V Dn"'TOronr

~ 1111.1 ro Il! "'l~r " .

(

__

r.l.l. QII 'Jf n r;;¡;n-;;r r.t¡n v Dr 1"1(1:" T f.I " e e nue

, .", . , ,~ ~.

_

'·',h

..'

,-

" 124 Plano de los Campos y Potreros Son Francisco. Chabunco, Cabo Negro y Pecket Harbour, Kenneth Cara, 1919 L"5T11UTO DE LA P"TAGONIA. u~ DE ~~ . PlJmA ARENA.!;

La cartografía derivada de las exploracione s y viajes por el interior del territorio sudpatagónico y fueguino P ara ten er una idea a propiada sobre lo que era la noción geográfica del interior del territorio de la Patagoni a austral y la isla grande de Tierra del Fuego hacia mediados del siglo XIXbasta tener a la vista el mapa de J . Rapkin Falklands Islands and Patagonia (185 1) (Mapa 100) para comprobarlo: una vastí sima región en blan co expres iva de l enorme desconocimiento qu e por entonces se tenía . Hacía n la exce pción el río Santa Cruz recorrido casi hasta sus orígenes por miembros de la exped iciónde Robert Fitz Ra y en 1834. la me nción de l monte Stokes también avistad o entonces sobre elcurso indetermina do de la cord illera de los Andes y el casi mítico lago Capar avistado en 17 2 durant e una excursión hecha por Anto nio de Viedma desde el puerto de Sa n Julián . El siguiente mapa co noc ido qu e mostró un primer adelanto fue el Map 01Patagonia S hoLUing Captn . Mu ster's Route . a parecido en 187 1. en el qu e se recogen los trazados correspondientes a los curs os inferiores de los ríos Ga llegos y Cuheyli (Coyle). además de la mención de una cade na volcánica ha cia el interior de la pa rte a ustral en tre el estrecho de Magallanes y el primero de los ríos nombrados. y una a ntojadiza visión de la cordillera de los Andes corriendo de norte a sur por el oriente de las ag uas interiores de Ultima Espera nza hasta el istmo de la península de Brunswick. Este errado trazado probablemen te estuvo insp irado en las informaciones recibidas por elexplorador inglés de su guía y demás co mpa ñeros de viaje. En 18 74 se elaboró un mapa manuscrito. titulad o E-.:pe dition Pertlliset a la Terre de Fell . impre so pos teriormente en Paris en 1 77. obra de l aventur ero francés Eugenio Pertuiset que realizó una excursión explora toria sobre parte de dicho ter ritorio insular. El mapa comprende un amplio sector de la Regió n Magallá nica entre los 52° y 55 ° sur y los me ridianos 68° y 75° oeste . yen el que con un bosqu ejo un ta nto bu rdo se brinda una visión ap roximada de la imagen que entonces se tenia del 16 7


territorio central magallanico. donde se mostraba u na gran península pat~gónica baj o e l nom bre de Tierra del Rey Guillermo IV. una desmesurada isla Santa Inés y el arch ip i élago de la Re ma Adelaida figurado como una masa insular compacta . La novedad del plano es taba sin duda en la prim era repre· sentacion conocida del interior de la isla grande de TIerra del Fuego. no obstante que msufl~le nte por defecto informa tivo. con algunas indicaciones hidrogr áfica s y orograficas elementales . ad emas de refe . rencias a los tipos y calidades de los terrenos recorridos o avistados por los expedicionarios (Mapa 103 ). Mucho mas interesa nte es por cierto el mapa De rrotero de la Esped,c,on a /0 Patagol1la delineado por el ingeniero Alejandro Bertra nd sobre la base de los datos aportados p or la prim era expedición de Juan Tomas Roge rs y publicado en 1 7 . Se trata de la primera imagen ca rtográfi ca preliminar que muestra la sección interior de la Pataqonia austral oriental entre el Istmo d.e Brunswlck y el lago y no Santa Cruz. Allíse observan las primeras representaciones sobre la hídrograffe y topogra fía del territorio explorado. con la mención particular de formaciones como la cordillera Latorre y la mes eta de las Vizcachas de transcurso perpendicular al de la cadena andina que es representada baj o e l no mbre de cordillera de los Baguales. con el monte Payne incluido en e lla. Además se recogen las ubi caci o nes de los cerros avistados y nominados en los distritos de la Vaquería del Norte y de las tierras op ues tas de Ponsonby durante el relevamiento efectuado por la corbeta Mogollones en las aguas de Skyring. Entre los hechos hidrográficos novedosos figuran la primera mención de la laguna Bla nca y d e otros d epósitos menores. y los cursos superiores de los ríos Gallegos y Turbio . brazos de l Coyle y río Vizca ch a s. En síntesis. se trata de una carta preliminar cuyo mé rito estr iba en se r la primera representación fided igna . no obstante que aproximada. sobre e l extenso territorio inte rior de la Pat a go nia austral orienta l. Este mapa una vez publicado en los Anales de la Universi dad de C hile y en el An ua rio H id rográfico de la Marina de Chile tuvo una inmediata acogida y consiguiente d ifus ión e n el a mbiente geográfico interesa do. siendo reproducido en 18 79 por la casa Justus Perthes. de Gotha (Mapa 104). Si este mapa amén de novedoso significó una contribución de provecho para e l conocimiento geogriifico de parte de la Ma ga lla nia . distinto fue el caso del plano contemporáneo. Map ofPart of Patagonia to ilIustrate Mr. Beerbohm's Journey. que integraba la relación del viaje publicada por el autor en 1 79. Ello porque no disponiendo el mismo más que de informaciones fragmentarias y con fusas sobre el recientemente explorado interior equivoca la situación de los lagos Argentino y San Ma rtín. confundiendo al primero con el segundo. además de reiterar la expresión de una presunta ca de na andina que cont orneaba por el oriente a las aguas marinas de Ultima Esperanza . Coetáneamente fue publicado en Alemania en el Petermann's Geograph ische Mitteilungen (1 79 ) el mapa que mostraba los descubrimientos y exploraciones de Francisco P. More no en las cuencas de los lagos Argentino, Viedma y San Martín . con una interesante aproximación a la geografía andina y una sorprendente imagen hidrográfica con el trazado de los cursos d e los río s Santa Cruz. Leona. Shehuen y Chico. en lo que de inmediato fue tenido como una visión actualiza da y moderna de la zona norte del río Santa Cruz en el territorio homónimo. También merece mención el plano con el Derro tero de /0 escursión a /0 Isla Grande de la TIerra del Fuego durante los meses de Enero y Febrero de 18 79 preparado por el explorador Ra mó n Serrano Montaner, que brinda una imagen preliminar fidedigna del territorio recorrido. con sus hallazgos geográficos y calificación de calidad de terrenos. y que representa un notorio adelanto respecto d el mapa elaborado años antes por Pertuiset. En es ta revisión selec tiva de las cartas impresas a parecidas d urante la época qu e se considera y que conciernen a Magalla nes. sin d uda q ue u na po sició n d e relieve co rres ponde a l excel ent e ma pa prep ara do por Alejan dro Bertr and Plano Top ográfico de la Rejión Ce ntral Magallánica (Santiago, 1885: esca la 1:500 ,000). sob re la base de los tra bajos hidrográficos dirigid os por los co ma ndantes Philip Parker King, Robert Fitz Roy y Richard C. Mayne . d e la Mar ina Real Ingle sa y Juan J o sé Lat or re de la Armada de Chile. e n lo qu e se re fiere a los co ntornos marítimos. y, es pec ia lme nte -en lo qu e co rresponde a la contribución mas importante y noved osa - e n vista de los resu ltados de las ex ploraciones real iza da s por el au tor co njunta me nte co n el ingeniero Aníbal Contreras durante lo s m eses de e nero a m a rzo de 1885 (Mapa 106). Es este el prim er ma pa mod erno, con e nte ra propi ed ad . ya escala ma yor del inte rior de la part e ce ntral del territ orio magallánico, en donde se observa un exqu isito y prolijo trab aj o de de talle

168


A R I DGRA FIA D E LA S EX PI .oRACl ON I ~<; PO R EL IN rERI O R DEL TER R rJ O R IO

....... ,/-

"

'j-r J ~

¡J:r. ..... . .,./

_ .~¿

J.

¡ ~O

.J

'! -

5l

55

Ct'o;.!. ral,hi.. dll' \ l 'rhrt 'illlll ~

F,·,"·rla" ,I-1 mlium-r

70

125 . G eograpl usche Verbreltun g der Feuerlond ·/ndianer, K Streít.M. Gusinde. 1931

169

6l


CI\ I·n OG R A I: I A t\ tACi ALLA N IC I \

-----

referido a los distritos explorados (mitad norte de la península de Brunswick. Vaquería del Norte . Cuenca hidrográfica del rio Penitente y de la laguna Blanca . va lles del Baut ismo y llanuras lit ora les de sde la bahía de Posesión a la de San Grego rio: la par te nor te de la Isla Dawson y la zona OCCIdental de la isla grande de Tierra del Fuego). .. .. .. . Es un mapa propiamente co rog r áfico en que se co ntiene infor m aci ón sobre los tIpOSy calidades de terrenos (bosques. pastos. pantanos. suelos áridos) muy bien representados. la hidrografía y el relieve: los parajes habitados y las sendas existentes. los asentamientos mineros. la toponimia . en fin. que proporciona una imagen cabal y absolutamente fidedigna sobre lo que .era la realidad geográf ica y la ocupación económica de una buena parte del territorio magallánico en la epoca. En su mom ent o representó una contribución importantísima como elemento de información insustituible en el trabaj o ad ministrativo para adelantar en el desarrollo colonizador de la colonia magallánica . y hoy en día co nform a una inestimable fuente de información histórica . Es por ello que con entera razón puede afirmarse qu e con este excelente mapa de Alejandro Bertrand se inicia la cartografía moderna del interior del territorio magallánico. Su elabora ción y publicación fue un gran paso de progreso para el conocim iento geográfico. Tal como sucedía con la cartografía náutica donde los mapas más recient es recogían las informaciones paulatmamente adicionadas por los sucesivos relevamientos. de igual modo la cartografía general de va nguardia aprovechó los aportes realizad os por las exploraciones de Moren o. Rogers. errano y Bertrand para componer una imagen geográfica actualizada de la Región Magallá nica . Un apropiado ejemplo lo conforma el mapaSüd-Amerika (Blotem 5 ) de Petermann. impres o en 1889 por Justus Perthes (escala 1:7.500 .000) que muestra buena part e de los territorios de Chile y Argentin a y que. en el caso. brinda una excelente imagen del Territorio de Magallanes. presentándolo por vez primera como una unidad político-administrativa en el ord enamiento territorial chileno. esto es. de sde el grad o 47 hasta las islas Diego Ramírez. y co n las fronteras internacio na les trazadas según e l ente ndimiento del tratado de límites de 1 1. Ello servía para poner en ev ide ncia una de las falencias del mapa (y de los mapas de la época en general). como era la imperfección del trazado de la cordillera de los Andes por insuficiente con ocimiento de la misma . Según se ha visto. las necesidades de la colonización requirieron de op eracion es técnicas de geomensura para regularizar la ten encia y adjudicacion es de campos past oriles . De tal modo cabe menciona r el trabajo ejecutado po r los ingeniero s Ambal Contreras. Alvaro Don oso y Carlos Soza Bruna . Plano Topográfico de los terrenos fiscalesen el Territorio de Mogollones (1893: esca la 1:250.000). do nde se contienen todas las concesio nes de arrendamiento en la Patagonia Chilena Oriental otorgadas hasta esa épo ca Entre otras piezas va rias del gén ero deben citarse . el Plano de la oc upación de los terrenos fiscales de Mogollones . S ector comp rend ido entre la península de Brunswick (Chabunco) y la laguna Blanca. manuscrit o. por el ingeniero Fortunato Císcuttí: Plano Colonia Punta Aren as e Hijuelas para colonos mandada practicar por el Gobernador del Territorio (1897), compuesto por dos pla nos a escala 1,10.000 e incluido en el libroEl Territorio de Mogollonesde Mariano Guerrero Bascuñán : Plano de Mogollones continentaloriental. Sector BahíaSantiago-PuntaDungeness. manuscrito. por el ingeniero Hugo Pietrogrande (1 9 ):Estanciasdel Estrecho en la Patagonia. por Juan Depolo (1898): Plano Jeneral de lazona oeste poro los remates de 1899. por los ingeniero s Enrique G . Evans y F. Schn eider : y Proyecto de la poblacióndel Puerto Porvenir e hijuelación de los terrenos rurales por Enrique G. Evan s (18 99). Aunqu e no es del mismo carácter que los precedentes corresponde citar por su vinculación con la materia econ ómica que los motivara . el mapa de excelente factura Territorio de Colonización de Mogollones. La Región Ganadera. por Alberto Fagalde. pres entado como anexo al libro del mismo autor Mogollones El País del porven ir (Santiago. 1900). y tomando a las cartas geográficas de tipo general procede mencionar dos piezas ciertamente interesantes para el conocimiento de Magallanes . Una . es el Mapa de Chile. TerritoriO de Mogollones (escala 1:1.000 .000 ). construido sobre la base de los da tos más recientes por los ingenieros Ricardo Martínez y Washington Lastarria y editado en 1897 por la Dirección General de Obras públicas para el uso de las escuelas públicas . que fue el primero en tal carácter que tuvo como sujeto geográficO a Magallanes. Impreso en colores y entelado cumplía a cabalidad su objetivo informativo gen eral sobre

170


T IERRA DE L FU EG O-

I

OIl'H I)(1

~-

""

., ·1·

r,

., ;.

-: v

<

126. Tierrc del Fuego . Toun ng Club Italiano. 1932.

el territorio austral chilen o. La otra pieza notabl e . co n la qu e de hecho culmina la consideración de la producción cartográfica del siglo es e l titulado Map 01the Magellan Territories. elaborado por el Dr.Otto ordenskjold respo nsa ble de la Expedición Científica Su eca a las Tierras Magallá nicas. De tipo orográfico e impreso en colores . el mism o resume a ca ba lidad el con o cimie nto acumul ado para la fecha (1 97), con el añadido de los ha llazgos geográficos qu e fueron producto de la expedición y referidos especialmente a la zona lacustre inte rior de Ultima Esperanza y a l sector situado entre la parte terminal del seno del Almirantazgo y el lag o Fa gna no. e n el caso por primera vez ca rtografiado. Cabe mencionar, finalmente. como otro de los frutos ca rtográficos y científicos d e la expe dición sueca la carta denominada Geological Map 01the Magellan Territories. probablem e nte la prim era pieza de este gé nero que señala conjuntamente con la a nterior e l inicio d e la ca rtog rafía especializada referida a Magallan es.

La cuestión de límites entre Chile y la República Argentina . Origen y desarrollo de la cartografía derivad a

L

determinación del gobierno de Chile en 1843 de hacer efectiva la jurisdicción de la República sobre los territorios de la Patag on ia y la Tierra de l Fuego. a lo q ue tenia derecho histórico en su ca lidad de sucesora d e la antigua Capitanía Gen eral. cuyos titulos correspondientes derivaban a su

171


A I{ I "(XJR , \FIA l\ 1J'\GA I .LAN ICA

vez de las reales cédu las de 1554 y 1555 Yde los correspondientes actos de jurisdicción. fue contestada porel gobierno de Buenos Aires en 1847. es decir cuatro años después de realizada la acción posesoria en la punta de Santa Ana. . . . . . Surgió así una controversia entre las dos rep úblicas por el dominio de los temtorios mencionados que se fue agriando en la medida que la misma se pro longaba sin que se hallara una solución satisfactoria para ambas partes . Entre tanto uno y otro gob ierno se esforzaron por afirmar su correspondiente presencia a través de distintas accio nes que . en el caso chileno. tenían por bas e a la colonia de Punta Arenas . estratégicamente situada en la parte austral sobre el curso de l estrecho de Magallanes. Si bien al cabo de algunos años de iniciada la disputa Chile hizo man ifiesta su pretensión a todo el territorio de la Patagonia hasta el río Negro. más adelante a partir de 1872 e n un áni mo transaccional buscó la división del territorio disputado. lo que finalmente lo llevó a reducir sus reclamos al territorio situado al sur del río Santa Cruz. esto es. propiamente el territorio de la Maga lla nia histórica (Declaración de 25 de junio de 1873) 46. Mientras mantenía oficialmente tal postura. la cancillería chilena negociaba con la correspondiente argentina tanto el arbitraje como solución jurídica para el pleito. o bien con nuevas conversaciones diplomáticas en procura de un acuerdo directo. asunto este que ocupó el tiempo que transcurrió entre 1876 y 1 79 sin que se arribara a ningún arreglo que satisficiera las posiciones encon tra das de las partes . Reanudados los contactos en 188 1 y habiendo privilegiado el gobierno de Chile la posesión del estrecho de Magallanes como una condición sine qua non para un acuerdo. a cept ó renunciar a la mayor parte del territorio disputado para lograr tal obje tivo. Habiéndose aceptado finalmen te los términos de la transacción. ambas repúblicas encontraron una solución estimada como mutu am ente satisfactoria que se materializó en el tratado de límites suscrito en Bue nos Aires el23 de julio de 188 1 En síntesis. este instrumento estableció que la divisoria jurisdiccional pasaba a serlo la cordillera de los Andes hasta el paralelo 52 ° sur. corriendo la línea de frontera por las más altas cumbres que dividieran las aguas. Luego. desde la intersección de esta línea con el grado 52 seguía el curso del mismo hasta el meridiano 70° oeste y desde allí en derechura al monte Aymond para proseguir por las elevaciones próximas a la costa hasta la punta Dungeness. La Tierra del Fuego quedó dividida por una línea que corre de norte a sur desde el cabo del Esp íritu Santo siguiendo el meridiano 68 ° 34' oeste hasta tocar el canal Beagle . De ese modo. en general . los territoriossituados al occidente de la divisoria andina. al sur del paralelo 52 ° y al poniente de la divisoria fueguina fueron atribuidos a la soberanía de Chile . incluyendo la totalidad del estrecho de Magallanes. y los situados respectivamente al oriente de los Andes. al norte del grado 52 ° y al este de la divisoria fueguina a la República Argentina . Con este acuerdo transaccional se había zanjado la prolongada ardua disputa jurisdiccional al cabo de más de tres décadas de vigencia . No obstante el acuerdo. no tardó en adverti rse luego de exp loraciones en el distrito de Ultima Esperanza una situación peculiar de la Patagonia andina como era la divergencia existente entre las altas cumbres de la Cordillera y la divisoria continental de aguas (divo rti um aquarum j . Esta circunstancia geográfica generó por consecuencia una nueva cuestión por el dominio de los territorios com prendidos entre ambas líneas. al entenderse en Chile que lo realmente valedero para el caso (artícu lo 1° del tratado ) era que la línea divisoria debía pasar por entre las vertientes que se desp renden hacia un lado y otro de las montañas. esto es . el principio hidrográfico: y. en Argentina , que lo qu e imp orta ba era el principio orográfico. vale decir. que la línea de frontera de bía seguir pe rentoriame nte las altas cumbres de la cordillera de los Andes. La primera de esas exploraciones posteriores al tra tad o fue la realizada por Carlo s M. Moyana entre noviembre de 1883 y febrero de 1884 por la región de los ríos Gallegos. Coy le y Sant a Cruz. que incluyó un extenso recorrido po r las zonas lacustre y ma rítima de Ultima Espe ra nza . Com o 46 Para u~a " información más detallada sobre la materia sugerimos consultar nue stra obra ya citada Historio de fa Región Mogalfanrca, vol. 1. Segunda Parte, Secciones 1, V, VI Y IX

172


resultado del viaje. e~ lo qu e interesa al caso, se comprobó de man era evidente que en el litora l interior de dicho dlstnt~ ha bla p~ertos m arítimo s desde 10 5 que era pos ible acceder al Pacífico. Tan sensacional novedad geograflca fue répidamente pu esta en co nocimiento del gob ierno argentino. " .el res ultado más interesan:e de esta expedición ha sido el hecho que siguiendo el valle del Gallegos. e n pocos dlas hemos Ido del Atlant ico al Pacífico sin subir una altura mayor de cien me tros sobr e el nIVel del m ar. recon ociendo q ue la línea de máximas alturas de la co rdillera ne vada. pasa a muchas leguas al Oeste de la costa o rie ntal de los pu e rtos qu e fo rman los canales del Pacífico que se interna n p or el/a haclO.el Oest~; y qu e por co nsiguiente, es tos son argent inos y no chilenos. como lo dejaba comprender la linea d lVlsona trazada en tod os los mapas pub licados hasta hoy. que no nos daban posesion es ningun as so bre aq uel océano ,,4' . Resurgió po r con secuen cia la d isputa, esta vez po r la de finición del trazado limítrofeen la zona co rd illerana y qu e co mprendía el vas to territorio situa do en tre el monte Tronad or, hac ia los 4 10, hasta las aguas d e Ultl ~ a Es~eranza . a~emás de la hoya d el lago Lácar situada al norte de aquél. . Esta s ltuaclo n pr~voco la neces idad de explorar a fondo la Patagonia andina para conocer sus par ticular idades fisioqr éfícas y ayudar . de tal modo. a resolver la cuestión . Se inicióentonces un l aborios~ ciclo d~ ac tividades explora torias po r pa rte de comisiones técnicas chilenas y argentinas que se prolo ngo por ma s de tres lustros . e n tant o qu e ambos gobiernos convenían en 1893 un protocolo adicional del tratado d e límites en cuya virtud Argen tina no podía pre tender punto alguno -costas- hacia el océano Pa cífico. así co mo Chile no podía pretender lo igualmente hacia el Atlántico. Finalmente . en 189 8 , y a falta de un arreglo directo en tre las part es pa ra la mayo r parte de la línea en disputa se acordó so me ter el as unto al a rbitraje de la Coron a Británica . Esta acab aría resolviendo la cuestión mediante un laud o e n no vie mbr e d e 1902 . divid iendo más o men os equitativamen te el territorio disputado. lo que en el hecho significó la atribución a Chile d e la soberanía casi completa del distrito oriental de Ultima Espera nza. Tan to las con versa cion es previas al tratado de límites. a partir de 1 7 . como las exploracion es q ue se llevaron a cab o e ntre 1883 y 1 9 ,y las que se realiza ron durante el transcurso del proceso de arbitraje tuviero n com o fruto d irecto una copiosa producción cartográfica que expresó cabalment e el a lto grado de co nocimient o geográfico obtenido por las part es en la Patagonia andina y que . en lo qu e a este es tud io se refiere. significó u n progr eso importante en la de finición de la imagen geográfica del Territor io de Magalla nes. Es de tod a justicia rendir un tribu to de reco nocimie nto a la tarea técnica y exploratoria azás lab oriosa y sa crificad a real izada po r los peritos , geógrafos e ingenieros qu e integraron las comisiones chilenas y argentinas. sin cuyo ines timable co ncurso no habría podido adelantarse en el conocimiento geográfico e n la forma que se logró , co n pro vecho para el mejo r en tendimiento y la convivencia armóni ca e ntre d os naci on es hermanas . En el caso de Chile co rresponde mencionar entre ta ntos a Diego Ba rros Arana . perito de sign ad o por el go bie rno para dirigir las co rresp ondientes funcion es de asesoría técnica: al Dr. Ha ns Steffen . e ficiente geógrafo alem án al servicio de la República , quien rea lizó perso nalmente importantes campañas ex ploratorias , y a algun os de sus más ca lificados cola bo radores como 10 5 ingenieros y geógrafos Alejandro Bertr a nd , Ca rlos Soza Bru na . Alvaro Do noso, Luis A. Balados, Carlos Brice no. Luis Risopa tró n y Santiago Marín Vicu ña . ad em ás de los distintos oficiales hidrógrafos de la Armada de Chile que part icipa ro n en las o pe raciones mar ítimas complementarias. En lo to cant e a la cartografía originada por tanta actividad diplomática y técnica, del cerca d el ce nte na r d e ca rtas qu e se ha n registrado solam ent e para el períod o 1 7 -1900 corresponde entre mucha s. men cion ar como a lgunas de esp ecial interés par a el estudio a las siguientes: Mapa de Mogollones agregado a la Nota de 30 d e Marzo de 1 '7 en viada por el Ministro de RREE. de Argentina Rufino de Elizalde al Ministro de Chil e en Bue nos Aires Diego Barros Arana. qu e se conserva en la sala hom ó nim a de la Biblioteca Nacion al. e n San tiago (Mapa 105 ): Mapa de Mogollones adjunto a la Nota 24 d e 13 de Abril de 18 78 e nvia da po r el Ministro de Ch ile en Buen os Aires Diego Barros A rana al Ministerio d e R R E E. en S ant iago (Archivo Ministerio de RR.EE.. Sant iago ). Estos dos planos muestra n 47 VioJes d e ex plo'o ción o /0 Fbtagon ia (1877-1890). pá g. 153 . Buenos Aires. 1931

173


C A RlDG RA F I,\ 1\1 G A LI

N ICA

las proposiciones de arreg lo form uladas por el gob ierno argentino a l chi leno . Las tier ras en litigio. Los proyectos de transacción defin itiva de 18 64 . 18 76 i 18 78 i statu quo conv.enido:n 6 de Diciembre de 1878; Carta que mues/ra las diversasproposiciones de arreglo de la C uesnon de LImItes ChIleno Argen . tina (1 1); Fbtagonia. Croquis de la parte comprendida ent re los paralelos 50 a 53 con el Itinerario de la expedición efectuada en Noviembre a Febrero de 1883 -84 por el Capitón de la A rm ada Argentina Carlos M. Moyano y el Subteniente Tecfito de Loqui (1884) ; Ca rta de la ememidad meridional de Sud América construida para señalar el limite entre Chile i la República A rgentina según los datos más recientes (1890); Demarcación de Limites . Plano de la linea divisoria de TIerra del Fuego ( 1895); A Faithfull reproductio n of the map ISouthem Pon} showing the Chilean trace of the general frontie r line from San Francisco Pass down to the 52nd paralel. between Chile and the Argentine Republic. drawn at the Chilean Boundary Office in Santiago and presented by the Legation of Chile (1899) ; y Map of the Region between 49" 30 ' ond 52" 30' S. Let. showing the proposed Argentine Boundary Line (/andmarks Ns 301 -305) alon g the summit of!he Cordillera de los A ndes and the proposed Chilean Boundary Line (/andmarks Ns 332 -348) along tbe continental divide (1900). En cuanto a la cartografía contemporánea originada en terceros países (Inglate rra , Alemania . Francia ) anterior al lratado de 188 1. la misma procu ró representar las diferentes situaciones o etapas por la que pasó la controversia. Así. el mapa South Ame rica (So uthem Sheet). que corr esp o nde al plano 48 de The Royal Atlas ofMod em Geography (186 1) por A1e xander Keith Joh nston , mu estra el reconocimiento a la máxima pretensión oriental chilena co n el vasto te rritori o de la Pa ta go nia baj o su entera jurisdicción nombrándolo Colo nial Territo ry ofMagellan (Mapa 101 l. en ta nto q ue el mapa ho mónimo editado en 1 74 por la Society for the diffusion of the Useful Knowled ge asig na la soberanía sobre la costa orie ntal de Patago nia hasta e l ca bo Vírgenes a la Rep úbl ica Argentina . dejando e l resto del enorme territorio austral bajo la aparente soberanía de Ch ile. Esta situación ju risdiccional es reiterada en el Stanjord 's Library Map of South Americade A1exander Keith Johnsto n e n su edición de 18 78. con e l mantenimiento de la pertenencia al Territorio Colonial de Maga lla nes. Durante la época de la segunda fase de la disp uta. esto es. línea de alta s cumbres andinas versus divortium aquarum con tinental . los mapas de terceros países reflejan las co rresp ondient es posturas de Chile y Argentina. bien asignando el distrito trasandino de Ultima Esperanza a la Argentina . o bien . como fue más común. reconociendo la jurisdicción chilena sobre el mismo. aunque restringi da a una estrecha faja costera. En ambos casos. por lo general . la cadena andina limítrofe es dibujada mu y apegada al océano Pacifico. lo que a su vez refleja el desconocimiento q ue por la época existía resp ecto de la verdadera geografía cordillerana.

SIGLO XX

El adelanto del conocimiento geográfico durante el per íodo 1901-1945. La cartografía derivada . . S i hay algo q ue caracteriza el adelanto de l conocimie nto geográfico d e l territori o rna galla~'co dura n t~ la prim era mita d del siglo XX es e l desarrollo de d istintas activ id ad es de explora ció n cient ífica. El pen ado de que se trat a se inicia co n la ac tividad d e rezag o tod a vía inten sa refe rid a a los reconoc irruentos e n la fra nja territorial cor di llera na y aled a ños. a fin d e co m p leta r la info rm ació n qu e tan to Chile como Argen tina requ erían e n a poyo de sus co rrespond ientes tesis e n la disputa sobre e l curso del trazado front erizo andino. . En lo qu e se refiere a Magallan es el á rea d e reconocimient os co mp rend ió las cue ncas de los n~s Baker y tributari os . las del lago Co chr an e-Pu eyrred ón y la cue nca d el lag o San Mar tín en la seccion norte del territorio cordillerano, Y. e n part icular. e n la secc ión sur e n e l distrito d e Ultima Espe ran· za qu e era un o de los objetivos geográficos más imp ort antes e n la cu estión pendient e .

174


A I)EI _ANTODEL CONOCJr-lIENI O GEOGRAI ~CO D URA Nn; ELPERIO[)() 1 '~ 1 1 - 1 "-'5

. ~I grado d e co no cim iento obte nido fue tan satisfactorio que a l fina l de las campañas solo permanecenan co mo tar ea s pendientes las referidas a la alta cord ille ra en el distrito andino corn. Pre nd ido . ' e ntre S la hoya de l la go San Ma rtín y Ultima Espera nza . h oy conociido como Campo de Hielo Patago mco. uroem - d as pasa d o 19 10 y que se t' fpresa . . ardua . . qu e sería ab orda da a lo largo de va rias d eca Ieta na a sa. IS aceren recten comp pa sad. .a la m ita.d. de la centuria . nr ero. se reitera . . . para 190 1-02 Io que . Importaba era disp on er de" la informaci ón geograhca substa ncial que p ermlitilera d e t:llmr . I . . . as parn.cu Ianida des y tra ye ctona s de las sttuacion es oroq r. áíica e hidrográfi ca en la r-e Patagoma . a n dima y e IIo se consigu . ..io " en una tar ea m a nco mu na da d e ~ngemeros . geog rafos y técnicos chilenos y argen tinos. como se verá or sus proflcu o s resulta d os cart ograhcos. p . . En cuanto a .Ias exploraciones hidrogr áficas . las mismas estuvie ron a cargo de especialistas de la Man na e n tod o el tem tor ío marítimo . CUb neron . d e pre feren. de Chile y SI bien . . se desarrollaron . . . era el na.nco oc cide ntal d e la Reqí ón Ma galla mca . Así se ad ela ntó notoriamente en el conoci mien to de la geogr a fla de fiordos y ar chipi élagos.e n especial los sectores del complejo del fiordo Baker. el archipiélago de la Rema .Ade la ld a y la zona mten or occid ental del mar de Skyring. do nde en 1904 tuvo ocu rrencia el hall ~go mas ,~porta nte : el descubri m ien to d el canal que provoca la sepa ración entre la isla Riesco y la pem~sula Mu noz G am ero, Justament e denommado con e l nombre del oficial a cargo del relevamiento. ca pitá n Ism a el Gajard o . Con es te suce so tuvo término el último de los sostenidos mitos geográficos au stral es co mo era e l d e la supuesta gran Tierra del Rey Gu illermo IV. como una parte peninsular de Patagonia. La tar ea e xp lora to ria hid rográ fica devino con los a ños en una labor casi rutinaria . desarrollada p or la Armada de Ch ile con gran resp onsabilidad técnica y con variada intensidad . pero con continu id a d qu e supe ra ría igua lment e la m itad del siglo. En cua nto a la s ex pedicion es científicas e nca mina das al más acabado conocimi ento integ ra l d e la ge ografía a us tra l. comprendiendo a los recur sos y forma s naturales y a los habitantes prim itivos. la s mismas resulta ron ca racter izad oras del períod o por su trascendencia. lo que impone una especia l consid eración . Entre las imp ortantes cabe me ncio na r la expedición botánica sueca de 1907-09 . las exploracione s geológicas en la precord illera bo real fueguina . las campañas exploratorias de Alben o M. De Agostini e n zonas de las cordilleras pa tagónica y fuegu ina . las expediciones científicas alema nas al campo de H ie lo Pat a gó nico Sur. los es tud ios etno grá ficos de Ma rtín Gusinde . los estudi os geológicos y glacio lógicos d el Dr. Ca rl C. Cald enius y los vuelos ex plora torios del aviador alemán Gunther Pluschow Provechosa en resultados fue una nu eva expedición científica sueca patrocinada po r la Universidad d e Upsala . dirigida por el eminent e bo tá nico DI. Carl Skottsberg y que se desar rolló en tre 1907 y 190 9 . cubr iendo diversas á reas de la Patag o nia occidental desde el fiordo de Reloncaví ha sta el extre mo sur d el continente. En territ orio magall án ico. objeto principal de los estudios. Skottsberg y compañeros visitaron diversas localidades e n ambas ve rtientes andinas. desde el fiordo Baker ha sta las Islas Wolla sto n . Sus tra b ajos fueron bási cament e botánico s y geológicos. en especial los primeros. que as umieron tal tra scen d en cia que la posteridad les recon oceria un carácter fundacional para elconocimiento cientí fico d e la distr ibució n veg etaci onal y d e la tax on o mía fuego-patagónicas . Com o sucediera co n la primera ex pe d ició n su eca. sus result ad os fue ron e ntrega dos al mundo académico en una notabl e publicación de vari os vo lúmenes (Ma pas 121 y 122 ). A partir de la segunda d écada y mediand o operaciones de menor trascen dencia desta caron la s exploraci on es em p re ndidas po r el sa cerd ote sa lesia no Alberto María De Agostini y que se mant en d ría n por los sigu ientes treint a años. Arriba do a Pun ta Aren as e n 19 10 como misionero. no tardó en se ntirse a traí do por la naturaleza au stra l. De tal mod o supo co mbina r su ac tividad apostólica con la geo grá fica ha sta co nve rtir a e sta e n su tra bajo fundam ental y permanent e. Fue en la Tierra del Fuego. cuya fascina ción m isteriosa lo su byugó dura nte mu chos añ os don de comenzó su ob ra. Allírealizó varia s explorac iones e ntre 191 0 y 191 8 . la s qu e tuvieron por objeto el co nocimiento del interior cordillerano de la península Breckno ck. Ello. e ntre otros as pec tos. le pe rmitió descubrir num eros os glaCiares y acciden tes geográficos e ntre es tos dos ext en sos fiord os. un o de los cua les lleva rían despu és me recida me nte su nombre . A m ed iad o s de los a ños 10 hizo un recorrido por la Ratagon ia a ndina . dond e enco ntro qlaciares má s imp on e ntes y montañas m á s e leva das y bellas qu e la s fuegu inas. lo que le llevó a extende r a ellasu actividad . inicia ndo e n 191 61a s primeras ex plorac iones en la zona cord illera na de Ultima Espera nza. en 175


CA IUOG RAFIA J\I A G AU

N ICA

rticular en las áreas de los macizos del Paine y Balmaceda. incluyendo el gran campo de hielo situad o hacia el interior andino. Su objetivo era entonces contribuir tanto al conocimiento más acabado de la agrafia territorial. como al más novedoso del fomento turístico. En efecto. maravíllado por el prodigio de belleza escénica que encontró por doquier, juzgó que tales dones naturales debían ser difundidos para concitar el ulterior interés sobre una región que consideraba excepcional. Se valió para ello de su habilidad y experiencia de fotógrafo consumado que era. como del,sentid~ artístico que poseía,' Sus vi,stas impresas comenzaron a circular por millares hacia el fin de la d écada, epoca en que entrego ademas el primero de sus álbumes. que titulóLa Naturaleza en los ~ndes de la Patago~Ja Austra!. UltIma ~speranza (Chile). Esta fue la inicial de una cantidad de publicaciones de divulqaci ón geograflca y tur ística que saldrían de sus manos durante las siguientes cuatro décadas, con las que la Región Magalláni ca ga naria fama universal. Entre 1917 y 1929 recorrió el valle del río Serrano. las hoyas de los lagos del Toro y ordenskjold y parte de la sierra Baguales . reconocimientos que amplió en 1943 con la exploración de la zona septentrional del macizo del Paine y las cuencas de los lagos Paine y Dickson. En 1930 realizó un viaje a los canales occidentales de la Patagonia. recorriendo los fiordos Falcon y Eyre explorando la región adyacente al gran glaciar que cae en este último fiordo y al que bautizó con el nombre de Pío Xl. Obtuvo en esta excursión una nueva visión desde la zona occid ental sobre los extensos campos de hielo que cubren la sección más austral de la cordíllera cuyo flanco oriental ya había reconocido a partir de 1928. En este distrito su trabajo exploratorio más notable fue el reconocimiento que efectuó en 1931 por el interior de la Cordillera. recorriendo el Campo de Hielo Sur al noroeste del lago Argentino. descubriendo el altiplano Italia y realizando la primera travesía de la cord ille ra patagónica de este a oeste. Posteriormente en varias nuevas campañas que se extendieron hasta 1940 exploró nuevos sectores del flanco oriental del gran campo de hielo austral que amplió después a zonas boreales aledañas aliaga O'Higqins-San Martín, contribuyendo de manera notable al mejor conocimiento de la zona altoandina situada entre ese depósito y el lago Argentino. Los mencionados y otros estud ios del género los dio a conocer en una obra clásica Andes Patagónicos . aparecida en 1941 y reeditada en 1945. que debe ser considerada una verdadera joya de la literatura geográfica americana. tarea com plementada con una producción cartográfica muy valiosa a la que se hará posterior referencia . En 1912 el DI. Federico Reichert, naturalista alemán radicado en Buenos Aires . atra ído por la apasionante perspectiva de explorar el misterioso distrito andino interior de la Patagonia. propuso a su compatriota DI. Cristóbal Hicken. botánico y catedrático universitario realizar una expedición científica hasta dicha remota zona cordíllerana. Así. a contar de enero de 1914. se llevó a cabo la misión científica cuyos objetivos decían relación con estudios botánicos. geológicos. glaciológicos y geográ ficos en general . Su desarrollo por el inexplorado sector occidental de los lagos Argentino y Viedma en medio de condiciones climáticas severísimas. permitió a los expedicionarios penetrar en el dominio gélido d allende el horizonte andino e iniciar de esa manera al principio del descubrimiento de la última de las incógnitas de la geografía patagónica. como es el altiplano compartido territorialmente entre Magalla nes y Santa Cruz. y que desde entonces sería conocido como campo de Hielo Patagónico Sur . La experiencia exploratoria resultó en este aspecto de tal interés . no obstante las ad versas circunstancias naturales que debieron superarse. que justificó una empresa de mayor envergadura: la expedición de la Sociedad Científica Alemana de Buenos Aires. Sus fines incluían reconocimientos. estudios e investigaciones en una gama amplia de disciplinas, pero el objeto primordial era el de mejorar el conocimiento general de las regiones andina y periandina entre el lago San Martín y el fiordo de Ultima Esperanza: la constitución e historia tectónica de la cordillera. su origen y evolución glaciológicos y. por fin. la actividad biológica en tan interesante distrito. La expedición se inició en enero de 1916. como la anterior desde la vertiente oriental. el acceso natural más expedito. En lo que interesa, los expedicionarios consiguieron penetrar en parte del campo helado bajo condiciones muy difíciles. comparables a las de la meseta antártica, alcanzando el9 de marzo de 19 161a divisoria orográfica continental, en terr itorio magallánico. Esta expedición aportó como nmguna otra anterior al mejor conocimiento del distrito del Hielo Patagónico Sur. que se extiend e InInterrumpidamente por tres y medio grados geográficos, prácticamente a lo la rgo de 400 kilómetr os, desde el fiordo Baker hasta el seno Unión. con una amplitud variable en la sección principal de entre 40

176


--

,\ 1)EI ..A NTO I ) E L C O N OCIM 11 óN T C)(;¡oClGRA I-lCO D URANm EI.I'ERIOIX)

I <~ 11 -1'45

y 70 kilóm etros. Al arribarse al final de los años 10 . l . . . d' . ' gracIas a os trabajos de las exped iciones suecas y b '. .. alemanas. la Ciencia tsporua de un acervo mformativo impon t . . di . an e no o stante que todav ía insuficiente sob re e l rmstenoso istnto andino cuya mayor parte inte b l . . . . . . gra a e temto no magallamco y que en los mapas aparecra co mo un gran espacio en blanco. vacio de información . . . . Dur~nte los añ os finales de la segunda década del siglotuvieron desa rrollo los estudios dill b l geolog lcos y rnineral óqicos del Dr. GUIdo Bon arelli sobre distintos sectores d l · . la nri e a precor I era orea l d '1 fuegu ·ma. aSIcomo I os por e sacer ote y etno ogo . G .a dpnmera fase-de los trabajos etnográficos ernprendíd M art ín usm e. acompanado por el an tropólogo Dr Wilhern K . aleman . ' Ik C . oppers. y re íerid en os a las etnias yama na y se nam . 0':'0 resultad o.de sus dos primeros viajes. Gusinde pudo reunir un acervo informalI VO cultural y antropol ógico de caracter excepcional sob re las dos etnias qu l . '. e e permlitiltIa rea l'IZar una · .. .. contrlbuclo~ completísima y aclaratona del mas alto valor cientifico. para el conocimiento de las poblaciones abongenes qu e otrora se ño rearan la Magallania . . . . Los añ os q~e siguiero n ~esde 1920 hasta fines de la década de los años 30 igualmente geogra. flcas. De entre varias han de sen-ala rsee las exniorao regIstraron . ' actividades científicas . y. as exp oraciones man-timas y aereas que emprendiera el manno y aviado r alemán Gunther Plüschow, sobre sectores litoralesy cordillera nos de la gran penín sula Brecknock. en la Tierra del Fuego. entre 192 y 1929. Yposteriormente en 1930-3 1. en la zona andina de Ultima Espera nza y el lago Argentino. donde encontraría la muerte al fallar el hidroavió n que tripulaba . Estudios de carácter más específicofueron losemprendidos hacia 1928-29 por el geólogo finlandés Vain a Auer, q uien encabezó un grup o que trabajó en las turberas de Tierra del Fuego. y cuyos resu ltad os perm itiero n fundar sobre ba ses fidedignas la crono logía y características de los cambios vegetacio na les d urante los últimos milenios. Igualmente trascendentes fueron los trabajos del ilustre geó logo sueco Ca rJC. Caldenius. desarrollad os en ésa y otras par tes del territorio magallánico. y sobre cuya ba se pu do plantear la historia geo lógica de la región austral a partir de las últimas glaciaciones cuaterna rias (Mapa 127). En cua nto a la vida ab origen. materia esta de gran preocupación ante rior. durante la primera parte del período (hasta 1924 ). se desarrollaron los trabajos conclusionales que desde fines de la déca da precedente venía realizand o entre los indígenas yámana. sélknam y kawéskar el distinguido sabio Martín Gusinde . y qu e le servir ían para elaborar sus obras fundamentales pa ra el conocimiento de la etno gra fía austral de América . La cartografía derivada de las actividades sucintamente descritas para el período 1901 1945 fue necesar ia mente abundante. pero también marcada mente especializada. o sea con carácter temático. como que su origen directo estuvo en motivaciones politicasy de límites. en estudios hidrográfícos. en exploraciones y estudios científicos y en hechos adminis trativos y eco nómicos. ade más. naturalmente. de los map as informativos de carácter gene ral ta nto nacionales como extra njeros. De tal modo. siguiend o el orde n cronoló gico de aparición. interesa n primeramente los mapas de ca rácter político . varios de los cua les son de notable calida d informativa y q ue merecen por tan to un a men ció n particular. Tales los casos de los excelentes planos referidos a o derivados de la disputa de límites entre Chile y Argentina qu e alcan zó su fase clímax entre 1901 y 1902 . los que hacen po r lo ta nto e l grueso de la prod ucció n ca rtográfica conocid a para la épo ca . Entre ta ntos es del cas o citar aqu ellos que estimamos son de mayor interés. Así. entre los inmediat a mente anteriores al laudo arbitral de Su Majestad Británica de noviembre de 1902. destacan el M ap a de la regió n e ntre los 50" 40' Y52" lat. S . que representa el divorcio contine ntal en la meseta y depr esion es transve rsales de Vizcachas y Río Gallegos que muestra la proyectada línea chilena que el Perito de Chile considera traz ada por las cumbres más elevadas de los Andes que divid en las aguas . etc.: el Map a de la región entre los 5 0° 40 ' y 52" de latoS . que comprende la vertien~e oriental de la cordillera de los A nd es y la precord illera o zona intermediaria entre la meseta patagomca y los Andes. que mu est ra la p ro yectada líne a arge ntina siguiendo la cumbre de la Cordillera de acuerdo con el articuto 11 del Protocolo d e 18 93 : Orographical preliminary map o/ - : So uthwestem regla n o/ the Arge ntll1e Rep ublic showi ng the d iffe ren t sec tions represent ed in chapter XXVIII o/ the «Argentll1eEVldence ». Estos tres mapa s de un con junt o de varios preparados por la defensa argentina pa ra ser present ad os ante el

y

177


C A RT O G R A F I A

I A G ALI ./\NIC A

tribunal arbitralde Londres. son de excelente factura con una buena infonnación topográfica e hidrográfica referida a las zonas en litigio. compleme ntada co n el trazad o de las líneas de front era preten d ida s por los países litiga ntes y con noticias generales sob re vías ca mineras y asen ~ami ento~ humanos. Aunque de notable perfección para las áreas qu e interesaba n al liti gio, la in formació n geogr afica es hart o Imperfecta en cuanto a la zona archipielágica y parte del co ntinente. Entre los mapas de origen chileno referidos a la materia se cuen ta un co njun to de siete planos referidos a la Región Magallánica , elaborado por el ingeniero Alejandro Bertrand , bajo el epígrafe Plano del S ector Fronterizo Andino ubicado entre los 47° y 48" de latitud S .: ... .entre los 48" y 49 ° de latitud S .: ... entre los 490 y 50° de latitud S.: ...entre los 50° y 5 1° de latitud S.; ... e ntre los 5 1° Y 52° de latitud S .: Plano del sector fron terizo qu e co rre a lo largo del grado 52° y prolon gación sudoriental desde el meridiano 7~ hasta Punta Dungeness y Plano del sec tor fronterizo qu e cor re a lo largo del meridiano divisorio en la islagrande de Tierra del Fuego . todos elabora dos pa ra mostrar la ubicación de los hitos correspondientes al trazado limítrofe establecido y que se incluyen en la Memor ia sobre la DemarcaciónArbitralde Limites entre Chile i la República Argen tina acompañada de una listaenumerativa de todos los puntos de la línea fronteriza desde el paso de San Francisco (Copiapó) hasta el canal Beagle (Tierra del Fuego). que fuera presentada al Ministerio de Rela ciones Exteriores por el Perito de Ch ile. contando para el efecto con los planos del Delegado Arbitra l de S. M.B.. y de sus ayudantes. Las revistas especializadas de la época se hicieron eco ta nto de la cuestión de límites chileno-argen tina como de su solución definitiva mediante el arbitraje infonnando de manera destacada sobre la evolución de la cuestió n y presen tan do el resultad o cartográ fico ex plicativo co rrespondient e Entre otras puede citarse Année Cartogra phique. París (1898, 1899, 1900 . 190 1. 1902, 1903), Bulletin of the A m erican Geographical S ociety,{1903), S cottish Geograph ical Magazine ( 1903), Reo. Francaise de I'Etranger et des Colon. et Explorations ( 1903 ), Globus (1903), Geographi cal J ournal, Londres (1903), Deutsehe Rundschau júr Geogr. und S tatistik y Peterman ns M itte i/ungen (1903). Asimism o, entr e las publicaciones más relevantes de aquel tiempo inicial del siglo cabe citar Th e cou ntries of the King 's Award, obra de Sir Thomas Hungeford Holdich. que fuera el Delegado Arbitra l, y que incluye el característico Map ofthe Southem Region of the Rep ublics of A rgentina and Chi le que ilustra sobre la solución definitiva del pleito limítrofeentre los dos países (Londres, 1904 ). Entre la cartografía chilena releva nte de este tiempo debe señalarse el mapa Mogo llones , por la Comisión Chilena de Límites (1906) compuesto de cinco hojas o cua rterones que comprende desde los 48° hasta los 52° 50' S. , en escala 1:250.000 y que co ntiene toda la informaci ón geográfi ca disponible en la época . También la serie Demarcación de Limites entre Ch ile y la República A rgentina, en especial el Plano IX Entre 490 i 52° , magnifica pieza co n la repr esentación geo grá fica e n relieve y coloreada, que incluye tanto la línea del árbitro británico, com o las co rrespo nd ientes a las preten siones de cada rep ública . Como los mapas a nteriores está basado e n los trabajos de las co misiones chilenas entre 1 94 y 1901, y publicad o hacia 1902-03 e n la escala 1:500 .000 . Esta ca rta co nforma un buen ejemplo del progreso alcanzado en la época en la técn ica cartográ fica qu e tant o ap rovecharía a Magallanes en su cada vez más perfeccio nada imagen geográfica . Pero sin du da el mejor nivel de calida d en lo toca nte al traba jo de impresión como a la fidelidad de la representación se alcanzó por estos años con el excelente Mapa esco lar de Ch ile. Mandado hace r por orden del Señor Ministro de instrucció n Púb lica don Domingo Amunátegui Solar d urant e la Presidencia del Exmo. señor don Pedr o Montt , co nstruido por la Inspección Genera l de Geografía y Minas de la Dirección de Obras Públicas, y editado por la prestigiosa casa alema na de Ju stu s Perthes. Del mismo se hicieron tres format os a distintas esca las (1:1.000 .000 , 1:1.500.000 y 1:2.500.000). .. . De la misma época. au nque a lgo ant erior (1904) es el interesant e y curioso Map a de la Re)lon A ustral de C hile. Provincias de L/anquihue, Chilo é y Territo rio de Mogollon es , e n escala de 1: 1 .000.~, construido en form a un ta nto artesanal y ed itado por Agustín Torrealba, plan o prop iamente corográfico que contiene variada y útil infonnación sobre aspectos biogeográficos y geoecon ómicos así como ~obre las.grand es concesiones fundiarias hechas durante el primer lustro de l siglo XXe n el territorio pata gomco chileno, Es por lo mismo un cabal reflejo del esta do de ad elant o de la colonización en la región austral, lo qu e para la posteridad le otorga un especial valor co mo docum en to histórico. Un capítulo particular y mu y fecundo en produ cción cartográfica durant e el la pso del

178


A DELA N" IODI ,L C O N O ClM IEN T O G EO G R A Fl C O D U RA N m E L PERl O DO 1' )(11 - 1945

_._--- ~--:!โ€ข

.

127 Sistemas de morrenas termino/es cuaternanas ~' de los del FLH?g O Mapa Sinoptico C . Caldenius. 1932

la os ยกini laciales e ndicados por el hieto en lo fblago

9

17lJ

9

mo

Y Tierra


C , \ RT CX, I \ FI .-\ I\ 1AGt\ LI ..A N IC , \

siglo qu e se considera fue el hidrográfico. Así. el sostenido tr~baj o desarrollado por ~ I De~a r tam ento de avegación e Hidrografía de la Armad a de Chile perrnítro la progres iva reactua lizaci ón de anh guas cartas y la edición de otras nuevas con forme ade la ntaba coe tánea me nte la tarea en las aguas interiores magallánicas. De la intensa activida d editora v~ le citar de ma ne ra especial I?s planos generales q ue pasaron a sustituira aquellosa nteriores de factura mglesa . con lo cua lse.ma mfesto,la a~tarq UJa cartografica adqu irida por el país al cabo de a ños de incesant e tarea y e n la mejor tradi ción n áutica . .~ntre var ias piezas de interés correspo nde citar los planos Patagoni a OCCIdental. Puertos en el A rchlplelago Reina Adelaida (19 12);Américode l Sur Cos ta Oeste. C hile. C uarterón X XXVI desde Cabo Sa nta Lucía hasta la Punta Chancery (1913); Chile. Desde Punta Dineley hasta Pico A bril (19 13- 1932 ); Chile. Estu ario Barros Luco a Isla Diego de Almagro (19 14-1932) : C hile. Desde el Golfo de Peñas hasta punta Dineley (19 17): Golfo Trinidad al Estrecho de Mogollones (1933- 1938); Chile . Península Tres Montes al Golfo Trinidad (1936 ): Chile. Islotes Evangelistas a Mogollones (1940); Chile . Mogollones (Punta Aren as) a Dungeness (1940- 1944) YChile. TIerra del Fuego. Extremo Su r (1945). Durante la primera década del siglo prosiguió también la producción de mapa s referidos a la división de los terrenos físcalespara el uso colonizador. Así en 1902 se publicó el excelente mapa del ingeniero Alvaro Donoso . Plano Topográfico de la Hijuelación de los terren os fiscales en e l Te rritorio de Mogollones . que hubo de servir de base referencial para las subastas realizadas e ntre 190 3 y 1906 (Mapa 116). Otros dos de carácter complementario fueron los planos Hijuelación de los terren os fiscoles situados en el Seno de la Ultima Esperanza. obra de Agustín Rengifo y editado por Nicanor Bolona, y Plano de los remates de terrenos fiscales en el Seno de Ultima Esperanza. construido por Agustín Torrealba. Si muchos de los mapas de este género fueron publicados impresos y tuvieron mayor difusión . otros. de tipo heliográfico. alcanzaron una circulación más restringida en tanto que unos terceros sólo fueron piezas manuscritas de uso muy limitado . siendo hoy documentos raros. a veces de algún valor. Entre varios de los planos heliográficos que han conseguido conservarse hasta el presente cabe men cionar Terrenos ruralesPorvenir (ca. 1910 ). Plano de arrendamiento terrenos en zona sur Isla Grande de TIerra del Fuego (ca. 1910 ). Concesiones en la Isla Navarino Decreto Supremo NUM. 384 del27 de Marzo de 1911 (l911 ) .Pro~·ecto de Hijuelación Península Muño z Gomero e Isla Riesco (19 15) YPlano Hijuelación Rural TIerra del Fuego-Zonas Porvenir y Boquerón e ntre Gente Grande y Bah ía Inútil (ca . 191 6 ). Dentro de la cartografía especializada de ca rácter catastral ca be co nsignar los pla nos particularesde unidad es prediales de uso ganadero. La ma yor part e de tales piezas fueron manuscritas y po r lo tanto únicas. debidas a prolijos dibujantes técnicos e ntre los qu e correspo nde record ar a Kenneth Cara. por la fama qu e en su tiemp o le otorgara n sus trabaj os . Una excepci ón a la manuscripción la conformaron los plano s a gran escala de las grandes estancias de la antigua e imp ortante Soci edad Explotadora de Tierra del Fuego. impresos por The London Geographical lnstitute. De carácter temático particular fueron tambi én los mapas referidos a perten e ncias y actividades mineras . cuya incidencia en la economía territorial magallánica en la época de esplendor de los primeros tres lustros del siglo alcanzó alguna relevancia. Igual ca rácter lo tuvieron los plan os constru idos por el antiguo Departamento de Camin os para los fines del desarrollo vial del per íod o comprend ido entre los años 1920 y 1945 . Así. mencionamos los planos Territorio de Mogollones . Red de Caminos (ca 1930 ). Red de Cam inos de Mogollones (1941 ). y Zona Caminera de la Provincia de Mogollones (194 5 ). entre varios. E! lapso qu e corrió e ntre 1920 y 1945 se señala en la historia cartog ráfica region al por las va rias publicacion es de mapas generales del antiguo Territorio y. desde 192 . nueva Provincia de Magallanes. Unos y otro s ya con menor variedad y diferen cia e ntre sí mue stran la imagen de ev olución. bajo distintos respectos . qu e la misma alcanzaría paulatinamen te y con los que culmina ría todo un período histórico de la cartografía meridional. Co mo los documentos más salientes de esta época deben menci onarse el mapa TIerra del Fuego según lasexp loraciones y los estudios efectuados por A lberto M. De Agostini. escala 1:1.000 .000. editado en colores en 1923 y reeditado en 1929. y que muestra el territorio magallá nico desde los 5 10 10' hasta 56° 30 '; también el Plano de pa rte Territorio de Mogollones con la subdivisión de las tierras. escala 1:500 000. preparado y editado en 1928 por el Departamento de Tierras y Co lonización del Ministerio de Fomento sobre la base de la parte correspondiente a la región del mapa oficial de Chile. ed itado en 19 10

180


A DELA N T Cl DEI . CONOCIM IEN IOGEOGRA H CODURA Nfl"ELI'ER IODOI '"1 -1'>45

128 Mapa geol09 iro de lo Fb/agon ía . E. Feruglio. 1939 .

1St


CI"\J~T(lG f{ /\FIi\ J\IAG r\LL r\

te A

y reed itado en 1926 por la Di-

rección de Geografía del Ministerio de Obras Públicas. Igualment e debe citarse el mapa Potogonio Austro/ e . esca la 1.1.000 .000 . prepar ado por el explorador De Agostini y publicado en 1941. obra que debe ser tenida como complementaria de su anterior mapa sobre la Tierra del Fuego. Tanto en una como en la otra se exhibieron por vez primera novedades geográficas qu e eran el fruto de las exploraciones del meritorio sacerdo te salesiano. Entre la más bi en e sca sa pr od u cc ió n o cartográfica de origen extranjero y referida al extrem o au stral americano debe se ñala rse el mapa South Ameri co (parte meridional ), compilado y dibujado en la Sección Cartográ fica de la National G e ogra p h ic Society de los Estad os un idos (1937 ). y. de man era particular. el excelent e mapa cont emporáneo editad o p o r la CARTA American Geographical Society CAMINERA DE en dos cuarteron es (Isla - LA PATAGONIA Wellington -Logo Argent ino . 1928: y Tierra del Fuego. 1930 ) =:-en la esca la de 1:1.000 .000 piezas que deben ser consideradas como las mejores y más acabadas exponentes de la calidad representativa ant erior a 129 Corto Cominera de la A:uagonio, Instituto Ge ográfico Militar. 1939 la introducción de la novísima MAPOTECAI srrnrrcDE LA PATAGON lA. U NIVUtSlDrAD DE MAGAu..AM:s. Pu NTA AA1:NAs . técnica de la aerofotogrametría a pa rtir de 1944 -45 . Como primer mapa de uso turístico que se conociera en la Región puede ser calificado el P/ono de los Cominos de lo Provincia de Mogol/ones. escala 1:500.000. preparado para el uso de sus socios por el Auto Club de Magallanes y publicado en 1933 . Por aquel mismo tiempo otra activa institución de la época. el Touring Club de Magallanes preparó y editó un mapa de empleo semeja nte. conteniendo especial información sobre el área de glaciares y mon tañas de la península Brecknock de la Tierra del Fuego. Una mención especial merece la Co rto Cominero de 10 Potogon io. ta n d ifundida en la década de 1940 . confeccionada por la Sección Levantamiento Provisorio del Destaca mento Magallanes e impresa en el Instituto Geog ráfico Militar. Esta pieza no obs tan te su designación especi fica e ntrega información variada y de provecho general para diversos fines. Por fin y para cerrar el ciclo productivo de cartas generales debe señalarse el Mapa de

-:

o

182


ADEJ.ANTODEL C O NOClMI ENTO G EO GRAFI C O D U R ANIl,- EL P ER IO DO 1"11 - 1" 4 5

-_... . . - ... _...

OItPA .. T ... ... ~HT O DI:

e

MO .

CHIL e ZOrtA C A HI Nf ft A DE L A PR OV If'lCIA. or

MAGA LlAN r S

[E~':~ - ',-::=--._ - =

I 1,..

130. Zona Ca minero de la Provincia de M ogollones Departamento de Caminos. 1945 .

Chile (cua rterones referidos a la Provincia de Magallanes), publicado por el Instituto Geográfico Militar en primera ed ició n en 194 5 Yen la esca la de 1:500.000 justamente al término de l pe ríodo histórico en conside ración . Esta gra n ca rta na cional incluia la parte correspondiente a la ant igua Provincia de MagalIanes e n térmi nos de fidelidad geográfica pa recidos a los ya contenidos en el mapa de 192 dell\tiniste-

no de Foment o. Para co ncluir la revisión sobre el curso evo lutivo de la repr esentació n geog ráfica de la


C ¡\ RT OG R ¡\ I:' A l\ l¡\G ,\Ll ...\. N ICA

- - - - - - --

- - - -- - - - -

Región Magallánica durante el periodo 190 1-194 5. correspOl~de hacer m ención a la cartografía de carácter especializado que fuera el prod ucto de los es tud ios clenhficos rea lizados e n el ternton o, ~lgunas de cuyas piezas fueron consideradas como imp~rtantes contnb uc!ones a l co noc imiento geografico en su momento habiendo adquirido inclusive el car ácter de mapas clásicos para las correspondientes discipli_ nas . De los tantos publicados en ese tiempo vale citar especialmente los mapas elaborados por el Dr. Ca rl Skortsberq. South Fbtagoniaand part of!he Antarctic Regions. showing rainfall (1904). Phythogeographical map of Fueguia and South Patagonia on the basis of P. Dus én's map ( 19 05 ) y Pflanzen.geograph ische Karte van Sudamerika Süd. van 41 ° S. pieza de gran calidad cartografica que conformo una contribu_ ción relevante para los estudios botánicos en América austral. Además. Geological Mop of the Magellan Territorieson the basis of e\isting printed maps and with inclusion of particulars. obtained from various sources. construeted by Otto Nordenskjóld (190 7 ); Geologische übersichtskarte der Patagoni schen Cordillera. por PD. Quensel (19 12);Geographische Verbreitungder Feuerland Indianer y Selk'nam ke Haruwehn Die Heimat der Selk'nam auf grund de r Forschungen van M. Gusinde. confeccionados por Ka rl Streit (193 1); los mapas sobre glaciares fueguinos elaborados luego de los estudios hechos por C.B. De Ga spen (1922); Sistemas de Morrenas Terminales Cuaternarias y de los Lagos Fíniglaciales endicados p or el hielo en la Potagonia y Tierra del Fuego . Mapa Sinóptico compilado por Car1 C:zon Caldenius 1925 -1928 (1932) (Mapa 127 ). considerado con toda razón como una obra capital en el gén ero. del mismo modo como lo fuera el Mapa Geológico de la Potagonia al sur del paralelo 42° y Tierra del Fuego . co mpilado por el calificado especialista Dr. Egidio Feruglio y editado por la Dirección de Yacimientos Petrolíferos Fisca l de Argentina (193 9) (Ma pa 128 ). tenido como la primera carta general y moderna del territorio merid io nal americano.

Del mod o reseñado se ha llegado al término d e la historia evolut iva d e la cart oqraña ma gallánica luego de una revisión y estud io sobre bu ena parte del total de mapas registra d os pa ra el período 1522 -1945 y que supera los dos millares de piezas (Ver Catálogo) y qu e expresa el fruto tra scen dent e de una ded icación sostenida en el tiempo por parte d e navegantes. explor a d ores. cart ógr afos. geógrafos . científicos. ingen ieros y técnicos. e n una tarea compleja. la bo riosa y mer itoria refe rida a un a de las zonas naturales más difíciles del planeta. cerrando en 1945 un extenso ciclo cuatro veces secula r de la bor técnica progresivamente perfecci onada que sólo conseguiría ser superada a partir d e ent on ces grac ias a la novisima tecn ología d e la fotografía aérea y co n la correspondiente construcció n de ma pas qu e reflejarán la imagen definitivamente cabal del territorio magallánico. Com o d ocumentos de preciado valo r histórico estos mapas conforman una pa rte espe cializada del acervo patrim onial referid o a la Región Magallánica y son como tales una fuen te a veces ún ica y siempre d e interés para el cono cimiento del tiempo pretérito. Ellos. vale reiter arlo. perm iten informar sobr e la evo lución progresiva del con ocimiento geográfico físico corresp ondiente a la part e meridional del continente americano y sobre la forma técnica práctica en que se fueron represent an d o las correspo nd ientes diferentes imágenes: sobre la conformación política del territorio y la defin ició n de las fronteras internacionales y pro vinciales . como sobre el origen de los asentamientos humanos y las actividades económicas; sobre la extensión del ecumene y la historia ca tastral: respecto de la evolución de la vialidad y arras formas infraestrueturales del desarrollo y sobre la toponimia. en fin. Estas piezas cartográficas constitu yen por cierto un auxilia r eficaz de provecho evidente para fundamentar la investigació n Yel estudio histórico referido a la Regió n Magallánica.

184


(C A]~ll(O)(Gr ]~AlFl[A

MlA(GrA ]LlLA N ][(CA


][ NlllR.ODUCC][ON L

representación ca rtográfica magallánica surge de suyo en las piezas que objetiva. mente repres ent a n ~ n tod o o e n pa rte al territorio de que se trata, pero lo es también en la interpretación subJetl~a d el investigad or cua ndo se. la ap recia e n el contexto de la exp resión plane taria o continental advírti éndose e~ ella las va nac io nes Impuestas por el conocimiento geográfico del extremo austral sud. am ericano, se gu n el rrusm o fue de l dominio de los maes tros cartógrafos. . , Sobre dicha, base , la informació n ob tenida po r la investigación fue sistematizada orgam~andosela e n oc ho ca teqorías distintas pa ra los efectos de su debida cata logación : 1.La Región Maga· lIamca e n los mapas a ntiguos del mundo ; 11. La Región Magallán ica en los mapas antiguos y modemos de América; 111. La Región Magallán ica e n los mapas del Reino de Chile y países vecinos ; IV. La Región Magallánica e n los mapas d e Patagonia; V. La Región Magallánica en los ma pas de Chile y Argentina : VI. La Región Magallán ica e n los mapas de Chile modemo (1818 en adelante); VII. La Región Magallánica en los mapas d e A rgentina; y VII I. La Regió n Magallán ica propiamente tal. Esta última categoría reúne por sí sola d os ter cios del material co mp ulsado. Los mapas en cada caso van ordenados cronológicamente y ademá s según el numeral corresp on diente . El co nce pto geográ fico «Regió n M agall ánica» es variable en sus alcances para los efectos d el es tud io y trabajo de qu e se trata , teniendo para los siglos XVI al XVIII la amplitud territorial que el ente ndi m iento co mún (geógra fos y go bernantes) le daban a la misma por la época, esto es, en los términos se ptentrionales de su sepa rac ión o delimitación con los territorios de Chile propio. viejo o anti gu o. por el occident e y el cen tro del continente sudamericano y con las Provincias del Río de la Plata por el nororiente . Este co ncepto fue hacié ndose más restrictivo en la medida que sobre el territorio se fueron ma nifesta nd o los interes es jurisdiccionales de las Repúblicas de Chile y Argentina y, consecuentemente . se convino la se paración de las co rrespondientes porciones de Patago nia y TIerra del Fuego integrantes d e la Maga lla nia histór ica . Se arribó así. a partir de 1 1. a un entendimiento geográfico restrictivo del Magalla nes modern o debido al ma tizinterpretativo político-admi nistrativo que a su tiempo d ebió sufrir los ava ta res o ca mbi os prop ios de los sucesivos reordenamientos territoriales hasta 192 que esta blecieron los límites y magnitud de finitivos de la an tigua Provincia de Maqalla nes. Estas razones explica n , e n ca da caso, la inclusió n de determ inados sectores dentro del indicado co ncepto generalizador de Región o Tierra (s) Magallán ica (s) y qu e hoy e n día integran territorios en tend idos co mo ajenos geográ · fica y polít icament e . Met od ológicam ente el registro co rrespondiente a cada pieza pa ra los efectos de su debida individualiza ción . co mprende : a ) la den ominación, en primer términ o la propia o natu ral de cada mapa, qu e se ha tom ad o textualmente , o a falta de la misma la atribuida por el investigad or de acuerdo Con la s ca ract erísticas d efinitorias del mismo, caso en qu e se la menciona entre paré ntesis; b) la mención del a utor, directament e cua ndo el nom bre co nsta, e indirectame nte (entre pa réntesis) toda vez qu e existiendo ce rtid umbre d e aut oría no hay co nstancia de la misma , o, en su defecto, la expresión de falta r o ser d esco no cid o el autor; d ) la escala del mapa cua ndo ella co nsta e n el mi:mo o por hab er sido calculada posteriorm ent e y co nsigna da ; e) el formato o dimension es del mapa, d ándose las med idas en

187


CAR I'CXIRA FIA f\.1A G ...\ L L i\NIC ¡-\

la visión o presentación normal de la pieza: f) la característica de ser una carta manuscrita o impresa y de estar o no coloreada y/u omamentada: g) la mención de las inclusiones cartográ ficas particulares que pueda tener la pieza en forma de planos . recuadros y o vistas de costa complementarios: h) el lugar en el que el mapa se co ntiene (libro) o aquel en el que se conserva o encuentra depositado. siernpr e qu e tal circunstancia haya podido ser establecida. empleá ndose para este efecto en la ma yoría de los registros una abreviatura cuya clave se explica por separado. Se agrega final y ocasionalmente la men ción correspondiente a alguna observación o comentario espe cial que ha ya merecido la pieza . Si bien lo expu esto conforma el fichaje completo de cada mapa se dan casos en que no concurren necesanament e todo s sus component es. La tarea de investigación y registro cartográficos han supu esto . hasta dond e ha sido posible. la observación personal de cada pieza en los distintos repositorios visitados para el efecto. complementándose cuando ello no ha sido factible co n las men cion es o ant eced entes obtenidos de otras fuentes consultad as o impresas . En cuant o a su contenido se ha co nseguido obtener un acervo cartográfico referido a los más variados aspectos informativos: corográficos. históricos. físicos (orográ ficos). políticos. etnográficos. fitogeográficos. geológicos. glaciológicos. hidrográficos. climáticos . de uso eco nó mico. catastrales y de hijuelación rural. mineralógicos . de vías camineras y de co municacio nes. de ferrocarriles. de limites. turísticosy estratégico-militares. geodésic os. administrativos. ocea nográficos. mercantil es. estadísticos e industriales. Cabe señalar. asimismo. qu e la ma yoría de las piezas qu e lo co mpo nen correspo nde al género cartográfico náut ico. lo que se explica por el hecho de la natural facilidad de ac ceso por la vía marítima y porque el con ocimiento del interior del territorio magallánico se inició paulatinament e con el establecimiento definitivo de los colonizadores sólo a partir de mediados del siglo XIX. Los únicos planos que se han excluido del registro son los referidos a localidades urbanas y a solicitudes de arren da miento de pred ios rurales o a la propiedad de los mismos. de superficie menor. que se han estimado carentes de relevancia en el contexto comprensivo del trabajo. El registro realizado supera los dos millares de piezas. resultado qu e supera toda exp ectativa que pudo tenerse con anterioridad a su inicio y qu e puede calificarse co mo impre sionante. si se tiene en cuenta que la ca ntidad qu e pueda hallarse en los distint os repositorios qu e ha y en el mun do difícilmente puede ser conocida . y que supera en mucho a la tarea realizada por el historiador Jos é Toribio Medina en su momento. considerando para el efecto períodos iguales y el hecho de contarse cada pieza como tal y no por separado los planos que la misma pueda incluir cuando se trata de mapas hidrográficos. Ello se ha debido a la intensidad de la investigac ión. en particular al énfasis puesto en la búsqueda de material manuscrito. y a la disponibilidad de fuentes informativas generales . De tal mod o. se consideran satisfactoriamente cumplidos los objetivos tenidos en vista para este aspecto de la investigación .

188


CLAV ES PARA LA COMPRENS ION DE LAS ABRE VIATURAS UTILIZADAS EN EL CATALOGO

A.H.M.e. A M.R.E . AP R.O. A.R.A A.5 .H .OA BAD.A.B . B.C.u.Ch . B.M.M.B . B.N.e. B.N.F.M. B.P R. B.S.HAT. B.S.H .M. e.J .M.B.

C.O.DE C.S .G E. C.S .H .M.

e.ve.

D.C.P B.N. D.M.B.L. D.M.B.N. LC.e. J .PVKA K.Z.U.A. L.D.M.N.M.M. MD.F.L.E. M.LG.M. M.LPU .M. M.M.B. M.R. B.L. M.R.M.B. M.R.R.G .S . M.R.C.U.L. S .C.M.N .

: Anuario Hid rográfico de la Marina de Chile : Arch ivo Ministerio de Relaciones Exteriores. Santiago : Arch ivo Public Reco rd Office . Londres : Algem ee n Rijksarchief. La Haya . : Archivo Cartográ fico Servicio de Hidrografía y Oceanografía, Armada de Chile . Valpa ra íso. : Biblioteca Aca demia Diplom ática «Andrés Bello». Santiago. : Biblioteca Centr al Universidad de Chile. Santiago. : Biblio teca Mateo Martinic Beros. Punta Arenas . : Biblioteca Nacional de Cataluña. Barcelo na . : Biblio teca Nacio na l. Fondo «J osé Toribio Medina-, Santiag o. : Biblio teca del Palacio Real. Mad rid . : Bíblíotheq ue Service Historiq ue de l' Armée de Terre. Vincenn es. : Bibliotheque Service Historique de la Marine, Víncenn es. : Colecció n José Miguel Ba rros, Santiago. : Colecció n Oswald Dreyer-Eimbcke . Wolhtorf. : Car to teca Servicio Geográfico del Ejército, Madrid . : Cart o teca Servicio Histó rico Militar. Madrid . : Colecció n Vladimir Covacevich . Punta Arenas . : Departament de Cartes et Plans. Bibliotheque ationa le. París. : Dep art aments of Ma nuscripts, The Bristish Ubrary. Londr es. : Departam ento de Manuscritos. Biblioteca acional. Madrid . : Ma poteca Instituto Cartográfico de Cataluña. Barcelona . : Justus Perth es Verlag. Kar tographisches Archiv. Gotha. : Kartenzaal. Universiteitsbiblio theek. Amsterdam . : U brar y. Dep art am en t of Man uscripts, National Maritime Museurn. Greenw ich : Ma po teca Direcció n Nacio na l de Fronteras y Límites del Estado. antiago. : Mapoteca . Instituto Geográ fico Militar. Sa ntiago. : Mapoteca Instituto de la Pata go nia . Universidad de Magallanes, P Aren as. : Museo Marítimo. Barcelon a . : Ma p Room , The Bristish Library, Lo ndres. : Museo Region al «Mayorino Borqa tello», Pu nta Aren as. : Map Roo m. Royal Geographical Society. Londres.. : Map s Room . Cambridge University Library, Ca mbndge . : Sección Cart ografía . Museo Naval. Madrid.

189


CARllOGR AIFJ[ A MAGAlLILANJ[CA

SECCIO 1 LA REGION MAGALLA ICA EN LOS MAPAS A TIGUOS DEL MUNDO 1. 1522 (CARTA NAUTICA DE PROYECCION POUlR). Atribuida a Pedro Reynel. 1522. Formato: 70 x 70 cms. Manuscrito iluminado sobre pergamino. Depósito: Museo Top Kapi Sa rayu , Estambul. Primera carta geográfica que muestrael terntono meridional americano oriental (tierra finne) hasta el grado 52. aunque sin la expresión del Estrecho y que contienela mención Hesta re- re descobrió Fernando de Magalhaes. 2. 1523 (CARTA UNIVERSAL DE TURIN). Autor desconocido. For· mato: 124 x 274 ems. Manuscrito iluminado sobrepergamino. Depósito; Biblioteca ReaJ de Turio. Copia del primer Padrón Real con carácter de universal ordenado ejecutar por la Casa de Contrataciónde Sevilla que incluye el descubrimiento del estrecho y sus tierras aledañas realizado por H ernando (Fernando) de Magallanes en 1520. 3 ca 1523 TOTiVS ORBIS DESCRIPTIO. Juan Vespucio. Ca 1523 Ma· nuscrito sobre pergamino. Reproducido por Nordenskióld en F\?ríplus, plano 47. Carta desaparecida de la que se conserva una copia de 1524 en la Biblioteca del Príncipede U chstenstein, Viena, y otra en la colección del Conde Manzoni, Roma 0 En la costa oriental patagónica hacia los 52 se muestra una bahía profunda que se denomina Cava de Sta Antonio y que co rresponde rte en mapas posteriores a la entrada oriental del estrecho de Magallanes

4.

l~~

(GLOBO TERRAQUEO ). Johann Sch óner 1523· 1524 D,· "tensiones: 55 cm s . de alto x 38,5 cms . de diámetro. Citado por F.C Wieder en M onumento Cortographica, Vol. 1, Martinus Nuhoff. La Haya, 1925.

5 ca 1524 CARTA DE NAVEGACION DE CASTlLUI HASTA LOS MAWCOS O PADRON NUEVAMENTE HALUlDO POR LOS QUE VINIERON DE LA ESPECIERIA Autor desconocido. Ca 1524 Mencionada por Martín Fern éndez de Nevarrere en su Coleccion de los Viajes y Descubnmientos que hicieronpor mar los españoles desde fines del siglo XV, romo IV.doc. XXXVIII Denominaal estrecho de Magallanes como estrecho de los Malucos. ~

1~5a

CARTA

DE NAVEGARE UN IV ERSALI SIMA ET Atribuida a Diego RIbero 1525. Formatoo214 x 82 cms (205 x 85 cms) Manuscrito iluminado sobre pergammo. Depósito: Archivo de los Marqueses de DIUGENTISSI~IA .

Casnqlioni . Mantua

1525 b CARTA UNIVERSA L DE SALVIATi Nuño Gercia de Toreno.1525 Formato 205 x 125 cms. 1266x 97 cms) Menuscrito iluminado sobre pergamino. Depósito: Biblioteca Laurenziana. Flo renci a 1526 CARTA UNIVERSAL Juan Vespucio. 1526. Formato· 262 x cms . Manuscrito iluminado sobre pergamino Depósito: The Hispanic Socíew of New York. 9

1527 a

~IAPAJ\IUNDI EN SEYS PLIEGOS y AL RN OCCIDENTE

DELMUNDO Autor desconocido. 1527. Impresoen Venecia Perteneció a la colección de don Hernando Colón, actualmente desaparecido de la Biblioteca Colombina. 10.

1527 b

~IAPAJ\IUNDI. Vesconte de Maiollo.l 527. Formato 170 x 60

191


C A RTOG RA I=1 A J\1A G A L Li \ NI C A

cms Manuscnto Iluminado sobre pergamino Depósito Biblioteca Ambrosiana. l ijan

11 1527 e ORBIS VNIVERSAUS DESCRIPTlO (PRI~lER MAPA UNI· VERSAL INGLES).Robert Thome. 1527 Formato 43.9 x 20.6 cms Publicado por RIchard Hakluyt en su obra Dwers Voyoges touchmg tbe cecccertes Di Americo and the lkmds. etc Londres. 1582 12 1527 d CARTA UNIVERSAL EN QUE SE CONTIENE TODO LO QUE DEL IU DO SE HA DESCUBIERTO Diego Ribero 152i Formato 216 Manuscrito iluminado sobre pergamino Depósito Thurmqrsche Landesbibliothek. Weimar 8

1~

DE VERGULDE GLOBE (GLOBO DORADO DE PARISI Autor desconocido- 152 Depósito: Biblioteca acional de Pans Representa al Stricto de Magella y al Mere

MageJlanicum .

20. 1532 a (CARTA DE AMERICA y FILIPINAS) Alonso de Chávez también atribuida a Diego Ribero. 1532 . Formato 126 ,1 x 87 .8 cms. M anuscrito iluminado sobre pergamino Depósito

Herzog August Bibliothek. wolfenbuttel. Incluye el topónimo Tlern de Altagones al norte del estrecho de Magallanes y el dibujo de una carabela Con la leyenda voy a Maluco .

21

1532 b

TYPUS COS~IOGRAPHICUS UNIVERSALlS Símo n Grynnaeus.1532 . Mapa incluido en la obra No vu s Orbls regionum oc insularum veteribus incognitarum etc. impresa en Basilea en 1532. Mitad meridional de Sudamenca representada en forma de - menqc de martillo- en la que no figura el estrecho

de Maqallanes.

22 153' HEMISFERIO OCCIDENTAL DEL MAPAMUNDI (GLOBO Johann Schoner. 1533.

21

~3

14 1529 a CARTA U IVERSAL EN QUE SE CONTIENE TODO LO QUE DEL MUNDO SE HA DESCUBIERTOHASTA AGORA Diego Ribero. 1529. Formato: 204.5 x 85 crns. Manus-

TYPUS COSMOGRAPHICUS UNIVERSALlS. J oa q u f

crito iluminado sobre pergamino. Depósito: Biblioteca Vaticana Incluye la mención Tiero de Fbtagones y el dibujo de dos avestruces en la parte norte del estrecho de Magalla-

Copia del mapa de Simón Grynnaeus menciona do precedentemente.

nes

15 1529 b CARTA UNIVERSAL EN QUE SE COl'o'TIENE TODO LO QUE DEL MUNDO SE HA DESCUBIERTO HASTA AGORA Diego Ribero. 1529 Formato: 217 x 9 cms. Manuscrito iluminado sobre pergamíno. Depósito : Thuringische Landesbibliothek. Weimar. Incluye la mención Tlere de Fema de Magalhaes y el dibujo de una carabela con la expresión Boyo Maluco .

16. 1529 e MAPAMUNDI Girolamo da Verrazano. 1529. Formato: 255 x 127.5 ans . Manuscnto a tinta y temple sobre pergamino Depósito: Biblioteca Apostólica Vaticana. Roma

17 1530 (GLOBOTERRESTRE). Autor flamenco desconocido. 1530. Pieza en poder de don Francisco l' Gonzélez. San Lúcar de Barrameda. Incluye la mención Gigatvm Regio sobre la parte austral am ericana.

Vadiano. 1534 . Mapa incluido en la obra Epit om e trivn terrae partium Astoe. Africae er Eu ropoe... impresa en Ti qun

1534

24 ca . 1535 HEMISFERIO OCCIDENTAL DEL GLOBO DE PARIS. Au ter desconocido. ca. 1535 . Incluye de manera destacada la

menciones Fretum magellanicvm y Oceanvs Magellani cvs

25. ca. 1535 t (MAPAMUNDI). Autor desconocido . Nuremberg. Ca 1535 Forma to : 55 x 1 10 cms . Grabado impreso. D ep ósito \Vürttembergische Landesbibliothek. Stuttqert. ~

1~

MAPAM UNDI HARLEIAN. Autor desconocido 1536. Depo sito: The Br itísh Library , Londres.

27. 1536 < CARTA DEL MUNDO EN FORMA DE CORAZON. Orontiu Finneus. 1536. Grabado en madera . Depósito: D.CI' B.N París.

28. 1536·154' MAPAM UNDI Ba ttísta Agnese. 1536·1541. Manuscrito iluminado sobre pergam ino. D epósito: Biblioteca y M useo Civíco. Venecia.

18. ca 1530 PLANISFERIO Autor desco nocido. Atribu ido a Battista Agnese Ca 1530. Formato: 209 x 146 cms. Manuscrito Ilu-

~.

minado sobre pergamino. D epósito: Biblioteca Apostólica

do en cobre en Roma hacia 1560. Se muestra un estrecho de Magall anes longíneo con una isla grande al este separada de una inmensa Terra Australis por un canal.

Vaticana. Borgiano Let. 11 . Roma .

19 1531 NOVA ETINTEGRA ORBISDESCRlPTIO. Oronnus Finneus. 1531. Formato: 40 x 29 cms. Mapa impreso en proyección doble cordiforme. Incluido en el libro Novum O rbis regionum oc insu/orum uetertbus incognator um uno cum tabula cosmogrophia por Simón Grynaeus, París, 1532 . Esta pieza es considerada como el primer mapa Impreso conocido que muestra el estrecho de Magallanes.

W8

(MAPAMUNDI EN PROYECCION DOBLE CORDIFORME) Gererdo Mereator. 1538. Formato: 51.9 x 32,4 crns. Greba-

30. 1540 MAPAMUNDI. Bartista Agnese. 1540. Formato: 22.6 xI5.6. M anuscrito a tinta y temple, con lámina de oro sobre perqamino . Depósito: Biblioteca Nacional de Madrid . Presenta la Región M agallánica aislada. por discontinuidad litoral, del resto de América del sur.

192


LA R EG la N MAGALLAN ICA EN LO S MAPAS Al'nlG UOS DEL M UNDO 42 . ca 1550 b (MAR~UNDI) . Antonio Flonano. Ca 1550. Formato , 46 x

31. 154 1 MAPAMUNDI Nicolá s Deslien s. 1541.Ma nuscrito ilumina. do sobre pergamino. Biblioteca Real de Dresde. ~

83.5 cms Grabado impreso

l~ a

43 . . ca . 1550 e (MAPAMUNDI) Antomus Flona nus. Ca 1550 Formato , 83 5 x 46.2 cms. Incluido en A. E. Nordenskiold Facsímile-Atlas the eo r~y Hist or y 01 Carrog raphy , Nueva York. 1973

MUNDD NOV O E .O C EANO PAC IFI CO . Bam sta Agnese .I542.Esca la gra hca en millas . Fo rma to , 22 .6 x 15 .6

io

cms Manuscnto con l.amlna de oro sobre pergamino Depó sito : D.M.BN.• Mad nd . . . Presentación cartográfica de la Región Magallánica Identlca a la de la carta precedente del mismo autor.

n

(reedíci ón] .

44 1~1 CARTA UNNERSAL. Sancho Gutíérrea.l Sál Formato 336

~2b

x 10~ c~s . Man~to Iluminado sobre pergamino. Depóst to o BIblioteca Nacional. Viena

GLOBO TERRA Q UEO (H EMISFERIOS OCC IDHITAL y AUSTRAL). Gas par Vopelius . 154 2 . Incluido en la obra Aus der Gesch ichte de r Fam ilie Vope/ius. Cap. IV. Herbert Koch Jene. 1937 . .

Esta carta tiene la particularidad de presentar una doble costa sudoccidemalamencana como consecuenciade u.~a

corrección de rumbo geográfico "debid a a la mforma clan proporcionada por la expedición de Juan Ladrillero a la

34 . 1542 e MAPAMUNDI. Alonso de Santa Cruz 154 2 Fo rmato 144 x 79 ems. Depósito: Biblioteca Real. Estocolmc

Reglan Magallánica.

35 . 1542 d (MAPA DEL HEMISFERI O AUSTRAL. PARTE OCC IDEN· TAL). Alon so de San ta Cruz. 154 2 . For mato, 62 x 30 cms . Inclu ido en la obra M ap 01 the World by the S panish Cosm ograph er Alonso de Sa nta Cruz 154 2 de E.W. Dahlqren, Stockho lrn, 1892 .Dep ósito : B.N.F.M.

cms.(215. Jo(, 135 cms). Manuscrit o iluminado sobre pergamino. Dep ósito: D.C.P.B.N.. París y The British Ubrary , Lendres .

~.

45 1553 MAPAMUNDI. Píerre Deseeliers. 1553 Formato 256 x 128

46. 1554 a MAPAMUNDI. Julius de Musis. 1554 . Grabado en cobre por Michael Tramenní. Depósito: Biblioteca de la Universidad Leiden . .

l~a

PLANISFERIO Ba rtista Agnese .154 3 . Manuscrito iluminado sobre pergam ino. Formato: 29 ,5 x 19 ,5 cms. Depósito: DC.PB.N .. Pa rís. Incluye el trazado del trayecto de la expediciónde Hernando de Maqalla nes -Se be stíé n Elcano alrededor del mundo.

Tierradel Fuego (Regio PataJis) representada como una gran isla sobrepasando el círculo antártico.

37 1543 b PLANISFERI O. G u illa ume Brou scon . 1543 . Formato, 65 x 45 crns. Manuscrito iluminado sobre pergamino. Depósito: He nry E. Hu ntingto n U bra ry and Art Gallery . San Mari no,

48 .

~

trumentos Antiguos. Florencia

Ca liforn ia . Presenta una enorme tierra meridional del estre-

cho de Maga llan es bajo el rótulo de Maga illa n . 38. 1544 MAPAMUNDI. Sebast ián Cabotto 1544. Formato: 248.5 x 99 .6 cms . De pósito : D.C.PB.N., París. ~

~ b

MAPAMUNDI. Lopo Homem . 1554 Depó sito: Museo de lns-

1%

UNIVERS ALE DE S CRIPTI O NE DI TUnA LA TERRA CONOSCIUTA Fern ando Bert elli y Giacomo Gastaldi.I545 Form at o 77 ,4 x 44 ,4 cms . Gra bado en lámina sobre papel. iluminad o a la acuarela D epósito: Biblioteca del Congreso.

Washington .

40 . ca . 154 5 (PlAN ISFERIO ) Autor portugu és desco nocido. Ca .154 5 . Formato 248,5 x 99.6 crns. Manuscrito iluminado sobre perqemino. Depósito: Osterreische Na tional Bibliothek. Viena Mapa inspirad o en Id carta homóloga de D iego

Ribero.

41. ca . 1550 o DELL:UNIVERSALLE ETC . ETC. lacorno Goslaldo· Malleo Paga no. Ca . 1550 . Imp reso gra bado . Dep ósito' The British

~IAPAMUNDI.

1554 e Ja copo Gastaldi 1554 Depósito: BIblioteca

Municipal. Turin.

49

1554 d

(PLANISFERIO). Lopo Homem .l554 Formato 225 x 134 cms. Manuscri to iluminado sobre pergamino. Depósito: Museo di Stona della Scienzia, Florencia

m

l~ a

IOCEANO PACIFlCO).Giovanni Bettista Agnese . 1~ Sin escala Format o: 32 x 2 .5 cms. M anuscrito angina! iluminado. Incluid o en el Atlas del mismo aut or Dep ósito L.D~lG M .~l

Greenwich. Muestra al Estrecho (S trid um de Magellanoi con

la costaoccidental interrumpida al norte del Arcipela go de l capo diseadi . Trazadomuy imperfecto del Estrecho.

51 15~ b (PLANISFERIO N- 1ERICA. EURO PA. AFRICA y PARTE DEL ASIA). Giovanni Battista Agnese . 15~ Sin escala Formato: 32.2 x 28 .6 crns. Ma nuscrito original iluminado. In-

cluido en el Atlas del au tor. De pó sito L.D .M.NM .M . Greenwich.

~ lW MVNDVS NOWS VNIVERSAU S MVNDI FIGVRA ATQUE NAVIGATION VM O RBIS TERRA RV ~l SC ITVS Dieg o Hornen . 1558 . Formato: 54.5 x 77 cms . Manuscrito onqinal iluminado sobre pergamino. Incluido en el Atlas del mismo

Library, Londres.

193


C , \ RTOG RA FIA M A G ALI ..ANl A

1576 Diám etro 76 cms. Depósito Biblioteca de la Cone Ducal de Bavlere. München.

autor. folio 4. DePOSitO: M R B.L

53

1559

UNIVERSA AC NAVEGABIU TOnvS TERRARVM ORBIS DESCRIPTlO. Andreas Homern . 1559 Format o . 294 x 150 cms Manuscrito ilummado sobre pergammo Dep ósito: DCPB. , París En la discontinuada Tierra del Fuego se muestra un canal que la divide. comendo con rumbo NO -SE.

54.

éca. 1560?

MAPAMUNDI Autor descon ocido. ¿Ca 1560' Biblioteca Vallicelliana. Roma

Depósito,

55

ca 1580

68. ca 158.1 a (pLANISFERIO ). Aut or d esconocid o. tam bi én atrib uido a Sebastíén López. Ca . 1583. Formato : 219,5 x 111.5. Menús. crito iluminado. Depósito DC.P. B.N., París. 69 ca 1583 b LA HERDIKE ENTERPRINSE FAICT PAR LE SEIGN EUR DRAECK D'AVOIR CIRQVIT TOVT E LA TERRE (PLANI SFERIO ). Ni cola van Sype . Ca 1583. Formato: 44 x 24 cm s Impreso coloreado. Depósito: Th e H ispanic Soc íety of Amé rica. Nueva York. Ilustra a la TIerra del Fuego como un archipiélago. El autor afirma que se trata de "u no carta vista y corregida por

~61

MAPAMUNDI Pedro de Medme 1561 Incluido en la obra Su ma de Cosmografía . Depósito, D .MB. .• Madrid

56

67.

(MA PAM UN DI). Joan Mart ínez. Ca 1580. Form ato, 56 x 49.5 cms. Impreso. coloreado. Depósito: Biblioteca del Arse. nal de París.

1~

NOVA TOnvS TERRARVM ORBIS. Abraham Ortehus. 1564 Formato x ISO ans Grabado impreso

el seño r drake"

57

ca 1565

(PLANISFERIO) . Au tor desconocido . Ca 1565. Form at o: 230 x 109 cms Manuscrito iluminado sobre pergamino Depósito: Biblioteca Valhcelliane. Roma ~

~~

71

MAPAMUNDI Guillaume Le Tesru. 15 ~ Manu scrito. DePÓSItO· D C P R N . París.

59

1569

1570

IMAPAMUJI,'DI). Abraham Ortelíus . 1570 Impreso Depó sito : Biblioteca de la Universidadde Amsterdam.

72 61

ca 1570

ca. 1586

1587

73, 1589 a (PLAN ISFERIO). Jod ocus H ondi us. 1589. Imp reso, Incluido en la obra Vera rortus expediriene nouucae de Richard Hakluyt. Lo ndres. 1589_ Depósito, Th e Bn tish Lib rary , Londres, y Biblioteca del Depósito de Cartas de la Marina. París. Presenta a la TIerra del Fuego como un archi piéla qc sobre la base del descubrimiento de Francis Drake en 1578

1~ BENEDICT ARIAS MONTANUS SACRAE GEOG RAPH IAE TABULAM EX ANT IQUISSIMORUM ... 1571 11572}. Formato o 3 1.5 x 53 cms Grabado impreso incluido en la Biblia SacraHebmice. ChaldOlce, Grcece & Latina. ., Arnberes, 1572

U

63 1573 a (PLANIS FERJOI Dommgos Teixeira. 1573. Fo rma to: 99 x 49 ans . Manuscnto ilummado Depósito D .eP B.N., París.

74 1589 b TYPV S ORBIS TERRARVM . Abraham Ortehu s 1589. for mato: 49 x 35 .5 cms. Grabado impreso incluido en el atlas Theatrum Orbis Terrarvm , Amberes. Ediciones en francés 1587.1588. 1598; en latin 1592, 1595, 1596. 1601, 1603. 1609, 1612. 1624; en holandés 1593 y 1598; en inglés 1606 Muestra el estrecho de Ma gallanes con un trazado rectilíneo

64

1573 b (PlANISFERJO). Dommgos Teixerra. 1573. Formato 101 x 49 ans Manuscnto il urrunedc sobre pergammo Depósito DC P B .N . París.

ca. 1575

CARTA DE LAS INDI AS DE PON IENTE Y DEL NO RT E. Juan López de Velesco. Ca 1575. Incluido en el libro del autor Demarcación y divISIón de los Indios. Depósito' The John Certer Brown Library. Providente . Muestralas rutasde navegación españolas (mercan. tiles), una de ellas pasandopor el estrecho de Magallanes.

75

1589 e

THE DRAKE SILVER MEDAL MAP Mrcheel Mercator 1589 Pie za acuñ ada en Londr es. Dep ósito: H ans P Krau ss Co llec uo n. Biblioteca del Congreso, Washington Muestra a la Tierra del Fuego como un archipiélago.

76 66.

1~

MAR PACIFICO . Joan Mar tinez. 1587. Escala gráfi ca en leguas Formato: 40 ,6 x 30.4 cms. Manuscrito coloreado Depósito, D.MRN .. Ma drid

MAPPAMONDO Antonio Vanosino da Varese . Ca 1570. Escalaecuatorial 1$50000. PIntura mural de la Tena Loggia . Biblioteca Apostólica Vaticana. Roma.

65

ca

VERA DESCRIPTIO EXPEDITIONES NAUTICAE. FRAN · CISCO DRACI ANGU COG N ITIS AURATI . QU I QU INQUE DECIM O DECEMBRISAN . M.o.LXXVII TERRARUM ORBIS AMIBITUM CIRCUMNAVIGANS, ETC. (TH E DRAKE -MELLON WORLD MAP ). Au tor desconocido. Ca . 1586 Formato: ¿24 x 25 ? cms. Manuscrito coloreado. Depósito: Yale Center for Bnnsh Art {Paul Mellen Collecnon). val e. Presenta a la Tierra del Fuego como un archipiélago según el descubrimiento de Francis Dreke .

PlANlSFHERE AUX LATIl1JDES CROISSANTES . Gerardo Merceror 1569 Grabado . Depósito , D C P RN . Paris.

60

ro

(PLA N ISFERIO PORT UG UES I . A utor descon ocid o Ca 1585. Formato : 218 x 114,5 Depó sito, D .e PB.N .• París

1576

(GLOBO TERRAQUEO I Felip e Apia no y H ans Doue ner.

1589 d

MARI5 PACIFICI QUOD VUL GO MAR DEL ZUR Ab raham Ortebus. 1589 Format o 49,5 x 39,5 crns. Inclu ido en la

194


LA REGlaN M A G ALLA NIC A EN LOS MAPAS ANTIG UOS DELM U N[X)

edi ción latina del libro T heotr um O rbis Terr orum. Amberes 1603

da en la Descripción de fas Indias Occrdentales . introducción en la Histor ia General de los hech os de los castel1anas en fas Islas y TIerra Firme del Mar Océano , de Anton io de Herrera. edi tada en Madrid en 1601 y reeditada en Holanda en 1621 y 1622 bajo el título de Descrtpnon des Ind es OCCidentales Incluye la den ominación Provincia del Estrecho para el territorio patagónico.

n

Ima NOVA ET EXA CTA T ERRAR UM ORBI 5 TAB ULA GEOGRAPHI CA AC H YDR OGR A PH ICA . Petrus Planciu s .1592 . Fo rma to : 214 x 106 crns . Depó sito: Colegio del Corpus C h risti, Valencia . Grabado so bre plan cha de cobre publi cad o en Ams terdam por Comel is Clae sz y en Amberes por Johannes BapnstaVríent. Hoja 36 del Atl as del aut or. Repr ese nta a la TIerra del Fuego extendida honzon talmente con ab undante toponimia al este y al oes te de la misma

~ IDa ORBI5 TERRARUM NOVlSSIMA DESCRIPTlO I HondiusJean Le Clere. I D. Formato, 33,S. x 51.5 cms Depósito; The Bntish Library, Londres La Tierra del Fuego se muestra como un archipi élago, co n la ¡mufa Regina Elizabeta de Frenes Drake

78 1592 b pLANISFERI O Juan de Oliva . 1592 (en Mesine) Formato: 19 cms . d e d iá me tro . Ma nuscrito original sob re pe rga mino ilum inad o Depó sito: LM D.N.M.M. Al sur del Sr-ero de magagriane mue stra una desmesurada tierra a ustral (Terra del fueco , ter-e de vista, terra in cognita) qu e se ex tie nde inme nsa ha sta el Asia cub riendo lod o el polo austral del globo.

~

79. 1593 HEMISPHERIV AB AEQUINOCTIALI LINEA AD CIRCULV POLI ARCT ICI.. .AD POLI ANTARCTICI. Comeli s de Jode. 1593 . Formato : 52 x 32 cms . En S peculum Orbis Terrae ... , Amberes, 1593 .

m

87. 1602.1633 O RBI5 TERRAE NOVIS51MA DE5 CRIPTI 0 Jodocus Hondiu s. 1602 . Formato: 50.5 x 32 . Impreso incluido en las ediciones del Atlas de Mercator publicadas por J. Hondius desd e 1606 a 1612 y desp ués de su muerte po r Henr icus Hondius hasta 1633.

1%

VERA TOT IVS EXPEDITIONIS NAUTlCA DESCRIPTIO D FRANC . DRA C . etc. (p LAN ISFERIO). Jodocus Hond ius 1595. Imp reso. Depósito : The British Library. Londres. Represent a a la TIerra de l Fueg o co mo un archípiélago según el avistamiento d escubridor de Fra ncis Drake en 157 8 1. 1597 UNIVER SAL LE DESCRITTIONE DI TUTT O IL MONDO. Giuseppe Rosaccio. 1597 Formato : 108 x 185 cms Grebad o impr eso . De pó sito : The Newberry Libra ry, Chic ago, y Houqhton l.i brery, Harv ard . Muestra la TIe rra de l Fuego co mo una isla. ad em és de otra oriental ( éde los Estados? ) separada por un estrecho y ba jo la misma se menciona el Novum More AUSlra'~. lo que sugie re u na información procedente de l descubnmlent~ de Drake en 15 78 o de alguna otra expl ora ción desconocida

u

lab

NOVA UNIVERSI ORBIS DESCRIPTIO I Hcndius-Jean Le Clerc excudit. 1602 Formato: 33.5 x 51.5 cms Depósito: The Brtrísh Ubrary La Tierra del Fuego se muestra igualmente como un archipiélago, con la insu/a Regina E/lzabeta de Francis Dreke.

1m

TRUE HYDR OGRAPHI CAL DESCRlPTIO OF SO MUCH OF THE W ORLD AS HATH BEENE HETHERTO DI5COUERED AND 15 COME TO OUR KNOWLED GE Edward Wri ghl: 1599 . Mapa incluido en la obra Prin cIpal Nauigations de Richard Hakluyt. edición de 1599·1600 Depósito: Th e British U bra ry. Lond res . Igualm ent e repre senta a la Tierra del Fuego e n forma de un archipiélago con antelació n al descubrimiento del ca bo de Ho rno s. 83 . éce 1600' MAPAMUNDI (GLO BO TERRAQUEO). Amoldus Florennus va n La ngre n . ¿Ca . 1600? Impreso y coloreado. Depó sito D.C.P.B.N.. París. 84. 1601 DESCRIPCION DE LAS YND IAS OCCIDENTALES . Juan López de Velasco . Elaborada al pare cer hacia 15 70 e incluí-

I~

(MAPAMUNDII . Joseph Hall 1605 Formato: 15.5 x 19 cms Incluido en Mu nd us alter er Icem Sive Yerra Austra/is (1643) . Muestra al S.E. de una vasta Tierra del Fuego un ca nal con sentido NS: Tryphon Flu Esta podría ser otra exp resión del conocimie nto previo de la separación terrestre a ustral. antes del hallazgo de Schou ten y Le Maire en 16 16, pues hacia el oeste se muestra una doble gran separación entre la Tierra del Fuego y la Tetra Australis. 9 1606 MAPA DEL UNIVERSO Andrés Garcie de Céspedes 1606. Formato : 27 .6 x 14 cms Incluido en el libro de Cristóba l Cladera Inuestigad ones Históricas sob re los prmo pctes des cubrimientos de los Españoles en el Mar Océano en el SIglo XV V principios del XVI Depósito M.R R os.. Londres ~

I~

NÓVA ORB I5 TERRARUM G EOG RA PH ICA AC HYDROGRAPHICA TABULA Willem Janszoon. 1607 Formato: 4 xIII c ms . Gr a b a do im preso. De p ó sito Un íversuatsbibhorhe k. Berna Muestra la tierra austral ?e l Estrecho. inicialment e Terra de l Fuego . co n un ~ extensron desmesurad a E-O Y bajo el no mbre de M agol/an lco 91 1610 a NOVA ORBI5 TE RRARV~' GEOGRAPHICA AC HYDROGRAPHICA TABVLA EX OPTlMI5 IN HOC OPERE AVCTORIBVS DESCRIPTA Harmen V Martin danszoon 1610 . Formato : 133 x 141 cms Ma nuscrito Iluminado. Depósito: D C.PB.N.• París. 92. ... 1610 b (MAPAMUNDI). Edward Wnght.Wílllam Kip 1610. Formete: 53 x 77 cms . Depósito : Bodleia n Ub~ary. Oxf~rd . Mapa repara do para la reedici ón de 161 0 del hbroCertarne Errors Navigoti on de Edward Wright. El mapa muestra una TIerra del Fuego i~sular (a ntes del descubrimie nto oficial de Schouten y Le Maire}, separa-

fn

195


C A RT CXJ RA FI ..\ l\l ACiA IJ..A .N ICA

103. 1665 a PLANISFERIO Joao Teíxeire Albernaz JI. 1665 Formato

da por un estrecho(al sureste) de la Terra Austra lis Incognita

93 1618 CARTA DEL ATlANllCO Domingo Sanchez 1618 Formatoo93 x 82 cms M anuscrito iluminado. Depósito: D .C .P B .N ., París

M 1~ EL PACIFlCO Hessel Gemtsz 1622. Formato: 141 x 107

104 1665 b TABULA GEOG RAPHICO·HYDROG RAPHICA MOTUS OCEANI. CURRENTIS. ABYSSOS. MONTES IG NOVO MOS IN UNIVERSO ORBES IUDICANS Athanasius Kircher

cms M anuscrito Iluminado sobre pergamino Depósito '

DC PB.N. París =I~

%

86.2 x 127.7 cms M anuscrito iluminado. Depósito ; Ltbrary of the Umversuv of vale. En la representaci ón de las tierras australes sigue la tendencia de su abuelo homó nimo. pero continuando la Tet ra Australis más allá del segundo estrecho de la isla de los Esta. dos segun Brouwer

n'pvs ORBIS TERRARVM Atnbuido a Joao Tetxetre Ealbemas o Albemaz Ca 1628. Formato: 27 x 38 cms

Amsterdam , 1665 . Formato: 55 ,5 x 34 cms. Incluido en

1~

obra Mund us Subterroneus . Depósito : The British U brary.

Manuscritotlummedo sobrepergamino. Depósito: D c.P. B.N " París Recoge la informaci ón del descubrimiento del paso de Le Marre (Esrreito novo) ocurrido en 16 16 y muestra una desmesurada tierra austral hacia el sudeste.

Londres. Uno de los primeros mapas en incluir las conien tes oceánicas . Magallania aparece burdamente dibu jad a con tres grandes islas prolongándose hacia el sureste.

105. 1665 e GEOGRAPHIA CONJEcnJRAUS DE ORBIS TERRESTRIS POST DIW VIUM. Athanasius Kircher. Amsterdem. 1665

~ = 1~2 PLANIS FERIO Autor desconocido. también atribuido a Joao Teíxeíra A1bernaz 1. Ca . 1~2 . Formato 60.3 x 82.8 cms. Manuscrito Uuminado sobre pergamino. En Atlas Uniuersalis . Depósito; Biblioteca Nacional , Río de Janeiro. Aparece la Tierra de los Estados prolongada en una gigantesca tierra austral.

Fonna to: 48 x 34 ,5 cms. Incluido en la ob ra Arco N oe del mismo autor. Patagon ia y Ma gallania se muest ran sumergidas

O/im more modo Terro.

106. 1667 PLANISFERIO Joao Tetxetre Albernaz JI. 1667. Formato 129 ,3 x 77 cms. Ma nuscrito iluminado. Depósito : Dep ósito D.C.P BN.. París.

97. 1 ~4 CARTE VNIVERSELLE HYDROGRAPHIQVE. Jeen Guerard. 1634 Manuscrito ilumin ado sobre pergamino.

Formato 47.9 x 36.9 cms. Depósito: D.C.P B.N.. París.

107 ca 1676 (MAPAMUNDI). Robert Morden-Willia m Berrv. Ca . 1676 98 x 49 cms. G rabado impreso . Dep ósito; T he Br it ísh L ibrary, Londres.

98. 1~9 (MAPA DE LA MITAD DEL MUNDO). Luis de Cernoe ns. Publicado por Juan Sénchez. 1 ~9 . Madrid. Formato: 18

Formato:

En un dibujo imperfecto la Patagonia se mu estra enangostada en tanto que la Tierra del Fuego lo es abultada

cms. de diámetro. Incluido en el libro de Cristóbal Cladera Inuestigaaones HÍSZÓncas sob re los p rincipa les descubrimie n(OS de las Españoles en el Mar Océano en el siglo XV y pnnaplos del XVI. Depósuo : MR.R G.S.. Londres.

l OS. 16 A NEW MAP OF THE WORLD ACCORD ING TO MR EDWARD WRIGHT COMMONLY CALlED MERCATOR'S PROJ ECTION John Thornton. 1683 . Formato: 67 x 43

Muestra a la Tierra del Fuego con gran extensión

oriental y sudonental. separada de la Terra Austral.. El estrecho de M agallanes es presentado con un trazado longitudinal E-O . prácticamente sin accidentes costeros .

cms. Grabado imp reso incluido en el Atlas Moritimus o r rhe

Sea At/os. Londres. ca. 1685. 99.

1648 109. 1688 (GLOBO TERRAQUEO). Vincenzo Coronelli . Venecia. 1688 Formato: 106 cms, de diámetro. Depósito: DC.P B.N.. París Se muestra la costa sudoccidental fueguina indeter-

NOVA TOllUS TERRARUMORBISTABULA. J . Bleec . 1648

Formato: 303 x 171 cms. Depósito: D.C P B.N . París. Gra bado Impreso y coloreado'

100 1650 MAR DEL ZVR HISPANIS MARE PACIFICVM lca nnes Janssonius. Incluido como mapa LVII en el Periplus An essay on rhe early History o/ Chorts ond sailing direaion. por AE Nordenskióld, Stcckholm. IS97.

minada , como ocurre en los demás mapas del mismo autor

110. 1693 CARTE GENERALE DE TOUTES LES COSTES DU MON· DE. PIe"" Mortier. 1693. Formato: 89.5 x 58.5 cms. Grabad o impreso Incluido en Le Neptu ne Francois. París. 1693. Depósito: The British Ubrary.

101.

éce 1650' DE LAS DERROTASOCEANICAS ENTRE ESPANA Y LAS INDIAS). Autor desconocido. ¿Ca . 1650? Depósito: Archivo de Indias. Sevilla. (C~OQUIS

Lo ndres. La Patagonia y Tierra del Fuego se presentan como en el Planisferio de Th ornton : la primera angosta y la segunda desmesurada y con aguzada termi nación meridional.

Co ntiene la derrota al estrecho de M agallanes y la derrota desde España a las Indias Orientales. esta por el sur

de la Tierra del Fuego.

102. 1655 A PLAT OF AlJ. THE WORLD... Edward Wright-Joseph Moxon. 1655 (1657). Formato: 78 x 53 cms. Grabado impreso. Depósito: The Britísh Líbrary, Londres.

111. 1695 MAPPE-MONDE OU CARTE MARINE UNIVERSELLE REDUITE. Píerre Moullard-Sanson. 1695. Formato: 48 x 46 cms. Grabado impreso. Depósito: D.C.P B.N.• París. La Tierra del Fuego se muestra como una masa vesta , compacta y cuadrangular, con termin ación aguzada . En

196


LA RE G laN MAG ALl..ANIC A EN LO S M A PAS ANllGUOS y M ODERN O S D E AM ER IC A torno a la parte austral corre el

Mer MageJlanique .

112 ca. 1700 a TH E WORLD ACCO RDING TO MERCATOR'S PROJECTION Phtlíp Lea Ca 1700 Formato: 28 x 14,5. Grabado imp reso. Incluido en Hydrographia UnilJersalis. Lendres. Co ntiene una representación burda y deformada de

Magallania

117. 1739 CARTE REDUlTE DE t:OCEAN MERIDIONAL COMPRlS ENTRE l:AFRIQUE ET l:AMERIQUE MERIDIONALE DEPUIS LE 7° DEGRE DE LATITUD NORDJUSQ'AU 57° DEGRE SUD. Jean Bellin . 1739. Formato: 77 x 61,8 cms. Grabado impresocoloreado. Incluido en Adas po u r le service de la Marine Francaise 1737-1753, París. Depósito: B.N FM., Santiago.

113 ca 1700b CARTE GENERALE DU MONDE. Pierr e Mortier. Ca . 1700. Formato: 47 X 39 ,5 cms. Grabad o impreso. Depósito: The British Libra ry, Lo ndres. El ma pa en la presentación de Patagonia la muestra enangostada . con una gran Tierra del Fuego semicircundada por el M er MegeUanique .

114 1713 CARTE DE LA MER DU SUD ET DE LA MER DU NORD. Nicolás Fer.1713 . Grabado acuarelado. Depósito: D.C.P.BN., París.

115. 1730 a DESCRIPCION DE LAS INDIASOCCIDENTALES. Antonio de Herrera . 1730. Formato 3 1,5 x 22,5 cms. Incluido en Historia Ge neral de los hechos de los Castellanos en las Islas y Tierra Firme del M ar Océan o . Década O ctava . Mad rid.

118 1742 CARTE REDUlTE DES MERS COMPRISES ENTRELASIE ET I:AMERlQUE APELEES PAR LES NAVlGATEURS MER DU SUD OU MER PACIFlQUE. Jean Bellin. 1742. Formato: 85 x 56 ,5 ems Grabado impreso coloreado . Incluido en Atlas pou r fe service de la Marine Fronroise 1737 ·1753. París. Depósito: BN .FM., Santiago 119 1761 ASPECTO GEOGRAFlCO DEL MUNDO HISPANICO Vicente de Memije. 1761 Escala: 1:30000.000. Formato: 100 x 60 cms. Depósito: C.S GE. , Madrid. Es un CUriOSO planisferio que representa tierras e islas al occidente de Magallanes, Islas de Hemando (Gallego), corriendo hada la Polinesia cruzando diagonalmente el Pacífico; y las Islas del Tu y inmediatamente al occidente del cabo de H ornos. información obtenida de un mapa francés de M. Dap ré de 1757.

D epósito : Biblioteca de la Dirección Na cional de Fronteras y

116. 1730 b DESCRIPCION DE LAS INDIAS DE MEDlODIA Antonio de Herrera .1730 . Formato: 24 x 22,2 cms. Incluida en la

120. ca 1770 A CHART OF THE GREAT SOUTH SEA OR PACIFIC OCEAN SHOWING THE TRACK AND DISCOVERIES MADE BYTHE ENDEAVOUR BARK IN 1769 ANO 1770 (James Cook). Ca 1770. Sin escala Formato : 116 x 46 cms

misma obra precedent ement e citada.

M anuscrito original. Depósito

Umites del Estado, Santiag o.

O.M.B.L.. Londres.

SECCION II LA REGlaN MAGALLANICA EN LOS MAPAS ANTIGUOS Y MODERNOS DE AMERICA

1. 1534 a MONDO NVOVo. Autor desconocido. 1534 . Impreso incluido en la edición de las Décadas de Orbe N OlJo de Pedro M ártyr de Anglería , Ven ecia .

2. 1534 b MONDO NVOVO. Autor desconocido 1534 . Incluido en la Historia de IJndie Occidentali de Pedro Mártyr de Angleria . Carta basad a o cop iada de uno de los mapas originales de Diego Ribero.

1 1~ AMERICA (DIE NUW WELT). Seba suén Munster.l 54 0 .

5 1546 AMERIQUE DU SUD. Píerre Descelíers. 1546..Formato .59,5 x 38 cms. Mapa U del Periplus de Nordenskiold. Deposito: ~1. RC.U .L. , Cambridge.

6 1547 SOUTHEASTERNSOUTH AMERlCA ro THE STRAlT OF MAGELLAN. Autor desconocido 1547 Formato 35 x 26 crns. Man uscrito iluminado sobre perga~ino. Incl.U1do en el

Vallard At las , Dieppe. Depósito The Hunbngton Líbrary, San M arino. California.

154

~UEVO MUNDO. Pedro de Medina 1548 Escala grafica en

M apa incluido en la Ge ograph ia de Ptoloma eus. Y en la Cos mog raphla del mismo Munster, aparecidas hacia 1544 .

le as. Forma to : 25 x 26 .3 ems. Grabado en madera sobre p;;;el . Incluido en el Libro de grandezas y cosas memorables

4. ca . 1540 (AMERICA DEL SUR). Battista Agnese. Ca . 1540 . Formato: 13 ,5 x 20 cms. M anuscrito iluminad o sobre pergamm o. ln-

de España

cluido en el Atlas de 15 láminas del autor. Depósito: Bibhote -

mato 12 x 20 ,4 ems. Grabado impreso. Incluido en el libro

ca Nacional (Res.176 Fol.2 R), Madrid.

~iAPA DEL NUEVO MUNDO Pedro de ~tedlna 197

1549 1549 For-


C A RT OG R A FI A M A G ALLA N IC A

de Cristóbal CladeraInvestigaciones Históricas sob re los 1!rin-

cipo/es descubrimientos de los Españoles ~n. el Mar Oceano en el siglo .\V y principios del XVI . Deposito: M .RR G.S., Londres.

9 1550 (AMERIQUE DU 5UD) MAPPEMONDE Dl EPPOISE. Autor desconocido. 15 50 . Manuscrito iluminado sobre pergamino . Depósito: D .C.PB .N ., Paris .

10_ 1554 MAPA DEL NUEVO MUNDO. Pedro Cieza de Leó n. 1554. Formato 13 x 17 cms. Grabado impreso. Ind uido en el libro de Cristóbal Cledera Investigaciones Histó ricos sobre los pnncipotes descubrimientos de los Españoles en el Mar Oc écoo en el siglo '\V V principios del XVI. Depósito: M.R.R.G.S_. Londres.

A tlas del autor de 15 6 5 . Depósito: Biblioteca Pública, Lenin grado.

20 . ca. 1565 b (COSTA ORIENTAL DE SUDAMERICA DESDE EL RIQ MlAZONAS HA STA EL ESTRECHO DE MAGALLANESI Diego H omem . Ca . 15 6 5 . Fonna to 45 x 58 cms. Manu scrito iluminado sobre pergamino. Folio 4 del Atlas del autor de 1565. Depósi to: Biblio teca Pública , Leninqrado.

2 1. 1566 AM ERICAE SIVE QUARTAE ORBIS PARTIS NOVA El EXACTISSIMA DESCRIPTIO Diego G uti érrez, 1566. Formato : 93 ,5 x 95 cms. Ma nuscrito original. Depósito: M ,R.B.L Lond res. ' M uestra una Tierro de Mogollones Me rid ies (del Fuego) m uy ex tendida a lo ancho (entre me ridia nos). Al norte del Estrecho los topón imos Gigontum Regio y Tierra de Patagones . Se me nciona el archipiélago del Cabo Deseado , pero sin islas. A l sur del Estrecho, en la parte occidental, Ba

11 1558 (SUDAMERJCAI. Diego Homem . 1558. Fonmato: 53.7 x 76.5 ems. Manuscrito iluminado sobre pergamino Depósito ' HR.BL.. Londres.

de muchas yslas e y. de Caliz o

12. ca 1560 (EL ESTRECHO DE MAGAllANES CON LA PARTE AUSTRAL DE SUDAMERJCAl Bartolomeu Velho. Formato : 33 .5 x 44 .2 cms. Manuscrito iluminado sobre pergamino. Folio 2

22 . 1568 (COSTA ORIENTAL D E SUDA MERICA DESDE EL RI( MlAZONAS HA STA EL ESTRECHO DE MAGAUANES¡ Diego H omem. 1568. Formato: 2 x 58 cms. Incluido com. folio 5 en el Atlas del autor de 1568 . Depósito : Sachstsch Landesbibliothek. Dresden .

en Atlas del autor. Depósito ; The H untington Marino. California .

Library, San

23 . 1568 MUND US NOVUS . Diego Homem. 1568. Formato: 28.8

13. ca. 1560-1580 LA DESCRJTIlONI DI IL PERV. Paulo de Forlani. Ca . 1560-1580. Fonmato 36.5 x 50.5 cms . Incluido en el Atlas de A.E Nordenskióld y antes en el Atlas de Lafreri . Depósito , ARA. La Haya .

rorro

43

24 . 1568 (PART E MERIDIO NAL DE AME RICA DEL SUR-ESTRE CHO DE MAGALLANES) Fernando V",- Dourad o. 1568 Formato: 39,S x 52 ,6 ems . Manuscrito iluminado sob n pergamino . Folio 7 del Atlas de 20 hojas. Depó sito: Bíblíotec, de los Duques de Alba (Fundación Casa de Alba ). Madrid

14.

1561 a ~IVNDVS NOVlS-QUARTA PARSORBIS. Bartolomeu Velho. Formato: 81 x 120

crns. Manuscrito

iluminado sobre perga-

mino. Depósito: Biblioteca Academi di Belli Arti, Rorencia.

Como en todos los mapas del autor y en los portu gueses de la época el estrecho de M agallanes (Estreito Boqueirao) es representado de forma muy destacad a.

15. 1561 b (COSTA ORIENTAL DE AMERICA DEL SUR DESDE EL RlO AMAZONAS HASTA EL ESTRECHO DE MAGALLANESI. Diego Homem. 1561.Fonmato, 43.3 x 59.2 crns. Manuscrito ilum inado sobre pergamino. Ho ja 3 del

Atlas

crns. Manuscrito iluminado sobre pergamino. Incluido el

el Atlas del autor . Depósito : Biblioteca Real de Dresde.

~

1~

{PA RTE MERIDIONAL DE AME RICA DEL SUR-ESTRE CHO DE MAGALLANESl _ Fernando V",- Dourad o 1570

de

1561 del autor. Depósito : Osterreísche National Bíbhothek. Viena

Formato : 4 1,4 x 55,6 ems. Manuscrito iluminado sobre per gamino. Depósito: The H untington Library, San M arino

16. 1562 a (CARTA DE AMERICA MERIDIONALl . Autor desconocido. 1562. Formato' 30 x 56 cms. Manuscrito coloreado. Depósi-

California (HM 411. Encuadrándola , esta carta tiene un mar co den tro del cual se lee Este lonr;o de Tero e o Boquei ram de Femom de Mago/hais o qua re-re Senhoreo Coste/o . Tiene ad em ás una buena figuración del archipié lago fueguino.

to: Depósito Hidrográfico , Madrid .

17 1562 b AMERICAE SIVE QVARTAE ORB IS NOVA El' EXACTISS IMA DESCRIPTIO. Autor desconocido. 1562 Formato 27 x 36 cms. Depósito: The Britísh Ubrary. londres.

~

= 1~ a

MONDO NUOVo. Antonio Vanosino de Varese . 1570. Formato 2 160 x 3270 ems. Pintura mural en la Terza Loggia, Biblioteca Apostó lica Vaticana , Roma .

18. 1563 (ESTRECHO DE MAGALLANES CON LA PARTE MERIDIONAL DE AMERlCA DEL SUR). Lázaro Luis 1563 For-

Ciencias. Lisboa.

27 . ca. 1570 b (CARTA DE LA PARTE MERIDIONAL DE AMERICA DEL SUR DESDE EL RIO DE LA PLATA HASTA EL ESTRECHO) . Fernando V"'- Dourado . Ca . 1570. Formato. 165 x 2 15 crns. Primera hoja de un Atlas de 20 folios.

19 . ca. 1565 a MUNDUS NOVUS. DIego Homem. Ca . 1565. Formato: 45 x 58 cms . Manuscrito iluminadosobre pergamino. Folio 2 del

28 1570-1586 AME RICA E SINE NOV I ORBIS NOVA DESCRIPll O Ab raha m Ortelius . 1570. Incluida en la obra Theatrum Orbi5

m~to : 43 :2 x 61.3 cms. Manuscrito iluminado sobre perga mmc . Follo4v en Atlasde diez hojas. Depósito: Academiade

198


LA R EG la N M A G A U .ANIC A EN LO S M APA S AN11GUOS y M ODERNOS DE AM ER IC A Terrarvm , Edicion es suces ivas de 157 1 a 1575 , 1579 , 1581 Y 1586 29 1571 (PART E MERI DIONA L DE AMERICA DEL SUR.ESTRE. CHO DE MAGA LLANES). Fernand o Vaz Dourado. 1571 Formato : 40.8 x 53 cms Manuscrito ilumin ado sobre pergamin o. Depó sito: Arqui vo Nacional de Torre do Tombo. Lis.

boa . 30 1572 STRECTO DE MA GA LLAN ES. Juan Mart ínez. 1572 Sin

escala . Form ato : 41 .3 x 30 ,4 cms. Manuscrito iluminado sob re p ergami no . Inclu id o en el Atlas d el mis mo aut or. Depósito: L.M.D GM M .. Gree owkh. Incluye desde la isla de Trinidad hast a la Tierra del Fuego.

31 1575 a STRECTO D. GALLANA (MAPA DE AMERICA ). Autor por. tugués desconocido. 1575 Folio V del Atlas de An ge /us Manu scrito iluminad o sobre pergamino. Depósi to : D.C.PB.N • Parí s. ~.

bre pergam ino. En códice de 56 hojas , Depósito : The Hispan ic Society 01 New York

*

41 ca 1586 (PART E ORIENTAL DE SUDAM ERICA) Luis Teixeira Ca 1586. Formato 50.3 x 37.7 crns. Ma nusctito iluminado sobre pergamin o . Biblioteca de Ajuda . lisboa 42 1587 a (PARTE DE AMERICA MERIDIONAL 25°·58" CON EL ESTRECHO DE MAGALLANES ) Piloto Pastore t. 1587 Sin escala Formato . 42 .2 x 28 .2 crns. Ma nuscrito oríqmal. Mapa mud o que correspo nde al núme ro 28 del volumen Cortes Mannes XVI-Sieele IMs EgenonI51 3). Depósito, D.M BL Londres Atlas inconcluso (semicoloreado) eparen ternente inspirad o en el simila r de GuiJIaume Le Tesru

~b

U

LE NOUVEAU MONDE DESCOUVERT ET ILLUSTRE DE NOST RE TEMP S. Andr é Thevet . 1575 . Format o: 35.5 x 46.s cms. Incluid o en la Cos mog rap hie U niverselfe, Paris.

l~b

(PARTE SUDESTE DE AMERlCA DEL SUR ENTRE LOS 8

Y 58 GRADOS). Piloto Pasto ret. 1587 Sin escala. Formato: 45,7 x 3 1,S cms . Manuscri to original coloreado. Ccrresponde al mapa 77 del volume n Cortes Mannes citado. Depósit o : D.M.B L . Londres.

33 . 1575 e (PART E MERIDIONAL DE AM ERICA DEL SUR-EST RE· CH O DE MA GALLANES). Fernando Vaz Dour ado. 1575. Formato : 39,5 x 52,5 eros. Ma nuscrito iluminad o sob re pergamino . Dep ó sito: Th e Bntish Muse um Ubrary. Londres El ma pa lleva una leyenda perirn etral q ue expre-

Contiene una de coraci ón fantásti ca (Eco le Dieppoise ) con animales exóticos . grandes árbo les y aldeas

rodeadas co n empalizadas y abundante toponimia en la zona fretana

sa: Nesta lam ina esta lan{ao o Boq ueirao de Fernao de Magalhais ate o Rio do Plato ~

1~

AMERlCA DEL SUR Pierre Millo 1586 Formato 71.5 x 48 cms Fbrtulano coloreado. Reprod ucido en World Atlas de Ant on io Millo. reedición facsim ilar Deuschle , S üssen Wunemberg. 1988

44 15 7 e CARTA GENERAL DE LA AMERlCA ~IERIDIONAL Joan Ma rtinez. 1587 . Formato: 57 x 7 .5 crns. Manuscrito iluminad o so bre pergamino. Incluida en el atlas Typus O rbis Terrarom . Depós ito: D.rw1.B.N., Madrid

@1~

(pARTE MERI DI ONAL DE AMER ICA DEL SUR-ESTRECHO DE MAGALLANES). Fernando VazDourado. Ca 1576. Format o : 3 7.8 x 50 .5 cm s. Ma nuscrito ilumina do sobre pero ga mino . De pó sito : Biblioteca Nac ional . Lisboa.

45 1587·1624 AMERICAE SIVE NOVI ORBIS OVA DESCRIPTIO A Ortelíus 1587-1624 Formato, 35.5 x 48.5 cms Grabado impreso y coloreado. Indu ido en TheatTum O rbis Terrcrum , con díeoseis ed iciones en tre 1587 y 1624 Menciona en la salida occidental del estrech o de Magalla nes a las Is. Minudes y a la isla Ccns de Thevet

~

15 0 (PARTE MERIDIONAL DE AJl.1ERICA DEL SUR·ESTRECHO DE MA GALLAN ES). Fernando VOl Dourado. 1SSO. Formato : 46.6 x 64 cms . Ma nuscrito ilumina do sobre perqe mino. De pó sito . Ba ye rische Staatsbibliothek. Münche n.

36. 15 1 (PARTE DE AMERI CA DEL SUR). Rívedeneyra . 158 1 Formalo 30 x 42.5 cms. Depósito: Archivo de Indias. Sevilla Se Conocen d os versiones de la m isma carta . B.A 2 y B.A,3

46 1 a HE ~lI S P H AE R I V CON T RA MERIDIEM Crtsnanus Sgrolhenus. 1 . Escala ' U5.416.000 Formato 9 1.5 x 120 ems . Manuscrito ilumina do sob re perqarruno Deposito . D . ~I . B . Madrid.

n

~

~ a

AMER ICAE SIV E NO VI O RB IS NOVA DESCRIPTIO. Abraham Orl eliu s. 1584 . Formato: 49 x 36.5 cms. Incluido en el libro Th eotrvm a ,bis Terrorum , Amberes, 1584 38 . 1584 b AM ERIC AE ET PROXIr-lAE REGI ON UM ORAE DESCRIPTIO. Gio vanni Battista Mazza. 1584. Formato. 39.5 x 55 cms . 39 . ca 1585 (PARTE M ERIDION AL DE AMER ICA DEL SUR ESTRE· CHO DE MA GALLAN ES). Autor portu gués desconocido ca. 1585. Fo rm a to : 28 .6 x 42,4 cms. Ma nuscrito Iluminado so-

~b

KAART VAN DE WESTKUST VAN ZUID-AMERlKA . VAN DE STRAAT ~1AGELLAAN TOT AAN NUEVA HESPANIA Thomas Cave ndísh . 1588 . Format o: 57,3 x 73 cms . Man userito origina l co loreado . Depó sito : A.RA. . La Ha ya Ueva . . inserto un mapa del estrech o de M aqella nes El mapa inserto parece haber Sido dibujad o sobre una ca rta española de Amé rica ~u~ des~aca a N~eva Hispa nia , Perú y Ch ile (tod a la topo~lm la est~ en espa ñol]. El trazad o del Estrecho en el mapa inserto .d l fier~ de aquel dibuiado en el mapa principal y su topomrma es ta preferen ternente en id ioma inglés Este map~ sena el primero en pre senta r a l Estrecho de Magalla nes ajustado a sus rumb os reales

199


C A R IO G R A F1A M A G ALL A NI

• m1~8 (MAPA DEL LITORAL ATLANTICO SU R) Thomas Cavendish . Ca . 1588 . Manuscrito . Depos ito : Biblioteca Nazionale Centrale (Portolano 30), Florencia . Lleve inserto un plano del Estrecho de M agallanes

A

1554 in Ame ricam vel nouum Mundum, ¡uxto Brasiliom e l R io delfa Plata. co níecu. etc. Nuremberg. H ay una ed ición en francés de este m ap a heCha por Píerre van de r Aa ca . 1700 .

a menor escala

59 . ¿IS , MUNDUS NOVUS. Bartolomeo Olive s. ¿¡ 5... ? Ma nuse;;;~

49 1 591 (CARTA DE SUDAMERICA ). Joan Marnnea. 1591. Dibuja-

sobre pergamino iluminado . Formato: 44 ,S x 3 1,S cms . De. pósito: Biblioteca Apo stólica Vaticana (Cod ex Urbinus N0

da sobre pergamino coloreado e incluida en el Atlas Ma~tl ­

283). Roma.

mo del mismo autor. Depósito Biblioteca delEstadode Prusia .

Berlín.

Muestra la Tierra del Fuego como una isla y la leyenda al sur de la misma Que da cuenta de la existencia d e un cana l descubierto por Nuño da Silva . piloto portugu és de

Frene s Drake en 1578. ~

1~~I~

AMERlCA PARS MAGIS COGNITA. Tb éodore de Bry. 1592. Formato: 44 x 54 cms. Edicionessucesivas en 1593. 1605 Y 1630

51. 1593 a HEMISPHERN AS AEQUINOCTIAU UNEAADCIRCVLVM POU A!'ITARTlCI. Cornelis de Jode . 1593. Formato 25 x 3 1 cms. Incluido en la obra Speculum Orbis Terrae. Amberes. ~

l~b

BRASILIA ET PERWIA. Comelis de Jode . 1593. Formato: 35,5 x 40.5 cms. Incluido en la obra SpecuJum Orbis Ierrce.

60 . ca. 1600 a MUNDO NOVO. Luis Teixeira. Ca . 1600. Formato 82 x 98 cms. M anuscrito iluminado sobre pergamino. Dep ósito: Biblioteca Nezionale. Florencia

61. 1602-1633 AMERICA NOVISSIMA DESCRIPTIO J od oeus Hondius 1602 . Grabado imp reso. Varias ediciones entre 1602 y 1633 ~

I~

AMERICA MERIDlONAUS. Jodoeu s Hondius. 1606. For mato : 3 5 x 48 .5 cms. Grabado impreso.

63. 161 (ESTRECHO DE MAGALLANES Y TIERRA DEL FUEGO Joan Oliva . Mesina . 16 14 . Formato : 51 x 73 cms. Po rtulanc manuscrito e iluminarlo sobre pergamin o. Depósito: Funda ción Bartolomé Marcb Cervera , Palma de M allorca.

Comprende Am érica del Sur desde el Perú hast la TIerra del Fuego.

~.

1~

(MAPA DE SUDAMERlCA) Arnold van longeren. 1595. For-

~

mato: 39 x 56 cms. Grabado coloreado. Incluido en la obra Itinerario publicada en La H aya en 1596 .

DESCRIPCION COROGHAPHICA DE LAS PROVINCIA DEL PIRU. CHILENUEVO REYNO I TIERRAFIRME. Luca de Quiros . 1618. Formato: 64,8 x 9 1.8 ems. Manuscrin

54 . 1595-1628 AMERlCA SIVEINDIA NOVA MiehaelMercator. 1595. Formato : 46 x 36.5 cms. Incluida en la obra Magnae Gerardi Merccrorts en¡ Universafis imitalionem in compendium te dccrc. Duisburg 1595-1628.

origina l iluminarlo sobre pergamino . Depósito : C.S .G .E.

55. 1596-1645 AMERlCAE. Arnoldus Florentíus van longren. 1596. formato: 38 x 55 cms. Incluido en la obrade Jan Huyghen van Lmschonen, Amsterdam. Diez ediciones entre 1596 y 164 5 . ~

1m

AMERICAE S IVE NOVI ORBIS NOVA DESC RIPTIO. Hernando de Solís . 1598. Formato: 56 x 41 cms. Grabado. Depósito: Archivo de Indias. Sevilla.

Madrid .

65 . 16 JC AMERICA MERIDIONAUS. Mercalor-Hondius . 1619. SI Escala. Formato: 9.3 x 35 .7 ems. Grabado impreso y colo reado. D epósito: K.Z .U .B .. Amsterdam .

66. ca. 162/ (PARTE ORIENTAL DE SU DAMERICA). Joa o Teixeir Albem ez 1. Ca.1626. Formato: 60.7 x 81,3 ems. Menuscrit' ilumina rlo sobre pergamino. En códice Livro que da Rezodo Estado do Brasil, Instituto H ístórico e Geográfico Brasileiro Río de Janeíro (Primera Ca rta) .

~.

57 1598 -1608 PERWIA ID EST NOVI ORBIS PARS MERIDlONAUS. etc. Matthias Quaden . 1598. Inclu ida en el Geo gra phicol ~~~glbueh. Koln. 1600 y en el Faseicu/us Geograp, Ko/n . ~

1~9

NOVA ET EXACTA DELINEATIO AMERICAE PARTIS AVSTRAUS, QVE EST: BRASILIA. CARlBANA. GVIANA REGNUMNOVUM CASTILlA DELORO. NICARAGUA. INSULA ANTILLAS ET PERU . ET S UB TROPI CO CAPRlCORNI CHILE. RlO DEllA PLATA. PATAGONOET FRETO MAGALLANICO. Noribergae per Hulsium. 1599. Grabado impreso. Formato: 25 x 31 eros. Incluido en Vera historia Admirandae cviusdam navigationis, quam Hudericus Schmide l, Srraubi ngensis. ab onno 1534 usque ad ann um

1~

1W

(PARTE ORIENTAL DE SUDAMERICA). Joao Teixeiro Albem az 1. 1627 . Formato : 59 x 79 cms. M anuscrito ilumina do sobre pergam ino. En Atlas do Brasil con 19 folios, Depósito: B.C.P.B.N.. París. ~

ca .1 ~

(PARTE MERIDIONAL OCCIDENTAL DE AMERICA DEL SUR). Autor portugu és desconocido. Ca . 1630. Formato. 3 5,8 x 54 ,2 ems. Manuscrito ilumi nado sobre pergaminO Depó sito: T he H untington Ubrary. Sa n M arino, Ca lifornia

69 . 1640 (AMERICA DEL SUR). Autor portugu és desconocido, tamo bien atribuido a J oao Teixeira Albemaz 1. 1640. Formato 47 x 65 cms. M anuscrito ilumi nado sobre pergamino. Grupo de

cuatro cartas [I a]. Depósito: Biblioteca del Puerto de Toulon.

200


LA I{ E GIO N M A G ALLA N IC A EN LO S M APA S ANnGUOS y M ODE R NO S DEAMERICA

70

. ca 1640 AMERICA (en dos hojas). C1emend de Jonghe Ca 1640 Format o : 40 x 58 cms. Impreso grabado D ep ósito : D.c.P.B N , Paris, .. Do ble p resentación de la parte austral americana con las costas occidental y orien tal po r separado

LE BRESIL Par Pierre Duval Geographe o rdinarre du Roy 1679 Formato: 53 x 40 cms Impresocoloreado Depósito. B.N FM.. Santiago Presentaen la parte oriental de la isla de losEstados y al sur de la Tierra del Fuego unasdesmesuradasTerres AustraTes e t Magelloniques , en la comprensión geográfica de

la época

71.

1641

¡AMERICA DEL SUR) Antoni o Sanches. 1641. Formato 45.6 x 65,8 crns . Manuscrito iluminado sobre pergamino. Depósito: Koninldijke Bibliothek, La Haya. Este mapa está inspirado en las cartas precedentes de Joao Teixeira Albernaz 1

n

81

1679 b AMERIQUE MERIDIONALE Nieolas Sansón. Geographe Ordre. du Roy. Reveue et changée en plusreurs endroits survant les Mémoires les plus recents . Guillaume Sanson. Geogr Ordmaíre du Roy A Paris etc. 1679 Formato: 56.5 x 40 cms. Impreso coloreado. Depósito: B.NFM .. Santiago

1643

(pARTE DE AMERICA DEL SUR). Joac Teíxeira A1bernaz I 1643 . Ma nuscrito Iluminado sobre pergamino. En Atlas Uni·

versal del autor (séptima carta). Depósito: Colección Jase Cae tano Salema Gerceo. Lisboa. La Ti erra de los Estados es representada como una Isla separada de la Terra Australis que no figura en la carta) .

82

ca 1680 NEW & EXACT MAP OF THE COAST COUNTRIES AND ISLAN DS WITH IN THE L1MITS OF VE SOUTH SEA COMPANY FROM R1VER ARANOCA TO TERRADEL FUE· GO, etc etc Hermann Mol! Ca 1680 Formato 49.2 x~. 2 cms. Depósito: M.I G.M Sannaqo

83. ~

~1645

(AME RICA MERIDI ONAL). LUIS Terxeira C.a 1645 For· mato: 39 .5 x 50.5. Manuscrito iluminado sobre pergamino Depósito: S taat ser chiv, Nuremberg

84 M

1~0

AMERIQUE MERIDION AL E. Nieolas Sanson d'Abbeville . Geographe du Roy. A París chez l' Autheur et chez Pierre Manette. 1650. Format o: 53 x 39 cm. Grabado impreso y coloreado. Depósito: B.N F.M ., Santiago. Mu estra la costa occidental de la Tierra del Fuego incompleta . ~

~ 1~

MAR DEL ZVR HI SPAN IS MAR E PAC IF ICU~1 Arnold Colom. ¿Ca. 1650' Formato : 54 x 44 crns Grabado rmpreso y coloreado Depósito: K Z U.B.. Amsterdam. ~

l~a

NOVA ET AC C UR ATA TOTIUS A~lERICAE TABULA Gerardo Valk. 1654 Sin escala Formato: 122 x 106 cms Grabado impr eso y coloreado Depósito: C.SGE.. Madrid

n

~b

ZUYDER DEEL VAN A~t ER I CA UITGEGEVEN DOOR Arnold Col om 1654 . Forma to: 62 x 52,5 crns Grabado coloreado. Mapa incluido en Ora Maritima Orbls Umuersi siee Atlas Marinus, Amsterdam. Depósito: B.N.FM.. Santiago ~ ~1~ NIEuWE WASSENDE G RAADE PASKA ERT VAN ESPA· NOLA TOT STRAET VAN MAGALLA EN Pedrovan A1phen Ca. 1655 Escala. 1 14.500000. Formato 43.4 x 55 crns Manuscrito origmal grabado en negro e iluminado. Incluido como mapa octavo en el Nueuo Atlas de la f\-Jar o Mundo M antimo . Rotterdern . 1660. Depósito. c.SG~l .. Madrid

~ 1~ MAR D EL ZUR HISPANIS ~tARE PACIFIC U ~1 Arnold Colom . 1658 Format o: 6 1x 53 crns. Grabado l~presoBY coloreado. Dedicado a Glorglo Backer Dep ósito: KZ U . Amsterdam

80

1679 a

LE PEROU. LE CH IU. LA MAGELLANIQUE, LA PU\T A ET

1683

WASSENDE GRAADT KAERT VANDE GROOTE ZUYD ZEE J Robyn 1683. Formato 59,2 x 51, cms Grabado impreso y coloreado. Depós ito KZ ,U.B Amsterdam

1684

(AMERICA DEL SUR) Williem Hack. 1684 Escala en leguas inglesas Formato 44 x 58 cms. Manuscnto ongmal coloreado. Incluidoen Sharp'5 South Sea Woggoner [Slcane Ms 44). Depósito. D.M BL . Londres ~

l~a

(MAPA DE U\ PARTEOCCIDENTAL DE SUDAMERICA) Wílliam Hack. 1~ . Escalade 120 leguasInglesas. Formato. 80 .5 x 90 cms Manuscrito onginalcoloreado. Incluido en W Haek Charrs 01 FtJci/ic Coosr01Ameriea (Harlev ~Is 4034) Deposito D~l B.L . Londres Muestra el trayecto naveqatorio del bucanero Bartolorn é Sharp tocando en la Región Magallánica y rodeando el cabo de Hornos ~

l~ b

(COSTA OCClDEJ','TAL DE CENTRO Y SUDAMERICA) Wílliam Hack. 1~ . Sin escala Formato: 43.3 x 57 cms Manuscrito original coloreado. Incluidoen I.a.obra del rrusrno autorA ~Vaggoner 01the South Seo Descrelbmg the seo cocsr lrom Aeapu1co ro A/bemarle. Depósito LMD G ~t.M Greenwich

'7 1 9a LA~tERIQUE ~tERIDIONALE OU LA PARTIE ~tERIDIONALE DES INDES OCCIDENTALES DRESSEE

SUR LES MEMOIRES LES PLUS NOUVEAUX. Par le P. (Vicenzo Mane] Coronellí. Geographe de la Serme. Rep, de Vemse A París. chez l.B. Nolin, ele 1 9 . Formato 59 x 44 cms Impresocoloreado. Depósito: S.N FM .. Santiago Representa la costa sudoccídenral de la Tierra del Fuegosin trazadocontinuo

1 9b MERIDIONALE OU LA PARTIE MERIDIONALE DES INDES OCCIDENTALES DRESSEE SUR LES ~1Et-l0IRES LES PLUS OUVEAU' ET DEDIEE A ~tONSIEUR IACQUES COLOMBO, SECRETAIREDE U\ SEREN1SSI~IE REPUBUQUE DE VENISE Parle P Coronelh 1689. Vanas escalas, Fonna.!o· ~9.2 x 44.5 . Grabado coloreado . Depósito. S.N.FM .. Santiago.

LA~IERIQUE


C A Rl OG RA I'1,\ M A G ALl

9 1689 e IAMERICA DEL SUR·MITAD OCCIDENTAL) . Vrceruo Maria Coronelli 1689 . Formato: 44 x 60 .5 cms Grabad o

coloreado. Depósrro . C.J.M.B.. Santiago. ~

N ICA

98 ca 1715 MAP OF SOUTH AMERICA H erm an Mol!. Ca. 1715. Escala 1:17 .000 ,000. Forma to: 58 x 96 ems. Grabado impreso y coloreado incluido en el atJas The world described o r a New and Corred Sen 01 Maps . editado por I y T Bowler ha cia

1725 Depósito: e.S .G.M., Madnd.

I~d

t:AMERIQUE MERIDIONALE Jean Bepnste Nolin . 1689. Formato: 45 x 59 cms . Grabado impresoy coloreado. Depó-

sito e. O O e, Wohltorf

Esta cartaestaInspirada en lasdel PadreCoronelli y muestra la costa sudoccidental de la Tierra del Fuego en blanco 91 1694 t:AJ.IERlQUE MERIDIONALEDMSEE EN SES PRINCIPALES PARTIES PRESENTE A MONSEIGNEURLE DUC DE BORGOG E PAR SON TRES HUMBLE ET TRES OBEJLLANT SERVITEUR H laillot. A París 1694 Formato 60.5 x 46 5 cms Grabado coloreado. Depósito ~I I GM..

99. 1719 a CARTE DES TRES CURIEUSE DE LA MER SUD. Henry Abraham Cherela¡n. 1719. 100 1719 b AMERIQUE MERlDIONALE DNISEE EN SES PRINCIPA_ LES PARTIES OU SONT DISTINGUES LES UNS DES AUTRES LES ETATS SUIVANT QU'ILS APPARTIENENT PRESENTEMENT AUX FRANCOI S. CASTI LLAN S PORTUGAIS . HOLLANDOIS . ETe. Par le Sr Sanson Geographe ordmatre du Roy. 1719 Formato 64 x 45 Gra: bado coloreado. Depó sito: M .I.G .M .. Santiago

Santiago.

92 1700 I:AMERIQUE MERIDIONALE DRESSEE SUR OBSERVATIONS DE MRS. DE LACADEMIE ROYALEDES SCIENCIES & QUELQUES AUTRES . & SUR LES MEMOIRES LES PWS RECENS. G. De Lisie. Formato: 60 x 45.5 Grabado coloreado. Depósito: BN.FM.. Santiago.

101 ci71 9' SOUTH AME RICA CORRECTED FROM TH E OBSERVAT IONS COMUNICATED TO TH E ROYAL SOClE1Y OF LONDON & PARIS. By John Senex. ci71 9' Formato: 65 x 90 ems. Grabad o coloreado D epósito

ML G.M., Santiago. 102. 1723 MAPA DEL NUEVO MUNDO. Juan de Torquemada 1723. Formato 3 1.2 x 22.5 cms. Incluido en el libro de Cristóbal Cladera Inves tigaciones Históricas sobre los principales des cubrimientos de los Españ oles en e l Mar Oc éono en el sig/c XV y prin cipios del VI. Depósito' M.RRG.S.. Londres

93 ca. 1700 a LAMERIQUE MERIDIONALE. Dresée et presentée au Roy par Mr de Cessmi le fils, de l'Acedem¡e Royale des Sciencies. Excudit Franciscus Halma cum pnvilegio Ca. 1700. Sin Escala Formato: 33 x 2 1,1 cms. Grabad o impreso y coloreado Depósito K Z.U.B.. Amsterdam 94 ca. 1700 b AMERICA MERIDIONALlS CONCINNATA JUXTA OBSERVATIONES DNN ACAD REGAUS SCIENTIARUM ET NO NULLORUM ALlORUM ET JUXTA ANNO · TATIONES RECENTISSIMAS G. de Lisie Ca 1700. Escala en millas comunesde Francia . Alemania y España. en millas marinas de Franca. España y PortugaL Formato: 58 x 84 cms Grabado impreso y coloreado. Depósito: M.RB L . Londres 95 cea. 1700' A EW MAP OF SOUTH AMERlCA SHEWING ITS GENE· RAL DIVISION. CHIEF CITIES & TOWN S; RIVERS. MO U TAI NS &c DEDI CATED TO HIS HIGHNESS WILLIAM DUKE OF GLOUCESTER B Cole Sculp ¿Ca 17(X)? Formato 48,S x 36.7 cms. Grabado coloreado Depósito MI G M . Santiago.

103. ci728 AMERICA MERIDIONAUS CON CINNATA JUX TA ACADEMIA REGALl S OBSERVATIONES DUN SCIENTIARUM ET NONNULLORUM AUOR U ET JUXTA ANNOTACIONES RECENTISSMAS. Per G . De I:l sle Geographumvenalisprost al Augustae Vindel:Apud leremiam Wolff ¿¡ 728' , Grabado impreso Formato: 45 x 58.cms Depósito: M.RC.U.L , Cambridge. 104. 1730 OUVELLE CARTE DE GEOGRAPHIE DE LA PARTE MERIDIONALE DE I:AMERIQUE SUIVANT LES PLU NOUVEllES OBSERVATIONS AVEC DESTABLES ET DES REMARQUESPOUR l:JNTEWGENCE DE L:HISTOIRE DE LA GEOGRAPHIE. Autor desconocido 1730 Formato SO.8 x 46 cms Grabado Impreso. Depósito MIG M.. San nago

105 96 1704 A DESCRlPTIO OF THE SOUTH SEA& COASTOF AME· RICA CONTAINING YE WHOLE NAVIGATION ANO ALL THOSE PLACES IN WHICH CAPT SHARP ANO HIS COMPANIONS WERE IN THE YEARS 1680 & 1681. 1704 Manuscrito coloreado Depósito LD .M .N .M .M ., Greenwich

97 ca 1710 SOUTH AMERICA. Herman MolI. Ca. 1710. Formato: 96.5 x 68.2 cms Grabado Impresoy coloreado Dedicado al Conde de Sunderlandy al Barón Spencer de Wormleighton. De. pósito L.M D G.M.M.. Greenwich.

LaTierra del Fuego muestra una terminación mendionel aguzada como en 105mapas de Janssoni us y Bleeu

1733

~IAP OF SOUTH AMERlCA. ACCORDING TO THE NEWS

ANO MOST EXACT OBSERVATIONS. etc. Dedicado al conde de Sunderland. Por Hermann Moll. geógra[0.1733 FOI mato : 95 x 56 cms. Grabad o impreso y coloreado . 106 1740 AMERICA GEDRUKT TOT AMSTERDAM by R & J Ottens op den Nieuwen Dyk in de werelt Kaart. 1740. Formato, 124 x 101.5 cms. Impreso coloreado. Depósito: RN .FM.. Santia 90 107 1 ~9 CARTE MARINE' DE L:AMERIQUE MERlDIONALE Isaac Brouckner. 1749. Escala: 1:20.500 000 Formato: 44 x 5 1

202


_ _

L" R E G IO N MAG"LLA N IC " E N LOS M /\I'A S A

_

-

crns. G rabado Incluido e~ el Nouuel Atlas de Monne. Le tour dressée sur les obscruc uons les plus nouuelles el I I appr ou ués De d ié a Son Excellence Mr, le Comte d e Sc~ ~s par ., Berlín, 1749 Depósito' C.SG.E.• Mednd . m u 108 ca 1750 A ~IAP OF SOUT H AMERICA WITH All. TH E EUROPEAN SETILEMENT & WHATEVER ELSE 15 REMARCABL E FRO~l TH E LATEST & BEST OBSERVATIONS. Autor desconocido Ca 1750. formato 33,8 x 47 cms Grabado Impreso Deposito: M R C.U ,L., Cambridge 109 1753 A CHA RT OF NORTH AND SOUTH AMERICA INCWDING TH E AT LANTIC AND PACIFI C OCE AN . ele. Thomas Jelferys 1753 Dep ósito : The Brítísh Library, Lond res 110 1756 CARTE DE LAM ERIQUE MERlDIONALE POR I:HISTOIRE GENERAL DES VOYAGES. Autor desconocido. 1756 Formato 33.5 x 44 ems. Impreso coloreado. Depósito: B.M.f'.1 B Punta Are nas . ", Límite oriental del Reino de Chile en la Patagonia según Vargas Machuca y D'An ville. 111 1757 a AMERIQUE MERIDiONALE PUBUE SOUS LES AUSPICES DE M O NSEI G N EU R LE DUC D 'ORLEANS PREMIER PRINC E DU SANG Par le Sr. D'An vtlle . 1757. Formato: 76,S x 103 cms. Grabad o coloreado. Depósito' B.N .F.M, Santi ago.

.

112 , • 1757 b LAMERI Q UE M ERI DI O N A L E DRES SEE SU R LES ~IEMOIRE S L E PLUS REC EN S DES MEILLEURS GEOGRAPHES & PUBUE PAR COVENS & MORTIER A AMSTERDAM , 1757. Escala en leguas comunes de Alemania y Francia. marinas de Francia e Inglaterra y leguas españolas. Formato: 5 x 54 ems. Grabado impreso y coloreada Dep ósito : K Z U.B.. Amsterdam . El limite oriental del Reino de Chile trazadosegún D'An vílle. 113 1759 PASCAER T VE RTOONENDE DE WEST-INDI SCHE ALS OOK DE WESTELYKSTE CUSTEN VAN EUROPA E AFRIKA Eertyds in ' t light gebracht door wijlen Pieter Goos enz door Joan nes van Keulen en Zoonen. Publicado por Gerard H ulot van Keulen. Amsterdam. 1759. Grabado impreso. Lleva inserto un mapa de Patagonia y TIerra del Fuego. Format o 19 ,5 x 25 crns, Depósito: A RA , La Haya

¿¡ 760' 114 A NEW AND ACCURATE ~IAP OF AMERICA J Gibson ¿¡ 760' Depósito: The Bnush Library, Londres. 115 1765 a CARTE RED UITE D E LOCEAN M ERIDIO AL CON TENANT T OUT ES LES COSTES DE LA~IERIQUE MER IDI O N A L E D EPUI S LEQUAT EU R JUSQ 'AU 5 7 DEGREE DE LATITUDE, ¿M, Sellin' 1765 , Fo rmato: 86 x 54 cms. Incluido en Rec ue il de Cor tes Hvdrogrop hiq ues dress ées ou Dep ot des Cortes et Plons de la M arine, tome 111 Depósito: B.N .F. M., Santiago. 116 , 1765 b KAART VAN HET ONDERKONINGSCHAP VAN PERU SIG UITSTEKKENDE OVER CH ILI. PARAGUAY EN ANDERE SPAANC HE LANDEN ALS OO K VA N BRA ZI L EN

' N' nGUOS y MODERNOS DI , "M E RI "

Á~~~~~E

IBEZITUN GEN VAN PORTUGAL IN ZUIDseek Tlrion . 1765 Formato 355 39 Grabado coloreado. Incluye recuadrocon ma~ dexPata cms (12 x 11 cms.) En N.e uwe en Beknople Hand Atlas O:O~I~ lo: c.J M B.. Sa ntiago. POSl117 DESCRIP CAO DA AMERICA MERI DIONAL A 1768 Martl~s da Silveira Peíxoto. 1768 Peupé de 54 legu~to~~ mato 194 x 159 ems Manuscrito iluminadoen el Catalogo dos moppas que possue a Sec retaria de Estado dos NegocIOS ~rang~l rOS o rganizado pelo Consefhelro Be-no Duarte da nre R.belro Impresopor Typografia de E & H La 1876 N° 394 emmert. 118 1772 a AME RICA MERIDI ON ALl S CONCINNATA JUXTA OBSERVATIONESDNN ACAD REGAUS SCIENTIARUM etc. etc. G. de Llsle. geographum. TablasCcns Lcrter seul . 1772_ Escala en millas comunes de Francia . mar~nas ~~ Espana y Portugal y comunes de Alemania Formato' 57 8 x 45.3 cms. Grabado impreso y coloreado. Depósito K:Z B Amsterdam

u'

119 1772b MA PA DE A MERICA . Tomas López , 1772 Escala 1:30.000.000. Formato: 48 x 60 cms. Grabado coloreado Depósito' C.5.G E.. Madrid 120.

1772 e

~PA DE AMERiCA SUJETO A LAS OBSERVACIONES

ASTRONOMICAS. Tomas López. 1772 Escala en leguas legales castellanas de 26 112 en un grado, leguas comunes de Españade veinte al grado y leguas en horasde camino en terreno poco practicado de 1000 toesas Formato: 59 .3 x 45.6 ~ms Grabado impreso y coloreado. Deposito: B.P.R.. Madrid . 121 1773 A ~P OF SOUTH AMERlCA FRO~1 MR D'ANVIl1.E WITH SEVERAL IMPROVEMENTS AND AD DITIONS Thomas Kitchin 1773. Hoja 23 en A General Atlas or descriplion at lorge 01 whole lhe Urmerse. Londres Depósito The Bnnsh l.ibrary, Londres 122 1774 a AMERICA NORTH AND SOUTH WITH TH E ATLANTIC AND PACIFIC OCEANS etc Semuel Dunn 1774 HOJa 38 en el Dunn's Atlos. Londres Depósito The Bnush Ubrary. Londres 123 1774 b SOUT H A ~lE RICA AS DI VIDED AM ONGST THE SPANIARDS AND THE PORTUGUESE, etc Samuel Dunn 1774 Hoja 42 del Dunn's Arias. Londres Depósito' Tbe Bnush U brary, Londres 124 1775 a A GEOG RAPH ICAL DESCRIPTION OF THE WH OLE CONTINENT OF AMERICA Thomas Jelferys HOJa 28 en The Am erican Atlas. Londres. Depósito: The Bntish Ubrary, Londres 125

1775 b

~IAPA GEOGRAFICO DE AMERICA MERIDIONAL DIS-

PUESTOY GRABADO POR D, JUAN DE LA CRUZ CANO Y OLMEDILLA, GEOGRAFO, PENSIONADO DE S M , iNDIVIDUO DE LA REAL ACAD~I IA DE SAN FERNANDO, Y DE LA SOCIEDAD BASCONGADA DE LOS AMIGOS

103


DEL PAIS. TENIENDO PRESENTES VARIOSMAPAS Y NO · TICIAS ORIGINALES CON ARREGLO A OBSERVACIO · NES ASTRONOMICAS 1775. Escala: 1:4 273 .000. Formete : 127 x 185 cms . (En ocho cuarterones de 88.5 x 54 cms.) Grabado Impreso Deposito B.N.FM.. Santiago. y M.I G M.. Sa ntiago Interesa el séptimo cuarterón que corresponde a Chile Moderno o Fbragonio 126 1775 e A ~1AP OF SOUTH AMERlCA CONTAlN ING TIERRA·RR· ~1A. GUAYANA. NEW GRANADA AMAZONIA . BRASIL. PERU. PARAG UAY. CH ACO . TUCUMAN. CH IU AND PATAGONIA from Mr. D'Anville with several improvernents and add inon s and the Newest Díscoverfes. Robert Sayer. 1775 Formato: 59 x 119 cms. Impreso coloreado. Depósito: M.H C UL . Cambridge.

IV 1777 MAPA GEOGRAFICA QUE COMPREH ENDE TODA LA AMERlCA MERIDIONAL CO LA DMSION DE SUS PRO· VINCIA S. ADVIRTIENDO QUE SE HA COPIA DO PUNo TUA~lENTE . ESTO ES. SIN CO RRECC ION DE LOS MUC HO DEFECTOS QUE TIENE SU O RIGIN AL DE AUTHOR PORTUGUES. CUlO MAPA O CARTA SE HA · LLO EN UNA ZUMACA DE AQUELLA NACION QUE SE APRESO ULnMAMENTE DE LA PLAZA DE LA COLONIA DEL SACRAMENTO POR EL CAPITAN DE NAVIO DELA RL ARMADA D. JOSE DE FECHA1N. ACTUAL COMAN · DANTE DEL NAV10 NOMBRADO SN. AGUSTIN . MO N· TEV1DEO 9 DE MARZO DE 1877 Sin indicación del copieta Sin escala Formato; 9 7 x 126 ons . M anu scnto coloreado

DIVIDED INTO NORTH AND SOUTH AND WEST INDIES WHERE A RE EXACTLY DESCR IB ED TH E UNIT ED STATESOF NORTH AMERICA AS WELL AS TH E SEVERAL EUROPEAN POSSES IONS ACCORD IN G TO TH E PRELlMINARIES OF PEACE SIGNED AT VERSAILL ES ETC. ETC. Co mp rled íro rn Mr. D' Anvill e' s Maps 01 the¡ continent etc. etc. Th omas Kttch¡n . Lan da n Printed for

Roben Sayer. 1786·1794 . Formato: 118 x 103.6 cms. Impre. so coloreado Depósito C.J .M .B. . Santiago

135 1787 a A MAP OF SOUTH AMERICA CONTAINING TERRA FIR. MA . etc. R Sayer 1787 . Depósito: The Bnnsh Ubr ary. Len, dre s.

136 . 1787 b SOUTH AMERICA DRAWN FROM TH E LATEST & BEST AUTHORITIES . Thomas Kitehin. 1787. Formato: 38.7 x 33.5 cms. Gra bado coloreado. D epó sito: C.J .M ,B.. Sant iago.

137 . 1792 LAMERl QUE MERlDI ONALE DIVISEE EN SES PRINCIPA LES PARTIES. Chez lan Barend .Elwe. Amsterdarn. 1792 Escala en leguas varias . Forma to : 60 ,3 x 46 .4 cms. G rabado impreso y' colorea do. Depósrto : K.Z .U .B .. Am sterdam. Al pa recer es una copia del map a ho món imo pre cedente de N icolás Sanson D 'Abbe ville .

138 . 1794 a MAP OF SOUTH AMERI CA etc. Laur¡e & Wbtttle. 1794 H oja 84 incluida en A New Unive rsal Atlas . Londre s. Depo SItO: The Brttísh Líbrary, Lo ndres.

Depósito: S.CM.N.. Madrid. 12 177 a KAART VAN ZUID AMERICA VOOR DH ROBERTSON'S GESCHIEDENIS VAN AMERJCA A.. van Krevelt. 1778. De· pósito: The Bntish U brary. Londres. 129 1778b SOUTH AMERICA AGREABLE TO THE MOST APPROVED MAPS AND CHARTS. Thomas Con der. 1778 . Depósit o: Tbe Bntish Ubrary. Londres. 130. 1780 a A MAP OF SOUTH AMERlCA. J Bew 1780 Depósito' The Bntish Ubrary. Londres. 131 1780 b SOUTH AMERlCA. T. Stockhouse. 1780 HOJa 11 en The Uni""",,1Alias. Londres. Depósito: The British Ubra ry. Len dr es. 132 1785 A MAP OF SOUTH AMERlCA ACCORDING TO THE BEST AUTHORITIES. Publicad o por C Di lly & G . Rob in son . London. 1785 Sin Escala. Formato. 33.5 x 36 cms. Impreso y coloreado Indu ido enA Complele Alias 01 the whole Wor/d . etc. Londres. Depósito: IC C . Barcelona y The Bntish Ubra ry. Londres 133 . . 1786 KARTE VON SUD·AMERICA VERPASST VON HEERN D'ANVILLE. TA Schraembl 1786. En Grand Alias Uniuer. sol. Escala 1:6.000.000. Formato: 76 x 38 cms. Depósito : The British Líbrary, Londres. 134. 1786.1794 A NEW MAP OF THE WHOLE COl'ffiNENT OF AMERlCA

139. 1794 t SOUTH AMERICA. Neele, 1794. Hoja 8 en Th e A tlas to C rutwell's Gceenee r. etc Londres. D ep ósito ' The Bn nsh Ub rary. Lon dres. 140. 1794 e SOUTH AMERICA . Joh n Payn e . 1794 . En Un iue rsal Ge ogroph y. Londres. D epósito: Th e British Librar y, Lo ndres

141. 1794 d A MAP OF SOUTH AMERICA CONTAINING TIERRA·FlR· MA . G UAYANA. NEW GRANADA, AM AZONI A . BRASIL PERU , PARAGUAY, CHACO. TU CUMAN . C HILI AND PATAGONIA FROM MR. D'AN VILLE WITH SEVE RAL IMPROVEMENTS AND ADDITIO NS, AND THE NEWEST DISCOVERlES. Lond on. Pubh shed by Leuríe & Whittle. 1794 Formato: 84 x 70,7 cm s. Depósito: M.I.G.M., Santiago 142. 1794 e MAPA DE AMERICA SUJETO A LAS OBSERVACIONES ASTRONOMICAS . Tomás López. 1794 . Sin escala Formato: 58 x 5 0 cms. Grabado im preso y coloreado. Depósito

BPR. . Madrid . 143. 1799 MAPA GEOGRARCO DE LA AMERICA MERIDIONAL DiS· PUESTO Y GRABADO POR D. JUAN DE LA CRUZ CANO Y OLMEDlLLA. Publicado en Londres por Guillermo Faden. geógrafo del Rey y del Ptincipe de Gales. 1799 . Escala 1:4.273.000. Formato : 185 x 127 crns. Grabad o Impreso.

144 .

¿¡ 7...?

L A MER IQUE MERID IONALE . DRES SEE SU R L ES OBSERVATIONS. etc., etc. Par G. De L isie. A Amsterdam chez 1. Coven s & C . Mortíer. ¿¡ 7... ? Escala en leguas, for mato: 57 ,8 x 45 .6 cms. Mapa elaborado para el uso del

204


LA R E Gl a N MAG Al.LA N I A EN • I -o S M APA S AN" IlGUOS y MODERNOS D E A M E R ICA

Duque de Borgoña Depósito. K.Z.U.B., Amsterdam .

AMERIC A Delineatedby John Anowsmith an.d documents. pubhshed befo-e pnncrpe y om manuscnpts ma & surv

~ngll n afrl

145 1800 (f" IAPA DE AMERICA DEL SUR). Agustín Ibáñez. 1800 Escala . 1:3 .900 .000 Format o 151 x 215,5 ems Impr

:~;o~~~~

the year 1771 and 1806

~rrecleisfrmoade between

a tr ical bs .' m a ccur ate Ja onorru o ervanons to 1810. Landon, published 4th ~nua r 1811 by John Arrowsrrurh . Hydrographer to H RH t e Pnnce of Wales Formato ' \00 x 79.5. Impresoy colorea:

Depósito: Real Sociedad Gecqr ébce de Madrid. eso. , Inter~ ~ el séptimo cuarterón que representa a la Reglan Magallamca.

do. Incluye.u.n recuadro con el mapa de Pataqorua (48

ems). Deposito J PVK.A., Gotha 146 . . 1803 a SOUTH AMERlCA. Wllham Heether 1803 Sin Escala Formala : 77 x 93 cms. ¡.ncluldo en el Atlas William Heather East Indion 1S03 . Dep ósito : A.S.H.OA ., Valparaiso.

55 x

t:AMERI~¿~

154 A MAP OF SOUTH AMERICA/ CARTE DE MERIDIONALE Dressée par P. Lapre Ingenieur Geographe

?€

Directeur Ce bm et Topographique de S M Grevée pa; PA.F Tardíeu . Ed.teu r-Propíe taire . Par is. 1814 Formato 78 5 x 97.5 Impreso y coloreado Depósito J PVK.A Gotha '

147 1803 b VERSUCH EINER BERICHTIGUNG VON SÜD-AMERIKA NACH DEN NEUESTEN UND SICHERSTEN ASTRONOMISCHEN BERTIMMUNGEN UND NACH DER CHARTE VON OLMEDILLA . G.G. Reiehard, Wenner 1803

155 1815 CARTEENCYPROTYPE DE t:AMERIQUE MERlDlONALE

Grabado impreso.

Dressee p~r ~ . SN e. Ingenieur Geographe a Pans. Cbez Desray ~bralfl e Editeur et J Goujon Marchand de Certes

148. 1806 SOUTH AMERICA WITH ITS POLlTICAL D1VISIONS COMPILED FROM STATE PAPERS ANO OBSERVATlONS ASTRONOMICAL. NAUTlCAL ANO DISCOVERIES By E gaker. Published 4th 01 J une 1806 by R Wilkinson, o 58

Geoqraphiques. 1815 Formato 55 x 67 ems Recuadrocon mapa de Patagoma (30x33 crnsj. Depósito' JPVK.A.. Gotha

Cornhill. London. Formato: 52 x 6 1 cms.lmpreso en colores.

Impreso y coloreado.

156 1819 A EW MAPPOF SOUTH AMERICA R Brookes 1 19

Depósito: M.R.C.U.L.. Cambridge . 157 1821 CARTE PHYSIQUE ET POLlTIQUE DE L:AM ERIQUE MERlDlONALE ParH Brue. Geographede S A R Monsieur a París chez Gouron Editeur-Propietaire . 1821 Escala en

149 1807 COLOMBIA PRIMA SOUTH AMERICA I WHICH ITHAS BEEN ATIEMPTED TO DELlNEATE THE EXTENT OF OUR KNOWLEDGE OF THAT CONTINENT. EXTRACTED CHIEFFLY FROM THE ORIGINAL MANUSCRIPT MAPS OF HIS EXCELLENCY THE LATE CHEVALIER PINTO; LIKEWISE FROMTHOSE OF JOAO JOAQUIN DAROCHA etc, etc DIGESTED ANO CONSTRUCTED BY THE LATE EMINENT ANO LEAR ED GEOGRAPHER LOUI STANISLAS D'ARCY DE LA ROCHETIE Published by Wllliam Faden. 1807 (8 hojas) Formato 60 x 2 ems Depósito: B.NFM .• Santiago.

leguas de España. Portugal. Francia y marinas Formato 57 x 85 cms Impresoy coloreado. Depósito. J.PVK.A . Gotha

158 1822 OUTLlNES OF THE PHYSICAL DIVISIONS OF SOUTH Al>IIERICA. etc. etc John Arrowsrnith 1822 Nueva edic ión de la carta antenorrnente descrita con recuadro en colores

de Patagonia 120 x 17 cms] Depósito: JPVKA Gotha

Rótulo sobre el territorio patagónico meridional: This countr y is rhe mos t permanent abode 01 the Tehuel Hets or Tirumen e s , a wondering People nurn ed Pat ago ns by

159 1825 GENERAL-CHARTH VON SUD-AMERICA CARTE GENERALE DE L:A~I ERIQUE ~lERIDI O N AL E E DEUX

Mogel1on.

GRANDES FEUILLES D'apr és les observations et les cartes speciales. rapportees du voyage dans l'irueneur du Bresil pendantlesannees 1817-1820. Dedi é a su Majesté le ROlde Bevie re par lesDocteurs de Spix el de Martms. Cbeveliers de I'or dre civil de la Couronne de Baviere. membres de r Academie Royale de Munich, des Curteux de la Nature. Conservateurs du Musee Zoologique et Zoo tom íque er du Jardin des Plantes etc etc J F w etss. lnqenieur Geographe du ROl de Beviere 1825. Formato: 104 x lOS cms. cada foja Impreso coloreado. Depósito: J P VK A.. Gotha

1~ 1 ~ THE CONTINENTS ANO ISLANDS OF AMERICA WITH ALL THE DISCOVERIES TO TH E PRESENT TIME An improved Edition . Published June . 25, 1809 by Laurie & Whllrle, 53 Fleer Streer. London. Format o 116 x 144 ems Depósito: I.C.c. . Barcelona Patagonia aparece como país separado de Chile

y La Plata . En el sudoecidente figura la leyenda NeusChile 151: 1810 CARTA GENERAL DEL OCEANO ATLANTICO MERIDIONAL.1810. J osé de Espinosa. Formato: 52 x 87,5 ems Grabada impreso. Deposito: Colección Guillen, Madrid Incluye lasderrotasde H ernando de MagallanesY

de Jofré de Loayza . 152 1 11 a SOUTH AMERICA. Publicado por Cadell & Dav,es Strand. Longman Hurst. Rees, Orrne & Brown, Palern ost er Ro\V. & 1811 Formato 5 1 x 70 cms Impreso en colores Deposito:

M R C UL. , Cambridge

160 1828 S UD -A~lER I CA VON C. G. REICHARD. Nurnberg be¡ Friedrich Campe. 1828 Escala en millas mqlesas . españolas. portuguesas. francesas Y geograficas. Formato 62 x 74 cms

DepóSito J .PVKA , Gotha 161 1 1 DERSUDUCHETHElLVON SUD-Al>lERICA ENTHALTENO BOLIVIA. DASSUDUCHE BRASIUEN. PARAGUAY LAPLATASTAATEN, CHILE UND DIESUDSPnLE ENTWORFEN UND GEZElCHNET VO~l DR L v.STULPNAGEL 1 1 Formato 29.4

153 1811 b OUTLlNES OF THE PHYSICAL DIVISIONS OF SOUTH

x 35 crns Impresoen colores

Hond Atlas Depósito J PVK.A. Gotha.

205

490 del Stle/er


C A RlDG RA Fl A MAGALLAN ICA

17 1. . ca 1850.60 KAARTVAN ZUID-AMERIKA H . Hemkes, Leiden. Ca 1850. Formato 75 x 105 cms wtograh. 60 Escala' 1.8 e n colore s . Depó sito : K Z.u'B- . Amsterda m.

162. 1834 NOUVEUE CARTE DE LAt-1ERJQUE MERIDIONALE ET DES ILES QUI EN DEPENDEl'IT DEDIEE A LACADEMIE ROYALE DE SCIENCIES DE LlNS1l11JT DE FRANCE. Par H. Bree . Geographe du ROl. de la Commision centrale de la Soc tet é de Geographie de Pan>. 1834. Formato 120 x 176 cms. De pó sito . J.PV K.A., Gotha.

000000

In 185 DIE REPUBLl KEN CH ILI , LA PLATA UND URUGUAJ Stahlsrlch , Dru ck und Verlag des Bibliophische n Instilul .

H ildburghausen 1853 . Formato: 29 .5 x 36 cms. Impreso ~~ o 148 del M eye, Hand Atlas. Depó sito : JPVK A

163. 1836 CARTE GENERALE DE LAt-1ERIQUE DU SUD ET IL ES QUI EN DEPENDENT MH Du/our-A1cide D'Orbigny. 1836. Sin escala Formato 32 x 49.4 cms Depósito B.MM.B.. Punta Arenas 1M . 183 9 SOU TH AMERICA FROM O RIG IN A L DOCU ~I E N TS I CWDING THE SURVEY BY THE OmCERS OF H. M. SHIPS ADVENT URE A D BEAGLE. DEDICATED TO CAPTAIN R FITZ ROY R N Joh n Arrowsmil h, Lon don. 1839 Escala en millasinglesas y en leguasespañolas. y portuguesas . Fonnato: 50 x 6] crns. Incluye un recuadro con un mapa de Patagonia Depósito, J.PVK. A , Gothe . 1~ 1M O CARTA GENERAL DEL OCEANO ATLANTI CO MERJDlO AL CONSTRUIDA EN LA DIRECCl ON DE HIDROGRA FlA POR LOS DATOS NACION ALES Y EXTRAN JEROS MAS MODERNOS Y PRESENTADA A SS. MM . POR EL EXCMO. SR MINISTRO DE MARINA, COMERCIO Y ULTRAMAR DN JOAQUI DE FRIAS, Madrid. 1Ma. FormalO 59 ,7 x 89.2 cms. Copia en archivo del S.HOA., Valparaíso

166 ca. 1MO SOUTH AMERICA. By A K. Johnston FRG.S Ca . 1Ma. Escalaen millas geográficasde 60 al grado y millas inglesas de 69 al grado. Form ato : 49 x 60 cms. Incluido en el N alional 4 1, Landres. Depósito: J.PVK.A, Gothe . Atlas

colores G otha

. Patagon ia se mues tra sepa rada de New Chile a I largo de la cordillera de los Andes hasta el cabo Tamar. o 173 . 185 NO UVELLE CARTE IlJ..USTREE DE L:AMERIQUE DU SUl INDICANT LES GRANDES D1VISIONS PHYSIQ UES LD1STRIB UTI O N G EOG RA PH IQU E, LES PORT S' D COMM ERCE. V ILLES INDUSTRIELLES ET FORTI FIE DES DIFFERENT S ETAT S. Dress ée par A . Vuillemn G eographe. Gravée par Langevin. Paris chez Fatout Echlel Bouleva rd Poisonniere 17. 1855. Escala en miriametros millas geográficas. Formato: 60 x 84 cms. Contiene do ilustraciones. una dedicada a Patagonia. Depósito:J.P V K.fI

Gothe. Extiende al territorio de Patagonia por el nor

hasta el golfo de Arauco. excluyendo a las regione s de Valdlv y Oso mo 174. 18' SOU T H AME RICA FRO M O RIG INAL DO CUM ENT INCWDING TH E SURVEY BY THE OFFICERS OF H I SH IPS AD V ENT UR E AN O BEAG L E DEDICATED T CA PTAIN R FITZ ROY R N . By Joh n Arr owsmil h. 185 Format o: 4 8 .5 x 6 1cms. Imp reso e n colore s. De p ónt B.N .EM., Santiago. Recuadro con el plano de Patagonia

167 1M2 CARTE GENERALE DE l:A AM ERIQUE MERIDIONALE Dressée par M Lapie. 1842. Formato, 39 ,S x 55 Impreso en colores Depósito: B.N EM.. Santiago

175. ca 186 SOUTH AMERICA (SOUT HERN SH EET). Keith Joh nsto Ca .1860 . Sin escala. Formato: 42 ,S x 32 .2 cms. Impres coloreado. Dep ósito : B.M .M .B ., Punta Arenas.

16 1M 7 SUD-AMERICA'S BERGSYSTEME UND STROMGE BIETE NAC H DEN BESTEN QUELLEN Entworf u Gezichnet van Hauplm . Radefeld. Formato 35 x 29,S cms Impreso en colores Depósito J.PVK.A, Gotha.

176 186 CARTA ESFERICA DEL OCEANO PAC IFICO HOJA VI QL COMPRENDE LA COSTA OCC IDENTAL DE LA AMERlC DEL SUR DESDE EL CABO DE HORNOS HASTA EL GOL FO DE NICOYA. Dirección de H idrografia, Madr id , 186, Formato 60 x 95 cms. Depósito : B.N .EM., Santiago.

Patagonia se representa con el mismo color de

Chile hasta el cabo Virgenes, separada del lado oriental por la linea de la cordillera de losAndes. 169 1850 SUDUC HER THElL VON AMERICA ENTHALTEND BOU VIA, DAS SUDUC HE BRASIUEN , PARAGUAY, CHILE, LA PLATA. CISPLATlNA UNO PATAGONIEN Stich, Druck und Verlag der Geo graphischen Anslall des Bibliographischen

lnsutut zu Hildburqhausen. 1850 . Formato ' 21,S x 26 cms Impreso en colores. Recuadro con Fbtagonien (Magolhoens LandJ_comprendida desde el 45' S hasta el cabo de Homos Depósito: JPVKA. Gotha . 170 1850 TABLES ATLAS. CONSTRUCTED AND ENGRAVE~FROM ~HE MOST RECENT AUTHORITIES By J ,W Lowey R G.S.. Landon. Ca 1850 Escala en millas Format o : 43 2 x 28,7 Sheet B 100 del Atlas. Recuadro Stral~ o/ Magolhae:U 110,8 x 9.4 cms.). Colores. Depósito: MDFLE , Santiago

177 186 STAN FO RD'S L1BRAR Y MA P O F SOUTH AMER ICA Construeted by A Keith Johnston . F R.S.E., ER G.S.. el Landon, Edward Stanfo rd 55 Charing Cross. Escala .2 millas por pulgada ó 1:5274,720 natura l. 18M . Escala adicionales en m illas inglesas. italianas. francesas. españo las. brasileñas y neogranadinas. Format o: 146 x 160 cms Impreso en colores. D epósito: J.P.V.K.A, Gotha . Chile y Patagonia presentados con idéntico color En la parte sudoriental se halla el rótulo Easrern Chile or

f-blagonia (C% nial Ternt o ry o/ M age llan ), 178 . 1868 CARTE PHY SIQUE DE LAMER IQUE DU SUD M art ín de Moussy 1868, Sin escala Formato : 41.5 x 50,S cms. Impresa en colores. D epósito: S .N FM ., Santiago 17~

l~l

(A M ERIC A) A DE SCRIPTIVE HAND ATLA S OF TH E

206


L A H ECóION M A G A L LAN IC A E N LOS M APA S A

WORlD By John Bart holomew F R G .5 millas ingle sas. es paño las y portuguesas

1871 Escala en

n G U O s y M ODE RNO S D E A MER ICA

Escala en millas y kilómetros. Formato' 48 x 60 cms. Impreso en colores En Rand Me Nally & Co lndexed Atlas o/ the Wodd . Ctnceqc Depósito J.PV KA . Gothe

Rep resenta al terri tori o de Patagonia defi nido notoriamente como Colo nial Tern to ry 01 Mogellon

190 1900 SOUTH AMERICA. SOUTHERN SHEET .THE TIMES AT. LAS. 1900. Escala 1 10 000.000 Formato 38 x 49.8. lmpreso en colores Depósito M ,( e .M.. Santiago.

180 1874 CARTA GENERAL DEL OC EANO AllANTlCO MERIDIO. NAl SEGUN l 0 5 TRAB AJOS INGLESES MAS RECIEN. TES PARTE OCCIDENTAL H OJA 1. Dirección de Hidro. grafía, Madrid . 1874 . Format o: 59 x 96 cms Depósito BN FM .. Santiago 181 <1875? SOUTH AMER ICA . By T Ettling. ¿¡8 75? Escala en millas mglesas y geográficas. Formato: 43 x 6 1 cms. Impreso en colores. Incluido en Weekly Dispatch At/os. Londres . Depós tlO J PV KA . Go tha 182 1879 NU EVO MAPA DE AMERI CA DEL SUR TRAZADO POR DELAMA RE 5EGUN l 0 5 GEOGRAF05 MA5 AUTORIZA. DOS Y LA S DIVISION ES POl ITICA5 DE l OS ULTIMOS TRATADOS. París. en casa de Turgis Ine.• Rue des Eccles 60 yen Nueva York, en casade J. Turgis y Cia. 1879 . Formato. 98 x 130 cms. Impreso en colores. Depó sito; J P.V KA . Gotha Patagonia presentad a en color diferente al de Chile y Argen-

une Sobre el Estrecho (al norte) el rótulo CN/A. DE MAGA· LLANES (C hile) . 183 1882 MAPA G EN ERAL DE LA AMERI CA MERIDIONAL POR ENRIQUE KlEPERT PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD Y MIEMBRO. DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE BERLlN 1882. Escala' 1: 10.000 000 Formato: 53 .5 x 80.5 cms Depó sito J .P.VKA . G otha . 1 4 1884 MAPA DE SUDPJ.tERICA CON5 T RUIDO POR ENCARGO DEL GO BIERNO DE CH ILE PARA EL USO DE LAS ES· CUELAS PRIMAR IAS DE LA REPUBLICA Por Carlos ~1 Prieto. 1884 . Escala 1:7.500.000. Colores y enreledo. Depósito: M .I.G .M • Santiago. 185 . 1885 CARTA DE SUDAMERl CA POR EL BARON N. KAULBARS (SAN PETER5BURGOJ, TRAS LAS U LTI~tAS INVESTIGA· ClONES. 1885 Escala 1:6 300 .000 . Formato: 92 x 132 cms. Impreso en colores. Depósito: J.P.V.K. A.. G otha . éce 1890? 186 . SUD·AMERIKA Justus Pert hes. Gotha t Ca 1 90? Escala Impreso en 1:7.500 .000 . BI. 5 Ad ol! St ieler's Hand Atlas colores. Depó sito: M .D.FL.E.. Santiago 187. 1891 a PETERMANN SUD ·AMER IKA IN 6 B1.ATT ER BL. 5 Justus Perthes. Go the. 189 1: Escala 1:7.500000 . Formato 40.5 x 33 . Impreso en colores. Stie/er Hand Atlas No 94 Dep ósito . B.M .M.B.• Punta Arenas 188 . 1891 b AMERIQUE DU SUD EN 5 FEUILLES PUBLl EE PAR LA L1BRAIRIE HACH ETT E. FEUILLE 5 Paris. 189 1. Escala 1:6.000.000 . Formato: 44 x 56 cms. Impreso en colores. Depósito: JP.V K A.. Go tha. 189 . 1892 MAP OF SOUT H AMERICA. Rand Mac Nally & Co. 1892

19 1 1901 SOU T H AMERICA \VIND CHART FOR COASTAL REGIONS MeteorologicaJ Ofñce of the Admlralty. London 1903. Sin Escala Formato 47.3 x 64.2 cms Conjunt e de doce cartas. una para cada mes del año. Depósito A S,H o.A Valparaiso

192 1903 50UTH AMERICA WIND CHART FOR THE COASTAL REGION5 MeteorologicaJ Office 01 lheAdmiralty. London. 1903 Sin Escala. Formato: 47,3 x 64.2 0TlS . Conjunto de doce cartas. una para cada mes del año. Depósito. A.S H O A Valparaiso

193 1904 KARTE VON SUDAMER IKA Beerbeit van F Handtke, Freiburq 1904 Escala: 1:3.000.000. Formato 57 x 72 cms Imp reso en colores. Depósito: J PVK.A. . Gotha 194 1911 MAP OF SOUTH AMERICA SHOWING TH E SOURCESOF THE PRINCIPAL PRODUCTS AND INDUSTRIES. W H Koebel. 1911: Escalaen millas inglesas Formato: 44,5 x 63.2 cms. Impreso en colores. Incluido en The Academy (Sourh American Number). Depósito: B.NFM . Santiago

195 ca 1911 CO MMERCIAL ~IAP OF SOUTH A~IERICA By J G Bartholomew. FR G.5. Revised b John Samson FRG S of the South American Joumal. Ca. 1911 Escala1 10000000.

Formato 64 x 86 cms

Impreso en colores. The Edinburgh

GeographicaJ lnstítute. Depósito: JPVKA . Gotha Sitúa los lagos andinos Buenos Aires y CochranePueyrredón enteramente bajo Jurisdicción arqentma Ha y una edición posterior (d 9 12') con el error corregido. esto es. menci onando la jurisdicción compartida con Chile de acuerdo con el laudo arbitral de 1902

196

1920

SUD.~IERlKA Sin expresiónde autor. 1920. Formato 57 x 7 1 eros Impreso en colores. Flemmings General Karte j 43 .

Bertin Depósito J.P.VK A . Gotha 197 <1923? ~t ERICA DEL SUR'AMERICA DO SUL 5U D~l E RI KA SOUTH ~tERl CA' ~IE RIQUE DU 5UD Publicado por Carl Flemming ¿¡923? Escala 1,10 000.000 Formato: 64 x 78 ems 43 de Flem ing General Karten. Berlin. Depó sito J P.V KA , Gotha 198 . 1937 SOUT H AMERI CA . Compiled en d Dre wn In the Cartographie Section of the Nati onal Ge~aphlc Socíetv for the Na ttone l Geographic Maqazine . Washington. 193 7 , Escala 1:8.000. 000. Formato: 65 x 92 cms. Impreso en colores. Depósito: J.P.VKA . Gothe 199 . 1941 SUDAMERIKA SUDBLATT Justus Perthes. Gotha. 194 1 Escala 1:4.000.000. Formato: 73 x 102cms Impreso en cele-

207


CA RroG RA I ~A M A G AU.A

IC A

ORDEN DEL PRINCIPE DE ESQUILACHE . VIRREY DEL PERU. CON PARTICULAR ESTUDIO Y DETEN CION y ANAD IENDO EL ESTRECHO DE MAIRE . Luce s Quir~s cos mógra fo del Perú . ¿...? Ma nuscrito or igina l sob re p,:,rga :

res. o"POSIlO' J PI.'KA , Gotha

¿,..? a 200 AMERIQUE MERJDlONALE. CI.' Mcrnn. París. ¿...? For· mat o: 45 x 65 cms Grabado impreso. Induye un recuadro con Détalls sur le Détroa el I'A rchipe l de Magellon .

min o. Dep ósito : Bibliote ca particular del Rey. Ver Jim énez de

la Espada, Relacion es Geográficas , pág. CXL , Madrid

WI L~ b DESCRIPCION DE LA R GURA DEL REINO DEL PERU y DE LA TIERRA RRl-IE. CONJUNTA A EL. EMPEZANDO DESDE CARTAGENA y ACABANDO EN EL ESTRECH O DE MAGALlANES, CORREGIDA Y EN~IENDADA DE

20 2. AMERICAE

¿. .? e PA RS

MERIDIONAl/ S.

J . Jan ssony

Amsteloda mi. (.' . Sin escala Formato 54 .3 x 46 cms. GICl. ba do impreso y coloreado. Depósito : K Z.U.B . Amsterda m

SECCION III LA REGlaN MAGALLANICA EN LOS MAPAS DEL REINO DE CHILE Y PAISES VECINOS

1555 (T ERRE DE G RA T Z H OMMES -TERRE DI.' PERU ¡ AMERIQUE DU SUD COTE SUD OC CIDENTALE ET DETROIT DE MAGELlAN Guillaume Le Testu . 1555 formato ' ¿2 1 x 29 cms? Manu scrito sobre pergamin o. ilumine do. Folio XUX del Alias Cos mogr afía Uniue rsal. del mismo au tor. Depós ito: B.S.H .A.T.. Vínce n nes . Pa rís. 2 ca 1592-1594 KAART VAN HET ZUIDELJJK DEEL VAN ZUID AMERIKA (PERWIANA PARS-FRETVM MA GEL lANICVM ). Petrus P1andus-Johannes a Doetechum fecit. Ca. 1592- 1594 Formato 54.5 lI. 39 cms. Grabado Impreso y coloreado . Incluye

Se trata de una pieza citada por el P. Alo nso ( Ovelle en su Tabula Geographica Regni Chile (Roma, 1646)

qu e se enc ue ntra extraviad a desde hace Siglos.

&

~I ~

(pARTE MERIDIONAL DE AMER ICA DEL SUR) Jo" Teixeira A1bernaz 1. Ca . 1628 . Format o 26 ,8 x 38 ,3 cm Manuscrito iluminad o sob re pe rgamino . Incluido en el Atl Uniue rsal (Atlas de la DUQUesade Berry ). Depó sito. D.C PB ~

París

9

16 AMERI CAE PARS MERIDI ONAUS. Hennci Hondy 163

un recuadro con Sude ménce desde el Ecuador hasta los 58°

Formato : 41 ,7 x 49,2 cms. Grabado impreso e n Amsterdan

S Depósito B.N fM .. Santiago.

coloreado. Depósito , B.N FM .• Santiago.

3 1597 CHIU ET PATAGONUM REGIO. Autor d escon ocid o, 1597 . Formato' 20,7 x 14 cms. Grabado impreso, coloreado.

TABVUI GEOGRAPHICA REGNI CHILE Studio el labor

4. 1599 CHIU ET PATAGONUM REGIO. Autor desconocido. Formato : .3 x 12.7 cms . En Bemard t Langenes Ccen thresoor jnhou de nde de to pete n d es ga ntsche we ret d ts tan d en . Amsterdam C Claez. 1599

5

I~O

PACIRCO. DESDE EL PERU HASTA EL ESTRECHO DE MAGALlANES Y ATlANTICO DESDE EL MISMO ESTRECHO HASTA EL RIO DE lAS AMAZONAS . Salvador de Oliva . 1620. Formato, 61 x 46 cms . Grabado impreso. In-

d uido en el A1las del aut or (carta cuarta ). Referencia en el Bol. Soc Geografíco de Madnd. tomo VII. p. 260, Madrid . 6. ca. 1620 FREl1JM MAGALlANICUM IN QUOD OUVIER A NOORT G~ERAUS NAVlUM DEVENIT QUimO DIE NOVEMBRIS AN. 1599 HINc, ET IN MARE DEL ZUR. NOVISSIMO DIE FEBRUARII AN 1600 . USQUE AD CONCEPTIONEM AURO ABUNDANTEM . Bautista van Doet. Formato, 25,2 x 16 cms Depó sito: BN.FM., Santiago 7 ca 1625 .29 (MAPA DEL REINO DE CHILE ). Fray Gregorio de León. Ca 1625-29 Formato desconocido. Probablemente manusente

10.

1646

P Procurat oris Chilensis Societati lesv. Alon so de Ovelle. Fo mato: 35 x 46 cms. Incluido en el libro Histórica Relación d Reyno de Chile, Roma , 1646 . Depósito' B.N f M., Santiag 11 1646 TABULA GEO GRAPHICA REGNI CH IL E. Alph onsus a Ovalle. Socie tatís lesu . 1646 . Formato: 58 x 117 cms. Ea ción especia l ded icada al Papa Inocen cia X ricam ente ado

nada con viñetas , se conocen dos ejemplare s qu e se halla depositado s, uno en la Biblioteca Nacional de París (D.C.F y otro en la J ohn Carter Brown Ubrary , Providence. Con tien e mucha informa ción top oním ica Y do cartones co n escenas de paz y de guerra e ntre los españ oles araucanos, un plano de Santiag o y un recuadr o que rnuestr el acceso al Puerto de Valdivia . Esta pieza tanto pud o se elaborada para comp lementar la o bra de Ovalle HistónC Relación del Reyno de Chile o bien para circular separada mente . 12. 1647 CARTA TERZA GENERALE D'AME RICA, R. Dudley, 1647

Formato 76 x 46 ,3 cms. Incluida en la obra Dell Arcano del More del mismo autor, Florencia , 164 7 Recuadro con la Región Magallánica (44°_56°) en formato de 25 x 28 crns Depósito, C.J.MB. , Sanl iago. 13. 1656 a LE PARAGUAY, LE CHIl/ , LA TER RE ET LES ISLES

208


LA R E GIO N M A G ALI.AN IC A EN I O S M A . , PA S DLL R I~INO D E Cl IIL E y PA IS f":S VECINOS

MAGEUANIQUES Nicolas Sanson d'Abbevíne. 1656 For-

h" C roquis que . muestra una Tierra de l Fue go are. Ipleláglca "-,uy semejante en trazado a la Carta del Atlántico de Dommgo Sé ncbez (1618), a la que parece seguir

mato. 50 )(40 ,ems. Grabarlo Impre so. coloreado. Depósito:

C.J MB. . SanlJago 14

1656 b

~. 1~ TRACTUSAUSTRAUORAMERlCAE MERlDlONALlSA RlO DE LA PLATA PER FRETUM MAGELLANICUM AD TORALTUM Fredetik de Witt. Formato: 55.8 x 48.5 cms, Grabado Impreso, coloreado. D epósito: B.M .M .B ., Punt a Arenas.

LECHIU TIRE DE CELUY QUE ALF DE OUAllE P DE LA C. DE 1. A FAIT IMPRIMIER A ROME EN 1646. ET DISTIN. GUE EN SES TREIZE JURISDICTIONS. Par N. Sanson d'Abbev1lle G eogr. o rdinaire du Roy. A Pans chez Pierr e Mariette Rue S. Jacques a I'Esperance. Avec privilege du Roy pou r vingt ans. 1656 Formato 39.2 x 52.5 cms , Grabado impre so. colorearlo Dep ósito: B.N .EM ., Santreqo

n

1657 LE CHIU. TIRE DE ALF DE OVAllE DE LA e. DE I ET DIV ISE EN TR EIZE IURISDICT ION S Par N Sanson d·Abbeville. Geoqr . Ordre . Du Roy. A París 1657 Formato'

19 x 27 ems Grabarl o Impreso y coloreado. Incluido en I~ obra del mismo autor L.:Ameriqu e en plusreurs ce-tes . etc

Pen e. 1657

16.

1657·1683

LECHIU TIRE DE CELUY QUE ALF DE OUAllE P DE LA e. DE 1. A FAIT IMPRIMIER A ROME EN 1646 ET DISTINGUE EN SES T REIZE JURISDlCTIONS. Nicolás Sa nson d'Ab beville. 1657. Formato: 19.3 x 27.2 cms lnclutdo en el Atlas del autor L:Amerique en plusieurs cartes, & en dívers rrcués de geographie . etc . Paris. co n sucesivas ed iciones hasla 1683 17 1660 PASKAARTE VANT ZUYDELYCKSTE DEEL VAN AMERlKA VAN CABO ST ANTONI O. TOT CAEP DE HOORN EN DE INDE ZuYD ZEE TOT B DE TONGOY Hendrik Don cker 1660 Escala en millas de Holanda. España y Francia Forma to : 54 ,7 x 4 3 .9 ems . G raba rlo impreso y colorearlo. De -

pósito: KL U.B., Am srerdem . La Ti erra d el Fu ego pr e se nta un m oderad o aguzamiento terminal.

18 1666 PASKAARTE VAN BET ZUYDELlJCSTE VAN AMERICA VAN RIO DE LA PLATA TOT CAEP DE HOORN ENDE INDE ZUYD ZEE. TOT B. DE KOQUIMBO. P Goos 1666. Escala en millas de H olanda . España y Francia. Formato'

54,4 x 44,4 cms. Depósito' KZ.U.B.. Amsterdam M uestra la costa sudoccide ntal fueguina no trazada y a las islas Diego Ramí rez desplazadas hacia el N.O.

19

1~

CARTE COTIERE DU PERU. CHILI ET DETROIT DE MAGEU J\ I'1 Labat . 1699 Escala en leguas. Formato 82.5 x 54 ,3 cm s Manuscrito onginal colo reado D epó sito B S HM . Vincenne s.

15.

1669

LE CHIlI. DIVISE EN SES TRElSE IURIDICTIONS. TIRE DU R P AL FO. DE OUAL LE DE LA C. DE I ET DE DIVERSES RELAT IONS LES PLUS RECENTES Par G Sansón , Geogr Ordr e. du Roy. A Paris chez Pierre Mane rte. 1669. Formato. 45 x 40 cms Grabado impreso y coloreado. 20 ca 1670 (CHILI -TUCUMAN ). John Seller. Ca. 1670 Formato 52 x 43 cms. Grabado impr eso y coloreado. Incluye la dedicatona To chat Valiant and Worthy Comm ander Sr. John No,borough. who passed & Repassed the Stre ighlS o{ Mogellon in the yea r 16 70 . Grabado imp reso, coloreado . Depósito M.I.G.M ., Santiago.

2 1. ca 1680 ¡PARTE MERIDIONAL DE LA AMERICA DEL SUR Y LA TIERRA DEL FUEGO) Autor desconocido. Ca 1680 Forma to - d6,4 x l S? Dep ósito : Real Academia de la H ístoria. Madrid

24 <16 ? PERU. CHILE AND MAGAllANICA Autor desconocido Formato. 15 x 20 cms Grabado impreso. . . Segun J T Medina forma parte de un pequeño atlas inglés de mediados del Siglo XVII 25. ca . 1700 DE KUSTEN VANCHIU ONDERHR OLIVERVANNOORT BESOGHT INT JAAR 1598Plerre van der Aa Ca 1700 Formato: 28 x 21 cms. Al pie del mapa corre una leyenda en francés que corresponde al titulo ampliado del mapa y que traducida expresa: Las costasde Chile y del Peru en /0 América Meridional exactamente uislcadas y descritas en el año 1598 por O/iuier uan Noort y confirmadas con algunasotras cortas /euantodas en el terreno Depósit o: B.NFM. Sarmago 26 1703 a CARTE DE PARAGUAY. DU CHILI . DU DETROIT DE MAGELLAN. ETe. DRESSEE SUR LES DESCRIPTIO S DES PP ALFONSOD'OVALLE. ET NICOLAS TECHO. ET SUR LES RELATIONS ET ~lE~10IRES DE BROUWER. NARBOROUG. MR DE BEAUCHESNE. ETC. Par Gvilleume de Li sie. prermer G eographe du Roy. de l'Acedemie Royale des Sciencies G ravée par l.íebaux le fils. C. Simonneau irw, et fecit . 1703 Formato. 53 x 4 cms Grabado impreso,

coloreado. Deposito RN EH , Santiago. 27 1703b CARTE DE PARAGUAY. DU CHILI . DU DETROIT DE MAGELLAN. ETC DRESSEE SUR LES DESCRIPTIONS DES PP ALFONSOD·OVAllE. ET NICOLAS TECHO, El SUR LES RELATIONS ET ME~1 0IR ES DE BROUWER. NARBOROUG. MR DEBEAUCHESNE. ETC. Par Gutllaume de LI sIe. etc. etc Publicada en Amsterdam parJ Co ven s y e Mortier Formato

57.3 x 48 eros ~IIPU .~l , Punta Arenas.

Deposito.

2

1705 LECHIU ET LES PROVI CES QUI CO~IPOSENT CEllE DE RIO DE LA PLATA AVEC LES TERRES MAGEllANIQUES Nicolás de Fer. Geog de Mc nseigr le Dauphm 1705 Formato: 34 x 23.5 cms 29 1706 TERRES MAGEllANIQUES. Lademaine Godalles 1706 Sin escala Forma to: 8S x 55 .3 cms. M anuscnto origmal coloreado y entelado. Depósito: O.C .? B.N .. París. La abu ndante topon imia incluye la denominación de Seve rin al' point de Renards. para la punta Arenosa de la península de Brunswíck en el estrecho de Megallanes En lati tud 44 ° occide ntal se mar ca un lfrm te Commun limite des costes chiloize & Magel/oniques . comen-

209

es.


CA RRX'i RA Fl A T\1AGA L LAN ICA

zend o en Cabo de las Islas Mapa basado en cartas anteriores españolas. inglesasy holandesas. y recient es francesas. ~

1m

a

CARTE DE CHIU ET PATAGONS Lademaine Godelles. 170 7 Sin escala . Formato: 95 .5 x 4 7.8 cms. M anuscrito coloreado. Depósito; B.S,H .M ., Vincennes. Com prende las costas del Reino de C hile desde el grado 3 1° por el Pacifico hasta el cabo de H ornos y desde aquí hasta los 3<]0 por el Atlántico. El cabo de H ornos figura desplazado hasta los 58°.

31. 1707 b CARTE DE LES COSTES DE [AMERIQUE DU SU D DEPUIS TIERRA FIRME JU SQU' AU CAP H ORN . L. Godalles 1707 . Escala en leguas francesas. Formato : 187 x 47 .3 cms. Manuscrito original coloreado Incluido en el volumen Naveqauon Pratique el Sp eculaliue de ses co nrr ées d'Europe. lanl po ur la ui11e de Bouenos Ayrez . dons la ríoíere de la pküe que pour la mer du Sud . Depósito ' B ,S.H .M ..

Vmce nnes ~

Este mapa se halla inspirado en los mapa s prece. dentemente descritosdel P. Alonso de Ova lle de 164 6, aunque en el caso es una suerte de versión intermedia en lo tocante a ornato e infonna ción g~ ográfica . En lo referido a la T ierra Magallánica incluye noticias sobre el naufr aqio del capitan Arquello en e 1 Estrecho y sobre la fundación de la ciudad del Rey Don Felipe por Sarmiento de G amboa $

1m

A MAr OF CHILE. PATAGONIA . LA PLATA AND YE SOUTH PARTOF BRASIL. Herrnann Moll.l 729. Forma to :19.8 x 26,4 cms . Gr abado impreso y coloreado. Depósito: B.N .F.M., Santiago

39 . después 1730 TABLA GEOG RAPH ICA DEL REYNO DE CHILE . Autor desconocido. Después de 173 0 . Formato: 34 x 45 cms. Copia idéntica de la pieza precedentem ente descrita, con el único agregado de una cartela con la leyenda M apa de la Historia General del Podre Diego de Rosales de lo Compañia de Jesús. Depósito : Archivo Romano de la Compa ñía de Jesús, Roma .

1~

CHILE. MAGELLAN S·LAND AN D TIERRA DEL FUEGO etc. H ermann M oll. 1709, Formato: 18 .8 x 17,1 cms. Grabado coloreado .

33. 1719 CARTE DU PARAGUAI, DU CH ILI. DU DETR OI T DE MAGELLAN . ETC. DRESSEE SUR LES MEMOIRES LES PLUS NOUV EAUX & LES OBSERVATION S LES PLUS EXACTES. H Chatelain. Formato: SI .lx 40 cms. Impreso coloreado. Depósito: M .I.PU .M .. Punta Arenas.

34 1720 A MAr OF CHILI. PATAGONIA. LA PLATA AND YESOUTH PART OF BRASIL H . Moll.I720. Grabado impreso. colo reado Fo rmato: 20.5 x 27.8 cms . Depósito, MJG.M.• Santiago. 35 1725 FRETUM MAGELLANICUM IN QUOS OU VIER A NOORD GENERALlS NAVlUM DEVENIT QUINTO DIE NOVEMBRIS AÑ 1599 HINC ET I MARE DEL ZURo NOV ISSIMO DIE FEBRUARY AÑ 1600 USQUE AD CONCEPTIONEM AURO ABUNDANTEM. Autor francés desconocido. 1725. Escala en millas germánicas y en leguas españolas. Formato: 16 ,5 x 13 ,5 ans . Grabado impreso. Incluido en la obra Recueil des

Voyages qui c n t serui a I'EsUJblissement el OUX progres de la Compagnie des Jndes Orientalesfoundée dons les ProvincesUnis. Rouen . 1725.

40 . 1733 TYPUS GEOG RAPH ICUS CH ILI . PARAGUAY, FRETI & EX PPb.g AUFONSO D'OVAULE & NICOL TECHO NEC NON DE BROUWER NA RBOROUG . DE BEA UCH ESNE ETC. Guillermo De Llsle. 1733 . Form ato : 56.5 x 48.5 cms Editado por los herederos de H omann . Grabado impreso. coloreado. D epósito: B .M .M .B. , Punta Arenas.

41. 1740 0 COPYA DEL PLAN O TOPOGRAFICO DEL PUERTO DEL CALlAO QUE . COMO ULTIMA OBSERVACION DE LAn TUD AUSTRAL Y DEMARCACION G EOGRAPH ICA DE LAS COSTAS DE CH ILE Y DEL PERU, EMPEZANDO DES DE EL CAB O DE HOR N . HI ZO DON JULl AN FREZIER INGENIERO ORDINARIO DE FRANCIA EL AÑo DE 1712 1740. Formato: 33 x 76 cms. Incluido en la Cartografía HISpa no Colo nial de Chile, 11 Atlas. de Jos é Tonb io Medine. Santiago. 1924. M apa inspirado en su trazado y presentación en la rab ula GeographiC<l Regni Chile del P Alon so de Ovelle. 42. 1740 b CA RT E D U PARA GU AY. D U C H ILI . D ETR O IT DE MAGELLAN ET TERRE DE FEU DANS LAME RIQUE. Par la ve uve de Ni colas Visscher. 174 0 , Formato: 58 x 5 1 cms Grabado impreso, coloreado. En recuadro Corte Porticufiere du Detroit de Mogeffan. Este mapa es una copia del mapa

Co pia fran cesa, ligeramente simplificada , del mapa homónimo original de Bautista van D oet publicado

homó nimo de Guillerm o de Llsle de 1703 .

ca. 1620

43 . 1745 a A CH ART OF THE SOUT H SEA COAST FROM TH E STREIGHTS OF MAGELLAN TO ARICA Autor descc nocldo Fo rma to : 29.5 x 17.9 crns. Depósito: C.J.M.B .• Santiago

~ 1m PARTIE LA PLUS MERJDIONALE DE LAMERlQ UE. OU SE TROU VE LE CHILI . LE PARAGUAY. ET LES TERRES MAGELLANIQUES AVEC LES FAMEUX DETROIT S DE f'.1AGEUAN ET DE LE MAIRE_ Dressée sur divers M emoires et Relations des Flibu stiers el Fameux Voyageurs, Nicolás de Fer. géographe de Se Majest é Catolique. Formato: 64 x 50 cms. Grabad o impreso y coloreado.

~ 1m TABLA GEOGRAPHICA DEL REYNO DE CH ILE . Autor desconocido. 1728. Formato: 34 x 44.5 cms. Publicada en la edición holandesa de las Déccccs de H errera , Am sterdam. 1728. Depósito, Archivo de Indias. Sevilla

44 . 1m b TRACTUS AUSTRALlOR AMERICAE MERIDIONAL IS ARI O DE LA PLATA PER FRETUM MAGELLANI CUM A D TORALTUM . N IEUWE PERFECTE PASCAERT VAN 'l SUYDERLYCKSTE DEEL VAN SUYT AMERICA VAN RIO DE LA PLATA DOOR DE STRAET MA GELLAEN TOl TORAL. Gedruckt by R. & J . Ortens. 1745 . Sin escala Fcrmato : 54 ,9 x 48 cms. Depó sito: K Z,U .B.. Amsterdam. La Tierra del Fuego asum e un a for ma m ~ s archipielágica que compa cta, lo que evidencia la influenCIa de las cartas francesas de comienzos del siglo XV III .

2 10


LA REG IO N M AGALLA N IC A EN LO S M APA S DEL RE II'O DED II!.E y PAI S ES VECINOS 45 1747 A NE W AND ACCURATE MAP OF CH ILI, T ERRA MAGELU\NICA, TERRA DEL FUEGO ETC LAID DAWN ACCORDLY T O T HE LATEST IMPROVEME NTS AND REGULATED BY ASTRONL. OBSERVATIONS Emmanuel Bowen . 174 7 Format o. 43 x 35,5 cms. Grabado impreso, coloreado En recuadro: A charl 01 the extreme Port01So u!h Am eri ca in w hic h are containd the Isfonds discovered by the ships 01 Sr- Malo stncc 1700, the Wesle rn par! 01 whereof is still unkn own . Grabado impre so. coloreado. Incluido en A complete Sys tem 01 Geogrophy , Londres,1747

Vaugondy 1762 . Forma to: 20 x 23 cms. Graba do impreso en colores Incluido en el Nou uel atla s portar ,f destiné ~~~~IPo/menr pour " mstruetion de la íeunesse. etc . París, 53 1762 b PARAGUAY. CHl lI, TERRE MA GELLAN Roberr de Vaugondy 1762 . Revu é el cornq ée pa r C. Delarnarche Formalo : 24 x 12 cms. Grabado Impreso y coloreado .

46 1748 DERROTA QUE HIC IERON LOS DOS NAVIOS DE S~I CASTILLA Y EUROPA DEVAXO DEL MANDO DEL JEFE DE ESCUADRA SR DN FRANCO. DE OROZCO DESDE ENSENADA DE MALDONADO ASTA EL PUERTO DE LA CONCEPCION EL REYNO DE CHILE EN EL AÑo 1747. 1748 Sin expresión de autor 1748. Escala ca 16.200 000.

Formato : 41.2 x 54 .2 cms. Manuscnto sobre cartulina De. p ósito C.S.GE., Madrid

Muestra una d ob le costa occide ntal en el sedar Río 510 Fondo -Cabo Corzo, una con dir ección N-S y otra N· SO 47 . ca 1740·50 PARAGUAY, CHILI ET TERRE CA RT E DE MAGELLANIQUE, Dressée sur les Me moires des Voyageurs les plus fidele s el sur les joumaux des Neviqateurs Lemoine. Ca 1740-50. Formato : 55,4 x 39 ,3 cms. Manuscnto onginal coloreado. Depósito: DC.PB.N.. París. 48 1756 CARTE DU PA RAG UAY, DU CHILI , DU DETROIT DE ~IAGELU\N , DRESSES SUR LES ~lEM OIRES LES PWS NOUVEAUX ET LES OBSERVATIONSLES PW S EXACTES Autor desconocido. Formato : 40 x 51 Grabado impreso. 49. 175 a PARTE DEL REYNü DE CHILE , LA TIERRA DEL FUEGO. EL ESTRECH O DE ~IAGALLANES Y EL DE ~IAIRE Tomás Lóp ez de Vargas Machuca. 1758 Formato: 8 x 11.5 cms . G rab ado incluido en el Atlas Ge ograph ico de faAmerica Sept entrion al y M e rid io nal . Ma d rid . 175 8 . De pó sito ' C.O.D.E.. Wohlt orf . Esta carta sería la prime ra en repr esentar ellf mite o rie nta l del Re ino de Chile de acuerdo co n la jurisdicción territorial o torgada a Pedro de Valdivia en 1554 ~

l~ b

PARTE DEL REYNO DE CHILE . LA TIERRA DEL FUEGO, EL ESTRECH O DE ~IAGALU\NES Y EL DE ~IAIRE Tom á s Ló pez, 1758 . Formato ' 8 x 11.5 cm s. Inclu id~ e n el Atf~ Geo gráfico de la América Septentr ional y Me rid Ional, París. 1758 . Depósito: ~1.RR G.S.. Londres. 51 ca 1760 CARTA GEOG RAPHICA DE AQUELLA PARTEDE LA ~lE· RICA MERIDI ONAL QUE CONF INA CON LAS TIERRAS AUSTRALES Y DEMOSTRACION DE LOS ESTRECHOS, QUE SE HAN DESCUBIERTO PARA PA· Y TIEMPOS SAR DE LA MAR DEL NO RTE A LA DEL SUR. Y ULTI~IA­ MENTE DE LOS YNGLESES POR ~IAR MAS ANCHA SIN DIFICULTADES NI RIESGOS. CON EL NUEVO DESCU· BRIMIENTO DE LAS ISLAS DE FALKlAND Autor desconocido . Ca . 1760 . Manu scrit o (No . 20200) DepóSito: DM BN., Madrid .

EN

~

l~ a

PARAGUAY, C H ILI , TERRE MA G ELL AN Robert de

54 1772 A NEW MAPP OF THE SOUTHERN PART OF AMERICA TAKEN FROM MANUSCRIPTS MAPS MA DE IN THE COUNTRY AND A SURVEY OF THE EASTERN COAST MADE BY THE ORDER OF THE KlNG OF SPAI Thomas Falkner·Thomas Kítchm. 1772 Escalaen millas Inglesas Formato ' 72 ,5 x 96 ,5 cms . Incluidoen la obra Descripción de la Fbtagonlo y de las partes contiguas de la América del Sur publicada onglOalmente en Hereford en 1774 Primera carta geográfica Impresa que muestra la d istribución terntorial de las d istmtas etmas patagónicas 55 1779 a CARTE DU CHIU MERIDIONAL. DU RIO DE LA PLATA. DU PATAGONS ET DU DETROITDE MAGALLAN CE QUI FAlT L:EXTREMITE AUSTRALEDELAMERIQUE MERlDLE Par le Sr. D'Anville 1779 . A Venise Par P Se nnm. Formato : 49,4 x 41.3 cms 56 1779 b CARTE DU CHIU MERIDIONAL. DU RIO DE LA PLATA, DES PATAGONS ET DU DETROIT DE MAGELLAN Jean Bapnste Bourgignon O'Arwiile. 1779 Formato : 54 x 45 crns Grabado Impreso en Venecia, coloreado Depósito ' C .J .~t B Santiago En este mapa se señala el limite oriental del Remo de Chile en la Región Magallánica según la extensi ón este . oeste de la concesión original otorgada a Pedro de ValdiVla en 1554 . tocando el Atlántico junto al cabo Buen Tiempo

<17 ? 57 LE PAYS DEPEROUETCHIU SELON LES OBSERVATIONS NOUVELLES Desain é par Mat h Seutre r. Geogr de l'Empereur. d 'Auqsburq . c l 7 .? Grabado impreso . colorea -

do. ~

l~a

LE CHIU AVEC LES CONTREES VOISINES ET LE PAYS DES PATAGONS. Par ~1 . Bonn e. Ingenr Hydrographe de la Marine Formato : 22 .5 x 34 cms . Grabado impreso. colorea do. Depósito . B MMB.• Punta Arenas 59 17 b CARTE DU CHIU DEPUIS LE SUD DU PEROU JU Q'AU CAP HORN AVEC PARTIE DES REGIONS QUI EN SONT A [ESr Par Mr. Bonne. Ingr Geograp he de la Ma rine 17 Formato: 21.5 x 32 cms Grab ado impreso y coloree do. Depósito M I G .~1. Santiago

W 17E O-iIU, LA TERRA MAGELLANICA COLLlSOLA DELLA TERRA DEL FUOCO Antonio Zatta 17E. Formato 31 x 40 6 cms. Grabado impreso, co lorea do. Recuad ro co n mapa d; la Tierra Magallánica 113,5 x 12). Depósito: B.M.M.B., Punta Aren~slímile divisorio oriental entre Chile y la Magallánica co rre de norte a sur hasta la ensenada de San Pedro (Ca bo Buen Tiempo ) en e 1 Atlántico . tal como lo expresaran en sus ca rtas Vargas Machuca y D'Anville.

211


C ARTCXJ RAFIA l\ 1AGA l .LAN1CA

61 1786 CARTA HYDROGRAFICA REDUCIDA QUE CONTIENE LAS COSTAS DE LOS RE't'NOSDEL PERU y CHILE. PAR· TE DE LA TIERRA FIRME Y DE LA OCC ID ENTAL PATAGONICA Jo"; de Moraleda 1786. Escala 1 6 000 000 . Manu scnto on gmal coloreado Formato: 62.5 x 97.7 cms . De pó sito CSG E .Madrid Com p re nde las cos tas d e Maga lla nes d e sd e Guayaneco hasta la Isla Madre de Dios. ~

~ IN5

CARTA ORIGINAL QUE CO~lPRENDE DESDE LA PE· IN ULA DE SN JOSE. GOU'O DE SN JORGE. ESTRE· CHO DE MAGAllANES Y MAR PACIRCO HASTA LA ISLA DE CHILOE Autor español desconocido. Ca 1795 Sin escala Formato : 61 x 93 cms. Manuscrito original. Depós ito S.C M N . Madrid Este mapa recoge tod a la informac ión d ispo nible en fuentes hispanas de la época sob re el estrecho de Maqallanes y la costa occidental y sudoccide ntal pa tagónico -fuegui na ~

1m

CARTAESFERICA DE LAS COSTAS DE LA AMERICA ME· RIDlONAl DESDE EL PARALELO 36°30' DE LATIl1JD S HASTA EL CABO DE HORNOS LEVANfADA DE ORDEN DEL REY EN 1789.90.94 Y 95 POR VARIOS ORCIALES DE SU RL ARMADA. PRESENTADAA S.M. POR MAN O DEL EXMO SR DN. JUAN DE LANGARA SECRETARIO DE ESTADO Y DEL DESPACHOUNIVL DE MARINA AÑo DE 179 . Escale 1:2.640.000 . Formato: 60.6 x 95.2 cms. Grabado impreso Depós ito: Colecció n J ulio Gui llén y Tato. Mad rid .

S oeces y vistas d e cos ta Depósito : M.R B.L.. Londre s. Versión inglesa del ma pa construido en Espa ña po r Alejandro Mala spina 65 1802 b CHART OF THE SOUTHERN PROMONTORY OF AMERI. CA FROM THE SPANISH SURVEY IN TH E YEARS 1789 1790. 1794 and 1795. COMPARED WITH A SPANISH M S' AND OBSERVATlONS ON THE FALKLAND ISLANDS By A. Arrowsmíth. 180 2. S in escala G raba do imp reso y coloreado. Depós ito : M.RRG.S.• Londres En el lado occidental muestra las islas Guayane co y Campana. go lfo de Trinidad . Isla Mad re de Dios. Brazo de la Co nce pció n (¿Estrecho Nelson ?). Isla anónima y otras peq ueñas vecinas; Ancó n sin Sa lida y masa contin enta l como pacte al intenor ha cia el E; el archipiélago de la Reina Ade laida es prese ntad o com a una masa co mpac ta La co sta sudo este de la Tierr a del ru ego sugie re infinidad de entradas. 66 1811 BUENOS AYRES. CHIU ET PATAGONIE. Chamoian Sculpt 1811. Fo rmato: 22 x 30 cms . Grabado imp reso y coloread o. Depósito' MI.GM .• Santiago. 67. 1813 CARTA ESFERICA DE LAS COSTAS DE LA AMERICA ME· RIDIONAL DESDE EL PARALELO 36°30' DE LATITUD S HASTA EL CABO DE HORNO S LEVANfADA DE ORDEN DEL REY EN 1789,90.94 Y 95 POR VARIOS OFICIAlES DE SU REAL ARMADA PRESENTADA A S.M. POR MANO DEL EXMO. SR DN . JUAN DE LANGARA. SECRETARIO DE ESTADO Y DEL DESPACHO UNIVL. DE MARINA AÑo DE 1798 CORREGIDA HASTA 1813. 1813 Formato: 60.6 x 95 .2 crns. Man uscr ito origina l. Depó sito : S .C.M.N.. Madri d . Contiene co mo noved ad la gran bahía vista y reconoci da en Febrero de 1813 po r el Capn . ameri cano Obad Choce en la costa oriental de la T del Fuego (San Sebasnánl. Al norte de la misma se muestra el trazado del canal de San Sebastiaa supuesto

64 1802 a CHART OF THE COASTS OF SOUTH AMERlCA FROM RlO DE LA PLATA TO CAPE HORN AND FROM CAPE HORN ro VAlPARAISO. ETC. Published by W Faden. 1802 Sin escala Formato : 79 x 106 .7 cms. Grab ado impreso y coloreado. Incluye entre otros recuadros con plan os de Bay Saio l Frenos. The Labynnth oJ Co rdov a in tbe S traits oJ Magellan. ew Year Harbo ur and /sland Harbo ur 01 Good

SECCION IV LA REGION MAGALLANICA EN LOS MAPAS DE PATAGONIA

1

1m

(pARTE MERIDIONAL DE AMERICA DEL SU R Y ESTRECHO DE MAGAllANES). Antonio Piqafetta . 1522. Mapa manus cr ito y co lo re a d o . Depó s ito : B ib liot e ca Ambr osrane I MS. Ambrosiano L 103 Sup .}. Milán . Bosquejo que sería la pr imera representación del estrech o de Magallanes . nombrad o Stret o Patagónico . 2 152 3 (C O STA DE LA PATAGONIA y ESTRECHO DE MAGALLANES ) Juan Seba stián Eleano . 1523 Manu scrito reproducido por Juan Belza en Romancer o

del Top ón im o Fuegu in o [Buenos A ir es 19 78 ). Depósito. Bib liot e ca Nacio na l d e Montev id e o . C ontiene una ca rte la co n la figura d e San S ebast ián y la leyenda Juan Sebos rió n del cano la [u o e n el añ o d e 1523. Inclu ye 10 top ónimo s e n el se cto r del Estrecho de Magallanes. 3. ca. 1537 a (C A RTA RIO DE LA PLATA · ESTRE CH O D E MAGALLANES) . Ga spar Vie gas. Ca . 1537 . Formato: 2 8 ,5 x 3 9 .3 c m s . Manu scrit o iluminad o s o b re pergamino. Carta 25 ( A) en Atla s d e 26 certe s. Dep ós ito : Bibli oteca Ricardiana . Flor en cia .

2 12


LA REG IO N MAGALLAN ICA EN L O S M APA S D E PAT AGONIA Present a a la T ierra del Fuego como una isla .

Hulsius. 1599 Formato: 31,3 )1, 20,3 cms. Parte meridional del mapa Nova el ex~da delineatio Americae Part15 Australis

4 ca. 1537 b ICARTA RlO DE UI PUlTA·ESTRECHO DE MAGAUANES) GasparViegas. Ca 1537. Formato 23.2 x SlScms Manuscnt~ iluminado sobr~ ~rgamino Carta 23 (B) en Atlas de 24 cartas. Depósito: Arch ivio d i Stat o. Florencia 5. ca. 1540-45 (LE DE STR OI CT DE MA GAI L L AM). Aut or francé s desconocido. Ca . 1540.45. Formato: 56)1, 38 cms . Sin escala Man uscrito iluminad o. Incluido en Atlas anónimo MS 176 fol. 9-10. D epósito: Biblioteque Municipale de Lyon . ' 6 1546 (pATAGONIA y ESTRECH O DE MAGALLANES) Juan Fre ir é. 1546. M anuscrito . Incluido en Justin Winsor The Kohl Co l/ection Maps relatmg lo Amencc Dep ósito: The Library of Congre ss, Washington .

7 1553 ¿PATAGONUM REGIO' Autor desconocido. 1553. Formato:

29 x 43 cms. M a nuscrito ilum inad o sobre pergam ino. Correspond e al portulano 2 1, Carta VI Depósito: Museo Cívico, Venecia 8 1580 a (CA RTA DE LA EX TR EM IDAD MERIDIONAL DE AM ERICA DEL SU R). Juan de Oli va . 158 0 . Escala 1:44000 .00 0 . For mato; 29 ,5 x 43 ,5 cms . Manu scrito iluminad o sobre pergam ino. Dep ósito: B.PR., Madr id

9

que estoBr~l/ja, Canbano. Guiana regnum nouvm. CastWa del Oro. ~'corogua, ¡.nsute Antillas el Peru, er sub Trapico CoprJcor~l, Chile, RIO Delia Plata , Fbtagonum & Frerum Mogell~ n1c~ m . Incluido en la obra de Ulden co Schmidel Vera h,stona admiranda eujusdam novigationis qucm... ab ?nno 1534 ad annum 1554 in Americam uelnouum Mvndvm tuxtc Brasilia el Rio de ro Piara, Nuremberg, 1599 15. ca 1600 (CARTA DE LA PARTE MERIDIONAL DE LA AMERICA DEL SUD Y UI TIERRADEL FUEGO) Autor desconocido Ca 1600. Escala 117 000.000 Formato 27,5 x 39 cms M.anu ~Crito coloreado Depósito. Real Academia de la Historia . Mad rid . 16. 1616 KAARTJIE VAN ZUID ·AMERIKA , DE STRAAT VAN MAGELU\AN, STRAAT LE MAIRE, DE WESTKUST VAN lU ID·AMERIKA TOT AAN BALDIVIA (CROQUIS DEL EXTREM O MERID IONA L DE AMERICA) Aut or desconocido. 1616 Formato 40 x 30 cms Manu scrit o original. Reproducido en el tomo XUXde las publicaciones de la Sociedad Línschotren . De ondekklOgre ís van Jacob Le Maire en WiJlem Cor nelisz Scnocren .n de taren 1615 · 161 7, La Haya 1945. Depósito: A R A (Meporeca N° 7341. La Haya Mapa que muestrael perfil de la parte australdel continenteelaborado, al parecer. durante el viaje exploratorio de Schouten y Le Maíre

I ~O b

17 ca 1650 PATAGONIA ICHICA) Anton io Francesco LucIO, Ca 1650 Recuadro de 12 x 13,5 cms Incluido en la Carta Terta Genera/e d 'Americo Depósito C.o.O.E., Wohltorf.

(CARTA DEL EXTREMO SUR DE Al-IERICA y ESTRECHO DE MAGAL LAN ES). Juan Riczo la) Oliva. I ~ O . Formato: 46 x 3 1 cm s. M a nuscrito iluminado sobre pergam ino Co ntenido en el Atlas (Map a IX) del mismo autor. Depósito:

MAGALAN E.

18. 1660 a PASKAA RTE VAN 'T ZUIJD ELlJC KST E DEEL VAN AMERICA VAN CABO ST ANTONIO TO T CAEP DE HOORN ENDE INDE ZUIJD l EE TOT B DE TONGOW Hendrik Doncker 1660 Formato. 43.5 x 54.5 cms Incluido en el libro De lee-Atlas aIre Water-Waereld . Arnsterdam

10, 1580 e (SKETCH MAP OF TH E SOUT HERN EXTREMITY OF SOUT H AM ERICA). Francis Fletcher Ca 1580 Formato: 12.9 ,1 4.5 cms Manuscrito coloreado Depósito: D ~I B L (Slc an ~lS 6 J. fol. 35r), Londres.

19 1660 b PASKAARTE VAN HET lUIDELlJKSTE VAN A~lERICA VAN RIO DE UI PUlTA TOT CAP DE HOORN ENDE INDE ZUYD lEE, TOT B DE KOQUIMBO. De Win 1660 Forma to : 55 x 45 cms Grab ado coloreado . Deposito

BPR , Madrid. M apa tipo portulan o que presenta el estrecho de Maga llanes con rumbos mu y semejantes a lo contenidos en los primer os cartas en que figura este accid en te Sobre la tierra firm e en letras de gra n tama ño se lee Sr-ero D

e J r-.1 B.. Santiago

11. ca 15 O (SKETCH MAP OF T HE SOUT HERN EXTRE~IITY OF SOUTH AMERICA ). Francis Fletcher. Ca 1580. Formato: 16 x 2 5 crns M a nuscrito original coloreado. Depósito: D.M B.L , Londres.

W

2 1. 1666 PASKAA RTE VAN ·T ZUIJD ELl JCKST E DEEL VAN A~IERI CA VAN CAB O ST ANTONI O TOT CAEP DE HOORN ENDE I DE l UIJD l EE, TOT B DE KOQUIMBO Píerer Goos 1666. Formato: 44 .5 x 54 cms Incluido en De

ca 1590 12 (CARTA DE L A REGlON ~lAGALUlNICA) Sebasnén Lopez. Ca 1590. Forma to 20 ,3 x 3 1 crns. Manuscrito iluminad o sobre pergamino . Depósito: s.e ~1 ., Mednd . 13. 1597 CH ICA SIVE PATAGONI CA ET AUSTRALlS TERRA C. WYlniet. 159 7, Formato: 29 x 23 cms. Incluido en el libro De script ion ls Ptol em oicoe oug menrum srue occidentolis N otifi o, D oua i

14 1599 ICHILI R EGN U M . PATAGONV~l .CH ICA REGIO) Levmus

1~1

LA MAGEUANIQUE Pierre Duval 1661 Formato 10 x 12,50 cms. Grabado impresocoloreado Depósito C O D E. 1V0hltorf.

lee-Atlos ofte Warer·Waereld La mayor parte de la s cart as de Goos son copiadas del Atlas Mar ítimo de Don cker.

22 1668 LA TERREET LES ISLES ~1AGEUANIQUES TIREESDES REUlTIONS LES PLUSRECENTES G SansonGeoqraphe ord lOalre du Roy. A Pati s chez Píerre Mar ie tte 166

2U


ARTOG RA F IA M A G ALLA NI C A

EL AÑO DE 1745 POR EL P. JO SEPH QU IROGA José Qui roga . 1745 Escala 1:3.360.000 For ma to: 45,5 x 71 cms. Dep ósito : D.M.B.N., Madrid .

Format o 49 .7 x 3 7 cms. Grabad o Imp reso. coloreado. Depósito: M .I.P U .M .. Punta Arena s I ~l

21

TABLA DEL PROCEDIMIE NTO DEL VIAG E DE UNA FRAGATA Y UN PATACHE INGLES AL ESTRECH O DE MAGAllANES QUE ES LA PRIMERAQUE HA REPASADO DICHO ESTRECHO. Autor d escon o cid o . 16 71. Esca la 1:4.000 .000 . Formato : 40.5 x 53 eros. Manuscrito coloreado. Depósito: Archivo de Ind ias. Sevi lla. Esta pieza iba adjunta al informe Que sobre el

viaje de John Narborough al estrecho de Magallanes hiciera el em bajado r de España e n Londres , Cond e de Ma lina . a su gobierno . ~.

~ 16 ~

(CARTA DE LAS CO STAS PATAG O NICAS C ON LA TIERRA DEL FUEGO Y LA ISLA DE LOS ESTADOS ). Autor desconocido . Ca. 1675. Esca la 1:4 000.000. Fo rmat o:

Madrid , y Archivo d e Siman cas.

~

"

l~ b

TIERRA DE MAGALLANES; CON LAS NACIONES QUE SE HAN PODID O DE? CUBR IR EN VIAGES DE MAR Y TIERRA DESDE EL ANO DE 1745 HASTA EL DE 1748 Jo sé Cerdiel. 1748. Escala 1:10.000.000. Format o: 21 x 28 cms . Grabado co loreado. Dep ósito: D.MB. N., Madrid . Con tiene referenci as etnográficas.

n

l~ c

CARTE ¡DE LAS COS TAS PATAGONICAS Y TIERRA DEL FUEGO ). J ean Baptiste D'Anville . 1748. Esca la 1:5.000.000

31 x 41 cms. Depósito: M useo Na val. Madrid. ~

3 1. 1748 a (MAPA DE LA PATAGONIA Y TIERRA DEL FUEGO) dean Bapti ste D'Anville. 1748. Escala 1:6.250.000. Form ato: 21 5 x 29 cms . Gra bad o impreso y coloreado. Depósito: D .M .B,N

1~

(EXPLORACION DE LAS COSTAS DEL EXTREMO S UR DEl CONTINENTE). Antonio de Vea . 1676. Form ato: 55 x 4 1 ems. M anuscrito coloreado . D ep ósito: Bibli oteca

Form ato : 3 0x 4 1 cms . Manuscri to colo rea d o. D ep ósito

D.M.B .N., Madrid . Comprende el territorio austral desde los grado 4 2 al 56 . Topónim o s en castellano y en francés.

Nacional. U rna.

26. 1700 TERRA MAGE1lANICA Robert Morden. 1700. Formato: 10 .5 x 12.5 ems . Grab ado impreso y coloreado. Incluido en la obra De Geography rectified, lendon. Dep ósito: C.o. D.E.. Wohltorf. 27. ca . 1700 DE SHIPVAARD BY JACO B MAHU DOOR DE STRAAT MAGEllAAN NA DE MOWSCOS ONDERNAMEN; AAN DE ZUYD ZEE MISLUh'T. Pterre van der Aa . Ca . 1700. Formato : 9 x 22 ems. Al pie del m apa como en otro d el autor se incluye un a leye nda adicional en fran cés que corresponde al título princip al del mapa y qu e traduci do expresa: Viaje por mar de Jacob Mahu po r el Estrecho de

Magallanes a las islas Malucas habiendo sufrido un acciden te cerco del Mor del S ur. DIbujado so bre sus Relacion es y sobre las de algunos erres q ue han esrado despu és de e', recientemente dada a la p ublicidad por Pierre van der A a, en Leiden con privilegio. D epósito:

B.N.F.M., Santiago .

2 1703 MAGEllANICA. Joh a nn Ulrich Muller. 1703. Formato: 6.4 x 7.7 cms. Grabado im preso y colo reado. Incluido en la obra Geograph ica totivs orbis comp rendaria . D ep ó sito : C.O D.E.. Woh ltorf. ~ 1~ (CARTA DE LA PATAGO NIA) J or ge Jua n y Antonio de Ulloa 1744. Escala : 1:8.528.000. Fo rma to: 21 x 18 cms . Forma part e de la Nueva y ce -recte corto del Mar Pacifico o del S ur co nstruida por los mejores noticias de los pilotos de ella y las más exactas obse rvaciones Astronómi cas y Náulicas . Depó sito: S.C.M.N., Madrid . Contiene una leyenda extensa que alud e al viaje del almirant e Lo rd Anson y capitán Da vid Ch eap . Incluye un plan o de la bah ía de San Fran cisco junta al cabo de H orno s descub ierta en 1715 por Joaquín D'Arquistade . Muestra un doble trazado de costa entre los 45~ ' y 50 °2 '.

m

1m

MAPADE LA COSTA DE LOS PATAGONES CONFORME AL DESCUBRIMIENTO HECHO DE ORDEN DE S .M.C .

34. 1751 MAPA DE MAGALL ANES . J o sé Car die l. 175 1. Esca la 1:105 .714 .000. Fo rmato : 39 ,5 x 51.5 cms. Ma n uscrito Dep ósito : D.M.B.N., Mad rid . Contie ne refere ncias etnográficas.

35 1~ AMERIQ UE ANGL OI SE . J .B . D'A nv ille . 1753. Esca lo 1:12.430 .000. Formato: 18,5 x 28,5 cms . Grabado impres y colore a do . D ep ósito : D.M .B.N., Madrid , y Ar chivo d, Simanca s. Proba ble copia española del origina l fran cés.

36 .

175h

A CHART OF TH E COAST OF SOU TH AMERICA FR O~' ANE GADA BAY TO CAPE HOR N AND FROM CAPE HOR N TO BALDIVIA. E. Halley. 1756. Fo rma to: 49 x 5' cms . G rabado impr eso Dep ó sito: C.OD .E.. Woh lto rf. C.J .M.B., Santiago . 3 7, 1764 , EL ESTRECHO DE MAGAllANES EN PUNTO MAYOR (C RO Q UIS DE LA EXTREMIDAD MER IDIO NAL Dl AMERICA CON LA TIERRA DEL F UEG O Y El ESTRECHO DE LE MAIRE) Autor es pañol d esco nocido 1764 . Escala : 1:4.000.000 . Formato: 42 x 30,7 cms. Integr, el manu scrito Derrotero de los Reinos del Perú, Tierra Firme Chile y N uevo España. Dep ósito : S .C .M N.(Ms. 180 bis). Madrid . Represen tación burd a y deformad a del extremo austral de Am érica que muestra , ade más de los estrechos de Magallanes y d e Le Maire, un an cho y notorio pa so de San Sebastián.

38 . 1764 b MIGNATUR KART OVER DEN S YDUGE DEEL AF AMERICA. J ean Nicole s Bellin . 1764 . Form at o: 16 x 22 crns. Grabado impre so y coloreado incluid o en la edición holandesa del Petil Alfas Maritime . París 1764 . ~.

l~ c

CARTE REDUITE DE LA PARTIE LA PWS MERIDIONALE DE LAMERIQUE. Jean Nícola s Bellin . 1774. Form ato: 16,5 x 21 .7 cms. Incluido en el Petit Atlas Mcnum e, París, 1764.

2 14


LA REG IO N MAG ALLA N IC A EN LO S M APA S D E P,HA G O NI A Depósito BM t'ol B., Punta Arenas.

PATAGONIC A y ISLA S MA LBINAS NUEVA MENTE CORREJID A. ETC. Alexo Berll nguero 1770 Escala

40 ca 1765 CARTE DE LA PARTIE MERIDIONALE DE L:AMERIQUE AVEC LA ROUT E DU CENTURION DEPUI5 L:ILE STE CATHERINE JUSQU 'A LILE DE JUAN FERNA DES LES SON D ES ET LE S VARIATION S DE l:AIGUI LLE OBSERVEES DANS CEnE ROUTE ET l: ERREUR DANS LESTIM E CAUSEE PAR LE VIOLENCE DES COURANS

1 3473 .000 Formato: 47 x 66 cms. Manuscrito coloreado De pó sito Museo Naval. Madrid

47 1770b CARTA GEOGRAACA E HIDROGRAFlCA DE AQUELLA PARTE DE LA TIERRA MERIDIONAL QUE CONFINA CON LAS TI ERRAS AUSTRALES Y DEMOSTRACION DE LOS EST REC HOS Y TIEMPOS EN QUE SE HA N DESCUBIERTO PARA PASAR DE LA MAR DEL NORTE A LA MAR DEL SUR. Y ULTIMAMENTE DE LOS INGLESES POR MAR MAS ANCHA SIN DIFICULTADESNI RIESGOS CON EL NUEVO DESCUBRIMIENTO DE LASFALKLAND Alsedo. 1770. Escala I :7.600 000 Formato: 42 x 56.5 cms Manuscrito. Depósito: D.M S.N , Madrid

Autor descon ocid o" .Ca . 176 5 Formato: 48 x 49,5 cms T itulo de la carta pnm ero en idiom a holandés Depósuc B . NF.~l .• Santiago

41 1767 A C H A RT OF T HE SOUTHERN PA RT OF SOUT H AMERI CA W IT H THE TRACK OF THE CENTURION FROM THE ISLAND OF ST CATHERINES TO TH E ISLAND OF JUAN FERNANDES , IN WHICH IS INSERTED TH E VARIATION AND SOUND INGS OBSERVED AS BOARD HER. TO GETH ER WITH HER DEVIATION FROM H ER ESTIMATED COU RSE IN PASSING ROUND CAPE HORN. OCCASION ED BY THE FORCE OF CURRENTS J. Gibson Sculp 1767 Formato: 23 .9 x 24.8 cms. Incluido en A new Co llec tio n 01 Voyages, Discoueries and Traue ls containing what e uer is wo rthy 01 noüce in Eu rope, Asia. A/r ica and Am erica, e tc, Printe d ior J. Kno x, London. Vol. 1II.

48 1770 e PATAGONIA ORIENTAL CARTA DESDE EL RIO DE LA PLATA AL ESTRECHO DE MAYRE CON LAS ISLAS f-.1ALVINAS. Autor espa ñol de scon ocido. 1770 Sin escala Format o' 64 x 98 cm s. Manu scrito o n qin a l coloreado Depósito: S.CMN . Madrid.

42 . 1768 a PLANO DE LA COSTA ORIENTAL DE LOS PATAGONES COREJIDA IE NM EN D A D A PO R EL CAPITAN DE FRA GATA Y CO M ANDANTE DEL CH A MBEQU IN ANDALU S D N . DO MINGO PERLER SEGUN L A NABEGACIO N, H ECH O DESDE EL RIO DE LA PLATA ALA BOCA DEL ESTRECHO DE MAGALLANES Y YSLAS MALV INA S. Alexo Berlinguer o. 1768. Escala: 1'2 000 000 . Format o: 90 .5 x 4 2 ,7 cms. Manuscrito coloreado. Depósito S .c.~t N .. Madrid

O I Th8 b THE SEA COAST FROM RIO DE LA PLATA TO TIERRA DEL FUEGO Herman MolI . 1768. Recuadro Inserto en la carta del mismo aut or sobre la corriente del Golfo (Gufl Srre cm ) basada en el Planisferio de E . Wright y las observaciones del capitán E. Halle y. Depósito: Biblioteca Na cional de París. M a p a atribu id o e rró nea men te a B en ja m ín Franklin qu ien sólo intervino en el dibujo de la Corriente del

Golf o. 44 1769 a DEsCRIPCI O N DE LA COSTA ORIENTAL DE LOS PATAGONES NUEVAM ENTE LEVt', TADO POR L.OS PILOTO S DE LA REAL ARMAD A ANO DE MDCCLXIX ARREGLADA LA L O N G ITU D A L MERIDIANO DE THENERIFE . Fecit Oyarvide . 1769. Formato: 47.8 x. 63.7 crns. Manu scrito original. Dep ósito: S.C.l'-1. ., Madnd . Mu estra un trazado del estrecho de Ma gallanes burdo y rectilíneo, casi inverso al rumbo real.

4S 1769 b DEsC RIPCION PLANA DE LA S COSTAS DEL SUR DESDE EL PUERTO O BOCA DE LA CA~l PANA SITUADO EN LOS 49 G RS. 22 MT S [ ... 1 HASTA EL RIO SAN TADEO...Carl os de Beranguer. 1769 . Escala aprOXimada . 1:1 200 .000. Format o: 34,4 x 44 cms. Manuscrito .~r1g,"al coloreado y entelado. Depósito: C.H .S.GE.. Madri ~

Ima

DE SC RI PCI O N DE TODA LA COS TA O RIENTAL

49 <1770' ICARTA DE LAS COSTAS PATAGONICAS HASTA EL ESTRECHO DE LE MAIRE. CON LAS MALVINASI Alexo Berlinguero. é l 770 ? Manuscrito original coloreado Dep ósito : S.CMN., Madrid 50. 1771 TIERRAS PATAGONICAS Y TIERRA DEL FUEGO Alexo Berhnquero . 1771. Escala 13 .170.600 Formato 63 x 96.5 cms. Carta manuscnta con perfiles coloreados. Depósito:

S.C.MN . Mad rid SI

1775 a KAART VAN HET ZUIDLYK El D VAN ~tER IKA James Cook. 1775. Formato. 47.5 x 39.5 cms Grabado impreso y coloreado Depósito. Museo Histórico. Pon Sranlev, Falkland Islands

52

1775 b

A CHART OF THE SOU T H ER EXTRHI1TY OF A~t E RICA James Cook . 1775 Formato SO,5 x 43 Grabado impreso

53 ca 170 A CH ART OF THE SO UTHERN PART OF SOUTH AMERICA; WIT H THE TRACK OF THE CENTU RIO FROM TH E ISLA D OF sr . CATHERINES TO THE ISLAND OF JUAN FERNANDES IN WHICH 15INSERTED THE VARIATION AND SOUNDINGS OBSERVED ON BOARD HER. TOGETHER WITH THE DEVIATIO FROM HER ESTIMATED COURSE IN PASSING ROUND CAPE HORN OCASSION ED BY THE FORCE OF THE CURREJ..'TS. R W. Seele. Sculp . Ca 1780 Formato 48.5 x

50 cms Depósito: B.f-.1.M.B., Punta Arenas M

ca 1m ICARTA DE LA PATAGONIA Y TIERRA DEL FUEGO) Aut or desconocido. Ca . 1785 . Manuscr it o. D ep ósit o : S .C.~tN . , Madrid . . . . . La mención del viaje al interior pataq omco ?Or Antonio de Viedma (1782) permite datar con ap roximac ión

este mapa.

1788

~~RTA ESFERICA DE LA PARTE SUR DE LA ~lERICA

215


C A In =RA FI A I\IA G AU..A N IC A

MERIDIONAL. EN lA QUA L SE HA COLOCADO EL ESTRECHO DE MAGALlANES SEGUN EL RESULTADO DE lA ULTIMA EXPEDICION. y LOS DEMAS PUNTOS SEGUN lAS MEJORES NOTICIAS DE LOS VIAJEROS ANTIGUOS Y MODERNOS QUE LOS HA N RECONOCIDO. (Oficiales de la Corbeta Santo Cosi/dol . 1788. Escala, 1,2.340.000. Formato, 57.5 x 62 cms. Incluida en la ReJocion del U/timo Viaje al Mogoflones . Madrid. 1788 . ~

OF IC IA LES Y PILO TOS DE LA REAL ARMA DA DESTINADOS AL EFECTO; Y CON PRECISA SUGECION A lAS LONGITUDES OBSERVADAS Y DEDUCIDAS EN LAS CORVETAS DE S.M. DESCUBIERTA Y ATREVIDA EN 1789· 1790. Baleato. Ca. 1790-92. Escala: 1:978.000 Formato : 69 ,2 x 48 ,3 cms. M anuscrito original coloreado Depósito: S.C M.N.. Madrid. Se muestra el cana l Messier ha sta dond e fue navegado en 1769.

l~a

CARTA DESDE PTO. DESEADO AL EXTREMO E DE LA ISlA DE LOS ESTADOS. (Oficiales de las corbetas Santo Eulalia y San to Cosí/do). Escala, 1:715.000. Formato; 58 x 128.5 cms. Depósito : S.C M N.. Madrid . ~

l~ b

(CARTA DE lA COSTA PATAGONICA DESDE PUERTO DESEADO AL ESTRECHO DE MAGALlANES) (Oficiales de lascorbetasSanto Cosí/do yS onlo Eu lalia). 1789. Escala: 1:95 .700 Formato: 46 .5 x 65 cms. Manu scrito. Dep ósito:

Museo Naval. Madrid. l~ c

$

(CARTA DE LA COSTA PATAGO NI CA QUE COMPRENDE DESDE PUERTO DESEADO AL CABO DEL ESPIRITU SANTO. EN LA TIERRA DEL FUEGO. CON LA PARTE ORIENTAL DEL ESTRECHO DE MA GALLANES ). (MAPA DEL ESTRE CHO DE MAGAllANES Y DE LA COSTA DE PATAGONIA HASTA PUERTO DESEADO CO N SIETE PERSPECTI VAS). (Oficiales de la corbeta SOnia Casi/d o) . Formato: 36.8 x 50 .9 cms . Carta manuscrita hecha a tinta y colores. Incluye siete perfilesde costa. Depósito: Archivo de Simancas. Legajo referido a reconocimientos del territorio entre

10 5

años de

1783 y 1792. 59 (1789) d (CARTA DE LA COSTA PATAGONI CA QUE COMPRENDE DESDE PUERTO DESEADO AL CABO DEL ESPIRITU SANTO. EN LA TIERRA DEL FUEGO. CON LA PARTE ORIENTA L DEL ESTRECHO DE MA GALLANES I. (MAPA DEL ESTRECHO DE MAGAllANES Y DE LA COSTA DE PATAGONIAHlASTA PUERTO DESEADO CON SIETE PERSPECTIVAS ). (Oficiales de la corbeta Santo Cosi/da ). Formato: 38.7 x 53 cm s. Carta manu scrita hecha a tinta. Incluye siete perfiles

de costa. Depósito: Archivo de Símancas. 60. ca. 1790 (CARTA DE LA COSTA MERIDIONAL DEL REINO DE CHILE DESDE LA ISlA DE CHILOE A lA TIERRA DEL FUEGO). Autor espa ñol desconocido. Ca. 1790. Sin escala. Format o: 62,4 x 98 cms. Manuscrito original. Depósito:

S.CM .N.• Madrid. Aunque no incluye la totalidaddel reconocimiento hecho por José de Moraleda en las costasde Chiloé y norte de Patagonia occidental, la información geográfica es satisfactoria en cuanto al sector costero más meridional; así. se incluyen las islas Campana y M ad re de Dios y numerosasentradas de costa que sugieren canales. La costa sudfueguina está trazada de acuerdo con las exploracio nes

de Cook. 61 ca 1790-92 CARTA ESFERICA QU E CON T IENE LAS COS TAS OCCID ENTA L PATAGO NI CA S ORIENTA L Y EMPRENDIDAS ENTRE LOS 4 1 Y 49 GS. DE LATITUD MERID ION AL ; DISPUESTA-SO BRE LOS ULTl MOS RECONOCIMIENTOS HECH OS EN ELLA S POR LOS

62. 1792 a CARTA ESFERICA QUE CONTIENE DESDE EL C. STA MARIA EN EL RIO DE LA PlATA HASTALA ISLA NUEVA Juan José de Elizalde. 1792. Escala: 1:2.960 000. Formato' 62 x 89 cms . Manu scrito. Dep ósito: Archivo de Simancas ~. 1m b CARTA ESFERICA QUE CONTIENE DESDE EL RIO DE LA PLATA HASTA LA YSLA NUEVA SITUADA POR LOS 55°3'2 2" DE L ATIT UD AUSTRAL Y 6 1° 19'53" DE: LONGITUD OCCIDENTAL DE CADI Z. CO RREGIDA DESDE EL CAVO DE EL ESPIRITU SANTO EN LA BOCA DE MAGALLANES . HASTA DICHA YSLA NUEVA; COMO IGUALMENTE lA YSLA DE LOS ESTADOS Y LA PARTE SEPTENTRIONAL DE LAS YSLAS MALVINA S. POR LO~ OFICIALES DE LA CORVETA SN. PIO y BERGANTIN CARMEN. AMBOS BUQUES AL MANDO DE EL TENTE DE NAVIO DN. JUAN JOSEF DE EUZALDE EN FEBRERO DE 1792. Escala 1:3 .24 1.000. Formato: 62.5 x 84.9 cms

Manus crito original. Dep ósito: S.C. M .N ., Mad rid .

64. (1794 MAPA DE LA PARTE SUR DE LA AMERICA MERIDIONAl DESDE LA ISLA DE C HILE (C H IL O EI CON LA PATAGONIA. TIERRA DEL FUEGO Y MAL VINAS. Sin expresión de autor. (Probablemente oficiales de las corbeta. Santo C asilda y Santa Eula/ io). (J 7941. Escala 1.1.396.000 Mapa ma nu scrito mud o confeccionado en dos hojas de format o 61 x 141 y 6 1 x 83 cms. Depósito: C.S.H .M.. Madrid

65. ca. 1795-1800 CARTA ESFERICA DE LAS COSTAS DE LA AM ERICA MERIDIONAL DESDE EL PARALELO 36°30' DE LATITUD SUR HASTA EL DE 5 1°40 '. LEVANTADA POR ORDE DEL REY EN LOS AÑos DE 1789. 90. 94 Y 95. AutOJ espa ñol desconocido. Ca 1795-1800. Sin escala. Formato 4 7 .3 x 67 cms . M anuscrito original. Dep ósito: S.C .M .N Madrid . Puntos notables del terr itori o occide nta l ma ga llánico Archipié l ago Guayaneco, canal Fallos y boca canal M essier

isla de la Campana. cabo Corzo. golfo de la Trinid ad. isla M adre de D ios, brazo (can al) de la Con cep ción , Roca Partida. cabo de Santa Lu cía . canales (bocas) Brazo Ancho y San Andrés: puertos Oc havado (sic) y Bue no y num erosos cabos y puntas en la tierra finne . ~

1m

DE SCRIP CI ON GEOG RAF IC A DE LA S COSTAS PATAGONI CAS. CON LOS EST RECHOS . CANALES. YSLAS. YSLOTES Y BAXOS CONOC IDOS Y LOS HASTA AH ORA YGNORADOS ARCHIPIELAGOS Y ENTRADAS DE MAR EN ELLAS. Alexo Berlin guero. 1796. Escala: 1:3 .382. 000 . Formato , 100 ,7 x 72 cms . Manuscrilo coloreado. Depósito: S.C M.N.. Madrid. Contie ne abundante toponimia en las costas del Estrecho y la Tierra del Fuego, con nombres curiosos o pintorescos

~. 1m CARTA ESFERICA DE LAS COSTAS DE LA AMERICA

2 16


LA R E GI O N MAG ALLA N IC A E N LOS M APA S D E PA IA G O NI A NAC IONAL DE SD E E L PA RAL ELO DE 36 ' 3 0' D E LATITUD S. HASTA EL CABO DE H ORNOS. LEVANTADA DE ORDEN DEL REY EN 1789, 90, 94 Y 95 POR VARIOS OFICIALES DE SU RL ARMADA PRESENTADA A S M POR MANO DEL EXMO. SR DN . JUAN DE LAN GARA Bauzá . Dlrecci?n de H idrografia. M adrid . 1798 . Escala: 1:2.640.000 . For mato : 62 x 94 cms. Grabad o impre s Depósito: Colección Julio Gu illén y Tato, Madrid. o

E

Es la cart~ de la parte austral de América mejor realiz3.d.a par a su tie mp o. en cuan to a perfiles y rumb os geogra f¡cos.

68

For mato: 36 x 24 cms. En Verlage des Geographischen

Inslitut.

75.

CHA RT OF PART OF SOUTH AMERICA SURVEYE6~ O RDERS O F T H E R. H ONB LE. T HE LORD S CO MM ISSIONE RS OF THE ADMIRALTY UNDER THE DIR ECTI ON OF CA PT PP KING R.N DURING THE YEARS 1826·1830. Published for the Journal o/ 'he Royal

Geog rophicol Society by John Murrey, Albemarle Street Land an , Seprernber. 1831 Formato: 19 x 27 cms. .

1800

~

CARTA ESFERICA DE L AS COSTAS DE LA AMERICA MERIDION AL D ESD E EL PARALE LO DE 36°30' DE LATITUD S. HASTA EL CABO DE HORNOS. L evantada de orde n del Rey en 1789, 90 . 94 y 95 por vari os oficiales de su real Arma da presentada a S.M . por mano del Exmo Señor D on Ant oni o Corne l, secretario de Estado y del Despacho Un iversal de Guerra. etc. 1800 . Madr id

69.

Taitao hasta las islas D iego Ramírez

77.

libro ,Prem ier Voyoge autour du monde Par le Cheur. Pigaferta sur f esca d re de Magellan pe ndon t fes année s 1519. 20. 2 1 el 22, Pari s, 1801. Depósito: B.U.Ch., Santiago

78.

~.

Grabado impreso. Depósito: M .R.R.G

1807

Stich. Druck und Verlag den Geographischen Anstalt des Bibliographischen lnstirut zu H ildburghausen. 1850. Incluido en Meyers Zeitung·At/as N° 81 Recuadro con Patagania

imp reso y coloreado. Corresponde a una de las hojas del mapa Co lomb ia Prima or Sourh America in which it has

been attemp ted to delineare the exteru 01 o ur knowledge 01 that continent extractly chiejfy írom the original manusaipts maps oi Hís Excellency the late chevalier Pinto. likewise íro m those 01 Joao Joaquim da Rachas . Joao da Cos ta Ferreira: e l Padre Francisco Manuel Sobr eviela. etc. and rhe most ourhentic edited accounts 01these countries Publicado por Will iam Faden. Lond res.

81

82 1 51 b PATAGONIA. Parte inferior del mapa FALKLAND ISLANDS AND PATAGONIA J. Rapkin . 1851. Formato: 15 x 22 cms

1 ~2

74

1828

PATA G O N I EN , FEUE RLA N D UND D IE SUD· POLAEND ER. Au to r desconocido. 1828. Sin escala.

1851 a

DIE SUDPITZE VON SUD-AMERICA MIT PATAGONIA ENTWORFEN U GEZEICH V MAJOR RADEFELD 1851 Formato . 19 x 25.3 cms . lne 1uld c en e l Meyer Zeitung Atlas N" 116 Impreso en colores. Depósito: J PV KA . Gotha

A NEW CHA RT O F T HE EAST & AND WEST COASTS OF SO U T H A ~l ERI C A FRO M T HE RIVER PLATE TO VALPARAISO INC W DING THE FALKLAN D ISLAN DS AND PLA N S OF PRINCIPAL HARBOURS & c. DRAWN FROM THE LAT EST SPAN ISH & OTH ERS SURVEYS J W Norie . Lond on . 1822. Sin escala. Depósito: M .LG.M, Santiago.

PATAGONI E. Philippe Vander Maelen. 1827. Formato: 48,5 x 57 cms. Escala . 1:641.836. Incluido en el Atlas Universal de Gé ograp hie Physiq ue , Sta listique el Minerologique . Bruselas. vol. V.

S.. Londres

W ~Ob SUD LlCHSTER THE IL VON AMERICA ENT HALTEND BO LIV IA . DAS SUD LlC HE BRASI Ll EN , PARAGUAY, CHILE , LA PLATA. CISPLATINA UND PATAGON IEN

NE W C H ILI. C H ICA OR PATAGONIA . Lou is Stanislas D'Ar cy de la Rocherte. 1807 Format o: 61 x 84 cms. Grabado

1 ~7

IBa

SOUT HERN PART OF SOUT H A~l ER ICA John Bens. 1850. Escala en millas inglesas. Formato: 31.2 x 37,S cms

I'an IX de l'Ere Fre ncelse. Sin escala. Format o: 62.2 x 91 cms Incluye seis vistas de la costa. D epósito: D.C.P B.N. París,

71

1844

SUDLlC HSTE R THEI L VON AMERICA ENTHALTEND PATAGO NIA. FEUERLAN D & FALKL ANDS GRUPPE Entworf v. Gez. v. Heuptm . Carl Chnsuan Radefeld 1844 Incluido en Me yers-Handallos N° 13

70. 1801 b CARTE DES CO T ES DE CAMER IQUE MERIDIONALE DEPUIS L E PARALELLE 36°30' LAT. SUD JUSQU ' AU CAP DE H ORN . L ev ée en 1789-1790 & Par les officiers de la Ma rine d ' Espagne e t Publié par ordre du Ministre de la M ari ne et des Coloníes au Depót Gen eral de la Marine en

n.

1838

SOUT H AMERI CA SH EET V. PATAGONIA Published under the superintendence of the Sociery jor the Dljjusion o/ Use/ul Knowledge. by Chapmen and Hall. Engraved by J and C Walker Escala 1.6 600.000 Formato 32.5 x 39.5 cms .

1801 a

(M A PA D E L A PATAG O NI A , ESTRECHO DE MA GALLA N ES Y T IERRA DEL FUEGO) A . Pigafella 1801 Formato : 8 .9 x 14 .5 cms . Carta iluminada. En el

71.

1~

ESTRECHO DE MAGALLANES. Cleudío Gay 1836. Sin esc~l a. Format o: 31 x 23 cms. Incluido en la Histona de ChIle del mismo autor (Geografía. mapa N° 1) Compr ende el territorio desde la perunsula de

Impreso en colores Incluido en el Atlas publicado por John

Tallis & Company, London y New York. 185 1 Muestra vistas de una canoa yámana y de un panorama de Chritsmos So und en Tierra del Fuego.

n

1~

PATAGONIA J.H Colton 1856. Formato ' 19.5 x 28,5 cms Grabado impreso en colores. Dep ósito : C.O.O.E.. Wohllorf

84 l~ CH ART O F THE COAST OF PATAGONIA. THE FALKLAND ISLANDS & TIERRA DEL FUEGO W Parker Sn ow. 1857 Formato: 16.9 x 35 cm s. Impreso en colores Incluido en el libro Tivo Yeors' cruise off Tierra del Fuego. The Falklond Islands. Patogonia ond the RiuerPIole , romo 11 .

~17


Londres. 185 7 Contiene tres recuadros: al So urh·East fb rt

o/ Tierra del Fuego & Cope Ho rn, formato: 15 ,7 ~ 18 ,.3 crns.: b) Picton ís ícnd . formato 2 x 2 cms: y e) V,ctOria Harbour (Wollaston Is.J. formato 7 x 5 cms .I. ~.

I~ LE TERRE ~IAGELLAN IOUE E LE ANTARTICHE. e.a Ma rm c cc h t 1 58. Formato ' 26 x 33 ,S cms. Grabado impreso y coloreado. Depósito: C OD.E.. Wohltorf.

Notes on fhe Natural Histo ry o/ the S trOlt 01 Magellon and West Cccsr o/ fbtagonia made d uring the voyage 01 H.M.S »Nassau»in rhepeors 1866, 67, 68 & 69, del autor, Edinburgh, 18 71. En recuadroEn/arged C harf O/ the Sr-en01Magalhoe ns (14 x 10,5 cms). Depósito B M.MB , Punta Arenas.

95 1871 b MAP OF PATAGON IA TO ILLUST RAT E CAPT N MUSTER'S ROUTE 1869-70. Geotge Mu ste" 1871 Formato: 19 x 30 .5 cms. En Royal Ge ogr aph ical S OCiety

6 ca. 1860 CARTA ESFERICA DE LAS COSTAS DE LA AMERICA MERIDIO AL DESDEEL PARALELO36"30' DE LATITUD SUR HA STA EL CABO DE HORNOS Dirección de Hidrografia. Madnd Ca . 1860. Formato. 97 x 61cms.

Joumoi. v. 41. London , 1871 ~

Im a

CARTE DE LA PATAGONIE DONNANT l:ITINERAIRE DU CAPNE. MUSTERS. Geo rqe M usters. 1872. Formato: 10 x 18 .5 cms. En Socter é de Geographie . Bulletin , 6e. Serie

87 1862 AMERICA MERIDIONAL. COSTA ESTE . HOJA X PATAGONIA DESDE LA PUNTA DE LOBOS HASTA LA E 'TRADA DEL ESTRECHO DE MAGALLANES CON U 'A PARTE DE LAS ISLAS MALVINAS O FALKLAND CONSTRUIDO CO PRESENCIA DE LA LEVANTADA EN 17 9 A 1795PORVARlOSOFICIALESDE LA ARMADA Y DE LAS PUBLICADAS POR LA DIRECCION DE HIDROGRAFIA DE INGLATERRA EN 1840. Dirección de Hrdroqraña. Madrid 1862 Sin escala Formato' 61x 91,5 cms Depósito. BNF M.. Santiago.

vo l. 3. p. 592, París.

'

~

1m b CARTE DE LA PATAGONIEDONNANT l:ITINERAIRE DU CAPNE. MUSTERS. Dessin é par J. Hansen d'epr és la certe du Cepn e . Musters 1872. Formato: 10.2 x 28.5 cms. lncluida en el Bulletin d e la Socrer é d e G eographie . París. 1872 Depósito: J.P.VKA , Gorha 98. 1872 c PATAGONIA TO ILLUSTRATE CAPTN. MUSTERS' ROUTE 1869- 70 . Sin expresión del autor. Escala en millas inglesas

• 1~ PATAGONIA . Sin expresión del aut or. 1864 . Escala 17.000.000. Formato: 2 .8 x 35.5 cms. En Colron's Atlas 01 Amencc . ew York. 1 64. pL65. ~

I~

CARTE DE LA PATAGONIE ET DES ARCHIPELS DE LA TERRE DE FEU. DES MALOUINES El DES COTES OCCIDENTALES JUSO'AU GOLFE DE RELONCAVI Martín de Moussy. 1865. Formato: 41,5 x 55 crns. Depósito: M.LGM. Santiago 90 1866 DER SÜDLlC HE THEIL VON SÜD-AMERICA. Justus Perthe s. Gotha Verlag des Btbhoqraphtsche Institut zu Hildburghausen . Amsterdam, Pan. u. Philadelphia , 1886 Incluido en Sue lers Hond -Atlos N° 49 c. La Paragonia figura separada de Chile y La Piara, pero la península de Brunswick lleva el color de Chile.

Formato: 19 x 30 cms . Published íor rhe Jo umol 01 lhe Royal Geogroph icol Socieryby J. Murray. Albernarle Str eet , London 99. 1874 MAPA DE PATAGONIA , DEL ESTRE CH O DE MAGALLANES Y DE LA TIERRA DEL FUEGO. P. H Adams. 1 74 . Sin escala. Manu scrito coloreado incluido en el Album Geog ráfico publicado en Valparaiso en el mismo año por el mismo autor. Depó sito: Centro de Estudios del H ombre Austral (Archivo Fotográfi co ) . In stituto de la

Patagonia (UMAG), Punta Arenas. M apa basado en el precedente de George Musters para ilustrar el viaje emprendido por Adams desde Punta Arenas al río Santa Cruz y lago Viedma .

100 1875 DER SUDLlCHE THEIL VON SÜD -AMERI CA . J ustus Perthes . Gotha 1875. Formato' 40 x 3 1 cms Plano N° 49c del Stieler Hand Atlas . Imp reso en colores D epósito

J.P.VKA , Gotha. 91 1867 a CARTA GENERAL DEL OCEANO ATLANTlCO MERIDIONAL Dirección de Hidrografia. Madrid. 1867. ~ l~ b MA P SHEW ING THE REL ATI VE POSITIONS OF PATAGONIA, THE FAlX1J>.NDS AND TIERRADEL RJEGO South American M issionary Society. 18 5 7 Sin escala Formato: 20 x 15.5 cms. Incluido en The South American

MISSÍonory Magazine, New Senes , Vol. 1. 1867, Londres 93. ca. 1870 SOUTH AMERICA SHEET VI PATAGONIA. Sin expresión de autor Ca 1870 Sin escala Formato: 38,5 x 32.5 cms. Publicado en Lo ndres bajo la supenntendencia de The

Sociery ior me Dilfusion 01 Use/ ul Kno wled ge . Impreso, coloreado. Depósito: B.M .M ,S .. Punta Arenas.

Patagonia se mue stra coloreada separad a de Chile y La Plata , con la excepci ón de la península de Brunswick (mención a Punta Arenas) que lleva el mismo color de Chile . Fuera del mapa hay un listado con quince topónimos de la Región M agallánica .

101. 1877 a KARTE ZU DEN FAHRTEN MAGELLA.NSUND LOAISA'S NACH RIBEIRO J.G. Kohl. 1877. Formato: 10 x 11 cms Incluido con los tres mapas siguientesen el libro G es chichre der Endtdeckugsrein und Schifffahrten z ur Mage lla nis Sr-csse del mismo autor, Berlín. 1877 . 102. 1877 b DRAKE'S ENTDECKUNG DER SÜD-SPITZE AMERIKA'S NACH JOD. HONDIUS. J G. KohL 1877. Formato: 9 x 10 cms.

94 1871 a CHART OF PATAGONIA Roben A. Cunningham. 1871 Sin escala. Formato: 19 .5 x 25 , 5 cms. Incluido en el libro

1 0~ 1877 c KARTS PATAGONIEN'S UND DER FEUERLAN DES Vo N DER JESUITEN CHILE'S AUS DJ. 1640. J G. Kohl. 1877

218


1.1\ R E G la N M I\G I\ U . I\ N IC I\ EN LO S MI\ PI\S D E P¡\:rI\GON II\ Form ato 10 ,5 x 17 ,5 cm s.

112. 1894 LES EXpLO RATIONS EN PATAGO NIE 1869· 1894 Sin ~:resl0n de autor. 1894 Escala 1:15.000.000 Formato'

104 1877 d KARTE ZU BROUWER 'S REISE 1706 JG Kohl 1877 For ma to: 10,5 x 9 cms.

.5 x 20.5 cms. Impreso en colores Incluido en A nn ée Ca rtograph¡que 1894, Depósito: M.I,G.M.. Santiago.

JOS. 1877 e CART E DE LA PATAGONIE. Aut or desconocido. 1877 Escala 1.9 .00~ .000 . En Expl orali on , 4 (1877), pi 10.

113

1895

~AP OF THE CAPE HORN REGION . John R. Spears

895. Sin escala. Formato: 9 x 12.5 ems. Incluido en el libro

106 . 1879 a MAl' OF A PART OF PATAGONIA TO ILW STRATE MR BEERBOHM 'S JOURNEY Julius Beerbohm . 1879. Escala en milla s i ng~e sas . Forn: at o: 12 x 19 .5 cms. Impreso en colores . Incluido e~ .el libro Wanderings in Patogonia del mi sm o aut or. Dep ósito : B.M.M,B.. Punta Arena s. Comprend e la pa rte centro -oriental del territorio pa tagón ico -fueguino en tre los 47° 50' Y los 55°5

107. 1879 b MAPA DE LA PART E AUSTRAL DEL CONTINENTE SUDAMER IC A N O CON STR UIDO POR ARTURO SE ELS TRAN G SEG U N LO S AN TECEDENTES SIG UIENTES : CARTA HIDROGRAFICA DE LAS COSTAS SUDAME RICANAS PUBLI CADA POR JAMES IMRAY E HIJO (LONDON. 1878), MAPA DEL RIO SANTA CRUZ Y DE LOS LA GOS ARGENTINO. VIEDMA y SAN MARTIN POR FRAN CI SCO P.MORENO (1876·77) Y CROQUIS DE LA PATAGO NI A AU STRAL POR EL MI SMO AUTOR E ITI NER ARI O S DEL C APITAN DN JORGE MUST ERS (1869-70) y DE DN . RAMON LISTA, 1878. 1879 . Escala 1:2.000 000. Formato 46 x 63 cms. Impreso en colores. El limite divisorio entre Chile y Argentina se presen ta trazado por la cordillera de los Andes hasta el cabo Prov iden cia , e xcepto la penín sula de Brunswick incluida en la jur isdicción chilena .

108 . 1879 c FRA N CI SCO P. MORENO' S ENF ORSCH UNG EINES THEILES VON PATAGONIEN 1876 & 1877 Mlt benutzung

aher e r quellen h aup sa chli ch redu cir t van Mo re no orig ma lka rte (Buenos Air es. 187 9 ) Escala 1:750. 000. Form a to: 19 x 24 cms. En Petermonn 's Mitzeilungen, 1879 , v. 25 . Jusl us Pertbes. Go tha.

del autor The Gofd Diggins 01 Cape H orn . Nueva York . 1895 Depósito: B.MJ.t B , Punta Arenas. Com~rende Patagonia y Tierra del Fueg o mostrando un limite Internacional que alcanza al cabo de Hornos

114 1896-97 ITINERAIRES EN PATAGONIE PAR LE COMTE HENRY DE LA VAULX. 1896-1897 Escala 1.7 000 000 . Formato. 8.5 x 10 cms. Depósito J pVK.A . Gotha 115 1897 REJION pATAGONICA Juan N Meneses Toro 1897 Sin escala , Format o' 27.5 x 50,5 cms. Impre so en colores. Incluido en el libro Pr ogr ama desarrolladoporo faenseñanza

sistematica de /a Jeogra/ía en Chile en el Quinto Año de Humanidades . del mismo autor. Santiag o 1897 Mapa semi mudo

116 1900 a SKETCH MAl' OF THE pATAGONIAN CORD ILLERA BETWEEN THE PARALELLS 41 ° AND 48 °

souni

LATITUDE . Sin expresió n de aut or . 1900

Escala

12.500 000. En Geagr Journ .. 16 (19001. 140 117 1900 b AMERIQUE DU SUD CARTE DE LA REGION COMPRISE ENTRE LES 39° ET 52 °30' LA TI TUDE SUD TERRITOIRESCONTESTES ENTRE LE CHIU ET LA REP. ARGENTINE ET SO~I~lIS A l:ARB ITRAGE DE LA GRANDE-BRETAGNE D'ApRES LES CARTES pUBUES AU 1 500000 DANS LE M EM OI RE A RGENTIN PRESENTE AU TRIBUNAL ARBITRAL. LONDRES 1900 Sin expresión de autor. Escala 1:5.000.000 Formato: 14 x

3 1 crns. Impre so en colores

I ncl uido en

Ann ée

CMographique 1 99-1900 . Depósito, M.I G.M . Santiago. 109 . 1882 a pATA GO NI E N ÜBERSICHT DER NE UEST EN FORSCH UN GREISEN CHILENISCH -ARGENTINISCHEN GRENZE VO M 23 . JULlI881. O. Koffmann . Justus Perthes. Gotha 1882 . Escala 1:7.000 .000 . Form ato: 19,8 x 25 cms.

A Petermann's Mitteilungen aus Jusl l's Perthes ' Geographisch er AnsIa /l. Gotha. 1882. Im preso en colores. En Dr.

In cluye lo s tra yecto s expl oratori os d el interior rea lizados

entre 1869 y 1880 (Musters, Moreno, Roqers, Lista. Moyano) 110. 1882 b p ATA G O NI EN . ÜBERSIC HT DER N EU EST EN FOR SCH U N G REISEN UND DER CHI LENIS CH AR G EN TI NI SC H EN -G REN ZE VO~I 23 JULI 188 1 Geeerchn ei vo n O. Koffman. Escala' 1:7.500 .000 Formato'

19 x 25.4 cms. En Petermann's Mittei/ungen. 1882, v. 29 Ju stus Perthes. Gotha . 111. 1892 c CARTE DE COTES DE LA pATAGONIE ET DES MERS DU CAP H ORN . DRESEE D'A pRES LES TRAVAUX DU CAPE R. FITZ ROY DE LA ~IAR I N E BRITANNIQUE. Robiq uet. H ydrographe. R. H ausermann , Succ..

Pans. 1869.

Editíon

de 1882. Escala 1.2.300 000. Formato: 100 x 67 cms.

118. ca. 1900 DERROTERO DE LA EXpEDICION STEFFEN (Diciembre 1898·AbriI1899) . HansSreffen. Ca 1900. Escala1:1.000000. Manuscrito en tres hojas. cada una con un forma to de 69 x 40 cms. Dep ósito: Ibero-Amerika nisches Institut, Berlín

119. 1901 a MAl' OF pATAGONIA WO . Campbell.1901.Escalaen millas inglesas. Formato : 16.5 x 30,5 cms. Incluido en el libro 7rollgh Patagonia , London 19 01.

120 1901 b LA pATA GONI E EXpLORATI ON S ET RECO NNA ISSANCES : LEUR RESULTATS SCIENTI FIQUES PROGRES DE LA GEOGRAPHIE EN LA pATAGONIE (a) Patagonie.1871.(b) Patagonie, 1901. F. p.Moreno. 1901 Escala: 1:5.000 000 . En La Gé09raphie. 4 (190 1), 1'1. 1. 121. 1902 MAl' SHOWING THE ROUTE OF EXpEDITION THRO UGH pATAGONIA Hesketh Prichard. 1902 Escala 1:4.000.000. Format o: 30 x 50 cms. Impr eso en colores Incluido en el libro Through the heart 01 Patagonia del mismo

1 19


M A G AIJ .ANIC A

Pr im er mapa fit o geográfi co del magallán ico.

autor. Londres. 1902

122. 1903 a PATAGONIA AND TIERRA DEL FUEGO. Alter Mor..no.

130 1911 b MAP OF SOUTH AMERICA SOUTH OF 41° SHOWIN THE ROUTE OF DR. SKOTTSBERG'SEXPEDITION Ca~ Skortsberq . 1911 Format o: 26 x 57 cms. Impreso en colore Incluid o e n el libro Th e Wilds o/ Fbtagon ia London. 191 : Mapa físico del temton o magallánico

N ordenskjold and Hat cher. 1903 Escala en kilómetr os Impreso en Stuttgart

123 1903 b SKETCH MAP OF PATAGONIA. AFTER DR FRANCISCO MORENO 1903 Escala 1.6.300.000. En Qu ar! Jo urn . Geol Soc.. 59 (19031. 179. pI. 13 124 1904 a MAPADE LA REJIONAUSTRALDE CHILE PROVINCIAS DE LLA NQ UIH UE. CHILOE I TERRITORI O DE ~1AG ALLAN ES 1904 Formado con los estudios hechos por las Comisionesde Lím ites de Chile i Arjentina. Ma rinas de ambos paises. lnjen teros de Co lonizació n i algunos esploredcres particulares. Aprobad o por la Ofici na de Demarcación de Limites e Inspección Jeneral de Tierras i

Colonización Agustin Torrealba . 1904. Escala: 1:1.000.000. Formato: 70 x 191 cms . Impreso en colores. papel entelado

Depósi to.

B .M .~1.B . y MI PU.M.. Pun te Arenas. El mapa más completo y actualiz ado editado

hasta entoncessobre la realidad de la geografía meridional chilena Incluye información orográfica y económica . sobre las concesiones fundiarias y sobre las lineas de límites pretendidas antes de 19 02 por Chile y Argentina en la cordillera patagónica. y, en general. sobre el estado de la colonización. Recoge el reciente descubrimiento del canal Gajardo y. por ende , de la insularidad de la T ierra de

te rritorio

131 1912 (PATAGONIA y TIERRA DEL FUEGO). Siq frted Benignus 19 12. Sin escala. Formato: 21, x 2 7,3 cms. Incluido en el libro In Chil e , Pata goníen und Feu erlond . Berlín. 191 2 Depósito: B.M .M ,B.. Punta Arenas.

132 ca 1914 CROQU IS D EMOS T RATI VO DE LA REGION PATAGONICA A EXPLORAR. PROYECTO REICHERT HICKEN . Sin expresió n de auto r. Ca . 19 14 Escala 1:3000.000. Formato: 30 x 3 1,5 cms. Incluido en el libro Pata g o nia edi tado po r la Sociedad C ientífica Alemana Buenos Aires. 1917

In

1~6

MAP OF THE SOUTHERN SOUTH AMERICA SHOWINC BOUNDARY UNE BETWEEN CHILE AND ARGENTINA 1907-190 8 . Charle s Wel/ingt on Furlong. 1916. Escala 1:10000.000 . Formato: 17 x 23 cms. Manuscrito. Depósito Colección C harles W. Furlong, Baker Librar y, Dar rnourf College. He nover, New H ampshire.

Ponsonby (Isla Ríescol, y la mención del volcán Reclus. 125. 1904 b SKETCH MAPOF PATAGONIA. T. H. Holdich. 1904 Escala en millas 1:5 000.000. Formato: 24.5 x 39 cms. Incluido en el libro The Covomes o/ [he King 's A ward . London . 1904 t ue stre el trazado fronterizo en tre Chile y Argenbna de acuerdo con el Laudo Arbitral de 1902 y el ó

trayecto de la comisión arbitral.

126 1904 e SKETCH MAPOF PATAGONIA. W.S. Barclay.1 904 Escala 1 5 000 000 En Geographical Jou rroí , 2 1 (1904). 127 1905 a PATAGONIEN MEERESABLAGERUNGEN DER KEIDEUND TERTIARFORMATION IN PATAGON IEN . Otro Wilckens 1905. Escala 1:10.000.000. En Neves Jahrbuch ~r ~ineral.• Geo/. und Palaont ol.. s.'¡age Band 2 1. 1905. 12 1905 b LA CORDI LLERA DE LOS ANDES ENTRE LAS LATITUDES 46° I 5005. GRAFlCO DE LOS TRABAJOS JEODESICOS. Luis Risopatr ón, Sin escala. Formato: 30 x 47 c~~. Impre so en colores. Mapa incluido en el libro hom ónimo del mismo autor. Santiago 1905 .

129 1911 a PFLANZENGEOGRAPHISCHE KARTE VON ~U~~ERIKA. Sud ven 41OS Br. Zusammengestelltvon Dr . ottsberq 1911.Escala 1:3000 .000. Formato 26 x 56 cms. Impreso en colores. Incluido en la obra Botanische Ergebm5Se den Schwedisc.hen Expedition nach Potagoni en ~~~ Feuerlande 1907-1909. lomo l. Upsala& Stockholm.

5

r

134 1916 b MAP SHOWING ROUTE OF FURLO NG EXPEDITION FROM GALLEGOS TO LAGO ARGENTI NO. Char les Wellington Furlong. 1916. Sin escala. Formato: 18 x 18.5 cms. Manuscrito. Depósito: Colección Charl es W . Furlong Ba ker Lib rar y. Da rm ou th College . H a n o ve r, Ne w Ha mp shire .

135. 19 16 ( IMPORTANT POINTS OF FURLON G PATAGONIAN EXPEDITION. 1908. Charles Wellington Furlong. 1916. Sin escala . Format o: 21 x 19,4 cms. Ma nuscrito. : Colección

Charles W. Furlong. Beker l.ibrary. Darmouth Colleqe. Han over. New H am pshire. 136 . 1916 d MAP SHOW ING PAST AND PRESENT DISTRIBUTION OF THE PATAGONIANS. Charles Wel/ington Furlong. 1916 Escala 1:10.000.000. Formato: 16.5 x 24 cms. Manuscnto coloreado. Depósito: Colección Charles W Furlong. Baker U brary, Darm outh College. H anover, New Hampshire. 137. 1917 MA P OF THE SOUT HERN EXT REM E OF SOUT H AMERICA BASED ON CHARTS ISSUED BY THE UNITED STATES HYDROGRAPHIC OFFICE . Joh n M. Cooper 1917. Formato 30 x 55 cms. Inc1uido en la obra Ana/ytical and Critica! Bibliograph y o/ the tribes o/ Tierra de ! Fuego and ad jacent rernrcrp del autor, Washington, 19 17. Depósito: B.M.M.B.. Punta Arenas. 138. ca 1920 PATATAGONIEN. Autor alemán desconocido Ca 1920. Sin e scala . Formato: 15 x 3 1 cms . In clu ye ru tas de exploración de H Steffen . F. Kuhn. F. Reichert y Expedición

Alemana a la Patagonia de 1914·16

220


R I,c; IO N M A G AL LA N IC A I,N 139 PATAGONI A AND TIERRA DEL FUEGO.

¡.o s MA PAS

1926

D E ClIILE Y ARGEN"Il NA

141 1941 PATAGON IA ~lERID10NAL. Alberto M De Aqostini 1941 Escala 12 CM:?0 000 . Formato: 51 x 63 .5 cms. Impreso en

vis Bar clay

1926 Escala en millas . Formato : 19 x 26 crns . Incluido en la obra The Land ol M ogellon. Lon do n

colores Incluido en la obra Andes Patagónicos . edici ón de 1941. Buenos Aires

140 1929 UEBERSICHTS .SKI ZZE D ES WESTLlCHEN PATAGON IENS H SteHen. 1929 Escala 1.3 750 .000

los 56045,~~mprende el ternt or¡o desde los 45°50 ' hasta

Formato' 17 x 36.5 cms . Impreso en colores . Incluido en el

142 1942 RUTA GENERAL DE RECORRIDO (CROQUIS) Hugo W

libro Grenzprobl em e und Forschungre ise n in Patogonlo,

Stungart . 1929 Incluye lo s trayectos exploratorios del ilustre geógrafo

Stewers . Stn escala Formato' 14 ,5 x 18 cms En Rutas fbragómcas del mismo aut or, Santiag o. 1945

SECCION V LA REGlaN MAGALLANICA EN LOS MAPAS DE CH ILE Y ARGENTINA 1 1821 CARTA QUE COMPRENDE DESDE EL RIO DE lA PlATA AL CABO DE H ORNOS Y DESDE ESTE A VALPARAISO. CON lAS ISlAS DE JUAN FERNAN DEZ. W Faden 1821

Forma to: SO x 5 1 crns . Grabado impreso. 2 1825-1843 THE EAST AND W EST COAS TS OF SOUTH AMERICA FROM THE RIVER PL AT E ROUND CAPE H O RN TO VALPARAISO RE D U C ED AND COMPILED FROM VARIOUS AUTHENTIC DOCU~IENTS LET PRINCIPALLY FROM THE CE LEBRATED SURVEYS & REI-1ARKS OF CAPTNS MALESPI NA . & H EY W OO D . J WARNER . MASTERS RN & SEVERA L SOUTH SEA TRADERS & OFFICERS IN TH E ROYAL NAVY. Sin expresión de autor

Primera edición en 1825 . segunda en 1832 y corregida en 1841-4 3 Escala en millas náuticas Format o, 159, 93 .5 cms. Grab ado impreso. Contiene. entre otros. recuadr os con los plan os de Bay Sr Froncis. New \-ear Harbour. Good Soeces Boy. Depo sito I-I. R R G .S.• Londres . Aunqu e no lo menciona en el epígrafe el mapa incluye tnfor-

macones de las exploraciones de PP King. P Stokes y R Fitz

Rey

Hay una seg unda edición de 1832, y una tercera en 1 '" 7 4 1828 b CARTA DE lA PlATA DU CH ILI ET DE LA PATAGONIE.

Dress ée par M. Lapi e l ~r Geographe du Ro í el M Lapie ñls

l-ieutenant -lnqeru eur Geographe. París. 1828 . Formato ' 39

c.e .

La Pataqorua aparece co n los colores represe ntativos de Chile

5

c ms. Impre so e n colores En recuadro el tern tono de la Patagonia separado de Chile y La Plata 1, 9b SOUTHERN PORTlO N OF SOUTH Al-IERICA Pubhsbed by Henry Colbum. Landon 1 9 Formato 325,35.5 cms Grabado impreso coloreado Depósito I C C

Barcelona

8 1840> BUENOS AYRES. CH ILI AND PATAGONIA Sm expreston de autor .,840> Escala 1 14.000 000 Formato 275 x 32

cms Incluido en el Burr's Arias dS40?

9

1M2

BUENOS AYRES. CH ILI & PATAGONIA Autor desconoctdo 1 42 . Forma to. 3 1. x 27.3 ems Incluido en A new

universolatlas. po r Jererniah Greenleaf. Branleboro. VI G R

3 182 a UNITED PROVIN CES. CH ILI & PATAGONIA J H Young 1828 Forma to, 25 x 20 crns. En Malt é-Brun, A new generol atlas exhib rtmg rhe flve greal division oi the g/abe . Philad elfia , 1828

x 54 cm s . Gr abad o imp reso. coloreado. Dep ósito: I Barcelona

6. 1839 a THE PROVINCES OF LA PLATA. THE BANDA ORIENTAL DEL URUGUAY AND CHILE CHIEFLY FROM M .S DOCUI-IENTS COMUNICATED BY SIR WOODBIN E PARISH KHC. lATE H CHARGE D'AFFAIRES ETC. AT BUENOS AYRES By John Arrowsmith 1839 Escala en millas inglesas. geográficas y españolas Formato 64 x 50

1~5

UNITED PROVIN CES OF CH ILI AN D PATAGONIA Autor

desconocido lR35 Form at o : 25.5 x 20.3 cms Incluido en A Comp rcn llensil te atlas geographica/. historieol & eommercio/. por Tho mas Gamaltel Bradf ord . Boston . 183 5

Fren ch. 1&12. p 63

10

1844

CHILI LA PLATAAND URUGUAY Autor desconocido 1844 Escala' 1 7 500 000. Formato' 29 x 35 cms Incluido en el

Tonncr's UnlVersol Atlas Recu adr o co n la parte aus tral de Pat aqonia . e n escala 1 17.000000 11 1851 CARTE DE LA PLATA. DU CHILI ET DE lA PATAGONIE Dress ée Par r--l Lapie . 1851 Sin escala Forma to: 39 x 54-.7

cms Depósito : f\.l.I ,G,r--1.. Santiag o 12 1853 CHART OF THE EAST AND WEST COASTS OF SOUTH AMERtCA. FRO~l THE RIVER PLATE TO VALPARAISO. FROI-¡ THE LATE ENGU5H SURVEYS Drawn by.l.S . Hobbs Published by Charles Wilson. London 1853 Incluye entre otros un recuadro de Magafhae.s Stroit Grabado Impreso

221


CA RTCX::;RA FIA 1\1J\ GA IJ ..J-\ N ICJ-\

13 1877 (cR OQUIS ENVIADO POR EL MINISTRO DE FRANCIA EN SANTIAGO. BARON D'AVRIL AL MINISTER IO DE ASumos E.XTRANJEROS. PARIS POR NOTA 18 DEL 17 DE NOVIEMBRE. 18771Formato: 19 x 25.5 cms. Manuscriro en colores. Depósito: Archivo Ministerio de Asuntos Extranjeros. París.

14 1878 LAS TIERRASEN unGIO LOS PROYECTOS DE TRAN· SACCION DEFINITIVA DE 1864 . 1876 I 1878 I STATU QUO CONVENIDO EN 6 DE DICIEMBRE DE 1878 Sin expresión de autor. 1878. Escala. Formato: 18 x 28 cms. Anexo al diano Los Tiempos. número 296 Depósito : B.N.FM . Santiago 15. 1881 a MAPA DE LA REPUBUCA ARGENTINA Y DE CHILE. LA CUESTIONCHIlENA DEMOSTRACION GRARCA DE LOS INCAUFlCABLES AVANCES DE CHILE EN EL TERRITORIO ARGENTINO DESDE 1843 HASTA 1876 Y PRESENTE Sin expresión de autor. 1881. Sin escala. Formato : 13 x 24 cms. Incluido en elAt las Chifean Rep/y in the maNer 01!he &ag/e Channe/ . Ginebra. 1975

n

1_

MAPA DE LA REPUBU CA ARGENTINA y DE LOS PAISES COmlGUOS COMPILADO POR J. DUCLOUT. Publicado por Emst Nalte. 1889 . Librar la Alemana. Buenos Aires. Escala: 1:4.000.000. Impreso en colores. 23 1891 CHILE Y REPUBLlCA ARGENTINA H OJAS 30-31 DEL ATILAS GEOGRAFICO UNIVERSAL. Ellas Zerolo. Garnier Hermanos Editores. Paris. 1891. Escal a: 1:8.904.000. Fcr. mato: 14 x 12,5 cms, impreso en colores. Recuadro con los territorios de Magallanes y Santa Cruz. Depósito: M ,D.FL E Santiago. ~

. ., 1~

DEMARCACION DE UMITES CON CHILE. TIERRA DEI FUEGO. 1892-94·95. Sub-Comisión No. 5. Mapa XI. 1895 Escala 1:200.000. Formato: 28 x 56 cms. Depósito: B.N.FM Santiago. ~

1~

GENERAL· PLAN DER ARGENTINISCH -CHIL ENISCHP GRENZE. Deu tsche La Plata Zeitung. Blatt 11. Sin expresi ó de autor. 1896. Escala: 1:2.500.000. Formato: 30 x 80 cm Impreso en colores. Depósito: B.N .E M. Santiago

16. 1881 b (CROQUIS ENVIADO POR EL MINISTRO DE FRANCIA EN SAmIAGO. BARON D'AVRIL AL MINISTERIO DE ASumas EXTRANJEROS. PARlS POR NOTA 217 DE 2 DE JUUO DE 1 1). Formato: 17.5 x 27. 2 cms. Manuscrito coloreado. Depósito' Archivo Ministerio de Asuntos Extranjeros, Paris.

17 1881 c CARTAQUE MUESTRALAS DIVERSASPROPOSICIONES DE ARREGLO DE LA CUESTION DE UMITES CH ILENOARGENTINA. Santiago de Chile. Publicado de órden del

26 . 1897 DEMARCACION DE UMITES ENTRE LA REPUBUCA AF GENTINA Y LA DE CH ILE. Levantamiento efectuado en I temporadas 1895·96-97 . 5a. Sub -Co rnísí ón, Mapa X. R gión Meridional de la Patagonia. 1897. Escala 1:1.500.001. Formato: 54 x 14.3 cms. Depósito: B.N .F M.. Santiago

Hidrogralíca en Agosto de 1881. Carlos M. Prieto del. Sin

27. 1897 KARTE DE CH IL EN ISC H-A RG EN TINI SCH E G REN2 REG ION 1M FEUERLAND NACH DE AU FNA H M EN DER SU BKO M ISSION EN 1894 - 189r Retermanns Geographishe Min ei/ungen. Jahrjang 1897 Taf 13. Escala: 1:500.000. Formato: 52.3 x 28 cms. Impreso e

escala , Formato: 43,S x 29 cms. Impresoen colores. Depósi-

colores.

to M.DFLE.. Santiago.

Muestrala linea fronterizasegúnel tratado de 1 con hitos 1 al XX V y recuadro con perspectivas de ubicado

Supremo Gobie rno i bajo la dirección de la O ficina

Publicadoademás en los diarios El Ferrocarril de Santiago y El Mercurio de Valparaíso.

de las pirámides X al XV. XVII Y XXI.

18. 1881 d UMITES AUSTRALES DE LA REPUBUCA ARGENTINA SEGUN EL TRATADO DE 23 DE JULIO DE 1881. Sin expresión de autor. 1881. Sin escala. Formato: 42 x 52,5

28. 1897 KARTE DES FEURLANDES. Provisorische Übersicht d van Dr. att o N orden skjóld geleite ten schw edisch Forschungsreise 1895 un d 1896 . Escala 1:1.600 .000. E Renermanns MiNeilungen. 43 (1897) 224, p1.l6.

cms. Publicadoen La Ilustración Argentina. Buenos Aires. Incluido en el Atlas Chilean Memorial. Ginebra. 1973. 19 1881 .1887 CHILE Y ARGENTINA. PETERMANN : SÜD-AMERIKA IN 6 BLÁlTERN . BL. 5. Justus Perthes. Gotha 1881.1887. Gezeichent v.o. Koffmann. Escalaen leguas ó 1:7.500 .000. 20. 1887 a TIERRADEL FUEGO. CROQUIS DEL PAIS DE LOS ONAS EXPLORADO POR LA EXPEDI CION POPPER. Ju lio Popper 1887. Sin escala. Formato: 27 x 26.7 cms. Impreso en colores. Incluye detalles orográficos.

21. 1887 b MAPA DE LA TIERRA DEL FUEGO SEGUN LAS EXPLORACIONESY ESTUDIOS DE DON RAMON USTA. 18861887 1887. Escala 1:1.200.000. Formato: 40 x 41 cms. Inclui~o en el libro Viajeo/ país de los Oncs , TIerra del Fuego del rrusrno autor. Buenos Aires, 1887 .

29 . 1898 PATAGONIE ARGENTINE. REGION ANDI N E AU·DEL DU 48° PARALEULE D'APRES UN DOCUMENT INEDlT DE MR DELACHAUX COMMUNIQUE PAR MR. FR MO RENO. 1898. Escala 1:2.000.000 . Formato: 13 x 3 1.5 cm Impreso en colores. Incluido en A nnée Cartographique 1 89 ~ Paris. Depósito: M.I.G.M.• Santiago.

m

1m b

DEMARCACION DE UMITES ENTRE CHILE I LA REPU BLlCA ARJENTINA. PLANO II B G G . 1898 , Escala 1:2.500.000. Formato: 25.5 x 72 cms. Impreso en colores Anexo al libro Demarcación de Límites entre Chile i /0 Rep.

Arjentina Depósito: M .D.EL.E ., Santiago. Comprende desde el grado 37° al 52° S. 3 1. 1898 c ITINERARIO DEL VIAJE A LA CORDIULERAAUSTRAL EN ENERO. FEBRERO I MARZO DE 1898 DEL JEFE TECNI·

222


1./\ R~ ION l\-t A GAU ..i\ N ICA EN L ( )S l\.1A P/\ S D I..:.CI li L E y ARGENTt N A

CO DE lJIS COM ISIONES CHILENAS DE LIMITES DN ALf.JANDRO BERTRAND A Bertrand 1898 Sin escala

41 BOUNDARY D~lARCATION BElWEEN CHILE AN~~~ ARGENT1NE REPUBlIC BETWEEN 49" ANO 52" S lJIT PI. IX, by Staníord's Geoqrephical Estabhshmenl Londo c.l900? Formato: 32 x 67 crns . n,

Publicado en Lo Libertad Elecloral. Santiag o. 11 de abril de

1898 Deposllo M.o Fl.E., Sanhago. ~.

~. d

PLANO DE lJIS LINEA S lIMITROFES DE CHILE 1 REP ARGENT INA D ie go Barr o s Aran a 189 8 Escala I 2 500 .000 For m ato 46,5 x 72 cms Incluido en el libro La Cuestión de Lim ites e ntre Chife I lo República Arjenl ina del mismo aut or, Santiago. 189 8 .

n

ln8.

LIMITES ENTRE lJI REPUBlICA DE CHILE Y lJI REPU. BlICA ARGENTINA Di ego Barros Arana 1898 Escala

1.3000.000 En Bo/efln del Instiluto G eogr áfICO Argentin o 19.560, Buenos Arres. 1898.

'

34 189 f LIMITES ENTRE lJI REPUBlICA ARGENTINA y CHILE Sin expresión de autor. 1898. Escala I A .OOO .ooo En Bale.

unde/

Institut o G e ográfico A rge ntino , 19 ,560 . Buenos Aires.

1898 ~.

~g

DEMARCAClON DE LIMITES ENTRE CHILE I lJI REPUBlICA ARJENTINA . Sin expresión de autor 1898. Dos cuarterones. Formato : 25,S x 72,5 cms. ca da uno. Incluido en el libro Demarcac ión d e límites erare Chile i lo Rep ública Arje ntina . Ac tos i co m unicacio nes oficial es -e'cnccs o la linea

¡ene ral de front era , Sanliago de Chile, 1898, p. 84, planos 1 y 2. 36 1898 h LIMITES PRETENDIDOS POR CH ILE . EL DIVORTIUM AQUARUM CONTINENTAL AL SUD DE 40° lJIT HASTA EL PARALELO 52° M A Montes de Oca 189 Escala I II 000000 Formare 13, x 18.4 crns. Incluido en el libro del rrusrno autor L imtres ouec le Chilr, 1898, p, 102

n

Ig i ~lAPA DE LOS TERRITORIOS LITIGIOSOS ENTRE lJI RE· PUBLICA ARGENTINA Y lJI REPUBlICA DE CHILE Edilado por Teodoro A1emann 1898. Escala 1:4 000.000. Formate: 33 ,7 x 9 1.5 eros. En recuadr o t-íapc par Clo l de lo

Región ondina Fbtagó nica . escala 1 1.500 000. Fbr Errul¡o Lamerca Impreso en colores. En Boundory og reements in force between lhe Arge ntine Re p ub lic and C hili. Buenos AI-

42 1900 BOUNDARY D~lARCAnON BETWEEN CHILE ANO TH~ ARGENTINE REPUBlIC PL VIII BETWEEN 46" & 49" LA.T S 1900. Escala en millas y ki l órnetros Formato 46 x 69.8 crns. Impreso en colores. Depósito B N FM Santiago Incluye las p.retensionesfrontenzas chilenas y argentinasen la reqron cordtllerana

~ 1900d MAP OF THE REGION BETWEEN 47° ANO 49' 30' S LAT SHOWING THE PROPOSED ARGENTINE BOUNDARY lINE (lAND~lARKS Nos 301·305) ALONG THE SU~tMIT OF TH E CO RDILL ERA DE LOS ANDES ANO THE PROPOSED CHillAN BOUNDARY lINE IlJINDMARKS No 322-331) ALONG THE CONTINENTAL DIVIDE SlO expresión de autor. 1900 Escala 1 500.000 Formato 92.7 x 68 .6 cms Ind Uido. con los dos mapas stqutentes en Report presenred to rhe Tnbunol appointed by Her BrjeamcMajesey's Go~ernment -to consider and repon upon the differences whlch hove arisen wilh rega rd ro rhe fronller between rhe Argent ine and Chi/ean republiCSJt ro justify the Argenfmec'crms íor rhe bo undary in the summit of rhe Cordi/fera de los Andes. occording ro tbe trecues of 188 1 and 1893 . London

1900

~

.

~e

MAP OF THE REGION BETWEEN49" 30' ANO 52"30' S LAT SHOW ING THE PROPOSED ARGENTINE BOUNDARY lINE ( lAN D ~IAR KS o 30 1·305) ALONG THE SU/>oIMIT OF THE CORDILlERA DE LOSANDESANO THE PROPOSEO CHillAN BOUND ARY lINE (lJINDMARKS No. 332-348) ALONG THE CONTINENTAL DIVIDE Sin expresión de autor 1900 Escala 1'500 000 Formato: 80.6 x 71 cms. ~ 19001 ~IA P OF TH E REGIO BETWEE N 50 40' ANO 52° COMPRlSINGTHE CONTINENTAL DIVIDE IN THE TABLE lJI O A O THE TRANSVERSAL DEPRE SION OF VIZCACHAS A O RIO GALLEGOS. SHO WING THE PROPOSED CHillAN BOUNDARY lINE. m exp resión de autor 1900. Escala 1200.000. Formato 35,5 x 73,7 cms.

res, 1898. 38

1899 a

( ~tAPA ENTREGADO POR ARGENTI NA AL ~IARQ U ES DE SAlISBURY ADJUNT O A lJI NOTA DE 17 DE ENERO DE 1899 ). FP. Moreno. 1899. Escala 1:1:000.000 Manuscrito ¿Co loread o? Depósit o : Archivo del Foreign Ofñce. dres

Lon-

39 1899 b (MAPA ENVIADO POR EL GOBIERNO DE CHILE AL MAR· QUES DE SAlISBURY ADJUNTO A lJI NOTA DE FEBRERO D E 18 99 ). Sin ~ , p resió n de aut or . 1899. Escala 1.1.010.592. Ma nuscrito éco loreedo? Depósito: Public Record Oíííca, Lond res (FO. 925/ 1798-L·R-263). 40. 1900 a BOUNDARY DEMARCATION BETWEEN CHILE AND THE ARGENTINE REPUBUC. BE.lW EEN 45° ANO 49° S lJIT. PI VIII, by Staníord's Geographical Establishment. London, <1900> Form alo: 43 x 66 cms.

46 1900g CROQUIS ° V DEL C~t1NO DE PU TA ARENA A BAHIA BlANCA Manuel Moore 1900 Escala 1 1 250 000 form ato 3 1 x 63.5 cm s. Incluido en el libro EstudIOS M,1Jla res hechos e n el Ternlorio de Mogollones . Sannago, Ejército do?

Chile. 1900 DePÓSItO: ~II.G . M . Sanuaqo 47 1900 h ~lAPA DE lJI REGIO ENTRE 500 40' Y 52° lJITS QUE COMPRENDE lJI VERTIENTE ORIENTAL DE lJI CORDILLERA DE LOS ANDES Y lJI PRE-CORDILlERA O ZONA I NTE~I EDIARIA ENTRE lJI ~IES ETA PATAGONICA y LOS ANDES, Y QUE ~IUESTRA lJI PROYECTADA LINEA ARGENTINA SIGUIENDO lJI CUMBRE DE lJI CORDILLERA. DE ACUERDO CON EL ARTICULO 11 DEL PROTOCOLO DE 1893. Sin expresión de autor 1900 Escala 1:200.000 Formare 60 x 76 cms. Incluido en el libro Repon prese nled ro lhe Tribunal appoi nted by Her Brilanic MOJesly'S Governme nt -ro consi de r and repo n upo n the d ifferences whic h hove arisen with regard to the ¡rontier between the

223


CARTOG RA F IA 1\IA GALL, \ N IC A

Argentine and Chilian Republícs»to justi/Vth~ Argentine c1aims fo r the bo undary in rhe summit 01 the cordi llera d e Los An des, occo rding to che treoues 01 1881 and 1893 Londres. 1900. 48 1900 i DEMAACACION DE UMITES ENTRE CHILE I LA REPUBUCA ARJENTIN A DE LOS PLANOS DE LAS COMISIONES CHILENAS DE UMITES AL [11 00000 (1894-1900) . REDUCCION A LA ESCALA 1:500.000. Plano VIII. Entre 46 0 y 4 ~ Lar. S. (titulo en inglés). Sin expresión de autor. 1900. Formato: 43 x 67 cms. ft 1900 1 DEMARCACION DE UMITES ENTRE CHILE I LA REPUBUCA ARJENllNA DE LOS PLANOS DE LAS COMISIONES CHILENAS DE UMITES AL V1OO.OOO (1894-1900). REDUCCION A LA ESCALA 1:500.000. Plano IX. Entre 49" y 52" Lar. S. (titulo en inglés). Sin expresión de autor. 1900. Formato: 12.5 x 32 cms

50. 1901 a CART E DE LA PARTIE MERIDIONALE DE L A REPUBUQU E ARGENTINE D'APRES LES DOCUMENTS DE LA COMMISSION ARGENTINE DES UMITES AVEC LE CHIU ET DU MUSEE DE LA PLATA. (parte inferiorPlanche 11 C). FranciscoP. Moreno. Grabado por A Simon . París. 1901: Escala: 1:500.000. Formato: 72.2 x 40 cms. Impreso en colores. Depósito: M .D .ELE.. Santiago

Muestra laspretensiones limítrofes de Chile y Argentina en la Patagonia.

51: 1901 b REPUBUCA ARGENTINA MAPA DE LA REGl ON SITUADA El'HRE 47° Y 49" 30' LAT. SUD EN QUE SE REPRESENTA LA PROYECTADA U NEA ARGENTINA DE UMI TES (HITOS Nos. 301-305) EN LA CUMBRE DE LA CORDILLE RA DE LOS ANDES Y LA PROYECTADA U NEA CHILENA (HITOS Nos. 322-331) EN EL DIVORCIO CONTINENTAL. 1901: Sin expresiónde autor. Escala 1:500.000 . Formato: 92 x 69 Impresoen colores. Mapa X del Anexo a la Mem oria Presentada al Tribunal nombrado po r el Gobierno de su Majestad BritOnica «para considerar é informa r sob re lasdiferendas suscitadas respecto a lafrontera entre lasRepúblicas Argentina y C hilena a fin de justificar la d e manda arge ntina de q ue el límite se trace en la cum bre de la co rdilfera de los Andes de acuerdo con 105 .ratodos de 1881 y 1893•. Londres. Depósito: M.DFL.E.. Santiago. 52. 1901 e REPUBUCA ARGENTINA MAPA DE LA REGION SITUADA ENTRE LOS 49" 30' Y 52° 30' LAl: SUD EN QUE SE REPRESENTA LA PROYECTADA LINEA ARGENTINA DE UMITES (HITOS Nos. 305-306) EN LA CUMBRE DE LA CORDIllERA DE LOS ANDES Y LA PROYECTADA LINEA CHILENA (HITOS Nos. 332-348) EN EL DIVORCIO CONTINENTAL. Sin expresión de autor. Escala 1:500 .000. Formato 81 x 71.4 cms. Impreso en colores. Mapa XI del Anexo a la Mem oria Presentada al Tribunal nombrado por el G ob ierno de su Majestad Británica -pa ra cons id erar é informar so bre las diferen cias suscitad as respecto a la front era entre las Repúblicas Argent ina V Ch ilena a fin de justificar la dem ando argent ina de qu e el límite se trace en la cum bre de la co rd ille ra de lo s And es de acuerd o con los tratad os de 1881 V 1893•. Londres. Depósito: M.D.FL.E., Santiago. 53 1901 d MAPAHIDROGRAFlCO PREUMINAR DE LA REGION SUDOESTE DE LA REPUBUCA ARGENTINA CON LAS DI-

VERSAS SECCIONES REPRESENTADAS EN EL CAPITU_ LO XXVIII DE LA . EXPOSICION ARGENTINA•. Sin expre_ sión de autor. Escala: 1:\.000000. Formato: 58 x 192 cms Impreso en colores. Mapa XII del Anexo a la M emoria Pre~

se ntad o ,o, Tribuno' no~brodo .p'0 r e l Go bierno de su Majes _ tad Britan ica _paro co nSIde rar e Inform ar sob re las diferencias suscitadas respecto a la front era entre 'as Rep úblicas Argentl. no V Chi leno o fin de justificar lo d em anda arge ntina de que el límite se trace e n la cumb re d e la co rd illera d e los Andes de acuerd o co n los tratad os d e 1881 y 1893 . , Lond res. Depósi. tooM.D .FL.E .. Santiago.

S4. 1901 e MAPA PREUMINAR DE LA REGION SUDOESTE DE LA REPUBLlCA ARGENTINA QUE IN DICA LOS DIFEREN. TES PUNTOS DE DONDE HAN SIDO TOMADAS LAS FO. TOGRAFlAS EN LA . EXPOSICION ARGENTINA e , Sin ex presión de au tor. 190\. Escala: 1:\.000.000. Formato: 58

192. M apa XIII del mismo Anexo citado. Londre s. Depósito M.D.FL.E.. Santiago. SS 1901 MAPA PREUMINAR DE LA REGION SUDOESTE DE li REPUBUCA ARGENTINA. Sin expresión de autor. 190 Escala: 1: \.000.000. Formato: 113 x 193 cms . Impreso e colores. mapa XIV del mismo Anexo. Lo ndres. Dep ósit

M.D.FL.E. , Santiago. 56 . 1901 GENERAL MAP OF THE SOUTHERN REGION OF TH ARGENT INE REPUBUC AND CH ILE SHOWING TH ARG ENTlN E AN D CH illAN PROJ ECTS AND TH BOUNDARY UNE SETTLED BY THE ARBITRATOR. F Moreno. 190\. Escala: 1:\.500.000. Form ato: 72.5 x 12 cms. Impr eso en colores (tres hojas). Gra bado por A. Simor París. Depósito: M.D .FL.E.. Santiago. 5 7. 1901 O ROG RA PH ICA L PRELlMI NAR Y M A P OF TH SOUTHWESTERN REGI ON O F TH E ARGENTIN REPUBLlC. Sin expresión de autor. Escala: 1: \.00 0.00l Formato: 58 x 193 cms. Impreso en colores. Mapa Xlll nclu do en Argentin e Evid en ce -Map s . Depósito: M.O.EL E., Sa hago. 5~

~O l

PRELlMINARY MAP OF THE SOUTHWESTERN REGIOr OF THE ARGENTINE REPUBUC. 190\. Sin expresión e autor. Escala: 1: \.000.000 . Formato: 58 X 193 cms. Irnprso en colores. Mapa XIII Incluido en A rge ntine Evid enCt Mops . Depósito: M.D.FL.E ., Santiago. 5~

~0 1

PATAGONIAAUSTRAL. REJION ANDINA DE LOS LAGO COCHRANE I SAN MARTIN (47°-49°20') TOMADO DF LOS PLANO S DE LA 9' y 2' SUB-COMISIONES DE U MI TES ENTRE CHILE Y LA REP. ARJENTINA. (Santiago Mann Vicuña). 190\. Escala: 1:500.000. Form ato: 24,4 x 34 . ~ cms. lncluido en el libro A trav és d e la Patogon io por Santiago Marin Vicuña. Santiago de Chile, 190 \. ~

l~ k

REPUBUCA ARGENTINA MAPA DE LA REGION ENTRE LOS 50° 40' Y 52° LAl: S. QUE REPRESENTA EL DIVOR· CIO CONT INENTAL EN LA MESETA Y DEPRESIONES TRANSVERSALES DE VIZCACHAS Y RJO GALLEGOS Y QUE MUESTRA LA PROYECTADA U NEA CHILENA QUE EL PERITO DE CHILE CONSIDERA TRAZADA POR LAS CUMBRES MAS ELEVADAS DE LOS AND ES QUE DIVI-

224


-

L A RI ,CólO N MAG AU.A N IC A E N I-O S MM'A S D E Cl IILE y A RG ENn N A

DEN LA S AGUAS. EfC. (ACTA DE AGOSTO 29 DE 1898). Sin expresión de autor. 1901 Escala: 1:200 .000 . Formato 35 3 x 74 eros. Im preso en c?lores. Mapa XV del mismo

An'exo citado. Londres Depó sito : M,D.FL.E . Santia~o

Excelente mapa top ográfico que man ifiesta el adelanto en el co nocim ien to logrado para la época

61

190 1 1

REPUBLlCA ARGENTINA MAPA DE LA REGION ENTRE LOS 50° 40' Y 52° LAT S. QUE COMPRENDE LA VER. TIENTE O RIENTAL DE LA CORDILLERA DE LOS AND ES Y LA PRE·CORDILLERA O ZONA INT ERMEDIARIA EN. TRE LA MESEfA PATAGONICA y LOS AND ES. Y QUE ~l UESTRA LA PROYE CTA DA LI NEA ARGENTINA SI. GUIEND O LA CUMBRE DE LA CORDILLERA . DE ACUERDO CON EL ARTICULO 11 DEL PROTOCOL O DE 1893 Sin expresión de autor. Escala: 1:200 .000. Formato 60 x 76 .5 eros. Mapa XV I del mismo Anexo citado. Londres. De-

pósito M.o EL. E Sanliago. El mapa muestra el excelente conocimiento de la hidrografía interior obten ido pa ra la epoc a, con algunos cambios toponímicos (Hauthaf=G rey; Paine I =Norde nskjold ~ Fbine II=Peh oe ; San Ca rlos =Azul y Laguna de la C ueva=Sojia)

62.

1901 m

ORO GRAPHI C A L PR ELlM IN A RY MAP O F TH E SO UT H WESTE RN REG IO N O F TH E ARGENTI NE REPUBLl C SHOWIN G T H E D IF FERENT SECTIONS REPRE SENTE D I N C HAPTE R XXV III O F THE . ARGENTINE EVIDEN CE ». Drawn on Stone & Lithograph ed By W.& AK John ston Limited . Edinburgh & Lond on 1901. Escala 1;1.000.000. Formato; 58 x 192 cms Impreso en colores. Incluido en la 5h o rt Re pply de Argentina ante el Tribunal Arbitral. D epósito: Foreign Off lce. Landan Comprende desde el grado 39 de lenrudS hasta el

cabo de Hornos y desde el grado 70 de longitud haciael oeste Muestra las líneas de frontera en la zona andina defendidas por Chile y Argentina ante el Tribunal Arbitral Se íncluyen

caminos . ciudades y lugares pob lados . Muy imperfecto en cuanto a la zona archipielágica y parte del continente.

63