Page 1

1


Lina Cano Nicol Celis Andres Parada Grupo 3D

.

UDI 2


Contenido 1 . ¿Quienes fueron los aztecas? 2 . Fuerzas armadas aztecas 3. Organización del ejército 4. Los rangos en el Ejército Zzteca

5. Guerreros Águila y Jaguar 6 Armas y equipos 7. La caída del Imperio Azteca 3


¿Quiénes fueron los aztecas? Aztecas es el nombre que la tradición historiográfica otorgó a un conjunto de pueblos indígenas con una lengua en común, el náhuatl, habitantes de las zonas de Tenochtitlán y Tlatelolco, en la región mesoamericana, entre los siglos XII y XVI. Las tribus aludidas con este término son varias, aunque principalmente se refiere a los mexicas, uno de los últimos grandes pueblos de la era precolombina, junto con las culturas mayas e incas. El azteca es realmente un epónimo derivado de Aztlán, que significa “Lugar de la Garza Blanca”, una tierra legendaria de siete tribus del desierto, llamados chichimecos, que surgieron milagrosamente de una cueva localizada en el corazón de una montaña sagrada lejos del norte del valle de México. Ellos disfrutaron una existencia pacífica cazando y pescando hasta que ellos tuvieron una inspiración divina de sus patrones dioses Mixcoatl y Huitzilopochtli para cumplir un destino de conquista. Se ubicaron en un islote al poniente del Lago de Texcoco hoy prácticamente desecado, sobre el que se asienta la actual Ciudad de México, y que corresponde a la ubicación geográfica de la misma

Uso de las pirámides

Ceremonias Rituales Sacrificios ¿Quienes eran sacrificados? Prisioneros de guerra, esclavos, jóvenes y doncellas. ¿Por qué? Los sacrificios eran muy importantes para los aztecas porque creían que sin estos sacrificios los dioses los dioses no recibirían sus honras y el mundo llegaría a su fin. 4


Moctezuma (Su Señor el Airado/Flechador del Cielo) Fue el quinto gobernador mexica, inició una era expansionista. Extendió sus dominios y afianzó un poder absoluto, teocrático, frente a la predominante influencia de la nobleza militar y sacerdotal. Pero le fue imposible evitar que una serie de catástrofes naturales, como inundaciones y hambrunas, devastaran su imperio, provocando una ola de sacrificios humanos para aplacar la ira de los dioses, iniciando las Guerras Floridas. A pesar de su carácter severo y de su administración ineficiente, Moctezuma pudo ganarse la estima y el respeto de sus súbditos y conservarlo hasta la muerte.

Señores Sacerdotes Jueces Funionarios Comerciantes Campesinos y artesanos (macahuales) Siervos y esclavos

5


Fuerzas Armadas Aztecas Las fuerzas armadas estaban compuestas de un gran número de plebeyos (yaoquizqueh) que sólo poseían conocimientos y capacitación militares básicos, y un pequeño pero todavía considerable número de guerreros profesionales, pertenecientes a la nobleza (pipiltzin), los cuales se organizaron en diferentes sociedades guerreras, a las cuales eran integrados según sus logros en el campo de batalla. El estado mexica estaba centrado alrededor de la expansión militar y del predominio político sobre otros

pueblos, además de la exigencia de tributo de otras ciudades-estado, por lo cuál la guerra era la fuerza básica en la política mexica. La sociedad mexica también estaba centrada alrededor de la guerra; cada hombre mexica recibió formación militar básica desde temprana edad, ya que la guerra no solo era importante para el bien del imperio, también era para muchos, la única posibilidad de ascender en la pirámide social mexica, la única forma de dejar de ser plebeyos (macehualtzin).

6


Un guerrero azteca se destacaba por sus logros y habilidades militares, especialmente la toma de cautivos (maltin) para el sacrificio. Estas muertes eran importantes para los guerreros desde el reinado de Itzcóatl, quien realzó la importancia de la captura por sobre la matanza, porque estos enemigos se convertían en el alimento de Huitzilopoctli. Los guerreros recibían la promesa de que, a cambio de la captura de enemigos, su estatus social se vería elevado. Por ello, el número de cautivos aumentó drásticamente, pero aún Huitzilopoctli debía ser alimentado. Aquellos que eran sacrificados se convertían en ayudantes del dios Sol, en forma de aves cantarinas y mariposas. Por otra parte, no todas las víctimas eran prisioneros de guerra. Importantes cantidades de esclavos eran Huitzilopoctli también sacrificados. Además, ciertos jóvenes y don- Huitzilopoctli, principal deidad mexica, asociado con el Sol. Dios eminentemente guerrero. cellas eran elegidos para personificar a determinados dioses y diosas. Estos eran tratados con gran cuidado y ternura en el año precedente al momento de la ejecución. Un punto clave para comprender las motivaciones detrás del ritual es el concepto de “tonalli”, que significa “espíritu animado” o “animador del espíritu”. Se creía que en los humanos ese factor de animación estaba en la sangre, que se concentra en el corazón cuando una persona se asusta. Esto explica el “hambre” de los dioses por el corazón humano. Sin el sacrificio, todo movimiento se detiene, incluso el del Sol. Por ello, cuando los aztecas efectuaban estos sacrificios, lo hacían preocupados de mantener el sol en su órbita.

Huitzilopoctli Cuatro sacerdotes sostenían al cautivo de cada extremidad y un quinto hacia una incisión con un afilado cuchillo de obsidiana y extraía

el corazón. El prisionero estaba completamente cubierto de gris, que era el color del sacrificio, y tal vez estaba drogado, pues los gritos se consideraban de mal gusto en el caso del sacrificio a Huitzilopochtli. 7


Organización del ejército El ejército mexica estaba organizado en dos grupos. Los plebeyos, los cuales fueron organizados en divisiones llamadas calpulli, las cuales estaban bajo las órdenes de un tiachcahuan y/o de un calpoleque; y los nobles, que fueron organizados en sociedades de guerreros profesionales. Aparte del tlatoani, los dirigentes de los guerreros mexicas fueron el gran general, o tlacochcalcatl y los generales de tropa o tlacateccatl. El tlacochcalcatl y los tlacateccatl también tenían que nombrar sucesores antes de ir a cualquier batalla a fin de que si murieran pudieran ser reemplazados inmediatamente. Los sacerdotes también tomaron parte en la guerra, llevando las efigies sus deidades en la batalla junto a los ejércitos.

Entrenamiento: Los hijos de los nobles eran educados y entrenados en el calmecac donde recibían educación militar avanzada así como en otros temas tales como astronomía, calendarios, poesía y religión. Por otra parte los hijos de plebeyos fueron educados en el telpochcalli donde recibían formación militar básica y aprendían un oficio.

8


Rangos en el ejército azteca La categoría más baja eran los cargadores o tamemes, quienes llevaban armas y suministros. La siguiente categoría la conformaban los jóvenes del telpochcalli encabezados por sus sargentos o telpochyahque; Después iban los plebeyos o yaoquizqueh, y finalmente los plebeyos que habían tomado cautivos en guerras anteriores, los llamados tlamani. Y por sobre estas categorías, iban los nobles de las “sociedades guerreras”. Estos se agrupaban según el número de cautivos que habían tomado en anteriores batallas; el número de cautivos determinaba los diferentes trajes de los guerreros, llamados tlahuiztli, que se les permitía usar.

Guerras floridas (Xochiyáoyotl) Este tipo de guerra se luchó con pequeños ejércitos con previo acuerdo entre las partes involucradas. No estaban encaminadas a conquistar el altépetl enemigo, sino que sirvió a otros fines. Una era la toma de cautivos para el sacrificio y esto fue sin duda una parte importante de la mayoría de las guerras mexicas. Fray Diego Durán afirma en sus crónicas que el xochiyáoyotl fue instituida por Tlacaélel durante la gran hambruna de Mesoamérica (1450-1454) bajo el reinado de Moctezuma Ilhuicamina. Estas fuentes afirman que Tlacaelel organizó con los dirigentes de Tlaxcala, Cholula, y Huejotzingo, para participar en batallas rituales que proporcione a todas las partes suficientes víctimas para apaciguar a los dioses. Ross Hassig en 1988 planteó que el xochiyaoyotl tenía otros propósitos más políticos que religiosos, entre los cuales estarían: ◆ Demostrar la superioridad militar Azteca. ◆ Debilitar gradualmente a otros altépetl. ◆ Someter a enemigos difíciles como los tlaxcaltecas, sin entorpecer otras actividades del imperio. ◆ Convencer a la gente, tanto a los propios Aztecas como a otros pueblos, que era mejor no desobedecer al imperio, cosa que reafirmaba con los sacrificios hechos en el Templo Mayor de Tenochtitlán.

9


Guerrero Aguila y jaguar

La mayor sociedad guerrera fue la de los guerreros águila (cuauhpipiltin, en singular cuauhpilli) y la de los guerreros jaguar (ocelopipiltin, en singular ocelopilli). Ambos vestían como el animal del que tomaban su nombre, algunos vistiendo pieles de grandes felinos y otros adornados con plumas de águila. Muchos de estos guerreros fueron representados en

estatuas y en códices. La poesía azteca también usa con frecuencia la frase “In cuauhtli, in ocelotl” (las águilas, los jaguares) para referirse a los nobles en la guerra. El cuartel de los guerreros águila y los guerreros jaguar fue el Quauhcalli “la casa de las águilas”, situado en el recinto ceremonial en Tenochtitlan.

10


Armas y equipos Entre las Armas Arrojadizas estaban:

ban los otlachimalli. también había escudos hechos con oro, o decorados con trabajos en plumas Ichcahuipilli: Era una armadura de algodón acolchado, de uno o dos dedos de espesor. Este material era resistente a golpes con macuahuitl y a tiros con átlatl. Ehuatl: La túnica que los nobles usaban sobre su ichcahuipilli o tlahuiztli. Tlahuiztli: Eran los trajes decorados de los guerreros prestigiosos y de los miembros de las sociedades guerreras. Pamitl: Eran las enseñas que los comandantes y guerreros destacados portaban en sus espaldas. Eran diseñadas para ser vistas a distancia. Cuatepoztli: Era un yelmo de madera, el cual, dependiendo del rango de su portador, podía ir decorado con plumas o grabados, asimismo podía dársele forma de cabeza de águila o de cabeza de jaguar.

◆ El Átlatl: Era un arma utilizada para lanzar pequeñas jabalinas llamadas “tlacochtli” con mayor fuerza y mayor alcance que al ser lanzadas a mano. Murales en Teotihuacan muestran guerreros usando esta arma tan efectiva, que es característica de las culturas del México central. ◆ El Tlahuitolli y el Mitl: Arco y Flechas. ◆ El Yaomitl: Flechas con Punta de Obsidiana. ◆ El Micomitl: Aljaba Azteca. ◆ El Tematlatl: Honda hecha con Fibras de Maguey. Armaduras y protección: Chimalli: Eran escudos hechos con diversos materiales; como madera, con la que se fabricaban los llamados cuauhchimalli o caña de maíz, con la que se confecciona-

11


La caída del imperio azteca Los mexicas se rindieron el 13 de agosto de 1521. Supuestamente, Cortés demandó el oro perdido durante La Noche Triste poco después. Cuauhtémoc fue tomado como rehén y posteriormente ejecutado. El episodio final fue el sitio de México-Tenochtitlan, batalla que marcó la caída del Imperio Azteca y nacimiento de lo que sería el México mestizo de hoy y que marca el final de la primera etapa de la unión del mundo europeo y el mesoamericano, siendo la victoria de los aliados parte de la colonización española de América. Los contrastes entre la Iglesia Católica y la religión azteca, fueron aprovechadas para conquistar el nuevo mundo. Las fuerzas militares de Hernán Cortés no eran suficientes para vencer a un pueblo con el pode-

río de los aztecas. Los españoles se tuvieron que valer de las circunstancias reinantes en Tenochtitlán para poder lograr la conquista. Los mexicas huyeron de la ciudad ya que las fuerzas españolas continuaron los ataques incluso después de la rendición, masacrando a miles de habitantes y saqueando la ciudad. Dado que esta no era una práctica habitual en las guerras europeas, esto hace suponer que los aliados indígenas de Cortés tenían más influencia sobre él de la que él mismo suponía. Los sobrevivientes abandonaron la ciudad en tres días. Casi toda la nobleza estaba muerta, y los sobrevivientes restantes eran en su mayoría niños muy jóvenes. Se estima que 240.000 mexicas murieron durante el asedio, que duró ochenta días, por su parte Cortés cifra las muertes en 67.000 por combate y 50.000 de hambre.

Huitzilopoctli La rendición de Cuauhtémoc, representa al caudillo indio, vestido lujosamente, siendo recibido como prisionero por Cortés y sus soldados. Este episodio ofrece “la imagen heroiica del caudillo que, al reconocerse incapaz de seguir resistiendo el embate de los enemigos invasores, le ruega a Cortés que lo mate con su puñal, pues prefiere la muerte a la deshonra de ver sucumbir a su patria.

12


13

Revista azteca  

Arte precolombino

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you