Issuu on Google+

INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

1

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

2

CARTILLA PARA CONVIVIR CON EL TURISTA Hay que reconocer que durante los últimos cinco años el turismo ha crecido notoriamente en nuestro municipio y en la región, de tal manera que es frecuente observar durante las temporadas turísticas cómo los espacios de nuestra ciudad se llenan de personas foráneas atraídas por los atractivos naturales y culturales que componen nuestra oferta turística. Aquellos viajeros transitan por nuestras vías, visitan nuestros centros comerciales, restaurantes, sitios de entretenimiento, escuchan nuestras emisoras radiales, participan de nuestros eventos culturales, contratan nuestros taxis, etc., en fin, comparten durante su estancia en el municipio nuestra cotidianidad pereirana. Ello es bueno, pues es la evidencia de que el proyecto de desarrollo turístico del municipio se está concretando, pero hay que preguntarse: ¿está el ciudadano pereirano, en la urbe o en el campo, preparado para atender, compartir y convivir con el turista? Siendo el proyecto turístico una opción de desarrollo municipal, el cual continuará vigente debido a la vocación de nuestro territorio, se considera como muy importante adelantar estrategias que le permitan a las autoridades municipales, formar a la ciudadanía con las actitudes y capacidades necesarias para consolidar el desarrollo turístico y lograr que los beneficios sociales, económicos y culturales que se puedan generar de esta actividad, favorezcan al mayor número posible de ciudadanos pereiranos. Para ello, se considera fundamental, trabajar en torno al desarrollo de la cultura ciudadana para el turismo, de tal forma que se preserven nuestros valores ciudadanos, nuestro patrimonio natural y cultural y se favorezca la vivencia del turista en nuestra tierra. Y como una primera acción de un conjunto de varias que hay que desarrollar en torno a este propósito, el Instituto de Cultura y Fomento al Turismo, a través de la Subdirección de Fomento al Turismo, ha desarrollado la Cartilla Virtual para Convivir con el Turista, la cual permitirá servir de soporte para las acciones de formación orientadas a la población pereirana y conducentes a inculcar en la ciudadanía actitudes y capacidades para atender, compartir y convivir con el turista que visita nuestro territorio. El documento así presentado beneficiará a la población estudiantil pereirana, de la media técnica, técnicos profesionales, tecnólogos y profesionales, que encontrará en la cartilla un documento de referencia conceptual para sus trabajos académicos. Así mismo encontrará información práctica de referencia para su convivencia cotidiana con los turistas. La cartilla virtual, también le permitirá al cibernauta, pereirano o de otros lugares, formar criterios de cultura ciudadana para el acto cotidiano, casual o de oficio, de convivencia con los turistas. Y, finalmente, el documento hace parte de una estrategia para brindar información adecuada a las autoridades municipales, para que el servidor público, en general, pueda conocer más sobre el turismo y participar mejor en el desarrollo del mismo a través de sus funciones públicas.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

TABLA DE CONTENIDO 1. INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA 1.1 Los residentes de Pereira y demás municipios del Eje Cafetero tenemos derechos ante los turistas 1.1.1 ¿Cómo deben los pereira nos acoger y atender a un turista? 1.1.2 ¿Cómo debemos brindar la información turística que requiere el viajero para asegurar su agradable estadía en la ciudad? 1.1.3 ¿Cómo debemos orientar al turista sobre su convivencia con los demás ciudadanos?

3

1.1.4 ¿Cómo debemos comportarnos a la hora de proteger a nuestras mujeres y hombres para que esta ciudad sea siempre digna de sus ciudadanos? 2 NUESTRO TERRITORIO MERECE RESPETO POR PARTE DE LOS TURISTAS 2.1 ¿Por qué se debe motivar al turista para que proteja la cultura pereirana y todo aquello que consideramos nuestro patrimonio natural y cultural? 2.2 ¿Qué debe tener presente el turista cuando viaja para proteger la cultura y el territorio que visita? 3 LOS TURISTAS QUE NOS VISITAN TIENEN DERECHOS QUE NOSOTROS DEBEMOS RESPETAR. 3.1 Los prestadores de servicios turísticos tienen deberes para con el turista. 3.2 Los Turistas deben contar con protección especial.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA Y A NUESTRO TERRITORIO

1.1 Los residentes de Pereira y demás municipios del Eje Cafetero tenemos derechos ante los turistas

4

Pereira cuenta con 371.239 habitantes en la cabecera municipal y según el Plan Estratégico de Turismo para Pereira la ciudad acoge aproximadamente 302.000 visitantes al año, de los cuales un poco menos de la mitad se alojan en nuestra ciudad o en la zona rural y, el resto, nos visitan sin pernoctar (entre aquellos que se alojan, un 63.8% escoge las casas de sus familiares o amigos y los demás pernoctan en hoteles o fincas) Este gran número de turistas nos visitan a lo largo del año, pero principalmente en las temporadas vacacionales, las cuales suman unos setenta días al año (básica-

mente la última semana de diciembre y las tres primeras de enero, la última semana de junio y la primera de julio, semana santa y aproximadamente siete puentes festivos). Sin embargo, Pereira recibe turistas a lo largo de todo el año, debido a la vocación comercial, de negocios y de eventos que siempre ha caracterizado a nuestra ciudad. En un día típico de alta temporada encontraríamos alojados en Pereira a unos 20.669 turistas, de los cuales solamente 3.690 estarían disfrutando de los servicios de alojamiento comercial y el resto estarían donde familiares o amigos. Para ejemplificar mejor esa relación y hacer más “gráfica” la presencia del turismo en nuestra ciudad, podríamos decir que durante un día de la temporada turística alta, por cada dieciocho (18) pereiranos que transitan por la ciudad, hay un (1) turista. Y esa proporción tiende a crecer, pues la Subdirección de Fomento al Turismo ha informado que durante el año 2005 el sector creció un 19.5%. Esto supone, que es bastante probable que los pereiranos se encuentren con un turista cuando recorre su ciudad. Eso implica que el pereirano, nativo o por adopción, debe aprender a convivir con el turista, tomando conciencia de que los espacios de su ciudad están siendo compartidos con una gran cantidad de turistas, la cual, según los pronósticos será mayor cada día. Además, la probabilidad de que el encuentro se de en múltiples sectores de la zona rural o urbana ese alta pues el mapa turístico de Pereira es muy amplio y completo invitando a los viajeros a recorrer el municipio; a continuación se relacionan los sitios turísticos declarados ante el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo :


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

5

En total son 443.554, de los cuales 72.315 viv� rural. La Virginia cuenta con 31.261 habitantes � en la zona rural. Datos del Censo 2005 conciliados a junio 30 de ese año. Plan Estratégico de Turismo para Pereira, elaborado por Fomento al Turismo y la Cámara Colombiana de Turismo Capítulo Eje Cafetero Risaralda en el año 2005 3 Ibíd. 4 Ibíd.

• Zona rosa de la Circunvalar – Carreras 12 a 15, entre Calles 1 y 14 (La avenida es la carrera 13) • Circuito Turístico de Arabia – Desde la bomba de corales Hasta Arabia • Corredor Turístico de La Florida – Desde el Barrio Kennedy hasta el corregimiento de La Florida y sus alrededores • Paraje cerritos – Desde el km. 1 de la vía a Cartago • Catedral Nuestra Señora de la Pobreza • Zoológico Matecaña • Ciudad Victoria

• Monumento El Prometeo • Monumento al Bolívar Desnudo • Iglesia de Nuestra Señora del Carmen • Iglesia de Nuestra Señora de Fátima • Parque Regional Natural Ucumarí • Parque Regional Natural Alto del Nudo • Plaza de Bolívar • Parque Uribe Uribe • Jardín Botánico de la Universidad Tecnológica de Pereira • Centro de Convenciones, Ferias y Exposiciones – Expofuturo • Plaza de Ferias Salomón Armen Luego de analizar el anterior listado, es evidente que el pereirano comparte muchos de sus espacios públicos más importantes con los turistas, lo cual genera una relación en doble sentido, la primera de ellas, es la necesidad de que los pereiranos, en general, estén preparados para atender a un turista, y la segunda, que los turistas adopten actitudes de respeto para con la ciudad, su gente y su patrimonio natural y cultural, en aras de constituir a Pereira como un destino para el turismo responsable, pero ello implica también que los pereiranos estén en capacidad de orientar al turista hacia actitudes de respeto, que posibiliten una adecuada convivencia y que hagan perdurable la actividad turística en la región.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

6

1.1.1 ¿Cómo deben los pereiranos acoger y atender a un turista? Dice el Manifiesto de Cultura Ciudadana acerca de los pereiranos: “somos producto de las migraciones y por eso hemos aceptado siempre a los forasteros como naturales…Hemos sabido comprender que la vida de una persona sólo es posible en un lugar donde se realicen sus sueños y los de sus semejantes. Formamos parte de una sociedad que se caracteriza por el trabajo, la hospitalidad y el apoyo colectivo”. En ese sentido, hay que actuar con coherencia demostrando ese reconocimiento al forastero y esa virtud de la hospitalidad que siempre han caracterizado al pereirano. Eso implica actuar con amabilidad, cortesía y gentileza cuando un turista solicite nuestra atención, pero también responder con honestidad y diligencia ante la solicitud que él presente. La amabilidad es algo que nace de las gentes de buen espíritu, no en vano su raíz semántica es la misma del “amor”; lo que hagamos hagámoslo procurando el bien de quién nos ha buscado. La cortesía es un protocolo, una modo de actuar, una manera de expresarnos, un acto de relacionamien-

to que demuestra nuestro civismo, nuestra urbanidad, en aras de propiciar la convivencia entre ciudadanos y turistas. La gentileza es aquello que más propicia el encuentro cultural que se da en el turismo, y es que lo requerido por el turista lo podemos brindar con desinterés y desprendimiento, sin esperar reconocimiento alguno más que el agradecimiento de quien nos visita; tristemente, en una sociedad tan monetarizada como la nuestra, es frecuente encontrarnos con gente que todo lo da a cambio de dinero, ello no puede ser si aquel que nos aborda requiere simplemente una información que lo ubique en nuestra ciudad o en nuestros campos, o requiere un apoyo en relación con alguna necesidad que él manifiesta (salud, seguridad, etc.) Dejemos de lado la relación comercial en aquel encuentro casual con el turista, seamos ciudadanos que nos relacionamos con aquel que nos visita y actuemos con verdadera cultura ciudadana. Seamos honestos ante todo; hoy nada causa más temor y desencanto en el turista, que la actitud deshonesta, tan frecuente y cotidiana en un mundo donde cada vez somos más anónimos y por ende, menos comprometidos con quien está al lado nuestro. La honestidad nace del sentimiento de compromiso con el otro, en este caso, con el turista. Si él ha entrado en contacto con nosotros, o nosotros nos anticipamos a brindarle nuestro apoyo, es porque realmente lo necesita y es nuestro deber cívico colaborarle con la verdad, de lo contrario, bien podríamos auto culparnos por lo que le pueda suceder; recordemos que él no vive acá y no tiene cómo desenvolverse bien en nuestro municipio, por lo tanto es vulnerable. Es importante ser diligente, es decir, cuidadoso, exacto, activo, pronto y presto en el actuar.

*5 -Resolución 348 de 2007. Ministerio de Industria, Comercio y Turismo


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

7

1.1.2 ¿Cómo debemos brindar la información turística que requiere el viajero para asegurar su agradable estadía en la ciudad? Para brindar información a un turista debemos saber qué podemos hacer o qué no debemos hacer. Habrá situaciones donde es mejor que le sugiramos al turista a quién remitirse pues probablemente será otro el más pertinente para resolverle la situación al turista. En Pereira hay empresas especializadas en brindar los servicios al turista, sean de alojamiento, alimentación, transporte, guianza, entretenimiento, etc. Seamos éticos y permitamos que los profesionales del turismo actúen cuando el turista los busca, simplemente, orientémoslos para que lleguen a ellos; en la subcultura del oportunismo, que tanto se da en nuestro país, todos nos creemos en capacidad de atender a un turista, entonces de un momento a otro convertimos nuestra casa en un hotel o en un restaurante, nuestro carro en taxi turístico, nuestra finca en un centro de entretenimiento o a nosotros mismos en guías, poniendo en riesgo la integridad del turista, o la de nosotros mismos y malogrando la calidad del destino, además que esta acción es sancionable por la ley. Además, con este tipo de conductas se está afectando a quienes han creado su empresa para atender a los turistas, a aquellos que tienen su establecimiento registrado ante el Registro Nacional de Turismo y las Cámaras de Comercio, pagan impuestos y obligaciones sociales y que, además, se han capacitado y formado especialmente para prestar estos servicios a los viajeros. También existen instituciones responsables de brindar información o seguridad al turista, tales como la Subdirección de Fomento al Turismo de Pereira (en el Centro Cultural Lucy Tejada), la Dirección Departamental de Turismo (Edificio de la Gobernación), la Oficina de Información Turística en Santa Rosa de Cabal (Alcaldía Municipal), o la Policía Nacional, que además tiene un Cuerpo especializado denominado Policía de Turismo.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

1.1.3 ¿Cómo debemos orientar al turista sobre su convivencia con los demás ciudadanos? En el año de 1999 la Organización Mundial del Turismo proclamó el CÓDIGO ÉTICO MUNDIAL PARA EL TURISMO , a través del cual declaró los principios para la actividad del turismo en el mundo. En su parte introductoria dice: “Afirmamos el derecho al turismo y a la libertad de desplazamiento turístico, expresamos nuestra voluntad de promover un orden turístico mundial equitativo, responsable y sostenible, en beneficio mutuo de todos los sectores de la sociedad y en un entorno de economía internacional abierta y liberalizada”. En particular, el Artículo 1 refiere a la “Contribución del turismo al entendimiento y al respeto mutuos entre hombres y sociedades”. Por considerarlos pertinente se transcriben los numerales que lo integran:

8

I. La comprensión y la promoción de los valores éticos comunes de la humanidad, en un espíritu de tolerancia y respeto de la diversidad de las creencias religiosas, filosóficas y morales son, a la vez, fundamento y consecuencia de un turismo responsable. Los agentes del desarrollo turístico y los propios turistas prestarán atención a las tradiciones y prácticas sociales y culturales de todos los pueblos, incluso a las de las minorías nacionales y de las poblaciones autóctonas y reconocerán su riqueza. II. Las actividades turísticas se organizarán en armonía con las peculiaridades y tradiciones de las regiones y países receptores, y con respeto a sus leyes y costumbres. 6

Adoptado por la resolución A/RES/406(XIII) de la decimotercera Asamblea General de la OMT (Santiago de Chile, 27 de diciembre 1 de octubre de 1999) y por la resolución A/RES/56/212, del 21 de diciembre de 2001 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. El texto completo se puede obtener en la página Web de Organización Mundial del Turismo, en versión de plegable (www.world-tourism.org).

III. Tanto las comunidades receptoras como los agentes profesionales locales habrán de aprender a conocer y a respetar a los turistas que los visitan, y a informarse sobre su forma de vida, sus gustos y sus expectativas. La educación y la formación que se impartan a los profesionales contribuirán a un recibimiento hospitalario de los turistas. IV. Las autoridades públicas tienen la misión de asegurar la protección de los turistas y visitantes y de sus bienes. En


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

9

ese cometido, prestarán especial atención a la seguridad de los turistas extranjeros, por su particular vulnerabilidad. Con ese fin, facilitarán el establecimiento de medios de información, prevención, protección, seguro y asistencia específicos que correspondan a sus necesidades. Los atentados, agresiones, secuestros o amenazas dirigidos contra turistas o trabajadores del sector turístico, así como la destrucción intencionada de instalaciones turísticas o de elementos del patrimonio cultural o natural, de conformidad con la legislación nacional respectiva deben condenarse y reprimirse con severidad.

del país que se dispongan a visitar. Asimismo, serán conscientes de los riesgos de salud y seguridad inherentes a todo desplazamiento fuera de su entorno habitual, y se comportarán de modo que minimicen esos riesgos.

V. En sus desplazamientos, los turistas y visitantes evitarán todo acto criminal o considerado delictivo por las leyes del país que visiten, y cualquier comportamiento que pueda resultar chocante o hiriente para la población local, o dañar el entorno del lugar. Se abstendrán de cualquier tipo de tráfico de drogas, armas, antigüedades, especies protegidas, y productos y sustancias peligrosas o prohibidas por las reglamentaciones nacionales.

I. El turismo, que es una actividad generalmente asociada al descanso, a la diversión, al deporte y al acceso a la cultura y a la naturaleza, debe concebirse y practicarse como un medio privilegiado de desarrollo individual y colectivo. Si se lleva a cabo con la apertura de espíritu necesaria, es un factor insustituible de autoeducación, tolerancia mutua y aprendizaje de las legítimas diferencias entre pueblos y culturas y de su diversidad.

VI. Los turistas y visitantes tienen la responsabilidad de recabar información, desde antes de su salida, sobre las características

1.1.5 ¿Cómo debemos comportarnos a la hora de proteger a nuestras mujeres y hombres para que esta ciudad sea siempre digna de sus ciudadanos? Remitiéndonos nuevamente al Código Ético del Turismo Mundial, conviene referirse a su Artículo 2, denominado “El turismo, instrumento de desarrollo personal y colectivo”. Sus numerales indican:

II. Las actividades turísticas respetarán la igualdad de hombres y mujeres. Asimismo, se encaminarán a promover los derechos humanos y, en particular, los derechos específicos de los grupos de población más vulnerables, especialmente los niños, las personas mayores y discapacitadas, las minorías étnicas y los pueblos autóctonos. III. La explotación de seres humanos, en cualquiera de sus formas, especialmente la sexual, y en particular cuando afecta a los niños, vulnera los objetivos fundamentales del turismo y constituye una negación de su esencia. Por lo tanto, conforme al derecho internacional, debe combatirse sin reservas con la cooperación de todos los Estados interesados, y sancionarse con rigor en las legislaciones nacionales de los países visitados y de los países de los autores de esos actos, incluso cuando se hayan cometido en el extranjero.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

IV. Los desplazamientos por motivos de religión, salud, educación e intercambio cultural o lingüístico constituyen formas particularmente interesantes de turismo, y merecen fomentarse. V. Se favorecerá la introducción en los programas de estudios de la enseñanza del valor de los intercambios turísticos, de sus beneficios económicos, sociales y culturales, y también de sus riesgos. En relación con el turismo sexual:

10

La Organización Mundial del Turismo ha proclamado la DECLARACION SOBRE LA PREVENCION DEL TURISMO SEXUAL ORGANIZADO , en la cual su Asamblea General señala que: Rechaza esa actividad, explotadora y subversiva para los objetivos fundamentales del turismo, que consisten en fomentar la paz, los derechos humanos, el entendimiento mutuo, el respeto para todos los pueblos y culturas y el desarrollo sostenible, Denuncia y condena en particular el turismo sexual que afecta a la infancia por considerarlo como violación del artículo 34 de la Convención sobre los derechos del niño (Naciones Unidas, 1989), y requiere una estricta acción jurídica por los países emisores y receptores de turistas,

Y en tal sentido insta al sector del turismo a: a) Unir esfuerzos y cooperar con las organizaciones no gubernamentales para eliminar el turismo sexual organizado, tanto en el origen y destino de los movimientos turísticos, definiendo y centrándose en los puntos críticos en que esta actividad puede proliferar, b) Educar al personal acerca de las consecuencias negativas del turismo sexual, incluyendo su incidencia en la imagen del sector del turismo y de los destinos turísticos, e invitarle a que investigue los medios para eliminar de la oferta turística los servicios sexuales comerciales, c) Desarrollar y reforzar los códigos profesionales deontológicos y los mecanismos autorreglamentarios contra la práctica del turismo sexual, d) Adoptar medidas prácticas, promocionales y comerciales como, por ejemplo, una autoidentificación positiva de las empresas que se abstienen de la promoción del turismo sexual; prohibición de los servicios sexuales comerciales, en particular los que afectan a la infancia, en los locales contratados con fines turísticos; información a los viajeros acerca de los riegos sanitarios relacionados con el turismo sexual, etc., e) Advertir a los turistas en contra de la participación del turismo sexual que afecte a la infancia, denunciando su naturaleza delictiva y la manera como los niños y jóvenes se ven forzados a caer en la prostitución, f) Estimular a los medios de comunicación a ayudar al sector del turismo en su acción encaminada a descubrir, aislar, condenar y prevenir toda forma de turismo sexual organizado. Colombia ha complementado esta legislación internacional, que rige para Colombia según las Leyes 63 de 1989 y 300 de 1996, con un conjunto de normas nacionales, entre las cuales conviene destacar aquellas relacionadas con el turismo sexual. El 12 de febrero de 2002 se expidió la Resolución 0119 que reglamenta el artículo 16 de la Ley 679 de 3 de agosto de 2001; Dicha resolución dice:

7* Adoptada por la Asamblea General de la OMT en su undécima reunión Cairo (Egipto),17-22 de octubre de 1995 [Resolución A/RES/338(XI)] Consulte el texto completo de la Declaración en la Web de la Organización Mundial del Turismo.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

11

ARTICULO PRIMERO. CÓDIGOS DE CONDUCTA: Con el fin de contrarrestar el turismo sexual con menores de edad, las personas jurídicas que presten servicios turísticos adoptarán en las respectivas empresas, un código de conducta que deberán observar sus representantes legales, directores, administradores y funcionarios o empleados, que incorpore las medidas de control tendientes como mínimo, a hacer efectivas las obligaciones contempladas en los artículos 16 y 17 de la Ley 679 de 2001, así como a prevenir las conductas tipificadas en el artículo 19 de la misma Ley e igualmente, a acoger los siguientes compromisos: I. Abstenerse de ofrecer en los programas de promoción turística y en planes turísticos, expresa o subrepticiamente, planes de explotación sexual de menores. II. Adoptar las medidas tendientes a impedir que los trabajadores de la empresa, dependientes o intermediarios, ofrezcan servicios turísticos que incluyan contactos sexuales con menores de edad.

III. Proteger a los menores de edad nacionales o extranjeros de toda forma de explotación y violencia sexual originada por turistas nacionales o extranjeros. IV. Denunciar ante el Ministerio de Desarrollo Económico - Dirección General de Turismo y a la Fiscalía General de la Nación los hechos relacionados con explotación sexual de menores de edad. V. Adoptar todas las medidas tendientes a defender los derechos de los niños y a impedir la explotación sexual, la pornografía y el turismo asociado a prácticas sexuales con menores de edad. ARTICULO SEGUNDO. MEDIDAS DE CONTROL: Para efectos de implantar los respectivos mecanismos de vigilancia, los prestadores de servicios turísticos a que se refiere el artículo anterior, deberán adoptar medidas de control apropiadas y suficientes orientadas a evitar que en la realización de sus operaciones, las empresas puedan ser utilizadas para la explotación, la pornografía y el turismo sexual con menores, e igualmente, diseñarán y pondrán en práctica procedimientos específicos, los cuales contemplarán medidas preventivas y correctivas adecuadas frente a la inobservancia del código de conducta y designar funcionarios o empleados responsables de verificar el adecuado cumplimiento de dichos procedimientos. Así mismo, deberán informar al Ministerio de Desarrollo Económico - Dirección General de Turismo, en los 6 meses siguientes a la publicación del presente acto administrativo, sobre los procedimientos adoptados para el cumplimiento del respectivo código de conducta. ARTICULO TERCERO. COMPROMISOS A CARGO DE OTROS PRESTADORES DE SERVICIOS TURÍSTICOS: Las personas naturales que presten servicios turísticos deberán adquirir frente al Ministerio de Desarrollo Económico, los compromisos a que se refiere el artículo primero del presente acto administrativo 2. Nuestro territorio merece respeto por parte de los turistas


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

12

NUESTRO TERRITORIO MERECE RESPETO POR PARTE DE LOS TURISTAS 2.1 ¿Por qué se debe motivar al turista para que proteja la cultura pereirana y todo aquello que consideramos nuestro patrimonio natural y cultural? La razón natural del turismo se expresa con claridad en el intercambio, relación o encuentro de culturas por medio del viaje, lo cual supone que las diversas culturas experimentarán, debido al turismo, posibles transformaciones que, dependiendo cómo se den, pueden enriquecerla o bien degradarla. Por ello, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios – ICOMOS proclamó la Carta Internacional sobre Turismo Cultural, donde define un marco para la gestión del turismo en los sitios con patrimonio significativo, y en general un conjunto de principios para que la actividad turística se desenvuelva como un encuentro de culturas positivo para cada una de ellas. El “Espíritu de la Carta” reza: En su más amplio sentido, el patrimonio natural y cultural pertenece a todos los pueblos. Cada uno de nosotros tiene el derecho y la responsabilidad de comprender, valorar y conservar sus valores universales. El concepto de Patrimonio es amplio e incluye sus entornos tanto naturales como

culturales. Abarca los paisajes, los sitios históricos, los emplazamientos y entornos construidos, así como la biodiversidad, los grupos de objetos diversos, las tradiciones pasadas y presentes, y los conocimientos y experiencias vitales. Registra y expresa largos procesos de evolución histórica, constituyendo la esencia de muy diversas identidades nacionales, regionales, locales, indígenas y es parte integrante de la vida moderna. Es un punto de referencia dinámico y un instrumento positivo de crecimiento e intercambio. La memoria colectiva y el peculiar Patrimonio cultural de cada comunidad o localidad es insustituible y una importante base para el desarrollo no solo actual sino futuro. En estos tiempos de creciente globalización, la protección, conservación, interpretación y presentación de la diversidad cultural y del patrimonio cultural de cualquier sitio o región es un importante desafío para cualquier pueblo en cualquier lugar. Sin embargo, lo normal es que cada comunidad en concreto o grupo implicado en la conservación se responsabilice de la gestión de este patrimonio, teniendo en cuenta las normas internacionalmente reconocidas y aplicadas de forma adecuada. Un objetivo fundamental de la gestión del Patrimonio consiste en comunicar su significado y la necesidad de su conservación tanto a la comunidad anfitriona como a los visitantes. El acceso físico, intelectual y/o emotivo, sensato y bien gestionado a los bienes del Patrimonio, así como el acceso al desarrollo cultural, constituyen al mismo tiempo un derecho y un privilegio. Esto conlleva la responsabilidad de respetar los valores del Patrimonio Natural o Cultural, así como los intereses y patrimonios de la actual comunidad anfitriona, de los pueblos indígenas conservadores de su patrimonio o de los poseedores de propiedades históricas, así como la obligación de respetar los paisajes y las culturas a partir de las cuales se ha desarrollado el Patrimonio.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

13

- La Interacción dinámica entre el Turismo y el Patrimonio Cultural: El Turismo nacional e internacional sigue siendo uno de los medios más importantes para el intercambio cultural, ofreciendo una experiencia personal no sólo acerca de lo que pervive del pasado, sino de la vida actual y de otras sociedades. El Turismo es cada vez más apreciado como una fuerza positiva para la conservación de la Naturaleza y de la Cultura. El Turismo puede captar los aspectos económicos del Patrimonio y aprovecharlos para su conservación generando fondos, educando a la comunidad e influyendo en su política. Es un factor esencial para muchas economías nacionales y regionales y puede ser un importante factor de desarrollo cuando se gestiona adecuadamente. Por su propia naturaleza, el Turismo ha llegado a ser un complejo fenómeno de dimensiones políticas, económicas, sociales, culturales, educativas, biofísicas, ecológicas y estéticas. Se pueden descubrir numerosas oportunidades y posibilidades conociendo la valiosa interacción existente entre los deseos y expectativas de los visitantes, potencialmente conflictivas, y de las aspiraciones y deseos de las comunidades anfitrionas o locales.

El Patrimonio natural y cultural, la diversidad y las culturas vivas constituyen los máximos atractivos del Turismo. El Turismo excesivo o mal gestionado con cortedad de miras, así como el turismo considerado como simple crecimiento, pueden poner en peligro la naturaleza física del Patrimonio natural y cultural, su integridad y sus características identificativas. El entorno ecológico, la cultura y los estilos de vida de las comunidades anfitrionas, se pueden degradar al mismo tiempo que las propias experiencias del visitante. El turismo debería aportar beneficios a la comunidad anfitriona y proporcionar importantes medios y motivaciones para cuidar y mantener su Patrimonio y sus tradiciones vivas. Con el compromiso y la cooperación entre los representantes locales y/o de las comunidades indígenas, los conservacionistas, los operadores turísticos, los propietarios, los responsables políticos, los responsables de elaborar planes nacionales de desarrollo y los gestores de los sitios, se puede llegar a una industria sostenible del Turismo y aumentar la protección sobre los recursos del Patrimonio en beneficio de las futuras generaciones. Todo lo dicho anteriormente merece atención y reflexión, porque muchos pereiranos, y en general los risaraldenses no son concientes de la riqueza cultural y natural de su municipio. Pocos saben que en el municipio existen dos áreas naturales protegidas del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, como lo son el Parque Nacional Natural Los Nevados y el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya; el primero incluso ha sido declarado a nivel mundial como Sitio Ramsar, por sus humedales invaluables en torno a la Laguna del Otún y el segundo es sede de un Centro de Investigaciones Ecológicas, con apoyo internacional, dedicado al estudio de la conservación de la biodiversidad y en general de los bienes y servicios ambientales. Y todavía menos personas saben que en el sector de Tribunas se encuentran los restos arqueológicos de lo que fuere la primera industria indígena del país, como así lo evidencia el “Salado de Consotá”, lugar donde los


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

14

indígenas prequimbayas y los Quimbayas obtuvieron la sal para el consumo y en particular, los Quimbayas la obtuvieron para poder desarrollar el proceso artístico, funcional y ritual de fabricación de artefactos en oro de reconocimiento mundial por su nivel de elaboración. Muy pocos ciudadanos han tomado conciencia de la rica vida cultural de la ciudad, la cual se expresa no sólo en su rica agenda cultural (semana santa, fiestas de la cosecha, conciertos, verbenas, teatro, poesía, literatura, eventos académicos, etc.), sino en más de un centenar de esculturas que no solamente adornan la ciudad, sino que expresan la relación del pereirano con su historia, su cultura y su ciudad. También se han desarrollado manifestaciones contemporáneas de la cultura como lo ha sido el Viaducto César Gaviria Trujillo, que es no sólo es un gran desarrollo de la ingeniería civil sino una muestra del imaginario colectivo del pereirano que expresa su sentido de modernidad y renovación permanente, al cual se le ha sumado el reciente Megabus con su renovación urbana.

Lo anterior revela una faceta muy propia de Pereira y sus habitantes: la diversidad como esencia de su cultura. El origen del concepto de diversidad cultural se puede encontrar en el conjunto de manifestaciones culturales ancestrales que expresan la esencia misma de los fenómenos naturales, las plantas y animales del entorno; los cuales han ido transformándose en símbolos de expresiones culturales tales como: mitos, artesanías, utensilios de vida cotidiana, música y danzas. Hoy día, gracias a los recientes hallazgos arqueológicos e históricos el pereirano puede sentir que tiene una historia milenaria con rasgos específicos y muy valiosos, los cuales apenas está empezando a comprender. Este proceso va de la mano de la toma de conciencia de su riqueza natural, aunque en este tema ya se han dado apropiaciones más significativas desde hace varias décadas, no en vano la cuenca del Río Otún ha sido testigo de las primeras y acciones a nivel nacional por la conservación del agua y el desarrollo de la educación ambiental. Así mismo, la diversidad cultural es el reflejo de una fecunda herencia patrimonial irradiada debido a la gran variedad de vida, climas y topografía presentes en los nuestro territorio, incluido el departamento del cual nos nutrimos cultural y económicamente, lo cual nos constituyen como una de las regiones con mayor biodiversidad del país. Al respecto, hace ya tres décadas y media, las naciones del mundo suscribieron la “Convención sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural” , la cual definió los conceptos de patrimonio natural y cultural: Artículo 1: A los efectos de la presente Convención se considerará “patrimonio cultural”: a) Los monumentos: obras arquitectónicas, de escultura o de pinturas monumentales, elementos o estructuras de carácter arqueológico, inscripciones, cavernas y grupos de elementos, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

15

b) Los conjuntos: grupos de construcciones, aisladas o reunidas, cuya arquitectura, unidad e integración en el paisaje les dé un valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia, c) Los lugares: obras del hombre u obras conjuntas del hombre y la naturaleza así como las zonas incluidos los lugares arqueológicos que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista histórico, estético, etnológico o antropológico. Artículo 2: A los efectos de la presente Convención se considerarán “patrimonio natural”: a) Los monumentos naturales constituidos por formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico b) Las formaciones geológicas y fisiográficas y las zonas estrictamente delimitadas que constituyan el hábitat de especies animal y vegetal amenazadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico 8* Convención acordada a nivel mundial el 23 de noviembre de 1972. UNESCO

c) Los lugares naturales o las zonas naturales estrictamente delimitadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la belleza natural. Hoy día, se habla de otras manifestaciones del patrimonio natural y cultural como son los PAISAJES CULTURALES, los cuales corresponden a aquellos sitios o lugares producto de la actividad del hombre y la naturaleza, que ilustran la evolución de la sociedad y los asentamientos humanos en el curso del tiempo, bajo la influencia de problemas físicos y/o de las posibilidades presentadas por su ambiente natural y por las fuerzas sociales, económicas y culturales sucesivas, tanto internas como externas. Abarcan las distintas manifestaciones interactivas entre el ser humano y el entorno natural. Los individuos, en sus prácticas de domesticar y explotar el entorno natural, especialmente en lo que se refieren a la agricultura o a la actividad agro-pastoral, han ido creando entornos como los cultivos en andenerías, los paisajes cafeteros, cañeros, cacaoteros, etc. Estos paisajes son el testimonio de la creación humana que los delineó y al mismo tiempo prueban la armonía recíproca y a la influencia existente entre los humanos y el mundo natural.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

CONSULTE ACA EL INVENTARIO CULTURAL Y NATURAL DE LA CIUDAD (click) La Carta del Turismo Cultural ha definido seis principios fundamentales orientadores de la actividad turística en general: Principio 1 Desde que el turismo nacional e internacional se ha convertido en uno de los más importantes vehículos para el intercambio cultural, su conservación debería proporcionar oportunidades responsables y bien gestionadas a los integrantes de la comunidad anfitriona así como proporcionar a los visitantes la experimentación y comprensión inmediatas de la cultura y patrimonio de esa comunidad.

16

Principio 2 La relación entre los sitios con Patrimonio y el Turismo, es una relación dinámica y puede implicar valoraciones encontradas. Esta relación debería gestionarse de modo sostenible para la actual y para las futuras generaciones. Principio 3 La Planificación de la conservación y del turismo en los Sitios con Patrimonio, debería garantizar que la Experiencia del Visitante le merezca la pena y le sea satisfactoria y agradable.

9* El texto completo se encuentra en Internet; para buscarlo basta indicar el nombre de la Carta.

Principio 4 Las comunidades anfitrionas y los pueblos indígenas deberían involucrarse en la planificación de la conservación del Patrimonio y en la planificación del Turismo. Principio 5 Las actividades del Turismo y de la conservación del Patrimonio deberían beneficiar a la comunidad anfitriona. Principio 6 Los programas de promoción del Turismo deberían proteger y ensalzar las características del Patrimonio natural y cultural.


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

17

¿Qué debe tener presente el turista cuando viaja para proteger la cultura y el territorio que visita? Estimado viajero: «El turista y viajero responsable» es una guía práctica, que pretende ayudarle a que su viaje sea una experiencia enriquecedora. Los consejos que a continuación le presentamos se basan en el Código Ético Mundial para el Turismo de la Organización Mundial del Turismo.

EL TURISTA Y VIAJERO RESPONSABLE Los viajes y el turismo deben concebirse y practicarse como un medio de desarrollo personal y colectivo. Si se llevan a cabo con una mente abierta, son un factor insustituible de autoeducación, tolerancia mutua y aprendizaje de las legítimas diferencias entre pueblos y culturas y de su diversidad. Todos tenemos una función que cumplir en la generalización de unos viajes y un turismo responsables. Los gobiernos, las empresas y las comunidades deben procurarlo sin duda por todos los medios, pero usted también, en su calidad de visitante, puede apoyar sensiblemente este objetivo de muchas maneras: 1. Ábrase a las culturas y tradiciones distintas de las suyas: su experiencia se verá transformada, usted se ganará el respeto de la población local, y ésta lo acogerá más fácilmente. Sea tolerante y respete la diversidad; observe las tradiciones y las prácticas sociales y culturales del lugar. 2. Respete los derechos humanos. Cualquier forma de explotación vulnera los objetivos fundamentales del turismo. La explotación sexual infantil es un delito punible, tanto en el lugar donde se lleve a cabo como en el país de residencia de quien lo cometa. 3. Ayude a conservar el entorno natural. Proteja la flora y la fauna silvestres y su hábitat, y no compre productos elaborados a partir de plantas o animales en peligro. 4. Respete los recursos culturales. Las actividades turísticas deben practicarse con respeto por el patrimonio artístico, arqueológico y cultural. 5. Su viaje puede contribuir al desarrollo económico y social. Compre artesanía y productos locales para apoyar la economía del lugar, y aténgase a los principios del comercio justo. Cuando regatee, tenga presente el concepto de salario justo. Descargue el plegable original de la Organización Mundial de Turismo y exhíbalo en su establecimiento turístico: http://www.world-tourism.org/code_ethics/sp.html

10


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

LOS TURISTAS QUE NOS VISITAN TIENEN DERECHOS QUE NOSOTROS DEBEMOS RESPETAR 6. Antes de salir de viaje, infórmese sobre la situación sanitaria efectiva de su destino y sobre el acceso en él a servicios consulares y de emergencia, y asegúrese de que su salud y su seguridad personal no correrán peligro. Cerciórese de tener cubiertas allí sus necesidades específicas (alimentación, accesibilidad o atención médica) antes de decidirse a viajar a un destino determinado. 7. Reúna toda la información posible sobre su destino, y dedique tiempo a entender sus costumbres, normas y tradiciones. Evite los comportamientos que puedan ofender a la población local.

18

8. Infórmese de la legislación vigente para no cometer ningún acto que se considere delictivo en el país visitado. No trafique con drogas, armas, antigüedades, especies protegidas, ni productos o sustancias peligrosas o prohibidas por los reglamentos nacionales.

3.1 Los prestadores de servicios turísticos tienen deberes para con el turista La ley 300 de 1996 se refiere en el artículo 61 al Registro Nacional de Turismo, en el cual deberán estar inscritos todos los prestadores de servicios turísticos que efectúen sus operaciones en Colombia. Este registro será obligatorio para el funcionamiento de dichos prestadores turísticos y deberá actualizarse anualmente. La no inscripción en él genera sanciones y su razón de ser, radica en la necesidad de regular el sector y de informar al viajero para que éste escoja aquellos prestadores que reconocen y se ajustan a la normatividad vigente, de manera tal que si algún prestador falla en las condiciones o características del servicio que vendió, el turista tendrán a quien remitirse para reclamar y gestionar las compensaciones del caso. Cualquier turista puede consultar el Registro Nacional de Turismo ingresando a la Web del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo Para inscribirse en el registro sólo se requiere de: I. Nombre y domicilio de la persona jurídica que actuará como prestador del servicio turístico II. Descripción del servicio o servicios turísticos que proyecta prestar, indicación del lugar de la prestación y fecha a partir de la cual se proyecta iniciar la operación. III. La prueba de la constitución y representación de las personas jurídicas. IV. Acreditar las condiciones y requisitos que demuestren su capacidad técnica, operativa, financiera, de procedencia, de capital y de seguridad al turista, así como los títulos o requisitos de idoneidad técnica o profesional correspondiente, de conformidad con la reglamentación que expida el gobierno nacional, para efecto de su inscripción en el Registro Nacional de Turismo. El usuario o turista, además de tener el derecho a que el servicio sea prestado por un empresario debidamente registrado tiene otros derechos y algunas obligaciones también, los cuales se expresan en el capítulo II de la Ley 300, en los siguientes artículos:


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

19

ARTÍCULO 63. DE LA OBLIGACIÓN DE RESPETAR LOS TÉRMINOS OFRECIDOS Y PACTADOS. Cuando los prestadores de servicios turísticos incumplan los servicios ofrecidos o pactados de manera total o parcial, tendrán la obligación, a elección del turista, de prestar otro servicio de la misma calidad o de reembolsar o compensar el precio pactado por el servicio incumplido. PARÁGRAFO. Ante la imposibilidad de prestar el servicio de la misma calidad, el prestador deberá contratar, a sus expensas, con un tercero, la prestación del mismo. ARTÍCULO 64. DE LA SOBREVENTA. Cuando los prestadores de los servicios turísticos incumplan por sobreventa los servicios ofrecidos o pactados de manera total o parcial, tendrán la obligación a elección del turista, de prestar otros servicios de la misma calidad o de reembolsar o compensar el precio pactado por el servicio incumplido. Ante la imposibilidad de prestar el servicio de la misma calidad, el prestador deberá contratar a sus expensas con un tercero, la prestación del mismo.

ARTÍCULO 65. DE LA NO PRESENTACIÓN. Cuando el usuario de los servicios turísticos incumpla por no presentarse o no utilizar los servicios pactados, el prestador podrá exigir a su elección el pago del 20% de la totalidad del precio o tarifa establecida o retener el depósito o anticipo que previamente hubiere recibido del usuario, si así se hubiere convenido. ARTÍCULO 66. DE LA EXTENSION Y PRORROGA DE LOS SERVICIOS TURÍSTICOS. Cuando el usuario desee extender o prorrogar los servicios pactados deberá comunicarlo al prestador con anticipación razonable, sujeta a la disponibilidad y cupo. En el caso de que el prestador no pueda acceder a la extensión o prórroga, suspenderá el servicio y tomará todas las medidas necesarias para que el usuario pueda disponer de su equipaje y objetos personales o los trasladará a un depósito seguro y adecuado sin responsabilidad de su parte. El procedimiento para la presentación de las quejas o denuncias que se deriven de servicios incumplidos se rige por el artículo 67, que indica que las mismas se podrán presentar ante la asociación gremial respectiva o bien ante el Viceministerio de Turismo. Los prestadores de servicios turísticos podrán ser objeto de sanción cuando incurran en cualquiera de las siguientes conductas (Art. 71): a) Presentar documentación falsa o adulterada al Viceministerio de Turismo o a las entidades oficiales que la soliciten; b) Utilizar publicidad engañosa o que induzca a error al público sobre precios, calidad o cobertura del servicio turístico ofrecido; c) Ofrecer información engañosa o dar lugar a error en el público respecto de la modalidad del contrato, la naturaleza jurídica de los derechos surgidos del mismo y sus condiciones o sobre las características de los servicios turísticos ofrecidos y los derechos y obligaciones de los turistas; d) Incumplir los servicios ofrecidos a los turistas;


INVITEMOS A RESPETAR A LA

INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

CIUDADANÍA

20

LOS TURISTAS DEBEN CONTAR CON PROTECCIÓN ESPECIAL e) Incumplir las obligaciones frente a las autoridades de turismo; f) Infringir las normas que regulan la actividad turística; g) Operar sin el previo registro de que trata el artículo 61 de la presente Ley.

3.2 Los Turistas deben contar con protección especial Según el código ético mundial del turismo, el turista en general y en especial el extranjero gozan de protección especial, así ha quedado indicado en el artículo 1 de dicho código: Las autoridades públicas tienen la misión de asegurar la protección de los turistas y visitantes y de sus bienes. En ese cometido, prestarán especial atención a la seguridad de los turistas extranjeros, por su particular vulnerabilidad. Con ese fin, facilitarán el establecimiento de medios de información, prevención, protección, seguro y asistencia específicos que correspondan a sus necesidades. Los atentados, agresiones, secuestros o amenazas dirigidas contra turistas o trabajadores del sector turístico, así como la destrucción intencionada de instalaciones turísticas o de elementos del patrimonio cultural o natural deben condenarse y reprimirse con severidad, de conformidad con la legislación nacional respectiva.


INVITEMOS AL TURISTA A RESPETAR A LA CIUDADANÍA

INVITEMOS A RESPETAR A LA

CIUDADANÍA

21


Convivir con el turista III