Page 51

femenina debajo del brazo izquierdo de Dios, podría representar a Eva, no creada todavía y, sin embargo, ya presente en la mente del Creador. Estoy segura que esta imagen ya la habrás visto anteriormente porque al correr de los siglos, es una de las imágenes – simbolo de la historia del arte de todos los tiempos. Ahora continuemos apreciando La Caída en el pecado original y la expulsión del Paraíso :

en la espalda tras una caída del andamio. Se temía que estuviese perdiendo la visión a causa de los continuos derrames de pintura en los ojos. Trabajaba tanto que ni para comer descansaba. La gente en Roma empezó a tomarlo por loco ya que su aspecto físico desmejoró y se volvió una persona huraña.

En La Caída en el Pecado Original y la Expulsión del Paraíso vemos una composición dividida en dos mitades claramente diferenciadas por el movimiento que hay en cada una de ellas: a la izquierda se ve la Caída, a la vez que a la derecha un ángel armado con una espada expulsa a Adán y Eva del jardín del Eden. Observen como Eva acaba de recibir la fruta mientras Adán coge una también. La manzana simboliza el fruto prohibido y la tentación por lo prohibido. La serpiente que ofrece la fruta prohibida es una mujer cuyos anillos de colores ( anaranjado, verde y rosa ) significan su atractivo fatal. Es un detalle magistral que se había perdido y no se ha recuperado hasta la reciente restauración de la bóveda en 1980. Aqui se esta representado a Satanás con un híbrido, medio mujer medio serpiente. Como a Miguel Angel no le interesaba pintar paisajes ya que su fuerte era la figura humana, la llanura desolada que se observa con sus rocas y tocones no tiene mucho de paraíso terrenal. En la parte derecha del fresco vemos la consecuencia de la Caída, donde la sensación de vergüenza producida por la desnudez humana hacen que Adan y Eva intenten cubrirse con hojas de higueras. Sin embargo, Miguel Angel opta por hacer caso omiso de ese detalle. El ángel no es como los que solemos ver acompañando a Dios en las pinturas de la Creación de la Tierra y el Hombre. Este ángel es un ser de genero dudoso vestido con su propia túnica roja y apunta con una espada el cuello de Adán. Las caras de Adan y Eva se encuentran muy envejecidas, deformadas y arrugadas de la tristeza que los aflige. Se decía que…. Miguel Ángel cuando empezó a realizar estos frescos solo tenía 33 años y debido al arduo trabajo comenzó a sufrir de tremendos dolores

La Creación de Adán ha marcado la mirada del hombre desde el momento en que se pintó hasta nuestros días. Esta imagen ha sido determinante en la formación del arte tal y como hoy lo entendemos, y es considerada la alegoría más sugerente y poética del origen del ser humano como ser que participa en la divinidad, sea cual sea ésta. La Creación de Adán sigue el mismo método de representación que la Creación de Eva, fingiendo dos planos de realidad, uno de los cuales es la misma realidad del espectador. Dios, tras haber creado luz y agua, fuego y tierra, a todos los animales y seres vivos, decide crear un ser a su imagen y semejanza, crearse de nuevo a sí mismo. Dios llega a la tierra en una nube, rodeado de ángeles y envuelto en turbulencias que crea su mismo poder irresistible. Dios llega a la tierra en una nube, rodeado de ángeles y envuelto en turbulencias que crea su mismo poder irresistible. En tierra, la figura de Adán ya está modelada, esperando ser insuflada de vida. Adán está totalmente pegado a la tierra, como surgiendo de ella: su mano se levanta débilmente, sin fuerza propia, sin objetivo. Y en ese punto el dedo de Dios concentra toda la fuerza terrible de la creación para transmitirla a su criatura y convertirla en lo que es. El detalle aislado de las dos manos resume en sí mismo el misterio de la creación, de la vida humana. Es una interpretación conmovedora de Miguel Ángel, que ha hecho de esta imagen un auténtico patrimonio de la Humanidad. 49

Obras del Quiquecento  

Galería de las 20 obras más representativas del Quinquecento Italiano

Obras del Quiquecento  

Galería de las 20 obras más representativas del Quinquecento Italiano

Advertisement