Page 40

o alguien mas lo haría. Se sugiere que el artista vendió supintura original al Rey francés Luis XII en lugar de entregarla a la Cofradía como es requerido por su contrato. Por dicha razón, se le pidió a Leonardo que realizara una nueva versión de la obra ( datada en 1497 ). Esta última versión es la que se encuentra en la actualidad expuesta en el National Gallery de Londres. De esta manera Leonardo terminaba con cumplir con su obligación contractual. Hablemos entonces de la segunda versión…. La ejecución del segundo cuadro corrió a cargo de Ambrogio De Predis bajo la supervision de Leonardo. Cuál era el tema que debía tratar en esta obra? A Leonardo se le pidió que pintara una Virgen y un niño con ángeles, pero en su lugar creó algo más ambicioso y menos comprensible – una Virgen de rodillas con el Niño Jesús, un solo ángel, y el niño San Juan Bautista. La Virgen arrodillada, una Virgen humilde, no era un tema nuevo. Usualmente a la Virgen se la mostraba adorando al Niño Jesus, pero en esta pintura, ella esta mirando a Juan Bautista con sus ojos bajos y abrazándolo al mismo tiempo.

El tema es oscuro y poco convencional. Este artista no compartía ni lacreencia típica renacentista de devoción cristiana, ni la 38

Detalle del niño y jóven en el fresco original

admiración por la antigüedad. Su inspiración proviene de la naturaleza, y esto es lo que esta reflejado en ambos cuadros. Cómo sabemos cuál de los niños es Jesús y cuál es San Juan Bautista? A San Juan Bautista siempre se lo ha representado ya sea señalando a Cristo o un cordero, o llevando una cruz larga. En esta segunda versión se es posible ver una cruz roja llevada por San Juan, la cual no aparecía en la pintura original. Analicemos con mas detalle todo el resto de la obra…. El rostro de la virgen Maria, con sus rasgos jóvenes, bien equilibrados, los párpados pesados y barbilla puntiaguda, representa lo que Leonardoconsideraba como la belleza ideal. Una representación que la llevo a muchas de sus pinturas, mas notablemente en la Mona Lisa. La mano derecha de la Virgen descansa de manera protectora sobre el hombro del Bautista infantil, mientras que la mano izquierda en escorzo se cierne sobre la cabeza de su hijo. Leonardo ha empleado estos gestospara ayudar a unificar este grupo y, al mismo tiempo, crear un ambientede ternura y misterio.

Obras del Quiquecento  

Galería de las 20 obras más representativas del Quinquecento Italiano