Issuu on Google+

Gacetilla Cervecera

Publicación gratuita casi mensual sobre el mundo de la cerveza Número V. Junio 2011

Marketing

mo la Punk IPA, la Paradox, o la 5

dientes afrodisiacos como el cho­

amplio abanico de estilos con el to­

solo 40 botellas de esta cerveza a la

Si nos preguntaran por cuatro o

marca. Pero es a finales del 2009

E D I T O R I A L

cinco cervezas elaboradas por pe­ queñas fabricas extranjeras que nos vengan en este momento a la cabeza,

seguramente en la lista podríamos en­ contrar a la danesa Mikkeller, la ho­ landesa De Molen, la italiana Baladin

o alguna que otra americana como Fl­ ying Dog. Cervezas habituales en la

mayoría de tiendas especializadas.

Apostaría que en esta lista mental es­ taría sin duda presente la escocesa Brew Dog.

Creada en abril del 2007 por

Martin y James, dos jóvenes empren­ dedores que han convertido su em­ presa actualmente en la mayor

cervecería independiente de Escocia,

hasta el punto que han tenido que lle­ gar a un acuerdo con Meantime para

elaborar en sus instalaciones londi­ nenses sus cervezas 77 Lager y Zeit­

A.M. Saint, cervezas que recorren un que personal e innovador de esta

cuando inician una mediática carre­ ra para elaborar la cerveza con más

graduación del mercado, presentan­

ble. Esto es posible principalmente

porque elaboran buena cerveza, natu­ ralmente. Pero, ¿es suficiente tener

una amplia y potente gama de cerve­ zas, o apostar desde el inicio por rece­ tas

transgresoras,

nombres

originales o cuidar al máximo el di­ seño de sus etiquetas?

Sin duda su gama de productos

cuentan con cervezas de calidad co­

cipe William.

Si extrapolamos la situación a la

comparación posible. Han aparecido

32% de graduación alcohólica con lo que consiguieron superar el récord que ostentaba, hasta el momento, la

cerveza alemana Schorschbraer con

el 31%. Meses más tarde como conse­ cuencia de la presentación de la

Schorschbock 40, con un 40 % de al­ cohol, sacaron al mercado una nueva

cerveza, la Sink The Bismarck! que

cuenta con un 41% de alcohol, sólo un 1% más que la Schorschbock 40, con lo que conseguían otra vez tener el récord mundial de la cerveza con mas graduación del mundo.

No satisfechos con este récord

graduación más alta, la “The End of

vas instalaciones?. Parece algo increí­

han enviado varias unidades al prín­

Penguin. Esta cerveza alcanzó un

en tan solo cuatro años desde su fun­ finales de año las obras de sus nue­

ciudadanos británicos, y de la que

vivida aquí en estos últimos 4 años,

bautizadas como Tactical Nuclear

crean una de las cervezas más caras

dación Brew Dog tenga previsto para

venta a través de su web solo para

do una edición limitada de cervezas

geist.

Entonces ¿cómo es posible que

colate en una edición limitada de

del mundo y actualmente la de una

History and the Last Man” de la que

no encontraríamos ningún punto de

nuevas cerveceras, pero en la ma­ yoría de los casos han apostado por

pequeños equipos de elaboración y producciones a pequeña escala, y

por crearse un mercado de proximi­ dad, sin ayuda de grandes campañas publicitarias ni jugando la carta de un marketing agresivo. Su estrategia

va más bien encaminada al contacto directo con el consumidor. Pero,

¿cuál es la estrategia acertada?. Es

una buena pregunta. ¿Qué pensaría­ mos si un elaborador de aquí sacara una cerveza de 40 grados o cubierta

con alguna piel de animal? ¿Lo criti­ caríamos? ¿Nos parecería lícito o simplemente una jugada mediática totalmente reprochable?

Seguro que no solo hay un ca­

solo aparecieron 12 botellas. ¿Que

mino

comadrejas y una liebre para revestir

búsqueda del éxito inmediato apro­

pensáis de usar cuatro ardillas, siete

las botellas de esta cerveza?. El eleva­ do precio y sus 55% de ABV quedan

en segundo plano. Y no contentos es­ te pasado mes de abril han lanzado

su última edición especial, aprove­ chando el filón mediático de la boda

real inglesa, la Royal Virility Perfor­ mance, una IPA de 7.5% ABV que

contiene Viagra y otra serie de ingre­

correcto

dependerá

si

y

se

la

elección

antepone

la

vechando la coyuntura de un merca­ do en expansión a la satisfacción por

ir creciendo día a día con un trabajo honesto. Siempre hay quien busca

que se hable de ellos y, en este caso,

lo han logrado.. ¿Habrían consegui­ do este crecimiento sin recurrir a es­ tas

estratagemas

publicitarias?

Vosotros tenéis la última palabra.


Gales

Internacional

(Final)

Por Joan Villar­i­Martí Blog Birraire

A modo de epílogo de mis aven­ turas por Gales, me gustaría dar una última pincelada para que todo el mundo pudiera obtener una imagen fiel de la cultura cervecera de esta re­ mota región británica. En este senti­ do, me gustaría hablar sobre la Campaign for Real Ale (CAMRA) y de como los ejes de su acción en pro de la Real Ale han repercutido, por lo que he podido vivir, en el día a día de los galeses que beben cerve­ za (que a nadie se le escapa que son la amplia mayoría). La CAMRA, como muchos ya sabéis, es una orga­ nización británica que se fundó en 1971 como respuesta al incremento del consumo de cerveza industrial producida en masa. Este grupo se ha dedicado a promover la cerveza y la sidra "verdadera", entendiendo co­ mo tal las que se fabrican tradicio­ nalmente, de acuerdo con los

métodos propios de la artesanía. En­ tre sus muchos objetivos y acciones, están la difusión de la buena cultura cervecera (con publicaciones pro­ pias, organizando Beer Festivals, pre­ mios varios como los National Pub of the Year, etc.), luchar por los dere­ chos de los consumidores, promover los pubs que apuestan por la Real Ale/Cider o la recuperación de esti­ los de cerveza y sidra olvidados. Me sorprendió comprobar cuan­ tos galeses eran socios de CAMRA, y como todos ellos tenían un hueco en su cartera para el carné, que me en­ señaban orgullosos como si de un premio se tratara. Me comentaban todas las ventajas que tenían por ser socios y lo bueno que era pertenecer a una organización que actúa como incansable lobby a favor de la cerveza y los cervece­ ros. Si bien personalmente pienso que algunas de las ideas de CAMRA son un tanto radicales y matiza­ bles en varios casos, valo­ ro el papel importantísimo que ha tenido para la pro­ moción de la cerveza y los efectos colaterales que toda su acción ha pro­ vocado. Reflexionando alrededor de es­ ta organización, me di cuenta de có­ mo había afectado en el funcionamiento de la sociedad gale­ sa, en la que se puede notar un ma­ yor calado de las ideas de la CAMRA PUBLICIDAD

que no, por ejemplo, en Inglaterra. De hecho, en todos los pubs que es­ tuve me sirvieron Real Ale; ¡hasta en los estadios de rugby tenían cer­ veza en cask! Tal como ya comenté en la segunda parte de esta serie de artículos, en Gales, por lo general, sólo quieren cerveza "de la de ver­ dad". En los supermercados (dejando a parte tiendas especializadas) quedé pasmado ante la variedad de cervezas propias e internacionales, muchas de ellas pudiéndose consi­ derar artesanales. En las casas de mis amigos, si bien presencié algún síntoma de relajación de los estric­ tos criterios de la CAMRA, por lo general había buena y variada cer­ veza, además de vastas colecciones de vasos de Festivales CAMRA guar­ dados como auténticos tesoros. A modo de apunte final, y ha­ blando de festivales, no pude irme de Gales sin prometer a mis amigos que mi siguiente visita sería durante uno de los mejores festivales cerve­ ceros galeses, del que me habían contado auténticas maravillas. Co­ mo soy un hombre íntegro, no voy a fallar a una cita como esta, que es­ pero que dé para una "segunda tem­ porada" de mis aventuras por Gales.

Para saber más:

www.camra.org.uk


Saccharomyces. El silencioso motor de la cerveza Por Héctor Arráiz

Licenciado en Biología

El consumo de alimentos fer­ mentados ha sido de capital impor­ tancia en la historia de la humanidad. De todos ellos, tres de los más importantes, comparten le­ vaduras del género Saccharomyces: el vino, el pan y la cerveza. Saccharomyces es un género de hongos unicelulares (en ocasiones pueden agruparse en número pe­ queño formando una estructura fila­ mentosa conocida como pseudohifa) con reproducción tanto asexual (por gemación) como sexual (por ascos­ poras, estructura a modo de saco que encierra esporas procedentes de la misma división y multiplicación celular). Su metabolismo es anaero­ bio facultativo (es decir, puede vivir sin oxígeno, aunque en su presencia presenta variaciones metabólicas). En el caso particular de la cerve­ za la acción de Saccharomyces es principal en el caso de las fermenta­ ciones alta y baja (no así en la es­ pontánea, aunque actúa del mismo modo). En la fermentación baja las especies del género encargadas de la fermentación son S. pastorianus (sinónimo de S. carlsbergiensis). La identidad de estas especies, es decir si son realmente dos o por otra par­ te dos variedades de una misma es­ pecie, aún no está clara para los microbiólgos. Por otro lado en las cervezas de fermentación alta, apare­ ce S. cerevisiae. Esta separación no es nítida completamente, ya que en las cervezas de fermentación baja aparece S. uvarum una especie estre­ chamente relacionada con S. cerevi­ sie con la que comparte gran parte de su genoma. S. pastorianus (baja fermentación) tiene su óptimo creci­ miento en torno a los 10 ºC y muere por encima de los 34ºC, mientras que S. cerevisiae tiene su óptimo cer­

cano a los 20ºC y resiste temperatu­ ras hasta 37ºC. Saccharomyces produce dos constituyentes básicos de la misma: gas y alcohol. Estos dos componen­ tes se producen gracias a la fermen­ tación alcohólica, que tiene lugar en ausencia de oxígeno, y que mediante la oxidación de azúcares (glucosa, fructosa, etc), da lugar a dióxido de carbono (gas) y etanol (alcohol).

“Los

cerveceros hacen mosto, no cerveza. Las levaduras hacen cerveza”

Randy Mosher. Tasting Beer

Aparte de estos componentes, el metabolismo de estas levaduras pro­ vee a la cerveza de diferentes sustan­ cias, cuyo origen bioquímico sobra en este breve artículo, entre las que podemos destacar: Diacetilo. Es producido a partir de aminoácidos. Con olor a mante­ quilla o a palomitas de maíz. Alcoholes (Excepto etanol. 2­fe­ niletanol, n­propanol, isobutanol, al­ cohol isoamílico). Aportan las mismas características organolépti­

cas que el etanol. Acetato de etilo. Formado du­ rante la síntesis de ácidos grasos. Olores frutales. 4­vinil guaiacol. Surge durante la fermentación tras la metaboliza­ ción del ácido ferúlico. Huele a cla­ vo, levemente a disolvente. Ésteres (acetato de isoamilo, etil hexanoato, acetato de feniletilo, etc). Al igual que otros compuestos, surgen durante la síntesis de ácidos grasos. Presentan olores frutales y/o florales. Acetaldehido. Se produce me­ diante la descarboxilación del piru­ vato. Huele a manzana verde, hojas, etc. Se produce en cervezas muy jó­ venes. Levaduras muertas. Los restos de los hongos también aportan sa­ bor a la cerveza. Produce un sabor terroso, astringente, aunque la me­ jor manera de describirlo es con el quinto de los sabores básicos: uma­ mi. Ahora que ya conoce el aporte de Saccharomyces a la cerveza, pue­ de que la próxima vez que se enfren­ te a una no filtrada vea con curiosidad (o asco, quién sabe) esos flóculos parduzcos que aparecen en su vaso. Salud.


Cervezas Ecológicas Por Jordi Expósito

Cerveza Artesanal de Catalunya

Sin tener que acudir a tiendas exclusivas de productos ecológicos, ya hace unos años que podemos en­ contrar a la venta alguna cerveza ecológica, como por ejemplo la San Miguel Eco o la The 4 Elements ale­ mana. Lo que confirma una progre­ siva tendencia del consumidor por una alimentación empleando este ti­ po de productos en teoría más salu­ dables y beneficiosos para la salud que a la vez se producen respectan­ do el medio ambiente. Les Clandestines de Montferri elaboran actualmente seis cervezas diferentes y dos de ellas con ingre­ dientes ecológicos. Aparte de su re­ frescante cerveza Rossa, que se elabora con malta y lúpulos ecológi­ cos provenientes de Nueva Zelanda, el año pasado presentaron en la Mostra de Cervesa Artesana de Me­ diona una nueva cerveza de 4,5% vol., elaborada con malta de espelta y con cebada de cultivo ecológico. Hasta ahora no era muy habitual encontrar este tipo de cervezas ela­ boradas por micros pero desde el pa­ sado mes de octubre contamos con dos cervezas ecológicas elaboradas por micros catalanas que han sido certificadas por el Consell Català de la Producció Agrària Ecològica (CC­ PAE). Este organismo acredita que en su elaboración siguen las normas de la agricultura ecológica, contro­ lando todo el proceso de produc­ ción, elaboración, envasado y comercialización, y a la vez garanti­ za el cumplimiento del reglamento de agricultura ecológica de la Unión Europea. La primera es la ECOLupulus de la Companyia Cervesera del

Montseny, una cerveza rubia de al­ ta fermentación de 5,4% vol. de esti­ lo Íber Ale, elaborada con maltas y lúpulos de cultivo ecológico en for­ mato único de 33cl. A la venta tanto en establecimientos de alimentación ecológica como en grandes superfi­ cies y tiendas especializadas. Justo al lado de la iglesia romá­ nica de Santa María de Gallecs se en­ cuentra la Agrobotiga del Espai Rural de Gallecs (Mollet del Vallès), donde podréis comprar la segunda de estas cervezas, la Toc d’Espelta, una cerveza artesana elaborada por Art Cervesers, fruto de la colabora­ ción con el Consorci per a l'Espai Ru­ ral de Gallecs y la Associació Agroecològica de Gallecs. Se trata de una cerveza de alta fermentación de 5,1% vol. elaborada con maltas de cebada y trigo y con espelta culti­ vada por productores locales de la comarca miembros de la Associació Agroecològica de Gallecs. Una nue­ va cerveza que refleja la filosofía de

Art Cervesers; apostar por los ingre­ dientes originarios de cultivos loca­ les e intentar dinamizar la comarca con nuevas iniciativas de colabora­ ción, así como ofrecernos nuevos productos impulsando la cultura cervecera artesana. Aparte de estas dos cervezas, en tierras valencianas, encontramos en Agullent (Vall d'Albaida) a Bode­ ga Artesana, una sección de la coo­ perativa Articultura de la Terra, que se encarga de la elaboración y dis­ tribución del vino Cavall Bernat y de las cervezas ecológicas Lluna. Desde el 2008 comercializan tres ti­ pos de cerveza en botellas de 33cl, la Lluna, una suave cerveza de trigo de 4,3% vol., la Lluna Bruna una Brown Ale de 4,8% vol. y la Lluna Negra una Stout de 5,5% vol. En la primera edición de Biocultura de Valencia celebrado del 5 al 7 de marzo del 2010 presentaron oficial­ mente una nueva elaboración, la Lluna Morisca. Una cerveza ecológi­


ca de 6,5% vol. macerada con hier­ bas aromáticas y envejecida en tone­ les de roble. Como explican en la misma etiqueta de la cerveza, su nombre es una manera de recordar a los moriscos expulsados hace 400 años de esas tierras. Destacar que el innovador proyecto de esta coopera­ tiva de trabajo asociado nace como apuesta por el autoempleo, el desa­ rrollo rural sostenible y la elabora­ ción artesana de productos de calidad provenientes del cultivo ecológico, lo que les valió para ser acreditada con el certificado del co­ mité de agricultura ecológica de la Comunitat Valenciana. Acreditación que también tiene la empresa Cerve­ zas Ecológicas Entresendas S.L. que distribuye la cerveza ecológica “Flor” de 4,1% vol. Una cerveza ela­ borada con malta de cebada ecológi­ ca alemana elaborada actualmente por la empresa valenciana Cervezas Fernandez Pons y que podéis en­ contrar por ejemplo en los super­ mercados Veritas. Como curiosidad comentaros que en el año 2004 de la mano de los hermanos Ases en la ciudad va­ lenciana de Albaida nació la empre­ sa Rofer Alimentación S.L., una microcevecería certificada por el Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana, que ela­ boraba cervezas con ingredientes procedentes de la agricultura ecoló­ gica. Aunque comercialmente tenían dos marcas separadas, Ibera desti­ nada a la hostelería y Natursan para herboristerías, tiendas de dietética y tiendas gourmet, embotellaron en formato de 33cl dos tipos de cerve­ za, una con alcohol de 4,5%vol. y otra sin alcohol de 1%vol. Una corta existencia para la primera micro que elaboraba cerveza con ingredientes ecológicos y, creo, que la única que ha sacado de momento una cerveza Sin al mercado, por la que obtuvo el premio como producto más novedo­ so 2006 en el certamen Biocordoba.

Masía Agullons Por Jorge Bort Blog BirrAntic

No era mi primera visita a una cervecería, aunque no soy pródigo en ello. Como siempre había sido mi amigo quien lo había organizado todo, y aprovechando la ocasión, esa lluviosa mañana de fin de sema­ na junto a mí compañera e hija sali­ mos de la rutina más o menos establecida. Este amigo había logrado reu­ nir a un buen número de conoci­ dos, y evidentemente se había molestado en llamar y reservar. No hay una gran distancia des­ de la ciudad aunque tampoco es zo­ na de paso. Recuerdo como primera visión a la llegada a la vieja masía una pila de cajas de botellas vacías, en la puerta de entrada, así, dejadas segu­ ro no premeditadamente, pero que daban un cierto aire bohemio. Entramos apresuradamente y allí nos recibieron. Allí estaban y allí nos hicieron sentir como en nuestra casa desde el primer mo­ mento. Bajo la primera y fugaz impre­ sión de caos o desorden, nos encon­ tramos una de las parejas más sorprendentes, que personalmente encontré en este mundo de cebada y lúpulo. Unas cervezas y unas palabras, unos guiños a todo lo que vendría después en la sala que sirve a la masía de recepción y pequeño bar. Y tras ello, la visita a la tierra soñada, el rincón del genio, la mi­ cro. Tengo grabada la imagen de Carlos encaramado a las escaleras que suben a los tanques de madura­ ción y fermentación. Allí entre expli­ caciones e historias, entre procesos y aventuras, allí cayó más de una lá­ grima.

Y es que pronto te das cuenta de que además de un trabajo, de una afición, de un medio de vida, hay un sentimiento, un orgullo y una pasión. Y además, eso la pareja lo transmite, lo vive y lo comparte con sus amigos, conocidos o sim­ ples visitantes. Todo lo que viví allí, me marcó tanto como aficionado cervecero como en mi persona. Detalles serían muchos que me llenarían más espacio del que puedo dispo­ ner. No me extenderé ni quiero ser partícipe de la opinión de otros. Sólo hacer mención y recomenda­ ción de que la visita me parece obligada para todo aquel que quie­ ra sentirse cervecero. Que eviden­ temente el fruto del trabajo, el líquido fermentado en Agullons lo siento como un verdadero placer de los sentidos. Que sin menospre­ cio de nadie no tiene nada que en­ vidiar el jamón cocinado de Montse y el impresionante pan a la cerveza cocido en el horno familiar, a los manjares de los más precia­ dos y renombrados cocineros. No puedo ni por supuesto quiero hablar en la opinión de to­ dos los partícipes de aquella jorna­ da, pero si puedo decir que mi hija disfruto de la casa como si estuvié­ ramos en la nuestra. Y que yo marché de allí con algo más dentro de mí. Con la utópica imaginación volcada en El Mançanar. Dicen que soñar es libre y todavía hoy gratui­ to. A Carlos y Montse los he vuel­ to a encontrar en algunas ocasio­ nes, pues como activos emprendedores, participan y cola­ boran en ferias y encuentros, tanto como les es posible. He seguido sus éxitos, y lo que es más, me he he­ cho fiel seguidor de su Ale. Y aunque a día de hoy no he vuelto a su casa, es como si lo hi­ ciera cada día, en cada sorbo de una buena cerveza.


¿Quien introdujo el lúpulo en la cerveza? Por Anna Ruiz Yo no lo sé, aunque hasta hace poco, estaba convencida de que había sido Hildegard de Bingen, (1098 Bermersheim ­ 1179 Ruperts­ berg), también conocida como la Si­ bila del Rhin, quien había dado ese pequeño paso que después resulto ser un gran salto. Y así, llena de la arrogancia de la ignorancia, se lo di­ je a Jordi Expósito. Pero luego, surgió la duda... Hildegard de Bingen ingreso a los ocho años de edad en el conven­ to de Disibodenberg, de la orden de San Benito (Ora et Labora), bajo la tutela de la abadesa Jutta de Span­ heim. Disibodenberg era un monas­ terio dúplice, un monasterio femenino al abrigo de un monaste­ rio masculino, estaban bajo la vigi­ lancia y supervisión directa del monasterio de varones que jurídica­ mente las representaba. La vida en el monasterio le permitió disfrutar de una buena educación, cosa muy poco frecuente, sobre todo para las mujeres, en aquella época. Estudio botánica, medicina, teología, filosofía, música, astro­ nomía, hablaba varios idiomas. Entre los años 1151 y 1158 escri­ bió: Liber subtilitatum diversarum naturarum creaturarum que años después se dividió en dos textos: Li­ ber simplicis medicinae (también co­ nocido como Physica) y Liber compositae medicinae, (también co­ nocido como Causae et Curae) El texto llamado normalmente Physica se divide en varios capítu­ los, el primero de ellos está dedica­ do a las plantas y es en este apartado donde habla del: Húmu­ lus lúpulus.Pero por más que he bus­ cado, no he encontrado nada en

relación con la cerveza, más exacta­ mente, nada que dé a entender que ella realizó pruebas, experimentos, con el lúpulo y la cerveza. Luego me encontré con los que dicen que fueron los finlandeses los que introdujeron en primer lugar el lúpulo en la cerveza para aromatizar­ la. Hay un poema épico finlandés: Kalewala (Kalevala), donde se nom­ bra el lúpulo en la cerveza. De todas formas este poema fue una compila­ ción de fuentes folclóricas finlande­ sas, una recopilación de narraciones populares hecha por Elias Lonnrot en el siglo XIX. Unos 50 poemas en la edición de 1849. No hay, que yo se­ pa, ningún otro documento de la épo­ ca que lo corrobore. Es probable que entre los siglos XI y XII se fuese introduciendo el uso del lúpulo en algunas regiones europeas, algunos opinan que sobre todo del sur de Alemania. Pero quizás se introdujo primero como parte del Gruit y des­ pués paso a usarse de forma única. Bueno, del gruit al lúpu­ lo... de Cervoise a Bier. El gruit o grut era una compleja mezcla de plantas salvajes, un cóctel de muchas hierbas. Su composición no era la misma en todas partes, sino que variaba dependiendo del lugar. En su composición se podía usar: Mirto de Bra­ bante, Romero silvestre, Ene­ bro, Altamisa, Ajenjo, Brezo, Regaliz, Salvia, Endrino, cor­ teza de roble, laurel, Milenra­ ma,bayas y resinas. Era utilizado como con­ servante y aromatizante, de­ pendiendo, el sabor de la cerveza de la combinación de

plantas usadas. La utilización del lú­ pulo para la fabricación de la cerve­ za causo numerosas peleas por el llamado: “Derecho de mezcla” que confería al maestro cervecero potes­ tad sobre su secreto de mezcla. Al utilizar el lúpulo desaparecía el mo­ nopolio de los maestros cerveceros y… los impuestos sobre el gruit. En 1516 Guillermo IV de Bavie­ ra, decretó, lo que se llamó el “Rein­ heitsgebot”, la ley de la pureza. Por este decreto, en la producción de la cerveza sólo se podía utilizar ceba­ da, lúpulo y agua pura. Volviendo a la cuestión inicial, es otra pregunta que queda, de mo­ mento, espero, sin respuesta. Puede que alguien haya hecho una investi­ gación seria, buscando y utilizando documentación de la época, o puede que aún este por hacer. Un trabajo, serio y riguroso, que estaré esperan­ do con ganas poder leer.

PUBLICIDAD


Maridaje (I): Cerveza y ensaladas Por Igor Oyarbide Calvin's Beer

La cerveza es una bebida que siempre ha estado muy relacionada con la dieta mediterránea y la cultu­ ra española, esto no es nada nuevo, pero lo que quizá no todo el mundo sepa es que se encuentra dentro de la Pirámide Nutricional Saludable. Dado que el modo en que se consume la cerveza en España está muy ligado a nuestra costumbre de compartir momentos con amigos o familia, acompañándola en muchas ocasiones con comida, a partir de ahora pretendemos que a través de la Gacetilla Cervecera podamos acer­ carnos a este mundo y saquemos el mejor provecho a la combinación de diferentes comidas y cervezas. Está claro que la mejor combinación será aquella que complazca al mismo con­ sumidor, pero esperamos que por lo menos os ayude en la búsqueda de la mejor opción, o que por lo menos despierte cierto interés en probar nuevas combinaciones de cerveza­ comida. Aunque todavía no estemos muy acostumbrados a elegir una cer­ veza diferente dependiendo de lo que vayamos a comer, cosa que sí ha­ cemos con el vino, la gran variedad de cervezas que hay en el mercado nos dan un gran abanico de sabores y combinaciones para experimentar. En estas primeras líneas vamos a comenzar con las ensaladas, que ahora que empieza a hacer cada vez más calor es un plato al que se recu­ rre mucho. Bien, las ensaladas que contienen vinagre desvirtúan los sa­ bores de muchas bebidas alcohóli­ cas, cosa que no pasa con la cerveza, muy buena compañera de las mis­ mas. Una cerveza ligera y de cuerpo medio va bien con todo tipo de ensa­

ladas, una cerveza Calvin's Pils por ejemplo. Si hablamos de una ensala­ da de hojas verdes y aliños ácidos (vi­ nagre o limón), cervezas belgas o las cervezas de trigo dan una combina­ ción muy interesante, pudiendo recu­ rrir a una +Blat de la CCM . En caso de que la ensalada esté aliñada con mostaza, vinagres fuertes (p.e. Móde­ na) o aliños agridulces, una cerveza con fuerte aroma a lúpulo daría un contraste muy agradable, Doble Glops. Si nos decantamos por prepa­

rar una ensalada especiada con que­ so de cabra, y sin que contenga ingredientes ácidos, una Ale, equili­ braría con mucho acierto los aromas y sabores (Una Duvel por ejemplo). Para una ensalada amarga (con en­ divias p.e.), podríamos elegir una cerveza de más cuerpo pero de bajo amargor. En los próximos números vere­ mos más combinaciones de diferen­ tes platos y cervezas. ¡Que aproveche!

PUBLICIDAD


"A veces, cuatro buenas cervezas equivalen a una puesta de sol."

Actualidad B R E V E S

Con una producción inicial de 150.000 litros, Estrella Galicia ha lanzado al mercado una cerveza de edición limitada, la primera de una serie de cervezas especiales que sa­ cara en los próximos años. La Estre­ lla Galicia Artesana es una cerveza de 4,2 %, embotellada solo en bote­ lla de 33cl, elaborada en colabora­ ción con el prestigioso cocinero Pepe Solla que cuenta con una es­ trella Michelín en su haber. Pensada para acompañar a los postres en los menús preparados por 81 restaurantes para degustar durante la pasada edición del Zara­ goza Gastronómica, Cervezas Am­ bar presento una cerveza de edición limitada con sabor a cho­ colate, la Ambar Bombón en botelli­ nes de 20cl y envueltos en papel dorado. Dentro de los actos de la Mos­ tra de Cervesa de Mediona que se celebra el 11 de junio, se celebrara un encuentro de Coleccionismo Cer­ vecero en el Poliesportiu Municipal Antoni Ramallets. Intercambio de todo tipo de breweriana, además La Cervecita dona chapas para que aumentéis vuestras colecciones y se realizara un sorteo de material cer­ vecero cedido por 2d2dspuma.

ACTIVIDADES CATAS Viernes 3. Maridaje de cerveza con jamón en el Drunk Monk (Mataró).

Sábado 4. Noche Especial Tierra de Frontera en el Restaurante "El Gallo" (Alcalá la Real). Martes 7 y 14. Maridaje de postres con cerveza en 4Pedres (Badalona). Miércoles 8. Cata de cervezas Al­ mogàver en el B­12 (Girona). Viernes 10. Cheese & Beer en Ros­ ses i Torrades (Barcelona). Martes 14. Maridaje con montadi­ tos en La Cervecita (Barcelona). Viernes 17. Taller cata de cervezas en Gastronomía Activa (Barcelo­ na). Sábado 18. Curso de cata en La Maison Belge (Barcelona). Días a convenir. Catas y maridajes en La Cervesera Artesana (Barcelo­ na). FESTIVALES Sábado 11. Sexta edición de la Mos­ tra de Cervesa Artesana a Mediona. FORMACIÓN Todos los viernes, Curso de inicia­ ción a la cata en Art Cervesers (Ca­ novelles). VISITAS Sábado 4. Jornada de puertas abier­ tas a Les Clandestines (Montferri). Domingo 5. Visita a Arts Cervesers organizada por Rosses i Torrades (Canovelles). Companyía Cervesera del Mont­ seny, sábados a las 11h, consultar disponibilidad (Seva). Art Cervesers, todos los sábados. Es necesario reservar con antela­ ción (Canovelles). La Cervecera Artesana, todos los lu­ nes de 21 a 23 h. (Barcelona). Museo de la Damm. Todos los miér­ coles a partir de las 17h. (Barcelo­ na).

OTROS Sábado 11. Quincena de la cerveza artesana en 2d2dspuma (Barcelona). Sábado 11. Reunión del CELCE en Barcelona. Sábado 18. Reunión CELCE en Madrid.

Editores Jorge Expósito Andrés Masero Maquetación Andrés Masero Colaboradores Joan Villar­i­Martí Héctor Arráiz Jorge Bort Anna Ruiz Igor Oyarbide Agradecimientos La Cervecita nuestra de cada día The Drunk Monk Cerveses Popaire Companyía Cervesera del Montseny La Maison Belge Descargar la edición digital cerveza­artesanal­ catalunya.blogspot.com culturillacervecera.blogspot.com Contacto lagacetillacervecera@gmail.com Los contenidos publicados en esta Gacetilla son responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores, asimismo queda prohibida la repro­ ducción total o parcial de estos sin el permiso expreso de los mismos.


Gacetilla Cervecera núm. V