Page 1

Gacetilla Cervecera

Publicación gratuita casi mensual sobre el mundo de la cerveza Número IV. Mayo 2011

Festivales cerveceros

E D I T O R I A L

Es cierto que no tenemos el pe­ riplo vital, ni la tradición de festiva­ les cerveceros de otros países europeos. El Great British Beer Fes­ tival por ejemplo tuvo el año pasa­ do más de 66.000 asistentes y se vendieron más de 200.000 litros de cerveza, o la cincuentena de cer­ vecerías presentes en el Belgian Beer Weekend de Bruselas, que es­ te año celebra su doceava edición los días 2, 3 y 4 de septiembre. Podríamos hablar de otras muchas citas en diferentes ciudades euro­ peas, pero lo que nos interesa real­ mente es que también dentro de nuestras fronteras este fenómeno, paralelo a la aparición de las mi­ cros, poco a poco se van afianzando y resurge cada año con nuevas citas coincidiendo con la llegada de los primeros días en los que el sol co­ mienza a calentar. La temporada comienza este año el mes de mayo, el sábado 7 con la segunda edición de la Fira de Cervesa Artesanal Catalana a L’Arboç, junto con otras dos nue­ vas citas que se presentan este año por primera vez, el Birrasana orga­ nizado por Cerveses Marina y el Ajuntament de Blanes el sábado 14 y la I Fira de Cervesa Artesana de Molins de Rei, organizada por la Asociación Zulogaarden y el Casal

de Joves La Mola el siguiente sába­ do 21. Después vendrán otras citas, como la ineludible y pionera Fira de Mediona el 11 de junio que este año cumple su sexta edición, o la de Jafre en julio, con la tradicional elección de la mejor cerveza artesa­ na del año. Pero poblaciones como Torredembarra, Valls, Palleja, Ven­ drell y Hostalets de Balenya, entre otras, también tienen su propia cita cervecera con los aficionados, un claro reflejo del momento de expan­ sión que vive el sector. ¿Es positiva esta prolifera­ ción? En principio puede parecer que sí, esta creciente oferta da la po­ sibilidad al aficionado de poder ele­ gir entre los cada vez más numerosos encuentros disponibles, pero hay que tener cuidado, la can­ tidad no implica necesariamente una mejora de la calidad. Lo usual es que estos eventos se acompañen con música en direc­ to, y a veces con puestos de arte­ sanía y comida, pero no es tan habitual encontrar en ellos cursos, conferencias o sesiones de cata o maridaje. Son precisamente estas actividades que ayudan a difundir la cultura cervecera, las que deben proliferar para evitar que estas ferias se conviertan en simples mer­ cados cerveceros. Deben tratarse de un juego par­ ticipativo entre el público y el elabo­ rador que tiene la rara oportunidad en estos encuentros de dar a cono­ cer directamente al público sus pro­ ductos, presentar sus novedades y

a la vez recabar de primera mano la opinión de los aficionados, por eso es fundamental su presencia en ellas. Como aficionados, es de­ cepcionante llegar a un puesto a interesarnos por un producto o una cervecera y encontrar en su stand a un comercial que no puede aportarnos nada interesante, pues­ to allí con el único fin de vender... Para eso no es necesario hacer tan­ tos kilómetros, ya existen las tien­ das. Por suerte para nosotros esto no es lo habitual, pero es lo que se debe evitar si no queremos que unos festivales ideados en sus ini­ cios para promocionar la cultura cervecera, se conviertan a los ojos del aficionado en simples bazares cerveceros. Hay que buscar fórmulas ima­ ginativas y diferenciadoras para promocionar la cultura de la cerve­ za y que eviten que estos encuen­ tros se puedan convertir en meras réplicas, solo cambiando la ubica­ ción y la fecha de celebración. La tendencia natural es que estos festivales sigan creciendo en número, así como en popularidad y aceptación, siempre que sepa­ mos cuidarlos y hagamos de ellos verdaderas citas imprescindibles para todos los que amamos el mundo de la cerveza. Eso sí, ahora que llega el buen tiempo no dejéis pasar la oportuni­ dad de disfrutar de un buen rato entre amigos y cervezas en alguno de estos eventos dedicados a nues­ tra bebida preferida.


Trapenses

Internacional Por Eduard Casas

Coleccionismo Cervecero

La primera premisa para la crea­ ción de un monasterio era la existen­ cia de un río o manantial de agua que suministrara de forma constan­ te las necesidades de la comunidad. Y si esa agua era de buena calidad era la base de una buena cerveza. Los monjes elaboraban cerveza para el consumo propio. Era una fuente barata de alimento que podían con­ sumir en cualquier época del año, in­ cluso en cuaresma ya que la cerveza no era considerada una comida. Se decía “el pan líquido” y aportaba los nutrientes necesarios en la dieta de cada monje y gracias a su contenido alcohólico ayudaba además a pasar las largas noches de invierno en unos monasterios poco preparados para las épocas más frías. Durante la Edad Media se vivió una constante mejora en cuanto a su elaboración, perfeccionando la rece­ ta y haciéndola más estable. Estas nuevas recetas llevaron a la mejora del aspecto, sabor y aroma de los bre­ bajes. Una gran revolución fue la uti­ lización del lúpulo como conservante. Fue en 1079 cuando la abadesa Hildegarde de St. Ru­ prechtsberg nombra en un escrito el poder antibacteriano del lúpulo y

apunta que la cerveza aromatizada con este fruto se conserva mejor que la que no utiliza. Es la mención escri­ ta más antigua de la elaboración del lúpulo en la elaboración de la cerve­ za. Con el paso de los años la ma­ yoría de monasterios dejaron de ela­ borar cerveza debido sobre todo a la disminución del núme­ ro de monjes, cierre de monasterios o falta de personal capacitado para llevar adelante es­ ta labor. Las cervezas tra­ penses son cervezas de Abadía que siguen siendo elabora­ das en un monasterio. De los 171 mo­ nasterios que en su día fabricaban cerveza solo siete lo continúan ha­ ciendo. Seis en Bélgica: Chimay, Westmalle, Orval, Rochefort, Westv­ leteren y Achel, y uno en Holanda, Koningshoeven. En 1997 los siete monasterios más el alemán de Maria­ wald (pese a que no elaboraba cerve­ za desde 1956) fundaron la Asociación Internacional Trapense (ITA) para proteger sus cervezas de la especulación comercial de las grandes multinacionales. Esta asocia­ ción privada ha creado un logotipo (“Authentic trappist product”) que se asigna a los productos (quesos, cerveza, vino, etc.) que respetan unos criterios de producción preci­ sos. Para las cervezas, los criterios son los siguientes: PUBLICIDAD

. La cerveza debe ser elaborada dentro de los muros de una abadía trapense, por o bajo el control de los monjes. . La fábrica, las opciones de ela­ boración y las orientaciones comer­ ciales, deben depender de la comunidad monástica. . El objetivo económico de la fá­ brica debe ser dirigido hacia la asistencia y no hacia el be­ neficio financiero. La orden Trapense tie­ ne su origen en el monaste­ rio cisterciense de La Trappe, ubicado en el pue­ blecito francés de Soligny­la­ Trappe. Con el paso de los años se fueron abriendo más monasterios que seguían sus mismas normas, pero poco a poco estas fueron sien­ do más relajadas hasta que en 1665 el abad de La Trappe introdujo unas nuevas reglas en la abadía (inclu­ yendo que únicamente se pudiera beber agua) y nació la Estricta Ob­ servación. En el siglo XIX, la cerve­ za comenzó a elaborarse para sufragar los gastos de mantenimien­ to del monasterio. La Revolución Francesa y las dos Guerras Mundia­ les provocaron la destrucción de muchos monasterios. De los Tra­ penses se sabe que había seis en Francia, seis en Bélgica, dos en Ho­ landa, uno en Alemania, uno en Austria y posiblemente alguno más en otros países que producían sus excelentes cervezas.


Gales

(Tercera parte) Por Joan Villar­i­Martí Blog Birraire

Mis andaduras por Gales me es­ taban descubriendo grandes parajes y grandes cervezas. Todo lo que había podido leer antes del viaje era poco comparado con lo que me en­ contraba, y mi fascinación por el país y su gente crecía a cada momen­ to. Por desgracia, mi estancia en el Reino Unido iba llegando a su fin, pero antes de que me marchara con mi maleta llena de recuerdos y bote­ llas de cerveza, mis amigos galeses me habían prometido una sorpresa especial. Habíamos pasado el día en la península de Gower, en el sur­oeste de Gales. Después de visitar el Worm's Head, uno de los grandes paisajes de costa que ofrece el país, estaba ansioso por saber dónde me llevarían a continuación. Nos dirigía­ mos a un pub para encontrarnos con un grupo de gente; lo que des­ cubrí de camino es que la sorpresa era propiamente el pub. Al llegar, vi rápidamente que no se trataba de un sitio cualquiera. Estábamos en Mumbles, una pe­ queña comunidad de algo más de

4.000 habitantes, en la punta sur­es­ te de la península. Según me conta­ ron, una parte importante de la gente de esta zona vive aquí para es­ tar cerca de este pub. De hecho, mis amigos me comentaron que en un fu­ turo se plantean mudarse a Mum­ bles por esta misma razón. El Joiners Arms es un pub con más de 200 años de historia; se trata de uno de los más antiguos del Rei­ no Unido. Muy familiar, sus clientes son básicamente los habitantes de la zona, cosa que pude intuir por las discretas pero insistentes miradas de algunos de sus regulars. Entran­ do pude ver que había un beer gar­ den fantástico delante, y que las instalaciones no se limitaban con la zona de pub, aunque presumí que la caseta adicional era el almacén. Mi gran sorpresa fue descubrir, después de unas maravillosas pintas de Real Ale, que el presunto almacén era realmente de donde salía aquella gran cerveza. Sin saberlo, me encon­ traba en las instalaciones de la Swan­ sea Brewing Company. Mi excitación inicial dio paso a un sinfín de preguntas acerca de aquel maravilloso brewpub y la pro­ ducción de sus cervezas. De estas, me gustaría destacar especialmente dos: la Three Cliffs Gold y la Bishops­ wood Bitter. Ambas cervezas han si­ do premiadas en varios festivales organizados por la CAMRA. La primera es una Golden Ale; PUBLICIDAD

el hecho de que la tiraran Northern Style (todas las Swansea deben ti­ rarse así, según me comento el pu­ blican) redujo bastante un aroma que quedó muy suave, aunque en boca era una explosión de amargor y notas cítricas y herbales, con una interesante base de malta. Sólo pro­ barla, vi que podría tomarme 5 pin­ tas seguidas de Three Cliffs sin darme cuenta.

El Joiners Arms es un pub con más de 200 años de historia; se trata de uno de los más antiguos del Reino Unido. Sin embargo, la Bishopswood Bitter demostró ser mejor session beer que la anterior. Con una nariz más completa por su carácter más malteado, la menor incidencia de los lúpulos en el sabor y unos toques caramelizados y afrutados en boca fueron decisivos a la hora de esco­ gerla como mi acompañante para aquella noche. Y así pasé mi última noche en Gales: en un fantástico brewpub, to­ mando varias pintas de una bitter de escándalo y charlando apasiona­ damente del siguiente partido del torneo Seis Naciones de rugby.


Las nuevas cervezas naturales llegan a nuestro país (II) Por Pablo Vijande MaestroCervecero.es

Para poder dar un paso más en este nuevo mundo de variedades que llega con las cervezas naturales, vamos a conocer la clasificación de las cervezas. Las cervezas se clasifican en tres grande familias según su fer­ mentación. Por tanto, el primer crite­ rio de clasificación lo determina el tipo de levadura empleado en la ela­ boración. La levadura, a pesar de ser el ingrediente minoritario, es deter­ minante en el carácter de la cerveza. Así las tres familias de cervezas son: las Ale, las Lager y las de fermenta­ ción espontánea. Cervezas ALE o de alta fermen­ tación: son las fermentadas con la le­ vadura Saccharomyces cerevisae, también empleada en el vino y en el pan y por supuesto responsable de las cervezas ancestrales. Son fermen­ taciones de paladar complejo y rico en sabores. Por eso estas cervezas se beben frescas (8º­15ºC) para no per­ der la sensibilidad debido al frío. Su producción es ancestral y ubicua. La cerveza, al igual que el pan, está liga­ da al hombre. Allá donde estuviera los producía con los cereales de la zo­ na. Así, hasta principios del siglo XIX, antes de la revolución indus­ trial, prácticamente cada pueblo tenía la su propia fábrica al igual que panadería. Quizás, la cerveza ALE ac­ tualmente más conocida en todo el mundo es la Guiness, de estilo Stout Irlandès. Cervezas LAGER o de baja fer­ mentación, son las fermentadas con la levadura Saccharomyces uvarum, tambien llamada calbergensis. Son fermentaciones lentas, a menor tem­ peratura que las anteriores, resultan de paladar refinado y sabor suave. Por eso estas cervezas se beben frías (0º­10ºC). La descubrió en 1883

Emil Christian Hansen cuando traba­ jaba para la cervecera danesa Carls­ berg. Por eso podríamos decir que su producción es moderna, y uno de sus estilos: Pils (en ingles) o Pilsener (en alemán), es actualmente el de mayor producción en el mundo. En realidad estas fermentacio­ nes tienen su origen moderno ­en comparación con las Ale­ en la tradi­ ción cervecera de la Europa central. Por motivos de proceso, entonces desconocido a nivel científico, elabo­ raban las cervezas en invierno y las guardaban en cuevas heladas para su conservación y consumo durante el verano. Este hecho de la guarda, o en alemán Lagering, produjo la selec­ ción natural de una especie diferente de levadura, a la ancestralmente usa­ da. Sólo que este hecho no pudo ser evidenciado hasta mucho después, con el descubrimiento de las levadu­ ras, a mediados del siglo XIX por Louis Pasteur. Cervezas de fermentación es­ pontánea o Làmbicas, son las fer­ mentadas con una mezcla de levadura, bacterias y hongos ambien­ tales, pero se atribuye principalmen­ te a los Brettanomyces, hongo unicelular como las levaduras. Son fermentaciones muy particulares donde no interviene un único mi­ croorganismo. Estas fermentacio­ nes, hasta cierto punto desconocidas científicamente, dan lugar a cerve­ zas eminentemente ácidas y más ga­ sificadas. Su producción data de la Edad Media y es casi exclusiva de

Bruselas en la zona sur de Lam­ beeck. Quizás por ello reciben el nombre de Lámbicas. Como aspec­ tos más peculiares destacaría, su fermentación en barricas usadas de vinos durante mínimo un año, y el macerado posterior con frutas que se realiza en ocasiones para que su dulzor rebaje la acidez. Quizás el es­ tilo más conocido sea el de macerar la cerveza con cerezas: Kriek. Así diremos a modo de recorda­ torio, de la clasificación y sus carac­ terísticas, que las Ales son el vino tinto de las cervezas con mayor complejidad de sabores que las La­ ger, que serían el vino blanco de las cervezas. Por ello se recomienda be­ ber las cervezas Ale, si bien frescas, menos frías que una Lager, también apeladas como el refresco de las cer­ vezas. Del mismo modo que el vino tinto se bebe a mayor temperatura que el blanco. Por último diremos que las cervezas de fermentación es­ pontánea son el cava de las cerve­ zas, por su mayor acidez y por tratarse de una familia de cerveza muy peculiar y diferenciada de las otras dos familias. Sin embargo, esta regla relacio­ na las familias cerveceras con su de­ gustación, pero no nos debe confundir con su aspecto. Puesto que la clasificación es en base a la fermentación, esto quiere decir, que podemos encontrar cervezas de cualquier color, densidad y gradua­ ción dentro de las tres familias. Pero siempre una cerveza lager, por muy


alcohólica u oscura que sea, tendrá un carácter más refinado o refres­ cante, que una ale de similares ca­ racterísticas, cuya fermentación da sabores más complejos. Dentro de estas tres familias, se incluyen todos los estilos agrupados por regiones geográficas. Así por ejemplo en la familia de alta fer­ mentación tenemos las regiones: Ale Británica (Bitter, IPA, Mild, Stout...), Ale Belga (de abadia ­blond, doble y tripe­, Blanchê, Bru­ ne...), Ale alemana (Alt bier, Kölsch, Weizen...)… y regiones de produc­ ción más moderna que revisan los estilos clásicos como Estado Unidos de America (IPA, American Pale…), o quizás en un futuro no muy lejano Península Ibérica: Iber Ale. La familia de baja fermentación se localiza exclusivamente en la Eu­ ropa central con estilos de regiones muy concretas que incluso les dan nombre: Pils, Munchen, Viena, Marzen, Oktoberfest, Dormunder Export, Bock ... Una vez ya conocemos las cer­ vezas naturales, debemos conocer las técnicas para una óptima degus­ tación. Las cervezas con presencia de levadura se sirven de 2 maneras: dejando los sedimentos en el fondo de la botella o removiendo el fondo antes de servir el final de la cerveza. La incorporación de la levadura, además de aportar todas las vitami­ nas y propiedades beneficiosas de la levadura, modifica el sabor de la cerveza. Así serviremos, o no, la le­ vadura depositada en la botella te­ niendo en cuenta la tradición del estilo (por ejemplo las Weizen ale­ manas siempre se sirven con leva­ dura) y principalmente los gustos personales. Lejos de querer esta­ blecer normas, finalmente debemos beber la cerveza como más nos sa­ tisfaga. Salud y buena cerveza natural y arte­sana a todos!!

VI Edición del concurso anual Cerveceros Caseros Españoles Por Daniel Sánchez A.C.C.E.

Cada año, cuando la naturale­ za asiste a la llegada de la primave­ ra, una llamada silenciosa e itinerante atrae a los amantes de la cerveza casera de los más remotos puntos de la geografía. Se los pue­ de distinguir por su equipaje, no por el color de sus maletas sino por­ que cargan con orgullo el resultado de su producción cervecera en for­ ma de barriles corny, botellas o cuanto ingenio exista para trans­ portar el preciado líquido. Quien lo vea desde afuera podrá pensar que se trata de una secta, los maestros de ceremonia con sus rigurosos uniformes oscu­ ros y sus códigos internos. Pero en cuanto la cosa se va soltando la con­ gregación se traduce en una frater­ nal reunión, abierta a todos los forofos de la buena cerveza, deseo­ sos de probar, convidar y empa­ parse de conocimiento. Este año la llama­ da llegó desde el Maresme en la provincia de Barcelona, con­ cretamente des­ de Can Bavi, una hermosa masía construida en el si­ glo XV, situada en pleno Parque Natural del Montnegre i el Corredor. Ro­ deada de verde y con unas impre­ sionantes vistas desde lo alto de Pineda de Mar y sus playas. La oferta de actividades in­ cluía el Concurso Anual de la Aso­ ciación de Cerveceros Caseros Españoles, este año centrado en el

estilo American Pale Ale, además de diferentes talleres, buena comi­ da y mucho networking. Los más madrugadores y quienes venían de más lejos co­ menzaron a llegar durante la tarde del viernes 1 de abril para disfrutar de la parte más informal de la reu­ nión y prepararse para asistir a las actividades del día siguiente al completo. El sábado 2 la actividad co­ menzó con la cata del estilo Dry Stout, protagonista del concurso de Cerveceros Caseros del año que viene. La sesión fue dirigida por Andrew Malcolm, ex­Jefe de labo­ ratorio de la británica Fuller's y moderada por los organizadores, los hermanos Kevin y Pep Andreu. Inicialmente se cataron dos gran­ des exponentes del estilo: La Guinness Draught y la O'Hara's Irish Stout. Para finalizar se cató la O'Hara's Leann Follain, un toque de distinción cercano al estilo que dejó a todos imagi­ nando sus próxi­ mas recetas. El inapreciable apoyo de los jueces invita­ dos para el con­ curso y de los asistentes hicie­ ron de la cata una oportunidad para debatir sobre el estilo y sus variantes más comerciales o la búsqueda de la autenticidad. A continuación los jueces se retiraron a deliberar sobre las cer­ vezas presentadas al Concurso 2011, una ardua tarea dada la can­ tidad de participantes. El jurado estuvo compuesto


por Andrés Masero (Culturilla Cervecera), Edgar Rodríguez (El Racó d’en Cesc), Guillem Lapor­ ta, Andrew Malcolm y organiza­ do por Pablo Morillo de ACCE. Mientras tanto Antonio Alcántara, presidente de ACCE, impartió un interesante taller de identificación de contaminacio­ nes en la cerveza continuando con el de identificación de defec­ tos del año anterior. Conocer es­ tos defectos y contaminaciones es un escalón decisivo para mejo­ rar nuestras cervezas. Entre tanta actividad el ham­ bre iba haciendo acto de presen­ cia, así que los encargados del fuego comenzaron su labor. Un grupo de calçotaires de las más diversas procedencias hicieron frente al fuego para alimentar a los cerveceros con una deliciosa calçotada seguida por una selec­ ción de carnes y butifarras. Todo un festín típico de estas tierras, regado por los excelentes caldos aportados por los asistentes. Se degustaron estilos de to­ do tipo. Varias APAs de las pre­ sentadas al concurso, Altbier, Kölsch, Mild, Witbier, Pale Ales, IPAs, Lambics, etc. Como regla general el nivel ha estado muy al­ to, buenas cervezas hechas con conocimiento y pasión, comparti­ das con ansias de recibir elogios y críticas. La expectación iba en au­ mento entre los concursantes pues para la sobremesa se reser­ vaba el plato fuerte: el fallo de los jueces después de horas de trabajo. El Concurso 2011 se cerró con los siguientes clasifica­ dos: Primer clasificado: José Luis Rodríguez, campeón por 2º año consecutivo, quien se llevó el trofeo y el libro "Micros. Una ojeada al panorama cervecero catalán".

Segundo clasificado: Merce­ des Garrido. Tercer clasificado: Jesús Medina. Los jueces destacaron el buen nivel general de las cerve­ zas y lo reñida que estuvo la eli­ minación hasta llegar a los ganadores. Para la tarde aún quedaba actividad, con un taller práctico de la mano del Maestro Pfaffi para la conversión de un filtro de agua de cafetera comercial en una birriera, sustituto "low­cost" de los barriles cornelius. Toda una demostración de conoci­ miento técnico que nos abre las puertas a más opciones para ser­ vir y transportar nuestra cerve­ za. Durante la tarde la reunión invitaba a la charla y un mereci­ do descanso. Aprovechar el sol y la buena compañía para seguir hablando de nuestra pasión y proyectos. Luego tuvo lugar la Asam­ blea Anual de la ACCE. Una reu­ nión intensa donde todos los socios tienen voz y voto para de­ cidir las siguientes acciones de la Asociación y evaluar el desarro­ llo del último año. Una fuente de inspiración para seguir trabajan­ do en pos de difundir este hobby. La reunión anual se cerró con una estupenda cena corona­ da por unas suculentas gambas rojas de Blanes. Un cierre de lujo para el evento anual más espera­ do por los homebrewers españo­ les, con un saldo más que positivo en cuanto a organiza­ ción, asistencia, contenidos y ca­ lidad de las cervezas compartidas.

Para saber más:

www.cerveceros­caseros.org

Libros

El libro de la cerveza artesanal

En enero del 2010 se publicó la terce­ ra edición de este libro imprescindible pa­ ra todo aquel que quiera iniciarse en la elaboración artesanal de cerveza. Publica­ do por CerveArt una asociación que surgió en el 2004 para difundir el conocimiento de la cultura cervecera. Sus autores han plasmado en él sus años de experiencias en el mundo de la elaboración artesana. Ac­ tualmente todos han visto reflejada esta experiencia en distintos proyectos cervece­ ros, Pablo Vijande es desde el 2007 maes­ tro cervecero de CCM y Albert Tintó, Francisco Sánchez y José Manuel Vidal forman parte de Cervebrew, elaboradora de las cervezas Arts. El resultado es un ameno y práctico li­ bro de 256 páginas, con 415 ilustraciones, que ofrece una completa información so­ bre el proceso de elaboración, así como in­ formación adicional sobre ingredientes, familias de cervezas, historia, cata, o el di­ seño de recetas. Una lectura aconsejable tanto para gente que quiera ampliar cono­ cimientos cerveceros, como para cualquier persona que quiera adentrarse de forma didáctica en este apasionante mundo.


Un día

Por Jorge Bort Blog BirrAntic

Su vida no era excesivamen­ te larga, pero si había transcurri­ do suficientemente agitada, para que un día determinado tomara la decisión. Desde aquellas barras de bar de juventud hasta los múlti­ ples e inanimados lugares de tra­ bajo por los que pasó, su mente no había dejado de pensar en aquella utópica y alocada idea. Todo parecía tan frágil como una pompa de jabón. Pero olía a lúpulo. Horas y papeles emborrona­ dos, corriendo paralelamente, dejando pasar noches y noches sin sueño. Imaginando. Deci­ diendo sin decidir. Amontonan­ do ideas cual desván de los ingenios. Nunca se consideró un ex­ perto en nada, pero sí que unos cientos de litros golpearon su pa­ ladar, haciéndole tomar una idea más o menos formada de lo que le gustaba y de lo que no. Sorbiendo en cada trago la hue­ lla de una esperanza. Tampoco era un pionero, pues otros muchos antes em­ prendieron la misma aventura con más o menos éxito. Con sueños similares. Con motivos

distintos. Como levaduras que se multiplican. Con ascensos a cumbres vertiginosos, con caí­ das precipitadas. Pero aquel individuo no buscaba más que la satisfacción de sentir que su creación valía la pena, que le causaba unas sen­ saciones y placeres que le trans­ portaban en unos sorbos a paraísos lejanos. Subsistir pue­ de ser una meta, resistir, un ca­ mino, pero no caer en el olvido podía ser suficiente. Todo era una rueda sin fre­ no, un río sin mar, un cielo sin nubes. Todo era oscuro y lejano, pero a la vez lo veía ahí, al al­ cance de la mano, como un hada que le llamaba susurrándole al oído. Era un salto al vacío en un abismo sin fondo, pero también era un reto al orgullo. Todo… hasta que un día sin más, sin más causa ni motivo que ser el día escogido. Sin ti­ mones ni riendas, sin presiones, sin agobios, sin… aquellos pies descalzos se echaron a andar. Aquel viento fresco de la maña­ na agitó libre el viejo sombrero, y la mirada inquieta del solitario ermitaño, observó como aquel preciado líquido tomaba vida. Nacía del no sé. Derramaba tur­ biamente, pausadamente, espu­ mas, aromas… Ya podía llamarle… CER­ VEZA. Su cerveza PUBLICIDAD

Gastronomía Por Sven Bosch The Drunk Monk

Amigos, ¿no os ha pasado que cuando váis a vuestro restaurante favorito y pedís vuestro plato preferido os veis obligados de acompañarlo con un vino en vez de una buena cerveza? Es una pregunta que me hago constan­ temente, el porqué de este vacío en la gas­ tronomía de nuestro país. Es un detalle que nuestros grandes Chefs aún no tienen en cuenta. ¿Quizás porque piensan que una cerve­ za no viste al lado de su precioso plato? Creo que una buena cerveza, en botella de 75cl, servida en cubitera y en una copa ade­ cuada puede dar el mismo resultado que cualquier vino o cava. ¿Es por el precio? Bien sabido es el precio de una cerveza en supermercado o en tienda, son marcas de cerveza, no deno­ minaciones de origen ni castillos franceses ni marqueses españoles. No pedimos que se retire el vino, no, eso sería absurdo, pero ofrecer una alterna­ tiva a sus clientes sería un aliciente más, o introducir en la carta algunos platos elabo­ rados con cerveza sería un buen comienzo. La cerveza es mucho más compleja que el vino, combina muy bien con todos los sa­ bores, ofrece sensaciones bien distintas, ca­ sa perfectamente con platos especiados, con carnes, con pescados, con dulces... Espere­ mos que no tengamos que esperar demasia­ do para poder disfrutar de una buena cerveza con nuestro plato preferido.


"La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices."

Benjamin Franklin

Actualidad B R E V E S

Cervezas Yria nuevo proyecto cervecero que se suma a los dos ya existentes, Regia y Sagra, en la provincia de Toledo. De momento comercializan Yria Prima, una Pale Ale a de 5 ABV, con 31 IBUs, elaborada con malta Pale y CaraAmber, y lúpulos Northern y Cascade. Además de los formatos ya existentes de botella de 33cl y lata, desde el pasado mes de abril Moritz comercializa el tradicional quinto. De momento solo en formato pack de 6 botellas, pero próximamente saldrá también en botella retornable para el canal de hostelería. Sus cervezas ya las han podido disfrutar en países como Bélgica o Italia, y ahora las cervezas de Masia Agullons saltan el charco para llegar a USA. De momento envían de la Pura Pale 44 cajas de botellas de 75cl y 12 barriles (key kegs) de 30 litros, y de sus otras dos cervezas Bruno y Runa envían 6 barriles y 22 cajas de botellas de 75cl de cada una de ellas. Después de la Bockbier, la Witte y la Isid’or ahora desde el monasterio trapense de Koningshoeven nos llega su ultima creación, La Trappe Puur. Se trata de una cerveza orgánica y sin filtrar de 4,7% de alcohol.

ACTIVIDADES

FESTIVALES Sábado 7, Segunda edición de la Fira de Cervesa Artesanal Catalana a L’ Arboç. Sábado 14, Birrasana organizado conjuntamente por Cerveses Marina y el Ajuntament de Blanes. Sábado 21, I Fira de Cervesa Artesana de Molins de Rei, organizada por la Asociación Zulogaarden y el Casal de Joves La Mola. CATAS Viernes 6. Taller cata de cervezas en Gastronomía Activa. Miércoles 11, Kata­Cena en Catachu (Pamplona). Días a convenir. Catas y maridajes en La Cervesera Artesana. FORMACIÓN Jueves 12,19,26. Iniciación al mun­ do de la cerveza en La Cerveteca. Todos los viernes, Curso de inicia­ ción a la cata en Art Cervesers. Es necesario reservar con antelación. Sábado 28 curso de elaboración ca­ sera en La Cervecita. VISITAS Domingo 15. Visita a Arts Cervesers organizada por 2d2dspuma. Companyía Cervesera del Mont­ seny, sábados a las 11h, consultar disponibilidad. Art Cervesers. todos los sábados. Es necesario reservar con antelación. La Cervecera Artesana, todos los lunes de 21 a 23 h. Museo de la Damm. Todos los miércoles a partir de las 17h.

Editores Jorge Expósito Andrés Masero Maquetación Andrés Masero Colaboradores Eduard Casas Joan Villar­i­Martí Pablo Vijande Daniel Sánchez Jorge Bort Sven Bosch Agradecimientos La Boutique de la Cerveza La Maison Belge Lúpulo a Mansalva Cerveses Popaire La Cervecita nuestra de cada día The Drunk Monk Descargar la edición digital

cerveza­artesanal­ catalunya.blogspot.com culturillacervecera.blogspot.com

Contacto

lagacetillacervecera@gmail.com

Los contenidos publicados en es­ ta Gacetilla son responsabilidad exclusiva de sus respectivos auto­ res, asimismo queda prohibida la reproducción total o parcial de estos sin el permiso expreso de los mismos.

Gacetilla Cervecera núm. IV  

Número IV. Mayo 2011.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you