Page 1

Gacetilla Cervecera PUBLICACIÓN GRATUITA CASI MENSUAL SOBRE EL MUNDO DE LA CERVEZA Número XII. Julio 2012

EDITORIAL

NOVEDADES Llegamos a verano después de una intensa primera mitad del año: ferias, cerveceras debutantes y un sinfín de nuevas cervezas, aperturas de locales y bares, etc. En tan sólo 6 meses han sucedido un montón de cosas de las que, con más o menos acierto, hemos intentado ir informando desde estas páginas. Tal como hemos dicho muchas veces, la Gacetilla Cervecera es una publicación gratuita de carácter abierto: damos la bienvenida a cualquier tipo de colaboración. En los 12 números publicados hasta ahora hemos contado con la participación de grandes cerveceros de diversos ámbitos: desde profesionales de la cocina a biólogos; pasando por coleccionistas, elaboradores, restauradores, ilustradores y un largo etcétera. Todos hemos contado con un punto de encuentro para hablar de lo que más nos gusta. Siguiendo esta senda, la Editorial de este número la dedicamos a pedir vuestra colaboración y vuestra opinión. Pero en este caso, especialmente, la de aquellos lectores que, edición a

edición, van siguiendo esta humilde publicación digital. Llevamos un tiempo debatiendo ciertos cambios para modernizar la Gacetilla y hacerla más atractiva. Conservando la esencia de lo que somos, es nuestra intención introducir una serie de mejoras visuales y de estilo, a la vez de apostar por un modelo más participativo que aproveche más eficazmente las posibilidades del formato digital. No vamos faltos de ideas; ni mucho menos. Pero las estadísticas de visualización de cada número nos indican una masa importante de lectores: cada cual con su opinión sobre la publicación, de sus defectos y virtudes. Queremos saber qué opináis de la GC, apostando por potenciar lo que hacemos bien y minorar aquellos aspectos que, en general, no gustan tanto. En los últimos números hemos contado con la incorporación de las viñetas de Pedro Gómez; algo que en una revista en que predomina básicamente el texto entendemos que se agradece. Asimismo, hemos podido contar con colaboraciones sumamente interesantes de nuevos compañeros que se han decidido a escribir para la publicación. Como ya sabéis, hace unos meses que decidimos dejar de publicar en papel, para pasar a ser una

-1-

revista solamente digital, tal como se había pensado desde un inicio. Con el primer número de 2013 como meta, fecha en que la Gacetilla cumplirá sus dos primeros años de existencia, queremos ir consolidando estos cambios. Nuestro primer objetivo pasa por aumentar el número de páginas. De forma paralela, queremos potenciar el aspecto grafico, pero sin renunciar al contenido. Estos últimos meses hemos trabajado, por ejemplo, en la página web o en ofrecer la descarga de ejemplares vía código QR. Ahora, creemos que tenemos que reorientar la Gacetilla, creando nuevas secciones fijas y contenidos nuevos, dentro de una imagen renovada que la dote de un aspecto más atractivo y moderno. Necesitamos saber vuestra opinión y saber qué secciones o temáticas os interesan más. A su vez, recibir un feedback sobre los cambios que vayamos introduciendo, para saber si son de vuestro agrado. Ya sabéis la manera de contactar con nosotros: vía email o a través de Facebook. Animaros a participar; seguro que todos tenemos alguna cosa interesante que contar; alguna propuesta o reflexión. Os invitamos a dar vuestro punto de vista.


- ESTILOS CERVECEROS -

Ora et labora… et bibe cerevisia!!! Parte II María Revilla HumalaBeer Retomando el artículo del pasado número, ahí van unas pinceladas sobre las diferentes trapenses: Bières de Chimay, pioneras en lucir el preciado logo en su etiqueta. La primera cerveza que se elaboró en la Abadía de Notre Dame de Scourmont data del año 1862 y fue la que hoy conocemos como Chimay Roja; después vino la azul y, finalmente, la blanca. ¿Su mayor tesoro? La levadura, única en el mundo gracias a que en los años 50 el Padre Teodoro aisló una de sus células. También la calidad del agua es fundamental: agua pura que sale directamente de los pozos de la abadía; así como la malta y el lúpulo, 100% naturales. Los monjes solo trabajan cinco horas al día (el resto del tiempo lo consagran a la búsqueda de Dios por medio del estudio y la oración) y aún así tienen tiempo para producir no sólo una de las mejores cervezas del mundo sino también una amplia gama de quesos, elaborados con leche de las vacas que pastan en sus campos, perfectos para maridar con sus cervezas. Y como no sólo de queso y cerveza vive el hombre, también gestionan un restaurante y un hotel donde merece la pena hospedarse, no sólo por el paisaje que lo rodea sino también por el aroma que impregna hasta el último de sus rincones. Que te despierte por la mañana ese olorcillo a Chimay no tiene precio… bueno, sí que lo tiene, pero no es muy elevado… Más cerca de Francia está la Brasserie d’Orval, que toma su nombre de Val d’Or (Valle del oro)

que, según la leyenda, le dio la Princesa Mathilde al recuperar, gracias a una carpa, el anillo de su difunto marido que se había caído en una fuente. De hecho, es este símbolo, la carpa con el anillo, el que viste las botellas de Orval. Hoy día, sigue siendo el agua de esta fuente la que se utiliza para alimentar tanto al monasterio como a la cervecería, y al parecer ahí radica su misterio, pero ¿sólo en el agua? No, también las levaduras salvajes del entorno, del tipo Brettanomyces, contribuyen a hacer de ella una cerveza única en su especie desde 1931. Sólo se elabora una variedad de Orval, aunque existe una versión más ligera para el consumo interno del monasterio. No estaría bien visto que los monjes fueran haciendo eses por los pasillos del claustro… Y como parece que el destino de la cerveza y el del queso van de la mano, Orval también lo elabora. Recomiendo probarlo, como también recomiendo visitar la abadía, donde hay un pequeño museo, un jardín de plantas medicinales (donde por supuesto no falta el lúpulo) y lo más importante: la fuente donde la Princesa Mathilde recuperó su anillo y dio nombre, imagen y leyenda a esta cerveza, única en el mundo.

La Abadía de Notre Dame de Saint Remy en Rochefort, en sus inicios fue un convento de monjas, pero ¡con la Iglesia hemos topado! enseguida las

-2-

echaron para alojar a un grupo de frailes. Al menos hicieron una cosa bien: una cervecería que empezó a funcionar allá por el siglo XVI. Esta abadía sufrió todo tipo de calamidades: sobrevivió a la Revolución Francesa, a dos guerras mundiales, a una epidemia de peste y a la ocupación nazi. No me extraña que el lema que defienden sea: “Caigo, me levanto”. Y no sólo eso: en diciembre de 2010, debido a un cortocircuito, hubo un incendio que, aunque terrible, no consiguió destruir la fábrica de cerveza. Así, hoy día y de forma ininterrumpida desde 1900, podemos disfrutar de sus tres variedades: Rochefort 6, 8 y 10. ¡Ah! No puedo recomendar su visita: es de clausura y no se puede entrar. De hecho, esta fábrica funciona bajo la estricta observancia de las reglas del cister y la elaboración sigue el horario monástico: empieza a las tres y media de la mañana, mientras nosotros estamos de bares y, a poder ser, ¡con una buena cerveza en la mano! En 1794, un grupo de monjes se dirigía a Amsterdam para embarcar hacia Canadá pero, por avatares del destino, se quedaron en Westmalle para fundar un monasterio trapense. ¡Y menos mal que lo hicieron! Al principio, y como viene siendo habitual en estos casos, la cerveza se elaboraba para el consumo de los monjes. Años después, empezaron a venderla a las puertas de la cervecería para financiar sus monasterios de El Congo, y así empezó su comercialización. Las instalaciones actuales datan de 1930 y todavía mantienen las cubas de cobre y la decoración en cerámica de la fábrica inicial. Aquella primera cerveza que se elaboró en 1836 fue la Dubbel y


aún hoy podemos disfrutar de su dulce aroma a bizcocho. La Tripel sigue manteniendo intacta su receta desde 1956, y la Extra se elabora dos veces al año para uso y disfrute de los mojes. Tampoco aquí podía faltar el queso, y como en el monasterio no se permiten ni colorantes ni conservantes, su color depende de lo que coman las vacas… Achel, la que resurgió de sus cenizas como el Ave Fénix, se encuentra en la frontera entre Bélgica y Holanda. La Abadía de Achelse Kluis se creó en 1656 como lugar de culto y oración. Allí no se elaboraba cerveza, pero como los monjes no eran precisamente abstemios, se la compraban a otros cerveceros de la zona. Y así, rezando y bebiendo, estuvieron hasta 1789, año en que tuvieron que huir de la abadía y abandonarla. En 1846 un puñado de monjes del Monasterio de Westmalle la refundaron con el nombre de San Benedictus y, como no podía ser de otra manera, empezaron a elaborar su propia cerveza. Pero estalló la Primera Guerra Mundial y los alemanes (quizá celosos porque las cervezas belgas eran mejores que las suyas) fundieron toda la maquinaria para fabricar cañones; y otra vez vuelta a empezar... Hubo que esperar hasta 1998 para que los monjes construyeran una nueva cervecería (hasta entonces producían en otras fábricas belgas: ¿Nació con ellos el concepto “gipsy brewer”?) pero mereció la pena la espera. Además desde 2001 ¡incluso se embotella! Hasta entonces, estas cervezas solo se servían en el bar del monasterio directamente de los tanques. Las Achel 5 sigue conservando ese punto de magia… Llegamos a la Abadía de Sant Sixtus, en Westvleteren, y nos encontramos ante la mayor leyenda dentro del mundo de la cerveza. Sus inicios no fueron fáciles: los monjes sufrieron

penurias económicas, inviernos muy duros y un par de guerras en las que la abadía se utilizó como hospital de campaña, cuartel general de la resistencia y asilo de refugiados. Fue precisamente durante la Segunda Guerra Mundial cuando nació la Westvleteren XII: supongo que necesitaban algo fuerte para olvidar las miserias de la contienda. Hasta hace poco era prácticamente imposible disfrutar de estas cervezas fuera de la abadía o del Café de Vrede, frente al monasterio y propiedad de los monjes. Sin embargo, ahora se pueden adquirir en algunos sitios. Eso sí, siento deciros que es un hecho puntual, los monjes necesitan dinero para reconstruir la abadía y ésta es la manera más rápida de conseguirlo. Así que, una vez terminadas las obras, habrá que volver al viejo sistema del pedido telefónico y el viaje a Bélgica. Estas cervezas aún conservan la esencia y el encanto del pasado: botellas desnudas en antiguas cajas de madera. Si os he aconsejado visitar Orval o Chimay, diría que es obligatorio ir al Café de Vrede a disfrutar de una de las mejores cervezas del mundo rodeado de moteros melenudos con chupa de cuero, locos cerveceros venidos de todos los rincones del mundo o parejas de abuelos belgas casi octogenarios: todos ellos

-3-

apasionados líquida.

de

esta

leyenda

La Trappe, la hija pródiga, es la única holandesa y la que más variedad de cervezas ofrece de entre las trapenses: ¡hasta nueve! Desde que en 1884 se empezara a elaborar en la abadía de Ntra Sra de Koningshoeven, cerca de la frontera belga, hasta el día de hoy, más de una vez se ha puesto en entredicho su autenticidad como trapense. En los años 60 los monjes se vieron saturados de trabajo y buscaron la colaboración de otras cervecerías; no obstante, veinte años después volvieron a ocuparse ellos mismos de todo el proceso de elaboración lanzando la primera cerveza con denominación de La Trappe. En 1999 la ITA le retiró el derecho a lucir el logo de Authentic Trappist Product porque vendieron su receta al poderoso grupo Bavaria. Los monjes alegaron que cuando firmaron con la multinacional las normas de la ITA no estaban muy claras y, después de mucho deliberar, en 2005 les devolvieron el derecho al logo. Hoy día La Trappe es subsidiaria de Bavaria; ésta, a su vez, pertenece a Sabmiller, así que nos encontramos ante una trapense que, de alguna manera, pertenece a una multinacional… ¿dónde ha quedado el espíritu de Ora et labora de San Benito?


¿Existe una octava trapense? De momento la cerveza de Mont des Cats no tiene el logo que concede la ITA pero espera lucirlo próximamente, siendo así la primera francesa en poseerlo (aunque hay que recordar que fue en Francia donde

nacieron las cervezas trapenses). La Abadía de Mont des Cats elaboraba cerveza desde sus inicios. Una bomba en la Primera Guerra Mundial destruyó la fábrica, que nunca se reconstruyó, y los monjes vivieron desde entonces de la elaboración de queso (producto que sí luce el famoso logo). Sin embargo, necesitaban mayores ingresos para mantener la abadía y decidieron retomar su actividad cervecera de hace cien años. Como, de momento, ellos no pueden tener su propia fábrica, es Chimay quien elabora su cerveza tostada según una antigua receta. ¿Más vinculaciones con el mundo cervecero? Curiosamente, en 1831 cuatro monjes de esta abadía francesa fundaron nada menos que el Monasterio de St. Sixtus en Westvleteren. Si repasamos la historia de las trapenses todas tienen algo en común: años, incluso siglos, de historia a sus espaldas; soportar un sinfín de avatares, desgracias y hasta destrucción; resurgir, tarde o temprano, para volver a empezar y ser las cervezas más deseadas del mundo, quizás por este halo de misterio que las rodea…

Bock Edu Casas Blog Coleccionismo Cervecero La ciudad alemana de Einbeck es la cuna de este estilo cervecero tan característico. Con sabor dulce, fuerte (de 6,3% a 7,2% en volumen) y ligeramente lupulizada, presenta un color entre cobrizo y marrón. El aroma es malteado y tostado, y el sabor suave, con baja carbonatación y nula astringencia. Complementa el aroma tostado con un ligero toque caramelizado.

Es una cerveza fuerte con diversas variantes: Maibock o Bock Helles, algo más pálida y consumida generalmente en los festivales primaverales; Doppelbock, más oscura aunque nunca negra; y Eisbock tradicional de Kulbach, de más graduación (de 9% a 13%). Sus orígenes se remontan al siglo XIV, en esta ciudad de la Baja Sajonia. La elevada graduación alcohólica permitía que se conservaran en los envíos a largas distancias, y durante el camino iban fermentando, lo que les daba esa característica fortaleza. Seguramente las primeras eran de trigo, y ahora se siguen elaborando en la variedad Weizenbock. Posteriormente, el estilo fue imitado por los cerveceros de Munich y desde entonces se le conoce por el término “Bock”, que proviene de una deformación fonética del nombre de la ciudad de origen. Los bávaros pronunciaban “ein bock” que se puede traducir por “una bock”; y de ahí el nombre. La

-4-

utilización del macho cabrío viene dada por motivos obvios, ya que en alemán y otras lenguas afines esa es la palabra que lo define. Las cervezas más famosas de este estilo las elabora Einbecker Brauhaus, la única cervecera actual de esta localidad. La empresa produce una Pilsen y tres bocks. Otros buenos exponentes del estilo bock son: EKU (Kulmbacher Actirnbrauerei), que produce la Kulminator; Maibock de Hofbräuhaus, de Munich; y la Salvator de Paulaner, también de Munich. Y la Samichlaus, la cerveza que hace tiempo se consideraba la más fuerte del mundo, también pertenece a este estilo. Actualmente se pueden encontrar bocks en casi todo el mundo. Muestras de ello son la Aass Bock de Noruega, Frankenmuth de Estados Unidos y Scharer’s de Australia, recomendadas por el gran experto Michael Jackson en su obra “El libro de la cerveza”.

Desde el punto de vista del coleccionismo, es un estilo que atrae por la utilización del macho cabrío en su etiquetas, tapones corona o posavasos. Para finalizar, puntualizar una cuestión: la cerveza Bock de Damm no pertenece a este estilo pese al nombre y la utilización de un macho cabrío en la etiqueta: se trata de una cerveza estilo Munich.


- TIENDAS CERVECERAS -

The Beer Shop Desde el pasado 14 de mayo disponemos de una nueva tienda cervecera en Barcelona, concretamente en la calle Amigó 30. En este establecimiento cuentan con una amplia selección de cervezas tradicionales y artesanales, tanto nacionales como de importación. A día de hoy, se pueden adquirir cervezas de países como: Italia, Bélgica, Inglaterra, Australia, Republica checa, México o Alemania, entre otros.

Actualmente, tiene un horario de apertura ininterrumpido de lunes a sábado, de 10:00 a 21.00 horas; aunque próximamente también abrirá los domingos por la mañana. De momento su página web (www.thebeershop.es) está en construcción, pero podéis ir siguiendo todas las novedades y las actividades que van programando a través de su Facebook.

Manducare Bibere Situada en el barcelonés barrio de Gracia, cerca del metro de Fontana, concretamente en Gran de Gracia 217, este nuevo establecimiento no es estrictamente una tienda cervecera, sino que nos encontramos ante un nuevo espacio que funciona como tienda de productos gourmet.

Aquí encontrarás una gran selección de vinos y cavas, con más de 120 referencias, junto a más de 70 cervezas tanto nacionales como de importación, que podrás maridar con una gran variedad de platos preparados para llevar que tienen diariamente a disposición de sus clientes. Sin duda una buena noticia que cada día tengamos mas establecimientos que dedican parte su espacio a potenciar la cerveza como producto gastronómico de calidad.

Horario de apertura: Lunes a Viernes de 12 a 16h y de 18:30 a 22h. Sábados de 12 a 15h y de 18 a 21h. Domingos de 12h a 15:30h.

Para más información: www.manducarebibere.com.

-5-


- LA ENTREVISTA -

Catalan Brewery Una calurosa mañana del mes de junio nos acercamos a conocer las instalaciones de Catalan Brewery, una pequeña microcervecería situada en Mollet del Vallès (Vallès Oriental). De esta manera pudimos aprovechar la ocasión para charlar y cambiar impresiones con Joan Saperas, responsable y elaborador de esta nueva empresa cervecera. Catalan Brewery es una joven empresa fundada en el mes de julio del año pasado y que empezó a comercializar sus cervezas en diciembre de ese mismo año. De momento tiene en el mercado tres cervezas diferentes: Blat Attack, una Weizen de 4,5 ABV; Paranoid Dilirium, una Brown Ale de 5 ABV; y Scottish Ale 2.o, una Scottish Ale de 5,3 ABV. Próximamente, se prevé que saque al mercado dos nuevas recetas para completar su gama de cervezas: Krakt Kanibbal, una Common Beer de 5,2 ABV; y Roasted Brain, una Stout Classic de 5,4 ABV.

Actualmente, la CB tiene proyectado ampliar su capacidad productiva con la adquisición de un nuevo obrador y fermentadores, así como el rediseño de las etiquetas de todas sus cervezas y de todo su packaging, como podréis comprobar en la imagen adjunta.

-6-


Para situar a los lectores, ¿cuál es el origen de este proyecto cervecero? En Agosto del 2010, me fui de vacaciones con mi mujer y mi hija a Escocia, y allí encontré que existían gran variedad de cervezas locales, tanto en botella como en barril. También dependiendo de la ciudad o pueblo donde estuviera, existían diferentes marcas y siempre me aconsejaban que probara la cerveza local, comentando que la producían por allí cerca, o que la traía un vecino... Me gustó tanto la idea de poder hacer cerveza en casa que empecé a investigar. Me compré un Kit casero por Internet y posteriormente fui alumno del maestro cervecero Pablo Vijande en las instalaciones de Hostalets de Balenyà. Paralelamente descubrí Brewdog, Rogue, Sierra Nevada, Mikeler, etc.; y disfruté tanto, que al cabo de un año me decidí a fundar la compañía sin ningún tipo de pretensión ni de presupuesto. Explícanos, brevemente, en qué consiste Catalan Brewery. Catalan Brewery es un proyecto de microcervecería cuya filosofía es trabajar con las mejores materias primas para hacer una cerveza de calidad. ¿Cuáles son tus planes más inmediatos? Aprovechando el “parón” productivo veraniego, adecuaremos las instalaciones con equipos de 300 litros y diseñaremos una nueva línea de productos para comercializar alrededor de 8 tipos de cervezas, revisando algunas fórmulas. Inicialmente sacasteis a la venta tres cervezas diferentes y, recientemente, habéis sacado dos más. ¿Habrá más novedades? Si, la idea es comercializar una gama de cervezas de entre 8 y 10 tipos de manera estable, aunque la innovación no puede parar y nos gustaría sacar al mercado cervezas nuevas regularmente, aunque sean sólo series de tirada corta. También has dado recientemente un cambio de imagen al logo, al diseño de las etiquetas, junto a una nueva chapa personalizada. ¿Crees que es también importante la imagen a la hora de vender el producto? Creo que es importantísimo para que la gente “descubra” tu cerveza, aunque si detrás no hay un buen producto no sirve de nada. En las etiquetas de tus cervezas podemos leer la siguiente frase: “join the craft beer revolution and also brew the pig”. Si, es un juego de palabras que ideamos con el diseñador cuando creó el logo del “flying pig”. Queríamos idear una frase del tipo “Good people drink good beer” y al final nos salió ésta, aunque “brew the pig” no signifique nada… Casualidad o no, en Mollet del Vallès coexisten actualmente dos microcervecerías. ¿Competencia o caminos paralelos? Ni una cosa ni la otra. Es absurdo hablar de competencia cuando el mundo es tan grande. Caminos paralelos tampoco. Nuestra filosofía de trabajo no tiene nada que ver con la suya. ¿Qué país o ciudad te gustaría visitar para disfrutar de sus cervezas? Aunque he estado en ambos países y he disfrutado de sus cervezas, me gustaría volver a Inglaterra y Bélgica para estudiar el proceso cervecero desde un punto de vista químico. Tengo curiosidad con todo lo relacionado con las levaduras, las maltas, las temperaturas, procesos, etc.; y me gustaría estudiarlo desde un punto de vista más técnico. Como siempre en estas breves entrevistas, la última pregunta es para que nos comentes qué cerveza te ha sorprendido recientemente. Hace un par de meses un cliente habitual del Drunk Monk me invitó a una Pannepot, y tuve la oportunidad de disfrutar una de las mejores “petroleras” del momento.

-7-


- REPORTAJE -

De tiendas cerveceras por Madrid y muy en especial a sus cervezas, desde hace varios años. Ubicada en el madrileño barrio de Arganzuela, se trata de un local repleto de conocidas y estupendas cervezas belgas. También existe una oferta complementaria de algún producto de alimentación típicamente belga como chocolates, pastas y quesos. Del mismo modo podemos encontrar una gran variedad de cristalería de multitud de marcas que resultan tan atractivas e interesantes, en especial para los coleccionistas. Entre las referencias que podemos encontrar entre sus estantes están todas las trapenses a excepción de la Westvleteren, una gran variedad de cervezas de abadía como la St. Bernardus, St. Feuillien, Maredsous, Kapittel, Pater Lieven, etc. Algunas excelentes ales belgas, como las clásicas Tripel Karmeliet, Duvel, Gouden Carolus, Floreffe... y algunas más difíciles de encontrar como las Rules, Boon, Ellezelloise, Caracole, De Dolle, De Ranke, etc. También es destacable la selección de cervezas lámbicas entre las que podemos encontrar las excelentes Cantillon y 3 Fonteinen, junto con las Lindemans. Incluso es posible encontrar alguna sorpresa como la incomparable Pannepot y sus ediciones reserva. El dueño del establecimiento, oriundo de Bélgica, es realmente amable y siempre está dispuesto a ayudar en la medida de lo posible al cliente, dando muestras de conocer lo suficientemente bien los productos que se pueden encontrar en la tienda. Como oferta de fidelización, por cada compra de 10 botellas el cliente se lleva 1 de regalo, y por la compra de 30 botellas o más, existe un descuento del 10%. También es posible poder comprar la cerveza directamente desde casa a través de la tienda virtual en la dirección web: http://lamaisonbelge.eurowintuecommerce.com/

Juan Antonio Barrado Blog La Cerveteca de JAB Los amantes de la cerveza que viven en la capital y sus alrededores están de enhorabuena desde hace algún tiempo. El panorama del comercio especializado en cerveza en Madrid hace apenas un par de años, era prácticamente desolador. Un páramo prácticamente desierto en el que únicamente las secciones de cervezas de importación de las grandes superficies, eran los oasis a los que se aferraban los aficionados. Esta situación afortunadamente ha ido transformándose gracias a las tiendas especializadas que han ido naciendo durante estos dos últimos años. Sin embargo la oferta en locales de hostelería, como cervecerías, pubs y restaurantes con una buena selección de cervezas era lo suficientemente amplia para una ciudad como Madrid. En cuestión de apenas un par de meses de diferencia entre ambas, a finales de 2010 aparecieron dos tiendas especializadas en cervezas de importación, aunque muy distantes entre sí, y más adelante una tercera tienda vio la luz en el mes de abril del 2011. La Maison Belge Madrid

El Cervecero

Paseo Santa María de la Cabeza, 42 bis 28045 Madrid. Metro: Palos de la Frontera y Embajadores (L3). Horario: lunes a sábado; de 10h a 14h y de 17h a 21h.

Teléfono: 91 527 93 99 . E-mail: madrid01@lamaisonbelge.com. Web: http://lamaisonbelge.com El primer establecimiento en abrir fue la primera sucursal en Madrid de la conocida franquicia La Maison Belge, que lleva haciendo las delicias de todos los aficionados a las exquisiteces gastronómicas belgas,

-8-


Local 93 del BurgoCentro I, Avda. Comunidad de Madrid 41, Las Rozas de Madrid. Autobuses: L1, 621, 623, 624, 625ª, 626 y 627.

C/ San Andrés, nº 29, 28004 Madrid. Metro: Bilbao (L1, y L4) y Tribunal (L1). Teléfono: 915 919 523.

Horario: mañanas 10:00 a 14:00h y tardes 17:00 a 20:45h. Festivos, domingos y lunes mañana cerrado. Teléfono: 91 828 51 81.

Horario: Abierto de lunes a sábado de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 21:00 h. Blog:http://www.cervezorama.es/wordpress/ Facebook: https://www.facebook.com/#!/pages/CervezoramaDelicatessen-Beer-Shop/266595770096043 Twitter: http://twitter.com/#!/cervezorama

E-mail info@elcervecero.es La otra tienda que nació casi a la par, El Cervecero, se encuentra situada en el centro comercial El Burgocentro en la localidad de Las Rozas, al noroeste de Madrid. Aunque de pequeño tamaño, se ha hecho un buen uso del espacio, pudiendo albergar infinidad de referencias de cervezas de distintos países. Hasta casi 400 referencias diferentes se han llegado a encontrar disponibles. Especializada principalmente en cervezas holandesas y belgas, complementa la oferta con una buena selección de cervezas alemanas, británicas y norteamericanas. Es quizás el mejor local que existe en el centro de la Península para hacerse con una De Molen. También es posible encontrar variedad de algunas micros de la nueva ola, transgresoras y modernas como Mikkeller y Brewdog. En la tienda también es posible adquirir vasos y jarras diferentes, además de camisetas, libros, posters y otros productos relacionados con la cerveza. Cabe destacar la posibilidad de adquirir una tarjeta regalo con diferentes saldos para consumir en productos de la tienda, y la posibilidad de adquirir las cervezas a través de su tienda virtual en la dirección: http://www.elcervecero.es/default.aspx. Como curiosidad para aquellos que quieran compartir sus experiencias sobre las cervezas ofertadas, pueden hacerlo en la página web de la tienda virtual estando registrados como usuarios. Por último destacar, que siempre que visitemos la tienda podremos recibir el asesoramiento por parte del dueño, Evert, un holandés muy tranquilo y amable dispuesto siempre a ofrecer su conocimiento del producto al servicio del cliente.

La tercera tienda que vio la luz fue Cervezorama. A punto de cumplir su primer aniversario esta tienda ha revolucionado el panorama cervecero en el centro de la capital. Situada en el animoso barrio de Malasaña, a pocos metros del corazón cervecero de Madrid, donde se encuentran concentradas las mejores cervecerías de la ciudad, este pequeño comercio ha conseguido llegar al corazón de los muchos aficionados madrileños. Regentada por dos amigos David y Javier, es una clara apuesta por el giro que debía haber dado el panorama cervecero de Madrid hace tiempo. Siempre que alguien entra en la tienda necesitado de orientación, cualquiera de ellos se ofrecerá para dar su consejo, dando muestras de conocer bien sus cervezas, y las necesidades del cliente. En la tienda podemos encontrar una gran variedad de de referencias de cervezas de diferentes nacionalidades, destacando especialmente las norteamericanas como Cigar City, Stillwater, Lost Abbey, Sierra Nevada, Short's Brew, Hoppin'Frog, Southern Tier,etc. y las nórdicas como Evil Twin, Mikkeller, Dugges, Sigtuna, etc. siendo el único local de la capital donde se pueden comprar este tipo de cervezas. Tampoco se olvidan de las artesanas españolas como Naparbier, Cibeles, Casasola, Guineu,... ni de las clásicas alemanas y belgas, que suponen un valor seguro para los cerveceros más tradicionales. Es de muy destacable su continua rotación de marcas con múltiples novedades y que podemos consultar en las entradas de su blog. Cabe destacar especialmente las actividades organizadas y celebradas en la trastienda del local como catas temáticas, presentación de cervezas, y talleres de Homebrewing, así como un recién inaugurado club de Homebrewers. Además no sólo es posible comprar cervezas en el establecimiento. También existe variedad de material para la elaboración de cerveza en casa, libros, y artículos de merchandising. Como detalle curioso destacar la existencia de una variedad de cervezas disponibles a la venta en refrigerador, por si algún cliente quiere consumir rápidamente la botella sin necesidad de esperar en casa para enfriarla. También existe como método de fidelización del cliente a través de tarjetas de compra donde se van añadiendo sellos por cada compra efectuada. Tras completar la

Cervezorama

-9-


tarjeta, el cliente puede elegir una cerveza de regalo. Y también para todos los seguidores de la tienda en facebook, cada martes hay un descuento especial del 10%. Como viene siendo habitual y casi imprescindible hoy en día, tienen abierta igualmente su tienda virtual en la siguiente dirección web: http://www.cervezorama.es/magento/index.php/ Aparte de las tres tiendas mencionadas, hay otra serie de locales que sin ser estrictamente tiendas especializadas, mantienen en un su oferta una variedad significativa de cervezas, sobre todo por no ser fáciles de encontrar en los hipermercados y supermercados habituales, y que merecen ser tenidas en cuenta. Está Bodegas Siguero, un comercio con décadas de experiencia, situada en la madrileña calle de María de Molina, muy próxima al metro de Avda. América. El local es realmente una bodega especializada en vinos y licores, con una refinada y amplia selección de excelentes caldos españoles y de otros países tradicionalmente vinícolas como Francia e Italia, así como licores y destilados de multitud de marcas y de gran prestigio. Entre sus estantes, y de una manera un poco más reducida tenemos unas 50 variedades de cerveza, principalmente belgas y alemanas. También se suele colar entre ellas alguna artesana española. Puede merecer una visita para los cerveceros si pasean por la zona.

Bodegas Siguero. C/María de Molina 70. Metro: Avenida América. Web: http://www.bodegasiguero.com/

mencionar que tienen parking gratuito en la cercana calle Francisco Silvela.

La Mantequería Alemana. C/ Padilla 88. Metros: Lista y Diego de León (L4) y Manuel Becerra (Líneas 6 y 2). Web: http://www.mantequeriaalemana.com/

Bastard Lager Una de las grandes e históricas bandas del rock internacional, los británicos Motörhead, liderados por Lemmy Kilmister, se han aliado con la cervecera sueca Krönleins, para sacar a la venta su propia marca de cerveza, bajo la denominación de Bastards Lager. Para los posibles interesados y fervientes seguidores de esta banda comentaros que de momento solo está disponible en el mercado nórdico. Como podéis comprobar en su propia página web: http://www.motorhead-drinks-shop.com/ disponían ya de su propia marca de vodka y el año pasado también lanzaron a la venta unos vinos, Motörhead Shiraz, con un considerable éxito comercial.

También está el supermercado de productos alemanes del restaurante Fass, donde aparte de una pequeña selección de cervezas alemanas con unas 15 referencias (Einbeck, Andechs, Schlenkerla, etc.), podemos encontrar productos típicos de la gastronomía del país teutón. Se encuentra ubicado junto al restaurante Fass, en la misma calle donde se encuentra el colegio Alemán, y cerca de la parada de metro Concha Espina.

Fass. C/ Rodríguez Marín 84. Metro: Concha Espina (L9). Web: http://www.fassgrill.com/ Otro local a tener en cuenta es La Mantequería Alemana, situada también relativamente cerca de los otros dos locales mencionados. Se encuentra ubicada en la calle Padilla en el barrio Salamanca. Se trata de un local tradicional especializado en productos típicos alemanes como embutidos, quesos, salchichas, ahumados y por supuesto cervezas, entre las que podemos encontrar hasta una veintena de referencias de cervezas principalmente alemanas (Bitburger, Jever, Andechs,...) Como detalle a destacar con los clientes,

- 10 -


De alquimistas, mezcladores, maestros y otros seres del unibeerso

El Castillo de los Patos La Cerveza de Cartagena Javier Calvo Angulo

Jorge Bort Blog Birrantic

Blog botellasserigrafiadas

Uno que sin ser maestro de nada (ni pretender serlo), ve diversos tipos de alquimistas de la bebida que ahora nos incumbe, preocupa y llena de placer. Valorarlos o diferenciarlos será cada uno y cada quién el que lo haga (¡válgame Satán de yo quererlo llevar a cabo!). Sólo quiero utilizar estas pocas líneas mal escritas para al menos citar ciertos aspectos que yo percibo. Desde el no más que aficionado, sin pretensiones de expansión transcendental, sin miras de negocio floreciente, puro e inquieto estudiante de mezclas y sabores, que quizás por placer propio o compartido con amigos, monta esas llamadas “casa cervecerías” (homebrewing), como Indiana Jones en The Beer Land. Hasta el maestro de los maestros, el sabio, el loco genio entre los genios. El poseedor de la receta mágica, el amo del Santo Grial lupulero. Pasando por todo tipo de aprendices de brujo, druidas, gnomos del bosque, chamanes y señores de las pócimas. Con ello no deberé decir que unos son los buenos y los otros no, sino que dentro de este mundo de bebedores de lo amargo, cada uno puede tomar la forma y manera que le sea útil para su fin, ó fin del fin. Unos querrán vivir de ello. Otros querrán beber de aquello.

La producción de cerveza en Cartagena tiene en “El Azor” su referente histórico. Fue en 1958 cuando se inicio la producción de esta marca que desapareció en 1969, al ser integrada en “El Águila”. Sin embargo, desde que se clausuró su fábrica en 1985 no existía ninguna actividad industrial cervecera en la ciudad portuaria.

Pero todos, siempre y cuando las Artes utilizadas no sean “Malas Artes”, tienen plena potestad de uso y disfrute de la Beer…

El proceso de elaboración es artesanal y con un alto nivel de calidad. El agua se deja reposar para eliminar la presencia de cloro. Se utilizan maltas de origen alemán de las variedades: Pale, Munich, Carared, Carafa y Caramunich. También son importados los lúpulos, de las variedades Cascade y Golding. No utilizan estabilizantes ni conservantes.

Serán Jerónimo Legaz y Antonio Martos quienes pongan en marcha en 2005 una pequeña producción de carácter domestico, a la que llamaron “Ducks Castle”, pero que popularmente se conoce con su nombre en español de “Castillo de los Patos” en honor a una emblemática fortaleza cartagenera. La idea nació de la observación de un reportaje sobre la fabricación domestica de cerveza y los dos animosos emprendedores decidieron probar en sus casas. El primer año llegaron a sembrar, germinar y tostar la cebada ellos mismos. Esta primera producción no tenia distribución comercial y sólo era disfrutada por unos pocos familiares y amigos. Pero en el año 2010 el proyecto dará un importante paso adelante al iniciar en diciembre la comercialización. En la actualidad Jerónimo es quien está al frente de la empresa.

Querer imponerse por encima de los demás como capitán de la lucha o comandante en la guerrilla creo no debe ser algo premeditado, sino quizás es el tiempo en la lucha el que sitúe y de prioridades. Evidentemente que hay cabecillas innatos, organizadores de todo nivel, expertos de materias y armas. Pero es la propia generación de cerveceros, que bien sabe de las capacidades de cada uno de sus miembros.

Se comercializan cuatro variedades: Duck Red, contenido alcohólico de 5º, Duck Pale, contenido alcohólico de 5º, Duck Doble Malta, contenido alcohólico de 7º y la Duck Queo de 5 ABV. La elaboración se realiza íntegramente en una pequeña nave de los Camachos (Cartagena). Anualmente elabora unos 6000 botellines de tercio (2000 litros). Se vende por internet, en su página: http://duckscastle.com/ o se puede contactar con ellos en el correo: tiforuan@gmail.com. También es posible adquirirla en algunos bares de Cartagena.

Como toda cruel o necesaria batalla, habrá caídas, habrá pérdidas irreparables, pero también triunfos de lo sano, de lo bueno, de lo transcendente. No queramos ni desde dentro (cosa que no puedo hacer), ni desde fuera (posición que ocupo), ser los amos del mundo. Gustos, apreciaciones, valoraciones, notas, sensaciones… no acabaríamos… Dejemos la opinión a la inacabable voluntad de los paladares. Pero sí quiero repetir, y con ello hacerme pesado, decir o mejor opinar (pues mi voz sólo es una mota de polvo en la marea), que “no todo vale”, que se encuentre o no a fórmula acertada, al menos usemos el Libro del Bien Hacer. Salud guerreros, salud.

- 11 -


ZYTHOS BIER FESTIVAL 2012 Sven Bosch Drunk Monk Este año se ha celebrado a finales de Abril el Zythos Bier Festival 2012, pero por primera vez en su historia en otra ciudad, más expositores y más cervezas... ¿Cuál es mi opinión? Sencillamente perfecto y os voy a explicar el porqué. En ediciones anteriores se daba cita el primer fin de semana en Sint Niklaas (a 20Km de Amberes), con 60 expositores y 200 cervezas, pero con el paso de los años el sitio se quedó pequeño. Después de varias opciones decidieron ir a Leuven (Lovaina),¡¡pues acertaron!! Bajamos del avión en Zaventem (Bruselas) y bajamos a la renovada estación de tren, el billete a Leuven 5 euros y pico, el trayecto un cuarto de hora, llegada a Leuven y a buscar el hotel, dejar equipajes y preguntamos por la Brabanthal donde se celebra el Zythos. Nos informan en recepción que hay un autobús a disposición de los asistentes al evento sin coste alguno, gracias a la organización del Bier Festival, delante de la estación de trenes, pues ahí vamos. El trayecto en bus es de unos 10 minutos, llegamos a las afueras de la ciudad a una nave enorme donde ya se vislumbra el nombre de Zythos Bier Festival, y sobretodo una marea de gente con la misma intención que nosotros,¡¡catar cervezas!! Entramos, a la izquierda está el guardarropía, rápido y eficiente por 1,5 euros, seguimos, a la izquierda está la venta de jetons, a la derecha los libritos informativos y un poco más adelante la venta de copas a 3€ (que se pueden devolver por el mismo importe). También hay un buen escaparate de venta de merchandising antes de entrar.

Al entrar vemos que...¡sí!, la sala es el doble de lo que era antes, enorme, dividida en 4 áreas de unas veinticinco fábricas aproximadamente, mucho espacio en los pasillos, sin crear aglomeraciones,(¡bien!). Primero me dedico a saludar a mis amigos fabricantes, pero decido ir a por faena, ¡¡empieza la cata!! Sería muy largo explicaros todas las cervezas catadas, que han sido muchas, pero no os quiero aburrir, sí os explicaré algunas novedades interesantes como la Duvel Tripel Hop Citra (en formato 33cl, pero sólo para el mercado belga y holandés), la Slaapmutske Single Hop Collection Challenger (con menos alcohol que su hermana de Kent Goldings, ahora 8% en vez de 10%), Belgoo Saisoneke (una low alcohol, 4,4%, pero con mucho sabor y muy refrescante), Tumulus Nera (una Stout de 8% alc, notas chocolate y café), Alvinne Cuvéé de Mortagne (simplemente genial, quadruple y muy evolutiva), las Lambic de 3 Fonteienen, Oud Beersel, Giradin y Tilquin, Zonderik Tripel Speciaal, la Overaged Kapittel Prior10 years old,... Cada Stand tiene su cesta de pan, siempre se limpia la copa, cada copa de 15cl es un jeton, sea cual sea la cerveza. Hay un punto de comida caliente, donde hay pizzas del Dr Oetker, Fritura belga (patatas y salchichas), bocadillos, quizás faltaba alguno más para tanta gente, se colapsaba al medio día, y un poco más de sitio para sentarse a comer tranquilamente. Se respira un cambio en la cerveza belga....las fábricas cuidan más su imagen, se gasta más en marketing, visualmente han mejorado, quizás demasiadas Blonds y Tripels, pero con algunas novedades bastante sugerentes, los que están detrás de la barra del stand van con el polo o uniforme de la fábrica, todo bien

- 12 -

recogido y limpio, dando sensación de pulcritud e higiene. Hay que tener en cuenta que había distribuidores de Japón, Taiwán, Nueva Zelanda, Europa, EEUU,....¡¡hay que dar una buena impresión!! Saludo al maestro cervecero de Duvel, un chico joven con la cabeza llena de ideas, saludo a Anthony Van Hecke, responsable de Unibiere, maneja un buen número de cervezas belgas para exportación, hablo con Christin Celis, hija del MAESTRO Pierre Celis, creador de la Hoegaarden Wit y de tantas otras cervezas, saludo a Ben Vinken, Bier Somelier y buen amigo de nuestro Michael Jackson (el de las cervezas, no el cantante), hablamos con Bruno Van den Bossche (Pater Lieven, Buffalo, Lamoral), con Dominik Champagne (Tumulus), Nicolas Soenen (Duvel) y tantos otros sobre el panorama cervecero belga, por el buen momento que está teniendo, sobre todo en exportaciones (por ejemplo, hay fabricas que el 60% del total de producción es para el extranjero). La Zythos Bier Festival dura dos días, sábado de 12.00 a 24.00 y domingo de 11.00 a 21.00. Servidor con 8 horas por día ya tiene suficiente, me reservo un poco para visitar la ciudad de Leuven, pero no para visitar monumentos o museos, sino para descubrir el enorme escaparate de restaurantes y bares que hay en la ciudad. La mayoría de bares cierran a las 05.00, hay que tener en cuenta que Leuven es una de las ciudades universitarias más importantes no tan sólo de Bélgica sinó de Europa. Al fin llega lunes, volvemos a la realidad, ¡el cuerpo me pide descanso pero hay que ir al aeropuerto y volver a casa!

¡Volveré seguro al Zythos Bier Festival 2013!!


- NOVEDADES -

Festivales y novedades artesanales valencianas Txema Millán Blog: La birra nuestra de cada día Mayo y Junio han sido dos meses extremadamente prolíficos en actividad cervecera valenciana, plagados de eventos y de muchas novedades. La primera gran sorpresa se producía en Valencia, en el marco de la Mostra de Vins, Caves i Licors que celebraba su edición número 24 y en la que las cerveceras artesanas irrumpieron con fuerza. Ni más ni menos que 8 (Galana, Spigha, Birra & Blues, Tyris, Gram, Cerveza Artesanal de Castellón 2.0, Fernandez Pons y Socarrada) cuando el año pasado sólo asomaron la cabeza dos de ellas. Además lo hicieron con fuerza y triunfando, pues las altas temperaturas durante los cinco días del certamen, invitaron más al consumo de la cerveza que al de vinos, cavas y otros productos. Las cerveceras aprovecharon la ocasión para presentar algunas de sus novedades, como la 1840 de Fernandez Pons (Altura de

Vuelo), una Pale Ale de 6,4º, la Voramar de Spigha, una rubia bastante lupulada (aunque menos que su hermana la Na Valora), la Smokey Porter de Tyris, las nuevas producciones de Galana. También fue la oportunidad de probar la mayoría de ellas en barril, cosa bastante difícil fuera de este tipo de eventos. Esto pasaba a principios de mayo y un mes después llegaba el Aplec de Cerveses Artesanes de Benissa, en Alicante. Un evento muy esperado y en el que se echó de menos algo más de difusión y participación ciudadana, así como la presencia de más cerveceras valencianas, que se vio limitada a Spigha, Gram, Lluna, Riu Rau y Tyris. Sin embargo se agradeció la presencia de productores como Yria (Toledo), Yakka (Murcia) o Far West (Almería). El evento, de tres días de duración, estuvo plagado de actos de todo tipo como una cata cervecera, un concurso a la mejor cerveza artesanal ganado por una Barley

Ale y Lager Pedro Gómez Ilustrador

- 13 -

Wine de Far West secundada por Gram y una Rauch Bier también de la cervecera almeriense, un encuentro de coleccionistas cerveceros celebrado con la colaboración del club CELCE y un concurso de cerveceros caseros. Esperemos que esta interesante iniciativa (que tuvo como precedente hace dos años una reunión en Muro) tenga continuidad anual. Fuera de estos eventos y las novedades reseñadas otras elaboraciones han visto la luz o están a punto de hacerlo, como la ‘Nispra’, cerveza hecha con níspero producida en las instalaciones de Spigha para la cooperativa agrícola Frutaltea. Otra ‘curiosidad’ es la ‘Hordeata’, otra cerveza de chufa (después de ‘Antara’) elaborada ahora por Sènia en Benifaió. A todas ellas habrá que sumar en breve otras cervezas que en estos momentos están en fase de maceración y de las que muy pronto tendremos más información.


Maison Belge Brasserie Supongo que ya sabréis que “La Maison Belge” es una empresa que importa y distribuye productos belgas, especialmente cervezas, pero también otros productos como chocolate, quesos, galletas, etc. Desde su creación en el 2004 con la primera tienda en Barcelona, ha ido abriendo una serie de franquicias por toda la geografía nacional: Madrid, Zaragoza, Fuengirola…etc.

Jorge Expósito Blog: Cerveza artesanal en Catalunya

Desde el pasado 8 de junio, día de la inauguración, disponen de un nuevo tipo de establecimiento: “La Masion Belge Brasserie” situado en la Rambla Brasil 55 de Barcelona, donde antes se ubicaba otro mítico local cervecero como era “El Flabiol”. Los que conocíais el anterior negocio ahora os encontraréis con un local totalmente reformado y redistribuido, con un diseño y decoración muy original, un ambiente cálido y sosegado donde podréis, además, disfrutar de una buena selección musical: rock, jazz, blues… Encontraréis una carta fija de 120 cervezas belgas en botella, aunque siempre tendrán alguna cerveza especial fuera de carta, anunciadas en las pizarras situadas detrás de la barra. Por ejemplo, el día de mi visita tenían la Viven Porter, Black Albert, Postiche Russian IP Stout y la Svea IPA. En estas mismas pizarras, encontraréis las cervezas pinchadas en sus cuatro tiradores, dos fijos donde siempre estarán las cervezas de Val-Dieu y Lupulus, junto con otros dos de rotativos. Aparte, para acompañar estas cervezas, se puede pedir ensalada Bruxelloixe, tablas de quesos y patés belgas, afinados a la cerveza... Cabe tener en cuenta que el horario de comida es hasta las 23:00 horas.

Horarios: Martes a jueves de 18:00 a 01:00 horas Viernes y sábado de 18:00 a 02:00 horas

- 14 -


- RECETAS -

Cocinar con cerveza Encarna Hernández Ingredientes (4 personas)

La cerveza puede ser un perfecto aliada gastronómico ya que no sólo sirve para acompañar platos, sino que se puede emplear para cocinar muchos de ellos. Su cuerpo y su sabor dan un toque muy especial a los alimentos.

       

Se puede emplear para preparar salsas ya que les aporta un extra de cremosidad. También es estupenda para macerar carnes, puesto que con ello se consigue que estén más jugosas. Pero su uso puede ser mucho más amplio. Por ejemplo, hay quien la usa con arroces, pues mejora su textura o la añade en algunos rebozados para hacerlos más esponjosos. Además se emplea para algunas masas (panes, empanadas…) por su efecto leudante (ayuda al levado) por la levadura que contiene.

1 pollo en trozos medianos 2 cebollas grandes 2 dientes de ajo 33 cl. de cerveza rubia Aceite de oliva Hierbas aromáticas: tomillo y laurel Sal Pimienta

Preparación: Cortar la cebolla en 4 o 6 trozos, pelar los ajos y echarlos en una cazuela. Añadir el pollo salpimentado y freírlo un poco hasta que esté un poco dorado. Echar la cerveza y las hierbas. Mantener todo cociendo hasta que la carne esté tierna al gusto (de 30 a 45m.)

A continuación os proponemos una receta ligera, digestiva y muy fácil de preparar: Pollo a la cerveza. La cerveza pierde todo el alcohol en la cocción y le da al pollo un sabor y una textura diferentes.

Os proponemos que nos envieis vuestras propias recetas elboradas con cerveza y nosotros las iremos publicando en estas pàginas.

Próximos Eventos Cerveceros

- 15 -


La cerveza es necesaria para hacer que la sed merezca la pena

Actualidad BREVES Cerveza Fort lanzará una gama de cervezas monovarietales de lúpulo bajo la denominación de Fort Single Hop Series. La primera, basada en la variedad de lúpulo Motueka, ya la podéis encontrar a la venta. La Maison Belge ha inaugurado una nueva tienda en Sevilla, concretamente en la calle Virgen de Loreto 9, donde podréis adquirir más de 250 cervezas, chocolates, quesos y muchas otras delicias belgas. Horarios de tienda: martes a sábado, de 11h a 14h y de 17h a 21h. Lunes, de 17h a 21h. Harviestoun Brewery es una fábrica de cervezas situada en Alva, en el centro de Escocia, que elabora cervezas desde el 1984. Crusat ha alcanzado un acuerdo con esta empresa escocesa para importar y distribuir en el mercado español su gama de cervezas: Bitter &Twisted 50cl, Old Engine Oli 50cl y Ola Dubh 12, 16, y 18. en botella de 33cl.

Editores:

ACTIVIDADES En la calle Marià Cubí 155 se encuentra la sede de Gastronomia Activa, un espacio imprescindible para aficionados y profesionales donde aprender, descubrir, explorar y divertirse con toda una serie de propuestas que giran en torno al mundo de la gastronomía. Entre sus propuestas podéis encontrar diferentes catas, maridajes, cursos de coctelería, taller de fotografía gastronómica, clases de cocina, etc. Relacionado con el mundo de la cerveza, realizan un taller de cata y otro de maridaje queso-cerveza, además de un curso completo de 3 sesiones de cómo elaborar cerveza en casa. Para más información o consultas podéis visitar su página web: www.gastronomiaactiva.com.

Jordi Expósito Joan Villar-i-Martí Webmaster: Andrés Masero Maquetación: Jordi Expósito Colaboradores: María Revilla Ruipérez Eduard Casas Juan Antonio Barrado Sven Bosch Jorge Bort Encarna Hernández Txema Millán Pedro Gómez Contacto: lagacetillacervecera@gmail.com Web: www.gacetillacervecera.es Redes Sociales: facebook.com/gacetillacervecera

twitter.com/gacetillacerv

Los contenidos publicados en esta Gacetilla son responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores, asimismo queda prohibida la reproducción total o parcial de estos sin el permiso expreso de los mismos.

En “El 1er Aplec de Cerveses Artesanes del País Valenciá” celebrado en Benissa, entre el 1 y el 3 de junio, se eligió “La Mejor Cerveza Artesanal del Año 2012 de La Comunidad Valenciana”. Tras una cata a ciegas, la Bad Barley de la empresa cervecera Far West de Almería fue la ganadora, quedando su Rauchbier en segunda posición y su Kölsch Trigo en cuarta.

- 16 -

Gacetilla Cervecera XII  

Gacetilla Cervecera XII

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you