Issuu on Google+

angela maria rojas

uno sin plata y estudiando pendejadas

Bogotรก, d.c.,2009.


Título del libro: Uno sin plata y estudiando pendejadas Autor: Ángela María Rojas Martínez Editado por: Corporación Universitaria Minuto de Dios, UNIMINUTO Facultad de Ciencias de la Comunicación Bogotá D.C., Colombia Noviembre de 2009 Dirección: Diagonal 81 B # 72B-70 Teléfono: 2916520 ext. 6725 Corporación Universitaria Minuto de Dios, UNIMINUTO ISBN: 978-958-8165-78-3 PRESIDENTE CONSEJO DE FUNDADORES Diego Jaramillo Cuartas, Cjm. RECTOR GENERAL Camilo Bernal Hadad, Cjm. RECTOR SEDE PRINCIPAL Alonso Ortiz VICERRECTOR ACADÉMICO Juan Fernando Pacheco Facultad de Ciencias de la Comunicación DECANO Harold Castilla Devoz, Cjm Diseño y diagramación: Raúl Andrés Velandia Corrección de estilo: Nirza Chacón Ibeth Molina Las ilustraciones utilizadas son de David Bravo Moreno. Reservados todos los derechos a la Corporación Universitaria Minuto de Dios. La reproducción parcial de esta obra, en cualquier medio, incluido el electrónico, solamente puede realizarse con permiso expreso del editor y cuando las copias no sean usadas para fines comerciales. Los textos son responsabilidad de los autores y no comprometen la opinión de UNIMINUTO.


INDICE

RESUMEN

.................................................................. 5

PRESENTACIÓN

.................................................................. 6

PRIMER CAPÍTULO:

.......................................................... 9

SEGUNDO CAPÍTULO

........................................................................ 30

TERCER CAPÍTULO

....................................................................... 33

CUARTO CAPÍTULO

....................................................................... 69

QUINTO CAPÍTULO

....................................................................... 77

CONCLUSIONES

....................................................................... 95

CIENCIA PARA DUMMIES ....................................................................... 102 REFERENCIAS

....................................................................... 103

ANEXOS

........................................................................ 106


Resumen

Uno sin plata y estudiando pendejadas Resumen

El presente libro ofrece un acercamiento al contexto de la investigación en Colombia y su pertinencia desde una perspectiva del desarrollo humano y social de una manera sencilla y accesible a quienes se interesan por primera vez en este campo. Incluye entrevistas a varios investigadores colombianos reconocidos internacionalmente, con diversas trayectorias científicas, con la convicción de que el conocimiento de nuestro capital investigativo es un camino necesario para promover el interés de nuestros niños, niñas y jóvenes por la investigación, así como un reconocimiento desde la academia a la labor de esos investigadores colombianos. Adicionalmente, el libro ofrece un análisis de aquellas entrevistas, con el fin de dilucidar los elementos más significativos de sus experiencias y sus comentarios para promover la investigación en Colombia. Coincidimos con el Consejo Nacional de Acreditación, en la importancia de contar con producción de material de apoyo a la labor docente a partir de la experiencia y el trabajo conjunto de la comunidad académica. Este texto parte de la idea de iniciar con esta primera edición, una serie de textos, cada uno de los cuales incluirá un selecto y diferente grupo de investigadores colombianos. La labor periodística la realizan los estudiantes de Comunicación Social-Periodismo. La labor gráfica los estudiantes de Comunicación Gráfica y la compilación, redacción, investigación, análisis y edición está a cargo del área de investigación del Programa de Comunicación Social-Periodismo. Desde ya invitamos a la comunidad educativa para unirnos en torno a la segunda edición con nuevos investigadores e investigadoras y con la inclusión de cada vez nuevos y creativos diseños realizados por nuestros jóvenes. Conformaremos grupos de comunicadores y periodistas por regiones para indagar sobre los investigadores más prestigiosos de cada región de tal forma que vayamos multiplicando el impacto de esta experiencia.

5


Presentación

6

Presentación Este libro es el resultado de un proceso que integra tres inquietudes fundamentales: la reflexión acerca de las limitaciones de la investigación en nuestro país, la pregunta sobre cuáles son aquellos eventos que suscitan en la vida de una persona el interés por la ciencia en un momento dado y las continuas inquietudes y retos propuestos por los estudiantes que han pasado por los cursos de Investigación, en esa sorprendente oportunidad que es la docencia y que a través de la Corporación Universitaria Minuto de Dios he podido ahondar y disfrutar. El libro recoge los resultados de un proceso de indagación acerca de algunos aspectos que caracterizan la historia de varios investigadores colombianos, con el fin de ponerlos al alcance de estudiantes, docentes e interesados en el tema de la enseñanza de las ciencias y de esta manera contribuir a estimular el interés por esta actividad en el país. Tiene la pretensión de ofrecer una mirada acerca de la ciencia como una actividad humana, no sólo útil sino sobre todo apasionante. Experiencia que nos diferencia de otras especies, en la medida en que tenemos la capacidad no sólo de explorar nuestro entorno sino también de registrar nuestros hallazgos y los que nos han dejado generaciones anteriores, en información codificada fuera de nuestros cuerpos y genes, a través de textos impresos y ahora virtuales. El libro está organizado de tal forma que permite al lector comenzar su lectura en cualquier capítulo, sin embargo, aunque cada uno tiene una estructura propia, todos los capítulos se encuentran relacionados entre sí. A continuación se describe rápidamente la intención que subyace a cada capítulo. En el primero se hace una breve introducción de algunos aspectos sobre la investigación y particularmente sobre la investigación en Colombia, con el fin de ofrecer un contexto general sobre el campo de la investigación en el país en el cual se plantean factores relacionados con las preguntas que guiaron el proceso y la elaboración del libro. El segundo capítulo describe la metodología utilizada para llevar a cabo la investigación y conocer las respuestas de los investigadores consultados sobre algunos de los factores que para ellos resultaron fundamentales a la hora de decidirse por la investigación.


Presentación

7 La tercera parte está compuesta por las entrevistas realizadas por estudiantes del Programa de Comunicación Social-Periodismo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Uniminuto, a ocho investigadores colombianos de diversas disciplinas, edades y condiciones sociales, reconocidos internacionalmente, con el fin de acercar al lector a algunos de nuestros más importantes investigadores contemporáneos y recoger la información necesaria para responder los interrogantes planteados. Fruto de la insistencia de los estudiantes entrevistadores y la amabilidad de los investigadores, las entrevistas fueron realizadas en espacios tan diversos como un laboratorio de invertebrados, la casa de los investigadores o por vía telefónica. El cuarto y quinto capítulo ofrecen un análisis de las respuestas de los investigadores, el cual pretende dar algunas pistas sobre las condiciones y factores que deben priorizarse en las políticas de investigación que pretenden mejorar la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes para fortalecer la investigación en el país, así como en el papel que los investigadores le otorgan a la comunicación. Confiamos en que al terminar de leer el presente libro, el lector sienta el interés por indagar más allá de lo ofrecido y por involucrar la investigación como un apasionante proyecto en el trayecto de su vida. Este texto pretende aportar en la democratización del conocimiento e incluir estrategias que promuevan la participación estudiantil en actividades científicas. Es necesario acercar a los investigadores de mayor trascendencia de nuestro país y del mundo a la población juvenil. Sorprende observar cómo muchos de los estudiantes muestran temor para acercarse a personas de gran trayectoria en la investigación, consideran improbable que los investigadores con un significativo reconocimiento internacional les contesten sus comunicaciones o inquietudes, consideran a los investigadores inaccesibles e incluso, muchos de ellos se inquietan por la forma en que deben ir vestidos si se les concede la entrevista. Estos hechos parecen detalles insignificantes pero realmente son resultado de la exclusión social del conocimiento y muestra la enorme distancia que existe en nuestro país entre los estudiantes y los investigadores. Frente al reto de entrevistar a algunos investigadores colombianos reconocidos, la mayoría de los estudiantes participantes en el presente estudio no sólo


Presentación

8 lo logró, sino que algunos de ellos hicieron parte de experiencias muy enriquecedoras que luego compartieron con sus compañeros y a través de sus escritos. Este texto parte de la premisa de que todas las instituciones educativas tienen una responsabilidad ineludible en la generación, apropiación y divulgación del conocimiento científico. La Corporación Universitaria Minuto de Dios - UNIMINUTO y concretamente su Facultad de Ciencias de la Comunicación comparte esta premisa y asume la responsabilidad de contribuir a estimular la creatividad de sus estudiantes y a fomentar destrezas de pensamiento en las nuevas generaciones. El presente trabajo es resultado de la búsqueda permanente de herramientas que le permitan al estudiante ingresar en la historia o mundo personal de los científicos de una manera ágil, pertinente y rigurosa. Adicionalmente, pretende apoyar el trabajo de los docentes de cursos introductorios de investigación y particularmente de las facultades de comunicación y periodismo del país, ofreciendo información precisa, clara y contextuada, así como una aproximación a personajes del mundo de la ciencia en Colombia. La sencilla pregunta que está detrás de este texto es ¿por qué una persona en Colombia, decide como proyecto de vida, ser investigadora? Si nos acercamos a la respuesta podríamos fijar una ruta más prometedora para formar científicos.


Capítulo I

Primer capítulo

9

La diferencia entre un idiota erudito y un genio1 Un país sin actividad científica, sistemática y decidida no es posible que se integre con alguna posibilidad de éxito al cambiante mundo de hoy. La investigación es imprescindible para conocer la riqueza de una nación y si no reconocemos nuestra riqueza no podremos preservarla y menos aún transformarla en capital social y empresas productivas. Es conocida la frase: quien desconoce su historia está condenado a repetirla, hablando de investigación podríamos decir que un país que desconoce su potencial es un país sin futuro, la investigación en cualquier sociedad es crucial para tomar decisiones públicas, sin recurrir únicamente a la improvisación y la intuición. A pesar de lo anterior, y de que gobiernos, educadores, empresarios y público en general estarían de acuerdo en que la ciencia es muy importante para cualquier país, los hechos contradicen esta afirmación. El presupuesto y el tiempo dedicado a formar científicos es ínfimo. Paul David y Partha Dasgupta citados por los autores de Indicadores de Ciencia y Tecnología (2005) afirman que el conocimiento científico es un bien durable, no se destruye ni se altera por su uso, a mayor uso mayor valor; ya que se descubren nuevos campos de aplicación, sus resultados finales no son fácilmente predecibles2; sin embargo, la investigación pocas veces se sostiene por si misma, las investigadoras siempre han requerido apoyo y financiación3, debido, entre otras razones, a que muchos de los descubrimientos surgen a través de decenas de errores, pruebas fallidas o hipótesis iniciales que después se descartan e incluso en algunas investigaciones sólo a mediano o largo plazo sus resultados permiten producir conocimiento aplicado y no siempre económicamente rentable. Adicionalmente, la única manera de investigar es formando investigadores, proceso que pocas veces proporciona capital económico inmediato. Teniendo en cuenta lo anterior, definimos la investigación como una actividad humana posible e imprescindible, que requiere un apoyo constante, además de una buena dosis de fe en el futuro y mucha disciplina, y que se diferencia de otras actividades del conocimiento humano porque sigue unos métodos específicos.

1 Palabras de Rodolfo Llinás durante la presentación del informe de la Misión de Ciencia educación y Desarrollo, conocida como la Misión de Sabios el 16 de septiembre de 1993. La presentación hace parte del libro Colombia al filo de la oportunidad (1995). En dicha misión también participaron: Carlos Vasco, Eduardo Aldana, Luis Femando Chaparro, Rodrigo Gutiérrez, Rodolfo Llinás, Marco Palacios, Manuel Elkin Patarroyo, Eduardo Posada, Ángela Restrepo y Gabriel García Márquez. 2 Observatorio Colombiano de Ciencia y tecnología (2005). Indicadores de Ciencia y tecnología. Edición Observatorio Colombiano de Ciencia y tecnología. 3 Durante la Edad Media los progresos de divulgación científica se encontraban limitados a las instituciones religiosas y la gran mayoría de los científicos mantenían en secreto las técnicas de su oficio. Barzun, J. (2006). Del Amanecer a la decadencia, capitulo IV, Editorial Taurus.


Capítulo I

10 Un país que esté interesado en formar investigadores debe formular una política de ciencia y tecnología integral, a largo plazo, que involucre todos los sectores: industrial, agrícola, sanitario, comercial, de transportes, del deporte, del espectáculo y por supuesto debe incluir la comunicación y las comunicaciones4.

4 En este sentido Colciencias ha avanzado firmando el denominado Pacto Nacional por la Innovación, acta donde se comprometen el gobierno, el sector empresarial, el sector financiero y los investigadores a trabajar conjuntamente para lograr un mejor desempeño del país en el área investigativa. 5 Además de Colciencias, existen varias organizaciones en Colombia interesadas en promover la investigación; al final del texto se encuentra la lista de algunas. 6 La Agenda Regional de Ciencia y Tecnología para Bogotá y Cundinamarca (ARCTBC), es un proyecto realizado desde diciembre del 2004 llevado a cabo con el apoyo de Colciencias, la Universidad Francisco José de Caldas, la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, la Fundación Tecnos y otros actores sociales vinculados a través de la consultoría y la asesoría de proyectos, cuyo objetivo fue contribuir al desarrollo de la ciudad y la región.

No existe investigación sin la posibilidad de comunicar lo que se explora, encuentra y proyecta. Mejorar nuestras competencias en ciencia y tecnología requiere con urgencia involucrar a la comunicación y la actividad periodística, las cuales deben jugar un papel fundamental en este proceso. Pensar que la ciencia y la comunicación, la ciencia y el arte, la ciencia y la literatura, no son sólo expresiones posibles gracias a la combinación de las palabras, son vínculos indispensables si queremos que nuestra sociedad contribuya de manera contundente a potenciar el conocimiento y las transformaciones que consideramos deseables. El científico colombiano Rodolfo Llinás, en carta enviada el 14 de julio de 1994 al entonces Presidente de la República César Gaviria, en el informe de la Misión de Sabios, mencionaba su opinión sobre la diferencia que según él existía entre un idiota sabio y un genio: La diferencia entre ambos, decía Llinás, es la misma que hay entre saber y entender. Y tiene razón, para saber sólo se necesita estar informado, pero para entender se necesita mucho más. Podemos hablar de la teoría de la relatividad y repetir la definición escrita en los libros e incluso escribir de memoria la fórmula E = mc2, pero ¿entendemos en qué consiste la teoría de la relatividad? A pesar de la importante gestión realizada por Colciencias y otras organizaciones en Colombia5, la mayor parte de la población padece de un analfabetismo científico; frente a esta situación los autores de la Agenda Regional de Ciencia y Tecnología para Bogotá y Cundinamarca6 (2004), hacían hincapié en la necesidad urgente de que esta región se apropiara del conocimiento de aquellas personas en capacidad de implementar y aplicar la ciencia y la tecnología, tanto en los procesos sociales como productivos, proceso que aún está lejos de haberse logrado. Adicionalmente, sugerían mejorar la formación general y específica de los habitantes de Bogotá y Cundinamarca, puesto que muchos habitantes tienen conocimientos teóricos pero no logran aplicarlos por falta de experiencia, mientras que en otros casos no se cuenta con el


Capítulo I

11 acceso a los conocimientos mínimos para ingresar en el mundo científico y tecnológico. Lograr que la mayor parte de la población se apropie del conocimiento científico, mejorando la calidad y cantidad de formación de los habitantes, organizaciones o comunidades, es un proceso complejo y de largo alcance pero indispensable en el crecimiento de la producción y en la formación de capital humano. En la medida que nuestras niñas, niños y jóvenes accedan a mejores niveles de formación en ciencia y tecnología estarán en mejores condiciones para resolver sus necesidades y problemas, y promover no sólo nuevas fuentes de producción, sino también mayor calidad de vida para sus comunidades. Lo anterior coincide con lo planteado por los autores de la Agenda, quienes afirman: “Al sector educativo le corresponde un papel definitivo en el desarrollo científico y tecnológico, pues el tipo de educación que se ofrezca y la forma como se organice el sistema depende la cantidad y calidad de personas que se dedican a la investigación científica y al desarrollo tecnológico”. (Consejo Regional de Competitividad Bogotá- Cundinamarca, 2004, p. 8). El fomento del espíritu científico e investigativo en la educación básica, media y universitaria es imprescindible para lograr una familiarización con los términos, los métodos de investigación y las habilidades requeridas para investigar. Para lo anterior se recomienda (Consejo Regional de Competitividad Bogotá- Cundinamarca, 2004, 8) entre otros aspectos, la importancia de desarrollar: • Nuevos modelos didácticos y pedagógicos para la enseñanza de las ciencias ajustados a cada nivel educativo. • Trabajar con los niños, niñas y jóvenes proyectos de investigación social, ambiental, económica y culturalmente pertinentes. • Promover la creatividad, el pensamiento sistémico, el trabajo en equipo y la exploración.


Capítulo I

12 Si la educación en ciencia está basada en memorizar y hacer, el estudiante difícilmente va a contar con herramientas para aprender a pensar. Es necesario proporcionar, en palabras de Llinás (Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo, 1994), una cosmología, un contexto que le permita a las personas, integrar todo lo que se sabe en un todo coherente y no en compartimentos sin conexión ninguna. Para este proceso es vital el papel de la comunicación, entendida como un proceso dialógico y constructivo que es clave para lograr aprender a pensar. Para saber es suficiente estar informado, pero para entender es necesario comunicar lo que se sabe, compartir lo que se sabe, escribir acerca de lo que se sabe, debatir sobre lo que se sabe y criticar lo que se sabe.

7 La promoción automática consistía en promover de grado al niño/a, aún cuando no cumpliera con todas las competencias académicas mínimas del grado previo. Esta estrategia fue consecuencia entre otros factores, tanto de la evidencia sobre los efectos psicológicos y sociales negativos que producía en los estudiantes la retención académica, así como de la altísima deserción estudiantil. Actualmente y como resultado de una implementación de estándares académicos más altos y de la expresión de inconformidad de la comunidad educativa sobre las consecuencias negativas de la promoción automática, El Ministerio de Educación Nacional determinó no continuar con esta modalidad educativa.

Con el ánimo de enseñar a entender, Llinás (MCED, 1994) recomendaba implementar un programa de educación de doce años, desde el preescolar hasta el bachillerato, para todos los escolares con un único propósito: aprender a pensar conceptualmente. Carlos Vasco (MCED, 1994) a su vez, proponía una transformación de la educación en Colombia, la cual planteaba entre otras cosas, que a los estudiantes se les evaluara al terminar la educación secundaria únicamente tres aptitudes fundamentales: leer comprensiva y velozmente diferentes tipos de códigos, escribir correctamente textos creativos y razonar en diversas modalidades del pensamiento y el discurso. Sin embargo, los que hemos recibido estudiantes producto de la denominada Promoción automática7, vemos con preocupación justamente que los estudiantes presentan serios problemas de lectura, escritura y pensamiento lógico matemático. Un programa que permita aprender a pensar, es aquel que promueve en el estudiante la necesidad de hacer preguntas, el análisis del contexto, el debate, la discrepancia, la aplicación de la información a diferentes entornos, la creación de respuestas novedosas a los mismos problemas y por supuesto, el planteamiento de nuevos problemas. Algunos docentes y estudiantes están satisfechos con conocer la información, repetirla y saber cómo se aplica. Para lograr este tipo de aprendizaje no se requiere pensar, sólo memorizar. Este tipo de aprendizaje genera consumidores satisfechos pero nunca investigadores inquietos.


Capítulo I

13 Hoy, el Sistema Nacional de Competitividad (SNC), en informe presentado sobre estado y proyecciones de la competitividad en Colombia y el mundo, le da la razón a Llinás. Las cifras muestran que a pesar del optimismo durante la primera década del siglo XXI y de que el crecimiento anual del PIB9 real aumentó del 1.5% en el 2001, al 6.8% en el 2006, el ranking de Competitividad según el Fondo Monetario Internacional, muestra que Colombia pasó del puesto 23 en el 2005, al puesto 66 en el 2006. Esta fuente incluye entre otros factores que han contribuido a este resultado, tres que merecen especial relevancia: a)La baja calidad de la enseñanza en matemáticas y ciencias; b)la escasa disponibilidad local de investigación especializada, y c)el déficit en los servicios de entrenamiento educativo. La deficiencia en estos tres aspectos, ha contribuido a la baja productividad en todos los sectores de la economía. Colombia no tiene gente preparada para la competitividad en el mundo globalizado (Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, 2005). La mayor parte de los colombianos no nos formamos para aprender a pensar, tal vez porque aprender a sobrevivir no deja mucho tiempo para aprender a pensar. 8

Colombia ¿sólo pasión? Con el fin de establecer la competitividad de un país en términos de ciencia y tecnología, se han desarrollado diversos indicadores que permiten dar una idea de la posición que ocupa una nación en comparación con otras. Estos indicadores son muy importantes para tener criterios de decisión y políticas de largo alcance sobre los objetivos prioritarios en términos de desarrollo científico. Los comunicadores y periodistas deben conocer estos indicadores para ubicar el contexto científico de Colombia en el panorama mundial, y contribuir responsablemente en la formulación, ejecución y divulgación de propuestas con el fin de aprovechar al máximo los recursos existentes en investigación y aportar de manera decisiva a la transformación de nuestros principales problemas: altos índices de violencia, altos niveles de pobreza, inequidad y exclusión social, bajos niveles de participación política, escasa cobertura en educación secundaria y universitaria, explotación ambiental indiscriminada, entre otros.

8 Presentación realizada en Uniandinos sobre Lineamientos Estratégicos de la Política de Competitividad y Productividad. Julio 2007. Sede Principal Uniandinos. Bogotá. 9 El PIB (producto interno bruto) es el valor total de los bienes y servicios producidos en el territorio de un país en un periodo determinado.


Capítulo I

14

10 El IDH es un indicador estadístico compuesto por varios factores: esperanza de vida al nacer, tasa de alfabetización de adultos, tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria y terciaria y PIB per cápita en dólares.

Con el fin de evaluar el papel de Colombia en el contexto mundial y tener elementos de juicio a la hora de valorar nuestros recursos investigativos y tecnológicos, revisaremos a continuación algunos de los indicadores más conocidos. Índice de Desarrollo Humano: Antes de comenzar a analizar los indicadores que tienen que ver con ciencia y tecnología es útil tener presente el contexto social en el que nos movemos. Un indicador que nos ayuda a visualizar rápidamente las condiciones sociales de un país en términos de salud, educación y condiciones económicas de sus habitantes es el Índice de Desarrollo Humano (IDH). El IDH es una medición elaborada en 1990 por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Se basa en un indicador social basado en tres parámetros(http://hdr.undp.org/es/informes/mundial/idh2009/): • Vida larga y saludable (medida según la esperanza de vida al nacer). Es decir, si usted nació en Colombia ¿cuánto se espera que viva si se compara con otra persona que nació en otro país? • Educación (medida por la alfabetización de adultos, la tasa de matrícula en educación primaria, secundaria y superior y los años de duración de la educación obligatoria) En otras palabras ¿usted sabe leer y escribir? ¿Terminó su educación? ¿Qué nivel de formación máxima tiene usted y los demás colombianos? • Nivel de vida digna (medido por el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita en dólares) ¿Cuánto dinero le correspondería a usted, si lo producido por la economía colombiana se dividiera entre los 40 y más millones de habitantes que hay en el país? El Índice de Desarrollo Humano10 de Colombia es de 0,75, por encima de Perú, Ecuador o Paragay, pero muy por debajo de países como España, que cuenta con un índice de 0,94 o de Islandia, Noruega, Australia y Canadá que ocupan los primeros lugares en las mediciones de calidad de vida con un indicador de 0,96 (http://hdr.undp.org/en/media/HDR_20072008_SP_Indictables.pdf ).


Capítulo I

15 En Latinoamerica también se presentan diferencias significativas: mientras Chile alcanza un nivel de pobreza de su población de aproximadamente el 12% (Consejo de Competitividad, 2007)11 Colombia presenta un nivel de pobreza cercano al 50% el cual puede ser mayor si se suma el nivel de indigencia. Con estas condiciones, ¿cuánto se invierte en ciencia y tecnología en Colombia? Inversión en ciencia y tecnología Para entender el tema de la inversión en ciencia y tecnología es necesario comprender antes el concepto de Producto Interno Bruto o PIB. El PIB de un país es el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos por una economía en un periodo determinado. Ahora bien, si el PIB se divide por cada habitante del país, nos da un indicador que se denomina PIB per cápita. Esta información nos permite comparar el poder adquisitivo de cada país por su población: Tabla: No. 1 Comparación del PIB de Colombia con algunos países a julio de 200812

País Luxemburgo Noruega Estados Unidos Japón Chile Colombia Ecuador República Democrática del Congo Gaza Strip

PIB ($) 80,800 55,600 46.000 33,800 14.400 7.200 7.100

Población 486.006 4.644.457 303.824.646 127.288.419 16.454.143 45.013.674 13.927.650

300 110

66.514.506 1.537.269

Actualmente se ha encontrado una relación entre el PIB por habitante de un país, y el grado de sofisticación de sus exportaciones, entre mayor es el PIB

11 Presentación realizada por Hernando Gómez en Seminario sobre competitividad realizado en sede Principal de Uniandinos, julio 2007 12 La tabla presentada se construyó a partir de los datos encontrados en la siguiente página web: http://www. i n d e x m u n d i . c o m / g / r. aspx?c=no&v=67&l=es


Capítulo I

16 mayor es la sofisticación en términos de los productos que exporta, lo cual requiere desarrollar sectores de talla mundial, ejemplos de países que han logrado avances en este proceso son Japón y Corea. Colombia produce del total de todas sus exportaciones, un 20% de bienes y servicios de alto valor agregado, es decir, de mediano y alto componente tecnológico; España exporta de este tipo de productos más del 50% mientras que Corea sobrepasa el 70% de exportaciones de productos de mediana y alta tecnología (Uniandinos 2007). Estas cifras nos dan una idea general del valor monetario de la economía del país y de la cual se parte para organizar el presupuesto nacional. Ahora bien, ¿cuánto del PIB se dedica en Colombia, a la inversión en ciencia y tecnología? Las Naciones Unidas consideran que para admitir que una nación está entrando en la vía de desarrollo, debe invertir al menos el 1% del PIB en Ciencia y Tecnología. La misión de Sabios reconocían en 1994 (MCED, 1994) la importancia de elevar del 0.4% al 2% del total del PIB la inversión en ciencia y tecnología, sin embargo, once años después, ¡Colombia invirtió en Ciencia y Tecnología apenas entre un 0,2% y un 0,5% del PIB! Es decir, ni siquiera podemos considerarnos una nación que ha entrado en la vía del desarrollo, según los parámetros de la Naciones Unidas. Como si fuera poco, el gobierno ha pospuesto el cumplimiento de dicha meta para el año 2019. La expectativa hoy es llegar a invertir al menos un 1.5% del PIB, incluyendo al sector privado con una participación del 50% (Presidencia de la República. DNO, 2005) Llama la atención que dicha meta es inferior a la propuesta en el año 1994. A pesar de la brecha tan enorme con los países desarrollados y de la situación social y económica, existe algo de dinero para invertir. ¿Cómo se ve reflejada esa inversión en el resto de los indicadores?


Capítulo I

17 Número de científicos en el país La misión de sabios (MCED, 1994) consideraba necesario comprometerse durante los siguientes diez años, de 1995 a 2005, en la formación de 36.000 científicos; la masa crítica, que según su criterio requería el país en ese momento, 1.000 científicos por cada millón de habitantes. ¿Cuántos científicos tenemos hoy en Colombia por cada millón de habitantes? Tabla No. 2. Número de investigadores por cada millón de habitantes13

País Corea Chile Colombia

Investigadores en I&D/ Mill hab. 2006 3.723 832 127

En el mismo informe, (MCED, 1994) se afirmaba que de la totalidad de científicos en el mundo, el 94% estaban en el Primer Mundo, el 6% pertenecían al Tercer Mundo, a pesar de que este último correspondía al 77% de la población mundial. Y de ese 6%, el 1% eran latinoamericanos. Ahora bien, ¿cuántos, de ese 1%, son científicos colombianos? ¡Sólo el 1% del 1% de los latinoamericanos son colombianos!

INVESTIGADORES COLOMBIANOS E INVESTIGADORES DEL MUNDO

13 Tabla realizada teniendo como base la tabla 10 de Indicadores de ciencia, tecnología e innovación consultada en la página web: http://www.compite.ws/ spccompite/resources/getresource.aspx?ID=352


Capítulo I

18

14 Es importante tener en cuenta, sin embargo, que dentro del grupo de investigadores jóvenes las mujeres llegan a ser el 53%.

Estas cifras nos dan un panorama más aterrizado acerca del impacto de nuestra investigación en el mundo. Aún seguimos siendo un punto en el millar de puntos del tejido científico. Entre tanto, los países desarrollados continúan controlando la generación, la transferencia, la comercialización y la innovación científica. Nivel de formación de los científicos Además del número de investigadores que existen en un país, es indispensable conocer el nivel de formación que tienen; no es lo mismo contar con 1.000 investigadores con un nivel de formación de pregrado, a contar con 1.000 investigadores con nivel de formación postdoctoral. Los estudios de postgrado son relativamente recientes en el país. El primer colombiano con estudios de doctorado data del año 1994, mientras que las becas para maestrías y doctorados se empezaron a implementar en 1992 (Colciencias, 2008). Para el 2002 habían 167 doctores, de los cuales el 74% eran hombres (OCyT, 2005)14. Se calcula que para el año 2009 se supere la cifra de los 500 doctores en el país. Sin embargo, según el Informe del Observatorio de Ciencia y Tecnología (2005) deberíamos estar graduando unos 5.000 doctores por año para igualar el ritmo de los países en vía de desarrollo, es decir la brecha todavía es muy amplia. Entre mayor sea el nivel de formación, mayores son las posibilidades de actualización, inclusión en redes mundiales de investigación, especialización en los temas de interés y mayor producción investigativa. Asimismo, la formación en investigación requiere que los jóvenes tengan la educación en ciencia y tecnología con los más altos niveles de excelencia, no puede estar basada en una educación mediocre, o basada sólo en buenas intenciones. Si queremos un profundo cambio, debemos hacer esfuerzos por poner al alcance de los más jóvenes la información, formación y experiencia de los mejores investigadores. Grupos de investigación Un indicador adicional, que nos da una idea de cómo va la investigación en un país, es el número de grupos de investigación conformados y reconocidos. Colombia se planteó en 1991 la meta de tener al menos 2.000 grupos


Capítulo I

19 de investigación, ya en el año 2005 llegamos a la cifra de 3.343 grupos de investigación inscritos y reconocidos gracias a la labor liderada por Colciencias en el sentido de sistematizar y actualizar dicha información. Sin embargo, del total de grupos de investigación sólo 719 obtuvieron productos en los últimos dos años (Colciencias, 2008), lo que indica que el tema no es solo conformar los grupos sino lograr mantenerlos activos16. Los grupos de investigación actualmente conformados se dedican a diversos campos del saber, con marcadas diferencias: se conoce que del total de los grupos reconocidos, un 40% trabajan en ciencias humanas y sólo un 20% en ciencias naturales; mientras que el 90% pertenecen a instituciones de educación superior y solo el 1% proviene del sector empresarial (OCyT, 2005). Estos resultados muestran, que el país no ha logrado que el sector empresarial comprenda la importancia de asumir activamente su participación en la investigación. Patentes Un indicador clave para conocer los alcances de la producción y de la creación en investigación es el tema de las patentes. Una patente es un conjunto de derechos exclusivos garantizados por un gobierno o autoridad, al creador o creadores de un producto material o inmaterial. El número de patentes solicitadas por residentes en Colombia en el año 2004 fue del orden de 1.358 mientras que de no residentes fue 12.345 (OCyT,2005) ¡Sólo el 10% del total de patentes recibidas corresponde a patentes solicitadas por colombianos! Mientras que en Corea el promedio de patentes otorgadas por las USPTO17 en el periodo comprendido entre 2002 – 2006 fue de 4.233, en Colombia fue de 10. ¿No se supone que los colombianos somos muy creativos? O es que ¿somos sólo pasión y nada más? ¿Por qué esta creatividad no se evidencia en la solicitud de patentes? Resulta paradójico que aunque la empresa privada no tiene una fuerte representación en grupos de investigación reconocidos por Colciencias, en cambio le han sido otorgadas el 59.9% del total de patentes en el país, mientras que el 13.64% le han sido otorgadas a empresas públicas, el 9.09% a las universidades públicas y el 9.09% a algunos institutos de investigación. A esa fecha se calcula que hay una patente por cada 500.000 habitantes (OCyT,2005).

16 En el año 2008, Colciencias modificó los criterios de registro y calificación de los grupos de investigación , con el ánimo de ser más rigurosos en la selección de los antecedentes y en el registro de la producción reportada. Es importante mencionar que los criterios utilizados por Colciencias han recibido fuertes criticas en algunos sectores académicos en el país por considerar que no se ajustan a la realidad del mismo. 17 La USPTO es una agencia federal del departamento de comercio de Estados Unidos que promueve la protección de la propiedad intelectual y el desarrollo e intercambio de nuevas tecnologías en el mundo. Tomado de: http://gabrielasalcedob.blogspot. com/2009/03/uspto-epoy-jpo.html consultada el 7 de julio de 2009


Capítulo I

20 Pese a la importancia de las patentes, el tema no es sólo tener acceso a la tecnología, sino conocer cómo funciona. Si seguimos dependiendo completamente de quienes producen la tecnología, seguiremos vulnerables frente a lo que los productores y comercializadores definan. La oferta, los precios o la vigencia de los productos son definidos por los productores y proveedores, mientras que el margen de acción de los consumidores sin educación científica y competencias críticas es mínima. De aquí la importancia de mejorar la formación sobre ciencia y las condiciones para patentar nuevo conocimiento. La actual recesión global, la aparición de China e India en el panorama económico y tecnológico mundial, así como las expectativas con relación a las nuevas políticas de Estados Unidos frente al mundo, indican una nueva dinámica en la posición de las naciones, y los resultados de un gran esfuerzo en el tema del conocimiento, por parte de las dos primeras, tanto en el desarrollo de la industria como en la construcción de la sociedad del conocimiento. Si no contribuimos a que las condiciones mencionadas cambien, seguiremos siendo solo pasión y poco conocimiento. Publicaciones El número de publicaciones sigue siendo un indicador importante en ciencia y tecnología. Según estudios sobre el particular se necesita una producción de 10 a 1.000 artículos por cada millón de habitantes para lograr pasar a (lo que podría denominarse) la producción industrial importante. Colombia está sobre los 2.259 (Observatorio Colombiano de Ciencia y tecnología, 2005) artículos. Actualmente, además de mantener la producción, un reto importante para el país es ¿cómo lograr aumentar el interés por publicar y por leer lo publicado? A pesar de todos los retos propuestos en los párrafos precedentes, Colombia, no es un país que se caracterice por un decidido y fuerte apoyo a la actividad científica(Hurtado, 2005). Colciencias es un instituto relativamente joven18, que ha emprendido con gran esfuerzo y poco presupuesto19 diversas actividades para estimular la actividad científica en el país. Sin embargo, aún no cuenta ni con el presupuesto ni con la autonomía necesaria para sacar adelante las inmensas reformas que se necesitan para cumplir con una política de ciencia y tecnología que realmente revolucione la investigación en Colombia. De


Capítulo I

21 hecho, algunos de los más reconocidos investigadores colombianos han trabajado con el apoyo financiero de mecenas e instituciones extranjeras y nunca han realizado sus investigaciones con aportes de Colciencias20. Mientras que el desafío autoimpuesto por Europa para el año 2010 es: “convertirse en una sociedad basada en el conocimiento y la economía más competitiva del mundo, reconociendo que para hacerlo necesita desarrollar aún más la investigación y contar con indicadores para poder seguir su progreso y compararse permanentemente con Estados Unidos y Japón” (European Comisión, 2005)21.

El Consejo Privado de Competitividad de Colombia, plantea como metas para el año 2032:

“ser ...uno de los tres países más competitivos de América Latina con un elevado nivel de ingreso por persona equivalente al de un país de ingresos medios altos, (como Portugal o Corea hoy) a través de una economía exportadora de bienes y servicios de alto valor agregado e innovación, con un ambiente de negocios que incentive la inversión local y extranjera, propicie la convergencia regional, mejore las oportunidades de empleo formal, eleve la calidad de vida y reduzca sustancialmente los niveles de pobreza.” (Consejo privado de Competitividad, 2007)22. Estas diferencias deben motivar a toda la sociedad y particularmente a los comunicadores y periodistas a jugar un papel importante en el proceso de fortalecer los indicadores mencionados.

18 Colciencias inició actividades en el año de 1968, es una institución de carácter público, de orden nacional, cuya misión y principal propósito es ser una organización líder que aporte en la construcción de nación con base a la generación y uso del conocimiento científico y tecnológico, en http:// www.dnp.gov.co/archivos/documentos/DDE. 19 Colciencias pasó de invertir 8.210,75 millones de pesos en 1881 a invertir 189.640,82 millones en 2008 (Colciencias, 2008) 20 Un ejemplo es el Dr. Reynolds, colombiano inventor del marcapasos en el mundo, quien durante La Semana de la Comunicación en agosto de 2008, realizada en Uniminuto mencionó que ha realizado todo su trayectoria investigativa sin el concurso de Colciencias. 21 Cita tomada de Presentación realizada en Seminario sobre competitividad realizado en sede Principal de Uniandinos, julio 2007. 22 Presentación realizada en Uniandinos por Hernando Gómez sobre Lineamientos Estratégicos de la Política de Competitividad y Productividad. Julio 2007. Sede Principal Uniandinos. Bogotá.


Capítulo I

22 ¿Qué quieres ser cuando grande? 23 Pablo Escobar fue un reconocido narcotraficante y criminal colombiano, que penetró todas las esferas sociales y al que aún muchas personas, entre ellas niños, emulan como un gran héroe debido a su particular forma de ayuda en algunos sectores. 24 Carlos Vasco de nacionalidad colombiana, matemático, físico, investigador en ciencias de la educación, filósofo, teólogo y ex-sacerdote.

…Quiero ser Narco...23 Es aterrador escuchar a muchos niños, víctimas de la violencia, querer parecerse a algún reconocido criminal. Una comunicación y divulgación que haga de la investigación un reto interesante, puede contribuir a hacer la diferencia en el futuro de aquellos niños, niñas y jóvenes que no ven más opciones que ser los jefes de turno de los grupos delincuenciales. Existen muchas experiencias en Colombia para acercar la ciencia a los niños, pero no hay un medio más poderoso para motivar a hacer ciencia que ver hacerla a aquellos que tienen ya un campo ganado en el terreno. No hay más emoción para una persona aficionada a la poesía que estar al lado de un buen poeta, o de un interesado en la música que escuchar a un buen músico. Los resultados de diversas investigaciones psicológicas, han encontrado que aunque debemos contar con unas estructuras biológicas mínimas, las cuales están determinadas biológicamente, éstas por sí solas no son suficientes para producir poetas, músicos o científicos. La cadena genética es como el alfabeto, necesario para escribir, pero no suficiente. Con el mismo alfabeto se puede producir la obra cumbre del escritor colombiano Gabriel García Márquez El Coronel no tiene quien le escriba, o un periódico amarillista. La diferencia no está en las letras, sino en lo que se hace con ellas. Igualmente, para formar investigadores existen unas aptitudes mínimas, pero lo más importante es un terreno abonado para formar científicos. Necesitamos una serie de experiencias significativas para decidir nuestro destino. Si nuestro contexto está rodeado de criminales, difícilmente aprenderemos comportamientos no delictivos. En la ciencia también es necesario rodearnos de un contexto especifico. Para Carlos Vasco24 el interés por la ciencia no sólo proviene de lo que él llama los intereses intrateóricos, que son propios de la disciplina: sus temas, sus problemas epistemológicos, sino que también cuentan y a veces más los intereses extrateóricos25, aquellos que algunos llamarían suerte o destino: esa profesora que nos correspondió y nos sedujo con sus clases, ese sitio


Capítulo I

23 de práctica donde el estudiante encontró un ambiente cálido e interesante, esa entrevista que se le exigió realizar y cambió el rumbo de su vida... Esos intereses podemos propiciarlos con diferentes estrategias y una de ellas es poner en contacto directo a niñas, niños y jóvenes con nuestros y nuestras investigadoras, científicos que trabajan con el corazón de las ballenas en Bahía Solano, en un insospechado laboratorio con insectos sorprendentes o en extraordinarias regiones con nuestras poblaciones campesinas. No debemos esperar a que los niños y las niñas vean los programas o lean los libros, debemos llevárselo a las aulas, a los barrios, a los canales y programas de televisión preferidos. Generalmente, esperamos que sea la educación formal quien tenga la responsabilidad de brindar información a la mayor parte de la población acerca de la ciencia, y olvidamos el impacto que tienen otros medios educativos no formales. A pesar de que la televisión sigue siendo el principal medio de recreación de nuestros niños y niñas, y que tanto la radio como el internet son medios de alta demanda en la población infantil y juvenil, existe una amplia deficiencia de programas emitidos en los medios de comunicación que muestren el mundo de la ciencia en Colombia con formatos adecuados para esta población. ¿Dónde están los programas infantiles exitosos realizados en Colombia sobre ciencia? Existen algunas experiencias interesantes como El libro de Sofía26 y a nivel internacional hay programas infantiles exitosos como “El Cazador de Cocodrilos”27 o muchos documentales y reportajes de interés general realizados por canales como Discovery Channel acerca de la ciencia. Pero, ¿qué se produce en términos de programas de divulgación científica de Colombia para el mundo? ¿Seguimos dependiendo de canales internacionales para producir información de alta calidad sobre nuestra realidad científica? La mayor parte de los jóvenes colombianos no cuentan con información y divulgación de las figuras destacadas en la ciencia con las que puedan identificarse, y menos aún, que sean de origen colombiano. Igualmente, la mayor parte de los libros y textos de estudios no incluye el gran número de científicos y científicas colombianas con reconocimiento internacional y nacional y menos sus logros. Los pocos textos o programas científicos a los que algunos jóvenes tienen acceso, tampoco cuentan con una representación cultural y de

26 El Llibro de Sofía es una serie animada colombiana creada por Gustavo Raad y producida por Telecaribe. Ganó en 2004 el premio India Catalina a Mejor Programa Infantil Colombiano. Su eje temático es educar sobre temas de ciencia y cultura. 27 La serie para televisión El Cazador de Cocodrilos era realizada por el australiano Steve Irwin (1962–2006) su tema principal era mostrar la vida silvestre con un toque de humor. Actualmente, se emite un programa similar cuya presentadora es su hija mayor.


Capítulo I

24 género que de cuenta de nuestra producción investigativa, ni suelen incluir textos originales escritos por nuestros hombres y mujeres investigadores.

28 Carl Edward Sagan (19341996) fue un conocido astrónomo norteamericano, creador de grandes documentales como “Cosmos, Un viaje personal”, entre otros. 29 Jacob Bronowski (19081974) fue un científico polaco dedicado a las matemáticas, y autor de la serie para televisión y el libro “El Ascenso del Hombre”. 30 Frase mencionada por el periodista Miller Steven, investigador del Departamento de Estudios de Ciencia y Tecnología del University College de Londres al referirse a un estudio sobre la relación entre los científicos y los medios. Steven M. ( 16 de julio, 2008). Los científicos si están felices con los periodistas. El Espectador. com, sección Actualidad.

Si la mayoría de la población no cuenta con espacios y medios para familiarizarse con los más importantes científicos de nuestro país ¿quién está comunicando esta información?, ¿dónde est��n los eventos públicos dirigidos a la población infantil y juvenil que permitan escuchar de primera mano, tocar y ver a nuestros científicos?, ¿dónde están los medios de comunicación facilitando ese proceso? ¿Por qué si es posible contar con la participación de cantantes de talla internacional como Juanes, Shakira o Carlos Vives en la celebración de una fiesta patria como el 20 de julio?, y es casi imposible pensar que el mismo interés lo suscite alguno de nuestros científicos o científicas más destacados, o que se produzca la algarabía e interés, que por poner un ejemplo, suscitaba el presentador australiano del programa El Cazador de cocodrilos cuando se presentaba a grupos de niñas, niños y jóvenes en ciudades de Europa o Estados Unidos. Hacen falta divulgadores de la ciencia preparados para dirigirse a la audiencia infantil y juvenil. La población colombiana no identifica una versión colombiana de un Carl Sagan28 o un Jacobo Bronowski29, científicos destacados especialmente por su aporte para comunicar sus hallazgos. Los comunicadores y periodistas con formación en investigación están llamados a ocupar este lugar. Los periodistas no comen científicos para desayunar30 El investigador es un hacedor de preguntas y la investigación comienza cuando se tiene una buena pregunta. La investigación podría definirse como el arte de preguntar, pero no se puede preguntar aquello que se desconoce. Sólo la comunicación, cuando preguntamos, cuando escuchamos, cuando intentamos dar una respuesta y cuando con dudas escribimos, nos permite entrar en contacto con el objeto de nuestra pregunta. La comunicación es parte imprescindible de cualquier proceso investigativo, sin embargo, es increíble cómo se ha limitado e incluso dejado de lado en la formación de los investigadores.


Capítulo I

25 La comunicación y la investigación están indisolublemente unidas. La una no puede existir sin la otra. Primero la oralidad y luego la escritura marcan una diferencia fundamental con la actividad exploratoria de otras especies. Pero es la escritura la que permite registrar el conocimiento ancestral y asegurar la información aún a través del tiempo. La escritura permitió avanzar de manera más rápida en la producción de nuevos conocimientos; gracias a la escritura fue más fácil registrar, ordenar y comparar los hallazgos de los investigadores. Ahora la virtualidad ofrece nuevas, impredecibles y múltiples formas de expresión y comunicación más allá del espacio y el tiempo conocidos. La imagen del investigador solitario en su laboratorio un tanto esquizofrénico que aún vemos en fotografías de libros, comerciales y películas como representación del científico típico, no es correcta. La investigación se construye a partir del diálogo con los otros, siempre ha sido así y siempre lo será, hoy más que antes. Ayer fueron las cartas, los diarios y las tertulias los instrumentos que permitieron a muchos científicos comunicar sus ideas, expresar sus inquietudes y dudas o dibujar sus bocetos, que luego se convertirían en las grandes teorías e inventos que hoy hacen parte de nuestras vidas o en los productos cotidianos sin los cuales no nos imaginamos vivir. A pesar de lo anterior, aún existen prejuicios muy arraigados sobre los científicos como personas adustas, prepotentes o inaccesibles que sólo recientemente comienzan a superarse. Un estudio realizado con 1.354 científicos relacionados con investigaciones epidemiológicas, quienes trabajaban en el Reino Unido, Alemania, Francia, Estados Unidos y Japón (Steven, 2008), mostró que más de la mitad estaban complacidos con su relación con los medios de comunicación y sólo el 6% se mostró bastante insatisfecho, de hecho, el 46% mencionó que el contacto con la prensa había tenido un impacto positivo en su carrera. Sin embargo, el mismo estudio muestra que los científicos se siguen quejando sobre la falta de control de sus contactos con los medios de comunicación, ya que nueve de cada diez mencionaron que el temor a que se citen sus resultados incorrectamente los inhibe de establecer contacto con los medios. Estos resultados ilustran la necesidad de que la información producto de la actividad científica sea traducida por expertos en comunicación, en términos sencillos pero correctos a la población, tarea compleja pero necesaria.


Capítulo I

26 En Colombia no existen estudios que exploren la percepción de los investigadores acerca de los comunicadores en general y de los periodistas en particular. El presente texto pretende contribuir a establecer una mayor interacción entre los estudiantes de periodismo y comunicación y los investigadores, a través de entrevistas por parte de los futuros periodistas quienes indagaron la percepción de los científicos, sobre el papel del periodismo y los medios en la investigación. Lograr que los periodistas y comunicadores tengan interés en los asuntos científicos no sólo es saludable sino indispensable para lograr una actitud pública más positiva hacia el conocimiento científico y un mayor impacto de los resultados de las investigaciones. Además del interés sobre la vida de los científicos y su percepción acerca de los medios, el periodismo debe mantener informada a la población sobre los campos de investigación de los investigadores, tanto los más comunes como los más olvidados. Al hacer el balance del número de científicos dedicados a unos campos específicos del conocimiento, se vislumbran claras tendencias, donde algunos de los campos están mejor representados que otros. La comunicación contribuiría a despertar el interés y a informar sobre campos del conocimiento en los que hace falta mayor actividad científica dentro del país y por lo tanto, mayor motivación de niños y jóvenes para proyectarse en ellos. Por ejemplo, en el año 2004 el 25% de los doctorados orientaban su formación hacía la Química, el 20% hacia la Física y el 18% hacia la Biología ¿Por qué esas áreas y no otras? (Observatorio Colombiano de Ciencia y tecnología, 2005). La población no se ha familiarizado con el conocimiento producido por estos investigadores y aquellos jóvenes interesados en la investigación no cuentan con información que les permitan optar por disciplinas diferentes a las más solicitadas. Los comunicadores y periodistas pueden contribuir también, en la creación de redes regionales, nacionales y globales que fortalezcan los flujos de información, la comunicación y la divulgación de proyectos entre las universidades, las empresas, la comunidad, la industria, los organismos financiadores y los medios de comunicación. Estos últimos pueden aportar con su trabajo


Capítulo I

27 en la diversificación de productos y servicios creados, así como asegurar el autoconocimiento científico y tecnológico de las regiones. Es sabido que toda persona formada en comunicación y periodismo debe tener unas competencias mínimas en el diseño, edición y realización de textos. El papel de los comunicadores y periodistas en la realización de publicaciones científicas dirigidas a públicos específicos es otro espacio que no ha sido ampliamente considerado por los profesionales de estas disciplinas. A pesar del escaso presupuesto para apoyar la publicación en ciencia y tecnología por parte del Estado, es preocupante conocer que entre el 40 y 45% de los trabajos publicados por los investigadores inscritos en los sistemas de información de Colciencias, no se encuentran en ningún Servicio de Indexación y Resumen, es decir, no las conoce nadie (Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, 2005). Incluso en muchas ocasiones las publicaciones se conocen en el exterior y en el país son desconocidas. Como lo mencionaba el informe de la Misión de Sabios (1994), otro de los problemas graves que aún enfrenta nuestro sistema de ciencia y tecnología es que ha sido fundamentalmente exógena y no ha logrado enraizarse en nuestra cultura. Esta situación implica un trabajo, no sólo de políticas de publicación específicas sino también de divulgación y difusión, que periodistas y comunicadores bien podrían realizar y ofrecer a los investigadores. Los periodistas y comunicadores pueden contribuir en la generación, apropiación, aplicación, acumulación y difusión del conocimiento científico, condiciones todas imprescindibles para mejorar la calidad de vida de cualquier país. El trabajo realizado por la periodista bogotana Ángela Posada – Swafford31, quien se ha dedicado a la divulgación de la ciencia, ha seguido a grandes científicos y a partir de sus experiencias ha realizado artículos, libros y documentales, es un buen ejemplo de la labor periodística puesta al servicio de la divulgación científica. Posada - Swafford ha colaborado en publicaciones como National Geographic, Astronomy Magazine, The Miami Herald, Gatopardo y El Tiempo entre otros, y ocasionalmente colabora con documentales para Discovery Channel y Animal Planet (Posada – Swafford, 2007). Entre las últimas publicaciones se encuentra el libro El Dragón del espacio, una obra sobre ciencia dirigida al público infantil y juvenil.

31 Se recomienda revisar su página web: http://www. angelaposadaswafford. com/ 32 La Agenda Regional de Ciencia y Tecnología para Bogotá y Cundinamarca ( 2004) con el apoyo de Colciencias, la Universidad Francisco José de Caldas, la Asociación Colombiana para el Avance de Este listado se hizo a partir del inicialmente propuesto por el Center for Media Literacy, disponible en http://www.medialit.org/ reading_room/article340. html.


Capítulo I

28 Hasta aquí hemos propuesto varios desafíos, donde el vínculo entre la ciencia y la comunicación podría mejorar decididamente nuestras competencias en ciencia y tecnología. A continuación, y acogiendo una serie de recomendaciones dadas por la Agenda de Ciencia y Tecnología para Bogotá y Cundinamarca (2004)32, resumimos lo dicho a través del siguiente menú de posibilidades: • Visibilizar los talentos científicos, desde los pequeños hasta los grandes investigadores. Es crucial que los niños, niñas y jóvenes tengan modelos científicos con los cuales identificarse y motivarse para elegir la investigación como posible opción de vida. • Contribuir en la formación de talentos, la cual es una tarea de mediano y largo plazo, a través de información, videos, programas, entre otros. • Estimular la actividad científica a través de concursos, premios, espacios de socialización y recreación científica. • Fomentar la divulgación y apropiación de la ciencia a través de retar la creatividad juvenil. • Divulgar los resultados de las investigaciones y exigir que sean utilizados en función del desarrollo del país. • Elaborar material para contribuir en la formación docente. • Divulgar la información sobre experiencias, convocatorias y programas. • Exigir la divulgación periodística de las investigaciones realizadas en nuestro país. • Contribuir con los estudios sobre percepción de la ciencia en Colombia. • Aportar a la divulgación de la ciencia a través de otros medios, además de la escuela y la televisión. • Crear y apoyar la inserción en redes de conocimiento con el fin de contribuir a romper el circulo vicioso entre el nivel socio-económico en que


Capítulo I

29 se nace y crece, el tipo de educación que se recibe y la participación final en el mercado científico, laboral y social. • Fortalecer la creación y producción de conocimiento más que la capacidad de consumo, especialmente en la educación preescolar, básica y secundaria. • Hacer parte de los equipos de investigación del país con el fin de ofrecer sus servicios e ideas para divulgar y analizar de manera crítica la producción del conocimiento científico.


Capítulo II

30

Segundo Capítulo Este capítulo describe los objetivos que dieron origen al presente libro, la metodología utilizada y los resultados de las respuestas de los investigadores consultados sobre algunos de los factores que para ellos resultaron fundamentales a la hora de decidirse por la investigación. Objetivos El presente libro nació con tres objetivos fundamentales: a) promover el acercamiento de los estudiantes del curso Fundamentos de Investigación del Programa de Comunicación Social-Periodismo de UNIMINUTO, al mundo personal de investigadores colombianos reconocidos internacionalmente, con el fin de lograr procesos de inclusión social científica; b) analizar algunos aspectos de la vida cotidiana de ocho investigadores colombianos reconocidos internacionalmente, con el fin de evidenciar aquellos aspectos especialmente significativos en la decisión de optar por la investigación como proyecto de vida; c) conocer la percepción de los investigadores participantes sobre el papel de los comunicadores y los periodistas en el desarrollo científico.

Metodología El presente es un estudio de corte cualitativo de alcance fundamentalmente descriptivo. Población: La población estuvo conformada por treinta entrevistas a investigadores, de las que se seleccionaron un total de ocho entrevistas. Los criterios para escoger a los investigadores fueron los siguientes: a) que fueran investigadores en cualquier campo del conocimiento; b) de origen colombiano; c) que tuvieran algún tipo de reconocimiento internacional, como por ejemplo: artículos publicados internacionalmente, premios o ponencias fuera del país; d) que se incluyeran investigadores de ambos sexos; e) que aparecieran destacados en publicaciones universitarias, de


Capítulo II

31 instituciones científicas o de divulgación científica nacionales disponibles en la Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO. Los nombres de los investigadores entrevistados y seleccionados son: Martha Clemencia Herrera, Carlos Iván Suárez, Jorge Iván Bonilla, Jorge Orlando Melo, Jorge Reynolds Pombo, Rodolfo Ospina, , Myriam Jimeno y Omar Rincón. Participantes: Se utilizó un muestreo intencional, con un total de quince entrevistas, de las cuales se escogieron ocho, las cuales, además de cumplir con los criterios establecidos, ofrecían un material de mayor calidad y amplitud en función de los objetivos propuestos. Fases: Exploración documental: se recopiló a través de textos impresos y virtuales, un conjunto de información sobre ciencia y tecnología en Colombia, así como sobre divulgación científica con el fin de contextuar el trabajo realizado. Selección de la muestra: en esta fase se determinaron los criterios a utilizar para elegir a los investigadores, se revisaron varias páginas web con el fin de realizar una lista preliminar intencional de investigadores colombianos que cumplieran los criterios establecidos. Posteriormente, se realizó la carta de presentación a enviar a cada uno de los participantes. Ver anexo 1. Entrevistas: después de realizados los contactos personalmente, vía correo electrónico o telefónicamente y de finalizar el formato de entrevista a todos los entrevistados, se procedió a realizar cada una de las entrevistas, que fueron grabadas y posteriormente digitadas. Considerando que los factores que llevan a una persona a convertir la investigación en su proyecto de vida, están relacionados especialmente con experiencias en la infancia y la juventud, se plantearon las seis preguntas sobre este tramo de la vida. La última pregunta tenía como objetivo recoger información que permitiera conocer la percepción de los investigadores


Capítulo II

32 participantes sobre el papel de los comunicadores y los periodistas en el desarrollo científico. Ver cuadro 1. Cuadro 1 • ¿Cuál considera que es la persona qué influyó decisivamente en su interés por la investigación? • ¿Qué condiciones educativas considera indispensables para formar buenos investigadores? • ¿Cuando se inició en la investigación, qué aspectos fueron los más difíciles de enfrentar? • ¿Cuál es su tema principal de investigación y por qué lo considera tan importante? • ¿Qué cosas considera necesarias para que la población colombiana se interese por la ciencia y la investigación? • ¿Estaría usted dispuesto a compartir con niños/as o jóvenes sus vivencias más significativas en la investigación? • ¿Qué papel considera que tienen los comunicadores y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia? Análisis de las entrevistas: finalmente, con el fin de facilitar el proceso de categorización y análisis de la información recogida, se procedió a analizar la información a través del programa informático “ATLAS.ti”.


Capítulo III

33

Tercer Capítulo

A continuación se describen cada una de las entrevistas realizadas. Es importante tener en cuenta que para el análisis no se realizó ninguna modificación de las entrevistas, sin embargo, con el ánimo de ofrecer una narración más ágil y accesible a todo público en este capítulo, las entrevistas que se presentan a continuación fueron modificadas utilizando un lenguaje más coloquial. En el anexo de los resultados se pueden leer las respuestas a las preguntas dadas por los científicos, sin ningún tipo de modificación.


Capítulo III

34

33 Información consultada en: http://nanomarcapasos.net/grupoSCVS.htm. del 03 de Octubre de 2007.

JORGE REYNOLDS POMBO Ingeniero Electrónico “Un país que no haga su propia ciencia y tecnología es imposible que salga del subdesarrollo”.

El Dr. Jorge Reynolds, inventor del marcapasos, creador y director general del  grupo SCVS y director del proyecto Nanopuente A-V Artificial33. Además de sus numerosas investigaciones se suman más de setenta producciones entre


Capítulo III

35 documentales, cortos y medios metrajes realizados con reconocidos canales como National Geographic, Discovery Channel, TV5 de Francia, RAI de Italia y Deutsche Welle de Alemania, quienes han llevado sus cámaras y micrófonos mar adentro para registrar la labor de este científico colombiano. Nací el 22 de junio de 1936 en la capital de Colombia, Bogotá. Mientras ya asomaba mi cabeza al mundo, en España estaban en plena Guerra Civil34 y el triunfo de los rebeldes permitiría instaurar la larga dictadura del general Francisco Franco. En Colombia había terminado después de 46 años la hegemonía conservadora y estábamos al comienzo de la llamada Revolución en Marcha35 que se plasmó en la Nueva Constitución de 1936 en el gobierno de Alfonso López Pumarejo. Esto como para que tengas alguna idea del mundo que me recibió. Después de un tiempo logré terminar mi carrera de Ingeniero Electrónico en la Universidad de Cambridge, en el Trinity College al otro lado del charco, en Inglaterra. Mis estudios lejos de lo que se pensaría, no me llevaron a ocuparme sólo en aparatos y herramientas, después de regresar a Colombia, tuve una revelación o mejor un pálpito: ¡el corazón era un sistema totalmente eléctrico! ¡Y oh sorpresa! Justamente una de las causas frecuentes de muerte en los seres humanos eran los problemas en el sistema de conducción eléctrica en el corazón, que por algún motivo se interrumpía. Eso me llevó a pensar en la posibilidad de hacer un sistema eléctrico que reemplazara el sistema fisiológico dañado, fácil ¿no? Iniciamos con un grupo de investigadores nuestras exploraciones en la Clínica Shaio36, primero ensayando en animales y luego en el primer ser humano que se atrevió a ser nuestro conejillo de Indias, afortunadamente tenía una fe ciega en Dios, era sacerdote, lo que nos facilitó su decisión. Tenía que decidir: se moría o se ensayaba el aparato con él, ¿no había muchas opciones, no? De esta manera se colocó el primer marcapasos del mundo, era un sistema que pesaba 50 kilos, compuesto por tubos y una batería de automóvil. ¡Si y aunque no lo creas, el primer marcapasos que se colocó y se hizo en el mundo fue hecho aquí en Colombia!

34 La Guerra Civil Española enfrentó a un sector del Ejército contra la II República Española, terminaría tres años más tarde con la victoria de los rebeldes;mayor información consultar: http://www.guerracivil1936.galeon.com 35 Las propuestas de la denominada “Revolución en marcha” del presidente Alfonso López Pumarejo (1934-1938 y 1942-1945) marcaron el derrotero liberal más relevante del siglo XX. Dicha revolución pacífica enfatizó las reformas en cuanto a la tenencia de la tierra, al Concordato con la Iglesia católica, la tributación, la educación universitaria, la justicia, el trabajo y las relaciones exteriores. López, al lado de las grandes reformas, replanteó dos cosas con éxito: el papel protagónico del pueblo en las decisiones nacionales y la función primordial del Estado moderno como motor del desarrollo.Duarte, B. (2005) Alfonso López Pumajero y la Revolución en Marcha. Revista Credencial Edición 192 en http://www.lablaa.org/blaavirtual/revistas/credencial/ diciembre2005/revolucion. htm, consultada en julio 10 de 2009.

36 La Clínica Shaio tiene como propósito misional la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. Fundada en el año de 1957, se encuentra ubicada en la localidad de Suba en Bogotá.


Capítulo III

36 Hoy en día los marcapasos no pesan más de tres monedas de 500 pesos y estamos trabajando en la creación de un nuevo marcapasos: un nano puente aurículo ventricular que permite llevar el estímulo eléctrico que se genera en la aurícula y pasarlo al ventrículo, de esta manera pasamos por encima del problema. Será tan pequeño como la cuarta parte de un grano de arroz, se colocará dentro del corazón por medio de un catéter y se podrá controlar desde un país lejano a control remoto. -¿Y qué pasó con el primer mortal que se puso el marcapasos de 50 kilos? A pesar de una que otra complicación le permitió agregar 16 años más a su vida. -¿Y después de eso, sentarse a dormir? ¿vivir de las ganancias? Para nada, tengo 72 años y muchas cosas que hacer. Ahora estoy trabajando con el corazón de las ballenas, me interesa muchísimo este animal porque tiene un corazón muy parecido al nuestro. Aunque las ballenas aparecen hace setenta millones de años como una especie de perro que se llamaba misosnitis, pesaba 80 kilos y tenía un corazón que pesaba media libra con cuatro cavidades; después, por todos los cataclismos que ocurrieron en la formación de nuestro planeta y por la falta de alimento, este animal se fue al mar, allí perdió su tren delantero y trasero que se volvieron aletas y sus fosas nasales se fueron hacia atrás hasta convertirse en las ballenas azules que vemos hoy día, por ejemplo, en el Puerto Bahía Málaga, ubicada en el Litoral Pacífico. ¿Sabías que con motivo de la Expo 2000 en Hannover - Alemania, se llevaron a cabo cuatro conciertos en vivo del canto de las ballenas, transmitidos vía telefónica satelital, desde el Pacífico Colombiano, en la Base Naval ARC en Bahía Solano, a través de una boya llamada El oído del Mar diseñada y construida en nuestro laboratorio? ¿Escuchaste el concierto que transmitimos con las ballenas en la Catedral de Sal de Zipaquirá? Las ballenas azules con las que trabajamos pesan más de 200 toneladas. Su corazón es 4.500 veces más grande que el corazón humano y esto nos inspiró a hacer un sistema de estimulación cardiaca diferente: un nano marcapasos. Cuando esté en el mercado tendrá un costo inferior a 1.000 dólares. ¿Y para


Capítulo III

37 qué? ¡Para mejorar la salud de los colombianos y de todo el mundo! Para ello hemos realizado treinta y dos expediciones a diferentes lugares del mundo. Hemos mostrado al mundo que Colombia tiene muchas posibilidades en ciencia y tecnología: no existía un electrocardiógrafo para ballenas, entonces lo creamos, hemos creado los aparatos que necesitamos para hacer los experimentos. Pero uno nunca está satisfecho, uno siempre trata de superar, de mejorar, desgraciadamente la vida es muy corta. Veo un horizonte increíble de nuevas cosas que se pueden hacer. El desarrollo tecnológico del mundo es exponencial, cada vez es más rápido y hay mayor cantidad de posibilidades para hacer en investigación. -¿Qué piensa de la ciencia en Colombia? Colombia es un país que nunca ha tenido en la mira a la ciencia y la tecnología. No ha habido una política seria para poder hacer ciencia y tecnología, creemos que con comprar los desarrollos tecnológicos ya estamos listos. Traemos la tecnología de países con cuatro estaciones y luego tenemos que adaptarlas al trópico, muchas veces es más costoso adaptarlas que hacerlas nosotros mismos. Yo creo que la única manera de hacer que los colombianos se interesen en hacer ciencia y tecnología es que el Estado realmente cree una política de ciencia y tecnología. El verdadero interés nace en los colegios, hay que hablarles más a los niños, niñas y jóvenes, de ciencia y tecnología; enfocar toda la información que existe en la televisión, periódicos, revistas; pero eso depende de los maestros. Aunque tenemos una educación universitaria aceptable, que ya está empezando a pensar en hacer investigación, no obstante, hay que aumentar la inversión. En mi grupo de investigación hay ingenieros, físicos, matemáticos y comunicadores sociales. ¿Y qué carajos hace un comunicador social en un grupo de ingenieros, físicos, matemáticos? Pues es el que tiene la delicada misión de poner toda nuestra jerga técnica en un vocabulario que sea fácil de entender por todo el mundo. El papel del comunicador es vital en la difusión de nuestras investigaciones, fundamental para la vida pública. Si la inversión en investigación proviene de fondos


Capítulo III

38 públicos, impuestos y demás recursos, pues la gente tiene que estar enterada de lo que se está haciendo. 37 Universidad de Pamplona (2006) Jorge Reynolds Pombo Científico Colombiano. Revista digital Ambrosia.. Vicerrectoria de Gestión y desarrollo tecnológico. En http://www. unipamplona.edu.co/ unipamplona/hermesoft/ portalIG/home_2/recursos/biografia/contenidos/19122006/biografia3. jsp Consultada el 13 de julio de 2009.

Los comunicadores deberán tener mayor conocimiento de lo que es la ciencia y la tecnología. Es una rama enorme de trabajo, especializarse en este campo es realmente importante. Necesitamos periodistas y comunicadores expertos en investigación de la aeronáutica, en química, en todas las ciencias. Periodistas que comprendan los términos científicos para poder traducir al lector el significado del lenguaje científico. El mercado está saturado de periodistas de farándula, noticias inmediatistas, pero los periodistas y los comunicadores en la ciencia tienen aún muchos campos no explorados. Necesitamos quien divulgue estos resultados. El Dr., Reynolds es un ingeniero que piensa, trabaja y habla con el corazón, lo caracterizan su amabilidad, humildad y carisma. Y lo mejor de todo, no pone ningún problema para compartir todo su conocimiento con los jóvenes. Es miembro de cuarenta y dos sociedades científicas en Colombia y el exterior, algunas de ellas son: La Academia de Ciencias de Nueva Cork, La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y La Academia Nacional de Medicina. También, es miembro fundador de varias sociedades científicas37.


Capítulo III

RODULFO OSPINA Biólogo y Entomólogo “Uno siempre piensa en el futuro, por ejemplo, ve que uno no tiene plata y estudiando pendejadas en vez de poner un negocio o algo que produzca”.

El día veintisiete de Septiembre de 2007 al medio día, llegamos a la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, con el fin de entrevistar a un investigador de amplia trayectoria en esta universidad. Al llegar vimos con sorpresa muchas bicicletas ,que por su uniformidad reconocimos como parte de la universidad. Andrés Gámez, un compañero de clase, nos dijo: rápido muchachos, cojan una bicicleta, es que el profe tiene afán y

39


Capítulo III

40 mi hermana tiene parcial. La universidad es tan grande que debimos ir en bicicleta para poder llegar al Departamento de Biología, guiados por la hermana de Andrés. Cuando llegamos al Departamento de Biología, ingresamos al Laboratorio de Invertebrados, donde encontramos al profesor Ospina en clase. Él, amablemente nos permitió hacerle preguntas y con atención nos contestó; no hubo problema por grabar la entrevista. Además compartió con nosotros algunas vivencias de su niñez, sus viajes, experiencias y proyectos en su carrera. Después de la entrevista, el profesor Ospina nos dio a conocer el laboratorio, donde nos divertimos al mirar muestras de polen, de células y de insectos con los microscopios y otros instrumentos, además de observar y grabar una gran colección de cosas interesantes. Ahora dejemos que el mismo profesor Rodulfo Ospina nos cuente su historia: Desde niño me sentí atraído por la Biología, para ser sincero, por los insectos, me gustaban las matas, los jardines y los animales en los patios; era mi único encuentro con la naturaleza, porque no teníamos finca. Además, yo tenia un hermano muy brillante, que influyó muchísimo en mí, era profesor de la Universidad Nacional. Ingresé a la Universidad Nacional de Colombia a estudiar Biología en 1976, año en el que se presentaron las conocidas luchas obreras en el Ingenio Riopaila, empresa azucarera, y después de todos los paros y protestas logré graduarme en 1984. Tuve la oportunidad de estudiar en el exterior, me dieron una beca para estudiar en Alemania en la Universidad de Munich, donde hice un Doctorado en Ciencias Naturales entre 1987 y 1992, después decidí hacer un Postdoctorado en Zoología General que finalicé en el 2000. Afortunadamente mi familia me sostuvo, pues de no haber sido así me hubiera tocado conseguir trabajo. Viví seis años en Alemania, aunque mi papá era empleado, ganaba poco y nunca sobró plata, nunca tuvimos carro, ni televisor, no habían lujos, pero tampoco era malo.


Capítulo III

41 En Alemania no sólo me dedique a estudiar, también me volví grande, o sea, me case con otra bióloga , tuve mi primer hijo y aprendí alemán. Ahora mi hijo mayor tiene 16 años y tengo otro más pequeño. Mi especialidad en la biología es la vida animal, sobre todo los insectos, con los cuales he trabajado dos tipos: las abejas y los animales acuáticos que viven en las quebradas. He investigado sobre los macroinvertebrados: dipteros y quironómidos38. En investigación trabajo con proyectos de ecología acuática, abejas y polinización de cultivos, ¿alguna duda? ¿Por qué mi preferencia por los insectos?, no sé, también me gustaban los murciélagos, los helechos y las orquídeas. Pero trabajé con una profesora en segundo semestre en un grupo de investigación sobre abejas, y desde ese momento me gustó mucho y seguí. Realmente, yo estaba con un amigo en el jardín de su casa y él encontró una abeja y en esa época estaban de moda las abejas africanas. Como esa abeja era grande y rara, él dijo: “esto debe ser una abeja africana”, se la mostramos a una profesora y empezamos a incluirnos en ese grupo de investigación. También trabajé en apicultura con panales de abejas y me picaron una vez... Una cosa es la abeja melífera y otra es la silvestre. Cuando entré a la universidad, la persona que más influyo sobre mí definitivamente fue mi directora, que hoy es mi colega. Me gustaron las abejas, y me encamine hacia eso; cuando fui a Alemania tenía eso en mente. Otra persona que también influyo y tengo el honor de ser su amigo, es el profesor Germán Gálvez, es un especialista en tesis y es un maestro para mí. En Alemania, un profesor alemán me convenció de trabajar en la rama de insectos acuáticos. O sea que tengo dos campos de acción: el de insectos acuáticos y el de abejas, que es más un hobby. Yo estoy convencido de que la Biología puede aportar muchas cosas en la conservación de los ecosistemas, dejemos de matar, de destruir nuestro propio entorno; los resultados de mis investigaciones no le han solucionado la vida a alguien, pero si he contribuido al conocimiento del entorno natural. Actualmente tengo proyectos de ecología acuática, donde estamos haciendo un modelo de funcionamiento de una quebrada, utilizando el río como un sistema de transformación; parece sencillo pero no lo es.

38 Dípteros (Diptera): (del griego di, dos; pteron, alas) orden de insectos provistos de un solo par de alas desarrolladas, las del segundo par están atrofiadas o convertidas en balancines, como en las moscas y los mosquitos. Glosario Entomológico en http://www.geocities. com/gsamsucre/glosariodg.html Los quironómidos son un grupo de dípteros que se encuentran en la mayor parte de habitats acuáticos.


Capítulo III

42 No he querido asumir cargos administrativos como director o coordinador, no me llama la atención. En realidad, el capital de un investigador son las publicaciones, he publicado sobre abejas, cosas más o menos importantes, escribí un libro titulado Insectos de Colombia. Actualmente trabajo como docente en la Universidad Nacional en el Departamento de Biología en el Laboratorio de Invertebrados. Yo creo que para ser investigador, primero se debe tener la capacidad de análisis y el amor por el conocimiento. Por ejemplo, en el colegio uno ve temas que le fascinan, entonces fácilmente uno dedica tiempo a preguntar sobre el tema. De joven quería saber cómo funcionaban las cosas y me interesaba la física, la química... Me gustaba y me gusta experimentar, y teóricamente, hay preguntas como: ¿de qué están hechos los átomos, la materia, el universo, las moléculas? Me parece interesante y chévere. Ser investigador es hacerse preguntas, no sólo llevar puesta una bata blanca o tener un título. Todos podemos ser investigadores; es solo hacerse una pregunta, recoger datos, analizar y contestarla. Para mí lo más difícil de enfrentar en la labor investigativa es la incertidumbre, porque nadie le garantiza a uno que va a ser rico o que va a tener éxito, ni que va a conseguir puesto. El único capital es el amor por las cosas. La labor del periodista y del comunicador en la actividad científica es marginal. Una cosa es la ciencia, hacerse preguntas, eso es investigación. En el periodismo lo que funciona son la revistas científicas. Pero en cuanto a la divulgación por ejemplo, los periódicos, revistas y otros medios, deberían divulgar más este tipo de cosas. Lo que pasa es que los medios esperan a que hayan cosas espectaculares, como el Tino Asprilla, Juan Pablo Montoya... Como no tenemos historia, no tenemos presente, este es un país de pobres, ni siquiera tenemos a los Incas, ni a los Aztecas, sino a unos pobres Chibchas que no eran guerreros. Entonces siempre estamos buscando cosas espectaculares, valores que en realidad son más mediáticos. Además cada día estamos mas lejos, puesto que hoy en día los descubrimientos de -por ejemplo- los chips, las tecnologías de las telecomunicaciones, los medicamentos, todo se hace afuera. Nosotros somos solamente consumidores.


Capítulo III

43 Ni siquiera en la parte biológica, lo que hacemos es consumir transgénicos, ¿cuándo vamos a tener la capacidad de producir transgénicos como lo hace Dupont39 una de las grandes multinacionales del mundo? La frontera de la ciencia se está alejando de nuestro país, lo que hacemos es imitar. Por ejemplo, llegó la nano-tecnología, y ahora hacen maquinas moleculares, que se supone que es lo último en ciencia. Imitamos y no nos concentramos en lo nuestro, como nuestros bosques. Rodolfo Ospina Torres, es líder del grupo de investigación Limnología de ecosistemas tropicales de montaña de la Universidad Nacional. Algunas de las publicaciones en las que ha participado son: Guía para la identificación genérica de los ephemeróptera de la sabana de Bogotá. Guía para la identificación genérica de larvas de quironómidos (Diptera: Chironomidae) de la sabana de Bogotá II. Subfamilia Chironominae y el libro titulado Insectos de Colombia.

39 Dupont es una empresa estadounidense dedicada a varias ramas industriales de la química, es conocida por haber desarrollado materiales como el Vespel, el Neopreno, el Nylon, el Plexiglás o el Teflón, entre otros. Wikipedia. DuPont consultado en http:// es.wikipedia.org/wiki/ DuPont julio 13 de 2009.


Capítulo III

44

40 Ana María Miralles es Comunicadora Social de la Universidad Pontifica Bolivariana, Postgraduada en ciencias de la información de la Universidad de Navarra, y Especializada en Periodismo Urbano. Es ponente reconocida internacionalmente y es autora de numerosas publicaciones, entre ellas “Voces ciudadanas”.

JORGE IVÁN BONILLA Comunicador Social “Mi familia no me presionó para conseguir trabajo”.

Nací en la ciudad de Envigado (Antioquia) abrigo de la tribu de los Anaconas. Estudié el bachillerato en colegios públicos de Medellín y Envigado, Comunicación Social en La Pontificia Bolivariana de Medellín y luego hice una Maestría en Comunicación en la Universidad Pontificia Bolivariana. Las personas que más influyeron en mí para investigar fueron mis profesores, especialmente recuerdo a la profesora Ana María Millares40 . Creo que si


Capítulo III

45 existe motivación y donde uno estudia se profundiza realmente, se cumplen las condiciones indispensables para formar buenos investigadores. Para que el colombiano común y corriente se interese por la ciencia, debe cultivarse la pasión, la disciplina académica, manejar otro idioma, tener gusto por la lectura, tener un buen entorno laboral y actualizarse constantemente. También creo que mi familia influyó porque no me presionó para conseguir trabajo y eso me permitió utilizar el tiempo para investigar. Mi campo de investigación está relacionado con los medios de comunicación, la violencia y el conflicto armado. Es un tema muy importante porque hace parte de nuestra realidad colombiana. Los comunicadores y periodistas juegan un papel muy importante porque deben ser divulgadores de la ciencia y la tecnología, utilizando proyectos que integren los diferentes factores de la comunicación y buscando recursos para desarrollar nuevos proyectos. Los jóvenes comunicadores deberían asumir valores de investigación en su vida cotidiana y laboral, pero especialmente cultivar la paciencia. Jorge Iván Bonilla es líder del grupo de investigación Estudios sobre política y lenguaje. Entre sus publicaciones se encuentran: Las violencias en los medios, los medios en las violencias; Media, violence and terrrotism y La televisión del conflicto: La representación del conflicto armado en los noticieros de televisión.


Capítulo III

46

JORGE ORLANDO MELO Filósofo e Historiador “Además, en mi casa había muchos libros, calculo que por ahí 800 ó 1000... y no había televisor”.

¿Qué pasó el 30 de agosto de 1942? No lo sabía, acababa de nacer, pero más adelante lo averiguaría. Estudié mi bachillerato en el instituto Jorge Robledo de Medellín y luego ingresé a la Universidad Nacional de Colombia. Hice un Master of Arts Latinamerican History en la University of North Carolina, y realicé Estudios avanzados de Historia Latinoamericana, en la Universidad de Oxford, Estados Unidos.


Capítulo III

47 Desde que tenía ocho o nueve años leía libros para tratar de aprender cosas. Mi papá, que era maestro, me regaló una enciclopedia de veinte tomos cuando cumplí nueve años. Pero ya antes, él y mi mamá habían influido para que me acostumbrara a leer, a tratar de averiguar las cosas que no sabía buscándolas en los libros. Mi papá estudiaba bastante y sabía mucho. Cuando yo llegaba del colegio con una pregunta cualquiera, siempre me daba una explicación más completa que la que me hubieran dado en el colegio, y siempre me dejaba en la mano un libro en el que podía aprender más sobre el tema. Además, en mi casa había muchos libros –calculo que por ahí 800 ó 1000- y allí encontraba uno respuestas a todo, además de muchos libros entretenidos. Era un ambiente que lo convertía a uno en investigador, y no había televisión. En el colegio muchos profesores influyen: el profesor de historia para el que escribí mis primeros trabajos; el profesor de francés que me hizo traducir artículos de los periódicos de París; el profesor de aritmética que nos hizo entender las razones de las operaciones elementales. Los amigos influyen mucho: los que llevaron al colegio las novelas de los escritores norteamericanos (Faulkner y Nabokov); los que me invitaron a oír música clásica en segundo de bachillerato; los que propusieron que hiciéramos un periódico de la clase y un programa de radio, pero además ayudaron a que los hiciéramos. Cuando estaba en último año quería estudiar ingeniería, porque era una profesión respetada y desde niño había dicho que la estudiaría, porque tenía especial facilidad para las matemáticas. Pero ese año andaba con un grupo de jóvenes interesados en la poesía, el rock, la literatura francesa, la filosofía existencialista, etc. Sentí que ese era el mundo que me atraía y decidí estudiar filosofía y no ingeniería. Esta fue probablemente la decisión más importante. ¡Si no, estaría de ingeniero, haciendo edificios! Entré a la Universidad Nacional de Bogotá. Cuando estaba en segundo año tuve clases de historia de Colombia con el profesor Jaime Jaramillo Uribe41. Tuve que leer muchos libros en el año y hacer un proyecto de investigación sobre los filósofos coloniales en Colombia. El trabajo lo publicaron en la revista de la Facultad de Filosofía, y Jaramillo Uribe me invitó a ser el secretario

41 Jaime Jaramillo Uribe es considerado el más importante historiador de Colombia, de hecho se le conoce como el padre de la historia de Colombia. Entre sus logros más importantes está el de haber fundado el departamento de historia de la Universidad Nacional de Colombia, fundador del Anuario colombiano de historia social y de la cultura. Fue también director de la revista Razón y Fábula de La Universidad de Los Andes y director científico del Manual de Historia de Colombia (Colcultura 1980). Consultado en http://es.wikipedia. org/wiki/Jaime_Jaramillo_Uribe


Capítulo III

48 de redacción de una revista que iba a fundar, el Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. Esto influyó mucho para que me interesara por la historia de Colombia. Jaramillo Uribe fue capaz de mostrar que no se sabía casi nada sobre la verdadera historia del país, y que por lo tanto, la única manera de saber historia era investigando, pues en ningún libro estaba escrita la historia colombiana. Todavía esto es cierto, pues lo que se sabe de la historia del país es apenas un pedacito y quedan muchas cosas por averiguar. Para formar buenos investigadores considero que hay dos condiciones fundamentales: primero, profesores que sepan investigar, que lean mucho sobre sus materias y que no “enseñen” a los estudiantes algo ya sabido sino que los impulsen a averiguar por cuenta propia. Además, que sean exigentes, que no crean que una investigación consiste en copiar pedacitos de tres o cuatro libros o de tres o cuatro páginas de internet; que induzcan a los estudiantes a leer mucho, y que estén atentos a la forma en la que los estudiantes razonan y escriben. Un buen profesor debe estar siempre corrigiendo las frases bobas, confusas, incorrectamente escritas o pretenciosas de los trabajos de sus estudiantes. Esta es la mejor formación para un investigador, un escritor o sencillamente un comunicador. Segundo, unos buenos recursos académicos. Todavía hoy es difícil formar buenos investigadores en colegios y universidades con bibliotecas muy pobres, como lo son la mayoría de las el país. Por eso en Colombia la gente con vocación y capacidad de investigar es muy poca, debido a los bajos recursos de investigación (libros, mapotecas, bibliotecas, etc.); además no hemos hecho casi ninguna contribución al conocimiento universal. Sabemos copiar, sabemos aprender, pero no sabemos investigar. Para eso hay que tener muy buenas bibliotecas. Internet reemplaza alguna parte de las bibliotecas, pero usualmente lo que hace es que destruye el espíritu de investigación y lo reemplaza por el de buscar un dato y copiarlo. -¿Cuando se inició en la investigación, qué aspectos fueron los más difíciles de enfrentar? Yo empecé a trabajar en la historia de Colombia, con materiales publicados, como las memorias de los ministros del siglo XIX. No tenía pues mucho


Capítulo III

49 problema para conseguir documentación. En realidad no había dificultades especiales, siempre que uno tuviera ánimo y paciencia de trabajar uno o dos años para escribir dos o tres artículos sobre un aspecto de la historia del país. Es un asunto de paciencia, me gasté como 6 años escribiendo el libro de historia de la conquista, leyendo todos los cronistas y la documentación publicada, y buscando algunas pocas cosas en los archivos. -¿Cuál es su tema principal de investigación y por qué lo considera tan importante? Yo trabajo diversos temas de historia de Colombia. Conocer la historia del país es importante para entender por qué el país es como es, por qué estamos en lo que estamos. Dentro de este tema general me interesa actualmente la historia política -cómo ha funcionado la democracia en el país, qué factores han influido para que la violencia haya sido tan aceptada como forma política- y la historia cultural –cómo se ha formado una cultura que en sus formas más complejas ha sido reservada a una pequeña minoría, la minoría que lee y escribe bien, sabe investigar, utiliza la información eficazmente para sus decisiones políticas o empresariales, mientras que la gran mayoría de la población está encerrada en la cultura oral o medios audiovisuales, con una capacidad limitada de decisión autónoma-. Para eso he estado averiguando sobre la evolución del alfabetismo, el rechazo de muchos sectores a la educación del pueblo, las formas de educación más simples y fáciles ofrecidas al pueblo, etc. -¿Qué cosas considera necesarias para que los colombianos se interesen por la ciencia y la investigación? Creo que lo fundamental es mejorar las escuelas para que los estudiantes se hagan preguntas sobre la naturaleza y la sociedad, para que traten de contestarlas con la ayuda de los estudios (libros, artículos, etc.) que hay sobre esos temas, y aprendiendo en la escuela a buscar conocimientos nuevos sobre la naturaleza, a usar laboratorios, etc. Adicionalmente, es importante que los investigadores tengan las condiciones razonables para hacer sus investigaciones, en las universidades o en los centros de investigación. Esto quiere decir que hayan buenas bibliotecas, buenos


Capítulo III

50 laboratorios, apoyo adecuado a los proyectos de investigación, y buenos medios de publicación de los resultados y de discusión. Hoy esto último es muy fácil, pues todo se puede publicar en forma muy simple en Internet. -¿Qué papel considera tienen los comunicadores y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia?

42 Scientific American, the oldest continuously published magazine in the U.S., has been bringing its readers unique insights about developments in science and technology for more than 150 years. In 1845, Rufus Porter founded the publication as a weekly broadsheet subtitled “The Advocate of Industry and Enterprise, and Journal of Mechanical and Other Improvements . Scientific American. About us: History revisado en: http://www.scientificamerican.com/page. cfm?section=aboutus, consultado el 13 de Julio de 2009. 43 Investigación y ciencia es la versión española de Scientific American, dedicada a la divulgación de los avances científicos y tecnológicos del mundo, permite conocer el quehacer investigador de España e Iberoamérica. Investigación y ciencia. Presentación. consultada en http://www.investigacionyciencia.es/presentacion.asp

Es un papel muy secundario. Por una parte, el interés por la ciencia se desarrolla realmente en la escuela. Las buenas revistas de divulgación científica (como Scientific American42, Investigación y Ciencia43) las leen los que ya tienen interés por la investigación, estas revistas sostienen un interés pero no lo crean. Ni siquiera los comunicadores y periodistas tienen el hábito de leerlas. Es muy poco probable que unas pocas noticias sobre la ciencia en el mundo en los periódicos despierten la vocación científica de nadie. El papel de los periodistas por lo tanto no tiene mucho que ver con desarrollar la ciencia, sino simplemente con satisfacer la curiosidad normal de la gente por los temas científicos y llevar al lector promedio una versión seria de esos temas. Normalmente, sin embargo, lo que hacen los periodistas es promover una mentalidad mágica, pues lo que más les llama la atención y sale mucho en los periódicos es lo que tiene que ver con las curaciones inverosímiles, las supersticiones, los temas de magias y casualidades, lo sobrenatural, la lotería que se ganan porque alguien vio un número en un pez y todo este tipo de tonterías. Por otra parte, los medios, sobre todo la televisión, son muy eficaces en entretener a los niños y a toda la población, de manera que se les va quitando el hábito de la investigación seria, de la lectura disciplinada, etc. Si las cosas siguen en la dirección que parece, dentro de pocos años muy pocos colombianos tendrán el hábito y la paciencia para leerse unos cuantos libros para hacer un estudio. -¿Estaría dispuesto a compartir con niños, niñas o jóvenes sus vivencias más significativas en la investigación? Si.


Capítulo III

OMAR GERARDO RINCÓN Comunicador Social “Posiblemente, mi familia hubiera querido que estudiara Medicina o para ser cura, pero igual confiaron en mí y eso fue importante”.

Omar Rincón es un reconocido crítico de televisión. Nació el 21 de Enero de 1961 en Maripí (Boyacá). Terminó sus estudios secundarios en el Seminario Paulino. Es Comunicador Social de la Pontificia Universidad Javeriana con maestría en Educación e Investigación del Cinde en Bogotá. Especialista en televisión de la Universidad Católica de Lima y Máster en Filosofía de la Comunicación de la State University of New York en Albany. Además, tiene estudios en Dirección de Cine en la Universidad de Nueva York. -Si pudiera identificar una persona, ¿quién considera que influyó decisivamente en su interés por la investigación?, y ¿por qué?

51


Capítulo III

52

44 Jesús Martín Barbero (1937 Ávila-España) Estudió Filosofía y Letras en la universidad católica de Lovaina, Bélgica, donde se doctoró en 1971, y Antropología y Semiótica en la Escuela de Altos Estudios de París. Director del Departamento de Comunicación de la Universidad del Valle en Cali (Colombia), donde permaneció entre 1975 y 1995. En 2003, obtuvo la nacionalidad colombiana. Doctor ‘Honoris causa’ por la Universidad Nacional de Rosario (Argentina) y por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá (Colombia). Ha sido presidente de ALAIC (Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación), miembro del Comité consultivo de FELAFACS (Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social). Es miembro del Comité científico de Infoamérica. Ha publicado numerosos libros, uno de los mayor impacto fue “De los medios a las mediaciones”, G. Gili, Barcelona. 1987; “Comunicación y culturas populares en Latinoamérica”, G. Gili, México, 1987; “Procesos de comunicación”. Consultado en http://www.infoamerica. org/teoria/martin_barbero1.htm, el día 30 de enero de 2009.

Identificaría dos personas, a Jesús Martín Barbero44 y a Germán Rey45. El primero por su pasión y rigurosidad en la investigación y el segundo, por su imaginación y la capacidad de crear reflexión y categorías sociales a través de los proyectos de investigación. Me considero hijo de Jesús y de Germán. Posiblemente, mi familia hubiera querido que estudiara Medicina o para ser cura, pero igual confiaron en mí y eso fue importante. Omar Rincón es un investigador que le dedica más tiempo al diseño y estructuración de proyectos investigativos, que a la ejecución y reportería de los mismos. Afirma que es más interesante la labor ensayística (presentación el proyecto) que la de investigación en sí misma. Además, no necesita traje de paño y corbata para ganarse el reconocimiento y respeto de los medios por sus constantes críticas y planteamientos, que son producto de sus muy interesantes investigaciones. -¿Qué condiciones educativas considera indispensables para formar buenos investigadores? Considero que son indispensables tres condiciones: primero, la enseñanza del “oficio”, es decir, cómo se hace el trabajo, cómo se estudian los datos, cómo se debe investigar, el planteamiento de hipótesis, entre otros aspectos. Segundo, establecer buenas categorías que permitan que el material dé buenos resultados. Y tercero, tener imaginación teórica para poder interpretar y para poder inventar sobre los datos que se consiguen. -¿Cuando se inició en la investigación, qué aspectos fueron los más difíciles de enfrentar? Conseguir financiamiento. Toca hacer investigación “light” y “showsera” para poder decir algo a la gente y poder acceder a los datos, sobre todo cuando se quiere investigar el poder. Por eso, la mayoría de investigaciones se enfocan en las audiencias. -¿Cuál es su tema principal de investigación y por qué lo considera tan importante?


Capítulo III

53 La televisión, todo el mundo se pone en investigación y uno no se puede escapar de ahí. Pero pienso que actualmente mi tema de investigación es la sociedad y el concepto de nación en la moda, en la televisión y en el espectáculo. Todo lo enfoco en las narrativas, es decir sobre las maneras de contar. Siempre me estoy renovando en los temas. -¿Qué cosas considera necesarias para que el colombiano promedio se interese por la ciencia y la investigación? Pues que la investigación le diga algo, por eso nuestra labor como comunicadores es traducirle a la gente todas las cosas que son importantes. Es básico que los conocimientos transmitidos se entiendan, sean claros para los receptores de los mensajes. Además también depende del tipo de investigación, principalmente la que más atrae es la de temáticas sociales. -¿Por qué decidió estudiar Comunicación Social? Inicialmente quería ser comentarista deportivo, pero a medida que uno estudia la carrera se siente atraído por otros aspectos como el análisis, la imaginación, la producción y en el ámbito comunicativo todo esto se aplica constantemente. Pienso que el éxito de mi carrera se debe a la época en la que la terminé, pues en ésta habíamos muy pocos comunicadores (a diferencia de ahora) y adicionalmente la creación de canales privados promovía la participación de nuevos comunicadores. -¿Qué otra carrera le hubiera gustado estudiar? Me hubiera gustado estudiar educación, filosofía y antropología. -¿Qué fue lo que más le interesó de la carrera de comunicación? Es que la comunicación era saber de todo y a la vez de nada. Yo veía clases de filosofía, antropología, psicología, epistemología, etc., y esto me parecía muy interesante. Lo que no me gustó era que no había mucha práctica, pero ahora entiendo que así como aprendí era como me iba a ir mejor en el ejercicio de la carrera.

45 Germán Rey, colombiano, sociólogo y psicólogo, doctor en Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, España. Ha sido profesor de comunicación y periodismo en la Universidad Javeriana y Universidad de los Andes. Ha sido asesor del Ministerio de Comunicaciones, en derecho de información, responsabilidad social de los medios y comunicación social para el desarrollo. Consultado enhttp://www.minproteccionsocial.gov.co/pars/N ewsDetailasp?ID=16294 &IDCompany=39, el día 30 de enero de 2009.


Capítulo III

54 -¿Qué alcances, metas u objetivos ha logrado con la realización de proyectos de investigación a lo largo de su trayectoria como comunicador? Yo creo que yo no soy investigador, sino ensayista, en el sentido en que lo que yo hago es pensar el mundo desde la comunicación. Para ello lo que hago es investigación, pero no profunda como los grandes (investigadores). He hecho algunas investigaciones sobre televisión de niños, prácticas periodísticas y últimamente estoy en un proyecto de investigación comparativa que se llama Obitel con 8 países de América Latina y Europa. A nivel de investigación a mi me ha tocado algo muy bueno y es que yo soy quien piensa, diseña, organiza categorías en las investigaciones, pero no me toca el “trabajo sucio” como la recolección de datos o la reportería. Por lo anterior yo siempre realizo las investigaciones con grupos de trabajo. -¿Qué investigaciones recuerda significativamente y por qué? Hay una acerca de la televisión y los niños que fue realizada con Natalia Calle e investigamos todos los procesos de la televisión infantil. Fue una investigación muy completa porque miramos legislación, parámetros de producción y programación infantil, contenidos vistos por los niños y otros datos. Otra que me pareció muy buena fue sobre el periodismo regional; la realizamos con Martha Ruiz y analizábamos los alcances de los medios de comunicación en las regiones, cómo los periodistas informan en estas zonas. Actualmente estoy en Obitel, una investigación del Observatorio Iberoamericano de Televisión en el que miramos el estado de la ficción televisiva y para dónde va este asunto en América latina. -¿Cuál es la principal problemática a nivel de investigación que se presenta en los medios de comunicación? Pues que no hay verdadera investigación, el periodismo sin investigación no existe. Si los periodistas investigaran transmitirían mejor información. Cuando uno investiga con rigor puede escribir mejor, no por escribir bien se es mejor periodista. -¿Qué papel considera tienen los comunicadores y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia?


Capítulo III

55 Tenemos un papel fundamental en la comunicación de la ciencia, nosotros debemos comunicarla a la sociedad, debemos comunicar el mundo de la academia y el saber a las comunidades. Por otro lado, tenemos la responsabilidad de construir la representación del símbolo contemporáneo desde las buenas investigaciones. Debemos dejar constancia de la memoria. -¿Desde su cotidianidad y su labor profesional cómo cree que aporta al surgimiento de nuevos procesos de investigación en el país? Todo lo que sea para renovar es bueno. Si nos podemos renovar en los métodos de investigación y de generación de conocimientos es buenísimo. Yo creo que lo que puedo aportar es que yo nunca estoy pensando lo mismo, siempre busco decir algo diferente. -¿Qué habilidades, competencias o capacidades deben desarrollarse e inculcarse en los futuros comunicadores sociales con respecto a su labor y los procesos de investigación? Enfatizar en el hecho de que el comunicador es un narrador y que debe estar en la capacidad de hacerlo en cualquier medio. Los comunicadores somos contadores de historias. Debemos tener siempre algo apara contar y ejercer la responsabilidad social al transmitir el conocimiento.


Capítulo III

56

MIRYAM JIMENO SANTOYO Antropóloga “Durante el 2004, Bogotá registró 52.714 casos de violencia intrafamiliar, maltrato infantil y violencia sexual; dos de cada tres correspondían a mujeres. En 2005, en las comisarías de familia se reportaron 55.513 denuncias de violencia intrafamiliar, mostrando un incremento del 35% con respecto al 2003”.

Cifras extraídas del libro Manes, Mansitos y Manazos: una metodología de trabajo sobre violencia intrafamiliar y sexual de Myriam Jimeno Santoyo.

Su acercamiento al tema surgió en el tránsito de la Vicerrectora General de la Universidad Nacional a la Dirección del Instituto Colombiano de Antropología, a finales de los ochenta. “Los noticieros narraban todas las semanas episodios relacionados con alteraciones del orden público, y el narcotráfico intentaba doblegar al Estado por medio de secuestros. Entonces, la investigadora, con un grupo interdisciplinario de académicos, decidió preguntarle a una muestra de colombianos de Bogotá y Tolima ¿qué opinaban del momento histórico por el que pasaba el país?, ¿qué definían


Capítulo III

57 como violencia? y ¿qué acto violento les parecía más significativo? Para su sorpresa, los ciudadanos entrevistados consideraron como la violencia más importante en Colombia la que se vivía a diario dentro de muchos hogares. Esa respuesta fue el detonante de un énfasis investigativo que se ha manifestado en publicaciones de su autoría o como coautora, con muy buena crítica como: Conflicto Social y Violencia. Notas para una discusión (1993), Estudio exploratorio sobre comportamientos asociados a la violencia, y Violencia cotidiana en la sociedad rural. En una mano el pan y en la otra el rejo (1998). “Creo que se está ganando terreno en preparar a la gente del común sobre la importancia de atacar la violencia intrafamiliar. Cada vez es más expandida la preocupación de la sociedad sobre el tema. Eso es clave, porque en la medida en que se dejen de lado convicciones como que es importante la violencia para educar a los hijos o para controlar a las mujeres, puede existir una paulatina influencia en el comportamiento social y ello se está reflejando incluso en la política pública”. En 1998, Myriam Jimeno viajó a Brasil para adelantar un doctorado en Antropología en la Universidad de Brasilia y centró su trabajo de grado en los crímenes pasionales (asesinato de la pareja), bajo el presupuesto de que “éstos son una construcción cultural que pretende naturalizarse a través de un conjunto de discursos que le dan sentido a acciones personales e institucionales, cuyo núcleo es la reiteración de la oposición entre emoción y razón”. Se apoyó en procesos judiciales brasileños y colombianos, entrevistas con familiares y criminales, y conceptos de abogados. El resultado de esta mirada a la violencia desde la óptica cultural fue una opción más para entender elementos constitutivos del comportamiento humano y la complejidad de las relaciones de género, pero ante todo, fue un aporte de invaluable valor para comprender mucho de la esencia colombiana. -¿Si pudiera identificar una persona que influyó decisivamente en su interés por la investigación, quién sería y por qué?


Capítulo III

58 Mi padre era economista y tenía un énfasis en hablar de historia de política del país, de manera que había muchas discusiones intelectuales en la familia, que desde muy joven estimulaban la lectura. Además, influyó la antropología, que requiere que uno haga trabajo de campo, y la pequeña investigación con la que uno se gradúa. También influyeron mis maestros, la persona clave para que entrara en el campo de la investigación fue la antropóloga Ana Osbom. -¿Qué condiciones educativas considera necesarias para formar buenos investigadores? Básicamente es probar dos grandes cosas: la primera es el currículo, que es una secuencia de cursos ligados, y el otro sería el contenido metodológico que hará que el estudiante formule sus curiosidades sobre el tema de interés y que puede llegar a formularlo como un proyecto de investigación. -Cuando se inició en la investigación, ¿qué aspectos fueron los más difíciles de enfrentar? Lo más difícil de enfrentar es que uno viene de cosas tan teóricas y luego de pasar al trabajo de campo, llegar a esas veredas campesinas y poder volverlas alguna cosa con algún sentido que no fueran lugares comunes, formular un proyecto para poder investigar los campesinos de Nariño y usar la idea de redes familiares con la producción de los campesinos. -¿Cuál es su tema principal de investigación y por qué lo considera tan importante? Desde hace unos años mi tema principal pero no exclusivo es el de la solución violenta de los conflictos, lo que me interesa es mirar los conflictos culturales, ¿cómo se desenvuelven las personas en el medio donde fueron criados? y llegar a examinar todas las costumbres sobre el manejo de la fuerza y los conflictos posibles. Por ejemplo, una comparación hecha en Brasil y Colombia, se apoyó en procesos judiciales brasileñoos y colombianos, entrevistas con familiares y criminales, y conceptos de abogados. El resultado de esta mirada a la violencia desde la óptica cultural fue una opción más para entender elementos constitutivos del comportamiento humano y la complejidad de las


Capítulo III

59 relaciones de género, pero ante todo, fue un aporte de invaluable valor para comprender mucho de la esencia colombiana en comparación con la brasileña. Sobre los homicidios de parejas, se descubre que son mucho más altas en Colombia, ¿por qué? -¿Qué cosas considera necesarias para que el colombiano se interese por la ciencia y la investigación? Yo creo que es importante resaltar la utilidad de la investigación, para qué puede servir. Creo que no hay una conciencia suficiente en Colombia, se habla de importar tecnología e importar conocimiento pero falta diálogo entre quienes están creando ciencia en centros especializados y entre quienes prefieren comprarla. -¿Qué papel considera que tenemos los comunicadores sociales y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia? Tienen el gran reto de divulgar, de hacer conocer qué se hace, hasta dónde llega y por qué es interesante. Se estimula mucho un periodismo de chivas, de chisme y muy facilista donde el propio periodista no tiene que hacer investigación sino es el periodismo de la improvisación. Cuando el periodista empiece, él mismo a ser investigador empieza a valorar la investigación y su propia profesión -¿Estaría usted dispuesta a compartir con niños y jóvenes sus vivencias más significativas en la investigación? Claro, lo vivo haciendo en mi trabajo. -¿Cómo define su tema de investigación? Violencia en la intimidad. Esa capacidad de analizar al país desde muy dentro y de aproximarse a conclusiones que se materialicen en metodologías de abordaje y políticas públicas, hacen de esta antropóloga una de las científicas sociales colombianas más destacadas del país.


Capítulo III

60

MARTHA CLEMENCIA HERRERA ÁNGEL Ciencias Políticas Nació en Cali, en 1954. estudió en los colegios La Presentación y El Carmen Teresiano. Realizó su pregrado en la Universidad de Los Andes, una Maestría en la Universidad Nacional y un Doctorado en Nueva York.

-¿Quién considera que es la persona que influyó decisivamente en su interés por la investigación? Mis hermanos mayores están metidos en la investigación. Además yo diría que fue la jefe del Departamento de Ciencias Políticas: Dora Restrepo, cuando ingresé. Pero más que en la investigación fue en el sentido crítico, en el colegio uno tiene problemas por el sentido crítico, por no aceptar las cosas bien. Con Dora sí se podían tener posiciones diferentes. Y ella fue decisiva para la investigación. -¿Qué condiciones educativas considera indispensables para formar buenos investigadores?


Capítulo III

61 En primer lugar con cursos pequeños, donde se da un ambiente participativo y de diálogo. En esas clases gigantes no se puede crear un ambiente de diálogo, la gente que está en un espacio discutiendo, trabajando, están pensando por sí mismas y no asumiendo que alguien que tiene la verdad se las va a decir. -Cuándo se inicio en la investigación, ¿qué aspectos fueron los más difíciles de enfrentar? El aspecto más difícil es el exceso de ambición, uno quisiera hacer mucho, abarcar mucho, y eso es muy difícil porque la investigación es un proceso muy lento; requiere una mayor concentración en un tema y ser más humilde. -¿Cuál es su tema principal de investigación y por qué lo considera tan importante? El interés que me motiva es entender cómo operan las sociedades, por qué operan en cierta forma. Me he centrado mucho en los aspectos espaciales, es decir, en la relación entre el espacio y las personas, ¿cómo la gente usa el espacio?, ¿cómo lo organiza?, ¿qué implicaciones tiene eso en la vida? El espacio no se separa de los elementos de la vida cotidiana, el espacio está involucrado en la economía, en la política, en la docencia. -¿Qué cosas considera necesarias para que el colombiano se interese por la ciencia y la investigación? Tal vez lo que no se tiene muy claro es que eso es útil no sólo para la ciencia, también en la vida cotidiana y en el trabajo. Investigar es algo mucho más cotidiano de lo que se piensa, la academia trata de mostrar la investigación cómo algo muy especial, la hacen personas especiales, por allá en cierto curubito, y realmente es una actitud mucho más simple, mucho más cotidiana. En conclusión, todo requiere investigación. -¿Qué papel considera que tienen los comunicadores sociales y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia? En términos generales, mi concepto de los comunicadores sociales y periodistas no es el mejor, en buena medida porque se dirige sobre la base


Capítulo III

62 de un mercado y segundo se dirige a una información que venda más que la información que es necesario dar sobre algo. -¿Estaría usted dispuesta a compartir con niños y jóvenes sus vivencias más significativas en la investigación? Claro que si, lo propuse hace poco en Santa Marta, donde precisamente era un congreso para especialistas y llevaron los niños de un colegio, entonces a mí me tocaba hablar y pensé para mí, aquí yo no puedo hablar para especialistas, hay 30 niños, entonces empecé a hablar para niños y expliqué las cosas como para ellos.


Capítulo III

CARLOS IVÁN GARCÍA Comunicador Social Estudié como primera formación Periodismo en La Fundación Universitaria Inpahu, luego hice una licenciatura en filología e idiomas con énfasis en alemán en la Universidad Nacional de Colombia, una especialización en Comunicación y Educación en la Universidad Central y soy candidato a Doctor en Ciencias Sociales y Juventud en un doctorado en un convenio con Cinde y la Universidad de Manizales.

-¿Qué personas influyeron en su vida para ser investigador? No se, yo creo que fue bien importante el cultivo de libros que mi papá en particular hacía conmigo, él no era un gran lector pero dice que su padre lo era y siempre se preocupó por tener enciclopedias en la casa, colecciones de libros de literatura, no sé qué tanto fue su influencia, pero yo siento que esa relación con libros sobre el Triángulo de las Bermudas, los ovnis y todo

63


Capítulo III

64 eso, entre ciencia ficción y muestras sensoriales, podía mostrar un marco interesante de cosas para investigar. Yo sabía que no iba a ser docente de alemán pero ingresé a la Nacional porque quería tener una sensación como de una universidad con campus y con más recursos culturales, por simple condición económica de la familia muy de clase media, yo me crié hasta los veinte años en el barrio Ricaurte, un barrio muy popular. Siempre he alternado el periodismo con la investigación social, la reportería de noticias nunca me gustó mucho, porque me parece que es un oficio muy efímero, la noticia que tú sacas hoy es tapada por lo que ocurre mañana; esa corta duración de las cosas me parece terrible. Me enfoqué en los medios, trabajando con revistas y haciendo investigación más social. Hice un reportaje sobre el Cauca, recorrí todo el departamento, entrevisté muchísimas fuentes; el reportaje hablaba sobre etnia, religión, cultura, terrenos, latifundios caucanos, me sentía muy orientado a este tipo de investigaciones. Publiqué en una revista una edición especial y de ahí empecé una investigación más social. La primera investigación fue en el año 1995 sobre el tratamiento de lo damnificados en la tragedia del Ruiz, la realicé por nueve meses, fui a los diferentes lugares afectados y estuve en contacto con esa realidad, luego, en ese mismo año, con la Cámara de Comercio de Bogotá realicé una investigación sobre la explotación sexual de muchachos jóvenes, una realidad que no se había visibilizado. La investigación se publicó en el libro de la Cámara de Comercio de Bogotá llamado Pirohobos: trabajadores sexuales del Centro de Santa Fé de Bogotá. Lo sociolingüístico fue el área que más me convocó en el pregrado de filología e idiomas, pues me dio herramientas y un interés en el lenguaje de poblaciones urbanas marginadas, hice una serie de trabajos sobre lenguajes que recogía como glosarios de la jerga de la gente, sociolectos. Trabajé con indigencia del Cartucho, muchachos de parches y pandillas en Suba y de eso hay cosas publicadas, también trabajé con desplazados, con personas en situación de prostitución, entonces, a partir de eso han aparecido temas nuevos, pero hay otros temas que siempre han estado ahí como el género que es


Capítulo III

65 muy importante, la prostitución adulta y la explotación sexual infantil, de hecho, la tesis que estoy haciendo en el doctorado es una comparación de políticas públicas en contra de la explotación sexual infantil, en Costa Rica, Colombia y Brasil. Estoy haciendo un trabajo de política pública al comparar trabajos sobre análisis de contenido de los medios, un análisis con la Universidad de Los Andes y Confipaz sobre cómo los medios están cubriendo el desplazamiento y qué imagen social están construyendo sobre la problemática y sus víctimas. También hice análisis de contenido el año pasado con Save the Children, organización no gubernamental que trabaja por la defensa y promoción de los derechos de la infancia, acerca de cómo se está cubriendo el abuso sexual y la explotación sexual infantil; tengo otras publicaciones sobre sexualidad y género. En el año 1996 hice para el Ministerio de Salud una investigación dirigiendo un equipo sobre bisexualidad y Sida, yo diría que los campos se han ido abriendo, también hay una investigación muy importante con el proyecto Arcoiris que es una investigación sobre género y educación. Dirigí por dos años la línea de género y cultura de la DIUC que ahora se llama IESCO, donde se publica la Revista Nómadas, que tiene una alta reputación académica en el país; e hicimos una investigación con mujeres en situación de prostitución y algunos travestis, que estaban trabajando en ese entonces, con el Departamento Administrativo de Bienestar Social hoy llamado Secretaria Distrital de Bienestar Social. Hay también una investigación sobre diversidad sexual, hay cosas publicadas sobre lesbianas, gays, travestis y bisexuales, un tema que se ha venido posicionando políticamente. Tenemos una investigación sobre jóvenes en Bogotá que hicimos en conjunto con Alonso Salazar (hoy alcalde de la ciudad de Medellín) y otros investigadores. Fue muy interesante porque hicimos tres miradas etnográficas por cada una de las 19 localidades urbanas en Bogotá, trabajamos con la localidad rural por excelencia que es Sumapáz, encontramos muy diversos tipos de jóvenes: grupos de jóvenes ambientalistas, grupos musicales, grupos deportistas, grupos de parches, pandillas y también muchas de las que se consideran tribus urbanas, e incluso unas mezclas inéditas que a uno le parecen muy raras, por decirles algo, un grupo de raperos espirituales cristianos de Suba, un grupo de metaleros católicos en Kennedy y un


Capítulo III

66 grupo de ladrones estrato cinco, eso muestra la gran diversidad de la ciudad. Esta investigación no tiene un texto publicado y fue muy interesante. 46 Doctora en Psicóloga Social de la Universidad Federal de Paraiba Brasil , profesora asociada del Departamento de Psicología de la Universidad de Los Andes Colombia. Sus intereses investigativos son: Perspectiva de género, Procesos de Subjetivación y Cultura Política, Subjetivación y Diversidad Sexual. Consultado en Universidad de Los Andes. Departamento de Psicología. Facultad de Ciencias Sociales http:// psicologia.uniandes.edu. co/cv.php/42/index.php consultado el 13 de julio de 2009.

Siento por alguna razón extraña que yo crecí con una sensibilidad social frente a la desigualdad. A los catorce años escribí un poema que se llamaba Mujer objeto, que confrontaba las situaciones de mujeres en prostitución y curiosamente es un tema que he trabajado durante muchísimo tiempo. En la investigación de explotación sexual entrevistamos 58 niños y niñas explotados sexualmente en Bogotá, hay historias de vida terribles: maltrato, abuso, violencia sexual, son historias muy conmovedoras, en la entrevista se me entrecortaba la voz, nos preparamos mucho para que también fuera una entrevista terapéutica más que una entrevista a profundidad, ahí uno tiene una responsabilidad ética muy complicada. El trabajo de investigación te ayuda aprender de otros campos, a veces creo que lo importante no es lo que uno estudia sino lo que termina haciendo en la vida. En investigación de género y educación el centro ha sido el proyecto Arcoiris, donde hice una investigación durante cinco años y no fue una investigación típica, logramos escribir 473 diarios de campo. Mucha gente se aleja de lo cuantitativo porque piensa que es más difícil que lo cualitativo y de igual forma lo cualitativo es muy riguroso. Primero la guió Ángela María Estrada46 y luego la dirigí yo, me hice cargo de que salieran los productos, hubo dos productos muy interesantes publicados en un libro y unas cartillas de aplicación pedagógica en género de nueve fascículos dirigida a docentes, después me llamaron para dar una asesoría de género y educación de una investigación llamada Colombia Diversa que es una ONG que trabaja los derechos de bisexuales, gays, lesbianas, travestis para mirar la diversidad sexual en la escuela. Cuando la investigación se terminó, el director de la investigación se ganó una beca y se fue a estudiar a otro país y se tenía que sacar la publicación de la investigación y me llamaron para que yo hiciera eso, son publicaciones que dan herramientas a los docentes para el manejo de la diversidad sexual en la escuela, a mí me encantaría trabajar en la escuela haciendo una mirada más transversal de la discriminación, pero no sólo por razones sexuales sino étnicas, es un tema que me interesa bastante. Colombia es un país demasiado rico, pero en cuanto al ingreso se nota la brecha que hay, tenemos unas brechas sociales impresionantes, las oligar-


Capítulo III

67 quías no quieren repartir nada, es un asunto de desigualdad social grosera. Hay países donde todos ponen, acá en Colombia, los funcionarios públicos se quieren volver millonarios en un mes, ya estamos casi en la legalización de la impunidad, no hay verdadera justicia, se oculta la verdad, lo que uno ve es una red mafiosa del capital, este es un país de gente muy recursiva a pesar de la guerra, mantienen el optimismo pero la desigualdad que nos frena en el desarrollo es muy grande. Yo he tenido buena suerte no sólo durante mi periodo de estudio sino también ahora, gané un premio de periodismo que se llamó Voces Por La Infancia, una crónica que publiqué en la Revista Alternativa y eso significó un curso de video en Costa Rica, estuve conociendo cuatro países del este del África en un encuentro de periodistas, hice un curso en Estocolmo, gané una beca de un curso de Periodismo y Democracia, con el gobierno alemán fui uno de los ocho periodistas latinoamericanos que recibieron becas y un posible intercambio de trabajo por tres meses, trabajé como periodista en la parte local de un diario de Berlín, recibí un diploma en el Inpahu de egresado distinguido, la tesis de Inpahu fue meritoria , la tesis de la Nacional fue meritoria y ganó como la mejor tesis en la categoría de ciencias sociales y con las tesis me ha ido bien, en el doctorado gané una beca de Colciencias. Hay diferencia entre países, en México, cuando uno ya ha recibido su doctorado empieza a recibir un sobresueldo por su estatus de investigación, en Colombia no existen ayudas del Estado, no son directas, son convocatorias. Hay una presencia precaria de lo investigativo en las políticas públicas, no le dan la importancia y no dan la inversión, nosotros damos el 0.4% que es bastante bajo, para muchos el apoyo y los recursos son para ciencias naturales y exactas y la investigación en ciencias sociales brilla por su ausencia, muchos no la consideran importante. Mi esperanza es que la investigación sirva para conocer, desactivar prejuicios, para que conozcamos mejor. Habían cosas que me gustaban en la época del colegio, y creo que las deseché, no tanto porque mi familia se opusiera sino que aprendí que eso no iba a ser rentable, una era la actuación y la otra era la antropología, pero me orienté al periodismo y mi papá me decía: estudie derecho, estudie medicina, pero el periodismo me parecía un intercambio social muy grande, hay


Capítulo III

68 muchas cosas que le gustan a uno, es un campo amplio, te puedes llegar a orientar por ahí, es muy interesante por que se va abriendo campos. Actualmente mis padres no viven aquí, hablo con ellos dos veces a la semana y les cuento mis cosas, me dan los cuidados que hay en las familias y ellos se sienten bien con eso -¿Qué consejo le puede dar a los jóvenes que quieran ser investigadores? Leer es una condición básica, quien esté pensando en estos campos tiene que reconocer el papel político que juega la sociedad, uno se debe comprometer por causas sociales a favor de la equidad. Quien esté parado en la orbe periodística, que no juegue a ser estudiante, se debe construir mucho más a nivel personal, cada persona debe estar enterada para saber qué esta pasando en el mundo, ser una persona obsesiva con la información, que se cultive y que tenga proyectos.


Capítulo IV

Cuarto Capítulo La intuición puede ser el inicio de un buen descubrimiento pero un buen descubrimiento nunca será resultado sólo de la intuición. Este capítulo ofrece un análisis de las respuestas de los investigadores, con la confianza de ofrecer algunas pistas sobre las condiciones y factores que deben priorizarse en las políticas que pretendan mejorar la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes para fortalecer la investigación en el país. También se pretende explorar el papel que los investigadores le otorgan a la comunicación y al periodismo, con el propósito de que se convierta en fuente de análisis en los cursos de investigación. A pesar de que la muestra de los investigadores consultados no pretende en absoluto ser representativa, analizar algunas de sus condiciones sociodemográficas o personales, así como sus cuestionamientos y expectativas sobre la comunicación y la investigación, nos ofrecen puntos de discusión y cuestionamiento sobre lo fundamental en la promoción de la investigación en Colombia. ¿Quiénes son y de dónde vienen?

Condiciones socio-demográficas El rango de edades de los investigadores entrevistados oscila entre los 42 y 72 años, lo que nos da una idea de que la importancia de la producción de conocimiento después de los 40 años como resultado de la consolidación de un trabajo previo, generalmente de carácter sistemático, constante y de ninguna manera como producto de la improvisación o la suerte, como podría suceder en otras actividades humanas. Algunos de estos investigadores son originarios de los departamentos de Antioquia, Cundinamarca y Boyacá. Estudios primarios y secundarios Los datos disponibles sobre los estudios primarios y secundarios permiten observar la amplia diversidad de instituciones educativas que albergaron a estos niños y niñas antes de convertirse en científicos. Van desde las escuelas públicas,

69


Capítulo IV

70 como es el caso de la escuela del municipio de Sabaneta o la denominada Manuela Uribe Ángel; instituciones privadas como el Instituto Jorge Robledo de Medellín, e instituciones religiosas como el Seminario Paulino, el colegio de La Presentación o El Carmen Teresiano. Uno de los entrevistados cursó sus estudios de secundaria en Estados Unidos. Estos resultados muestran que a pesar de la importancia de desarrollar las competencias investigativas desde la infancia, cursar la primaria o el bachillerato en un colegio de renombre puede ser valioso pero no es de ninguna manera condición necesaria para llegar a ser investigador. No todas las entrevistas mencionan las condiciones socio-económicas en las que crecieron los investigadores, pero algunos comentan que son hijos de empleados y algunos de ellos mencionan que durante su infancia o juventud, su familia nunca tuvo televisor o carro. Otros mencionan como especialmente significativo haber vivido en barrios populares o pequeños municipios. Las elecciones profesionales de nuestros personajes también son muy diversas. Sobresale el interés académico desde los niveles de pregrado en todos. La mayor parte de los estudios de pregrado se han realizado dentro del país y varios de ellos culminaron más de un pregrado. En esta pequeña muestra de investigadores se manifiesta que el espíritu investigativo cubre cualquier rama del conocimiento y no se circunscribe solo a unas ciencias en particular. Sin embargo, llama la atención la mayor proporción de investigadores en ciencias humanas y sociales. Se mencionaron ciencias de la vida como la biología, ciencias sociales como la antropología, la comunicación y el periodismo, ciencias humanas como la filosofía, la filología y los idiomas y ciencias duras como la ingeniería electrónica. Al examinar los prostgrados realizados por los investigadores entrevistados, se encuentra que todos realizaron estudios de postgrado: especialización, maestría, o doctorado, sólo un investigador reportó haber cursado estudios de posdoctorado. A diferencia de los estudios de pregrado y algunos de maestría realizados en las principales o más reconocidas universidades colombianas como: la Nacional, la Pontificia Bolivariana, la Pontifica Javeriana, la Central, Los Andes, el Cinde o el Inpahu, la mayoría de las instituciones donde los investigadores han realizado sus estudios de postgrado corresponden a


Capítulo IV

71 universidades ubicadas en el extranjero, especialmente de Estados Unidos, por ejemplo: The University of North Carolina, The Universidad de Oxford, State University of New York. En menor proporción se mencionan universidades de Inglaterra, Alemania y Latinoamérica como: The Trinity College en Cambridge, La Universidad de Munich, la Universidad Católica de Lima, la Universidad de Brasilia o El Cinde en Colombia. La mayoría de estos estudios requieren además de una labor investigativa, el manejo una segunda lengua, en la cual no todos los investigadores entrevistados disponían de capacitación previa al momento de realizar su postgrado. Los temas de dichos estudios corresponden, como es de esperar, a los estudios de pregrado realizados. Se encuentran postgrados en materias tan diversas como la Entomología, la Zoología, las Ciencias Naturales; la Comunicación y Educación, la Educación e Investigación, la Filosofía de la comunicación; la Historia de las Artes o la Historia Latinoamericana, también se encuentran estudios en Antropología y Ciencias Sociales. Situación laboral Al examinar los cargos que desempeñan actualmente los investigadores entrevistados, se observa que la mayor parte de ellos se dedican a la docencia universitaria, la labor investigativa y académica. Algunos se desempeñan como directores de departamentos, estudios de postgrado o centros académicos especializados: “…Yo dirigí por dos años la línea de genero y cultura de la DIUC que ahora se llama IESCO que es la instancia institucional donde se publica Nómadas que tiene una alta reputación como revista académica en el país y por fuera de él … dirigí la línea de investigación y genero y cultura...”. Carlos Ivan Garcia.

Algunos son columnistas de los diarios de mayor circulación del país. En muy pocos casos son directores de sus propios centros de investigación y trabajan de forma más independiente. Nuevamente sobresalen como universidades que han contratado a la mayor parte de estos docentes: la U. Nacional, La U.


Capítulo IV

72 Javeriana, La U. de Los Andes y La U. de Medellín. Varios desarrollan más de cuatro cargos simultáneamente. Un caso especial lo constituye el Dr. Reynolds: Es miembro de cuarenta y dos sociedades científicas en Colombia y el exterior; en algunas de ellas como Miembro Honorario. Es miembro de la Academia de Ciencias de New York desde 1989, Miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales también desde 1989 y Miembro Asociado de la Academia Nacional de Medicina desde el año 2004. Es miembro fundador de varias sociedades científicas. Reconocimientos Aunque los reconocimientos son importantes, uno de los mayores incentivos para los investigadores es poder colaborar socializando el conocimiento que se ha adquirido a lo largo de la vida: “Pero cuando a uno lo llaman, le preguntan o le piden copias, ese es un buen reconocimiento. Y si le dan a uno un premio de no sé que... Es algo que se sale de las manos… A mí me llaman por ejemplo para ser jurado y seleccionar becarios o proyectos; en cierta parte es un reconocimiento”. Rodulfo Ospina. La mayoría de los investigadores consultados ha sido objeto de merecidos reconocimientos por su amplia labor investigativa, estos son sólo algunos ejemplos: “…En el año 2000 me gané una beca con una entidad internacional, lo cual también se puede considerar”. Rodulfo Ospina. “La Casa de Nariño impuso la Orden Nacional al Mérito en el grado de Gran oficial a Jorge Orlando Melo como reconocimiento a los aportes que en materia cultural ha hecho al país. Ganó el premio Nacional de la Ciencia Alejandro Ángel Escobar, Bogotá, 1988, como colaborador de libro Historia Económica de Colombia, y el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, mejor contribución original, por la Historia de Antioquia, 1988”. Jorge Orlando Melo. “El trabajo de Jorge Reynolds ha sido valorado mundialmente. Ha obtenido tres doctorados Honoris Causa en medicina, por sus aportes a la investigción y al desarrollo de tecnologías para la cardiología”. Jorge Reynolds Pombo.


Capítulo IV

73 “Omar Rincón ha recibido varios reconocimientos como: una beca para estudiar una maestría en Estados Unidos, ha sido seleccionado dos veces en “International Public Television” por los trabajos en televisión que ha llevado a cabo, ganó una convocatoria cultural audiovisual del Ministerio de Cultura y ha sido reconocido por la UNESCO”. Omar Rincón. “...Gané un premio de periodismo que se llamó Voces Por La Infancia, una crónica que publiqué en la Revista Alternativa y eso significó un curso de video en Costa Rica, estuve conociendo cuatro países del este del África en un encuentro de periodistas, hice un curso en Estocolmo, gané una beca de un curso de Periodismo y Democracia, con el gobierno alemán fui uno de los ocho periodistas latinoamericanos que recibieron becas y un posible intercambio de trabajo por tres meses, trabajé como periodista en la parte local de un diario de Berlín, recibí un diploma en el Inpahu de egresado distinguido, la tesis de Inpahu fue meritoria , la tesis de la Nacional fue meritoria y ganó como la mejor tesis en la categoría de ciencias sociales y con las tesis me ha ido bien, en el doctorado gané una beca de Conciencias”. Carlos Iván García. “Martha Herrera recibió el Premio de Ciencias en el año 2000”. Martha Clemencia Herrera. “...El profesor Rodolfo Ospina ha recibido varios premios y títulos a lo largo de su carrera, en 1994 obtuvo Mención especial por la Asociación Colombiana de Limnologia; en 1987 fue becario DAAD; en 1984 ganó el Segundo Premio de Ecología y Medio Ambiente por el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia; en 1978 ganó el Primer Premio del Concurso Francisco Luis Gallego de la Sociedad Colombiana de Entomología, SOCOLEN”. Rodulfo Ospina.

¿Por qué llegaron a ser investigadores? Al explorar sobre las cosas o personas que fueron más significativas para definir sus intereses investigativos, se encuentra que la familia juega un papel fundamental. En algunos casos son los padres, en otros los hermanos quienes influyeron de manera determinante en su interés por la investigación: “Si, muchísimo, yo tenía un hermano muy brillante, además era profesor de esta universidad”. Rodulfo Ospina .


Capítulo IV

74 “Desde que tenía ocho o nueve años leía libros para tratar de aprender cosas. Mi papá, que era maestro, me regaló una enciclopedia de veinte tomos cuando cumplí nueve años. Pero ya antes, él y mi mamá habían influido para que me acostumbrara a leer, a tratar de averiguar las cosas que no sabía buscándolas en los libros”. Jorge Orlando Melo. “Sí porque mi padre era economista y tenía un énfasis en hablar de historia de política del país de manera que había muchas discusiones intelectuales en la familia que desde muy joven estimulaban la lectura”. Myriam Jimeno. “Desde luego la familia influye en mi caso porque mis hermanos mayores están metidos en la investigación”. Martha Clemencia Herrera. “Yo creo que fue bien importante el cultivo de libros que mi papá en particular hacía conmigo. Él no era un gran lector pero dice que su padre lo era, y él tiene una imagen de que su padre era un lector y siempre se preocupo por tener enciclopedias en la casa, colecciones de libros de literatura, no se qué tanto fue su influencia pero yo siento que esa relación con los libros (…) podía mostrar un marco interesante de cosas para investigar, por esta vía pude tener un interés, yo digo que fue mi papá en particular”. Carlos Iván García. “Mi familia (...) posiblemente hubieran querido que estudiara medicina o para ser cura. Pero igual confiaron en mí y eso fue importante”. Omar Rincón.

Así como la familia, los docentes jugaron un papel fundamental en la motivación para hacer de la labor investigativa, su proyecto de vida. A los docentes se les recuerdan con nombre propio y por aspectos muy específicos. Los docentes son para este grupo de investigadores, las personas más significativas a la hora de definir sus campos de acción y su interés por continuar en la investigación: “Pero también fue por las oportunidades que le brinda la universidad a uno como estudiante. Trabajé con una profesora, en un grupo de investigación sobre abejas, y desde segundo semestre, el tema de las abejas me gustó mucho y seguí con esto. … Cuando fui a Alemania, tenía eso en mente. Allá un profesor alemán también influyó, me convenció de trabajar en la rama de insectos acuáticos. Otra persona que también influyó y tengo el honor de ser su amigo, es el profesor Germán Gálvez, es un especialista en tesis; es un maestro para mí”. Rodulfo Ospina.


Capítulo IV

75 “Yo tuve un buen grupo de profesores de la época en que yo estudié comunicación entre 1984 y 1988 en la Bolivariana de Medellín, y había un ambiente en el que algunos optamos por trabajar en temas de investigación (…) profesores como Ana María Miralles y como otros que inculcaron un interés por trabajar temas de investigación relacionadas con los medios y con el periodismo”. Jorge Iván Bonilla. “En el colegio muchos profesores influyen: el profesor de historia para el que escribí mis primeros trabajos; el profesor de francés que me hizo traducir artículos de los periódicos de Paris; el profesor de aritmética que nos hizo entender las razones de las operaciones elementales”. Jorge Orlando Melo. “Influyó el tipo de carrera que es la antropología, que requiere trabajo de campo, una pequeña investigación con la que uno se gradúa y los maestros. Y la persona clave para que entrara en el campo de la investigación fue la antropóloga Ana Osbom”. Myriam Jimeno. “Yo, diría que fue la Jefe del Departamento de Ciencias Políticas: Dora Restrepo, cuando yo entré; pero más que en la investigación fue en el sentido crítico, en el colegio uno tiene problemas por el sentido crítico, por no aceptar las cosas bien. Con Dora sí se podía tener posiciones diferentes. Y ella fue decisiva para la investigación”. Martha Clemencia Herrera.

Además de los docentes, conocer la obra de otros investigadores también es importante:

“Identificaría dos personas, a Jesús Martín Barbero y a Germán Rey. El

primero por su pasión y rigurosidad en la investigación y el segundo, por su imaginación y la capacidad de crear reflexión y categoría social a través de los proyectos de investigación. Me considero hijo de Jesús y de Germán”. Omar Rincón. Y aunque no son frecuentemente mencionados, los amigos también influyen, a pesar de que no todos tienen la posibilidad de tener compañeros tan ilustrados como los que menciona Jorge Orlando Melo: “Los amigos influyen mucho: los que llevaron al colegio las novelas de los escritores norteamericanos (Faulkner y Nabokov); los que me invitaron a oír música clásica en segundo bachillerato; los que propusieron que hiciéramos un periódico de la


Capítulo IV

76 clase y un programa de radio y ayudaron a que los hiciéramos. ..X|Cuando estaba en último año quería estudiar ingeniería, porque era una profesión respetada y la que desde niño había dicho que estudiaría, porque tenía especial facilidad para las matemáticas. Pero ese año andaba con un grupo de jóvenes interesados en la poesía, el rock, la literatura francesa, la filosofía existencialista, etc. Sentí que ese era el mundo que me atraía y decidí estudiar filosofía y no ingeniería. Esta fue probablemente la decisión más importante. ¡Si no, estaría de ingeniero, haciendo edificios”. Jorge Orlando Melo.

Por último el entorno, la posibilidad de recrearse con la naturaleza, la falta de televisión, y hasta los genes, se consideran factores importantes como determinantes para convertirse en investigadores: “Los noticieros narraban todas las semanas episodios relacionados con alteraciones

del orden público y el narcotráfico intentaba doblegar al Estado por medio de secuestros”. Myriam Jimeno. “En una navidad, que de hecho me gustan poco porque pensaba en la desigualdad social más evidente en esta fecha, pues son hordas de gente comprando y comprando frente a muchas personas que nada pueden tener, creo que es una cachetada hacia la dignidad humana”. Carlos García. “Uno siempre recibe influencias, pero relacionado con mi profesión, a mí me gustaban las matas, los jardines y los animales en los patios; era mi único encuentro con la naturaleza, por que no teníamos finca”. Rodulfo Ospina. “... Siempre hay algo genético de los antepasados que llama la atención”. Jorge Reynolds Pombo.


Capítulo V

77 ¿De qué están hechos los átomos, la materia, el universo, las moléculas? Conocer los temas de interés que motivan a los investigadores entrevistados es entrar a un mundo apasionante y desconocido para la mayor parte de las personas. Resalta nuestra ignorancia frente a los resultados de estas investigaciones a pesar de que hacen parte del capital investigativo de nuestro país. He aquí algunas de las cuestiones que mueven a nuestros científicos y que deberían hacer parte de cualquier cuaderno de nuestros niños y niñas de primaria y secundaria. NATURALES La investigación de las muestras de polen, de células e insectos, se mezclan con el transporte de materiales en ríos de montaña, el metabolismo de los ríos, la ecología de los humedales, los animales que viven en las quebradas. El conocimiento de los macroinvertebrados, de los quironimidos como los escarabajos y cangrejos, de la bioindicación (método para detectar y controlar la toxicidad de los ecosistemas) y de la himenoptera (las hormigas) no les hace olvidar lo interesante que es el estudio de los murciélagos, los helechos o las orquídeas. Preguntas como: ¿de qué están hechos los átomos, la materia, el universo, las moléculas? Son parte de sus preguntas cotidianas. ¿Qué tanto de estos resultados conocen nuestros niños y niñas? SOCIALES La violencia es un tema recurrente en nuestro país y en el mundo. Todos los colombianos nos hemos cuestionado alguna vez sus causas, y por lo tanto no sorprende que este tema también haga parte del bagaje investigativo de los científicos entrevistados. Ellos y ellas se han preguntado entre otras cosas sobre la relación entre los medios de comunicación, la violencia y el conflicto armado; los vínculos entre el latifundismo y la violencia; las causas de la violencia cotidiana y doméstica


Capítulo V

78 ¿por qué los homicidios de parejas son mucho más frecuentes en Colombia que en Brasil?; ¿cómo están narrando los medios de comunicación el desplazamiento? ¿Qué imagen social están construyendo sobre esta problemática y sus víctimas? ¿Qué concepto de nación se evidencia en la moda, la televisión y el espectáculo? ¿Cuáles son los factores sociales, mediáticos y culturales que conforman, reproducen y mantienen la violencia política y doméstica? ¿Cómo podríamos transformar dichas cadenas de violencia? Son sólo algunas de las preguntas que se podrían trabajar en ciencias sociales con nuestros jóvenes. HISTORIA Las palabras de Jorge Orlando Melo bien pueden ser el prólogo de un texto de historia que merece ser leído por nuestros niños, niñas y jóvenes: “Conocer la historia del país es importante para entender por qué el país es como es, por qué estamos en lo que estamos. Si conocemos “la historia política” podremos entender como ha funcionado la democracia en el país, qué factores han influido para que la violencia haya sido tan aceptada como forma política... Si conocemos nuestra historia cultural podremos entender cómo se “… ha formado una cultura que en sus formas más complejas ha sido reservada a una pequeña minoría, la minoría que lee y escribe bien, sabe investigar, utiliza la información eficazmente para sus decisiones políticas o empresariales, mientras que la gran mayoría de la población está encerrada en la cultura oral o medios audiovisuales, con una capacidad limitada de decisión autónoma. Para eso he estado averiguando sobre la evolución del alfabetismo, el rechazo de muchos sectores a la educación del pueblo, las formas de educación más simples y fáciles ofrecidas al pueblo, etc.”

MATEMÁTICAS Un investigador nos permite descubrir que las matemáticas, la física y las ciencias afines, lejos de ser aburridas, pueden abrir el camino para escuchar un concierto de ballenas, salvar una vida o entrar al corazón más grande del mundo. ¿Qué tanto sabemos de la relación entre un modesto equipo transmisor y la revolución tecnológica actual? ¿De los estudios electro-cardiográficos a deportistas? ¿Del sorprendente parecido entre el órgano de los cetáceos y el de los humanos? ¿Cómo seguir los latidos del músculo más fuerte de los


Capítulo V

79 enormes mamíferos para salvar una vida humana? ¿Existe relación entre la ingeniería eléctrica y los cruceros? ¿Pueden los submarinos oceánicos de la Armada Nacional de Colombia utilizarse como plataforma para los estudios acústicos de las ballenas? Estas preguntas y muchas más, se las ha planteado en su vida el Dr. Jorge Reynolds, quien ha organizado más “… de treinta y ocho expediciones en el país y el exterior para realizar estudios e investigaciones en el corazón de diferentes especies de animales terrestres y acuáticos”. EDUCACIÓN SEXUAL He aquí algunas de las preguntas realizadas por Carlos Iván García que valdría la pena incluir en todo el componente de educación sexual: ¿por qué hablar de sexualidad, diversidad sexual y género en la escuela? ¿Cuál es la situación de la explotación sexual infantil, juvenil y adulta en Colombia? ¿Difieren las políticas públicas en contra de la explotación sexual infantil, en Costa Rica, Colombia y Brasil?, ¿por qué y cuáles son sus aportes? ESPAÑOL Una pregunta de interés para incluir en las clases de español de los niños, niñas y los jóvenes, podría ser la que intentó responder en una de sus investigaciones Carlos Iván García: ¿cuáles son los sociolectos de la población indigente, de los muchachos de los parches y de las pandillas en la localidad de Suba?


Capítulo V

80 Contribución al conocimiento

Quisiera hacer más, pero lamentablemente la vida no alcanza. Dr. Jorge Reynolds Pombo Los investigadores participantes del estudio están seguros de la importancia de sus descubrimientos y sus argumentos no dejan duda de ello. Gracias a sus investigaciones, contamos con aportes al conocimiento y la conservación de nuestro entorno natural: “Yo estoy convencido de que la biología puede aportar muchas cosas en la conservación de los ecosistemas… Los resultados de mis investigaciones no le han solucionado la vida a alguien, no he inventado la vacuna contra el cáncer ni el VIH, pero sí he contribuido al conocimiento del entorno natural”. Rodulfo Ospina. Aportes a la salud, la producción de tecnología y el conocimiento del corazón humano: “…Ví que uno de los problemas de muchísimas causas de muerte eran problemas en el sistema de conducción eléctrica en el corazón que por algún motivo se interrumpía, y de esta manera comencé a pensar en la posibilidad de hacer un sistema que pudiera desde el punto de vista eléctrico, reemplazar el sistema fisiológico que se había dañado, por infarto o por otras causas… Podemos mostrar que la ingeniería es absolutamente parte de la medicina porque los ingenieros somos los que diseñamos los aparatos, las herramientas con las que tienen que trabajar los médicos…Uno nunca está contento con lo que ha hecho, uno siempre trata de superar, de mejorar, pero desgraciadamente la vida es muy corta. Pero veo un horizonte increíble de nuevas cosas que se pueden hacer. El desarrollo tecnológico del mundo es exponencial, cada vez es más rápido y mayor cantidad de posibilidades se pueden hacer en la investigación.. Ha sido toda una experiencia, “desarrollamos una serie de técnicas, creamos los aparatos para hacer estos experimentos ya que no existe un electrocardiógrafo para ballenas, tuvimos que crearlo”. Jorge Reynolds Pombo.


Capítulo V

81 Aportes a la comprensión de los factores sociales que producen y mantienen la violencia doméstica, tan común en nuestro país: “Creo que se está ganando terreno en preparar a la gente del común sobre la importancia de atacar la violencia intrafamiliar. Cada vez es más expandida la preocupación de la sociedad sobre el tema. Eso es clave, porque en la medida en que se dejen de lado convicciones como que es importante la violencia para educar a los hijos o para controlar a las mujeres, puede existir una paulatina influencia en el comportamiento social, y ello se está reflejando incluso en la política pública… El resultado de esta mirada a la violencia desde la óptica cultural es una opción más para entender elementos constitutivos del comportamiento humano y la complejidad de las relaciones de género, pero ante todo, fue un aporte de invaluable valor para comprender mucho de la esencia colombiana”. Myriam Jimeno.

Aportes al reconocimiento de la problemática de explotación sexual: “Es necesario visibilizar la situación de explotación sexual de nuestros niños y niñas, … hay historias de vida terrible, maltrato, abuso, violencia sexual muy conmovedoras, y me pasaba mucho que en la entrevista se me entrecortaba la voz y de igual forma nos preparábamos mucho para que también fuera una entrevista terapéutica, más que una entrevista a profundidad, ahí uno tiene una responsabilidad ética muy complicada; el trabajo de investigación te ayuda aprender de campos a veces creo que no es lo que uno estudia sino lo que termina haciendo en la vida”. Carlos Iván García.

Y aportes al conocimiento de la diversidad cultural que poseemos: “…Se encuentran en Bogotá grupos de jóvenes ambientalistas, grupos musicales, grupos deportistas, grupos de parches, pandillas y también muchas de las que se consideran tribus urbanas, e incluso unas mezclas inéditas que a uno le parecen muy raras, por decirles algo: un grupo de raperos espirituales cristianos en Suba, un grupo de metaleros católicos en Kennedy y un grupo de ladrones estrato cinco, eso muestra la gran diversidad de la ciudad”. Carlos Iván García.

Aportes a la comprensión de nuestra organización social: “El interés que me motiva es entender un poco cómo operan las sociedades, por qué operan en cierta forma y me he centrado mucho en los aspectos espaciales es decir en la relación como la gente usa el espacio, cómo lo organiza y que implicaciones tiene eso en la vida, ahora desde luego eso es una parte de la investigación porque el


Capítulo V

82 espacio no se separa de los elementos de la vida cotidiana, el espacio esta involucrado en la economía, en la política, en la docencia”. Martha Clemencia Herrera.

Todas las contribuciones de los investigadores se podrían resumir en las siguientes frases expresadas por Carlos Iván García: “Mi esperanza es que la investigación sirva para conocer, para desactivar prejuicios, para que conozcamos mejor”.

Y siguen soñando... Algunos de los proyectos que estaban en marcha en el momento en que se entrevistó a los investigadores tienen que ver con: • Ecología acuática: “Tengo proyectos de ecología acuática, donde estamos haciendo un modelo de funcionamiento de una quebrada, utilizando el río como un sistema de transformación; parece sencillo pero no lo es”. Rodulfo Ospina.

• Aplicación de las nanociencias en tecnología cardiovascular: “En la actualidad, lo que más le interesa es implementar los avances de las nanociencias en el ámbito científico colombiano. Con su aplicación, en un futuro cercano se podrían crear en Colombia centros que estén en la capacidad de hacer nuevos mecanismos para el monitoreo y el seguimiento de las ballenas. “Estamos trabajando en la creación de un nuevo marcapasos: un nano puente aurículo ventricular, ese puente lo que hace es llevar el estimulo eléctrico que se genera en la aurícula y pasarlo al ventrículo y de esta manera obviamos la zona donde está el problema. Será la cuarta parte de un grano de arroz, se colocará dentro del corazón por medio de un catéter y tendrá comunicación externa, por ejemplo, a través de un control remoto”. Jorge Reynolds.


Capítulo V

83 ¿Qué se necesita para hacer investigación en Colombia? Al preguntar por las condiciones educativas indispensables para formar buenos investigadores, las respuestas de los entrevistados podrían resumirse en cuatro componentes: personales, contextuales próximos, económicos y políticos. Las competencias de orden personal incluyen no son sólo las habilidades intelectuales sino también las emocionales y sociales: “Primero, la capacidad de análisis y el amor por el conocimiento”. Rodulfo Ospina. “Lo primero es como mucha pasión, son aspectos personales, pues a la persona que le gusta meterse por el campo de la ciencia y la tecnología desde el punto de vista investigativo o desde cualquier disciplina, debe tener mucha pasión por lo que hace, que eso le guste”. Jorge Iván Bonilla.

La capacidad de lectura, indagación e información como competencias indispensables para desarrollar la investigación: “…Y que evidentemente sea una persona que esté muy interesada y muy actualizada, que lea un segundo idioma; que esté muy conectada con el campo en el cual se quiere desarrollar, si es en la comunicación que sea muy actualizada en términos de la producción de revistas académicas, a nivel no sólo nacional sino latinoamericano, que esté muy tanteado por donde van las discusiones de la historia del campo, que estudie y que lea mucho; que baje y que obtenga mucha información, y yo creo que eso es un elementó fundamental en términos personales”. Jorge Iván Bonilla. “Leer es una condición básica, quien esté pensando en estos campos. Uno tiene que reconocer el papel político que juega la sociedad, uno se debe comprometer con causas sociales a favor de la equidad, quien esté parado en la orbe periodística no juegue a ser estudiante, se debe construir muchos más a nivel personal, cada persona debe estar enterada para saber que está pasando en el mundo, ser una persona obsesiva con estar informado”. Carlos Iván García.

El desarrollo constante de un pensamiento crítico: “… No tragar entero, de mirar la diferente cara de la moneda, de preguntar, es una asunto que tiene que ver con los valores investigativos que cualquier profesional debería adoptar en su trabajo diario, así no sea investigador”. Jorge Iván Bonilla.


Capítulo V

84 Una característica personal que resalta en varios de los comentarios de los investigadores es la paciencia, que hace posible garantizar los resultados de años y años de trabajo: “Yo empecé a trabajar sobre la historia de Colombia, con materiales publicados, como las memorias de los ministros del siglo XIX. No tenía mucho problema para conseguir documentación. En realidad, no había dificultades especiales, siempre que uno tuviera ánimo y paciencia de trabajar uno o dos años para escribir dos o tres artículos sobre un aspecto de la historia del país. Es un asunto de paciencia: me gasté como seis años escribiendo el libro de historia de la conquista, leyendo todos los cronistas, la documentación publicada y buscando algunas pocas cosas en los archivos”. Jorge Orlando Melo.

Por último, pero no menos importante, se menciona el pensamiento creativo y la capacidad de trabajo en equipo: “Tener imaginación teórica para poder interpretar y para poder inventar sobre los datos que se consiguen”. Omar Rincón. “La creatividad del grupo ha sido de gran valor ya que sin esta es imposible trabajar”. Jorge Reynolds Pombo. Un segundo componente para promover la investigación, se podría denominar el entorno disponible, el cual no siempre puede elegirse o controlarse. Dentro de este, se encuentran la familia, la institución donde se estudia y la institución donde se labora. Dentro de la familia, el apoyo tanto emocional como económico, no sólo es importante para estimular el gusto por la investigación sino que también es fundamental en muchos casos para garantizar la producción investigativa. “Si claro, mi familia me sostuvo, pues de no haber sido así me hubiera tocado conseguir trabajo”. Rodulfo Ospina. ”... Yo me demoré casi tres años escribiendo un trabajo de grado que desde luego me fue muy bien con eso, y de alguna manera fue lo que me lanzo al campo académico investigativo y en esos tiempos mi familia no me presionó para nada que tenia que buscar empleo o buscar trabajo, entonces ese tiempo que yo duré en la casa escribiendo, investigando, haciendo la tesis para mi fue vital, porque me ayudó


Capítulo V

85 como a apostar por esto, eso se lo agradezco muchos a mis padres: no haberme presionado y haberme permitido y apoyado en ese momento”. Jorge Iván Bonilla.

Con relación al entorno educativo, resalta como factor común a todos los entrevistados, el papel que juega la experiencia y la relación con docentes capacitados y comprometidos durante la formación escolar o universitaria: “Primero, que donde uno estudie haya un ambiente de profesores que hagan investigación. Yo creo que eso es clave porque si uno no tiene profesores que hagan investigación, que hablen sobre sus cosas que hayan investigado y que hagan parte de una institución que promueva la investigación, pues eso es muy difícil que algunos estudiantes se les pegue esa dinámica de la vida. Pero es más difícil cuando uno no tiene un ambiente académico y no se investiga en la universidad ni los profesores investigan… Y a eso yo le añadiría otro elemento importante y es que los profesores incorporen a sus estudiantes en proyectos de investigación, porque eso va formando y por los menos va mostrandole a los estudiantes otras posibilidades u otros ámbitos laborales, es difícil y más lento pero finalmente también es un paso por la pasión, porque si es lo que a uno le gusta pues uno hace todo el proceso porque puede ser su opción de vida”. Jorge Iván Bonilla. “Profesores que sepan investigar, que lean mucho sobre sus materias y que no “enseñen” a los estudiantes algo ya sabido sino que los impulsen a averiguar por cuenta propia. Además, que sean exigentes: que no crean que una investigación consiste en copiar pedacitos de tres o cuatro libros o de tres o cuatro páginas de internet; que induzcan a los estudiantes a leer mucho, y que estén atentos a la forma como los estudiantes razonan y escriben. Un buen profesor debe estar siempre corrigiendo las frases bobas, confusas, incorrectamente escritas o pretenciosas de los trabajos de sus estudiantes. Esta es la mejor formación para un investigador, un escritor o sencillamente un comunicador”. Jorge Orlando Melo. “Viene desde los colegios y las escuelas, hay que hablarles más de ciencia y tecnología, enfocar todo lo que hay de información en la televisión, periódicos y revistas, y esto depende de los maestros, comenzar a crear inquietud por todas las cosas científicas”. Jorge Reynolds Pombo.

Un tercer componente es de orden económico, se requiere mayor inversión en recursos humanos, físicos e infraestructura para el desarrollo de la investigación:


Capítulo V

86 “Creo que lo fundamental es mejorar las escuelas para que los estudiantes se hagan preguntas sobre la naturaleza, la sociedad y traten de contestarlas, con la ayuda de los estudios (libros, artículos, etc.) que hay sobre esos temas, y aprendiendo en la escuela a buscar conocimientos nuevos sobre la naturaleza, a usar laboratorios, etc. Adicionalmente, es importante que los investigadores tengan las condiciones razonables para hacer sus investigaciones, en las universidades o en los centros de investigación. Esto quiere decir que hayan buenas bibliotecas, buenos laboratorios, apoyo adecuado a los proyectos de investigación, y buenos medios de publicación de los resultados y de discusión. Hoy esto último es muy fácil, pues todo se puede publicar en forma muy simple en Internet”. Jorge Orlando Melo. “En primer lugar con cursos pequeños se da un ambiente participativo y de diálogo, en estas clases gigantes donde uno no va a alimentar, es decir como son las cosas, sino que más bien la gente vaya pensando cómo crear un ambiente más de diálogo, además que la gente que está en un espacio discutiendo o trabajando, estén pensando por sí mismas y no asumiendo que alguien que tiene la verdad y se las va a decir”. Martha Clemencia Herrera. “Tenemos una educación universitaria aceptable, en la que hoy en día ya se está empezando a pensar en hacer investigación, pero de todas maneras es importante que aumente la inversión de las universidades en ciencia y tecnología”. Jorge Reynolds Pombo. “…En términos ya institucionales es hacer parte de instituciones o de lugares académicos, en este caso universitarios, que promuevan los recursos y las facilidades para desarrollar un trabajo de investigación, un profesor sin tanta carga académica que tenga voluntad para empezar y desarrollar una investigación”. Jorge Iván Bonilla. “Unos buenos recursos académicos. Todavía hoy, es difícil formar buenos investigadores en colegios y universidades con bibliotecas muy pobres, como son la mayoría del país. Por eso en Colombia la gente con vocación y capacidad de investigar es muy poca, debido a los bajos recursos de investigación (libros, mapotecas, bibliotecas, etc.); además, no hemos hecho casi ninguna contribución al conocimiento universal. Sabemos copiar, sabemos aprender, pero no sabemos investigar. Para eso hay que tener muy buenas bibliotecas. Internet reemplaza en alguna parte de las bibliotecas, pero usualmente lo que hace es que destruye el espíritu de investigación y lo reemplaza por el de buscar un dato y copiarlo”. Jorge Orlando Melo.

Un cuarto componente, pero que desde el Estado e institucionalmente debe ser el primero, es la creación de una política de investigación clara y


Capítulo V

87 proyectada hacia el futuro. A pesar de los esfuerzos de Colciencias, de las universidades y de algunas empresas, los investigadores perciben la necesidad de formular políticas de orden estatal, institucional y pedagógicas: “Crear una política de ciencia y de tecnología verdadera. Esto tiene que hacerlo el gobierno”. Jorge Reynolds Pombo. “(Formular un) plan curricular coherente con la investigación, que dé las herramientas para aprender cómo se hace una investigación”. Martha Clemencia Herrera. “Básicamente es probar dos grandes cosas, la primera en el curriculum, que es una secuencia de cursos ligados y el otro sería el contenido metodológico que permita que el estudiante formule sus curiosidades sobre el tema de interés y que puede llegar a formularlo como un proyecto de investigación”. Myriam Jimeno. “La enseñanza del “oficio”, es decir, cómo se hace el trabajo, cómo se estudian los datos, cómo se debe investigar, el planteamiento de hipótesis, entre otros aspectos. Establecer buenas categorías que permitan que el material de buenos resultados”. Omar Rincón.

Por último, se menciona también la necesidad de mejorar los incentivos para los investigadores:

“Hay diferencia entre países, el Colciencias mexicano cuando ya ha recibido su doctorado empieza a recibir un sobresueldo por su estatus de investigación. En Colombia no existen las ayudas del Estado, no son directas sino por convocatorias. Hay una presencia precaria de lo investigativo en las políticas publicas, no le dan la importancia y no dan la inversión, nosotros damos el 0.4% que es bastante bajo, para muchos el apoyo y los recursos son para ciencias naturales y exactas y la investigación en ciencias sociales brilla por su ausencia, muchos no la consideran importante”. Carlos Iván García. Cuando se cuestiona a los investigadores sobre los mayores dificultades a la hora de hacer investigación, algunos de los mayores retos que se mencionan son: reducir las expectativas personales, puesto que muchas veces son más grandes que los resultados; poder integrar de una manera creativa lo teórico con el trabajo de campo; tener la paciencia suficiente para culminar los


Capítulo V

88 proyectos a pesar de la falta de apoyo y la incertidumbre; y la dificultad para conseguir financiamiento: “… El exceso de ambición, uno quisiera ser mucho, quisiera abarcar mucho y eso es muy difícil porque la investigación es un proceso muy lento y requiere una mayor concentración en un tema, si se quiere, ser más humilde”. Martha Clemencia Herrera. “Lo más difícil de enfrentar es pasar de las cosas tan teóricas al trabajo de campo, llegar a pasar a esas veredas campesinas y poder volverlas alguna cosa con algún sentido que no fuera lugares comunes, formular un proyecto para poder investigar los campesinos de Nariño y usar la idea de redes familiares con la producción de los campesinos”. Myriam Jimeno. “Yo me demoré casi tres años escribiendo un trabajo de grado, y desde luego me fue muy bien, de alguna manera eso fue lo que me lanzó al campo académico investigativo”. Jorge Iván Bonilla. “Conseguir financiamiento, toca hacer investigación light y “showsera” para poderle decir algo a la gente y poder acceder a los datos, sobre todo cuando se quiere investigar el poder. Por eso la mayoría de investigaciones se enfocan en las audiencias”. Omar Rincón. “Lo más difícil es la incertidumbre, porque nadie le garantiza a uno que va a ser rico o que va a tener éxito, ni que va a conseguir puesto. El capital único es el amor por las cosas, pero uno siempre piensa en el futuro, o sea, ¿qué va a ser de mí?, que es lo más difícil. Por ejemplo, ver que uno no tiene plata y estudiando pendejadas en vez de poner un negocio o algo que produzca”. Rodulfo Ospina.

Los investigadores creen que si el objetivo es que el público en general se interese por la actividad científica, como productor o consumidor, es necesario divulgar la utilidad de las investigaciones: “Un país que no haga su propia ciencia y tecnología es imposible que salga del subdesarrollo”. Jorge Reynolds Pombo.

Al preguntar a los 8 investigadores por cómo ven la situación de la ciencia en Colombia, se destacan varias conclusiones.


Capítulo V

89 En primer lugar, la situación de Colombia como un país esencialmente consumidor más que productor de tecnología y ciencia:

“Además cada día estamos más lejos de las barreras de la ciencia en cuanto a descubrimientos, puesto que hoy en día los descubrimientos de -por ejemplo- los chips, las tecnologías de las telecomunicaciones, los medicamentos, todo se hace afuera”. “Nosotros somos solamente consumidores. Ni siquiera en la parte biológica, lo que hacemos es consumir transgénicos. ¿Cuándo vamos a tener la capacidad de producir transgénicos como lo hace Dupont o las grandes multinacionales del mundo? Entonces, la frontera de la ciencia se está alejando de nuestro país, lo que hacemos es imitar. Por ejemplo, llegó la nano-tecnología, y ahora hacen máquinas moleculares, que se supone que es lo último en ciencia”. Rodulfo Ospina . “Colombia es un país que nunca ha tenido una mira en la parte de la ciencia y la tecnología. En Colombia no existe una política para poder hacer ciencia y tecnología, aquí creemos que comprar los desarrollos tecnológicos es el sistema”. Jorge Reynolds Pombo.

Lo cual repercute en un aumento de costos no sólo porque es necesario comprar los servicios y productos a otros, sino que adicionalmente, deben adaptarse a nuestras condiciones. Además de copiar y consumir acríticamente lo que hacen otros investigadores en otras partes del mundo, se desconoce nuestra historia, nuestro entorno social y riqueza natural, lo que produce un descuido y exclusión de este conocimiento dentro del patrimonio científico y cultural del país. Esto agrava la amplia inequidad social existente en el país, frena el desarrollo y fomenta un círculo vicioso que es necesario romper:

“Colombia es un país demasiado rico, pero es uno de los países con unas brechas de

ingreso burdas, groseras y unas brechas sociales impresionantes, las oligarquías no quieren repartir nada, es un asunto de desigualdad social grosera. Hay países donde todos ponen, acá no sólo quieren acumular, los funcionarios públicos se quieren volver millonarios en un mes, ya estamos casi en la legalización de la impunidad, no hay verdadera justicia, se oculta la verdad, lo que uno ve es una red mafiosa del capital; este es un país de gente muy recursiva, a pesar de la guerra mantienen el optimismo, pero la desigualdad que nos frena en el desarrollo es muy grande”. Carlos Iván García.


Capítulo V

90 Se carece de una política pública que garantice la acción articulada entre investigadores, empresa y estado: “Creo que no hay una conciencia suficiente en Colombia, prefieren importar tecnología, importar conocimiento, esto se debe a una falta de diálogo de las dos partes, de los que están haciendo ciencia en centros especializados y de los que prefieren comprarlo”. Myriam Jimeno.

Aún el país en su conjunto no ha comprendido el valor de la ciencia y la tecnología. ¿Qué papel tienen los comunicadores y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia? Al preguntar a los investigadores: ¿qué papel tienen los comunicadores y periodistas en el desarrollo de la ciencia en Colombia?, la mayoría expresa fuertes críticas a los medios y a los periodistas en este sentido: “En términos generales, mi concepto de los comunicadores sociales y periodistas no es el mejor, en buena medida porque se dirige sobre la base de un mercado y segundo (porque) se dirige a una información que venda, más que a una información que es necesario dar sobre algo”. Martha Clemencia Herrera.

Uno de los problemas que ven los científicos en la divulgación de la ciencia por parte de los medios y de los periodistas es una búsqueda del espectáculo, por parte de quienes producen y emiten los contenidos mediáticos, más que un interés por promover el conocimiento o un verdadero sentido de la información: “En el periodismo lo que funciona son la revistas científicas. Pero en cuanto a la divulgación por ejemplo, los periódicos, revistas y otros medios, deberían divulgar más este tipo de cosas. Lo que pasa es que los medios esperan cosas espectaculares, como el Tino Asprilla, Juan Pablo Montoya...”. Rodulfo Ospina.

Algunos de los investigadores consideran que los periodistas no son los responsables de desarrollar el interés por la ciencia, la cual es una responsabilidad de la escuela y llaman la atención sobre el escaso interés dela mayoría de los periodistas por estar realmente informados de la actividad científica.


Capítulo V

91 “Es un papel muy secundario. Por una parte, el interés por la ciencia se desarrolla realmente en la escuela. Las buenas revistas de divulgación científica ... las leen los que ya tienen interés por la investigación. Las revistas sostienen un interés pero no lo crean. Ni siquiera los comunicadores y periodistas tienen el hábito de leerlas. Es muy poco probable que unas pocas noticias sobre la ciencia en el mundo en los periódicos despierten la vocación científica de nadie”. Jorge Orlando Melo.

La mayor parte de los mensajes mediáticos lo que buscan es la entretención de sus consumidores, sin motivar la indagación o la reflexión sobre los contenidos. La mayoría de los investigadores entrevistados coincide en que el problema radica en que los medios y la mayor parte de los periodistas y los comunicadores, buscan la espectacularidad en la noticia, en vez de informar de la manera más objetiva posible acerca de la ciencia y terminan promoviendo una mentalidad mágica y trivial de la ciencia. “Normalmente, sin embargo, lo que hacen los periodistas es promover una mentalidad mágica, pues lo que más les llama la atención y sale mucho en los periódicos es lo que tiene que ver con las curaciones inverosímiles, las supersticiones, los temas de magias y casualidades, lo sobrenatural, la lotería que se ganan porque alguien vio un número en un pez y todo este tipo de tonterías”. Jorge Orlando Melo. “En el mundo se necesitan periodistas científicos, aquí el mercado está muy competido, aquí todo va hacia la farándula, sobre la noticia corriente e inmediatista, traten de pensar en un futuro en la parte periodística, hay campos aún no explorados”. Jorge Reynolds Pombo. “…Tienen el gran reto de divulgar, de hacer conocer qué se hace, hasta dónde se llega y por qué es interesante eso en general. Sin embargo, se estimula mucho un periodismo de chivas de chisme y muy facilista, donde el propio periodista no tiene que hacer investigación sino es el periodismo de la improvisación”. Myriam Jimeno. “Por otra parte, los medios, sobre todo la televisión, son muy eficaces en entretener a los niños y a toda la población, de manera que se les va quitando el hábito de la investigación seria, de la lectura disciplinada, etc. Si las cosas siguen en la dirección que parece, dentro de pocos años muy pocos colombianos tendrán el hábito y la paciencia para leerse unos cuantos libros para hacer un estudio”. Jorge Orlando Melo.


Capítulo V

92 A pesar de lo anterior, los investigadores contemplan la necesidad de contar con periodistas y comunicadores dentro del mundo científico, sin embargo difieren en la manera como ven el trabajo del comunicador y periodista dentro de este campo. Para algunos, el papel principal de los comunicadores y periodistas se centraría en la divulgación de temas e investigaciones para el público en general, el cual contribuye a despertar el interés por la ciencia. Para otros, se requiere la labor de periodistas, comunicadores y diseñadores en la elaboración de las publicaciones de carácter más riguroso dirigidas al público especializado. “El papel de los periodistas por lo tanto no tiene mucho que ver con desarrollar la ciencia, sino simplemente con satisfacer la curiosidad normal de la gente por los temas científicos, y llevar al lector promedio una versión seria de esos temas”. Jorge Orlando Melo.

Otros consideran la función del comunicador como el oficio de un traductor que interpreta el conocimiento científico, el cual generalmente está escrito de manera compleja y no es accesible para la gran mayoría de la población, por lo tanto, es necesario transmitirlo en un vocabulario sencillo sin transgredir su sentido. “El comunicador social es el que se encarga de poner esto en un vocabulario que sea fácil de entender, del común y corriente de la gente... Hay que tener mucho cuidado de entender las palabras científicas, para poder traducirle al lector estas palabras con un lenguaje que se entienda y de esta manera se vuelva más amena la investigación”. Jorge Reynolds Pombo. “Pues que la investigación le diga algo, por eso nuestra labor como comunicadores es traducirle a la gente todas las cosas que son importantes. Es básico que los conocimientos transmitidos se entiendan, que sean claros para los receptores de los mensajes. Además, también depende del tipo de investigación, principalmente la que más atrae es la de temáticas sociales... Tenemos un papel fundamental en la comunicación de la ciencia, nosotros debemos comunicarla a la sociedad, debemos comunicar el mundo de la academia y el saber a las comunidades”. Omar Rincón.

Adicional a las labores de traducción y divulgación de la ciencia, también se entiende la labor del periodista y comunicador como un mediador entre el saber científico y el interés del público, donde a través de la incorporación de agendas científicas dentro de los medios se contribuya a establecer rela-


Capítulo V

93 ciones cada vez más fuertes entre ambos grupos y a fortalecer la memoria de nuestro capital científico: “Hay varios papeles, uno es el de divulgar y de difundir, ser unos mediadores, aunque hay mucho que hacer todavía pues la relación de medios de comunicación y divulgación de la ciencia hay que fortalecerla, porque es un elemento fundamental que tienen los medios de comunicación y los periodistas. Hay algunos avances, hay cada vez más temas de la ciencia, la tecnología, la salud o el medio ambiente, que uno ve que ha ido entrando a las agendas de la prensa y es una labor importante la que han desarrollado los comunicadores y los periodistas”. Jorge Iván Bonilla. “Por otro lado, tenemos la responsabilidad de construir la representación del símbolo contemporáneo desde las buenas investigaciones. Debemos dejar constancia de la memoria”. Omar Rincón.

Una de las funciones de los periodistas que rescata uno de los investigadores y de la cual poco se habla, es la de apoyar la labor de control social de las inversiones que se realizan en ciencia y tecnología: “Casi siempre hay que decir lo que se hace, muchas de las investigaciones son de fondos públicos e impuestos, y por lo tanto, la gente tiene que estar enterada de lo que se está haciendo. Aquí es donde el comunicador social tiene un papel importante”. Jorge Reynolds Pombo.

Se menciona que el periodista tiene un gran campo de acción dentro del campo científico, ya que existen muchas áreas de la investigación que necesitan de los comunicadores o periodistas para divulgar de una manera apropiada sus resultados a diversos públicos, pero desafortunadamente no se cuenta con comunicadores o periodistas formados en estos temas, de ahí la importancia de fortalecer la formación en investigación de los jóvenes comunicadores: “Los periodistas deberían tener mayor conocimiento de lo que es la ciencia y la tecnología dentro de la misma carrera. Es una rama que no se toca y esto es una posibilidad enorme de trabajo; especializarse en este campo es verdaderamente importante”. Jorge Reynolds Pombo. “Cuando el periodista empiece él mismo a ser investigador de su rango, empieza a valorar la investigación y su propia profesión”. Myriam Jimeno.


Capítulo V

94 Se evidencia un moderado escepticismo de los investigadores frente a la labor de comunicadores y periodistas en la contribución para el desarrollo de la ciencia en Colombia. Los investigadores otorgan un papel más sobresaliente a la labor de divulgación y traducción al público general del lenguaje y logros de la ciencia. Sin embargo, estos no son, ni pueden ser las únicas funciones de los periodistas y comunicadores en el campo científico. El control social de las actividades científicas, la vinculación de la investigación con las propuestas comunicativas para el desarrollo o la construcción de ciudadanía a través de la investigación también forman parte de las tareas por fortalecer.


Conclusiones

CONCLUSIONES A continuación, se presentan los resultados de las entrevistas analizadas a la luz de los datos explorados, con el ánimo de provocar nuevas preguntas más que de responderlas. De los ocho investigadores entrevistados, sólo dos son mujeres. Esta diferencia entre el número de hombres y mujeres en un grupo tan pequeño puede parecer una coincidencia, sin embargo estas diferencias coinciden con datos recientes sobre género e investigación en Colombia: Aunque hay más mujeres que hombres matriculados en las universidades, son ellos los que se ganan más becas, contratan más, patentan más, publican más, dirigen más investigaciones, reciben más dinero, y son recompensados con mejores cargos. A medida que aumenta el nivel de educación cambia dramáticamente la relación entre hombres y mujeres. (Tovar, 2008) Mientras la docencia y los puestos académicos directivos siguen concentrados en poder de los hombres, las diferencias que se encuentran se van acentuando a favor de estos últimos a medida que el prestigio, el poder y el salario aumentan (Tovar, 2002). Las diferencias por sexo en la investigación tienen que ver con múltiples desigualdades sociales, culturales y económicas. Dicha desigualdad es atribuida entre otros a los siguientes factores: el reciente acceso de la mujer a la educación tanto secundaria como universitaria, la inequidad en las labores domésticas y de crianza que suelen posponer el ingreso académico y laboral de la mujer, las dificultades y diferencias para acceder a becas en el exterior a causa de la solicitud en algunos casos de pruebas de embarazo, la inequidad de género existente en la educación básica y secundaria, que sin proponérselo promueve competencias diferenciales para cada sexo y las normas y reglas sociales que proponen diferentes niveles de éxito para hombres y mujeres. A pesar de todo lo anterior, muchos hombres y mujeres consideran que la ciencia es un campo neutro y que la desigualdad existente no tiene nada que ver con su desempeño. Actualmente, existe un interés creciente para superar esa brecha, gracias a políticas globales cuyo fin es mejorar las condiciones y el empoderamiento de las mujeres. También el estado, las organizaciones de género y las mujeres investigadoras vienen trabajando en este mismo sentido. Sin embargo, se

95


Conclusiones

96 47 Hace un par de días asistí con mi hija de 9 años, a un taller de astronomía donde se mostraban entre otras imágenes a diversos astronautas, sin embargo aunque habían varias niñas en el grupo no se mostró una sola imagen de una mujer astronauta durante la sesión que duró 4 horas. Este tipo de situaciones son muy frecuentes y dificultan que las niñas puedan identificarse con ocupaciones diferentes a las que tradicionalmente se asignan culturalmente a las mujeres. 48 En el marco del Programa Bicentenario, el Departamento Administrativo Colciencias promoverá que en 2019 más de 4.500 colombianos sean doctores por medio de becas aplicables en cualquier universidad del mundo. Las entidades corporativas e instituciones interesadas en vincular sus empleados deben realizar un sencillo proceso. Toda persona natural menor de 32 años pueden presentarse mediante la autorización de un centro de investigación, universidad o empresa que presente un plan de formación vinculado a sus planes internos de fortalecimiento institucional junto a sus candidatos. Ministerio de Educación Nacional (2009 ) Al día con las noticias. Monitoreo de Prensa.Jueves 18 de junio de 2009. consultado en http://www.mineducacion. gov.co/observatorio/1722/ article-193989.html el 13 de julio de 2009

requiere un esfuerzo mayor para promover y divulgar la producción científica de las mujeres en el mundo y en el país47. Además del sexo, la edad es un elemento que vale la pena analizar. Todos los investigadores consultados sobrepasan los 40 años y sus edades oscilan entre los 40 y 70 años aproximadamente. Resulta contradictorio que a pesar de que estas décadas son especialmente productivas intelectual y académicamente tal como lo podría confirmar la mayor parte de la producción científica de estos investigadores, ni el Estado, ni las instituciones educativas, ni la sociedad en su conjunto son conscientes de la importancia de promover la divulgación y la socialización de la producción de los investigadores después de los 40 años, a sabiendas de la pérdida de capital científico que esto ocasiona. En vez de ello, Colciencias ha fijado como límite de edad para los investigadores que deseen acceder a becas de doctorado los 32 años48. Este limite de edad es un obstáculo para aquellos investigadores que han logrado forjar un capital investigativo a pesar de múltiples obstáculos económicos y sociales y que desean continuar formándose en su país. A lo anterior, se suma la existencia de políticas organizacionales que prefieren contratar personal menor en vez de investigadores con cierta trayectoria con base únicamente en criterios salariales. La publicación, divulgación y socialización masiva de la producción de los investigadores que han logrado un capital investigativo de 15 o más años, estimularía un mayor uso de dicho conocimiento y a su vez, un mayor valor del mismo (Observatorio Colombiano de Ciencia y tecnología, 2005). Adicionalmente, la divulgación de dicha producción favorecería la apropiación del conocimiento tan indispensable para disminuir la brecha del analfabetismo científico en el país. Otro aspecto a considerar fue el tema de la educación. Los datos sobre las instituciones donde los investigadores cursaron estudios primarios permiten concluir que dichos planteles fueron significativos para desarrollar el interés por la investigación, así como la importancia de que los docentes promuevan más que información específica, interés acerca de la actividad investigativa en la educación básica. Si bien, el prestigio del plantel educativo donde se cursa primaria o bachillerato no aparece en este grupo como condición indispensable para formar investigadores, es claro que en Colombia, los egresados de colegios privados superan a los de los públicos en puntajes en


Conclusiones

97 exámenes de estado, manejo de idiomas y oportunidades de acceso, ingreso y vinculación académica y laboral. Sin estar cubiertas todas las ramas del saber, en esta pequeña muestra se observa una gran diversidad de campos de investigación. Es llamativo el hecho de que la mayor parte de los investigadores consultados mostraron interés por estudiar más de un pregrado. Todos han realizado estudios de Especialización o Maestría y han cursado o están cursando estudios de Doctorado. Sin embargo, aún son muy incipientes los estudios de Postdoctorado. Estos datos confirman las dificultades que han tenido los investigadores colombianos para acceder a estudios de doctorado, se espera una situación más favorable hacia el futuro, por la oportunidad que para los jóvenes egresados universitarios abre el Departamento Administrativo Colciencias, el cual espera promover 4.500 doctores para el año 2019 (MEN, 2009) cifra que aun es muy distante de los 5.000 doctores por año que según el Observatorio de Ciencia y Tecnología (2005) deberíamos estar graduando para igualar el ritmo de los países desarrollados. Otra de las variables consideradas en la indagación realizada, es el cargo que al momento de la entrevista ocupaba cada uno de los investigadores. La mayoría de los investigadores entrevistados concentran sus actividades en la docencia universitaria, la investigación y la dirección de centros académicos o investigativos. Sin embargo, muy pocos dirigen sus propios centros o empresas, a diferencia de investigadores de otras latitudes, muchos de los cuales son creadores y fundadores de asociaciones y organizaciones con fuerte impacto social. Este tema merece especial atención para determinar las necesidades y obstáculos con que se encuentran los investigadores colombianos a la hora de concretar sus resultados en organizaciones de amplio alcance político y social, así como para lograr su reconocimiento y divulgación. Es vital lograr integrar el conocimiento generado por la investigación con su aplicación en la vida diaria de las personas, con el fin de que las comunidades puedan beneficiarse del trabajo de los investigadores y éste no quede confinado en los anaqueles de las bibliotecas o en las bases de datos restringidas a los expertos. Dichas organizaciones generalmente cuentan con apoyo público o privado y son el resultado de una buena estrategia comunicativa y un trabajo interdisciplinario comprometido con los problemas de la gente.


Conclusiones

98 Promover el interés por la investigación es una responsabilidad compartida entre la familia, los docentes, el estado y los medios de comunicación. Las respuestas de los investigadores permiten dejar claro el innegable papel de la familia: gracias al interés académico de padres, madres o hermanos, al contacto con la lectura y los libros desde edades muy tempranas o a la oportunidad de escuchar y participar de un ambiente de discusión intelectual en el hogar se logra forjar el interés por la ciencia. Igualmente la aceptación y el apoyo incondicional de la familia cuando los hijos e hijas en su juventud, optan por sus intereses académicos se muestra como especialmente relevante. Estos resultados muestran la importancia de favorecer escenarios y espacios públicos de recreación familiar que incluyan aspectos de interés académico, lectura, debate y creatividad. Igualmente es importante divulgar a padres y madres la importancia de favorecer estos espacios, así como su responsabilidad y valor en la promoción de intereses investigativos en sus hijos e hijas. Existen muy pocos espacios de recreación familiar que estimulen el interés por la ciencia y muchos de ellos por sus costos son imposibles de ser aprovechados por la mayor parte de la población. Otros como los llamados cafés científicos o bares de ciencia, los cuales son encuentros informales muchas veces acompañados de música y presentaciones con algún grado de espectacularidad, están dirigidos especialmente a jóvenes pero aún no son muy comunes. Los docentes siguen siendo figuras significativas en la vida de las personas y son particularmente importantes en la juventud. Los resultados de las entrevistas muestran que los docentes influyen de manera fundamental en la selección de los campos de investigación de los estudiantes. Los profesores motivan la selección de los temas que serán los campos de los futuros investigadores a partir de sus intereses personales, mostrando lo que ellos mismos hacen e involucrando a los estudiantes en sus áreas de trabajo. También, ofrecen la oportunidad de ejercer el sentido crítico durante las clases o a través de sus escritos, aspecto especialmente relevante en la juventud y esencial en el desarrollo de la actividad científica. Aunque la calidad de los docentes no es el único factor, numerosos estudios han encontrado relación directa entre la calidad de los docentes y el nivel académico de los estudiantes. Los estudiantes con mejores resultados en las pruebas académicas, provienen en su mayoría de universidades que cuentan


Conclusiones

99 con el mayor número de grupos de investigación y con el mayor número de profesores con grados de Doctorado y Pos - doctorado. Sin embargo, aun hay mucho trabajo que hacer, de 100.541 docentes universitarios en el país, reportados en 2008, únicamente 3.573 cuentan con estudios de doctorado (Observatorio de la Universidad Colombiana, 2009). La exploración de los ámbitos de investigación de estos científicos muestran la diversidad y riqueza de nuestro capital investigativo: biología, ciencias naturales, ciencias sociales, historia, sexualidad y lingüística son sólo algunos de los campos de trabajo de esta pequeña muestra de investigadores. Las contribuciones son muy grandes y contrastan con la escasa divulgación de sus resultados: contribuciones al conocimiento y conservación del medio ambiente, particularmente a la ecología acuática, aportes a la salud, a la producción de nanotecnología cardiovascular, a los factores que producen y mantienen la violencia social y doméstica, a la visibilización de la explotación sexual de niños, niñas y jóvenes, al conocimiento de nuestra diversidad cultural, a la comprensión de las relaciones entre el uso del espacio y la organización social. Se observa la urgente necesidad de crear estrategias masivas para hacer llegar estos conocimientos a las aulas de clase de niños, niñas y jóvenes, así como la posibilidad de crear convenios entre universidades y colegios que permitan este flujo de información de manera pedagógica y continua. Con relación a las competencias mínimas para que alguien se convierta en investigador, los resultados muestran la necesidad de promover competencias de orden intelectual, emocional y social. Las competencias intelectuales que las entrevistas muestran como especialmente importantes incluyen: la capacidad de análisis, una actitud positiva hacia la indagación e información, el hábito de la lectura, demás de un espíritu crítico y creativo. Llama la atención que los investigadores mencionan fundamentalmente los mismos aspectos señalados en su momento por Llinás y Vasco (1994) quienes, como se mencionó en un capitulo anterior, proponían centrar la educación de los niños, niñas y jóvenes en tres aptitudes: leer comprensiva y velozmente diferentes tipos de códigos, escribir correctamente textos creativos y razonar en diversas modalidades del pensamiento y el discurso. Más que información específica los investigadores proponen enfatizar en estos aspectos. Valdría la pena preguntar si los docentes, estamos brindando la oportunidad en nuestros cursos de promover estas tres aptitudes.


Conclusiones

100 A diferencia de lo esperado, los resultados muestran que no sólo son importantes las competencias intelectuales, sino están acompañadas de otras competencias de orden psicosocial. Los resultados sugieren la necesidad de promover condiciones que permitan a los niños, niñas y jóvenes aprender a involucrarse emocionalmente con lo que hacen, a desarrollar la capacidad de enfocar los esfuerzos el tiempo suficiente hasta lograr las metas propuestas y las aptitudes necesarias para favorecer el trabajo en equipo. Resumiendo, los factores del entorno que favorecen la investigación son simples y complejos a la vez: a) apoyo emocional y económico generalmente brindado en sus inicios por la familia y la escuela; b) en secundaria y universidad, docentes investigadores calificados, que hagan seguimiento a la manera como sus estudiantes razonan y escriben, y que tengan capacidad para relacionar la información mediática con los aspectos científicos; c) infraestructura educativa adecuada: buenos laboratorios, bibliotecas, mapotecas y cursos pequeños que propicien la discusión; d) apoyo económico para realizar los proyectos de investigación y asegurar su divulgación; e) participación en redes académicas y financieras que faciliten la creación y ejecución de los proyectos; f ) políticas estatales, institucionales y pedagógicas para la enseñanza, producción y divulgación de la investigación. Este último párrafo es una sencilla pero imprescindible ruta de trabajo para cualquier política de investigación en el país local, regional o nacional. Con relación a los retos y la percepción que los investigadores tienen sobre la investigación en el país, se encontró que los principales retos que los científicos colombianos encuentran al desarrollar sus tareas de investigación, se centran en tres niveles diferentes: personal, metodológico y financiero. De orden personal están la necesidad de reducir constantemente sus expectativas, así como desarrollar la paciencia suficiente para culminar los proyectos a pesar de la falta de apoyo y la incertidumbre. De orden metodológico y analítico, ser capaces de integrar de una manera creativa lo teórico con el trabajo de campo, y finalmente de orden financiero, el desafío de lograr no sólo enseñar, sino producir y divulgar la investigación. Con relación al estado de la investigación en Colombia, los investigadores entrevistados perciben un país esencialmente consumidor de ciencia y tecnología, que no ha comprendido en su conjunto la importancia de la


Conclusiones

101 investigación científica para promover el desarrollo humano y social. Como consecuencia, se ha limitado a copiar de manera acrítica la ciencia y tecnología que se produce en otros países, desconociendo no sólo su propia riqueza histórica, social y natural sino también su propia producción investigativa. Uno de los factores que ha contribuido a este estado de cosas es la falta de una política pública que garantice la acción articulada entre investigadores, empresa y estado y medios de comunicación. El papel que han jugado los medios en la producción, difusión y divulgación de ciencia y tecnología es más bien precario y es percibido como lamentable. Los investigadores consideran que los medios se mueven por intereses mercantilistas más que por intereses educativos, lo cual prioriza la búsqueda del espectáculo antes que la promoción del conocimiento o la difusión de la investigación. Adicionalmente, consideran escaso el interés de los periodistas por el mundo científico, pues sus agendas se suelen restringir al campo político, deportivo y noticias del entretenimiento, dejando por fuera el campo investigativo. Cuando se mencionan noticias sobre la ciencia no se promueve en las audiencias la reflexión y la indagación crítica sino más bien una mentalidad fantástica y trivial de la ciencia. A pesar de la percepción que tienen los investigadores de la labor de los periodistas y comunicadores en los temas de ciencia, los investigadores coinciden en que es imprescindible contar con su trabajo para asegurar entre otras cosas: a)la divulgación de la ciencia para el público general; b) el diseño de estrategias comunicativas para participar la ciencia a grupos especializados; c) el fortalecimiento de la memoria científica del país; d) la consolidación de vínculos cada vez más fuertes entre la comunidad científica y el público infantil, juvenil y adulto; d) el control social de la inversión en ciencia y tecnología. Este breve recorrido por la ciencia en el país, plantea amplios retos para los periodistas y comunicadores. Es innegable, las múltiples posibilidades que existen para que la comunicación y el periodismo se vinculen de manera más estrecha y efectiva en el campo de la ciencia y la tecnología. Estos son nuestros grandes desafíos y usted puede ser la persona indicada para contribuir en su realización.


Ciencia para dummies

102 Ciencia para dummies El lector interesado en temas científicos puede encontrar información valiosa en alguna de las fuentes que se ofrecen a continuación: • Arbor, Revista de ciencia pensamiento y cultura en: http://www. a360grados.net/sumario.asp?id=1939 • Asociación Colombiana de Sociedades Científicas • Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia – ACAC • Corporación Maloka • Fundación Alejandro Jaramillo • Fundación Tecnos • Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt • Instituto Nacional de Salud • Investigación y Ciencia. Prensa Científica. En http://www.investigacionyciencia.es/presentacion.asp • Página de científicos colombianos en wikipedia: • http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Cient%C3%ADficos_ de_Colombia • Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada • ScientificAmerican.http://www.scientificamerican.com/page. cfm?section=aboutus • Web Ángela Posada Swafford en http://www.angelaposadaswafford. com/ Si es usted lector del presente libro y tiene comentarios o sugerencias respecto de esta obra, agradezco ponerse en contacto el siguiente correo electrónico: angelaclon@hotmail.com


Referencias

Referencias • Comisión Distrital de Ciencia, Tecnología e Innovación (2007).. Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación Bogotá, Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. 2007-2019. • Colciencias (2008) 40 años 1968 – 2008. Colombia construye y siembre futuro. Separata. Bogotá. • Consejo Regional de Competitividad Bogotá- Cundinamarca. (2004) Agenda Regional de Ciencia y tecnología para Bogotá y Cundinamarca. Lineamientos sobre política educativa. Francisco Cajiao Restrepo y María Elvira Rodríguez Luna (Compiladores) Bogotá. • Consejo Privado de Competitividad Colombia (2008) Informe Nacional de Competitividad 2008 – 2009 consultado en http://www.compite.ws/spccompite/resources/getresource.aspx?ID=352 el 7 de julio de 2009. • Duarte, B. (2005) Alfonso López Pumajero y la Revolución en Marcha. Revista Credencial Edición 192 en http://www.lablaa.org/blaavirtual/ revistas/credencial/diciembre2005/revolucion.htm, consultada en julio 10 de 2009. • El Observatorio de la Universidad Colombiana (2009) ww.universidad. edu.co http://universidad.edu.co/index.php?option=com_content&tas k=view&id=285&Itemid=86 • Index Mundi. http://www.indexmundi.com/g/r.aspx?c=no&v=67&l=es consultada en julio 7 de 2009 • Investigación y Ciencia. Prensa Científica. Consultada en http://www. investigacionyciencia.es/presentacion.asp • Ministerio de Educación Nacional – MEN (2009 ) Al día con las noticias. Monitoreo de Prensa.Jueves 18 de junio de 2009. consultado en http://www.mineducacion.gov.co/observatorio/1722/article-193989. html el 13 de julio de 2009

R E F E R E n C I A S


Referencias

• Misión de Ciencia, Educación y Desarrollo MCED (1994) Colombia: al filo de la oportunidad. Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio, Colección Mesa Redonda.

R E F E R E n C I A S

• Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo ( UNDCP) (2009) Informe sobre desarrollo humano 2007 2008 p. 231-234.Revisadoen http://hdr.undp.org/en/media/HDR_20072008_SP_Indictables.pdf julio 7 de 2009. • Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, (OCyT) (2005). Indicadores de Ciencia y tecnología. Edición Observatorio Colombiano de Ciencia y tecnología. • Posada – Swafford, A. (2007). El Dragón del espacio. Bogotá: Editorial Planeta, Colombiana, serie Aventureros de la ciencia. • Presidencia de la República. DNO, (2005) Visión Colombia, II Centenario, propuesta para discusión, pp 206-214. • Scientific American. About us: History revisado en: http://www.scientificamerican.com/page.cfm?section=aboutus, • Tovar, P (2008) La mujer colombiana en la ciencia y la tecnología ¿Se está cerrando la brecha? En revista Arbor, ciencia pensamiento y cultura CLXXXIV 733 Septiembre – octubre (2008) 835-844 ISSNN 02101963 • Tovar, P (2002) La situación de la mujer en el sistema de ciencia y tecnología en Colombia 19990-2000. Documento presentado a la OEI/ UNESCO. Madrid España. Octubre de 2002. • Uniandinos (2007) Lineamientos Estratégicos de la Política de Competitividad y Productividad. Presentación realizada en Sede Principal Uniandinos Bogotá. • Universidad de Pamplona (2006) Jorge Reynolds Pombo Científico Colombiano. Revista Digital Ambrosia. Vicerrectoria de Gestión


Referencias

y Desarrollo Tecnol贸gico. En http://www.unipamplona.edu.co/unipamplona/hermesoft/portalIG/home_2/recursos/biografia/contenidos/19122006/biografia3.jsp Consultada el 13 de julio de 2009.

R E F E R E n C I A S


Anexos

ANEXO No. 1

A N E X O N O 1

Cordial Saludo, Estimado investigador/a,  después de indagar acerca de su trayectoria e interesados por acercar la ciencia y la tecnología a todos los sectores de Bogotá,  nos decidimos escribirle. Somos un grupo de estudiantes universitarios que cursamos el curso de Fundamentos de Investigación en el Programa de Comunicación SocialPeriodismo de Uniminuto. Como futuros comunicadores consideramos prioritario crear estrategias que permitan acercar la población estudiantil de escasos recursos a los investigadores de mayor trayectoria internacional. Ya que es bastante conocida la brecha de conocimiento y acceso a la información entre estratos altos y bajos, creemos que es urgente que los sectores más vulnerables cuenten con información y formación de primera mano, así como con investigadores con los cuales puedan identificarse en sus proyectos de vida futuros Quisiéramos saber si es posible contactarle personalmente o por correo electrónico para conocer sobre su trayectoria  y compartir con niños y niñas, docentes y universitarios su visión acerca de la investigación en Colombia y el papel que como colombianos tenemos para aportar y exigir mayor divulgación e inversión en investigación, ciencia y tecnología. De antemano agradecemos su atención y estaremos atentos a cualquier inquietud o aclaración sobre el particular. En caso de no disponer de tiempo para una entrevista personal o telefónica le solicitamos el favor de compartir su experiencia a través del siguiente formato. (Formato entrevista)



libro uno sin plata