Issuu on Google+

ANKU EL INFINITO ENSAMBLE LUMINOSO

TUMBA D E BORRACHO


1

1. t u m b a d e b o r r a c h o

11

Voz: Yulia Aprelskaya Chapman Stick: Zal Violín: Anastasiya Ivanova Batería /Piano: Von Yul Fotos: A. Bok – Andrés Herrera Texto: Inga Luchiani


2. COLECO VISION Voz: Zal Saxo: Sasha Drogovoz Teclados: Ruiz Bateria: Von Yul Foto: Anastasiya Novikova Campera de cuero negra, un sombrero con mucha clase, sale con sus cámaras, lo sacan a pasear, para hacer la toma final, es cualquier ciudad, pero hay adoquines, no hay gente solo él y la ciudad y las cuatro cámaras. Día nublado, es un tipo temperamental incluso cuando esta solo, se castiga, se autoexige hasta la obsesión. Escucha que suena lo que un día grabó en su habitación, ahora esta en la calle, camina, sin prejuicios, camina, casi al trote, con ritmo, sin pensar en otra cosa, la ciudad lo lleva, lo ata también (3x), a sus limites, los del mapa que apenas comprende, pero podría ser cualquier ciudad, aunque haya un farol, como tantos otros guiños, para el recuerdo del Pata de Lana. Para el brote sobre su ají.

El terror de no saber, el pánico al después, me disparas y no hay nada. Te disparo y no hay nada, quiero meterme en tu cabeza un instante y disparas.

Moría en su cama, moría de esperarla, moría de soñarla y recordar como lo dejara encerrado, pero ahora la ciudad, podía ser cualquiera, tenía que adivinar quizás, los adoquines el farol y una canción, la improvisación desnuda.

Sutilmente

Nuestro desorden, nuestro delicioso decaer. Nuestro encierro castigo, encierro placer y encierro castigo, encierro justo y encierro al fin. Los horarios, tenemos una cita a las nueve y otra a las ocho o sería más lógico la cita a las ocho y la otra a las nueve, el teléfono, la improvisación desnuda tu intención subyacente, permitirá que se manifieste lo que quizás reservabas a tu sombra nutriente. La improvisación desnuda tu alma,

Empezarlo con lo que había y terminarlo con lo que quedaba. Picante.


Nico y Majo

Chapman Stick: Zal Puemas Rid铆culos: Mari贸n Leriche Foto: Anastasiya Novikova


Maquinitas: Marteaux Stick Roto: Zal Sample: A. Kaufman Foto: Anastasiya Novikova

LA MALA VIBRA


AGUANTANDO EL SERMON EFECTOS DE GUERRA Y SILBIDOS: SASHA DROGOVOZ

CHICA ETNICA:

ANASTASIYA. NOVIKOVA

TIMIDA: KRISTINA DEMENTIEVA BEATBOX: AYVAZ KAUMOV PROBLEMITAS: ZAL CHICA


MAHATMA:


Tumba de Borracho fue grabado entre enero y mayo de 2013 (a excepción de Coleco Vision), con grabaciones hechas básicamente en Buenos Aires y San Petersburgo. Se trata de un EP que a su vez forma parte de lo que será “La Improvisación Desnuda” y representa la estética que caracterizo en sus comienzos a los primeros encuentros de improvisación y creación espontánea que solíamos hacer en casa de mi familia en Bs. As. y en la mítica Llave de la Ciudadela, Tucumán, estilo que habíamos dejado un poco de lado en los trabajos publicados anteriormente (Spondyllus en Shuar y Electrórganico), un poco para incluir más el espíritu de las fiestas ANKU otro poco para salirnos de cualquier lugar demasiado pretensioso o innecesariamente elitista, pero sin embargo resultó natural recapitular ese estilo, en especial porque forma parte de la clase de cosas que hemos hecho en estos diez años de ANKU, y también para dejar tal vez un poco mas de espacio a “la canción” en los próximos EP. La idea de fraccionar el disco en partes surgió en sucesivas charlas de larga distancia con el Búho, mi motivación personal es que estas cositas otrora llamadas “singles” me rememoran un poco (bastante en realidad) al estilo de los años ochenta en que los discos se iban acercando en cuotas, como abriéndose paso e insinuándose de a poquito, de modo que al momento de salir ya todos habíamos escuchado un par de temas en la radio y teníamos todas las ganas de escuchar el álbum completo. Sin embargo hoy en tiempos de podcast y esas cosas, un disco está empezando a ser otra


cosa, algo que todavía estamos adivinando, pero que probablemente dará lugar a un feedback mas directo y menos definido sobre el rol de los escuchas y los autores. Lo que trato de decir, es que hoy en día sería más que una estrategia de marketing –lo del single digo- algo más cercano a un gesto de histeria. Pero para no quedarme en esa ambivalencia, me aventuro a cierto futurismo en el que los temas se van recreando y sus límites están menos definidos que en el mundo en que, nosotros los ochentosos, hemos nacido. Sin ir más lejos por estos días otros músicos del ensamble están publicando trabajos que hemos registrado hace algunos años atrás, en un intento aventurado de rock garaje y que por suerte ve la luz, contemporáneamente con su secuela. Zal el Juglar Eléctrico zaljuglar@gmail.com


A n k u tumba de borracho