Page 22

“Toda obra de arte adquiere un valor social en su contacto con el público; es decir que promueve y determina ciertas corrientes concretas e ideológicas, ciertas agitaciones de opiniones y de humores que nunca permanecen estériles, sino que fermentan fuertemente en la masa heterogénea de los factores sociales como anticipaciones ideales de la historia próxima”. Para una mayor comprensión de los filmes hay que conocer el contexto socio-histórico en el que fueron realizados; así en películas como El último tango en París (Bernardo Betolucci, 1972), Francia, Italia y España se vieron sacudidas en los años setentas por las revueltas de estudiantes y trabajadores. Por ende se integran diversos elementos sociales, que al momento de apreciar la obra se percibe una situación muy dramática por esos años de agitación.

21

Cinéfagos - Número 28  
Cinéfagos - Número 28  

Julio - Agosto

Advertisement