Issuu on Google+

CRONICAS DE UN SALVADOR Andre Doussoulin


2


Dedicado a mi familia, mis amigos y a la gente alegre aunque sigan siendo mis enemigos.

3


4


PRIMERA PARTE

A

migos, quizá muchos dicen que soy un tarado o un imbécil pero bueno ya lo dice un dicho: “Hay que dar la vuelta”. Estoy a bordo de un vuelo 221 de Lan sin escala junto a mi padre, el viaje iba de Santiago hacia Los Ángeles, en el vuelo puros ejecutivos con sus notebooks y dale con el Word anotando y anotando…. sonaba un tilt cuando los brutos iban al baño y bueno…. pasa el rato y nos sirven comida. Mientras que a los de primera les sirven champan y caviar, a nosotros nos sirvieron algo que al menos no es muy rasca: un sándwich de jamón y queso con coca cola y unas galletas de chocolate de esas que venden en el Havanna. Pero el viaje no se trata de vacaciones, si no que para mí es como un castigo, pero para mis padres les será como ideal porque las cosas que me han pasado no son la mar de bien. Bueno, la cosa es esta:

Mi nombre es Osvaldo Perez Subercaseux y vivo (o mejor dicho vivía) en Providencia, y bueno, mi padre es un constructor civil y bueno, porque decir, algo decente han sido mis estudios. En general, estudio en un colegio ubicado en La Florida que ni tanto de que decir pero tenía una buena relación con los cabros del colegio. Habitualmente cada uno por su lado, ya lo decía el tema: “Los chicos con las chicos, las chicas con las chicas” de la canción del año del cuete1. Generalmente, tengo amistad con El Loco y con El Seba, que son según mi madre una mala influencia, sin embargo, El Loco tiene le tuvo una canción llamada “Gallito de la compasión” que dice en parodia: “Gallita de la compasión | con arrugas en el pellejo | te enfureces cuando me ves y ya me quieres echar” y finalmente le agregaba con un burlesco: “Cuicoroco, cuicoroco” y se mataba de la risa. En fin, todo comenzó cuando salíamos del cole y El Seba y Yo sabiendo que mi viejo salía tarde de la tarde, le preguntamos al Loco: 1

Se refiere a la canción “Los Nenes con los nenes” del grupo Las Primas.

5


“¿Y si vamos mejor al Plaza Vespucio?” Pero este respondió: “Chaaa…. ¿y si mejor a la esquina de Walker mejor?” “No lo cacho” respondió El Seba Y era cierto, siempre íbamos al Vespucio, pues, mi papa tenía su oficina a tres cuadras del centro comercial, por lo que nos quedaba cerca para esperarlo y nos las pasábamos bien ahí, íbamos a comer o al bowling pero el único que no le gustaba ir era al Loco porque según el ahí está lleno de cuicos, los cuales los considera como “Rascas”. “Bueno ya” respondimos y de luego fuimos a la esquina de La Florida con Walker Martínez donde había un edificio al aire libre con locales de juegos electrónicos y tragamonedas como un puesto de venta de pollos asados y ahí nos pedimos unas coca cola exprés de 2 gambas y un paquete de papas fritas calientitas de esas que se te pegan la sal y el aceite en los dedos. El loco posteriormente saco su cajetilla de Belmont azul, saco un cigarro y se lo puso en la boca sin antes prenderlo con un encendedor de Iron Maiden, hasta que me pregunto: “¿Un Cigarrito?” Simplemente dije no, porque soy menor de edad y no por tamaño, generalmente es mayor cosa porque siempre en los supermercados aparece el letrerito: “No vendemos alcohol, ni cigarrillos a menores de 18 años”, sin embargo El Loco siempre suele conseguirlo simplemente falsifica su carnet diciendo que se le quedo en casa o manda a su hermano mayor a comprárselos, no sé como lo hace para conseguirse esas cosas. En fin, dije no y punto. Ya pasado de esto, nos fuimos a otro lado del centro, cuando aparece un cabro ofreciendo algo raro…. Yo puse cara de no sé qué y bueno, ese señor pide que lo acompañemos hasta la parte de atrás del centro comercial. De ahí llegamos hasta un blanco y destartalado Monza y posteriormente saco unas bolsas blancas con un contenido que era realmente sospechoso y de ahí saca dos ladrillos de cinta café con un relleno bien raro, de ahí decidí preguntar con un tono de teleserie nocturna: “¿Qué cresta es eso?” 6


De yapa, el tipo contesto: “Cannabis” y de ahí, quede sin aire hasta que El Loco, me dijo al oído: “¡Es Marihuana, amermelado!” y de luego me dice en cara: “Decídete, es primera vez y es mejor que el tabaco”. “Lo que me ofreciste” pregunte, y El Loco asintió la cabeza y bueno, calculando pensé: si tengo 16 años, podría aprovechar de probar algo que solo se vive una vez en la vida y de entonces, el tipo dijo en forma bien brusca: “Decídete, cabrito, no tengo todo el día, si vienen los pacos termino en la cana todo el resto del año” y ya escuchado esto decidí probar. ……….. Hasta que………. ……… Vino lo peor. Llego un auto verde y era de saberse: “Carabineros” fue lo que bufo El Loco y de ahí detuvieron no solo al gallo, sino que también a nosotros, de ahí El Seba y yo dijimos en un tono enfadado: “Debimos haber ido al Vespucio” De ahí nos quedamos en la comisaria hasta que llego mi padre a buscarnos y regresarnos a nuestras casas. Sin embargo, el cuento aun no se ha acabado, de ahí mis padres me dieron un sermón duro que la droga hace mal que el cigarro y el alcohol juntos y que era un irresponsable, que no hacía nada a mi prójimo (como lo decía el Padre Raúl Hasbún todos los sábados) y debía decir que no, antes que me ofrecieran esa cochinada. “Pero yo no quería esa mierda” Intervine “Pero igual cogiste el ladrillo” Dijo mi padre “Fue El Loco el que me incito” “¡Claro, claro!” dijo mi madre con alevosía “¡Que El Loco hizo esto, que el loco hizo esto otro….” decía como cura “……No debiste confiar con ese revolucionario!!” Por entonces la conversa paro y mis padres me mandaron a mi pieza (Yo le digo mi madriguera) que estaba pintada con color de niño de 10 años y con poster de mis cantantes favoritos como Pink Floyd, Coldplay y The Black Eyed Peas, pongo la radio y se escucho algo de música, me pongo a pensar mientras oía “Tu cariño se me va” de Los Tres y su melodía se intensifico en 7


mi cuarto mientras sonaba la batería, mientras eso, pensé en lo malo que he hecho y creo que la gente tiene diferencias, por ejemplo: Al Loco es un adepto que escucha música tipo heavy metal, cosa a la está bien acostumbrado y es realmente volado por lo que creo que sus padres lo habrán castigado por lo hecho. A diferencia del Seba que es como todos le dicen: “Inocente Palomita” e incluso me sospecha porque es fanático de artistas como Selena Gomez, Miley Cyrus y Demi Lovato y hasta sueña con tener un autógrafo de ellas. Yo me rio de eso, aunque siempre se lo toma como secreto ya que de lo contrario le sacan la cresta los matones del colegio. Luego de que pasara al próximo tema se escucha la puerta, dije “Adelante” y de luego entraron mis padres y de luego comenzó otra conversa no tan estricta, ni tan tajante como la otra, pero de ahí…. Bueno, fue así: “Lo hemos pensado bien” Dijo mi padre “y creo que es mejor que tu mama y yo, queremos……” De ahí hubo un grandísimo suspenso. “¡Ya no se hagan los callados!” dije “¿Qué es lo que quieren ahora?” “….Que te vayas” dijeron ambos Quede con cara de asombro más suspenso, de ese entonces fue cuando dije tambaleando: “¿Q-Q-QUE M-ME VA-VA-VAYA DE AHÍ?” Dijo a tambaleos y temblando de las manos, trague saliva y a su vez me di de responder: “¿Y dónde?, ¿A vivir en un puente? Pero riendo, mi padre me explico: “¡No, tonto!” y de ahí se sentó en mi cama y me dijo que me calmara, luego de continuo diciendo: “A otro lugar” Pregunte el motivo a esto porque la cosa era así: Yo cometí un error garrafal y ahora estoy implicado con las drogas, pero mis padres me explicaron la razón: Lo que pasa es que quieren que me vaya a vivir por lo que queda del año con mi tío que vive fuera de Santiago. En un principio pensé que era el Tío Enrique de Tocopilla o el Tío Larry de Quillón que tiene un fundo gigantesco con patos y chanchos, pero ninguno de los dos en realidad según mi madre: “Lo que tu papa se refiere es que te vayas a vivir con tu Tío Sergio” y de ahí se me cambio el caso, el Tío Sergio (Que es el hermano menor de mi padre) era un loquillo. No lo conocí tanto pues a los cinco años tuvo algunos problemas económicos por lo que decidió irse a vivir a Estados Unidos, principalmente a 8


Los Ángeles, California, en donde viven los famosos y están los principales estudios de cine y televisión del mundo. Bueno, Mi Tío Sergio no viene nunca a Chile por la lejanía y por su reducida paga como guardia de seguridad en un centro comercial, pero por las dudas, nos acordamos de él ya sea hablando con el vía video llamada o mandándole vía encomienda artesanías, discos de cantantes chilenos (Como Americo, al que a mi tío le gusta mucho y se sabe las canciones de memoria), te supremo y chocolates costa. Pero volviendo al tema, mis padres decidieron continuar con el tema: “Osvaldo, creo que por el incidente que paso con la droga, ahora eres cómplice y podrías estar en riesgo de incidentes” Dijo mi viejo “¿Con Quién?” “¡Con delincuentes!” me contestaron “¡estas con riesgo de ser asesinado!” De ahí quede perplejo y entendí la razón de este problema, como paso mi padre hablo con mi tío y dijo que iba a hacer tramites con la embajada para que pudiera tener una visa de residencia por uno o dos mientras y que por mientras, también me registrara en el colegio de esa zona, y que no me preocupara, por que como hay muchos del recinto que son latinos, no tendré problemas con el idioma, finalmente mi mama me dijo que descansara que después verían esto con calma y se van de mi cuarto. De ahí me puse a escuchar un CD de Go Goo Dolls y justo en el tema Iris, aparece la frase que traducida diría: “Yo solo quiero saber quién soy” y es cierto. No soy como esos cabros flaites que asaltan bencineras para asi comprar droga en las esquinas, pero yo no estaría para criticar al Loco…. Pero, las vueltas de la vida…. Dos semanas después, prepare mi maleta con toda mi ropa y mis artículos personales, mi mama dijo que lo del aseo personal que llevara lo simple ya que ahí comprarían lo que sería necesario. Pero también incluí mis CD’s favoritos como los de Paul McCartney, Los Tres, Los Bunkers y INXS, algunos libros de Bennedetti y Fuguet, mi camiseta de la selección, pero mi mama también me entrego algo que al final decidí preguntarle porque “Es la biblia de la abuela” me dijo “para que la leas y cuídala que es una reliquia” Dije de acuerdo, y de paso me despedí del Seba, el Loco estaba castigado por la embarrada pero en fin de recuerdo me entrego una foto del curso mientras estábamos en el paseo de fin de año en Las Cruces, sin embargo, este agrego: 9


“Ya que te vas a EE.UU, ¿te puedo pedir un favor?” “¿Cuál?” “Como viajas a california, me puedes traer al menos un autógrafo de….” Si es por lo de Demi Lovato, pues diría que será difícil, le dije riendo, bueno, ¡Siempre esta de buenas el Seba! Finalmente durante el viaje se anuncia el aviso de abrocharse los cinturones de seguridad y ya con eso…. ¡Zas!, se inicia el aterrizaje y es como la bajada por lo infinito y bueno, hasta que al fin bajo. ¡Ya he llegado! De ahí salimos del avión al ingreso de aduana y ya con los registros interpuestos…. Estoy en EE.UU. FIN DE LA PRIMERA PARTE

10


SEGUNDA PARTE Ya con los trámites aduaneros y las maletas recibidas, salimos a la terminal. Estamos en el aeropuerto de Los Ángeles, donde ya había una mitad de gringos y otra de hispanos. Son ya como las dos de la tarde y había un sol radiante pero generalmente al salir veo gente hablando sobre varios temas de la farándula norteamericana, no era tan profeso pero entre lo que se hablaba: • ¿Supiste la última de Jennifer Lopez? • Noo, a propósito, ¿Viste a Katy Perry recorriendo Beverly Hills? • Un poco, es que me quedo viendo un especial con la historia de las Hermanas Kardamisan, ¿Y Tu? Ingresando oí un silbido y era mi Tío Sergio, estaba claro con una vestimenta no tan decente: era una ropa de trabajo (Únicamente el pantalón con los bototos), una polera de Lenny Kravitz y un Jockey de NY. “¿Han llegado bien?” pregunto mi tío con señal afable, mi padre dije que sí y bueno también conto que costó mucho e incluso vino con introducción pero mi tío dijo que fuéramos a la segura y nos subimos a la camioneta que tenía que era de esas GMC gigantescas en la que le entrega el trabajo y iniciamos el recorrido. Pasamos del aeropuerto por el San Diego Fwy y por la Harbour Fwy, ya pasando ante Hollywood, lugar donde están los canales de televisión, la fama, la música y mucho más que famosos. Saliendo de Hollywood, está el anfiteatro en que tío dice que es casi igual al de la Quinta Vergara en Viña del Mar. “Fui una vez a escuchar a Pavarotti en ese lugar y es genial, hasta se ve el logo de Hollywood al frente” Precisamente se veía el logo “Hollywood” a mitad del camino y sobre un cerro, creo que si El Loco y El Seba hubiesen ido, habrían alucinado. Al otro lado están los estudios Universal, según mi tío era una maravilla y había la posibilidad de ir a visitarlo para ver los estudios en donde se realizan las películas que realiza aunque el de Orlando es aún mejor. “Por lo menos, donde vivirás en genial, está cerca del Westfield Valencia que es lo mismo que el Vespucio” decía mi tío con discurso a la mano “también el Parque Sixflags, y de la escuela….” 11


Mi tío vive en Valencia, en Santa Clarita. Es como la versión gringa de La Florida. Trabaja como guardia de seguridad en un supermercado en donde siempre es confiable con todos. Todos lo saludan, quizás le haya tocado algún famoso…. Por lo dicho, una vez vio a Sarah Jessica Parker y hasta lo beso porque le sostuvo las bolsas mientras estaba recibiendo una llamada por el teléfono y no solo a ella sino que otros que iban de paso entre Los Ángeles y San Francisco, en realidad eran muchos hasta que una vez le toco con Michael Jackson. “El 2009, Jackson vino aquí y por ayudarle, me regalo a mí y a los demás colegas entradas para su concierto en Londres” Dijo mi tío “Pero si Londres está muy lejos” Dijo mi padre exclamando “Bueno, teníamos ahorros guardados en mi colchón y pedí a Jordan que comprara pasajes pero no pudo, porque en ese momento Michael murió” explico mi tío “ya con eso, decidimos todos ir al Staples Center a ver el funeral” obviamente la entrada la pagaron con el dinero invertido en el viaje. Sin embargo, ¿Qué pasaría si yo no estuviese vivo?, quizá sería el gran momento que les cuente de mi familia. CAPSULA

Yo, Osvaldo Pérez Subercaseux nací el 19 de Noviembre de 1995 en el Hospital de Santiago. Mi padre se llama Ambrosio Pérez Savedra y es oriundo de Tocopilla, se graduó de construcción civil en la Universidad de Chile, el año 1987. Precisamente el año 1987, justo antes de titularse necesitaba un traje nuevo ya que el otro le quedaba chico. Luego de comprar el traje en la tienda Falabella del Paseo Ahumada se juntó con unos colegas a tomarse un café. “Aprovechemos, además no hemos almorzado” y fueron. Pasaron al Café Caribe, en ese tiempo las camareras no eran tan sexis como lo es ahora, lo sabía porque mi padre y yo íbamos y claro, si me doy cuenta que mi madre se entera, estaríamos fritos, aunque El Loco se lo pensaría dos veces pues le fascinaría ir allá. Volviendo al tema, se sentaron en la mesa y les atiende una chica de rulos castañeados con una cara preciosa y de por hecho, su piel le hacía juego con el traje de camarera. “¿Qué se desean servir?” dice la chica “¡Café expreso!” dijeron los cuatro jóvenes, menos mi padre quien respondió: 12


“A mi sírvame una botella de Free” “De acuerdo” dijo la mujer “¡Cuatro cafés y una Free para la mesa siete” De ahí llegan los pedidos a la mesa, cuatro cafés y una botella de Free, los cabros estaban ya de locos sorbiendo la taza y mi padre, bueno, seguía tomándose su vaso de bebida que lo mantenía bien fresco hasta los pelos de punta. Ya terminado todo: “Bueno, alguien tiene que pagar” “Paga tú, Claudio” Dijo uno “Tu invitaste” “¡Chis!, mejor paga tu Felipe” “¡No, mejor que pague Martin!” “¡Olvídalo Felipe, que pague Ambrosio, él fue el que pidió Free!” De ahí, mi padre quedo perplejo “¿Yo?” Pregunto Y dijeron de si, no quedaba otra, fue a la caja a pagar en donde la chica que los atendió con una sonrisa de reina de belleza realizo el pago, son 85 pesos dijo, mi papa pago y de paso le dijo: “Que linda te ves” Y a su vez ella respondió: “¡Qué lindo, gracias!” De ahí los jóvenes se rieron como locos pero eso a mi padre no le preocupo y se fueron rápido para el examen de titulación. De ese entonces, mi padre iba al café todos los días a tomarse su botella de Free y siempre atendido por la misma joven, sin embargo una vez no vino porque sus compañeros los invitaron al restaurante chino “Lung Fung” que está en un subterráneo. Sin embargo, a la joven no le importó. Un buen día le pregunto: “¿Y es cierto que no tomas café?” “No me gusta” respondió “es como tomar agua de calcetín” “¿Y de dónde eres?” “De Tocopilla” Dijo mi padre “Y por lo general, estudio en Santiago pero me graduó la próxima semana” Y así la conversación continuaba todos los días cada día en que mi padre iba a tomarse su Free en el café al que iba siempre e incluso cuando cerraba el local, la conversa aún continuaba. Hasta que justo cuando mi padre se graduó, ocurrió un acontecimiento increíble, a la entrada llego la misma chica con una chaqueta blanca, blusa naranja y una falda del mismo color y corría para decirle que le iba a darle las 13


gracias y que aprovecho de presentarse, se llamaba Gabriela Subercaseux Rodra y que en realidad su nombre era curioso y era verdad, lo que pasa es que mi mama me conto que mis abuelos vivieron un corto tiempo en la India porque mi abuelo era el Embajador de Chile en Nueva Delhi, capital de la india. De mi abuelo, sé que era un prestigioso abogado importante y mi abuela era una prestigiosa científica que incluso trabajo para la NASA. Pero volviendo al tema, mi padre les presento a mis abuelos y de entonces confirmo que serían pareja. Luego de la graduación, celebraron en el Restaurante La Pizza Nostra (Il Ristorante Italiano) operado por sus dueños y el garzón de ese entonces era Tío Abuelo de El Seba. Ya en 1988, mis padres ya eran pareja y ya con eso aprovecharon de ir a Papudo para que mi mama presentara a mi papa ante mis otros abuelos: “¿Cómo piensas mantener a nuestra hija?” pregunto mi abuelo a mi papa De luego, mi padre dijo de su nueva profesión y ya con eso dio luz verde a la relación. Sin embargo, eso del acepto pasaría más tarde, y paso el año 1993 cuando ya con mi madre graduada de kinesiología (el trabajo de camarera era de medio tiempo) y precisamente, mi padre paso a buscar a mi madre en su comparto y la invito a subir el Cerro San Cristóbal, ya arriba y como toda escena de amor, saca una cajita forrada de raso, la abre y le dice: “¿Te quieres casar conmigo?” y como de ese entonces respondió: “Si, acepto” Mi madre me dijo que al año siguiente (1994), se casaron en la parroquia de Papudo y tuvieron una ceremonia en una gran mansión, e incluso vino a cantar el Pollo Fuentes, y al final, fue bonito. De esta forma, termino la capsula. Terminada la ruta, llegamos hasta la casa de mi tío, era común y corriente pero no como las que tienen los chilenos. “Adelante, caballero” aclamo mi tío, llevando mi maleta “¡Bienvenido a tu nueva casa!” La casa no era como esas que tienen cabezas de alces y figuritas de Elvis, generalmente tenía un juego usado de sofás color mate, las mesas eran de madera gastada, había un librero con puros libros de Neruda, entre otros. En 14


donde estaba la tele ahora se encuentra un Plasma que le regalaron para su cumpleaños. En la cocina pude ver un refrigerador y un lavavajillas de esos grandes, en el baño lo primordial. Hasta que mi tío me aviso sobre lo de la habitación: “Fue difícil lo de la habitación pero lo hice, la primera puerta del fondo” Era en donde antes estaba la bodega, pero es una habitación y al entrar vi que era una habitación mediana con una cama con sábanas y dos frazadas, un closet y un escritorio. Mi tío agrego que podría tener la posibilidad de decorarlo a mi manera. Puse sitio para mis cosas y mi tío me facilito una radio e incluso mañana iremos a ver los artículos para el colegio y un computador que necesitare. “Bueno, disculpa Sergio pero mi vuelo de regreso parte a las once” Dijo mi padre. “Vale, llamare a Dave para que te lleve” Y ya con eso mi padre me aviso: “Bueno, Osvaldo ahora comienza tu nueva vida,…” y de ahí con voz seria me advirtió: “…. esta vez que no la embarres, ¿entendido?” Estuve de acuerdo. Y concluido, mi tío regreso diciendo: “Disculpa la tardanza, pero bueno, Dave te regresara al aeropuerto….” Y después “…ahora no te preocupes de Osvaldo ya que estará en buenas manos” y de ahí mi padre responde: “¡Gracias, hermano!” FIN DE LA SEGUNDA PARTE

15


TERCERA PARTE Al día siguiente, sentí como un tambaleo que me tiraba por un lado a otro lado y después una llamada de golpe, de ahí desperté abruptamente y era mi tío que de golpe me respondió: “¡Vamos, campeón!” repitió mi tío “Parece que te pusiste dormilón hasta el amanecer” “Es que como estoy acostumbrado a la hora chilena” dije levantándome de mi cama. Y era verdad: En Los Ángeles, la hora es la misma que en Chile pero menos de 1 o 2 horas y ni se usa el horario de verano… ósea, ¡No se necesita regular los relojes! Una vez duchado y vestido, mi tío y yo desayunamos. La mesa no estaba en dicha casa porque mi tío estaba más acostumbrado a comer frente a la televisión (Cosa rara que no pasa en mi casa, porque según mi mama es de pésima educación). “Espero que te guste el pan con mantequilla de maní y Strawberry Jelly” dijo mi tío mientras me ofrecía una tostada. Y acepte, desayunamos tostadas de jalea de frutilla y mantequilla de maní, jugo de naranja en garrafa y café con leche…. Por lo general, mi tío almuerza en el trabajo y para la cena como no le alcanza el tiempo, suele pedir una pizza, Tv Diner2 o va a cenar a algún restaurante cercano, pero es también un balazo para los desayunos, cosa que le fascina. Por lo menos, la hora del desayuno era genial y veíamos el Good Morning America, donde estaban dando un reportaje sobre la calvicie y luego George Stephanopoulous anuncio la presentación de la cantante canadiense Carly Rae Jepsen con su tema Call Me Maybe, de ahí mi tío me explico que en realidad le interesa la música de los ochenta y no cachaba las bandas actuales que se oyen, en fin me paso el control para que viera los demás canales mientras iba a llevar la loza al lavavajillas.

2

es una especie de alimento precocinado que se envasa en un recipiente de plástico. 16


Bueno, tome el control remoto y decidí hacer un zapping a todos los canales norteamericanos como el ABC, CBS, NBC, FOX y The CW, también le di una vuelta al Discovery Channel en donde daban un documental sobre las tortugas de las Islas Galápagos, en fin, luego pase a los canales en español comenzando con Telemundo y después por Univisión, en donde estaba nuestro conductor chileno Don Francisco, pero ahí en ese momento estaban entrevistando a Gloria Trevi, a cual me acuerdo una vez cuando se subió a un parlante en el Festival de Viña 1993, entre otras cosas. Mi tío se puso el traje de guardia y su jockey y me aviso que si puedo acompañarlo a su trabajo en el centro comercial y dije que si, entonces nos subimos a su camioneta y fuimos a un sector comercial de Valencia que es en general está compuesto de varios edificios, la camioneta ingreso a un a la entrada de servicio y a su vez al del supermercado. En dicho lugar, nos recibió el gerente del local, de ahí me presento y bueno, le di la mano, ya terminado mi tío me dijo: “Bueno, puedes recorrer un poco sin que me entregues el celular” lo tenía guardado en el bolsillo, me explico es para ponerle una tarjeta que permitiera hacer llamadas dentro del país y que me entrego su número telefónico y que me avisara en cuando nos tengamos que ir. “Ya con eso término” concluyo entregándome el celular cambiado y se puso su gorra y los comunicadores y de ahí nos separamos. El centro comercial contaba con el supermercado como también con una consulta óptica, un consultorio dental, un restaurante, en general puros locales de buena pinta y no de esos rascas como los puestos de pollo asado y las tiendas de todo a luca, generalmente nada se venía bueno. Hasta de al doblar en la otra galería diviso una pelea y era una pelea de dos chicas, la que dio la pelea era una chica que lucía una cabellera rubia con un preciado vestido corto, accesorios de oro y qué decir de sus zapatos que combinan con su vestido (Algo que no se ve en Chile, con excepción de La Dehesa como ahí son pitucos), aunque lo de la chica era algo increíble: era una chica corriente que es derrotada, llevaba una polera del ratón Mickey, unos jeans básicos y zapatillas…. Mhh, por lo menos seguía a fondo la cosa. 17


Lo que pasa, es que por lo que entiendo son tres chicas con ropa de primera categoría que se enfrentaban con una chica corriente, tenían mi misma edad y la pelea era porque la popular no tincaba de nada a la corriente pues le era rasca, pero, para mí no lo era, pues lo que vi era de su cara: ¡Era Preciosa!, parecía como una princesa de Venus. Realmente no debería pasar esto. Sin embargo, la coa se puso más letal cuando la ricachona luego de cargar furia, decide darle una gran…., yo sabía que si esta me metía en problemas, mi tío se enfadaría mucho, pero debía hacer algo y entonces fui dando un: ¡Stop! e intervine la pelea. Sin embargo, la chica popular puso una cara desafiante, y ya de entonces me dijo de forma amenazante que rayos hacia aquí, no entendía nada pero sabiendo que aquí había que cortar por lo sano pensé: ahora sí que tengo problemas, respire aire y decidí decir en español: “¡Déjala en Paz!” fue solo eso, y ya con eso la chica cambio de cara y le dice a las chicas por entonces: “C’mon” y se fueron sin reojo. Ya con eso, me fui a otro lado sin embargo escuche una voz…. ¡Era la chica que salve!, yo en un principio me resistí pero luego me agarro del brazo diciéndome un “¡gracias!”, a su vez le pregunte de forma extraña: “¿Cómo sabes mi idioma?” La chica se rio, de luego me explico todo: era una joven que si bien nació en California, es de padre norteamericano pero de madre mexicana, yo me asombre de eso…. Aprovechamos que pasar a un puesto donde vendían batidos, yo pedí uno de frutilla, ella de plátano; de ahí sigue la conversa, ella me dijo que hablaba mucho español como inglés, sin embargo el anterior idioma lo habla con amigos pues el español es solo en casa. Por lo menos, me dijo que solo vive con su madre, pues su padre murió en un accidente automovilístico cuando tuvo 6 años y eso le dio mucha pena pero volviendo sobre lo de pelea le pregunte el motivo y entonces me respondió: “Bueno, es por los rangos populares, tu quizás no lo entenderías” “¿Por qué?” Pregunte “Son las chicas populares de la high school en que voy” me respondió la chica “siempre ocurre eso”

18


Le pregunte si siempre pasaba eso, me ascendió la cabeza de ese entonces proféticamente como lo diría Jimmy Swagart, le pregunte si había tratado de hablar de eso con su madre pero ahí temblando dijo que no. “Hay veces en que las chicas populares suelen presionar mucho” me responde con pena, de ahí entendí la razón. Realmente hay cosas que dan miedo ponerlas en el tapete pero por lo dicho, parce que yo conocí un caso increíble. Ya cambiando el tema me presente y complacida me dijo que se llamaba Gianela Rodríguez, su nombre era bonito y a su vez le pregunte en donde vivía y me dijo que vivía también en Valencia, a unas nueve manzanas a donde yo vivo. Dijo que estaba acompañando a su madre que trabaja en el supermercado como encargada de pastelería, la conversación concluyo cuando sonó mi teléfono, lo contesto y es mi tío: “Osvaldo, ¿Dónde estás?, te estaba esperando para que nos vayamos, te espero en la entrada” Dije que de acuerdo y de entonces me despido de Gianela, sin antes decirme: “Eres mi héroe”. Esa noche, cene con mi tio mientras veíamos “Two and Half Men”, estábamos cenando esas cenas tipo TV Diner que les decía con chuleta de chancho con papas duquesa, ensalada de choclo y pie de manzana, pasan los comerciales empezando con uno de detergente. Le pregunto a mi tío: “¿Tú crees en la popularidad?” “¿Por qué?” Pregunta Y de ahí le explico – refiriéndome a la pelea que tuvo Gianela con la chica popular – todo y entonces hace un stop pequeño y mi tío me explico: “No te preocupes de esto” dijo riéndose como si la cosa fuera chacota, se tomó un sorbito de Bud Light y de ahí, me dijo lo siguiente: “Aquí hay cosas y costumbres distintas a las que existen en Chile” y: “Por eso pasa eso, porque….” Se preguntaran porque mi tío no termino la frase…. Era porque termino la tanda publicitaria y se puso a ver la serie a carcajadas, realmente era mejor seguirle el hilo en fin ya terminada la serie, apago la tele diciéndome que

19


mañana sábado debemos ir al Target a comprar lo que necesito para el colegio. Precisamente ese sábado, fuimos al hipermercado ubicado al otro lado de Valencia, quedaba una semana para clases y aun no tengo material sabiendo que llegue dos días, pero a mi tío no le importó, pasamos a la sección de vestuario y me pidió que viera algo de ropa de ahí pregunte: “¿Necesitare acaso uniforme?” Pero mi tío respondió riendo: “¡No es necesario, hombre!” y de ahí me agrego entre palabras: “No sé cómo es la cosa en Chile, no te preocupes de eso, solo elige” De entonces, escogí tres poleras, un jeans, cuatro pares de calcetines y dos packs de calzoncillos. Además, mi tío dijo que llevara equipo deportivo, no entendí en un principio pero al tiempo comprenderé las cosas. Parece que en papelería en donde me aprovecho de decir creo que necesitaras esto y este otro…. Y así lo decía mientras echaba en el carro: lápices, reglas, cuadernos…. Le pregunte a mi tío si como lo haría para pagarme esas cosas pero dijo que no era necesario fijarse en eso. “Aprovecharemos de ver lo de tu computador” y de ahí me dice acompáñame y fuimos a la sección que decía “Electronics” y era claro: vendían toda clase de notebooks, laptops y netboks,…. Yo soñaba con tener uno pero cuando vivía en Santiago, mis padres generalmente me decían que era un gasto innecesario sin embargo, con mi tío creo que no sería un problema. Me dijo que esperara mientras iba a buscar a un vendedor y haciendo casi me puse a mirar hasta que escuche mi nombre. Era Gianela, iba corriendo ya que me había visto con el carro y todo (¡Glup!), bueno en fin nos saludamos y por lo visto pregunte que hacía, en fin estaba acompañando a su madre que hacía la compra para la semana. “Parece una gran coincidencia que vayamos de compras en el mismo megastore” dijo alegremente “¿Y tu madre donde esta?” le pregunte “Está en la sección de Bakery, por lo que estaba encargándome del cart” y de ahí: “cuando te vi con un caballero y….” de entonces pregunto: “¿Quién era?” 20


Yo en un principio quise ignorar el tema, pero sabiendo el tema le explique que era mi tío. “¡Ahora ya entiendo!” responde Gianela “Mi mama me dijo que en el supermercado donde trabaja, hay un guardia de seguridad llamado Sergio Pérez”. Y de ahí di la respuesta: “Precisamente ese es mi tío” “¿Deberás?” Pregunto Gianela y di como respuesta que sí. Ya parecía increíble la conversa mientras se oía el tema: Forever Young y mientras el re ponedor ponía cajas de Cherrios que hay en oferta, todo iba hasta que oí otra voz femenina (presentí que eran las chicas populares que arremetieron a Gianela) y entonces volteamos las cabezas y era una mujer más agotada que caballo de hipódromo y gritando el nombre de Gianela. Llego antes de nosotros y jadeando de cansada, precisamente mi llego con el vendedor y me pregunto como si no viera nada: “Ya conseguí un modelo apropiado para….” Pero al ver a Gianela y a la mujer, cambio el tema: “¡Pero Osvaldo!”, exclamo preocupado: “¿Acaso hiciste una tontera?” y finalmente: “¿Por qué ra….?” Pero paro frenéticamente. Lo que paso es que paro cuando vio a la mujer, y a eso pregunto: “¿Marisol, pero que haces aquí?”. Gianela y yo quedamos atónitos. Lo que pasa es que Marisol es la madre de Gianela y trabaja como encargada de la pastelería del supermercado en que mi tío hace de guardia. Sin embargo, no sabía de eso pues mi tío debió explicar eso de un principio…. cuando quise explicar lo del tema mi tío se rio explicándome que ya sabe cuando nos conocimos. “A propósito, ¿Tu sobrino en que High School va?” Pregunto Marisol Si bien el nombre se los diré más tarde, curiosamente en el mismo en que va Gianela. “Bueno será mejor que nos apuremos” concluyo “Vamos Gianela, tenemos que ir a la cashier antes que se llene este lugar” y de ahí ella y Gianela dijeron “Adiós” y bueno fuimos a ver lo del computador.

21


Luego de la compra, llegamos de vuelta de la casa en donde ordene las cosas y luego como no alcanzamos a hacer la cena, mi tío pidió una pizza. Pedimos una doble con anchoas del Domino’s, nunca he comido cuestiones de pescados pero en fin cenamos mientras veíamos “Sábado Gigante”. “Es raro que Don Francisco siga divirtiendo a los latinos pero se olvida de Chile” comento mi tío hablando con la boca llena de pizza “hasta hizo un especial de beneficencia para la reconstrucción de Haití” Estaba escuchando mientras bebía mi vaso de bebida y de entonces pensé sobre Gianela, y bueno mi conclusión es la siguiente: “¿SERA QUE EN ESTOS MALDITOS AÑOS NO CONOZCO UNA CHICA?”

FIN DE LA TERCERA PARTE

22


CUARTA PARTE No pude dormir con las ganas de conocer el cole, estaba ansioso, sentía las ganas de ir a sus gigantescas salas, bibliotecas, laboratorios y gimnasios…. En plena mañana estaba zeta hasta que escuche una voz bien familiar diciéndome: “¡Despierta, Flojo!” y típicamente era mi tío. Desperté algo hecho pebre en los huesos y vi a mi tío muy chascón y casi fin afeitar e iba con una polera de Pearl Jam que usaba de pijama, se notaba que las letras estaban dañadas por el planchado que le daba, aunque no se permitía en la etiqueta. “Disculpa…” dije somnoliento, pero bostece y hable normalmente: “…. Es que estaba inquieto por….” Pero ahí mi tío entendió: “¡Ya entiendo!, es por lo del colegio” y de ahí me explico: “bueno, ten calma que de ahí te vas a acostumbrar” y luego termina diciéndome: “Bueno, ahora mejor ve a ducharte que se te va a hacer tarde” Luego de ducharme y vestirme, desayunamos mientras veíamos el noticiario de Univisión, comíamos wafles con syrup, ya terminado le dije a mi tío: “Bueno, debería irme” Sin embargo, mi tío para arbitrariamente: “¿Estás Loco?” regrese a mi puesto (o mejor dicho al sofá, porque no tenemos comedor) “¿No sabes que al primer día de clase debo ir contigo?” No entendí nada, en fin mi tío me explico en tono chistoso que es para inscribirme para ello dijo que iba a hablar con el principal para ver lo de mi admisión. Luego de que mi tío se terminara el wafle, lavamos los platos y luego me lave los dientes, me peine un poco (para tirar pinta) y guarde lo que necesito en la mochila (mi MP4, mi celular y la colación que me dio mi tío que era un paquete de galletas Oreo con relleno de Frutilla – Crema) y ya con eso, me subí a la camioneta de mi tío. Luego de pasar varias calles y cruzando la avenida principal, llegamos a un edificio en donde estaba la Valencia High School que es mi nuevo colegio, mi 23


tío me conto que hay colegio públicos, semi - públicos como en Chile (Su versionados) y Privados que son de los más pirulos y re- caros. Nos bajamos y precisamente, también se estaciono junto a la camioneta de mi tío, un auto Mazda color azul agua, no le tome importancia hasta que escuche un nombre y una voz familiar….” ¡Era Gianela!” respondí y voltee y era obvio que era ella junto a su madre saliendo del auto. “¡Caray!, justo entramos al mismo tiempo” me dijo y a su vez saludo a mi tío. ¡Increíble!, ¡realmente esa chica me estaba siguiendo! En fin no me quedo otra de saludarla, a su vez llego posteriormente un Porsche del año (¡Piérdete una, parece que los americanos se sacan la mugre y se ponen a lucir sus juguetitos!) pero Gianela cambio de cara y me dijo: “No te hagas ilusiones” dijo tragando saliva “es el padre de la chica que intento de agredirme y tú me lo impediste” La pura verdad, el conductor: un hombre apuesto a lo Robert de Niro y con sonrisa de Schwarzenegger, salió del vehículo abriendo la puerta del copiloto en donde salió alguien familiar…. Era la misma chica del cabello rubio y ropa de diseñador al tipo igual a Paris Hilton, “¡Guaj!” Pensé. “¡Vamos!” Dijo mi tío. Y en el camino, la madre de Gianela decide conversar con mi tío: “¿Y es chico es también de Chile?” “Si” Respondió mi tío “Interesante, es verdaderamente raro” dice impresionada “vengo de México y aquí es normal ver gente de mi raza, pero con tu caso…..” “Mom, don´t start” interrumpe Gianela “siempre cuando alguien nuevo viene, comienzas con tu discurso” De ahí al entrar al portal con una puerta gigante abierta y entonces Gianela se despide de su madre y va a integrarse al colegio sin antes despedirse de mi tío y me dice: “Te veo después”. Luego fuimos a la oficina del director, nos atendió una señora con algunas arruguitas y gafas tipo mariposa, en una espero mi tío comento el caso y la señora dijo que esperemos unos 3 minutos, ya con eso llego el director.

24


Nos saludo y pidió ingresar a su oficina, a su vez reviso la nueva identificación que realizo en la embajada, reviso los papeles de mi antiguo colegio y el certificado de nacimiento, el director dijo leyendo en voz alta: “Eee… Name: Osvaldo Benjamin Pérez Subercaseux, Date of Birth: 12 – APRIL – 1995, Birth: Providencia, Santiago of Chile; Old School: Liceo Vicuña Mackena…….” Ya con eso, decidió preguntar: “Er…. ¿Padres saber ingreso a High School?” “Yes!” respondió mi tío “es lo que usted pidió, Mister Harrods” “Yo creer que no necesitar nada más” concluyo “ahora, necesitar hablar con usted en privado” “All Right!” respondió al tiro mi tío “En tanto al chico…” dijo el director yendo la vista hacia mi “tu poder unirte a our school” y luego: “Pedir a Miss Collins para llevar a tu locker y entregar Schedule de año”. Ya con eso, me fui con Miss Collins. Me entrego un casillero del tamaño de un estante y se abre con una clave… en fin las vueltas de la vida, me paso el horario de mis clases. Ya de entonces, fui a mi primera clase que es de ciencias, me senté y me dije a mi mismo: parece que aquí la cosa se pone bien peluda pero la cumpliré, hasta que oí en el lado: “¡Che vos!, ¿Acaso sos de acá, pibe?” ¿Qué fue eso?, pensé y de ahí me decidí de voltear hacia la izquierda de donde estoy sentado: “¿Qué pasa?” pregunte Y era un cabro con cara de rioplatense. “Disculpá, Che” Dijo el joven “es que como vos sos el chico nuevo, no sabía que estabas aquí” Me rio “Bueno, en un principio creía que iba a ver puros norteamericanos…. Pero tú”, sin embargo el joven me interrumpió y me dijo cordialmente: “Estas en un estado que está plagado de latinos, che” comento “apropósito vos, ¿Cómo te llamás?” “Este,… Osvaldo Pérez, ¿Y tú?”

25


“Mi nombre es Martin” y a su vez me dijo dándome la mano “Martin Brasco, ¡Mucho gusto de conocerte, Che Osvaldito!” Quede muy perplejo pero al final me reí, en ese momento llego Gianela como siempre de entrada al salón y precisamente junto a mi puesto. Quede helado…. ¡Esta cabra no me dejara tranquilo nunca, pos huevon! Pensé en voz baja, de todas formas la chica saco su brillo labial y se lo puso en los labios para luego decirme un hola alegremente. “¿Se conocen?” Pregunto Martin “Hace unos días, Martin” responde Gianela, de entonces él se rio “¡Conoces mucho al pibe!” y luego se me acerca a mi diciendo: “Tenés suerte pos, boludo” Intente de decirle porque, pero de allá a la entrada…. Como siempre, llegaron las chicas populares que obviamente son rivales de Gianela. “Solo míralas…., son las mismas que salen en Teen Vogue3, por eso las odio” dice Gianela con una descomunal timidez. “¿Por qué?” Pregunte “es que soy una ordinary girl y es así las cosas….” Sin embargo Martin interrumpe: “¡Pero que decis vos, Gia” a carcajadas y de ahí se voltea a la mirada de la chica y le dice como si fuera cahuinero: “Hey Katie, Listen me please!” y ya esto dijo con una sonrisa burlona: “¿Queres casarte conmigo?” y se rio. “¿Se llama Katie?” pregunte, obviamente era la misma chica “Como lo escuchaste, Osvaldo” responde Gianela “su padre es bien conocido, en realidad todos de la familia son conocidos”. Sin embargo, cuando Gianela quiso completar todo… había llegado el profesor: un hombre bajito y con lentes a lo Fujimori, quien dijo un good morning y luego dijo la materia de ciencias en donde veríamos la reproducción de las ranas, en fin Gianela me dijo que me ayudara en todo lo que el profe diga. Dije que si, entonces luego el profe que se llama Daniel Wang, nos pidió adormeciéramos una rana con éter y acto seguimos que la vieramso en el microscopio electrónico…. Bueno, todos miramos 3

Conocida revista para adolescentes similar a la Vogue tradicional, pero para adolescentes, nota mucho lo chic.

26


atentamente siguiendo las instrucciones y sin distracción (todos menos la malcriada de Katie que hablaba con su valioso Blackberry con diseño de Armani) ante el micro podíamos ver el sistema circulatorio que iba rodeando por el anfibio dopado…. ¡Era increíble!, ya con eso anotamos en los cuadernos todo lo que pasaba. En fin pasamos una gran jornada de clase hasta que anunciaron la hora del lunch o mejor dicho del almuerzo. Martin me explico que hay mesas en donde hay grupos en donde están: 1. Los Nerds o ñoños que suelen dedicarse a hablar de Einstein y de cualquier teoría. 2. Los malos o malillas que siempre son corpulentos y sacan la madre a cualquier tarado que se les atraviesa. 3. Los deportistas que también son fortachones pero no atacan a las personas (salvo en el futbol americano pero como diversión) 4. Las porristas o cheerleaders que animan los eventos deportivos Nuestra mesa de nosotros es en donde además de Gianela, Martin y yo, había un cabro asmático y que tenía una voz de chivo congestionado, dos chicas que estaban soñadoras y suspiraban por ver algún famosillo y un cabro con frenos grandotes y hablaba y chiflaba bien mal, sin embargo olvide de ver algo y le pregunte a mis colegas: “¿Pero, habrá otra mesa?” “Si” respondió Martin “Pero no te va a gustar” concluye Gianela, pregunte porque y entonces me señalaron: Era una mesa de las de primera clase tipo restaurante con un lujoso mantel, vajilla de porcelana y cuchillería de plata, había música clásica y de la comida: servían todo tipo de platos exóticos como langosta, variedad de pastas al dente y una gran variedad de helados…. Realmente una envidia. De entonces almorcé arroz con carne con ensalada de tomate y porotos, de postre un budín de chocolate con salsa de caramelo y por mientras pasaba esto, le pregunte a Martin sobre su vida. “¿Querrás saberlo, pibe?” me pregunto y de ahí me dijo “bueno….” 27


En Realidad, Martin Brasco es Martin Mario Brasco López. Nació en el barrio de Rivadavia de San Juan pero vivió en Mendoza en sus primeros años, sin embargo, cuando tuvo cinco años debido a que su padre tuvo varios problemas de cesantía se tuvieron que ir a vivir a México. De ahí, se fueron a vivir a Tijuana, en el sector de La Joya (Tijuana queda apegado al límite con los Estados Unidos) su padre trabajaba en ese entoces como albañil, mientras que su madre era camarera en una tortillería, ya en el 2003 su madre quedo embarazada y ya era hermano. Sin embargo, ya cuando tuvo a su hermanita estaban en casa cuando tocaban la puerta y eran dos narcos que le debían dinero. Como mi padre estaba corto de dinero, me explico Martin, entonces de lo que escuche oí algo de ajuste de cuentas”. De ahí, lo peor pero de intermedio: la madre de Martin sufrió unos dolores tremendos y era cierto…. Estaba a punto de dar luz a su hija en pleno baño (¡Hasta Martin tuvo que ayudar!) de entonces salió un bebe de la tina. Ya con eso, no les quedo otra que huir por la ventana del baño hacia el patio de un vecino y por otra a la calle, sin embargo uno de los narcos que hacia de guardia en dicha calle y… cuando iban a meternos en el auto del vecino que nos llevaría hacia la frontera con EE.UU., ¡Pum!, le llego un disparo a mi madre, me dice Martin a lagrimones. Huyeron en el auto dejando a su madre malograda y llegaron hasta una comisaria en donde denunciaron el caso, los narcos fueron arrestados pero la familia de Martin no le quedo otro remedio que huir de México y de entonces llegaron a San Diego en donde a los nueve años Martin tuve que cuidar a su hermana Magdalena, pero no se ha dado por vencido, luego gracias a un empleo como vendedor en una rotisería, se mudaron a Valencia. “SI yo fuera el más popular, vos tendrás envidia, pero no pasara al menos que mi papa tenga una multinacional de charcuterías” y rio. Y ahora vive en Valencia con su padre, su hermanita y la pareja de su padre que es una gringa no muy maldita, era una tejana y con el que sueña casarse algún día.

28


Sonó el timbre para la otra clase, era una electiva…. En este caso elegí artes al igual que Martin. Luego de tanta historia, pienso que las chicas apuestas que tanto intentan de agarrar para el palanqueo a su contrincante que es Gianela en este caso y como la hacen sufrir…. Por lo tanto, la locura es típica en este tipo de personas. Ahora mi pregunta es…. ¿Por qué defiendo a una chica? FIN DE LA CUARTA PARTE.

29


QUINTA PARTE

No sé cómo, pero al término vi una pelea en pleno pasillo del colegio y bueno, obviamente era Gianela y la propia Katie y de buena camorra hasta que decidí poner un alto diciendo un “Hey, hey!” como si fuera un propio carabinero, pero Martin agarrándome del brazo me dijo: “¿Pero vos te has vuelto loco, boludo?” “No es violencia” le dije a Martin y este me soltó del brazo “es una lección” Sin embargo, Katie agarrándose de su cartera Prada de mil chorrocientos dólares del hombre pregunto una cara de desafiante: “What are you doing here?” Me pregunto “Nodoby call you!” y de ahí mire a Gianela, le dije que fuera a donde Martin. Pregunte qué rayos pasaba, Gianela me dijo que Katie le hizo una mueca de burla y entonces se enfado que comenzó una discusión dura, con un sudor tremendo y desafiante le advertí del peligro que tendría con Gianela si la vuelve a agredir hasta que me responde con tono más desafiante: “¿Qué es lo que querías decirme?” y esta vez fue en español. Trague saliva y me puse colorado, parece que el pasillo ya se transformo en un evento masivo y bueno, Gianela y Martin miraron atónitos al igual que todo el resto del grupo estudiantil, entonces le pregunte a Katie con un tono asustadizo: “¿E-e-este, co-co-co-como sa-sa-sa-sabes m-mi i-i-di-o-o-oma?” Katie rio y respondió de mala forma: “Eso no importarme” me dijo “¿Qué querías decirme?” Y de ahí, volví al tema: “Es por Gianela…. Escúchame bien….” Y a su vez advertí: “por si no me entiendes…” y de ahí: “…. Quiero decirte que ella es persona normal e igual que a ti “señalando a Gianela. Sin embargo, Gianela quien primero se puso una capa de brillo labial costoso, se puso a reír con sus dos amigas y de ese entonces me dijo de forma provocadora: “¡Serás un tonto!” y reía como loca “¿Y cómo se te ocurre defenderla?” 30


Interrumpimos este momento para explicarles la razón de cómo comenzó esto en mi vida. CAPSULA

Era diciembre del 2006, tenía como unos 11 años y estudiaba con el Seba en un colegio básico en La Florida, el recinto quedaba a 6 cuadras del trabajo de mi padre. Precisamente se terminaba el año escolar y ya con eso yo y el seba, aun de chicos pensábamos irnos los dos a nuestras respectivas casas, sin embargo el Seba tenía planes. “Mi padre me llamo y dijo que me espera en su pega” “Bueno, nos vemos” le dije Nos despedimos y cada uno por su cuadra, sin embargo justo antes de llegar a la oficina de mi padre escuche un ¡Auxilio! Desgarrados como si alguien fuese asaltado, ¡Y era el seba! Corrí lo antes posible y era el propio Seba atacado a golpes por dos cabros de 2 años mayor de nuestra edad… y de entonces grite un “¡Para!” y de ahí los chicos pararon las disputa y se acercaron a mí... De entonces pregunte: “¿Qué Ocurre Aquí?” Y de entonces, el más camorrero me dijo en un tono enfadoso: “¿Y por qué no le preguntas a este maricón4?” Quede atónito. “¡Es que yo estaba cantando!… ¡Suéltenme!” Decía el Seba a gritos, mientras uno de los cabros lo zamarreaba. “¿Y por qué no golpeamos al que nos molesta?” y de ahí me atraparon. Y de entonces, nos cogieron de las manos y pies y comenzaron a columpiarnos hasta que nos mareamos hasta que se escucho una voz que se diviso al otro lado: “¿Qué mierda pasa aquí?” Era un chico de nuestra misma edad, que era de un colegio público.

4

En realidad Maricón no solo se le dice a un homosexual, si no que también a alguien que le gusta cosas que se oponen a su sexo

31


“¿Qué pasa Brother?” Contesto uno de los chicos soltando al Seba “¿Viniste a ayudarnos?”. De ese entonces el chico encaro a los jóvenes, de eso yo y el Seba mirábamos asustados pero el joven nos explico: “Soy hermano de el” dijo señalando a uno de los matones, quedamos bien sorprendidos. “Y ahora” dijo acercándose a su hermano “te vas a casa si no quieres que se lo diga a mama” Ya con eso, los dos se fueron ya riendo pero el cabro se fue a la segura y nos dijo que era típico que su hermano se aproveche de los débiles. Nos fuimos hacia el Mall Plaza Vespucio para aprovechar de conocernos, fuimos en ese caso al Patio de Comidas donde me explico todo, yo pregunte porque pero quizás les de la síntesis: lo que pasa es que el Seba estaba escuchando un CD de Hilary Duff y por ese entonces cuando tatareaba el tema “Wake Up” lo atacaron. “Eso explica todo” explico el cabro “No nos pongamos tan asépticos” dije interrumpiendo “volviendo al tema, ¿Por qué le dijiste eso explica todo?” Y de ahí, me explico: “Es que como escucha música de chicas” Miro al seba con una cara de extraño, este quedo muy mudo hasta que se atrevió a hablar. “Es algo secreto, todos tenemos un gusto” Primera vez que en ese momento que me entero que el Seba tiene una oculta obsesión pero con riesgo de ser agredido… y eso de “Ma.. como se llame” solo lo dicen los idiotas. “Por lo menos, gracias por conocerte” y de ahí me presente “me llamo Osvaldo Pérez, ¿Y tú?” “¡Querrás saberlo?” Me dijo “Soy Guillermo Medina” “Pues gusto de conocerte, gui…” Seba y yo le respondimos pero nos interrumpe. “Llámame Loco, así me dicen siempre” Y así fue cuando conocimos al Loco 32


Precisamente debía volver a la oficina de mi papa (Quien debe estar preocupado), nos despedimos de el loco y nos fuimos felices. FIN DE LA CAPSULA Retomando a la pelea. “Que tú seas tan popular…” dije con un sudor en la frente “… no significa que le hagas daño a los demás” señalo a Gianela “Ella tiene derecho a ser persona” y luego con un tono más empático “¿Ahora entiendes?” No sé si Katie entendió lo que dije, Martin me dijo en silencio: Pará che, no sabes lo que a vos te pode pasar y en acento cuyano5, ahora la chica aprovecha de arreglar su cabellera rubia y abrir su espejo para ponerse un costoso labial, luego tapo violentamente su espejito con el mismo sonido de un portazo, se me acerco a mi cara y me dijo en tono amenazante: “¿Qué tener que entender yo?” y luego se largo a reír. No sabía ni que hacer, miraba a tenencia a mis nuevos amigos (Gianela y Martin) más a todo el grupo, ya harto de esto, infle pulmones y dirigiéndome lo más cerca de Katie termine gritándole: “¡SI NO QUIERES ENTONCES COLABORAR, ADELANTE, PERO DEJA A GIANELA EN PAZ!” Luego respire profundamente como si se me acabara el aire y dije: “¿entiendes?”, Katie ya mareada y agotada (Y parece que con el vociferado que le di, quedo despeinada) pidió por lo menos a sus amigas que la sostuvieran pareciendo que estuviera borracha (Y eso que llevaba tacones) y ya entonces me dijo: “¿Querer guerra?, ¡La Tendrás!.... ¡Greg!” “Felicidades, pelotudo” dijo Martin “¡Vos no sabés quien es Gregory!” “¿Gregory?” pregunte con timidez sabiendo que algo malo iba a pasar “¿Quién es Gregory?”. Y de ahí, se acerco un joven atlético y con la chaqueta oficial del último curso que es de cuerpo negro y mangas amarillas con una insignia en forma de V amarilla, llevaba Jeans y zapatillas quizás comprados en tiendas de primera y 5

Cuyano: del Cuyo, Región Argentina ubicada al centro del país homónimo

33


tenía una mirada apuesta para las chicas pero para mí parecía a la de Terminator, realmente como lo diría el Loco si estuviera aquí: “Estas frito”. “E-e-e-e-este e-e-es Gre-gre-gregory?” pregunte temblando y de ahí le di la mano saludando “Ho-ho-hola, ¿C-c-co-como estas?”. Pero parece que no estaba ni ahí, ahora sí que estaba en problemas, si el primero fue el incidente que tuve con el Loco y el Seba con el traficante de marihuana ahora se está, mejor tengo que rezar antes que algo ocurra. “¡Este ser mi hermano!” dijo Katie presentando a Gregory y luego le dice como si cambiara el Switch: “Greg, show how strong you are….”. Dije: “¿Qué cosa?”, sin embargo no alcance a responder cuando.. ¡Paf! Recibí algo doloro y se me apago la tele, solo oí la voz de Martin: “¡Ahora sí que vos la embarras!”. Desperté adolorido en la sala de estar de una casa “X” y tan alucinado diciendo: “¿Dónde estoy?”. Vi dos caras familiares: eran Martin y Gianela… en fin, era la casa de Gianela. Me encontraba acostado en el sofá y con un bistec en mi frente, yo agotado pregunte en donde estaba y bueno me explico: “¡En mi casa, tonto!” y de ahí: “voy a servir te frio para ti y para Martin” Mareado le pregunte a Martin que paso y bueno, con su acento de Mendocino me explico que Gregory me dio un combo en la frente (menos mal que no fue en el hocico porque me partiría los dientes) y de ahí me caí en el suelo, luego todos se rieron y se fueron a sus casas… por mientras que de pronto llego el auto de la madre de Gianela y al darse cuenta de todo me socorrió y me llevo a donde estoy ahora. ¡Chuata! Precisamente mi primer día de clases y me la embarro, en fin Gianela llego con te frio y trozos de brownies con cobertura de chocolate. “Disculpa, me tengo que ir” aviso Martin “Pero, Martin…” Dijo Gianela Por lo menos, Martin dijo que debía ir a cuidad de su hermana ya que la novia de su padre se fue al supermercado. De entonces, le explique a Gianela lo del incidente pero en pocas ocasiones me dado cuenta del peligro que iba a sufrir, de ahí ella me explico todo: 34


“Creo que se te paso la mano con lo de atacar así a Katie” “¿Y tú sabes algo de ella?” pregunte. De ese entonces, Gianela tomo un poco de té y me dice de el verdadero nombre de Katie de Katherine Baptist, y como dijo previamente su familia es bien conocida porque su padre es dueño de la empresa de seguridad que tiene su centro de operaciones en Los Ángeles, de ahí me acorde de mi tío que es guardia que precisamente trabaja para Baptist Security Corp., además Gianela prosiguió que los Baptist son dueños totales de Baptist Group por lo que son dueños de una gran mina de diamantes de Birmania, una entidad forestal que funciona en Colombia, Ecuador y Venezuela, una planta de platanos en Ecuador, dos cadenas de restaurantes y una de supermercados. “¡Una cadena de supermercados!” exclame, y ya con eso sabiendo que tanto como mi tio y la madre de Gianela trabajan para las empresas del conglomerado de la familia de Katie decidí prometerle a Gianela no ocupar la misma violencia para no meterme en líos. “Son una familia bien poderosa” me dice Gianela “han cenado con el Gobernador de California y hasta tienen propiedades en Hawái” y de ahí retornando a la propuesta me dijo: “¿Lo prometes?”. Y dije que si, luego de la conversa Gianela encendió la tele para ver algo bueno de paso, cambio al Disney Channel, quede helado y bien vimos “Los Hechiceros de Waverly Place”. “Es raro que una chica como Selena actué a ser corriente comparado como ahora” comenta Gianela, y es cierto, porque me puse a reflexionar un poco y parece que Gianela pueda cambiar de Patito Feo a Cisne…. De ese entonces, le respondí: “Es cierto, igual que tu” y Gianela se rio. Era como 16 de Septiembre y era verdad: ¡Primera vez en la vida que pasó fiestas patrias fuera de mi país! Ese viernes, le llego una encomienda UPS a mi tío, que tenía: Botellas de chicha, dulces chilenos, manjar en tarro, caramelos arbolito y guirnaldas y todo lo que tiene que ver con el dieciocho… también se acordaron de mi

35


porque me regalaron un paquete de Súper 8 y de Negritas (Aproveche de regalarles algunas a Gianela y a Martin) y un mensaje que dice:

Osvaldo: Espero que lo pases bien con tu nueva vida en EE.UU., ¡Disfruta con tu tío y con tus nuevos amigos!” Te Quieren, Tus Padres Como adicional, el Loco y el Seba me agregaron otro mensaje rajado de un cuaderno que decía:

¡Pásalo

BKN, Pendex! Te quieren, El Loco y el Seba

Sin embargo, mi tío separo casi lo de la caja… le pregunte porque y este me responde: “para que necesito esto si al final no me va a servir”. De eso me entere del todo y pensé: si yo estoy unas dos semanas en Estados Unidos y mi tío muchos años, de ese entonces se me ocurrió una idea que le explique: “¿Y por qué no celebrarlo entre los dos?” y de ahí mi tío le convenció una idea. El sábado fuimos al hipermercado a comprar una parrilla nueva como también carbón (Le llaman barbecue), en el propio local junto a Gianela compramos harina, huevos, margarina, carne, huevos, pasas y aceitunas para

36


hacer empanadas, bebidas como Coca Cola, Sprite y Dr. Pepper6. En la tarde hicimos las empanadas gracias a una receta que hay en internet. Ya en pleno dieciocho, adornamos el patio con las guirnaldas y adornos dieciocheros, y preparamos un asado criollo con empanadas, dulces chilenos, chicha de uva y aproveche de descargar música folclórica para que así se pusiera una verdadera fiesta. Ya en la tarde nos juntamos yo, mi tío y Gianela junto a su madre a eso se sumaron Martin y su hermanita de 8 años: “Yo quería ir solo, pero che….me contrataron de niñero, ¿Viste?” En fin, Magdalena era una niña morena y con piel canela con una sonrisa alegre, no me quedo otra que recibirles al convite juntos decidimos preparar todo y hacer un brindis: “¡Feliz Dieciocho!” dijimos todos brindando. Luego aproveche de enseñarles a bailar cueca, primero fue el cepillado, la vuelta en ocho y el zapateo. Martin no cachaba nada pero logramos enseñarle… en un principio, molesto algo a los vecinos pero mi tío explico todo y me dijo que todos aquí en el barrio son amables y querían conocer cosas nuevas y entonces armamos una ramada en pleno antejardín… ¡Toda la cuadra lo estaba pasando la mar de bien!. Aprovechamos de jugar una rayuela, en fin de todo. Ya terminado, nos despedimos de todos y la madre de Gianela nos aviso: “Ok, creo que fue un placer disfrutar este tipo de fiesta” y así todos se fueron a sus casas y luego mi tío y yo limpiamos todos y ya culminado todo, descansamos algo. Iba a preguntarle a mi tío entonces si que le pasaría a algún gerente que un empleado pudiera agredirlo a él o a su familia pero me pregunto: “¿Por qué lo dices?” “Curiosidad” le dije Y de ahí, me explico: “Lo despedirían”

6

Dr Pepper: Bebida a base de canela.

37


De ahí, trague saliva. Quería proseguir comentando sobre el tema del incidente del viernes pero decidí olvidarlo y continúe desengrasando la parrilla. Mejor guardo el secreto, porque de lo contrario. A mi tío va a tener que pagar todos los platos rotos como buen chileno. FIN DE LA QUINTA PARTE.

38


SEXTA PARTE

Segunda semana de clases, luego de la clase de historia americana donde aprendí algo de la colonización de América, íbamos caminando Martin y yo por el pasillo en donde veíamos a gente en el recinto. Estaban los ñoños con sus técnicas de juego en el juego “Calabozos y dragones” (no cacho que es eso) y de cálculos matemáticos… llegando al diario mural donde vimos un anuncio, que si se lo mostraría su traducción seria así:

BAILE DE LAS HOJAS Precio: 5 Dolares Lugar: Gimnasio EN BENEFICIO A LOS DAMNIFICADOS DE HAITI.

“Siempre hacen esas fiestas, che” dijo Martin con algo de risa “Créeme pibe…. Realmente son la meca de todo esto”. Yo me explico del tema, ya dentro de la clase de educación física en pleno gimnasio y bueno, el profe con un cuerpo atlético y veterano de Vietnam nos hizo un calentamiento al tono del silbato… mientras corría con la lengua afuera estaba pensando: si no puedo usar la propia violencia para poder defender a Gianela…. Recuerdo que cuando estábamos en quemados volví a pensar: creo que podría ir a invitarla al baile de las hojas y así lo pasaríamos bien…. Estaba agotado pero ya culminado, nos fuimos a las duchas que son esos lugares mismos eran los mismos que hay en Chile. 39


Ya secándome, le propuse la idea a Martin, sin embargo se largo a reír diciéndome que como se me pudo ocurrir eso y luego le explico el motivo: lo que pasa es que Gianela es una linda chica y que por culpa de las burlas de las chicas populares podría sacar provecho a su belleza en dicho evento. Y creo que esto servirá, porque ella es alguien que merece otra oportunidad y creo que gracias a mi ayuda, todos sabrán quien es ella. De entonces, Martin me dijo: “¡Sos un pícaro, tu idea es buena!” y sonrió. Ya en los comedores, pensaba en juntarme con Gianela para contarle de mi plan y bueno, estaba con unas amigas corrientes, tenía miedo, pero ya lo decía mi padre: “Si no puedes con el aliado, únete a él”. Sin embargo al acercarme seguía con miedo. Gianela me saludo y me incorpore a la mesa en donde estaba sentada, salude a las chicas con un simple ¡Hi!, primero reflexione duramente si era el momento y con precariedad le dije: “¿Quieres ir al baile de las hojas conmigo?”. Mierda, pensé con el sudor de la frente… de entonces Gianela se lo pensó más de 500 veces hasta que me respondió que sí es posible, creo que si... Algo parecido, estaba temblando con humedad hasta que una de las chicas me hablo: “¿Querer por ir a party?”. Dije un yes muy lanzado y ya tenía un nudo en la garganta, en fin la que me hizo la pregunta era una chica llamada Anneliesse González y es de ascendencia mexicana al igual de Gianela, al igual de Gianela perdió a su padre cuando era pequeña y ya casi perdió el idioma, otra chica es Martha Rodríguez que es de la misma nacionalidad pero perdió el idioma hace mucho tiempo, Gianela me dijo que a pesar de ser perder las costumbres y americanizarse, siguen conservando sus raíces y es cierto con artistas como Jennifer Lopez, Eva Longoria y el guitarrista Carlos Santana. Y de ahí, volviendo al tema, le explique lo de la fiesta y cómo será el proceso pero ella parecía no fiarse. Pero ya con eso termino de decirme: “No lo sé, ¿Crees que sirva para resolver mi problema?”

40


Y asentí la cabeza de ahí, Anneliese me pregunto si era para ayudarla y dije que si nuevamente entonces aprobaron por supuesto la idea pero Gianela aun no está segura. “es que tengo miedo a la chicas populares” respondió Gianela “es que yo….” Sin embargo, sonó el timbre; ¡Cresta!, era demasiado tarde… tendré que decírselo más tarde. Ya terminada las clases, me estaba yendo camino a casa cuando ya saliendo…… (¡Mierda!)…… fui interrumpido por Katie y sus amigas de primera clase y al otro lado, Gregory, su hermano quien me atajo de la espalda. ¡Estaba rodeado!, quizá me atraparon por crear un plan para defender a Gianela con la técnica de la fiesta… ¡Y claro, la boca suelta de Katie o algún metiche oyó todo y la informo de todo (Perdón que lo diga pero ya perdí la paciencia) y esta vez sabe que como yo soy el responsable, se las tiene que ver conmigo. Pero bueno, de ahí la muy malvada me pregunto con furia: “¡Aja!” parecía que estaba con ataque de furia “¡Ya saber todo, tu querer salvar a Gianela” interrumpió para maquillarse un poco y ponerse labial achocolatado ya con un tono peor: “¡Pues no lo conseguirás!” Se notaba que no hablaba tanto español por qué no conjugaba bien no verbos en fin, Greg me soltó tirándome al suelo… ya con eso, Katie me dijo finalmente: “Y si querer saber más!” agrego “mejor ve la película Princess Protection Program y lo sabrás” ¿Qué es eso?, pensé, de ahí llego Gianela, yo estaba encadenado pero cortando por lo sano dije “Mejor me voy, adiós” y nos volvimos. Ya a las siete, estaba cenando con mi tío tallarines con albóndigas mientras veíamos la tele, recuerdo lo del caso y la amenaza que me dio Katie. En fin lo pensé mientras mi tío tomaba de su Bud Light… ya terminado me fui a mi pieza en donde decidí preguntar de la película a la que se refería por lo que le mande un mensaje al Seba quien es mayormente especialista a esto… posteriormente revise mi mail cuando apareció un correo nuevo que debía así: 41


Hola Osvaldo: Te escribo para decirte que acepto tu propuesta para ir al baile de las hojas. ¡Eres un galán!, apropósito… el miércoles por la tarde tenía pensado que fuéramos a Los Ángeles a pasear un poco para que así conozcas algo…

¡Era obvio que era Gianela! Ya el miércoles, Gianela y yo nos fuimos en metro y nos bajamos en el Hollywood Boulevard que es en donde conocí el Teatro Chino en donde están las huellas de los artistas, el Teatro Kodak donde se realizan la entrega de los Premios Oscar y el Museo de Ripley, ¡Aunque usted no lo crea! Que según El Loco dan cosas chistosas e inéditas como un caballo que ríe y cabezas reducidas de jibaros… yo ni sabía. De ahí nos encontramos con Martin en plena esquina del lujoso Beverly Hills en donde estaba con su tío que en realidad es el hermano de la pareja de su padre. “¿Qué hacen aquí, che?” Saludo como siempre, en acento cuyano. Y le explicamos todo a Martin, entonces se sorprendió de la iniciativa que estaré cumpliendo con Gianela. “¡Ja!” río con alevosía y a su vez nos dijo: “a propósito, podríamos ir a Malibu” y de ahí se dirigió a mí: “¿Queres ir?” y dije que sí. Entonces nos subimos a la camioneta del tío de Martin y fuimos a las lujosas playas de Malibu que son las más sorprendentes de ese entonces: Blancas arenas y mar limpio, habían como gente de primera bronceándose en el sol y de ahí… ¡Glup!... creo que Gianela no estaba asustada lo contrario, parecía estar muy de interesada. “No te preocupes, Osvaldo” me dijo bien tierna “Ya me acostumbre a las cosas, así que relájate”. 42


En fin, lo pasamos bien en pleno lugar así que nos pedimos unos batidos y nos la pasamos bien corriendo de las olas, estuvo bien hasta que llego el atardecer y con tanto ver las olas, nos teníamos que ir y era obvio porque mi tío. Pero, aun tengo dudas… ¿Qué era lo que me dijo Katie? Pensé…. Bueno, ¡Espero que el Seba me entregue la info luego! FIN DE LA SEXTA PARTE

43


SEPTIMA PARTE (HALLOWEEN) Ya a fines de octubre… bueno, han ya de pasar cosas interesantes, primero: Soy un as para el juego de quemados7, segundo: me metí al club de artes con Martin, Tercero: Mi Tío y yo fuimos de viaje a San Francisco; visitamos el Pier 39 que era un conocido mercado de la zona, subimos en una tranvía, conocí las tiendas de música rock independiente y para terminar comimos en el Chinatown en donde me gustaron las galletas de la fortuna… no sabias lo que te podía tocar. Pero no íbamos solos, íbamos con Gianela y su madre a quien ya me tío lograron verse más a seguido, sabiendo que ella estaba tranquila luego de los problemas que tuvo con Katie…. En fin, justo nosotros pedíamos galletas de la fortuna, recuerdo que al abrir la mía decía:

“Salvaras al que sea tu futuro amor” Y el de Gianela:

“El Salvador será más que tu mejor amigo” En fin, volvíamos ya a Valencia en donde antes de irme a la cama, decidí revisar mi correo hasta que apareció un mensaje por parte del Seba (¡A la horita!) diciéndome que encontró la información que yo buscaba. A propósito, sabiendo la popularidad de la que tiene Katie y su hermano que tiene más fuerza que garra de puma, lo pensé bien y un día en la escuela les pregunte a mis queridos amigos compinches (Gianela y Martin) si que harían en sus casilleros, lo explico por qué el de Katie debería ya de ser una envidia: Un ropero incluido, un cajón de maquillaje del caro y pastelería francesa (¡Y tanto seria el tamaño que habría que poner más de dos anexos). Bueno dude esa cosa pero el Seba me dijo por el mismo correo que eso es familiar para una persona que este viendo en la High School Musical o Camp 7

Balón Prisionero: popular juego

44


Rock y notar ciertas cosas que tiene el cerebro de una chica popular con el otro: el de la popular tiene la capacidad de tener menos amistad con los demás y con vaga inteligencia, sin embargo en la impopularidad aumenta la inteligencia y la amistad pero aflórese el miedo, algo que yo ni me imagino. Retomando a lo de los casilleros, Gianela dice que imagina tener el suyo con fotos de sus artistas favoritos y un compartimiento especial con Chicles de fruta, mientras que Martin quien es ya más bueno para las tallas tendría un propio gimnasio personal y detector para ver si tiene éxito con las chicas pero con o sin eso, no me trago su teoría. Yo en un principio pensé ponerle un Playstation o una tele de 20 pulgadas, pero después me puse a pensar por algo más inteligente y finalmente salió algo así: MI CASILLERO PERFECTO

• Organizador de libros y cuadernos automático: Ósea tú eliges tu ramo que te toque, pulsas el botón y una mano saca tus libros y cuadernos que te son asignados) • Refrescaropamatic: pones la ropa que usaste en gimnasia, salen chorros de vapor de agua mezclado con perfumador de telas y acido bórico. Luego se saca y así no te queda con el apestoso olor. • Freslunch: compartimiento que en donde pones tu colación. Tiene rayos gamma mezclados con frio y calor que protegen alimentos y bebidas de cualquier clase, queda como si fuera fabricado recién. • Recordador de Tareas: te avisa justo en el momento indicado. • Servicio Especial de Ayuda de Tareas llamado SEAT: ¿Cómo funciona?, pues si tengo problemas, mando una tarea difícil al Seba y me la responde desde Santiago y la envía vía satélite, ¡Como arte de magia! Todo garantizado por Osvaldo Pérez. Quizá con esto es descubierto por algún científico, salgo en la portada de la revista Time y ya con esto gano el Premio Nobel de las Ciencias Tecnológicas. Pero retomando al tema abrí el vinculo en que me dirigía a un sitio en la web, la información me indicaba que la película trata de una princesa que causa de 45


un golpe de estado es puesta en un programa de protección en donde pasa a ser una chica normal y que vive con una chica de la misma edad, sin embargo, no se acostumbrara a una vida ad hoc que se le esperaba… pero como Katie me lo presentía, se enfrentaría en guerra con una chica popular que le pone en guerra e incluso…. Sin embargo no termine de leerlo porque mi tío me llamo para cenar. Ya estamos en 30 de octubre y se acerca Halloween y es bien típico (Al igual como se le introdujo en Chile) que los pequeños te piden dulces si no te hacen un montón de trampas. A mi tío le han hecho de todo: te tiran huevos por las ventanas, te tiran confort en el jardín y hasta le dan piedrazos al perro, aunque eso no pasa porque nosotros no tenemos un perro. En fin, mi tío dijo que tuvo que hacer un largo viaje al súper a comprar dulces y muchos artículos de decoración para el dichoso evento. Ya en pleno colegio, Martin nos dijo a Gianela y a mi: “¿Che, les puedo pedir algo?” Y ahí nos dice que si nos ayudara a acompañar a su hermanita a pedir dulces en el día de brujas, Gianela se largo a reír diciendo: “¡Tu cuidando a tu hermana, eso es de brutos” a Martin eso lo alternaba pero al fin los dos cedimos, porque de todas formas sigue siendo nuestro amigo. Ya en 31 de Octubre mi tío se preparo para preparar un tupper con dulces para asi ponerlos en la mesa donde está el teléfono con la decoración incorporada. En un principio, solo la hermanita de Martin iba a ir disfrazada mientras que nosotros íbamos con ropa de calle. Sin embargo el propio Martin al llegar cambio de planes: Todos disfrazados. Me disfrace poniéndome la camiseta de la selección y ya como a las cinco llego Gianela con su madre. Venia disfrazada de hada, aunque a medias: vino con un beatle celeste y jeans con alas, faldita de gasa y un cintillo con antenas. En fin me saludo y entro a casa. “¿También viene tu madre?” “Si” me dijo sonriendo mientras se ponía brillo celeste de maquillaje barato. 46


Mi tío en tanto rio: “¡Adelante, pues!” dijo sonriendo “Marisol, gracias por venir a acompañarnos” y volviéndose a nosotros: “¿Y Martín?”. Y justo en ese momento sono el timbre y de ahí: “Trick and Treat!” y obvio, ¡Era Martín y su hermanita!, Martín venia con un disfraz de pollo que en realidad era con puras plumas amarillas y como una especie de saco de papas roto con un pasamontañas amarillo incluido, su hermanita venia con un disfraz de bailarina azul, en fin yo era el único que llevaba algo decente pues en mi opinión todos iban deshuallancados, pero no hay que criticar en contra, así que respetare a todos. “¡Que se diviertan!” Dijo Marisol y nos fuimos. Y de ahí comenzamos el recorrido para pedir dulces en toda la cuadra, y nos fue bien, nos dieron muchos dulces sin embargo el pobre de Martin era el único blanco de las burlas de su disfraz. Pero ya a la octava cuadra, oíamos unas risas de unos cabros que realmente se la pasarían vagando cuando uno nos llamo la atención debido a lo que llevamos, nos grito: “¡Ridículo!”. Uno de ellos me era familiar: ¡Era el hermano de Katie! Bueno, no era para mí, ¿Por qué?... bueno, porque andaba no tan mal, pero las burlas eran para Gianela y Martín… lo peor todavía era que eran verracamente de mal gusto y peor porque estaban junto a Magdalena, la hermana menor de Martín. En un principio, prometí no usar la violencia pero como la cosa iba de mal a peor tuve que intervenir: “¿Qué pasa con ustedes?” pregunte con tono enfadado, sin embargo parece que no tenían caras buenas y eso comenzó a atemorizarnos por lo que no nos quedo otra, solo me falto gritar: “¡Huyamos!”. “¿Pero, che y los….?” Pregunto Martín “¡Que importa!” interrumpí mientras se nos estaban acercando. Y ahí salimos corriendo todos: Gianela, yo y Martin quien llevaba en brazos a su hermana y que parece que se les salen las plumas, sin embargo, se nos 47


estaban adelantando por que como iba con ropa ligera, pero Gianela (Debido a los accesorios que llevaba) y Martín (Por el voluminoso traje) se estaban cansando que tuvimos que doblar por la otra cuadra. Sin embargo, seguían corriendo y parece que tenían cuerda para rato. “Sé donde hay un lugar donde estaremos seguros” Dijo Gianela Y nos llevo, hasta a una calle grande, parece que los matones dejaron de seguirnos porque paso un camión, pero como dice mi tío: “Confía en tu seguridad, no la farrees”. Nos entramos a un callejos y luego a una casa abandonada que en realidad, llegamos a un sótano lleno de botellas y cajas polvorientas. Estaba húmedo, parecía que no nos iban a atrapar pero las malas noticias llegaban cuando sentimos unos pasos. Y de ahí, una conversación que traducida seria así: “¿Dónde están?” “How should i know, jerk!” “Calm Down, men!” la ultima voz era de Greg. Sentían que reían en un agujero veía que tomaban algo que ni sabía, teníamos que buscar un lugar para huir pero ya era difícil. Ahora si que el hermanito de Katie nos tiene acorralado desde que ya sabe lo de la fiesta y nos iban a sacar la mugre a los tres. “Wait, i think hear a footsteps somewhere” ¡Oh no, nos han escuchado! “Solo es un animal, men” Sentía un sudor frio, parece que debía hacer algo y decidí llamar a mi tío. “¿Alo?,…. Hola Osvaldo, ¿Cómo van?” me respondió y de ahí: “Creo que son las siete, deberían volver” Sin embargo, estábamos cercados con un grupo de antisociales liderados por el hermanito de Katie por lo que le dije: “Creo que nos vamos a atrasar…. Llegaremos algo tarde” De ahí silencio, hasta que: “¡De ninguna manera!” bufo mi tío desde teléfono e incluyo: “El plazo es a más tardar a las ocho”. “Pero…” 48


“¡Pero nada!” y de ahí mi tío agrego: “Se van rápido a casa” Sin embargo, nos tenían enrejados hasta los talones y peor aun que se acercaban al sótano, estaban ya dentro. “¡Mejor pásanos a buscar, estamos en….” Pero: “¡Estoy ocupando limpiando un desastre en la entrada!” Dijo, se notaba porque estaba limpiando de confort la entrada: “Y ahora los dejo que debo barrer” y colgó Es cierto, no había otra, debíamos abstenernos a las consecuencias a menos que contemos esto a mi tío pero a va a quedar la escoba. Aunque…. Tenía un plan…. Propuse que huyéramos por un lado que se divisa a la otra calle que en realidad es un agujero casi estrecho (Aunque cabíamos todos, pero con los disfraces de Gianela y Martin iríamos a tardar demasiado) y así salir libres. “¿Crees que servirá?” Pregunto Gianela Justo ahí, se oyeron unos portazos a base de manos y pies… ¡Nos pillaron!, no había otra decisión más que salir. Por suerte, Gianela, la hermana de Martín y yo logramos salir a tiempo sin embargo, Martín se quedo atascado por su voluminoso disfraz pero por la llegada de lo que se espera, tuvimos que decretar la fuga sin él. Finalmente, ya en casa llegamos cansados, bueno: algo sucios por el hollín del sótano…. Pero no se nota… aunque a Gianela tuvo problemas pues a las alas se les doblo el alambre y las antenitas del cintillo se les salieron las bolitas de plástico que llevaban debido al estrecho de la salida. De ahí mi tío quien nos vio llegar, se vio ante nosotros y nos pregunto: “¿Por qué llegan a esa hora?” dijo serio y a su vez riendo: “¿Y con esa facha?” Sabiendo que no sabe del tema, le dijimos que nos tardamos un poco en llegar y casi nos caemos… pero, ¿Qué le paso a Martín? En fin, mi tío puso todos los dulces en la mesa para distribuirlos entre todos y luego se fue a dejar a Gianela y a la Hermana de Martín porque era muy tarde. ¿Pero qué paso con Martín al final?

49


Precisamente estaba viendo el noticiario de Univisión cuando un extra que decía: “Informamos que se vio correr a un joven corriendo por la Interestatal 5, sector Valencia disfrazado de pollo” y de ahí la apague. Y justo antes de apagarla escuche: “¡No fue mi culpa che,….!” ¡Era Martin! FIN DE LA SEPTIMA PARTE

50


OCTAVA PARTE (DIA DE ACCIÓN DE GRACIAS) No sé cómo explicarlo pero parece que a Martin fue el que pago todos los platos rotos… lo que paso en realidad es que en ese instante cuando logro salir del tajo de la casa abandonada pero… ¡Justo cuando Greg y sus secuaces lo encontraron llegando a la cuadra! La Huida fue como a su cuenta, hasta que opto por correr por la senda de las laderas a Los Ángeles y de a la carretera en donde fue interceptado por la policía, el resultado: finalmente fue castigado dos semanas sin salir pero no por dicho incidente, sino por no cuidar a su hermana (¿Se preguntarían lo de nosotros?). Pasan las semanas y es Noviembre y ya se está hablando del Baile de las Hojas y por lo dicho: parece que todos van a ir al evento, y todos piensan como ir y con quien ir. Por lo que veo, este evento no es tan formal de lo que veo pero generalmente en el caso de las chicas se pelean por ir con un vestido que atraiga miradas…. ¡Y no cualquier mirada! Lo que pasa, es que según me conto Martín, parece que las chicas se toman los bailes de las escuelas como avant premiere de todas las películas como también cocteles, en pocas palabras: como de una alfombra roja. Y es que muchas chicas están con ese contagio, ante aquello ya me es normal ver a chicas leyendo y viendo fotos de revistas Seventeen y J-14 y de ahí viendo y diciendo con cual ir a inspirarse para comprarlo o hacérselo (Incluso piden a un buen modisto, bueno, barato pero bueno) y lucirse en la fiesta. Pero como soy Hombre, no me fijo en esas cosas. Aunque parece que Katie (¡Como la odio!) ya escogió el diseño y es como logre escuchar: “Mi diseño de vestido lo hará como conocido diseñador italiano en Los Ángeles y con accesorios bañados en diamantes de Swaroski y….”.

51


Si se cae en un tacho de la basura o la atropella un camión, le irá más mejorcito… en fin, me pregunto como la hará Gianela, supongo que será lo más simple. Sin embargo, a la hora del almuerzo, la cosa era distinta. A la nostra hora, en que almorzábamos pure de papas con pollo guisado parece que la que estaba entre comer era Gianela quien estaba con un bloc de dibujo haciendo algo que ni cachaba. “¿Qué dibujas?” pregunte “¿Te dedicas al dibujo?” Pero Gianela bajoneo la cabeza. “¿Y entonces?” Y de ahí, me mostro un dibujo de una chica con un vestido y es que las líneas hablan por sí solas:

52


Quede atónito. “¿Acaso quieres ir al baile con un vestido diseñado por ti?” Y Gianela dijo un “Si” definitivo. En fin, ahora entiendo una gran explicación que me dio grandes dudas sobre esto, por lo que decidí hacerle la pregunta de los mil millones de pesos: “¿Para qué?” “Siempre he querido cambiar a lo del estilo ordinary girl” a su vez: “Quiero…” Trague saliva y le interrumpí: “¿Transformarte en un cisne?” Bueno, decidí echar otra miradita a otro dibujo:

¡Piérdete una!, ¡Realmente un diseño de artista! ¡Comparado con el de Katie es 100% original! Pensé, junto a ello, durante los recesos veía a Gianela hojeando todas las revistas para adolescentes que tenía en su poder. Sin embargo, ese día decidí hablar con ella. “¿A qué quieres llegar antes de eso?” “Lo pensé bien” dijo Gianela “creo que desearía algún día superar esto de llegar a ser popular” a su vez: “Y así ganarle a Kate”. 53


Quede en pausa, realmente parece que Gianela está fuera de control, porque es verdad, creo que ahora quiere ganarle a Katie para ver si es realmente la chica popular… pero ahí está el error…. Pues si ella se entera realmente de esto, va a atacar ante Gianela y como yapa, dará la orden a su hermano a partirme la cabeza a Madrazo por ser el soplón de todo. Pero Gianela me predefino: “Si dices que está en contra ten en cuenta el cambio que tendré” Entonces, le explique en voz baja: “Pero aún estamos amenazados, ya sabes cómo es Katie” Creo que a Gianela ni le importo, en fin aún era receso pero en fin reflexione y decidí que es bueno porque cuando la conocí fue cuando estaba siendo atacada y ahora con mi llegada, realmente cambio. Entonces concluí levantar voz y me uní a su idea. “¡Conforme!, ¡Te apoyare!” le respondí. Sonó el timbre, me despedí de Gianela abrazándola, diciéndome: “¡Thank you, Osva!” y a su vez: “¡Te pasaste!” Me retire y aproveche de ir a mi casillero cuando justo al llegar sentí un jalón y… ¡Paf!, alguien me tapo los ojos y me llevo a no sé dónde. Ya con los ojos abiertos me lleve lo impensable, estaba en el cuarto de limpieza con Katie y sus amigotas y a su vez con su hermano Greg quien me agarraba de los brazos para que no huyera. ¡Estoy cercado! Ahora estoy al frente de un enemigo más voraz y fue cuando Katie aprovecho de maquillarse con voracidad y luego, me dijo en tono aún más desafiante que la vez anterior: “¡Congratulations, Bad Donkey!” por lo que veo ya se notaba roja la cara de rabia, aunque el maquillaje no lo notara “¡Ahora ocurrir tu desbarrancar popularidad” Decía con un diccionario a mano (En realidad era una aplicación de traductor de su Blackberry) y a su vez con furia de desenfreno como la de un camión desbarrancándose en la cuesta rocosa. Intente intervenir, pero su hermano me tiraba del cuello como si fuera de goma. 54


De ahí, Katie siguió: “Ni muerta permitir de quitar excellence en my School” Pero como tengo palabra decidí intervenir, pedí que por lo menos me escuchara, Katie me dio la autoridad por lo que su hermano me soltó el cuello y entonces dije apelando: “No te golpeo porque eres una chica, pero te advierto que ahora no te será fácil” refiriéndome a Gianela “Gianela sufrió mucho por tu culpa y con mi llegada te advierto que tu vida va a cagar” no entiendo mucho lo de la última palabra, en fin seguía el discurso mientras a Katie estaba en ascuas: “Y créeme… no te será fácil” En fin al término, sonó el timbre nuevamente y de ahí Katie me respondió: “Tienes suerte” se volvió a maquillar y ahora me agrego: “pero estar Gregory y yo vigilar dentro y fuera de School y si tu ganar, vas a terminar peor”. Luego Greg me soltó cayéndome al suelo y de ahí me levante adolorido. ¡Algo se me tiene que ocurrir para que Katie no me mande a la chuña! Cabe saber que lo último que me dijo Katie fue: “¡Y es más, no sabes que es cagar”. Realmente hay personas que no tienen corazón y es que entre ellas esta Katie, realmente esto me está dando rabia. Pero, ¿A que llego con esto? El viernes, pensando en que mi tío no alcanzo a comprar los víveres para el mes, decidimos ir a comer afuera, para ello fuimos a Los Ángeles a cenar a un restaurante Tex - Mex, pedimos unas Fajitas con Guacamole , revuelto de papas con chesse ‘n salsa y de postre: Helado de Chocolate. De ahí, mi tío hablamos de todo, mientras bebía mi coca cola, me pregunto lo del Baile de las Hojas y si es cierto que voy a ir; dije que sí, mi tío quedo impresionado. “¡Entiendo!, y vas con Gianela…. Si no me equivoco” “¿Cómo lo sabes?” “Un pajarito me lo conto” dijo mi tío risueño “¡Te felicito, campeón!” me sobo la cabeza “Parece que tú ya tienes pareja. De ahí pare frenético. “¡Tío!” le dije retándolo “¡Somos solo amigos!” y de ahí el entendió. 55


“Sorry, disculpa” De ahí comimos tranquilamente y de ahí conversa y conversa; hasta que sonó un teléfono… “Es el mío…” dijo mi tío y contesto. Regresando al baile de las hojas, me puse a pensar y es cierto… parece que estoy defendiendo mucho a una chica corriente para que cambie su belleza a un cisne blanco pero al final termino siendo defensor de una chica que esa arriesgando su vida a un par de chicas populares de los mil vientos. Parece que tendré que dar un alto para que lo contrario tengo que yo pagar las consecuencias. Pero… ¿Sera quizás un aviso que debo hacer algo lo más rápido posible?” Luego, mi tío cortó la llamada. “Era Marisol, dijo que nos invita a cenar en su casa para el Día de Acción de Gracias” Dijo “Así que por lo menos lo pasaremos bien”. Creo que aquí me da algo de piel de gallina por dicha invitación, pero de menos creo que esto se lo tendré que decir en privado porque realmente algo pasa aquí. En fin, era 22 de Noviembre y como es de costumbre en Estados Unidos era el día de acción de gracias. Dos días antes del evento, era el momento en que podía hablar con mi familia y con mis amigos, y es por ser acción de gracias, las llamadas a Latinoamérica son más baratas; Primero hable con mis padres. Le conté de mi nueva vida, mis nuevos amigos: Gianela y Martin, mis costumbres e incluso lo del baile de las hojas que es pronto. Refiriéndome sobre el incidente que tuve en Santiago: “¿Y qué ocurre con el caso?” Mi padre respondió: “Aun falta, todavía continua la búsqueda de terceros” Me dijo que todavía falta a arrestar a más sospechosos e iniciar un nuevo juicio para que en cuando ya se cierre el caso de drogadicción, podre volver a Chile.

56


Ahí me puse pensante, porque: Ya me acostumbre a esta nueva vida y por lo consecuente ya tengo nuevas amistades por lo cual me apenaría dejarlos a tras, aunque a Katie le daría la espalda. “Osvaldo, ¿Estás ahí?” pregunto mi padre. “Si” le respondí. “Bueno, te dejo” dijo “Porque sale cara la llamada y tengo que ir a la PDI todavía” y de ahí me colgó. Después de aquella llamada hable con El Loco y El Seba, les conté sobre mi nueva vida y quedaron sorprendidos. “¿Y cuando vuelves?” dijo El Seba. Y les explique ahí el porqué, sabiendo lo que me dijo mi padre “¡Por lo menos lo estas pasando la raja!” me dijo El Loco. “¡Es verdad!” respondí “Ojala puedan venir a visitarme” Aunque eso no será posible. El Seba me agrego: “¿Investigaste lo de la película?” Dije que sí, que ya he entendido todo. Entonces nos despedimos, ojala que pueda invitarlos, pero si lo de la droga no hubiese pasado, estamos hablando de otra historia. Ya en la tercera semana de noviembre (Día 22) era el Día de Acción de Gracias y fui con mi tío a la cena en casa de Gianela. Mi tío se preparo de forma elegante pero a medias, con polera de roquero y colonia de la barata, ¡Cada vez mi tío con las suyas! Sabía que muchos tendrían cena de acción de gracias, Martin lo pasara con unos parientes Cordobanes en Ohio; aunque me dio mucha furia lo que haría Katie: lo pasaría con su familia cenando en Paris. ¿Dónde acaso esta la compostura?... ¡Todas las festividades hay que celebrarlas en familia! ¡Con todos!, es triste ver a un niño en la calle sin nadie pensando en estar junto a toda su familia. Llegamos a dicha casa, en plena casa que estaba decorada con los adornos navideños y con la mesa con mantel blanco con encaje que se usa solo con una vez y velas verdes.

57


Mientas la madre de Gianela y mi tío preparaban en conjunto, aprovechamos Gianela y yo de ver la tele; transmitían el desfiles de los muñecos inflables de Nueva York, ¡Eran muchísimos!, el desfile de globos mostraba a los personajes del momento… durante la emisión decidí poner en margen sobre el caso del baile de las hojas. En fin, le dije que mejor abandonara la idea. “¿Qué dices?” me pregunto y entonces le dije explique la verdad y el peligro que se estaba corriendo, también le explique el incidente y el riesgo que pasaría, si no me equivoco; pero parece que Gianela estaba en otra. “Pero Gianela….” Trate de explicar “Ya lo he decidido” me dijo Gianela “ya no sé si lo entendí bien, pero hay personas que quieren ser aventureras y no te preocupes de Katie, de todas formas siempre va a ser popular” y luego: “yo prefiero algo simple…. Porque siempre eso es lo que resalta a uno y no lo tan bonito” Parece que tiene razón. “Ahora quiero que cierres los ojos” ¿Qué era lo que quería? “Gianela” y de ahí sentí un masajeo en las mejillas. “¡Me beso!” En fin, nos avisaron que a la mesa y nos sentamos frente a un pavo y pie de calabaza comprados en un supermercado, botellas de coca cola y ensaladas de esas que se venden en envases plásticos. En fin rezamos todos en plena mesa y sabiendo que Gianela y su madre sufriendo mucho por la muerte de su padre y yo que extraño mucho a mi familia… siento que le es triste a mi mama extrañar a su hijo único mientras están por un caso en que se encuentre involucrado. Rece: Por favor dios, quiero que me ayudes en esta y por favor orientes a Gianela para que no exceda tanto y aproveche de no fijarse en la clase alta y enseñe a sus villanos lo que es la amistad, amen. En fin, comenzamos a comer. De vuelta a casa, y antes de irme a dormir decidí hojear la biblia que me dejo mi madre y entonces aproveche de leer algo de lo que hay en ella y entonces

58


me fui al Salmo 49 cuando en uno de sus párrafos decía:

No te inquietes si alguien se hace rico. A su vez:

….ni su lujo le seguirá al sepulcro

¡Caramba!, realmente entiendo porque dios tiene cierta razón en varias cosas, es profético me fui a proverbios, pase al versículo 21, se me revolvió el estomago al ver lo siguiente:

El que no atiende a los ruegos del pobre, tampoco obtendra ayuda Y: Quien solo piensa en hacer daño, gana fama de mal intencionado.

Me puse a pensar y realmente entiendo que hay personas que están tratando mal a la gente por una alta o baja popularidad, y eso no es bueno. Menos mal que estoy aquí para defender a Gianela y porque eso que a partir de ahora tomare valor para hacer esa transformación. Al otro día, mi tío y yo fuimos al hipermercado a hacer las compras navideñas lo curioso es que ahí se celebra el Viernes Negro, festividad en donde todos los gringos van a comprar sus compras de navidad y hay muchos tumultos.

59


Y bueno… extraño a mi país por lo que compre a mi padre un CD de The Police, a mi mama un perfume que aun no llega a Chile y al Loco y al Seba algunos caramelos. Durante la compra me encontré con Martin quien estaba pasando una gran nube de gente que se peleaba con conseguir un Playstation 3 para regalar esta navidad. De ahí, hable sobre la idea de que tiene Gianela, Martin se rio, me dijo que ya parece una verdadera locura que yo me incorporara a esta gran idea, me pregunto: “¿Pero vos crees que Katie se dará cuenta?” Pausa entre el ruido de los vendedores con los clientes comprando en plena tienda. “Es que es la ultima que nos paso, che”, me agrego que ojala denunciara esto a la policía. Pero me acorde de lo que me dijo Gianela, por lo que decidí no intervenir. Pero se me ocurrio planear algo mejor. Martin y yo decidimos ir a otro lado, a la cafetería donde le explique el plan que he decidido planear. “¿Vos crees que servirá?” Dije: “¡No fallara, Martin…. te lo aseguro!”. FIN DE LA OCTAVA PARTE

60


NOVENA PARTE

Es la última semana de Noviembre, es viernes, aproveche a las seis de ducharme pues era momento para prepararse para el baile de las hojas. Mi tío estaba ahí viendo las noticias en Univisión mientras se tomaba una Sierra Mist con un paquete de galletas Ritz de vegetales. Ya de luego, termine de vestirme con una camisa de cuadros, pantalones de lino azul, zapatillas Converse Negras y una chaqueta del mismo color del pantalón. Aproveche de peinarme un poco y me di una pequeña afeitada con la máquina de afeitar de mi tío. Terminado todo, le avise a mi tío que ya estaba listo y por lo que me iba a dejar. Sin embargo, no fue en la camioneta sino que en algo mejor…. … ¿Un auto de lujo?.... … algo parecido, dice el, mi tío me mostro un Pontiac Firebird 400 totalmente de lujo… en realidad, era un secreto que el guardo. “Es un lujo que compre con mi primera paga” me dijo mi tío “Realmente increíble” dije, y era adecuado “¿Pero servirá?” “Todas las citas tienen que ser de un tono excelente” dijo mi tio con una gran picardía “Como todo un galán” y me sobaba el pelo que casi me lo despeina. En fin nos fuimos hasta ocho cuadras hasta la casa de Gianela, al llegar toque la puerta de la casa y nos recibió la madre de Gianela, quien me dijo: “Gianela esta vistiéndose” y luego: “Puedes esperarla en el salón” Me senté en un sofá de la salita que tiene muebles de madera lacada y decoración típica del norte de México. Sin embargo, parece que la relación con Marisol y mi tío ya eran de química. “¿Y el auto es de lujo?” “Algo parecido…” dijo mi tío “es un deportivo” “¡Ja!” rio Marisol y con disimulo continuo: “¿Y tú tienes pareja?” “No, pero…” Pero, yo… pens��ndolo bien… si mi tío tuvo alguna pareja… ¿Era Cierto?

61


Si es verdad, creo que mi tío esta ya conociendo a alguien bien peculiar y parece que la madre de Gianela como el siempre han querido tener una familia y es que mi tío tiene una mirada muy apuesta. “¡Ya estoy lista!” Grito Gianela, dando como indicativo que era hora de irnos. “¡All Right!” Dije Y vayan sorprendiéndose porque Gianela eligió lo más simple pero apuesto para un baile: Yo quede atónito con el estilo que escogió. “Decidí por lo simple” dijo ya sonriendo “¿Qué te parece?”. Mi boca dio un sí, realmente en un principio creía que se vería como una niña de esas de los catálogos de las multitiendas, pero aun así…. ¡Se ve mejor! “¡Vámonos!” dijo mi tío y nos subimos a su Firebird. “¿Va mi mama?” pregunto Gianela y era cierto porque se sentó adelante del auto. Mi tío dijo que la invito a cenar a un restaurante mientras nosotros estábamos en la fiesta, entonces dimos marcha para la escuela. Pero parece que algo paso y era que Gianela me miraba risueña tomando de mi mano mientras estábamos sentados en nuestro asiento de atrás. Finalmente me dijo con una voz alegre: “I’m exciting by what you’ve done, Osva” ¿Qué dijo?, en fin dije: “Gracias” Llegamos al gimnasio y nos dejaron, mi tío agrego: “Estaremos en un restaurante cercano” y de ahí: “¡Que lo pasen bien!” nos despedimos y entramos a la fiesta. Luego de entrar y pagar el bono benéfico de 5 dólares, entramos a una sala con luces y globos con la esfera de vidrio brillando, junto a la música con el 62


tema “Just the way you are” de Bruno Mars, en fin todos estaban bailando y otros sin pareja estaban conversando, entre ellos estaba Martín. “Disculpá, che” y de ahí nos dijo: “Ni tuve tiempo para encontrar pareja” “Tranquilo” rio Gianela “lo importante es pasarlo bien” “Eso” dije “y eso es porque estas ya cambiando” señalando a Gianela “y ahora eres la nueva belleza que he conocido en toda mi vida” Y como siempre Martín riendo: “Todo un galán” “¡En que te fijas!” Dijimos Gianela y yo en voz alta Precisamente estaban llegando a plena fiesta Katie, su hermano y obviamente sus sangrones secuaces. Ella venia como menciono previamente con un diseño ya mega – exclusivo con accesorios bañados en oro y diamantes y mega – producida como si hubiera ido a una sección de fotos para una de esas revistas que lee mi mama. Esto sumando a su hermano que también venia con un traje realmente elegante y sacado directamente de la tintorería… sin embargo, Gianela no se preocupo en los lobos vestidos de piel de cordero y se veía muy tranquila y feliz, como si no le importara ya nada, en fin era una linda conversa. “En fin ya sabes que los enemigos ya no existen” le dije a Gianela “no es bueno cubrirse el rostro ante los miedos” Gianela sonrio “Yes, I do” y a su vez me dijo “Thank you, Osva” Justo dieron el próximo tema y de ahí Gianela me invito a bailar. Se bailaba de ese entonces mucho de Allstar Weekend, principalmente se oia Not your Birthday y luego algo de LMFAO y David Guetta, Gianella y yo bailamos como trompo giratorio y como me miraba de reojo y realmente estaba feliz. Y es verdad, antes era de presencia de una niña tímida y cobarde pero ahora ya como no es ella, sino que toda una princesa que si bien no es famosa, ni de gran adorno, ni tampoco usa ropa ni maquillaje importado, sigue siendo una princesa. En fin hubo pausa para descansar y por parte de Gianela me dijo: “aprovecha de traer algo para tomar” “All Right!” y sin embargo me fui a donde Martin 63


El motivo: para que el plan que tengo ya bien empleado para que a Katie se le ablande de una vez por todo el corazón y así aprenda a no tratar mal a la gente corriente. “De acuerdo, pibe” dijo sin antes tomar un sorbo de ponche “ya avise al jefe de audio para que te autorice” De ese entonces de ahí prepare todo. Se apago la música, silencio absoluto. Y me presente en pleno escenario. En pleno escenario puesto en la cancha de basquetbol, trague saliva dije: ¿Se escucha?, ¿Están todos? , ya con eso dije entonces: “Are you ready?, ok!... bueno quiero dar gracias a todos por todos por aceptarme en este lugar” quedaron todos sorprendidos, y entonces cambie de voz y dije: “Y ahora quiero invitar a alguien especial” Y señale a Gianela, ella quedo sorprendida. “Eres y siempre serás la princesa que hay en ti” Y de ahí sonrió. Todos sin embargo a pesar que aplaudieron, solo una persona no lo hizo y era Katie…….. ¿Qué era lo que se estaba tramando?, yo no se bien. Pero luego se apago la luz. De ese entonces, empezó a salir en la pantalla una noticia de un arresto ocurrido en La Florida…. ¡Un momento!, ¿Arresto?, ¿Narcotraficante?¿La Florida?, me sonaban familiares las palabras y parece que ni jota sabia como lo hizo para poner el video pero sabía que estaba frito. Luego la luz se prendió ante Kate y de ahí me dijo tajantemente: “¿Ahora lo ves?”. De ahí decidí encarar a Katie, la cual le dije que si habláramos a solas; confirmo que si aunque era de mala gana. De ese entonces en tono enfadado le dije que como se le ocurrió haberme hecho esto, a pesar que no le interesaba dijo que busco información del caso

64


vía internet sobre mi caso, en fin me puso ya con adrenalina y bien enfurecido le dije: “¿Eres una tonta o te haces?” y: “¡Ahora todos saben que estoy en protección!” “¡A mí me importa un comino lo que digas, ¡Te tenia advertido!” Y por allá, Gianela había llegado diciendo: “¿Qué es lo que pasa aquí?” “¡Lo que ocurre, princesita…” aclamo “¡Tu novio es un drogadicto!” “¡No es lo que tú crees!” intente de aclarar pero Gianela estaba temblando por lo que termino yéndose corriendo y de ahí, ya harto de esto le dije: “¿Ves lo que haces?” dije Y antes de seguir, comenzó a llegar muchos de los chicos que asistieron, esto sumando a las amigotas que siguen a Katie, todos, incluyendo a Martin empezaron a presentarse muy enfadados. "Nooo, this can’t be happening!" grito Katie como que si estaba siendo atrapada y pidiendo auxilio. De ese entonces una niña le grito: “¡Eres una manipuladora!” “¡Maldita!” grito otro aventurado “¡Mal corazón!” Exclamo otro “¡Animal!” “¡Bestia!” “¡Criminal!” y a su vez: “¿Cómo pudiste hacer esto?” “¡Sos una pelotuda tal por tal!” aquejo Martín De ahí, Katie con toda la impresión se largo a llorar. Se nos paso la mano pero en fin, la chica que estaba usando un costoso vestido que ahora estaba mojado por los lagrimones, termino gritando a llantos mientras a todo el enfadado público. “Pe..r…don” dijo después ante todos. Entonces con mi profecía de pastor evangélico le dije que si prometía que no va a decir esto nadie y va a tratar a Gianela de forma respetuosa, de lo contrario le diría que fue lo que realmente hizo su hermanito mayor para

65


Halloween, evento al que resulte afectado con Gianela, Martín y su hermanita pequeña. Sin embargo, su pena duro poco y se levanto con dureza y se incorporo con sus amigas y me dijo: “¡Créeme que yo no saldré perdiendo, imbécil!” y se fue. Todo se normalizo cuando llego Gianela, pregunto qué había pasado y en fin, Martín explico todo y el resto se puso en apoyo mío por lo que nadie de aquí dirá nada. “¿Entonces va a ser el gran secreto?” Asentí la cabeza y de ahí todos decidimos volver al gimnasio a bailar lentamente y estaban todos, Gianela y yo felices estábamos como si no hubiese pasado nada, todo volvió a la normalidad. Pero aun faltaba algo. FIN DE LA NOVENA PARTE

66


DECIMA Y ULTIMA PARTE

Ya termino la fiesta y todos nos íbamos de vuelta a nuestras casas. Todos felices menos Katie quien se fue malhumorada, quien parece que se sabía que se iba a recibir un castigo por parte de sus padre por el incidente que había ocurrido. Gianela y yo nos subimos al Firebird de mi Tío, sabíamos que con el secreto guardado nada saldrá de la boca de nadie en la escuela. De ahí Marisol, la madre de Gianela nos saludo y a su vez nos pregunto: “¿Cómo les fue?” “Very Good, Mum!” dijo Gianela. “¡Me alegro! Dijo mi tío, mientras hizo partir la marcha al bólido “bueno, mejor nos vamos que van a ser las 10 y debo ir a trabajar mañana”. Durante el recorrido, mire a Gianela quien con su bello peinado con el pinche en flor puesto y parecía estar algo rara y le pregunte porque y de ahí me dijo de que porque no me conto la verdad al principio. Y de ese entonces, entendió todo. Yo creo que como ya el daño está hecho, creo que… (Parece que es mejor que ni diga esto por vergüenza, pero bueno… está bien, lo voy a decir)… lo que pasa es que en ese momento le dije a los ojos: “No quería decirlo porque estoy involucrado en algo que no es bueno que lo sepas…” por el video “lo bueno es que como será el gran secreto de todos, estaré protegido” “¿Eso quiere decir que vuelves?” dio Gianela “No sé cuando” respondí de forma interrumpida “Prefiero no referirme al tema”. Por la radio se oía un tema de los Beeges, era Massachusetts si no me equivoco y de ahí nos miramos hasta que ella me dijo que cerrara los ojos y no sé que era pero sentí como una bella caricia en mi frente. ¡Me beso! El Firebird se detuvo en la casa de Gianela, ella y su madre se despidieron de nosotros y me traslade para adelante. Después solo silencio y al regresar me 67


canse mucho que decidí por irme a acostar a mi cama, sin embargo, justo ahí sonó el teléfono. Mi tío contesto, era una llamada de larga distancia y realmente ya sabía de quien era. Iba a pasar de largo pero fui a ver lo que estaba por decir, en seguida te paso dijo mi tío y me entrego el teléfono diciéndome que la llamada era para mí, con mi valor a la mano me puse a hablar con él. “Disculpa por hablar a esta hora pero es la única hora barata que hay, ¿Cómo te ha ido?” Y de ahí comencé a hablar. “Bien, no ha habido problema” y le conté de cómo me fue en el baile de las hojas. Fue una alta conversa, le conté de que está yendo bien en la escuela y además le explique sobre mi relación con Gianela, mi padre se alegro mucho de mi nueva vida y también agrego que en el amor me va bien, decía bromeando pues solo somos amigos. “Cambiando de tema, recientemente avisaron que capturaron al delincuente al que te involucraste” Se me armo un raccontó de todas las causas que me hicieron traer a Los Ángeles, por ese entonces supe que ahora hay una explicación de porque debo resguardar mi seguridad. “¿Eso quiere decir que podre volver a Chile pronto?” Pero el tono de mi padre cambio. “Es muy pronto todavía” me respondió con tono preocupante “Aun no comienza el juicio y creo que puede ser riesgoso tu regreso” y “no necesitas testificar así que hasta que no haya nueva orden del juez deberás quedarte un año más”. De ahí entendí todo. “Bueno, te tengo que colgar pero te mando saludos y no olvides de no decir esto a nadie…. Es por tu seguridad” nos despedimos y colgué el teléfono. Sentía una brisa que sobaba mi piel, en fin eso me tranquilizo y decidí irme a la cama.

68


Pasaron volando los días y muchas cosas han cambiado tras lo que paso en el baile de las hojas, parece que ahora Gianela está más y más feliz y radiante que nunca, ahora tiene acrecencia de relaciones y siempre se le ve conversaría con los demás, incluso sabiendo que está saliendo conmigo parece que aun hay celos con las demás chicas pero no muy amenazante. Y sobre Katie, bueno, ni se los cuento…. Lo que pasa es que justo ese día después del baile de las hojas llego aun malhumorada por lo que me imagino la trifulca que recibió por parte de su padre. Lo más increíble fueron las risas recibidas por toda la escuela y todo por el vestido tan rasca que llevaba, comprado en Walmart según Gianela, me parece que ahora aprendió la lección por todo lo que causo y con la percha que tiene hasta Martín le agarra lesea por toda la temporada que le quedaba. Martín también está con buenas noticias y es que su padre se va al fin a casar con su actual pareja y por otro lado, su padre va a instalar un negocio y que como gran adelanto decidió construirse una casa tipo estancia cuyana en las afueras de Valencia por lo que la suerte ya le va siguiendo. Mi tío también está feliz por algo bueno, también nos mudamos, lo que pasa es que ya se dio por salir tanto con la madre de Gianela que decidió irse a vivir con ella, nos fuimos a vivir en una casa más amplia pero no tan grande por lo visto ya es un adelanto de vida para así estar cerca de Gianela. En fin, esa es mi vida, quisiera decir que por quedarme a vivir por un simple incidente que tuve parecía un castigo, peros solo significa algo importante: “Saber que puedes retornar el valor rescatando a la gente”.

FIN

69


70


EPILOGO

71


72


14 de Diciembre del 2011 Santa Clarita, California, USA. Queridos Papa y Mama: Le escribo para decirles y desearles una feliz navidad y un prospero año nuevo. Mi vida en EE.UU. es muy genial y he aprendido muchas cosas y aquí en la escuela me ha ido bien y tengo dos nuevos amigos: Gianela y Martin. Gianela es una niña que en un principio era tímida pero al paso del tiempo y gracias a mi ayuda se volvió en una bella princesa. Salimos juntos y somos buenos amigos. Martín es el más vivo del grupo, es de Argentina, muchas veces es bueno para las bromas pero siempre hemos hecho lazos importantes. Pero aquí hay amigos y a veces enemigos, sin embargo si les miras el lado B, entonces sabes que a veces suelen hacer daño. La navidad la pasaremos nada menos que en Las Vegas, a mi tío le pagaron una gran suma que para ello la pasaremos genial y junto a los mejores espectáculos del momento, obviamente Gianela también ira conmigo e incluso después nos mudaremos a una casa aun más grande. El otro año como término en california, tengo pensado volver a estudiar leyes y perfeccionar mis estudios en el extranjero, ha sido mi gran sueño luego de llegar aquí. Por otro lado, gracias por las galletas navideñas que hizo la abuela que me trajiste a mí y a mi tío, ¡Y la receta por si quiero hacerlas!, y es que hice muchas para compartir con mis amigos en la escuela, por supuesto estamos en actividades benéficas para ayudar en un hospital de niños para navidad, actividad a la que Gianela y Martín también participan.

73


El amor es importante, eso lo sé bien, es por eso que seguiré contactándome con ustedes para que me cuenten más y espero que el juicio termine lo más rápido posible para así volver a mi hogar. Bueno, los quiero y manden saludos al Loco y al Seba, a quien también espero recibir sus cartas. Se despide, Osvaldo.

74


Este libro fue editado en digital y puede ser leĂ­do por todo el publico interesado en una mejor literatura sin fines de lucro, ante cualquier duda contactarse con su editor en Twitter (@bangbangbangcl), Facebook (bangbangbangcl) o mail (bicentenarioandre@hotmail.com)

75


76


77


Cronicas de Un Salvador