Issuu on Google+

Descubren el volcán más grande del mundo debajo del Pacífico El volcán hipotéticamente más grande del mundo y según investigaciones posiblemente más grande de nuestra galaxia, la vía láctea, ha sido descubierto por un grupo de científicos estadounidenses en las profundidades del océano pacífico en días recientes. Según revelaron las mediciones hechas por estos profesionales, el volcán puede alcanzar el tamaño de las Islas Británicas, es decir, unos 310.00 kilómetros cuadrados, y 650 kilómetros de ancho, unas dimensiones asombrosas, si se tiene en cuenta que el hasta ahora considerado volcán más grande del mundo, conocido como Mauna Loa, ubicado en Hawaii, tiene un área mucho menor, (aproximadamente unos 75.000 kilómetros cuadrados) no sin mencionar que tiene mayor altura pues se alza hasta los 9000 kilómetros desde su base en el interior del océano. El volcán, que ha sido denominad o con el nombre de Tamu Massif, permanece inactivo desde hace más de 140 millones de años, se encuentra en la parte noroccidental del pacifico, muy cerca de Japón, a dos kilómetros de profundidad, y es comparado por sus dimensiones con otras masas de lava fuera del planeta, más específicamente en marte, con su similar el Olympus Mons, el cual a la fecha se consideraba el más grande del sistema solar con 25 kilómetros de anchura menos. Dentro de sus teorías de origen, la versión que cuenta con más respaldo por parte de la ciencia señala que éste pudo haber sido formado luego de una única erupción sin precedentes, sin embargo, otros científicos, con base en sus investigaciones aducen, que esta montaña es el resultado de la suma de diferentes emisiones de varios volcanes. Históricamente, es sabido, que estos fenómenos naturales también pueden surgir por un choque entre placas tectónicas, las cuales generan un levantamiento de masas producto de su impacto. La confirmación de una teoría u otra pasa a un segundo plano, toda vez, que lo que más interesa a quienes estudian este suceso, es el hecho de poder diagnosticar con mayor precisión y por consiguiente menor


margen de error la cantidad de magma que puede almacenarse dentro de la corteza terrestre. Si bien, un descubrimiento como estos, no solo es un gran avance de la ciencia sino también un éxito de los geólogos, cabe resaltar que más allá de su inactividad, surgen los interrogantes de siempre frente a una montaña de sus características, ¿Qué pasaría en caso de una eventual erupción? Las consecuencias podrían ser nefastas y devastadoras sobre todo para la zona costera de sus alrededores, curiosamente en Japón, en donde la naturaleza ya ha cobrado inclementemente las vidas de cientos de miles de seres humanos, se podrían repetir fenómenos naturales como los tsunamis, los maremotos o los sismos (temblores) producto de su movimiento bajo el agua. En conclusión, los grandes adelantos tecnológicos y científicos nos permiten conocer en detalle, aspectos de la corteza terrestre y su superficie que antes eran imposibles ante la carencia de herramientas precisas, estudios como los desarrollados por los científicos de Los Estados Unidos, demuestran que podemos seguir evolucionando y con ello conociendo mejor el lugar que habitamos, pero nada de esto tiene sentido si nosotros mismos no se lo damos, tomando conciencia de nuestros actos para con la madre naturaleza, pues cada vez más en nuestro afán de consumismo, maltratamos más los recursos naturales y provocamos desastres que no son más que la factura que la tierra nos pasa por nuestra actitud indiferente frente a los temas ambientales.


Descubren el volcán más grande del mundo debajo del pacífico