Issuu on Google+

Portada

Utilizamos herramientas como:

ANOREXIA MODA ENFERMISA

Insertar: herramientas de cuadro de texto: WordArt, dibujar cuadro de texto. Herramientas de dibujo: bloques de creaci贸n: Anuncios. Dise帽o de pagina: cambiamos de fondo, cambiar relleno de formato.

EJEMPLAR DE CORTESIA PROHIBIDA SU VENTA

En estilos WordArt colocamos efectos 3d y efectos de sombra que se colocaron en la portada. Fondo de la revista se cambio en efectos de relleno y seleccionamos degradado.

Fecha: 12/04/11


Contraportada

publicidad

PAR

Pรกgina 9


TODAS LAS PREGUNTAS responden a un síntoma de anorexia o bulimia. Si responde afirmativamente a más de tres de ellas, debería plantearse consultar con un especialista. -Aunque todos dicen que estoy delgada/o, me siento gorda/ o. -Me pongo nerviosa/o cuando no hago ejercicio. -a)A veces no tengo la regla (mujeres). b) Mi impulso sexual no es tan intenso como antes (hombres). -Prefiero comer sola/o que acompañada/o. -Me gusta cocinar para los demás, pero busco excusas para no comer lo que cocino. -Cuando empiezo a comer, me aterra pensar que no voy a ser capaz de parar. -Si estuviera más delgada/o, me sentiría mejor. -Me gusta leer recetas de cocina, tablas de calorías, dietas... -Me siento culpable cuando como. -Me critican por mi forma de comer. -Mis hábitos de comida me impiden tener una vida social relajada. -He ayunado para perder peso. -Cuando salgo con un/a chico/a, me cuesta relajarme. No dejo de pensar en mis michelines y mi celulitis. -Hago cosas raras con la comida: la corto en pedacitos pequeños; hago figuras comocuadrados, círculos o líneas; escondo parte de la comida en el bolsillo; se la doy al perro; la escupo antes de tragarla... -Me pongo nerviosa/o si me miran mientras como. -Casi nunca estoy satisfecha/o conmigo misma/o. -He vomitado o tomado laxantes para controlar el peso. -Me gustaría estar más delgada/o que mis amigos. -He pensado o dicho alguna vez que "preferiría estar muerta/o que gorda/o". -Aprovechando que estaba sola/o, me he dado auténticos atracones de comida. Luego, me he sentido fatal.

Página 8

Página 3


La psicología de hoy

Tabla de contenido Portada Contraportada Frase contra la anorexia Que es la anorexia ANOREXIA, la dictadura de la báscula Reportaje de la anorexia Otros trastornos de alimentación Test , ¿Tienes un problema alimentario?

SÍNDROME DEL GOURMET: Los que lo padecen viven pendientes de la preparación, compra, presentación e ingestión de platos exquisitos. Han perdido interés en sus relaciones sociales, familiares y laborales. Se cree que es consecuencia de daños en el hemisferio derecho del cerebro: tumor, golpe, hemiplegia... No suelen estar demasiado gordos ni les preocupa su obsesión. El tratamiento pasa por el neurólogo y el psiquiatra.

1 2 3 5

TRANSTORNO NOCTURNO:

5

Los que lo sufren -del 1% al 3% de la población- se levantan a comer por la noche, aunque continúan dormidos. No son conscientes de lo que hacen y no recuerdan nada al despertar. Si les cuentan lo que han hecho, lo niegan rotundamente. A menudo, hacen régimen durante el día. También se da en alcohólicos, drogadictos y personas con trastornos del sueño... Les tratan en unidades de trastornos del sueño.

6 7 8

PICA: (de pica, "urraca", en latín). Las personas que padecen este trastorno se sienten impulsadas a ingerir sustancias no comestibles: tiza, arcilla, yeso, trocitos de pintura, almidón, óxido, ceniza... Suele darse entre mujeres con tendencia histérica, embarazadas y como consecuencia de déficits alimentarios serios. También es un hábito cultural de ciertos pueblos.

SÍNDROME DE PRADRER-WILLY:

Es un problema congénito asociado a un retraso mental. Si a los afectados por el problema no se les controla el acceso a la comida, comen sin parar hasta que acaban muriendo. Parece estar relacionado con un mal funcionamiento del hipotálamo. El Prozac ayuda a controlar el problema, que no tiene cura de momento.

BIGAREXIA: Los afectados se ven más frágiles y menos desarrollados de lo que son. En realidad, muchos tienen una musculatura bien desarrollada e incluso suelen competir en concursos de body-building. Toman complementos vitamínicos y anabolizantes. Para compensar su imaginaria "pequeñez", levantan pesas o hacen gimnasia de forma compulsiva. Es más frecuente en varones, por el ideal social de hombre musculoso.

COMEDORES COMPULSIVOS:

Se dan frecuentes atracones, durante los cuales sienten que no pueden parar de comer. A menudo comen deprisa y a encondidas, o bien no dejan de comer y picar a lo largo de todo el día. Se sienten culpables y avergonzados por su falta de control. Tienen todo un historial de fracaso con distintas dietas y regímenes. Suelen ser depresivos y obesos. Página 4

Página 7


Para superar anorexia es necesario contar con la voluntad del paciente. No se cura quien no reconoce que está enfermo, cosa que no sucede siempre. En casos extremos se recurre a una orden judicial para internar al paciente. El proceso de recuperación es largo. "Un tratamiento puede durar entre dos y tres años en los casos en los que la evolución es positiva", comenta el doctor Josep Toro, jefe de sección de Psiquiatría infantil del Hospital Clínico de Barcelona. Si el paciente no evoluciona bien, la enfermedad puede hacerse crónica. Se puede vivir muchos años en la fina línea que separa la vida de la muerte, jugando a mantenerse al límite de la resistencia física. El infierno. Al cabo de cinco o diez años, se puede afirmar que un tercio de los enfermos se cura, un tercio mantiene algunos síntomas, y el resto son los que se hacen crónicos. De ese grupo sale normalmente el 5% de víctimas mortales de la enfermedad. "Muere más gente por anorexia que por sida en nuestro país -denuncia la diputada Cristina Almeida-, y sin embargo todavía no hay conciencia de este problema". Recientemente fue presentada a la Mesa del Congreso de los Diputados una proposición no de ley sobre medidas para reducir los índices de anorexia entre les jóvenes españolas. Tanto Cristina Almeida, de Nueva Izquierda, como Mercé Rivadulla, de Iniciativa per Cataluña, responsables de esta proposición, creen que es imprescindible que las administraciones se impliquen en la búsqueda de soluciones globales para un asunto que consideran "un problema de sanidad pública". En algunos casos la presión llega a invadir el terreno laboral. Mercé Rivadulla denuncia que "en determinadas tiendas, sobre rodo franquicias, a partir de una determinada talla no cogen a las mujeres, o las despiden porque han subido de talla. Nosotros hemos instado a que abra una línea de investigación en este sentido". Actualmente son los diseñadores, fabricantes de ropa, empresarios, publicistas y medios de comunicación los que crean y difunden el modelo de mujer vigente. Hoy en día nos hemos alejado notablemente de aquel mítico 90-60-90, que para los cánones actuales serían unas medidas generosas. "La mujer está muy supeditada a presiones externas -denuncia el doctor Vicente Turón Gil, actual Jefe de Sección del Servicio de Psiquatría y Jefe de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital de Bellvitge-. El cuerpo de la mujer está muy vinculado a situaciones de éxito. Cada vez que alguien quiere vender un coche o presentar un congreso busca azafatas bonitas y atractivas, modelos que se ponen al lado del coche o del nuevo electrodoméstico. Esta utilización de la imagen femenina es muy perjudicial".

Página 6

Qué hace que un adolescente rechace el alimento hasta dejarse morir de hambre? Se llama anorexia y tiene el índice de mortalidad más elevado de las enfermedades mentales. Se ha dicho de ella que es la epidemia de la sociedad moderna y preocupa cada vez más a los especialistas. El bombardeo de la moda, el consumismo disparado y la presión social para conseguir un cuerpo de anuncio son parte de las razones que explican el aumento vertiginoso de enfermos.

ANOREXIA La dictadura de la báscula Estoy gorda y me doy asco". Lo afirma con contundencia, por mucho que los ojos nos muestren a una joven delgadísima, esquelética. En los enfermos de anorexia la percepción de la realidad se altera gravemente. Cuanto más delgada está, más gorda se ve, y nadie puede convencerla de lo contrario. La obsesión por adelgazar es tal que el enfermo se percibe a sí mismo con un sobrepeso exagerado que debe que corregir a toda costa, de manera que se autodisciplinan para seguir una dieta que poco a poco va haciéndose más estricta hasta extremos radicales. La franja más peligrosa se sitúa en la adolescencia. Se calcula que alrededor del 50% de las adolescentes españolas tiene el hábito de hacer dieta. Uno de los factores que más alarma crea entre los profesionales de la salud es el descenso en picado del tope de edad: son más jóvenes las adolescentes que acuden a las consultas. Trece, doce e incluso ocho años. Son inteligentes, responsables, disciplinadas, muy activas. Generalmente brillantes en los estudios. Aparentemente hay ningún motivo de queja, nada que anuncie la posibilidad de la enfermedad. ¿Qué hay detrás de un trastorno de este tipo? Viajando hacia el interior se encuentra a personas muy dependientes, muy frágiles o muy influenciables; o rígidas, obsesivas y muy perfeccionistas; o con un perfil depresivo. Detrás de un trastorno alimentario siempre hay mucha inseguridad, una autoestima bajísima y toneladas de insatisfacción. Todo el mundo necesita sentirse aceptado. Cuando no sucede así, la publicidad ofrece en bandeja un método para abrir todas las puertas: la imagen. Mejora tu presencia física, adelgaza, cuidate y verás como mejoran tus relaciones con el exterior. De esa manera se pone en marcha la espiral: la sensación de autocontrol que proporciona la dieta estricta o el ayuno prolongado son gratificantes. Provocan una falsa sensación de estar sosteniendo la sartén por el mango. Por eso el enfermo de anorexia mantiene su disciplina a rajatabla, con voluntad de hierro.

Página 5


revista informatica