Issuu on Google+

Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 1


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 2

DBO BLANCO AL C ÍNDICE 1.

EL MUSEO, UNA HETEROTOPÍA TEMPORAL

2.

PONGÁMONOS EN SITUACIÓN. ALGO DE HISTORIA

3.

¿QUÉ ENTEMOS POR MUSEO HOY EN DÍA?

4.

LA EVOLUCIÓN DEL CUBO BLANCO

5.

ANALOGÍA IGLESIA/MUSEO

6.

TEMPLOS DEL ARTE Y EL OCIO

7.

NUEVAS TENDENCIAS ARQUITECTÓNICAS

8.

EL MUSEO COMO CATEDRAL CONTEMPORÁNEA

9.

EL MUSEO - FRANQUICIA

10.

LA ERA DE INTERNET LLEGA A LOS MUSEOS

11.

MALDITO “CONCEPTO”

12.

CONCLUSIONES

13.

BIBLIOGRAFÍA


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 3

1. EL MUSEO, UNA HETEROTOPÍA TEMPORAL

figura del genio creador, tal y como lo entendíamos entonces. Muchas de estas

Michel Foucault, a través de la idea de los espacios “otros”, nos habla de

instituciones se han convertido hoy en museos de arte contemporáneo o centros

lugares absolutamente diferentes, que se oponen a todos los demás. Esas

de arte, donde priman las propuestas multidisciplinares y las actividades culturales.

impugnaciones míticas y reales del espacio en el que vivimos son las heterotopías, espacios que se ubican justo en el límite de la cultura urbana. Y concretamente nos vamos a centrar en un tipo, las heterotopías del tiempo. Un ejemplo de ello son los museos y las galerías, donde pervive la idea de detener el tiempo de alguna manera; de dejarlo depositado al infinito en un espacio privilegiado; de constituir el archivo general de una cultura; la voluntad de encerrar en un lugar todos los tiempos, todas las épocas, todas las formas y todos los gustos. Desde sus orígenes, la existencia un espacio expositivo ha estado mitificada y ha supuesto una segregación cultural. A diferencia de lo que ocurre hoy en día, no todas las clases sociales fueron bienvenidas dentro de este espacio. Incluso hoy, parece que cualquiera no está preparado para comprender lo que se nos presentaba en dichas instituciones. La obra de arte aurática se fue difuminando con el tiempo, y con ella la

Sin embargo, cuando parecía que los museos empezaban a formar parte de “la cultura de masas”, surgió un nuevo espacio mitificado, el de la galería, el famoso “cubo blanco”. Todos pasamos por sus escaparates con la incertidumbre


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 4

de qué habrá dentro de esos pequeños “negocios culturales”, donde pocos se

2. PONGÁMONOS EN SITUACIÓN. ALGO DE HISTORIA

atreven a entrar y cuyos precios son sólo asequibles para un minoría.

Los museos, como su propio nombre en griego nos indica (del latín

Por último, ya en el siglo XX, llegan las ferias, bienales y documentas, un

“museum”, y éste a su vez del griego “museion”), comenzaron siendo “templos

nuevo espacio expositivo temporal e itinerante, quizás más mitificado que los

de las musas” (diosas de la inspiración), lugares dedicados a la contemplación y

anteriores, al que sólo las élites artísticas pueden aspirar.

el disfrute del arte. El primer lugar conocido que podemos asemejar a esta figura

Parece que los tiempos cambian, el arte también, y con éste el espacio expositivo. No obstante, todo esto me hace pensar que el “culto al arte” parece

fue probablemente la Biblioteca de Alejandría, museo dedicado al desarrollo de todas las ciencias.

tratarse más bien de una actividad ritual, sectaria me atrevería decir, pues

Conocemos también, durante la antigüedad romana, una segunda

solamente unos pocos pueden formar parte del círculo. Quizás sea necesario

acepción que se le dio al término “museo”, atribuido a las grutas que servían de

conocer sus orígenes y su evolución para entender dicho fenómeno.

lugar de meditación a sus propietarios. Todos estos hechos nos anticipaban ya la concepción actual de museo, como un lugar dedicado a la contemplación, el disfrute y la meditación. En líneas generales, la historia de los museos ha sido la historia de las colecciones públicas y privadas. Desde sus orígenes, los tesoros artísticos o históricos han sido acumulados con afán de prestigio social, como propaganda política, o ejemplo de predominio de una cultura sobre otra. En ellos se guardaban ya desde antaño objetos valiosos, tesoros y joyas.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 5

Sin embargo, su dimensión pública era únicamente religiosa. En la Edad Media los tesoros de la iglesia convivieron con “las cámaras de los tesoros” de las

actuales, sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, iniciando una andadura hacia la conservación y difusión cultural.

cortes, y hasta con alguna colección de carácter privado, como las posteriores “cámaras de las maravillas o gabinetes de curiosidades” que encontraremos durante el Renacimiento. La palabra “museo”, en un sentido más moderno, aparece por primera vez en el siglo XVI, a la que el manierismo dio rápidamente un tinte intelectual y elitista. No obstante, el nacimiento del museo como institución cultural no llega hasta el XVIII, el siglo de las luces. Aunque hará falta esperar hasta la Revolución Francesa (1789) para que las colecciones (propiedad de la nobleza, la realeza o a la iglesia) comiencen a ser accesibles al pueblo. En España, tras el fallido intento del Museo Josefino (de José Bonaparte, en 1809), surgiría el Museo del Prado (Museo Real de Pinturas). Será el siglo XIX el que favorecerá la sistematización y organización de estos centros como instituciones, por aquel entonces sólo accesible a eruditos y caracterizadas por los elitistas precios de entrada. En el siglo XX los museos comienzan a adquirir el aspecto y las funciones

Gabinete de Curiosidades de Cornelis van der Geest, en Amberes, especializado en obras de arte y plasmado por el pintor Van Haecht, maestro de Rubens.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 6

3. ¿QUÉ ENTEMOS POR MUSEO HOY EN DÍA?

de debate en torno a los museos facilita la adopción en el ámbito internacional de

Tratar de delimitar el concepto de museo supone entender su papel en el

definiciones operativas y válidas que van siendo revisadas y modificadas).

siglo XXI, pues ha pasado de ser un almacén de objetos, más o menos valiosos, a

EVOLUCÓN HISTÓRICA DEL CONCEPTO

ser un centro de referencia en aquellos espacios que ocupa. De hecho, muchas de

ESPASA CALPE 1918. “Edificio o lugar destinado para el estudio de las

estas instituciones se han convertido en verdaderos focos de de interés

ciencias, letras y artes. Lugar en el que se guardan curiosidades pertenecientes a

supranacional.

la ciencia y las artes, como la pintura, medallas, máquinas y armas”.

Sin embargo, ante la pregunta de qué es un museo podemos hallar

FOYLES 1929. “Institución en la que la meta es la conservación de los

multitud de respuestas, ya que como afirma Rafael Gómez Alonso en su artículo

objetos que ilustran los fenómenos de la naturaleza y los trabajos del hombre, y la

“El Museo: espacio creativo” (Revista Icono14, nº2) esta ambigüedad obedece a

utilización de estos objetos para el desarrollo de los conocimientos humanos y la

dos aspectos: un problema semántico (por las distintas apreciaciones surgidas en

ilustración del pueblo”.

torno al museo) y un problema histórico (derivado de la evolución de la institución).

CREP 1934. “Cómodo y bello, funcional y estético, arquitectónico y plástico”.

De este modo, en la evolución del término, podemos distinguir tres

ELISEEF 1971. “Un conjunto, especializado o diverso, en el que las

etapas: una pre-conceptual (de formación de los primeros museos, sin existir una

funciones son múltiples. El punto común de todos los museos es el interés que

preocupación teórica en torno a ellos), una científica (ante la proliferación de estos

reportan al patrimonio natural y cultural de la humanidad”.

centros surgen los primeros estudios sobre los museos y la definición de los

CRISPOLTI 1971. “Servicio cultural, público, relacionado con la

mismos) y otra de institucionalización (la creación de organismos internacionales

documentación y con la experiencia de las inquietudes figurativas, visuales y objetuales de nuestro siglo”.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 7

POLI 1976. “El museo es un medio de comunicación, el único dependiente del lenguaje no verbal, de objetos y fenómenos demostrables”. REGLAMENTO DE LOS MUSEOS DE TITULARIDAD ESTATAL Y DEL SISTEMA ESPAÑOL DE MUSEOS 1986. “Instituciones de carácter permanente que

expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo.” Josep Ballart Hernández (Manual de Museos, 2007) analiza las principales características y funciones que emanan de dicha definición:

adquieren, conservan, investigan, comunican y exhiben, para fines de estudio,

• Institución pública, abierta a todas las personas.

educación y contemplación, conjuntos y colecciones de valor histórico-artístico,

• Institución permanente, ya que trasciende coyunturas.

científico y técnico o de cualquier otra naturaleza cultural”. AURORA LEÓN 1988. “El museo es una institución al servicio de la sociedad que adquiere, comunica y, sobre todo, expone con la finalidad del estudio, del ahorro, de la educación y de la cultura, testimonios representativos de la evolución de la naturaleza y el hombre”. EL ICOM

Desde su creación en 1946, el ICOM (The International Council of Museums) es la principal organización en la coordinación de los museos a nivel internacional. Hoy, conforme a sus estatutos, adoptados durante la 22ª Conferencia general de Viena (Austria) en 2007:

• Conserva colecciones de objetos, seleccionados por poseer ciertos valores. • Cuyo propósito es la educación. Las funciones y las actividades básicas del museo son por lo tanto: investigar (los testimonios materiales del hombre y su entorno), adquirir (creando una colección que satisfaga las necesidades del público), conservar (garantizar el mantenimiento de los valores que el objeto posee) y dar a conocer. LOS MUSEOS EN LA ACTUALIDAD

El vertiginoso desarrollo y proliferación de dichos centros nos ha llevado a

“Un museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio

la necesidad de delimitar su contenido y replantear su papel en la actualidad. Así,

de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia,

la definición de museo hoy en día, cada vez más compleja, nos lleva a pensar ya


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 8

no en un centro cerrado, sino en una institución viva que se proyecta sobre su

4. LA EVOLUCIÓN DEL CUBO BLANCO

entorno.

En el año 1976 Brian O’Doherty escribió tres ensayos publicados en la De cualquier manera, sea cual sea la definición de museo aceptada hoy en

revista Artforum titulados “Inside the White Cube, The Ideology of the Gallery

día, así como las diferentes acepciones que ha tenido lo largo de la historia,

Space”, los cuales sentaron las bases para la metamorfosis del espacio expositivo.

nuestro propósito a lo largo de esta tesis será discutir sobre si dichas

Las nuevas formas de expresión de los años setenta no cuadraban con el

concepciones han sido y son o no coherentes con la realidad.

modelo anterior, así que temiendo una posible contaminación del exterior el espacio se transformó en una especie de quirófano esterilizado.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 9

La idea de la forma pura ha dominado la estética y la ética de la que es

5. ANALOGÍA IGLESIA/MUSEO

fruto el cubo blanco. Ha sido un mecanismo de transición concebido para borrar la

Los museos y las galerías parecen estar construidos según leyes tan

noción del tiempo y el espacio. Por este motivo se ha convertido en la imagen

rigurosas como las que se aplicaban a la construcción de una iglesia medieval. El

arquetípica del siglo XX, haciéndonos apreciar antes el continente que el contenido.

principio básico que subyace a esas leyes es que el mundo exterior no debe

La obra de arte queda aislada de todo indicio que pueda inferir con el hecho de

penetrar en ellas. Por este motivo, las ventanas suele estar cegadas, las paredes

que se trata de una obra de arte, es decir, queda aislada de su propia

pintadas de blanco y la luz viene generalmente del techo. Tal escenario nos

autoevaluación.

produce una reminiscencia a un edificio religioso. Las obras de arte se presentan

Existen campos de fuerza tan potentes dentro de la galería, que al salir de

de este modo aisladas del tiempo y sus vicisitudes.

ella el arte puede llegar a perder su carácter sagrado. De la misma manera, las

Otro dato curioso es el hecho de que podamos asemejar la figura del

cosas se convierten en arte cuando se hayan en un espacio en el que confluyen

espacio expositivo a la del limbo, ya que en muchos casos se tiene que haber

ideas potentes relativas a la creación artística. Dentro de este espacio la presencia

muerto para estar en él.

de nuestro propio cuerpo parece superflua, como una intromisión.

Podemos establecer también un extraordinario paralelismo con las

No obstante, O’Doherty nos explica que el cubo blanco no es un espacio

cámaras funerarias egipcias, concebidas para suprimir la conciencia del mundo

neutro, sino un espacio con sus propias leyes e ideología. Este cubo es un objeto

exterior. En ellas, al igual que ocurre dentro del cubo blanco, la ilusión de una

estético en sí, crea un contexto determinado y hace engendrar un tipo de obras.

presencia eterna debía protegerse del paso del tiempo. Además, en su interior se guardaban pinturas y esculturas que al estar en mágica contigüidad con la eternidad permitirán entrar en contacto con ella.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 10

Un tercer ejemplo podrían ser las cuevas paleolíticas, donde también hay pinturas y esculturas, y donde encontramos un escenario deliberadamente aislado del mundo exterior y de difícil acceso. Todos los espacios anteriormente citados son una especie de “no lugares” o de ultraespacios, como dirían Marc Augé y Michel Foucault respectivamente, espacios ideales en los que se anula simbólicamente la matriz

espacio-tiempo. Sin embargo, el fin último para el que se ha creado el cubo blanco parece ser la permanencia de una determinada estructura de poder. Éste espacio nos regala una promesa de posteridad y eternidad, fomentando así el mito de que estamos en su interior como seres esencialmente espirituales. No hablamos en voz alta, no nos reímos, no comemos, no bebemos, no


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 11

tiramos nada al suelo; nos limitamos a contemplar y a meditar, pues el mínimo

6. TEMPLOS DEL ARTE Y EL OCIO

susurro suele ser motivo de queja. Será sólo después, al salir de su interior,

En torno a 1957 tuvo lugar la primera exposición de más o menos

cuando tengamos espacio para la reflexión y el debate.

trascendencia en un señorial museo canadiense. Los visitantes esperaban

En este contexto, los directores de museo adquieren el papel de

impacientes en la puerta, pero el jefe de las salas, al ver la muchedumbre, afirmó:

sacerdotes o monaguillos. Los museos se convierten así en un elemento de

"Hay que detener esto. Todas esas sandeces en la prensa, en la radio, y toda esa

control, imponiendo realidades y adoctrinando a la sociedad.

propaganda a propósito de la exposición". Los trabajadores del museo, que

Pero estos mastodónticos edificios, en la mayoría de los casos reflejo de la ostentosidad de la iglesia, han perdido mucho protagonismo en nuestros días. El museo parece haberse convertido en la nueva catedral contemporánea.

afanosamente habían cuidado el parqué durante años, brillante como la patena, consideraban una amenaza la avalancha de gente que estaban a punto de recibir. El museo fue durante el siglo XIX un estándar de excelencia y prestigio, con su particular rigidez elitista. Sin embargo, se convirtió en uno de los puntos de mira de la revolución de Mayo del 68, donde surgió el movimiento antimuseo. "No habrá progreso o democratización en las artes hasta que no se queme el Museo del Louvre", decían los sectores más radicales. No obstante, cuarenta años más tarde parece que las exigencias de aquellos jóvenes se han llevado hasta extremos que no habrían sido capaces de imaginar. El panorama actual y de futuro inmediato sitúa a los museos y centros de arte en el epicentro del ocio cultural. Actualmente muchos museos de arte contemporánea han cambiado su


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 12

nomenclatura por la de “centros de arte”. En este sentido, la idea del museo como panteón queda totalmente superada, la idea de la institución contenedora de obras

pública, un espacio para el encuentro, la reflexión y la discusión. Las últimas décadas han visto aumentar notablemente el número de

de arte donde nunca ocurre nada. El museo y

visitantes de estas instituciones. Pero la

el centro de arte aparecen ahora como

atracción masiva de público se debe no tanto

términos opuestos, quedando este último

al contenido de los mismo como al

como un espacio dinámico donde se hacen

“contenedor”, considerado como un “espacio

actividades diversas e interdisciplinares.

de recreo”. En su interior, además de las

No obstante, en la actualidad el

habituales

colecciones

permanentes,

museo es un organismo que va más allá de

encontramos ahora exposiciones itinerantes,

sus ineludibles funciones de conservar y

multitud de actividades en torno a ellas

exhibir. Ya no nos preguntamos si el museo

(fiestas, conciertos, ciclos de cine, foros,

debe ser un templo un foro, un ámbito de

talleres), así como innumerables servicios:

culto, un espacio cultural. A través de la

tiendas, librerías, restaurantes, cafeterías,

multiplicidad de sus actividades se abre a la

jardines, etc. Podemos hablar de una especie

sociedad, lejos de adoptar una postura

de “microciudad o centro comercial cultural”.

pasiva. Con el concepto “centro de arte” se

La evolución de los trabajos de Renzo

altera la vieja concepción del museo y nos adentramos en la imagen del ágora

Piano, arquitecto italiano, supuso el inicio de este tipo de construcciones y resume


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 13

el papel del museo como espejo social. En 1977 terminó el Centro Pompidou de

7. NUEVAS TENDENCIAS ARQUITECTÓNICAS

París, una espectacular construcción tubular que diseñó junto a Richard Rogers.

La remodelación es una de las tendencias museísticas actuales. Antiguos

Con esta pieza dejó atrás la figura del cubo blanco y la idea de la pinacoteca como

inmuebles en desuso, fábricas, iglesias u hospitales han demostrado que pueden

templo, dando paso a una nueva institución que haría al mismo tiempo de

tener otra vida. Muchos museos de arte contemporáneo han aprovechado antiguas

mediateca, galería y reclamo arquitectónico. La idea de añadir servicios a la

construcciones que han sido rehabilitadas y en la mayoría de los caso ampliadas,

exposición del arte y el componente escultural caracterizó con posterioridad los

como es el caso del MNCARS, Hospital General durante el siglo XVIII.

programas y la arquitectura de muchos museos posteriores.

En general, la reutilización de estas edificaciones se debe a la memoria

Era la primera vez que se adjudicaba la construcción de un edificio a dos

del lugar, de gran valor histórico o artístico. De hecho, la intervención de este tipo

arquitectos desconocidos. El propio Piano afirmó: “nuestro principal objetivo ha

de arquitecturas suele constituir un reto que queda en manos de arquitectos de

sido crear un sistema más que un edificio, algo muy libre que se pueda renovar,

renombre, que dotan al viejo edificio de la extravagancia y originalidad necesaria

que pueda cambiar según la situación, según la época”.

para convertirlo en un icono.

La construcción del edificio evidenció con el tiempo el nivel de

A diferencia de lo que ocurría antaño, las calles y zonas colindantes entran

envejecimiento de las antiguas instituciones, así como la necesidad de

ahora en el museo, que se prolonga fuera de sus muros. La edificación ya no se

modernizarlas y adaptarlas a los nuevos tiempos. El museo como catedral

presenta como un templo al que acceder a través de una escalinata, sino que se

contemporánea ya no sólo hace de nuestras ciudades lugares atractivos, sino que

procura enlazar el museo con el espacio urbano.

que polariza la vida sociocultural de la misma y atrae a miles de visitantes.

La concepción del edificio pretende propiciar una apertura social, rompiendo con la antigua convención de separación entre espacio interior y exterior. Los nuevos materiales propician

este cambio. El cristal favorece la


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 14

desmaterialización de la arquitectura y el edificio se abre al exterior. Otro de los denominadores comunes es la tipología de la plaza, que será

de la escultura en la plaza. Ejemplo de ello es “Pupi”, obra de Jeff Koons, a la entrada del museo Guggenheim.

en esta ocasión el área de acceso al museo, al igual que ocurre con las iglesias y

Del otro lado, existe también un puñado de arquitectos que han optado

los ayuntamientos. En la plaza se transita, se pasea, es un espacio para la

por okupar dichas construcciones. Por ejemplo, en París, Lacaton y Vassal

comunicación y el ocio, incluso en algunos casos parece una prolongación del

remodelaron el Palais de Tokyo, llevando casetas de obra y rampas provisionales a

propio museo. Las obras de arte expuestas con carácter permanente a la entrada

un edificio de los años treinta. Arturo Franco transformó con esa misma

de los museos adquieren una connotación de escultura pública y sustituyen la idea

estética povera e industrial el antiguo Matadero de Legazpi, en Madrid.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 15

Nuevamente, en Venecia, la tipología de Piano se repite, ya que ha

8. EL MUSEO COMO CATEDRAL CONTEMPORÁNEA

reconvertido un antiguo almacén portuario redefiniendo la relación espacio-tiempo

La ciudad se identifica con sus monumentos y el museo cumple en este

delante de un cuadro. A través de un aparato robótico los cuadros pasean en vez

caso la mismas función. Son cada vez más frecuentes las creaciones de museos y

del espectador, sin ruido y sin moverse. Un visitante puede ver hasta veinte lienzos

centros de arte contemporáneo que vienen abriéndose desde la década de los

en una hora. La idea es eliminar las paredes que delimitan hoy la capacidad del

setenta en lugares estratégicamente situados.

museo y el acceso público a las grandes colecciones. Piano recupera sutilmente el

Con el tiempo, los museos se han convertido en la expresión de la

ritual del pintor que, poco a poco, extrae lienzos del almacén para mostrarlos a

capacidad de iniciativa de las administraciones públicas, que renuevan la imagen

quienes le visitan.

de la ciudad gracias a sus actividades culturales. Éstas, conscientes de la rentabilidad de imagen que ello comporta, llegan a tener un protagonismo inusitado dentro de dichas instituciones. En este sentido, el museo pasa ser un un elemento de distinción, es decir, sirve de estandarte, ya que pondrá a la ciudad en el mapa nacional e internacional; modificando el territorio a nivel cultural, social, urbanístico y económico. "Cómo crear un museo para cambiar una ciudad" parece ser la consigna que atribuye a la cultura contemporánea la posibilidad de la metamorfosis. Considerada como la institución cultural más prestigiosa y reconocida en


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 16

cuanto a su gran capacidad de agente transformador, el museo incidirá en diversas

un segundo plano. Muchas ciudades europeas han encontrado en el museo la clave

facetas de la realidad urbana. Con un efecto casi “redentor” la institución

para la regeneración de su pasaje urbano y su promoción.

museística asume el protagonismo del cambio.

Algunas han superado una etapa de su industrialización en declive, como Bilbao con el museo Guggenheim. Otro ejemplo sería el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, trampolín de la revitalización del área marginal de Atocha. En Barcelona se construye el MACBA, en el barrio del Raval. Éstas ciudades han sido objeto de transformaciones gracias a los museos que en ellas se edificaron. Pero además de la actividad del propio museo y la comercialización a través de sus servicios públicos, éstos han propiciado el desarrollo económico de la zona, especialmente de la hostelería y el comercio. El museo se convierte así en uno de principales reclamos turísticos, generando beneficios para la ciudad y convirtiéndose en un logotipo que como un anzuelo ha de atraer al visitante.

El acercamiento de la cultura al ciudadano, que debía ser el motivo fundamental en la creación de una institución como el museo, parece quedarse en


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 17

9. EL MUSEO-FRANQUICIA

Por primera vez, un famoso museo como el Guggenheim de Nueva York

Los museos de renombre construyen hoy grandes franquicias de su marca

crea una filial lejos de su país. Éste es el caso del Guggenheim de Bilbao, de Frank

bajo el efecto Guggenheim. Desde que estos centros han ido a probar fortuna a

Gehry. Para Thomas Krens, ex-director de la fundación Guggenheim, el museo ideal

países como Abu Dhabi han saltado las alarmas.

sería "un parque temático con cuatro atracciones: buena arquitectura, una buena

Un nuevo fenómeno ha empezado a captar la atención de las instituciones, que se enfrentan a la dificultad de funcionar con sus limitados presupuestos. Miles de millones de euros presionan a museos, accionistas e inversores.

colección permanente; exposiciones primarias y secundarias; y otras diversiones como tiendas y restaurantes". La idea vino de una confluencia de dos necesidades, la de crear un museo

La adquisición de nuevas obras se hace cada vez más complicada, debido

de arte contemporáneo (sin disponer del edificio ni la colección), y la del director

a los elevados precios del mercado, que parece haberse vuelto loco. En este

de la Fundación Guggeheim Nueva York de realizar una operación en el extranjero.

contexto, los museos buscan financiación para seguir adelante y han comenzado a

La industria principal de Bilbao, antes centrada en la producción de hierro,

abrir “filiales” de sus “negocios” en otras regiones. Sin embargo, este incansable

acero y construcción de buques, estaba desapareciendo. El Guggenheim ocuparía

deseo de obtener beneficio está empezando a comprometer su misión original,

así un espacio abandonado al borde de la ría, que se convertiría en un símbolo

quedando convertidos ahora en influyentes empresas culturales.

para el territorio vasco, propiciando la reconversión de una zona industrial en crisis.

A raíz de la construcción del Centro Pompidou de París, como ya hemos

Ante el éxito de la iniciativa, no tardaron en aparecer imitadores con esta

comentado, surge una nueva tipología de museo, una especie de “microciudad

misma filosofía. Sus pasos fueron seguidos por nuevos Guggenheims, Hermitages

cultural”. A partir de este momento y en adelante, el negocio del arte dará un paso

o Louvres, entre otros.

decisivo.

El famoso museo francés se lanzó a la aventura internacional con el


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 18

“proyecto Atlanta”, en octubre del 2006. Después de las olimpiadas de 1996 la

inversión de millones de euros, que aseguraba la reconversión económica ya no

ciudad buscó nuevas alternativas para su crecimiento, pero primero tuvo que

sólo de una ciudad, sino de todo un país. Abu Dhabi soñaba con convertirse en el

liberarse de su imagen laboriosa y austera. Hubo que rehabilitar el centro de la

paraíso turístico del golfo pérsico, y ha sido desde entonces uno de los lugares

ciudad, mediante la construcción de un teatro, el acuario más grande del mundo y

preferidos para erigir este tipo de construcciones. Por este motivo ha realizado

la fundación de una orquesta sinfónica. Sólo faltaba un museo de arte moderno.

durante los últimos años importantes inversiones en educación y cultura, como la

Construido dicho centro, éste se nutriría del alquiler de las colecciones del original

construcción de una sede de la Sorbona en su territorio.

Louvre.

De cualquier manera, Bilbao, Atlanta, Abu Dhabi, Londres, Amsterdam, Las Al otro lado del océano se emprendió un nuevo proyecto faraónico con una

Vegas... son sólo unas pocas de las regiones en las que los museos han


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 19

empezado a abrir filiales para “sanear su economía”. El arte esta ahora envuelto

10. LA ERA DE INTERNET LLEGA A LOS MUSEOS

en la fiebre de los negocios, de la política internacional y de la diplomacia. Pero,

Tendemos cada vez más a transformar los recursos culturales en

¿cuáles son las consecuencias de esta revolución para el modelo financiero de los

experiencias personales y entretenimientos de pago. Entramos en una nueva era

museos, sus colecciones y su reputación?, ¿cuál es su verdadera vocación e

gobernada por la omnipresencia de las nuevas tecnologías y el comercio cultural.

identidad?

De hecho, la unión de ambas constituye un nuevo paradigma económico, muy

Estas instituciones parecen haber perdido total coherencia en nuestros días, pues su objetivo fundamental ha quedado en último lugar. Ya no podemos

poderoso en nuestras vidas, cada vez más mediatizadas por los nuevos canales digitales de expresión humana.

verlas como un servicio público que pretende exhibir el arte a las masas, sino

La informática es uno de los aspectos que más ha modificado la imagen

como un recurso económico con el que se especula por razones políticas,

del museo en los últimos años. La sociedad del espectáculo ha hecho de los

diplomáticas y financieras.

museos lugares emblemáticos tanto por su arquitectura como por su contenido.

Los gobiernos están impulsando la mercantilización del mundo del arte y la reactivación del objeto como bien de consumo. Las grandes entidades financieras y

Pero sus estrategias para ampliar las fronteras fuera del cubo blanco son cada vez más ambiciosas sobretodo gracias a la revolución tecnológica.

empresariales se apresuran así a crear fundaciones destinadas a coleccionar y

Museos y galerías tienen la oportunidad de salir de sus cuatro paredes. A

exhibir arte contemporáneo con el fin de asociar estos contenidos a su imagen

través de sus webs, redes sociales y otras aplicaciones pueden por fin distribuir

corporativa.

sus contenidos “sin salir de casa” y hacerlos accesible a todos los públicos. Ahora no sólo podemos visitar las colecciones físicamente, sino que disponemos de sofisticadas webs donde realizar visitas virtuales. Podemos llevar


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 20

en nuestro bolsillo, por ejemplo en nuestro teléfono móvil, las grandes colecciones

posibilidad de explorar los mejores museos del mundo. En él podemos encontrar

de los museos más importantes del mundo. También existen aplicaciones que nos

más de 1000 obras de arte en alta resolución que nos permitirán observar al

guiarán a lo largo de nuestro paseo, acompañados por los mejores expertos o

detalle desde la pincelada hasta la rugosidad de la tela. El sitio integra la

curadores.

tecnología Street View, gracias a la cual podremos transitar por el museo sala por sala. Otra de las ventajas es que puedes crear tu propia colección. Véase www.googleartproject.com. Internet ha permitido que las grandes instituciones rompan con las barreras geográficas, atrayendo a futuros visitantes, fidelizando su interés gracias a sus publicaciones y contenidos. El museo global, una especie de gran archivo sin fronteras, es un planteamiento que se hace Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía. “Si el paradigma económico centrado en el dinero fácil y la especulación no se sustenta, es también evidente que la cultura basada en la primacía del edificio y del espectáculo sobre el programa ha dejado de tener validez y que la necesidad de inventar otros modelos es imperiosa", afirma. "La formulación del nuevo museo es inviable sin un cambio institucional que acarree mutaciones estructurales, de

Hace ahora aproximadamente dos años que Google, el buscador más famoso del mundo, lanzó “Art Project”, un portal que pone a nuestra disposición la

gestión y ordenación jurídica. El museo debe saber generar y asociarse con la


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 21

esfera de lo común, esto es, un espacio que va más allá de lo institucional, y que

11. MALDITO “CONCEPTO”

no es público ni privado, aunque mantiene dimensiones de ambos. Es el espacio

Saliéndonos un poco del tema que nos atañe, me gustaría dedicar un

de una cierta anonimidad, que genera significados, emerge de la actividad social y

pequeño apartado ya no tanto a los contenedores sino a los contenidos, es decir, a

se transforma colectivamente. Para ello es esencial romper la dinámica de

las obras que se exponen en los centros de arte contemporáneo.

franquicias que tanto atrae a los responsables de los museos y pensar en una

Y concretamente me gustaría hablar del “concepto”, ese fiel compañero

especie de archivo universal, de confederación de instituciones en las que no sólo

sin el que la obra de arte parece no tener sentido. Esté ha pasado a ser una

se compartan las obras que albergan sus centros, sino, sobre todo, las

“condición sine qua non” para presentar un trabajo, por ejemplo, en la universidad,

experiencias y relatos que se generan a su alrededor. O lo que es lo mismo, que se

o para para participar en cualquier certamen de artes plásticas. Pero, ¿es nueva

garantice el acceso de forma no expropiable a los recursos que los museos

esta obsesión por el concepto?

producen. Sólo de este modo podremos decir que el yo en plural no depende de nuestro acceso al otro, sino de nuestra implicación en el mundo con los otros". A medida que se intensifica la proliferación de nuevos sistemas sígnicos, las artes, como eran concebidas tradicionalmente, ya no son una forma canónica

Antaño ya nos habló Michel Foucault sobre la necesidad aparentemente urgente de nuestra civilización por tener una articulación estética y de pensamiento; sobre la necesidad de un arte intelectualizado, o de lo que se podría llamar una “creatividad cognitiva”, en el tipo particular de sociedades que habitamos hoy.

de comunicación. Su porvenir no parece encontrarse en la creación de obras

Lo cierto es que, remontándome a siglos pasados, me cuesta pensar en

maestras duraderas, sino en definir nuevas estrategias culturales derivadas de la

obras que no tengan un concepto detrás. Lévi-Strauss decía que la ciencia no es

utilización de las nuevas tecnologías.

tan distinta de la magia, lo que pasa es que la magia tiene un conocimiento sumergido en imágenes. De este mismo modo, las obras de las que hablo puede


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 22

que no tengan conceptos explícitos, que traten de imponerse a las imágenes, más esto no significa que carezcan de ellos. Supongamos que lo que diferencia al arte de los medios masivos y las imágenes publicitarias, sometidas a cierta legalidad y obsolescencia del mercado, es que son imágenes “no definitivas”, es decir, hablan de un conflicto abierto, plantean preguntas y generan disensos. Vivimos bajo una cultura esencialmente visual, en la que las imágenes están interconectadas, especialmente desde Internet. Resulta realmente

Quiero hablar aquí también del “concepto” relacionado con “el arte político”, ya que considero que ambos están íntimamente ligados, siendo “la política” uno de los contenidos más repetidos en las manifestaciones de nuestros días. Posiblemente las prácticas artísticas actuales respondan al momento de crisis que estamos viviendo y pretendan servir de herramienta o forma de resistencia, como dice Hito Steyerl. De esto modo, el arte de hoy se propone no dejarnos indiferentes.

complicado inaugurar algo enteramente que no haya sido visto antes. A mi juicio,

No obstante, me viene a la mente en estos momentos el lema de la

nos encontramos ante una especie de encrucijada, buscando esta originalidad a

Documenta 13, "Collapse and Recovery" (Derrumbe y recuperación), que hace

través de la intersección de contenidos o extrapolación de ideas a otros contextos.

elogio de la confusión. Tras visitar recientemente varias exposiciones en centros de

Sin embargo, como afirma Néstor García Canclini, no creo que exista

arte y fundaciones de nuestra capital experimenté dicho derrumbe, debido a su

ningún curador que pueda anular la elocuencia enunciadora de una pintura, una

ambiciosa extensión. La supuesta función del museo como "lugar difusor de la

escultara o una performance. Todo arte ha sido conceptual, lo que ha ocurrido a

cultura" quedó en este caso anulada por un exceso de información. Es evidente

mediados del siglo XX es que hay un predominio de la elocución semiótica sobre la

que no quedé indiferente, pero ¿qué sentido tiene una muestra tan amplia

exhibición y el juego con la imagen. Hoy parece necesario escribir a modo de

sabiendo que va a superar las capacidades del receptor?, ¿difundir o confundir?

sinopsis dicha elocución, antes oculta, para que se haga visible.

Estoy de acuerdo con Fernando García Dory en que “no hay soluciones


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 23

únicas ni fáciles para definir un arte útil hoy”, y comprendo que “los artistas” no

12. CONCLUSIONES

deben crear un arte contemplativo que sea sólo para el disfrute, pero ¿cuál es

Aunque parecía tenerlo muy claro al comenzar esta tesis, son infinitas las

dicha utilidad?

dudas y nuevas preguntas que me han surgido respecto a la figura del espacio

Si presuponemos que lo que diferencia al arte de la política es la

expositivo. No me queda claro si estas nuevas instituciones, que han sustituido al

"poetización" del primero, ¿sí podemos permitirnos crear un arte no contemplativo,

esterilizado quirófano del cubo blanco, son una alternativa real y duradera a la

que sea ético, pero que carezca de dicho disfrute?

creación y difusión cultural; o si responden a una verdadera necesidad de cambio.

En mi opinión, tanto la tendencia de implantar imperiosamente un

En una sociedad que crece y se transforma a pasos agigantados, si estos

concepto, como la de convertir el arte en una herramienta política, ha hecho

nuevos modelos de gestión son el futuro, ¿acabarán aplastando a las canónicas

desaparecer la magia y autenticidad que le caracterizaban. Obsesionarse con

instituciones que repiten patrones decimonónicos?

anteponer el concepto a la realización de la obra no creo que pueda llevarnos a

La sacralización del arte encuentra sus condiciones de posibilidad en la

nada bueno, más que a la realización de trabajos pretenciosos, provocativos y

deshistorización del mismo, así como en su mercantilización. Ambas representan la

banales. La creación o producción artística, como se le denomina actualmente,

muerte de éste, ya que el arte se encuentra muy lejos de los templos que

debe de ser un proceso “espontáneo”, que poetice nuestras preocupaciones. En

pretenden monopolizarlo.

caso contrario, no realizaríamos una obra de arte, sino que quizás las escribiríamos en una libreta que después guardaríamos en un cajón. ¿Dónde se quedó el placer de la mirada y del relato que se ha perdido en esa obsesión por la teoría que gobierna estos últimos años?

¿Es el arte una forma de resistencia? Quizás sea una forma de resistencia a la sumisión, ya que no hay artes sin libertad ni autonomía personal. Pierre Bourdieu señaló que, dado que la contemplación de las obras de arte, tal y como se produce en nuestras sociedades, se sustenta en una doble negación de la


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 24

historia, las producciones artísticas son deshistorizadas por los museos y las galerías, que por lo general las mantienen estáticas, descontextualizadas y ajenas a las miserias de la vida social.

otra cosa”. A pesar de la permanente sacralización del arte, a pesar de su deshistorización y estetización, a pesar de la entronización individual e

Analizando la función social del arte desde un punto de vista sociológico, y

individualizada del artista dotado de poderes ultra terrenales, a pesar de la

comparándolo con el culto a una divinidad religiosa, el museo de arte

mercantilización del arte y de su consumo ostentoso por las clases ociosas, no se

contemporáneo, véase el Guggenheim, se ha convertido hoy en un templo para los

puede negar que el mundo de las bellas artes no es ajeno a la pugna que

adoradores del arte, que desacraliza determinadas producciones humanas y

mantienen los diferentes grupos sociales de una sociedad por imponer como

auratiza en este caso a una empresa multinacional del acero.

dominante una visión legítima del mundo.

Richard Serra distingue entre el arte de pedestal, convertido en una

Y no se trata únicamente de la pugna entre un arte de vanguardia y un

mercancía del mundo capitalista que hace del artista una marca, como Gucci, y el

arte burgués, entre un arte culto y un arte popular, se trata de imponer un modo

arte entendido como catalizador que transforma la manera de ver y de sentir tu

determinado de ver, de mirar, de percibir y de vivir. La pugna por las regla del arte

relación con el mundo. “Yo creo que caminar dentro de una escultura y convertirse

forma parte integrante de los enfrentamientos culturales en sociedades

en su protagonista es muy diferente a mirar un pedestal”. Serra, que empezó

caracterizadas por fuertes desigualdades sociales de intereses contrapuestos.

siendo pintor, confiesa que abandonó la pintura cuando descubrió al contemplar las

Si consideramos el estado del mundo del arte como un síntoma del estado

meninas de Velázquez que jamas podría hacer algo tan potente como aquel cuadro.

de una sociedad las señales no dejan de resultar inquietantes. Muchas de las

“Entendí que tenía que trabajar más en la relación entre sujeto y objeto, y pensé

propuestas artísticas actuales ponen de manifiesto el agotamiento de los lenguajes

que quizás hubiera alguna posibilidad de que pudiera contribuir al arte haciendo

críticos de nuestra sociedad, así como la crisis de los códigos artísticos de


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 25

expresión.

El espectáculo no debería estar fuera de la sala, sino dentro. Las

Se está formando un nuevo estatuto del arte. Pero renovación no significa

construcciones faraónicas no serían necesarias para atraer visitantes si los

necesariamente ruptura con el pasado, debemos dejar un espacio para la

contenidos de éstas fueran interesantes, más es evidente que es mucho más fácil

recuperación crítica de las tradiciones.

lograr un buenos contenedores que buenos contenidos. Parece irremediable que la

Como dijo Neil Postman, profesor de Ciencias de la Comunicación en

cultura haya entrado entrado en el mercado global del entretenimiento y el turismo

Nueva York: "Necesitamos museos que nos digan lo que fuimos, lo que hay de

cultural, en el que ya existen marcas bien diferenciadas. Como todo, el arte se ha

malo en lo que somos y qué nuevos rumbos podríamos tomar. Necesitamos como

convertido en una fuente de la que sacar beneficio. Y lo peor, la walmartización de

mínimo, museos que nos den una visión de la humanidad que sea diferente de la

la cultura no ha hecho más que empezar.

que nos ofrecen las agencias de publicidad y los discursos de los políticos." RECAPITULEMOS

Recurrir a las franquicias museísticas no es más que otra forma de imperialismo cultural. Los museo y el arte deben de nacer en un entorno propio, no colonizado. Renunciar a las instituciones que antes hemos llamado decimonónicas es sustituir la cultura por el espectáculo, animando al espectador a reconocer nuevas marcas, y no ha a conocer nuevos territorios. Es necesario volver a la investigación y a la educación, a la colaboración y el trabajo en red entre instituciones, alejándonos del modelo del museo-franquicia como imitador del mercado.


Del cubo blanco al cul-de-sac Andrea Serrat Pérez Sociología de la comunicación y la cultura 26

13. BIBLIOGAFÍA

Pérez, Luis (18 de Septiembre del 2010). Una aproximación a la definición del museo. http://suite101.net/article/una-aproximacion-a-la-definicion-delmuseo-a25799#ixzz2IhKUkztd

LIBROS

Greenberg, Clement (1961). Arte y cultura: ensayos críticos (Art and culture); traducción de Justo G. Beramendi y Daniel Gamper. Barcelona: Paidós, D.L. 2002

Fietta Jarque y Anatxu Zabalbeascoa (11 de Julio del 2009). Templos del arte y el ocio. http://elpais.com/diario/2009/07/11/babelia/1247269152_ 850215.html

O'Doherty, Brian (1928). Dentro del cubo blanco: la ideología del espacio expositivo / Brian O'Doherty. Murcia: CENDEAC, D.L. 2011

Documental El negocio de los museos. http://www.youtube.com/watch?v=1nrSut3LuU

Ramírez, Juan Antonio (2010). El sistema del arte en España/ Juan Antonio Ramírez (ed.). Madrid: Cátedra, 2010

Revista Museum No 174 (Vol XLIV, Nº 2, 1992) Museos: posibilidades sin fronteras. http://unesdoc.unesco.org/images/0009/000925/092550so.pdf

Rifkin, Jeremy (2000). La era del acceso: la revolución de la nueva economía (The Age of Access). Barcelona: Paidós, D.L. 2002

Michaud, Ives (28 de Enero del 2007). De la innovación a la franquicia. http://elpais.com/diario/2007/01/29/cultura/1170025208_850215.html

Varela, Julia (2008). Materiales de sociología del arte / Julia Varela y Fernando Álvarez-Uría . Madrid: Siglo XXI de España, 2008

Gómez Alonso, Rafael. El museo: http://www.icono14.net/revista/rn2/articulos/rafa.pdf

Sancho, Lidón (19 de Noviembre del 2012). Encerrad@s en el cubo blanco. http://blogs.lasprovincias.es/masvidaquearte/2012/11/19/encerrads-en-elcubo-blanco/

Reportaje El País (28 de Agosto del 2010). Mucho arte, por fuera y por dentro. http://elpais.com/diario/2010/08/28/viajero/1283029687_850215.html

García, Ángeles (28 de Octubre del 2009). El museo tira de fondo de armario. http://elpais.com/diario/2009/10/28/cultura/1256684401_850215.html

FUENTES ELECTRÓNICAS

Foucault, Michel (1966). Utopies et hétérotopies. Conferencia radiofónica pronunciada el 7 de Diciembre de 1966 en France-Culture. http://www.mxfractal.org/RevistaFractal48MichelFoucault.html Foucault, Michel (1967). De los espacios otros (Des espaces autres). Conferencia dictada en el Cercle des études architecturals, 14 de marzo de 1967, publicada en Architecture, Mouvement, Continuité, nº5, octubre de 1984. http://es.scribd.com/doc/4650039/Foucault-M-De-los-espaciosotros

espacio

creativo


DEL CUBO BLANCO AL CUL-DE-SAC