Page 1

INSTITUTO SUPERIOR DE EDUCACIÓN NORMAL LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PRIMARIA TALLER DE TIC’S DIAGNÓSTICO GE GRUPO Entre los diferentes factores que caracterizan al grupo se encuentran:

1. Los ambientes de aprendizaje: a) Ambiente organizacional: El entorno físico del salón se encuentra en condiciones buenas. Tiene los elementos que necesita como ventanas, puerta, sillas, mesas, estante para la maestra, ventiladores y pizarrón. Se podría concluir que el ambiente es agradable, equitativo y ameno.

b) Ambiente cultural: Los valores y creencias que poseen los alumnos son diversos, sin embargo al poseer un reglamento del aula y con ayuda de la maestra los alumnos comparten las mismas características de conducta cuando están en clases. Los alumnos que viven cerca son parecidos en cuanto a creencias, tradiciones y costumbres. Les gusta socializar y convivir juntos.

c) Cultura organizacional: La organización de la escuela es eficaz, los maestros colaboran para lograr sus objetivos y conviven con sus posibles diferencias culturales.

2. Los estilos de aprendizaje: En el salón, los estilos de aprendizaje que predominan son visuales y kinestésicos. Los alumnos visuales tienen un alto nivel de energía, son inquietas y observadoras, captan el detalle y muchos de los pequeños aspectos que a otras personas se les pasan por alto. Suelen visualizar imágenes en su mente para poder recordarlas, y es común que para hacerlo, deban escribirse pequeñas notas o apuntes. Necesitan lugares tranquilos para concentrarse. Los alumnos kinestésicos No tienen especial interés por los detalles como pueden ser las personas más “visuales”, pero eso sí, son más espontáneas y con tendencia a buscar emociones en primera persona.

3. Las personalidades de los alumnos:


Alumnos líder: Es el favorito de la clase al que admiran todos y del que todos quieren ser amigos. Su carisma le engrandece, le sube en un pedestal desde el que puede contemplar su gran corte de seguidores y admiradoras que le adulan y ríen todas las gracias. La manada elige al líder por su carisma, su popularidad, su simpatía, su elocuencia o su belleza, pero rara vez por su inteligencia – el líder es más audaz que inteligente-, así que no suele coincidir con el “listillo” de la clase. Alumnos responsables: Sus buenas notas las gana a base de estudio, perseverancia y esfuerzo, y suele destacar por la puntualidad, la atención, la meticulosidad y la calidad de que dota a sus trabajos. La falta de audacia del listillo o del carisma engatusador del líder la compensan con constancia y dedicación, artes quizás no tan inmediatas y llamativas, pero con excelentes logros también en lo que concierne a la autosuperación y crecimiento personal. Alumnos tímidos: Se les reconoce fácilmente por su mirada baja y por su silencio. Prefiere pasar desapercibido en el grupo y parecer como si no estuviera. No suele levantar la mano ni la voz en clase, pero no por no saber la lección, sino por miedo a que el resto claven su tropel de miradas en él, y por el pánico escénico de tener que salir al estrado y sentirse expuesto. Alumnos rebeldes: Es el azote de los profesores, el alumno contestatario, revolucionario, que no pasa por una clase sin llevar la contraria en algo; nada le parece bien, nunca está conforme y es intransigente con las opiniones de los demás. Suele estar siempre enfurruñado, si levanta la mano es para contradecir en algo o exponer una idea peregrina que desbanque al profesor, y su tono de voz suele ser imperativo, autoritario. Estrategias de intervención para mejorar el ambiente de aprendizaje dentro del aula • Dedicándole tiempo para hablar con los estudiantes y explicarles la importancia del aprendizaje. • Estar atento a los sentimientos de los estudiantes. • Permitir que los estudiantes hagan elecciones personales. • Permitir que los estudiantes trabajen de forma individual o cooperativa. • Dividir al grupo en actividades por interés.


“Los estudiantes están más motivados para aprender cuando se les permite elegir, cuando enfrentan retos que igualan sus habilidades y cuando reciben recompensas que tienen valor informativo, pero que no se utilizan para controlar” (Santrock, 2002). Para conocer el avance del proyecto el profesor puede: • Pedir a los guías de grupo reportes informales del progreso de grupo. • Asignar escritos rápidos al grupo. • Entrevistar a estudiantes seleccionados o al azar. • Monitorear el trabajo individual y en grupos. • Calendarizar sesiones semanales de reflexión para los grupos. • Revisar las listas de los estudiantes que incluyan los pasos terminados del proyecto. • Escribir su propia bitácora en relación con cada proyecto. • Sentarse a discutir los avances del proyecto con el grupo. • Dirigir sesiones de información al término de actividades. • El monitoreo de los avances del proyecto es fundamental para detectar problemas, cambiar de estrategias y revisar los logros obtenidos por el grupo. • Es importante que casi inmediatamente después de terminar el proyecto, cuando aún se encuentre fresco en la mente, se reflexione acerca de los éxitos y fracasos del mismo. Tomar nota de lo que funcionó y de lo que no, permite pensar en nuevas estrategias y acciones a seguir. Referencias Meléndez Denisse (2010) El salón de clases: ambiente y Cultura. Recuperado: 18/09/15 De: http://www.suagm.edu/umet/biblioteca/Reserva_Profesores/denisse_melendez_educ_106/ El%20sal%C3%B3n%20de%20clases%20ambiente%20y%20cultura.pdf Cerro Sandra. Grafopsicología de los tipos clásicos de alumnos en un aula. Recuperado el: 16/09/15. De: http://www.sandracerro.com/files/Articulos/artic-pedagogia/perfiles.pdf

Diagnostico ricardo  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you