Page 1

RESILIENCIA

EL ORIGEN

En el año 2100, el planeta es un lugar inhóspito para los humanos y las otras especies que aún existen. Escondido en el Caribe colombiano sobrevive Aguamarina, un enclave construido por los últimos remanentes de las civilizaciones de la Tierra. Allí, científicos brillantes, liderados por Ceiba Stelis y Otus Marko, han desarrollado tecnologías que les han permitido sobrellevar temporalmente los retos de su nueva realidad climática. No obstante, una inminente liberación masiva de gas metano amenaza con echar por tierra décadas de esfuerzos y destruir esta nueva sociedad. Su última esperanza es Ceiba, quien, de la mano de sus tres hijas, llevará a cabo un arriesgado plan para salvar lo que queda de la raza humana.

INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN DE RECURSOS BIOLÓGICOS ALEXANDER VON HUMBOLDT

DE lA

CRÓNICAS DE LA RESILIENCIA

CRÓNICAS

CRÓNICAS DE lA

RESILIENCIA

EL ORIGEN


CRÓNICAS DE lA

RESILIENCIA

EL ORIGEN


///////////////

CRÓNICA 1

KELONIA

21 00

2090

20 80

20 7 0

2 060

2 05 0

2 040

2 030

2 020

2015


///////////

diario CEIBA STELIS

DÍA

3285 Hoy el entrenamiento fue increíblemente fértil. Ya Kelonia está segura: ella también ha encontrado su alfa. Tras tantos años invirtiendo nuestra atención, energía y esfuerzos, los hemos encontrado. La importancia del momento, por supuesto, no ha pasado desapercibida para mi familia. Hemos celebrado con los cubitos de miel que tanto disfrutan (apenas lo suficiente para no arruinar su régimen nutricional). Ahora solo falta mecanizar los pasos a seguir.

Si podemos acceder a las percepciones de otros seres vivientes del pasado gracias a la memoria genética, también podemos transportarnos a través de ella. El resultado es que los humanos podemos viajar en el tiempo a bordo de la consciencia de un animal (cuya sintiencia es parecida a la nuestra) y manejar su cuerpo como si fuera nuestro. Los últimos cálculos revelan que el viaje no podría durar más que algunas horas (entre ocho y diez), pero falta confirmarlo.

un potencial de liderazgo importante, que serán quienes inspiren a otras para que, de cambio en cambio, de paso en paso, se generen los cambios masivos que el mundo requiere. Buena parte de nuestros ejercicios de biovisualización apuntan a preparar a las niñas para la bioteletransportación, pero también para que detecten potenciales alfas que les permitan precipitar esta transformación masiva. Al día de hoy todas tienen su alfa detectado.

Aurora hizo un par de preguntas más, pero al final del día pareció satisfecha por este resumen.

3301 -

DÍA

3296 Ayer Aurora me pidió que le explicará más sobre los principios científicos que han hecho todo esto posible. El relato que surgió fue interesante y sintético. El siguiente es un torpe esfuerzo por reproducirlo. El principio básico que le permitió a Rosalinda, mi madre, encontrar la bioconectividad es que todos los seres vivos tenemos cadenas de ADN, que, en esencia, pueden conectarse entre sí para establecer una comunicación entre las dos entidades sintientes a las que pertenecen. Gracias a este descubrimiento, la humanidad pudo, por primera vez, experimentar el mundo de la manera como otros seres vivos lo hacen. Además de que esto generó un salto cualitativo a nivel del desarrollo de la consciencia humana, precipitó más descubrimientos como el de la memoria del código genético, según el cual el material genético de todo ser vivo contiene un registro de la historia de un individuo o una especie. Este segundo principio fue el que exploró Aurora Mydas, mi esposa, en un proceso de investigación en el que terminamos involucrados Otus y yo. Este equipo descubrió que la técnica de bioconectividad se podía aplicar no solo en animales del presente, sino también en animales del pasado. De ahí salió la idea de la biovisualización: podemos acceder a la experiencia de vida de otras entidades sintientes, incluso, de otros tiempos.Finalmente, el tercer principio es el que yo mismo he desarrollado: la bioteletransportación.

DÍA

3297 Ahora fue Kelidra la que llegó con dudas. ¿Para qué usar la bioteletransportación? Es algo que ya hemos discutido con las niñas, pero entiendo que es una noción difusa. En esencia, se trata simplemente de esto: los procesos de desgaste ambiental que se aceleraron a comienzos del Siglo XXI son, al día de hoy, irreversibles. La única manera de contrarrestarlos o mitigarlos es volviendo al momento en el que se volvieron irreversibles y revertirlos. Esto implica usar la bioteletransportación para viajar en el tiempo. Pero una vez allá, ¿qué hacemos para revertir los cambios? Hay una tesis sencilla, pero poderosa: los problemas complejos solo se pueden transformar con respuestas complejas. En tal medida, para revertir un proceso de involución tan poderoso como el que nos trajo a este presente fatal, debemos generar un proceso multidimensional, es decir, debemos hacer que la raza humana dé el salto evolutivo que le permita, como colectividad, revertir problemas como el cambio climático, por ejemplo. La única manera de lograrlo es creando un sistema vivo de personas, cuya influencia e injerencia se multiplique y sirva para ampliar el propio sistema. En pocas palabras, debemos hacer una red de personas que sean catalizadores del salto evolutivo. A estas personas las llamamos alfas. A nuestro parecer, son personas con cierta sensibilidad frente a otras criaturas vivas y con

DÍA

Hoy Aurora cumple 45.000 horas de biovisualización: podría decirse que ha pasado más tiempo en el pasado que en el presente. ¿Cómo será su visión del mundo? ¿Será que siente mayores vínculos con los territorios que visita que con nuestro presente? A veces siento que debería dejarla ser la adolescente que es, y a Kelidra y a Kelonia dejarlas ser las niñas que son. Y es entonces cuando recuerdo que nuestra misión es más importante que todo y que trasciende nuestras individualidades. El futuro de Aguamarina depende de ellas. Sé que mi esposa estaría orgullosa de ello. No podemos parar. DÍA

3302 Como suele ocurrir, ahora fue Kelonia quien llegó con preguntas. En este punto, ya entendí que ellas se reúnen a contarse las explicaciones que les doy por separado para, así, entender mejor qué están haciendo. Me parece excelente. Su pregunta tenía que ver con los alfas. ¿Por qué tenemos que conducirlos a un despertar? Esta vez la explicación fue más sencilla: la bioteletransportación solo permite habitar un cuerpo sintiente. Mientras estemos allí tendremos que adoptar las capacidades comunicativas de esta criatura, de modo que no podremos hacer nada distinto de lo que hace un animal. Entonces, no podemos comunicarles nada a los alfas con facilidad, pero sí podemos ayudarles a tener una experiencia de conexión con otro ser vivo —de tal poder, de tal envergadura— que tengan un «despertar» espiritual y racional que los lleve a inspirar a otros

en la lucha por la resiliencia. «Es como si estuviéramos haciendo la bioconectividad de manera más artesanal», dijo Kelonia, con lo que me demostró que a veces los niños saben tanto o más que las personas adultas. DÍA

3305 Hoy volví a sorprender a Aurora haciendo biovisualizaciones en el lugar donde murió su madre. Sé que guarda la esperanza de rescatarla con una bioteletransportación. Por supuesto, primero debemos salvar a Aguamarina para siquiera pensarlo, pero no quiero que se ilusione. Eso sí, es claro que heredó su espíritu rebelde y aventurero. Es el vivo retrato de su madre. Por eso sé que cuando viaje encontrará a su alfa y logrará el cometido: hacerlo vivir una experiencia sublime, una epifanía, que lo inspire a ser uno de los líderes que luego transformarán el planeta. De comunidad en comunidad, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad y de país en país. Esto servirá, además, para dar los primeros pasos en la evolución de la bioconectividad: someter a estos seres de comienzos de siglo a nuestra tecnología actual generaría una sobredosis cognitiva y sensorial que los llevaría a la locura. Sus cuerpos no lo soportarían. Por eso, nos remitimos a la propia naturaleza: pequeños pasos que luego dejarán huellas gigantes. DÍA

3314 Kelonia y Aurora hoy completaron dos años enteros de biovisualizaciones en los territorios de sus alfas. Se conocen esos tiempos históricos y esos lugares como la palma de su mano. De hecho, fue gracias a eso que los encontraron. Seguro que cuando viajen hasta allá podrán ubicarse e interactuar con ellos para lograr la Directriz 5 (conectarlos). Pero debo admitir que Kelidra está un poco atrasada. Hay algo en ella que funciona diferente. No sé por qué, pero hay algo en su ADN, en su naturaleza, que es distinto. Me preocupa que su cuerpo o su mente tengan alguna aversión genética hacia la bioteletransportación. Seguiré monitoreando.

DÍA

3319 Me levanté convencido de hacer un último esfuerzo por convencer a Otus y a sus tribunales de científicos. Hablé con él y accedió a darme la oportunidad de convencerlos de sus falencias teóricas. De todas maneras, no abrigo mayores esperanzas de persuadirlos. Sé que tendrán que verlo con sus propios ojos para creerme. Ahora que los científicos podemos observar el mundo con los ojos de los animales y los demás seres vivientes, y hasta contemplar el pasado a través de los mismos, nos hemos olvidado de examinar las verdades que tenemos «a simple vista». DÍA

3325 Anoche tuve un sueño de esos que solíamos tener con Aurora y, como solía ocurrirnos, ahora lo veo todo claro. Cuando mis semillitas activen sus alfas, lo primero que veremos es la aparición de alguna especie extinta. Es por allí donde comenzarán a reconstruirse las fibras del pasado y, por ende, de nuestro presente. La pregunta es, ¿cuál especie será? Sé que eso bastará para convencerlos a todos. DÍA

3328 Menos mal hemos venido trabajando con tanto rigor, así mis semillitas estén cansadas de este entrenamiento prácticamente militar. Todos mis cálculos apuntan a que los niveles de metano han sobrepasado todos los niveles esperados. Los amigos de Otus se equivocan: no tenemos meses ni años, apenas días. Esa famosa telaraña no dará abasto. En cualquier momento entraremos en estado de emergencia. Debo ir preparando a las niñas para el viaje. Esto puede ocurrir en cualquier momento. También le pedí a Otus me concediera la intervención que había prometido. Al menos debo tratar de convencerlos por última vez. Sé que eso es lo que mi esposa querría. Ay, mi Aurora, mi red de salvación. ¡Cuánta falta nos haces a mí y a las niñas!


INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN DE RECURSOS BIOLÓGICOS ALEXANDER VON HUMBOLDT DIRECTORA GENERAL BRIGITTE BAPTISTE JEFE OFICINA DE COMUNICACIONES MARÍA CRISTINA RUIZ EDITORA ANA MARÍA RUEDA DIRECCIÓN CONCEPTUAL

© Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. 2018 © .Puntoaparte Ltda. 2018

MARTHA MARÍN · BRIGITTE BAPTISTE INVESTIGACIÓN, «BITÁCORA DEL PROCESO INVESTIGATIVO» Y «SUGERENCIAS PARA LECTORES CURIOSOS» MARTHA MARÍN

Primera edición, octubre de 2018 Bogotá - Colombia. 500 ejemplares ISBN 978-958-5418-45-5

CONSTRUCCIÓN UNIVERSO AGUAMARINA MARTHA MARÍN

Impresión ZETTA COMUNICADORES 120 p. :il., col.; 21,5 x 27,9 cm.

DIRECCIÓN EDITORIAL: ANDRÉS BARRAGÁN · GUILLERMO TORRES CARREÑO / GUIONES: ANDRÉS

Crónicas de la resiliencia: El origen / Andrés

1. Ecología -- Colombia 2. Resiliencia 3. Ciencia

Barragán, Juliana Ramírez, Juan Mikán, Guillermo

ficción 4. Literatura de ficción 5. Comic I. Barragán,

Torres Carreño y Martha Marín; ilustraciones de

Andrés II. Ramírez, Juliana III. Mikán, Juan

Guillermo Torres Carreño -- Bogotá: Instituto de

IV. Torres Carreño, Guillermo V. Marín, Martha

Investigación de Recursos Biológicos Alexander

VI. Torres Carreño, Guillermo (Il.) VII. Instituto

von Humboldt, 2018.

de Investigación de Recursos Biológicos Alexander

BARRAGÁN · JULIANA RAMÍREZ · JUAN MIKÁN · MARTHA MARÍN · GUILLERMO TORRES CARREÑO / DIRECCIÓN DE ARTE: MAURICIO RAMÍREZ CASTRO · MATEO L. ZÚÑIGA · GUILLERMO TORRES CARREÑO / ILUSTRACIÓN Y DIAGRAMACIÓN: GUILLERMO TORRES CARREÑO / ASESORÍA TÉCNICA: CARLOS A. LASSO · JULIANA MONTOYA · BRIGITTE BAPTISTE · JORGE E. GUTIÉRREZ · FELIPE ARAQUE / AGRADECIMIENTOS: GERMÁN I. ANDRADE PÉREZ · MARÍA CRISTINA RUIZ · ANGIE MARCELA MORENO · CARLOS RODRÍGUEZ · ELCY CORRALES · JUAN CARLOS ORTIZ · OLGA NIETO

von Humboldt. 120 p.: il., col.; 21.5 x 27.9 cm. Incluye ilustraciones a color ISBN obra impresa: 978-958-5418-45-5

Las denominaciones empleadas y la representación del material en esta publicación no implican la expresión de opinión o juicio alguno por parte del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Así mismo, las opiniones expresadas no representan necesariamente las decisiones o políticas del Instituto. Todos los aportes u opiniones expresadas son de la entera responsabilidad de los autores correspondientes.

CDD: 809.3 Ed. 23 Número de contribución: 572

CEP – Biblioteca Francisco Matís, Instituto

Registro en el catálogo Humboldt: 15011

Alexander von Humboldt -- Nohora Alvarado

Profile for Andrea Milena Ovalle

Crónica de la resiliencia  

Crónica de la resiliencia  

Advertisement