Page 1

COLEGIO CARMEL DE LA CIUDAD DE MÉXICO. “FORMANDO GENERACIONES COMPETITIVAS” SECCIÓN SECUNDARIA 2013-2014

ALBUM HISTORICO DEL MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA. ANDREA ESPINOSA GONZÁLEZ. 1 A. JUEVES 6 DE MARZO DE 2014.


INTRODUCCIÓN DEL MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA El Museo Nacional de Antropología e Historia es uno de los museos mas importantes de México y América Latina , fue construido entre 1963 y 1964 en el Bosque de Chapultepec lo mando a hacer el presidente Adolfo López Mateos, quien lo inauguró el 17 de septiembre de 1964. Actualmente, el museo tiene 23 salas de exposición permanente, 1 sala de exposiciones temporales y dos auditorios. Además tiene el acervo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. Las salas permanentes están en la parte de arriba. Abajo están las salas dedicadas a la introducción a la antropología y a las culturas arqueológicas del territorio mexicano, desde el Poblamiento de América hasta el Período Posclásico mesoamericano. En el segundo piso se encuentran las 11 salas de etnografía, donde se exponen muestras de la cultura material de los pueblos indígenas que viven en México en la actualidad.


Pues, se puede ver que hay mucha gente para entrar, la gran mayoría va en familia, yo solo pude ir con mi mamá porque ese día mis hermanos y mi papá trabajaban.


MONOLITO. ¿De dónde salió? De la localidad de San Miguel Coatlinchán (Coatlinchán) que está situado en el Municipio de Texcoco (en el Estado de México). Tiene 21247 habitantes. San Miguel Coatlinchán (Coatlinchán) está a 2300 metros de altitud. En la localidad hay 10464 hombres y 10783 mujeres. ¿Cómo llego al Distrito Federal? Fue hallado en San Miguel Coatlinchan, Estado de México, de donde fue extraído en 1964 para ser colocado fuera del museo, con el apoyo del Ejército Mexicano ante la oposición y sabotaje de los pobladores de Coatlinchan para evitar su extracción y traslado.


LOS VOLADORES DE PAPANTLA Cuenta la leyenda que una fuerte sequía se apoderó del territorio conocido como Totonacapan, en lo que hoy son los estados de Puebla y Veracruz, los sabios ancianos pidieron entonces a un grupo de jóvenes castos que se internaran en el monte y cortaran el árbol más alto y recto que encontraran para elaborar una ceremonia complementada con música y danza en la que se rogara a los dioses por abundantes lluvias desde lo alto del tronco, para que las oraciones fueran escuchadas. Se dice que el ritual obtuvo tan buen resultado que comenzó a realizarse año con año, al inicio de la primavera, para asegurar buenas cosechas gracias a la protección de sus dioses benefactores. La ceremonia se ejecuta con cuatro danzantes-voladores representando a los puntos cardinales y un “caporal” representando al centro del universo, que subirán a un tronco o mástil previamente escogido para la ocasión e incrustado en el suelo, en el que se encuentra una base de madera llamada “tecomate”, la cual es el aparato giratorio y principal punto de apoyo de los participantes. El “caporal” toca el tambor y una flauta desde lo alto del mástil mientras realiza una pequeña danza y coordina el ritual, al mismo tiempo los voladores saltan al vacío sujetados por cuerdas amarradas a su cintura dando 13 vueltas cada uno, la que multiplicadas por los cuatro hombres-pájaro dan el número 52, que era el número de años que duraba un siglo en el calendario prehispánico. El vuelo de estos valientes hombres simboliza la caída de la lluvia y su vestimenta está relacionada con el sol, el arcoíris y la primavera en forma de flores, plantas y aves bordadas en sus prendas, además de que el color rojo de su indumentaria simboliza la sangre de los danzantes que han muerto al realizar este ritual sagrado.


EL PARAGUAS Estructura nacida a faldas del movimiento moderno, lleno de un funcionalismo y racionalismo conjugando las raíces mexicanas alberga 45 mil metros cuadrados de construcción, entre ellos 30 mil metros funcionan como áreas de exhibición y 15 mil metros cuadrados destinados a servicios académicos , comprendiendo Bibliotecas, áreas de investigación, Talleres de Restauración y servicios de apoyo. Un lugar distintivo del Museo es el patio ya que además de ofrecer un área que cuenta como vestíbulo es un elemento reconocido dentro del estilo del afamado arquitecto Ramírez Vázquez, dentro de este se contempla una columna que sostiene una gran cubierta metálica que la llaman “paraguas” que aparentemente cuenta con un solo apoyo, conformado en realidad con 80 cables que se sustentan en el mástil central. Este elemento tiene la intención de ornamentar, ya que se le dotó a la columna una corriente continua de agua convirtiéndola en una fuente invertida.


INTRODUCCION A LA ANTROPOLOGÍA Originalmente se concibió como un espacio para acercar a los visitantes a las cuatro ramas en que se divide clásicamente a la Antropología. A partir de la reestructuración del museo iniciada en 1998 se consideró que los contenidos pedagógicos de esta sala estuvieran dedicados a dar cuenta de la evolución sociocultural del ser humano, su diversidad y las relaciones entre el medio ambiente y las sociedades humanas. Es decir, en este espacio, el visitante se encuentra ante un recorrido por los procesos que concluyeron con la hominización de los antropoides y con la humanización de nuestros ancestros. En esta sala se encuentra una reproducción del esqueleto fósil de Lucy, el primer ejemplar conocido del Australopithecus afarensis, decubierto por Donald Johanson en 1974. En el corredor final de la sala se encuentra un mosaico de hologramas con los rostros de personas originarias de diversas partes del planeta, dependiendo del punto de vista del visitante, también es posible observar la forma de los cráneos de los hombres que habitan en cada una de las regiones representadas en el mosaico.


Tres jóvenes fueron enterrados juntos de forma claramente ritual. Se trataba de tres jóvenes (dos hombres y una mujer) de entre 17 y 23 años. La mano del hombre de la derecha (girado todo el cuerpo para mirarla a ella) está colocado sobre el pubis de la mujer de en medio; el brazo de la mujer está enganchado al brazo de la derecha, como si existiese una relación establecida entre ellos (él fue enterrado boca abajo). Al cuerpo de la derecha le clavaron una estaca en los genitales. Sobre las cabezas echaron ocre rojo, un polvo de óxido de hierro. Este polvo es el mismo que se empleaba para decorar las cuevas, pero en este caso está claro que posee un significado sexual ya que la zona púbica de la mujer también está impregnado de ocre. La cabeza del hombre de la izquierda presenta una segunda capa de ocre sobre su cabeza y un diente de lobo. Por último hay un cuchillo de sílex que apunta a la vagina de la mujer. La teoría más aceptada es que el hombre de la izquierda fuese un intruso en la relación: un violador o un amante. Esto sugiere que esa pareja era reconocida por la sociedad, y si la mujer era infiel o si otro hombre intentaba destruir dicha unión, eran asesinados y mutilados, haciéndose después un enterramiento ritual. Este enterramiento hace pensar que la vida sexual de nuestros ancestros no se regía exclusivamente por la procreación, pero tampoco era un ideal de libertad sexual.


LUCY. Llamada así en honor a una canción de los Beatles: Lucy in the sky with diamonds, caminaba sobre dos piernas. Antes de ella, ningún mamífero había desarrollado una anatomía que le permitiera caminar erguido sobre sus piernas de manera habitual. El hallazgo de sus restos se realizó en el año 1974 por Donald Johnson, y fue muy bien acogido por la comunidad científica. El Austrolopithecus afarensis encontrado, era una hembra de cráneo pequeño, parecido al de los primates, cercano a la tercera parte del humano actual, que en un principio, no parecía que fuera a aportar nada de interés. Nada más lejos de la realidad, su esqueleto no dejaba lugar a la duda: Lucy caminaba sobre dos piernas y sus pasos revolucionó el mundo de la ciencia 3,2 millones de años después de ser caminados.


POBLAMIENTO DE AMERICA La sala Poblamiento de América adopta la teoría del poblamiento temprano de América, que ubica las migraciones a través del estrecho de Bering alrededor de 40.000 años antes del presente. Por lo tanto, el guion museístico acepta como válidos los datos que ubican la presencia del ser humano en territorio mexicano alrededor de 30.000 años antes del presente. De acuerdo con algunos críticos como Christian Duverger, esta tendencia de la historiografía oficial mexicana está basada en pruebas débiles o tienen un propósito político. Como quiera que sea, en la sala Poblamiento de América se exhiben maquetas que recrean el modo de vida de los primeros grupos humanos cazadores y recolectores que ocuparon lo que hoy es México y acerca al visitante a los procesos que concluyeron con la diferenciación de los pueblos mesoamericanos.


ARTE RUPESTRE. El arte rupestre conforma un fenómeno cultural que se encuentra asociado con la aparición del Homo Sapiens. Engloba tanto a las pinturas, aplicadas directamente sobre una pared rocosa, como a los petroglifos o grabados en piedra, que consisten en figuras realizadas por medio de incisiones sobre la roca. Se ha encontrado arte rupestre en prácticamente todos los países, y corresponde a épocas muy variadas, que van desde hace cerca de 40, 000 años hasta épocas muy recientes. En México encontramos arte rupestre en prácticamente cada estado de la república con temáticas y en ambientes muy diferentes.


PRECLÁSICO EN EL ANTIPLANO CENTRAL El preclásico abarca aproximadamente de 2300 años a.C a 100 d.C.; es el periodo durante el cuál se formaron los patrones básicos mesoamericanos que dieron lugar a las grandes civilizaciones. La principal característica económica de este periodo fue el desarrollo intensivo de la agricultura. La caza, la pesca y recolección se practicaron asimismo durante toda la época prehispánica. Este tipo de economía mixta fue un rasgo importante de las culturas mesoamericanas. Los excedentes de producción poco a poco permitieron el aumento de la población y el crecimiento de aldeas, hasta la conformación de centros ceremoniales. Otro de los aspectos que caracterizan al preclásico es el surgimiento de la arquitectura, que se inicia con la construcción de viviendas hechas con materiales perecederos, hasta la edificación de plataformas que sostienen templos. La elaboración de cerámica es la actividad más importante, y se llegó a altos grados de perfección en su manufactura; las figurillas de barro, el surgimiento de la escultura portátil y monumental, y el desarrollo de la tecnología de piedra tallada y pulid, son otras características relevantes de este tiempo. En el aspecto social se van marcando diferencias tanto en el tipo de actividad como en jerarquía; se da una transformación de la religión de los cultos individualistas, pasando por los cultos comunitarios, hasta el desarrollo de la religión institucionalizada y las primeras evidencias de dioses. En las culturas regionales, el desarrollo de redes de intercambio de mercancías y de conocimientos estimuló y unificó creencias.


Casas y áreas de actividad. Los resultados de los trabajos arqueológicos de Tlátilco han proporcionado valiosa información sobre diversos aspectos de la vida de esa comunidad. Además de los entierros, se exploraron agujeros de postes de construcciones, alineamientos de piedras, restos de bajareque, graneros o formaciones troncos-cónicas, hogares y pisos de ocupación, que ponen en evidencia la presencia de casas, típicas de algunas comunidades agrícolas; aunque no es posible determinar con exactitud el tamaño y la distribución de estas casas, comparando con otros sitios es posible recrear la unidad habitacional.


TEOTIHUACANA Pasada su etapa aldeana, Teotihuacán comienza a cobrar auge durante los primeros cien años d.C., cuando la población del Valle de México es concentrada en el área que más tarde ocuparía la ciudad. Esta fuerza laboral se empeñó en una explotación intensiva de los variados recursos del medio ambiente y en la erección de las pirámides del Sol y la Luna. Un plan maestro de los gobernantes, que abarcaba no sólo aspectos económicos sino también una temprana orientación y planificación de la ciudad, concebida como modelo del universo y como el sitio donde éste tuvo su origen, fue una de las razones que, entre otras, permitieron que Teotihuacán se convirtiera en la ciudad más planificada en influyente de Mesoamérica durante el Periodo Clásico. Finalmente, después de un prolongado auge, presiones externas provocadas por nuevos sitios emergentes en el Altiplano debieron influir en la caída de Teotihuacán hacia 750 d.C. Sin embargo, las evidencias de incendios y de una destrucción sistemática y demoledora a lo largo de los edificios de la calle de los Muertos son prueba fehaciente de que los conflictos internos debieron ser la causa principal del colapso teotihuacano.


Pirámide del Sol. La pirámide del sol, la de la Luna y la ciudadela forman el grupo de edificios ceremoniales mas antiguos de la ciudad de Teotihuacán. La importancia de la pirámide del Sol se manifiesta no sólo en su monumentalidad si no también en su significado. Su orientación con fachada al poniente hace pensar que el monumento estuvo efectivamente dedicado al sol tal como lo indican algunos escritos del siglo XVI.


LOS TOLTECAS Y EL EPICLÁSICO. El fortalecimiento de estas urbes se sustentó en el control de aquellos productos autóctonos, permitiendo una pujanza económica que repercutió en el crecimiento de todo el sistema. Asimismo, y probablemente en busca de estabilidad social y garantía en la obtención de recursos para la subsistencia, ocurre en este periodo un reacomodo poblacional al que se suma más tarde la migración de grupos provenientes de la frontera norte de Mesoamérica. Surgen entonces grandes asentamientos que sintetizan diferentes tradiciones culturales entre las que destacan; Xochicalco, Cacxtla-Xochitécatl, Teotenango, la cultura de los Volcanes y Cholula, entre otras, como entidades independientes y subsistiendo algunas de ellas, no solo a la migración mexica, sino a la llegada de los españoles. A este periodo se le ha llamado Epiclásico (650-1250 d.c.).


Jaguar descarnado Se observa un jaguar con las fauces abiertas. Las patas delanteras fueron mutiladas y son evidentes sus costillas y el espinazo, dando la apariencia de una entidad descarnada, lo que vincula con el inframundo, el dominio de los muertos.


ESTELA 2. En la parte frontal se encuentra Tláloc, portando un tocado con el símbolo del año que lo asocia con el tiempo. ESTELA 3. Escultura interpretada como el auto sacrificio de Quetzalcóatl para crear a la quinta humanidad. La parte superior tiene el símbolo 4 movimiento.


MEXICA Durante los últimos años del siglo XIII de nuestra era, los pueblos que se habían asentando en el Altiplano Central Mexicano muestran un proceso de florecimiento político y cultural; se producen entonces numerosos testimonios de un ideal panmesoamericano, integrado esencialmente por mitos, deidades y cultos religiosos comunes. Los diversos señoríos que se consolidaron en aquel tiempo buscaron su identidad a través de estilos artísticos cuyo lenguaje visual les diera un reconocimiento comunitario. Las deidades principales patrocinan las conquistas guerreras; los ritos más importantes giran en torno a la captura de prisioneros, y el sacrificio humano se transforma en el eje rector de la parafernalia cotidiana. La organización política y social que estructuró a partir de jerarquías militares, compuestas por hombres jóvenes que se habían destacado por su fiereza, valentía y belicosidad. De igual manera, las expresiones plásticas de la época insisten en los valores iconográficos relacionados con esta actividad guerrera. Es en este contexto donde se hicieron presentes los mexicas, conocidos también en los textos como aztecas o tenochcas. Este pueblo, que fundó su ciudad capital, México-Tenochtitlán, en el año 2 Casa (1325 d.C.), se confrontó inmediatamente con sus vecinos, logró alianzas y venció a sus enemigos.


DISCO DE CHALCO. Escultura que representa el glifo del mercado. La imagen parece derivarse del disco solar y de los espejos que portaban los militares y las divinidades guerreras en la base de la espalda.


Las imรกgenes de Chac Mool formaban parte del mobiliario ritual y se colocaban en los espacios sagrados como intermediarios entre los fieles y los dioses. Parece ser que se utilizaban como mesa de ofrendas o como piedra de los sacrificios.


CULTURAS DE OAXACA La antigua región de Oaxaca fue el escenario donde vivieron “los hombres de las nubes”, quienes dejaron un legado de gran riqueza arqueológica y una importante tradición cultural. Huaxyacac fue fundada en 1486 como guarnición militar por Moctezuma II. Los primeros pobladores llegaron desde hace 10 000 años a.C.; su presencia se evidencia en abundantes campamentos en los Valles Centrales y en la Mixteca Alta. Alrededor de 7 000 a.C. se inició la agricultura y en 1500 a.C. surgieron las comunidades sedentarias con el primer centro de poder político oaxaqueño. Entre la diversidad étnica destacaron dos grupos dominantes culturalmente: los zapotecos y los mixtecos. Los primeros se asentaron en los Valles Centrales y el Istmo de Tehuantepec desde 1500 a.C. hasta 1521 d.C., y fueron los constructores de la más importante ciudad prehispánica de Oaxaca: Monte Albán, que desde su fundación fue la rectora cultural de la región. La capital zapoteca contiene una de las más bellas plazas prehispánicas.


Danzante Las tapidas de los cautivos presentan siempre los ojos cerrados, actitud que permite establecer que se trata de individuos muertos, la desnudez es otro rasgo que siempre se presenta en estas tallas.


Instrumentos musicales zapotecos. Entre los instrumentos prehispรกnicos mas importantes debemos destacar la trompeta hecha con el caracol de la familia Strombidae adaptado como instrumento de viento al recortar el รกpex para insertarle una boquilla.


Los murales de esta timba representan el estilo pictórico funerario zapoteca. En la banda superior se trazó el diseño de las “fauces del cielo” con los “ojos estelares”. Al centro el plano terrestre, en el registro inferior se destacan símbolos que podrían representar el inframundo.


CULTURAS DE LA COSTA DEL GOLFO La región que desde la arqueología recibe este nombre no se limita a la zona costera sino que incluye, además, la costa del estado de Veracruz y partes de los estados de Tabasco, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Hidalgo y Querétaro. En la época prehispánica se consideraba como la imagen de un lugar excepcional en abundancia y fertilidad, por ello, en los primeros escritos de los frailes XVI se le llamó Talolcan. La presencia del mar, así como los ríos, lagunas, manglares y frecuentes lluvias, lo caracterizaban como un lugar que simboliza el origen y la renovación de la vida. Sin embargo, su paisaje era complejo y rico, ya que tenía partes montañosas pertenecientes a la Sierra Madre oriental, así como el macizo montañoso de los Tuxtlas con la presencia de un volcán; también había una zona semiárida, dentro del centro del estado de Veracruz. Toda la amplia Costa del Golfo estuvo habitada por grupos huastecas, otomíes, nahuas, totonacas, tapeguas, popolocas, zoque-mixes y mixtecos quienes, a pesar de hablar lenguas distintas, compartían la misma base cultural y tenían el mismo desarrollo social, político y religioso; las diferencias se manifestaban en las expresiones arquitectónica, escultórica, pictórica y de artes manuales.


Dios viejo La época clásica de la costa se caracterizó por la práctica de una técnica escultórica que les permitió la creación de figuras en barro de tamaño monumental, únicas en las culturas prehispánicas.


Diosa Cihuateteo Las figuras femeninas de gran tamaĂąo de la ĂŠpoca clĂĄsica llevan generalmente el pecho desnudo, la falda larga, los cinturones en forma de serpientes y en ocasiones, un escudo que las distingue como mujeres guerreras.


MAYA La antigua civilización maya, desarrollada en un arco de tiempo de más de dos mil años, desplegó su cultura en un territorio de casi 400 mil kilómetros cuadrados y fue, por su creatividad artística y científica, una de las más notables y complejas del mundo mesoamericano. Logró establecerse en un medio ambiente diverso, compuesto lo mismo por altas zonas montañosas que por regiones selváticas y extensos litorales, variedad natural que enmarcó a una cultura igualmente multifacética que aún hay nos asombra, en buena medida gracias a las líneas de continuidad presentes en los diferentes pueblos mayas que actualmente habitan en la geografía del sureste mexicano, Guatemala, Honduras, Belice, El Salvador y que conservan con orgullo su lengua, creencias y costumbres.


Estela 51 de Calakmul, Campeche Los saqueadores cortaron lo que se conoce como serie inicial de la fecha de esta estela. Queda una rueda de calendario que marca un final de periodo, El gobernante lleva lanza y bolsa de guerrero y estรก de pie sobre un cautivo.

Museo Nacional de Antropología  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you