Page 1

TINGUA DE PICO AMARILLO (FULICA AMERICANA)

La Verdad Revelada Andrea Carolina Fresneda Fonseca

1


2


TINGUA DE PICO AMARILLO (FULICA AMERICANA) La Verdad Revelada 3

Andrea Carolina Fresneda Fonseca


Créditos Diagramación Joel Fresneda

4

Corrección de textos Monica Fonseca Beatriz Munera Fotografías y textos Andrea Fresneda


5


6

AGRADECIMIENTOS


Este trabajo fue logrado con la ayuda y apoyo de grandes personas que estuvieron a mi lado todo el tiempo y por ello quiero reconocerles en este espacio. Primero que nada, me gustaría agradecerle a mi directora de proyecto de grado, la profesora Beatriz Munera, quien estuvo guiándome y aconsejándome todo el tiempo. También agradecerle a la profesora Paula Acosta, coordinadora del Proyecto de Grado quien estuvo atenta a cada inquietud y pregunta que tuve para ella. A Alejandro Pérez, biólogo de la Universidad Distrital y amigo, quien me aconsejó y ayudó con este trabajo. Sergio Córdoba Córdoba, ornitólogo del instituto Humboldt y al instituto mismo, pues me brindaron su ayuda en un momento de crisis cuando no sabía cómo continuar con la investigación. Al profesor de la Universidad del Bosque Eugenio Valderrama quien me facilito bibliografía con la que pude trabajar y complementar el trabajo.

También a Iván Gonzales que me colaboró prestándome el libro que llevaba buscando varios meses. A la administración del P.E.D.H Santa María del Lago que me colaboraron cuando iba a hacer los registros fotográficos necesarios. A Joel Fresneda, mi diseñador gráfico, por sus aportes a la hora de armar el libro y por ser tan paciente conmigo. A mi mamá, Monica Fonseca, que me ayudo a revisar una y otra vez los textos para arreglar cualquier error. A mi hermanito, Juan Fresneda, quien me acompañó cada vez que iba al humedal y me ayudó y aguantó todo el tiempo. A mi papá que fue quien me inculcó el amor a la naturaleza. Y a mi familia en general que estuvieron a mi lado apoyándome, acompañándome y que fueron muy pacientes durante todo el proceso.

7


TABLA DE

CONTENIDO

8

Introducción

12

Taxonomía

17

Morfología

18

Hábitat

24

Comportamiento

38

Reproducción

56

Conclusiones

57

Literatura consultada

59


9


10


11


12

INTRODUCCIÓN


En Bogotá, capital de Colombia –uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, poseyendo el 10% de la diversidad biológica del planeta (Mittermeier, 1997)–, una ciudad llena de riqueza cultural y ambiental, contando con diferentes tipos de espacios tanto urbanos como rurales en los cuales podemos disfrutar desde museos y bibliotecas, pasando por centros comerciales y zonas residenciales, llegando a parques, cerros y humedales; que la hacen una ciudad hermosa y completa. Sin embargo, pese a la belleza de esta ciudad, la riqueza natural de la misma se ha ido perdiendo con el paso del tiempo debido a la creciente necesidad y ansias de expandir el territorio urbano; las construcciones de nuevas viviendas, de fábricas, carreteras, entre otras, han reducido las zonas verdes y espacios naturales que existen en la ciudad. Entre dichos espacios se encuentran los humedales, los cuales son ecosistemas “que gracias a condiciones geomorfológicas e hidrológicas permiten acumulación de agua temporal o permanentemente y dan lugar a un tipo característico de suelo y organismos adaptados a estas condiciones” (Instituto Humboldt, 2015); de igual manera, son importantes para la migración de aves, la prevención de inundaciones, la purificación del aire y regulación de temperatura. En Bogotá hay quince humedales reconocidos y diecinueve no reconocidos (instituto Humboldt, 2015) en los cuales se han registrado cerca de 188 especies de aves, de las cuales 65 son especies de aves migratorias y 122 residentes, es decir, viven en el humedal todo el tiempo (ABO, 2014) –una pequeña muestra de porqué Colombia es el primer país en diversidad de aves–. Entre las aves residentes se destacan el Cu-

carachero de pantano (Cistothorus apolinari), el Chamicero (Synallaxis subpudica), el Chamón Común (Molothrus bonariensis), el Picaflor Negro (Diglossa humeralis), el Colibrí Chillón (Colibrí coruscans), el Pato Zambullidor (Podilymbus podiceps), el Pato Turrio (Oxyura jamaicensis), la Tingua de pico Amarillo (Fulica americana), entre otros; de los migratorios podemos encontrar al Sirirí (Tyrannus melancholicus), la Tángara Veranera (Piranga rubra), la Tingua Azul (Porphyrio martinicus), familias como las reinitas (Parulidae) y los atrapamoscas (Tyrannidae), por nombrar algunos; y las que llegaron para quedarse como el Alcaraván (Vanellus chilensis) y el Ibis (Phimosus infuscatus). Como se ve, los humedales son el hogar de muchas aves, por ello deben ser protegidos, y para salvaguardar los ecosistemas y la fauna que en ellos habita debe haber conocimiento de ellos. Ésto es lo que busca este libro, ayudar a que se conozcan los humedales partiendo del estudio de una de las aves más representativas que los habitan: La Tingua de Pico Amarillo (Fulica americana). Por esto, y para este ejemplar, se ha trabajado en el humedal Santa María del Lago –ubicado en la localidad de Engativá– centrándose en la ya mencionada Tingua de Pico Amarillo (Fulica americana), ave presente en los humedales bogotanos, siempre y cuando haya espejo de agua. A continuación, una recopilación de información obtenida de diferentes fuentes, así como notas de observación en el campo, que busca enseñar acerca de esta particular ave para reconocer su importancia y protegerla al igual que su hogar.

13


MAPA DE

BOGOTÁ

14


15


16


TAXONOMÍA

La Tingua de Pico Amarillo, también conocida comúnmente como Marrano (en la cordillera oriental colombiana), Polla de agua o Focha americana, pertenece al Reino Animalia, al orden de las Gruiformes –que se refiere a las aves de pradera o pantanos, de mediano o gran tamaño con cuello y patas normalmente largos y estas últimas (sus patas) no son palmeadas–; a la familia de las Rallidae las cuales se caracterizan por su tamaño pequeño-mediano, tener un pico esbelto, cuello moderadamente largo, patas fuertes, cola corta y ser de hábitos tanto acuáticos como terrestres; hacen parte del género “Fulica” y su especie es Fulica Americana. (Gmenlin, 1789) En la sabana de Bogotá habita la subespecie Fulica americana columbiana (Chapman, 1914) la cual es considerada endémica, es decir, que dicha subespecie pertenece a esta región.

17


MORFOLOGÍA

18

La Tingua de Pico Amarillo es la más grande entre las tinguas, mide entre 33 y 36 cm, su plumaje es de color gris pizarra siendo el del cuello y cabeza más oscuro -casi negro- y en la cola tienen un poco de plumaje blanco al igual que en las infra-caudales laterales (por debajo del ala, se nota cuando las estiran). El pico es corto, blanco con amarillo y normalmente posee una franja negra en la punta del mismo; cuenta con un escudo frontal café. Sus patas son amarillas escamosas y largas, con dedos semi palmeados que le permiten moverse tanto en tierra como agua terminados en garras. Su canto es grave y ronco, “se asemeja al llamado de un sapo o de un marrano: cur´r´rk auuk, cur´r´rk auuk o gruunk, gruunk” (ABO, 2006).


19

Fuera del agua el cuerpo de la Tingua de pico Amarillo (Fulica americana) se parece mรกs al de una gallina.


20

hacia o d a v r Pico cu nco con bla abajo, y un anillo amarillo la punta en negro


21

plumas s a n u lg A la son o c la de blancas


Las patas son semipalmeadas. Perfectas para caminar sobre pasto, barro, matorrales y para nadar.

22

Utilizan las garras para rascarse o para atacar.


23

Alas largas y fuertes, las abren cuando saltan, (de la tierra al agua).


HÁBITAT

24

La Fulica americana puede ser encontrada desde Canadá hasta Ecuador; la Fulica americana Columbiana habita en los humedales de la sabana de Bogotá y en los páramos aledaños, con una distribución altitudinal de alta montaña, encontrándola desde los 2100 msnm hasta los 3550 msnm. La Tingua de Pico Amarillo vive en cuerpos de agua; en Colombia se han reportado en páramos como Chingaza y Sumapaz, en el caribe, en la región del bajo Magdalena, en gran parte de Valle del Cauca y en zonas templadas de los Andes. En Bogotá es un animal emblemático de los humedales, en donde se observa en los espejos de agua. El Humedal Santa María del Lago es donde puede ser encontrada con mayor facilidad debido a que en éste, al haber gran afluencia de público, ya se acostumbró a la presencia humana; en otros humedales suele alejarse y esconderse de las personas.


El Humedal

El Parque Ecológico Distrital Humedal (PEDH) Santa María del Lago, es uno de los quince humedales reconocidos de Bogotá y uno de los más frecuentados al contar con auditorio, señalización y baños. Se ubica al noroccidente de la ciudad en la Carrera 76 con Calle 80, rodeado de urbanizaciones –el barrio Santa María del Lago (de allí el nombre)–. Cuenta con una extensión de 11 ha. y se destaca de los demás humedales bogotanos por su espejo de agua permanente (5.6 ha.), de igual manera es uno de los humedales con mejor calidad de agua en la ciudad. En la antigüedad –hacia los años 30– el humedal contaba con 43.04 ha. y dos espejos de agua, sin embargo, en 1955 comenzaron las construcciones: en el costado norte se puso una carretera y en el costado oriental se realizó el trazado urbano; en los años setenta se construyó la avenida 80 y por la misma época se comenzó la avenida Boyacá la cual separó los cuerpos de agua originales; también comienzan las construcciones de los barrios La Granja y Tabora; luego, en 1977, el barrio Santa María del Lago es el que inicia su construcción. En 1981 los alrededores del humedal estaban completamente urbanizados y la vegetación era utilizada como botadero de escombros. Fue hasta 1988 que se creó el comité “Pro-Lago” con el fin de proteger lo que quedaba del humedal. A partir de 1997 la ronda del

humedal no volvió a sufrir cambios, gracias a las instituciones que comenzaron a proteger el humedal de la intervención humana; en 1998 se formó la Fundación “La Tingua” integrada por estudiantes y vecinos del sector quienes se esforzaron por proteger y recuperar el humedal. Actualmente y gracias a la ayuda de la empresa de acueducto y alcantarillado de Bogotá con sus trabajos de descontaminación del agua, el humedal se ha estado recuperando. Gracias a este esfuerzo entre la comunidad y las entidades públicas el humedal se ha rehabilitado y aunque no puede regresar a su tamaño inicial, aún es el hogar de muchas especies de aves, entre ella y la más común de este humedal, la Tingua de Pico Amarillo. Para encontrar a la Tingua de Pico Amarillo no hay que hacer mucho, una vez se ingresa al humedal es fácil verla caminando y comiendo por el pasto o también al acercarse a la llamada “Plaza Tingua” donde se encuentra un gran número de individuos, ya sea en tierra o en el espejo de agua. Así mismo se pueden ver saliendo de los juncales donde suelen anidar y esconderse de posibles peligros. En el espejo de agua también es posible observar otras aves como el Pato Zambullidor (Podilymbus podiceps), el Pato Turrio (Oxyura jamaicensis) y la Tingua Azul (Porphyrio martinicus).

25


26

. Tomada de: o g a L l e d a i r a Santa M Entrada PEDH de Bogotaรก a 584) c i m l Fi n o รณ i s i m o C /?q=en/node/2 o c . v o g . ta o g o b ming (http://www.fil


27

ino

cam n o c nta iรณon. e u al c nalizac d e um y se El h


28 con espacios ta n e cu n e ĂŠ i b m a T ar o reunirse s n ca s e d e d n do para hablar.


29

Se pueden ver varios espejos de agua, unos maรกs grandes que otros donde se observan algunas aves acuรกaticas.


30


31

han aprovec s a c i t รก a u aves ac e agua. Algunas er la lenteja d m para co


32

Pato turrio hembra (Oxyura Jamaicensis)

Pato turrio macho (Oxyura Jamaicensis)

Prefiere quedarse cerca a los juncales en espejos de agua pequenos para evitar que la Tingua de Pico Amarillo le robe la comida.

Pato zambullidor (Podilymbus Podiceps)

Si se acerca mucho la Tingua Pico Amarillo atacaraรก, sin embargo, este se hundiraรก y bucearaรก para huir.


Tingua Azul (Porphyrio Martinicus)

La fulica americana es muy territorial con otras tinguas, por lo que si ve una Tingua Azul la atacarรก.

33

Ib is (Phimosus

Infuscatus

)

No se ob serva nin guna inte racciรณon entre es tas dos especies


34

En el “espejo de agua principal”, es decir el más grande, se pueden observar gran número de Fulica americana Columbiana y algunos Patos Turrio (Oxyura Jamaicensis) y Patos Zambullidor (Podilymbus Podiceps), también se ve el Ibis (Phimosus Infuscatus) volando cerca recogiendo ramas.


En el Humedal Santa MarĂ­a del Lago, las Tinguas Pico Amarillo (Fulica americana columbiana) se acostumbraron a la presencia humana. Se las puede ver comiendo pasto cerca a las personas, pese a que no se acercan demasiado y si la persona hace algĂşn movimiento medianamente brusco se ponen alerta y se alejan.

35


La Tingua de Pico Amarillo se la pasa en grupos con su misma especie.

36

En el agua, mientras buscan comida


37

En tierra, comiendo o acicalรกandose.


COMPORTAMIENTO

La Tingua de Pico Amarillo es un ave acuática gregaria, es decir, busca estar reunida en parvadas, pese a que es agresiva –especialmente en épocas de reproducción–. Suele ser un ave tranquila, se la pasa nadando en los espejos de agua, caminando o acicalándose. Gran parte de su tiempo se encuentra buscando comida ya sea buceando o picoteando.

38

La focha americana es omnívora, es común verla hundiéndose en el agua en busca de invertebrados pequeños como moluscos y larvas, vertebrados como renacuajos y peces pequeños o algas, pasto marino y raíces acuáticas. También se les puede ver consumiendo plantas acuáticas como lenteja de agua (Lemna) y la llamada sombrillita de agua (Hydrocotyle ranunculoides). Así mismo comen insectos (libélulas, polillas, escarabajos, entre otros) y plantas terrestres, se les ve picoteando el suelo comiendo pasto, frutos pequeños caídos y semillas, también de vez en cuando le roban al Pato Turrio (Oxyura jamaicensis) cuando este sale del agua con comida en el pico. De igual manera, al estar ubicadas en la “Plaza Tingua” donde las personas pueden sentarse relativamente cerca de ellas, se las pudo observar comer cosas que les daban dichas personas –pese a que está prohibido– el caso específico de galletas.


Como se mencionó antes, aunque viven con más individuos de su especie, suelen ser agresivas. Otras aves como la Torcaza (Zenaida auriculata), Pato Zambullidor (Podilymbus podiceps) y el Pato Turrio (Oxyura jamaicensis) prefieren darles su espacio, tienden a ser más agresivas con otras Rallidae como la Tingua Azul (Porphyrio martinicus). Igualmente pueden ser agresivas con miembros de su misma especie; pueden presentarse situaciones donde una arremete contra otra debido a su cercanía. Estos “ataques” pueden darse tanto en tierra como en agua; en tierra la Tingua Pico Amarillo estira sus alas, levanta un poco su cuerpo, estira el cuello y comienza a correr hacia la otra hasta que esta segunda tingua se aleja. En el agua el comportamiento es similar, la diferencia radica que en este caso la Fulica americana comienza a nadar con el cuello estirado aumentando su velocidad hasta que empieza a correr sobre el agua estirando sus alas, eso es gracias a sus patas con dedos semi palmeados. Si alcanzan a su contrincante, quien normalmente escapa rápidamente, la hunden en el agua. En épocas de reproducción las peleas son más frecuentes y las Fochas atacan también con sus patas. También utilizan esta “técnica de ataque” para alzar vuelo aleteando a medida que ganan velocidad para elevarse; sin embargo, no se las ve en el aire muy seguido pues suelen ser torpes en vuelo, prefieren mantenerse en tierra o agua.

39


40

Se observoรณ a las tinguas casi todo el tiempo acicalรกandose.

Incluso en el ag ua se detienen a arreglarse las pl umas.


41

TambiĂŠen se les ve banandose: chapotean el agua con un ala y luego se zambullen varias veces y repiten el procedimiento con la otra ala.


Se observa que se “rascan”. Sólo se les vió rascándose la cabeza.

42


43

Incluso lo hacen mientras nadan.


Se les observa tomando agua mientras nadan.

44


45

Se le observa comiendo frutos que encuentra en el suelo.


46

Arranca el pasto y lo lanza un poco para comerlo.


47

Se le observa comiendo mucho pasto. Cuando salen del agua, caminan un poco, se sientan y comienzan a arrancar el pasto y a comerlo tranquilamente.


48

TambieĂŠn se le ve zambullĂŠendose para sacar la comida bajo el agua.


49

Sacan raice s de las p lantas acu para come รกaticas rlas. Las d e la foto, parecen gustarles m รกas que otr as.


50

TambiĂŠen comen las hojas de las plantas acuĂĄaticas.


51

Antes de atacar toma velocidad mientras estira el cuello.


52

Persigue a la otra Tingua de pico Amarillo hasta que la hace huir.


La Fulica americana estira sus alas y comienza a correr con el cuello estirado para atrapar y hundir a la Tingua Pico Amarillo que intenta escapar.

53


La focha que huye, levanta el pecho, abre sus alas y escapa de su agresora..

54


55

Fulica americana columbiana estirando sus alas cuando salta al agua para frenar un poco la caida y no quedar tan al borde.


REPRODUCCIÓN

56

La época reproductiva de la Tingua de Pico Amarillo es entre los meses de junio y julio, donde el comportamiento de la Focha suele ser más agresivo. El macho expulsa a otros machos y otras especies de aves de su territorio, elige un lugar cerca a los juncales que sea visible para la hembra, se acicala y espera a que la hembra se acerque; cuando ella llega, el macho estira su cuello hasta que su pareja llega donde él se encuentra. Normalmente arman sus nidos en la protección de los juncales construyendo una plataforma flotante con fibras de los mismos (juncales), eneas y ramas. Suelen poner de 5 a 6 huevos de color café con manchas de un tono más oscuro y la incubación dura de 23 a 25 días siendo cuidado por ambos padres. Los polluelos son de color negro y café con el cuello, la frente y el pico rojos; los juveniles cambian el color del plumaje por un gris pálido; cara, garganta y pecho es blanco, y su pico es café.


CONCLUSIONES La Tingua de Pico Amarillo es un ave que, aunque no posee un plumaje colorido, es muy hermosa y curiosa. Solo hay que comenzar diciendo que es la especie de tingua más grande, posee patas semi-palmeadas que otras no, pese a que son de la misma familia; aunque es agresiva también es gregaria – actitudes que cualquiera diría son opuestas– y puede correr sobre el agua. Es importante para los humedales debido a su dieta que ayuda a controlar plagas y a mantener los espejos de agua, pues al comer las hojas de las plantas acuáticas que bordean los espejos, evitan que crezcan sobre los mismos. Por esto, el hecho que los visitantes del humedal les alimenten es malo, debido a que se “mal acostumbran” y puede que dejen de comer lo que habitúan, y los espejos de agua menguarían. De igual manera, pese a que son bastante tolerantes a la contaminación, no son inmunes, por lo que, si no tienen una fuente de agua limpia, la especie desaparecerá. Por esto la Tingua de Pico Amarillo es tan importante, pues ayuda a mantener el equilibrio de los humedales; en estos, muchas especies necesitan el espejo de agua, pero no pueden ayudar a cuidar que el follaje no la invada, pues no consumen las hojas de las plantas acuáticas.

57


58


LITERATURA CONSULTADA

• Asociacion Bogotana de Ornitología. (2000). Aves de la Sabana de bogotá, guía de campo. Bogotá: Asociacion Bogotana de Ornitología. • Catálogo de la Biodiversidad de Colombia. (10 de 10 de 2014). Obtenido de Fulica americana: http://catalogo.biodiversidad.co/fichas/4465 • Chaparro-Herrera, S. y D. Ochoa (eds.). (2015). Aves de los Humedales de Bogotá: Aportes para su conservación. Bogotá: Asociación Bogotana de Ornitología -ABO-. • Duran, I. O. (2002). HÁBITAT FUNCIONAL DE LA FOCHA AMERICANA (Fulica americana columbiana) EN UN HUMEDAL DE LA SABANA DE BOGOTÁ. Bogotá. • NatureServe Explorer. (2017). NatureServe Explorer. Obtenido de Fulica Americana: http://explorer.natureserve.org/servlet/NatureServe?sourceTemplate=tabular_report. wmt&loadTemplate=species_RptComprehensive.wmt&selectedReport=RptComprehensive.wmt&summaryView=tabular_report.wmt&elKey=103406&paging=home&save=true&startIndex=1&nextStartInd • The Cornell lab of Ornithology. (2015). All About Birds. Obtenido de American Coot: https://www.allaboutbirds.org/guide/American_Coot/id

59


60


61


62

TINGUA DE PICO AMARILLO (FULICA AMERICANA) La Verdad Revelada Andrea Carolina Fresneda Fonseca

La tingua de pico amarillo (fulica americana)  

UJTL Proyecto de Grado Programa Producción de Imagen Fotográfica LA TINGUA DE PICO AMARILLO (FULICA AMERICANA) La verdad revelada Andrea...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you