Issuu on Google+

Recuerdos Musicales

Andrea Almario


Imposible no agradecer la presencia de sonidos y notas musicales antes de nacer y aún hoy en día ¿Cómo olvidar tantos momentos de alegría? Recordar las primeras notas, el pentagrama, las canciones, los profesores, las equivocaciones. Recordar las teclas del piano, las cuerdas de la guitarra, del violín o del contrabajo; los pistones del clarinete y el sonido dulce de la gaita.


Definitivamente como no sentir que la música es uno de los mejores inventos del ser humano si te toca el corazón, el alma y los pensamientos; a veces la olvidamos y la dejamos de lado pero la música siempre sigue allí, siempre a la espera de uno cuando el miedo se vaya y volvamos a recordar que existe.



Recuerdos Musicales