Issuu on Google+

06-15 Peru.qxd

26/10/2006

05:24 p.m.

PÆgina 6

DESTINOS ◆ Perú

Lima reinventa los sentidos ¿CONTRARIADO PORQUE DEBE VIAJAR A LA CAPITAL PERUANA POR NEGOCIOS Y NO SE IMAGINA CÓMO EMPLEAR EL TIEMPO LIBRE?

SI SE ANIMA, POR UNA VEZ, A CORRER A UN LADO LOS LUGARES COMUNES, LA CAPITAL DEL PAÍS DE LOS INCAS LE

REVELARÁ SUS SECRETOS MEJOR GUARDADOS.

COMO SU GASTRONOMÍA, QUE YA HACE FUROR ENTRE LOS CHEFS DE NUEVA

YORK, DISPUESTOS A RECONOCERLE LA TITULARIDAD DEL CONCEPTO FUSIÓN. DE YAPA: SEA UNO DE LOS PRIMEROS EN CONOCER

CARAL, EL HALLAZGO ARQUEOLÓGICO MÁS REVOLUCIONARIO Y MENOS DIFUNDIDO DEL NUEVO SIGLO.

Texto: Andrea del Río Fotos: Gentileza PromPerú y Andrea del Río

E

Es la capital del cebiche. La cuna del pisco. Y el balcón privilegiado de América de cara al Pacífico, ese océano que parece contradecir su nombre por la tozudez con que su bruma rancia opaca los brillos y satura las sombras de la antigua Ciudad de los Reyes, privándola de sol, aunque también de lluvias, durante casi todo el año. Confinada a la categoría de urbe de paso por el discurso poco imaginativo, e incluso prejuicioso, de las agencias de viajes y los organizadores de ferias y congresos de distinta laya, Lima celebra su supervivencia con las venas abiertas.

NO APTA PARA INDIFERENTES Recorrer las callejas empedradas del centro histórico, descubrir las mil y una variantes de sus balcones de cajón, marearse de tanto visitar iglesias y conventos, y extasiarse ante los oropeles venidos a menos de las viejas casonas solariegas son actividades que el turista promedio apreciará durante su estadía en Lima. En cambio, quien tenga alma de viajero, no podrá contener la curiosidad ante las artesanías que las pobladoras originarias ofrecen en los parques públicos, ni evitar que se le llenen los ojos de lágrimas tras saborear algún platillo típico sazonado con el omnipresente rocoto (ají picante). Por no hablar de resistir el convite a “beberse un pisquito”, porque sí, a cualquier hora del día, con cualquier limeño dispuesto a estrechar lazos diplomáticos, sin mencionar el vertiginoso deambular en cholo-taxi (o moto-taxi, transporte ideal para sortear el caótico tráfico limeño) o los fallidos intentos por 6

Clase Ejecutiva

impedir que los pies le brinquen al percibir los sones de un valsecito tras un pórtico cualquiera. Porque la provocación a los sentidos y el desafío a los lugares comunes definen el espíritu de la capital de Perú, una ciudad de contrastes que se extiende –chata, sin techos en pendiente porque, recuerde, aquí nunca llueve– a orillas del río Rímac. Claro que vale la pena cumplir, previamente, con los recorridos de rigor. Las imágenes de postal se amontonan en el Centro Histórico, o Damero de Pizarro, como se denomina a las 117 manzanas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991. Como es de esperar, en el perímetro dominado por la Plaza Mayor se lucen la Catedral, donde descansan los restos del conquistador Francisco Pizarro (quien fundó la ciudad en 1535) y el Palacio de Gobierno, antigua residencia del conquistador con pretensiones de urbanista, erigida, sin inocencia alguna, sobre el terreno que fuera ocupado por Taulichusco, curaca (cacique) del valle. En sus inmediaciones, se suceden los claustros y templos, cuya ornamentación pletórica en panes de oro testimonia, al mismo tiempo, las ínfulas evangelizadoras de los pioneros españoles y la desbordante riqueza mineral de la región. No en vano Lima fue conocida, tiempo ha, como la “ciudadmonasterio”: hay uno cada dos cuadras. Para el álbum de los recuerdos: la Iglesia y Convento de San Francisco (¡y sus catacumbas!), la de Santo Domingo (donde en 1551 la corona española fundó la primera universidad en territorio americano), el Monas-


06-15 Peru.qxd

26/10/2006

06:03 p.m.

PÆgina 8

Las imágenes de postal se amontonan en el Centro Histórico, o Damero de Pizarro, como se denomina a las 117 manzanas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991.

terio de Santa Rosa de Lima (con la ermita que ella misma construyó para orar, el limonero que plantó y el pozo de agua donde, se dice, arrojó la llave de su cinturón de castidad) y la Iglesia de las Nazarenas, que alberga la imagen del

Los balcones moriscos, de cajón o esquineros, son protagonistas de la campaña oficial “Adopte un balcón”, en virtud de la cual las empresas líderes de Perú apadrinan la restauración de estos símbolos de la arquitectura limeña.

veneradísimo Señor de los Milagros. Según la leyenda, un esclavo negro pintó a este particular Cristo Morado: de rasgos y vestimenta indígenas, pelo ensortijado y atributos como el sol, la serpiente, el puma y la luna, que se corresponden con los del ídolo pagano Pachacámac. Lo pintó, pues, al óleo y sobre una tosca pared de adobe que tiene el peculiar mérito de haber sobrevivido, intacta, a los 28 terremotos que asolaron la ciudad durante el virreinato. Desde en-

tonces, Lima le rinde tributo cada octubre (porque 20 de esos sismos se produjeron ese mes, en distintos años y siglos), con rituales sagrados, y de los otros, como la feria taurina, que convoca a los toreros más fieros de España y sus antiguas colonias. Ahora bien, si se trata de sentirse como en casa, los barrios de Barranco, San Isidro y Miraflores no defraudan. Allí se apiñan los hoteles internacionales, los centros comerciales, las tiendas de marcas top, los bares bohemios, las discos, los teatros de la movida under, e incluso las playas VIP, que constituyen una platea preferencial para contemplar las piruetas de los surfistas, como en el caso de Pico Alto, point break con olas de 4 a 10 metros, las más grandes de Perú y harto comparadas con las de Hawaii. ¡Pero, vamos, recuerde que el desafío es descubrir la otra Lima! La de los zaguanes azulejados donde nunca falta un puñado de niños fatigando una pelota: invariablemente, alguno luce una desteñida camiseta de Boca. La de los balcones moriscos, de cajón o esquineros, que les permitían a las señoronas de alcurnia observar (y controlar) las idas y venidas de sus vecinos con la discreción garantizada detrás de las celosías, y que ahora son protagonistas de la campaña oficial “Adopte un balcón”, en virtud de la cual las empresas líderes de Perú apadrinan la restauración de estos símbolos arquitectónicos limeños. Ahora, si se anima a espiar un poco más atrás en el calendario, emprenda un recorrido por los vestigios arqueológicos que laten en plena ciudad, a la vuelta de cualquier esquina. Las huacas Pucllana y Huallamarca, en los distritos residenciales de Miraflores y San Isidro, son dos buenos ejemplos.

Si no los probó, no estuvo en Perú ❦ Principales

❚ Cebiche: Pescado fresco crudo cortado en trozos y macerado con limón, cebolla y ají picante. Se sirve sobre hojas de lechuga. ❚ Anticuchos: Brochettes de corazón de res maceradas en vinagre y ají panca asados. ❚ Causa rellena: Pasta de papa amarilla sazonada con ají molido y rellena con atún o pollo. ❚ Pachamanca: Potaje de papa, camotes, habas, choclos, carnes varias y queso que se cocina con piedras y en la tierra.

❦Postres

❚ Suspiro de limeña: Merengue con dulce de leche evaporada y vainilla. ❚ Picarones: Aros fritos de harina de camote y zapallo bañados con melaza de caña. ❚ Mazamorra morada: Dulce de harina de maíz morado con frutas frescas y secas.

❦Bebidas

❚ Chicha morada: No alcohólica, elaborada a base de maíz morado. ❚ Pisco sour: Aguardiente de uva con jugo de limón verde, azúcar y clara de huevo. ❚ Inka Cola: Bebida gaseosa dulce, de color dorado que, en Perú, supera en ventas a Coca-Cola. 8

Clase Ejecutiva


06-15 Peru.qxd

25/10/2006

01:44 p.m.

PÆgina 10

Fina estampa Encarnan acabadamente la galanura de que es capaz la raza caballar. Se necesitaron 300 años de cruce entre los más exquisitos ejemplares españoles y berberiscos para alumbrar al caballo peruano de paso, reconocido como uno de los más bellos y elegantes por ese andar que consiste en una serie de movimientos sincronizados de las patas anteriores y posteriores en forma paralela. En virtud de su ambladura –como se denomina a esa ejecución de movimientos bípedos paralelos que rompe en cuatro tiempos, por lo cual siempre tiene una extremidad en el aire, a diferencia de la traslación diagonal de los caballos de trote–, los peruanos son caballos con fama de dóciles, leales y cómodos. Porque fueron concebidos para que inclusive el más temeroso experimente el placer de cabalgar. Su cría constituye una auténtica industria de exportación: ya se colocaron, tan sólo en California y Texas, más de 10 mil de estos ejemplares, cuyos reproductores se cotizan entre u$s 30 mil y u$s 300 mil. A tan sólo media hora de Lima, en el distrito de Chorrillos, la Hacienda Santa Rosa brinda la posibilidad de conocer de cerca el encanto de los caballos peruanos de paso. Una casona de aires republicanos es el corazón del haras de Alfonso y Carmen Navarro, criadores de tradición y anfitriones de corazón. Ataviados con la indumentaria de fiesta, realizan exhibiciones una vez a la semana, que se matizan con un almuerzo criollo al amparo de las enredaderas en flor, mientras un pareja de niños de sonrisa generosa agita sus pañuelos, revolea su pollera o su sombrero, y bate el suelo con gracia sin par al ritmo de La Marinera, popular pieza folclórica interpretada por una banda en vivo.

Datos útiles -Aéreos: Partiendo desde Buenos Aires con destino a Lima, Lan Perú cuenta con dos frecuencias diarias sin escalas. La tarifa ida y vuelta, con impuestos incluidos, desde u$s 510. Informes: 0810-999-9Lan (526) o www.lan.com. -Traslados y excursiones con guías: Gray Line Perú (www.greylineperucom) y Viajes Pacífico (www.viajespacifico.com.pe). -Alojamiento: JW Marriott Hotel Lima. Las habitaciones oscilan entre u$s 225 y u$s 385 (más 29% de tax). Línea gratuita de reservas desde la Argentina: 0800-345-6277. Sitio web: www.jwmarriottlima.com. -Caral: Las ruinas están en el valle de Supe, a 182 km. de Lima, 24 de los cuales se transitan por un camino precario que obliga a ralentar la marcha. Por eso, si bien el recorrido del predio insume tres horas, su visita debe planearse como una excursión de todo el día. El precio se acuerda con los guías –habitantes de los alrededores y/o estudiantes de arqueología–, y oscila entre los u$s 40 y u$s 70. Sitio web: www.caralperu.gob.pe. -Información en la web: www.peru.info, www.enjoyperu.com, www.regionlima.gob.pe.

10

Clase Ejecutiva

Se trata de construcciones preincaicas, de adobe o piedra, de forma piramidal escalonada y trunca, que funcionaban como centros ceremoniales o administrativos entre los años 200 y 700 d.C. Albergan museos del sitio y, en el primer caso, un restaurante que conviene visitar una noche de luna plena: la degustación de los platos criollos con toque fashion rubricados por la chef Marilú Madueña maridan de perlas con la visión fantasmagórica de las ruinas. Lima es, además, la ciudad de las fachadas festivas, que apelan al rosa chicle, al amarillo rabioso y al azul añil para contrarrestar el ocre de los cerros próximos y el tiza del cielo. Aquí viven 8 de los 27 millones de peruanos, 37 % de los cuales tienen ancestros indígenas y 5 % chinos, en lo que

Confort en primera fila A tono con el espíritu de una ciudad que deslumbra con la simpleza de sus recursos naturales, JW Marriot Hotel Lima es un verdadero paraíso en altura. Ubicado en el barrio de Miraflores, a escasos metros de la playa, sus 300 habitaciones y 12 suites gozan de una embriagadora vista hacia el Pacífico que, si no persuade de prolongar la estadía, al menos siembra la ilusión de volver algún día. Entre las más recientes novedades, el hotel renovó su concepto de bedding con sábanas confeccionadas con tejidos de 300 hilos y colchones de pluma; inauguró una estación de sushi en el lobby bar (que se suma a la propuesta gastronómica de sus restaurantes Latin Grill y La Vista); y también cortó las cintas de su actualizado Health Club, al que se incorporaron no sólo modernos equipos de musculación y cardiovasculares sino también un área de spa con tratamientos hidratantes, antiedad y antiestrés especialmente concebidos para los viajeros de negocios.

constituye la colonia de ese origen más grande de Latinoamérica. Aquí, pues, se mezclan gestos de anquilosada hispanidad con rostros aindiados y ojos rasgados. No conviven. Se mezclan. SABORES DE BANDERA Pero, especialmente, Lima es el santo y seña de los sabores ancestrales, exóticos por obra del silenciamiento de las costumbres nutricias que impusieron los conquistadores de ayer... y de anteayer. Para degustarlos, nada como el vértigo de elegir, al azar, alguna de las 1.500 cebicherías, huariques y picanterías que laten en la ciudad. Pero, para conocer sus ingredientes en todo su esplendor, nada como visitar el Mercado de Surquillos, una feria popular de produc-


06-15 Peru.qxd

25/10/2006

01:59 p.m.

PÆgina 12

Volver al pasado ra recibir turistas. Perteneciente a una era precerámica, Caral vivió en un período que comprende los años 3.000 a 1.600 a.C., y llegó a ser habitada por 3 mil personas, que estaban organizadas según un sistema de jerarquías cuyas diferencias se expresaban en la ocupación laboral, la desigual distribución de los bienes producidos y el modo de vida. Merced a esta estructura social, se desarrollaron técnicas agrícolas, artesanales y artísticas, así como conocimientos científicos en medicina, astronomía y experimentación del suelo, éstos últimos vitales dado que su economía se basó en la agricultura, especialmente, el cultivo de algodón. Uno de los hallazgos más sorprendentes fueron dos conjuntos de instrumentos musicales, uno de 37 cornetas confeccionadas con huesos de camélidos y otro de 32 flautas traversas hechas con huesos de pelícanos y cóndores, que dejan constancia de la elaborada práctica musical de la cultura caral. Pero, quizás lo más conmovedor de este sitio sea el hecho evidente de que A poco de llegar, agobia la extensión de “es una obra humana en el contexto Caral vivió en un período que comprende este desierto distante apenas 26 kilómede la obra divina, según el propósito los años 3.000 a 1.600 a.C., y llegó a ser habitada tros del mar. Y el visitante cree alucinar. que guió su construcción y planificaA sus pies, se suceden edificios piramipor 3 mil personas, que estaban organizadas ción”, conforme repiten los estudiandales, agrupaciones de viviendas, plazas según un sistema de jerarquías cuyas tes de arqueología que ofician de guícirculares hundidas, monolitos, escalediferencias se expresaban en la ocupación as. Cada uno de ellos con la mirada ras, terrazas, templos y canales de riego. laboral, la desigual distribución de perdida en el horizonte, los labios Hace 5 mil años, al mismo tiempo que los bienes producidos y el modo de vida. apretados y los dedos cruzados, roflorecían las ciudades sumerias de Megando toparse con la pieza que falta sopotamia, los mercados de la India, los para develar el enigma de Caral: su cementerio. primeros asentamientos en China y la pirámide de Sakara en EgipPorque, se sabe: dime cómo has muerto y te diré cómo has vivido. to, en el actual territorio peruano alcanzaba su plenitud una civilización hasta ahora desconocida. Caral, la ciudadela que quedó como vestigio de su avanzado nivel de desarrollo económico, organización social y sensibilidad cultural, ha demostrado ser la ciudad más antigua de América. Para que quede claro: la Ciudad Sagrada de Caral fue el primer estado político formado en el Perú, 4.400 años antes del tan publicitado imperio inca. De hecho, las 32 estructuras piramidales encontradas, una de ellas de 18 metros de altura, coinciden con la fecha en que la civilización egipcia construyó las suyas. Así lo demuestran los 42 fechados radiocarbónicos realizados en Estados Unidos: que Caral tuvo una prolongada ocupación y fue continuamente remodelada entre los años 3.000 y 2.000 a.C. ¿Será hora de revisar la teoría oficial sobre el origen de la civilización en estas latitudes? Caral fue descubierta en 1994 por el equipo de la arqueóloga Ruth Shady, pero la trascendencia de este hallazgo cruzó las fronteras hace poco más de un año, cuando concluyeron los trabajos de investigación preliminares y se acondicionó el predio de 66 hectáreas pa-

tos frescos al que acuden los chefs de los restó y hoteles más encumbrados para acopiar materia prima exquisita. Susurran –porque aquí se habla suavecito, que no lento– que, en el Perú, la conquista comienza por el estómago. Valdría aclarar que, en Surquillos, la comida toma por asalto a los ojos. Que se atolondran al no poder reconocer tantos colores y formas, al no poder entender de qué se tratan tantos productos de sensuales texturas desconocidas y nombres cantarines. Por eso, tome nota: chirimoya, mamey, capulí, pacae, tumbo, aguaymanto, zapote, aguaje, camu-camu, anona y lúcuma de seda son frutas; quinua, kiwicha, tarwi, pallar y cañihua son leguminosas; maca, achira, chago y 12

Clase Ejecutiva

La Ciudad Sagrada de Caral fue el primer estado político formado en el Perú, 4.400 años antes del tan publicitado imperio inca. Las 32 estructuras piramidales halladas coinciden con la fecha en que la civilización egipcia construyó las suyas.

camote son raíces comestibles; oca, mashua y olluco son tubérculos; noni, muña y sábila son apenas algunas de las hierbitas serranas que, en combinaciones infinitas, prometen curar males diversos. Con paciencia y encanto desinteresado, cualquiera de los dependientes le explicará de qué se trata cada uno. ¿Le parece un exceso? ¡Pues entonces ni siquiera intente que le cuenten las diferencias que existen entre las 2.300 variedades de papa disponibles en el Perú! ¿Una perlita? En el corazón del paquetísimo barrio de San Isidro, Casa Hacienda Moreyra es el restó al que acuden los paladares, autóctonos o de paso, más entrenados. Es un antiguo casco de estancia en cuyos salones, deco-

rados fastuosamente, se pueden saborear las especialidades de la muy de moda cocina novoandina (que rescata los ingredientes propios de las antiguas tradiciones culinarias pero adopta las técnicas de elaboración y presentación de la cocina internacional). Es, sin exagerar, como cenar en un museo colonial. De hecho, los cuadros, muebles y esculturas que decoran los salones son restaurados a la vista de los comensales. ¿Otro dato? En el Casco Histórico, pregunte por el bar El Cordano, un bodegón centenario, con salón para familias y mostrador de estaño, donde una cervecita Callao y un sándwich de jamón norteño con cebolla y ají serán una digna recompensa para su espíritu de pies cansados. De nada. ◆


Lima reinventa los sentidos