Page 71

COLUMNA

DEBATE

ENSAYO

ENTREVISTA

INVESTIGACIÓN

Una Fotografía a la Industria Musical Mexicana DESTACADO

Producción: tendencias, el sonido a seguir Por: Leonel Hernández / Foto: James Alberich

En la creación de la música, el papel del productor es

pieza clave para definir el sonido de una banda o artista. En algunas ocasiones, el nombre del productor que respalda el trabajo de un músico puede incluso opacar al mismo músico, por ejemplo: Rick Rubin, Timbaland, Bob Rock o Trent Reznor. Pero ¿qué sucede en México? ¿Cuál es en esencia el trabajo del Productor? ¿Por qué está su nombre en el booklet? ¿Sucede que el trabajo del productor puede cambiar radicalmente el sentido de un artista?. WARP MAGAZINE, durante su ciclo de mesas de debate trató este tema en una interesante platica con algunos de los productores más creativos de México. ¿Qué es un productor? Es la pregunta inicial. Iñaki, tecladista de Fobia, definió al productor como el integrante más rígido de la banda y el mejor espectador posible —como lo afirma Gerry Rosado, de Discos Intolerancia— y al mismo tiempo, es la persona que se encargará de sacar lo mejor del artista, que lo hará sonar lo mejor posible. No es sólo grabar al músico, sino también tener el oído y la creatividad para experimentar y hacer de cosas objetivas algo muy subjetivo como lo es la música. Algo en lo que estuvieron de acuerdo todos, es que el tomar cierta distancia con el arte del músico y dedicarse a hacer que “suene bien”, son parte del trabajo del productor. En términos prácticos ¿cuál es la función del productor en el estudio? Erick Epartacus, productor de bandas como Alison, o Rebel Cats, dijo que las “chambas” van desde seleccionar un repertorio, un orden en la grabación, determinar tipos de micrófonos se van a usar, en qué estudio se va a grabar, qué distorsiones o efectos aparecerán, y todo eso se va aprendiendo de manera instintiva, pues las escuelas en México son algo prácticamente nuevo. Los panelistas coincidieron en esto, y que en su momento, ellos aprendieron de manera paulatina, sin escuelas, y a tener esa sensibilidad de manera casi autodidacta, pues, dicen, es algo más orgánico, de ensayo y error, que no puede mecanizarse, ni existe una fórmula mágica para el éxito en una canción. Otro punto importante que trataron fue el de la mezcla o masterización que, casi siempre, es sinónimo de un buen disco cuando estuvo bien hecha. Para ello, recomendaron que este proceso lo haga alguien ajeno a la banda y al productor, alguien con oídos frescos que no haya escuchado las canciones antes. La plática también se inclinó hacia cómo se traba-

ja en México y sobre los precios, pues las horas de estudio representan una inversión fuerte para el artista. Aunque, por otro lado, hoy en día las herramientas están ahí, el sentido de lo “indie” está hoy más vivo que nunca, pues las bandas pueden producir su disco prácticamente solos, esto lo afirmó Sacha Triujeque, productor regiomontano de Control Machete, Sargento García, Sussie 4 entre otros. Al tener más acceso a la tecnología, hoy es cada vez más fácil que un músico o banda produzca su disco desde su casa y se autogestione. A pesar de todo, apuntó que sí es necesario tener a alguien que oriente al músico y que lo lleve por un camino para plasmar lo que realmente quiere proyectar. El papel del productor es un papel sumamente importante, y el trabajar con un productor es la oportunidad de que el músico se escuche mejor de lo que ya se escucha, y para darle la vuelta de tuerca a un sonido definido, para encontrar una nueva tendencia.

*De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Erick Espartacus, Sacha Triujeque, Gerry Rosado, Chuck Pereda e Iñaki Vázquez

069

Warp 38 digital  

Revista Warp 38

Warp 38 digital  

Revista Warp 38

Advertisement