Page 6

relato breve

SCHEHEREZADE Alberto Cabello

I

8

para salvar el pisotón, para salvar la sangre, no tenga

Por otro lado, habrá de dejar usted una abundante

más remedio que verme obligado a cargar con la cruz

correspondencia y escritos autobiográficos, que se

de mi pluma. ¿Es eso justo? ¿Lo es?”.

publicarán póstumamente. Usted podrá escribirlos

Silencio.

como quiera y cuando quiera, pero siempre recluido

magínense que soy Kafka y que no quiero creer

“Y ahora, Señorías, les ruego me dejen ustedes

en la celda de su habitación. Dos agentes custodiarán

que soy Kafka. Sino que vivo atrapado en un

vivir un rato. No tengo más que decir”.

la puerta y al final de cada jornada recogerán los

cuerpo que no es el mío, al que alguien me transportó

Hace ya diez años que abandoné mi carrera de

originales para guardarlos bajo llave. Se le impone

mientras dormía en una noche intranquila. De modo

Secretario Judicial y hoy, atareado en la pesada

además la prohibición expresa de abandonar su oficio

que al despertar, en la mañana de un lunes lluvioso,

mudanza, he dado con mis cuadernos de pura

de escritor”.

vime convertido en un extravagante escritor nacido

casualidad. Estas anotaciones del juicio oral que

Me parece estar escuchando a mi madre… ¡Quince

en Praga. Imagínense por un momento, por favor, que

padeció el joven Franz Kafka me han hecho tomar

años de estudio para eso! ¡Quince! “No… si ya

debo vivir condenado por la sentencia de un extraño

conciencia de mí mismo. Entre otras cosas, porque yo

lo decía el santo de tu padre, este niño es imbécil,

proceso que todos entienden menos yo. E imagínense

también me he sentido condenado durante 45 años de

¡imbécil! Pues ahora te está muy bien empleado. A

que el resultado de ese absurdo es la prisión de mi

mi vida. Tras haber aprobado unas duras oposiciones

copiar. A ser un imbécil”.

alma, de mi persona, en este cuerpo famélico de

y trabajar en la sombra durante años –un juez es un

Toda la vida, efectivamente, he pensado que era

escritor. El contacto de mi espíritu con el envés opaco,

juez, decía mi madre, pero un secretario… ¡qué es

un imbécil, alguien que no servía para nada más que

viscoso, palpitante… de sus sienes me contagia de

un secretario!– contemplo que mi vida se resumió en

ganar dinero a costa de lo que dicen otros. Hoy, de

los temores de la escritura, de su visión oscura de

escribir lo que dictaban los otros. De todos modos,

pura casualidad, me doy cuenta de que no. En mis

la vida. Imagínense, lectores míos, que la obsesión

mirado con perspectiva, he de decir que me siento

manos descansa la primera novela del escritor de

de escribir me acompaña por los siglos de los siglos.

privilegiado por la posición que ocupo. Muy pocos

Praga: su proceso, resguardado del polvo en las

Y que me debo a ustedes, que me observan como

han aprendido tan bien a observar como yo. Recuerdo

minuciosas notas de mis libretas. Calígrafo servil,

jueces desde lo alto de los estrados, como familias

la voz impasible del juez, sin escrúpulos, dictando

oprimido, apresé con diligencia su voz, anotándola al

que repudian a pisotones, en un pasillo repleto de

sentencia:

detalle, compadeciéndome de ella.

manzanas, al insecto que ellos mismos han creado.

“Durante 41 años, habrá usted de convertirse

Comprenderán entonces que, aunque no lo quiera,

en autor de tres novelas que tendrán por título El

aunque no me sienta yo escritor, escriba. Pero no es

proceso, El castillo y América; además de una novela

tal mi naturaleza. ¡Yo nací del No! Soy un animal

corta conocida mundialmente como La metamorfosis,

atrapado en un genio. Comprenderán entonces que,

y un cierto número de parábolas y relatos breves.

9

Profile for Andalocio Comunicacion

Girándula nº1 (Abril 2008)  

Primer número de la revista cultural Girándula. Publicada en Córdoba. Abril 2008

Girándula nº1 (Abril 2008)  

Primer número de la revista cultural Girándula. Publicada en Córdoba. Abril 2008

Profile for andalocio
Advertisement