Issuu on Google+

Érase una vez tres cerditos que querian costruir una casa. El primero la construyó de paja porque se queria ir a jugar.


El segundo hizo su casa de madera para irse a jugar pronto.

El tercero hizo una casa de ladrillo pero tard贸 muchos d铆as en terminarla.


Un día apareció un lobo muy feo. Se queria comer a los tres crerditos. Fue a la casa de el primer cerdito y llamó a la puerta y le dijo: Abre la puerta o soplaré y soplaré y la casa caeré. El lobo sopló y la casa se cayó.

El cerdito se fue a la casa de madera de su hermano. Llegó el lobo y dijo: abrid la puerta o soplaré y soplaré y la casa derribaré


Los cerditos salieron corriendo y se fueron a la casa de su hermano.

Llego el lobo y les dijo: abrid la puerta o soplaré y soplaré y la casa derribaré. El lobo sopló y sopló pero la casa no se cayó. Los tres hermanos vivieron felices en la casa de ladrillo.


Los tres cerditos