Issuu on Google+

LIMA,CUZCO MACHU PICCHU PACHACAMAC, CAMINO INCA Y MÁS


ANTES DE SALIR Perú se presenta como un país ideal para viajar por libre, con una geografía cargada de misterios, cultura, arqueología y naturaleza. Se puede optar en algunos casos por contratar desde los pueblos y ciudades algunos tours locales, excursiones y actividades.

DIRECCIONES ÚTILES Antes de viajar a Perú recomendamos acudir a la Embajada de Perú en España, donde se pueden obtener folletos de diversas regiones, así como datos sobre empresas de transportes e informan sobre vacunaciones, trámites y agencias especializadas de viajes a Perú. En Madrid: Príncipe de Vergara 36, 5º dcha. Telf. 91 431 42 42. www.embajadaperu.es.

VIAJAR A PERÚ Para viajar a Perú, únicamente se requiere tener el pasaporte en regla con al menos seis meses de vigencia, no siendo necesaria la obtención de visados. El plazo máximo de estancia turística son 90 días, aunque prorrogables. Si tenéis que permanecer más tiempo, podéis renovarlo en las principales ciudades del país, o bien pasar un día en Bolivia o en Ecuador y regresar. Este último método, aun pareciendo más engorroso, facilita los trámites, pues el permiso de estancia se renueva por sí solo. Si dado el caso os encontráis cerca de alguna frontera no dudéis en gestionarlo de esta manera. Se debe tener mucho cuidado y con10

servar la tarjeta de embarque y desembarque que se entrega al llegar al país ya que debe ser entregada a la salida. En cuanto a las regulaciones aduaneras, es bueno saber que están exentos de impuestos todos los artículos personales, video cámaras, ordenadores portátiles y artículos para la realización de deportes y aventura. Está prohibida la importación de drogas, pornografía y armas de fuego. En cuanto a las divisas, se puede introducir en el país cualquier cantidad de moneda extranjera ya sea en efectivo o cheques de viaje. Respecto a lo que se puede sacar de Perú, es importante saber que está terminantemente prohibida la exportación de cualquier especie de flora o fauna, tanto viva como muerta, incluidas aquellas artesanías elaboradas con partes de estas especies (cuadros de mariposas disecadas, coronas de plumas de guacamayo...). Las normas legales vigentes establecen fuertes sanciones para aquellos que cacen, comercialicen, transporten o exporten especies silvestres, así como los subproductos derivados. Tampoco está permitido sacar del país ningún huaco original de las diferentes culturas prehispánicas. Aseguraos, si realizáis la compra de una réplica, de que en la base del objeto aparezca en bajorrelieve la palabra “réplica” o bien una factura donde se especifique claramente. Esto rige también para los lienzos de la escuela cuzqueña. La exportación clandestina de los bienes culturales es delito y la ley autoriza el inmediato decomiso


ANTES DE SALIR • CÓMO LLEGAR

y fuertes sanciones. Está prohibido el transporte de drogas. En este sentido la policía peruana intenta ser muy severa y tampoco existe el concepto de consumo propio. Los temibles carteles de aviso expuestos en la mayoría de los aeropuertos, dan buena cuenta de ello. VACUNAS Aunque no es obligatorio presentar el Certificado de Vacunación Internacional para entrar en el país, se recomienda tomar todas las medidas preventivas, sobre todo si se piensa salir de los circuitos turísticos habituales y especialmente si se realizan incursiones en la selva. En ese caso, la vacuna contra la fiebre amarilla y tifoidea resultan obligatorias. Son recomendables las del tétanos y la difteria. En www.msssi.gob.es, se encuentra toda la información.

CÓMO LLEGAR Desde el aeropuerto de Barajas en Madrid, las compañías aéreas que efectúan diariamente mayor

> HORA OFICIAL F Hay siete horas de diferencia con la península (seis en relación con las islas Canarias). Así, cuando en España son las 14 h, en Perú, son las 7 h. El huso horario es el mismo en todo el país y el cambio de horario se produce en las mismas fechas que en Europa.

número de viajes a Perú son Iberia, KLM y American Airlines, con conexiones semanales con el aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima. Iberia y Air Europa tiene vuelos directos con frecuencia a Lima. Otras compañías que operan son: Air France (vía París), Lufthansa (con escala en Frankfurt de una noche) y otras como Aerolíneas Argentinas (vía Buenos Aires), Aeroméxico, Avianca (escala en Bogotá, poco recomendable) o Lan Airlines (escala en Santiago). Los vuelos interiores salen más baratos comprándolos allí mismo. Conviene, no obstante, consultar ofertas en Internet. POR TIERRA Podremos entrar a Perú por tierra desde los países vecinos de Ecuador, Bolivia y Chile, a través de la carretera Panamericana que surca todo el cono sudamericano. El tráfico de transporte público de autobuses resulta bastante fluido. Sin embargo, el acceso desde Colombia o Brasil, dadas las características geográficas selváticas, es bastante complicado y en cualquier caso se impone la necesidad de remontar los ríos amazónicos para adentrarse en territorio peruano.

CÓMO AHORRAR Lo mejor es emplear el método del regateo. Los carnés de estudiante y de descuentos sirven para entrar a los principales museos y recintos arqueológicos, incluido el Machu Picchu, la visita más cara del país. Otra fórmula para ahorrar son los boletos turísticos. Como ocurre en cualquier parte del mundo, el viaje saldrá más barato si se planea 11


LIMA > CAPITAL DE PERÚ. 8.000.000 HABITANTES Esta ciudad, de constante clima templado, atrapada por la espesa garúa y una cierta contaminación, no enamora a primera vista, más bien se deja descubrir poco a poco. Algunos opinarán que resulta triste y brumosa, pero los miles de habitantes que llenan sus apretadas calles camuflan con su constante ir y venir ese aire desolado. El ajetreo bullicioso que palpita en las calles del centro así como la tranquilidad y romanticismo de los barrios residenciales de Barranco y Miraflores irán convenciendo al viajero a cada paso. La capital de Perú es una urbe de contrastes que saldrá al encuentro de todo aquel que se mueva por sus arterias haciéndole cambiar de barrio como de mundo. El centro histórico, vilipendiado tantas veces por quienes no des­ cubrieron lo más sincero de una ciudad, tiene mucho que ofrecer. Desde 1996, y gracias a un enorme esfuerzo de rehabilitación y recuperación del entorno y las joyas coloniales, el centro de Lima va dejando atrás el estereotipo de barrio marginal cargado de delincuencia para resurgir como lo que es: un populoso distrito atiborrado de comercios y el escenario donde se suceden las escenas costumbristas más sugerentes: vendedores, limpiabo­ tas, cambistas callejeros, buscavidas, turistas... y una constante vigilancia policial. Su lado oscuro es su incesante ruido, tanto de día como de noche, provocado por un caótico tráfico, por los estridentes cláxones de miles de taxis, por los gritos de los que anuncian sus mercancías y por las innumerables combis (autobuses urbanos) en las que siempre vocifera un muchacho con tesón el destino y recorrido a seguir. En definitiva, todo es volumen y bulliciosa vida en Lima, ciudad donde reside más del 30 por ciento de la población de Perú, cifra que sigue en aumento ante la constante emigración de la sierra hacia la capital en busca de un futuro mejor. Pero por encima de todo, Lima es un paisaje urbano que no debe dejar de conocer el recién llegado, pues es aquí donde con toda certeza habita una de las caras más reales del país y donde se observa el cotidiano discurrir de sus modestos habitantes, todo sin dejar de lado algunas de las más bellas joyas coloniales del país y unos sorprendentes despuntes de modernidad.

INFO

> Prefijo telefónico: 01. > Oficina de Información Turística. Lima es una de las pocas ciudades del país que cuen­ ta con oficinas de información 28

turística. La información editada (folletos, mapas, etc.) es más bien escasa, pero la amabilidad y el buen hacer suplen estas deficien­ cias. No dejéis de pedir la revista Perú Guide, una interesante guía


LA VISITA• LIMA

del ocio y la cultura de carácter mensual cargada de información sobre la capital. En la sede de Promperú, el orga­ nismo encargado de la gestión y promoción turística de Perú, os podrán ayudar con todo lo que necesitéis saber sobre Lima y el resto del país. Acudid a la calle Uno Oeste, 50. Edif. Mincetur, pisos 13 y 14. San Isidro. Lima. Telf. 6167300; www.peru.gob.pe. Tam­ bién existen casetas de informa­ ción turística ubicadas en el aero­ puerto internacional Jorge Chávez y que disponen de horarios más amplios.

> Policía Turística

Es una de las peculiaridades pe­ ruanas sobre el servicio de aten­ ción turística a los viajeros. Este tipo de policías ofrece información turística de tipo verbal (no dan ma­ terial) de manera amabilísima y atenta. En Lima, como en cualquier otra ciudad, se les puede abordar por la calle directamente. La mayoría de las agencias de viajes se localiza en los soportales de la plaza de San Martín y al final del Jirón de la Unión –en lo que respecta a Lima Centro– y en toda la avenida José Pardo, en la zona de Miraflores, junto a las sedes de las compañías aéreas.

TRANSPORTES

> Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. Está situado en la avenida Faucett, dentro de la misma ciudad, en el barrio costero de Callao, a unos 12 km del centro de Lima y a 15 km del distrito de Miraflores, más o menos a unos 30 minutos del centro. > Líneas aéreas. Desde Lima existen vuelos y conexiones con casi todas las ciudades del país,

excepto a Huancayo, Ica o Huaraz a las que se llegará necesariamen­ te por tierra. En la avenida José Pardo –barrio de Miraflores– es­ tán concentradas las sedes de las principales compañías aéreas que operan en Perú, tanto las naciona­ les como las internacionales. En casi todas las agencias de viajes de la ciudad venden billetes aéreos con tarifas idénticas a las que se contratarían en las agencias de las aerolíneas. > Taxis. En Lima, ocho de cada diez vehículos que circulan por las calles son taxis. Son fácilmente reconocibles por su llamativo color amarillo y por los incesantes pitidos que estos emiten para llamar la atención del potencial viajero Los taxis no llevan taxímetro, por lo que habrá que negociar y rega­ tear el precio antes de subir. Si tenéis alguna duda, hay varias compañías de taxis legalizadas a las que poder avisar telefónica­ mente. La carrera costará algo más cara pero es especialmente reco­ mendable si hay que moverse de noche y con equipaje. Encontraréis una buena flota en las paradas de la plaza de San Martín, en Jr. de la Unión con Lezcano y por la plaza de Armas. En Miraflores se sitúan en el Parque Kennedy y en las inmediaciones del Centro Comer­ cial Larcomar. Otro tipo de taxi son los colectivos, taxis que a modo de pequeños autobuses realizan una ruta casi siempre fija recogiendo a los via­ jeros que comparten viaje y tarifas. Suelen ser bastante incómodos, por la cantidad de viajeros que llevan y lentos. > Combis. Son pequeñas furgo­ netas repletas de asientos que se llenan de pasajeros hasta que no 29


PERÚ

cabe ni un alfiler y recorren las calles de Lima entre el incesante y agudo sonido de bocinas y el agitado tráfico que convulsiona la ciudad. Apenas existen las paradas (o “paraderos”, como dicen aquí), pero en casi todas las esquinas uno puede tomar el autobús si le conviene la dirección que sigue. Normalmente llevan algún tipo de cartel rústico en la parte delantera y el recorrido a seguir pintado en la chapa exterior. A la hora de ba­ jar, el conductor parará en todos aquellos lugares que los pasajeros soliciten. Moverse en combi es bastante lento y en ocasiones poco seguro. Sin embargo, forma parte de las experiencias vitales del país. Otra modalidad son los autobuses turísticos Urbanito, que recorren la ciudad por unos cuantos soles y en ocasiones llevan guías de turis­ mo que explican los recorridos. Su mejor oferta es la subida al cerro de San Cristóbal para contemplar

una panorámica nocturna de la ciudad. Estos autobuses se toman en el pasaje Chabuca Granda, ani­ mado bulevar al que acudir cuando cae el sol. > Alquiler de coches. El tráfico en Lima es una verdadera locura y la congestión y contaminación (acústica y atmosférica) llega a resultar en ocasiones insoportable. Esta ciudad supera peligrosamen­ te todos los estándares de conta­ minación ambiental, en parte por­ que el 58 por ciento de los ve­ hículos tiene más de 16 años. La recomendación es que no intentéis conducir en Lima. No es una bue­ na idea, tanto por seguridad como por lo barato que resulta el trans­ porte público. > Bancos. El horario de los ban­ cos en Lima es de lunes a viernes 9 h a 18 h y la mayoría de ellos atienden también los sábados has­ ta el mediodía. La representación de bancos es­ pañoles en Perú ha aumentado en

El centro de Lima, hasta hace unos años intransitable por la inseguridad ciudadana que padecía, se recupera a pasos agigantados gracias a la buena rehabilitación y vigilancia que se está llevando a cabo. Sin embargo, determinadas calles marcan los límites de la zona considerada “segura”. Estas calles son las avenidas Tacna y Abancay. Pasando de estos confines, la cosa puede truncarse de manera desagradable y, por otra parte, tampoco hay nada de especial interés más allá de estas dos caóticas e impresionantes avenidas. El puente sobre el río Rímac hace también de “frontera social” entre la parte segura del casco antiguo y los barrios más degradados con graves problemas de delincuencia. En los barrios como Miraflores o San Isidro, el problema de la inseguridad es aún menor a pesar que desde hace unos años se han incrementado los secuestros en esta zona (especialmente de empresarios).

Zonas seguras

30


LA VISITA • LIMA CENTRO

los últimos años. Hay numerosas sucursales del BBVA por toda la ciudad y si sois clientes de esta entidad tendréis menos problemas para hacer cualquier tipo de tran­ sacción. BBVA-Banco Continental. En la plaza de San Martín y junto al puente de piedra sobre el Rímac (detrás de la plaza de Armas). Por otra parte, en la calle José Larco junto al Parque Kennedy, y en la calle José Pardo, 450 (Miraflores) encontraréis varias sucursales del BSCH. > Casas de cambio. Se en­ cuentran repartidas por toda la

ciudad, en torno a los principales lugares de interés turístico. Los cambistas legalizados con sus lla­ mativos chalecos y su placa iden­ tificativa son también claramente visibles con fajo y calculadora en mano. Las casas de cambio (desde luego, resultan mucho más seguras que cambiar en la calle y más rápido que en los bancos ya que no hay que esperar colas) se encuentran a montones en la calle Ocoña, en­ tre el jirón de la Unión y la plaza de San Martín (Lima centro) y en los alrededores del óva lo, en Mi­ raflores.

LIMA CENTRO Lima, a pesar de ser una enorme ciudad de más de ocho millones de habitantes, se visita fácilmente si se administran bien el tiempo y las distancias. Tres son los principales barrios que concentra­ rán la visita. En principio hay que guardar prácticamente un día para cada uno de ellos, y otro para visitar los museos (la mayoría dispersos por la ciudad) y algunos restos prehispánicos situados en las afueras. Si tenéis que elegir, concentrad vuestro tiempo en el centro de Lima, pues su conmovedora, entrañable y populosa existencia, así como el revoltoso ambiente entre sus animadas plazas y las joyas coloniales, darán una buena y clara impresión de la Lima más real. Los residenciales y acomodados barrios de Miraflores y Barranco, con poco interés monumental, sirven sin embargo de escape si se busca una tranquila tarde de cafés y compras, un vistazo al Pa­ cífico, o si apetece tomarse unas copas al caer la tarde. En definiti­ va: espacios para escapar del bullicio del resto de la ciudad y buenos distritos para alojarse sin perder de vista la otra cara (la me­ jor lavada) de la ciudad. Si lo que se busca es tranquilidad, entonces hay que alojarse en el barrio de

Miraflores y coger un taxi para ir al centro. Quedan otros barrios donde circu­ la menos gente por la calle, como San Isidro, San Borja, La Molina, Monterrico y algunos otros centros financieros, de escaso interés pa­ ra el que viene de Europa. En el extremo opuesto están los cono­ cidos como barrios o pueblos jó­ venes: una zona urbanística des­ controlada, con enormes barriadas de infraviviendas levantadas de la noche a la mañana para acoger a los miles de “cholos” emigrantes 31


UN POCO DE HISTORIA ÉPOCA PREINCAICA Periodo de horticultores sedentarios (3500-1500 a.C.). Tránsito paulatino al modo de vida sedentario. Se inician las primeras construcciones monumentales. Periodo formativo inferior (1500-1000 a.C.). Cultura Chavín de Huántar. Destacó por la profusión de la arquitectura ceremonial. Formativo medio (1000-400 a.C.). Supone el momento de máximo apogeo. Surgen los centros regionales, el arte de estilo figurativo, una cerámica más compleja y una estructura social y religiosa de corte piramidal que aúna aldeas. Es considerada como la primera cultura peruana propiamente dicha y el nacimiento de la civilización andina. Su máxima representación es el sitio de Chavín de Huántar. Periodo formativo tardío (400 a.C.-año 0). Culturas salinar y pucará. Desarrollo de la agricultura por riego, aparición del telar, desarrollo de la ganadería con la domesticación de camélidos andinos e incipientes trabajos de metalurgia, fundamentalmente en oro. Desarrollos regionales (año 0-600 d.C.). Culturas moche (o mochica), paracas, nasca y lima, las más fascinantes y misteriosas aún por estudiar. Cultura tiahuanaco (200 a.C.800 d.C.). Situada en las orillas del lago Titicaca, su corazón estaba en La Paz. Cultura wari o huari (600 d.C.800 d.C.). Las ruinas de Wari, al noroeste de Ayacucho, muestran cómo debió ser aquel gran imperio. Gran desarrollo del tejido y de la cerámica. 92

Cultura sicán (750 d.C.-1300 d.C.). Tuvo su centro en el departamento de Lambayeque. La producción metalúrgica a gran escala fue su mayor éxito y la tumba de Sicán, el legado de mayor valor. Cultura chimú (850 d.C.–1400 d.C.). Chimú comenzó a gestarse hacia finales de la época de influencia wari y tuvo como centro a la ciudadela de Chan Chan. Otros reinos preincaicos tuvieron desarrollos importantes en su regió como el oráculo de Pachácamac, la cultura chincha (1000 d.C.-1400 d.C.), el señorío de Chancay (900 d.C.-1300 d.C.) y los chachapoyas, resistentes a la dominación inca. EL IMPERIO INCA Siglos xi-xii. Tras la decadencia de los waris, varias tribus quechuas procedentes del lago Titicaca se asientan en los valles de Huatanay y Vilcanota, donde se inicia un periodo de luchas con las tribus oriundas de estos valles hasta consolidar su poder y construir la ciudad de Qosqo, “el ombligo del mundo”. El inicio del apogeo de la cultura inca lo marca la amenaza de las tribus guerreras de los chancas. Ante la inferioridad del ejército quechua, el Inca Viracocha abandona Cuzco, pero es su hijo, Cusi Yupanqui, quien derrota a los agresores. Esta victoria significó una reorganización de los ejércitos y la consolidación de un fuerte estado expansionista. 1430. Comienza la carrera de expansión y conquista encabezada por Pachacútec, el más grande de todos los incas. Bajo su reinado,


EL CONTEXTO • HISTORIA

la ciudad de Cuzco alcanzó su máximo desarrollo urbanístico y se fraguó un imperio conocido como Tahuantisuyo, que en el momento de su máxima gloria comprendía hacia el norte extensos territorios de las hoy repúblicas de Colombia y Ecuador, y por el sur, hasta Tucumán en Argentina y el río Maule en Chile. 1525. Muerte de Huayna Cápac. Las desavenencias entre su hijo y sucesor Huáscar, gobernador de Cuzco, y su hermano Atahualpa, gobernador de Quito, desembocaron en una cruenta guerra civil cuyo ganador fue Atahualpa. LA CONQUISTA ESPAÑOLA 1528. Desembarco en Tumbes de Pizarro y sus hombres durante su segundo viaje a América, quienes encuentran el imperio debilitado por una guerra civil. 1532. Pizarro llega a Cajamarca donde apresa a Atahualpa, no sin antes pedirle como rescate una enorme cantidad de oro y plata. 1533. A pesar del cumplimiento del pago del rescate, Atahualpa es ajusticiado. Desde Cajamarca las huestes de Pizarro parten hacia Cuzco. Se nombra a Manco Inca, hermano de Huáscar, jefe títere. 1535. Fundación de Lima,“ la ciudad de los reyes”, el 18 de enero como capital del nuevo imperio conquistado por Francisco Pizarro. 1536. Sublevación de Manco Inca contra los invasores, apoyado por todo el país andino. 1537. Almagro regresa de Chile, haciendo decantar la victoria del lado castellano. Retirada de Manco y sus huestes al valle de Vilcabamba. Almagro reclama para sí la ciudad de Cuzco, iniciándose una guerra entre los colonizadores.

1538. Almagro es apresado y condenado a pena de muerte. 1541. Pizarro es asesinado en Lima por un grupo de vengadores de Almagro, con el hijo de éste a la cabeza, el cual se proclamó gobernador del Perú. El imperio inca sigue vigente en Vitcos, en el valle de Vilcabamba. 1541-1572. Las luchas entre españoles por el poder continúan. Carlos I decreta las leyes de Indias como protección de la población local, pero no fueron aceptadas por los conquistadores. 1548. Es asesinado el virrey Pedro de La Gasca, enviado por Carlos I para deponer a los antiguos conquistadores pizarristas encabezados por Gonzalo Pizarro. 1572. Última rebelión indígena. El virrey se apodera de Victos y el último inca, Túpac Amaru, es ajusticiado en Cuzco. Para esta fecha se aplacan las luchas de poder entre los conquistadores. EL PERIODO COLONIAL Finales del siglo xvi. La sociedad se asienta en un cerrado sistema de clases, cuya cúspide es ocupada por el virrey y los gobernadore de origen peninsular. En el segundo escalón se hallan los criollos hijos de españoles nacidos en suelo americano; después, los mestizos, y en la base toda la clase pobre formada por campesinos indios. Explotación de las minas de plata y los cultivos. Siglo xvii. Se inicia la política evangelizadora por todo el país. Los indígenas no se sublevan, pero bajo un aparente sometimiento siguen conservando su cultura, ritos y creencias. Siglo xviii. Intentos de la monarquía española borbónica para 93


Lima, Cuzco, Machu Picchu Fuera de Ruta