Issuu on Google+

Ejecutivo El ejecutivo del Mes del mes

Business class 3

Renzo Rosso

creativo e innovador, este inusual hombre de negocios ha convertido su firma de moda, la popular diesel, en un referente de estilo de vida. ¡y sin quitarse los vaqueros de encima! bienvenido a su mundo. Por Ana Valls / Fotografía, Terry Richardson

Con una chulería innata, Rosso rompe con las reglas básicas del ejecutivo de traje y corbata.

68 e s q u i r e f e b r e r o 2 0 0 9

uando Renzo era sólo un adolescente se hizo sus propios pantalones de campana con la máquina de coser de su madre. En cuanto sus amigos los vieron no dudaron en pedirle unos exactamente iguales. Puede parecer extraño que un chaval manejara con tanta destreza las artes de la confección, pero es que desde niño pudo aprender los entresijos del modelaje gracias a su madre, que cosía gran parte de su ropa. Aunque el joven Rosso no se diera cuenta, en ese mismo instante nacía lo que en un futuro se convertiría en el origen de una de las empresas transalpinas con más proyección internacional, Diesel. La genialidad de este italiano natural de Padua, que rebosa energía y una eterna disposición a la sonrisa, no muestra a sus 53 años –y eso que acaba de celebrar el trigésimo aniversario de la marca– ni un ápice de desgaste o hastío: “El día que me levante sintiendo que ya no me apasiona mi trabajo, me plantearé hacer algo diferente”. Hasta entonces, sigue comandando algo más que una marca de ropa; en sus propias palabras, “Diesel es un estilo de vida”. Después de terminar sus estudios en una escuela de diseño textil tuvo su primera oportunidad laboral en Genius Group –un conglomerado de marcas italianas– donde conocería a su socio, Adriano Goldschmied, y donde nacería en 1978 Diesel. “Por aquél entonces, yo tenía 23 años y lo único que quería era crear una empresa de denim con una identidad reconocible, capaz de transmitir emociones y conectar con la gente”. En cuanto al nombre, “elegimos

C


esa palabra por resultar sonora, divertida y porque además se escribe y se pronuncia de la misma forma en todo el mundo”. La constante defensa del concepto de globalidad y un modelo de negocio –que ha sido objeto de estudio en diversas universidades– basado en el riesgo controlado, la creatividad y la pasión por el trabajo diario han dado como resultado una empresa en constante crecimiento que no para de ganar adeptos. En estos 30 años, la marca ha progresado manteniendo las ganas de innovar adheridas a su ADN y un deseo de sorprender a los muchísimos fans que forman parte del Planet Diesel. “En 2008 celebramos nuestro treinta aniversario con una gran fiesta multitudinaria que tuvo lugar de forma simultánea en 17 países”. A estas exclusivas fiestas sólo pudieron asistir unos cuantos elegidos, pero el trigésimo aniversario del nacimiento de la marca también se celebró en los más de

“El día que me levante sintiendo que ya no me apasiona lo que hago, que ya no disfruto con mi trabajo, me plantearé hacer algo completamente diferente. mientras tanto, seguiré aquí” 5.000 puntos de venta que se reparten a lo largo de 80 países, con el lanzamiento de una edición especial de vaqueros a 30 euros, Dirty Thirty, que arrasó en número de ventas. Aunque para éxito sonado, el del modelo 5Pockets –cinco bolsillos, el número favorito de Renzo–, el más vendido de todos los tiempos y que ha sido (y sigue siendo) todo un emblema de la casa, que puede encontrarse en todas y cada una de sus colecciones. Planeta Diesel Renzo Rosso vive por y para Diesel las 24 horas del día. Esclavo gustoso

de su trabajo, ve la crisis económica como una oportunidad para marcas como la suya, ya que “ahora tenemos que demostrar cómo somos y hacernos mucho más fuertes ante la adversidad”. Tanto optimismo pudiera parecer impostado, pero este italiano del mundo se esfuerza con su inquebrantable naturalidad en demostrar que lo que ves es lo que hay. Ni más, ni menos. Su pasión por la moda, por esta industria que cambia sin cesar, se alimenta con el reto diario de crear nuevas ideas, demostrando dos veces al año con sus nuevas colecciones que siguen al pie del cañón, y comprobando a su vez que el público responde de forma positiva ante sus novedades. En esto ha tenido mucho que ver también su actitud como empresario. Descrito por muchos como un atípico hombre de negocios, Rosso justifica el calificativo remitiéndose a sus prioridades: “Siempre antepongo la creatividad a otros aspectos y creo que esta actitud, este tipo de pensamiento, no es muy frecuente en el negocio”. El concepto Planet Diesel por el que Renzo Rosso ha luchado tanto durante estas décadas va mucho más allá de un simple par de pantalones vaqueros. Por si no fuera suficiente con sus líneas Diesel, Diesel Intimate (ropa interior), Diesel Denim Gallery (con piezas únicas), los accesorios, la colección de gafas, la de relojes y joyas, su reciente incursión en el mundo de los perfumes o la línea infantil, la marca ha dado forma a su propio estilo de vida, preocupándose por incentivar el talento con la creación de un concurso anual para jóvenes creadores denominada ITS (International Talent Support), que ya va por su sexta edición, y que ofrece a su ganador la oportunidad de que sus diseños se encuentren en las tiendas Diesel de todo el mundo. La música y el arte también reciben su particular apoyo con diferentes proyectos que dan a conocer a multitud de artistas noveles a nivel internacional. Y continuamos, porque cualquier empresario que se precie o que se defina como tal acaba cayendo en

un ‘holding’

sólo para valientes

Nace la idea Diesel se creó en el año 1978 como parte de un conglomerado de marcas italianas llamado Genius Group. Por aquel entonces, el diésel era considerado una fuente de energía alternativa, al igual que la firma, que se presentaba como una opción diferente en casual wear. Consolidación en manos de Rosso En el año 85, Renzo se hace con el control total de la marca y busca por todo el mundo a los mejores diseñadores para crear un equipo potente y competitivo. Así, en 1988 nombra Director Creativo a Wilbert Das. En esta época comienzan sus éxitos dentro del campo del márketing con la creación de ingeniosas campañas publicitarias que recibirán premios durante años. El negocio se expande Inmersos de lleno en un nuevo siglo, Diesel toma el control de Staff International, distribuidor y productor italiano de marcas internacionales como Vivienne Westwood, Maison Martin Margiela, Sophia Kokosalaki, Dsquared2 o la reciente incorporación de los holandeses Viktor&Rolf, decisión tomada por el propio Renzo. “Llevo siguiendo su trabajo desde hace dos años. Son frescos, modernos y muy creativos. En estos momentos estamos conociéndonos para poder llevar a cabo un plan de trabajo con el que poder actuar de forma conjunta”. Sólo para valientes Diesel forma parte del holding Only the Brave que a su vez incorpora Staff International, Neuf –la parte operativa de la firma Maison Martin Margiela– y 55DSL, la línea más urbana de Diesel, donde su hijo Andrea es Director Creativo, algo que llena de orgullo a su progenitor. Alma italiana A pesar de su globalidad, Rosso no ha olvidado en ningún momento su propio origen. Al margen de tener oficinas repartidas a lo largo de Europa, Asia y América, la central donde nacen todas las creaciones se encuentra en Molvena. Diesel se encuentra presente en 80 países con 5.000 puntos de venta, incluidas 360 tiendas monomarca.

f e b r e r o 2 0 0 9 8 e s q u i r e 69


3

Business class la tentación de dar un bocado al pastel financiero de la restauración. Rosso no iba a ser menos. Propietario de un hotel (el Pelican Hotel Ocean Drive en Miami Beach), comanda varios restaurantes y es productor de tres tipos de vino en The Diesel Farm,

El holding only the brave, que engloba marcas como diesel y que lidera rosso, acaba de hacerse con la firma holandesa viktor&rolf. “hemos preparado con ellos un plan de negocio de cinco años” una plantación situada en la región italiana de Marostica, que acoge encuentros de la compañía, sesiones de brainstorming y algunas de las más legendarias fiestas de la firma. Creatividad a la cabeza Como ya defendía Renzo Rosso al hablar de lo que le diferencia del resto de empresarios, la creatividad se pone al ser-

vicio de todos y cada uno de los aspectos que engloban cada una de las colecciones de la firma, desde el producto a las propias campañas publicitarias. El equipo creativo, con Wilbert Das a la cabeza, se compromete no sólo con la ropa propiamente dicha, sino que su capacidad artística se expande a través de eventos, publicidad, tiendas, interiores y, cómo no, páginas web. Juntos dan vida al Universo Diesel. Cada una de las colecciones comienza con un viaje que inspira al equipo. Modernidad, toques antiguos, futuristas..., no hay límites a la hora de explorar todos los campos posibles. Los diseñadores vuelven de su aventura con notas, fotografías y objetos que sirven para moldear la nueva colección en una tormenta de ideas conjunta. Otro de los ámbitos donde la creatividad destaca con fuerza ha sido el de la publicidad. Las famosas campañas comenzaron a realizarse a principios de los 90. Desde entonces, se han caracterizado por un único concepto creativo. Se han apropiado de la idea de que “consumir da la felicidad”, muy propio de las campañas de los 50, traduciéndolo en Diesel-For Successful Living (“Diesel-Para una vida exitosa”), un concepto comprendi-

úsalo con precaución Fragancia y ‘elixir’ de vida “Diesel es más un estado de ánimo que una empresa propiamente dicha”. Con estas palabras, Rosso transmite la importancia del espíritu de la marca que se plasma cada año en sus colecciones. Estar abierto a nuevas experiencias, escuchar la propia intuición y ser honesto con uno mismo son algunas de las características defendidas por el presidente de la marca, y que se ven reflejadas tanto en las prendas que diseñan como en las nuevas fragancias lanzadas por la firma junto al gigante de los cosméticos L’Oreal. “Fuel For Life –tanto para hombre como para mujer– está dedicada a aquellos que se enfrentan a la vida con pasión y energía. Es algo que te empuja a sentirte vivo, a disfrutar”, afirma con rotundidad. Aparte de un interior que se ha creado “como si se tratara de una pócima secreta, gestada en un recóndito laboratorio de alquimistas”, su atractivo envoltorio se ha convertido ya en objeto de coleccionista. Cada uno de los frascos es único y personal; como todas las creaciones de Diesel.

70 e s q u i r e f e b r e r o 2 0 0 9

Imagen del nuevo perfume para hombre de Diesel.

do y apreciado no sólo por el público, sino también por los estamentos del sector publicitario, que en un principio se mostraron bastante escépticos. La publicidad de Diesel, en la que abundan la ironía, la provocación, la inteligencia y el sex-appeal, ha recibido en estos quince años numerosos reconocimientos, entre los que destacan dos Grand Prix del Festival de Cannes (1997 y 2001) y el Advertiser of the Year, otorgado en el 98 al propio Rosso. Sin embargo, el verdadero escaparate creativo de las colecciones de Diesel son sus eclécticos catálogos, en los que la presencia del producto parece únicamente accidental; así como la elogiada web diesel.com, creada en 1995, y que fue considerada como una de las primeras empresas en tener una presencia relevante en Internet. Los miembros del Diesel Club –que ya superan los 300.000– reciben por correo electrónico información, ofertas exclusivas y actualizaciones constantes sobre la marca. Y mientras todo esto ocurre, Renzo Rosso sigue presidiendo en vaqueros y camiseta su propio reino, ajeno a los estragos de la crisis y con una filosofía de vida más que positiva como estandarte: “Sólo los valientes triunfan ante la adversidad”.


Business Renzo Rosso