Issuu on Google+

El viajero bidimensional Max poseía algo que pocos tenían, gallardía y coraje. Era un prodigioso investigador de culturas antiguas y viajaba de lugar en lugar recopilando todo tipo de información sobre estas, por lo cual se dio cuenta que todas las civilizaciones tenían algo en común: habían desaparecido. En uno de sus viajes, fue a México, donde se desarrolló la cultura Maya. Se dirigió a un túnel que le parecía muy extraño, pues tenía la forma de un pequeño palacio. Al entrar descubrió una inscripción Maya y al estudiarla vio que señalaba una fecha, 29/02/2012, la cual coincidía con el día en el que se encontraba. Luego de unas cuantas horas, observó que salía una luz muy potente proveniente de una roca que ocultaba una especie de puerta en miniatura. Intentó sacar esa roca con todas las herramientas que tenía, hasta que logró retirarla. Y se dio con la sorpresa que era…….. ¡¡¡ una ventana bidimensional!!!!! . Esta ventana te dirigía hacia un hermoso mundo donde se encontraban reunidas todas las culturas antiguas. ¡¡ Qué emoción!!! En medio de su atónito asombro, entró a aquel lugar y se instaló ahí para comenzar una nueva vida junto a lo que más le gustaba: las culturas antiguas. FIN ANALUCÍA TEJADA CRUZADO III D 31

La visión Ignacio vivía en una casa enorme, más bien una mansión. Era una persona muy adinerada, pero humilde. Ayudaba a su esposa en las tareas del hogar, a pesar que en las tardes y algunas mañanas tenía que ir a trabajar a su empresa. Sus dos hijos lo amaban, él siempre encontraba un tiempo para jugar con ellos. Un día en el que toda su familia había ido de viaje a Tumbes, empezó a observar cosas extrañas. Como se encontraba solo estaba asustado, así que fue a mirar televisión para olvidarse del terror que le invadía. Al sentarse en el sofá, su vista se nubló. En ese momento pudo ver a través de su espíritu que todo el mundo se destruía. Terremotos, maremotos, inundaciones (por causa de que los polos se hubieran derretido), meteoritos, etc acababan con el planeta. Luego, escuchó una voz que le decía: “todo esto es una visión, pero se volverá realidad si las personas siguen contaminando el medio ambiente”. En ese preciso instante despertó asustado o mejor dicho, volvió en sí. Se dio cuenta que lo que lo que estaba sucediendo (la contaminación) era malo y lo que sucedería, aún peor. Ignacio decidió contar lo que le había ocurrido, para que así las personas dejen de contaminar y cuiden su planeta. Escribió un libro llamado “Visión “donde contó sus inexplicables experiencias. FIN ANALUCÍA TEJADA CRUZADO III D 31



2 PEQUEÑOS CUENTOS