Issuu on Google+

ESTUDIO Y DESARROLLO DE LA OBRA DE RICARDO POLLMAN 1


2


3


Título original: La Flauta Mágica, Estudio y desarrollo de la obra de Ricardo Pollman Autor: Ricardo Pollman www.ricardopollman.com http://www.youtube.com/user/ricardopollman Dibujos y bocetos: Ricardo Pollman Diseño editorial: Ana Sofía Azcúnaga Lozano www.anasofia.mx Impreso en México. 2014 Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total o parcial de este libro sin el permiso previo y por escrito del autor.


LA FLAUTA MÁGICA


ÍNDICE

Biografía del Artista 8

Introducción 11

Razón y temática 13 Finalidad 13 Formato 13 Tiempo 13

Investigación 15

Biografía de mozart 16 Contexto de la ópera 24 Personajes 26 Argumento de la ópera 27 Ópera y masonería 31

Análisis 33 Primeras ideas 34 Desarrollo del estudio 36 Selección de conceptos 38 Música 38 Masonería 39

6


ÍNDICE

Autor y su tiempo 39 Filosofía de la historia 39

Bocetaje y Ensayo 41 Selección y definición de elementos finales 42 Fondo 42 Zonificación del espacio 43 Transición 44 Mozart 44 La Reina de la Noche 46 Sarastro 47 Papageno 48 Pájaros 50 Jaulas 50 Cazadores 51

Proceso 53

Obra Final 63

Bibliografía 76

7


Biografía del Artista

RICARDO POLLMAN

Ricardo Pollman nació en agosto de 1987 en Morelia, Michoacán. Procediendo de una familia de creadores artísticos (como actores, músicos y pintores) inicia su exploración en el arte a muy temprana edad. Los medios tradicionales de aprendizaje académico fueron difíciles para él, debido a su vena artística. Esto llevó a sus padres a apoyarlo en la exploración de diferentes disciplinas como el teatro, las artes plásticas y la música; en la cual, a la edad de 13 años y durante tres años consecutivos, incursionó como miembro de varios grupos vocales. A los 17 años viaja a Canadá, donde se enamora de la gastronomía e inicia estudios sobre el tema para hacer de este gusto una forma de vida. Sin embargo, al poco tiempo se aboca totalmente en iniciar sus estudios universitarios como diseñador industrial y a su gran pasión: la pintura. Pollman ha desarrollado desde entonces una ideología propia, la cual plasma en lienzos de gran formato. En ellos desarrolla un lenguaje pictórico singular y celebrado por muchos. El artista se distingue por ejecutar su trabajo en vivo en el cual trabaja junto con orquestas, invitando al espectador a percibir su obra mediante el uso de distintos sentidos. Inspirado por sus múltiples disciplinas, Pollman comienza a ampliar su visión del arte y los sentidos, buscando diferentes medios para expresar y trabajar su obra; incluyendo el diseño industrial, la gastronomía, y su pasión más grande, la música. En el 2011, el artista explora diferentes medios de difusión de su visión y obra formando relaciones entre empresas y asociaciones lo cual le permite abrir nuevos caminos y trozos en su corta trayectoria. A la fecha cuenta con un portafolio de más de 200 lienzos, y una carta una carta curricular que incluye más de 50 presentaciones, exposiciones y participaciones en distintos proyectos comerciales. Su objetivo es transmitir esa ideología personal mediante la promoción de la gastronomía, la música y las artes plásticas, donde todas estas disciplinas conforman una experiencia colectiva que incluye el uso de todos los sentidos. De igual manera, busca la creación de la fusión entre el diseño industrial y la pintura. Actualmente Pollman trabaja en diferentes encargos a nivel nacional e internacional. Sus obras y temáticas tienen orígenes sociales e históricos: el exilio español, la política mexicana y el origen religioso. En ellas sigue mostrando su visión del arte, trabajando y desarrollando su trabajo mediante conceptos musicales e industriales, con el fin de sumar sentidos y percepciones a la obra visual.

8


9


INTRODUCCIÓN

En el 2013 recibí la comisión para crear una obra de gran formato. Esta pintura sería colocada dentro de una estancia de uso constante en una residencia privada y debería de ser entregada durante los primeros meses del 2014. Se estableció la temática sobre la Flauta Mágica, ópera musicalizada por el compositor Wolfgang Amadeus Mozart. La obra debería de desarrollar la estética y esencia de la ópera manteniendo presente el proyectar la ideología y carácter de la misma. Se planea además dar una representación nueva y formal al contenido de la ópera, ya que su información tiene un origen en la historia y en la música. Como se explicará más a detalle a continuación, esta ópera mantiene un gran interés en el origen pictórico puesto que la idea principal entre la sabiduría y la ignorancia así como los personajes fantásticos, la hacen adecuada para ser desarrollada dentro de un lenguaje visual. La creación de éste libro se debe a la necesidad misma de la obra de mantener una justificación formal palpable y en orden. Por ello se planeó cuidadosamente su contenido, para que por medio de éste se pueda dar a entender todo el conjunto que compone esta pintura.

11


Bocetos de los vestuarios de la producciรณn original Die Zauberflรถte (La Flauta Mรกgica), incluyendo una acercamiento al de la Reina de la Noche.

12


TEMÁTICA Ópera La Flauta Mágica de Mozart

RAZÓN Pintura para sala común de residencia privada

FINALIDAD Mi obra, La Flauta Mágica, será trabajada junto con la esencia de la música y la filosofía del libreto operístico de La Flauta Mágica de Mozart. Se usarán los elemento visuales que dan carácter a la ópera, vistiendo el espacio de la armonía y humor de la misma. De esta se buscará como resultado recordar la música en un carácter visual y mantener la ideología que la ópera desarrolla.

FORMATO 400cm x 180cm El formato de la obra fue definido por los requerimientos del espacio a colocar y las preferencias del cliente. Sobre este espacio se considerará recrear una escena de la ópera o componer una, dependiendo de la necesidad y la complejidad del tema final que se establezca.

TIEMPO El tiempo se dividirá primeramente entre el estudio del tema, del compositor y de la ópera en sí. Seguidamente se trabajará conforme al resultado de ésta investigación, el proceso de bocetaje. Como parte final se elaborará la obra y se dará un espacio para la elaboración de los resultados finales de forma digital y escrita.

Tiempo de estudio: 1 mes Tiempo de elaboración: 3 semanas Edición y detalles: 2 semanas Tiempo total estimado: 2 meses y 1 semana

13


INVESTIGACIÓN

Antes de empezar a describir mi trabajo, considero que es importante que el lector esté familiarizado con los detalles básicos de la vida de Mozart, la ópera en cuestión, y el contexto de la época en la que fue creada. Por esta razón se presentan los detalles más relevantes de esto, con el propósito de que mi proceso de pensamiento para el desarrollo de esta obra sea claro y adquiera mayor sentido. Afortunadamente no he trabajado en base a ésta ópera aún, pero estoy familiarizado con la obra y sobre todo con el compositor. Digo afortunadamente porque esto me permitirá descubrir la obra mediante un sentido analítico: experimentando la investigación, el desarrollo del proceso y resultado.

15


BIOGRAFÍA DE MOZART Compositor, pianista y violinista austriaco.

No existe en toda la historia de la música una vocación que se haya manifestado tan tempranamente y que haya fructificado tan espléndida y genialmente como la de Wolfgang Amadeus Mozart. De niño despertaba simpatía por su aire desenvuelto, atractiva figura y comunicativa cordialidad; pero era admirado aún más por su ágil inteligencia, habilidad extraordinaria y capacidad creadora. No hubo una sola persona que al acercarse a él, ver y comprobar sus singulares facultades, no se sintiese maravillado: reyes, emperadores, príncipes, nobles, músicos, pueblo y aún el mismo Papa, rindieron tributo al niño prodigio que fue Mozart. Después de su muerte la posteridad se ha encargado de hacerle justicia: se le considera como uno de los más grandes maestros. Su música es cristalina, sugestiva, llena de poderoso encanto y de profunda expresividad, envuelta en las galas de una sencillez aparente y de una refinada y aristocrática discreción. La totalidad de ella repele al mal gusto y se desarrolla en un ambiente de finura.

16

17


Estudio de expresi贸n y movimiento de Mozart, Ricardo Pollman (2013)


Wolfgang Juan Crisóstomo Amadeo Mozart nació el 27 de enero de 1756, en Salzburgo, Austria. Su padre, Leopoldo, era violinista y trabajaba como músico al servicio del arzobispo de aquella ciudad. Se distinguía como buen maestro. En el mismo año en que nació su hijo, publicó un método titulado Ensayo de una Escuela Fundamental del Violín, que fue considerada como “obra maestra de buen gusto y de técnica”. Su madre, Ana María Pertl, era muy estimada por su sencillez, dulzura y buen sentido; cualidades a las que unía una alegría encantadora, una amabilidad complaciente y una discreción oportuna. El otro miembro de la familia era María Ana (Nannerl la llamaría él), quien tenía cuatro años cuando nació Mozart. Sus primeros años pasaron en el cálido ambiente de su hogar amoroso, de una ciudad tranquila y sonriente que veía turbarse su calma, de vez en cuando, por sanos esparcimientos de bullicioso contento. Dentro de la casa el padre tocaba el violín, daba clases o copiaba música. Los domingos se reunía con algunas amistades y compañeros de trabajo; quizás gustarían un vaso de cerveza y las buenas salchichas austriacas, dedicarían algún tiempo a interpretar música de cámara o a cantar los tradicionales cantos del país. Su hermana recibiría las primeras lecciones en el clavecín. En este medio musical, el pequeño absorbía todo con anhelante empeño. Se cuenta que cuando no alcanzaba a ver el teclado por su estatura, se estiraba hasta tocar con sus pequeñas manos las teclas, y al hundirlas gozaba cuando sonaban agradablemente y lloraba cuando producían sonidos inarmónicos, hasta que llegó a entender que lo primero sucedía cuando quedaba una tecla intermedia, y lo segundo al tocar las dos inmediatas. Así conoció el secreto de la consonancia y de la disonancia. Algún tiempo después, su padre lo sorprendió escribiendo en un papel pautado y al preguntarle qué hacía, contestó con todo aplomo: ¡Estoy componiendo un concierto para clavecín! Entre los cuatro y los seis años compuso 22 piezas que su padre publicó en una monografía. Por esto, al reconocer las innatas facultades de su hijo, se dedicó a su educación con cuidadoso esmero. El niño vencía las dificultades con toda facilidad y sus pequeños dedos corrían por el teclado con asombrosa agilidad. En vista de los adelantos alcanzados, Leopoldo tomó la resolución de emprender una gira con María Ana y con Wolfgang. Al primer lugar que se dirigieron fue Munich, ciudad a la que llegaron en enero de 1762, y en la que causaron gran admiración. Wolfgang tocó un concierto ante el príncipe elector quien le prodigó muchas alabanzas. En septiembre del mismo año fueron a Viena para presentarse ante el emperador. El niño vestía “un traje de fina tela color lila; de seda y del mismo color la chupa, adornada con una fila de gruesos botones de oro” (Carta de Leopoldo a su esposa). Se cuenta que, cuando llegaron a la presencia de la familia imperial, el pequeño, sin cumplimento de ninguna clase, y ante la expectación general de la corte, saltó sobre las rodillas de la emperatriz y le echó los brazos al cuello para besarla. Después de haber tocado, y cuando todos celebraban su habilidad extraordinaria, Mozart pidió al emperador que llamase a su maestro de capilla, Wagenseil, y una vez que éste compareció, le dijo: “Señor, voy a tocar uno de sus conciertos; tenga usted la bondad de voltearme las hojas”. Mozart sería después un huésped habitual del palacio de Schömbrunn, el emperador gozaría con él proponiéndole toda clase de problemas musicales y le trataba con familiaridad.

18


Una anécdota cuenta que un día en que jugaba junto con otros niños y niñas de su edad en los jardines de la imperial mansión, tropezó y cayó al suelo, causando la risa y burla de todos menos de María Antonieta, que sería después la infortunada reina de Francia. Ella le ayudó a ponerse de pie y aún limpió el empolvado traje que se había manchado, a lo que el niño, enjugando su llanto y besándola, le expresó su gratitud diciéndole: “Gracias, cuando sea grande me casaré contigo”. Schatner relata otra anécdota que confirma la precocidad musical de Mozart: “Su padre le compró en Viena un pequeño violín para que se divirtiera con él como un juguete. De regreso a Salzburgo, Wenzel, músico de la corte, fue a casa de Leopoldo, acompañado de otro músico llamado Schatner, para ensayar un trío que acababa de componer. Mozart se presentó con su violín y pretendió doblar la parte que tocaba Schatner, a lo que su padre no solamente se opuso, sino que lo regañó fuertemente. Ante las súplicas del niño accedió a que tocase, siempre que lo hiciera suavemente para no entorpecer el conjunto. Desde los primeros compases, hasta el final, el niño ejecutó su parte con una precisión y una justeza tan grandes, que los tres músicos hubieron de derramar lágrimas ante aquel prodigio de estupenda musicalidad”. En julio de 1763, emprendieron los Mozart una nueva gira. Esta vez, Leopoldo decidió que viajarían lujosamente en un elegante carruaje, hospedándose en buenos hoteles y huyendo de las relaciones que pudiesen comprometerlos. El niño gozaba de estos viajes con intensa alegría. Visitaron Munich, Augsburgo, Maguncia, Mannheim, Coblenza, Colonia, Aquisgrán, Bruselas, hasta que llegaron a París en noviembre de ese mismo año. En esta ciudad permanecieron algunos meses, causando, como en todas partes, una gran admiración y recibiendo numerosos agasajos. Fue allí donde se publicaron las primeras cuatro sonatas de Mozart, dedicadas a la princesa Victoria de Francia. Llegaron A Inglaterra el 4 de abril de 1764. Igual que en Viena y París, en Londres tocaron ante la presencia del rey Jorge III, de la reina Sofía Carlota de Mecklemburgo, y de los nobles. El hijo menor de Johann Sebastián Bach, Johann Christian Bach era maestro de la corte en ese entonces, y le propuso al niño una serie de dificultades que éste resolvió muy fácilmente. En Londres hubieron de permanecer 15 meses debido a una enfermedad de Leopoldo, este tiempo lo aprovechó Mozart dando numerosos conciertos y cultivando una estrecha amistad con Johann Christian Bach, de quien recibió provechosas enseñanzas. Como menciona Henry de Curzon en su libro Mozart: “Se cuenta una bella escena en que el niño, sentado en las rodillas del maestro ante el clavecín, improvisaba alternando con él, cogiendo al vuelo su pensamiento, siguiéndolo y modificándolo a su gusto...” Abandonaron Inglaterra el 1º de agosto de 1765 y se dirigieron a Francia, donde visitaron algunas ciudades. En Lila, hubieron de quedarse un mes por motivos de una enfermedad de Mozart. Después fueron a La Haya, donde María Ana enfermó también, al mismo tiempo que su hermano recaía. Al cabo de cuatro meses volvieron a París, y de regreso a Salzburgo, donde llegaron en noviembre de 1766. Pasaron por Dijon, Berna, Zürich, Ulm y Munich. En septiembre de 1767 volvieron a Viena, en donde una epidemia de viruela los hizo refugiarse en Olmütz, lugar donde los niños contrajeron la enfermedad. Nuevamente en Viena, enero de 1768, Mozart recibió el encargo del emperador de escribir una ópera, La Finta Semplice, que tuvo la virtud de desencadenar las envidias y las calumnias de esa ciudad. Se decía que tal obra no había sido compuesta por el pequeño, sino por su padre. En vano Mozart trató de demostrar lo contrario prestándose a poner música a cualquier texto que se le presentase: el

19


Partitura original de la ópera “Idomeneo re di Creta” KV366 de Mozart, que muestra cancelaciones (1781).

Partitura original de la ópera “La Flauta Mágica” de Mozart, (1791).

20


resultado fue que la ópera no llegó a representarse. Otras obras fueron compuestas en el mismo año, entre ellas la ópera Bastien und Bastienne (Sebastián y Sebastiana), un concierto para trompeta, una Misa Solemne y una sinfonía en re menor. Al año siguiente, 1769, el Arzobispo de Salzburgo lo nombró maestro de capilla: entonces compone otras dos misas, un Te Deum y otras pequeñas piezas. En diciembre de ese mismo año emprende con su padre un viaje a Italia. Este tiene características triunfales y fueron visitadas ciudades como Verona, Mantua, Florencia, Roma y Nápoles. En Milán se le hace una recepción sin precedente, la población lo recibió con aplausos. Los maestros famosos: Sammartini, el P. Martini, lo someten a pruebas musicales, y al salir triunfante, todas las academias le abren sus puertas, los poetas le dedican versos, se acuñan medallas conmemorativas, etc. Al escuchar el Miserere de Allegri en la Capilla Sixtina, lo escribe de memoria y el Papa Clemente XIV al enterarse de esta hazaña lo hacer comparecer ante él y como reconocimiento a su genialidad le confiere la dignidad de “Caballero de la Espuela de Oro”. En el mismo año, 1770, se estrenó en Milán su ópera Mitridate, que fue representada 20 noches consecutivas con gran éxito. El trabajo al que se sometió en Italia hubiese sido agotador para cualquiera que no tuvieses sus facultades. Continuamente tocaba, escribía e improvisaba sobre temas y textos que se le proporcionaban, Mozart lo realizaba como quien está jugando. Regresó a Salzburgo por breve tiempo, para volver a Milán para el estreno de su ópera Lucio Silla en 1772. Alrededor de este tiempo compone para el matrimonio del archiduque Fernando y de la princesa Beatriz de Módena, la cantata Ascanto in Alba. Posteriormente, al morir Segismundo III de Schrattenbach, arzobispo de Salzburgo, escribe para la recepción del sucesor una cantata titulada Il sogno di Scipione. El nuevo dignatario, Jerónimo de Colloredo-Mannsfel, no tuvo para Mozart las mismas complacencias que su predecesor, razón por la cual se vio obligado a renunciar en el año de 1781. En los años siguientes escribe un gran número de obras, entre ellas la ópera La finta giardiniera. Sin embargo, su situación económica era precaria y deseaba obtener una plaza fija que le diese tranquilidad. Ofreció sus servicios al elector de Munich en condiciones insuperables, pues se comprometía a escribir cuatro óperas por año y a tocar todos los días por un sueldo de 500 florines, más el elector no aceptó aduciendo que aún no tenía suficiente renombre. Con igual propósito se dirigió a Augsburgo y a Mannheim, donde encontró la misma negativa. Decide ir a París, aún cuando su amor por Aloysia Weber estuvo a punto de hacer fracasar este propósito, lográndolo al fin gracias a la intervención de su padre. Llegó a París acompañado de su madre el 3 de julio de 1778. Esta vez no tuvo la misma favorable acogida, pues la atención del público estaba aún empeñada en la lucha de “Gluckistas” y “Piccinistas”. En cambio recibió un fuerte golpe con la muerte de su madre, que le causó una penosa postración. Lleno de amargura regresó a Salzburgo, donde se entregó al desempeño de las tareas de su cargo, añadiendo en 1779 las de organista de la corte. Su ópera Idomeneo, re di Creta ossia Ilia e Idamante compuesta en 1780 por encargo del elector de Baviera, obtuvo un gran éxito. En 1781 alejándose de Salzburgo, fijó su residencia en Viena, donde contrajo matrimonio con Constanza Weber, hermana de Aloysia. A partir de entonces la vida de Mozart toma un aspecto particular: ama a su esposa entrañablemente. Ella soportó calladamente los infortunios y estrecheces de su vida conyugal, pero desafortunadamente no poseía los alcances suficientes para impulsar a su marido como correspondía a su genio. El poseía una alegría espontánea y fragante que

21


hacía que las personas a las que solicitaba ayuda no diesen crédito a las necesidades reales a las que les exponía. Su nueva situación le hizo abandonar muchas ambiciones de triunfo y de gloria que pudo haber adquirido. Las intrigas a las que se vio expuesto no le daban reposo, pero su alma generosa y bien dotada halló siempre el recurso optimista que evitó su derrota moral: si no tenía dinero para comprar leña para los crueles días de invierno, cantaba e invitaba a su mujer a bailar para calentarse; si el casero apremiaba, Mozart le endosaba como pago una de sus bellas composiciones que fueron para su poseedor una mina de oro superior a muchos años de alquiler de su inmueble. El camino de Mozart fue llenándose de pequeñas tumbas de hijos que no lograban sobrevivir, y en 1787 murió también su padre. En esos momentos de penas cuando las lágrimas de su esposa y las suyas propias ensombrecían los instantes de su existencia, la música fluía de su corazón y de su entendimiento como un bálsamo maravilloso: música en la que hay que saber apreciar, como entre líneas, toda la grandeza que encierra, pues, ya sea orando o suplicando, con tristeza o con dolor, tiene el pudor de no querer perturbar a nadie, para dejar que los hombres disfruten de los dones de Dios, de la vida y de la alegría de vivir. ¡Música que, como un lago tranquilo de hondas profundidades, sólo pueden comprenderla y gozarla en toda su amplitud las almas elevadas! Por encargo del emperador compuso en 1781 la ópera Die Entführung aus dem Serail, pero su estreno en Viena fue acogido con frialdad. El propio emperador le dijo a Mozart: “Es demasiado hermosa para nuestros oídos, verdaderamente encuentro que hay demasiadas notas”. A lo que el compositor repuso: “Exactamente no hay más que las necesarias”. Fuera de Viena alcanzó muchas alabanzas y aplausos. Goethe dijo de ella: “Esta ópera destruye todo lo que se ha realizado”. Recibió un nuevo encargo del emperador José, en 1786, para componer una opereta llamada El Empresario, en la que Mozart deja algunas páginas de alto valor. El mismo año compuso Las Bodas de Fígaro, hermosa obra que fracasó el día de su estreno por la malevolencia de sus intérpretes italianos, pero que en Praga alcanzó un clamoroso éxito que convirtió al maestro en el ídolo de aquella ciudad. Fue allí donde estrenó, el 29 de octubre de 1787, su magistral ópera Don Juan. La obertura de esta obra fue escrita en unas cuantas horas de la noche del 28 al 29 de octubre. Se relata acerca del particular, que Mozart, agasajado hasta lo inaudito por los habitantes de Praga, no se daba reposo para finalizar la obertura, asistía a una reunión y se entregaba al baile con el entusiasmo delirante que le causaba la danza. El empresario, inquieto hasta el extremo, se acercaba a él para recordarle que la obertura no estaba escrita, a lo cual Mozart contestaba señalándose la frente y evadiendo su requerimiento: “¡No se preocupe, aquí la tengo!”... Pero a la tercera vez que recibió esta contestación, alcanzó a replicar, cuando ya eran cerca de las once de la noche: “¡Sí, mi querido Mozart, pero los músicos no van a leer allí!”. Entonces Wolfgang dando un suspiro de tristeza, abandonó el salón para dedicarse a escribir. Llamó a su esposa y le pidió que le preparase una jarra de café, al mismo tiempo que le decía: “¡Mi pequeña Stanzi, no dejes que me duerma!”... Pero cerca de las cinco de la mañana, el cansancio lo vencía, por lo que le suplicó a su mujer “¡Un cuarto de hora nada más, un cuarto de hora déjame dormir!”... Accedió Constanza, pero ella misma relataba después: “transcurrido el cuarto de hora, reposaba tan profundamente que no tuve ánimo para levantarlo”. Cerca de las ocho de la mañana la partitura estaba terminada, pero aún faltaba sacar las copias para cada instrumento. La función estaba anunciada para las siete de la noche: el teatro estaba lleno a reventar, pero no había indicios de que la representación se

22


iniciara. Una hora después de la hora prevista, el mozo distribuía las partes en los atriles de la orquesta y los músicos salieron a ocupar su lugar. Entre bastidores, Mozart, nervioso y acongojado se paseaba de uno a otro lado. Cuando salió a dirigir la obertura sudaba copiosamente: los músicos tenían que leer a primera vista las partes de una obra que nunca se había oído antes. Y cuando terminó la ejecución, el público aplaudió delirantemente, uniendo a su manifestación de aprobación los gritos de: “¡Bravo!... ¡Viva el Maestro!...” En cuanto tuvo oportunidad el empresario se acercó a Mozart y le preguntó: “Y bien, ¿cómo salió la obertura?...” A lo que Mozart le contestó: “Unas cuantas notas equivocadas por el copista... pero en general muy bien”. En ese mismo año, 1787, recibió Mozart el nombramiento de compositor de la corte, con un sueldo de 800 florines anuales, con los cuales no alcanzó a remediar su pobreza. Viene para el compositor una etapa en la que se dedica con ahínco a la música instrumental: sus mejores sinfonías se producen en este tiempo. Efectúa algunos viajes, recibiendo en Berlín tentadoras ofertas que rechaza con un sentimiento de lealtad y de cariño para su emperador. Sus últimas óperas fueron Cossi Fan Tutti (1790), y La Flauta Mágica (1791). Hacia 1789 sintió los primeros síntomas del mal que lo llevó a la tumba. Poco antes de terminar La Flauta Mágica, ya estando enfermo, un desconocido vertido de gris se presentó a encargarle una Misa de Réquiem. “No me puedo desprender de la imagen del desconocido, decía Mozart; lo veo por todas partes y me ruega impaciente que realice el trabajo”. Se dedicó a esta composición. El 4 de diciembre de 1791 les pidió a los amigos que rodeaban su lecho que lo ayudaran a cantar la Lacrimosa, de la incompleta obra, pero a la mitad de su ejecución se interrumpió en sollozos. Más tarde dio a su discípulo Süsmayer indicaciones para terminarla. “Esa noche, (escriben David y Federico Ewen), su esposa Constanza, su hermana Sofía, y el discípulo Süsmayer se arrodillaron junto al lecho... Se llamó a un sacerdote para que le administraran la extremaunción. A medianoche, Mozart se despidió de su familia. Luego se volvió hacia la pared. Cuando lo tocaron comprobaron que había muerto”. Murió a la una de la mañana del día 5 de diciembre de 1791. Su entierro se efectuó el día 6, una furiosa tempestad dispersó el cortejo fúnebre. Varios años más tarde se levantó un monumento en el lugar donde se supone que descansan los restos del inmortal maestro. La herencia de Mozart a la humanidad es gloriosa: 46 sinfonías, 20 misas, 178 sonatas para piano, 27 conciertos para piano, 6 para violín, 23 óperas, otras 60 composiciones orquestales, y numerosas obras más cuentan en ella. ¡Su genio, como flor inmarcesible, se recordará para siempre! ¡Su música perdurará con exuberante lozanía!

23


CONTEXTO DE LA ÓPERA Mozart y La Flauta Mágica

Al insondable destino, que nos privó de la figura de Mozart antes de que cumpliera los 36 años de edad, le debemos que cuando ya no recibía encargos de la corte de Viena, la casualidad le proporcionaría uno de carácter popular, gracias al cual poseemos hoy su obra postrera, La Flauta Mágica. Después del estreno de Cosí dan Tutte en enero de 1790, justo antes de la muerte del emperador José II, no parecía que, por el momento, se le ofreciera otra posibilidad de trabajar en el género que más le entusiasmaba: la opera. En la gloria masónica que frecuentaba Mozart, que le había servido de apoyo moral y también, en cierto modo, económico en los años difíciles de 1787 a 1790, había encontrado a un viejo conocido: Emanuel Schikaneder. Este era actor-director de una compañía teatral, antes ambulante y ahora establecida, en lo que entonces eran las afueras de Viena: El Theater auf der Widen (Hoy, aunque lógicamente cambiado, existente con el nombre de Theater an der Wien). Con Schikaneder, Mozart había colaborado ya en Salzburgo escribiendo una partitura de música incidental para acompañar una obra teatral titulada Thamos, rey de Egipto escrita por Thomas Philipp, señor de Gebler, curiosa anticipación de lo que mas tarde sería La Flauta Mágica. En esta ocasión Mozart había escrito música para los entreactos, piezas corales y algún fragmento cantado para los bajos que representaban al gran sacerdote y al personaje de Sethos. Se le presentó pues, con el reencuentro con Schikaneder, la oportunidad para escribir una ópera Alemana, oportunidad que no había tenido desde que compusiera El Rapto en el Serrallo en 1782, y ello a pesar de que el tema de cuento de magia que le propuso Schikaneder no podía considerarse en principio muy digno de un músico que había triunfado en Viena y Praga como compositor y pianista. Mozart había deseado ser un prolífico operista, pero ahora se acumulaban las peticiones: en agosto le llego el apremiante encargo de componer una ópera seria para el día 6 de septiembre, con motivo de la coronación de Leopoldo II en Praga como rey de Bohemia. Mozart no podía desatender la petición de una ciudad que siempre lo había tratado tan bien, y se puso a trabajar en la nueva ópera: La Clemenza di Tito, para cuyo estreno Mozart se puso en camino hacia la capital checa en diligencia. En todo caso, al partir hacia Praga le faltaba por componer de La Flauta Mágica, el coro de sacerdotes, el aria numero 20 de Papageno y el final, todo ello del segundo acto, además de la obertura y de la instrumentación. Todo fue encajando a tiempo y el 30 de septiembre de 1791 se estrenó la obra, que fue muy bien recibida por un

24

25


público popular y capaz de apreciar la musica de una ópera que se cantaba en su propio idioma, con alusiones frecuentes al canto popular austriaco. Siempre se ha especulado sobre el hecho de que Schikaneder modificó sustancialmente la acción en el momento en que Tamino y Papageno van en busca de Pamina, aprovechando lo ya escrito. Schikaneder y Mozart aprovecharon, de paso, para dar un sentido pro masónico a la opera, o para ser mas precisos, para hacer una cierta apología encubierta de su credo, en unos momentos en que soplaban vientos netamente adversos al mismo, por su evidente implicación en la cada vez más violenta Revolución Francesa. La Flauta Mágica tuvo éxito en Austria y en Alemania como Singspiel, pero no tuvo apenas difusión fuera de Alemania hasta bien entrado el siglo XX y no se había convertido en una obra popular hasta pasando del año 1950.

Poster de la ópera (1796)


Bocetos de los vestuarios de la producción original Die Zauberflöte (La Flauta Mágica), incluyendo una acercamiento al de la Reina de la Noche.

PERSONAJES DE LA FLAUTA MÁGICA

Tamino Príncipe japonés que se enamora de Pamina. Para rescatarla ha de superar varias pruebas, provisto de una flauta mágica. Pamina Hija de la Reina de la Noche. Es rescatada por Tamino y finalmente se casa con él. Papageno Pajarero al servicio de la Reina de la Noche que es obligado a acompañar a Tamino en el rescate de Pamina. Reina de la Noche Madre de Pamina, personaje de carácter diabólico que representa la maldad y lo oscuro. Sarastro Sacerdote que ha raptado a Pamina para alejarla de la influencia de su madre, representa la bondad y la nobleza. Papagena Aparece primero como mujer vieja y luego como joven vivaz y alegre de la que se enamora Papageno. Monóstatos Esclavo en el palacio de Sarastro que intenta seducir a Pamina. Tres Damas Mujeres al servicio de la Reina. Tres genios Hombres sabios que guían a Tamino en el rescate Otros: Orador del templo, 2 Sacerdotes, 2 hombres armados 

26


Obertura de la ópera “La Flauta Mágica” de Mozart.

ARGUMENTO DE LA ÓPERA “La Flauta Mágica” de Mozart

ACTO I, CUADRO I En un bosque de una región montañosa. El príncipe Tamino, perseguido por una monstruosa serpiente, llega a los dominios de la Reina de la Noche. Cuando está a punto de ser alcanzado cae desvanecido y es salvado en el último momento por tres damas sin darse cuenta. Las tres damas quedan subyugadas por la belleza del joven desmayado. Tras una larga discusión, porque ninguna de ellas quiere irse, salen las tres para llevar la noticia a Astrafiammante, la Reina de la Noche, su soberana. Mientras tanto, aparece Papageno, un extraño súbdito del país que va cubierto de plumas y que acompañándose de una rudimentaria flauta de Pan, se dedica a cazar pájaros para entregarlos a la Reina. En aquellos momentos vuelve en sí Tamino, quien toma a Papageno por su salvador. Este no deshace el error, sino que se envanece de ello. Las tres damas a su regreso cierran su boca con un candado en castigo por su mentira. Las tres damas entregan a Tamino un pequeño retrato de Pamina, la bella hija de la Reina de la Noche. El Príncipe, al verla queda impresionado de su belleza y canta su repentino amor por Pamina. Súbitamente aparece la Reina de la Noche con toda la brillantez de las estrellas del firmamento. Conmovida por los sentimientos de amor que Tamino ha demostrado hacia Pamina, le cuenta cómo ésta fue raptada de sus brazos por los sicarios del malvado Sarastro, sin que ella pudiera hacer nada. Convence al príncipe de ir a rescatarla prometiéndole, si lo logra, la mano de su hija. La Reina se marcha tal como desapareció. Las tres damas, que han quedado con Tamino y Papageno, liberan a éste de su candado con la promesa de no volver a mentir. Entregan a Tamino una flauta mágica que posee la virtud de modificar el estado de ánimo de quien la oye. Papageno queda encargado de acompañar y ayudar al príncipe y le regalan un pequeño carillón que posee también poderes mágicos. En la despedida, las tres damas les indican que deben seguir las instrucciones de tres muchachos sabios, que se les aparecerán desde el aire durante el viaje.

27


ACTO I, CUADRO II Habitación decorada con motivos egipcios. Pamina se desespera ante las continuas insinuaciones del esclavo Monóstatos, que padece de amor por ella. Monóstatos huye del extraño aspecto de Papageno, quien aparece por allí al haber seguido un camino diferente al de Tamino. Explica a Pamina que viene a salvarla y que su enamorado la está esperando. Después de una conversación en la que Papageno confiesa su soledad y su esperanza de encontrar a una mujer que lo quiera, él y Pamina emprenden la huida.

ACTO I, CUADRO III Un bosque sagrado, al fondo se divisa un majestuoso templo. Mientras tanto, no lejos de allí, Tamino ha llegado conducido por los tres muchachos ante las tres puertas de tres templos: el de la Razón, el de la Naturaleza y el de la Sabiduría. Los tres muchachos, tras haberle aconsejado que sea prudente y que si quiere llegar a ser un hombre se comporte como tal, se marchan. Tras dos frustradas tentativas en los templos de la Razón y de la Naturaleza penetra en el del centro: el tempo de la Sabiduría. Sale en su encuentro un sacerdote, el Orador, que siembra las primeras dudas en la mente de Tamino, confirmándole que Sarastro reina en los 3 templos. Sin embargo, cuando Tamino pregunta si Pamina vive todavía, el Orador contesta que sus votos le impiden hablar y deja solo a Tamino. Desesperado, éste pregunta en voz alta si Pamina vive: extrañas voces invisibles voces le contestan afirmativamente y que podría salvarla ahora o nunca. Agradecido por la noticia Tamino toca su flauta. Su sonido atrae a las fieras del bosque, que se amansan a sus pies, pero también atrae a Pamina y Papageno, que han oído el sonido de su instrumento y le contestan con la flauta de Pan. Pamina y Papageno corren hacia Tamino perseguidos por Monóstatos, que ha descubierto su huida. Finalmente éste los atrapa, pero Papageno toca sus campanillas mágicas y sus perseguidores se ven obligados a alejarse bailando. En ese momento llega Sarastro con todo su séquito: ya no hay posible escapatoria. Pamina confiesa su huida y explica que el verdadero motivo fue la lascivia de Monóstatos. Aparece este entonces trayendo a Tamino cautivo. Pamina y él se ven por vez primera, y atraídos corren a abrazarse. Sarastro castiga a Monóstatos y dispone que Tamino y Papageno sean preparados para ser iniciados en los misterios de la Sabiduría.

ACTO II, CUADRO I Un bosque de palmeras. Sarastro y los sacerdotes están reunidos en el templo. A propuesta de Sarastro, aprueban acoger a los iniciados si superan las pruebas.

ACTO II, CUADRO II Es de noche, se oye retumbar el trueno desde lejos. Tamino y Papageno son llevados por dos sacerdotes a las salas de las pruebas. Se les conmina a que guarden silencio y no hablen con nadie. Quedan solos. Aparecen las tres damas que les recriminan el hallarse como acólitos en el templo de Sarastro. Intentan convencerlos de su error comunicándoles que la Reina se halla cerca del templo y va a entrar en el. Sin embargo, no logran sonsacar palabra alguna de ambos jóvenes, y descubiertas por los sacerdotes huyen defraudadas.

28


Programa de la primera producción original de “La Flauta Mágica” de Mozart.

ACTO II, CUADRO III Un agradable jardín con arboles en forma de herradura, donde hay una glorieta con flores y rosas. Pamina duerme en un jardín. Se le acerca Monóstatos, quien consumido por el deseo está a punto de besarla cuando se lo impide la llegada de la Reina de la Noche, quien despierta a Pamina. Ante la noticia de que el príncipe Tamino se ha pasado al bando de Sarastro aparece la otra cara de la Reina: poseída por la cólera y desmedido afán de venganza, entrega a su hija un puñal para que asesine a Sarastro si no quiere ser rechazada para siempre por su madre. Desaparece y Pamina queda horrorizada. Monóstatos pretende un chantaje amoroso ante lo que ha oído. Pero Sarastro, quien ha oído todo, lo expulsa y calma a la perturbada Pamina con palabras de amor y comprensión.

ACTO II, CUADRO IV Un espacioso local. Tamino y Papageno prosiguen su prueba en silencio. Aparece una viejecita que ofrece a Papageno un poco de agua. Pero antes de que él descubra su verdadera identidad, se oyen unos truenos y la vieja desaparece. Los tres muchachos vienen a consolar a los dos jóvenes, les traen comida y bebida y les devuelven la flauta mágica y el carillón. Les aconsejan además que continúen callados y hacen mutis. Mientras Papageno come, Tamino toca la flauta, cuyos sones atraen a Pamina. Pero como ésta no obtiene palabra alguna de su amado, se cree despechada y se deja dominar por el dolor.

29


ACTO II, CUADRO V Una sala abovedada del interior de una pirámide. Los sacerdotes se encuentran reunidos y alaban la sabiduría de Isis y Osiris. Traen a Tamino y después a Pamina, quienes reafirman con Sarastro su voluntad de seguir adelante.

ACTO II, CUADRO VI Un pequeño jardín. Papageno se ha quedado solo en la gruta de las pruebas. Para distraerse, toca una canción de su carillón. Cuando reaparece la viejecita, le pide que se case con ella. Al no quedar alternativa, Papageno acepta para no quedarse soltero. En ese instante la vieja se transforma en una linda muchacha: Papagena. Pero el sacerdote se la quita por haber hablado con ella y por que aún no ha llegado el momento de merecerla.

ACTO II, CUADRO VII Un paraje rocoso. Dos montañas: una de ellas con una gran cascada y la otra escupe fuego. En un patio del templo, Pamina, privada de Tamino y creyendo que este ya no lo ama, está al borde de la locura. A punto de quitarse la vida con el puñal que le dio su madre, entran los tres muchachos y la detienen. Logran convencerla de su error y la animan a buscar a Tamino. Mientras tanto, éste se encuentra preparado para pasar las pruebas de fuego y de agua. Cuando aparece Pamina, logra el permiso de los hombres armados que las custodian para que ella le acompañe. Así, guiado por Pamina y tocando su flauta mágica, Tamino pasa todas las pruebas y es finalmente admitido en el templo con su amada.

ACTO II, CUADRO VIII Un pequeño jardín próximo. Papageno se encuentra desesperado. Cree haber perdido a Papagena para siempre a causa de su charlatanería. Y como sea que nadie lo ama, tras mucho dudarlo, decide colgarse de un árbol. Una vez más, la intervención de los tres muchachos salva la situación. Le aconsejan que use el olvidado carillón. Cuando Papageno lo toca, hace regresar a Papagena. Por fin, también esta pareja queda unida en su sencilla felicidad.

ACTO II, CUADRO IX Unas bóvedas subterráneas. Las fuerzas de la Reina de la Noche, a las que se ha unido Monóstatos, se aprestan a dar el golpe definitivo contra el poder de los sacerdotes. Pero son vencidas en el último momento y arrojadas a la noche eterna.

ACTO II, CUADRO FINAL En plena luz solar. Sarastro, en presencia de Pamina y Tamino, proclama el reino de la luz y de la verdad, en medio del regocijo general.

30


La portada del libreto de la primera producción original de “La Flauta Mágica” contiene tanto simbolismo másonico que fue eliminada de las producciones posteriores.

ÓPERA Y MASONERÍA

Hemos hablado en términos generales acerca de algunas cualidades de la masonería, más no pretendo explicar qué es, sus objetivos ni sus procesos. Únicamente presentar mis impresiones y puntos de vista que son relevantes para el desarrollo de esta obra. La francmasonería es una cultura que responde a la civilización del occidente y a los países de libre pensamiento. Una característica importante es que es una institución que tiene la cualidad de haber atraído a personas de grupos muy diversos, sin importar su escuela o principios que profesan. Es muy curioso cómo puede hacer fuentes de pensamiento tan distintas dentro del mismo grupo masónico. Esto habla de la dificultad de llegar al fondo de los secretos de esta sociedad, y también de la complejidad que conlleva para los masones llegar a la absoluta comprensión y participación dentro del grupo. Los ideales mencionan las leyes que distinguen a la masonería. Aparentemente existen variaciones de las mismas entre las órdenes. Esto junto con otros factores ponen en duda la existencia de los más altos masones. Se dice que para entender la historia de la francmasonería se debe entender la simbología del dualismo. Este dualismo hace referencia a la esencia bipolar del mundo, percibido desde el interior y el exterior de la persona. El exterior siendo el mundo profano, y el interior la batalla que el hombre juega consigo mismo. Para la comprensión de la historia de la francmasonería se debe tener presente siempre esta idea del mundo profano y el mundo interior.

31


ANÁLISIS

Morelia es el lugar donde trabajaré todo el concepto y estudios de la obra La Flauta Mágica. Después de haber trabajado las lecturas y la experimentación de la ópera repetidas veces, los resultados fueron grandes y favorables para lo que será el desarrollo del material.

33


PRIMERAS IDEAS

Las ideas expresadas en este apartado son las primeras nociones que la ópera y la investigación antes mencionada me provocan. Son las impresiones naturales generadas como consecuencia de una indagación poco profunda. Las registro porque de esta manera podré trabajar paralelamente mis primeras ideas pictóricas y la información importante obtenida durante los estudios posteriores. Inicialmente, quedo satisfecho porque la ópera parece tener varios elementos que prestan gran potencial a la creatividad. Esto incluye una vasta exploración de personajes y atuendos, que pueden ser fácilmente manipulados para crear un tema a partir de la obra. La selección de los mismos dependerá del tipo de lenguaje que se utilice de acuerdo a la necesidad.

34


Este establecimiento de primeras ideas me ayudará a poner atención a los elementos que quiero captar y al mismo tiempo trabajar los elementos de la investigación posterior. De esta manera puedo yo tener un concepto natural de la noción, y esta primera noción se la debo al triángulo. Menciono la figura geométrica del triángulo, porque se dice que la obra, por su origen en la filosofía masónica, trata principalmente temas sobre la ignorancia, la sabiduría y el hombre entre estos dos estados. La figura del triángulo me permite vincular estos puntos, para hacer una referencia visual. Al mismo tiempo, el inicio de la obertura de la ópera marca 3 acordes a su inicio. El mismo número también se presenta constantemente en la simbología masónica.

35


DESARROLLO DEL ESTUDIO

Durante la primera parte de la investigación llevé a cabo una serie de lecturas sobre la masonería, posteriormente tenía una idea sobre la vida del compositor. Al ver tal dimensión de notas e imágenes presentadas en la ópera, comprendo algunas de las finalidades del autor, y veo también entre esto una compleja cantidad de ideas sobre la iniciación y el proceso de pensamiento masónico. Pensaba que de alguna manera era mucho más relevante a nivel figurativo el captar la simbología masónica. Para mi sorpresa, la ópera aclaró completamente estas percepciones. Durante la presentación de toda esta información, en la ópera aparecen personajes fantásticos y situaciones cómicas, en un mundo a la vez real y fantasioso. En mi interpretación, los protagonistas son usados como caminos, pero los personajes secundarios son los verdaderos símbolos de expresión. Creo que la ópera mantiene una idea muy compleja sobre las virtudes, valores, sabiduría, e ideas… A pesar de esto resulta ser un regocijo de música e imágenes, a la vez cómica y conceptual, te hace sentir como un niño, miedoso de los truenos y risueño con Papageno. Tras encontrar esta gran variedad de información, análisis y sentimientos, la actualidad de mi situación (o sea la época en la que vivo) me hace visualizar las necesidades prácticas de esta obra en referencia a la importancia de la información. Estas impresiones solo pueden ser provocadas por una obra maestra, que presenta tanta información centrada en la naturaleza del hombre, dada a la audiencia como una herramienta para promover la importancia de la sabiduría y sus consecuencias; el hombre, sus deseos y placeres, lo que él mismo tiene que hacer para conquistarse a sí mismo; el camino de la maldad disfrazada de bondad, llamada hipocresía… En pocas palabras el camino es un mapa, a manera de laberinto, sobre la condición humana. Para realizar una obra de este tipo, tuve que re-contextualizar el resultado de mis estudios sobre la ópera. Por lo tanto ignoraré por completo la historia como tal de la ópera, de la cual tomaré solamente los elementos necesarios para explorar alguno de los conceptos y esencia de la misma. Tengo que tomar en cuenta el hecho de que la pintura pueda tener sentido por sí misma, sin depender de mi investigación audiovisual y escrita. Es decir, no puedo seleccionar elementos dispersos presentados en la investigación para después representarlos mezclados en el lienzo, ya que esto solo reflejaría mí percepción de la ópera sin dejar lugar para que el resto de mi audiencia participara en la apreciación del lienzo o lo comprendiera. En este caso particular tenemos información histórica, información musical y operística, relevancia del autor y su tiempo, y la importancia filosófica de la historia. Toda esta diferente información fue, en su época, el desarrollo y resultado de la ópera de Mozart. De la misma manera deseo que la obra que ahora desarrollo dé su propia respuesta a los elementos relevantes de este tiempo actual.

36

37


SELECCIÓN DE CONCEPTOS

MÚSICA Tengo la intención de captar los elementos rítmicos y la esencia emocional. Esto lo haré inspirado en la obertura y dos arias como un contraste emotivo, poderoso y fantasioso. De igual manera daré seguimiento al número 3, debido a los tres acordes de temática de la obra y a causa del triángulo masónico. La música llena de notas y ritmo rápido, un tanto frenético, me hace visualizar una composición compleja, los colores representados como la cantidad de notas. La base de la obertura representada con los tres acordes, y elementos que suben y bajan. Como resultado la música se representará por medio del frenetismo de los colores y la cantidad de personajes. El número 3 se representará con el formato de fondo de triángulo, y de la misma manera, la temática y filosofía de la ópera se representará con la forma cruzada de 2 de éstas formas triangulares.

38


MASONERÍA Dentro del concepto simbólico, la masonería jugará casi un papel principal. Más que los elementos, su filosofía final que se presenta en la ópera. El concepto simbólico masón se resolverá a manera de composición intensa, de forma que la composición sea evidente en su forma mas no clara en su simbología. El objeto masón a trabajar será la filosofía de la búsqueda de la verdad, por lo que no es necesario poner información evidente de objetos que conforman la iniciación o la orden. Esto se resolverá con juegos de personajes con ojos vendados. Adicionalmente se mencionó en la investigación la importancia del dualismo dentro de la masonería. Lo que me hace pensar en Jano Bifronte de la mitología romana: figura bipolar de 2 expresiones que mira al interior y al exterior. Esta figura puede ser usada como parte de un personaje capturando la esencia de la forma de llevar la ideología de este grupo. Al mismo tiempo como lenguaje visual puede ser una forma de expresar la bipolaridad: ya no de movimiento sino de pensamiento.

AUTOR Y SU TIEMPO Decidiendo simplificar la información de la época, he decidido suprimir elementos que hagan referencia directa a la política de la época (como la Revolución Francesa) y mantener los elementos de carácter estético que son originales de ese tiempo. Para darle este carácter que haga referencia a la época, se utilizarán elementos pertinentes a la moda de ese tiempo, y se incluirá la aparición de Mozart en la composición.

FILOSOFÍA DE LA HISTORIA Como he mencionado antes, la ópera está centrada en la búsqueda de la verdad, concepto que se representará en la obra utilizando algunas paradojas como: - La ignorancia y la sabiduría - La luz y la oscuridad - La noche y el día - El rey y la reina (y lo que cada personaje representa) Se representará a Papageno como protagonista, tratando de representar al igual el proceso o camino de los cazadores de pájaros.

39


BOCETAJE Y ENSAYO

Para poder poner a prueba estos trazos, anticipar errores y poder hacer mejoras al concepto, se trabajó un estudio final. Esto permitirá también plasmar el orden de construcción de la obra, ahorrar tiempo y a independizar mis emociones al momento de la creación. Así la pintura tendrá un carácter visual fluido y seguro.

41


SELECCIÓN Y DEFINICIÓN DE ELEMENTOS

FONDO El fondo presenta una composición de 3 espacios comenzando con el lado oscuro (la noche) hasta el blanco, o sea el día. Se debe procurar tener muy bien texturizado el fondo ya que por la ideología del triángulo en el fondo, este no podrá ser intervenido por figuras geométricas. Por otro lado es posible poder dar un poco de dibujo sencillo si es que este queda bastante simple, pero la textura debe ser suficiente. La parte interior será motivo de geometrías, luces y sombras, ya que con ello se dará composición y romperá la monotonía del triángulo del fondo.

42


ZONIFICACIÓN DEL ESPACIO La división del espacio se hará por medio del triángulo en el cual se captará el contraste espacial de la oscuridad hacia la luz. Éste dividirá la obra en 3 partes. La zona 1 será la parte oscura, en donde habitarán elementos como la Reina, la ignorancia, y la maldad. Cerca de esto y comenzando la zona 2, que será la más larga, se desarrollará al hombre. Este irá vestido como cazador de aves. Cerca de la zona 1 se verán a los pájaros presos y a los pajareros trabajando en esto. El camino hacia la zona 3 será el desarrollo de la liberación de las aves y de los mismos cazadores, conforme se acercan a la luz. Durante este proceso también se trabajarán elementos como el miedo, la duda, el juego, el amor y la pasión, haciendo del recorrido una transición hacia la búsqueda de la verdad, a través de una gran cantidad de emociones experimentadas durante esta búsqueda. La zona 3 será la zona de la luz. Que estará representada con el vuelo de las aves liberadas por los cazadores. Metáfora de la libertad de uno mismo encontrada durante el camino. Se trabajarán elementos de carácter divino y glorioso.

43


TRANSICIÓN El carácter de la obra representa una transformación. En el lado oscuro se presenta la actividad de la caza de aves. En él se sitúan personajes miedosos, egoístas e inconscientes, que nacen de la ignorancia. De aquí pasaremos al camino de la luz, creando un carácter luminoso, glorioso y divino, a través de la revelación del camino. Los personajes de la primera a la segunda parte representarán la acción de cazar pájaros siendo entre ellos la acción de cazar, la angustia de la orden, las jaulas con pájaros y la acción de dejar la jaula en el suelo. En el punto central se representará como inicio de la luz entre la obscuridad y la iluminación, al personaje de Mozart.

MOZART Mozart, siendo el motivo central, tendrá que ser trabajado con sumo detalle, para que dé un contraste importante a los hombres pájaro de la obra. Esto se puede lograr por medio de un traje de época, muy bien planeado y detallado. Además será el inicio de la luz entre la obscuridad y la iluminación, con un vendaje de ojos que representa un juego.

44

45


LA REINA DE LA NOCHE Representada como la ignorancia, la Reina parece emerger de lo ilusorio y fantástico, pero con ellos trae la hipocresía y la dominación. Este personaje será la parte inicial de la obra y representará la oscuridad junto con la noche. Por lo tanto, la reina debe de ser diseñada con algún estilo de fanatismo doctrinal, llevando los atuendos de manera fantástica, pero a su vez deben ser divinos e imponentes. De igual manera se debe lograr captar la luz de la luna y la oscuridad, y su pensamiento en este mismo personaje, manejando una expresión como de dominio. Su otra expresión será de luz a manera geométrica, que representa el engaño que, como Reina de la Noche, puede dar por medio de su falsa luz. El personaje de la reina, o sea la ignorancia, debe de ser el motivo estético de la parte oscura. Se deben controlar las tonalidades y texturas en esta área, pensando siempre en dar prioridad a los motivos del traje de la reina. La parte superior se debe mantener limpia completamente para resaltar fuertemente los motivos de la luz falsa de la luna.

46


SARASTRO El rey, en contraste, debe de ejercer un movimiento divino y pacĂ­fico. Este serĂĄ resuelto por medio de las aves liberadas, volando de abajo hacia arriba, rodeando la figura de manera circular, dando al personaje del rey la apariencia de ser envuelto por las aves en libertad. A su vez esto termina dando la forma de un sol siendo las aves el resplandor de sus rayos. El rey representa la sabidurĂ­a, y a su vez estĂĄ trabajando como el gran arquitecto. Este personaje da un contraste en todos los sentidos con el extremo del cuadro, o sea la reina de la noche.

47


PAPAGENO Durante los dibujos y el proceso de ensayo se encontró el gran potencial en la composición e importancia de mi personaje central, Papageno. Como primeros estudios de la esencia de mi personaje principal desarrollaré mediante dibujos una colección de la teatralidad y esencia del personaje, de la misma manera abarcaré la exploración de las diferentes propuestas de atuendo y porte del mismo. Papageno representa al hombre, en él se manifiestan los deseos mundanos y la profundidad de su interés por no estar solo. Es la transformación de un resultado mediante un manejo de origen masónico al hombre común. El personaje final se acerca a la esencia del hombre de la época, inspirado a una versión plumífera.

48

49


PÁJAROS Otro factor de composición y fuerza serán las aves. Estas serán el denominador común, ya que a final de cuentas son el motivo principal en el concepto. Aunque no son el símbolo visual más fuerte, darán a la composición el significado con la textura que generan. Los pájaros siendo los personajes que desarrollan la obra, deben de ser neutros y mantener su composición y movimiento impecables. Expresiones sencillas pero exactas, ya que por su abundancia estos podrán presentar una sobrecarga visual. Las plumas deben ser elegidas como las 3 estéticas trazadas en el dibujo final, pues mediante esto las formas tendrán un equilibrio visual.

JAULAS La madera de las jaulas de los pájaros será un mediador de formas, un motivo de control y neutralidad entre el colorido de los trajes. Así por medio de su geometría y forma controlada le darán a la composición el equilibrio necesario entre los personajes.

50


CAZADORES Estos personajes que componen una transición se presentan en la acción de cazar pájaros: cuidando las jaulas, dejándolas en el suelo o liberando a las aves, lo que representa la angustia de la orden. El personaje representando la liberación en un modo cómico y desenfadado, libera a las aves desde el suelo con las piernas tendidas a lo largo. Mientras abre la jaula, el movimiento del brazo imita el volar de las aves. La angustia de la orden.

51


PROCESO

Acarreado por el tiempo tomé por separado algunas ideas adelantándome a conceptos finales, pues encontré una problemática en la elaboración de la obra. A diferencia de otros procesos, existen ciertas limitaciones generadas por la selección de la ópera, ya que la La Flauta Mágica de Mozart es el resultado final de una investigación y estudio previos. Y en este caso, la nueva obra se debía de crear a partir del conocimiento, historia y concepto de lo ya existente.

53


54


55


56


57


OBRA FINAL

La obra final se complet贸 en febrero del 2014, se utliz贸 una t茅cnica mixta sobre tela. En ella se pueden observar los aspectos mencionados en los estudios e investigaciones, el conocimiento de los mismos es esencial para poder apreciar la obra debidamente.

63


LA FLAUTA MÁGICA POR RICARDO POLLMAN 400cm x 180cm Mixto sobre tela 2014

64

65


66

67


68

69


70

71


72

73


CONCEPTO FINAL Enfrentar una ópera no sólo es recrear las imágenes que se representan en una escena, o combinar todo tipo de personajes en un lienzo. Las grandes obras, en toda su gama de artes, han sido transcripciones de ideas de un lenguaje a otro. Todas las artes se deben a su composición, la música lleva el tiempo y el tono. Con ello compone todo tipo de sinfonías y óperas, mientras el canto y la actuación participan. Así todo tipo de artes se deben al uso de la composición de sus elementos, pero también las ideologías y conceptos viajan a través de las mismas. Sería erróneo intentar componer una obra sobre La Flauta Mágica pensando solo en Mozart. Para componer una obra se deben de entender todo tipo de conceptos, y ver a los creadores como medios y caminos. Lo que resultada en versiones de una idea, idea que ya captada se transcribe a un nuevo arte o versión. Versiones pasadas siempre influirán en futuras versiones de dichas ideas. Por ello la información evoluciona y viaja a través del tiempo. El arte es el vehículo donde la sabiduría, conocimientos y culturas viajan; y los artistas (o a los que yo prefiero llamar compositores) son los transcriptores de dicha información. Por ello, ignorar los conocimientos del pasado, me es el tomar una posición en donde ignoro de donde vengo por lo que me será imposible conocer mi futuro camino. Entre los proyectos recientes trabajé la obra de La Flauta Mágica, como trabajo bajo pedido. Tenía que re contextualizar una idea con orígenes que se basaban en la historia, literatura y ópera; y personajes tan grandes que da miedo intentar descifrar sus pensamientos e ideales. Tomando aspectos generales, se trabajó la ideología de la ópera, lo cual me obligó a tomar en cuenta la influencia masónica, y por lo tanto revolucionaria de aquella época. Conocí la necesidad de las personas de ese tiempo por querer cambiar el mundo, y por ende las medidas de esta actividad, siendo la misma Revolución Francesa un tema tratado en las investigaciones. Al intentar humildemente tomar siquiera uno de los grandes mensajes de toda la ópera, basé la composición en la idea de la ignorancia y la sabiduría. La Reina de la Noche (primer personaje) somete a los pajareros del reino, por lo que fanáticamente y con miedo cumplen sus mandatos. Segados por la oscuridad, ellos recolectan pájaros para entregarlos a la reina. En el centro y como aportación personal: Mozart, el compositor de la ópera, quien con los ojos vendados recorre el camino hacia la luz guiado por los tres sabios que desde el cielo lo aconsejan. Ya en el camino, los pajareros, en un espacio de luz, representan la contemplación de la libertad y del aprendizaje. Señalando al último de los personajes: Sarastro, el rey sabio que guía a los pajareros a liberar a las aves, representado la liberación de conciencia y el encuentro con la sabiduría. Algunos elementos simbólicos de origen masónico señalan parte de la intención de la ópera, como el triángulo general que compone la obra, el cual Mozart marca detalladamente en la ópera con tres acordes. De la misma manera, símbolos como la cabeza de Sarastro representan la mitología romana de Jano Bifronte, que representa lo interior y exterior tal y como la sabiduría de tal Dios presenta. De tal manera que este concepto representa la izquierda y derecha, o sea, una dualidad necesaria para el balance del universo. Por ello la obra no representa la necesidad de un camino a la sabiduría, sino la importancia de ambas partes, que forman un equilibrio universal entre la necesidad de lo malo y lo bueno.

74

75


BIBLIOGRAFÍA

Callael, Eduardo, El Mito de la Revolución Masónica, La verdad sobre los masones, la Revolución Francesa, los Iluminados y el origen de la masonería moderna, México, D.R., 2007. Huchting, Detmar, Mozart, A Biographical Kaleidoscope, Alemania, earBOOKS, 2006.



La Flauta Mágica