Page 1

portada


Este libro se lo he dedicado a Ana María Martín Gómez y a Miguel Ángel Rodríguez Muñoz, mis padres.


CONTENIDO: Historia de terror Cuento de navidad Poesía Trabajo de Andalucía Trabajo de investigación


MUERTES SIN SENTIDO Ana Rodríguez Martín No aguantó más, gritó y la muerte se la llevó... Todo sucedió un viernes, en un pequeño pueblo del norte de Suecia, se había ido con su instituto de campamento, esa noche se iban a escapar ella y sus amigos a hacer una fiesta , estaba todo previsto, al menos eso creían. Ya eran las doce de la noche, empezaron a escabullirse uno por uno del campamento, hasta que estuvieron todos. Se alejaron silenciosamente, no encendieron las linternas hasta haber estado a una distancia adecuada para que los profesores no les vieran. Cuando llegaron a su destino, detrás de la colina, empezaron a prepararlo todo, pero ahora ruidosamente. Ya estaban puestas las luces, la música, la comida, la bebida (mayoritariamente de alcohol) y como no, el propio DJ. Todo estaba saliendo perfectamente, hasta que, como por arte de magia, se apagó todo. Nadie veía nada, encendieron las linternas, pero no sirvió de nada, no funcionaban. La gente se empezó a poner nerviosa, algunos gritaban, otros se lamentaban y hasta se oía algún que otro llanto. Menos uno, que se levantó y dijo en alto que no sabía por qué se lamentaban tanto, que era una fiesta, para pasárselo bien y que si algo ocurría volverían al campamento a por más linternas o luces que poner, preguntó que quién iría con él, solo se ofrecieron cinco chicos y dos chicas. Al cabo de un rato, oyeron como el ruido de una furgoneta, tres chicos fueron a investigar y después de media hora vinieron corriendo: uno sangrando y el otro pálido sujetando al tercero inconsciente. Nadie dijo nada durante tres segundos eternos, después se abalanzaron varios sobre ellos preguntando, llevándoles agua, trayendo pañuelos… pero antes de que hicieran nada, se desplomaron bruscamente sobre el suelo. Vieron si tenían pulso, pero no hubo suerte, estaban muertos. Todos se quedaron con la mirada fija en los cadáveres, nadie sabía que hacer, tenían los ojos llorosos y la mayoría estaban pálidos. Cuando pasó media hora vinieron los siete que habían ido a traer las linternas. Estaban muy contentos, hasta que los vieron a todos quietos de espaldas mirando al suelo, estos se dieron la vuelta sin moverse de su sitio, mirándoles con cara siniestra. Preguntaron qué había pasado, se apartaron para que pudieran ver lo ocurrido, no supieron qué decir. Después de un rato, supieron que debían volver al campamento. Al llegar, fueron a ver a los profesores, pero no estaban, no los encontraban por ninguna parte. El único que estaba era el conductor del autobús al que se lo contaron todo. Él, mando a algunos a lavarse la cara en el río mientras él pensaba algo con los otros. Pasaron varias horas y ya sabían que hacer, el problema era que todavía no habían llegado los otros. Fueron a ver lo que pasaba, ya en el río, se pusieron a buscar. No tardaron mucho, era muy difícil no ver aquello. Dos estaban colgados con una soga en un árbol, los otros dos, ahogados. El conductor los llevó a todos al autobús y echó el cerrojo porque sabía que eso era imposible que fuese un accidente. Ya ahí empezaron a sentir temblores. Algunos ni lo notaron por los nervios. Hata que ya eran demasiado fuertes y los notó todo el mundo. La gente lloraba, gritaba...y no sabían que hacer hasta que el autobús se volcó por completo. Había sangre por todas partes pero nadie sabía porque tampoco había sido tanto. Vieron si había algún herido, se encontraron dos muertos y una con la pierna sangrando. Al cabo de una hora consiguieron escapar, una de las niñas se fue corriendo al baño del campamento. Ya empezaba a amanecer, pero todavía no se veía con total claridad. La buscaron por todos lados hasta que oyeron un grito, allí estaba, sangrando por los ojos y llorando a pleno pulmón. Se estaba mirando en el espejo, solo se asomaron cuatro de los cinco supervivientes. La chica gritó y de repente una mano salió del espejo apuñalando a la chica, como por arte de magia...Y así se vuelve al principio...


Enciclopedia de informática  

este libro tiene una gran variedad de artículos: poemas, historias de miedo o navidad...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you