Page 1

Espiga de papel A

m i

cuyo recuerdo arrojaré

a

las

pidiendo

regresar

olas

p u e b l o

C A L I G R A M A S

Colegiado de Desarrollo Educativo y Cultural Secretaría de Cultura Recreación y Deporte

No. 6 1


espigadepapel@yahoo.com.mx SNTE Sección 16, agosto de 2009

Colegiado de Desarrollo Educativo y Cultural Secretaría de Cultura Recreación y Deporte Francisco Sarabia 240, colonia Progreso Sec. Libertad Guadalajara, Jal. Mex. Tel. 38 83 11 00 ext. 215

Coordinadora del proyecto: Ma. Justina Santana Tejeda Corrección de estilo: Hugo Salvador Bautista Campos Diseño gráfico: Ana Paola López Santana Prólogo y portada: Hugo Salvador Bautista Campos

Impreso en México

Estos poemas podrán ser reproducidos y difundidos respetando los créditos y solicitando el consentimiento de los autores por escrito.

2


Prólogo

La esbelta Espiga de papel se instala ahora en la frontera de la plástica y la literatura, y retoma el camino lúdico, experimental, del caligrama.

Como en cada número,

las más diversas perspectivas dan respuesta al reto

temático, desde la riqueza no sólo del versado en letras, sino desde el también imprescindible entusiasmo del iniciado. Es decir, que Espiga nace y crece con la activa colaboración de todos y espera, como todo buen proyecto en marcha, ser una forma idónea y sencilla de enlazar a todos aquellos que gustan de las letras, y mostrar ese mundo único e irrepetible con que cada autor llena de maravillas la realidad cotidiana. En esta ocasión es un gusto llegar al número seis por el camino que Guillaume Apollinaire pone de moda en las primeras décadas del siglo XX: el poeta que dibuja a través de la palabra escrita. Ya el chileno Vicente Huidobro incluye su primer caligrama, “Triángulo armónico”, en el libro: “Canciones en la Noche”, de 1913. Y la literatura hispánica cuenta entre otros de sus interesantes autores al mexicano Juan José Tablada, el cubano Guillermo Cabrera Infante, el argentino Oliverio Girondo y el uruguayo Francisco Acuña de Figueroa. En la literatura catalana destacan Joan Salvat-Papasseit y Joan Brossa Sin embargo, culturas tan antiguas como la hindú o la griega cuentan con numerosos ejemplos de esta forma poética. A continuación tenemos el placer de compartir el trabajo de quienes, en su mayoría, radican en Jalisco. Compartir es el primer y afortunado paso. Lo demás sólo el tiempo lo hará germinar, sabio, en su justa medida. Hugo Salvador

3


Índice 5.- Acosta Esquivel Julia 6.-Brambila Manuel 7.-Bautista Campos Hugo Salvador 10.- Calderón Ontiveros Rosario Adriana 11. Camarena Ramos Rita de Jesús 14.-Espejo Escoto Roberto Andrés 15.- Fuentes Fuentes Juan Carlos 16.-Gallegos Juan Carlos 18.-Girondo Oliverio 19.- Godoy Silva Gabriela 21.-Gonzalez Ibarra David 22.- Gutiérrez Moreno Concepción Graciela 24.-Huerta Hernández Epifanio 28.-López Morales Ramón 29.- Macías Comparan José de Jesús 30.-Murillo Guzmán Rosaura Berenice 31.-Romero Manuel 36.- Santana Tejeda Justina 39.-Tirado Lizárraga Jarintsy Alejandra 40.-Valdivia Montes Alejandro de Jesús 41.-Villareal Velasco Víctor 46.-Martorrev 47.-Miriam

4


Alas, yo debí tener alas, alas fuertes para buscar el alba, alas blancas para romper la calma, alas rojas para tener la aurora alas, yo debí tener alas… blancas, rojas, verdes, pardas, negras, grises, pero yo debí tener alas y saber batirlas y saber usarlas y saber en qué punto la corriente no arrastra y sentir la tibieza de la azul alborada al llegar a la cumbre de la cima soñada. Alas, yo debí tener alas, fuertes, duras, recias, firmes, puras, diáfanas, yo debí tener alas, y saber sentirlas y saber llevarlas y saber hasta dónde son amigos los vientos al bañarse en los tonos azules de los cielos o al perderme en los blancos celajes tempraneros o fundirme en los rojos y encendidos crepúsculos . Sí… yo debí tener alas. Julia Acosta Esquivel.

5


6


7


8


9


Rosario Adriana Calder贸n Ontiveros 10


Rita de JesĂşs Camarena Ramos 11


Rita de JesĂşs Camarena Ramos

12


Rita de JesĂşs Camarena Ramos 13


Andrés 14


Juan Carlo Fuentes Fuentes

15


Juan Carlos Gallegos 16


Juan Carlos Gallegos

17


Espantapรกjaros

Oliverio Girondo

18


a ma

e l v ie n t o

e

a

r

s o

us nc l

i m p o si

s en mi S

os ble s

s q u e r e co rr e n c i c o s a p at r ic los n es e

a s in c

am

ce e n

O jo s b o r b o t o ne s de su e ñ o in u n d a

d e le e r

s

cu r a a n a sig u e o s

p o s e d ía s d e l l tie m p o d e u v ia h a H OY st a d ete n er l a

en

lo s r i r b a a r s ia n e p de e p g ol

s

La

mañ

ere

ra

l

b

en l a p ie

a

e

s d añado s

n

su e

h iv o

y

a rc

l

d

a

ner a

v en ti la d o r

d ia g r a ño m cto

p a

M is

g

ota

l

m a r c a

e

ay

c

n

e

re

n el p e c h o

G i r a

p u p ila s g r af i ca

Gabriela Godoy Silva

19


su s o í o s d en

o

a

on

es

o ri

El so p l o

vie

o do s

de

a

el

pec

e b la r d l m u ho

, s or

s f ix n r e n te a

m

ta

Ha

c

La g o

o

a

t

n d o

ia

v oz d

lo b

H as

la

e o t ro

a am

an nt

t

o m ir es

on

m

o

s

nd

La d isc re c

de n ió

da

La p a

to n lie a Tu e llo b a c is m tu b

a

a

a br

e l vi e r su rf e a e n ta d a a

mo

l

nt

u la s e s s c c om in ú

ez

Tu m I M ra d á s

o lo qu b e e m is a es la d l p a t

o

u

q

a

d

ed

c a lla d o . . e . n a rs

do.

Gabriela Godoy Silva

20


Desde el oscuro aleteo del rencor , desciende una lágrima envenenada que afila garras y destellos mascullando hiel sobre una rama de exilio que el viento deli bera damen te ig nora retoña el o dio que se vuelve en redadera con flores negras y her mosas para la carne incauta ¿cómo aspirar la noche sin el acoso constante del tatuaje de la muerte?

David González Ibarra

21


Guti茅rrez Moreno Concepci贸n Graciela

22


Concepci贸n Graciela Guti茅rrez Moreno 23


Epifanio Huerta Hernรกndez 24


Epifanio Huerta Hernรกndez 25


Epifanio Huerta Hernรกndez 26


Epifanio Huerta Hernรกndez

27


28


José de Jesús Macías Comparan 29


Rosaura

30


Manuel Romero 31


32


Manuel Romero 33


Manuel Romero

34


Manuel Romero 35


PIANO

PIANO

Ma. Justina Santana Tejeda

36


Chiras pelas

en la Voy mano de infancia . en salmos se derrama su alma su vientre disparan a e Ă­ndice pulgar se elevan mis manos

tierra pongo mi canica blanca una ronda de niĂąos grita, lanzo una agĂźita me sigue la persigo se oculta gira se rueda es sol con flor adentro

Ma. Justina Santana Tejeda 37


Ma. Justina Santana Tejeda

38


Jarintsy Alejandra Tirado Lizรกrraga

39


Alejandra de JesĂşs Valdivia Montes

40


Victor Villareal Velasco

41


Victor Villareal Velasco

42


Victor Villareal Velasco 43


Victor Villareal Velasco

44


Poema de Verso Monosilábico Si No Hay Luz, No Te Veo. Te Leo En Mi Té, Que No Es Un Té, Soy Yo. Don De Mi Fe, Y De Mi Ser, Sin La Paz De Ver El Sol O El Mar Más Gris. Por Ti Me Voy, Y No Sé Por Qué Víctor Villareal Velasco

45


Martorrev

46


Miriam 47


Miriam

48


49


Miriam

50

Espiga 6  

revista literaria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you