Page 1

revista

reportaje

Vista general de la innovadora puesta en escena con la que Iberdrola sorprendió a sus accionistas.

Oda a la naturaleza

LAS MARCAS HAN DADO CON LA FÓRMULA PARA TRANSMITIR SU APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL DE FORMA ATRACTIVA PARA LOS INVITADOS 36

ANA A. PALENZUELA Atentos como siempre a las novedosas tendencias en la industria de eventos, en los últimos meses hemos sido testigo de una que, al menos a mí, me ha llamado poderosamente la atención, y que no es otra que la proliferación de escenografías inspiradas en la naturaleza. Juntas de accionistas de importantes compañías, actos institucionales presididos por las primeras autoridades del Estado, cenas corporativas, desfiles en las principales pasarelas del mundo o incluso la mediática boda de los duques de Cambridge, son tan solo algunos de los ejemplos que se han apuntado a una moda que no ha dejado indiferente a nadie; ni a los invitados, que

tienen ante sí un auténtico espectáculo visual que además les permite relajarse, ni a los propios organizadores de eventos, que han encontrado un elemento más en el que proyectar su apuesta por la sostenibilidad medioambiental.

TODO UN ARTE Tal y como establece la Real Academia de la Lengua (RAE), en la segunda acepción del término escenografía, estamos ante el “arte de proyectar o realizar decoraciones escénicas”. En efecto los académicos no se equivocan ni exageran al emplear la palabra arte para referirse a la puesta en escena de muchos eventos. Hasta tal punto que es una de las partidas a las que las marcas destinan más presupuesto


en la actualidad, llegando incluso a encargarle el proyecto a escenógrafos de renombre como Emilio Sagi, el que fuera director artístico del bilbaíno Teatro Arriaga. ¿El motivo? Su capacidad para transmitir mensajes, y por tanto, para proyectar la imagen de marca a la sociedad. Piensen en su propia experiencia cuando asisten a un evento. A buen seguro la escenografía es lo primero, y quizá lo que más atrae su atención, incluso más que las palabras de las personas que intervienen. La razón es muy sencilla y, cómo no, está ligada a la innovación y a la transmisión de nuevas experiencias. Mientras que la mayoría de los discursos institucionales siguen un patrón muy similar, la puesta en escena tan solo está sujeta a los límites de la imaginación, sin contar por supuesto los relativos a cuestiones técnicas del espacio. Tampoco se ha de perder de vista el factor mediático, en otras palabras, la foto que al día siguiente saldrá en la prensa y que tantos rompederos de cabeza provoca a los organizadores de eventos. En este contexto de optar por soluciones que vayan más allá del atril, las recurrentes banderas y la pantalla de proyección, surgen las escenografías que evocan al medio ambiente. En ello seguramente ha tenido mucho que ver el gusto por la vuelta al origen que triunfa en nuestros días y el alejamiento de todo aquello relativo al mundanal ruido y al estrés de la ciudad. Sin olvidar por supuesto el impacto en términos de visibilidad que tuvo la arboleda que los príncipes Guillermo y Catalina atravesaron después de darse el sí quiero en la abadía de Westminster, el 29 de abril de 2011. Ya saben que todo lo referente a los duques de Cambridge se convierte en tendencia, y con la escenografía de un enlace visto por más de 2.000 millones de personas no iba a ser diferente.

Dentro de unos años no sería nada extraño que los eventos traspasaran las paredes de palacios de congresos y se celebrasen en un bosque o una playa una concurrida playa del Mediterráneo. De hecho, esta última opción es uno de los atractivos del congreso de marketing online Seonthebeach que anualmente se celebra en La Manga del Mar Menor. Lamentablemente, aún tendremos que esperar algún tiempo hasta que estos idílicos entornos puedan dar respuesta a las necesidades que conlleva cualquier acto,

Ignacio Galán da la bienvenida a los presentes, escoltado por un típico bosque vasco diseñado por Emilio Sagi.

sea de la tipología que sea, en términos de comodidad, conectividad o accesibilidad, por solo citar algunos. Para hacer amena la espera cada vez son más los que deciden transformar una fría sala polivalente en un verdadero oasis en el que evadirse de los problemas del día a día y en el que alcanzar ese estado zen que tanto ansiamos. El refrán popular “si la La presidencia se forró de seto para dar mayor realismo si cabe a la escena.

ESTÉTICA VS MENSAJE Dentro de unos años no sería nada extraño que los eventos traspasaran las paredes de palacios de congresos y sedes institucionales en busca de localizaciones más atractivas como puede ser cualquier bosque del norte de nuestro país, o incluso

37


reportaje

Imagen de la intervención del presidente de Iberdrola en la que se puede apreciar con detalle la escenografía.

Voluntarios de la compañía reparten tulipanes en los días previos a la junta de accionistas.

montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña” plasma a la perfección el objetivo de los organizadores de eventos. Dicho de otra forma si el espacio soñado no está al alcance de las manos, por qué no recrearlo? Lograrlo hoy es más sencillo si cabe gracias a los avances tecnológicos, por lo que no hay excusa para no llevar un trocito de la naturaleza a nuestros eventos. Gustos personales al margen, el resultado que se consigue en estos casos es cuanto menos espectacular. Si no, juzguen por ustedes mismos… Sin embargo, de poco o nada serviría que la puesta en escena

únicamente satisficiera intereses estéticos quedando vacía de contenido. ¿Se imaginan que efecto provocaría si este guiño a la naturaleza lo promoviera una compañía denunciada por Greenpeace por sus prácticas abusivas con el medio ambiente o que el acto en el que se exhibiese no fomentara el reciclaje? En ambos casos el retorno de la inversión (ROI) no se vería justificado. Así pues, es fundamental que la escenografía esté perfectamente alineada con la filosofía del acto; es aquí donde entra el juego el meeting desing, concepto que busca dar forma al contenido y formato de un evento con el fin de

La Junta de accionistas de Iberdrola ha marcado un antes y un después en la escenografía de eventos corporativos. Diseñada por Emilio Sagi recreó un típico bosque vasco que permitió experimentar los valores de la compañía

lograr los objetivos deseados, algo por otra parte nada sencillo pero que Iberdrola ha conseguido en su última junta general de accionistas celebrada el pasado mes de marzo en Bilbao.

JUNTA DE ACCIONISTAS DE IBERDROLA Si la presentación de un coche es sinónimo de espectacularidad y derroche de medios, una junta de accionistas es todo lo contrario. A esta conclusión hemos llegado después de analizar año tras año las reuniones anuales de las principales empresas del IBEX 35. En todas las imágenes estudiadas hemos visto lo mismo: una escenografía protagonizada por los colores corporativos de la compañía en cuestión, en la que destaca por encima de todo la presidencia. Afortunadamente Iberdrola nos ha

38


demostrado que estábamos totalmente equivocados y que siempre hay margen para la innovación. No solo eso, además la compañía energética ha ejercido de prescriptora, pues a raíz de su arriesgada puesta en escena han sido varías las marcas que han seguido su ejemplo, con escenografías más o menos espectaculares pero que han tenido como elemento común la naturaleza. Muchos se preguntarán qué hemos visto en el Euskalduna para considerarlo el germen de una tendencia que dará mucho que hablar. Nos ha cautivado el montaje diseñado para transportar por unos instantes a los accionistas de la compañía a un típico bosque vasco (no hay que olvidar que la compañía tiene su sede en

No solo la compañía energética ha apostado por esta tendencia, también lo han hecho los duques de Cambridge en su enlace o el diseñador Francis Montesinos

Arboleda colocada en el pasillo central de la abadía de Westminster con motivo de la boda de los duques de Cambridge.

Bilbao) poblado de centenarios árboles gracias a una trasera digna de cualquier ópera de las que se representan en el vecino Arriaga. El escenario, reconvertido para la ocasión, en una verde colina con sus plantas y sus piedras, contribuyó a darle más realismo a la escena. Como no podía ser de otra forma la presidencia fue un elemento más del paisaje, se buscó un resultado armónico y se consiguió forrando de seto, eso sí corporativo, la mesa que ocuparían los hombres de confianza de Ignacio Galán. Cabe señalar que la presidencia no se hizo

39


reportaje

‘The celebration of hope’, iniciativa solidaria que apuesta también por este tipo de escenografías.

40

visible hasta una vez iniciado el acto, dado que se situó tras el impresionante decorado diseñado por Sagi y por Daniel Bianco. Un atril de metacrilato y dos enormes pantallas completaron una escenografía que logró transmitir algunos de los principales rasgos de la compañía: energía limpia, el respeto por el medio ambiente y la integración en el entorno natural. Como de sobra es conocido, los sentidos juegan un papel muy importante en los eventos del siglo XXI, de ahí que Iberdrola no se limitara exclusivamente a los elementos visuales a la hora de recrear el paisaje. Los asistentes han podido disfrutar en plena ciudad de olores como el característico frescor de la naturaleza y de sonidos como el trino de los pájaros. En definitiva, un verdadero deleite sensorial a través del que experimentar en primera persona la buena energía de la que hace gala la compañía y que quiso hacer extensible a todo Bilbao repartiendo 15.000 tulipanes naranjas, flor que simboliza entusiasmo y felicidad. Otro detalle en el que nos hemos fijado ha sido la ubicación de las

Cada vez son más los que deciden transformar una fría sala polivalente en un verdadero oasis en el que evadirse de los problemas del día a día

banderas oficiales. Aunque su utilización no sería de obligado cumplimiento, puesto que se trata de un acto organizado por entidad privada, no resulta nada extraño verlas en las juntas de accionistas. En este caso, como sería lo más apropiado exhibirlas en un entorno tan bucólico, se decidió reservarles un espacio en segundo plano en el auditorio. Todo apunta a que dentro de exactamente un año estaremos hablando de nuevo de la escenografía de la Junta de Accionistas de Iberdrola pues, según nos ha confesado el propio Sagi, la compañía le volverá a confiar la labor de diseñar el evento.

RETROSPECTIVA Tal y como decíamos anteriormente ésta no ha sido la primera vez que la naturaleza se hacía hueco en una industria ávida por ofrecer nuevas vivencias a la sociedad. Iberdrola ha abierto la veda en el ámbito corporativo, en otros de carácter más lúdico o incluso social, ya había resultado todo un éxito. Los arces ingleses y carpes que decoraron el pasillo central de la abadía


de Westminster en la boda de los duques de Cambridge fueron toda una sorpresa. QuiÂŤQLEDDLPDJLQDUVH TXHHOLQWHULRUGHOWHPSORSR GUÂŻDDFRJHUXQDWÂŻSLFDDUEROH GD LQJOHVD VLPLODU D OD TXH OD IDPLOLD GH &DWDOLQD SRVHH HQ Berkshire. Por impensable que pareciera la florista Shane Connolly lo hizo posible, demostrando al mundo entero que el protocolo oficial y una puesta en escena creativa no tienen por quĂŠ estar reĂąidos. Pocos meses despuĂŠs del enlace que consiguiĂł paralizar por unas horas el planeta, a miles de kilĂłmetros de la capital britĂĄnica, el escenĂłgrafo Glenn Davis volvĂ­a a apostar por la incorporaciĂłn de elementos con clara reminiscencia al medio ambiente. Fue en el evento conocido como The celebration of hope, iniciativa solidaria que se celebra anualmente en Chicago. A nuestro paĂ­s esta tendencia llegĂł con cierto retraso, algo a lo que por otro lado ya estamos acostumbrados, pues solemos esperar a que una moda triunfe en el panorama internacional para importarla. Fue en el desfile de primavera-verano 2013 de Francis Montesinos en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid. El diseĂąador valenciano convirtiĂł la pasarela en todo un Spanish Garden, un uni-

Si el espacio soĂąado no estĂĄ al alcance de las manos en tĂŠrminos de comodidad, conectividad o accesibilidad, Âżpor quĂŠ no recrearlo si las nuevas tecnologĂ­as lo permiten?

verso de plantas y arbustos tropicales muy en la lĂ­nea de su colecciĂłn. Mucho mĂĄs austera fue la escenografĂ­a del acto de entrega del sexto Premio Internacional Novia Salcedo a la Excelencia en IntegraciĂłn Profesional de los JĂłvenes que se celebrĂł tambiĂŠn en Bilbao bajo la presidencia del por entonces PrĂ­ncipe Felipe. Algo tan sencillo como disponer varias plantas ornamentales a ambos lados de un escenario en el que reinaba el color azul cielo permitiĂł ofrecer una imagen llena de frescura. Por cierto, ni rastro una vez mĂĄs de banderas oficiales. ÂżHabrĂ­an tenido sentido? En nuestra opiniĂłn, no.

LA IMPORTANCIA DEL RECUERDO Expuestos ya los argumentos y una vez el hecho un rĂĄpido repaso a los principales actos en los que se ha hecho un guiĂąo a la naturaleza es el momento de valorar si esta tendencia tendrĂ­a cabida en el prĂłximo evento que organicen. Si es asĂ­ no lo duden, pues, tal y como revela un estudio de la Universidad de Artes y DiseĂąo de Helsinki, la, y ya saben la meta de todo profesional que desempeĂąa su labor en este sector es que su evento permanezca en el recuerdo. Si lo consigue a travĂŠs de la escenografĂ­a mejor que mejor, ya tendrĂĄ un importante camino andado. â??

El ‘Spanish Garden’ recreado por el diseĂąador Francis Montesinos en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

Plantas ornamentales situadas al lado del atril en la entrega del Premio Internacional Novia Salcedo.

41

Escenografía inspirada en la naturaleza (Revista Protocolo)  

La industria de eventos se inspira en la naturaleza para transmitir nuevas sensaciones. Juntas de accionistas, la boda más mediática de la h...

Advertisement