Page 1

Noviembre, 2009

Centre Oceanogràfic de les Illes Balears, Instituto Español de Oceanografía

INFORME PROYECTO CANAL (Campaña -CANAL0209)

Financiación: Fundación Mar Viva (www.marviva.net) y convenio de colaboración entre el Govern de les Illes Balears y el Centre Oceanogràfic de les Illes Balears (IEO)

Unió Europea Fons Europeu de pesca

Proyecto CANAL: “CARACTERIZACIÓN DEL ECOSISTEMA DEMERSAL Y BENTÓNICO DEL CANAL DE MENORCA (ISLAS BALEARES) Y SU EXPLOTACIÓN PESQUERA”



INFORME Campaña -CANAL0209 AUTORES: Barberá Cebrián, Carmen de Mesa Salleras, Aina Ordines Cerdà, Francesc Moranta Mesquida, Joan Ramón Herrero, Montserrat López Jurado, Jose Luis Massutí Sureda, Enric Centre Oceanogràfic de les Illes Balears, Instituto Español de Oceanografía (IEO)

ESTUDIO GEOLÓGICO (SONAR DE BARRIDO LATERAL): González Sánchez, Francisco Jódar Tenor, José Manuel García Carreño, Natalia González Mellídez, Eduardo Empresa TECMARIN 1990, S.L.

COLABORACIONES: Abelló, Pere (Institut de Ciències del Mar-CSIC) de Juan Mohan, Silvia (Institut de Ciències del Mar-CSIC) del Valle Villalonga, Laura (Dept. Ciències de la Terra, Universitat de les Illes Balears) Esteban Acón, Antonio (Centro Oceanográfico de Murcia, IEO) Fernández Pulpeiro, Eugenio (Dpto. de Zoología y Antropología Física; Univ. Santiago de Compostela) Díaz-Valdés, Marta (Centre d'Estudis Avançats de Blanes, CSIC) Fornós Astó, Joan J. (Dept Ciències de la Terra, Universitat de les Illes Balears) Gili Sardá, Josep-María (Institut de Ciències del Mar-CSIC) Guijarro González, Beatriz (Centre Oceanogràfic de les Illes Balears, IEO) Joher Sais, Sergi (Dept. de Ciències Ambientals, Universitat de Girona) Junoy Pintos, Juan María (Univ. Alcalá de Henares) Ortega Villanueva, Nuria (TRAGSA, Secretaria General de Pesca Marítima) Pomar Vert, Gabriel (Centre Oceanogràfic de les Illes Balears, IEO) Quesada Ardanuy, Sergi (Técnico Empresa PRAESENTIS) Ruiz Picó, Susana (Centre Oceanogràfic de les Illes Balears, IEO) Souto, Javier (Dpto. de Zoología y Antropología Física; Univ. Santiago de Compostela) Valls Mir, María (Centre Oceanográfica de les Illes Balears, IEO)



Resumen En el marco del proyecto CANAL ―Estudio integral del canal de Menorca y su explotación pesquera‖, desarrollado mediante convenio de colaboración entre el IEO y la Conselleria d’Agricultura i Pesca del Govern de les Illes Balears, se desarrolló la campaña de investigación oceanográfica CANAL0209. El principal objetivo de este trabajo fué determinar los valores medio-ambientales del canal de Menorca, así como los impactos de la pesca en sus ecosistemas. Este estudio establecerá las bases científicas para la declaración del canal de Menorca como área marina protegida, tal y como ha sido propuesto recientemente por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Los objetivos concretos del proyecto fueron: (i) realizar una cartografía de sus hábitats marinos de interés comunitario; (ii) inventariar su biodiversidad; (iii) estimar la actividad pesquera y su impacto; y (iv) elaborar una propuesta de elementos clave para la conservación y zonas vulnerables del canal de Menorca. Esta campaña fue desarrollada en colaboración entre el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y la Fundación MarViva, organización privada que promueve la protección y el establecimiento de Áreas Marinas Protegidas (AMPs) y que es propietaria del buque MarVivaMed, que sirvió de soporte para el desarrollo de la campaña. Participaron 16 científicos especialistas en diferentes campos de la geología, biología y ecología marina, pertenecientes al IEO, al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, a l’Universitat de Girona, a la Universidad de Alcalá de Henares y a las empresas TRAGSA, Tecmarin 1990 S.L. y Praesentis S.L. El área objeto de estudio abarca los fondos comprendidos entre 50 y 100 m de profundidad, situados entre las islas de Mallorca y Menorca. Se desarrolló desde el 26 de febrero al 18 de marzo de 2009. El diseño muestral consistió en una red de estaciones en las que se realizó simultáneamente un estudio mediante técnicas acústicas (sonar de barrido lateral), muestreos de sedimento (dragas), de flora y fauna (patín epibentónico) y de la columna de agua (sensores de temperatura, salinidad y fluorescencia). Paralelamente, para la caracterización del tipo de fondo, se realizaron observaciones directas con un vehículo submarino de operación remota (ROV) y una pequeña cámara sumergible (IPSE). Toda esta información fue georreferenciada mediante GPS, y, junto a los datos previos existente en esta àrea, se integraron en una serie de mapas que han permitido definir, en base a diferentes criterios medio-ambientales y de actividad pesquera, las zonas más vulnerables y de interés para su protección. El canal de Menorca presenta una amplia distribución de hábitats y especies de interés para su protección, como son los fondos de coralígeno, detrítico costero con rodolitos, maërl y el alga Laminaria rodriguezii. Además, estos hábitats coexisten con diversas biocenosis ligadas al detrítico costero con algas blandas (Osmundaria volubilis, Phyllophora, Peyssonnelia sp.). En general, son fondos de elevada biomasa y biodiversidad (principalmente algas e invertebrados), que también se consideran hábitats esenciales, ya que actúan como áreas de reclutamiento y puesta de especies comerciales necto-bentónicas. La valoración ambiental del canal de Menorca ha sido muy elevada, ya que espacialmente todo el área estudiada presenta elementos clave para su conservación, encontrándose áreas en las que el estado de conservación es excelente: zona central del canal, frente a la costa oeste de Menorca y frente a la costa de Cala Rajada, que coincide con las áreas de mayor biodiversidad de hábitats y especies. La principal amenaza en los fondos circalitorales del canal de Menorca es la pesca de arrastre, cuya mayor intensidad coincide con la existencia de hábitats especialmente vulnerables como son el maërl, el detrítico costero con rodolitos y el coralígeno. La importancia de estos ecosistemas ya ha sido reconocida por las administraciones pesqueras que, junto con las praderas de fanerógamas, los consideran hábitats protegidos y prohíben la pesca de arrastre sobre estos fondos. Esta actividad


pesquera ya está prohibida a profundidades menores a 50 m, protegiéndose así las praderas de Posidonia oceanica. Sin embargo, los fondos circalitorales no han gozado, hasta el presente, de tanta atención. Por ello, el cartografiado de sus hábitats es el primer paso para su protección. Además, la declaración del canal de Menorca como área marina protegida representaría una herramienta de conservación muy útil para estas comunidades tan vulnerables al impacto antrópico, regulando los usos en este área, desde la navegación marítima hasta las actividades industriales y pesqueras. Tras los resultados de este estudio se recomienda la inclusión de los fondos de coralígeno, detrítico costero con rodolitos y maërl en los hábitats prioritarios de la Directiva Hábitat. También se plantea la necesidad de llevar a cabo acciones concretas dirigidas a la investigación del efecto de la pesca de arrastre y trasmallo en este tipo de ecosistemas y estudios específicos sobre el papel ecológico de hábitats poco conocidos, como son los fondos de detrítico costero con Osmundaria volubilis. PALABRAS CLAVE: plataforma continental, fondos circalitorales blandos, comunidades macroepibentónicas, hábitats bentónicos, maërl, biodiversidad, impacto de la pesca, conservación, Islas Baleares, Oeste del Mediterráneo.


Resum En el marc del projecte CANAL: ―Estudi integral del canal de Menorca i la seva explotació pesquera‖, elaborat a proposta de la Conselleria d’Agricultura i Pesca del Govern de les Illes Balears, es va desenvolupar la campanya d'investigació oceanogràfica CANAL0209. El principal objectiu d’aquest treball va ser determinar els valors medi ambientals del canal de Menorca, així com els impactes de la pesca en els seus ecosistemes. Aquest estudi establirà les bases científiques per a la declaració del canal de Menorca com Àrea Marina Protegida, tal com ha estat proposat recentment pel ministeri de Medi ambient, Medi Rural i Marí. Els objectius concrets d'aquest projecte són: (i) realitzar una cartografia dels hàbitats marins d'interès comunitari, (ii) inventariar la seva biodiversitat, (iii) estimar l'activitat pesquera i el seu impacte i (iv) elaborar una proposta d'elements clau per a la conservació i zones vulnerables del canal de Menorca. La campanya es va dur a terme amb la col·laboració entre l'Institut Espanyol d'Oceanografia (IEO) i la Fundació MarViva, organització privada que promou la protecció i l'establiment d'Àrees Marines Protegides (AMPs), i que és propietària del buc MarVivaMed, que va servir de suport per al desenvolupament de la campanya. Van participar un equip multidisciplinar compost per 16 científics especialistes en diferents camps de la geologia, biologia i ecologia marina, pertanyents al IEO, al Consell Superior d'Investigacions Científiques,a l’Universitat de Girona, a l’Universitat d'Alcalá d'Henares i a les empreses TRAGSA, Tecmarin 1990 S.L. i Praesentis S.L. L'àrea objecte d'estudi abasta els fons compresos entre 50 i 100 m de profunditat situats entre les illes de Mallorca i Menorca. La campanya es va desenvolupar des del 26 de febrer al 18 de març del 2009. El disseny mostral va consistir en una xarxa d'estacions en les quals es va realitzar simultàniament un estudi del fons mitjançant tècniques acústiques (sonar d’escombrament lateral) i mostrejos de sediment (dragas), de fauna i flora (patí epibentònic) i de la columna d'aigua (sensors de temperatura, salinidad i fluorescencia). D'altra banda, per a la caracterització del tipus de fons, es van realitzar observacions directes mitjançant un vehicle submarí d'operació remota (ROV) i una petita càmera submergible (IPSE). Tota aquesta informació va ser georreferenciada mitjançant GPS i es va integrar en una sèrie de mapes que han permés definir, sobre la base de diferents criteris ambientals i soci-econòmics, les zones més vulnerables i d'interès per a la seva protecció. El canal de Menorca presenta una àmplia distribució d'hàbitats i espècies d'interès per a la seva conservació, como són els fons de coral.lígen, detrític costaner amb rodolits, maërl i l’alga Laminaria rodriguezii. Aquests hàbitats coexistens amb diverses biocenosis del detrític costaner amb algues toves (Osmundaria volubilis, Phyllophora crispa, Peyssonnelia sp.). En general, són biocenosi d'elevada biomassa i biodiversitat (principalment algues i invertebrats), que també es consideren hàbitats essencials, ja que actuen com àrees de reclutament i posta d'espècies comercials necto-bentónicas. La valoració ambiental del canal de Menorca ha sigut molt elevada, ja que espacialment tota l’àrea estudiada presenta elements clau per a la seva conservació, trovant-se zones on el estat de conservació és excelent: zona central del canal, zona de la costa oest de Menorca i zona de la costa de Cala Rajada, que coincideix amb les àrees de major biodiversitat d'hàbitats i espècies. La principal amenaça en els fons circalitorals del canal de Menorca és la pesca d'arrossegament, la major intensitat de la qual coincideix amb l'existència d'hàbitats especialment vulnerables com són el maërl i el coral.lígen. Aquesta modalitat de pesca és la que produïx impactes més irreversibles sobre els ecosistemes, pel que s'ha prohibit a profunditats menors a 50 m, protegint-se una de les comunitats litorals més importants: les praderes de Posidonia oceanica. No obstant això, els fons circalitorals no han gaudit, fins al present, de tanta atenció en matèria de conservació. Per això la declaració del canal de Menorca com Àrea Marina Protegida representaria una eina de conservació molt útil per a aquestes


comunitats tan vulnerables a l'impacte de l’home, regulant els usos en aquest àrea, des de la navegació marítima fins a les activitats industrials i pesqueres. Després dels resultats d'aquest estudi es recomana incloure els hàbitats coralígen, detrític costaner amb rodolits i maërl entre els hàbitats prioritaris de la Directiva Hàbitats. També es planteja la necessitat de dur a terme accions concretes dirigides a l’investigació de l'efecte de la pesca d'arrossegament i tremall en aquest tipus d'ecosistemes, i estudis sobre l'ecologia d'hàbitats poc coneguts com són els fons de detrític costaner amb Osmundaria. PARAULES CLAU: plataforma continental, fons circalitorals tous, comunitats macro-epibentónicas, hàbitats bentónics, maërl, biodiversitat, impacte de la pesca, conservació, Illes Balears, Oest del Mediterrani.


Summary In the framework of the CANAL project: "Integral study of Menorca channel and its fishery exploitation", an oceanographic research survey CANAL0209 was carried out. This project was financed by the Conselleria d'Agricultura i Pesca del Govern de les Illes Balears. The main objective was to determine the environmental values in the Menorca channel, and the impacts of fishery activities on the ecosystem. This study will establish a scientific basis for the declaration of the Menorca channel as Marine Protected Area, as has been proposed recently by the Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. The specific objectives of this project were: (i) to do cartography of marine habitats which are considered to be of European interest, (ii) to do an inventory the biodiversity, (iii) to estimate the fishery activities and their impact, and (iv) to develop a proposal of key elements of vulnerable areas of the Menorca channel for their conservation. The survey was developed as collaboration between the Spanish Institute of Oceanography (IEO) and MarViva Foundation, a private organization that promotes the protection and the establishment of Marine Protected Areas (MPAs). The vessel MarVivaMed was used to do the survey. A multidisciplinary team of 17 scientists specialized in different fields of geology, biology and marine ecology, belonging to IEO, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Universitat de Girona, Universidad de Alcala de Henares and the companies TRAGSA, Tecmarin 1990 SL and Praesentis SL participated in the survey. The study area consisted of bottoms from 50 to 100 m depth located between the Mallorca and Menorca islands. The survey was carried out from February 26th to March 18th of 2009. A grid of stations was designed to analyze the bottom by acoustic techniques (Side-Scan Sonar) and simultaneously take samples of sediment (dredge), biological (epibenthic beam-trawl) and measures from the water column (temperature, salinity and fluorescence sensors). Furthermore, to characterize the type of bottom, direct observations were made by using a remotely-operated underwater vehicle (ROV) and a small waterproof camera (IPSE). All this information has been georeferenced by GPS, and integrated in a series of maps. These results will enable to define, based on different environmental and socio-economic criteria, the benthic communities’ distribution in Menorca channel and the most vulnerable and interesting areas to protect. The Menorca channel has a wide distribution of habitats and species of conservation value: coralligenous communities, coastal detritic bottoms with rhodolithes, maërl and Laminaria rodriguezii, coexisting with diverse biocenosis related with coastal detritic with red algae (Osmundaria volubilis, Phyllophora crispa and Peyssonnelia sp.). These biocenosis are characterized by high biomass and biodiversity (mainly algae and invertebrates), that are also considered essential habitats because they act as areas of recruitment and spawn of commercial necto-benthic species. In general, the environmental valoration of Menorca Channel is elevated, because spatially all the area represents key elements for conservation. The better conservation state for the habitats is concentrated in certain areas: central area of the channel, and offshore area of west coast of Menorca and Cala Rajada, coinciding with areas of high biodiversity of habitats and species. The main threat to the Menorca Channel circalittoral bottoms is bottom trawling. The area of the most trawling coincides with particularly vulnerable habitats as maërl and coralligenous communities. This kind of fishing causes irreversible impacts on ecosystems, and for that reason has been forbidden at depths below 50 m, to protect one of the most important coastal communities: Posidonia oceanica. However, l up till now circalittoral bottoms has not gotten such an attention regarding conservation. The declaration of the Menorca channel as Marine Protected Area would be a useful conservation tool for the conservation of these vulnerable communities to anthropogenic impact, regulating the uses in this


area, from sea navigation to industrial and fishing activities. The results of this study make it possible to propose including habitats such as coralligenous communities, coastal detritic bottoms with rhodoliths and maĂŤrl as priority habitats of the Habitats Directive. Concrete actions as regards the study and investigation of the effect of trawling and trammel fisheries in these kinds of ecosystems, and poorly known habitats such as coastal detritic bottoms with Osmundaria, are also proposed. KEY WORDS: Continental shelf, circa-littoral bottoms, macro-epibenthic communities, benthic habitats, maĂŤrl beds, biodiversity, fishing impact, conservation, Balearic Islands, western Mediterranean.


ÍNDICE 1. Introducción 1.1. Antecedentes 1.2. Marco legal 1.3. Justificación y objetivos

2. Información general 2.1. Localización 2.2. Estatus legal y administración 2.3. Información preliminar

3. Metodología

13 15 17 19

21 23 23 24

27

3.1. Recursos: buque y personal participante en la campaña 3.2. Diseño de la campaña 3.3. Cronograma de actividades 3.4. Sonar de barrido lateral 3.5. Caracterización de la columna de agua 3.6. Caracterización del sedimento 3.7. Muestreo patín epibentónico 3.8. Observaciones directas del bentos: ROV y cámara de exploración submarina IPSE 3.9. Análisis de la morfología de rodolitos 3.10. Registro, almacenamiento y tratamiento de los datos

29 31 31 33 37 39 40 44 47 47

4. Interpretación conjunta del sonar de barrido lateral y muestreos biológicos

49

4.1. Interpretación de las facies sonográfícas 4.2. Correspondencia entre las facies sonográficas y las comunidades biológicas

5. Descripción del medio físico 5.1. Hidrografía 5.2. Circulación general de corrientes 5.3. Morfología del fondo 5.4. Sedimentología: granulometría y materia orgánica

6. Descripción de la biodiversidad 6.1. Descripción y distribución de hábitats y biocenosis 6.2. Bionomía bentónica 6.3. Flora y fauna Inventario de especies Estructura de las biocenosis Especies indicadoras y especies de interés para su conservación 6.4. Valoración del estado de conservación de los hábitats y biocenosis de interés Cobertura de los hábitats y biocenosis de interés Biomasa algal total y de especies indicadoras Índices de diversidad

7. Amenazas para la biodiversidad 7.1. Pesca de arrastre 7.2. Pesca artesanal 7.3. Efecto de la pesca de arrastre en fondos de maërl

8. Elementos clave de conservación y valoración ambiental 8.1. Elementos clave para la conservación 8.2. Valoración ambiental

52 62

69 71 72 73 75

81 84 103 105 105 109 117 121 122 123 124

129 130 131 133

141 143 144

9. Conclusiones

149

10. Bibliografía

157

ANEXOS

167


Anexo I: Protocolos de muestreo

169

Anexo II: Estaciones de muestreo

179

Anexo III. Hábitats y especies de interés para su protección

193

Anexo IV. Inventario de especies

203

Anexo V. Informe Sonar de Barrido Lateral

219


P. S谩nchez-Jerez

1. Introducci贸n



1. Introducción 1.1. Antecedentes Recientemente, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MMAMRM) ha propuesto la declaración de nuevas Áreas Marinas Protegidas (AMPs), entre las que se encuentra el canal de Menorca. Esta zona se incluía en la ―Propuesta de Red Representativa de Áreas Marinas Protegidas en España”, realizada hace unos años por WWF/Adena, con el objetivo de promover el establecimiento y la puesta en marcha, para el año 2020, de una red representativa y viable de AMPs, que cubra al menos un 10 % de la superficie marina, ya que actualmente sólo un 0.5 % de los mares mundiales están protegidos. En la actualidad existen 25 AMPs en España, dos parques nacionales de ámbito marino (en Galicia e Islas Baleares) y 23 reservas marinas (RMs), situadas en diferentes comunidades autónomas (1 en Murcia, 1 en el País Vasco, 3 en Canarias, 3 en Valencia, 4 en Andalucía , 4 en Cataluña y 7 en las Islas Baleares). La mayor parte de estas RMs son costeras y se encuentran situadas a profundidades inferiores a 50 m (Ramos-Esplá et al., 2004). Sin embargo, a partir de esta profundidad es donde se desarrolla la pesca de arrastre, que es la modalidad de pesca que causa un mayor impacto sobre los ecosistemas, debido al gran número de especies que captura y a la alteración que provoca en el sustrato (Goñi, 1998). En las Islas Baleares, donde existe el mayor número de AMPs del litoral español, no existe ninguna AMP en áreas alejadas de la costa (off-shore) y solo un porcentaje muy pequeño de las existentes abarcan fondos circa-litorales de plataforma. El Instituto Español de Oceanografía (IEO) viene realizando periódicamente, desde el año 2001, campañas de prospección pesquera alrededor de Mallorca y Menorca, circunscritas en un proyecto entre el IEO y la Conselleria d’Agricultura i Pesca (CAP) del Govern de les Illes Balears. Estas campañas han permitido identificar al canal de Menorca, situado entre Mallorca y Menorca, como una de las áreas con mayor predominancia y desarrollo de fondos de maërl, que se extienden hasta 90-100 m de profundidad (ver mapas en la figura siguiente). Se trata de un área afectada por fuertes vientos del Norte y corrientes (Pinot et al., 1995 y 2002), en cuyos fondos predominan las algas coralináceas (algas rojas calcáreas), de baja tasa de crecimiento y alta longevidad (Ballesteros, 2006). Estas facies están estructuradas por rodolitos en el estrato basal y Laminaria rodriguezii en el estrato eréctil (Ordines y Massutí, 2009). Presentan una elevada diversidad biológica, son muy frágiles y de lenta regeneración (Barbera et al., 2003; Donnan y Moore, 2003a, 2003b). Se han localizado también otros hábitats de interés como (i) los fondos de algas rojas blandas, estructurados por Peyssonnelia spp. en su estrato basal y Phyllophora nervosa y Osmundaria volubilis en su estrato eréctil, situados en la plataforma costera del sur (sotavento) de las Islas hasta 75-80 m de profundidad; y (ii) los fondos de crinoideos, distribuidos en la plataforma profunda y margen del talud del norte y sur de Mallorca y norte y este de Menorca, entre 125 y 250 m de profundidad. 15


2

2.5

3

3.5

4

4.5

kg/km

2

BALAR 2001-06

Rodofíceas blandas

8000

40 4000

2000

39.5

1000

500

100

39

0

2

2.5

3

3.5

4

4.5

kg/km

2

BALAR 2001-06

Rodolitos (Corallinacea)

1500

40 1250

1000

39.5

750

250

39

Corallinaceas

COB

500

0

2

2.5

3

3.5

4

4.5

kg/km

2

BALAR 2001-06

L. rodriguezii

100

40 80

60

39.5

40

20

Laminaria rodriguezii

COB

10

39

0

2

2.5

3

3.5

4

4.5

kg/km

2

BALAR 2001-06

L. phalangium

250

40 200

150

39.5

100

50

39

25

0

Mapas de distribución de la biomasa (kg/km2) de las especies macro-epibentónicas más abundantes en los fondos de Mallorca y Menorca, resultantes a partir de datos de las campañas BALAR durante los años 2001-2006 (IEO). Fuente: modificado a partir de Ordines y Massutí (2009). 16


Tanto el maërl como los fondos de crinoideos son hábitats frágiles ante el impacto de la pesca y, junto con las praderas de fanerógamas marinas (Duarte et al., 2000) y el coralígeno (Ballesteros, 2006), de amplia distribución en las Islas Baleares, son considerados ecosistemas sensibles (Ardizzone, 2006). Además, la importancia de estos hábitats y la necesidad de su protección sí que han sido reconocidas en la legislación ambiental tanto a nivel internacional como nacional y regional (ver apartado 1.2 Marco Legal). En ellos se desarrollan diversas actividades pesqueras, tanto recreativas como comerciales: (i) pesca de recreo desde costa y embarcación (Morales-Nin et al., 2005), pesca submarina (Coll et al., 2004) y pesca con redes de enmalle (Mas et al., 2004) en fondos de Posidonia oceanica; (ii) pesca con trasmallo y palangre en fondos de coralígeno (Iglesias et al., 1994; Quetglas et al., 2004) y (iii) pesca de arrastre en fondos de algas rojas y equinodermos (Massutí y Reñones, 2005). La metodología aplicada hasta ahora en las campañas realizadas por el IEO se ha basado en la recolección de muestras con la red de arrastre experimental GOC-73, muy eficiente para el muestreo de organismos demersales nadadores (Dremière et al., 1999; Fiorentini et al., 1999), pero escasamente adecuada para la recolección de especies poco nadadoras (e.g. peces planos) y para las de pequeño tamaño, que se desplazan muy poco o son sésiles (e.g. algas y muchos invertebrados). Ello limita la información obtenida de las comunidades bentónicas y, por tanto, su cartografiado y caracterización de la biodiversidad, así como la estimación de su producción y de los procesos de intercambio entre los dominios epi- y necto-bentónico. Una limitación especialmente crítica en las Islas Baleares, si se tiene en cuenta que sus hábitats protegidos por las nuevas normativas pesqueras contienen caladeros, tanto para la flota de arrastre de plataforma (Massutí y Reñones, 2005) como para la pesquería de langosta con trasmallo (Goñi y Latrouite, 2005). La declaración del canal de Menorca como AMP supone una regulación de los usos en estas áreas, que afectará tanto a la navegación marítima como a las actividades industriales y pesqueras. Para ello es preciso conocer sus valores medio-ambientales y los impactos de las actuales actividades humanas sobre este ecosistema. De hecho, desde 2007, el MMAMRM está llevando a cabo campañas a bordo del B/O Emma Bardan, englobadas en el proyecto ―Zonas Marinas de Protección Pesquera‖, que incluyen estudios geológicos y biológicos en el canal de Menorca. Su objetivo es realizar la prospección batimétrica del área, mediante ecosonda multi-haz de alta resolución, y el estudio de las comunidades bentónicas, mediante draga de roca y red de arrastre GOC. Para complementar estos estudios, la Conselleria d’Agricultura i Pesca del Govern Balear propuso al IEO la formalización de un convenio específico de colaboración para realizar el ―Estudio integral del ecosistema demersal del canal de Menorca y su explotación pesquera‖. Este estudio brindará apoyo a la implementación de la legislación de protección de estas áreas, con el propósito general de fomentar un cambio efectivo hacia un uso más sostenible de los ecosistemas costeros y marinos. Los resultados de esta campaña permitirán, además, valorar futuras colaboraciones del equipo científico del IEO con la fundación MarViva, a fin de continuar el estudio de las comunidades bentónicas de las Islas Baleares. 1.2. Marco legal En el canal de Menorca encontramos una amplia distribución de fondos circalitorales de elevado valor ecológico, como aquellos donde se dan formaciones de maërl que, aunque no están incluidos como hábitat prioritario en la Directiva Hábitats (Directiva 92/43/CEE), sí que presenta entre sus organismos estructuradores (e.g. Lithothamnion corallioides y Phymatolithon calcareum) especies incluidas en el Anexo V, cuya explotación debe ser objeto de gestión. Además, también encontramos en esta área asociaciones de detrítico costero con Laminaria rodriguezii y biocenosis de coralígeno, que están incluidos entre los hábitats marinos de interés para la conservación (Convenio de Barcelona). Estos convenios y directivas europeos han sido traspuestos a la legislación a nivel nacional y regional, por lo 17


que la importancia de estos hábitats y la necesidad de su protección han sido reconocidas por las recientes normativas de conservación y de gestión de pesquerías. A continuación se describe el marco legal a través del cual se ha propuesto el canal de Menorca en la lista de lugares susceptibles de ser clasificados como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) en aplicación de la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitats) y de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Dicha área se ha seleccionado para el proyecto europeo LIFE+ Nature & Biodiversity 2007, denominado INDEMARES: Inventario y designación de la Red Natura 2000 en áreas marina del Estado Español. Esta selección surge a propuesta del Ministerio de Medio Ambiente (2004) (www.consejo-estado.es) y de un proyecto de creación de una Red Representativa de Áreas Marinas Protegidas en España que WWF/Adena realizó en el año 2005, con el asesoramiento de una amplia representación de científicos de diversas instituciones españolas (www.wwf.es). La Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (DOCE nº L206, de 22 de julio de 1992) se traspuso al ordenamiento del Estado Español por el Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre (BOE nº 310, de 28 de diciembre de 1995), modificado en el Real Decreto 1421/2006, de 1 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres. En estas normas jurídicas se encomienda a las comunidades autónomas a fijar las medidas de conservación necesarias para evitar el deterioro de los hábitats naturales y de las especies en las áreas declaradas como zonas especiales de conservación. Con dicha finalidad, establece que cualquier plan o proyecto que pueda afectar de forma apreciable a las zonas citadas se someterá a una adecuada evaluación de sus repercusiones, que se realizará de acuerdo con las normas estatales de carácter básico y las disposiciones adicionales de protección dictadas por las comunidades autónomas que sean de aplicación. La Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, por acuerdo del Consejo de Gobierno inicia la elaboración de un listado de LICs i ZEPAS en el ámbito de las Islas Baleares y en cumplimiento de la directiva Hábitats (Acord del Consell de Govern de 23 d’abril de 2004, d’inici de l’elaboració d’una disposició de caràcter general ampliant el llistat de LICS i ZEPAS a l’àmbit de les Illes Balears, en el compliment de les directives comunitàries 79/409/CE i 92/43/CEE; BOIB nº 65, de 8 de maig de 2004). Esta lista es ampliada en 2006 (Decret 29/2006, de 24 de març de 2006) y 2008 (Acord del Consell de Govern de 30 de maig de 2008). Existe una Red Natura 2000 para las Islas Baleares (Xarxa Natura 2000 de les Illes Balears), que es la contribución regional a los objetivos europeos de conservación de hábitats naturales, la flora y fauna silvestres y, en concreto, las aves silvestres. El Convenio de Barcelona (Decisión 1999/800/CE) hace referencia a la conclusión del Protocolo sobre las Zonas Especialmente Protegidas y la Diversidad Biológica en el Mediterráneo, así como a la aceptación de los correspondientes anexos. Estos protocolos surgen a partir de los acuerdos sobre conservación propuestos en el marco del Plan de Acción para el Mediterráneo, a partir del cual se elaboró una lista de bicenosis marinas del Mediterráneo (Hyères, Francia 18-20 de noviembre de 1998), que sirvió de base para la definición de los hábitats de interés para la selección de sitios a ser incluidos en los inventarios nacionales de áreas naturales de interés para conservación (ZEPIM) (RACSPA, 1999). La Ley 42/2007, de 13 de diciembre,de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (BOE: 14/12/2007) sustituye a la antigua Ley 4/89, de Conservación de los Espacios Naturales y la Flora y Fauna Silvestres. Propuesta por el Ministerio de Medio Ambiente, ha incorporado las dos directivas europeas fundamentales para la conservación de la naturaleza, las denominadas de Aves y de Hábitats, que 18


hasta ahora no estaban bien asumidas, especialmente las zonas protegidas como Red Natura 2000. Además insta a la realización de un Catálogo Nacional de Hábitats en Peligro, Especies de Protección Especial y un mayor conocimiento de éstos, así como el desarrollo de un Plan Estratégico Estatal de la Biodiversidad, siguiendo las pautas del Convenio de Biodiversidad de Río y de la legislación europea. El Reglamento (CE) nº1967/2006 del Consejo de 21 de diciembre de 2006, relativo a las medidas de gestión para la explotación sostenible de los recursos pesqueros en el Mar Mediterráneo (por el que se modifica el Reglamento (CEE) nº 2847/93 y se deroga el Reglamento (CE) nº 1626/94), surge a partir de diferente legislación pesquera y de conservación, así como de dictámenes científicos. Este reglamento establece las normas, entre otros aspectos, sobre protección de especies y hábitats de interés de la Directiva Hábitats, y además tiene en cuenta los principales elementos del Plan de acción comunitario para la conservación y la explotación sostenible de los recursos pesqueros en el Mar Mediterráneo en el marco de la política pesquera común. Prohíbe la pesca sobre praderas de Posidonia oceanica u otras fanerógamas marinas, sobre fondos de coralígeno y mantos de rodolitos, a los que considera hábitats protegidos, así como la captura de las especies marinas del anexo IV de la Directiva Hábitats. Esta prohibición se aplicará a todos los parajes de Natura 2000, todas las zonas especiales protegidas y todas las zonas especiales protegidas de importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) que se hayan designado para la conservación de dichos hábitats en virtud de la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitat) o de la Decisión 1999/800/CE (Convenio de Barcelona). También insta a los estados miembros a obtener la información científica necesaria para identificar y describir estos fondos, al establecimiento de zonas protegidas de pesca e informar sobre las medidas de gestión. Recientemente, la Orden APA/254/2008, de 31 de enero, por la que se establece un plan integral de gestión para la conservación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo español, prohibe la pesca con redes de arrastre, dragas y redes de cerco en fondos de fanerógamas, coralígenos y de maërl. 1.3. Justificación y objetivos La correcta aplicación de la normativa actual sobre la protección de hábitats y de especies de flora y fauna requerirá cartografiar las biocenosis bentónicas de la plataforma, su biodiversidad y tipos de fondo, así como conocer la distribución geográfica del esfuerzo pesquero a que está sometida y su rendimiento. Sólo así se podrán plantear alternativas viables para la protección de estos hábitats, que maximicen los beneficios de la conservación de fondos de alto valor ecológico, esenciales para el desarrollo de especies de interés comercial, y minimicen las pérdidas socio-económicas para la actividad pesquera. Por todo lo anteriormente expuesto, se planteó la campaña CANAL0209, en el marco del proyecto ―Estudio integral del ecosistema demersal y bentónico del canal de Menorca y su explotación pesquera‖, con los principales objetivos: Realizar el cartografiado geológico-geofísico, de alta resolución, de estos hábitats de interés. Realizar la bionomía bentónica de los fondos de plataforma en la zona de estudio. Realizar su inventario faunístico, lo más detallado posible, y determinar la biodiversidad bentónica y demersal. Identificar y localizar sus principales hábitats de interés. Caracterizar sus condiciones hidrodinámicas. Evaluar el impacto de la pesca sobre sus ecosistemas a partir de la estimación de la actividad pesquera que se realiza en el área.

19



P. S谩nchez-Jerez

2. Informaci贸n general



2. Información general 2.1. Localización

Fuente: Acosta (2005)

El área de estudio fue el canal de Menorca, entre los 50 y 100 m de profundidad. Dicha área tiene una extensión de 1274 Km2 y representa alrededor del 18.7 % de la plataforma de Mallorca y Menorca (Acosta et al., 2002). La amplitud mínima del canal de Menorca es de 23 millas, que es la distancia que separa la Punta de Capdepera (Mallorca) del Cap d’Artrutx (Menorca).

2.2. Estatus legal y administración El canal de Menorca se localiza prácticamente en su totalidad dentro de la delimitación de aguas exteriores y únicamente las bahías de Pollença y Alcudia (Mallorca), y la zona costera de Menorca (sector de Ciutadella, Cap d’Artruch y Sur de Menorca), pertenecen a aguas interiores, siendo administrada por gobierno estatal y autonómico, respectivamente. A principios de 2006, la Comisión Europea prohibió la pesca de arrastre sobre hábitats de interés comunitario como el coralígeno y el mäerl. Actualmente existe una parte del canal vetado a esta práctica, la zona por la que discurren los cables eléctricos y de telefonía que alimentan a Menorca desde Mallorca. En Febrero de 2007, la Comunidad Autónoma de Islas Baleares creó la Reserva Marina del Norte del Levante y en abril del mismo año, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación creó la Reserva Marina de Cala Rajada, ampliándose la protección pesquera de esta zona bajo la figura de Reserva Marina de Llevant en 11500 ha, con una reserva integral de unas 4500 ha.

R. M. de Fornells Ciutadella

Cabo de Artruch

Bahía de Pollença

Bahía de Alcudia

R. M. de Llevant

23


El área del canal de Menorca ha sido incluida en la lista de lugares susceptibles de ser clasificados como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), en aplicación de la Directiva 92/43/CEE, relativa a la Conservación de los Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres, y en aplicación del artículo 21 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (BOE.: 14/12/2007) (ver apartado 1.2. Marco legal). 2.3. Información preliminar Existe información previa, de diversa índole (pesca, hábitats, datos hidrográficos, etc.), del área de estudio, generada a partir de diferentes campañas realizadas por el Instituto Español de Oceanografía (MEDITS, BALAR, MIGJORN y TUNIBAL) durante los años 2001-2008 (ver mapa siguiente). Las campañas MEDITS, BALAR y MIGJORN están dirigidas a conocer la comunidad demersal (especies que viven ligadas al bentos pero realizan desplazamientos importantes), y en ellas se emplea el arte de arrastre experimental denominado GOC. Las campañas TUNIBAL, dirigidas al estudio de las larvas de atún rojo, han proporcionado datos oceanográficos que ayudarán en la caracterización de la columna de agua y las corrientes en esta zona. Esta información complementará la obtenida en la campaña CANAL0209, y servirá de base para la caracterización del ecosistema bentónico del canal de Menorca y el cartografiado de sus hábitats.

Localización de las estaciones de muestreo de las campañas BALAR, MIGJORN y MEDITS (20012008) realizadas con el arte de arrastre GOC y de las estaciones de muestreo de la columna de agua mediante CTD de las campañas TUNIBAL.

24


Estas campañas desarrolladas por el IEO en las Islas Baleares han proporcionado información de la riqueza, abundancia y biomasa de los recursos demersales de interés comercial, como peces y cefalópodos, así como de invertebrados (mayoritariamente equinodermos, ascidias y esponjas) y algas. Se han generado interesantes trabajos sobre las comunidades vinculadas al estrato bento-pelágico y su relación con el hábitat, que servirán para complementar la información sobre la biodiversidad y recursos naturales y explotables del canal de Menorca.

Información preliminar sobre los fondos de maërl de las Baleares (Fuente: IEO). Índice medio de biomasa (Kg/Km2) y composición taxonómica de organismos macroepibentónicos y demersales, capturados en pescas experimentales de arrastre sobre fondos de maërl. C: especies comerciales; NC: especies no comerciales; PP: peces pelágicos; CEF: moluscos cefalópodos; TEL: peces teleósteos; CON: peces condrictios; DEC: crustáceos decápodos; ALG: algas; EQU: equinodermos; ASC: ascidias; ESP: esponjas; OTR: otros grupos (cnidarios, poliquetos y moluscos bivalvos y gasterópodos). Resultados del análisis multi-variante que muestra la relación entre los recursos demersales (individuos/Km2) (Am: Alloteuthis media; Bo: Blennius ocellaris; Chl: Chelidonichthys lastoviza; Lv: Loligo vulgaris; Mb: Mullus barbatus; Ms: Mullus surmuletus; Ov: Octopus vulgaris; Pe: Pagellus erythrinus; Sc: Serranus cabrilla; Sca: Scyliorhinus canicula; Sn: Scorpaena notata; So: Sepia officinalis; Sp: Scorpaena porcus; Ss: Scorpaena scrofa; Td: Trachinus draco; Zf: Zeus faver) con comunidades macro- epibentónicas (SB1: algas rojas; SB2: maërl; SB3: arena y fango), a partir de pescas experimentales de arrastre (Fuente: IEO).

25


El IEO dispone también de series históricas de las capturas de especies comerciales e información sobre las áreas de pesca y el esfuerzo pesquero de los barcos operantes en la zona. Por una parte se dispone de datos de las áreas de actividad de los buques que operan en el área de estudio proporcionados por la Secretaría General del Mar (datos de ―cajas azules‖). Por otro lado, en el marco de diversos proyectos del IEO, existen antecedentes sobre las zonas de actividad de determinados buques pesqueros (arrastre y trasmallo), generados a partir de estudios concretos en determinadas áreas (e.g. Proyecto MIGJORN). Esta información servirá de base para caracterizar la distribución del esfuerzo pesquero, así como para definir las presiones e impactos producidos sobre las comunidades bentónicas y los hábitats en que se desarrollan. En el área operan entre 8 y 13 barcos de arrastre: cinco barcos de Santanyí, uno de Portocolom y dos de Cala Rajada son habituales en la zona; unas 5 embarcaciones de la flota de Ciutadella trabajan en esta área ocasionalmente. Además hay que tener en cuenta la flota de artes menores y la pesca recreativa, de la cual existe escasa información. Como información preliminar existe también un estudio de la Secretaria del Mar (campaña CALMEN07), consistente en una cartografía con técnicas de ecosonda multihaz, completada con la recolección de muestras biológicas (arrastre con GOC y dragas de roca) y de sedimento (dragas boxcorer). Los resultados biológicos de esta campaña están recogidos en el correspondiente informe (Junoy y Viéitez, 2008) y la cartografía en proceso de elaboración.

Localización de las estaciones de muestreo de las campañas CALMEN, realizadas por la Secretaria General del Mar empleando artes de arrastre (GOC), dragas de roca y dragas box-corer para sedimento.

26


COB

3. MetodologĂ­a



3. Metodología 3.1. Recursos: buque y personal participante en la campaña

COB

La campaña se realizó a bordo del B/O MarViva Med, propiedad de la fundación MarViva. Es un buque monocasco, de 43.5 m de eslora, 9.4 m de manga, 4.1 m de calado y 546 GT de desplazamiento, con capacidad para 12 científicos. El B/O dispone del equipamiento necesario para el desarrollo de campañas de investigación dirigidas al bentos, ya que presenta: pórtico de popa; maquinilla con cable de acero y capacidad para trabajar por el pórtico de popa para las maniobras con el patín epibentónico. También dispone de chigre hidrográfico con cable de acero y capacidad para trabajar para las maniobras con ROV, dragas y CTD; grúa hidráulica con brazo móvil y extensible para el manejo del patín en cubierta; laboratorio (seco y húmedo) para el procesado de las muestras y ecosonda.

Buque oceanográfico MarViva Med

29


En la campaña ha participado un equipo multidisciplinar compuesto por 16 científicos especialistas en diferentes campos de la geología, biología y ecología marina, pertenecientes al IEO, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Universitat de Girona, Universidad de Alcalá de Henares y las empresas TRAGSA, Tecmarin 1990 SL y Praesentis SL .

Tabla 1. Personal participante en la campaña CANAL0209 Nombre

Institución

Responsabilidad

1

Joan Moranta Mesquida

IEO Baleares

Operaciones

2

Montserrat Ramón Herrero

IEO Baleares

Operaciones

3

Carmen Barbera Cebrián

IEO Baleares

Operaciones

4

Francesc Ordinas Cerdà

IEO Baleares

Informatización datos CTD, draga, ROV

5

Gabriel Pomar Vert

IEO Baleares

Triado y muestreo CTD, draga, ROV

6

Beatriz Guijarro González

IEO Baleares

Triado y muestreo Identificación especies

7

Susana Ruiz Picó

IEO Baleares

Triado y muestreo Muestreo tallas

8

María Valls Mir

IEO Baleares

Recolección muestras Archivo fotográfico

9

Antonio Esteban Acón

IEO Murcia

Triado y muestreo Identificación especies

10

Francisco González Sánchez (Ingeniero)

Empresa TECMARIN

11

Natalia Martínez Carreño

Empresa TECMARIN

12

Sergi Joher Sais

Universitat de Girona

Cartografiado comunidades bentónicas (Sonar Barrido Lateral) Cartografiado comunidades bentónicas (Sonar Barrido Lateral) Triado y muestreo Identificación especies

13

Juan María Junoy Pintos

Universidad de Alcalá de Henares

Triado y muestreo Identificación especies

14

Nuria Ortega Villanueva

TRAGSA (Secretaria de Pesca Marítima)

Triado y muestreo Identificación especies

15

Silvia de Juan Mohan

Institut de Ciències del mar (CSIC)

Triado y muestreo Identificación especies

16

Sergi Quesada Ardanuy

Empresa PRAESENTIS

Operaciones ROV

30


3.2. Diseño de la campaña Se diseñó un muestreo sistemático, uno de los más adecuados para el cartografiado de comunidades. Para ello se dividió la plataforma de Mallorca y Menorca en cuadrículas, de 1×1 millas náuticas de superficie, dispuestas a lo largo de radiales, entre 50 y 100 m de profundidad (cuadrículas grises en el mapa). Para conseguir un muestreo intensivo, se cubrió uno de cada dos radiales mediante sonar de barrido lateral y en cada radial seleccionada, se realizaron muestreos de bentos cada dos cuadrículas (cuadrículas marcadas con punto negro en el mapa). Esta intensidad de muestreo espacial se completó con la obtención de información visual (ROV y cámara IPSE) en el resto de las cuadrículas.

Diseño sistemático de muestreo para cartografiado bentónico. Campaña CANAL0209 3.3. Cronograma de actividades La campaña tuvo una duración de 22 días (desde 28/02/09 al 18/03/09), de los cuales 15 fueron días efectivos de muestreo, 2 días de embarque y desembarque y 1 día de descanso. En el mapa y tabla siguientes se resumen los muestreos realizados por día y por área geográfica. Hay que mencionar que el día 07/03/09 hubo un fuerte temporal de vientos de Tramontana, que obligó a interrumpir los trabajos de muestreo debido a la imposibilidad de maniobrar. El día 12/03/09 se realizaron muestreos en el sur de Menorca, fuera del área objetivo pero al resguardo de otro temporal.

31


Fecha 27-02-09 28-02-09 01-03-09 02-03-09 03-03-09 04-03-09 05-03-09 06-03-09 07-03-09 08-03-09 09-03-09 10-03-09 11-03-09 12-03-09 13-03-09 14-03-09 15-03-09 16-03-09 17-03-09 18-03-09 15-17/07/09

Actividad Embarque personal y equipamiento Pruebas y salida hacia el Canal de Menorca Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos NO muestreos Muestreos Descanso. Salida por la tarde. Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Muestreos Desembarco personal y equipamiento Muestreos complementarios TOTAL MUESTREOS

PATIN

3 4 5 5 5 4

NĂşmero y tipo de muestreo ROV IPSE CTD 1 2 1 3 2

7

DRAGA

7 9 6 5 4

1 4 4 2 4 1

4 4 2 4 2

15

3

5

2 2

1

4 5 4 6 6 3 2 4

26

55

4 5 4 5 5 3 3 5

4 5 1 3 3 1 1 3

11 7 4 10 4 8 6 6

67

30

20 122

2

32


Durante los días 15-17/07/09 se realizaron observaciones visuales con cámara IPSE desde una embarcación neumática, con el objetivo de cubrir áreas que no pudieron explorarse durante la campaña de febrero. 3.4. Sonar de barrido lateral La cartografía de las comunidades bentónicas y la morfología del fondo se realizó con la ayuda de la información obtenida mediante la utilización de un sonar de barrido lateral (Modelo: Klein System 3000), que se llevó a cabo por geólogos de la empresa Tecmarin 1990 S.L.. Se realizó en horario nocturno, una vez terminadas las maniobras con el patín epi-bentónico. El área cubierta se estima en 1 hectárea por hora (influyen factores como oleaje, profundidad, velocidad del barco, maniobras, etc.). Se seleccionaron áreas determinadas a muestrear cada día, procesándose la información in situ, y obteniéndose como resultado sonografías georreferenciadas que permitieron conocer la morfología y batimetría del fondo, así como interpretar sus características (tipo fondo, presencia algas, etc.). Estas sonografías sirvieron tanto para seleccionar las estaciones donde se realizarán los muestreos con patín epibentónico y dragas el día siguiente, como de base para la cartografía bentónica. El Sonar de Barrido Lateral (SBL) es un sistema que proporciona una cobertura contínua a ambos lados de la trayectoria del barco, obteniendo información detallada de la superficie del fondo marino mediante la emisión de sonidos. La sonografía obtenida se utiliza para describir dicha superficie en función de su morfología, pudiéndose determinar direcciones y alturas. Consiste en un emisor-receptor que emite pulsos cortos en dirección perpendicular al sentido de avance y recibe los correspondientes ecos reflejados, que son transformados en pulsos eléctricos. El resultado es la obtención de un gráfico bidimensional de la morfología del fondo del mar. Los sistemas de sonar en realidad no miden profundidad o distancia, sino que representan el tiempo transcurrido desde que el pulso es emitido a través del transductor al objeto y retorna. La precisión del sonar depende de la posibilidad de medir este tiempo con exactitud (Abarzuza, 1991).

Fundamentos de operación del sonar de barrido lateral. .

33


COB

El sistema emisor-receptor se compone de un sensor hidrodinámico remolcado, un cable de arrastre y el sistema de registro analógico y/o digital de superficie (Ayala et al., 1985; Abarzuza, 1991). El sensor remolcado se denomina ―pez‖ (sonar de barrido lateral en sentido estricto) y contiene lateralmente dos transductores cerámicos, constituidos por un cristal piezoeléctrico, que emiten un haz lateral a una frecuencia de 100-500 KHz. Una de las causas principales de falta de linealidad en el escaneo está asociada a los movimientos del barco. Por ello los resultados dependerán de la capacidad de éste de mantener una navegación estable y del estado del mar (oleaje). Para corregir en lo posible estos efectos, el sistema tiene un diseño lineal que limita los movimientos al navegar y el remolque del mismo se configura con elementos para absorber tirones.

Sensor remolcado (―pez‖) del sonar de barrido lateral modelo Klein 3000 utilizado en la campaña Se ha utilizado un sistema Klein modelo 3000 de doble frecuencia simultánea, con sensores en el ―pez‖ y funcionamiento totalmente digital. Las frecuencias entran dentro de las consideradas estándar para este tipo de estudios (100 y 500 KHz), lo que permite tener información adicional de la cobertura sedimentaria más somera. Ambas frecuencias tienen una capacidad de visión diferente a la de una cámara o un buzo, pues los recubrimientos de material fangoso son transparentes para ellas, y conjuntamente aportan información que con un sistema de una sola frecuencia no se podría discriminar. En cuanto a resolución y cobertura, la mayor frecuencia puede permitir resoluciones mejores de 5 cm y coberturas de hasta 150 m por lado (300 m total). La baja frecuencia aporta menor resolución, pero permite alcances de hasta 450 m (900 m total). Por ello el sistema se puede utilizar con escalas de máxima cobertura para un cartografiado general y de máximo detalle para hacer estudios más locales. 34


TECMARIN S.L.

TECMARIN S.L.

Para disponer de una referencia de posición adecuada se ha utilizado un sistema GPS diferencial submétrico, basado en las correcciones enviadas por radiofaros. Ello aporta datos de posición absolutos con una precisión inferior a un metro, suficiente para los sistemas empleados.

Equipos de GPSD utilizados: Antena y receptor Trimble.

TECMARIN S.L.

Al mismo tiempo se realiza un seguimiento de la navegación con el sistema Hypack Max (un programa que funciona en un ordenador específico), que permite planificar el trabajo previamente y definir las líneas sobre las que se debe operar con el sonar. Ello permite disponer en pantalla tanto de imágenes como de planos de referencia para la navegación, que también pueden ser visualizados por el patrón de la embarcación. Además, este programa de navegación permite transformar en tiempo real las coordenadas geográficas entregadas por el GPSD a cualquier otro tipo de coordenadas y registrar los datos batimétricos proporcionados por la ecosonda ES60 instalada en el puente, determinando las variaciones de profundidad a lo largo de las líneas recorridas y facilitando un mejor ajuste de las maniobras del sonar.

Pantallas del sistema de navegación Hypack Max, en las que se puede observar el proyecto de líneas de navegación.

35


COB

La adquisición de datos se hace simultáneamente al muestreo con el sonar, y a medida que se van obteniendo ficheros, se hacen regularmente volcados de datos del ordenador de adquisición a un disco duro externo para procesarlos en otro ordenador (programa TEI Suite). Con este sistema se realiza un procesado rápido, con una resolución de 25 cm, para tener imágenes georreferenciadas del fondo marino que permiten planificar los trabajos a realizar el día siguiente (toma de muestras, arrastre del patín, ROV y cámara submarina). Los productos obtenidos son, por un lado, imágenes GeoTiff de cada uno de los transectos, o de tramos de ellos. Con esas imágenes se genera un fichero DXF que incluye los puntos de interés observados y los tramos libres de obstáculos en los que realizar los arrastres. Se optó por estos formatos para que fuesen compatibles con otros sistemas empleados en la campaña y para su integración en SIG. También se generaban ficheros PDF para facilitar la impresión de las imágenes con las zonas de interés.

Puesto de control del operador con el sistema de adquisición del SBL, programa de navegación y control del winche durante la campaña CANAL0209. La longitud de las líneas a cubrir mediante sonar de barrido lateral se programaba diariamente en función de las radiales de cuadrículas que se iban a muestrear al día siguiente, tratando que el final de la exploración sonográfica coincidiera con el primer punto de la radial a estudiar ese día mediante muestreos biológicos.

36


En resumen, se trabajó con el Sonar de Barrido Lateral un total de 15 días efectivos, con un recorrido total de más de 900 km tomando imágenes de SBL, lo que supone más de 18.000 hectáreas cubiertas (180 km2) y un rendimiento medio diario de 9.28 horas.

Área muestreada mediante el Sonar de Barrido Lateral. Campaña CANAL0209

3.5. Caracterización de la columna de agua La caracterización hidrográfica se llevó a cabo en una red de 26 estaciones distribuidas de forma equidistantes aproximadamente 5 millas. Cuando fue posible, se hizo coincidir estas con las cuadrículas de muestreo de organismos epi-bentónicos. Las estaciones se realizaron una vez terminada la maniobra con el patín y, en cada una de ellas, se tomaron registros del perfil vertical de presión, temperatura, salinidad, fluorescencia, oxígeno disuelto y turbidez con un CTD (Conductivity Temperature Depth), modelo SBE 19plus. En el Anexo I se puede consultar el protocolo de muestreo (pág. 175). En la tabla 1 del Anexo II se puede consultar los datos relacionados con las estaciones de muestreo mediante CTD (coordenadas geográficas y profundidad) (pág. 181).

37


COB COB

Maniobras con el CTD

Localizaci贸n de las estaciones de CTD. Campa帽a CANAL0209 38


3.6. Caracterización del sedimento El muestreo del sedimento se realizó mediante una draga tipo Van Veen, Shepeck o BoxCorer. El criterio para utilizar un tipo de draga u otro fue el oleaje y el tipo de sedimento, ya que su efectividad varía dependiendo de estos factores. Las muestras se conservaron congeladas en bolsas de plástico etiquetadas, hasta su posterior análisis en laboratorio. La cantidad de sedimento conservado de cada muestra fue aproximadamente 200 g (Protocolo de muestreo en Anexo I, pág. 175). Se analizó la composición granulométrica y el contenido en materia orgánica siguiendo metodología de Buchanan (1984) y Luczak et al. (1997) y realizándose por personal del Dpto. de Geología de la Universitat de les Illes Balears.

COB COB

COB

Recolección de muestra de sedimento de la draga Box-Corer

Operaciones para la obtención de muestra del sedimento mediante una draga Box-Corer

39


Aunque el planteamiento era recolectar una draga de sedimento en cada estación donde se realizaba el patín epibentónico (67 muestras), finalmente se obtuvieron 55 muestras de sedimento (Tabla 2, Anexo II, pág. 182), fundamentalmente porque las condiciones de fuerte oleaje impidieron emplear la draga en todas las estaciones planteadas.

Localización de las estaciones en las que se tomaron muestras de sedimento. Campaña CANAL0209 3.7. Muestreo patín epibentónico Para la caracterización de las comunidades del bentos y el inventariado de la biodiversidad se realizaron muestreos mediante un patín epibentónico (Protocolo de muestreo en Anexo I, pág. 171). Este muestreador se ha mostrado muy eficaz para la captura de organismos que viven sobre el substrato (epi-bentónicos), de poca o nula capacidad natatoria (Serrano et al., 2005, 2006). Está formado por una estructura de acero que se desplaza sobre el fondo (―patín‖), donde va montada la red, que acaba en un copo recolector de 10 mm de luz de malla. Sus dimensiones aproximadas son 1.0 m de abertura horizontal y 0.6 m de abertura vertical. Las operaciones de muestreo consistieron en transectos de 5 minutos de duración efectiva, a una velocidad de arrastre de 2.5- 3 nudos. Las superficies muestreadas oscilaron entre 200 y 1116 m2, un valor medio de 500 m2, que es la unidad de área a la que se han referido todos los datos de abundancia y biomasa de fauna y flora obtenidos a partir de este muestreo.

40


COB

Patín epibentónico para obtención de muestras de algas y macrofauna del bentos Para controlar el descenso del patín a lo largo de la columna de agua se utilizaron sensores SCANMAR de visera (controla tensión del cable), acoplados al patín y en banda exterior de la proa del barco.

COB

Sensores ―SCANMAR‖ para control del descenso del patín 41


Este muestreo se realizó en horario diurno, entre la salida y la puesta de sol. Durante la noche se prospectaron con eco-sonda las cuadrículas a muestrear al día siguiente. El número de transectos diarios dependió de diversos factores (estado del mar, distancia de navegación, tiempo de procesado de las muestras, etc.), pero se realizaron aproximadamente 5-6 estaciones al día, lo que permitió realizar un total de 67 muestreos durante los 15 días efectivos de trabajo de la campaña (Tabla 3, Anexo II, pág. 184).

COB

COB

Localización de los muestreos realizados con patín epibentónico. Campaña CANAL0209

Las muestras de fauna y flora recolectadas fueron procesadas a bordo. 42


COB

COB

El material biológico obtenido se clasificó in situ hasta el nivel taxonómico más bajo posible. Se contaron y pesaron, obteniéndose datos de abundancia y biomasa por especie, género o familia.

Las muestras de esponjas, briozoos, ascidias, crustáceos, moluscos y algas fueron conservadas para su posterior identificación en el laboratorio por parte de los especialistas de cada grupo taxonómico. 43


COB COB

El ROV utilizado es el modelo Bleeper EVO. Es un vehículo de observación submarina provisto de motores que le permiten maniobrar (subir-bajar y adelante-atrás) y control remoto. La capacidad de recorrer distancias está limitada por la extensión del umbilical (de 330 m en este caso), la corriente y la deriva del barco. Se realizaron un total de 29 vídeos en fondos de diversa naturaleza (Tabla 4, Anexo II, pág. 187), que permitieron la obtención de imágenes de las comunidades de maërl, gorgonias y praderas de rodofíceas blandas.

COB

Se realizaron muestreos de prospección del tipo de fondo mediante la observación visual directa con un vehículo de operación remota (ROV) y una pequeña cámara submarina llamada IPSE. Este equipamiento pertenece a la Xarxa d’Estacions d’Investigació de les Illes Balears- Direcció General de Recerca de I+D+I y fue suministrado por la empresa PRAESENTIS Underwater explorers. Durante los primeros días de muestreo asistió un técnico de la empresa para adecuar el sistema a la metodología necesaria. Se realizaron varios muestreos diarios, cuando el buque estaba parado y estático, consistentes en observaciones puntuales del tipo de fondo. Los criterios para seleccionar las estaciones a prospectar fueron: cubrir aquellas zonas donde no se obtenía información mediante otro sistema de muestreo; estimar visualmente el tipo de fondo y la cobertura algal de las áreas muestreadas con el patín epibentónico y realizar una observación directa de puntos donde el sonar había indicado un registro de difícil interpretación.

COB

3.8. Observaciones directas del bentos: ROV y cámara de exploración submarina IPSE

Maniobras con el ROV 44


COB

Las observaciones directas con ROV se complementaron con la utilización de la cámara de exploración submarina (IPSE), que permite una visualización rápida y puntual del fondo (hasta 80 m) y, opcionalmente, la grabación de imágenes. Se realizaron un total de 120 observaciones puntuales mediante esta cámara (Tabla 5, Anexo II, pág. 188) y 83 grabaciones en los puntos de mayor interés de entre los prospectados. Cuando se observaba un fondo de interés, si el estado del mar permitía la maniobra, se operaba con el ROV, ya que las imágenes son de mayor calidad y permite realizar recorridos y visualización de una mayor superficie del fondo.

COB

Cámara IPSE

Maniobras para la utilización de la cámara IPSE

45


Localizaci贸n de los puntos donde se obtuvieron im谩genes mediante ROV

Localizaci贸n de los puntos donde se obtuvieron im谩genes mediante IPSE 46


3.9. Análisis de la morfología de rodolitos La morfología de los rodolitos puede ser un buen indicador del estado de conservación de la comunidad, de tal forma que rodolitos más pequeños, con abundantes ramas finas suelen indicar que el crecimiento está limitado por algún factor ambiental y/o antrópico (Marrack, 1999; Foster, 2001), siendo los factores más importantes en la perturbación del crecimiento de los rodolitos el movimiento por el agua y el aumento de la turbidez y la sedimentación (Steller y Foster, 1995; Foster et al., 1997). La complejidad estructural individual de los rodolitos influencia la abundancia y diversidad de fauna asociada debido al aumento de microhábitats (De Grave, 1999; Bosence, 1976; Steller y Foster, 1995). Principalmente influye en un aumento de la criptofauna (Steller et al., 2003), que a se asocia a los intersticios y a la disponibilidad de espacio entre las ramas de los talos algales, con lo que aumenta cuando los rodolitos son grandes y con un elevada densidad de ramas. Por ello se planteó el estudio de diferentes parámetros morfométricos (número de ramas, esfericidad, diámetro máximo, etc.). Se realizaron fotografías de 50 rodolitos por cada muestra de patín epibentónico. Las medidas morfométricas se analizarán mediante técnicas de tratamiento de imágenes (estudio en proceso de elaboración). En este informe se presentan resultados preliminares con las medidas de la longitud del eje mayor del rodolito (diámetro máximo), medidas manualmente durante la campaña.

C. Barberá

Diámetro (eje máximo)

3.10. Registro, almacenamiento y tratamiento de los datos El programa de navegación OxiExplorer se utilizó para planificar los puntos de muestreo, visualizar la posición de las estaciones respecto a la situación del barco y preparar las maniobras con antelación. Además, este programa permite obtener a tiempo real las coordenadas geográficas de los puntos de interés (waypoints) y tener un registro de datos simultáneo al muestreo. Cada estación llevaba un 47


registro de coordenadas geográficas y profundidad que, junto a los datos biológicos, son registrados en la base de datos Ocean. Finalmente todos los datos geográficos, pesqueros, biológicos y ambientales son incorporados a un Sistema de Información Geográfica (SIG) (ArcGis 9.2), que permite tanto el almacenado, la visualización como el análisis espacial de los datos. Se elaboró una matriz de densidad de especies por estación con los datos biológicos proporcionados por el patín epibentónico y una matriz ambiental con la información hidrográfica y sedimentaria. Ambas se utilizaron para analizar las comunidades y sus relaciones con los factores ambientales aplicando análisis multivariantes mediante los paquetes informáticos de estadística PRIMER (Clarke y Warwick, 1994) y CANOCO (ter Braak y Smilauer, 2002). También se realizaron análisis univariantes como el test t-Student y ANOVA, mediantes los que se comparan las medias de parámetros biológicos. El softward utilizado para estos análisis fue SPSS 11.5.

48


C. Barber谩

4. Interpretaci贸n conjunta del sonar de barrido lateral y muestreos biol贸gicos



4. Interpretación conjunta del sonar de barrido lateral y muestreos biológicos Para el cartografiado de las comunidades bentónicas en los fondos circalitorales blandos de la plataforma continental de las Islas Baleares, se realizó paralelamente prospección mediante técnicas acústicas (Sonar de Barrido Lateral), muestreos biológicos (patín epibentónico) y observaciones directas con ROV y cámara submarina. Posteriormente se realizó una interpretación de las sonografías del fondo basándose en los tipos de respuestas acústicas y contrastándolo con la información de los muestreos biológicos, dando lugar a un plano de facies acústicas basado en una clasificación y distribución espacial de los diferentes ecos sonográficos. Este plano refleja los recorridos del sonar de barrido lateral, realizados en franjas o líneas de 200 m de amplitud, equidistantes aproximadamente 2-3 millas. Este plano de facies acústicas consiste en bandas de diferentes tipos y morfologías del fondo. Esta interpretación en líneas se interpola espacialmente a las áreas no prospectadas (Boyd et al. 2006), basándose en toda la información disponible (muestreos biológicos, datos de otras campañas, información preliminar, etc.) y da lugar al cartografiado de las comunidades bentónicas o bionomía bentónica (ver esquema siguiente), cuyos resultados se exponen en los siguientes apartados.

Secuencia en el proceso de cartografiado del fondo, consistente en la interpolación de las líneas de interpretación del sonar que dan lugar a tipos de fondo en toda la superficie prospectada. Fuente: Boyd et al. (2006). Una de las principales ventajas del cartografiado mediante sistemas acústicos es la no intrusión en el medio, obteniendo información gráfica del tipo de fondo de grandes extensiones en plazos de tiempo relativamente breves. Esto es más importante si las zonas son de especial protección. Además la información recogida refleja exactamente, dentro de las limitaciones del sistema, lo que existe en los 51


primeros centímetros del substrato. Así, por ejemplo, en fondos donde visualmente se apreció fondos de arena, con el sonar de barrido lateral se obtuvieron datos de la existencia de roca bajo una acumulación de sedimentos. La información acústica es contínua y de alta resolución, y ofrece unas características complementarias al muestreo biológico e imágenes visuales. Por otro lado la información obtenida en los muestreos o en vídeo tiene un detalle mayor que permite valorar la biodiversidad ecológica, pero adolece de la continuidad de la imagen acústica, tanto más si consideramos que lo que se obtiene en una muestra de patín epibentónico en un arrastre de 500 m está mezclado. La observación puntual por muestreo, arrastre o vídeo, aunque presenta unas características de detalle muy importantes y la posibilidad de analizar en laboratorio, requiere de una extrapolación de los datos entre los puntos muestreados que puede obviar cambios intermedios entre ellos. Ambos métodos son, por lo tanto, dos visiones complementarias y necesarias para realizar un estudio completo. 4.1. Interpretación de las facies sonográfícas Las sonografías obtenidas con el sonar de barrido lateral fueron interpretadas en gabinete, realizándose un plano morfológico de detalle (ver mapas pág. 63-67) en el que se han descrito hasta 38 tipos de fondo (Tabla 2). El análisis sonográfico se ha centrado en caracterizar de forma genérica los principales tipos de fondo (facies sonográficas) que se identifican a nivel superficial enfocando la interpretación con especial interés en los tipos de fondo que pueden ser ocupados por comunidades biológicas marinas de tipo bentónico. Se han diferenciado entre fondos consolidados y no consolidados, diferentes formaciones estáticas y dinámicas, mayoritariamente naturales, pero también de origen antrópico. En esa interpretación se ha utilizado toda la información gráfica (vídeos) y la de los muestreos obtenidos. También se aporta información sobre cualquier tipo de característica relacionada con rasgos u objetos de origen antrópico identificados durante la interpretación (e.g. marcas de arrastres, objetos sin identificar, cables submarinos, etc.). Las características superficiales que se han utilizado para diferenciar cada uno de los tipos identificados han sido el grado de consolidación, reflectividad acústica superficial y disposición superficial de cada patrón acústico. Además, se han obtenido un determinado número de características para la interpretación a nivel biológico. Estos descriptores han sido la rugosidad del fondo, grado de consolidación, grado de movilidad del fondo, así como homogeneidad/heterogeneidad en los sub-tipos del fondo que lo forman, lo cual ha quedado reflejado en la tabla 2. Los patrones acústicos definidos y los principales rasgos geomorfológicos marinos observados con vídeo y muestreos han tenido una correlación y coherencia elevada, según se ha podido observar en análisis realizados conjuntamente. Esta correspondencia se manifiesta claramente cuando se analizan los puntos en que coinciden los datos acústicos con los muestreos, y pueden presentar diferencias en caso de que se extrapolen datos. A continuación se ofrece una breve descripción de las principales facies sonográficas identificadas y su posible correspondencia con tipos de fondo y comunidades biológicas. Parte de esta información se ha extraído del informe realizado por el equipo de geología de la empresa TECMARIN S. L. (Anexo V. Informe Sonar de Barrido Lateral del canal de Menorca).

52


A) FONDOS CONSOLIDADOS (mapa pág. 63) Fondos consolidados de superficie irregular (FC-1) Fondos consolidados planos (FC-2) Fondos consolidados planos con aristas (FC-2-a) Fondos consolidados planos de superficie irregular (FC-2-b) Estas facies representan un fondo genérico formado por un afloramiento rocoso con relieve positivo, con una superficie irregular, que puede presentar en algunos sectores la presencia de fracturas (posiblemente diaclasas). En los sectores situados a menor cota, es frecuente encontrar acumulaciones de sedimento en forma de parches que suelen presentar la superposición de ripples (fondo rizado). Se ha interpretado como un fondo rocoso, que en algunos sectores está cubierto con sedimentos gruesos o finos, por lo que el registro visual ha coincidido siempre con una observación de ripples de arena.

B) FONDOS CEMENTADOS (mapa pág. 63) Afloramientos lobulares (FCE-1) Afloramientos longitudinales (FCE-2) Apilamientos de concreciones biológicas (FCE-3) Fondos cementados planos (FCE-4) Corresponde a un fondo de tipo cementado con cierto grado de consolidación, que coexiste confondos blandos. Presenta un relieve positivo y unos contornos bien definidos, con unos veriles regulares y redondeados. En planta puede presentar una forma variable, aunque predominan las formas semicirculares simétricas o asimétricas. Ocupa un área puntual y reducida del fondo donde aparece, dándose de forma individual en la mayor parte de las áreas donde se han identificado, aunque existen sectores donde se ha observado su presencia masiva llegándose a unir entre sí. Espacialmente se ha apreciado que pueden presentar diferentes patrones de distribución (e.g. tipo masivo, equidistantes, alineados entre sí, de forma dispersas, etc.). Mayoritariamente presentan un grado de reflectividad con intensidades entre moderada a baja, aunque esta puede ser mayor en los casos en que estas formaciones tienen menos relieve. En estos casos se ha observado que pueden alcanzar un grado de reflectividad similar a otros patrones acústicos adyacentes.

53


Tabla 2. Facies sonográficas y tipos de morfologías del fondo identificadas Grado consolidación

Fondo móvil/fijo

Reflectividad

Homogéneo/ heterogéneo

Alto

Alto

Fijo

Muy alta a moderada

Heterogéneo

Alto/moderado

Alto

Fijo

Alta a moderada

Heterogéneo

Moderado

Alto

Fijo

Muy alta a moderada

Heterogéneo

FCE-1. Afloramientos lobulares

Alto

Alto/moderado

Fijo

Moderada-baja

Heterogéneo

FCE-2. Afloramientos longitudinales

Alto

Moderado

Fijo

Moderada-baja

Heterogéneo

FCE-3. Apilamientos de concreciones biológicas

Alto

Moderado

Posiblemente fijo

Moderada-baja

Heterogéneo

Moderado

Moderado

Fijo

Moderada-baja

Heterogéneo

Moderado/bajo

Bajo

Móvil/fijo

Muy alta a moderada

Homogéneo

Bajo

Bajo

Fijo

Moderado

Homogéneo

Bajo

Bajo

Fijo

Bajo

Homogéneo

Alto/moderado

Bajo

Posiblemente móvil

Muy alta a alta

Homogéneo

Alto/moderado

Bajo

Móvil

Muy alta a moderado

Heterogéneo

Alto

Moderado/bajo

Fijo/móvil

Moderada a baja

Heterogéneo

Bajo

Moderado/bajo

Fijo

Moderada/baja

Heterogéneo

FNH-3. Fondo parcheado

Bajo

Moderado/bajo

Fijo

Alta a moderada

Heterogéneo

FNH-4. Fondo moteado

Bajo

Bajo

Fijo

Alta a moderada

Heterogéneo

FNH-5. Fondo punteado disperso

Moderado/bajo

Bajo

Fijo

Moderada/baja

Heterogéneo

Tipo de fondo

Rugosidad

A) FONDOS CONSOLIDADOS FC-1. Fondo consolidado de superficie irregular FC-2-a. Fondo consolidado de superficie plana con aristas FC-2-b. Fondo consolidado de superficie plana irregular B) FONDOS CEMENTADOS

FCE-4. Fondos cementados planos

C) FONDOS SEDIMENTARIOS C-1) FONDOS HOMOGÉNEOS FH-1-a. Material sedimentario reflectivo FH-1-b. Material sedimentario de reflectividad moderada FH-1-c. Material sedimentario de reflectividad baja FH-2-a. Recubrimiento masivo de rodolitos FH-2-b. Recubrimiento de rodolitos sobre fondo rizado

C-2) FONDOS NO HOMOGÉNEOS FNH-1. Concreciones dispersas sobre el fondo. FNH-2. Comunidades dispersas de algas blandas.

54


Tabla 2. (continuación) Rugosidad

Grado consolidación

Fondo móvil/fijo

Reflectividad

Homogéneo/ heterogéneo

Bajo

Bajo

Fijo

Alta/moderada

Heterogéneo

Moderado

Moderado/bajo

Fijo

Alta/moderada

Heterogéneo

Moderado

Bajo

Fijo

Muy alta/alta

Homogéneo/ heterogéneo

Moderado

Bajo

Fijo

Alta a moderada

Heterogéneo

Moderado/bajo

Bajo

Fijo/móvil

Muy alta/alta

Heterogéneo

Moderado/bajo

Bajo

-

Moderada/baja

Heterogéneo

FNH-11. Fondo reticular disperso

Bajo

Bajo

Fijo

Alta/moderada

Heterogéneo

FNH-12. Fondo moteado regular

Moderado/bajo

Bajo

Fijo

Alta

Heterogéneo

Tipo de fondo FNH-6. Fondo difuminado masivo FNH-7. Fondo masivo de contornos irregulares FNH-8. Fondo de fanerógamas marinas masivas FNH-9a. Fondo parcheado masivo irregular FNH-9b. Fondo parcheado irregular sobre fondos cohesivos FNH-10. Fondo punteado masivo.

D) FORMAS DE FONDO DINÁMICAS D-1) FORMAS TRANSVERSALES Fondos rizados

Moderado/bajo

Bajo

Móvil

Alta/moderada

Heterogéneo

Fondos ondulados

Moderado/bajo

Bajo

Móvil

Moderada/baja

Homogéneo

Bajo

Bajo

Móvil

Alta/moderada

Homogéneo

Lineamientos erosivos

Moderado/bajo

Bajo

Móvil

Muy alta/baja

Heterogéneo

Sombras de sedimento

Bajo

Bajo

Fijo/móvil

Alta/moderada

Heterogéneo

Morfología de anillo

Alto/moderado

Fijo/móvil

-

Muy alta/baja

Heterogéneo

Calvas bentónicas

Bajo

-

-

-

-

Moderado/bajo

Fijo/móvil

Fijo/móvil

Muy alta/moderada

Heterogéneo

Moderado/bajo

Bajo/moderado

Fijo/móvil

Muy alta/baja

Homogéneo

-

-

-

-

-

D-2) FORMAS LONGITUDINALES Lineamientos sedimentarios

Hondonadas estabilizadas

E) OTROS RASGOS MORFOLÓGICOS Taludes sedimentarios Marcas de fondo

55


COB

Los afloramientos longitudinales (FCE-2) presentan una disposición longitudinal muy desarrollada, en forma de pared o un muro de baja altura. Visualmente, tiene una apariencia similar al patrón acústico anterior, es decir, acumulación masiva de bloques de fragmentos de roca o concreciones biológicas.

La interpretación biológica que se ha dado a estas facies sonográficas ha sido el de formaciones de coralígeno, existiendo evidencias visuales sobre este tipo de fondo. Se ha podido identificar que el fondo adyacente formado por un material sedimentario fino, que en su superficie muestra una densidad importante de señales de bioturbación. El fondo ocupado por este tipo de afloramiento parece estar formado por acumulaciones de bloques de material consolidado que alcanzan dimensiones importantes.

COB

El apilamientos de concreciones biológicas (FCE-3) se corresponde con una acumulación de tipo monticular de material de reflectividad moderada a baja, con formas variables, pero las más abundantes son las semicirculares, pudiendo alcanzar cierta envergadura. Si a esta última característica unimos el hecho de que este tipo de formación presenta relieve positivo, es de esperar que tenga cierto grado de consolidación. Los fondos cementados planos (FCE-4) corresponden a un fondo irregular generalmente plano, aunque puede tener relieve, y una reflectividad ligeramente superior o inferior al fondo, con cierto nivel de concreción o consolidación.

C) FONDOS SEDIMENTARIOS (mapas pág. 64 y 65) Fondos homogéneos (FH) Material sedimentario reflectivo (FH-1-a) Material sedimentario de reflectividades moderadas (FH-1-b) y bajas (FH-1-c) Recubrimientos masivos de rodolitos (FH-2-a) Recubrimiento de rodolitos asociado a fondo rizado (FH-2-b) Se consideraron como fondos sedimentarios homogéneos a todos los que muestran de forma genérica un grado de reflectividad relativamente constante, que dan lugar a un patrón acústico continuo a nivel superficial. En este caso la única característica superficial que se puede utilizar para clasificarlos es la reflectividad, que como se ha indicado anteriormente se han identificado intensidades muy altas, altas, moderadas y bajas. El mayor grado de reflectividad únicamente se ha identificado en algunos fondos no homogéneos que se describen en la sección siguiente. 56


El material sedimentario de reflectividad elevada (FH-1-a) se corresponde a la acumulación de material sedimentario con una reflectividad variable, pero generalmente superior al fondo adyacente, oscilando entre muy alta a moderada. Este tipo de fondo puede aparecer sobre fondos sedimentarios homogéneos, aunque mayoritariamente es más frecuente en fondos ondulados y rizados, e incluso formando parches de sedimento sobre fondos consolidados. Es de esperar que el material que forma estas acumulaciones corresponda a un sedimento de tamaño de grano elevado. De forma genérica encontramos en prácticamente todos los casos, la presencia moderada de rodolitos.

La facies correspondiente a recubrimiento masivo de rodolitos (FH-2-a) es un fondo con una respuesta acústica de tipo homogénea con una intensidad alta a muy alta. Los contornos que definen este tipo de patrón pueden estar bien o mal definidos, posiblemente relacionados en mayor medida a la concentración de este tipo de comunidades, más que al tipo de organismo que las forma. Acústicamente presenta una apariencia similar a los fondos ocupados por material de alta reflectividad (FH-2-a), aunque en este caso se han diferenciado por tener evidencia a partir de los muestreos o las visualizaciones directas de que se encuentran formado por una cubierta masiva de rodolitos. El recubrimiento de rodolitos asociado a fondo rizado (FH-2-b) es un tipo de patrón acústico formado por la presencia masiva de rodolitos sobre fondos asociado a formas transversales de pequeña escala (tipo ripples o pequeñas dunas), por lo que no es un fondo homogéneo en sentido estricto.

COB

El material sedimentario de reflectividades moderadas (FH1-b) y bajas (FH-1-c) corresponde a los fondos planos, blandos y genéricos donde no se han identificado ningún tipo de comunidad o patrón acústico no homogéneo sobre su superficie.

Existen evidencias visuales que nos confirman que los fondos de elevada reflectividad se encuentran asociados a la presencia de altas concentraciones de rodolitos, aunque pueden aparecer asociadas a otros componentes de un tamaño de grano elevado. El fondo de recubrimiento masivo de rodolitos (FH2a) se ha interpretado como fondos de maërl y el de recubrimiento de rodolitos sobre fondo rizado (FH2b) como detrítico costero con rodolitos.

57


Fondos no homogéneos (FNH) Concreciones dispersas sobre el fondo (FNH-1) Fondo ocupado por comunidades dispersas de algas blandas (FNH-2) Fondo parcheado (FNH-3) Fondo moteado (FNH-4) Fondo punteado disperso (FNH-5) Fondo difuminado masivo (FNH-6) Fondo masivo de contornos irregulares (FNH-7) Fondos asociados a fanerógamas marinas (FNH-8) Parcheados irregulares (FNH-9) Parcheado masivo irregular (FNH-9-a) Fondo parcheado irregular sobre un fondo consolidado (FNH-9-b) Fondo punteado masivo (FNH-10) Fondo reticular disperso (FNH-11) Patrón moteado regular (FNH-12)

COB

En este grupo se encuentran todos los patrones acústicos que presentan algún patrón de distribución no homogéneo. Generalmente se encuentra formado por la combinación de una o más características superficiales con un patrón espacial repetitivo sobre el fondo donde aparecen. El grado de reflectividad puede ser moderado a bajo, presentando acumulaciones de material con cierto grado de consolidación (concreciones dispersas sobre el fondo, fondo parcheado, fondo moteado, fondo punteado disperso).Este tipo de fondo es muy frecuente, y muchos de los patrones que se definen a continuación presentan una disposición de tipo parcheado. Se define de forma genérica un fondo parcheado como el formado por la combinación de un material con una reflectividad acústica diferente al fondo adyacente.

La información visual que se tiene de este tipo patrón acústico confirma que se puede interpretar como varios tipos de fondos blandos con un amplio rango de biocenosis que van desde las algas blandas, fondos blandos con acumulaciones de hojas de Posidonia, concreciones biológicas dispersas, además de gran cantidad de rodolitos fundamentalmente en fondos rizados. Los criterios definidos en este caso para diferenciar la posible presencia de comunidades biológicas superficiales han sido la diferenciación de dos o más grados de reflectividad superficial intercaladas entre sí, además de la presencia de manchas irregulares y límites heterogéneos.

58


D) FORMAS DE FONDO DINÁMICAS (mapa pág. 66) Morfologías transversales Fondos rizados Fondos ondulados Como formas transversales se conocen todos aquellos rasgos con una disposición generalmente transversal con respecto al flujo que las ha generado. Dentro de este grupo se pueden diferenciar megaripples y dunas. Desde el punto de vista morfodinámico, ambos tipos corresponden al mismo tipo de génesis, siendo la única diferencia su tamaño, considerando los datos de altura y longitud de onda (o espaciamiento). Los fondos rizados se corresponden con los megaripples y/o pequeñas dunas. La presencia de este tipo de forma suele aparecer sobre fondos sedimentarios dinámicos que se pueden acumular sobre fondos blandos o consolidados en acumulaciones de sedimento sobre roca (parches de sedimento sobre roca).

COB

Corresponde a un tipo sedimentario similar al anterior, pero a una escala mucho mayor (altura > 0.5 m). Corresponde a una morfología formada por la acumulación de sedimento de reflectividad moderada a baja. A nivel genérico se denomina duna a una morfología de tipo transversal, y en la zona de estudio se han encontrado una elevada heterogeneidad de formas como las barján, irregulares, etc. Su forma y disposición se encuentra controlada principalmente por la cantidad de aportes, tipo de material y condiciones dinámicas, entre otras. Las dunas corresponden a una forma del fondo sedimentario formada por la acumulación de sedimento con una reflectividad moderada a baja, generalmente de tipo no homogéneo. La mayor parte de comunidades bentónicas aparecen asociadas a los fondos de mayor reflectividad, que suelen ser fondos formados por material grueso para ser transportado por la duna. En estos fondos adyacentes a las dunas se observa la presencia de rodolitos masivos, o asociados a fondo rizado de pequeña escala. La información visual que se corresponde con el tipo de fondos rizados coincide con la observación de ripples, con acumulaciones de algas en el surco, que puede ser de mayor o menor cobertura, pudiendo interpretarse como detrítico costero o detrítico costero con rodolitos o algas rodofíceas en función de la información sobre las biomasas algales registradas. Las dunas coinciden con áreas donde los muestreos biológicos y visuales han mostrado presencia de diversas comunidades, pero cuando existe maërl siempre ha sido sobre un fondo ondulado. 59


Morfologías longitudinales Lineamientos sedimentarios Lineamientos erosivos (bandeados erosivos) Sombras de sedimento Morfología de anillo Calvas bentónicas Hondonadas estabilizadas Corresponde a un tipo de fondo formado por la acumulación de material sedimentario de reflectividad moderada, que tiene una disposición longitudinal paralela a la corriente que los ha generado. Pueden estar formados por acumulación de material sedimentario con una reflectividad elevada o menor, en relación al fondo adyacente donde aparecen. Al igual que sucedía con los fondos de dunas, este tipo de forma de fondo aparece asociada a fondos de mayor reflectividad, donde es de esperar que aparezcan la mayor parte de las comunidades bentónicas identificadas. Los lineamientos sedimentarios serían las zonas donde se acumula sedimento de mayor tamaño y se corresponde con la mayor reflectividad, y que son adyacentes a los lineamientos erosivos, de reflectividad menor. Las evidencias visuales confirman que existe una gran cantidad de comunidades bentónicas asociadas a este tipo de fondo, siendo la de rodolitos la más frecuente, pero también aparecen asociadas comunidades de algas blandas. Las facies denominadas sombras de sedimento, morfologías de anillo, calvas bentónicas, hondonadas estabilizadas incluyen aquellas morfologías erosivas o sedimentarias que se generan por la presencia de un obstáculo, como por ejemplo fragmentos de roca, coralígeno, etc. Según las condiciones de formación, preservación o modificación/respuesta del fondo adyacente, pueden generar un tipo de forma u otro. Para este tipo de morfología no se tiene ninguna evidencia visual de su formación, así que únicamente tenemos indicaciones indirectas de los componentes y el tipo de materiales que lo forman. La mayor densidad de este tipo de formas se concentra en áreas concretas del sector explorado, donde la presencia de este tipo de fondo es abundante. Si se trata de una forma de fondo (más que algún tipo de comunidad biológica), esta distribución espacial concentrada nos hace pensar que en estas áreas deben converger determinadas condiciones dinámicas y de aportes de material específicos para que generen este tipo de patrón. Por ello, no existe una interpretación evidente para estas morfologías, por lo que no se han considerado relevantes para la bionomía bentónica.

60


E) OTROS RASGOS MORFOLÓGICOS (mapa pág. 67) Taludes sedimentarios Marcas de fondo Cables eléctricos Los taludes sedimentarios se corresponden con excavaciones que sufre el fondo sedimentario que produce un pequeño escarpe con cierta pendiente, por lo que están asociadas a un rasgo morfológico de tipo erosivo. Esta morfología suele aparecer en áreas concretas de fondo (presencia masiva), o asociado a presencia de obstáculos como los afloramientos lobulares o las acumulaciones de fragmentos de roca (o concreciones biológicas) en la zona central de las morfologías de anillo. Las marcas de fondo es un tipo de morfología que engloba de forma genérica a todas las marcas o arañazos a nivel superficial sobre el fondo marino, generalmente producidos por el desarrollo de prácticas humanas sobre éste. Las más comunes corresponden a marcas de arrastres de pesca por su disposición masiva, aunque también son frecuentes otro tipo de marcas, que por su disposición irregular podría tratarse de arrastres o garreos de anclas.

COB

Los registros visuales coinciden en que este tipo de facies sonográfica se corresponde con marcas de arrastre, que pueden ser más o menos recientes. En esta instantánea de un vídeo realizado con ROV se puede ver las marcas de arrastre sobre un fondo de maërl. Las marcas relacionadas con cables eléctricos tienen una respuesta sonográfica diferente y no existe registro visual que lo corrobore, ya que están enterrados.

61


4.2. Correspondencia entre las facies sonográficas y las comunidades biológicas En la tabla 3 se ofrece un resumen de la correspondencia, cuando ha existido, entre las facies sonográficas y las comunidades biológicas. A continuación se ofrecen mapas de la distribución de las facies sonográficas más importantes, superponiéndola con la información de las comunidades biológicas correspondientes, obtenidas en los muestreos biológicos y visuales. Tabla 3. Correspondencia entre las facies sonográficas y tipos de fondos o comunidades biológicas Facies sonográficas Tipo de fondo A) FONDOS CONSOLIDADOS FC-1. Fondo consolidado de superficie irregular FC-2-a. Fondo consolidado de superficie plana con aristas FC-2-b. Fondo consolidado de superficie plana irregular B) FONDOS CEMENTADOS FCE-1. Afloramientos lobulares FCE-2. Afloramientos longitudinales FCE-3. Apilamientos de concreciones biológicas FCE-4. Fondos cementados planos C) FONDOS SEDIMENTARIOS C-1) HOMOGÉNEOS FH-01-a. Material sedimentario reflectivo FH-1-b. Material sedimentario de reflectividad moderada FH-1-c. Material sedimentario de reflectividad baja FH-2-a. Recubrimiento masivo de rodolitos FH-2-b. Recubrimiento de rodolitos sobre fondo rizado C-2) FONDOS NO HOMOGÉNEOS FNH-1. Concreciones dispersas sobre el fondo FNH-2. Comunidades dispersas de algas blandas FNH-3. Fondo parcheado FNH-4. Fondo moteado FNH-5 Fondo punteado disperso FNH-6. Fondo difuminado masivo FNH-7. Fondo masivo de contornos irregulares FNH-8. Fondo de fanerógamas marinas masivas FNH-9b. Fondo parcheado irregular sobre fondos cohesivos FNH-10. Fondo punteado masivo FNH-12. Fondo moteado regular D) FORMAS DE FONDO DINÁMICAS Fondos rizados Fondos ondulados D-2) FORMAS LONGITUDINALES Lineamientos sedimentarios Lineamientos erosivos Sombras de sedimento Morfología de anillo Calvas bentónicas Hondonadas estabilizadas E) OTROS RASGOS MORFOLÓGICOS Taludes sedimentarios Marcas de fondo Marcas de cables eléctricos

Fondo duro rocoso, que puede estar cubierto por arena y puede presentar concreciones de coralígeno y praderas de Osmundaria. Fondos duros de coralígeno

Fondos blandos Material sedimentario grueso. (Detrítico costero con rodolitos y maërl) Material sedimentario de tamaño intermedio (Detrítico costero sin cobertura algal y detrítico costero con rodolitos) Material sedimentario de tamaño fino (Detrítico costero sin cobertura algal y arena) Parches de maërl Detrítico costero con rodolitos, acumulándose las algas en los surcos de ripples (distribución a bandas) Detrítico costero sin cobertura vegetal con concreciones de coralígeno de pequeño tamaño dispersas Detrítico costero con o sin cobertura vegetal, pero siempre se trata de algas blandas

Praderas de Posidonia oceanica

Ripples Dunas Ripples o dunas

Marcas de arrastre Cables eléctricos 62


63


64


65


66


67



C. Barberá

5. Descripción del medio físico



5. Descripción del medio físico 5.1. Hidrografía La mayoría de estaciones se situaron sobre la plataforma, entre los veriles de 50 y 100 m de profundidad, aunque la máxima profundidad alcanzada fuese de 110 m en la parte norte del canal de Menorca. Los datos de estas estaciones muestran que las temperaturas y salinidades reflejan la típica homotermia invernal, con muy poca diferencia entre la temperatura superficial, que en algunos puntos alcanzaba los 14ºC, y la temperatura de 13ºC registrada a 100 metros (Tabla 4). Por lo cual, hemos de suponer que en esas fechas, pequeños enfriamientos superficiales producidos por episodios de vientos de componente Norte puntuales o generales, pueden provocar aumentos de la densidad superficial de las aguas, con el posterior hundimiento, estando toda la zona sometida o expuesta a estos movimientos convectivos. Las temperaturas alcanzaron 13.16ºC a 5 m de profundidad y 13ºC a 100 m (Tabla 4). Las salinidades superficiales oscilaron entre 38.00 sobre la costa de Mallorca y los 38.20 en la parte central del canal. Estos valores corresponden a aguas de la sub-cuenca norte del Mediterráneo que ocupan los canales entre las islas favorecidas por el forzamiento atmosférico de vientos de componente norte, predominante en la zona en esas fechas. Tabla 4. Parámetros hidrográficos (-5 m)

(-50 m)

(-100 m)

Temperatura

13.16

13.10

13.00

Salinidad

38.00

38.15

38.21

Cuando se representa la distribución de la temperatura potencial encontrada a la máxima profundidad muestreada, atribuyendo éstas como las temperaturas del fondo, puede observarse que los valores mínimos se encuentran sobre la plataforma y que los máximos aparecen en la parte noroeste del canal de Menorca, probablemente asociados a la influencia de la corriente Balear (ver apartado 5.2. Circulación general de corrientes).

71


Las masas de agua de las Islas Baleares se definen como oligotróficas, carácter típico del Mediterráneo, con una concentración de nutrientes baja (el pico de nitrato se produce en invierno, siendo 1.5 µmol/l y el de fosfatos al principio de primavera, con valores de 0.09 µmol/l) y una luminosidad muy alta, con unos coeficientes de atenuación de la luz de 0.063/m (Ballesteros, 1994). Estas condiciones de luminosidad explican la especial distribución de los poblamientos algales en las Baleares, encontrándose a profundidades superiores en comparación con otras áreas marinas del Mediterráneo donde también hay condiciones de luminosidad relativamente elevadas como es el caso de la Reserva Marina de Tabarca y de Columbretes (Ramos, 1985; Garcia-Carrascosa, 1991). Los bajos niveles de nutrientes y materia orgánica en suspensión se deben a la ausencia de ríos en el archipiélago, reduciéndose la aportación de material de origen terrígeno (Canals y Ballesteros, 1997). 5.2. Circulación general de corrientes Las condiciones hidrodinámicas alrededor de las Islas Baleares se caracterizan por una elevada variabilidad, como consecuencia de la circulación general (Pinot et al., 2002). Los canales existentes entre las islas actúan como verdaderos ―conductos‖ de transporte del intercambio entre las aguas frías y más salinas de la cuenca norte y las aguas cálidas y menos salinas de la cuenca sur argelina del Mediterráneo Occidental. La Corriente del Noreste lleva agua del Golfo de León por la plataforma continental de las Baleares, bifurcándose en una rama principal, que avanza hacia el sur llevando agua fría y salada a la cuenca argelina, mientras que la otra rama es proyectada ciclónicamente y retorna al noreste formando la Corriente Balear, que circula por la parte norte de la plataforma continental balear. Esta última corriente es también alimentada por las aguas cálidas y menos salinas de la cuenca argelina, que fluyen hacia el norte a través de los canales entre islas. Este patrón general, elaborado a partir de análisis meteorológicos (Font et al., 1995), fluctúa mucho a lo largo de las estaciones e interanualmente, y la influencia de las diferentes corrientes puede cambiar entre canales (Pinot et al., 2002).

Principales corrientes en las Islas Baleares que caracterizan el patrón de circulación regional (Fuente: López-Jurado et al., 2008). 72


La zona de estudio participa en la dinámica de la cuenca al norte de las islas, estando sometida principalmente al forzamiento atmosférico de viento de componente norte. Por ello su área norte generalmente está bañada por aguas más frías y salinas que su área sur, influenciada por las aguas superficiales de origen atlántico reciente de la cuenca Argelina. Aun así, debemos tener presente que estas aguas superficiales pueden alcanzar el norte del canal formando parte de la corriente Balear que se mueve en dirección SO-NE a lo largo de la costa norte de las islas. Esta corriente se refuerza con la entrada de aportes de agua superficial argelina por los canales de Ibiza y Mallorca, principalmente al debilitarse el forzamiento atmosférico en primavera y verano. La distribución de temperaturas del fondo observada mostró las mínimas temperaturas sobre la plataforma y las máximas en la parte noroeste del canal de Menorca. Aunque aparentemente parece contradictorio con el patrón regional de corrientes, la situación invernal propicia este patrón. Las aguas de la plataforma del canal se encuentran sometidas a enfriamiento por los vientos invernales, aumento de densidad y hundimiento, por lo que las aguas del fondo del centro del canal son más frías que las de la parte noroeste, influenciadas por la Corriente Balear. 5.3. Morfología del fondo El canal de Menorca es una plataforma de relativa poca profundidad, con una pendiente suave, estando limitado al norte y al sur por taludes pronunciados (ver mapa siguiente). Los fondos de esta plataforma están formados por material sedimentario biogénico calcáreo (Alonso et al., 1988), constituido principalmente por arena y gravas (ver apartado 5.4. Sedimentología). Las corrientes predominantes (NO y SE) generan acumulaciones diferenciadas de este material, dando lugar a fondos sedimentarios dinámicos, con morfologías características como son los megaripples y las dunas (Balson y Collins, 2007). Desde el punto de vista morfodinámico son formaciones de tipo transversal, ya que se generan alineándose de forma transversal a las corrientes que las originan, diferenciándose por el tamaño (altura y longitud de onda o espaciamiento). Los megaripples o fondos rizados son de pequeña escala y suelen aparecer en fondos blandos o consolidados (acumulaciones de sedimentos sobre roca). Estos ripples pueden ser simétricos o asimétricos. Este tipo de fondos suelen estar desprovistos de vegetación, pero en algunos casos dan lugar a una distribución a bandas, formadas por algas blandas o rodolitos que se acumulan en los surcos de los ripples. Las dunas o fondos ondulados corresponden a un tipo sedimentario similar al anterior, pero a una escala mucho mayor (altura > 0.5 m). A nivel genérico se denomina duna a una morfología de tipo transversal, y en nuestra zona de estudio se han encontrado una elevada heterogeneidad de formas. Su cualidad y disposición se encuentra controlada principalmente por la cantidad de aportes, tipo de material y condiciones dinámicas, entre otras. Las dunas corresponden a una forma de fondo sedimentario formada por la acumulación de sedimento fino, generalmente de tipo homogéneo. Suelen ir ligados a la presencia de fondos de maërl (recubrimientos masivos de rodolitos), pero estas comunidades bentónicas aparecen asociadas a los fondos de material grueso que se acumulan en los fondos adyacentes a las dunas, que no pueden ser transportados por la corriente. En ocasiones, estas morfologías también pueden presentar una disposición paralela a la corriente, creando lo que se denomina lineamientos sedimentarios y lineamientos erosivos, donde se intercalan tramos erosionados y no erosionados. En estos últimos es donde se acumula el material de mayor tamaño y se observa la presencia de algas blandas o calcáreas duras.

73


Mapa batimĂŠtrico del canal de Menorca. Fuente: Resultados CampaĂąa Calmen 2007-2008. Cedido por: TRAGSATEC, Grupo Multidisciplinar de Cartografiado Marino para la Secretaria General del Mar 74


En el mapa siguiente se puede ver la distribución de este tipo de morfologías del fondo en el área de estudio, definidos a partir del estudio geológico mediante sonar de barrido lateral. Se puede apreciar que las dunas ocupan la mayor parte de la zona este del canal, mientras que los ripples ocupan la zona oeste del canal y algunos enclaves puntuales de la costa de Menorca. Cabe mencionar que la presencia de zonas de ripples coincide frecuentemente con acumulaciones de arena sobre fondos consolidados (roca). La presencia de fondos de maërl va ligada a morfologías dunares, concentrándose en las zonas adyacentes de las acumulaciones del sedimento.

Distribución de megaripples y dunas, morfologías del fondo ligadas a los efectos de la dinámica de corrientes sobre el sedimento. 5.4. Sedimentología: granulometría y materia orgánica Los sedimentos de la plataforma continental del canal de Menorca están constituidos, principalmente, por arenas y gravas biogénicas con contenidos variables, pero siendo relativamente homogéneos. Los resultados de los análisis granulométricos muestran que la composición media de las muestras es de un 91.6 % de arena, 6.4 % de gravas y 2.0 % de fango (Tabla 5 y 6). Como se puede apreciar en la figura que viene a continuación, los sedimentos del canal de Menorca responden a cuatro tipos de texturas según las categorías definidas por Shepard (1954), todas ellas relacionadas con la fracción de arenas. Las texturas más frecuentes son arena con grava y con un poco de grava, que representan el 95.4 % de las muestras analizadas. El resto (4.6 %) son arenas fangosas con gravas (Tabla 5).

75


Gravel

Gravel

80%

Sandy Gravel Muddy Gravel

Gravel %

Muddy Sandy Gravel

.

30%

.

Gravelly Muddy Sand

5% Slightly Gravelly Mud

Slightly Gravelly Sandy Mud

Mud

Sandy Mud 1:9

Slightly Gravelly Sand

Slightly Gravelly Muddy Sand

Trace

Mud

Gravelly Sand

. .. . . ....... ........ ... .... . . . .. .

Gravelly Mud

Sand

Muddy Sand 1:1

9:1

Sand:Mud Ratio

Sand

Diagrama de Shepard que caracteriza el tipo de sedimento a partir de la proporción de gravas, arenas y fangos. Los puntos en gris representan las muestras obtenidas durante la campaña CANAL0209

11.5

88.0

0.5

Arena con un poco de grava

41.9 53.5

2.9

96.5

0.6

Arena fangosa con grava

2.3

8.7

80.4

10.9

Arena fangosa con un poco de grava

2.3

1.1

78.0

20.9

6.4

91.6

2.0

Composición media de las muestras

80%

Grav

Gr GravelGravel % % Gravel % GravG G 30%

Tabla 5. Resultados generales de la composición granulométrica de las muestras de sedimento Frecuencia Grava Arena Fango Tipo de texturas (%) (%) (%) (%) Arena con grava

Gravel %

Muddy 30%

Gravel %

30% 30% 30% 30 30% 30% 30 3 3 3 5% 30% 3 3 Gr3 Slightly 3 Gravelly 5% Mud 30%

30% Trace 5% Slightly 5% 5% Mud Gravelly Slightly 5% Mud Mud SlightlySlightly 5% 5%Slightly 1:9Gravelly 5% Trace 5% Gravelly 5% 5% Gravelly Gravelly 5% 5% 5% Slight 5% 5% 5% 5%Mud Mud Gravelly Slightly Mud Slight Sligh 5% 5% 5% Slightly Grave Sligh 5% Trace Mud 5% 5% 5% Sligh Slig Slig Mud Gravelly 5% Trace Trace Grave 5% Grav 5% Slightly Sligh Mud 5% Slig Sli Gravell Grav 5% Mud Sligh Slig Slig Grav Grav Gra 5% Mud Sli 1:9 Mud TraceMud 5% 5% Sligh Gravell Grav Slig Sl Mud Mu Gra Gra Slig Mud Mu Slig Slig 5% Mud Trace Grav Gra Sl Grav Mu Mu M Gra S Grav Trace Mud Gra Gr Mud Mu Slig Trace M M Mud Trace Gra Sligh Grav Trace Mud Gra S Trace Gr Mu M Mu 5% 5% 1:9 Mud G Mud M Trace Trace Trace Mu M Gra 1:9 Trace Trace Mud M Trace Trace Grav Mud G Mu Mud 1:9 M Mud M Mud Trace Trace Trace Mud Trace Trace Slightly Mud Mud Mud MG Trace Trace1:9 Mu Trace Mud Mud MudMud Mud Mud Trace Slightly Grave Mud Trace MudTrace 1: Trace Mud Mud Mud Mud Gravelly Mud 1:9 Mud Trace Mud Mud Mud Mud 1:1 1 Mud Mud Trace Trace Sandy Mud 1:9 Mud Mud Mud Mud Mud Mud Mud Mud Trace Mud Mu Mud Mud Mud 1:91 Mud 76 Mud Mud Mud Mud Mud Mu1 Mud Mud Mud Trace Trace Mud M Mud Mud Mud Mud Mud Mud Sandy Mud1

Mud

1:9

Mud


La caracterización del sedimento basada en la textura es coherente con las comunidades existentes en el fondo, ya que la mayoría de muestras recolectadas con draga coinciden con fondos detríticos, cuya composición granulométrica se define dentro del rango del 50 al 80 % de arenas y gravas y una fracción fina inferior al 15 %. Estudios previos confirman que el material biogénico presente en el sedimento del canal de Menorca procede de las comunidades vivas desarrolladas en estos fondos (algas calcáreas, bivalvos, gasterópodos, sedimentos mixtos bioclásticas, etc.) (Fornós y Ahr, 2006), con elevados porcentajes de carbonatos, que oscilan entre el 77 y el 84 % (Alonso et al., 1988). Existe una fuerte relación entre el tipo de sedimento y el estado de la comunidad. Por ejemplo, en los estudios realizados en fondos de maërl se ha comprobado que la presencia de una fracción elevada de fangos y la pérdida de estratificación vertical en la capa de sedimentos pueden estar relacionadas con procesos de sedimentación bajo el efecto de la pesca de arrastre. Valores de gravas superiores al 50 % definirían un típico fondo de maërl bien estructurado y con elevadas coberturas (Hall-Spencer y Atkinson, 1999; Bordehore et al., 2003; BIOMAËRL team, 1999).

COB

COB

El recubrimiento fangoso está prácticamente ausente en el canal de Menorca debido a los escasos aportes de sedimentos finos de origen terrígeno, motivados por la ausencia de ríos en el archipiélago (Canals y Ballesteros, 1997) y por la activa dinámica de corrientes que impide la acumulación de fangos (Acosta et al., 1986). Esto también explica los bajos valores de contenido en materia orgánica, cuyo promedio es del 1.7 %, siendo el máximo 4.37 % (Tabla 6). Estos valores son inferiores a los obtenidos en otros tipos de fondos del Mediterráneo (7-16 % en fondos someros de Posidonia oceanica González-Correa et al., 2008), aunque comparables a los encontrados en fondos de maërl de otras zonas mediterráneas (Alicante y Malta, 2 y 4 % respectivamente, BIOMAËRL team, 1999), donde se alcanzan valores por encima del 10 %, pero en zonas impactadas por la pesca de arrastre.

Muestras de sedimento: en la primera se puede apreciar el elevado contenido en arenas y gravas, textura predominante en el canal de Menorca, y en la segunda se observa que es mayor el contenido de arenas finas y fango. A nivel espacial, no existe un patrón de distribución de los valores de granulometría y materia orgánica que se relacionen con otros factores bióticos o abióticos (corrientes, impacto, hábitats, biomasa algal, acumulación de fangos, etc.), pero hay que considerar que tanto los valores de granulometría como de materia orgánica pueden variar a pequeñas escalas espaciales y precisan muestreos más intensos si el objetivo es relacionarlo con otros factores (Buchanan, 1984).

77


Distribución de los tipos de textura de los sedimentos analizados. Campaña CANAL0209

Distribución de los valores de materia orgánica contenidos en los sedimentos analizados. Campaña CANAL0209 78


Tabla 6. Composición granulométrica y materia orgánica de las muestras de sedimento obtenidas mediante draga en el campaña CANAL0209 Draga

Materia orgánica (%)

Tipo de textura

Grava (%)

Arena (%)

Fango (%)

D01 D02 D03 D04 D05 D06 D07 D08 D09 D10 D11 D12 D13 D14 D15 D19 D20 D21 D23 D24 D25 D26 D27 D28 D29 D30 D31 D32 D34 D35 D36 D37 D38 D39 D40 D41 D42 D44 D45 D46 D47 D48 D49 D50 D51 D52 D53 D54 D55

0.91 1.28 2.43 1.16 1.19 1.11 2.03 2.11 9.90 2.29 1.62 1.93 3.04 1.84 4.37 4.08 1.37 1.43 0.74 0.38 2.08 1.42 1.69 2.14 1.21 2.04 2.60 1.40 1.41 1.06 1.81 1.69 1.38 1.69 1.58 1.59 2.79 1.46 1.79 2.04 1.73 1.42 1.09 2.53 1.59 1.06 1.40 0.83 1.59

Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena fangosa con un poco de grava Arena con grava Arena fangosa con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con grava Arena fangosa con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena fangosa con grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava Arena con grava Arena con grava Arena con grava Arena con grava Arena con un poco de grava Arena con grava

1.2 2.6 11.3 0.4 12.8 3.1 3.4 1.5 5.5 0.7 2.8 3.6 1.1 7.1 3.0 7.0 5.3 1.1 29.8 4.8 9.2 4.8 10.5 7.3 3.9 15.3 8.7 4.6 2.5 4.1 4.5 5.8 1.5 0.9 12.1 4.2 1.6 2.6 2.7 4.2 11.4 3.4 5.8 21.6 14.1 23.1 6.2 1.8 8.2

95.2 97.4 88.7 99.0 87.1 96.9 96.6 81.9 94.4 80.8 97.2 94.5 98.7 92.8 96.9 93.0 94.5 71.4 70.2 95.1 89.1 95.2 89.4 90.8 95.2 79.4 80.4 93.8 96.3 95.9 95.4 94.2 98.3 99.1 87.5 95.4 97.9 96.9 96.6 94.4 88.5 96.1 94.2 78.4 85.9 76.7 93.4 98.2 91.8

3.6 0.0 0.0 0.6 0.1 0.0 0.0 16.6 0.1 18.5 0.0 1.8 0.2 0.1 0.1 0.0 0.1 27.5 0.0 0.1 1.7 0.0 0.1 1.9 0.9 5.3 10.9 1.6 1.2 0.0 0.1 0.0 0.2 0.0 0.5 0.4 0.5 0.4 0.7 1.3 0.1 0.5 0.0 0.0 0.0 0.2 0.4 0.0 0.0 79



P. S谩nchez-Jerez

6. Descripci贸n de la biodiversidad



6. Descripción de la biodiversidad El término biodiversidad y, por extensión, la diversidad biológica marina abarca muchos aspectos interrelacionados, desde la genética y la biología molecular a la estructura de las comunidades y la heterogeneidad de los hábitats, cubriendo casi todos los procesos biológicos (Dirzo y Raven, 2003; Sala y Knowlton, 2006; Boero y Bonsdorff 2007; Thompson y Starzomski 2007), aunque el sentido fundamental de la diversidad biológica reside en el concepto de riqueza específica (Bianchi y Morri 2000). Por lo tanto, el término biodiversidad puede definirse a diferentes escalas o niveles de organización de la naturaleza: hábitat, comunidad, biocenosis, especie, genética de poblaciones, etc. En este estudio la descripción de la biodiversidad se ha realizado basándonos en tres elementos: (1) hábitats y biocenosis (2) especies de flora y fauna y (3) estado de conservación de las biocenosis y especies de interés para su conservación. Los resultados se reflejan en los siguientes apartados, aunque previamente se ha considerado conveniente definir una serie de conceptos relacionados.

P. Sánchez-Jerez

El medio marino presenta una zonación a bandas horizontales, denominada pisos litorales, cuya amplitud varía según los criterios que se asuman. En primer término se puede hablar de varios pisos atendiendo al factor profundidad e iluminación, lo cual dividiría el litoral en las siguientes zonas: supralitoral (zona emergida influenciada por el rocío, las salpicaduras y el oleaje), mediolitoral (puede estar sumergida o emergida, dependiendo de la marea), infralitoral (permanentemente sumergida, tiene su límite inferior donde desaparecen las fanerógamas y/o las algas fotófilas, dependiendo su amplitud de la transparencia de las aguas) y circalitoral (comienza donde termina el piso infralitoral, presenta condiciones de luz atenuada y su límite inferior está donde desaparecen las algas pluricelulares). En función de otros factores, como tipo de substrato, sedimento, temperatura, hidrodinamismo, etc., en cada uno de estos pisos litorales encontramos una serie de comunidades (conjunto de poblaciones que comparten un ambiente) y biocenosis (conjunto de poblaciones que comparten un ambiente guardando una relación de interdependencia definida y específica). El término biocenosis se podría definir como un subtipo específico de una comunidad, por lo que varias biocenosis entran a formar parte de un tipo de comunidad. Así, por ejemplo, se pude hablar de comunidad de coralígeno, donde podemos encontrar, por ejemplo, la biocenosis de algas esciáfilas en modo calmo, biocenosis de gorgonias expuestas a la corriente y la biocenosis de coral rojo en zonas no expuestas. El término hábitat hace referencia al ambiente en el que se desarrolla una especie o población, aunque normalmente se habla de hábitat en sentido amplio cuando se refiere a comunidades y biocenosis, ya que en sí estas suponen un ambiente específico (e.g. hábitat Praderas de Posidonia). Cada hábitat, comunidad o biocenosis presenta una serie de especies estructuradoras y/o dominantes características, que son las mismas y ocupan el mismo nicho ecológico (conjunto de recursos y condiciones ambientales de una especie determinada) independientemente del lugar geográfico en que se encuentren. En el presente trabajo se consideraron biocenosis y especies de interés para su conservación aquellas que presentan alguna figura de protección en el ámbito europeo, respondiendo a las directrices de conservación de la biodiversidad marcadas por la Directiva Hábitats (DIRECTIVA 92/43/CEE) y Convenio de Barcelona (1976, modificado en 1995; Decisión 77/585/CEE y Decisión 1999/802/CE). 83


El Convenio de Barcelona surge a partir de los acuerdos sobre conservación propuestos en el marco del Plan de Acción para el Mediterráneo, a partir del cual se elaboró una lista de biocenosis bentónicas marinas del Mediterráneo descritas en la reunión de expertos sobre los tipos de hábitats marinos de la región Mediterránea (Hyères, Francia 18-20 de noviembre de 1998), según las descripciones de Pérès y Picard (1964) y Ros et al (1989), que sirvió de base para la definición de los hábitats de interés para la selección de sitios a ser incluidos en los inventarios nacionales de áreas naturales de interés para la conservación (4ª reunión del punto focal para las áreas especialmente protegidas RAC-SPA, Túnez 1214 abril 1999). En sus protocolos, el Convenio de Barcelona dispone de un listado de especies en peligro o amenazadas. En la tabla 1 del anexo III (pág. 195) se presenta un listado de los hábitats y especies marinos considerados de interés para su protección en los protocolos y anexos del Convenio de Barcelona. La Directiva Hábitats, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, define los hábitats de interés comunitario (prioritarios o no), entendiéndose como hábitats cuya conservación requiere la designación de zonas de especial protección que entrarán a formar parte de la Red Natura 2000 (red ecológica coherente de zonas especiales de conservación, ZEC, compuesta por los lugares que alberguen tipos de hábitats naturales y especies de interés comunitario). En la tabla 2 del Anexo III (pág. 199) se expone un listado de los hábitats y especies marinos definidos de interés comunitario en los diversos anexos de la Directiva Hábitats 6.1. Descripción y distribución de hábitats y biocenosis Existen diferentes clasificaciones y descripciones de las biocenosis existentes en el medio marino, pero en este trabajo se ha seguido la clasificación de EUNIS (European Nature Information System) (Davies et al., 2004), que dispone además de una base de datos con documentación de los tipos de hábitat terrestres y marinos a nivel europeo. Este sistema de información está desarrollado y gestionado a nivel europeo por la ETC/NPB (European Topic Centre for Nature Protection and Biodiversity) para la EEA (European Environment Agency) y la EIONET (European Environmental Information Observation Network). Todos los hábitats presentes en la zona de estudio pertenecen al denominado piso circalitoral, que se define como la zona o franja de los fondos marinos donde existe luz atenuada con una marcada dominancia de las longitudes de onda del azul y donde el hidrodinamismo se ha suavizado respecto a las zonas menos profundas, aunque pueden existir fuertes corrientes. Las aguas son constantemente frías. Estas condiciones conducen a que las algas blandas vayan desapareciendo, con lo que se ve favorecido el desarrollo de las algas calcáreas incrustantes (crecen en un rango de intensidad luminosa menor) y la implantación de organismos suspensívoros. Dependiendo de características relacionadas con la luminosidad que llega al fondo y la turbidez, el circalitoral puede ser más o menos amplio, abarcando profundidades que van desde los 30 hasta los 100 m de profundidad. En la tabla 7 se presenta un listado de la relación de biocenosis presentes en los fondos circalitorales del canal de Menorca de acuerdo al sistema EUNIS, y su correspondencia con los hábitats y biocenosis de la Directiva Hábitats y el Convenio de Barcelona. Se marca con un asterisco las que son consideradas de interés para su protección (prioritarias). A continuación de esta tabla se proporciona una descripción de estos hábitats y se identifican las especies estructuradoras e indicadoras, su distribución y estado de conservación en la zona de estudio, junto con una relación de sus amenazas e impactos potenciales y las posibles medidas de protección y gestión.

84


Tabla 7. Listado de la relación de biocenosis presentes en los fondos del canal de Menorca de acuerdo al sistema EUNIS, y su correspondencia con los hábitats y biocenosis de la Directiva Hábitats1 y el Convenio de Barcelona2. Biocenosis canal Menorca

HABITATS EUNIS

Anexo I DIRECTIVA HABITATS1

CONVENIO BARCELONA2

CIRCALITORAL ROCOSO Y OTROS SUBSTRATOS DUROS

A4.

CIRCALITTORAL ROCK AND OTHER HARD SUBSTRATA

1170

IV.3

FONDOS DUROS Y ROCAS

Coralígeno*

A4.26

Mediterranean coralligenous communities moderately exposed to hydrodynamic action

IV.3.1

Biocenosis de coralígeno*

CIRCALITORAL DE SUBSTRATOS BLANDOS

A5

SUBLITTORAL SEDIMENT

IV.2

ARENAS

Detrítico costero sin cobertura vegetal (arena) Detrítico costero con rodolitos*

A5.46

Mediterranean communities of coastal detritic bottoms Association with rhodolithes on coastal detritic bottoms Association with Laminaria rodriguezii

IV.2.2

Biocenosis del detrítico costero

IV.2.2.1

Asociación de rodolitos (prioritaria en infralitoral (*III.3.1.1) Asociación de Laminaria rodriguezii sobre detrítico costero* Asociación de Peyssonnelia rosamarina

A5.461 A5.4663

1110

ARRECIFES

BANCOS DE ARENA CUBIERTOS PERMANENTEMENTE DE AGUA MARINA, POCO PROFUNDA

IV.2.2.7

Detrítico costero con Peyssonnelia

A5.462

Association with Peyssonnelia rosamarina

IV.2.2.3

Detrítico costero con Osmundaria volubilis

A5.464

Association with Osmundaria volubilis

IV.2.2.5

Asociación de Osmundaria volubilis

Detrítico costero enfangado Maërl*

A5.467 A5.51*

Facies with Ophiura texturata Maërl beds

IV.2.2.8 IV.2.2.2

Facies de Ophiura texturata Facies de maërl (Lithothamnion corallioides y Phymatholithon calcareum) (prioritaria en infralitoral (*III.3.2.1)

Infralitoral de substratos blandos con fanerógamas marinas

A5.53

Sublittoral seagrass beds

A5.535

Posidonia beds

III.5

Praderas de Posidonia oceanica*

4

4

Praderas de Posidonia oceanica*4

1120

Praderas de Posidonia (Posidonion oceanicae)*

1

Se marcan con un asterisco los hábitats prioritarios incluidos en el Anexo I de la Directiva Hábitats. Se marcan con un asterisco los hábitats de interés para la selección de sitios para ser incluidos en los inventarios nacionales de áreas naturales de interés para la conservación (4ª reunión del punto focal para las áreas especialmente protegidas RAC-SPA, Túnez 12-14 abril 1999), derivadas del Plan de Acción del Mediterráneo y Convenido de Barcelona. 3 El hábitat detrítico costero con Laminaria rodriguezii aparece en el canal de Menorca ligado a la biocenosis de detrítico costero con rodolitos y maërl, siendo incluida la información sobre la distribución de esta especie en el apartado 6.2. y 6.3 (bionomía bentónica y distribución de la biomasa de las especies indicadoras) 4 El hábitat Praderas de Posidonia oceanica está presente en el canal de Menorca, siendo constatado por los muestreos, pero no se ha reflejado en este estudio ya que no pertenece a los fondos del circalitoral, objetivo de este trabajo. 2

85


CORALÍGENO (A4.26)* Clasificación EUNIS CONVENIO BARCELONA: A4. Circalittoral rock and other hard substrata Biocenosis IV.3.1.* A4.2 Atlantic and Mediterranean moderate energy circalittoral HABITAT DIRECTIVE: 1170 rock A4.26 Mediterranean coralligenous communities moderately exposed to hydrodynamic action

COB

El coralígeno es un tipo de comunidad propia del Mediterráneo, perteneciente al circalitoral rocoso. Se trata de una estructura organógena, donde los principales organismos edificadores son las algas calcáreas o coralináceas, mientras que los organismos dominantes, en términos de número de especies y biomasa, son los animales suspensívoros (esponjas, gorgonias, briozoos, ascidias, etc.). El resultado final es una estructura compleja con numerosos microhábitats (superficies, grietas, cavidades, etc.), con variaciones en las condiciones ambientales a muy pequeña escala, lo cual determina la coexistencia de gran variedad de organismos con diferentes estrategias ecológicas. En la superficie expuesta (más iluminada y expuesta a la corriente) de los afloramientos coralígenos dominan las algas coralináceas, asociadas a una gran cantidad de algas erectas y organismos suspensívoros. Los orificios, grietas, cavidades y extraplomos albergan comunidades complejas sin algas y son refugio de numerosas especies vágiles (móviles). En el SE peninsular y Baleares aparece siempre por debajo de los 27-30 m de profundidad y puede llegar hasta los 120 m. Puede encontrarse en profundidades menores (infralitoral), siempre que sean ambientes de luz atenuada. Se puede hablar de dos tipos de coralígeno: el que aparece en el horizonte inferior y cavidades de la roca litoral y el que aparece sobre sustrato blando y que se conoce por coralígeno de plataforma (Ballesteros, 2006). En su conjunto, el número de especies que podemos encontrar en estructuras coralígenas del Mediterráneo puede llegar a superar las 1666, más que en cualquier otra comunidad mediterránea (Ballesteros, 2006). Las especies que forman estas estructuras son de crecimiento lento y los cambios en las comunidades se producen progresivamente (Garrabou et al. 2002). El grosor de estas concreciones es muy variable, llegando en algunas zonas a alcanzar más de 2 metros de espesor (Laborel, 1987). La cantidad de carbonato cálcico que genera el coralígeno se estima entre 100 y 465 gr/m2/año, con una producción de biomasa algal de 1200-2100 g peso seco/m2 (Canals y Ballesteros, 1997), a la que hay que añadir la productividad de la fauna que forma parte de esta comunidad. Especies estructuradoras e indicadoras En este trabajo no se han obtenido muestras biológicas que permitan definir la estructura de la comunidad, aunque existen trabajos previos que definen estas bioconstrucciones. Tienen como base de sus estructuras las algas rojas calcáreas Lithophyllum frondosum y Mesophyllum alternans y un substrato arbustivo formado por diferentes especies de algas erectas. En el Mediterráneo occidental se han distinguido dos tipos de comunidades (Ballesteros, 2006), una dominada por Mesophyllum alternans y el alga verde Halimeda tuna, que se desarrolla a más luminosidad que la otra comunidad, dominada por algas coralináceas incrustantes (como Lithophyllum frondosum, L. cabiochae y Neogoniolithon mamillosum) y otras algas adaptadas a ambientes en penumbra (e.g. Peyssonnelia rosa-marina, Cystoseira zosteroides, Sargassum spp.). Entre la fauna abundan especies sésiles filtradoras de estructura erecta como las gorgonias Eunicella singularis, Eunicella cavolinni, Eunicella 86


verrucosa y Paramuricea clavata, que forman verdaderos ―jardines‖. Algunas de estas especies de gorgonias se han convertido en representantes típicos de esta comunidad, como la gorgonia amarilla (E. cavolinni) y la gorgonia roja (P. clavata), que llegan a alcanzar una biomasa de 304 y 746 g peso seco/m2. Son también muy característicos los pólipos Parazoanthus axinellae y gran variedad de esponjas (Cliona viridis, Axinella damicornis, Crambe crambe), briozoos (Adeonella calveti, Pentapora fascialis, Sertella septentrionalis) y ascidias (Clavelina spp., Halocynthia papillosa). Las gorgonias dominan en zonas más ricas, relativamente eutróficas, con una temperatura baja y constante, mientras que las esponjas, briozoos y ascidias abundan en zonas oligotróficas de corriente leve y con temperaturas más elevadas y variables. Entre las especies acompañantes abundan gran variedad de equinodermos y peces, siendo de destacar que es el hábitat preferente de especies de interés comercial como los crustáceos Palinurus elephas (langosta) y Hommarus gammarus (bogavante). Importancia Su elevada diversidad y complejidad estructural, que permite la coexistencia, en muy poco espacio, de especies con requerimientos ecológicos muy diferentes, la convierten en una de las comunidades de más alto valor ecológico del Mediterráneo. Amenazas potenciales Son muy sensibles a todo tipo de contaminación orgánica o industrial. El aumento de la turbidez produce impacto sobre las especies vegetales al reducir de forma significativa su capacidad fotosintetizadora. El aumento de la sedimentación actúa también sobre la fauna al colmatar las microcavidades donde se desenvuelve o al obturar sus sistemas de filtración. La pesca profesional y deportiva, que modifica la estructura de las poblaciones de las especies capturadas y arranca y fragmenta importantes superficies de la biocenosis. Actividades como el anclaje de las embarcaciones que arrancan y fragmentan importantes superficies de la biocenosis.

COB

Distribución en el canal de Menorca En el mapa adjunto se puede apreciar las áreas de distribución del coralígeno, que se han definido a partir de la bionomía bentónica (elaborada con la información de observación directa mediante ROV y IPSE y por la detección de este tipo de fondo en el estudio de sonar de barrido lateral) y los datos previos existentes sobre enganches de artes de arrastre (probablemente causados por la presencia de rocas o bloques de coralígeno). El coralígeno se presenta en bloques aislados o agregados en grandes parches en toda la franja norte y SW del área de estudio, destacando las concentraciones existentes frente a las costas de la bahía de Pollença y Alcudia, cala Rajada y en la zona central y norte del canal de Menorca. Concretamente en esta zona se han observado bloques de gran tamaño intercalados con fondos de maërl (Bionomía bentónica, pág. 104). En los fondos del canal de Menorca muestreados se ha encontrado con más frecuencia el coralígeno de plataforma (bloques sobre substrato blando), constante en todas las áreas muestreadas. Los resultados del sonar han revelado que existen dos franjas, una frente a la costa de cala Rajada y otra frente a Ciutadella, en Menorca, donde se encuentran bloques de coralígeno sobre un substrato consolidado, interpretándose como un fondo rocoso cubierto de arena. Aunque hay registros visuales en estas zonas, visualmente no se ha constatado el recubrimiento rocoso, que posiblemente está oculto por el sedimento.

87


Estado de conservación en el canal de Menorca Muestra una distribución dispersa o en parches, con diferentes grados de desarrollo y complejidad estructural. El coralígeno de plataforma es más abundante, encontrándose en ocasiones interesantes bloques o agregaciones circulares de más de 10 m de diámetro. La información disponible sobre el estado de estas comunidades es visual (ROV e IPSE), observándose puntualmente grandes bloques con una elevada complejidad estructural, elevada biodiversidad de especies y un importante desarrollo de substrato arbóreo de grandes filtradores (gorgonias, esponjas, etc.). Especialmente abundantes son los bloques de tamaño medio, dispersos con un menor desarrollo estructural y faltando el substrato erecto o ―arbustivo‖. Impactos En el área de estudio, los impactos que se pueden estar produciendo son: erosión mecánica y fragmentación por artes de pesca (arrastre y trasmallo), anclaje, aumento de turbidez y sedimentación ocasionado por la tracción sobre el fondo de los artes de pesca. También puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. No se ha estudiado si estos fondos de coralígeno pueden estar amenazados por algas invasoras como Lophocladia lallemandii, Caulerpa racemosa, Caulerpa taxifolia, Acrothamnion pressii…etc., pero no se tienen evidencias de que estas algas del género Caulerpa se desarrollen a profundidades superiores a 40 m en aguas Baleares. En Murcia se han visto extensas áreas de C. racemosa en fondos de maërl a 40 m de profundidad (obs. pers.). Medidas de protección El coralígeno debería tener una protección jurídica especial a nivel europeo, ya que sus poblamientos 88


están ampliamente impactados. Se recomienda su inclusión como hábitat prioritario en la Directiva ―Habitat‖ (92/43/EEC), lo que implicaría un seguimiento de su estado de conservación y la creación de zonas de especial protección (LIC/ZEC) y fomentar acciones similares a través de las herramientas aportadas por el Convenio de Barcelona (PNUMA-PAM-CAR/ZEP, 2008). Actualmente existe un Plan de Acción para la conservación del coralígeno y de las demás bioconcreciones calcáreas del Mediterráneo, generado en el marco del Convenio de Barcelona para la conservación de especies o grupos de especies. No tiene carácter vinculante. Es un plan de acción resultante de una reunión de expertos organizadas en Tabarka (Túnez) (6 y 7 de mayo del 2006), prestando especial atención a este tipo de fondos (coralígeno y lechos rodolíticos) que no son tenidos en cuenta en el Plan de Acción de la Conservación de la Vegetación Marina. Se propone un control del uso público, regulando restrictivamente la pesca de arrastre sobre y cerca de fondos con concreciones de coralígeno, para protegerlos tanto de los efectos físicos del arrastre como de los efectos indirectos debidos al aumento de la turbidez y sedimentación. Se recomienda realizar estudios específicos sobre su distribución en el canal de Menorca y realizar un seguimiento de su estado de conservación en localidades de especial interés, ya que el dinamismo natural de estos poblamientos es escaso. También es de interés estudiar el efecto de los artes de pesca (arrastre y trasmallo) sobre y en las cercanías de este tipo de formaciones, así como la concienciación de los usuarios del valor y fragilidad de estos enclaves, cuya presencia en todo el litoral mediterráneo es reducida y su recuperación muy lenta. Se recomienda abordar dichos estudios mediante métodos no destructivos basados en la obtención de imágenes georreferenciadas y acompañarlos con la obtención de datos de variables ambientales (temperatura, tasas de sedimentación, concentración de nutrientes y materia orgánica y transparencia). Se señala también el interés de que las especies estructuradoras de este tipo de hábitat (Paramuricea clavata, Eunicella singularis, Eunicella gazella, Eunicella verrucosa, Dendrophyllia ramea, Gerardia savaglia, Adeonella calveti) sean incluidas en el catálogo de especies amenazadas de les Illes Balears, como Especies Vulnerables y redactar un plan de conservación.

Detrítico costero sin cobertura vegetal (arena) (A5.46) Clasificación EUNIS CONVENIO BARCELONA: IV.2.2. A5 Sublittoral sediment HABITAT DIRECTIVE: 1110 A5.4 Sublittoral mixed sediments A5.46 Mediterranean communities of coastal detritic bottoms

COB

Esta biocenosis se instala en fondos de sustrato blando, resultantes de una mezcla de elementos de origen terrígeno y biogénico (restos de caparazones de equinodermos, conchas, algas calcáreas, briozoos, etc.). Su composición granulométrica incluye una fracción fina inferior al 15 %, y la fracción de arenas y gravas constituye entre un 50 y un 80 %. Normalmente aparece a continuación de comunidades como: pradera de Posidonia, precoralígeno, o coralígeno (a partir de -35 m), y puede extenderse hasta profundidades de 100 m. Por definición el detrítico costero incluye una gran variedad de asociaciones y facies algales que se definen en los siguientes apartados como hábitats diferentes. En este estudio hablaremos del hábitat detrítico costero al referirnos a un fondo de sedimentos mixtos sin cobertura algal. 89


COB

Especies estructuradoras e indicadoras La facies que caracteriza este tipo de fondos es la dominada por el erizo Spatangus purpureus, que presenta una abundancia considerable a lo a lo largo de todo el fondo detrítico-costero, sobre todo donde la composición detrítica es mayor. La presencia de esta facies es indicadora de un cierto hidrodinamismo. A excepción de esta especie el poblamiento epibentónico en el detrítico costero sin vegetación es muy escaso. En el canal de Menorca esta biocenosis está caracterizada por la acumulación de algas de diversa naturaleza (ver descripción de la estructura de la biocenosis, pág. 109), con un promedio de 5 g/m2, pero sin entidad para hablar de un fondo con vegetación. En términos de abundancia, entre la fauna dominante se encuentran los poliquetos Hyalinoecia tubicola y Ditrupa arietina, varios crustáceos (Inachus sp., Galathea sp. etc.) y diversos bivalvos de pequeño tamaño. Respecto a la biomasa dominan los equinodermos: S. purpureus, Astropecten aranciacus, Echinaster sepositus, Luidia ciliaris, y Stichopus regalis, siendo importante destacar la presencia de Ophiocomina nigra y Ophiotrix texturata, que constituyen una facies característica de fondos mixtos del circalitoral definida en la clasificación de EUNIS. Este tipo de fondo, cuando va ligado a sustratos duros, puede mostrar una mayor diversidad de especies, especialmente vágiles (peces, cefalópodos, etc.). Otros componentes faunísticos ligados a este tipo de fondos, relativamente abundantes en el canal de Menorca, son los crustáceos Dardanus arrosor y Calappa granulata, los briozoos Pentapora facialis, las esponjas Suberites domencula, Cliona viridis y las ascidias Diazona violacea, Phalusia mammilata y Ascidia mentula. Importancia

COB

Ocupa grandes extensiones y presenta una elevada heterogeneidad ambiental ya que frecuentemente aparece ligado a la presencia, más o menos abundante, de asociaciones de algas calcáreas, algas blandas etc. Son áreas importantes para la pesca.

Amenazas potenciales El arrastre de fondo produce una alteración de las capas del sedimento, turbidez y aumento en las tasas de sedimentación. El enfangamiento altera estas comunidades, que en algunos casos se produce de forma natural, en la proximidad de los cauces fluviales permanentes y en las cercanías de las ramblas. En las islas Baleares no existe esta amenaza. Distribución El detrítico costero es el tipo de hábitat característico de los fondos del canal de Menorca, coexistiendo con fondos de arena gruesa y algunos parches de arena fina o fangosa. Este tipo de fondo aparece en toda el área de estudio, constituyendo un hábitat limítrofe a otras biocenosis (ver bionomía bentónica, pág. 104) por lo que suele presentar acumulaciones de los restos algales de las zonas contiguas.

90


Estado de conservación Los fondos detríticos del canal de Menorca presentan un estado de conservación favorable, presentando las facies típicas de este tipo biocenosis y una gran variedad de especies. Impactos Los impactos que se están produciendo sobre este tipo de fondo, en todas sus variedades, son: erosión mecánica por los artes de pesca, aumento de la turbidez y sedimentación ocasionado por la tracción mecánica sobre el fondo de estos artes. Aunque poco importante, también puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. Medidas de protección Según los criterios de la reunión de expertos celebrada Hyeres (Francia) (UNEP-CAR/ASP, 1998), es considerado como un hábitat que no necesita una atención y gestión especial, debido a su moderada vulnerabilidad, valor patrimonial y económico. Si bien es cierto que presenta numerosas facies o asociaciones reseñables (ver apartados siguientes) sobre las que sí se deben adoptar medidas especiales de gestión (Facies de Maërl, Osmundaria volubilis, Peyssonnelia rosa-marina) y alguna de ellas prioritarias en el infralitoral (detrítico costero con rodolitos) y en el circalitoral (Facies de grandes Briozoos).

91


Detrítico costero con rodolitos (A5.461)* Clasificación EUNIS CONVENIO BARCELONA: IV.2.2.1 A5 Sublittoral sediment (prioritaria en infralitoral *III.3.1.1) A5.4 Sublittoral mixed sediments HABITAT DIRECTIVE: 1110 A5.46 Mediterranean communities of coastal detritic bottoms A5.461 Association with rhodolithes on coastal detritic bottoms COB

Es una variedad del detrítico costero caracterizada por la presencia de ―confites‖ de coralináceas, estructuras ramificadas esféricas formadas por el desarrollo de algas calcáreas libres fijadas alrededor de un soporte mineral u orgánico, creciendo por la fijación de capas sucesivas. El resultado es la formación de nódulos calcáreos de algas vivas y muertas de talla variable (rodolitos). Esta biocenosis se instala en fondos de sustrato blando, resultantes de una mezcla entre elementos de origen terrígeno y de origen biogénico (restos de caparazones de equinodermos, conchas, algas calcáreas, briozoos, etc.). Su composición granulométrica incluye una fracción fina inferior al 15 %, y la fracción de las arenas y gravas constituye entre un 50 y un 80%. Normalmente aparece a continuación de comunidades como: pradera de Posidonia, precoralígeno, o coralígeno y puede extenderse hasta profundidades de 100 m. Puede tener mayor o menor abundancia o cobertura de rodolitos. En este trabajo hemos considerado que las biocenosis de detrítico costero con rodolitos la constituyen fondos con coberturas o biomasas menores al 50 %, para diferenciarlo del maërl en sentido estricto.

C. Barberá

Especies estructuradoras e indicadoras Las algas que podemos encontrar pertenecen a la familia Corallinacea (Phymatolithon calcareum, Lithothamnium coralloides, Lithothamnium valens y Spongites fruticulous), aunque también se encuentra representada la familia Peyssonneliacea (Peyssonnelia spp.) y Laminaria rodriguezii. La fauna puede estar representada por esponjas como Suberites domuncula y Cliona viridis, cnidarios, poliquetos (Hyalinoecia tubicola), moluscos de pequeño tamaño (Turritella spp., Fusinus spp., Chlamys spp., Venus spp.) y crustáceos (Dardanus calidus, Calappa granulata, Galathea intermedia, Inachus sp.), briozoos (Pentapora fascialis), equinodermos (Astropecten spp., Luidia ciliaris, Ophiocomina nigra, Echinus acutus, Echinocyamus pusillus, Spatangus purpureus, Holothuria folskali, Holothuria tubulosa, Stichopus regalis), ascidias (Ascidia mentula, Aplidium spp., Phallusia mammillata, Ciona spp., Diazona violacea) y peces (Lophius piscatorius, Dactylopterus volitans, Xyrichthys novacula, Trachinus araneus, Uranoscopus scaber, Trigla spp.) (ver descripción de la estructura de la biocenosis, pág. 109). Importancia Ocupa grandes extensiones en el litoral y en el Mediterráneo en general. Presenta una mayor diversidad específica en comparación con fondos arenosos sin cobertura vegetal. Es una zona muy importante para la pesca. 92


Amenazas potenciales El arrastre de fondo produce una alteración de las capas del sedimento, turbidez y aumento en las tasas de sedimentación. El aumento de la turbidez y la sedimentación produce un impacto sobre las especies vegetales al reducir de forma significativa su capacidad fotosintetizadora y sobre la fauna filtradora, al obturar su sistema de filtración. Existe una tendencia, natural en algunos casos, al enfangamiento en la proximidad de los cauces fluviales permanentes y en las cercanías de las ramblas. En las islas Baleares no existe esta amenaza. Distribución El detrítico costero con rodolitos es también un hábitat dominante en los fondos del canal de Menorca. En este mapa se pueden ver las zonas donde se ha observado o muestreado rodolitos, pero con coberturas o biomasas menores al 50 % (por lo que no se ha considerado un fondo de maërl en sentido estricto).

Estado de conservación Los fondos detríticos con rodolitos del canal de Menorca presentan diferentes grados de desarrollo y estado, siendo muy abundantes los fondos de arena con ripples y rodolitos acumulados. También hay fondos con escasa acumulación de rodolitos con síntomas de sedimentación, posiblemente propiciada por el arrastre. Impactos Los impactos que se están produciendo sobre este tipo de fondo, en todas sus variedades, son: erosión mecánica por artes de pesca, aumento de la turbidez y sedimentación ocasionados por la tracción sobre 93


el fondo de estos artes de de pesca. Aunque poco importante, también puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. Medidas de protección En el Convenio de Barcelona aparece como un hábitat prioritario en el piso infralitoral (III.3.1.1. Association à rhodolites), pero no en el circalitoral. Según los criterios de la reunión de expertos celebrada Hyeres (Francia) (UNEP-CAR/ASP, 1998), es considerado como un hábitat raro, cuyos poblamientos tienen importancia ecológica y son indicadores de elevada calidad ambiental según registros geológicos. Entre las especies estructuradas, Phymatolithon calcareum y Lithothamnium coralloides están protegidas y son muy sensibles a la descarga de partículas.

Detrítico costero con Peyssonnelia (A5.462)

COB

Clasificación EUNIS A5 Sublittoral sediment A5.4 Sublittoral mixed sediments A5.46 Mediterranean communities of coastal detritic bottoms A5.462 Association with Peyssonnelia rosa-marina

CONVENIO BARCELONA: IV.2.2.3 HABITAT DIRECTIVE: 1110

Es una variedad del detrítico costero caracterizada por la dominancia de grandes biomasas de algas calcáreas libres (no están fijas en el substrato) del género Peyssonnelia, que se acumulan en el fondo creando un lecho algal con unas características muy particulares. La base es el detrítico costero por definición, una mezcla de elementos de origen terrígeno y de origen biogénico (restos de caparazones de equinodermos, conchas, algas calcáreas, briozoos, etc.) con una composición granulométrica de arenas y gravas superior al 50 %. Sobre este substrato blando y móvil se asienta una agrupación algal basal dominada por diferentes especies del género Peyssonnelia y rodolitos que ha sido asignada como la asociación PhymatolithoLithothamnietum coralloidis. Existe un substrato de vegetación erecto formado por algas blandas de elevada riqueza específica y muy variable en especies.

Esta biocenosis ha sido ampliamente estudiada en los fondos de Baleares (Ballesteros, 1994), distribuyéndose entre 40 y 90 m de profundidad, siendo 108 m la máxima profundidad detectada para el crecimiento algal. Las algas se distribuyen en parches, siendo explicado este patrón por la existencia de dunas o ripples de arena de gran tamaño que hacen que las algas se concentren en sus depresiones, existiendo también otros factores como el tipo de sedimento y el patrón hidrodinámico que afectan a su distribución a nivel local. Cuando las coberturas son muy elevadas (200 a 400 %), pueden presentar biomasas calculadas en 2.835 g de peso seco por m2. Estos valores de biomasa y cobertura algal son muy elevados en comparación con otro tipo de fondos circalitorales (e.g.: maërl, coralígeno). La luz parece ser el factor que más afecta a su distribución, aunque presenta una dominancia de especies de algas rojas de carácter esciáfilo (ligadas a ambientes con luz atenuada). También las corrientes y temporales ocasionales influyen en su producción, ya que se produce el movimiento de los talos algales y se propicia el crecimiento individual y la colonización de áreas sin cobertura vegetal. La riqueza de 94


especies es muy elevada, obteniéndose valores de 45 especies por muestra (1600 cm2) y los índices de biodiversidad, estimados a partir de la biomasa algal en 1.55 bits (Ballesteros, 1994), son muy similares a la de los fondos de maërl en el Mediterráneo occidental (Tossa de Mar, 2.5-3.5 bits, Ballesteros, 1988). Estos elevados índices sugieren que un gran número de especies de algas, principalmente algas rojas, se han adaptado a las condiciones de poca iluminación de la zona. El elevado contenido en carbonato de estas algas las convierte en uno de los más importantes contribuyentes a la producción de sedimento en los fondos de Baleares.

COB

Especies estructuradoras e indicadoras Las especies estructuradoras de este tipo de comunidad son Peyssonnelia rosa-marina y Peyssonnelia sp., definiendo cada una de ellas diferentes tipos de poblamientos algales. Un tipo es caracterizado por la dominancia del alga roja calcificada Peyssonnelia rosa-marina, elevadas biomasas de maërl (Lithothamnion valens, Phymatolithon calcareum), y alta frecuencia de las algas rojas Cryptomenia tunaeformis, Dictyota dichotoma y Osmundaria volubilis y baja frecuencia de algas pardas. Se puede considerar un tipo de comunidad de transición entre fondos de Peyssonnelia y fondos de maërl. Otro tipo es el dominado por una especie no calcificada y de pequeño tamaño, Peyssonnelia sp., similar a P. crispata, que también es frecuente junto a Lithothamnion coralloides en la parte basal, y las especies erectas Rhodymenia ardissonei, Halopitys incurvus, Laurencia sp. y Cordylechadia erecta. En el área de estudio, la biocenosis de detrítico costero con Peyssonnelia está poco representada. Hay que destacar que los poblamientos algales presentan una elevada biomasa del alga Acrothamnion pressii, considerada invasora, aunque no es característico de este tipo de fondos ya que abunda en todas las biocenosis estudiadas. La especie P. rosa-marina también puede encontrarse en el inflalitoral superficial, en ambientes sombríos y con escaso o moderado hidrodinamismo, formando parte de la flora incrustante de fondos rocosos (Boisset, 1992). Importancia Ocupa grandes extensiones en el litoral y en el Mediterráneo en general. Presenta una alta diversidad específica. Es una zona muy importante para la pesca Amenazas potenciales El arrastre de fondo produce la alteración de las capas del sedimento, turbidez y aumento de las tasas de sedimentación. Distribución El detrítico costero con Peyssonnelia es un hábitat presente en el canal de Menorca en enclaves puntuales frente a las costas de cala Rajada. Es una biocenosis bien representada en las zonas meridionales de Mallorca y Menorca, donde se dan las condiciones hidrodinámicas más propicias para su desarrollo, sin la influencia de las fuertes corrientes que predominan en el canal (ver mapa de distribución general en apartado de antecedentes, pág. 16). 95


Estado de conservación Estos fondos están poco representados en el área de estudio, pero tomando como referencia los fondos del sur de Menorca muestreados durante esta campaña, así como los estudios previos existentes sobre este tipo de comunidad en el entorno de las Baleares (Ballesteros, 1994; Ordines y Massutí., 2009), se puede decir que gozan de un buen estado de conservación. Impactos Los impactos que se están produciendo sobre este tipo de fondo, en todas sus variedades, son: erosión mecánica por artes de pesca, aumento de turbidez y sedimentación, ocasionados por la tracción sobre el fondo de estos artes. Aunque poco importante, también puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. Medidas de protección Es una facies reseñable en el convenio de Barcelona, sobre la que se deben adoptar medidas especiales de gestión. Entre las especies acompañantes, Phymatolithon calcareum y Lithothamnium coralloides están protegidas.

Detrítico costero con Osmundaria volubilis (A5.464) Clasificación EUNIS CONVENIO BARCELONA: IV.2.2.5 A5 Sublittoral sediment HABITAT DIRECTIVE: 1110 A5.4 Sublittoral mixed sediments A5.46 Mediterranean communities of coastal detritic bottoms A5.464 Association with Osmundaria volubilis

COB

COB

Es una variedad del detrítico costero, caracterizada por la dominancia del alga roja blanda Osmundaria volubilis. Se desarrolla sobre un substrato rocoso cubierto de abundante sedimento, formando una pradera laxa junto a especies del género Phyllophora (a las que siempre suelen ir asociadas), entre 30 y 50 m de profundidad. Osmundaria volubilis es un alga rodofícea con una distribución geográfica bastante reducida, ya que nada más incluye el Mediterráneo y el Atlántico oriental cálido-templado, desde el sur de Portugal hasta las islas Canarias. Esta reducida distribución natural es la que le otorga su importancia como hábitat, ya que constituye una biocenosis representativa de la biodiversidad de una región biogeográfica concreta. En el Mediterráneo es muy común, aunque su abundancia varía según las áreas, siendo una especie muy abundante en las Islas Baleares (denominada herba torta) pero rara en la costa catalana (Ballesteros y Romero, 1982; Ballesteros, 1992). Puede formar parte también de la biocenosis de algas esciáfilas de modo calmo en el infralitoral rocoso. Ballesteros (1992) evidencia que los recubrimientos totales pueden oscilar entre el 200 y 400 %, debido a la gran cantidad de especies erectas. En estas condiciones se pueden alcanzar biomasas totals que oscilan entre 800 y 1900 g peso seco/m2. Los valores de diversidad están comprendidos entre los 3 y 3.6 bits, y el número de especies que podemos encontrar en este tipo de fondo es de 70. 96


Especies estructuradoras e indicadoras Las especies estructuradoras de este tipo de fondo son Osmundaria volubilis y Phyllophora crispa, acompañadas por otras algas blandas rojas como son Polysiphonia nigra y P. elongata, Halopithys incurva, Kallymenia sp. Las algas coralináceas duras también suelen estar presentes en este tipo de hábitats (Lithothamnion valens, L. coralloides, Phymatolithon calcareum y Spongites fruticulosus), aunque su recubrimiento suele ser poco importante, posiblemente a causa de la gran cantidad de sedimento. Suelen instalarse también abundantes gorgonias del tipo Eunicella y Paramunicea clavata. En este tipo de fondos encontramos gran variedad de especies de fauna. En términos de biomasa abundan los equinodermos, (Astropecten aranciacus, Ophiocomina nigra, Echinaster sepositus, Spatangus purpureus, etc.) y ascidias (Aplidium spp. Ascidia mentula, Microcosmus vulgaris); y en términos de abundancia destacan las ofiuras Ophiocomina nigra y Ophiura spp., algunos poliquetos y gran diversidad de crustáceos de pequeño tamaño. Importancia Ocupa grandes extensiones en el litoral y en el Mediterráneo en general. Presenta una alta diversidad específica. Es una zona muy importante para la pesca. Estudios recientes realizados en las Islas Baleares, han mostrado que los fondos detríticos costeros de algas rojas blandas, tanto Osmundaria como Peyssonnelia, pueden actuar como hábitats esenciales para determinadas especies nectobentónicas de interés comercial (Ordines y Massutí, 2009; Ordines et al., 2009). Amenazas potenciales El arrastre de fondo provoca una alteración de las capas del sedimento, turbidez y aumento de las tasas de sedimentación. Distribución Los fondos de Osmundaria se han localizado en enclaves concretos del canal de Menorca. Hay que destacar una extensa pradera frente a las costas de Ciutadella, en Menorca, con gran abundancia de gorgonias blancas. En algunas zonas coexiste con fondos de maërl (ver bionomía bentónica, pág. 104).

97


Se ha citado como muy abundante en el SW de Mallorca, la bahía de Pollença y en Cabrera (Ballesteros, 1992). Estado de conservación Los fondos de Osmundaria del canal de Menorca presentan un estado de conservación favorable, con gran variedad de fauna asociada. Los muestreos biológicos y visuales han evidenciado una elevada complejidad estructural y un substrato erecto bien desarrollado. En este tipo de fondos se dan los valores más elevados de riqueza específica y de abundanci y biomasa de especies (ver apartado 6.3. Flora y fauna) Impactos Los impactos que se están produciendo sobre este tipo de fondo, en todas sus variedades, son: erosión mecánica por artes de pesca, aumento de la turbidez y sedimentación ocasionada por la tracción sobre el fondo de estos artes de pesca. Aunque poco importante, también puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. Medidas de protección Es una facies que no presenta ninguna figura de protección. Entre las especies acompañantes, Phymatolithon calcareum y Lithothamnium coralloides están protegidas.Está poco estudiada, aunque se le atribuye una elevada riqueza de especies y producción. Se deberían potenciar los estudios sobre la importancia de este tipo de fondos, así como adoptar medidas especiales de seguimiento y, en caso necesario, de protección y gestión.

Detrítico costero enfangado (A5.467) Clasificación EUNIS A5 Sublittoral sediment A5.4 Sublittoral mixed sediments A5.46 Mediterranean communities of coastal detritic bottoms A5.467 Facies with Ophiura texturata

CONVENIO BARCELONA: IV.2.2.8 HABITAT DIRECTIVE: 1110

COB

Esta biocenosis se instala en zonas enfangadas de los fondos detríticos costeros, ocasionadas por la influencia de aportes de sedimentos finos de origen terrígeno, o bien por la influencia de ramblas o ríos, o por localizarse en áreas donde la estabilidad hidrodinámica propicie la acumulación de estos sedimentos. Su composición granulométrica incluye una fracción fina superior al 15 %, lo que le diferencia del detrítico costero que se define en el apartado anterior. Estos fangos arenosos son ricos en restos calcáreos, siendo el substrato un sedimento fino con algún desecho algo más grueso o restos calcáreos como conchas o caparazones. Abundan ofiuras, que viven enterradas. Estos hábitats se pueden encontrar entre 30 y 100 m, concretamente en el área de estudio se ha localizado en los fondos más profundos muestreados, a partir de 90 m, donde el hidrodinamismo está atenuado.

98


Especies estructuradoras e indicadoras Este tipo de fondo se caracteriza por la presencia de Ophiura texturata, especie que se alimenta de partículas finas. Algunas de las especies asociadas son la esponja Raspailia viminalis, los cnidarios Cerianthus membranaceus y Alcyonum palmatum (esta última especie es relativamente abundante en las muestras de fango del canal de Menorca), los moluscos del género Turritela, Dentalium y Naticarius y entre los equinodermos más frecuentes la estrella Luidia ciliaris. En los fondos detríticos fangosos localizados en el canal de Menorca ha dominado Ophiura texturata, acompañada de otras especie de este género, Ophiura sp. y la especie Ophioderma longicauda. También se ha encontrado en el canal una mayor abundancia o biomasa de las siguientes especies: los ermitaños Diogenes pugilator y Pagurus prideauxi, la estrella Anseropoda placenta, la holoturia Stichopus regalis y la ascidia Pseudodistoma obscurum. La asociación de Ophiura texturata y el ermitaño Pagurus prideauxi a este tipo de fondos se ha descrito en la bibliografía, compartiendo hábitos alimenticios, ya que ambas especies son grandes detritívoros y consumen una gran variedad de infauna de pequeño tamaño (Patterson, 1984). Importancia Esta biocenosis ocupa grandes extensiones y son áreas importantes para la pesca de especies de interés comercial como Squilla mantis (galera) y Nephrops norvegicus (cigala), aunque en el área de estudio está poco representada ya que se localiza a mayores profundidades. Amenazas potenciales El arrastre de fondo produce la alteración de las capas del sedimento, turbidez y aumento en las tasas de sedimentación. Distribución El detrítico costero con una elevada proporción de fangos está muy poco representado en el área de estudio del canal de Menorca, se trata de 4 muestras obtenidas en el límite superior del detrítico costero, en profundidades cercanas a los 100 m en la zona norte del centro del canal.

Estado de conservación El escaso número de muestras obtenidas sobre este tipo de fondos en el canal de Menorca no permite realizar afirmaciones sobre su estado de conservación, pero se localizan en zonas que sufren una intensa actividad pesquera. Impactos Los impactos que se están produciendo sobre este tipo de fondo, en todas sus variedades, son: erosión mecánica por artes de pesca, aumento de la turbidez y sedimentación ocasionadas por la tracción sobre el fondo de estos artes de de pesca. Aunque poco importante, también puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. 99


Medidas de protección Según los criterios de la reunión de expertos celebrada Hyères (Francia) (UNEP-CAR/ASP, 1998), es considerado como un hábitat que no necesita una atención y gestión especial, debido a su moderada vulnerabilidad, valor patrimonial y económico.

Maërl (A5.51)* Clasificación EUNIS A5 Sublittoral sediment A5.5 Sublittoral macrophyte-dominated sediment A5.51 Maërl beds

CONVENIO BARCELONA: IV.2.2.2 (prioritaria en infralitoral * III.3.2.1) HABITAT DIRECTIVE: 1110

C. Barberá

Se trata de un fondo sedimentario dominado por una elevada cobertura de rodolitos de las especies Lithothamnion corallioides y Phymatolithon calcareum. Aparecen en sedimentos constituidos fundamentalmente por arenas y gravas limpias. Para la estabilidad de su estructura, el maërl necesita la instalación de una epiflora abundante. Las especies que constituyen los fondos de maërl suelen tener ciclos de vida muy largos (entre 3 y 30 años). Con el tiempo los lechos de mäerl van aumentando en espesor, ya que las nuevas generaciones se asientan sobre las muertas. Además es importante resaltar que las facies de maërl muertas tiene una elevada importancia ecológica, ya que mantienen una comunidad bastante diversa sin llegar a los niveles del maërl activo (Keegan, 1974). Las formaciones activas y las muertas suponen una fuente importante de sedimento calcáreo que contribuye a la formación de las playas (Birkett et al, 1998). A pesar de que no existe mucha información sobre la ecología y distribución de los fondos de maërl en el Mediterráneo, en la costa peninsular ibérica han sido asociados a zonas de corrientes moderadas y fondos de menos de 60 m (Ballesteros, 1988). En las aguas oligotróficas y más transparentes del archipiélago balear, se distribuyen hasta 80-90 m de profundidad (Ballesteros, 2006). Según Bordehore et al. (2003), los fondos bien preservados de maërl en el Mediterráneo presentan una alta diversidad de especies, hasta 542 en una estación de muestreo a 35-39 m de profundidad frente a Alicante, la mayoría de las cuales eran macro-algas, anélidos, crustáceos y moluscos. En fondos de Palma de Mallorca, entre 40 y 50 m de profundidad, se registraron 40 y 50 distintas especies de algas por estación (Gómez et al., 1986). En Tossa de Mar se encontraron unos índices de biodiversidad de 2.53.5 bits, con una biomasa y cobertura algal estimada en 2061 g peso seco/m2 y 145 %, respectivamente (Ballesteros, 1988). Los datos sobre producción primaria están estimados en 170-250 g/m2/año, con tasas de renovación de 10 a 15 años, y una producción de materia orgánica de 9-13 g/m2/año (para algas calcáreas). Los primeros resultados de la caracterización de estos fondos en el canal de Menorca indican una elevada biomasa bentónica y alta biodiversidad, compuesta principalmente por algas e invertebrados (mayoritariamente equinodermos, ascidias y esponjas), pero también peces y cefalópodos de interés comercial (Ordines y Massutí, 2008). Además, hay que destacar la importancia de estos fondos detríticos costeros, junto con los de algas rojas blandas, en la formación de los fondos carbonatados, característicos de la plataforma de Mallorca y Menorca (Canals y Ballesteros, 1997; Acosta et al., 2002). 100


C. Barberá

Especies estructuradoras e indicadoras Se componen principalmente de algas coralináceas (Spongites fruticulosus, Lithothamnion coralloides, Phymatolithon calcareum, Lithothamnion valens, L. minervae, L. racemus, L. frondosum entre otras), especies de Peyssonnelia (sobre todo P. rosamarina) y otras algas cuya composición y cobertura depende de las condiciones particulares de cada fondo (Osmundaria volubilis, Phyllophora crispa, Kallymeniales). El estado de desarrollo de esta facies está basado en la abundancia de los rodolitos en el estrato basal y Laminaria rodriguezii en el estrato eréctil (Ordines y Massutí, 2009). Presentan una elevada diversidad biológica, son muy frágiles y de lenta regeneración (Barbera et al., 2003; Donnan y Moore, 2003a, 2003b). Las ascidias, gorgonias y briozoos también suelen ser relativamente abundantes.

Importancia En el Atlántico nororiental los fondos de maërl mantienen importantes pesquerías de bivalvos (HallSpencer et al., 2003). Los fondos de maërl son análogos, en importancia ecológica, a las praderas de fanerógamas o los bosques de ―kelp‖ (BIOMAËRL team, 1999) ya que son hábitats estructural y funcionalmente complejos y perennes. Son comunidades con una gran diversidad de flora y fauna, fundamentalmente porque su presencia aumenta notablemente la disponibilidad de microhábitats. Constituyen un soporte físico para la fijación de especies de algas, esponjas, hidrozoos, briozoos que forman un estrato ―arbustivo‖, que además sirve de alimento a gran variedad de organismos herbívoros y ramoneadores como moluscos y erizos. También pequeños organismos nadadores, como larvas y juveniles, encuentran refugio entre sus recovecos, como por ejemplo los erizos Paracentrotus lividus (Hall-Spenser et al, 2003), moluscos, peces de interés comercial (e.g. Everett, 1994; Sánchez-Mata et al., 1998, Hall-Spencer et al., 2003, Steller et al., 2003) y grandes depredadores (Grall y Glemarec, 1997). Los talos vivos y muertos permanecen sobre el sedimento produciendo depósitos con una arquitectura tridimensional intermedia entre un fondo blando y un fondo duro (Cabioch, 1969; Keegan, 1974; Foster, 2001). Tienen un crecimiento muy lento, y por ello son considerados un recurso no renovable. Por ello, los lechos de maërl se consideran hábitats de elevada fragilidad, con una gran importancia ecológica que los sitúa como un hábitat de interés para su conservación (Bosence, 1979; Bellan-Santini et al., 1994; Barberá et al., 2003). Muchos fondos de maërl del Atlántico norte son productivos caladeros de bivalvos comerciales (Hall-Spencer et al., 2003) y en el Mediterráneo son hábitat de peces demersales y cefalópodos de interés pesquero (Massutí et al., 1996; Borg et al., 1998). Además los fondos de maërl son considerados como ―factorías‖ de carbonatos (Canals y Ballesteros, 1997) y por tanto están implicados en la productividad y los procesos biogeoquímicos que afectan a la oceanografía y el clima. Amenazas potenciales A pesar de su importancia económica y ecológica, los fondos de maërl sufren numerosas amenazas derivadas de actividades antrópicas, como pueden ser la creación de playas artificiales y estructuras costeras que cambian las condiciones ambientales. La contaminación orgánica (vertidos domésticos e industriales) y por acuicultura y los consecuentes efectos de la eutrofización. La extracción de coralináceas para su empleo como fertilizantes en la agricultura, para regeneración de playas, etc. El aumento de la temperatura y la invasión de especies alóctonas (e.g. la macroalga Caulerpa taxifolia y C. racemosa en el Mediterráneo). Los efectos de pesca de arrastre es la amenaza más evidente, que abarca desde el efecto directo de la destrucción física del hábitat por extracción y erosión mediante los artes de arrastre, así como los efectos 101


indirectos en las áreas adyacentes por alteración de las condiciones ambientales, debido al aumento de la turbidez y de las tasas de sedimentación, que influyen en el desarrollo algal y en la diversidad y abundancia (Barberá et al., 2003). Estas amenazas producen efectos directos o indirectos, que pueden clasificarse en: efectos físicos (reducción de la luminosidad, resuspensión de sedimento, alteración de las corrientes y de la granulometría del sedimento), efectos químicos (por efecto de la eutrofización o por la resuspensión de sedimentos) y efectos biológicos (por la disminución de la complejidad del hábitat y la abundancia y riqueza de especies, generando cambios en la composición de especies debidos a la substitución y proliferación de especies oportunistas). Estudios previos han demostrado que, en general, la reducción en el número de microhábitats provoca una disminución de la riqueza de especies (Grall y Glemarec, 1997; Grall y Hall-Spencer, 2003) y la sustitución de especies que son típicas del maërl por otras especies características de sedimentos con elevada contenido en materia orgánica (Sánchez Mata et al., 1998). Distribución Los fondos de maërl se distribuyen en fondos de 70-80 metros, en parches relativamente extensos en toda la parte central del canal de Menorca, donde existen enclaves con coberturas superiores al 100 %, y en manchas de menor tamaño en el Cabo de Formentor y alrededor de las costas de Menorca.

102


Estado de conservación Los fondos de maërl en el canal de Menorca presentan un estado de conservación favorable, sin embargo hay zonas donde potencialmente están experimentando fuertes perturbaciones debido a la fuerte presión pesquera. En este sentido, un buen indicador de su estado de conservación puede ser el valorar la cantidad de substrato arbustivo presente (otras algas como laminarias y rodofíceas, esponjas, gorgonias, etc.), ya que son organismos muy sensibles al impacto del arrastre. Se ha observado que los fondos mejor conservados se encuentran en zonas donde existen grandes bloques de roca que actúan como efecto disuasorio al arrastre, lo que está propiciando la conservación de estas manchas de maërl en perfecto estado. Impactos Los impactos que se están produciendo sobre este tipo de fondo son: erosión mecánica por artes de pesca (arrastre y trasmallo), aumento de la turbidez y sedimentación ocasionada por la tracción sobre el fondo de estos artes de pesca. Aunque poco importante, también puede existir un impacto ligado a la contaminación generada por el intenso tráfico marítimo de la zona. Medidas de protección Los fondos de maërl deberían tener, al igual que el coralígeno, una protección jurídica especial a nivel europeo, ya que sus poblamientos están ampliamente impactados. Se recomienda su inclusión como hábitat prioritario en la Directiva ―Habitat‖ (92/43/EEC). Se considera biocenosis de protección prioritaria en el convenio de Barcelona, en el piso infralitoral (* III.3.2.1. Facies de Maërl). Actualmente existe un Plan de Acción para la conservación del coralígeno y de las demás bioconcreciones calcáreas del Mediterráneo (ver ficha descriptiva del coralígeno para más información). También debería revisarse su clasificación dentro del hábitat 1110: Bancos de arena cubiertos permanente por agua marina poco profunda, ya que en la descripción de este hábitat se establece una profundidad de distribución para este hábitat de 30 m. Entre las especies estructuradoras, Phymatolithon calcareum, Lithothamnium coralloides están protegidas en la directiva Hábitat y y Laminaria rodriguezii en el convenio de Barcelona.

6.2. Bionomía bentónica A continuación se presenta un mapa con la cartografía de las biocenosis y comunidades bentónicas, lo que se denomina bionomía bentónica. Esta cartografía es el resultado del proceso de interpretación del sonar de barrido lateral, la superposición de la información biológica y visual y la interpolación espacial. Toda la información está georreferenciada y ha sido tratada mediante Sistemas de Información Geográfica (S.I.G), concretamente con el software ArcView 9.2. Además de las biocenosis descritas en el apartado anterior, se ha añadido información respecto a la distribución del alga parda Laminaria rodriguezii, por su importancia a nivel ecológico y su interés de protección (ver descripción en pág. 117). Además, este alga puede estar asociada a diferentes biocenosis, tanto a fondos tipo maërl, como detrítico costero con rodolitos o detrítico costero sin cobertura vegetal, por lo que se ha considerado interesante incluirla como una capa de información cartográfica superpuesta a las que definen los otros tipos de comunidades.

103


104


6.3. Flora y fauna La riqueza específica es una de las formas fundamentales de medir la diversidad biológica marina (Bianchi y Morri 2000), abarcando tanto el número de especies como la abundancia y biomasa de estas. En este apartado se presenta una descripción de la riqueza de especies de fauna y flora presentes en el canal de Menorca y una caracterización de la estructura de los poblamientos de los diferentes hábitats y biocenosis descritos en el apartado anterior. Inventario de especies A partir de los muestreos realizados mediante patín epibentónico durante la campaña CANAL0209 se ha inventariado un total de 453 especies (Tabla 8). En la tabla 1 del Anexo IV (pág. 205) se puede ver el inventario completo de especies identificadas. Falta completar esta información con el número de especies de esponjas y cnidarios, que están en proceso de determinación por los expertos de cada grupo taxonómico*. Las algas inventariadas han sido 57 especies, de las cuales, el grupo más importante son las rodofíceas (Filum Rhodophyta) (32 especies), evidente si consideramos que la mayoría de los fondos del canal de Menorca está formado por biocenosis en cuya estructura dominan las algas rojas (maërl, detrítico costero con coralináceas, detrítico costero con Osmundaria y detrítico costero con Peyssonnelia). Este grupo de algas representa además elevadas biomasas (108998.4 gr/500 m2= 218 gr/ m2), lo que supone el 90 % de la biomasa media del total de algas (122379.2 gr/500 m2=244.8 gr/ m2). Esta contribución a la biomasa algal está justicada por las elevadas abundancias de este grupo, y además, debido a que las algas coralináceas tienen concreciones de carbonato cálcico en sus talos. Las algas pardas (Cl. Phaeophyta) y algas verdes (Filum Chlorophyta) muestran una riqueza específica similar (10 especies), aunque las primeras son más abundantes que las segundas, con biomasas medias de 9284.2 y 3993.9 gr/500 m2, respectivamente. Los grupos más representativos de fauna, en cuanto al número de especies, son los moluscos (86 especies), los crustáceos (83 especies) y peces (55 especies). En biomasa, son los equinodermos el grupo más representativo (2264.3 g/500 m2), debido fundamentalmente a las enormes abundancias de equinodermos de gran tamaño (> 20 cm) como los erizos Spatangus purpureus y Sphaerochinus granularis y las estrellas Astropecten aranciacus y Echinaster sepositus (ver apartado Estructura de la biocenosis, pág. 109). Los crustáceos, sin embargo, representan el grupo más numeroso, con abundancias medias de 303.7 ind/500 m2, frente a los 117.9 ind/500 m2 que presentan los equinodermos. Fundamentalmente se trata de decápodos de pequeño tamaño (talla media = 2 cm), por lo que la biomasa de este grupo es relativamente baja (102.1 g/500 m2). Los moluscos presentan una abundancia y biomasa media relativamente baja (59.9 ind/500 m2 y 129.5 g/500 m2, respectivamente), siendo las clases con una mayor riqueza específica y abundancia los bivalvos y gasterópodos (bivalvos: 30 especies y 22.2 ind/500 m2; gasterópodos: 45 especies y 21.5 ind/500 m2). Los peces (Filum Vertebrata) son relativamente poco abundantes, (24.9 ind/500 m2), aunque hay que recordar que el tipo de muestreo utilizado no es el adecuado para la captura de fauna con una relevante capacidad natatoria, ni para las especies de pequeño tamaño como gasterópodos, bivalvos, anélidos, etc.. Destacar que el grupo de los briozoos y ascidias, aunque poco representado en términos de biomasa (44 y 136.7 g/500 m2, respectivamente) presentan una elevada riqueza específica (43 especies por grupo taxonómico). Los anélidos poliquetos presentan abundancias notorias (197.6 ind/500 m2), debido a las especies Ditrupa arietina y Hyalinoecia tubicola, características de fondos detríticos costeros, con o sin cobertura vegetal. Aunque no se ha podido reflejar en este informe el inventario de esponjas, ya

105


que el trabajo de clasificación por los expertos está en proceso de elaboración, comentar que es un grupo muy diverso y con elevadas abundancias. Tabla 8. Abundancia, biomasa y nº de especies del canal de Menorca (patín epibentónico, Campaña CANAL0209) nº especies o Abundancia media Biomasa media GRUPO categorías (ind/500m2) (g/500m2) CHLOROPHYTA

10

-

3993.9

PHAEOPHYCEA

10

-

9284.2

RHODOPHYTA

32

-

108998.4

OTRAS

5

-

102.7

TOTAL ALGAS

57

-

122379.2

FANEROGAMAS (rizomas)

1

-

1052.6

ANNELIDA

21

197.6

53.9

BRIOZOA

43

-

44.0

CNIDARIA*

16

-

18.9

CRUSTACEA

83

303.7

103.8

74

297.5

102.1

O. DECAPODA OTROS

9

6.1

1.7

39

117.9

2264.3

Cl. ASTEROIDEA

13

6.9

263.6

Cl. CRINOIDEA

1

0.1

0.1

ECHINODERMATA

Cl. ECHINOIDEA

9

9.6

1622.8

Cl. HOLOTHUROIDEA

7

2.2

258.8

Cl. OPHIUROIDEA

10

99.1

119.0

86

59.9

129.5

MOLLUSCA Cl. BIVALVA

30

22.2

19.8

Cl. CEPHALOPODA

8

1.3

80.3

Cl. GASTROPODA

45

21.5

27.3

Cl. POLYPLACOPHORA

2

1.2

0.5

Cl. SCAPHOPODA

1

13.7

1.6

PLATYHELMINTHES

1

0.1

0.2

PORIFERA*

7

-

555.0

SIPUNCULA

1

0.1

0.1

UROCHORDATA (ASCIDIAS)

43

-

136.7

VERTEBRATA

55

25.9

253.7

Cl. CHONDRICHTHYES

4

1.1

17.5

Cl. OSTEICHTHYES

51

24.9

236.3

TOTAL FAUNA

391

705.1

3750.9

TOTAL ESPECIES

453

705.1

126130.1

Abundancia ( Biomasa (

ind/km2)

kg/km2)

1410200 252260.2

106


En los siguientes gráficos, se comparan los valores de riqueza específica, biomasa algal y abundancia y biomasa de fauna en relación a los hábitats muestreados. El nº de especies es mayor en fondos de Osmundaria y Peyssonnelia (222 y 184 especies, respectivamente) a pesar de que el número de muestras con las que se ha obtenido estos valores de riqueza específica son menores en comparación con otros hábitats como detrítico costero sin vegetación y detrítico costero con rodolitos. En estos fondos se encuentran el 98 % de las especies inventariadas para todo el canal de Menorca. También en Osmundaria y Peyssonnelia se han obtenido mayores valores de abundancia y biomasa de fauna. Sin embargo, la biomasa algal es mucho más elevada en fondos de maërl, alcanzando valores medios de 645138.2 g/500 m2. A pesar de lo que cabría esperar, el número de especies en fondos de maërl ha sido relativamente bajo en comparación con otros hábitats. Esto puede justificarse por que el número de muestras con las que se ha obtenido este valor de riqueza específica es únicamente cinco. Además, gran cantidad de la biodiversidad presente en fondos de maërl está representada por especies de fauna sésil como esponjas y cnidarios, que están en proceso de clasificación. 200

800000

180

700000

40

300000 200000

1

6

5

4

3

0 2

100000

0 1

20

2500

Abundancia fauna (ind/500m 2)

10000 8000 6000 4000

2000 0

2000

1500

1000

500

4

5

Osmundaria volubilis

Maërl

6

3

Peyssonnelia sp.

Detrítico enfangado

2

5

Maërl

Detrítico con rodolitos

4

Osmundaria volubilis

6

3

Peyssonnelia sp.

Detrítico enfangado

2

Detrítico con rodolitos

Detrítico sin vegetación 1

0 1

Biomasa fauna (g/500m 2)

12000

6

60

400000

5

80

4

100

500000

3

120

600000

Detrítico sin vegetación

nº especies

140

2

Biomasa algal (g/500m2)

160

Valores de nº especies, biomasa algal, abundancia y biomasa algal (media ± error estándar) en los diferentes hábitats muestreados: detrítico costero sin vegetación (n=27), detrítico costero con rodolitos (n=20), detrítico costero con Peyssonnelia sp. (n=5), detrítico costero con Osmundaria volubilis (n=6), maërl (n=4) y detrítico costero enfangado con ofiuras (n=3).

107


Se realizó un inventario de la diversidad, abundancia y biomasa de especies demersales presentes en el canal de Menorca en base a la información existente en bases de datos del Centro Oceanográfico de Baleares, obtenida en diferentes campañas MEDITS, BALAR y MIGJORN, durante los años 20012008, muestreadas con arte de arrastre experimental GOC (Tabla 9). Como las áreas de muestreo son mayores, los valores se han referenciado a un área de km2. El listado de especies diferentes a las registradas en la campaña CANAL0209 se puede consultar en la tabla 2 del Anexo IV (pág. 215).

Tabla 9. Abundancia, biomasa y nº de especies del canal de Menorca (arte experimental de arrastre GOC, Campañas MEDITS, BALAR y MIGJORN realizas durante los años 2001-2008) nº especies o Abundancia media Biomasa media GRUPO categorías (ind/km2) (kg/km2) CHLOROPHYTA

7

-

181.8

PHAEOPHYCEA

6

-

285.8

30

-

2123.0

-

-

93.8

TOTAL ALGAS

43

-

2684.4

FANEROGAMAS (rizomas)

1

-

182.1

ANNELIDA

9

149.2

0.9

BRIOZOA

3

17.2

0.0

CNIDARIA*

9

1044.2

11.6

CRUSTACEA

33

1903.1

12.5

O. DECAPODA

30

1899.8

12.5

OTROS

3

3.3

0.0

29

10459.0

2462.7

Cl. ASTEROIDEA

11

887.3

39.6

RHODOPHYTA OTRAS

ECHINODERMATA Cl. CRINOIDEA

1

8.8

0.0

Cl. ECHINOIDEA

6

9327.1

2410.5

Cl. HOLOTHUROIDEA

6

92.7

12.1

Cl. OPHIUROIDEA

5

143.1

0.5

MOLLUSCA

44

1256.5

292.9

Cl. BIVALVA

7

52.3

1.0

Cl. CEPHALOPODA

13

1061.9

287.8

Cl. GASTROPODA

22

134.6

3.6

Cl. POLYPLACOPHORA

2

7.7

0.0

PORIFERA*

5

2347.6

247.6

UROCHORDATA (ASCIDIAS)

24

3661.7

128.0

VERTEBRATA

90

200.4

Cl. CHONDRICHTHYES

13

1980.2

443.3

Cl. OSTEICHTHYES

77

49318.0

1557.1

TOTAL FAUNA

247

72149.2

5251.0

TOTAL ESPECIES Especies diferentes al inventario CANAL0209

290

72149.2

8117.5

114

108


Existen un total de 114 especies obtenidas en los muestreos mediante GOC en las campañas MEDITS, BALAR y MIGJORN que no se han capturado mediante patín epibentónico en la campaña CANAL0902, la mayoría de ellas, por supuesto, se trata de especies típicamente demersales, como cefalópodos (7 especies), gasterópodos, bivalvos y crustáceos de gran tamaño (9, 3 y 10 especies respectivamente) y peces osteíctios y condrictios (52 y 7 especies). Añadiendo estas especies al inventariado del canal de Menorca la biodiversidad específica asciende a 567 especies. Total especies inventariadas en campaña CANAL0209 Total especies inventariadas en campañas MEDITS, BALAR Y MIGJORN (diferentes a las de la campaña CANAL0902)

453 especies

TOTAL ESPECIES INVENTARIADAS EN EL CANAL DE MENORCA

567 especies

114 especies

Estructura de las biocenosis La estructura de las biocenosis definidas en el canal de Menorca, se analizó a partir de la información obtenida mediante muestreos con patín epibentónico. Se entiende por estructura de la comunidad o biocenosis a la organización de la comunidad, en relación a la composición específica y a las abundancias individuales y relativas. A nivel general, los análisis estadísticos multivariantes no mostraron cambios en la estructura de la comunidad al comparar los poblamientos de las diferentes biocenosis, ya que se trata de fondos muy homogéneos ambientalmente y los hábitats muestran un grado elevado de solapamiento en la composición específica, especialmente de la fauna. Aunque estadísticamente no sea significativo, la composición algal si que ha mostrado diferencias entre hábitats, siendo el criterio que se ha utilizado para clasificar las muestras obtenidas en la campaña. La biomasa algal media se ha estimado en 122379.2 gr/500m2, lo cual equivale a 244.5 gr/m2 (Tabla 10). Existe una graduación en los valores de biomasa algal entre los hábitats definidos. Los fondos de detrítico costero y detrítico costero enfangado se caracterizan por una escasa biomasa algal, cuya media es de 2596.2 y 596.1 gr/ 500m2 respectivamente. A continuación están los fondos de detrítico costero con rodolitos, con valores medios de 8693.5 gr/ 500m2, los fondos de detrítico costero con Osmundaria, con 20837.9 gr/ 500m2, los fondos de Peyssonnelia, con 50413.2 gr/ 500m2 y por último los fondos de maërl, con 645138.2 gr/ 500m2. Estos valores de biomasa son comparables a los descritos en la bibliografía en zonas cercanas al área de estudio (ver datos en la descripción de cada biocenosis). En cuanto a la composición específica (Tabla 10), el fondo de detrítico costero enfangado es el que presenta una menor complejidad, con escaso número de especies, dominando la especie invasora Acrothamnion pressii. El detrítico costero sin vegetación presenta una mayor variedad de algas que el anterior, pero sin una dominancia clara de especies concretas ya que, en su mayoría, se trata de acumulaciones de restos algales procedentes de los hábitats cercanos. Hay que destacar que en este tipo de fondos la especie Laminaria rodriguezii representa el 6.9 % de la biomasa, aunque generalmente va asociada a fondos con rodolitos. El detrítico costero con rodolitos muestra una dominancia de las algas coralináceas (Lithothamnion coralloides, L. valens, Phymatolithon calcareum y Spongites fruticulosus), que suponen el 45 % de la biomasa algal, y una abundante presencia de algas erectas como Laminaria rodriguezii y de algas rojas (Osmundaria volubilis, Peyssonnelia sp. y Phyllophora crispa), que representan un 14.3 y un 9.5 % del total, respectivamente. Los fondos de Osmundaria presentan un 21,7 % en biomasa de la especie Osmundaria volubilis, un 4.9 de Phyllophora crispa y un 13.9 de coralináceas. La biomasa de los fondos de Peyssonnelia está 109


representada por un 44.4 % de Peyssonnelia sp. y un 5.7 % de P. rosa-marina. Las muestras definidas como fondos de maërl presentan un 61.3 % de coralináceas y un 6.3 % de Cryptonemia tuniformis. La especie invasora Acrothanmion pressi está presente en todas las biocenosis, pero no existen indicios de que suponga una amenaza para la biodiversidad, aunque no se ha estudiado los efectos que tiene sobre los poblamientos algales naturales. Los datos sobre fauna se han analizado distinguiendo entre fauna bentónica (organismos que guardan una fuerte relación con el fondo) y fauna demersal (organismos que, por oposición a los pelágicos, viven en las proximidades del fondo; también llamados nectobentónicos). La fauna bentónica está constituida básicamente por organismos sésiles (esponjas, ascidias, gorgonias, etc.) o con escasa capacidad de desplazamiento (equinodermos, crustáceos, moluscos, etc.). La fauna demersal está integrada por peces, cefalópodos y crustáceos nadadores (gambas, eufausiáceos, misidáceos), aunque este último grupo no se ha considerado en los análisis ya que este tipo de muestreo no es adecuado para su recolección, con lo que se subestimaría su abundancia. La fauna bentónica (Tablas 11 y 12), presenta una estructura y composición en sus poblamientos muy similar, aunque existen algunas especies que muestran una segregación en su distribución dependiendo del tipo de hábitat. En términos de abundancia (Tabla 11) destacan los poliquetos Ditrupa arietina y Hyalinoecia tubicola, la ofiura Ophiura sp., el erizo Spatangus purpureus, la holoturia Stichopus regalis, las estrellas Echinaster sepositus y Astropecten aranciacus, los decápodos de pequeño tamaño (Galathea intermedia, Inachus dorsettensis, I. thoracicus, Diogenes pugilator, Pagurus prideaux) y diversas especies del género Liocarcinus, Macropodia y Ebalia. La densidad media es de 549.1 ind/500 m2, siendo mayor en los fondos de Osmundaria (1278.6 ind/500 m2) que en los de Peyssonnelia (993.0 ind/500 m2), maërl (581.3 ind/500 m2) y fondos con rodolitos (499.5 ind/500 m2). Detrítico costero y fango con ofiuras son las biocenosis que presentan menor densidad media (414.3 y 223.6 ind/500 m2, respectivamente). Destacar que la estrella Echinaster sepositus y el erizo Psammechinus microtuberculatus son muy frecuentes en todos los fondos estudiados (76 y 40 % de las muestras), pero presentan una mayor abundancia en los fondos de maërl (24.6 y 15.9 ind/500 m2, respectivamente). También el erizo Sphaerechinus granularis presenta mayores densidades en fondos de maërl (14.7 ind/500 m2), sin embargo su frecuencia de aparición es baja (9 %). La holoturia Stichopus regalis y el erizo Spatangus purpureus son relativamente frecuentes (23.9 y 46.3 %), sin embargo su abundancia es mayor en fondos de Osmundaria y Peyssonnelia, estando ausente en fondos de maërl. Dentro del grupo de los crustáceos, Ebalia tuberosa es más abundante en fondos de maërl y Diogenes pugilator en fondos fangosos (junto con la ofiura Ophiura texturata). Inachus dorsettensis es muy abundante en todos los tipos de fondos, excepto en los de maërl, mientras que I. thoracicus es más abundante en este tipo de fondos. El poliqueto Ditrupa arietina tiene una elevada densidad en todas las biocenosis (120.8 ind/500 m2), pero nula en los fondos de maërl y en fango con ofiuras. Sin embargo Hyalinoecia tubicola es más abundante en los fondos de Osmundaria. En términos de biomasa (Tabla 12), además de las anteriores especies, que también representan un elevado porcentaje, ganan importancia grupos de fauna sésil como las ascidias (Ascidia mentula, Ciona spp. y Diazona violacea), las esponjas (su determinación está en proceso de ser completada por expertos), los antozoos (Alcyonium palmatum) y los briozoos (Myriapora truncata, Pentapora fascialis, Adeonella calveti). La biomasa media fue de 3559.7 gr/500 m2, siendo más elevada en los fondos de Peyssonnelia y Osmundaria (10255.0 y 8498.3 gr/500 m2 respectivamente), seguidamente en los fondos de rodolitos (3017.9 gr/500 m2) y los fondos de maërl, detrítico costero y fangos con ofiuras (2851.4; 2066.4 y 2066.3 gr/500 m2, respectivamente). Las mayores biomasas obtenidas en fondos asociados a algas rodofíceas blandas y Peyssonnelia se justifican por las elevadas abundancias del erizo Spatangus purpureus, que, sin embargo, no está presente en los fondos de maërl. Respecto al grupo de las ascidias, destacar que Aplidium conicum y Microcosmus vulgaris presentan mayor 110


biomasa en los fondos de Osmundaria (38.1 y 40.5 gr/500 m2, respectivamente); Ascidia mentula en los fondos de Peyssonnelia (112.6 gr/500 m2); Diazona violacea en los fondos de maërl (74.1 gr/500 m2) y Pseudodistoma obscurum en los fondos de fango con ofiuras (15.2 gr/500 m2). En el grupo de los equinodermos, la estrella Luidia ciliaris, el erizo Sphaerechinus granularis y la holoturia Holothuria tubulosa presentan mayores biomasas en los fondos de maërl (124.8; 1265.6 y 127.8 gr/500 m2, respectivamente). El antozoo Alcyonium palmatum presenta su mayor biomasa media en los fondos de fangos con ofiuras (35.6 gr/500 m2). Los briozoos están presentes en todos los hábitats, excepto en los fondos de maërl, siendo más abundantes en los fondos de Peyssonnelia. Tal como ocurre con las abundancias, el poliqueto Ditrupa arietrina presenta unas elevadas biomasas (141.6 gr/500 m2) en fondos de Osmundaria. La fauna demersal capturada con el patín epibentónico en el canal de Menorca está constituida básicamente por cefalópodos, peces cartilaginosos y óseos (Tabla 13 y 14), presentando valores muy bajos de abundancia y biomasa en comparación con los estudios previos realizados empleando otros sistemas de muestreo (e.g. GOC, Ordines y Massutí., 2009), ya que el patín va dirigido principalmente a la captura de la fauna bentónica de escasa movilidad. En términos de densidad (Tabla 13), el número medio de individuos de fauna demersal se ha estimado en 27.2 ind/500 m2. La abundancia es mayor en las muestras obtenidas en Peyssonnelia (60. 8 ind/500 m2), que en las de maërl (56 ind/500 m2) y fondos de Osmundaria (44.2 ind/500 m2). Los mínimos valores se obtienen en los fondos de fango con ofiuras (13.6 ind/500 m2), seguido por los fondos de rodolitos y el detrítico costero (19.5 y 20.7 ind/500 m2, respectivamente). Las especies más frecuentes son Deltentosteus quadrimaculatus, Deltentosteus sp., una especie de góbido sin determinar, Gobius geniporus y Trachinus draco, aunque sus frecuencias de aparición siempre están por debajo del 35 %. Las abundancias medias por especie son muy bajas, oscilando entre 0.1 y 3.3 ind/500 m2. Cuando se observan los resultados de la abundancia de especies por tipo de hábitat, los poblamientos son muy similares, aunque se puede destacar que en los fondos de maërl son relativamente más abundantes las siguientes especies: el sepiólido Rondeletiola minor (4.2 ind/500 m2) y los peces óseos Gobius geniporus, Crystallogobius linearis y Scorpaena scrofa (18.8; 6.0 y 4.5 ind/500 m2). En los fondos de Osmundaria destaca la abundancia de Arnoglossus thori (11.5 ind/500 m2) y Serranus cabrilla (4.4 ind/500 m2). En los fondos asociados a acumulaciones de Peyssonnelia abundan los góbidos Odondebuenia balearica (12.1 ind/500 m2) y una especie cuyo nombre específico está en revisión, nombrado como góbido 2 (10.9 ind/500 m2). En términos de biomasa (Tabla 14), la media de fauna demersal por muestra se ha estimado en 334.0 gr/500 m2, siendo las especies que más contribuyen a este valor especies de gran tamaño que además presentan máximos de biomasa muy elevados, como los cefalópodos Octopus vulgaris (máximo: 720.8gr/500 m2) y Sepia officinalis (máximo: 491.1 gr/500 m2) y los peces Scorpaena scrofa (máximo: 2585.0 gr/500 m2), Trachinus dracus (máximo: 694.7 gr/500 m2) y Serranus cabrilla (máximo: 250 gr/500 m2). Las biomasas son mayores en los fondos poblados de algas Peyssonnelia, de Osmundaria y en los fondos de maërl (571.3; 546.5 y 391 gr/500 m2, respectivamente). Las especies que presentan mayor contribución en cada una de estas biocenosis son las siguientes: Scorpaena notata en fondos de Peyssonnelia (133.4 gr/500 m2), Arnoglosus thori y Solea sp. en fondos de Osmundaria (44.8 y 50.9 gr/500 m2, respectivamente) y Scorpaena scrofa y Serranus cabrilla en fondos de maërl (190.8 y 100.4 gr/500 m2, respectivamente).

111


Tabla 10. Porcentaje medio de biomassa de cada especie de algas (%) respecto a la biomasa algal total (gr/500 m2) para cada una de las biocenosis y para el total de las muestras. N= nÂş muestras % Biomasa por especie GRUPO CHLOROPHYTA

Especie Caulerpa racemosa Codium bursa Codium sp. Flabellia petiolata Halimeda tuna Palmophyllum crassum Valonia macrophysa FANEROGAMAS Posidonia oceanica Cystoseira sp. PHAEOPHYCEAE Dictyota sp. Halopteris filicina Laminaria rodriguezii Sargassum sp. Zanardinia typus RHODOPHYTA Acrothamnion pressii Aeodes marginata Cryptonemia tuniformis Gloiocladia microspora Gloiocladia repens Gracilaria sp. Halopithys incurva Halymenia sp. Corallincea incrustante Kallymenia sp. Lithothamnion coralloides Lithothamnion valens Osmundaria volubilis Peyssonnelia rosa-marina Peyssonnelia sp. Phyllophora crispa Phyllophora heredia Phymatolithon calcareum Polysiphonia elongata Polysiphonia nigra Rhodymenia sp. Rityphlaea tinctoria Rytiphlaea tinctoria Sphaerococcus coronopifolius Spongites fruticulosus 2 Biomasa algal (gr/500 m ) Biomasa algal (gr/m2) N

Detritico costero 0.0 1.0 0.2 1.8 0.4 0.3 0.5 12.6 0.6 0.1 4.3 6.9 0.0 0.3 7.6 0.2 0.6 0.7 0.1 0.1 2.4 0.4 1.2 0.5 4.7 1.5 5.2 1.2 4.8 6.0 0.0 10.0 0.3 5.1 0.6 0.0 0.4 0.2 16.8

Rodolitos 0.0 0.2 0.0 1.9 0.1 0.3 0.2 1.8 0.0 0.0 5.5 14.3 0.0 1.1 2.8 0.3 0.3 0.4 0.2 0.2 0.8 0.2 0.8 1.0 8.0 5.6 2.5 0.7 2.9 4.1 0.0 12.2 0.0 0.7 0.5 0.1 0.4 0.1 29.5

Peyssonnelia 0.2 0.6 0.0 0.7 0.0 0.1 0.8 4.5 0.0 0.4 0.6 0.0 0.0 0.1 25.7 0.2 0.0 0.5 0.0 0.1 2.2 0.1 0.2 0.1 0.4 0.8 0.9 5.7 44.4 0.9 0.1 4.2 0.0 1.1 0.6 0.0 1.2 0.2 1.9

Osmundaria 0.0 2.4 0.0 0.4 0.1 0.1 0.3 33.1 0.3 0.0 0.5 1.1 0.1 1.1 9.6 0.0 0.2 0.1 0.5 0.3 3.2 0.6 0.0 1.1 1.4 2.2 21.7 0.8 0.8 4.9 0.1 4.4 0.0 1.7 1.2 0.1 0.1 0.6 4.7

2596.2

8693.5

56413.2

5.2 28

17.4 20

112.8 5

Fango con ofiuras

MaĂŤrl

Total

0.0 0.1 0.0 2.7 0.0 0.4 0.7 0.1 0.0 0.0 0.7 0.4 0.0 0.2 0.7 0.0 0.3 6.3 6.0 0.0 0.1 0.0 0.0 2.6 17.3 6.1 4.6 0.2 4.3 5.1 0.0 20.7 0.0 0.0 1.4 0.0 1.1 0.6 17.2

0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 1.8 0.0 0.0 1.7 0.4 0.0 0.4 59.6 0.8 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 2.8 0.0 0.0 3.9 3.8 0.0 0.0 1.4 0.4 0.0 8.7 0.0 0.4 0.0 0.0 0.0 0.4 13.4

0.0 0.7 0.0 1.2 0.1 0.2 0.4 9.0 0.2 0.1 2.2 3.8 0.0 0.5 17.7 0.2 0.2 1.3 1.1 0.1 1.5 0.7 0.4 0.9 5.9 3.4 5.8 1.4 9.8 3.6 0.0 10.0 0.1 1.5 0.7 0.0 0.5 0.4 13.9

20837.9

645138.2

596.1

122379.2

41.7 6

1290.3 4

1.2 3

244.8 66

*Se han marcado en azul las especies que representan un mayor porcentaje.

112


Tabla 11. Abundancia y frecuencia de aparación de las especies de fauna bentónica más abundantes en cada una de las biocenosis descritas en el circalitoral del canal de Menorca. N=nº muestras. Abundancia (ind/500m2) Grupo Cl. POLYCHAETA

Cl. BIVALVA

Cl. GASTROPODA

Cl. ASTEROIDEA

Cl. ECHINOIDEA

Cl. HOLOTHUROIDEA Cl. OPHIUROIDEA

O. DECAPODA

Total fauna (ind/500 m2) N

Especie Ditrupa arietina Hyalinoecia tubicola Laetmonice hystrix Chlamys opercularis Laevicardium crassum Palliolum incomparabile Timoclea ovata Venus casina Calliostoma sp. Fusinus pulchelus Turritella turbona Anseropoda placenta Astropecten aranciacus Chaetaster longipes Echinaster sepositus Psammechinus microtuberculatus Spatangus purpureus Sphaerechinus granularis Stichopus regalis Ophiocomina nigra Ophioderma longicauda Ophiura spp. Ophiura texturata Dardanus arrosor Diogenes pugilator Ebalia deshayesi Ebalia tuberosa Eurynome aspera Galathea intermedia Galathea nexa Inachus dorsettensis Inachus thoracicus Liocarcinus bolivari Liocarcinus corrugatus Liocarcinus depurator Liocarcinus maculatus Liocarcinus zariquieyi Macropodia linaresi Macropodia rostrata Pagurus prideaux Parthenope massena Philocheras sculptus Pilumnus spinifer Xantho pilipes

Detritico costero

Rodolitos

Peyssonnelia

Osmundaria

Maërl

Fango con ofiuras

Total

120.3 69.1 0.8 2.0 3.3 1.0 2.9 2.8 2.3 0.5 1.2 0.9 0.5 0.2 1.7 1.7 1.6 0.0 0.3 6.4 3.7 39.6 6.3 1.9 13.1 3.0 3.6 5.7 14.3 0.7 40.4 12.4 1.7 1.2 4.5 3.7 1.5 2.9 4.3 9.8 0.9 7.0 3.4 0.7

17.2 48.4 4.6 6.0 9.2 4.7 1.8 0.9 6.9 1.4 3.5 0.6 0.3 0.7 2.6 3.5 3.4 0.5 0.4 3.3 0.1 72.7 5.4 2.6 17.2 5.0 8.7 5.9 20.3 3.0 70.0 34.3 3.4 6.1 2.2 9.5 0.9 2.3 2.5 20.2 4.1 7.6 5.2 1.0

163.4 70.1 3.1 3.1 8.9 6.0 0.6 1.7 0.0 0.4 2.7 2.7 1.2 0.0 3.4 9.5 14.7 1.6 10.8 0.0 0.9 49.2 16.7 2.8 3.9 0.0 3.1 20.4 61.4 0.0 40.5 36.1 1.7 58.0 6.6 1.4 6.2 3.0 9.0 24.5 9.7 1.7 6.0 20.8

617.1 204.3 8.8 10.9 0.3 12.2 6.0 4.4 5.3 2.4 11.1 1.9 0.9 0.8 3.8 0.7 11.8 0.0 1.4 49.0 0.0 59.2 14.4 7.8 28.6 6.1 9.4 8.0 31.7 3.1 28.0 20.9 1.5 2.0 0.6 2.8 0.8 8.4 7.1 21.5 2.9 1.8 3.4 2.1

0.0 80.2 6.9 0.9 0.0 8.7 0.0 0.0 1.7 1.7 6.4 0.9 0.1 0.0 24.6 15.9 0.0 14.7 0.0 16.1 4.5 219.7 0.0 6.8 6.2 0.0 23.5 19.2 27.4 2.1 5.0 40.6 0.0 2.1 0.0 0.0 0.0 0.9 3.0 10.1 2.1 4.2 6.3 0.0

0.0 0.0 0.0 0.3 2.2 0.0 0.0 0.0 2.5 0.0 1.3 3.6 0.0 0.0 0.7 1.6 1.6 0.0 2.8 0.0 1.3 14.7 23.0 0.0 42.6 4.2 0.4 28.8 0.4 2.7 35.7 1.3 5.2 0.0 0.0 1.5 0.0 1.5 0.6 35.9 0.7 4.0 1.3 0.0

120.8 70.2 3.1 3.8 5.1 3.8 2.3 1.9 3.6 1.0 3.1 1.2 0.5 0.4 3.6 3.5 3.9 1.1 1.4 8.9 1.9 59.7 8.0 2.8 16.4 3.4 6.8 9.1 20.8 1.7 44.4 21.8 2.5 6.9 3.0 4.7 1.4 3.1 4.2 16.6 2.9 5.8 4.1 2.3

414.3 28

499.5 20

993.0 5

1278.6 6

581.3 4

223.6 3

549.1 66

Máximo 3621.9 1099.3 82.3 46.9 147.9 64.1 27.5 22.0 114.2 11.5 54.9 13.5 6.1 4.2 61.9 38.1 69.7 57.5 53.8 285.1 84.9 768.8 89.0 23.1 97.8 27.5 50.8 60.7 272.1 24.2 220.1 193.3 32.3 181.4 58.1 71.7 25.9 27.5 29.8 141.7 30.2 82.5 45.7 90.7

Frecuencia (%) 17.9 70.1 17.9 38.8 32.8 32.8 43.3 35.8 29.9 23.9 31.3 25.4 26.9 25.4 76.1 40.3 46.3 9.0 23.9 16.4 13.4 89.6 52.2 40.3 70.1 44.8 59.7 70.1 70.1 17.9 92.5 80.6 26.9 32.8 23.9 40.3 25.4 55.2 47.8 85.1 44.8 41.8 41.8 20.9

* Excluidas especies de fauna sésil y fauna demersal. Se han marcado en azul las especies que representan un mayor porcentaje.

113


Tabla 12. Biomasa y frecuencia de aparación de las especies de fauna bentónica más abundantes en cada una de las biocenosis descritas en el circalitoral del canal de Menorca. N=nº muestras. Biomasa (gr/500m2) Grupo ASCIDIACEA

PORIFERA GASTROPODA BIVALVA ASTEROIDEA

ECHINOIDEA HOLOTHUROIDEA

OPHIUROIDEA

DECAPODA

ANTHOZOA BRYOZOA

POLYCHAETA

Especie Aplidium conicum Aplidium elegans Aplidium nordmanni Ascidia mentula Ascidiella scabra Ciona intestinalis Diazona violacea Microcosmus vulgaris Pseudodistoma obscurum Suberites domuncula Tethya aurantium Turritella turbona Chlamys opercularis Astropecten aranciacus Echinaster sepositus Hacelia attenuata Luidia ciliaris Marthasterias glacialis Spatangus purpureus Sphaerechinus granularis Holothuria forskali Holothuria tubulosa Stichopus regalis Ophiocomina nigra Ophioderma longicauda Ophiura spp. Ophiura texturata Dardanus arrosor Dardanus sp. Diogenes pugilator Inachus dorsettensis Inachus thoracicus Pagurus prideaux Alcyonium palmatum Calliactis parasitica Myriapora truncata Pentapora fascialis Adeonella calveti Ditrupa arietrina Hyalinoecia tubicola

Total biomasa fauna (gr/500 m2) N

Detritico costero

Rodolitos

Peyssonnelia

Osmundaria

Maërl

Fango con ofiuras

Total

2.2 3.8 0.1 15.0 18.4 1.7 21.8 1.3 4.2 0.0 9.4 1.5 4.3 94.2 66.9 8.6 38.8 29.7 581.2 0.0 0.0 25.1 73.9 23.2 21.1 10.0 25.3 4.8 0.4 2.2 6.7 8.5 14.0 2.5 1.9 10.2 5.6 7.6 16.0 24.6

14.9 11.8 2.1 31.2 0.0 19.7 22.0 1.7 5.5 18.0 0.5 4.4 17.6 270.1 20.6 15.8 11.5 3.4 1222.4 16.3 138.1 0.0 105.2 14.6 0.7 22.3 23.2 9.7 0.1 4.6 10.3 22.0 34.4 5.3 2.5 8.6 26.0 9.2 2.7 16.9

0.0 18.1 28.9 112.6 0.0 48.6 0.0 0.0 3.6 5.8 0.0 1.5 3.3 186.6 43.9 14.4 0.0 0.0 4565.0 379.2 0.0 35.8 1076.7 0.0 7.2 37.1 42.8 6.0 79.9 3.3 6.1 25.3 48.3 19.0 0.0 14.7 42.5 17.9 32.8 17.4

38.1 17.8 17.2 25.7 0.0 18.3 12.1 40.5 0.0 46.4 33.6 12.2 36.8 239.3 49.2 7.3 30.4 0.0 5709.9 0.0 31.9 0.0 77.5 285.0 0.0 26.5 66.0 23.6 0.0 9.7 4.2 14.6 29.0 0.0 7.8 6.1 7.2 9.4 141.7 71.1

0.0 10.6 9.3 0.0 0.0 1.4 74.1 0.0 0.0 23.9 0.0 4.3 0.9 47.7 62.6 1.4 124.8 0.0 0.0 1265.6 125.9 127.8 0.0 23.6 64.2 24.9 0.0 9.6 6.8 2.1 0.8 28.4 16.9 0.0 10.4 0.0 0.0 0.0 0.0 24.7

0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 15.2 0.0 0.0 0.0 0.3 0.0 8.0 13.3 0.0 1.3 635.7 0.0 0.0 0.0 589.3 0.0 5.1 17.9 27.9 0.0 0.0 10.9 5.7 0.9 99.8 35.6 0.0 0.0 0.0 0.4 0.0 1.3

8.7 8.6 4.9 26.1 7.4 11.9 20.9 4.6 4.5 11.4 6.9 3.4 10.5 156.8 45.0 10.8 29.2 13.1 1493.2 108.7 51.6 20.4 183.6 40.6 13.4 18.4 29.5 8.0 6.6 4.2 7.0 14.9 29.2 6.1 2.8 8.3 13.8 8.0 22.4 24.2

2066.4 28

3017.9 20

10255.0 5

8498.3 6

2851.4 4

2066.2 3

3559.7 66

Máximo 183.0 193.3 90.7 563.1 348.7 351.4 445.9 243.0 109.9 274.5 201.3 73.2 203.2 4011.0 838.6 178.9 743.2 396.1 33582.7 4647.3 2507.9 511.2 5383.4 1652.7 486.6 183.5 277.7 82.4 399.7 27.5 33.0 135.3 394.7 91.1 44.3 104.2 520.0 60.5 833.1 370.3

Frecuencia (%) 11.9 17.9 14.9 29.9 7.5 19.4 16.4 6.0 7.5 13.4 10.4 23.9 38.8 26.9 76.1 20.9 16.4 7.5 46.3 9.0 7.5 7.5 23.9 16.4 13.4 89.6 52.2 40.3 10.4 70.1 92.5 80.6 85.1 22.4 10.4 25.4 17.9 44.8 17.9 68.7

* Excluidas especies de fauna sésil y fauna demersal. Se han marcado en azul las especies que representan un mayor porcentaje.

114


Tabla 13. Abundancia y frecuencia de aparación de las especies de fauna demersal más abundantes en cada una de las biocenosis descritas en el circalitoral del canal de Menorca. N=nº muestras. 2

Abundancia (ind/500m ) Grupo Cl. CEPHALOPODA

Especie

Eledone cirrhosa Eledone moschata Octopus vulgaris Rondeletiola minor Sepia elegans Sepia officinalis Sepietta oweniana Cl. CHONDRICHTHYES Raja miraletus Scyliorhinus canicula Cl. OSTEICHTHYES Arnoglossus laterna Arnoglossus thori Blennius ocellaris Bothus podas Chelidonichthys lastoviza Crystallogobius linearis Deltentosteus collonianus Deltentosteus quadrimaculatus Deltentosteus spp. Góbido 1 Góbido 2 Góbido 3 Góbido rojo Gobius cruentatus Gobius geniporus Lepadogaster spp. Lepidotrigla cavillone Merluccius merluccius Mullus surmuletus Odondebuenia balearica Scorpaena notata Scorpaena porcus Scorpaena scrofa Serranus cabrilla Serranus hepatus Solea spp. Symphodus cinereus Syngnathus acus Trachinus draco Trachinus radiatus Trigloporus lastoviza Uranoscopus scaber Zeus faber 2 Total fauna demersal (ind/500 m ) N

Detritico costero

Rodolitos

Peyssonnelia

Osmundaria

Fango con ofiuras

Maërl

Total

Máximo

0.1 0.0 0.0 0.1 0.6 0.2 0.2 0.0 2.5 0.1 1.0 0.1 0.0 0.0 0.3 0.1 2.8 2.2 0.1 1.5 1.6 0.2 0.2 1.8 0.3 0.7 0.1 0.0 0.1 0.4 0.1 0.1 0.5 0.4 0.0 0.1 0.0 0.5 0.0 0.0 0.2 0.1

0.0 0.0 0.1 0.0 0.3 0.1 0.2 0.0 0.0 0.0 0.1 0.0 0.0 0.1 0.0 0.5 3.0 2.8 0.9 1.6 2.0 1.2 1.5 2.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.7 0.2 0.1 0.2 0.4 0.6 0.1 0.0 0.0 0.2 0.0 0.1 0.1 0.1

0.0 0.0 0.4 0.0 0.2 0.8 0.0 0.0 0.0 0.0 0.4 0.0 0.4 0.2 0.0 0.8 0.0 1.7 0.0 10.9 10.9 0.4 0.0 3.1 2.7 0.0 0.0 0.4 12.1 4.1 0.0 0.4 1.1 0.4 0.0 1.7 0.2 1.3 0.2 0.0 0.4 0.0

0.0 0.0 0.7 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 11.5 0.0 0.0 0.0 1.8 0.0 5.4 1.8 0.0 2.3 4.1 1.1 2.5 2.0 0.5 0.0 0.0 0.0 1.1 0.0 0.0 0.4 4.4 0.2 0.4 0.0 0.0 1.1 0.0 0.0 0.4 0.0

0.0 0.0 0.0 4.2 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 6.0 0.0 3.0 0.9 0.9 0.0 10.5 0.9 1.7 18.8 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.2 0.0 4.5 1.5 0.0 0.0 0.0 0.3 0.2 0.2 0.0 0.2 0.0

0.5 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 2.1 1.1 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.5 2.6 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.3 1.3 0.0 0.0 0.0 0.0 0.2 0.0 4.2 0.0 0.0 0.0 0.4 0.0 0.0 0.0 0.0

0.1 0.0 0.1 0.3 0.4 0.2 0.2 0.0 1.0 0.2 1.4 0.0 0.1 0.0 0.6 0.2 3.0 2.2 0.3 2.1 3.0 0.6 0.8 3.3 0.3 0.3 0.1 0.0 1.3 0.5 0.1 0.4 0.8 0.7 0.0 0.2 0.0 0.5 0.0 0.0 0.2 0.0

20.7 28.0

19.5 20.0

60.8 5.0

44.2 6.0

56.0 4.0

13.6 3.0

27.2 66.0

2.0 1.1 2.3 16.9 7.6 2.5 5.7 1.2 67.9 7.3 46.3 1.0 2.2 1.1 16.9 9.1 40.3 18.6 17.6 36.5 36.5 17.6 17.6 33.8 13.5 16.6 5.4 2.0 60.5 18.2 1.9 9.6 21.1 15.2 1.9 8.6 1.1 4.6 0.8 1.0 2.0 1.1

Frecuencia (%) 7.5 1.5 10.4 3.0 14.9 11.9 4.5 1.5 1.5 4.5 26.9 4.5 4.5 4.5 9.0 4.5 28.4 32.8 4.5 19.4 29.9 11.9 9.0 31.3 6.0 6.0 4.5 4.5 9.0 16.4 6.0 16.4 26.9 23.9 4.5 3.0 4.5 28.4 3.0 3.0 13.4 4.5

*Excluidas especies de Natantia. Se han marcado en azul las especies más abundantes.

115


Tabla 14. Biomasa y frecuencia de aparación de las especies de fauna demersal más abundantes en cada una de las biocenosis descritas en el circalitoral del canal de Menorca. N=nº muestras. Biomasa (gr/500m2) Grupo Cl. CEPHALOPODA

Cl. CHONDRICHTHYES

Cl. OSTEICHTHYES

Especie Eledone cirrhosa Eledone moschata Octopus vulgaris Sepia elegans Sepia officinalis Sepietta oweniana Raja miraletus Raja montagui Raja polystigma Scyliorhinus canicula Arnoglossus laterna Arnoglossus thori Blennius ocellaris Bothus podas Chelidonichthys lastoviza Crystallogobius linearis Deltentosteus collonianus Deltentosteus quadrimaculatus Deltentosteus spp. Gobio 2 Gobius cruentatus Gobius geniporus Lepadogaster spp. Lepidotrigla cavillone Lophius budegassa Lophius piscatorius Merluccius merluccius Mullus surmuletus Odondebuenia balearica Scorpaena notata Scorpaena porcus Scorpaena scrofa Serranus cabrilla Serranus hepatus Solea spp. Syngnathus acus Synodus saurus Trachinus draco Uranoscopus scaber Zeus faber 2

Total biomasa fauna demersal (gr/500 m ) N

14.7 20.5 8.9 0.6 20.4 0.2 14.1 0.0 11.9 12.0 0.5 3.3 2.9 1.6 1.3 0.2 0.1 1.0 1.3 0.9 0.4 1.7 0.3 1.7 0.0 0.0 0.1 1.8 0.1 3.0 11.9 127.5 20.2 1.5 0.0 0.4 7.0 14.7 47.1 0.2

6.5 0.0 40.3 2.5 0.5 0.1 0.0 7.4 0.0 0.0 0.0 1.3 1.6 0.0 2.6 0.0 0.2 2.0 1.4 1.1 0.9 2.3 0.0 0.0 0.0 28.8 2.3 0.0 0.7 5.1 1.6 8.4 30.0 2.1 9.9 0.0 0.0 4.4 14.1 1.4

0.0 0.0 65.1 2.0 99.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.8 0.0 37.3 17.5 0.0 0.8 0.0 1.7 2.8 0.0 3.1 2.7 0.0 0.0 0.0 0.0 30.8 12.1 133.4 0.0 35.7 46.2 0.6 0.0 1.1 17.7 30.8 17.0 0.0

0.0 0.0 213.9 1.3 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 44.8 0.0 0.0 0.0 1.5 0.0 3.0 1.5 0.8 2.1 4.4 0.4 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.9 0.0 0.0 115.5 15.3 1.4 50.9 0.0 15.3 33.2 38.6 0.0

0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 5.1 0.0 2.1 0.9 0.0 1.7 14.6 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 2.7 0.0 190.8 100.4 0.0 0.0 1.7 0.0 4.2 32.1 0.0

Fango con ofiuras 79.6 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 5.1 6.3 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.8 2.6 0.0 0.0 0.0 0.0 2.1 20.3 0.0 1.3 0.0 0.0 0.0 0.0 95.8 0.0 12.9 0.0 0.0 0.0 8.8 0.0 0.0

363.4 28

191.8 20

571.3 5

546.5 6

391.0 4

235.9 3

Detritico costero

Rodolitos

Peyssonnelia

Osmundaria

Maërl

Total 12.6 8.3 39.6 1.2 15.8 0.1 5.7 2.2 4.8 4.8 0.5 6.3 1.7 4.5 2.6 0.5 0.1 1.4 1.4 1.0 0.7 2.9 0.4 0.8 1.2 8.6 0.8 3.0 1.3 12.9 5.3 84.0 27.9 2.2 7.5 0.3 5.5 13.3 29.8 0.5

Máximo 318.4 554.0 720.8 23.9 491.1 5.7 379.5 147.5 320.1 323.1 17.8 243.0 44.1 186.6 87.7 16.9 4.1 35.1 9.2 11.1 10.1 24.7 13.5 25.9 81.3 575.7 45.8 154.1 60.5 650.9 312.2 2585.0 250.1 45.5 305.7 9.6 188.0 163.0 694.7 27.7

Frecuencia (%) 7.5 1.5 10.4 14.9 11.9 4.5 1.5 1.5 1.5 1.5 4.5 26.9 4.5 4.5 4.5 9.0 4.5 14.9 32.8 19.4 9.0 31.3 6.0 6.0 1.5 1.5 4.5 4.5 9.0 16.4 6.0 16.4 26.9 23.9 4.5 4.5 4.5 28.4 13.4 4.5

* Excluidas especies de Natantia. Se han marcado en azul las especies más abundantes.

334.0 66

116


Especies indicadoras y especies de interés para su conservación A partir de los anteriores análisis, se concluye que existe una serie de especies representativas de los fondos circalitorales del canal de Menorca, algunas de ellas de elevada frecuencia y abundancia en todas las biocenosis, pero otras son características de una biocenosis en particular. Además, existen especies de interés para su conservación, consideradas como aquellas que presentan alguna figura de protección a nivel europeo, nacional o regional. Principalmente servirán de referencia las siguientes normativas en materia de conservación: -

Directiva Hábitats (DIRECTIVA 92/43/CEE) Convenio de Barcelona (Decisión del Consejo, 77/585/CEE) Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (Ley 4/89 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres). Catálogo Balear de Especies Amenazadas y de Especial Protección (Decreto 75/2005, BOIB, 106).

A continuación se describen estas especies características de los fondos del canal de Menorca, especificando cuales consideraremos indicadoras del estado de conservación de las biocenosis y marcando con un asterisco aquellas que son de interés para su conservación Algas coralináceas: Lithothamnion corallioides y Phymatolithon calcareum*

COB

Algas coralináceas, de crecimiento lento, que son las principales formadoras del detrítico costero con rodolitos y el maërl, por lo que se consideran indicadoras del estado de conservación de esta biocenosis. La principal amenaza es la destrucción de su hábitat debido al arrastre. Están incluidas en el Anexo V de la Directiva Hábitats (especies de interés comunitario cuya recogida en la naturaleza y cuya explotación pueden ser objeto de medidas de gestión), y en el Anexo VI de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (especies cuya recogida en la naturaleza y cuya explotación puede ser objeto de medidas de gestión). Laminaria rodriguezii* Alga parda endémica del Mediterráneo, propia del circalitoral que aparece en fondos detríticos con gran abundancia de algas coralináceas de vida libre, como las mencionadas en el punto anterior, aunque también puede aparecer en fondos con escasa cobertura de coralináceas. En el canal de Menorca se encuentra asociada a fondos de rodolitos y de maërl, por lo que la información sobre su distribución se desarrolla en el apartado de biomasa y abundancia de especies indicadoras. La principal amenaza es la destrucción de su hábitat debido al arrastre sobre el maërl. Incluida en el Anexo II (especies en peligro o amenazadas) del Convenio de Barcelona.

COB

Algas rojas blandas: Osmundaria volubilis, Phyllophora crispa y Peyssonnelia rosa-marina Osmundaria volubilis y Phyllophora crispa son dos especies de algas rojas indicadoras de la biocenosis de detrítico costero con Osmundaria volubilis. Se describen como algas laminares, erguidas, de hasta 20 cm de altura y color rojo oscuro. Son especies comunes en el infralitoral y circalitoral, pudiendo aparecer a partir de los 8-10 m de profundidad, en fondos rocosos umbríos, aunque su mayor abundancia y desarrollo alcanza en los fondos detríticos y de coralináceas sueltas de más de 30 117


m de profundidad, donde forma praderas laxas de más o menos complejidad. Peyssonnelia rosamarina es un alga incrustante de talo totalmente ramificado y calcificado, de aspecto ondulado y fijo al sustrato por toda la parte inferior. Especie común, propia del infralitoral y circalitoral. Aparece recubriendo fondos rocosos umbríos, de fuerte a moderado hidrodinamismo. También aparece en fondos detríticos (maërl).

Especie común, propia del infralitoral inferior y circalitoral, donde aparece en fondos detríticos o de fango. Vive enterrado entre el sedimento, a unos 15 cm de la superficie y en cavidades que él mismo excava y que comunican con el exterior por varios conductos. Suelen formar grandes agregaciones en fondos poco desarrollados extructuralmente, sin cobertura vegetal, con un tamaño de grano grueso y restos de algas, Presentan pocas abundancias en fondos de coralígeno y fondos de maërl. Se asocia a fondos deteriorados.

COB

Spatangus purpureus

Se llama comúnmente erizo violáceo, siendo de relativo gran tamaño, muy abundante en los fondos de maërl y fondos con Peyssonnelia del canal de Menorca. Vive en aguas poco profundas y calmadas entre las algas, de las que se alimenta, incluso de las calcáreas. No suelen presentar una distribución agregada.

COB

Sphaerochinus granularis

Pablo Sánchez-Jerez

Centrostephanus longispinus* El erizo denominado ―puerco espín marino‖ es considerado como especie de ―interés especial‖ en el Catálogo Nacional de especies amenazadas, especie ―en peligro o amenazada‖ (Anexo II del Convenio de Barcelona) y ―de interés comunitario que requiere una protección estricta‖ (Anexo IV de la Directiva Hábitats). Presente una distribución muy dispersa y rara en el Mediterráneo, siendo relativamente frecuente en Baleares, en fondos duros y de detrítico costero, desde poca profundidad hasta 200 m.

Se le llama comúnmente ―espardeña‖ (del catalán espardenya). Es un equinodermo característico de los fondos de detrítico costero con o sin cobertura vegetal. Por su gran tamaño y debido a que aparecen agregados, suponen enormes biomasas donde están presentes. Es detritívora. Es una especie muy apreciada en cocina y su precio elevado, aunque no suele comercializarse en los mercados.

COB

Stichopus regalis

118


La estrella de mar anaranjada presenta una amplia distribución, en todo el Atlántico y Mediterráneo, estando presente en fondos blandos sin fango, con o sin cobertura vegetal, desde fondos someros a 100 m de profundidad. Es carnívora. Se alimenta de erizos, moluscos, crustáceos y anélidos por la noche, mientras que por el día aparecen hundidas en el sedimento.

COB

Astropecten aranciacus

Es una ofiura de gran tamaño, con un disco grande y finas patas armadas. Es muy activa, realiza movimientos rápidos y vive en la superficie de la arena o arenas fangosas, ocasionalmente semienterrada. Es omnívora, alimentándose tanto depredando sobre los organismos de pequeño tamaño como del detritus del sedimento. Se distribuye en el Atlántico nordeste y en el Mediterráneo, habitando en fondos blando desde los más someros hasta 600 m de profundidad.

COB

Ophiura texturata

Ofiura que se encuentra hasta 200 m de profundidad, aunque es más común entre 10 y 30 m. Vive en zonas arenosas, a menudo junto a Ophiotrix fragilis, en el Atlántico NE, desde el sur de Noruega hasta el Mediterráneo y en las Azores.

COB

Ophiocomina nigra

Suberites domencula

COB

La esponja del ermitaño, denominada así por vivir en simbiosis con crustáceos del género Paguristes. Es muy frecuente y abundante en los fondos con vegetación del canal de Menorca, y muy común en todo el Mediterráneo. Suele ser muy común en los descartes de pesca.

Tethya aurantium* Esponja que se encuentra sobre sustratos rocosos o en fondos detríticos. Se distribuye en el Mediterráneo y en la costa noroccidental de África y el archipiélago de Azores (Templado et al., 2004). Está incluida en el Anexo II (especies en peligro o amenazadas) del Convenio de Barcelona. En el canal de Menorca esta esponja es relativamente frecuente (aprox. 10 %) en fondos de Osmundaria. Axinella polypoides* Especie protegida, considerada en peligro o amenazada (Anexo II del Convenio de Barcelona). Es una esponja de porte erecto y ramificado que hábitat en fondos rocosos y en coralígeno, en penumbra. Típica del circalitoral, desde 30 a 100 m, siendo indicadora de un buen estado de conservación de los fondos.

119


Especies de decápodos comunes en el infra y circalitoral, donde aparece en fondos rocosos, umbríos o moderadamente umbríos, con abundante vegetación y de moderado hidrodinamismo. En este estudio su frecuencia es menor al 5 %, y está asociada a fondos de detrítico costero con rodolitos y maërl. Incluida en el Anexo III (especies cuya explotación se regula) del Convenio de Barcelona.

COB

Scyllarus arctus y Scyllarus pygmaeus *

Scyllarides latus*

COB

Se trata de una especie que se ha enrarecido en los fondos submareales, donde antes podían observarse en grupos. Ha sido explotada en todo el Mediterráneo, debido a la calidad de su carne, por lo que ha sido incluida en el Anexo III (especies cuya explotación se regula) del Convenio de Barcelona y como especie cuya recogida y explotación debe ser objeto de medida de gestión (Anexo V de la Directiva Hábitats). Se localiza en fondos rocosos y rocosoarenosos. Tiene actividad nocturna, alimentándose de invertebrados y también es carroñera. Durante el día permanece al abrigo en oquedades, cuevas y grietas. Parece que tiene una migración reproductiva, y en verano permanece en aguas más someras, donde se reproduce. Homarus gammarus* El bogavante es un decápodo de gran tamaño (puede alcanzar los 60 cm de longitud), que habita en refugios rocosos y en el detrítico costero. Se distribuye en todo el Mediterráneo y Mar Negro y en el Atlántico. Tiene hábitos nocturnos y se alimenta de pequeños crustáceos, moluscos y gusanos, pero también es carroñero. Es una especie de interés comercial y está incluida en el Anexo III (especies cuya explotación se regula) del Convenio de Barcelona.

El centollo es un decápodo de interés comercial, con el caparazón muy peculiar, grande y lleno de espinas y protuberancias, así como gran variedad de epibiontes que lo camuflan con el substrato. Se alimenta de gran variedad de algas e invertebrados. Se distribuye en el Atlántico y el Mediterráneo y está descrita como una especie muy explotada, por lo se incluye en Anexo III del Convenio de Barcelona (especies cuya explotación se regula).

Keith Hiscock

Maja squinado*

La langosta común vive en fondos rocosos, refugiada en los recovecos durante el día y con actividad de noche. Es territorialista y voraz, alimentándose de anélidos, crustáceos y moluscos, así como de carroña. Es muy apreciada por su carne y alcanza precios elevados en el mercado. Pueden alcanzar hasta 8 kg y sus antenas pueden llegar a medir hasta 80 cm. Es frecuente su captura mediante trasmallo en fondos de maërl y coralígeno. Aparece en el Anexo III (especies cuya explotación se regula) del Convenio de Barcelona.

COB

Palinurus elephas*

120


Inachus dorsettensis y Inachus thoracicus

COB

Especies de decápodos muy abundantes en todas las biocenosis del canal de Menorca. Son de pequeño tamaño y presentan un aspecto característico, con las patas largas y el cuerpo abombado, por lo que se les llama cangrejos araña o escorpión. Presentan una amplia distribución, tanto en el Atlántico como el Mediterráneo, desde fondos someros a grandes profundidades. Suelen presentar epibiontes en su caparazón (algas y esponjas), por lo que se mimetizan con el substrato. Junto al ermitaño Pagurus prideauxi, son crustáceos que se asocian a fondos degradados o con poco desarrollo algal.

COB

Raja alba* Es una raya de aspecto característico, con el la cabeza que termina en un hocico puntiagudo y pronunciado y el dorso lleno de dentículos, excepto en su parte central. Vive entre los 30 y 500 m, migrando a mayores profundidades cuando es adulto. Se alimenta de gran variedad de fauna bentónica. Es ovípara y los huevos son de gran tamaño. Está incluida como especie cuya explotación debe regularse, en el Anexo III del Convenio de Barcelona.

Se denomina ―cap roig‖, cabracho o rascasa y es una especie perteneciente a la familia de los escorpénidos, muy frecuente en los fondos detríticos circalitorales del canal de Menorca. Presenta un elevado valor comercial y es explotada por diversas pesquerías, aunque no está incluida en ninguna de las listas de especies protegidas. Durante el día está escondida en grietas o rocas y por la noche sale a alimentarse, capturando pequeños crustáceos y peces.

Maria Valls

Scorpaena scrofa

6.4. Valoración del estado de conservación de los hábitats y biocenosis de interés De acuerdo a la Directiva Hábitats (Directiva 92/43/CEE), se define como estado de conservación de un hábitat ―el conjunto de influencias que actúan sobre el hábitat natural de que se trate y sobre las especies típicas asentadas en el mismo y que pueden afectar a largo plazo a su distribución natural, su estructura y funciones, así como a la supervivencia de sus especies típicas en el territorio europeo de los estados miembros‖. El estado de conservación se considerará favorable cuando: (1) su área de distribución natural y las superficies comprendidas dentro de dicha área sean estables o se amplíen, (2) la estructura y las funciones específicas necesarias para su mantenimiento a largo plazo existan y puedan seguir existiendo en el futuro previsible y (3) el estado de conservación de sus especies típicas sea favorable. En este estudio, para la valoración del estado de conservación de los hábitats y biocenosis de interés se han considerado fundamentalmente tres parámetros indicadores: cobertura del hábitat, biomasa de las especies indicadoras e índices de biodiversidad.

121


Cobertura de los hábitats y biocenosis de interés Se han considerado como hábitats y biocenosis de interés, aquellos protegidos formados por algas corallinaceas (maërl y detrítico costero con rodolitos), así como los formados por detríticos costero con algas blandas rodofíceas (Osmundaria volubilis, Phyllophora crispa, Peyssonnelia rosa-marina y Peyssonnelia sp.), por su representatividad en este tipo de fondos.

C. Formentor

Cala Rajada

Esta distribución se debe mayormente a las coberturas de algas Coralináceas y, en menor medida, a la de algas rodofíceas, habiendo sido ambas consideradas indicadoras de los tipos de hábitat (detrítico costero con rodolitos, maërl y detrítico costero con Peyssonnelia y Osmundaria). Las algas coralináceas presentan mayores coberturas en la zona central del canal de Menorca y frente a las costas del cabo Formentor (N Mallorca), mientras que las rodofíceas se presentan en praderas con elevadas cobertura frente a las costas de Cala Rajada y Ciutadella (W Menorca).

Ciutadella C. Formentor

Cala Rajada

Ciutadella C. Formentor

Cala Rajada

Cobertura Corallinaceas (%)

Ciutadella

Cobertura algas rodofíceas blandas (%)

Los resultados de la distribución de la cobertura para el total de algas muestran que los máximos valores (cobertura mayor al 70 %) se localizan en zonas concretas del centro del canal de Menorca y frente a las costas del cabo Formentor (N Mallorca) y Ciutadella (W Menorca).

Cobertura total de algas (%)

La distribución espacial de la cobertura de los hábitats y biocenosis de interés se calculó a partir de los valores de cobertura obtenidos mediante la observación visual con ROV o IPSE. Estos se han analizado mediante técnicas geoestadísticas que permiten describir una continuidad espacial en las zonas no muestreadas. La técnica de interpolación escogida fue la ponderación de distancia inversa (IDW). Esta técnica asigna valores en función inversa de la distancia que los separa de puntos con datos de cobertura conocidos, interpolando a toda una superficie geográfica.

122


Biomasa algal total y de especies indicadoras Las especies indicadoras se han definido a partir de dos criterios: representatividad en los tipos de fondos de interés y/o su importancia a nivel de protección, por lo que se han definido como especies indicadoras del estado de conservación de las biocenosis las siguientes: Algas coralináceas constituyentes de los fondos de rodolitos y fondos de maërl (Lithothamnium coralloides, L. valens y Phymatolitum calcareum) Algas rodofíceas blandas Osmundaria volubilis y Phyllophora crispa Algas rodofíceas Peyssonnelia rosa-marina y Peyssonnelia sp. El alga parda Laminaria rodriguezii

El patrón de distribución del total de biomasa algal coincide con el de algas coralináceas, localizándose tres zonas de máxima biomasa: frente a Ciutadella (W Menorca), zona de cables eléctricos y al norte del cabo Formentor (N Mallorca).

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

log10 Biomasa coralináceas (gr/500 m2)

Cuando se analiza la distribución de la biomasa para el total de algas se observa que los máximos se localizan en tres zonas concretas: en el centro del canal, frente a las costas de cala Rajada, frente al cabo de Artrutx (SW Menorca) y en la costa norte del cabo Formentor (N Mallorca). Las dos primeras zonas coinciden con el área donde se encuentran los cables eléctricos que comunican Mallorca y Menorca.

log10 Biomasa total de algas (gr/500 m2)

La distribución de los valores de biomasa para el total algal y para las especies indicadoras de los hábitats de interés se calculó a partir de los valores de biomasa obtenidos mediante los muestreos con patín epibentónico. Estos se han analizado y representado espacialmente, mediante técnicas geoestadísticas denominadas kriging. Estas técnicas consisten en una interpolación de los valores de biomasa a toda una superficie geográfica, a partir de unos valores conocidos y basándose en un modelo de predicción, unos errores estándar y una probabilidad en esta predicción.

123


Cala Rajada

Los valores máximos de biomasa de Peyssonnelia rosa-marina y Peyssonnelia sp., relacionadas con la distribución del hábitat detrítico costero con Peyssonnelia, se localizan en varios puntos del canal de Menorca, fundamentalmente frente al cabo de Artrutx (SW Menorca) y en varios puntos del centro del canal y la costa de cala Rajada.

El alga parda Laminaria rodriguezii, considerada como indicadora de un buen estado de conservación y de interés para su protección, presenta sus máximas biomasas en la zona central y sur del canal de Menorca.

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

log10 Biomasa rodofíceas blandas (gr/500 m2)

C. Artruch

log10 Biomasa Peyssonnelia (gr/500 m2)

C. Formentor

log10 Biomasa Laminaria rogriguezii (gr/500 m2)

Los valores máximos de biomasa de algas rodofíceas blandas, relacionadas con la distribución del hábitat detrítico costero con Osmundaria volubilis, se localizan frente al cabo de Artrutx (SW Menorca) y frente a las costas de cala Rajada.

Índices de diversidad Para caracterizar la biodiversidad en el canal de Menorca se han considerado dos índices: S= Riqueza específica: es el número total de especies en una muestra. H’= es el índice de diversidad de Shannon (o Shannon-Wiener)= H’= ∑i pi log (pi). Siendo pi =ni/N. Es un índice de abundancia proporcional y expresa cuantitativamente la equidad o uniformidad de la muestra, es decir, si la distribución de la abundancia entre las diferentes especies es homogénea, o por el contrario, hay una dominancia. Cuanto mayor es el índice de Shanon, mayor equidad hay en la muestra.

124


Cala Rajada

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

Para interpretar la distribución del índice de Shannon hay que contrastar la distribución del número de especies con la de la abundancia y biomasa total de especies. Así se puede deducir que los máximos de diversidad de Shannon existentes frente a la zona de Cala Rajada y Cabo de Artruch coinciden con máximos de número de especies y de biomasas. En otras áreas, como al NW de Menorca, el índice de biodiversidad es elevado y sin embargo, las abundancias y biomasas son bajas, posiblemente debido a que la repartición de la biomasa en las diferentes especies es homogénea y notable.

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

C. Formentor

C. Artruch

Cala Rajada

H’ (índice de diversidad de Shanon)

Nº especies

C. Artruch

Log. abundancia del total de fauna (ind/500 m2)

El índice de biodiversidad de Shannon osciló entre 0.2 y 0.7, mostrando una media de 0.5. Los valores máximos se observan en determinadas zonas frente a la costa de cala Rajada, en algunos puntos al NW y SW de Menorca y al norte del cabo de Formentor.

C. Formentor

Log. biomasa del total de fauna (igr/500 m2)

La riqueza específica presenta una media de 55.6 especies, con un máximo de 83 y un mínimo de 21 especies. Los valores más elevados se localizan frente a las costas de cala Rajada y frente al cabo de Artrutx, coincidiendo con la distribución de los máximos valores de biomasas y coberturas de rodofíceas blandas asociadas al detrítico costero con Osmundaria volubilis, donde coexisten con fondos ligados a coralináceas, por lo que la riqueza de especies algales aumenta notablemente.

125



COB

7. Amenazas para la biodiversidad



7. Amenazas para la biodiversidad El Mediterráneo ha sido identificado como una de los principales áreas en las que se prevé un aumento de los impactos humanos sobre los ecosistemas marinos (Sala et al., 2000; Halpern et al., 2008). Las principales causas de pérdida de biodiversidad, que provocan una modificación en la funcionalidad de los ecosistemas son: modificación del hábitat, cambio climático, especies invasoras, sobreexplotación y contaminación (Millennium Ecosystem Assessment 2005, Worm et al., 2006). La mayoría de impactos que provocan una pérdida de biodiversidad en áreas marinas y costeras del Mediterráneo, están relacionados con el aumento de la población e infraestructuras a lo largo de la costa, y la creciente demanda de bienes de los ecosistemas. El tráfico marítimo, con un total estimado de 200.000 buques mercantes que cruzan el Mediterráneo cada año, también tiene efectos importantes sobre la biodiversidad marina, debido a la contaminación, las emisiones de los buques y el ruido, las colisiones con mamíferos marinos, el impacto de las anclas sobre el fondo, y el transporte de especies no autóctonas (Abdulla y Linden, 2008). La contaminación orgánica generada por vertidos residuales o plantas de acuicultura supone una amenaza, ya que las partículas contaminantes que se depositan en el fondo marino pueden ser asimiladas por las comunidades bentónicas. Además, el aumento de materia orgánica propicia la proliferación de especies oportunistas y de amplia tolerancia y el desarrollo de epibiontes. Los fenómenos de eutrofización se han asociado a la proliferación de agregados de algas mucilaginosas y filamentosas en especies suspensívoras, como las gorgonias (Perez et al., 2000). La contaminación inorgánica (fosfatos, nitratos, metales pesados) también puede tener un efecto negativo sobre el bentos, aunque no se ha estudiado los efectos de estos focos de contaminación, a pesar que existen las actividades que lo generan (vertidos urbanos, tráfico marítimo, etc.). La introducción de especies exóticas es otra de las amenazas para la biodiversidad del Mediterráneo. Durante los últimos quince años se ha registrado la presencia de nueve especies de macroalgas marinas exóticas reconocidas como invasoras de las comunidades bentónicas. Sus nombres son: Caulerpa racemosa, Caulerpa taxifolia, Womersleyella setacea, Asparagopsis taxiformis, Lophocladia lallemandii, Acrothamnion pressii, Sargassum muticum, Stipopodium schimperi, Halophila stipulacea (Boudouresque y Verlaque, 2002). En las islas Baleares se han registrado las seis primeras, todas ellas son especies de distribución tropical que están experimentando una expansión acelerada. Su distribución se restringe a niveles relativamente poco profundos (0-60 m). Los casos más conocidos son las especies del género Caulerpa y el efecto principal de estas especies que tienen un crecimiento muy rápido es que revisten completamente el estrato algal afectando a los poblamientos naturales (Boudouresque y Verlaque, 2002). Para otras no se han demostrado los efectos de su desarrollo. En los fondos circalitorales del canal de Menorca objeto de estudio (-50 a -100 m) únicamente se ha encontrado Acrathamnion pressii y Caulerpa racemosa. Aunque no se conoce en profundidad como afecta la invasión de estas especies a la estructura y funcionamiento de los ecosistemas, su expansión implica una amenaza que debe ser estudiada. El cambio climático produce impactos en los ecosistemas marinos debido al aumento de las temperaturas, provocado por el incremento de la concentración de gases de efecto invernadero. Temperaturas oscilantes y elevadas pueden producir un enorme impacto en las comunidades bentónicas. Se ha demostrado, a través de experimentos de laboratorio y observaciones de campo, que el calentamiento global es el desencadenante de la mortalidad en masa de especies de gorgonias emblemáticas del Mediterráneo (Coma et al., 2006). Concretamente en fondos de Menorca, entre 15 y 40 m se registró en 1999 una de las mortalidades de la especie Eunicella singularis más elevadas del Mediterráneo, afectando a la estructura de la comunidad. Estos episodios afectan además a otros 129


grupos de invertebrados suspensívoros, como corales, zooantarios, esponjas, briozoos o bivalvos, componentes fundamentales de la comunidad coralígena. Sin embargo, en las profundidades de estudio (-50 a -100 m) las condiciones ambientales suelen ser muy estables y hasta el momento solo se ha demostrado el efecto negativo de temperaturas anómalas en comunidades que están por encima de la termoclina estival. 7.1. Pesca de arrastre De entre todas las actividades antropogénicas, la pesca tiene uno de los mayores y más amplios efectos sobre los ecosistemas marinos, no sólo por su impacto sobre las especies objetivo y accesorias y la modificación de los hábitats, si no también debido a la alteración de la funcionalidad de los ecosistemas (e.g. Jennings y Kaiser, 1998, Turner et al., 1999; Arcos et al., 2008). De las diferentes modalidades de pesca que operan en el Mediterráneo la pesca de arrastre de fondo tiene el mayor impacto sobre los ecosistemas, afectando a las poblaciones de 300 especies (Moranta et al., 2008), pertenecientes a un amplio rango de grupos funcionales (Coll et al., 2006), además de alterar hábitats protegidos (Leriche et al., 2006; Georgiadis et al., 2009) y modificar la composición funcional de las comunidades bentónicas (de Juan et al., 2007). Es uno de los impactos más destructivos ya que el arte produce la erosión del fondo por tracción mecánica, originando la destrucción del substrato y la mortalidad de numerosas especies que lo pueblan. En el caso de comunidades de desarrollo lento, como el maërl, la recuperación necesitaría decenas de años. Además, el arrastre también produce un impacto negativo por la resuspensión del sedimento, aumento de la turbidez y sedimentación, que afecta al crecimiento de las algas por la reducción lumínica y a los organismos suspensívoros al colmatar las estructuras filtradoras. Su efecto se detecta incluso en poblamientos que se desarrollan en zonas adyacentes a las directamente impactadas. Se ha comprobado experimentalmente que la protección de hábitats esenciales para peces y otros componentes del ecosistema frente a las prácticas de pesca incrementa la diversidad y abundancia de peces (Roberts et al., 2001; Pauly et al., 2002). El arrastre de fondo es la principal amenaza que afectan el dominio circalitoral del canal de Menorca y representa la principal causa de desaparición y degradación de hábitats especialmente sensibles y vulnerables como Posidonia oceanica, maërl, coralígeno o los lechos de laminariales, ampliamente representados. En el área operan entre 8 y 13 barcos de arrastre (5 de Santanyí, 1 de Portocolom, 2 de Cala Rajada y 5 de Ciutadella que trabajan ocasionalmente). Para analizar la distribución del esfuerzo pesquero se utilizó la siguiente información: (1) registro de marcas de arrastre en el estudio de sonar de barrido lateral, (2) datos del proyecto MIGJORN (Massuti et al., 2007), consistentes en la distribución de los lances realizados por una embarcación de arrastre que opera en el área de estudio, durante los años 2005 y 2006; (3) coordenadas de puntos de arrastre de los buques pesqueros que operaron en la zona durante los años 2006 y 2007, obtenidos a partir de la información de las cajas azules, y facilitados por la Secretaria General del Mar. En el mapa siguiente se observa que existen varias zonas en el área de estudio con una mayor concentración de la presión pesquera, que se han señalado con un recuadro rojo: N del Cabo de Formentor; zona central del canal de Menorca, N y W de Menorca, una zona en el centro del canal, dentro de la zona de cables y SW del canal de Menorca. Prácticamente la totalidad del canal de Menorca es frecuentado por los buques que operan en la zona. Hay que señalar que también existe un área fuertemente impactada dentro de la zona en la que se encuentran los cables eléctricos sumergidos, donde está prohibida la pesca de arrastre.

130


6

Distribución del esfuerzo pesquero de la modalidad de arrastre, obtenido a partir de la información de marcas de arrastre registradas mediante sonar de barrido lateral realizado durante la campaña CANAL0209 y de los datos de posición de los buques que operan en el canal de Menorca durante el año 2006 (datos proyecto MIGJORN y datos cajas azules). 7.2. Pesca artesanal La pesca artesanal de trasmallo, palangre y nasas son intensas en el canal de Menorca. Además del impacto que esta pesca artesanal produce sobre los poblamientos de especies objetivo como la langosta, los escualos, etc., los artes de pesca (trasmallo, hilos nylon…) pueden también ocasionar la erosión del fondo y la fragmentación de organismos de estructura eréctil, como las gorgonias, Laminaria, esponjas, etc., muy frágiles ante una colisión con cualquier objeto físico. Sin embargo, existe escasa información de las zonas donde se produce la mayor presión de este tipo de pesca y de cómo afecta a los ecosistemas. Para caracterizar la actividad de pesca artesanal en el área de estudio se ha consultado la información existente en estudios previos realizados por el Centro Oceanográfico de Baleares sobre las pesquerías artesanales que operan en la Reserva Marina de Cala Rajada (Mallol y Goñi, 2004). En esta zona operan barcos profesionales de la Cofradía de Cala Rajada (28 de modalidad de artes menores) y la Cofradía de Alcudia (32 censadas como modalidad de artes menores, 1 como palangre de fondo y 1 como coralero) (datos del censo del año 2003; Mallol y Goñi, 2004) La pesca principal del puerto de Cala Rajada es la pesca de la langosta seguida de la pesca de la lampuga como pescas estacionales, el resto del año más de media flota se dedica al palangre y el resto son rederos que principalmente trabajan con trasmallo de sepia, trasmallo de pescado en general y red de enmalle de salmonete. Al mismo tiempo complementan estas modalidades de pesca con la pesca 131


del calamar o de soltas y morunas. Podríamos considerar el puerto de Cala Rajada como uno de los puertos con más identidad y tradición pesquera de la isla. La flota del puerto de Alcudia practica una pesca artesanal más diversificada incluyendo la pesca de la langosta y la pesca del jonquillo, y en menor proporción (3 embarcaciones) la pesca de la llampuga. La pesca mayoritaria que se practica dentro de la bahía es la de la sepia y la del salmonete. Como pescas complementarias podríamos destacar la pesca del calamar y la de la seriola con soltas. Las pesquerías principales que suponen una amenaza para los ecosistemas bentónicos del área de estudio del canal de Menorca son las de langosta, salmonete y palangre. Existen otras pesquerías importantes como la de llampuga, que es pelágica y las de sepia, salmonete, ―jonquillo‖ (Aphia minuta), calamar y pesquerías realizadas con soltas y morunas pero que se realizan en profundidades menores a 50 m, por lo que no se han considerado como potenciales amenazas para las comunidades objetivo de este trabajo Pesquería de langosta La pesca de la langosta se realiza con trasmallo. La profundidad y el tipo de fondo en el que se calan los trasmallos de langosta varía según la zona, pero los mayores rendimientos se suelen dar en fondos coralígenos de cascajo o maërl entre 50 y 90 m de profundidad. No se ha estudiado, pero se sospecha que existe un sobreesfuerzo (en metros de red y en horas de actividad) por encima del legalmente posible. Pesquería de salmonete La captura del salmonete de roca (Mullus surmuletus) se realiza principalmente con trasmallo y red de enmalle de salmonete (―xarxa de pel‖). No es una pesquería mayoritaria, y además se produce en fondos de menor profundidad, ligados al límite superior de las praderas de Posidonia oceanica y detrítico costero o fondos de ―cascajo‖. Existe una zona en el centro del canal donde se cala frecuentemente este tipo de arte. Pesquería de palangre El palangre es una modalidad de pesca mediante anzuelos, que no tiene una sola especie objetivo. Normalmente se captura el mero, (Epinephelus marginatus), el dentón (Dentex dentex), el pargo (Pagrus pagrus), la chopa (Spondyliosoma cantharus), la breca (Pagellus erythrinus) y el cabracho (Scorpaena scrofa). Las zonas de pesca abarcan un amplio rango batimétrico y se produce en fondos con afloramientos rocosos o coralígeno.

Mapas de distribución del esfuerzo pesquero de las pesquerías de langosta, salmonete y palangre en el canal de Menorca. Datos del año 2003 (Fuente: Mallol y Goñi, 2004) 132


Las zonas donde se produce una mayor actividad de pesca artesanal mediante artes menores (trasmallo, palangre, langostera, etc.) son áreas con gran concentración de bloques de coralígeno y maërl, como se puede apreciar en el siguiente mapa, este tipo de fondos son hábitat preferente para las especie objetivo de estas modalidades de pesca.

Distribución del esfuerzo de pesca artesanal (trasmallo, langostera y palangre) y áreas de intensa pesca artesanal superpuesta a la distribución de fondos de coralígeno, maërl y detrítico costero con rodolitos.

7.3. Efecto de la pesca de arrastre en fondos de maërl Se realizó una evaluación del efecto de la pesca de arrastre en los fondos de hábitats de importancia ecológica como son los fondos de maërl, comparando entre zonas impactadas por la pesca y zonas no impactadas. Para ello se seleccionaron muestras de patín epibentónico obtenidas en fondos de maërl localizadas dentro de la zona de cables (localidad control; n=4) y en una zona donde el impacto de la pesca es intenso (localidad impactada; n=6) (Ver mapa adjunto). Los objetivos de este análisis consistieron en estimar si existen diferencias significativas en 1) abundancia y biomasa de algas y fauna 2) estructura de los poblamientos de algas y fauna 3) tamaño de los rodolitos de algas coralináceas.

133


Se aplicaron los siguientes análisis estadísticos para establecer la existencia o no de diferencias entre las muestras control e impacto: 1) Test t-Student: que permite comparar las medias, se utilizó para contrastar las diferencias en las abundancias y biomasas totales de algas y fauna y en el tamaño de los rodolitos, utilizando el programa estadístico SPSS 11.5, 2) test multivariante n-MDS (non parametric Multi Dimensional Scaling): para comparar la estructura de la comunidad de algas y de fauna de las zona control e impacto, empleando transformación doble cuadrática de los datos y matriz de similitud de Bray-Curtis y utilizando el paquete estadístico PRIMER.

Control

Localización de las zonas control e impactada seleccionadas para la evaluación del efecto de la pesca de arrastre sobre fondos de maërl en el canal de Menorca.

Impactada

En la tabla 15 se muestran los valores medios de las abundancias y biomasas estimadas, donde podemos comparar los resultados obtenidos en la zona control e impacto. La biomasa algal resultó significativamente mayor en las muestras de la zona control que en las de impacto (t-Student= 2.45, p<0.05). También se evaluaron las diferencias en las biomasas de algas indicadoras de un buen estado de los fondos de maërl, como son las algas coralináceas, algas rodofíceas y el alga Laminaria rodriguezii, que fueron igualmente mayores en la zona control, aunque no estadísticamente significativas (ver gráficos en página siguiente).

Tabla 15. Valores medios (± error estándar) de abundancia y biomasa de flora y fauna en la zona control e impactada de fondos de maërl del canal de Menorca 2

Biomasa algal (g/500 m ) 2

Biomasa rodolitos (g/500 m ) 2

Biomasa Laminaria rodriguezii (g/500 m ) 2

Biomasa otras rodofíceas (g/500 m ) 2

Biomasa fauna (g/500 m ) 2

Abundancia fauna (ind/500 m )

Control

Impactada

26821.1 ± 8005.0

7409.0 ± 1317.3

7571.7 ± 4140.9

3700.0 ± 1542.4

1484.3 ± 1090.2

861.9 ± 792.8

16108.1 ± 6456.0

2374.8 ± 637.6

3219.8 ± 972.3

1446.8 ± 327.4

639.3 ± 176.9

685.6 ± 111.4

134


30000

Biomasa algal (g/500 m2)

25000 20000 15000 10000

Control Impactada

5000

Otras Otras rodofíceas rodofíceas

Laminraia rodriguezii Laminaria rodriguezii

Corallinaceas Corallinaceas

algas Total algas Total

0

Valores de biomasa algal (media ± SE) en fondos de maërl del canal de Menorca, comparando la zona control e impactada, seleccionadas para evaluar el efecto de la pesca de arrastre

4000

900

3500

800

Biomasa fauna (g/500 m2)

Abundancia fauna (ind/500 m2)

1000

700 600 500 400 300 200

3000 2500 2000 1500 1000 500

100 0

0

Control

Impactada

Control

Impactada

Valores de abundancia y biomasa de la fauna (media ± SE) en fondos de maërl del canal de Menorca, comparando la zona control e impactada, seleccionadas para evaluar el efecto de la pesca de arrastre

135


La estructura de la comunidad algal también fue notablemente diferente, como se aprecia en la distribución de las muestras de control e impacto en el gráfico de MDS (a). Sin embargo, estas diferencias no fueron estadísticamente significantes (ANOSIM: Global R=0.278, p=0.09). Las diferencias en la composición algal entre las zonas control e impacto vienen marcadas por las biomasas de las coralináceas Spongites fruticulosus y Phymatolithon calcareum, el alga parda Laminaria rodriguezii y las rodofíceas Gloiocladia microspora, Phyllophora crispa y Osmundaria volubilis, que son mayores en la zona control (resultados SIMPER). La biomasa de fauna también mostró valores más elevados en la zona control, aunque estadísticamente no fue diferente. Sin embargo la abundancia es ligeramente mayor en la zona impactada, debido al aumento de la abundancia de determinadas especies de pequeño tamaño que determinarán los cambios en la estructura de la comunidad, como se ha demostrado en los análisis multivariantes. El test de n-MDS mostró la existencia de diferencias significativas en la estructura de los poblamientos de fauna, tanto en relación a la biomasa como en abundancia (ANOSIM, Global R=0.6, p<0.05). Como se aprecia en los gráficos de MDS correspondientes (b y c), las muestras obtenidas en la zona control se segregan de las obtenidas en la zona impactada. Estas diferencias se deben fundamentalmente a la mayor abundancia en la zona control de algunas especies de gran tamaño: Sphaerochinus granularis, Astropecten aranciacus y la ascidia Diazona violacea. Sin embargo, en la zona impactada es mayor la abundancia de especies de pequeño tamaño como por ejemplo el cangrejo Inachus dorsettensis y el ermitaño Pagurus prideauxi. Transform: Square root Resemblance: S17 Bray Curtis similarity

P58-I

P10-C

P57-I

2D Stress: 0,08

P61-I

IMPACTO-CONTROL

Transform: Square root P62-I Resemblance: S17 Bray Curtis similarity

P30-I P61-I

C I

IMPACTO-CONTROL

2D Stress: 0,13

P30-I

P63-I

C C: muestras zona Control I I: muestras zona Impactada

P63-I P10-C

P12-C P11-CP58-I

P02-C

P62-I

(a) Biomasa algal

Transform: Square root Resemblance: S17 Bray Curtis similarity

P57-I

P61-I

2D Stress: 0,11

P30-I P10-C

P02-C

P11-C P57-I

P12-C

P58-I

Transform: Square root Resemblance: S17 Bray Curtis similarity

IMPACTO-CONTROL

P30-I

2D Stress: 0,13

P61-I

C I

IMPACTO-CON C I

P63-I P10-C P58-I P62-I

P62-I P63-I

P57-I P12-C

P02-C

P11-C

P11-C

P12-C

(b) Biomasa fauna

P02-C

(c) Abundancia fauna

Representación bidimensional del análisis multivariante MDS, que muestra la distribución de las muestras de patín epibentónico (P+nº muestra) de zonas impactadas (I) y control (C) en función a la similitud de la estructura de los poblamientos por: (a) biomasa algal (b) biomasa de fauna y (c) abundancia de fauna.

136


En cuanto a las diferencias en el diámetro de los rodolitos (longitud del eje máximo), tanto los valores medios como los máximos han sido mayores en la zona control (Tabla 16; t-Student: 2.5, p<0.05). Estos resultados se muestran en los gráficos de distribución de frecuencias de los diámetros de rodolitos, que ofrece unos patrones distintos en la zona control e impacto. En la primera hay tamaños desde 1 a 12 cm (valor máximo=12 cm), la mediana está en 3 cm, siendo el intervalo de diámetros más frecuente el comprendido entre 2 y 3 cm. Sin embargo en la zona control, existe cierta frecuencia de rodolitos menores a 1 cm y no existen mayores a 7 cm (valor máximo= 6.9 cm), la mediana está en 1.9 cm, siendo los valores más frecuentes los comprendidos entre 1 y 2 cm. Tabla 16. Valores de los diámetros de los rodolitos (media ± error estándar) en la zona control e impactada de los fondos de maërl del canal de Menorca Diámetro (cm) Control 3.3 ± 0.5 Impacto 2.2 ± 0.2 Máximo diámetro (cm) Control 8.5 ± 1.7 Impacto 4.4 ± 0.8

40

Zona Control N= 288

35

Frecuencia (%)

30

25 20

15 10 5 0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

11

12

Diámetro rodolito (cm)

60

Zona Impactada N= 243

50 40 30 20

10 0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

Diámetro rodolito (cm)

Distribución de frecuencias del diámetro de los rodolitos (longitud del eje máximo) en la zona control e impactada por la pesca de arrastre en los fondos de maërl del canal de Menorca. COB

Frecuencia (%)

10

137


Además, se calculó la biomasa media de rodolitos extraída en las operaciones de pesca comercial en áreas donde existen estos hábitats, obteniéndose valores medios de 33±5.4 kg/operación pesca=lance (ver figura adjunta, datos IEO), pudiéndose llegar a extracciones de 100 kg. Por lo tanto, las biomasas de rodolitos que se extraen al año puede ser exorbitantes (200 días de pesca al año × 33 kg= 6600 kg/ año). Estas biomasas descartadas en la pesca son devueltas al mar tras la operación de pesca, por lo que se produce una redistribución espacial de este material biogénico, que además quedará concentrado en las áreas donde se vierten los descartes. Cabe preguntarse si estos rodolitos sobreviven y pueden seguir creciendo, y además, como se ve afectada la distribución natural de los rodolitos con el vertido de los descartes. Estos aspectos han sido poco estudiados y se plantea como una posible línea de investigación en el futuro.

Distribución espacial de las biomasas de rodolitos de los descartes producidos en cada operación de pesca comercial (kg/operación de pesca o lance). Fuente: bases de datos IEO, Proyecto MIGJORN.

La evaluación de los cambios en la abundancia y biomasa de fauna y flora entre la zona control e impactada de los fondos de maërl muestra que existe una disminución en la estructura del hábitat, detectada a través de indicadores como pueden ser la biomasa de determinados tipos de algas: coralináceas, Laminaria rodriguezii y rodofíceas, en el tamaño de los rodolitos y en la biomasa de fauna. Estos efectos han sido demostrados en numerosos trabajos, en los que se concluye que la pesca de arrastre afecta la comunidad bentónica, detectándose en la composición de especies, la complejidad del hábitat y la producción (Dayton et al., 1995; Jennings y Kaiser ,1998; Lindeboom y de Groot, 1998; Hall, 1999; Collie et al., 2000; Kaiser y de Groot, 2000; Jennings et al., 2001). Estos cambios pueden tener graves consecuencias en el funcionamiento en los ecosistemas, ya que afecta la disponibilidad de alimento y las cadenas tróficas, produciendo efectos cascada que llevan a una alteración de las interacciones predador-presa y los consiguientes cambios en la ecología trófica (Jennings y Kaiser, 1998). Existe una fuerte relación entre la perturbación debido al arrastre y una disminución en la biomasa de fauna, siendo los organismos de gran tamaño los que primeramente desaparecen. Sin embargo, estos procesos pueden ser difícilmente detectables cuando la intensidad espacial del arrastre no es muy intensa, ya que la movilidad de los organismos epifaunales es elevada en comparación a la separación espacial entre las zonas afectadas y aquellas que no lo están (Jennings et al., 2001). Por otro lado, la abundancia de fauna en términos globales puede no alterarse, como muestran los resultados de este estudio, ya que en zonas expuestas a un moderado impacto se detecta una proliferación de organismos de pequeño tamaño, como por ejemplo los poliquetos, bivalvos y crustáceos ligados al sedimento (infauna), que no son susceptibles de ser eliminados por la actividad del arte de arrastre. Un 138


gran número de mecanismos pueden explicar este aumento. Por una parte la reducción de organismos de gran tamaño, potenciales competidores o depredadores. Secundariamente, la perturbación del arrastre produce una removilización del substrato, con lo que se facilita el reciclaje de nutrientes y se incrementa el contacto entre el detritus y bacterias, que aumentan su producción. Esto da lugar a una mayor disponibilidad de recursos tróficos para los organismos de pequeño tamaño que habitan en el sedimento (Jennings et al., 2001). Este estudio se ha realizado a pequeña escala, obteniéndose una primera aproximación a los efectos más notables de la pesca de arrastre sobre el epibentos de fondos de maërl en el canal de Menorca, un área donde esta actividad es importante. Especialmente se realiza en fondos blandos con rodolitos y fondos de maërl, que han sido históricamente ignorados en materia de conservación, aunque paradójicamente son de gran interés ecológico y hábitat de especies de interés comercial (BIOMAERL team, 1999; Hall-Spencer y Moore, 2000; Sánchez y Lleonart, 2002). Sin embargo la respuesta al impacto de la pesca de arrastre varía en función de las características del hábitat y el tipo de arte y la frecuencia e intensidad de la actividad en el área afectada (Collie et al., 2000). Por ello, es importante remarcar la necesidad de plantear futuros trabajos, a una mayor escala espacial y con una mayor replicación, en el que se consideren además diferentes grados de perturbación y cambios de determinados parámetros estructurales como pueden ser, además de la biomasa algal, la cobertura vegetal y la fragmentación del hábitat. Además, un aspecto interesante es estudiar los cambios funcionales de la comunidad (categorías tróficas, dieta, movilidad, migración, conducta, etc.) (Thrush y Dayton, 2002; Bremner et al., 2003; de Juan, 2007). El objetivo final es determinar apropiados indicadores de la respuesta de la comunidad (Link et al., 2002; Bustos-Baez y Frid, 2003; Frid et al., 2005; Piet y Jennings, 2005) que permitan realizar seguimiento del estado de conservación de hábitats de interés a conservar y la gestión de las actividades antrópicas que pueden alterarlo.

139


140


COB

COB

8. Elementos clave de conservaci贸n y valoraci贸n ambiental



8. Elementos clave de conservación y valoración ambiental Existen, al menos, tres puntos básicos para un enfoque operacional adecuado para la conservación de la biodiversidad marina (Boero y Bonsdorff, 2007). El primer paso es conocer cuáles son los objetos a proteger, o elementos clave de conservación, que pueden ser aspectos ecológicos o culturales. Desde el punto de vista ecológico, los mejores candidatos para representar la biodiversidad son las especies. Teniendo en cuenta que la pérdida y fragmentación de los hábitats son el principal problema que debe abordarse con el fin de preservar la biodiversidad, el segundo objetivo es mapear la distribución de estos hábitats y hacer una valoración de su estado de conservación. Por consiguiente, la mejor estrategia de conservación de las especies y hábitats marinos incluye la identificación, protección y gestión de áreas marinas de importancia nacional e internacional. El camino a seguir para la conservación de la biodiversidad marina exige mejorar la ordenación del espacio marítimo, integrar la mejor información disponible (ecológica, económica y social) para la toma de decisiones, desarrollar estrategias de conservación y reducir al mínimo los efectos en las partes interesadas (por ejemplo, el sector pesquero). De este modo, la mejor manera para llegar a un compromiso entre la conservación y la explotación sostenible de los recursos sólo se puede lograr si se dispone de la información adecuada sobre la distribución espacial de los hábitats, las especies y del esfuerzo pesquero (Ojeda-Martínez et al., 2009). En este apartado se realiza una valoración ambiental del canal de Menorca, superponiendo la información existente sobre la presencia de elementos clave para su conservación y una mayor presión por las actividades antrópicas. 8.1. Elementos clave para la conservación En la selección de los elementos clave se han tenido en cuenta dos criterios de selección, no excluyentes, para determinar aquellos elementos sobre los que sería más conveniente establecer medidas de gestión o seguimiento. El primer criterio selecciona hábitats, biocenosis y especies de interés comunitario, tanto en la Directiva Hábitats como en el Convenio de Barcelona, incluyendo aquellas formaciones importantes en el ámbito local o comarcal, así como las endémicas, raras o con distribución restringida. El segundo criterio selecciona los hábitats, formaciones vegetales o especies que presentan un interés ecológico y que están afectados por las actividades que se desarrollan en el área de estudio, en base a la información actualmente disponible y a la observación in situ y que, por tanto, necesitan del establecimiento de medidas de gestión concretas para asegurar su conservación. Atendiendo a estos criterios se han seleccionado como elementos clave:  Coralígeno Hábitats y biocenosis  Mäerl de interés comunitario  Detrítico costero con rodolitos Especies de interés  Laminaria rodriguezii comunitario Hábitats de elevada representatividad y biodiversidad en la zona de estudio

Detrítico costero con Osmundaria volubilis

143


8.2. Valoración ambiental En el presente apartado se integran los resultados obtenidos respecto a la distribución de elementos clave de conservación y la valoración del estado de conservación de los hábitats (Apartado 6.4. Valoración del estado de conservación de los hábitats y biocenosis de interés, pág. 121) y el análisis de la distribución del esfuerzo pesquero. Esta integración permite valorar ambientalmente el espacio propuesto como LIC y, en último término, facilita la realización de la zonificación en el ámbito de la gestión y la propuesta de protección. A continuación se presentan un mapa donde se muestra la valoración espacial del canal de Menorca en varias zonas: a) Zonas con hábitats y especies protegidas (coralígeno, maërl, detrítico costero con rodolitos y Laminaria rodriguezii), donde está prohibida la actividad de pesca. Estas comprenderían los fondos de la zona norte del Cabo de Formentor, áreas de coralígeno de las bahías de Alcúdia y Pollença, diferentes franjas frente a la costa de Menorca, la zona central del canal y la zona frente a la costa de cala Rajada. b) Zonas con biocenosis de elevado valor ecológico, sobre los que no está prohibida la pesca en sentido explícito, pero se considera importante regular. Incluiría los fondos de detrítico costero con Osmundaria, que son un tipo de hábitat poco conocido, pero que en el área de estudio ha mostrado elevados valores de biodiversidad. Estas zonas se presentan frente a la costa de Ciutadella y algunos enclaves frente a las bahías de Alcudia y Pollença. Seguidamente se muestra un mapa en el que se superpone la valoración ambiental del canal de Menorca y la distribución de las areas de pesca artesanal (trasmallo, langosteras y palangre) y de arrastre en el área estudiada. En general, la valoración ambiental del canal de Menorca es elevada, ya que tiene hábitats de elevada importancia ecológica, en un estado de conservación favorable. Sin embargo, también es un área muy vulnerable, ya que presenta zonas donde se está realizando una fuerte presión de pesca de arrastre, con graves efectos sobre todos los hábitats existentes. En determinadas zonas sería necesaria desarrollar una gestión activa, con medidas de protección estrictas, mientras en otras únicamente sería necesario el desarrollo de medidas de seguimientos, control y regulación de las actividades que podrían llegar a tener un impacto en los hábitats.

144


Mapa de valoración ambiental del canal de Menorca, que muestra las zonas con hábitats y especies protegidas (coralígeno, maërl, detrítico costero con rodolitos y Laminaria rodriguezii), donde está prohibida la actividad de pesca y las zonas con biocenosis de elevado valor ecológico, sobre los que no está prohibida la pesca en sentido explícito, pero se considera importante regular.

145


Mapa donde se superpone la informaci贸n sobre la valoraci贸n ambiental del canal de Menorca y las 谩reas de pesca (arrastre y artesanal)

146


C. Barberรก

9. Conclusiones



9. Conclusiones 

Las diversas metodologías aplicadas durante la campaña de investigación CANAL0209 (sonar de barrido lateral, toma de datos hidrográficos con bati-sonda, muestreos de sedimentos con dragas, de fauna y flora con patín epibentónico y métodos de observación visual directa), y la información de campañas previas en el área (principalmente con sonda multi-haz y arte de arrastre experimental), han permitido estudiar la geo-morfología, la hidrodinámica, la bionomía bentónica y las comunidades demersales del canal de Menorca.

Se trata de un área de la plataforma continental del promontorio Balear, entre Mallorca y Menorca, de poca profundidad y pendiente suave, principalmente ocupada por ripples en su parte occidental y dunas en su parte oriental. Sus fondos están formados por material sedimentario biogénico calcáreo, de arenas y gravas (95%).

En general, presenta aguas más frías y salinas en su parte septentrional, que forman parte del frente balear y fluyen en dirección SO-NE a lo largo de la costa norte del Archipiélago, y aguas más cálidas y menos salinas de origen atlántico al sur. La zona está sometida también al forzamiento atmosférico de vientos de componente norte, principalmente en invierno, lo que provoca enfriamiento, aumento de densidad y hundimiento de las aguas superficiales.

En los fondos blandos del canal de Menorca se han inventariado, hasta el momento, un total de 567 especies o categorías taxonómicas. Considerando todas las especies inventariadas en esta y otras campañas, la mayoría corresponde a flora y fauna epi-bentónica y organismos demersales, principalmente peces (114 especies), crustáceos decápodos (84 especies), algas rojas (69 especies), moluscos gasterópodos (55 especies), equinodermos (45 especies) y ascidias (24 especies). Se trata, por tanto, de un área de elevada biodiversidad bentónica, cuyos índices medios de abundancia epi-bentónica se han estimado en 1410200 individuos/km2 y una biomasa de 252.260 t/km2.

Se han detectado y cartografiado biocenosis de especial interés, como fondos de coralígeno, maërl y detrítico costero con algas rojas blandas. Se destaca también la presencia de Laminaria rodriguezii, que se presenta asociada a éstas y otras biocenosis y que tiene interés ecológico y de protección.

El coralígeno de fondos rocosos se presenta en bloques aislados o agregados en grandes parches, a lo largo de toda la franja norte y en el sudoeste. La presencia de coralígeno de plataforma (bloques sobre sustrato blando) ha sido constante en toda el área. Los métodos de muestreo utilizados no han permitido obtener muestras biológicas de estos hábitats. No obstante, por su elevada diversidad, se considera una de las comunidades circa-litorales de mayor valor ecológico del Mediterráneo.

Los fondos de maërl se distribuyen principalmente entre 70 y 80 m de profundidad, en parches relativamente extensos en toda la parte central del canal de Menorca, donde existen coberturas superiores al 100%. Presenta una biodiversidad elevada y su densidad algal media se ha estimado en 1290.3 g/m2, con predominio de algas coralináceas (61%). Es de destacar también la presencia de fondos detríticos costeros con rodolitos, igualmente formados por nódulos de algas calcáreas vivas o muertas, pero con coberturas y densidades algales menores (<50% y 17.4 g/m2, respectivamente), que constituyen un hábitat dominante.


El hábitat detrítico costero con algas rojas blandas más extensamente distribuido en el área de estudio han sido los fondos de Osmundaria volubilis. Su biomasa media se ha estimado en 41.7 g/m2. En este tipo de fondos, junto a los fondos de Peyssonnelia, se alcanzan los mayores valores de riqueza específica y abundancia de fauna. Se localiza principalmente al oeste de Menorca, dónde existe un registro visual de una elevada abundancia de gorgonias blancas, y en algunas zonas coexiste con fondos de detrítico con rodolitos. Las áreas donde existen este tipo de fondos coinciden con áreas de máxima biodiversidad, por lo que se recomiendan estudios más detallados sobre su ecología.

El detrítico costero sin cobertura vegetal es también característico del canal de Menorca. Son fondos de arena gruesa, con parches de arena fina o fangosa, que aparecen en toda el área. Se trata de un hábitat limítrofe a otras biocenosis, que presenta acumulaciones de restos algales de zonas contiguas.

Los fondos de coralígeno y maërl son hábitats vulnerables, muy frágiles al impacto antrópico y de lenta recuperación. En el canal de Menorca, las actividades pesqueras constituyen la principal amenaza para su conservación. El impacto de la pesca con trasmallos y artes de arrastre en fondos de coralígeno y maërl no sólo causa la destrucción física del hábitat, por extracción y erosión de las especies que lo forman, sino que también puede provocar un efecto negativo en áreas adyacentes, por alteración de las condiciones ambientales que influyen en el desarrollo algal (aumento de turbidez y de las tasas de sedimentación).

En el canal de Menorca, el maërl presenta un estado de conservación favorable. No obstante, en algunas zonas está sometido a fuertes perturbaciones, debido a la presión pesquera con artes de arrastre, que se concentra principalmente en el SW y NE del área. De hecho, se ha observado que los fondos mejor conservados se encuentran en áreas con grandes bloques de roca, que disuaden al arrastre, y en la zona de cables, donde no se permite esta pesquería, aunque se hayan detectado indicios de la misma en el estudio del sonar de barrido lateral.

A pesar de que en amplias zonas del canal de Menorca, explotadas por la pesca de arrastre, se han detectado fondos de maërl, éstos muestran diferencias respecto al de zonas no impactadas. Tanto por lo que respecta a la estructura de la comunidad algal (e.g. Laminaria rodriguezii es más abundante en fondos no explotados, donde predominan también especies de mayor tamaño que en áreas explotadas), como a su biomasa y al diámetro de los rodolitos (mayor en fondos no explotados). Estos estudios de evaluación del efecto de la pesca de arrastre en los fondos de maërl se deberán continuar en el futuro y ampliarse a la pesca con trasmallo y a otros hábitats.

El canal de Menorca presenta una amplia distribución de hábitats y biocenosis de especial interés para su conservación. De una parte, los fondos de coralígeno y maërl, que se consideran hábitats sensibles, y de otra, el detrítico costero con algas rojas blandas, que han sido catalogados como hábitat esencial para los recursos pesqueros. Estos hábitats se concentran en determinadas zonas, que se han considerado de interés para su protección: zona noroeste, central y sudoeste del canal y costa norte y oeste de la isla de Menorca, que coinciden con las áreas de mayor biodiversidad. Ello requiere de una regulación más restrictiva de las actividades pesqueras en estas áreas, con el impacto socio-económico que, a corto plazo, supone sobre el sector pesquero, que deberá ser evaluado en futuros estudios.

Los fondos de coralígeno, detrítico costero con rodolitos, maërl deberían ser considerados para su inclusión como hábitats prioritarios de la Directiva Hábitats, además de revisar su clasificación y descripción. También se debería considerar la inclusión de Paramuricea clavata, Eunicella


singularis, Eunicella gazella, Eunicella verrucosa, Dendrophyllia ramea, Gerardia savaglia, Adeonella calveti, Lithophyllum lichenoides, Phymatolithon calcareum, Lithothamnion corallioides y Laminaria rodriguezii en los cat谩logos nacionales y regionales de especies vulnerables o que requieren especial protecci贸n.


Conclusions 

Les diverses metodologies aplicades durant la campanya de recerca CANAL0209 (sonar d’escombrament lateral, sonda de paràmetres hidrogràfiques, mostrejos de sediments amb dragas, fauna i flora amb patí epi-bentónics i mètodes d'observació visual directa), i la informació de campanyes prèvies en l'àrea (principalment amb sonar multi-haz i art d'arrossegament experimental), han permès estudiar la geo-morfologia, la hidrodinàmica i la bionomia bentònica del canal de Menorca.

Es tracta d'un àrea de la plataforma continental del promontori Balear, entre Mallorca i Menorca, de poca profunditat i pendent suau, principalment ocupada per ripples en la seva part occidental i dunes en la seva part oriental. Els seus fons estan formats per material sedimentari biogènic calcari, de sorres i graves (95%).

En general, presenta aigües més fredes i salines en la seva part septentrional, que formen part del front balear i que fluïxen en direcció SO-NE al llarg de la costa nord de l'Arxipèlag, i aigües més càlides i menys salines d'origen atlàntic al sud. La zona està sotmesa també al forçament atmosfèric de vents de component nord, principalment a l'hivern, el que provoca refredament, augment de densitat i enfonsament de les aigües superficials.

En els fons tous del canal de Menorca s'han inventariat, fins al moment, un total de 567 espècies o categories taxonómicas. Considerant totes les espècies inventariades en aquesta i altres campanyes realitzades al área d’estudi, es pot dir que la majoria correspon a organismes bentónicos y demersales, principalment peixos (114 espècies), crustacis decàpods (84 espècies), algues vermelles (69 espècies), mol·luscs gasteròpodes (55 espècies), equinoderms (45 espècies) i ascidias (24 espècies). Es tracta, per tant, d'un àrea d'elevada biodiversitat bentònica, on els índexs mitjos de d'abundància epi-bentónica s'han estimat en 1410200 individus/km2 i una biomassa de 252.260 t/km2.

S'han detectat i cartografiat biocenosi d'especial interès, com fons de coralígen, maërl i detrític costaner amb algues vermelles toves. S’ha de destacar la presència de l'alga Laminaria rodriguezii, que es presenta associada a aquestes i altres biocenosis, i que té una elevada importància ecològica i de protecció.

El coralígen de fons rocosos es presenta en blocs aïllats o agregats en grans taques, al llarg de tota la franja nord i en el sud-oest. La presència de coralígen de plataforma (blocs sobre substrat tou) ha estat constant en tota l'àrea. Els mètodes de mostreig utilitzats, no han permès obtenir mostres biològiques d'aquests hàbitats. No obstant això, per la seva elevada diversitat es considera una de les comunitats circa-litorals de major valor ecològic del Mediterrani.

Els fons de maërl es distribuïxen principalment entre 70 i 80 m de profunditat, en taques relativament extenses en tota la part central del canal de Menorca, on existeixen cobertures superiors al 100%. Presenta una biodiversitat elevada i la seva densitat algal mitjana s'ha estimat en 1290.3 g/m2, amb predomini d'algues coral.linàcees (61%). És de destacar també la presència de fons detrítics costaners amb rodolits, igualment formats per nódulos d'algues calcàries vives o mortes, però amb cobertures i densitats algals menors (<50% y 17.4 g/m2, respectivament), que constituïx un hàbitat dominant.


L'hàbitat detrític costaner amb algues vermelles toves més extensament distribuït en l'àrea d'estudi han estat els fons de Osmundaria volubilis. La seva biomassa s'ha estimat en 41.7 g/m2. En aquest tipus de fons, juntament als fons de Peyssonnelia, es troven els majors valors de riquesa específica i abundància de fauna. Es localitza principalment a l'oest de Menorca, on existeix un registre visual d'una elevada abundància de gorgonias blanques, i en algunes zones coexisteix amb fons de maërl. Les àrees on existeixen aquest tipus de fons coincideixen amb àrees de màxima biodiversitat.

El detrític costaner sense cobertura vegetal és també característic del canal de Menorca. Són fons de sorra gruixuda ambs una escase proporció de sorra fina o fangosa, que apareixen en tota l'àrea. Es tracta d'un hàbitat limítrof a altres biocenosis, que presenta acumulacions de restes algales de zones contigües.

Els fons de coralígeno i maërl són hàbitats vulnerables, molt fràgils a l'impacte antrópico i de lenta recuperació. En el canal de Menorca, les activitats pesqueres constituïxen la principal amenaça per a la seva conservació. L'impacte de la pesca amb tremall i arts d’arrossegament en fons de coralígen i maërl no només causa la destrucció física de l'hàbitat, per extracció i erosió de les espècies que ho formen, sinó que també pot provocar un efecte negatiu en àrees adjacents, per alteració de les condicions ambientals que influïxen en el desenvolupament algal (augment de turbidessa i de les taxes de sedimentació).

En el canal de Menorca, el maërl presenta un estat de conservació favorable. No obstant això, en algunes zones està sotmès a fortes pertorbacions, a causa de la pressió pesquera amb arts d'arrossegament, que es concentra principalment en el SW i NE de l'àrea. De fet, s'ha observat que els fons millor conservats es troben en àrees amb grans blocs de roca, que dissuadeixen a l'arrossegament, i en la zona de cables, on no es permet aquest tipus de pesca, encara que s'hagin detectat indicis de la mateixa.

Malgrat que en àmplies zones del canal de Menorca, explotades per la pesca d'arrossegament, s'han detectat fons de maërl, aquests mostren diferències respecte al de zones no impactades. Tant pel que fa a l'estructura de la comunitat algal (per exemple Laminaria rodriguezii és més abundant en fons no explotats, on predominen també espècies de major grandària que en àrees explotades), com a la seva biomassa i al diàmetre dels rodolitos (major en fons no explotats). Aquests estudis d'avaluació de l'efecte de la pesca d'arrossegament en els fons de maërl s'haurien de continuar en el futur i ampliar-se a la pesca amb tremall i a altres hàbitats.

El canal de Menorca presenta una ampla distribució d'hàbitats i biocenosis d'especial interès per a la seva conservació. Per una banda, els fons de coralígeno i maërl, que es consideren hàbitats sensibles, i d'una altra, el detrític costaner amb algues vermelles toves, que han estat catalogats com hàbitats essencial per als recursos pesquers. Aquests hàbitats es concentren en determinades zones, que s'han considerat d'interès per a la seva protecció: zona nord-oest, central i sud-oest del canal i oest de Menorca, que coincideixen amb les àrees de major biodiversitat. Això requereix d'una regulació més restrictiva de les activitats pesqueres en aquestes àrees. A més s’hauria d’avaluar en futurs estudis l'impacte soci-econòmic que, a curt termini, suposa sobre el sector pesquer aquesta regulació.

Els fons de coralígeno, detrític costaner amb rodolitos i fons de maërl haurien de ser considerats per a la seva inclusió com hàbitats prioritaris de la Directiva Hàbitats, a més de revisar la seva classificació i descripció. També s'hauria de considerar la inclusió de Paramuricea clavata,


Eunicella singularis, Eunicella gazella, Eunicella verrucosa, Dendrophyllia ramea, Gerardia savaglia, Adeonella calveti, Lithophyllum lichenoides, Phymatolithon calcareum, Lithothamnion corallioides i Laminaria rodriguezii en els catàlegs nacionals i regionals d'espècies vulnerables o que requereixen especial protecció.


Conclusions 

Various methodologies were used during the CANAL0209 research survey (Side Scan Sonar, hydrographic probe, sediment sampling with dredges and epi-benthic organisms with beam-trawl and direct visual observation methods). Also, previous information exists in the area (Multi-beam Sonar and experimental trawls). All this information has allowed definition of the geo-morphology, hydrodynamics and benthic bionomics of Menorca channel.

Menorca channel is an area of Balearic continental shelf between Mallorca and Menorca, shallow and gently sloping, mainly occupied by ripples in the western and dunes in the east. The bottoms are composed of sedimentary l biogenic calcareous sand and gravel (95%).

In general, the waters of northern area are colder and more saline, which are part of the Balearic front and flowing in SW-NE direction along the northern coast of the archipelago. The southern part presents warmer waters and less saline, with an Atlantic origin.The area is also subject to atmospheric forcing of wind from the north, mainly in winter, causing cooling, increased density and sinking of surface waters.

Considering all the species recorded in this and other surveys in the study area in soft circalitoral bottoms of Menorca channel amounts to 567 species, mainly formed by: necto-benthic species (103 fish species), crabs (84 species),red algae (69 species), gastropod molluscs (55 species), echinoderms (45 species) and ascidians (24 species) d. It is, therefore, an area of high benthic biodiversity, where average rates of epi-benthic abundance has been estimated at 1410200 individuals/km 2 and biomass of 252.260 tons/km2.

Habitats and biocenosis with special conservation interest have been detected and cartographied: coralligenous, maërl and coastal detritus bottoms with soft red algae. Moreover, the distribution of the Laminaria rodriguezii seaweed was analyzed, resulting in a wide distribution in the area, and occurs associated with different biocenosis. This alga is protected for it vulnerability and ecological role.

Coralligenous bottoms were found in isolated blocks or aggregates in large patches, throughout the northern and southwest of the Menorca channel. The presence of platform coralligenous (blocks on soft substrate) has been constant in the area. The sampling methods used have failed to obtain biological samples of these habitats. However, coralligenus habitat presents high biodiversity and ecological interest in circa-littoral communities of Mediterranean.

Maërl grounds are distributed between 70 and 80 m deep, relatively large patches throughout the central channel of Menorca, with coverages to 100%. They have a high biodiversity, and algal density average was estimated at 1293 kg/m2, with a predominance of corallinacea algae (61%). The cover of coastal bottoms with rhodoliths is also significant. This habitat was defined by coverage and algal biomass of rhodolhits inferior to 50 %. The mean biomass of this habitat was estimated in 17.4 kg/m.2.

The coastal detritic bottoms with soft red algae Osmundaria volubilis were widely distributed in the study area. The average algal biomass has been estimated at 41.7 g/m2. This habitat and the one of Peyssonnelia beds have the highest values of species richness and faunal abundance. They are located mainly in the west of Menorca, where there coexist with maërl bottoms and a vast extension


of white gorgonian assemblages, which were registered by ROV census. The areas where an Osmundaria bottom is found match with values of high biodiversity of habitats and species. 

The coastal detritic bottoms without vegetation also represent a characteristic habitat in the channel of Menorca which is found throughout the area. It is mainly composed of gravel or coarse sand, with a small proportion of fine or muddy sediments. It is found adjacent to other biocenosis and contains large amounts of vegetal detritus and calcareous faunal remains like shells.

The coralligenous and maërl habitats are very vulnerable to anthropogenic impact because their fragility and slow growth. In the Menorca channel, fishing activities are the main threat to its conservation. The impact of fishing with gillnets and trawl gear on maërl beds and coralligenous assembles causes physical destruction of habitat by extraction and direct erosion. But also these activities can cause a negative impact on adjacent areas, by disturbing environmental conditions that influence algal development (increase of turbidity and sedimentation rates).

In the channel of Menorca, maërl beds present a favourable conservation status. However, in some areas they are subjected to strong disturbances due to trawling pressure, which is mainly concentrated in SW and NE of the area. In fact, the best preserved maërl bottoms appear in areas with large patches of coralligenous, where trawling is difficult to carry out. Also in the zone where electric cables extend between Mallorca and Menorca, wherever fishing activities are prohibited, maërl beds are very well developed. However there is evidence of trawling in this zone, detected by scan sonar.

In the maërl beds of the Menorca Channel there are clear differences between sites of intense trawling and sites with little or none trawling. The algal community structure was found to be different (for example, Laminaria rodriguezii biomass and species with high size are more elevated in non impacted areas) Biomass and diameter of rhodoliths were greater in no impacted areas compared to trawled areas. The studies evaluating the effects of trawling on maërl bottoms should be continued and expanded in the future to fishing with trammel nets and to other habitats.

Menorca Channel has a wide distribution of habitats and biocenosis with particular interest to conservation: maërl and coralligeneous, which are considered sensitive habitats, and coastal detritical with soft red algae, which have been classified as essential habitats for fisheries resources. These habitats are concentrated in certain areas, which are considered of interest for their protection: central and west area of the channel, and west of Menorca, which coincide with areas of high biodiversity. This requires a more restrictive regulation of fishing activities in these areas, evaluating the socio-economic impact on the fishing sector.

Coralligeneous bottoms, coastal detrital with rhodoliths and maërl should be considered to be included as priority habitats of the Habitats Directive. In addition recommended to review its classification and description in this legislation. Also, it is necessary to consider the inclusion of vulnerable marine species as: Paramuricea clavata, Eunicella ingularis, Eunicella gazella, Eunicella verrucosa, Dendrophyllia ramea, Gerardia savaglia, Adeonella Calveti, Lithophyllum lichenoides, Phymatolithon calcareum, Lithothamnion corallioides and Laminaria rodriguezii in the national and regional catalogs of protected species.


C. Barberá

10. Bibliografía



10. Bibliografía Acosta, J., Serra, J., Herranz, P., Canals, M., Mateu, G., Guillen, J., Sanz, J.L., Calafat, A., San Gil C., Catafau, E., Fovos, J. 1986. Resultados preliminares de la campaña de geología marina GEOCARBAL854 realizada en la plataforma continental de las islas Baleares. Inf. Tec. Inst. Esp. Oceanog, no 44, 11 pp. Acosta A., Canals, M. López-Martínez, J., Muñoz, A. Herranz, P., Urgeles, R., Palomo, C. y Casamor, J.L. 2002. The Balearic Promontory geomorphology (western Mediterranean): morphostructure and active processes. Geomorphology, 49: 177-204. Abarzuza, J. 1991. Sónar de Barrido Lateral y Penetrador de Sedimentos. Aplicación en Hidrografía. Instituto Hidrográfico de la Marina., San Fernando (Cádiz), 207 pp. Alonso, B., Guillén, J., Canals, M., Serra, J., Acosta, J.O, Herramz, P., Sanz, J.L., Calafat, A. y Catafay, E. 1988 Los sedimentos de la plataforma continental balear. Acta Geològica Hispànica, 23 (3): 185-196. Ardizzone G.D. 2006. An introduction to Sensitive and Essential Fish Habitats identification and protection in the Mediterranean Sea. Working Document to the STECF/SGMED-06-01 sub-group meeting on Sensitive and Essential Fish Habitats in the Mediterranean (Rome, March 2006), 17 pp. Ayala, F.J.; Casero, L.; Celma, J.; García-Fragio, A.; Romana, M. y Simic, D. 1985. Métodos de reconocimiento del subsuelo marino. Boletín del Instituto Geológico y Minero de España, Madrid, 316 pp. Balson, P.S. y Collins, M.B. 2007. Coastal and Shelf Sediment Transport. Geological Society. Special Publication, 274 (ed.). Geological Society Publishing House, UK. 162 pp. Ballesteros E. 1988. Composición y estructura de los fondos de maërl de Tossa de Mar (Girona, España). Collectanea Botanica, 17: 161-182. Ballesteros, E. 1992. Els fons rocosos profunds amb Osmundaria volubilis (Linné) R. E. Norris a les Balears. Boll. Soc. Hist. Nat. Balears, 35: 33-49. Ballesteros, E. 1994. The deep-water Peyssonnelia beds from the Balearic Islands (Western Mediterranean). Marine ecology, 15 (3-4):233-253. Ballesteros, E. 2006. Mediterranean coralligenous assemblages: a synthesis of the present knowledge. Oceanogr. Mar. Biol. Annu. Rev., 4:123–195. Ballesteros, E. y Romero, J. 1982 Catálogo de las algas bentónicas (con exclusión de las diatomeas) de las costa catalana. Collect. Bot., 13(2): 723-765. Barberá, C., Bordehore, C., Borg, J.A., Glemarec, M., Grall, J., Hall-Spencer, J.M., De la Huz, C.H., Lanfranco, E., Lastra, M., y Moore, P.G. 2003. Conservation and management of northeast Atlantic and, Mediterranean maerl beds. Aquatic Conservation: Marine and Freshwater Ecosystems 13: S65–S76

159


Bellan-Santini, J.C. Lacaze y Poizat, C. (eds.) 1994. Les biocénoses marines et littorales de Méditerranée. Synthèses, menaces et perspectives. Collection Patrimoines naturels, volume 19, pp. 5176. Secrétariat de la faune et de la flore / MNHN, Paris. BIOMAËRL team. 1999. Final Report (in 2 vols), BIOMAËRL project: Maërl biodiversity; functional structure and anthropogenic impacts. Coordinator: P.G. Moore, University Marine Biological Station Millport, Scotland. Bianchi C.N. y Morri, C. 2000. Marine biodiversity of the Mediterranean Sea: Situation, problems and prospects for future research. Marine Pollution Bulletin, 40: 367-376. Birkett, D.A., Maggs, C.A., Dring, M.J.1998. Maërl Biotopes (V). An overview of dynamics and sensitivity haracteristics for conservation management of marine SACs. Scottish Association for Marine Science, UK Marine SACs Project. Boero F. y Bonsdorff, E. 2007. A conceptual framework for marine biodiversity and ecosystem functioning. Marine Ecology, 28: 134-145. Boisset, F. 1992. Datos sobre la distribución batimétrica de algunas Peyssonneliaceae (Rhodophyta) en las costas Mediterráneas españolas (Mediterráneo Occidental). Anales Jardín Botánico de Madrid, 50 (1):2-8. Bordehore C., Ramos-Esplá, A.A., Ríosmena-Rodríguez, R. 2003. Comparative study of two maërl beds with different otter trawling history, SE Iberian Peninsula. Aquatic conservation: Marine and Freshwater Ecosystems, 13: 543-554. Borg, J.A., Lanfranco E. Mifsud, J.R., Rizzo, M. y Schembri, P.J. 1998. Does fishing have an impacto on Maltese maerl grounds? ICES Conference on the Ecosistem Effects of Fishing, Hiraklion, Crete. Bosence, D.W.J. 1976. Ecological studies on two unattached coralline algae from western Ireland. Palaeontology 19: 365–395. Bosence, D.W.J. 1979. Live and dead faunas from coralline algal gravels, Co. Galway. Paleontology, 22, 449-478. Boyd, S.E., Coggan, R.A., Birchenough, S.N.R., Limpenny, D.S., Eastwood, P.E., Foster-Smith, R.L., Philpott, S., Meadows, W.J., James, J.W.C., Vanstaen, K., Soussi, S and Rogers, S. 2006. The role of seabed mapping techniques in environmental monitoring and management. Science Series Technical Report, 127. CEFAS. 170 pp. Bremner, J., Rogers, S. y Frid., C. 2003. Assessing functional diversity in marine benthic ecosystems: A comparison of approaches. Marine ecology progress series 254: 11-25 Buchanan, J.B. 1984. Sediment analysis. En: Methods for the Study of Marine Benthos. N.A. Holme and A.D. McIntyre (ed.). Blacwell Scientific Publicacions, Boston, M.A., 465 pp. Bustos-Baez, S., Frid, C. 2003. Using indicator species to assess the state of macrobenthic communities. Hydrobiologia, 496: 299-309.

160


Cabioch, J. 1969. Les fonds de maërl de la baie de Morlaix et leur peuplement végétal. Cahiers de Biologie Marine, 10, 139-161. Canals M. y Ballesteros, E. 1997. Production of carbonate sediments by phytobenthic communities in the Mallorca Menorca Shelf, Northwestern Mediterranean Sea. Deep Sea Research II, 44: 611/629. Clarke, K.R. y Warwick, R.M. 1994. Changes in Marine Communities: An Approach to Statistical Analysis and Interpretation. Natural Environment Research Council; Plymouth. Coll, J., Linde, M., García-Rubies, A., Riera, F. y Grau, A.M. 2004. Spear fishing in the Balearic Islands (west central Mediterranean): species affected and catch evolution during the period 1975-2001. Fisheries Research, 70:97-111. Collie, J., Hall, S., Kaiser, M.J. y Poiner, I. 2000., A quantitative analysis of fishing impacts on shelf-sea benthos. Journal of Animal Ecology 69: 785-798 Dayton, P, Thrush, S., Agardy, T. y Hofman, R. 1995. Environmental effects of marine fishing. Aquatic Conservation: Marine and Freshwater Ecosystems 5: 205-232 De Grave, S. 1999. The influence of sedimentary heterogeneity on within maërl bed differences in infaunal crustacean community. Estuarine, Coastal and Shelf Science, 49: 153–163. Davies, C.E., Moss D. y Hill, M.O. 2004. EUNIS Habitat Classification Revised 2004. Report to: Eureopean Environment Agency: European Topic Centre on Nature Protection and Biodiversity. De Juan Mohan, S. 2007. Effects of commercial trawling activities on benthic communities from the NW Mediterranean Sea. Tesis Doctoral. Universidad de Barcelona. 290 pp. Dirzo, R. y Raven, P.H. 2003. Global state of biodiversity and loss. Annual Review of Environment and Resources, 28:137-167. Dremiere P.Y., Fiorentini, L., Cosimi, G., Leonori, I., Sala, A. y Spagnolo, A. 1999. Escapement from the main body of the bottom trawl used for the Mediterranean international trawl survey (MEDITS). Aquat. Living. Resour., 12(3): 207.217. Donnan D.W. y Moore, P.G. 2003a. Special issue: International Workshop on the conservation and management of maërl, 23-27 February 2001, University Marine Biological Station, Millport, Isle of Cumbrae, Scotland. Introduction. Aquatic Conservation: Marine Freshwater Ecosystems, 13: S1-S3. Donnan D.W. y Moore, P.G. 2003b. Special issue: International Workshop on the conservation and management of maërl, 23-27 February 2001, University Marine Biological Station, Millport, Isle of Cumbrae, Scotland. Conclusions. Aquatic Conservation: Marine Freshwater Ecosystems, 13: S77-S78. Duarte C.M., Terrados, J., Marbà, N., Massuti, E., Pascual y Grau, A.M. 2000. La posidònia. L’alga que no ho és. Quaderns de Pesca, 5: 59 pp. DIRECTIVA 92/43/CEE DEL CONSEJO de 21 de mayo de 1992 relativa a la conservación de los hábitats naturals y de la fauna y flora silvestres. Diario Oficial n° L 206 de 22/07/1992 p. 0007 – 0050c.

161


Everett R.A. 1994. Macroalgae in marine soft-sediment communities: effects on benthic faunal assemblages. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology, 175: 253-274. Fiorentini L., Dremière, P.Y.,Leonori, I., Sala, A. y Palumbo, V. 1999. Efficiency of the bottom trawl used for the Mediterranean international trawl survey (MEDITS). Aquat. Living Resour., 12(3): 187-205. Font, J., García-Ladona, E., y Gorriz, E. G. 1995. The seasonality of mesoscale motion in the Northern Current of the western Mediterranean: several years of evidence. Oceanologica Acta, 18, 207–219. Fornós, J.J. y Ahr, W.M. 2006. Present-day temperate carbonate sedimentation on the Balearic Platform, Western Mediterranean: compositional variation along a low-energy isolated ramp. Pedley, H.M. and Carannante, G., (Eds.). Cool-Water Carbonates: Depositional Systems and Palaeoenvoironmental Controls. Geol. Soc., London, Special Publication 255, pp. 71-84. Foster, M.S. 2001. Rhodoliths: between rocks and soft places. Journal of Phycology 37: 659–667. Foster, M.S., Riosmena-Rodriguez, R., Steller, D.L., Woelkerling, W.J. 1997. Living rhodolith beds in the Gulf of California and their implications for paleoenvironmental interpretation. En: Pliocene carbonates and related facies flanking the Gulf of California, Baja California, México, Johnson ME, LedesmaVazquez J, (eds.). Geological Society of America, Special Paper nº. 318, Boulder, Colorado. Frid, C., Robinson, L. y Bremner, J. 2005. Muddy thinking: ecosystem-based management of marine benthos. In: Barnes PT, Thomas JP (eds) Benthic habitats and the effects of fishing. American Fisheries Society, Bethesda MD, p 651-665. García-Carrascosa, A.M. 1991. El bentos de los alrededores de las Islas Columbretes. Elementos para su cartografía bionómica. En: Islas Columbretes: Contribución al estudio de su medio natural. Agència de Medi Ambient, Conselleria d’Administració Pública. Generalitat Valenciana. Garrabou, J., Ballesteros, E. y Zabala, M. 2002. Structure and dynamics of north-western Mediterranean benthic communities along a depth gradient. Estuarine Coastal and Shelf Science, 55, 493–508. Gómez, A, Ribera, A. y Chacártegui, G. 1986. Estudio de la vegetación marina de la bahía de Palma (Mallorca). Boletín del Instituto Español de Oceanografía, 3: 29-42. González-Correa J.M., Fernández,Y., Sánchez, J.L. 2008. Long-term effect of beach replenishment on natural recovery of shallow Posidonia oceanica meadows. Estuarine, Coastal and Shelf Science, 76: 834-844. Goñi R. 1998. Ecosystem effects of marine fisheries: an overview. Ocean & Coastal Management, 40: 37-64. Goñi R. y Latrouite, D. 2005. Review of the biology, ecology and fisheries of Palinurus spp. Species of European waters: Palinurus elephas (Fabricius, 1787) and P. mauritanicus (Gruvel, 1911). Cahiers de Biologie Marine, 46(2): 127-142. Grall, J. y Glémarec, M., 1997. Biodiversité des fonds de maërl en Bretagne: Approche fonctionelle et impacts anthropiques. Vie et Milieu, 47, 339-349.

162


Grall, J. y Hall-Spencer, J.M. 2003. Problems facing maerl conservation in Brittany. Aquat. Conserv.: Mar. Freshwat. Ecosyst. 13: 55–64. Hall, S.J. 1999. The effects of fishing on marine ecosystems and communities, Blackwell Science, p 272 Hall-Spencer, J.M. y Atkinson, R.J.A. 1999. Upogia deltaura (Crustacea: Thalassinidea) in Clyde Sea maërl beds, Scotland. J. Mar. Biol. Ass. U.K.K, 79:871-880. Hall-Spencer, J.M. y Moore, P.G. 2000. Scallop dredging has profound, long-term impacts on maerl habitats. ICES. Journal of Marine Science 57: 1407–1415. Hall-Spencer J.M., Grall, J., Moore, P.G. y Atkinson, R.J.A. 2003. Bivalve fishing and maërl-bed conservation in France and the UK: Retrospect and prospect. Aquat. Conserv. Mar. Freshwat. Ecosyst. 13: 33–41. Iglesias M., E. Massutí, O. Reñones and B. Morales-Nin. 1994. Three small-scale fisheries based on the island of Majorca (NW Mediterranean). Bolletí de la Societat d'Història Natural de les Illes Balears, 37:35-58. Jennings, S. y Kaiser, M.J. 1998. The Effects of Fishing on Marine Ecosystems. Advances in Marine Biology 34: 201-352. Jennings, S., Pinnegar, J., Polunin, N. y Warr, K. 2001. Impacts of trawling disturbance on the trophic structure of benthic invertebrate communities. Marine Ecology Progress Series, 213: 127-142 Junoy, J. y Viéitez, J.M. 2008. Informe sobre los trabajos realizados en el Laboratorio de Bentos de la Universidad de Alcalá con las muestras recogidas durante la campaña CALMEN07 (convenio SGMUAH). Universidad de Alcalá. 140 pp. Kaiser, M.J. y de Groot, S.J. 2000. The effects of fishing on non-target species and habitats. Biological, Conservation Socio-Economic Issues. Blackwell Science, Oxford. Keegan, B. 1974. The macrofauna of maërl substrates on the west coast of Ireland. Cahiers de Biologie Marine, 15: 513-530. Laborel, J. 1987. Marine biogenic constructions in the Mediterranean. Scientific Reports of Port-Cross National Park, 13: 97-126. Lindeboom, H., de Groot, S.J. (eds) 1998. Impact II: The effect of different types of fisheries on the North Sea and Irish Sea benthic ecosystems. Netherlands Institute for Sea Research, Texel, The Netherlands Link, J., Brodziak, J., Edwards, S., Overholtz, W., Mountain, D., Jossi, J., Smith, T. y Fogarty, M. 2002. Marine ecosystem assessment in a fisheries management context. Canadian Journal of Fisheries and Aquatic Sciences, 59: 1429-1440. López-Jurado, J.L., Marcos M., Monserrat, S. 2008. Hydrographic conditions affecting two fishing grounds of Mallorca island (Western Mediterranean): during the IDEA Project (2003–2004). Journal of Marine Systems, 71: 303–315.

163


Luczak, C, Janquin, M. y Kupka, A. 1997. Simple standard procedure for the routine determination of organic matter in marine sediment. Hydrobiology, 345: 87-94. Mallol, S. y Goñi, R. 2004. Seguimiento de las pesquerías (Punto Cero) en el ámbito de la futuraReserva Marina de Cala Rajada (Mallorca). IEO-COB y SGPM/PESCALA I/04-1, 129 pp. Marrack, E. 1999. The relationship between water motion and living rhodolith beds in the southwestern Gulf of California, México. Palaios 14: 159–171. Mas, X., O. Reñones y Goñi, R. 2004. Cuttlefish (Sepia officinalis) trammel net fishery in the Balearic Islands (Western Mediterranean). En: ―Annual ICES Science Conference‖ 2004, Vigo, España. Massutí E. y Reñones, O. 2005. Demersal resource assemblages in the trawl fishing grounds off the Balearic Islands (western Mediterranean). Scientia Marina, 69: 167-181. Massutí, E. Reñones, O. Carbonell, A. y Oliver, P. 1996. Demersal fish communities exploited on the continental shelf and slope of Majorca (Balearic Islands, NW Mediterranean, Vie et Milieu, 46 (1), 45-55. Massutí, E., Mas, R., Reñones, O. y Ordines, F. 2007. Evaluación de la pesca de arrastre de la plataforma en el área comprendida entre Cala Rajada, Cabrera y Bahía de Palma (Mallorca). Informe Final del proyecto MIGJORN, 308 pp. Morales-Nin B., Moranta, J., García, C., Tugores, M.P., Grau, A.M. Riera, F. y Cerdà, M. 2005. The recreational fishery in Mallorca Island (Western Mediterranean): implications for coastal resources management. ICES Journal of Marine Science, 62:727-739. Ojeda-Martínez, C. Giménez Casalduero, F., Bayle-Sempere J.T., Barbera-Cebrián, C.,Valle, C., Sanchez-Lizaso, J.L., Forcada, A., Sanchez-Jerez, P., Martín-Sosa, P., Falcón, J.M., Salas, F., Graziano, M., Chemello, R., Stobart B., Cartagena, P., Pérez-Ruzafa, A., Vandeperre, F., Rochel, E., Planes, S., Brito, A. 2009. A conceptual framework for the integral management of marine protected areas. Ocean & Coastal Management, 52: 89–101. Ordines, F. y Massutí, E. 2009. Relationships between macro-epibenthic communities and fish on the shelf grounds of the western Mediterranean. Aquatic Conservation: Marine and Freshwater Ecosystems, 14 (4):370-383. Ordines, F., Quetglas, A., Massutí, E. y Moranta, J. 2009. Habitat preferences and life history of the red scorpion fish, Scorpaena notata, in the Mediterranean. Estuarine, Coastal and Shelf Science, 85: 537– 546. Patterson, K.R. 1984. Distribution patterns of some epifauna in the Irish Sea and their ecological interactions. Marine Biology, 83 (1): 103-108 Peres, J.M. y Picard, J.1964. Nouveau manuel de bionomie benthique de la mer Mediterranee. Recueil des Travaux de la Station Marine d’Endoume, 47 (31), 3-137. Piet, G.J. y Jennings, S. 2005. Response of potential fish community indicators to fishing. ICES Journal of Marine Science, 62: 214-225.

164


Pinot, J.M., Tintoré, J. y Gomis, D. 1995. Multivariate analysis of the surface circulation in the Balearic Sea. Progress in Oceanography, 36 (4): 343-344. Pinot, J.M., López-Jurado, J.L. y Riera, M. 2002. The CANALES experiment (1996-1998). Interannual, seasonal, and mesoscale variability of the circulation in the Balearic Channels. Progress in Oceanography, 55: 335–370. Ramos, A.A. 1985. La reserva marina de la Isla Plana o Nueva Tabarca. Ayuntamiento de Alicante. Universidad de Alicante. Alicante. 51-93 pp. Ramos-Esplá A.A., C. Valle-Pérez, J.T. Bayle-Sempere y J.L. Sánchez-Lizaso.- 2004. Áreas Marinas Protegidas como herramientas de Gestión Pesquera en el Mediterráneo (Área COPEMED). Informes y Estudios COPEMED, 11: 1-157. Ros, J.D., Romero, J., Ballesteros, E., y Gili, J.M. 1989. Buceando en aguas azules. El bentos. En: El Mediterráneo Occidental. R. Margalef (Ed.): 235-297. Pergamon Press. Sala E. y N. Knowlton. 2006. Global marine biodiversity trends. Annual Review of Environment and Resources, 31: 93-122. Sánchez-Lizaso, J.L. y Lleonart, J. 2002. Actas del VII Foro científico para la pesca española en el Mediterráneo. In: Universitario EC (ed), Alicante, Spain, p 137 Sánchez-Mata, A., Abella, F.E. y Mora, J. 1998. Biodiversidad específica de los fondos de maerl Lithotamniom coralloides (P.& H. Crouan) y Phymatholitum calcareum (Pallas) Adey & MacKibbin de la Ria de Vigo, In Proceeding X Simposium Ibérico de Estudios del Bentos Marino, Universidade de Algarve, Praia de Carvoeiro, 168-169. Serrano, A., Sánchez, F., Preciado, I., Parra, S. y Frutos, I. 2005. Spatial and Temporal Changes in Benthic and Demersal Communities of the Galician Continental Shelf after the Prestige Oil Spill. Marine Pollution Bulletin, 53: 315-331. Serrano, A., Sánchez, F. y García-Castrillo, G. 2006. Epibenthic communities of trawable grounds of the Cantabrian Sea. Scientia Marina, 70: 149-159. Shepard, F.P. 1954. Nomenclature based on sand-silt-clay ratios: Journal of Sedimentary Petrology, v. 24: 151-158. Steller, D.L. y Foster, M.S. 1995. Environmental factors influencing distribution and morphology of rhodoliths in Bahia Concepción, B.C.S., México. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology, 194: 201–212. Steller, D.L., Riosmena Rodríguez, R., Foster, M.S. y Roberts, C.A. 2003. Rhodolith bed diversity in the Gulf of California: the importance of rhodolith structure and consequences of disturbance. Aquatic Conserv. Mar. Freshw. Ecosyst., 13: S5–S20. Thompson R. y Starzomski, B. 2007. What does biodiversity actually do? A review for managers and policy makers. Biodiversity and Conservation, 16: 1359-1378.

165


ter Braak CJF, Smilauer P. 2002. CANOCO reference manual and user’s guide to Canoco for windows: software for canonical community ordination (version 4.5). Microcomputer Power: Ithaca, New York. Thrush, S.F. y Dayton, P. 2002 Disturbance to marine benthic habitats by trawling and dredging: Implications for Marine Biodiversity. Annual Reviews in Ecology and Systematics 33: 449-473 Quetglas, A., Gaamour, A., Reñones, O., Missaoui, H., Zarrouk, T., Elabed, A., Goñi, R. 2004. Spiny lobster (Palinurus elephas Fabricius 1787) fishery in the western Mediterranean: A comparison of Spanish and Tunisian fisheries. Bolletí de la Societat d´Història Natural de les Balears, 47: 63–80.

166


C. barberรก

ANEXOS



Anexo I: Protocolos de muestreo



Protocolo para la obtención y procesado de las muestras obtenidas mediante patín suprabentónico El siguiente protocolo describe las técnicas para procesar muestras de patín suprabentónico, utilizando submuestras y obtención de metadatos sobre el arrastre. Mediante este procedimiento se obtendrán datos cuantitativos y semicuantitativos sobre la abundancia y biomasa de diferentes grupos taxonómicos de fauna y flora. Consideraciones: Las estaciones donde se realizarán los muestreos del patín epibentónico se seleccionarán a partir de la información obtenida mediante SONAR DE BARRIDO LATERAL.

Es importante intentar realizar siempre el mismo tiempo de arrastre (aprox. 1-2 minutos) y aconsejable que la velocidad del barco sea de 1-2 nudos, con lo cual se obtendrán muestras de tamaños similares (distancia recorrida y área muestreada). Si la muestra está muy enfangada, antes del triado, se filtrará con tres tamices de 10, 5 y 1 mm respectivamente. Antes de procesar la muestra hay que tomar precauciones para la manipulación de especies que supongan un peligro por tener sustancias urticantes, pinchas, etc. Por ello, se considera importante disponer de guantes protectores y poner atención en no rozar ninguna parte del cuerpo que quede expuesta. Equipamiento: o Mesa o bancada para poner la muestra. o Cajas grandes de volumen conocido para calcular el volumen total de la muestra o Cubo, o recipientes similares, de 5-10 litros, graduado por litros, para hacer submuestras. o Juego de diferentes tamaños de bandejas. o Tabla para medir tallas. o Guantes protectores o Contador (para contar número de individuos) o Balanzas o Contenedores y/o botes para guardar muestras o Guías de identificación o Lupa 171


o Portapapeles y estadillos o Etiquetas internas y externas para guardar muestras. o Pizarra tamaño A4 y tizas para identificar cada muestra en la fotografía. o Ordenador con el software OCEAN o Formol (fijar al 4 %) o Alcohol (Fijar al 70%). Muestras genética (Alcohol 100%).

PROCESADO DE LA CAPTURA: 1. Rellenar el estadillo CARACTERÍSTICAS TRANSECTO PATÍN EPIBENTÓNICO, que describe las características del arrastre, así como las del sitio de muestreo. 2. VACIADO DE LA RED: Para evitar contaminación entre muestras, hay que limpiar la red antes de echarla de nuevo al agua. 3. Registrar el PESO TOTAL DE LA CAPTURA 4. REGISTRO-FOTOGRAFÍA DE LA MUESTRA ENTERA: una vez se deposite la captura en el sitio habilitado para ello, realizar fotografía de la muestra entera, identificándola con los detalles de la estación (código, número estación, localidad, etc.). Para ello se puede utilizar una pizarra tamaño A4. 5. SEPARACIÓN POR GRUPOS TAXONÓMICOS: antes del recuento de individuos por especie se realizará una primera separación por grupos, para lo cual se dispondrán bandejas donde se irán depositando los individuos ordenados por grupos taxonómicos según se estime conveniente (e.g.:. una bandeja para crustáceos, otra para moluscos, una bandeja para una especie muy abundante, etc.). 6. MUESTRA PEQUEÑA: Si la muestra es pequeña (< 5 litros), se considera aconsejable repetir el arrastre para asegurar que se ha realizado de forma apropiada. Si es < 20 litros, se puede depositar directamente en un recipiente apropiado para el triado y separación. TRIAR TODA LA MUESTRA. 7. MUESTRA GRANDE: Para muestras grandes, es aconsejable mezclar antes de tomar submuestras. Igualmente hay que TRIAR TODA LA MUESTRA para asegurar que se registren especies poco abundantes y raras. En el caso de muestras muy grandes, en las que además suelen existir especies muy abundantes, se realizará el triado realizando submuestras según el 172


procedimiento expuesto a continuación 8. SUBMUESTRAS: Consiste en realizar varias submuestras (510 litros) de un volumen total de muestra que se pesará antes del triado. Se va anotando la abundancia acumulada de cada especie. Cuando una especie alcance una abundancia acumulada de 100 individuos se deja de contar en las siguientes submuestras. Así hasta completar la totalidad de la captura realizada. Siempre habrá un número de especies de difícil identificación. Se pueden agrupar por taxones como ―otras especies‖ o si es muy abundante, se considerará como una especie sin identificar con un código. Ejemplo (simplificando la realidad): Peso total muestra: 100 kg  Submuestra 1: 10 kg Spatangus purpureus (40 indiv.), Astropecten aranciacus (60 indiv), CRUST3 (150 indiv)  Submuestra 2: 12 kg Spatangus purpureus (40 indiv.), Astropecten aranciacus (50 indiv), CRUST3 (ya no se cuenta)  Submuestra 3: 10 kg Spatangus purpureus (60 indiv.), Astropecten aranciacus y CRUST3 (ya no se cuentan) El resto de muestra se inspecciona rápidamente y se registra su peso para poder determinar el peso total de la muestra. Se anota la abundancia y biomasa del resto de especies que puedan salir (e.g.:. EQU1). El registro de datos (ver estadillo de FAUNA) quedaría así: Taxón

Peso.

Nº individuos

Submuestras

Indiv. /peso total

Biomasa

submuestras

(gr)/peso

(kg)

submuestras

Spatangus purpureus Astropecten aranciacus CRUST3

10+12+10=32

40+40+60= 140

140 indiv.

3 kg

10+12=22

60+50=110

110 indiv.

6,7 kg

10

150

150

0,4 kg

EQU1

Toda la muestra

2

0,’1 kg 173


9. Se elaborará la lista faunística del número y peso (g) de todas las especies, o grupo taxonómico más bajo posible, utilizando el estadillo correspondiente. 10. CONSIDERACIONES ESPECIALES: a. Algas: no contar, sólo pesar- se calcula el porcentaje que supone cada especie para el total de biomasa de algas en cada submuestra y se deja de medir cuando este porcentaje sea homogéneo en todas las submuestras realizadas. b. Los cangrejos ermitaños y anémonas deben ser extraídos de la concha antes de pesar. c. Organismos coloniales: no puede estimarse su abundancia de forma cuantitativa. Se procede: i) anotando ausencia/presencia, ii) estimando número de colonias iii) pesando. d. Formas erectas o errantes que viven sobre substrato duro o conchas (E.g.:.colonias de hidroideos, espirógrafos, chitones, etc.) deben ser extraídos y contados o pesados e. Formas incrustantes tipo barnacles, anélidos en tubo, etc., deben considerarse como colonias. f.

Organismos < 5 mm, se considerará el procesado de esta fracción en función del desarrollo de la campaña. Llevar preparado botes para su conservación y posterior clasificación en laboratorio.

11. ESPECIES DESCONOCIDAS: se le asignará un nombre mediante un código o número (Ej.: CRUST 1). Se le realizará fotografía, que se archivará mediante el mismo código de especie y especificando también el código de estación (E.g.:. CRUST1_EST34). 12. FOTOGRAFÍAS: Al final del triado, también se realizará una fotografía de cada especie identificada y que vaya a ser conservada, especificando código de estación donde se haya obtenido (Ej. Astropecten aranciacus_EST34). 13. CONSERVACIÓN DE MUESTRAS BIOLÓGICAS: Posteriormente se guardarán muestras biológicas de los distintos grupos taxonómicos, así como de las especies que no se hayan podido identificar (e.g. algas, que se guardarán en formol, crustáceos, en congelación, o en alcohol a 70º, opistobranquios, en alcohol 70º, y ascidias y esponjas, que se guardarán congeladas), Se asignará el mismo código identificativo de la especie asignado en la fotografía, especificando además datos sobre la estación de muestreo donde se ha obtenido y datos sistemáticos: Filum, Clase, Orden, Familia, Género, etc. 14. En caso de captura de peces, cefalópodos y crustáceos decápodos objetivo de la campaña MEDITS, se realizará su muestreo de tallas (1/2 cm en peces y cefalópodos; mm en crustáceos). 15. La informatización de los datos se realizará con el programa OCEAN. 174


Protocolo para obtención de información mediante ROV, toma muestras de draga y toma de datos de CTD 1. INSPECCIÓN MEDIANTE ROV O IPSE Se realizará observación directa mediante ROV o explorador subacuático IPSE (según condiciones del mar y de tiempo disponible). Se puede realizar antes de la realización del arrastre con patín epibentónico, para observaciones sobre el tipo de fondos que se va a muestrear (eso dependerá de la rapidez de la maniobra). También se realizará en aquellos lugares de difícil acceso (fondos más litorales, rocosos, etc.), donde no se pueda obtener información con las otras metodologías disponibles. Se registrará en el estadillo correspondiente todos los datos relativos a las características del transecto realizado con el ROV o a la visualización mediante IPSE. 2. MUESTRA DRAGA: La obtención de muestras con draga se realizará con el barco parado. Se realizará una foto de cada muestra obtenida, identificándola mediante el código de estación correspondiente. En el estadillo correspondiente se realizará un registro de la siguiente información: fecha, hora, situación (coordenadas geográficas), profundidad, código de estación, dirección y velocidad del viento y estado del mar, registro ecosonda sobre tipo substrato, código de muestra de draga, etc. Se conservará congelada y en bolsas de plástico una fracción determinada (> 200 gr). Se debe etiquetar especificando fecha, hora, código estación, tipo fondo. 3. PARÁMETROS HIDROGRÁFICOS: Se realizará un registro de datos de profundidad, temperatura, salinidad, y fluorescencia mediante el CTD SBE19+ a lo largo del perfil vertical de cada estación seleccionada. En el estadillo correspondiente se registrarán datos sobre la estación.

175


176


177


178


Anexo II: Estaciones de muestreo



Tabla 1. Anexo II. Información relativa a las estaciones en las que se caracterizaron las masas de agua de la campaña CANAL0209 Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

CTD01

28/02/2009

16:45:00

39º43.161

3º29.946

49.4

CTD02

01/03/2009

08:14:00

39º44.227

3º30.168

51.3

CTD03

01/03/2009

10:34:00

39º47.242

3º29.964

57.0

CTD04

01/03/2009

14:36:00

39º49.869

3º30.120

61.3

CTD05

02/03/2009

08:05:05

39º57.339

3º06.042

69.3

CTD06

02/03/2009

10:24:31

39º59.281

3º11.154

74.3

CTD07

02/03/2009

13:06:05

40º00.412

3º14.544

90.0

CTD08

02/03/2009

15:54:17

39º56.881

3º13.902

66.0

CTD09

03/03/2009

08:28:04

39º55.527

3º33.900

108.0

CTD10

03/03/2009

12:58:40

39º49.221

3º33.876

68.6

CDT12

04/03/2009

13:41:06

39º54.108

3º38.046

89.5

CTD11

04/03/2009

08:38:58

40º00.277

3º37.812

108.0

CTD13

05/03/2009

09:59:57

39º34.462

3º30.678

71.5

CTD14

08/03/2009

08:16:41

39º35.001

3º36.336

93.0

CTD15

08/03/2009

13:02:51

39º40.002

3º36.012

75.0

CTD16

08/03/2009

16:41:51

39º45.000

3º36.336

65.0

CTD 17

10/03/2009

08:05:30

39º53.976

3º15.132

70.1

CTD18

10/03/2009

14:28:17

39º50.776

3º24.234

47.0

CTD19

11/03/2009

09:26:36

40º04.996

3º49.332

62.0

CTD20

11/03/2009

16:32:23

40º01.177

3º40.656

70.0

CTD20

13/03/2009

10:09:42

39º45.573

3º42.042

85.0

CTD22

13/03/2009

15:19:59

39º50.064

3º42.054

78.0

CTD23

14/03/2009

08:55:31

40º48.750

3º42.828

73.0

CTD24

15/03/2009

09:55:31

39º49.995

3º42.828

78.0

CTD25

15/03/2009

13:15:05

39º45.025

3º38.016

71.0

CTD26

17/03/2009

16:38:32

39º44.995

3º36.312

66.0

181


Tabla 2. Anexo II. Información relativa a las muestras de sedimento colectadas en la campaña CANAL0209 Muestra

Fecha

Latitud

Longitud

Profundidad

D01

01/03/2009

39º43.981

3º30.162

51.2

D02

01/03/2009

39º47.211

3º29.964

56.7

D03

01/03/2009

39º49.871

3º30.126

61.8

D04

02/03/2009

39º57.312

3º06.060

69.8

D05

02/03/2009

39º59.230

3º11.040

74.1

D06

02/03/2009

40º00.480

3º14.550

90.0

D07

02/03/2009

39º56.944

3º13.974

66.0

D08

03/03/2009

39º55.512

3º33.936

108.0

D09

03/03/2009

39º49.229

3º33.870

68.5

D10

04/03/2009

40º00.224

3º37.800

107.7

D11

04/03/2009

39º57.274

3º37.902

96.4

D12

04/03/2009

39º54.058

3º38.040

89.4

D13

04/03/2009

39º50.869

3º38.280

80.5

D14

05/03/2009

39º35.079

3º27.912

57.5

D15

05/03/2009

39º34.631

3º30.498

73.0

D16

08/03/2009

39º34.694

3º33.924

79.0

D17

08/03/2009

39º36.339

3º33.780

78.0

D18

08/03/2009

39º37.529

3º34.020

78.0

D19

10/03/2009

39º53.936

3º15.102

70.0

D20

10/03/2009

39º53.234

3º17.070

61.0

D21

10/03/2009

39º51.688

3º21.006

60.0

D22

10/03/2009

39º51.571

3º26.154

64.0

D23

11/03/2009

40º05.914

3º51.534

69.0

D24

11/03/2009

40º03.867

3º47.796

64.0

D25

11/03/2009

40º03.593

3º46.062

89.0

D26

11/03/2009

40º02.326

3º43.470

71.0

D27

11/03/2009

40º01.597

3º41.634

70.0

D28

12/03/2009

39º52.876

3º48.672

78.0

D29

12/03/2009

39º53.260

3º52.710

77.0

D30

12/03/2009

39º51.473

4º04.926

65.0

D31

12/03/2009

39º49.363

4º10.914

58.0 182


Tabla 2. Anexo II (continuación) Muestra

Fecha

Latitud

Longitud

Profundidad

D32

13/03/2009

39º44.016

3º42.006

87.0

D33

13/03/2009

39º45.536

3º42.036

85.0

D34

13/03/2009

39º47.140

3º41.970

78.0

D35

13/03/2009

39º47.486

3º41.640

77.0

D36

13/03/2009

39º48.654

3º42.432

78.0

D37

13/03/2009

39º50.040

3º42.024

77.0

D38

14/03/2009

39º52.941

3º41.544

76.0

D39

14/03/2009

39º55.933

3º41.826

66.0

D40

14/03/2009

39º56.678

3º45.312

58.0

D41

14/03/2009

39º54.980

3º42.828

68.0

D42

14/03/2009

39º54.323

3º46.692

69.0

D43

14/03/2009

39º51.010

3º46.368

88.0

D44

15/03/2009

39º54.643

3º44.256

74.0

D45

15/03/2009

39º53.102

3º44.016

73.0

D46

15/03/2009

39º51.488

3º44.286

80.0

D47

15/03/2009

39º47.703

3º38.052

73.0

D48

15/03/2009

39º42.842

3º37.824

80.0

D49

17/03/2009

39º46.122

3º32.310

59.0

D50

17/03/2009

39º44.546

3º32.214

59.0

D51

17/03/2009

39º43.044

3º32.196

58.0

D52

17/03/2009

39º40.806

3º32.244

61.0

D53

17/03/2009

39º50.236

3º35.622

78.0

D54

17/03/2009

39º48.497

3º36.042

74.0

D55

17/03/2009

39º45.483

3º35.928

64.0

183


Tabla 3. Anexo II. Información relativa a las muestras colectadas con patín epibentónico en la campaña CANAL0209 Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

Duración

Área (m2)

P01

01/03/2009

06:49:00

39º43.474

3º30.176

51.10

2.0

217.8

P02

01/03/2009

09:49:00

39º46.543

3º29.847

57.40

4.0

246.6

P03

01/03/2009

13:10:00

39º49.509

3º29.928

58.60

4.0

309.5

P04

02/03/2009

06:56:33

39º57.486

3º06.379

70.00

3.0

256.8

P05

02/03/2009

09:20:01

39º58.821

3º09.788

70.60

3.0

592.7

P06

02/03/2009

11:57:50

40º00.229

3º13.944

88.00

3.0

444.6

P07

02/03/2009

14:34:07

39º57.512

3º14.007

65.60

7.0

872.4

P08

03/03/2009

07:19:05

39º55.888

3º34.107

109.0

6.0

577.8

P09

03/03/2009

09:47:00

39º53.017

3º33.828

91.20

5.0

489.4

P10

03/03/2009

12:05:51

39º49.777

3º33.894

70.10

6.0

722.6

P11

03/03/2009

13:37:04

39º47.855

3º34.173

64.50

7.0

872.5

P12

03/03/2009

14:53:15

39º46.692

3º34.119

61.50

3.0

361.8

P13

04/03/2009

07:34:25

40º00.593

3º37.777

110.0

6.0

476.7

P14

04/03/2009

09:56:47

39º57.534

3º37.884

92.50

6.0

548.9

P15

04/03/2009

12:39:07

39º54.570

3º38.013

89.60

6.0

505.6

P16

04/03/2009

14:25:14

39º52.955

3º38.059

86.50

6.0

635.6

P17

04/03/2009

15:24:22

39º51.463

3º38.094

81.10

5.0

465.6

P18

05/03/2009

07:12:25

39º35.584

3º25.798

39.90

5.0

456.9

P19

05/03/2009

09:03:49

39º34.049

3º30.073

68.70

12

1116.9

P20

05/03/2009

12:07:58

39º35.576

3º30.057

66.00

11

944.3

P21

05/03/2009

13:59:49

39º37.034

3º30.051

54.30

10

924.6

P22

05/03/2009

15:59:47

39º40.650

3º30.019

50.00

5.0

646.2

P23

06/03/2009

07:08:03

39º40.783

3º29.400

44.30

6.0

659.5

P24

06/03/2009

09:05:32

39º38.890

3º29.391

47.00

8.0

650.1

P25

06/03/2009

12:05:34

39º37.508

3º29.316

50.00

5.0

511.6

P26

08/03/2009

06:39:43

39º34.089

3º33.720

81.00

5.0

451.3

P27

08/03/2009

09:20:17

39º35.748

3º33.726

79.00

5.0

433.5

P28

08/03/2009

11:43:36

39º37.148

3º33.738

73.00

5.0

497.7

P29

08/03/2009

13:46:59

39º40.233

3º33.886

71.00

5.0

433.4

P30

08/03/2009

15:33:35

39º43.373

3º34.029

61.00

5.0

419.1

P31

10/03/2009

07:12:48

39º54.172

3º14.502

70.00

6.0

549.6 184


Tabla 3. Anexo II (continuación) Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

Duración

Área (m2)

P32

10/03/2009

09:43:18

39º53.426

3º16.486

62.00

5.0

444.3

P33

10/03/2009

12:48:17

39º51.889

3º20.520

59.00

5.0

451.7

P34

10/03/2009

14:58:02

39º51.466

3º25.61

62.00

5.0

394.8

P35

11/03/2009

07:16:30

40º06.075

3º51.099

76.00

5.0

436.4

P36

11/03/2009

09:58:34

40º04.019

3º48.354

60.00

5.0

475.0

P37

11/03/2009

11:22:57

40º03.686

3º46.572

76.00

8.0

496.2

P38

11/03/2009

13:40:29

40º02.459

3º44.292

71.00

8.0

687.5

P39

11/03/2009

14:35:11

40º01.714

3º42.286

71.00

6.0

532.0

P40

12/03/2009

07:05:36

39º52.852

3º49.672

79.00

5.0

487.6

P41

12/03/2009

10:01:54

39º53.300

3º52.429

78.00

5.0

487.9

P42

12/03/2009

20:13:57

39º51.737

4º04.604

66.00

5.0

478.1

P43

12/03/2009

13:42:46

39º49.605

4º10.405

59.00

5.0

444.7

P44

13/03/2009

06:48:51

39º43.419

3º41.983

87.00

5.0

477.9

P45

13/03/2009

09:16:52

39º44.945

3º41.994

85.00

5.0

548.9

P46

13/03/2009

11:28:49

39º46.520

3º41.989

82.00

8.0

746.2

P47

13/03/2009

13:40:38

39º48.095

3º42.345

77.00

7.0

606.8

P48

13/03/2009

14:41:19

39º49.574

3º41.989

79.00

5.0

476.7

P49

14/03/2009

06:53:50

39º52.739

3º41.908

77.00

6.0

509.8

P50

14/03/2009

09:32:43

39º55.744

3º42.327

66.00

5.0

444.1

P51

14/03/2009

12:16:27

39º57.201

3º45.358

58.00

6.0

549.9

P52

14/03/2009

15:08:22

39º54.591

3º45.987

66.00

5.0

461.0

P53

14/03/2009

16:47:51

39º51.100

3º46.159

86.00

5.0

444.5

P54

15/03/2009

07:04:27

39º55.192

3º44.313

60.00

5.0

520.5

P55

15/03/2009

08:09:51

39º53.559

3º44.029

74.00

5.0

491.3

P56

15/03/2009

08:54:34

39º51.999

3º44.286

75.00

4.0

491.7

P57

15/03/2009

11:27:18

39º48.228

3º38.115

74.00

5.0

448.0

P58

15/03/2009

13:46:45

39º43.397

3º38.097

79.00

6.0

578.8

P59

16/03/2009

06:55:36

39º47.270

3º32.433

57.00

5.0

451.2

P60

16/03/2009

08:26:34

39º45.661

3º32.268

59.00

6.0

433.5

P61

17/03/2009

07:18:01

39º45.640

3º32.259

59.00

5.0

506.1

P62

17/03/2009

07:59:38

39º44.050

3º32.197

59.00

5.0

520.0

P63

17/03/2009

09:00:54

39º42.530

3º32.205

58.00

5.0

491.2

P64

17/03/2009

09:56:57

39º41.410

3º32.211

60.00

7.0

606.7 185


Tabla 3. Anexo II (continuación) Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

Duración

Área (m2)

P65

17/03/2009

12:49:20

39º50.615

3º35.716

80.00

5.0

577.9

P66

17/03/2009

13:55:53

39º48.757

3º36.049

75.00

5.0

433.5

P67

17/03/2009

15:24:18

39º46.000

3º35.974

66.00

5.0

462.3

186


Tabla 4. Anexo II. Información relativa a las estaciones donde se realizaron observaciones con ROV en la campaña CANAL0209 Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

ROV01

28/02/2009

17:00:00

39º43.161

3º29.946

49.4

ROV02

01/03/2009

08:45:00

39º45.237

3º29.836

54.2

ROV03

01/03/2009

15:20:00

39º49.777

3º38.587

58.4

ROV04

02/03/2009

15:06:36

39º56.960

3º14.016

66.0

ROV05

03/03/2009

10:58:55

39º53.222

3º33.577

94.0

ROV06

03/03/2009

14:16:56

39º47.203

3º34.371

63.0

ROV07

04/03/2009

08:17:07

40º00.269

3º37.791

108

ROV08

04/03/2009

11:07:44

39º57.110

3º38.091

90.5

ROV09

04/03/2009

13:02:06

39º54.031

3º38.055

89.2

ROV10

10/03/2009

08:17:33

39º54.009

3º15.145

70.0

ROV11

10/03/2009

11:39:49

39º52.659

3º17.838

60.0

ROV12

10/03/2009

13:58:09

39º50.776

3º24.243

47.0

ROV13

10/03/2009

16:08:55

39º52.739

3º30.037

70.0

ROV14

11/03/2009

08:04:12

40º06.217

3º50.937

75.0

ROV15

11/03/2009

08:40:54

40º06.555

3º50.118

93.0

ROV16

11/03/2009

12:20:54

40º03.431

3º46.671

71.0

ROV17

11/03/2009

12:49:19

40º03.334

3º46.380

78.0

ROV18

11/03/2009

15:40:13

40º02.543

3º40.369

100

ROV19

12/03/2009

16:11:49

39º53.599

4º01.699

41.0

ROV20

13/03/2009

07:52:52

39º42.156

3º41.947

90.0

ROV21

13/03/2009

12:47:54

39º47.501

3º41.646

77.0

ROV22

14/03/2009

08:00:09

39º53.488

3º44.016

74.0

ROV23

14/03/2009

11:14:57

39º58.912

3º42.103

50.0

ROV24

14/03/2009

12:51:13

39º56.671

3º45.276

58.0

ROV25

14/03/2009

14:09:11

39º55.029

3º44.037

67.0

ROV26

15/03/2009

10:08:19

39º50.001

3º42.832

78.0

ROV27

15/03/2009

15:10:19

39º42.336

3º38.049

78.0

ROV28

15/03/2009

16:18:54

39º41.241

3º38.379

82.0

ROV29

17/03/2009

11:25:10

39º45.044

3º34.015

60.0

ROV30

17/03/2009

15:48:39

39º45.564

3º35.986

65.0

187


Tabla 5. Anexo II. Información relativa a las estaciones donde se realizaron observaciones con IPSE en la campaña CANAL0209 Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

IC01

01/03/2009

07:15:00

39º43.857

3º30.195

51.1

IC02

01/03/2009

10:25:00

39º47.094

3º29.908

57.1

IC03

01/03/2009

12:11:00

39º48.759

3º29.551

55.0

IC04

01/03/2009

13:39:00

39º49.881

3º30.188

61.5

IC05

01/03/2009

16:23:00

39º49.670

3º26.037

46.0

IC06

02/03/2009

07:30:06

39º57.356

3º06.095

70.0

IC07

02/03/2009

08:39:01

39º58.104

3º08.049

72.0

IC08

02/03/2009

09:49:13

39º59.225

3º10.882

74.3

IC09

02/03/2009

11:22:41

39º59.637

3º13.056

79.0

IC10

02/03/2009

12:25:52

40º00.526

3º14.560

90.0

IC11

02/03/2009

13:40:43

39º58.869

3º14.065

72.6

IC12

03/03/2009

12:30:25

39º49.240

3º33.898

68.9

IC13

03/03/2009

14:08:21

39º47.167

3º34.356

63.4

IC14

03/03/2009

15:26:47

39º46.110

3º33.664

60.4

IC15

04/03/2009

09:22:00

39º58.287

3º38.469

85.0

IC16

04/03/2009

11:56:02

39º56.035

3º37.654

85.2

IC17

04/03/2009

14:50:21

39º52.449

3º38.044

82.0

IC18

05/03/2009

06:37:41

39º34.293

3º26.016

49.5

IC19

05/03/2009

07:38:10

39º36.174

3º25.671

34.0

IC20

05/03/2009

08:24:27

39º35.040

3º27.885

56.0

IC21

05/03/2009

09:39:43

39º34.551

3º30.528

72.0

IC22

08/03/2009

07:03:05

39º34.660

3º33.840

77.0

IC23

08/03/2009

08:53:09

39º35.295

3º34.356

80.0

IC24

08/03/2009

09:39:48

39º36.310

3º33.795

78.0

IC25

08/03/2009

10:18:37

39º36.636

3º32.043

72.0

IC26

08/03/2009

12:00:34

39º37.520

3º34.015

74.0

IC27

08/03/2009

12:28:51

39º38.253

3º34.365

72.0

IC28

08/03/2009

13:15:21

39º39.999

3º36.028

75.0

IC29

08/03/2009

14:06:07

39º40.622

3º33.834

68.0

IC30

08/03/2009

14:31:24

39º41.965

3º34.047

67.0

IC31

08/03/2009

15:00:31

39º42.740

3º32.079

58.0

IC32

08/03/2009

15:53:12

39º43.818

3º34.038

61.0 188


Tabla 5. Anexo II (continuación) Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

IC33

08/03/2009

16:12:24

39º43.980

3º34.483

62.0

IC34

10/03/2009

07:30:47

39º53.936

3º15.066

70.0

IC35

10/03/2009

09:01:28

39º53.485

3º15.706

65.0

IC36

10/03/2009

10:05:20

39º53.197

3º17.047

60.0

IC37

10/03/2009

10:38:14

39º52.465

3º16.470

55.0

IC38

10/03/2009

12:24:27

39º52.213

3º18.942

58.0

IC39

10/03/2009

13:06:44

39º51.690

3º21.003

60.0

IC40

10/03/2009

15:28:31

39º51.571

3º26.157

62.0

IC41

11/03/2009

07:36:15

40º05.913

3º51.519

69.0

IC42

11/03/2009

10:28:11

40º03.872

3º47.809

64.0

IC43

11/03/2009

11:48:41

40º03.609

3º46.014

84.0

IC44

11/03/2009

14:01:17

40º02.311

3º43.530

71.0

IC45

11/03/2009

15:12:20

40º01.635

3º41.913

70.0

IC46

11/03/2009

15:42:24

40º01.154

3º40.731

70.0

IC47

12/03/2009

10:29:41

39º53.276

3º52.720

77.0

IC48

12/03/2009

20:16:25

39º51.481

4º04.927

65.0

IC49

12/03/2009

14:06:54

39º49.363

4º10.911

60.0

IC50

12/03/2009

15:24:07

39º52.822

4º01.914

80.0

IC51

13/03/2009

07:35:08

39º44.045

3º41.913

87.0

IC52

13/03/2009

08:39:27

39º42.754

3º40.012

86.0

IC53

13/03/2009

09:36:03

39º45.500

3º42.000

88.0

IC54

13/03/2009

10:30:00

39º45.731

3º40.233

76.0

IC55

13/03/2009

11:52:54

39º47.110

3º41.970

77.0

IC56

13/03/2009

12:21:19

39º47.309

3º40.366

74.0

IC57

13/03/2009

14:08:57

39º48.666

3º42.441

78.0

IC58

13/03/2009

14:59:49

39º50.042

3º42.015

78.0

IC59

13/03/2009

15:46:34

39º51.201

3º42.039

77.0

IC60

13/03/2009

16:15:02

39º50.440

3º40.039

79.0

IC61

14/03/2009

07:19:30

39º52.973

3º41.538

76.0

IC62

14/03/2009

09:06:15

39º54.984

3º42.834

62.0

IC63

14/03/2009

09:52:29

39º55.935

3º41.803

66.0

IC64

14/03/2009

10:36:21

39º58.813

3º42.082

54.0

IC65

14/03/2009

12:36:24

39º56.658

3º45.304

58.0 189


Tabla 5. Anexo II (continuación) Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

IC66

14/03/2009

15:57:31

39º54.734

3º45.630

65.0

IC67

15/03/2009

07:25:56

39º54.644

3º44.257

74.0

IC68

15/03/2009

09:14:03

39º51.491

3º44.293

80.0

IC69

15/03/2009

11:44:08

39º47.753

3º38.067

73.0

IC70

15/03/2009

12:27:18

39º46.840

3º39.459

73.0

IC71

15/03/2009

13:03:55

39º45.056

3º38.034

71.0

IC72

15/03/2009

13:35:00

39º42.870

3º37.839

79.0

IC73

15/03/2009

14:40:58

39º42.770

3º36.030

74.0

IC74

15/03/2009

16:09:22

39º41.240

3º38.379

81.0

IC75

17/03/2009

07:13:25

39º46.120

3º32.289

59.0

IC76

17/03/2009

08:16:43

39º44.549

3º32.196

59.0

IC77

17/03/2009

09:18:18

39º43.050

3º32.199

58.0

IC78

17/03/2009

10:16:56

39º40.810

3º32.250

60.0

IC79

17/03/2009

13:09:47

39º50.242

3º35.637

78.0

IC80

17/03/2009

14:19:30

39º48.493

3º36.052

74.0

IC81

17/03/2009

14:54:42

39º47.408

3º36.012

69.0

IC82

17/03/2009

15:42:24

39º45.563

3º35.982

65.0

IC83

17/03/2009

16:57:14

39º44.260

3º35.983

66.0

IC084

16/07/2009

07:03:15

39º53.692

3º19.257

86.0

IC085

16/07/2009

07:46:43

39º52.966

3º24.292

64.0

IC086

15/07/2009

07:02:05

39º58.278

3º12.797

50.0

IC087

15/07/2009

08:49:09

39º57.701

3º15.424

69.0

IC088

15/07/2009

09:30:48

39º55.060

3º16.043

75.0

IC089

16/07/2009

08:18:30

39º52.279

3º18.649

58.0

IC090

15/07/2009

10:18:47

39º53.958

3º17.295

72.0

IC091

15/07/2009

12:01:34

39º52.757

3º21.915

63.0

IC092

15/07/2009

12:38:51

39º52.787

3º25.855

73.0

IC093

16/07/2009

07:35:16

39º52.647

3º28.080

66.0

IC094

15/07/2009

13:25:21

39º50.491

3º28.237

64.0

IC095

15/07/2009

14:16:07

39º49.214

3º28.399

54.0

IC096

16/07/2009

08:49:11

39º51.475

3º29.910

67.0

IC097

15/07/2009

14:41:02

39º51.010

3º30.352

70.0

IC098

16/07/2009

08:57:56

39º50.518

3º32.118

72.0 190


Tabla 5. Anexo II (continuación) Muestra

Fecha

Hora

Latitud

Longitud

Profundidad

IC099

16/07/2009

09:29:47

39º52.014

3º32.015

70.0

IC100

16/07/2009

10:13:30

39º52.761

3º32.078

51.0

IC101

16/07/2009

10:47:41

39º53.938

3º34.314

96.0

IC102

16/07/2009

11:32:14

39º51.300

3º34.064

72.0

IC103

16/07/2009

12:07:13

39º51.906

3º36.010

82.0

IC104

16/07/2009

12:35:11

39º55.073

3º36.094

94.0

IC105

16/07/2009

13:06:07

39º53.513

3º39.850

81.0

IC106

17/07/2009

07:23:47

39º56.503

3º39.993

68.0

IC107

17/07/2009

07:56:13

39º53.310

3º33.156

92.0

IC108

17/07/2009

08:42:10

39º52.452

3º37.677

84.0

IC109

17/07/2009

09:15:26

39º58.174

3º40.124

58.0

IC110

17/07/2009

09:55:13

39º59.715

3º39.967

59.0

IC111

17/07/2009

10:27:36

39º57.924

3º13.788

67.0

IC112

17/07/2009

10:59:17

39º56.496

3º15.403

72.0

IC113

17/07/2009

11:33:12

39º56.461

3º15.402

73.0

IC114

17/07/2009

11:58:11

39º57.072

3º15.417

72.0

IC115

17/07/2009

12:32:13

39º58.654

3º14.338

69.0

IC116

15/07/2009

15:10:31

39º55.810

3º15.075

73.0

IC117

17/07/2009

13:07:25

39º55.632

3º13.818

68.0

IC118

17/07/2009

13:35:36

39º54.211

3º13.437

53.0

IC119

17/07/2009

14:01:07

39º54.019

3º11.998

39.0

IC120

17/07/2009

14:33:25

39º48.803

3º32.047

60.0

IC121

17/07/2009

15:16:23

39º47.278

3º28.500

50.0

IC122

17/07/2009

15:58:20

39º53.973

3º11.133

37.0

191


192


Anexo III. Hábitats y especies de interés para su protección



Tabla 1. Anexo III. Listado de hábitats y especies marinas del Convenio de Barcelona HABITATS MARINOS (* prioritarias) I. SUPRALITORAL I. 2. ARENA I. 2. 1. Biocenosis de arena del supralitoral *I. 2. 1. 5. Facies de arribazones de fanerógamas II. MEDIOLITORAL II. 1. FANGO, FANGO ARENOSO Y ARENAS II. 1. 1. Biocenosis de arenas fangosas y fango *II. 1. 1. 1. Asociación de halófitas *II. 1. 1. 2. Facies de salinas II. 3. GRAVA Y GUIJARROS II. 3. 1. Biocenosis de detrítico mediolitoral *II. 3. 1. 1. Facies de hojas muertas de Posidonia oceanica y otras fanerógamas II. 4. FONDOS DUROS Y ROCAS II. 4. 1. Biocenosis de rocas del mediolitoral superior *II. 4. 1. 3. Asociación de Nemalion helminthoides y Rissoella verruculosa. *II. 4. 1. 4. Asociación de Lithophyllum papillosum y Polysiphonia spp. II. 4. 2. Biocenosis de rocas del mediolitoral inferior *II. 4. 2 1. Asociación de Lithophyllum lichenoides *II. 4. 2. 5. Facies de Pollicipes cornucopiae *II. 4. 2. 7. Asociación de Fucus virsoides *II. 4. 2. 8. Concreciones de Neogoniolithon brassica-florida *II. 4. 2.10. Charcas asociadas a vermétidos (enclave infralitoral) II. 4. 3. Cuevas del mediolitoral *II. 4. 3. 1. Asociación de Phymatolithon lenormandii y Hildenbrandia rubra III. INFRALITORAL III. 1. ARENAS, GRAVAS Y ROCAS EN MEDIO EURIHALINO Y EURITERMO III. 1. 1. Biocenosis eurihalinas y euritermales *III. 1. 1. 1. Asociación de Ruppia cirrhosa y/o Ruppia maritima *III. 1. 1. 3. Asociación de Potamogeton pectinatus *III. 1. 1. 4. Asociación de Zostera noltii en medio eurihalino y euritermal *III. 1. 1. 5. Asociación de Zostera marina en medio eurihalino y euritermal *III. 1. 1. 8. Asociación de Halopithys incurva III. 2. ARENAS FINAS III. 2. 2. Biocenosis de arenas finas bien calibradas *III. 2. 2. 2. Asociación de Halophila stipulacea III. 2. 3. Biocenosis de arena fangosa de superficie de modo calmo *III. 2. 3. 3. Facies de Loripes lacteus y Tapes spp. *III. 2. 3. 5. Asociación de Zostera noltii en arenas superficiales de modo calmo *III. 2. 3. 7. Facies de aguas hidrotermales Cyclope neritea y nemátodos III. 3. ARENAS GRUESAS III. 3. 1. Biocenosis de arenas gruesas y gravas en modo expuesto *III. 3. 1. 1. Asociación de rodolitos III. 3. 2. Biocenosis de arenas gruesas y gravas finas bajo la influencia de corrientes de fondo (pueden encontrarse en el circalitoral) *III. 3. 2. 1. Facies de Maërl (= Asociación de Lithothamnion corallioides y Phymatolithon calcareum) (puede encontrarse también como facies de la biocenosis de detrítico costero) *III. 3. 2. 2. Asociación de rodolitos III. 5. PRADERAS DE POSIDONIA OCEANICA III. 5. 1. Praderas de Posidonia oceanica *III. 5. 1. 1. Ecomorfosis de praderas tigre *III. 5. 1. 2. Ecomorfosis de arrecife barrera de praderas III. 6. FONDOS DUROS Y ROCAS III. 6. 1. Biocenosis de algas infralitorales *III. 6. 1. 2. Asociación de Cystoseira amentacea (var. amentacea, var. stricta, var. spicata) *III. 6. 1. 3. Facies de Vermétidos 195


*III. 6. 1. 10. Asociación de Cystoseira tamariscifolia y Saccorhiza polyschides *III. 6. 1. 14. Facies de Cladocora caespitosa *III. 6. 1. 15. Asociación de Cystoseira brachycarpa *III. 6. 1. 16. Asociación de Cystoseira crinita *III. 6. 1. 17. Asociación de Cystoseira crinitophylla *III. 6. 1. 18. Asociación de Cystoseira sauvageauana *III. 6. 1. 19. Asociación de Cystoseira spinosa *III. 6. 1. 20. Asociación de Sargassum vulgare *III. 6. 1. 25. Asociación de Cystoseira compressa *III. 6. 1. 35. Facies y asociación de la biocenosis de Coralígeno IV. CIRCALITORAL IV. 2. ARENAS IV. 2. 2 .Biocenosis de detrítico costero *IV. 2. 2. 7. Asociación de Laminaria rodriguezii sobre detrítico *IV. 2. 2. 10. Facies de grandes Briozoos IV. 3. FONDOS DUROS Y ROCAS IV. 3. 1. Biocenosis de coralígeno *IV. 3. 1. 1. Asociación de Cystoseira zosteroides *IV. 3. 1. 2. Asociación de Cystoseira usneoides *IV. 3. 1. 3. Asociación de Cystoseira dubia *IV. 3. 1. 4. Asociación de Cystoseira corniculata *IV. 3. 1. 5. Asociación de Sargassum spp (indígenas). *IV. 3. 1. 8. Asociación de Laminaria ochroleuca *IV. 3. 1. 9. Asociación de Rodriguezella strafforelli *IV. 3. 1. 10. Facies de Eunicella cavolinii *IV. 3. 1. 11. Facies de Eunicella singularis *IV. 3. 1. 12. Facies de Lophogorgia sarmentosa *IV. 3. 1. 13. Facies de Paramuricea clavata *IV. 3. 1. 15. Coralígeno de plataforma IV.3. 2. Cuevas semi-oscuras (igualmente en enclaves en los pisos superiores) *IV. 3. 2. 2. Facies de Corallium rubrum V. BATIAL V. 1. FANGO V. 1. 1. Biocenosis de fango batial *V. 1. 1. 3. Facies de fango blando de Funiculina quadrangularis y Aporrhais serresianus *V. 1. 1. 4. Facies de fango compacto de Isidella V. 3. FONDOS DUROS Y ROCAS *V.3. 1. Biocenosis de coral profundo *V. 3. 2. Grutas de cuevas de oscuridad total (igualmente en enclaves en los pisos superiores) ESPECIES EN PELIGRO O AMENAZADAS (ANEXO II del Convenio de Barcelona) Magnoliophyta Posidonia oceanica Zostera marina Zostera noltii Chlorophyta Caulerpa ollivieri Phaeophyta Cystoseira amentacea (incluidas var. stricta y var. spicata) Cystoseira mediterranea Cystoseira sedoides Cystoseira spinosa (incluida C. adriatica) Cystoseira zosteroides Laminaria rodriguezii Rhodophyta Goniolithon byssoides Lithophyllum lichenoides Ptilopira mediterranea 196


Schimmelmannia schousboei Porifera Asbestopluma hypogea Aplysina sp. plur. Axinella cannabina Axinella polypoides Geodia cydonium Ircinia foetida Ircinia pipetta Petrobiona massiliana Tethya sp. plur. Cnidaria Astroides calycularis Errina aspera Gerardia savaglia Echinodermata Asterina pancerii Centrostephanus longispinus Ophidiaster ophidianus Bryozoa Hornera lichenoides Mollusca Ranella olearia (= Argobuccinum olearium = A. giganteum) Charonia lampas (=Ch. rubicunda = Ch. nodifera) Charonia tritonis (=Ch. seguenziae) Dendropoma petraeum Erosaria spurca Gibbula nivosa Lithophaga lithophaga Luria lurida (= Cypraea lurida) Mitra zonata Patella ferruginea Patella nigra Pholas dactylus Pinna nobilis Pinna rudis (= P. pernula) Schilderia achatidea Tonna galea Zonaria pyrum Crustacea Ocypode cursor Pachylasma giganteum Pisces Acipenser naccarii Acipenser sturio Aphanius fasciatus Aphanius iberus Cetorhinus maximus Carcharodon carcharias Hippocampus ramulosus Hippocampus hippocampus Huso huso Lethenteron zanandreai Mobula mobular Pomatoschistus canestrinii Pomatoschistus tortonesei Valencia hispanica Valencia letourneuxi Reptiles Caretta caretta 197


Chelonia mydas Dermochelys coriacea Eretmochelys imbricata Lepidochelys kempii Trionyx triunguis Aves Larus audouinii Numenius tenuirostris Phalacrocorax aristotelis Phalacrocorax pygmaeus Pelecanus onocrotalus Sterna albifrons Sterna bengalensis Sterna sandvicensis Mammalia Balaenoptera acutorostrata Balaenoptera borealis Balaenoptera physalus Delphinus delphis Eubalaena glacialis Globicephala melas Grampus griseus Kogia simus Megaptera novaeangliae Mesoplodon densirostris Monachus monachus Orcinus orca Phocoena phocoena Physeter macrocephalus Pseudorca crassidens Stenella coeruleoalba Steno bredanensis Tursiops truncatus Ziphius cavirostris ESPECIES CUYA EXPLOTACIĂ“N SE REGULA (ANEXO III del Convenio de Barcelona) Porifera Hippospongia communis Spongia agaricina Spongia officinalis Spongia zimocca Cnidaria Antipathes sp. plur. Corallium rubrum Echinodermata Paracentrotus lividus Crustacea Homarus gammarus Maja squinado Palinurus elephas Scyllarides latus Scyllarus pigmaeus Scyllarus arctus Pisces Alosa alosa Alosa fallax Anguilla anguilla Epinephelus marginatus Isurus oxyrinchus 198


Lamna nasus Lampetra fluviatilis Petromyzon marinus Prionace glauca Raja alba Sciaena umbra Squatina squatina Thunnus thynnus Umbrina cirrosa Xiphias gladius

Tabla 2. Anexo III. Hábitats y especies marinas de la Directiva Hábitats HÁBITATS NATURALES DE INTERÉS COMUNITARIO CUYA CONSERVACIÓN REQUIERE LA DESIGNACIÓN DE ZONAS DE ESPECIAL CONSERVACIÓN (ANEXO I DE LA DIRECTIVA HÁBITATS) Hábitat 1110. Bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina poco profunda.Comprende los bancos de arena sublitoral que se encuentran permanentemente sumergidos, con una profundidad que rara vez supera los 20 metros, y que pueden encontrarse desnudos o con vegetación dominante de la asociación Zosteretum marinae y Cymodoceion nodosae. Las principales especies son Zostera marina y diversas especies de la familia Corallinaceae. Es un hábitat con importancia para la invernada de aves como Gavia stellata, mientras que en invertebrados destacan las comunidades sublitorales de poliquetos. Hábitat 1120 (prioritario). Praderas de Posidonia oceanica.Son característicos de la zona infralitoral, en un rango de profundidad que oscila entre los 0,5 y los 30-40 metros. Estos fondos constituyen una de las principales comunidades climácicas, y se consideran un hábitat con estabilidad elevada y alta diversidad. Son muy sensibles a la desalación, generalmente requieren una salinidad del 36-39 ‰. La especie principal es la Posidonia oceanica, y destacan otras muchas por su interés como Pinna nobilis, Asterina pancerii, Paracentrotus lividus, Epinephelus guaza e Hippocampus ramulosus. Hábitat 1130. Estuarios.La mezcla de agua dulce y salada y la baja fuerza de las corrientes fluviales favorecen la deposición de finos sedimentos que pueden llegar a conformar extensos bancos de arena y limos en la zona intermareal. La vegetación se caracteriza por la presencia de Zostera marina y especies típicas de aguas salobres o salinas como Ruppia maritima, Spartina maritime y Sarcocornia perennis. Constituyen áreas de alimentación de gran interés ornitológico donde también destacan las comunidades de invertebrados bentónicos. Es un hábitat muy frágil y dependiente de distintos aportes externos. Hábitat 1140. Llanos fangosos o arenosos que no están cubiertos de agua cuando hay marea baja.Las arenas y los fangos de la costa y de las lagunas asociadas al mar pueden formar llanuras más o menos extensas. Estas llanuras suelen estar desprovistas de plantas pero a menudo se ven cubiertas de microalgas. Esta cubierta es de gran importancia, ya que supone la base alimenticia de aves limícolas zancudas. Hábitat 1150 (prioritario). Lagunas costeras.Son extensiones de agua salada de origen marino, parcial o totalmente separadas del mar por bancos de arena o guijarros, o en algunos casos, rocas. Su profundidad es variable aunque suelen ser bastante someras. La salinidad del agua puede variar desde salobre a hipersalina, dependiendo del régimen de precipitaciones, de la evaporación y de los aportes de agua de las tormentas o de invasiones momentáneas del mar en invierno o por mareas. Pueden estar desnudas o recubiertas de vegetación, con especies de las asociaciones Ruppietea maritimae, Potametea, Zosteretea o Charetea. Así, destacan las especies Callitriche spp., Chara canescens, C. connivens, Lamprothamnion papulosum, Potamogeton pectinatus, Ranunculus baudotii, Ruppia maritima y Tolypella nidifica. Entre la enorme variedad de este hábitat se encuentran las albuferas, que suelen tener comunicación directa con el mar a través de un canal y algunos tipos de marisma, en función de su componente de delta o estuario. También se consideran como lagunas costeras a las salinas del litoral, ya que su origen suele estar en una antigua laguna o encharcamiento salino, en función del impacto que haya tenido su explotación comercial. Las lagunas costeras suelen estar asociadas a otros hábitats litorales muy amenazados como los sistemas dunares, los estuarios y los llanos fangosos. Hábitat 1160. Grandes calas y bahías poco profundas.A diferencia de lo que sucede en los estuarios, la influencia del agua dulce es relativamente poco importante. Estos entrantes suelen estar protegidos de la acción directa del oleaje y contienen gran diversidad de sedimentos y substratos con una zonificación de las comunidades bénticas muy bien desarrollada. Las comunidades suelen contener una alta diversidad biológica. El límite del agua suele estar definido por la distribución de las asociaciones Zosteretea y Potametea. Destacan especies de los géneros Zostera y Potamogeton (P. pectinatus, P. praelongus), Ruppia maritima, algas bentónicas y comunidades de invertebrados bentónicos. 199


Hábitat 1170. Arrecifes.Corresponde a concreciones biogénicas sobre substratos rocosos que están sumergidos o que pueden quedar expuestos en marea baja. Pueden extenderse desde la zona sublitoral hasta la zona litoral, donde se produce una zonificación ininterrumpida de comunidades de flora y fauna. Los arrecifes sustentan generalmente a comunidades de algas y animales, incluidas las algas calcáreas, los madreporarios y los vermétidos. Destacan diversas especies de algas e invertebrados especialistas en substratos marinos duros como esponjas, briozoos y crustáceos cirrípedos. ESPECIES ANIMALES Y VEGETALES DE INTERÉS COMUNITARIO PARA CUYA CONSERVACIÓN ES NECESARIO DESIGNAR ZONAS ESPECIALES DE CONSERVACIÓN (ANEXO II DE LA DIRECTIVA HÁBITATS) CETACEA Phocoena phocoena Tursiops truncatus REPTITLES Testudo graeca Testudo hermanni Testudo marginata * Caretta caretta * Chelonia mydas PECES Eudontomyzon spp. Lethenteron zanandreai Petromyzon marinus (excepto las poblaciones suecas) *Acipenser naccarii * Acipenser sturio * Coregonus oxyrhynchus (poblaciones anadromas de algunos sectores del Mar del Norte, excepto las poblaciones finlandesas) Aphanius iberus Aphanius fasciatus * Valencia hispanica Pomatoschistus canestrini ESPECIES ANIMALES Y VEGETALES DE INTERÉS COMUNITARIO QUE REQUIEREN UNA PROTECCIÓN ESTRICTA (ANEXO IV DE LA DIRECTIVA HÁBITATS) CETACEA Todas las especies REPTILES Caretta caretta Chelonia mydas Lepidochelys kempii Eretmochelys imbricata Dermochelys coriácea PECES Acipenser naccarii Acipenser sturio Coregonus oxyrhynchus (poblaciones anadromas de algunos sectores del Mar del Norte, excepto las poblaciones finlandesas) MOLLUSCA Gibbula nivosa Lithophaga lithophaga Pinna nobilis ECHINODERMATA Centrostephanus longispinus ESPECIES ANIMALES Y VEGETALES DE INTERÉS COMUNITARIO CUYA RECOGIDA EN LA NATURALEZA Y CUYA EXPLOTACIÓN PUEDEN SER OBJETO DE MEDIDAS DE GESTIÓN (ANEXO V DE LA DIRECTIVA HÁBITATS) PECES Lampetra fluviatilis 200


Todas las especies de la familia Acipenseridae no mencionadas en el anexo IV Coregonus spp. (excepto Coregonus oxyrhynchus — poblaciones anadromas de algunos sectores del Mar del Norte) CNIDARIA Corallium rubrum CRUSTACEA Scyllarides latus CORALLINACEAE Lithothamnium coralloides Phymatholithon calcareum

201



Anexo IV. Inventario de especies



Tabla 1. Anexo IV. Inventario de especies del circalitoral del canal de Menorca (Campaña CANAL0209; muestreo con patín epibentónico) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

ALGAS

CHLOROPHYTA

Caulerpa racemosa (Forsskål) (J. Agardh, 1873)

ALGAS

CHLOROPHYTA

Codium bursa (Linnaeus) C. Agardh, 1822

ALGAS

CHLOROPHYTA

Codium sp.

ALGAS

CHLOROPHYTA

Flabellia petiolata (Turra) Nizamuddin

ALGAS

CHLOROPHYTA

Palmophyllum crassum (Naccari) Rabenhorst

ALGAS

CHLOROPHYTA

Ulva sp.

ALGAS

CHLOROPHYTA

Valonia macrophysa Kützing

ALGAS

OCHROROPHYTA

Cystoseira sp.

ALGAS

OCHROROPHYTA

Dictyopteris sp.

ALGAS

OCHROROPHYTA

Dictyota sp.

ALGAS

OCHROROPHYTA

Halopteris filicina (Grateloup) Kützing, 1843

ALGAS

OCHROROPHYTA

Laminaria rodriguezii (Bornet)

ALGAS

OCHROROPHYTA

Sargassum sp.

ALGAS

OCHROROPHYTA

Zanardinia typus (Nardo) G. Furnari

ALGAS

RHODOPHYTA

Acrothamnion preissii (Sonder) Wollaston

ALGAS

RHODOPHYTA

Aeodes marginata (Roussel) F. Schmitz

ALGAS

RHODOPHYTA

Cryptonemia tuniformis (Bertolini) Zanardini

ALGAS

RHODOPHYTA

Eupogodon planus (C. Agardh) Kützing

ALGAS

RHODOPHYTA

Gloiocladia microspora (Bornet)

ALGAS

RHODOPHYTA

Gloiocladia repens (C. Agardh)

ALGAS

RHODOPHYTA

Gloiocladia sp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Gracilaria sp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Halopithys incurva (Hudson) Batters, 1902

ALGAS

RHODOPHYTA

Kallymenia sp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Lithothamnion corallioides (P.L. Crouan & H.M. Crouan, 1867)

ALGAS

RHODOPHYTA

Lithothamnion valens (Foslie, 1909)

ALGAS

RHODOPHYTA

Osmundaria volubilis (Linnaeus) R.E.Norris, 1991

ALGAS

RHODOPHYTA

Peyssonnelia rosa-marina (Boudouresque & Denizot)

ALGAS

RHODOPHYTA

Peyssonnelia sp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Phyllophora crispa (Hudson) (P.S.Dixon, 1964)

ALGAS

RHODOPHYTA

Phyllophora heredia (Clemente) J. Agardh

ALGAS

RHODOPHYTA

Polysiphonia elongata (Hudson) (sp. Rengel, 1827)

ALGAS

RHODOPHYTA

Polysiphonia nigra (Hudson) (Batters, 1902)

ALGAS

RHODOPHYTA

Rhodymenia sp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Sebdenia sp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Sphaerococcus coronopifolius (Stackhouse)

ALGAS

RHODOPHYTA

Sphaerococcus rhizophylloides (J.J. Rodríguez)

ALGAS

RHODOPHYTA

Spongites fruticulosus (Kützing)

ANNELIDA

Cl. HIRUDINEA

Pontobdella muricata (Linnaeus, 1758)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Acholoe astericola (Delle Chiaje, 1841)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Aphrodita aculeata (Linnaeus, 1758)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Chloeia venusta (Quatrefages, 1866)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Ditrupa arietina (O. F. Müller, 1776) 205


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Flabelligera diplochaitos (Otto, 1821)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Halla parthenopeia (Delle Chiaje, 1828)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Hermonia dolichoceras (Haswell, 1883)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Hesione pantherina (Risso, 1826)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Hyalinoecia tubicola (O.F. Müller, 1776)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Laetmonice hystrix (Savigny in Lamarck, 1818)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Lanice conchilega (Pallas, 1766)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Protula sp.

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Protula tubularia (Montagu, 1803)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Salmacina sp.

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Serpula vermicularis (Linnaeus, 1767)

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Sigalion squamatum (Delle Chiaje, 1830)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Celleporina tubulosa (Hincks, 1880)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Chlidonia pyriformis (Bertoloni, 1810)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Chorizopora brongniartii (Audouin, 1826)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Coronellina fagei (Gautier, 1962)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Cribellopora trichotoma (Waters, 1918)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Dentiporella sardonica (Waters, 1879)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Fenestrulina sp.

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Myriapora truncata (Pallas, 1766)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Nolella dilatata (Hincks, 1860)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Pentapora fascialis (Pallas, 1766)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Pentapora fascialis foliacea (Ellis & Solander, 1786)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Puellina innominata (Couch, 1844)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Rhynchozoon neapolitanum (Gautier, 1962)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Schizobrachiella sanguinea (Norman, 1868)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Schizomavella cuspidata (Hincks, 1880)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Schizomavella ochracea (Hincks, 1880)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Schizoporella sp.

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Scrupocellaria aegeensis (Harmelin, 1969)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Scrupocellaria delilii (Audouin, 1826)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Scrupocellaria maderensis (Busk, 1860)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Scrupocellaria scruposa (Linnaeus, 1758)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Sertella sp.

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Smittina cervicornis (Pallas, 1766)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Smittoidea marmorea (Hincks, 1877)

BRIOZOA

Cl. EURYSTOMATODA

Turbicellepora avicularis (Hincks, 1860)

BRIOZOA

Cl. GTENOSTOMATIDA

Mimosella verticillata (Heller, 1867)

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Adeonella calveti (Canu & Bassler, 1930)

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Aetea truncata (Landsborough, 1852)

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Amathia semiconvoluta (Lamouroux, 1824)

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Amathia sp.

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Amphiblestrum lyrulatum (Calvet, 1907)

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Beania cylindrica (Hincks, 1886) 206


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Callopora sp.

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Calpensia nobilis (Esp.er, 1796)

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Calyptotheca sp.

BRIOZOA

Cl. GYMNOLAEMATA

Microporella appendiculata (Heller, 1867)

BRIOZOA

Cl. STENOLAEMATA

Crisia denticulata (Lamarck, 1816)

BRIOZOA

Cl. STENOLAEMATA

Crisia ramosa (Harmer, 1891)

BRIOZOA

Cl. STENOLAEMATA

Crisia sp.

BRIOZOA

Cl. STENOLAEMATA

Hornera frondiculata (Lamouroux, 1821)

BRIOZOA

Cl. STENOLAEMATA

Lichenopora sp.

BRIOZOA

Cl. STENOLAEMATA

Tubulipora sp.

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Adamsia carciniopados (Otto, 1823)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Alcyonium coralloides (Pallas, 1766)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Alcyonium palmatum Pallas, 1766)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Calliactis parasitica (Couch, 1838)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Epizoanthus sp.

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Eunicella singularis (Esp.er, 1791)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Eunicella verrucosa (Pallas, 1766)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Paralcyonum sp.

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Paramuricea sp.

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Parazoanthus sp.

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Pennatula rubra (Ellis, 1761)

CNIDARIA

Cl. ANTHOZOA

Pteroeides spinosum (Ellis, 1764)

CNIDARIA

Cl. SCYPHOZOA

Pelagia noctiluca (Forsskål, 1775)

CRUSTACEA

O. ANPHIPODA

Phronima sedentaria (Forsskål, 1775)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Achaeus cranchii (Leach, 1817)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Alpheus glaber (Olivi, 1792)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Alpheus macrocheles (Hailstone, 1835)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Alpheus sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Anapagurus laevis (Bell, 1845)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Anapagurus sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Athanas nitescens (Leach, 1814)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Bathynectes longipes (Risso, 1816)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Calcinus tubularis (Linnaeus, 1767)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Dardanus arrosor (Herbst, 1796)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Dardanus sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Diogenes pugilator (Roux, 1829)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Dromia personata (Linnaeus, 1758)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ebalia cranchii (Leach, 1817)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ebalia deshayesi (Lucas, 1846)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ebalia edwardsii (Costa, 1838)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ebalia sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ebalia tuberosa (Pennant, 1777)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ethusa mascarone (Herbst, 1785)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Eurynome aspera (Pennant, 1777) 207


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Galathea dispersa (Bate, 1859)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Galathea intermedia (Liljeborg, 1851)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Galathea nexa (Embleton, 1834)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Heterocrypta maltzani (Miers, 1881)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Ilia nucleus (Linnaeus, 1758)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Inachus dorsettensis (Pennant, 1777)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Inachus thoracicus (Roux, 1830)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus arcuatus (Leach, 1814)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus bolivari (Zariquiey-Álvarez, 1948)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus corrugatus (Pennant, 1777)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus depurator (Linnaeus, 1758)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus maculatus (Risso, 1827)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus pusillus (Leach, 1815)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Liocarcinus zariquieyi (Gordon, 1968)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Lissa chiragra (Fabricius, 1775)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Macropipus pusillus(Leach, 1816)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Macropodia linaresi (Forest & Zariquiey-Alvarez, 1964)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Macropodia longirostris (Fabricius, 1775)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Macropodia rostrata (Linnaeus, 1761)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Maja crispata (Risso, 1827)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Medorippe lanata (Linnaeus, 1767)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Monodaeus couchii (Couch, 1851)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Paguristes eremita (Linnaeus, 1767)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pagurus anachoretus (Risso, 1827)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pagurus cuanensis (Bell, 1845)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pagurus excavatus (Herbst, 1791)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pagurus forbesii (Bell, 1845)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pagurus prideauxi (Leach, 1815)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Palaemon serratus (Pennant, 1777)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Palaemon sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pandalina brevirostris (Rathke, 1843)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Parthenope massena (Roux, 1830)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Philocheras sculptus (Bell, 1853)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pilumnus spinifer (H. Milne-Edwards, 1834)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pisa armata (Latreille, 1803)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pisa muscosa (Linnaeus, 1758)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pisidia longicornis (Linnaeus, 1767)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pontocaris lacazei (Gourret, 1887)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pontocaris sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Pontophilus spinosus (Leach, 1815)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Processa sp.

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Scyllarus arctus (Linnaeus, 1758)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Scyllarus pygmaeus (Bate, 1888)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Solenocera membranacea (Risso, 1816) 208


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Thoralus cranchii (Leach, 1817)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Typton spongicola (O. G. Costa, 1844)

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Xantho pilipes (A. Milne-Edwards, 1867)

CRUSTACEA

O. ISOPODA

Paranthura sp.

CRUSTACEA

O. LOPHOGASTRIDA

Lophogaster sp.

CRUSTACEA

O. LOPHOGASTRIDA

Lophogaster typicus (M. Sars, 1857)

CRUSTACEA

O. MYSIDACEA

Siriella sp.

CRUSTACEA

O. STOMATOPODA

Rissoides desmaresti (Risso, 1816)

CRUSTACEA

SCl. CIRRIPEDIA

Scalpellum scalpellum (Linnaeus, 1767)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Anseropoda placenta (Pennant, 1777)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Antedon mediterranea (Lamarck, 1816)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Astropecten aranciacus (Linnaeus, 1758)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Astropecten irregularis (Pennant, 1777)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Astropecten spinulosus (Philippi, 1837)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Chaetaster longipes (Retzius, 1805)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Echinaster sepositus (Retzius, 1783)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Hacelia attenuata (Gray, 1840)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Luidia ciliaris (Philippi, 1837)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Luidia sarsi (Düben & Koren, 1845)

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Luidia sp.

ECHINODERMATA Cl. ASTEROIDEA

Marthasterias glacialis (Linnaeus, 1758)

ECHINODERMATA Cl. CRINOIDEA

Leptometra phalangium (J. Müller, 1841)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Cidaris sp.

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Echinocyamus pusillus (O.F. Müller, 1776)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Echinus acutus (Lamarck, 1816)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Echinus melo (Lamarck, 1816)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Psammechinus microtuberculatus (de Blainville, 1825)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Spatangus purpureus (O.F. Müller, 1776)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Sphaerechinus granularis (Lamarck, 1816)

ECHINODERMATA Cl. ECHINOIDEA

Stylocidaris affinis (Philippi, 1845)

ECHINODERMATA Cl. HOLOTHUROIDEA

Holothuria tubulosa (Gmelin, 1790)

ECHINODERMATA Cl. HOLOTHUROIDEA

Ocnus planci (Brandt, 1835)

ECHINODERMATA Cl. HOLOTHUROIDEA

Stichopus regalis (Cuvier, 1817)

ECHINODERMATA Cl. HOLOTHUROIDEA

Trachythyone tergestina (M. Sars, 1857)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Amphiura sp.

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiacantha setosa (Bruzelius, 1805)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiocomina nigra (Abildgaard, in O.F. Müller, 1789)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophioderma longicauda (Bruzelius, 1805)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiopsila aranea (Forbes, 1843)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiothrix fragilis (Abildgaard, 1789)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiura albata (Lyman, 1878)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiura albida (Forbes, 1839)

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiura spp.

ECHINODERMATA Cl. OPHIUROIDEA

Ophiura texturata (Lamarck, 1816) 209


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

FANEROGAMAS

Nombre Científico Posidonia oceanica (Linnaeus) Delile

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Acanthocardia tuberculata (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Aequipecten opercularis (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Anadara diluvii (Lamarck, 1805)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Barbatia barbata (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Callista chione (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Capsella variegata (Gmelin, 1791)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Chlamys flexuosa (Poli, 1795)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Chlamys glabra (Linné, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Chlamys opercularis (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Chlamys varia (Linné, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Clausinella brogniarti (Payraudeau, 1826)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Corbula gibba (Olivi, 1792)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Dosinia lupinus (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Gari costulata (Turton, 1822)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Gouldia minima (Montagu, 1803)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Laevicardium crassum (Gmelin, 1791)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Laevicardium sp.

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Limaria hians (Gmelin, 1791)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Musculus discors (Linnaeus, 1767)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Palliolum incomparabile (Risso, 1826)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Pandora pinna (Montagu, 1803)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Parvicardium minimum (Philippi, 1836)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Parvicardium sp.

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Pecten jacobaeus (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Pitar rudis (Poli, 1795)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Pseudamussium clavatum (Poli, 1795)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Spisula subtruncata (da Costa, 1778)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Tellina incarnata (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Thracia phaseolina (Lamarck, 1818)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Timoclea ovata (Pennant, 1777)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Venus casina (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. BIVALVA

Venus sp.

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Eledone cirrhosa (Lamarck, 1798)

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Eledone moschata (Lamarck, 1798)

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Octopus vulgaris (Cuvier, 1797)

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Rondeletiola minor (Naef, 1912)

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Sepia elegans (Blainville, 1827)

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Sepia officinalis (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. CEPHALOPODA

Sepietta oweniana (d'Orbigny, 1839)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Aplysia punctata (Cuvier, 1803)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Astraea rugosa (Linnaeus, 1767)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Berthellina edwardsii (Vayssière, 1896)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calliostoma conulum (Linnaeus, 1758) 210


Tabla 1. Anexo IV (continuaci贸n) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Cient铆fico

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calliostoma granulatum (Born, 1778)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calliostoma laugieri (Payraudeau, 1826)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calliostoma sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calliostoma zizyphinum (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calyptraea chinensis (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Calyptraea sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Comarmondia gracilis (Montagu, 1803)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Crassopleura maravignae (Bivona, 1838)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Cymbulia peronii (Lamarck, 1819)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Discotectonica discus (Philippi, 1844)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Doris pseudoargus (Rapp, 1827)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Erato voluta (Montagu, 1803)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Fusinus pulchellus (Philippi, 1844)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Fusinus rostratus (Olivi, 1792)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Gibbula fanulum (Gmelin, 1791)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Gibbula magus (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Heliacus fallaciosus (Tiberi, 1872)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Jujubinus exasperatus (Pennant, 1777)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Lunatia catena (da Costa, 1778)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Mitrella minor (Scacchi, 1836)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Mitrella sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Muricopsis sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Naticarius sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Ocinebrina edwardsii (Payraudeau, 1826)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Payraudeautia intricata (Donovan, 1804)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Philippia pseudoperspectiva (Brocchi, 1814)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Platydoris argo (Linnaeus, 1767)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Pleurobranchaea meckelii (Leue, 1813)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Pseudosimnia carnea (Poiret, 1789)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Pteria hirundo (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Raphitoma sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Scaphander lignarius (Linnaeus, 1758)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Trivia arctica (Pulteney, 1799)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Trivia sp.

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Trophon muricatus (Montagu, 1803)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Turritella turbona (Monterosato, 1877)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Vexillum ebenus (Lamarck, 1811)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Volvarina mitrella (Risso, 1826)

MOLLUSCA

Cl. GASTROPODA

Aplysia fasciata (Poiret, 1798)

MOLLUSCA

Cl. POLYPLACOPHORA

Acanthochitona sp.

MOLLUSCA

Cl. SCAPHOPODA

Dentalium sp.

PORIFERA

Cl. DEMOSPONGIAE

Axinella damicornis (Esper, 1794)

PORIFERA

Cl. DEMOSOONGIAE

Ircinia sp.

PORIFERA

Cl. DEMOSPONGIAE

Suberites domuncula (Olivi, 1792) 211


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

PORIFERA

Cl. DEMOSPONGIAE

Tethya aurantium (Pallas, 1766)

PORIFERA

Cl. DEMOSPONGIAE

Thenea muricata (Bowerbank, 1858)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium conicum (Olivi, 1792)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium densum (Giard, 1872)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium elegans (Giard, 1872)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium haouarianum (Pérès, 1956)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium nordmanni (Milne-Edwards, 1841)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium spp.

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Aplidium turbinatum (Savigny, 1816)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ascidia mentula (Müller, 1776)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ascidia sp.

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ascidia virginea (Müller, 1776)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ascidiella aspersa (Müller, 1776)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ascidiella scabra (Müller, 1776)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Botryllus schlosseri (Pallas, 1766)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ciona edwardsii (Roule, 1884)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Ciona intestinalis (Linnaeus, 1758)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Clavelina lepadiformis (Müller, 1776)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Cystodytes dellachiajei (Della Valle, 1877)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Diazona violacea (Savigny, 1816)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Didemnum coriaceum (Drasche, 1883)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Didemnum maculosum (Milne-Edwards, 1841)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Eudistoma banyulensis (Brément, 1912)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Eudistoma sp.

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Eudistoma tridentatum (Heiden, 1894)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Halocynthia papillosa (Linnaeus, 1767)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Microcosmus claudicans (Savigny, 1816)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Microcosmus sabatieri (Roule, 1885)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Microcosmus vulgaris (Heller, 1877)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Molgula appendiculata (Heller, 1877)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Phallusia mammillata (Cuvier, 1815)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Polycarpa mamillaris (Gaertner, 1774)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Polycarpa pomaria (Savigny, 1816)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Polycarpa tenera (Lacaze-Duthiers & Delage, 1892)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Polycitor adriaticus (Drasche, 1883)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Polycitor crystallinus (Renier, 1804)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Polyclinella azemai (Harant, 1930)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Pseudodistoma cyrnusense (Pérès, 1952)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Pseudodistoma obscurum (Pérès, 1959)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Pyura microcosmus (Savigny, 1816)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Pyura tessellata (Forbes, 1848)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Styela canopus (Savigny, 1816)

UROCHORDATA

Cl. ASCIDIACEA

Synoicum blochmanni (Heiden, 1894)

UROCHORDATA

Cl. THALIACEA

Pyrosoma atlanticum (Péron, 1804) 212


Tabla 1. Anexo IV (continuación) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Científico

VERTEBRATA

Cl. CHONDRICHTHYES

Raja miraletus (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. CHONDRICHTHYES

Raja montagui (Fowler, 1910)

VERTEBRATA

Cl. CHONDRICHTHYES

Raja polystigma (Regan, 1923)

VERTEBRATA

Cl. CHONDRICHTHYES

Scyliorhinus canicula (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Aphia sp.

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Apterichtus caecus (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Arnoglossus imperialis (Rafinesque, 1810)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Arnoglossus laterna (Walbaum, 1792)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Arnoglossus thori (Kyle, 1913)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Blennius ocellaris (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Bothus podas (Delaroche, 1809)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Callionymus maculatus (Rafinesque, 1810)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Carapus acus (Brünnich, 1768)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Chelidonichthys lastoviza (Bonnaterre, 1788)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Coris julis (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Crystallogobius linearis (Düben, 1845)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Crystallogobius spp.

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Deltentosteus collonianus (Risso, 1820)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Deltentosteus quadrimaculatus (Valenciennes, 1837)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Deltentosteus spp.

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Gobius cruentatus (Gmelin, 1789)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Gobius geniporus (Valenciennes, 1837)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Lepadogaster candollei (Risso, 1810)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Lepadogaster spp.

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Lepidotrigla cavillone (Lacepède, 1801)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Lesueurigobius friesii (Malm, 1874)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Lophius budegassa (Spinola, 1807)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Lophius piscatorius (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Merluccius merluccius (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Microchirus variegatus (Donovan, 1808)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Mullus surmuletus (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Odondebuenia balearica (Pellegrin & Fage, 1907)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Phycis blennoides (Brünnich, 1768)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Pomatoschistus minutus (Pallas, 1770)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Pseudaphya ferreri (de Buen & Fage, 1908)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Scorpaena notata (Rafinesque, 1810)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Scorpaena porcus (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Scorpaena scrofa (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Serranus cabrilla (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Serranus hepatus (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Solea spp.

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Symphodus cinereus (Bonnaterre, 1788)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Symphurus nigrescens (Rafinesque, 1810)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Syngnathus acus (Linnaeus, 1758) 213


Tabla 1. Anexo IV (continuaci贸n) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre Cient铆fico

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Synodus saurus (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Trachinus draco (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Trachinus radiatus (Cuvier, 1829)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Trigloporus lastoviza (Bonnaterre, 1788)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Uranoscopus scaber (Linnaeus, 1758)

VERTEBRATA

Cl. OSTEICHTHYES

Zeus faber (Linnaeus, 1758)

214


Tabla 2. Anexo IV. Inventario de otras especies presentes en el canal de Menorca no incluidas en el inventario de especies de la campaña CANAL0209 (Campañas MEDITS, BALAR y MIGJORN; muestreo con arte experimental de arrastre GOC) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre científico

ALGAS

CHLOROPHYTA

Codium tomentosum

ALGAS

CHLOROPHYTA

Halicystis parvula

ALGAS

CHLOROPHYTA

Valonia utricularis

ALGAS

RHODOPHYTA

Bonnemaisonia spp.

ALGAS

RHODOPHYTA

Botryocladia botryoides

ALGAS

RHODOPHYTA

Gloiocladia furcata

ALGAS

RHODOPHYTA

Gracilaria corallicola

ALGAS

RHODOPHYTA

Neogoniolithon mamillosum

ALGAS

RHODOPHYTA

Polysiphonia subulifera

ALGAS

RHODOPHYTA

Rytiphloea tinctorea

ALGAS

RHODOPHYTA

Sphaerococcus coronupifolius

ALGAS

RHODOPHYTA

Sphaerococcus rhizophylloides

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Sabella pavonina

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Sabella spallanzanii

ANNELIDA

Cl. POLYCHAETA

Sipunculus nudus

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Atelecyclus rotundatus

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Calappa granulata

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Calocaris macandreae

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Dardanus calidus

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Geryon longipes

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Inachus leptochirus

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Inachus parvirostris

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Latreillia elegans

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Macropipus tuberculatus

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Maja squinado

CRUSTACEA

O. DECAPODA

Palinurus elephas

ECHINODERMATA

CL. ASTEROIDEA

Sphaerodiscus placenta

ECHINODERMATA

CL. ASTEROIDEA

Tethyaster subinermis

ECHINODERMATA

CL. CRINOIDEA

Antedon mediterranea

ECHINODERMATA

CL. ECHINOIDEA

Centrostephanus longispinus

ECHINODERMATA

CL. HOLOTHUROIDEA

Holothuria sanctori

ECHINODERMATA

CL. OPHIUROIDEA

Ophiopsila spp.

MOLLUSCA

CL. BIVALVA

Anomia ephippium

MOLLUSCA

CL. BIVALVA

Neopycnodonte cochlear

MOLLUSCA

CL. BIVALVA

Palliolum incomparabile

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Alloteuthis media

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Alloteuthis subulata

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Bathypolypus sponsalis

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Illex coindetii 215


Tabla 2. Anexo IV (continuaci贸n) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre cient铆fico

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Loligo forbesi

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Loligo vulgaris

MOLLUSCA

CL. CEPHALOPODA

Scaeurgus unicirrhus

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Archidoris pseudoargus

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Berthella aurantiaca

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Callumbonela suturale

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Cassidaria tyrrhena

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Natica spp.

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Pleurobranchaea meckelii

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Ranella olearia

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Tethys fimbria

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Turritella communis

MOLLUSCA

CL. GASTROPODA

Umbraculum mediterraneum

PORIFERA

CL. DEMOSPONGIDAE

Axinella polypoides

UROCHORDATA

CL. THALIACEA

Salpa maxima

UROCHORDATA

CL. THALIACEA

Salpa spp.

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Mustelus mustelus

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Raja alba

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Raja brachyura

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Raja clavata

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Raja naevus

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Raja radula

VERTEBRATA

CL. CHONDRICHTHYES

Squalus blainville

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Anthias anthias

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Arnoglossus rueppelii

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Aulopus filamentosus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Boops boops

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Bothus podas

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Capros aper

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Centracanthus cirrus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Cepola macrophthalma

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Chelidonichthys cuculus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Chelidonichthys lastoviza

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Conger conger

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Dactylopterus volitans

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Deltentosteus collonianus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Dentex dentex

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Diplecogaster bimaculata bimaculata

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Diplodus annularis

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Diplodus vulgaris

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Engraulis encrasicolus 216


Tabla 2. Anexo IV (continuaci贸n) FILUM

CLASE/ORDEN

Nombre cient铆fico

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Gymnammodites cicerelus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Lepadogaster spp.

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Lepidorhombus whiffiagonis

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Lesueurigobius friesii

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Macroramphosus scolopax

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Merluccius merluccius

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Microchirus ocellatus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Mola mola

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Muraena helena

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Nemichthys scolopaceus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Ophichthus rufus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Pagellus acarne

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Pagellus bogaraveo

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Pagellus erythrinus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Parablennius tentacularis

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Peristedion cataphractum

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Phrynorhombus regius

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Phycis phycis

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Sardina pilchardus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Sardinella aurita

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Scomber japonicus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Serranus cabrilla

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Serranus hepatus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Solea impar

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Spicara maena

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Spicara smaris

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Spondyliosoma cantharus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Synaptura kleinii

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Synchiropus phaeton

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Synodus saurus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Trachurus mediterraneus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Trachurus picturatus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Trachurus trachurus

VERTEBRATA

CL. OSTEICHTHYES

Trisopterus minutus

217



Anexo V. Informe Sonar de Barrido Lateral



Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.