Issuu on Google+

LIDERAZGO EDUCATIVO XIMA Febrero 2012

1


EDITORIAL

.

El lanzamiento de una revista es siempre un desafío, pero es también una aventura intelectual. Desafío, porque pensamos que existe un lugar para las revistas en las universidades del país y específicamente sobre LIDERAZGO, que es posible interesar un público amplio. Aventura, porque analizar los cambios del mundo contemporáneo, las nuevas formas de conflictualidad, sus relaciones con las mutaciones del orden mundial, se ha convertido en una prioridad de la investigación en ciencias sociales. Del encuentro entre las expectativas de un público e investigaciones de fondo nacerá, así lo esperamos, una dinámica de la cual EL LIDERAZGO educativo quiere ser vector. Esta Revista inicialmente cuanta con dos trabajos realizados por el equipo XIMA donde se analiza el Liderazgo Espiritual, el cual está inseparablemente ligado a dones espirituales identificables y a un claro llamado de DIOS a ocupar posiciones distintivas; debe poseer una actitud de servicio que pone especial énfasis en que la gente que está a su alrededor se involucre activamente es la toma de decisiones con responsabilidad y dedicación en todas las áreas de su vida. Igualmente el otro artículo Liderazgo Ético, es también liderazgo, es decir, debe incluir visión, coordinación y cambio, pero por el hecho de ser ético, debe fundamentarse en las virtudes morales, especialmente en la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza. Esperando llegar a la comunidad universitaria y en especial al facilitador del curso sobre liderazgo se despiden de ustedes las responsables.

XIMA Ana Maritza Arellano Xiomara Herrera

2


CONTENIDO Editorial ……………………………………………………………….. 2 El líder espiritual del Siglo XXI………………………………………. Xiomara Herrera

4

Liderazgo ético………………………………………………………….. Ana Maritza Arellano 7 Conclusiones …………………………………………………………… 10 Referencias Bibliográficas ……………………………………………... 11

3


El Líder Espiritual en el Siglo XXI. MSc. Xiomara Herrera

E

n los momentos actuales, el sistema social requiere y exige cambios constantes en el individuo, y en esa búsqueda el ser humano por querer llenar el vacío que existe en su corazón, comienza a preocuparse por su crecimiento emocional, aún sin saber que es el deseo de tener un contacto divino con la fuente de vida (DIOS). Para así mejorar su condición en todas las áreas de la vida: personal, familiar, laboral, social. Desarrollándose como un líder nato para influenciar y resolver muchas de las situaciones que se le presentan en el quehacer diario.

D

e allí que es necesario consultar y aclarar conceptos sobre liderazgo como los siguientes; Líder: Es una persona que tiene un propósito claro en la vida. Crece y se desarrolla día a día para alcanzar al máximo su potencial. Un líder aprende aplica y multiplica Jon C. Maxwell (2003). Líder: Es la persona capaz de inspirar y asociar a otros con su sueño Arieu (2004). Líder: Es aquella persona que tiene autoridad frente a un grupo para conducirlo hacia sus objetivos Cornejo, M (2001).

S

e puede decir, que el líder es aquella persona que influye positivamente a otros para lograr con éxito su visión de la vida. Este sería el líder de los últimos tiempos, un líder que impulsa, ayuda pero a la vez sirve como lo expone el Dr Jon Maxwell en su trabajo. El liderazgo es influencia nada más y nada menos, se trata de influenciar a los demás en las cosas que valen la pena. No depende de títulos ni de posiciones, depende de alguien que tenga una visión clara y movilice a otros a unírseles para que se realice. Cuando esto sucede, el liderazgo aflora en su forma más pura. Sucede en toda organización y en nuestras vidas, en cualquier momento u otro, especialmente cuando no existe un sistema o plan; en esos tiempos no hay expectativas de progreso. Hoy en día, hay muchas regiones del mundo llorando por líderes que sean hombres y mujeres efectivos.

E

n este sentido, se ha dicho que liderazgo es influencia, un hombre puede conducir a otros en la medida en que pueda influenciarles; así se ha elaborado una definición de liderazgo Espiritual según John Vereecken (2006) “es la capacidad y la voluntad de reunir a hombres y mujeres para un propósito común, y poseer un carácter que inspire

4


confianza”. Ahora bien el liderazgo espiritual es una combinación de cualidades naturales y espirituales. El líder espiritual atraerá no sólo por el poder, de su personalidad, sino por esa personalidad irradiada, dada y habilitada por DIOS. El líder humano se caracteriza por su confianza en sí mismo, el conocimiento de los hombres, su capacidad de decisión, su ambición, su originalidad, su deseo de mando y su independencia. Pero el líder espiritual se caracteriza por su confianza a DIOS, por su humildad, por su docilidad al espíritu, por el amor al prójimo por su dependencia; el llamado de DIOS es a liderar, lo podemos corroborar en la Biblia en el libro de Génesis: 1:26 “Hagamos al hombre a nuestra imagen… y señoree.” Es así que cuando estudiamos la Biblia cuidadosamente, vemos que ciertamente es una idea de DIOS, no solo es Dios el líder, por excelencia, sino que nos ha llamado a liderar también nuestra vida y el mundo. El líder deberá ganarse el derecho a liderar y los demás escogen seguirle. Es así que las bases del liderazgo espiritual presentada por el Dr. Jon C Maxwell son las siguientes: 1.- Percibe una necesidad; contrariamente a los que muchos piensan sobre el liderazgo hoy en día, este surge cuando un individuo o colectivo tienen una necesidad en su vida, dicha necesidad enciende pasión dentro de esa persona o grupo en prepararse o instruirse, así actúa en respuesta a la necesidad y cambio, esta acción mueve a otros a cooperar; 2.- Poseen un don (habilidad), cada líder desarrolla un don habilidad que concuerda con la necesidad del momento perfectamente y es competente con el área relevante y así podrá resolver sus problemas o conflictos a través de estrategias y sabiduría para liderar con el tiempo. En otras palabras, cada uno tiene algo que todo nosotros necesitamos y cuando lo encontramos, influenciamos de una manera natural que compagina con la plataforma para liderar-influenciar. 3.- Despliegan una pasión: cuando una necesidad (externa) se empata con un don o habilidad (interno), el líder con frecuencia la percibe con pasión. Esta pasión es irresistible para otros, y el líder no puede menos que compartirla con aquellos que se quieren involucrar. Este proceso llega cuando un líder tiene: interés y preocupación; convicción en sus valores, principios y creencias; necesidades por resolver problemas; y oportunidades para involucrarse. Entonces es cuando surge la cuarta base del líder espiritual; .- Persuaden a las personas: Los verdaderos líderes eventualmente llegan al punto en donde atraen e imparten de su pasión. Algunas veces, solamente hallan a otros que comparten su misma pasión. Una cosa es segura, los líderes genuinos conectan con otras personas. Esto es lo que separa a un emprendedor de un

5


líder. Los líderes no actúan solos, tienen seguidores. Tienen que tenerlos, debido a que tienen una causa más grande que ellos necesitan para llevarla a cabo. Para el Dr. Maxwell, la quinta base del líder espiritual; .- Persigue un Propósito: Todo líder debe saber para donde va y cuál es su meta final. Al tener una visión clara la misión para alcanzarla no se desvía, esto también ayudara al grupo a definir su objetivo por alcanzar. De acuerdo a lo expuesto, todo líder debe tener su visión o su sueño como una imagen clara de un mañana, para él y su equipo que lo acompaña, sería difícil separar liderazgo de visión, ya que todos los buenos líderes son seguidos por una visión, no están satisfechos con mantener el statu quo. Ellos desean llevar su organización al cumplimiento de sus metas; es así, que el líder ejecuta su idea con claridad conforme el tiempo pasa, esta idea se convierte, en un área de mayor interés, y pronto se vuelve una pasión. Tomando figura y forma dentro de su mente y su corazón. Es común asumir que el liderazgo se trata solamente de capacidades y técnicas. En realidad nuestro liderazgo comienza cuando poseemos la actitud correcta sobre nuestras circunstancias y nosotros mismos; es así que William James el padre de la psicología moderna, escribió: “El descubrimiento más grande de mi generación es que los humanos pueden cambiar sus vidas, si cambian su actitud mental”. Su actitud determinara su acción, su acción va determinar sus logros es así que el cambio verdadero ocurre del interior al exterior, por lo que el líder espiritual debe poseer una actitud positiva, la cual la conducirá a desarrollar los cinco niveles de liderazgo espiritual. Como repuestas a tantas interrogantes seria sencillo decir que seguimos agregando más información y actividad a nuestras vidas. Nuestra expectativa de productividad ha aumentado, y los líderes están exhaustos con el ritmo de su vida. De allí que el líder, está inseparablemente ligado a dones espirituales identificables y a un claro llamado de DIOS a ocupar posiciones distintivas; el líder debe poseer una actitud de servicio que pone especial énfasis en que la gente que esta a su alrededor se involucre activamente es la toma de decisiones con responsabilidad y dedicación en todas las áreas de su vida.

… “Deja de aprender hoy y dejará de liderar mañana..”

6


Liderazgo Etico

. MSc. Ana Maritza Arellano

El propósito de una organización es permitir que hombres comunes hagan cosas poco comunes, palabras de Drucker. Sin embargo, no todas las organizaciones lo consiguen. Lograr este propósito depende, en cierta medida, de la existencia de un líder en su puesto de dirección, el cual propicia que los miembros de la organización sean más eficientes de lo que lo eran antes de su llegada. Líder/liderazgo es un tema en alza en los últimos tiempos en el mundo empresarial, aunque se viene hablando de forma extensa acerca del mismo desde mediados del siglo pasado. Son múltiples las investigaciones que se han llevado a cabo en estos años y abundantes los autores que se han atrevido a dar su propia visión del tema. A pesar de este sinnúmero de referencias, el término líder sigue siendo ambiguo, porque como dice Álvarez de Mon "dice tanto que no dice nada si la uso tanto para referirme a Stalin como a Gandhi". El concepto de líder proviene del término inglés leader, que significa guía. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua el líder es la «persona a la que un grupo sigue reconociéndola como jefe u orientadora» ; es la persona que a través de su conducta o comportamiento, pretende modificar la conducta de otras personas. A lo largo de la historia se ha visto que las personas que son líderes no tienen por qué serlo en todos los momentos y circunstancias, por lo que se ha pasado de hablar de ser líder, que tiene una connotación permanente y vitalicia, a usar la denominación: ejercer el liderazgo. Una persona puede tener el liderato en una faceta determinada de su vida, por ejemplo en su vida laboral, porque tenga un grupo de seguidores, y no tenerlo en otras facetas, como en su vida familiar. O puede ejercer el liderazgo en un grupo determinado y ser seguidor en otro grupo. Las organizaciones invierten una parte muy importante de sus presupuestos anuales en la formación de sus directivos con el objetivo de que estos se conviertan en auténticos líderes de sus subordinados. La persona que tiene el liderato, antes de dirigir a las demás, ejerce el autoliderazgo, es decir, deja surgir su propio yo, se conoce a sí misma, sus capacidades y sus limitaciones. Es una persona coherente y con afán de superación que predica con el ejemplo. No se deja amedrentar por el error. Como dice Drucker de la persona de la que se debe desconfiar es de aquella que nunca se equivoca. El líder establece metas, tanto profesionales como personales, ambiciosas, pero siempre proporcionadas a sus

7


capacidades, lo que le lleva a tener éxito en ellas. Del mismo modo, supera a los demás en aspectos tales como la sociabilidad, la iniciativa, la adaptabilidad y la cooperación. El liderazgo, por tanto, es una acción que abarca sentimientos, actitudes, intereses y valores. Pero además implica relaciones humanas, porque para que una persona sea líder es necesario que haya un grupo de personas que le sigan, que confíen en él, que se sientan estimulados, apoyados y entendidos por él. El líder por su parte se tiene que sentir como un miembro del grupo que consigue que se produzca un cambio. Aunque el liderazgo implica poder y autoridad, no significa que los tres sean términos sinónimos. El poder es la capacidad latente para utilizar la base de todas las relaciones en las sociedades. El término poder encierra un concepto mucho más amplio que el término autoridad. Autoridad es poder pero dentro de una organización, es el poder que tiene un puesto y, por ello, la persona que lo ocupa. En este sentido autoridad sería sinónimo de dirección. Por su parte, el liderazgo requiere poder, que cuando es ejercido, se convierte en influencia, en liderato. Aunque todos los líderes requieren poder, no todas las personas que tienen poder ejercen el liderazgo. Vemos que tanto autoridad como liderazgo se sustentan en el poder, pero mientras que la autoridad basa su poder en el puesto, el liderazgo lo basa en la relación que tiene con las personas que trabajan con él. El liderazgo conlleva establecer una dirección, desarrollando tareas y orientando el trabajo del grupo. Puede ejercerse de forma inconsciente, mientras que el término "dirección" no puede utilizarse en este sentido. La dirección se caracteriza por administrar, buscar el control de la situación, organizar a las personas, centrarse en los objetivos a corto plazo, necesitar que otros obedezcan y evitar los riesgos; sin embargo, el liderato se caracteriza por centrarse en el futuro, en los objetivos a largo plazo, innovar, confiar en las personas, tomar la iniciativa e incitar a los demás a cambiar. Esta distinción entre los términos dirección y liderazgo implica que no siempre el líder debe ser la personas que ocupa un cargo de dirección, puede ocurrir que el verdadero líder sea uno de los subordinados, es decir, que se produzca un liderazgo informal. A pesar de esto, en toda organización lo que se busca es que sea la persona que ocupa un puesto de dirección quien ejerza el liderazgo, de forma que la estructura formal y la informal de la organización coincidan, lo cual ayuda a que todos los miembros de la organización vayan por un mismo camino y en una misma dirección.

8


Líder sí, pero con ética: Este liderazgo visionario, al igual que los otros tipos de liderazgo que se han mencionado hasta el momento, debe tener en cuenta que no puede estar al margen de la ética, se debe ejercer un liderazgo ético. No sólo el líder debe actuar de forma ética, sino que la organización en su conjunto debe tener una actuación ética. La ética se basa en la aplicación de la verdad y está demostrado que para que una empresa tenga una vida larga e incluso permanente debe tener un actuar ético. Si el liderazgo de una empresa es ético hace mejor y más rica a la misma. El líder es una persona como las demás, con la única diferencia de que ocupa un lugar especial porque se lo ha ganado día a día con su trabajo. El liderazgo ético es también liderazgo, es decir, debe incluir visión, coordinación y cambio, pero por el hecho de ser ético, debe fundamentarse en las virtudes morales, especialmente en la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza. La prudencia es la virtud empresarial por excelencia. La templanza se relaciona con el ánimo sereno y es necesaria especialmente en momentos difíciles para no perder la calma. La fortaleza es la virtud del ánimo. Pero todas estas virtudes no tienen sentido si el líder no es justo, es decir, si no es una persona íntegra. Aunque el reto ético es un reto personal, el liderazgo ético debe ser un desafío empresarial, ya que influye en los líderes de los distintos niveles dentro de la empresa y con ellos en todos sus seguidores. Para concluir, hay que decir que existen estudios que demuestran que realmente no existen diferencias significativas en el estilo de liderazgo que hombres y mujeres ejercen. Entonces cabría preguntarse: ¿cuáles son las razones para que exista esta diferencia en el número de hombres y de mujeres que ocupan puestos de responsabilidad?

9


CONCLUSIONES El liderazgo es un tema crucial hoy en día en donde las fronteras se han abierto al comercio global; donde las organizaciones y empresas permanentemente se encuentran en una constante lucha por ser cada vez más competitivas, lo que ha generado que las personas que las conforman sean eficientes y capaces de dar mucho de si para el bienestar de loa organización o empresa. Al hablar de organizaciones y personas es indispensable mencionar a los conductores, los líderes de hoy, aquellos que logran el éxito de sus organizaciones y que orientan a sus subordinados a conseguirlo. El líder como toda persona posee muchos defectos y virtudes que debe conocer; esto implica mirarse primero dentro de sí mismo, conocerse para luego entender a los demás y reflejar lo que quiere lograr, para conducir a los demás a conseguir el éxito. Los estudios de liderazgo hoy cobran una extraordinaria importancia en todos los ámbitos incluyendo la educación. La tarea educativa siempre ha llevado implícita la función de liderazgo. En este liderazgo existe un trasfondo ético que siempre ha rodeado a los actores del proceso enseñanza, puesto que la enseñanza es una actividad humana en que las personas ejercen su influencia de poder en otras. Este liderazgo en el aspecto educativo también va a aparecer como un factor para movilizar los grupos, ya sea de académicos o de alumnos hacia una dirección correcta. Así, el factor humano ayudará a un grupo a identificar hacia donde se dirigen y luego los motivará a alcanzar metas.

10


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Aranzadi, Dionisio, “El arte de ser líder empresarial hoy”, 2ª edición, Universidad de Deusto, Bilbao, 2000. Badaracco, Joseph L. y Elsworth, Richard R, “Leadership and the quest for integrity”, Harvard Business School, Boston, 1989. Bass, Bernard M, “Leadership and Perfomance Beyond Expectations”, The Free Press, Nueva York, 1985 Bass,Bernard M, “Bass and Stodgill’s Handbook of Leadership: Theory, Research and Managerial Applications”, 3ª edición., The Free Press, Nueva York, 1990. Bennis, Warren, “Cómo llegar a ser líder”, Norma, Bogotá, 1990. Burns, James McGregor , “Leadership”, Harper & Row, Nueva York, 1978. Gemmill, U. y Oakley, J., “Liderazgo: ¿un mito social alienante?”, Capital Humano, nº 48, pp.32-40, septiembre de 1992. Gibson, James J., Ivancevich, John M. y Done lly, James H., “Las organizaciones: comportamiento, estructura, procesos”, 8ª edición Irwin, Madrid, 1996. Kotter, J. P., “El factor liderazgo”, Díaz de Santos, Madrid, 1990. Kouzes, James M. y Posner, Barry Z., “The Leadership Challenge: How to Get Extraordinary Things Done in Organizations,” Jossey-Bass Publishers, San Francisco, 1987. Kouzes, James M. y Posner, Barry Z., “Credibility: How Leaders Gain and Lose It, Why People Demand It”, Jossey-Bass Publishers, San Francisco, 1993. Pascual Pacheco, Roberto, “Liderazgo y participación: mitos y realidades”, Universidad de Deusto, Bilbao, 1987. Zaleznik, Abraham, “Managers and leaders: are they different?”, Harvard Business Review, pp. 67-78, mayo- junio de 1977 Zalenik, Abraham, “La mística del management ”, Grijalbo, Barcelona, 1991.

11


Liderazgo con Éxito

12


Revista Liderazgo Educatimo