Issuu on Google+

Tareas Inteligentes ...para un mejor Año Escolar!

Siempre se discute sobre el real beneficio de las tareas escolares. Mientras hay quienes aseguran que es la única manera de desarrollar hábitos de estudio, disciplina y autonomía, otros acusan una sobrecarga que sólo consigue desmotivar. ¿Cuánto es suficiente? ¿Cuánto es demasiado?... Por cada padre que piensa que su hijo tiene muchas tareas, hay otro que dice que el suyo necesita más. Y es que en este tema, no hay consenso, sino más bien una larga y permanente experimentación. Desde cuándo se deben enviar tareas a los niños, es otra de las grandes interrogantes de los padres. Muchas investigaciones confirman que es un error antropológico pensar que las tareas deben comenzar cuando son más grandes y que hasta entonces los niños sólo deben jugar, porque hay cosas que uno tiene que enseñar desde siempre. Hábitos como el orden, la laboriosidad, la responsabilidad... Y mientras más pequeños, más fácil, porque son más equilibrados emocionalmente. En EDUCARES tenemos muy claro el objetivo de una TAREA ESCOLAR INTELIGENTE que se brinda, sabemos que éstas deben tener sintonía con las experiencias que pasa en el colegio y así pueda el alumno reforzar lo aprendido, pero además éstas deben permitir dejar espacio para realizar otras actividades como jugar, hacer deporte, desarrollar un hobby e incluir 10 minutos de lectura diaria en casa para que el hábito de la lectura se forme sólidamente. En EDUCARES conversamos mucho a los padres sobre la autonomía, porque percibimos un afán demasiado grande de ellos para apoyar a los hijos, lo que a veces es sobreprotección. Es importante que nuestros alumnos entiendan que deben formar esa capacidad de realizar los trabajos por sí mismos y no tener miedo a equivocarse, al fracaso, porque echando a perder se aprende.


Al iniciar el año escolar muchos padres hacen toda serie de recomendaciones a sus hijos para que les ayuden a tener un año académicamente exitoso y sin mayores contratiempos. "Este año harás las tareas a tiempo”, “pondremos etiquetas a todos los libros para que no se te pierdan”, “cuidarás tus uniformes”, “llegarás puntual", etc.Algunas veces refuerzan estas sugerencias ofreciéndoles premios al terminar el año si cumplen con las expectativas.Más efectivo que sugerir a los niños los planes que deben hacer al comenzar el año escolar, es que, los padres tenganalgunos propósitos, que si se llevan a cabo, seguramente contribuirán no sólo al éxito académico de los niños, sino a la paz y tranquilidad de la casa. La actitud con que los hijos enfrentan las tareas está estrechamente relacionada con la que reflejan sus padres. Las tareas inteligentes, crean hábitos de estudio, orden, responsabilidad, organización en los niños. Por todo esto debemos intentar hacer de este momento una experiencia más positiva tanto para ustedes padres de familia como para sus hijos.

Las tareas inteligentes, crean hábitos de estudio, orden, responsabilidad, organización en los niños. Por todo esto debemos intentar hacer de este momento una experiencia más positiva tanto para ustedes padres de familia como para sus hijos.

Las tareas escolares crean responsabilidad y orden en los niños, por esta razón son exclusivos y deben ser una obligación sólo de ellos. Es bueno ayudarlos pero jamás salir del paso haciéndole la tarea ya sea porque no tenemos tiempo, porque no tenemos paciencia de explicar, porque no sabemos cómo hacernos entender, etc., es mejor enseñarles a organizarse, a crear hábitos y a aprender el camino de la responsabilidad por ellos mismos. La actitud con que los hijos enfrentan las tareas está estrechamente relacionada con la que reflejan sus padres. Por eso: Prográmelas. Hay dos períodos durante los cuales los niños pueden hacer sus tareas: inmediatamente después del colegio o antes de comida. “Deje que ellos elijan el momento”, dice Harris Cooper. “Algunos niños realmente necesitan bajar las revoluciones después del colegio, mientras que otros estarán muy cansados si esperan”. Antes de dormir es el único momento en que no se debieran hacer, porque los niños terminan acostándose mucho más tarde de lo que deberían.


Limite las distracciones. Basta decir algo como: “Una vez que empiezas a hacer la tarea, no paras hasta que la termines, así que anda al baño ahora y come algo ahora”. Esté cerca, no encima. Los hijos debieran hacer las tareas solos, pero usted los puede acompañar. No les dé las respuestas, pero sí haga preguntas. De esa manera fomentará en ellos la curiosidad y el amor por el conocimiento.

¿Qué más hacer?... a)Fije un horario para hacer la tarea; que sea un lugar cómodo, con buena luz y sin distracciones como la televisión o ruido; b)Proporcióneles los materiales necesarios como lápices, borradores, colores, papel, tijeras, etc. c) Manténgase presente para orientar al hijo(a) en caso de dudas, NO para hacerle la tarea. d) Si el hijo tiene dificultades para hacer la tarea, hable con el maestro. Los maestros son nuestros aliados, no nuestros enemigos. Si nosotros ayudamos y motivamos a nuestros hijos a tener buenos hábitos de estudio, aprenderán que el estudio es la mejor herramienta para poder llegar a la universidad y así alcanzar metas obteniendo un mejor desarrollo profesional. Como padres estamos seguros que saben que la educación académica es muy importante, que mediante ésta, sus hijos tendrán una mejor plataforma de despegue en su vida profesional. La disciplina y buenos hábitos constituyen ventajas para quienes las observan. Son necesarios a lo largo de nuestra vida, por lo que deben iniciarse a temprana edad. Las tareas en casa son una oportunidad para tomar ventaja.


¿Son buenas las tareas que se dejan en la escuela para que los niños las hagan en casa? Definitivamente el que los niños jueguen es bueno, les ayuda a su buen desarrollo psicomotriz y la imaginación, pero que lleven tarea a casa, también es bueno, siempre y cuando sea una tarea adecuada a su edad y grado escolar. La tarea para los niños pequeños debe ser de 20 minutos aproximadamente, y debe de ir aumentando, según el grado escolar que estén cursando,hasta trabajar una hora. Los alumnos de secundaria y primaria, varían en tiempo, dependiendo del número y dificultad de materias que lleven. Las tareas ayudan a reforzar los conceptos vistos en la mañana en elcolegio. Es un buen ejercicio de auto-disciplina para que ellos aprendan a responsabilizarse y a manejar sus horarios. Aprenden a investigar y a desarrollar temas. A utilizar recursos como son las bibliotecas y la información publicada en prensa e internet. Los hábitos de estudio se aprenden en casa, son los padres los que tienen la obligación de enseñarlos, no el colegio. Es un error pensar que el colegio es el único responsable de la educación académica de los hijos. Son los padres los verdaderos responsables de ésta. Es necesario que los padres hagan que sus hijos lean en voz alta, de quince a veinte minutos al día. Es recomendable que lean las lecciones del día siguiente, para cuando los maestros las expongan, los niños tengan mejor idea de lo que se imparte y les sirva de repaso y ampliación de conocimientos. Cuando los padres se involucran con lo que los hijos aprenden en el colegio, hacen que el niño(a) se sienta importante ante los ojos de éstos y provoca que aumente su rendimiento académico, su autoestima y la comunicación dentro de la familia. Por eso, es importante que siempre recuerden que ustedes padres de familia son los únicos y primeros responsables de la educación de sus hijos. Dra. Cecilia Valdivia Terry DIRECTORA

Mz E Lt 19 Las Palmas del GOLF II

(a 50mt a la derecha del Óvalo de la Marinera)

Venezuela #155 Esq. Argentina. Urb. El Recreo informes@educares.edu.pe

T. 044 226154

www.educares.edu.pe

T. 044 286215

Nextel. 41*152*6444 /EducaresTrujillo


EDUCARES - Tareas inteligentes