Page 8

UN POCO DE HISTORIA

Importante patrimonio cultural y militar tras sus más de 3000 años de historia. La ciudad de Cartagena fue fundada como Qart Hadasht por el cartaginés Asdrúbal el Bello en el año 227 a. C., sobre un anterior asentamiento ibérico o tartésico,5 tradicionalmente identificado como Mastia.6 La ciudad conoció su apogeo durante época romana, con el nombre de Carthago Nova, época en la que fue capital de provincia tras la división administrativa de Diocleciano. Tras la desaparición del imperio romano, Cartagena, con el nombre de Carthago Spartaria, formó parte de los dominios bizantinos en la península ibérica, de la que fue uno de sus más importantes ciudades y acaso su capital, resultando destruida tras su toma por los visigodos.

7

MAYO 2019

momentos como refugio ocasional de las galeras reales. Es también en este periodo crítico cuando el rey decide construir torres defensivas a lo largo de la costa, siendo buenos ejemplos la de S anta Elena en La A zohía, Por tmán, Cabo de Palos o N avidad en Car tagena. A finales del siglo X V I I, Car tagena es elegida por el rey Carlos I I para ser puer to de invernada de las G aleras de España y por tanto se ar tillan puntos estratégicos en la bocana del puer to. D e esta época son las baterías de Trincabotijas, S anta Ana, Podadera y N avidad. A comienzos del siglo X V I I I con la Guerra de Sucesión cuando Car tagena es conquistada por los ingleses en nombre del pretendiente al trono español el archiduque Carlos de Austria en Junio de 1 706 estando en su poder durante unos seis meses. M ás tarde, con Felipe V, en 1 726, Car tagena se convier te en la capital del D epar tamento M arítimo del mediterráneo. Carlos I I I ordenó en 1 766 la for tificación de la plaza lo que supone la construcción de la M uralla, los castillos de Atalaya, G aleras, S an Julián y M oros, en Hospital Real, la M aestranza de Ar tillería, el Cuar tel de Antiguones y el Arsenal, acompañado todo ello con un despliegue defensivo y ar tillero sin precedentes en la costa.

Busto de Asdrúbal en Cartagena

Este hecho nos ha permitido estudiar y conocer la evolución de los sistemas defensivos del puer to de Car tagena. En la Edad Antigua, con el asentamiento del pueblo car taginés en el 2 2 9 a.C., se construye el primer recinto amurallado que abrazaba Qar t-Hadast, ciudad fundada por el general Asdrúbal. Esta M uralla Púnica, funcional y estratégicamente situada, fue aprovechada por el pueblo romano tras su conquista en el 209 a.C. de la mano del general Publio Cornelio Escipión. Probablemente, los romanos la reformaron y reutilizaron hasta finales del siglo I I a.C., siendo más tarde abandonada para erigir cerca otro amurallamiento del que empiezan a aparecer retazos en las últimas excavaciones llevadas a cabo en Car tagena. D espués del dominio romano, llega la conquista bizantina en el siglo V I, ocupación que se prolonga durante más de un siglo. En este momento parece que fueron reformadas o restauradas las murallas como así lo refleja la lápida de Comenciolo. En ella se conmemora la construcción de unas puer tas monumentales en las murallas de Car thago Spar taria (nombre bizantino de Car tagena). Entre el 62 1 y el 624, la ciudad es conquistada por el rey visigodo Suintila quien la destruyó. En la Edad M edia, en el siglo V I I I, los musulmanes toman posesión del territorio y construyen su alcázar en la cima de la colina de la Concepción, lugar donde se asienta la ciudad amurallada y que constituía el lugar más alto desde donde poder defenderla de cualquier ataque enemigo, ya fuera por mar o por tierra. En el periodo de la Reconquista, hacia el s. XI I I, Car tagena está en el punto de mura de Castilla. Es conquistada por el príncipe Alfonso en 1 245, quien siendo rey (Alfonso X el S abio), pone en valor la ciudad otorgándole privilegios. M anda construir la Torre del Homenaje reutilizando el recinto islámico, además de pilastras, columnas e inscripciones romanas en la fábrica. En la Edad M oderna (siglo X V), el emperador Carlos I, teniendo en cuenta un proyecto presentado por el corregidor de la villa D ávalos, decide reforzar la defensa de la ciudad mediante la construcción de una nueva, la conocida como M uralla del D eán para resistir las incursiones de los berberiscos. M ás tarde, en el reinado de Felipe I I se vuelve a construir otra muralla de tierra (1 576), ya que el puer to sir ve en esos

Profile for Ana M.

PATRIMONIO_MILITAR_CARTAGENA - Composición Arquitectónica 6  

PATRIMONIO_MILITAR_CARTAGENA - Composición Arquitectónica 6  

Profile for anam.5
Advertisement